80 comentarios

  • La revista Ama, casi nada. A ver, es de ‘dueña’, es de ‘amar’ (imperativo, presente de indicativo), es por ‘madre’, qué era ese Ama.

    Marqués, la combinación de padecer con erección resulta contradictoria, confunde al público.

  • Una consulta a las damas presentes: Ustedes conocen sobradamente la indumentaria que los caballeros luciremos en cualquier ceremonia puesto que nos obliga el protocolo. ¿Qué inconfesable razón se oculta en el hecho de que ustedes se empeñen en asistir a todos los eventos sociales en tirantitas? Lo digo por el inevitable conflicto de intereses térmicos que se producen tanto en invierno (siempre les parece que la calefacción está demasiado baja) como en verano (Siempre quieren bajar el aire acondicionado). El resultado es el mismo: un montón de caballeros sofocados.

  • La droga te hace pasar los días sin dinero mejor de lo que te hará pasar el dinero los días sin droga.

    (The Fabulous Furry Freak Brothers)

  • ESPAÑA COMO PROBLEMA
    El presidente Revilluca se plantea desviar el curso del Ebro para que no llegue a Cataluña. El presidente extremeño Vara pone como objetivo de legislatura acabar con la pobreza en Extremadura. El presidente desleal Arturo pone a la cabeza de su proyecto de País a un comunista calvo que amenaza con la Secesión unilateral. “Esta vez va en serio”, advierte.
    Aquí hay mas tontos que botellines, que decía el otro

  • Decir que vas a acabar con la pobreza o a enfermedad es notable ejercicio de estulticia. La infección populista se propaga sin control.

  • Enhorabuena, Prot. Ser tíabuela es lo mejor, la única pega es no haber gozado haciendo el niño. Pero bueno, se puede gozar aunque sea sin resultados prácticos.

    NO SÉ SI ME EXPLICO.

  • En la peli de Pixar – Inside Out – aparecen cinco emociones-personajes al mando de la mente de la niña protagonista: Alegría, Tristeza, Ira, Asco y Miedo. Primera y tercera tienen carácter positivo y expansivo, las otras son pesadas y paralizantes.
    En un guión prodigioso se expone cómo interaccionan y resuelven problemas para mantener la homeostasis y conseguir felicidad.
    Caí en la cuenta de que reprimir en exceso la ira, por ejemplo limitándome a enviar miradas asesinas al vecino consumidor de palomitas y rascador de su recipiente, en vez de haberle volteado el bol sobre la cabeza en un hábil gesto, es pernicioso porque habilita espacio a la tristeza.
    Hago un cómputo aproximado de cómo ponderan y creo que en mi caso tristeza y miedo frecuentemente consiguen levantar algo más del 50% de los votos.
    Y en el suyo, Pachakusi?

  • Lo malo de ir al rastro es que ves un ejemplar que crees único de:
    “El macho está servido, señora” por un euro.
    No lo compras, luego lo lamentas, ves que está localizable en internet por 2,50 y definitivamente ya no lo quieres.

  • La película de Pixar es una maravilla.
    Me encantan las emociones de los gatos..ver cómo el miedo no es tal y se pasea curioso por la consola de botones y juega con ellos sin importarle las consecuencias…¿será porque siete vidas tiene un gato?

  • 22 de julio de 2015 a las 17:54 Satur
    Enhorabuena, Prot. Ser tíabuela es lo mejor, la única pega es no haber gozado haciendo el niño. Pero bueno, se puede gozar aunque sea sin resultados prácticos.
    NO SÉ SI ME EXPLICO.

    TE EXPLICAS MUY BIEN, CARI. GOZAR SIN RESULTADOS PRÁCTICOS, COMO YO CON LAS MOSCAS BSSSIUN QUE PASAN BSSSIUN.
    (Satur, ¿por qué estamos hablando en aragonés?).

  • El sobrinieto Juli0 y ella era funcionaria.
    Es un título que se me ha ocurrido de pronto.
    Y también se me ha ocurrido otra muy buena que va a tener más de quinientas páginas, veréis:
    La conversación en la Mezquita Catedral.

  • Holmesss, Gacho suele decir que el enfado la defiende de la tristeza, y lo dice cuando le hemos reprochado que se muestre furiosa.
    He leído hace poco un libro que se titula Etimología de las pasiones (Ivonne Bordelois, 2006) y que ni es buena filología ni filosofía ni ná, pero que eso. (Que por si acaso me lo he leído entero). Hace remontar a una misteriosa raíz indoeurpea *EIS, que aúna nociones de fuerza y velocidad, algo como ‘ímpetu’, lo sagrado de la cólera griega (hieros) y la ira latina que es asimismo la del Dios de la Biblia. Dice que la ira es en nuestra tradición cultura la pasión por excelencia.

  • Procuro fijarme 21 de julio de 2015 a las 00:09
    He leído una entrevista a Richard Dawkins que había en un Babelia viejo, le preguntaban por sus polémicas en twitter, por ejemplo, sobre la eugenesia de fetos con sindrome de Down. Hablaba con sencilla claridad de la vida de enfremedad y sufrimiento que les espera y de que si le preguntan él recomienda el aborto

    Las personas con síndrome de Down no tienen por qué tener una vida de sufrimiento. Dependrá más bien de la capacidad de entrega y dedicación de sus padres, así como de la situación económica de estos. O sea, como cualquiera. ¿Recomendaría Dawkins abortar a un albino en Tanzania, a un homosexual en Irán, vidas a priori abocadas al sufrimiento?
    Quien ha convivido con personas con síndrome de Down sabe que hay más facetas en el ser humano aparte de las intelectuales.

  • Funes, no sé qué recomendaría Dawkins en los casos que dice, pero estoy segura de que ni se le pasaría por la imaginación hacer daño a Pablo Pineda. Ese malentendido tan tonto e incomprensible.

  • Procu, me he exresado sobremanera con el culo si de mi comentario se puede entender que creo que Dawkins quiera hacer daño a nadie en concreto.

  • Me ha dejado sorprendido la entrada de Arcadi, ¿Cómo se hace una guerra civil?. Entiendo el pasmo e incluso la sorpresa del intelectual, buena persona, que se hace esa pregunta al ver entrar a sus vecinos con el escopetón. Pero me provoca también mucha tristeza.

    Pensaba que, como establece la Primera Ley Fundamental de la Estupidez Humana de Cipolla, “Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo”. Leyendo esta reflexión de Arcadi me doy cuenta de que también podríamos establecer otra triste ley: “Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos malvados que circulan por el mundo”. Es cierto que los estúpidos son legión, pero son los malvados quienes les enseñan a manejar el escopetón.

  • 22 de julio de 2015 a las 22:51 Funes
    Las personas con síndrome de Down no tienen por qué tener una vida de sufrimiento. Dependrá más bien de la capacidad de entrega y dedicación de sus padres, así como de la situación económica de estos. O sea, como cualquiera.

    Como cualquiera ya sabe que no, en una medida enormemente más decisiva.
    La capacidad económica y de entrega y dedicación de sus padres, dice. No olvide la de sus hermanos.

    A mí también me ha gustado mucho Montano hoy.

  • 22 de julio de 2015 a las 23:10 Funes

    Es que el asunto que motivó mi comentario eran las acusaciones de asesino que recibía Dawkins por parte de algunos padres con niños con síndrome de Down: ¿habrías matado a nuestro hijo?, ¿quieres matar a nuestro hijo?

  • Procu, a ver si ahora me explico mejor, recurro a Jorge Luis Forges: “Bienaventurados los tontos, porque al menos no se enteran”

    Carecer de intelezto no tiene porqué implicar sufrimiento, o más concretamente, no tiene porqué suponer más sufrimiento que a cualquier otra persona.
    Tenga en cuenta que en la mayoría de las veces no se es consciente de su carencia.

  • Yo solo estoy en desacuerdo con “la vida de sufrimiento y enfermedad que les espera”

    Me quedo sin batería. Y el portátil también. Buenas noches

  • Jajajajaajajajaa Yo había pensado en La tía Procu y el linkeador, pero doy por mejor el suyo, claro.

    En cuanto a lo otro, ¿qué le parecería conversar en la Mezquita Catedral de San Mamés y Santa Rosa?

  • Corrigo, corrigis, corrigere, correxi, correctus. EJEM. Zeppi, higo mío, para más lejos que Texas no nos ha pedido los permisos.
    Qué malos días más hodripilante, Pedroantonio. No me queda más remedio que refugiarme en la escritura de mi gran obra cordobesa:
    La ciudad del linkeador y los Perroantonios.
    La guerra del fin del mundoclip extrurdinario.

  • 22 de julio de 2015 a las 22:51
    FUNES
    Las personas con síndrome de Down no tienen por qué tener una vida de sufrimiento

    No todo depende de la dedicación de los padres y del amor que reciban. Son personas enfermas desde que nacen hasta que mueren.

    Hoy he hablado con una chica sometida a un tratamiento de quimioterapia. “No le veo las ventajas”, decía: en lugar de perder el pelo en las piernas lo perdía en la cabeza y no se le ha ido la regla. ¿Las personas con cáncer no tienen por qué tener sufrimiento?

  • Inside out no es una película, es un milagro. La escena de los gatos, Bonnie, qué cierto. O la de los padres sentados a la mesa intentando entender y animar a su hija. Me pregunto qué conseguirían esos guionistas si desde ese mismo enfoque abordasen emociones y realidades decididamente adultas: el sexo, la enfermedad, la incertidumbre, el bienestar o la muerte. Alguien debería animarles a hacerlo.

  • Oigan, echo de menos a Gengis. Esto de ver ahora con cierta frecuencia mis comentarios cerrando el día en lugar de los suyos me deja la moral por los suelos.

  • Esta mañana he oído comentar lo de Revilluca haciendo de portavoz del Rey, hoy en todos los periódicos. Pero Rey, hombre, si ya sabes que Revilla tiene más peligro que una caja de bombas, y vas tú y lo pías todo.
    Al buscar esa noticia me he encontrado con esta otra:
    De la reconocida Escuela Internacional Montañesa de Resolución de Conflitos, Anthropillus Diplomáticus en la Escuela de Calor:
    «Miguel Ángel Revilla ‘amenaza’ a Artur Mas con el agua del Ebro: ‘Que no se ponga tonto’».
    A ver, que como presidente igual es una desgracia, pero las ideas que se le ocurren y los titulares que da, eh.

  • En casa (5). El diario de Hannah (Cullwick)
    Cómo está el servicio. Bryson habla de los criados, madre mía. Es un temazo, pero no tengo tiempo, así que os veis a) Lo que queda del día y b) la de Losey, que es imprescindible.
    Sabemos poco de aquellos criados victorianos y menos aún desde sus propias voces, pero hay excepciones tan insólitas como la de Hannah Cullwick (1833–1909), que escribió un diario durante más de cuarenta años. Su jornada de trabajo empezaba antes de la siete de la mañana y terminaba después de las nueve o diez de la noche. Luego Hannah, robando horas al sueño, se entregaba un rato a sus «querido diario», de cuyas entradas Bryson trae un ejemplo:

    «Abrí las contraventanas y encendí el fuego de la cocina. Sacudí el hollín en el agujero del polvo y luego lo vacié de hollín. Barrí y saqué el polvo de las habitaciones y el recibidor. Puse en marcha los fogones y preparé el desayuno. Limpié dos pares de botas. Hice las camas y vacié los orinales. Limpié y lavé las cosas del desayuno. Limpié la bandeja; limpié los cuchillos y preparé la comida. Lo limpié todo. Limpié la cocina; vacié una cesta. Llevé dos pollos a la señora Brewer y volví con el recado. Preparé una tarta y desplumé y destripé dos patos y los asé. Fregué de rodillas las escaleras y los suelos. Lustré el rascador de zapatos de delante de la casa; fregué también de rodillas la acera de la calle. Lavé el fregadero. Fregué de rodillas la despensa y fregué las mesas. Fregué los suelos de alrededor de la casa y limpié las repisas de las ventanas. Serví el té al señor y la señora Warwick […] Fregué de rodillas los suelos del retrete, el pasillo y la despensa. Lavé al perro y limpié los lavamanos. Preparé la cena para que la sirviera Ann, pues yo estaba demasiado sucia y cansada como para subir. Me lavé en una bañera y me fui a la cama».

    ACOJONANTE. ¿Que no?
    Ella, molida tras catorce horas de trabajosas menudencias encadenadas e inacabables, se sienta a registrar con preción y detalle todas y cada una de esas ínfimas labores, fugaces y repetitivas como el concierto de los metrónomos de Ximeno.
    A mí me ha parecido grandioso. (Por usar un adjetivo mediano, vamos, tampoco quería empezar muy fuerte).

  • Adenda. Resulta que tras la muerte del patrón de Hannah, Arthur Munby, funcionario y poeta menor, se supo que ambos habían estado casados en secreto. Por lo visto, practicaban el matrimonio a escondidas y cuando había invitados o extraños cualesquiera, ella se comportaba como sirvienta entre sirvientas y dormía en la cocina. Se conocen también pormenores de sus costumbres amorosas por el diario de Hannah y por el reportaje gráfico con algunas fotos quitiquiguis que de ella constan. Pero esto no lo he puesto porque, aunque vusotros igual preferíais unas cosas sexuales, lo importante es lo que Hannah escribía por las noches. ¿ENTENDIDO?

  • Más madera.
    De una anterior teoría crítica de la sociedad a un desfasado espectáculo para los dioses, como preludio a una gavilla de 20 ‘programaciones’ estivales que irán, y no volverán, saliendo para que no tengamos que trabajar durante los meses de verano.
    Mi blog queda en piloto automático, pero sin cobertura directa en este sitio.

    [En espera para ser el post 50 que hace ilusión]

  • Procu, visto el link, la Hanna Cullwick era una sumisa 24/7 y el diario no sería el de una trabajadora sino el de una amante. Si se llamaba a sí misma sirvienta y esclava, le llamaba massa y vestía collar seguramente en el diario haya mucho regodeo.

  • Ya me estoy comiendo las uñas por ver Inside out, la asamblea de ‘yoes’ en acción, aunque solo sean los emocionales.
    Lo que me ha noqueado es la detección precoz de la homosexualidad del ejemplo de Funes. Y se sabe que decae el número de afectados del síndrome, con la facilidad de abortar.

  • Y tanto que hay regodeo: la insistencia en ese breve párrafo (lo repite hasta cuatro veces) en señalar que fregaba “de rodillas”, cuando obviamente ese era en la época el modo habitual de hacerlo. Como si una sirvienta moderna se empeñase en resaltar en cada ocasión que fregó usando “el duro y largo palo de la fregona”. Pero bueno, lo grandioso es que después de la faena se sentaba a escribir. Vale Procu, nada de cosas sexuales, pero por lo menos incluye Arriba y Abajo en esa lista de referencias.

  • Estoy empezando a enamorarme de Hannah.

    ———–

    23 de julio de 2015 a las 10:13
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Hoy todos pendientes de Nairo.

    ¿Y eso, Marqués? ¿Por una especie de fraternidad latina, o es que el inglés le parece sospechoso y eso ya no le gusta? Porque les recuerdo a usted y a Montano defendiendo fervorosamente la inocuidad y hasta la conveniencia de que los ciclistas se mineralicen y se hipervitaminen.

  • No tenéis razón.
    Esa hoja del diario de Hannah, solo una de un bosque de páginas idénticas que dura cuarenta años, guarda una respuesta que no sé cuál es a una pregunta que tampoco se me ocurre, y ambas son cruciales. Que no os dais cuenta.

  • (Off Topic) Queridos y queridas,
    Hoy dejo mi labor de veterinaria al servicio del MAGRAMA para pasar al servicio veterinario del MSSSI (que no es ese señor que mete goles de ensueño y defrauda Hacienda al mismo tiempo). Fue bonito mientras duró.
    Ahora se me abre un mundo de posibilidades en un Ministerio con 17 plantas al lado del Museo del Prado y la Galería Thyssen.
    Me pasearé menos por el Chopsuey (snif), pero no se librarán ustedes de mí tan fácilmente.
    Tengo mucho que aprender.

  • He oído esta noticia sobre una sentencia de la Audiencia Provincial de Cantabria, que condena a una madre a un año de alejamiento por propinar hace dos años tres bofetones a su hijo de trece entonces. El chaval ha quedado bajo la tutela del Servicio Cántabro de Servicios Sociales.
    Luego he oído otras cosas. Que si se saltaran la orden y se vieran porque pelillos a la mar, estarían incurriendo en otro delito. Que si agarras al capullo de tu hijo por la manga del jersey y a una de estas le zarandeas también hay delito, pena y alejamiento por un plazo no menor al de la pena. AND SO ON. Creo que a veces las leyes van muy por delante de nosotros, es decir, mí misma en este caso.

  • No más para decir que las mujeres somos mejores que los hombres y nos acompañan los ecxitos como lo demuestran las promociones de Bonny y de Jenny y de otras que no lo contamos, así que las propongo a ustedes que gritemos todas juntas ¡¡¡Viva el Fem Power!!!

  • Pachakusi, te estás pasando mucho con el idioma yanqui. A mí la Power que me gusta es la Cat Power, y más todavía su ex, el Callahan, que nos lo trajo un día mi sobrinuco de Córdoba, y estoy oyendo ahora Apocalypse; no veas, igual que unos Nervine en vaso alto, quién lo diría con ese título.

  • Procuro, lo más gracioso es que esa madre, pese al alejamiento, sigue teniendo la obligación de dar alimentos a su hijo, gravosa obligación que ni siquiera desaparece en el caso, que no parece ser el que nos ocupa, de ser un progenitor privado de la patria potestad. Cría cuervos…

  • Tengo que aclarar que no es una promoción sino un cambio de destino..que sigo siendo veterinaria “rasa” de estar al pie del cañón. Vuelvo a los mataderos y salas de despiece, pero ahora más internacional..sólo me quieren por mi inglés.

  • Bonnie, desconfíe si la ubican en las plantas 15, 16 o 17 de ese edificio que usted dice. Solo tiene 14.

  • 23 de julio de 2015 a las 15:10
    PROCURO FIJARME

    Es que si no les dejas salir de casa para irse a la verbena es claramente detención ilegal.
    “El particular que encerrare o detuviere a otro, privándole de su libertad, será castigado con la pena de prisión de cuatro a seis años.”

  • MSSSI suena a cosa de espías, Bonnie. De entrada, lo de las 17 plantas es un camuflaje, seguro. Creo que además del inglés, te van a exigir que parezca un accidente, a partir de ahora nada de darles matarile por las bravas a los animalillos. Enhorabuena, rubia.