105 comentarios

  • El Barca primera víctima monetaria del independentismo:30.000 leuros del ala por exhibir banderas independentistas en la final de la “Champiñones Lig”.
    JAJAJAJAJAJA
    La hucha del borrico es la clave.

  • EL AVISO: No tiene gracia.
    LA NOTICIA: «Un hombre abre fuego contra los espectadores en un cine de Luisiana».
    LA PUBLICIDAD en la cabecera: Inside out. Del revés.
    EL COMENTARIO: Que no saben por qué.
    LA NOTA: Otro tiroteo hace dos años: El suceso recuerda a la matanza provocada en 2012 por James Holmes, un brillante estudiante de Neurociencia, en un cine de Colorado.
    LA HIPÓTESIS: Palomitas.

    Buenos días a todos, especialmente a Holmesss.

  • Schultz, ha sido muy recomendada en nuestro francín por Holmesss, Bonnie y Albert. Bolaño ya está yendo a verla y yo voy a ir hoy porque la echan en el cine del pueblo, aunque en sesiones de tarde. Acudiré desarmada.

  • Buenos días Proc.
    Aunque tengo la edad del tipo de Luisiana, no frecuento cines con cartelera “de filmoteca” como Gómez. Eso rebaja el riesgo de que ocurra lo mismo que allí (pero no llega a cero).

  • No más para protestar porque no me gustó ver las imagenes de animales realizando el acto y que la boca cochina de ese puerco me quitó las ganas del café.

  • O sea que sí, que es para niños. A mí me gustó Essrek o como se diga. Un buen rato, además, luego me quedé dormido.

  • Las películas de Pixar suelen tener muy buenos guiones, porque son para niños. A los niños los acompañan los padres al cine y tienen que gustarles a todos. Si hacen bodrios se arriesgan a que no haya segunda vez. Así la historia y casi todos los chistes suelen tener una lectura para críos y otra para adultos. El cine para adolescentes, que van solos al cine, suele ser infumable por la misma razón.

  • No más para decir que yo entendí bien la ilustración que representa al Capital imperialista europeo teniendo secxo sin consentimiento con el animal de la representación del pueblo indígena, que no siente disfrutar, mientras que el puerco capitalista chilla y se le tuerce el rabo de la lujuria con el inxert coin. Muchas veces pienso que los pueblos indígenas nos entendemos mejor en nuestro sufrimiento compartido y que ustedes lo que les ocurre es que sus razonamientos no les permiten ver el bosque.

  • Vaya, El País empieza a publicar miniaturas medievales: Chopsuey y Perroantonio claramente marca tendencias.
    Para mí hasta ahora Elephant&Castle era una estación de Metro, viva la polisemia ( no me riña demasiado Proc si es un abuso del término )

  • Concuerdo con Brema que los 30000 de la UEFA es una sanción barata para un asunto que ya lleva demasiado tiempo pidiendo caña.

  • 24 de julio de 2015 a las 13:24 holmesss

    Vaya, El País empieza a publicar miniaturas medievales: Chopsuey y Perroantonio claramente marca tendencias.

    Lo venimos advirtiendo. Espero ansioso una llamada de La Redacción o de Estocolmo.

  • Al final del mes que viene formalizaré el traspaso a mi hijo, socio desde hace años, de mi abono de tribuna. Naturalmente seguiré pagando, y acudiendo al CampoGordo cuando me apetezca.
    Pero cumplido ese trámite procederé a tramitar mi baja como socio; todavía no sé si la acompañaré de un escrito florido o una perfomance.
    A lo mejor después celebro el evento invitando a degustar vino a algún madridista simpático. Como soy catalán, la bodega no podrá costar más que la cuota que me ahorro, claro.
    Pasaré a ser barcelonista, sin más. Antimadridista versión Florentófobo, siempre.

  • 24 de julio de 2015 a las 13:36
    PERROANTONIO
    Lo venimos advirtiendo. Espero ansioso una llamada de La Redacción o de Estocolmo.

    No sé no sé. A Tsé se le han congelado las ideas desde la Opa de EP a JD.

  • No se vayan a EP, miren lo que le pasa a Millás. Cada vez que recaigo en leer su columna, casi nunca ya, vuelve a pasmarme que una imaginación literaria de calidad ⎯como solía ser la suya⎯ pueda despeñarse por la degradación de la demagogia, hasta tan bajo y tan barato como esto.

  • No para completar, pero sí para ilustrar el ELEPHAS ANTHROPOGENUS de Uli Westphal (http://uliwestphal.de/ElephasAnthropogenus/) que nos traen Proc y El País, aquí van unas ilustraciones de distintos manuscritos.

    El elefante tiene en la mayoría de los manuscritos aspecto de ser un bicho muy poco feliz.

    Hasta en su mundo natural parece un bicho desdichado. Quizá sea porque le hacen competir con el nicho ecológico del hipopótamo.

    O porque se pasa la vida peleando con otras alimañas, como el grifo.

    O contra su archienemigo, el dragón (o serpiente).

    Enemigo que no duda en emplear el fuego si el elefante no se achanta.

    Y no sólo te toca convivir entre otras bestezuelas, sino que vienen luego los ejércitos a implicarte en sus guerras.

    O te cazan.

    O te compran y venden.

    Si es que no se les ocurre alguna gansada, como probar cuántos elefantes puede sostener un unicornio.

    En fin, que muy pocos se enteran de que lo que le gustaba al elefante era comer frutas.

  • Anoche estuve viendo una actuación de un grupo de bossa y jazz (funky, ritmos africanos, flamenco, cumbia y lo que tú me bailes, morena). Se presentaron diciendo de dónde venían: de Brasil, de Brasil, de Cuba, de Brasil, y el saxo de Gupúzcoa. Así que el público pensamos que había una desproporción, que había una evidente asimetría: de Guipuzcoa, sí, pero ¿de qué pueblo? Menos mal que al despedirse lo arreglaron: de Brasil, de Brasil, de Cuba, de Brasil, y el saxo de Irún.
    El Montano de hoy es también brasileño y está cheio de graça. (Si no lo ha leído, léalo, Holmesss. Que no me acuerdo solo de usted cuando hay matanzas en los cines, majito).

  • El elefante

    Existe un animal llamado elefante, que carece de deseo de copular.
    Dicen las gentes que los griegos lo llaman «elefante» debido a su tamaño, pues sugiere la forma de una montaña; y en griego montaña se dice «eliphio». En las Indias, sin embargo, se le conoce por el nombre de «barrus» a causa de su voz; de ahí que la voz se diga de «barítono» y los colmillos de marfil (ebur). Su nariz se llama «proboscis» (= para los matorrales), pues con ella se lleva a la boca las hojas que come, y parece una serpiente.

    Los elefantes se defienden mediante colmillos de marfil. No existen animales mayores. Los persas e indios, instalados en torres de madera a lomos de los elefantes, luchan a veces entre sí con jabalinas, como si lo hicieran desde un castillo. Poseen gran inteligencia y memoria; se desplazan en rebaños y copulan dándose la espalda.

    La gestación de los elefantes dura dos años; paren una sola vez, y no varias crías simultáneamente, sino una sola. Viven trescientos años. Si uno de ellos desea criar, se encamina a Oriente, hacia el Paraíso; allá crece un árbol llamado Mandrágora, al que se acerca el elefante con su pareja. Primero prueba él del árbol, y a continuación da a probar a la hembra. Cuando mastican la planta quedan seducidos, y ella concibe en su vientre de inmediato. Cuando llega el momento indicado para el parto, la elefanta se introduce en un lago, hasta que el agua le llega a las ubres.

    Entretanto, el padre la vigila mientras está dando a luz, ya que existe un dragón que es enemigo de los elefantes. Además, si llega a pasar una serpiente, el padre la mata y la pisotea. El elefante también es temible para los toros… y sin embargo, los ratones le asustan.
    La naturaleza del elefante es tal que, si cae al suelo, no es capaz de incorporarse. Por ello, cuando desea dormir, se apoya contra un árbol, pues carece de articulaciones en las rodillas. Y por esa razón, el cazador corta parcialmente el tronco, de manera que el elefante, al apoyarse, se desplome a la vez que el árbol. Al caer, pide auxilio a gritos; e inmediatamente aparece un gran elefante, que no es capaz de levantarlo. Entonces gritan ambos, y aparecen en escena doce elefantes más: pero ni siquiera ellos pueden alzar al caído. Todos ellos gritan, pues, en petición de ayuda, y llega en seguida un elefante muy pequeño que coloca su boca y su trompa bajo el caído, levantándolo. Este pequeño elefante tiene, además, la propiedad de que nada maligno puede acercarse a su pelo y huesos reducidos a cenizas, ni siquiera un dragón. […]

    *****

    Los dos animales más opuestos y que más rivalizan entre sí son el dragón y el elefante, que se odian extraordinariamente uno a otro, más que ninguna otra bestia en el mundo, y mantienen guerra perpetua.

    El dragón desea la muerte del elefante, porque la sangre de éste, que es fría, apaga el enorme calor y ardor del veneno del dragón, cuando la bebe. Así, el dragón se coloca al acecho en los caminos por donde sabe que pasan los elefantes, y enrosca su cola al muslo del elefante, y lo oprime con tal fuerza que lo hace caer a tierra, matándolo a continuación.

    Estos grandes dragones nacen en las Indias y en Etiopía entre los grandes ardores del sol, y allí se encuentran (…). Cuando el dragón ataca al elefante, éste lo pisa, aplastándolo con su gran peso.

    Igualmente, cuando el elefante ve al dragón encaramado a un árbol y acechando su paso, se va derecho al árbol para matar al dragón; y el dragón salta sobre la espalda del elefante, le muerde entre las ancas [¿nalgas, narices?] y le saca a veces los ojos; luego, se vuelve a la herida que le ha causado y le chupa la sangre, hasta que el elefante se debilita tanto que se deja caer. Y si el dragón no es ágil, cuando cae el elefante, si no se aparta rápidamente, el elefante cae sobre él y lo aplasta con su peso. Así, al morir, mata a su asesino.

    *****

    Cuando se quieren capturar elefantes en los grandes desiertos sin matarlos, para domesticarlos y que sirvan de ayuda a los reyes en las batallas, se cavan grandes fosas en los caminos por donde se sabe que pasan, y al pasar caen dentro. Entonces, llega uno de los cazadores y golpea al animal; después viene otro cazador tras el primero y le pega en presencia del elefante. Y así como el primer cazador finge golpear al elefante, el segundo hace ver que lo defiende y protege para que no reciba más golpes, y luego le da cebada de comen Y cuando lo ha hecho así tres o cuatro veces, el elefante toma afecto al que le ha defendido y le ha dado de comer.

    También se domestica cuando le dan de comer unos gusanos llamados camaleones, que tienen el vientre blando y el lomo duro.
    Cuando el elefante lucha con el unicornio, le presenta la espalda, y no el vientre.

    Por naturaleza, los elefantes son bondadosos y no tienen hiel, pero también son feroces accidentalmente, a saber, cuando se les hostiga en exceso.

    Bestiario medieval. Siruela Ediciones, 1999.

  • Las etimologías populares son mucho más bonitas que las etimologías auténticas. Como Inglaterra (in gala terra) o cadáver (caro data vermibus, carne dada a los gusanos). Si es que no hay color.

  • Fútbol de Verano (I)

    En la playa, un niño de quizá 7 años con la camiseta de Cristiano Ronaldo, se prepara para lanzar. Como el portugués, da tres zancadas hacia atrás, pone los brazos en jarras, respira hondo y dispara. Como si fuera un gope franco lanzado por el luso, la pifia y el balón llega manso a su rival, otro chaval de la misma edad, que luce la camiseta azulgrana de Messi. Este la pega mejor y marca, y lo celebra seañalando a alguien entre el público de una grada imaginaria.

    La increible capacidad de imitiación de los niños.

  • El Madrid juega y gana la International Champions Cup de Australia, algo así como el Trofeo Villa de Madrid pero con equipos buenos.

    Estrena su nueva indumentariade visitante, que Adidas ha decidido sea de un “tono de gris, llamado Silver Glory, que surge de fundir el metal de todos los triunfos que ha conquistado el Real Madrid para tejer una camiseta única e inigualable”.

    Benítez ha adelantado a Isco, y este es ahora mismo el puto amo.

    La TV australiana da el número de asistentes al Estadio, y me llama la atención que usa el término (muy apropiado, eran más de 90.000) crowd, en lugar del attendant que usa la TV inglesa, si no recuerdo mal.

  • El Madriz. Qué ajeno me resulta ahora que estoy de vacación estival. Y eso que ayer estuve con un tío que no paraba de hablarme de Sabi Kerida

  • El escudo de Francisco Pizarro en Trujillo tiene unos osos que parecen jabalínes, porque los Pizarro vinieron de Asturias conquistando a los moros, pero los artistas extremeños nunca vieron un oso.

  • Recomiendo “Apuntaciones sueltas sobre Inglaterra” de Moratín. Contiene una visita al zoo explicando cómo son una serie de animales que supone el lector nunca ha visto.
    No sé si he contado alguna vez aquí, creo que no, que éste y “Quema de brujas en Logroño” también de Moratín son favoritos míos.
    Creo que Moratín debió dedicarse más a la prosa que al teatro, pero que se dedicó al teatro para ganarse la vida.

  • Anoche espectáculo soberbio de Jamie Cullum en la plaza de la Trinidad, en San Sebastián. Llovió con ganas y nos mojamos a conciencia, pero fue un lujazo. Y ahora a Soria. Todas las cosas importantes pasan en Soria.

  • La palabra problema puede ser una insidiosa petición de principio. Hablar del “problema judío” es postular que los judíos son un problema; es vaticinar (y recomendar) las persecuciones, la expoliación, los balazos, el degüello, el estupro y la lectura de la prosa del doctor Rosenberg. Otro demérito de los falsos problemas es el de promover soluciones que son falsas también. A Plinio (Historia natural, libro octavo) no le basta observar que los dragones atacan en verano a los elefantes: aventura la hipótesis de que lo hacen para beberles toda la sangre que, como nadie ignora, es muy fría.
    Borges en Las alarmas del doctor Américo Castro: una cita para tatuarse en el nabucodonosor de Satur y tenerla a mano; uno puede llegar a usarla dos o tres veces al día.

  • Hombre, mujer, Procuro, si la vio del revés normal que no la entendiera. Y si el sonido iba también marcha atrás hasta es posible que escuchara algún mensaje satánico como en aquélla de Led Zeppelin.

  • Robert Burton, en el capítulo de su imprescindible Anatomía de la melancolía dedicado a los “desvaríos, locura, frenesí, hidrofobia, licantropía, baile de San Vito y éxtasis” señala las siguientes consideraciones con respecto a la licantropía.

    “La licantropía, que Avicena llama cucubuth, otros lupinam insaniam o locura lupina, se da cuando los hombres corren aullando por sepulturas y campos de noche, y no hay forma de convencerlos de que no son lobos u otras bestias similares. Aecio de Amida y Pablo de Egina lo llaman un tipo de melancolía, pero yo lo asignaría a la locura. Algunos dudan de que pueda existir tal enfermedad. Donato Antonio Altomari dice que vio dos en su época. Wier cuenta la historia de uno en Padua en 1541, que creía que era un lobo. Tenía otro ejemplo de un español que se creía un oso“.

  • Qué decepción. Satur dice que su equipo ciclista favorito es el RaboBankia y el Marqués no se cree que James (se dice Jein) fue él máximo goleador del Mundial 2014. Dos ídolos que se caen.

  • Sifilis, muy interesante leer lo de los osos y jabalíes, porque mirando los dibujos de Perroantonio, algunos elefantes se parecen en exceso a los cochinos y yo no le encontraba explicación.
    También decir que yo el sábado que viene estaré en Santander eres novia del mar, celebrando.

  • Parker, he llegado tarde a Soria y no he podido ser testigo de algunos desmanes. Y el Marqués y Brema tienen muy ocupadas las manos, masajeándose el uno al otro. No les ha dado tiempo a hacerse fotos. Pero lo solucionaremos.

  • Estamos en Ágreda, cerca del Moncayo, en una zona de Soria donde confluyen Castilla, Aragón, Navarra y la Rioja.

  • Aquí se ha celebrado un minutillo de escapada de Neiro como si hubiera sido una victoria Inés Extremis de Linduráin. Y no se para de hablar del combinado merengue y de que si Soria entera cabe en el Santiago Bremaneur sin necesidad de recurrir a los aledaños del coliseo. Se hace poco caso de los gregarios, se vitupera al tarzán de Ágreda, se cae en la desidia intelectual, en la lasitud deportiva, en el ciclismo de salón, en el aletismo de sofá orejero.

    Estéticamente la banda deja mucho que desear. El Marqués vestido de cazador con elástica rosa, Pedro Antonio con albarcas (afortunadamente sin calcetines) y Gremanel con guayabera (en Soria, como si esto fuera el trópico, macho).

  • Bonnie. Qué se celebra la semana que viene en Santander? Quien la acompaña? Viene a enseñarme a mí la ciudad?
    Hoy hay fiesta en Santander, 25 de julio, Santiago. Feria taurina, gigantillas y casetas para tomar pinchos. Ha sido toda la semana, estuve el jueves y bien. El sábado que viene no sé lo que hay.
    Yo estoy en Liencres, un pueblo junto a Santander, que me pilla cerca del trabajo, es más barato y tiene mar, costa quebrada que tiene unos paseos por los acantilados espectaculares, rodeado de pastos verdes y vacas, también calas con playas preciosas. Liencres tiene buenos bares, restaurantes, comercios… y me cuesta ir a Santander porque aquí se está genial y me interesa conocer gente de aquí. También me interesa la gente de chopsuey, claro, aunque Bonnie Parker me intimida un poco.

  • Holmesss, Galdácano no es precisamente un pueblo turístico, pero está muy cerca de Bilbao. Eso sí, tiene un grandísimo restaurante, el Andra Mari. No hace falta saber más.

  • Nada de aprensiones, Holmesss. Siga leyendo y quédese con la segunda parte de la frase, ese “y lo peor queda atrás” que perfectamente podría haber sido también el título. Hace tiempo que la terminé, pero claro que sigo acostándome con Beatriz Noguera. De hecho, ya me acostaba con ella antes de conocerla. Desde pequeñito, diría yo.

  • Van ustedes provocando, Satur.

    ——

    Adenda a lo anterior: me cuentan que existe este perfil en Linkedln. La de la novela también se dedicaba a la traducción de español en los Estados Unidos. Me quedo con la duda de si es una coña de Marías, como lo del Reino de Redonda. Por si acaso, que quede claro que no es esta señora mi mujer soñada, que luego compra esto El País y me meto en un lío.

  • Gómez, tengo el libro de Burton en una balda aquí cerca, con otros doscientos para este verano. Pero no me animo. He contado los que llevo abiertos y a medias y son once, doce con Por el camino de Swan; hoy, mis primeras veinticinco páginas de Proust: SANTO TOSTÓN. Que Dios me perdone, qué día más malo. Esto va a ser ni más ni menos que la laúuu naúuu, digo la luna.

  • El Marqués sólo bebe coke zero y nos habla de las lágrimas del vino, de la uva garnacha y de no sé qué y luego hace footingd y recupera tomándose una heinekel, como exceso alcohólico. Pedro Antonio pide pacharán hasta en el desayuno. Gremanel le da la razón a todo el mundo y bebe riojas calentorros que combina con ceviches de gambas arroceras. Y yo me pregunto: ¿venir de Lugo para esto?

  • La tristeza de Inside out es un Naranjito pintado de azul, y la ira, una especie de cruce de Bob Esponja con el bebé inflamable de The incredibles. Desastrosos. Para colmo, las mismas cinco emociones explican el funcionamiento del cerebro humano y el de los cerebros de perros y gatos. Que es lo que se trataba de demostrar, me temo. En fin, me quedo con Bambi, donde hasta las mofetas parecían tener alma, como los bichos de Esopo y La Fontaine.
    http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150726&idn=1621604649972

  • No se lo voy a tener en cuenta a Juaristi.
    ***
    Sifilis, se celebra la despedida de soltera de una Parker..si una le acojona, ..no sé qué le sucederá con las cuatro juntas.

  • Impresionante salida de Sebastián Beatle y de Kimit Rædkœnen. También impresionante salida la que vi ayer en el discopuf.

  • Holmesss, feliz estancia en Euskadi, Terra da Txispa.
    ***
    Ya que hablaban de Marías, les pongo este de hoy donde confiesa desagradables sensaciones viejunas («Ya sé cómo son este hombre o esta mujer…»): «¿Todo se repite tan pronto?».
    A mí me pasaba a los treinta pero ya no, ni flores. En cambio, fue esa mi ensación precisamente con la última novela que leí de Marías (Los enamoramientos), con respecto a él mismo y para muy mal, tal que a lo mejor no voy a probar con la que comentan.

  • Bienvenido el Sr. Zimmerman: lo bueno vuelve en chopsuey.
    Marías no habla de Schz (¡ni siquiera reproduce un modelo previo!).

  • Pasando la tarde en el zulo.
    El librito póstumo de Thoreau, de tranquila y estival lectura, reivindica (y revindica) esta rosácea y sobre todo su fruto, la manzana, que, proviniendo de unas de las flores más hermosas de las especies arbóreas, desde la aparición del hombre en la Tierra le ha servido, casi coetánea, de alimento a la vez que, considerada la más noble de las frutas (la parte más noble del órgano más noble del hombre recibe en inglés su nombre), ha estado implicada en sus leyendas, creencias, en su cultura en suma.
    Esa mezcla de naturaleza y cultura que encontramos en el Cantar de los Cantares 2.3: “Como el manzano entre los árboles silvestres, así es mi amado entre los mancebos”.
    Pues eso.

  • Eso de las JONS es similar a la Falange?
    Hoy he comprado un libro en un puesto de gitanos titulado “ejército e industria, el nacimiento del INI”.
    En las notas de contraportada promete explicar que Serrano Suñer quiso darle el poder a la Falange, pero la desconfianza de los militares en la Falange propició su caída y el ascenso de Carrero Blanco. Esto favoreció, dice la contraportada, que J.A. Suances pudiera fundar el INI, concebido como retaguardia industrial del ejército español. No se fundó, como se dice habitualmente, para remediar la inexistencia de iniciativa privada, sino para suplirla e impedir que pudiera actuar.

  • Ágreda se deja abrazar por un cañón en cuyo vientre corre un río afluente de un afluente del Ebro. A su vera florecen huertas donde las acelgas, alcachofas y cardos de enseñorean en la riquísima tierra. Por encima de nuestras cabezas vuelanTuris y otros pájaros además de rapiña aves. Este es el paisaje de la infancia del niño Sergio, de los Cacho de toda la vida.

  • Ese jilguero parece más bien un verderón. Un primo del jilguero (supongo que el nombre técnico de brema es correcto) que canta casi igual de bien.
    Los colores del jilguero son mas variados, es más bonito

  • El jilguero y el verderón tienen otro primo, el pardillo.
    Antes los atrapaban en el campo y los vendían en el rastro. Ahora está prohibido. Su caza se llama “silvestrismo”

  • Se dice que la mística María de Jesús de Ágreda tenía, entre otras virtudes, la de la bilocación. Esta mañana, arrodillados ante el cuerpo incorrupto de la Venerable, hemos sentido en nuestros píos rostros el aire que surcaba, a 200 por hora, la moto del Marqués. Milagro, milagro.

  • Claudio, qué coincidencia. Estaba leyendo esto:
    «Me congratulo ante mi generosidad ⎯dijo⎯ cada vez que contemplo esta jaula. En ella podría meter a un pájaro y la dejo vacía. Si quisiera, un tordo, un pardillo pimpante, que da saltitos, o cualquier otro de nuestros variados pajarillos sería un esclavo. Pero gracias a mí, al menos uno de ellos aún es libre» (Jules Renard, «La jaula vacía», en Historias naturales).

  • 26 de julio de 2015 a las 19:50 Holmesss
    De momento, donde dije Galdácano digo Deva, Perroantuan.

    O sea, de los alrededores de Bilbao, a Guipúzcoa. Digamos que es un pueblo con encanto, también conocido como la segunda playa de Eibar. Como es sabido, la primera es La Concha.

  • Pinta bien: Algunas de las obras de Jules Renard se inspiran en la campiña de la región de Nièvre. Sus personajes son irónicos y algunas veces crueles, llegando inclusive en sus Historias naturales (Histoires naturelles) a humanizar animales y embrutecer a los hombres. Era partidario del pacifismo y del anticlericalismo. Ha dejado una obra apreciada por su sencillez y por su sinceridad.
    (Es un copy _ paste)

  • Una cosa es el Carduelis Chloris , o verderón, y otra el Spinus Spinus o turis. El turis es como un jilguero verde.

    Me ha sorprendido la devoción de Perroan por la Venerable, que es como se conoce a Sor María de Ágreda. El Marqués ha impartido doctrina como acostumbra, especialmente en vinos y ataraxias, y se adueñó del pub Odín, un auténtico Mordor de la música. Los yintoñis han hecho mella en Satur, que ahora está convencido de que Fernando Alonso corre en el Rabobank.

  • Alonso ha conseguido que su unidad entrara en quinta posición. No ha conseguido podio pero sí el premio de la montaña. Seguiremos informando.

  • He visto cosas que vosotros no creeriáis. Al grito de “¡Que viene el Marqués!”, las madres corrían a encerrar a sus hijas bajo llave. Y luego corrían ellas a los bares.

    También me ha parecido rara la costumbre que me hizo notar Brema, nada más llegar, de que en el pueblo estaban prohibidos los pantalones cortos y las chancletas, aunque se permitían las gorras siempre que fueran de modelo agrario.

  • Torció el gesto nada mas verme. La madre de Brema me espetó:” No me imaginaba así al marqués, que decepción”. La que no me decepcionó, particularmente en la pista, fue la bellísima hermanita de Brema, el cual pasará a partir de ahora a ser denominado como “el hermano de la bremanalda”.