LAS MOTOS DEL MARQUÉS (II). MV AGUSTA 150 SELLA GT (1968)

augusta
Por Fernando García.

Le compré esta motocicleta a un crítico taurino de Radio Nacional de España, que a su vez se la había comprado a un cura-obrero de Orcasitas. Al igual que los libros viejos, las motos antiguas tienen su historia escrita en las fichas técnicas. Fue rehabilitada por Motos Díaz (Madrid), cuyo dueño andaba depresivo un invierno y se curó trabajando en este curioso modelo.

Sorprenderá saber que esta máquina fue fabricada en Gijón, de ahí que se la conozca como la Sella, en una época en que los fabricantes “extranjeros” debían radicarse en España si querían vender en el territorio patrio. Esto es lo que se vino llamando la autarquía, que tuvo como consecuencia que en aquellos años solo circularan “galápagos con ruedas”, cierto que algunos privilegiados conseguían alguna de las escasas licencias de importación.

La MV 150 Sella era, no obstante, una máquina seria de cuatro tiempos que podía alcanzar debidamente lanzada los 100 km/h. Sus escasos 8 caballos obligaban a emplearse a fondo con el gas, asunto harto peligroso porque ni frenaba ni tenía estabilidad alguna. Todo esto contrastaba con las MV que se fabricaban en Italia, que cubicaban 750 cc y tenía 70 caballos, mientras que el guapo campeonísimo Giacomo Agostini dominaba la categoría reina de 500 cc con la MV de competición.

Haber vivido estas situaciones nos avivó el ingenio. En aquella época nuestro Ángel Nieto triunfaba en 50 cc, categoría que se nos antojaba humillante. El pequeño campeón de Vallecas frente a aquellos caballeros ingleses e italianos suponía una cruel metáfora de lo que éramos entonces. Pero, ay, bien que nos hemos vengado. Ahora los españoles somos los mejores en la categoría reina (ahora moto GP) y solo utilizamos aquellas chatarras, como en mi caso, para ir a misa y quedarnos con los paletos del pueblo.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓