LAS MOTOS DEL MARQUÉS (IV) APRILIA MOTÓ 6.5 (1996)

Aprilia
Por Fernando García.

La fábrica de motocicletas Aprilia, que pertenece al grupo Piaggio (los de las Vespas), ha puesto siempre especial énfasis en el diseño. Tan es así que se atrevieron a llevar al mercado un diseño del artista francés Philippe Starck; nótese como la moto lleva su firma en un lateral. Starck, hombre ciertamente estrafalario, gusta diseñar cualquier cosa, desde exprimidores a sillas, pero su gran pasión son las motocicletas. Él mismo posee una gran colección y ha diseñado muchas, pero ninguna hasta la Motó 6.5 había visto la luz.

Me decidí a comprar este modelo porque su color amarillo me recordaba al de la cebada tras la siega, pensé que sería una buena opción para utilizarla por los interminables caminos rurales de la Mancha. Pero lo cierto es que esta Aprilia es un auténtico trasto que no termina de ir bien en ningún terreno. Dotada de un motor austríaco Rotax monocilíndrico, al igual que la Trail Pegaso, no es ni sombra de ésta y fue un gran fracaso comercial. Cierto que la adquirí en un momento de confusión y más por motivos estéticos que por otra cosa.

En mi opinión este tipo de estilistas un tanto afectados no deberían pisar el terreno de los ingenieros en el mundo del motociclismo. Los usuarios auténticos exigimos diseños viriles, somos partidarios del maquinismo, del futurismo de Marinetti. Al igual que él pensamos que una máquina puede llegar a ser mas bella que la Victoria de Samotracia.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓