143 comentarios

  • Pero ¿Qué pasa aquí? ¿Soy la única que se levanta pronto aquí para ir a trabajar?
    Ya está bien..y sigo sin recibir las notificaciones del worpres.

  • Anoche, cuando estaba chapoteando en la charca de mi ilusión antimerengue, apareció un estabilat que se quería unir a la fiesta hablando de la pepé y del tribunal constitucional. Al preguntarle -en catalán- que qué tenía que ver una cosa con otra, soltó una de esas tonterías típicas de los espabilats. Bloqueo inmediato. Qué tonnnnntos son, pero qué tonnnnnntos.

  • Anoche probacionalicé el vino que recomendó el de Cubaslibres, y he aquí mi nota de cata:
    Yo creo que para la segunda botella tendré que decantarme por decantarlo. Es un vino moreno, de cuerpo atractivo, matices insospechados y un trato suave. Vamos: la mujer imposible.

  • Raül Romeva, que con esa diéresis parece un colaborador de ÇhøpSuëy, es el calvo de las magníficas ilustraciones de Perroan. ¿Y quién es el calvo? Pues mirad, niños y niñas: es este señor.

  • Recuerdo que Satur apoyó la moción del calvo Remeva, por considerar ambos que Kepler Lima es un asesino en potencia y que los niños pequeños podían sufrir al verlo.

  • 2 de septiembre de 2015 a las 07:30 BONNIE
    Pero ¿Qué pasa aquí? ¿Soy la única que se levanta pronto aquí para ir a trabajar?
    Ya está bien..y sigo sin recibir las notificaciones del worpres.

    Señorita Parker, no sabe cuánto nos alegramos de que tras tan largo tiempo haya vuelto usted a visitar su lugar de trabajo.

    Respecto a la suscripción a las entradas del blog, le rogamos que vuelva a suscribirse por correo electrónico en el cuadro que figura a la derecha, debajo del señor con cornamenta, que dice RECIBIR ENTRADAS POR CORREO ELECTRÓNICO. No utilice las casillas de verificación que aparecen debajo del botón Publicar comentario puesto que sólo funciona con usuarios registrados correctamente en WordPress.org y si usted realiza cambios en esa cuenta (por ejemplo, modificando su dirección de correo) nuestro sistema no sabrá a dónde enviar las notificaciones. Se lo digo porque aparece usted en nuestra base de datos como suscriptora de WordPress.com, pero con un blog inexistente y una cuenta que, presumimos, puede haber cambiado. Utilice una dirección de correo actualizada y crucemos los dedos para que las próximas entradas lleguen puntualmente a su correo.

    No obstante, si usa una dirección de correo de grandes proveedores como Gmail, Yahoo, etc. conviene que revise las carpetas que, de forma predeterminada, utilizan estos proveedores para clasificar el correo. Podría ocurrir que los mensajes llegaran a las bandejas Social o Promociones o tal vez a la bandeja de Spam y no aparecieran en su Bandeja de entrada. Debería cambiar el estado de estos mensajes para que el servidor no los interpretara como publicidad o como basura.

    Otra opción es que utilice usted un lector de RSS para estar siempre al día de nuestras novedades. Puede usar Flipboard o Feedly. Sólo necesita suscribirse a la dirección http://www.chopsuey.es/comments/feed

    Y ya, de paso, aprovecho para comunicar a todos nuestros lectores que en la zona inferior del blog, bajo el epígrafe Meta hay dos enlaces de suscripción con servicios RSS, como los citados anteriormente o con antiguallas como el Netvibes que sigue usando el señorito Perroantonio. Sólo hay que copiar las direcciones URL que aparecen tras pulsar en los enlaces y copiarlos en alguno de los servicios citados para suscribirse a las entradas o a los comentarios (tengan cuidado si se suscriben a los comentarios, porque recibirán TODOS los comentarios). Los enlaces son los siguientes.
    ENTRADAS: http://www.chopsuey.es/comments/feed
    COMENTARIOS: http://www.chopsuey.es/comments/feed

  • 2 de septiembre de 2015 a las 07:30
    Bonnie . .

    Pero ¿Qué pasa aquí? ¿Soy la única que se levanta pronto aquí para ir a trabajar?
    Ya está bien..y sigo sin recibir las notificaciones del worpres.

    Es refinitivo.
    Bonnie no nos lee.

  • 2 de septiembre de 2015 a las 11:04
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Recuerdo que Satur apoyó la moción del calvo Remeva, por considerar ambos que Kepler Lima es un asesino en potencia y que los niños pequeños podían sufrir al verlo.

    Creo que nunca me posicionalicé en ese caso, pero en cualquier caso hacerme caso si os digo que efectivamente estoy a favor de que el caso del homicida Kepler Lima llegue a los altos esféricos, sean judiciales europeos o al Tea Party. Ahora que es un jugador acabado tiene más peligro. ¡Romeva, cobarde!

  • Pues a mí me gustan mucho esos colorines, Bellpuig. Me parecen un gran acierto cromático y decoran muy bien la sección de comentarios. Tiene usted un gusto excelente.

  • Pepe es un central contundente y rápido, y, habitualmente, limpio, pese a lo rápido que llega a cien, al que alguna vez se le fue la cabeza… y los pies, y los puños.

    Una vez sancionen de por vida a Busquets, el siguiente debería ser Pepe.

  • Ni un culé está en disposición de hablar de ilegalidad o arbitrajes, ni un AEATlético de hablar de violencia o deudas, ni un valencianista o un perico de fichar a demasiados extranjeros.
    De hecho, si un madridista quiere hablar de fútbol tiene que salir de España o hablar exclusivamente con otros madridistas. Es triste porque es verdad.

  • Ando muy, pero muy entusiasma con el regreso de Gengis . Por fin el mundo, o en su defecto, este blog , volverà a ordenarse.

    Satur, hijo, para ser gallego y de Lugo es usted parvo o muy ocioso. Si no lo entiende, no pregunte.

  • Ayer me preguntaron que cómo era posible que llevando mas de 5 años sorteando scooters por la vorera no hubiera aprendido catalán. Mi respuesta fue que eso era así, pero que a cambio había enseñado castellano a los que estaban a mi alrededor.
    La última enseñanza fue a alguien que me envió un mail hablando de criterios mas “astrigentes”. Le hice ver amablemente que quizás quiso decir “exigentes”.

  • Aunque al ralentí (para no dar demasiado la vara) mi blog ha seguido todo el verano publicando reseñas. Las que, al comenzar el curso, por trabajo, irán adelgazando (uno tiene ya demasiados trienios, quinquenios y sexenios).
    Hoy: la tarea del arte vuelve a ser contribuir a la autodestrucción de la humanidad alienada,

  • «Me reí del mourinhismo cuando se convirtió en una especie de falangismo literario gilipollesco».
    Esto ha estado muy bien. De ahí para abajo me lo resumes, si te apetece, porque me interesa un comino. A mí lo que me gusta es descojonarme del «falangismo literario gilipollesco». #FREEALDEILLESCAS

  • Esto del fútbol es para poder pegaros por algo, ¿no?
    Pues a ver quién tiene huevos de jugar contra los de Atapuerca. El fútbol es el nacionalismo por otros medios, dice Ferlosio –no, se lo ponen en la boca– en esta entrevista de un Babelia viejo.

  • Un scooter provisto de su elegante parabrisas resuelve todos los problemas de transporte y aparcamiento de la ciudad moderna. Tentado está uno de incorporar los faldones que usan los parisinos y parisinas.
    En el tiempo en que el motero se está calzando el escarpín izquierdo, yo ya he llegado a destino como un pincel.

  • No carrula tu enlace, Brema, pero supongo que te refieres a este de ayer. A mí también me ha gustado, como el de Carreras de antes. Y eso que me doy asimismo perfecta cuenta de que no tengo ni putituta idea (¿qué es el TC?). Pero he leído hoy las declaraciones del PSOE al respecto y es que dan mucho asco, la verdad.

  • Eeeeeeeeeeexacto, Proc. Me he leído los pros y los contras de la acción del gobierno sobre el TC y he llegado a la conclusión de que lo mejor es la guillotina.

  • De la entrevista que he puesto y que no vais a leer, me he quedado con ganas de decir que en las frases contra el «vicio» del agonismo y la competitividad occidentales creo que se le nota a Ferlosio un ramalazo muy puritano. «El patinador no competitivo» del que habla es una idealización que recuerda un poco a la Virgen María: Ella es Maja, sí, pero Ella se Aburre.

  • 2 de septiembre de 2015 a las 15:30 Procuro fijarme

    Esto del fútbol es para poder pegaros por algo, ¿no?
    Pues a ver quién tiene huevos de jugar contra los de Atapuerca. El fútbol es el nacionalismo por otros medios, dice Ferlosio –no, se lo ponen en la boca– en esta entrevista de un Babelia viejo.

    No. El futbol es otro nacionalismo. El fútbol, o más exactamente la hinchada o el hooligansimo, es una suspensión del juicio obsesiva, desconectada de lo real, y de lógica elástica, es decir voluble, es decir reversible. El hooliganismo, como identificación con un ideal que trasciende, y por tanto hace prescindibles o intercambiables, a las personas que sólo son instrumentos de una entidad superior, comparte muchos valores con el nacionalismo, pero también con el idealismo empresarial duro o con las misiones religiosas. En fin, que tampoco vamos a perder mucho el tiempo con esta milonga, que ya la explico con mala leche y precisión el amigo Orwell.

  • George ORWELL. Anotaciones sobre el nacionalismo (1945), en Libertad y razón.

    Existe un hábito de la mente que está hoy tan extendido que afecta nuestro pensamiento en casi todo tema, pero al que no se le ha dado aún un nombre. Como su más cercano equivalente he escogido la palabra “nacionalismo”, pero como se verá en un momento no estoy usándola en el sentido ordinario, sencillamente porque la emoción de la que hablo no siempre se refiere a lo que se conoce como nación –esto es, una raza determinada o un área geográfica. Puede aplicarse a una iglesia o clase, o puede trabajar en un sentido meramente negativo, contra algo y sin la necesidad de algún objeto positivo de lealtad.

    Por “nacionalismo” quiero referirme primero al hábito de asumir que los seres humanos pueden ser clasificados como insectos y que grupos enteros de millones o decenas de millones de personas pueden razonablemente ser etiquetadas como “buenas” o “malas.” Pero en segundo lugar –y esto es mucho más importante- quiero referirme al hábito de identificarse uno mismo con una determinada nación u otra unidad, colocándola más allá del bien y del mal y reconociendo no otro deber que el de apoyar sus intereses. El nacionalismo no debe confundirse con el patriotismo. Ambos términos son normalmente usados de forma que cualquier definición está sujeta a cuestionamiento, pero uno debe diferenciar entre ellas, pues encierran dos ideas distintas y hasta opuestas. Por “patriotismo” me refiero a la devoción a un lugar en particular y a un determinado estilo de vida, los cuales uno cree que son los mejores del mundo pero sin tener la menor intención de forzarlo a los demás. El patriotismo es por naturaleza defensivo, tanto militarmente como culturalmente. El nacionalismo, por otro lado, es inseparable del deseo de poder. El propósito de todo nacionalista es el de asegurar más poder y prestigio, no para sí mismo sino para la nación u otra unidad a la cual ha decidido someter su propia individualidad.

    Un nacionalista es alguien que piensa solamente, o principalmente, en términos de prestigio competitivo. Puede ser un nacionalista positivo o negativo –esto es, puede emplear su energía ya sea en promover o en denigrar- pero en todo caso sus pensamientos giran siempre en torno a victorias, derrotas, triunfos y humillaciones. El nacionalista ve la historia, especialmente la contemporánea, como la interminable sucesión de ascensos y declives de unidades de poder, y cada evento que tiene lugar le parece una demostración de que su propio bando está en ascenso y algún bando rival muy odiado está en descenso. Pero finalmente, es importante no confundir el nacionalismo con la mera alabanza del éxito. El nacionalista no es alguien que simplemente elige sus lealtades ex post facto para estar siempre del bando ganador. Al contrario, una vez que ha elegido su bando, se convencerá a sí mismo de que tal es el más fuerte, y estará en capacidad de mantener tal creencia aún cuando los hechos reales estén abierta y evidentemente contra dicha creencia. El nacionalismo es hambre de poder atemperada por autoengaño. Todo nacionalista es capaz de la más flagrante deshonestidad, pero también seguro –dado que está convencido de estar sirviendo algo más grande que a él mismo- más allá de toda razón, de estar en lo correcto.

    Sería una sobresimplificación decir que todas las formas de nacionalismo son iguales, aún en sus esquemas mentales, pero hay ciertas reglas que aplican bien a todos los casos. Las siguientes son las principales características del pensamiento nacionalista:

    OBSESIÓN. En términos generales, ningún nacionalista piensa, habla o escribe sobre otra cosa que la superioridad de su propia unidad. Es difícil, sino imposible, para cualquier nacionalista esconder su lealtad. Si la unidad de su lealtad es un país, declarará la superioridad de éste no sólo en términos militares y de virtud política, sino también en el arte, la literatura, el deporte, la estructura lingüística, la belleza física de sus habitantes, y quizás incluso hasta en el clima, paisajes y cocina. Mostrará una gran sensibilidad sobre aspectos tales como la correcta manera de enarbolar la bandera, tamaños relativos de titulares y el orden en que los distintos países son nombrados. La nomenclatura juega un papel importante en el pensamiento nacionalista.

    INESTABILIDAD. La intensidad con que son sentidas no impide que las lealtades nacionalistas sean transferibles. De particular interés es la retransferencia. Un país u otra unidad que ha sido idolatrada por años puede repentinamente devenir odiada, y otro objeto de afecto puede tomar su lugar casi sin un intervalo. En Europa continental los movimientos fascistas reclutaban a sus seguidores en su mayoría de entre los comunistas. Lo que permanece constante en el nacionalista es su estado mental: el objeto de sus sentimientos puede cambiar, y hasta ser imaginario.

    Pero para un intelectual, la transferencia tiene una función importante. Hace posible para él ser mucho más nacionalista –más vulgar, más ridículo, más maligno, más deshonesto- de lo que jamás podría ser en nombre de su país nativo, o de cualquier unidad de la que tuviese real conocimiento. Cuando uno ve la basura pretenciosa que se escribe sobre Stalin, el Ejército Rojo, etc., por gente bastante inteligente y sensible, uno se percata que ello sólo es posible porque algún tipo de dislocación ha tenido lugar. En sociedades como la nuestra, es inusual para cualquier persona que se describa como intelectual el sentir un apego muy profundo a su propio país. La opinión pública –esto es, la sección del público de la cual él es intelectualmente consciente- no se lo permitirá. La mayoría de la gente que lo rodea es escéptica e indiferente, y él puede adoptar la misma actitud ya sea por imitación o por pura cobardía: en tal caso habrá abandonado aquella forma de nacionalismo que se encuentra a su más cercano alcance. Pero él todavía siente la necesidad de una Patria, y es natural que la busque en algún otro lado. Una vez que la ha encontrado, puede indulgir en exactamente aquellas emociones de las cuales él cree que se ha emancipado. Dios, el Rey, el Imperio, la Bandera –todos los ídolos abandonados pueden reaparecer bajo diferentes nombres, y dado que no los reconoce como lo que son los puede adorar con una buena consciencia. El nacionalismo transferido, como el uso de los chivos expiatorios, es una forma de lograr la salvación sin tener que alterar la propia conducta.

    DESCONEXIÓN CON LA REALIDAD. Todos los nacionalistas tienen la capacidad de obviar las analogías entre hechos similares. Las acciones son tenidas como buenas o malas, no en atención a sus propios méritos, sino de acuerdo a quién las realiza, y prácticamente no hay clase alguna de barbarie —tortura, la toma de rehenes, trabajo forzado, deportaciones en masa, penas de cárcel (o ejecuciones) sin juicio previo, falsificación, asesinato, el bombardeo de poblaciones civiles— cuya calificación moral no cambie cuando es cometida por “nuestro” bando.

    El nacionalista no sólo no desaprueba las atrocidades cometidas por su propio bando, sino que además tiene una notable capacidad para ni siquiera enterarse de ellas. Durante seis años los admiradores de Hitler en Inglaterra se las arreglaron para no enterarse de la existencia de Dachau y Buchenwald. Y aquellos que más ardientemente denunciaban los campos de concentración alemanes estaban muchas veces en desconocimiento de que también había campos de concentración en Rusia. Eventos notables como la hambruna de Ucrania de 1933, que involucraron las muertes de millones de personas, han escapado la atención de la mayoría de los rusófilos ingleses. En el pensamiento nacionalista hay hechos que pueden ser a la vez ciertos y falsos, conocidos y desconocidos. Un hecho conocido puede ser tan insoportable que habitualmente es descartado y no se le permite entrar en procesos lógicos.

    Todo nacionalista se obsesiona con alterar el pasado. Se pasa parte de su tiempo en un mundo de fantasía en el que las cosas ocurren como deberían —en que, por ejemplo, la Armada Española fue todo un éxito o la Revolución Rusa fue aplastada en 1918— y transferirá fragmentos de este mundo de fantasía a los libros de historia cada vez que pueda. Hechos importantes son suprimidos, fechas alteradas, citas removidas de sus contextos y manipuladas para cambiar su significado. Eventos cuya ocurrencia se piense que no debió darse son omitidos y en última instancia negados. En 1927 Chiang Kai Shek quemó cientos de comunistas vivos, y sin embargo 10 años después se había convertido en uno de los héroes de la Izquierda. El realineamiento de la política internacional lo había traído al campo antifascista, así que de alguna manera se llegó a pensar que la quema de comunistas vivos “no contaba”, o quizás no había ocurrido. El objetivo primario de la propaganda es, por supuesto, influenciar la opinión contemporánea, pero aquellos que reescriben la historia probablemente creen en una parte de sí mismos que están realmente rearmando los hechos hacia el pasado. Cuando uno considera las elaboradas falsificaciones que han sido cometidas para demostrar que Trotsky no tuvo un papel importante en la Guerra Civil Rusa, es difícil sentir que las personas responsables estaban simplemente mintiendo. Más probable es que ellos sintieran que su propia versión era lo que había ocurrido a los ojos de Dios, y que había justificación plena en reordenar los registros de acuerdo con ello.

    Algunos nacionalistas están no muy lejos de la esquizofrenia, viviendo muy felices entre sueños de poder y conquista que no guardan conexión alguna con el mundo real.

  • 2 de septiembre de 2015 a las 16:01
    BREMANEUR
    2 de septiembre de 2015 a las 10:44
    ¿Conoces a alguno de los que menciona Jabois?

    No, no conozco a ninguno. Me pareció bien escrito y de verdad sentido. Es difícil hablar de cosas como el dolor o la muerte y no caer en lugares comunes o frases hechas. Además me recordó el “ajuste de cuentas” de Lobo Antunes y volví a releerlo.

  • 2 de septiembre de 2015 a las 16:50
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Después de copiosa pitanza me he ayudado de un carminativo buscando el alivio.

    Pacharán, fijo.

  • Pepe en la Wiki:
    “No obstante, esta fama de duro no concuerda con su historial ya que no figura entre los 250 jugadores que más tarjetas rojas ni amarillas han recibido en la liga española, pese a que lleva ocho temporadas disputando la gran mayoría de los partidos. En estos ocho años (2007-2015) ha recibido tres tarjetas rojas, la última de ellas el 12 de marzo de 2012. Nunca ha lesionado a ningún rival”

  • 2 de septiembre de 2015 a las 16:52
    mgaussage . .

    Adaptaciones, estoy en Coruña.

    Primer obstáculo salvado, sí que andaré cerca seguramente el lunes.
    Pero el meollo y el centollo es ¡¿y quien pagará la caña?!

  • El papa Francisco ha anunciado que durante la celebración del jubileo de la Misericordia –desde el próximo 8 de diciembre al 20 de noviembre de 2016— todos los sacerdotes tendrán la facultad de absolver a las mujeres que hayan cometido “el pecado del aborto”

    Pero , ¿este hombre no ha oído hablar del efecto llamada?

  • Muchas gracias Sita Bellpuig. Se explica usted de maravilla y en un bonito color verde que te quiero verde.
    Me he dado cuenta que hay un escaso uso del desodorante en el transporte de cercanías madrileño. Mañana iré con uno en el bolso y se lo enchufaré a aquel o aquella al que le cante el alirón alirón el athletic campeón.
    Estoy muy deacuerdo con Holmess en materia motociclistica. Nada mejor que pasear por la ciudad en una vespa o similar.

  • Un lecto de El Mundo punto es, podría ahora encontrarse con este titular:

    “El PP suspende de militancia a la ex consejera que acusó a Jaume Matas de amañar Son Espases”

    Y podría llevarse la idea de que es una venganza por delatar al partido.

    Si ese eventual lector, sin embargo, se decidiera a leer la noticia completa, vería que la razón (al menos, la razón que esgrime el partido) es que la ex-consejera está imputada por ese amaño, y, tras ser interrogada por el juez, ella habría reconocido (según interpreta el PP) su participación en el mismo; y así, tal vez, la opinión sobre el caso que se llevara ese lector fuera otra.

  • ¡Cagüentodoslosantosquealmuerzan!

    Me ocurre cíclicamente, me voy confiando al retozar aquí con ustedes y pierdo de vista mi objetivo, mi cruzada sanchopancizadora que ya dura al menos una década, para redimirles a ustedes, letraheridos, escritores, periodistas, intelheztectuales y demás.
    Ya incluso leo mis comentarios antes de darle al enter.
    En una palabra me amaricono. ¡Pues no va y estoy dudando si citarme con uno de ustedes!
    Uno. No una.

  • 2 de septiembre de 2015 a las 18:16 Bonnie
    Me he dado cuenta que hay un escaso uso del desodorante en el transporte de cercanías madrileño.

    Bonnie, este comentario te ha quedado super María Antonieta, que lo sepas. (Me has recordado a una amiga mía que una vez montó en un autobús).
    ***
    El artículo de Orwell es fantástico. Lo trajiste otra vez, Perroantonio, ahora hace unos dos años, a propósito del nacionalismo sexual. De los géneros. La guerra esa.

  • Yo no lo recordaba, Pedro Antonio, y no está de más leerlo una vez a la semana. Por mi parte he de decir que detesto especialmente a los nacionalistas gastronómicos. Y a las nacionalistas chicas de esas que todo tiene que ser de chicas. Y a los catalanes en cuarto lugar.

  • Estoy leyendo Nueva York ida y vuelta, de Henry Miller. Nunca me gustaron sus «Trópicos», siendo como era consciente de su potencia literaria. Detestaba su falta de humanidad, aunque ahora pienso que quizá no comprendí la narración del viaje al abismo del hombre. Es decir, que nada había más humano que esa sordidez. Compaginé a Miller con Bukowski y este me gustaba mucho más. De alguna forma era -Dios me perdone- bondadoso y angelical comparado con el bestia de Miller. En cualquier caso, tenía un sentido del humor mucho más epicúreo; más sano, que dirían en mi pueblo. Pero este «Nueva York» de Miller me está fascinando. Me recuerda a sus Cartas a Brenda, un libro de correspondencias, escrito al final de su vida, que exuda una vitalidad contagiosa. Lo estoy disfrutando enormemente.

  • 2 de septiembre de 2015 a las 21:21 Perroantonio
    ¿O sea que es verdad eso de que me repito y soy un pesado?

    NO-O-O. Una vez cada dos años no es frecuencia:
    «Uno al mes poco es, uno a la semana es cosa sana y uno al día es demasía».

    (Lo juro por Dios que esto me lo dijo un ginecólogo una de las primeras veces que fui, y era yo una cría y él un buen médico, pero estaba como una cabra; me dijo que lo decía SU MADRE).

  • Visto el problema inevitable de la inmigración no va a quedar mas remedio de que cada familia española haga lo que ya hice hace 10 años: adoptar a un inmigrante.

  • Henry Miller resultaba pesado muy a menudo, pero tenía momentos brutales: esto es de Trópico de Capricornio::

    ¿Sabes lo que me vuelve loco? Mirar a mi viejo. Desde que se jubiló, se pasa el día sentado frente al fuego desanimado. Para eso trabajó toda su vida, para estarse ahí sentado como un gorila decrépito. Pues ¡vaya mierda! Si pensara que eso es lo que me iba a ocurrir a mí, me volaría los sesos ahora mismo. Mira a tu alrededor, mira a la gente que conocemos…¿conoces a alguien que valga la pena? ¡Estarían mucho, pero que mucho mejor muertos!

  • No se pongan trascendentes ni circunspectos, Ferlosio y Perroantonio. Que a ninguno de los dos les gusta el fútbol parece obvio y por tanto a ambos les dará igual que les digan que esa es la mirada de quien no ha disfrutado nunca con un partido, ni con la expectativa o el análisis o los detalles. La misma sagacidad y sutileza de quien dice que sólo son veintidós tíos corriendo en calzoncillos detrás de un balón, pero añadiéndole unas gotas de melodrama social. Puestos a buscar pequeños universos paradigmáticos en el fútbol, los hay mucho más gratificantes y sobre todo mucho más certeros que ese paralelismo de brocha gorda con el nacionalismo.

    El fútbol moderno no es el baloncesto ni el bádminton, sino un juego complejo y, sabrán disculparme, difícil, no apto para iniciarse a determinadas edades. O exactamente lo contrario, y precisamente en esa dualidad se concentra probablemente buena parte de su atractivo, de su condición de rey de reyes en la cosa deportiva. Hoy citan a Jabois. Pues eso, lean Grupo Salvaje, que son apenas veinte páginas, para qué más: “El partido de fútbol es la infancia alocada, parcial y furiosa de quien patalea y llora. Ahí uno está defendiendo su parcela de niñez”.

  • ¿Y qué tendrá que ver, digo yo, jugar al fútbol y disfrutarlo (y lo he jugado hasta los 30 años gracias a esa prolongación de la infancia que permite la docencia) con ser hincha o hooligan de comunión y camiseta?

  • Absolutamente nada. A eso precisamente, a “El fúbol es otro nacionalismo” es a lo que trataba de contestar con la parrafada. Dicho lo cual, seguro que tiene su queso preferido.

  • No, no, no vale hacer trampas. ‘El futbol es “otro” nacionalismo’. Y luego hay que leerse el Orwell para entender qué significa ahí ‘otro’. O sea, que no se ha dicho que es un nacionalimo más, sino “una relación de poder atemperada por el autoengaño” al que Orwell, a falta de una palabra mejor, llama nacionalismo (que quizá podría haber dicho idolatría).

  • Siempre me ha parecido que tienen el desarrollo cerebral de un protozoo quienes dicen eso de que «X es ETA», ya sea X el Windows, la tortilla con cebolla o cualquier otra chorrada que se quiera criticar abusando del énfasis.

  • Una ideología, en palabras de Revel que no entrecomillo porque cito de memoria, es una amalgama de ideas débiles y sentimientos fuertes. En el caso del nacionalismo las ideas se reducen al mínimo absoluto. Justo lo necesario para diferenciar ellos de nosotros.

  • Me parece que hoy es el cumpleaños de Holmesss.
    Igual no, pero por si acaso:
    ¡Muchas holmicidades, querido Felizzz!

  • Las opiniones de Orwell aquí expuestas por Perroan deberían memorizarse o enmarcarse. Están escritas en un momento crucial de la historia de Europa y su vigencia asusta.

  • Es cierto que el fútbol actual padece alguna de las características del nacionalismo, aunque en un terreno menos peligroso. Ya conté aquí que renuncié a mi abono en el Bernabéu porque escuchar a los piperos me hacía sentir miserable. No hace falta que comente mis sentimientos frente a lo que se escucha en el Nou Camp, lugar al que también he renunciado a ir pese a que me invitan con cierta frecuencia.
    En realidad con los años muchas cosas se me van haciendo insoportables. Ya saben aparte de los piperos me atacan los nervios los scooters por la vorera, la música pop, la radio comercial, los chancleteros, etc…

  • Hay dos fragmentos de Borges que se me vienen a la cabeza con frecuencia para describir muchas situaciones en apariencia distintas. El primero, el párrafo inicial de Las alarmas del doctor Américo Castro, en el que usa a Plinio y sus dragones para explicar cómo los falsos problemas promueven soluciones falsas; o incluso al revés: las soluciones falsas crean problemas previamente inexistentes. Creo que no pasa un solo día en que no me apetezca citarlo. El segundo es este soliloquio de Asterión:

    Pero de tantos juegos el que prefiero es el de otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo: Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta o Ahora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya verás cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos.

    En ese párrafo está mi madridismo.

    Coda: A census taker once tried to test me. I ate his liver with some fava beans and a nice chianti también un poco.

  • Yo lo que digo es que el Windows 8.1 lleva meses atascado y mostrando errores de seguridad y me he embarcado en la tediosa tarea de arreglarlo. Hasta los huevos de la informática, pero muy, mucho, muchísimo hasta los huevos.

  • ¿Y porqué no actualiza a Windows 10 gratuitamente? Microsoft lo ofrece a todos sus usuarios y está siendo la versión de Windows más rápidamente aceptada incluso en el entorno empresarial, el más reticente.

  • 3 de septiembre de 2015 a las 10:35
    PROCURO FIJARME

    Google me ha puesto fuegos artificiales, cohetes y hasta una piñata; Proc también está en todo.

  • Perroa, creo que la actualización a Windows 10 es gratis. Yo tengo las 8, sin subir a 8.1, he ido modificándole cosas y ahora, como me pasa siempre, me da perezón cambiar, pero si no te van bien las 8.1 igual es interesante pasarte a las 10.

  • Sí, queridos, pero el problema reside en que el Windows 8.1 tumorado impide la instalación del Windows 10 sano. Hay que sajar primero, creando una instalación limpia de Windows 8.1 (suponiendo que sí, según dicen en todas las páginas que estoy consultando) y luego podría descargar actualizar a Windows 10. De momento, nones.

  • El nacionalismo Mac – PC es peor que Madrid – Barça. Hoy estamos por desunir. Dicho lo anterior como soy irreductiblemente de Mac, desde el Plus, en esto voy con el Satur. Si eres de Mac eres usuario de ordenadores, si eres de PC acabas de técnico de mantenimiento de ordenadores.

  • No lo dudo PerroAntoine, pero a veces (uno de mis tres PCs) se trata sólo de insistir en las actualizaciones, diciéndole que instale todo lo que se le ocurra, incluso las no imprescindibles y al final, mágicamente, el mismo Windows de repente te dice un día que si quieres actualizar al 10.

  • 3 de septiembre de 2015 a las 12:31
    PERROANTONIO
    Los Mac son muy caros, Satur.

    Al final no, porque si tienes widows te lo acabas gastando en pisicólogos o te deja la novia.

  • Pero la solución es fácil, y yo te la doy desde aquí completamente gratuita. Haces un format c: y luego metes un dissqquette formateado con los archivos del sistema grabado, después el disco de instalación de widows 3.1 y luego los consiguientes hasta el widows 10. Y ya está.

  • 3 de septiembre de 2015 a las 12:31
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Padezco ortorexia.

    La clave va a estar en «comida considerada saludable por la persona». Yo considero saludables las salchichas con cátsup, por lo que también padezco ese trastorno.

  • ¿Ortorexia benigna (de la que se lleva en silencio) o contagiosa (es decir, evangelizante, con visita a los santos lugares, lecturas de textos místicos en las etiquetas, y peregrinaciones a establecimientos donde ofrecen pan ácimo y “tomates sin genes”)?

  • Yo sólo digo que me tuve que hacer con una tabla de códigos de aditivos y conservantes para hacer la compra. Y ahí lo dejo.

    (Mi verbosidad se debe a que estoy restaurando el Pc. Creo que me esperan horas de sufrimiento y tablet).

  • He comprobado personalmente que Holm ha dejado hoy el scooter en mitad de toda la vorera. Ah, felicidades.

  • La primera en la frente. El equipo tiene un lector de huella digital para acceder y ahora me pide una puta contraseña de la que no me acuerdo. Es que me cago en todo, o sea.

  • Perroantonio 3 de septiembre de 2015 a las 13:50
    Esto de felicitar los cumpleaños es de nenazas.

    Concuerdo.
    Además, eso había quedado firmemente establecido aqui, o en otro NJ, desde hace eones, como lo de no comentar las entradas y lo de no inundar.

    Ya no respeta nada.

  • A estos guruses que tanto opinan y moralizan y que tanto moralizan y opinan me los imagino delante del ordenador mirando la pantalla… mirando el teclado… mirando la pantalla… mirando el teclado… y piensan… y piensan… ESTO QUE VAS A ESCRIBIR ES MUY IMPORTANTE REPITO MUY IMPORTANTE… y entonces teclean enfebrecidos sabedores de que su lucha contra la barbarie mental es, sí, MUY IMPORTANTE.

    Y me descojono de risa.

  • Vale bien, Perro, eso mío estaba un poco cogido por los pelos y usted y Orwell han sido víctimas colaterales, disparaba más contra Ferlosio. Que por cierto no ha comparecido para replicar. Por algo será.

    Mercutio, se ha dejado el tchtchtchctch final. Esa mueca y la propia frase fueron aportación de Hopkins, no estaban en el guión.

  • Do Perro

    Actualizar a Win10 cuando da problemas:

    1º.- Va usted a esta página.

    2º.- Descarga la herramienta 32 o 64 bits en función de lo que haya.

    3º.- Ejecuta la herramienta y cree un instalador en un USB de 8Gb.

    4º.- Arranque desde el USB y HAGA UNA ACTUALIZACIÓN. Es decir quiere conservar todos los ficheros y programas. Si no lo hace así no podrá validar su licencia de Win8.1

    5º.- Si es eso lo que ha hecho y no pirula compre un Mac y regale el Pc a un sobrino o algo.

  • Para saber cómo es está el mundo sobran fotografías de mal gusto. Vi “Mondo cane” cuando muchos de ustedes no habían nacido, entonces decidí que había que actuar mas y fotografiar menos.
    Aborrezco a los fotógrafos, no puedo remediarlo.

  • 3 de septiembre de 2015 a las 19:05
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Para saber cómo es está el mundo sobran fotografías de mal gusto.

    Yo todavía las necesito, que ando muy despistado.

  • Estaba siendo malo, Brema, pero luego PerroAntoine me afea la conducta. Es alguien que cuando lo leo me hace pensar, pero a la vez decirme a mi mismo “joder lo que ha de ser tenerlo de cuniao”.

  • cagüen la puta, basta que digan que es urgente, que tiene que estar hoy, que uno se haga viejo, para cagarla irremediablemente.

  • 3 de septiembre de 2015 a las 20:17
    Adaptaciones

    Imagine un prado verde con florecil•lias, Funes.

    Y alguna piedra,para limpiarme despues de cargarla

  • Reconozco que tengo una acusada tendencia, por motivos creativos, a fijarme en estas cosas. Me ha recordado, supongo a aquel horrible edificio –refugio de recién separados– de la serie Frasier al que se veía obligado a mudarse el estirado Niles Crane cuando lo desplumaba su Maris, y que respondía al pomposo nombre de Edificio Shangri-La.

    Pues bien, hoy mismo, la tragedia de la riña entre familias gitanas en Mazarrón, con atropello y varios heridos graves, ha concluido en un edificio de esta población en el que parece que la mayor parte de sus moradores son okupas y que indigna desde hace décadas al vecindario. Me ha chocado saber que este bloque fue bautizado por los constructores con un nombre tan señorial y evocador como el de Edificio Principado Azul.

    Como Versalles, casi.

    http://www.laverdad.es/murcia/mazarron/201509/03/edificio-lleno-okupas-indigna-20150903012743-v.html

  • Hay unos aparatos para recortar los pelillos de las orejas, Perroantonio. (Yo NO los uso porque yo NO tengo pelos en las orejas, lo prometo; solo tengo un conocimiento técnico-comercial que deseo compartir a causa de la generosidad).

  • «Margallo ha dicho que España asumirá la cuota de refugiados que le corresponda».
    Esas declaraciones son de hace poco, pero en el periódico de hoy había una frase muy poco afortunada de Margallo sobre la foto del niño ahogado en la playa. Decía algo así como que es imposible no conmoverse, «sobre todo los que tenemos hijos», un añadido entre bastante ridículo y muy insultante. Bueno, ya que estoy con la boca abierta diré que yo en el debate sobre la foto, lo que diga AE y punto. El de las fotos impresionantes es un tema que me confunde mucho pero reconozco que esta tiene un inmenso valor como resumen de la tragedia del éxodo sirio y como apelación.

  • 3 de septiembre de 2015 a las 22:13 Adaptaciones
    Yo uso el mechero. Eso sí, se ha de hacer con rapidez porque te quemas.

    No lo dice en serio (NO LO DICE EN SERIO), pero mi abuela y sus hermanas se depilaban brazos y piernas a la cerilla.

  • Las vacaciones, largas y algo pesadas, Procu, salvo el paseo por Irlanda del principio: un lujo casi pecaminoso para un cordobés pasar frío en agosto. Estoy por repetir el año que viene. Aunque lo que más me ha gustado de la isla esmeralda (¿por qué la llamarán así si es un paque temático del verdor?) es una cadena de tiendas baratas, las Dealz, de todo a 1’49 €, ¡incluidos los discos! Primero en una ciudad cuyo nombre no recuerdo y luego en Cork me hice con un buen cargamento de cedés, que luego, ya en España y más concretamente en Málaga, he incrementado y mucho, pues resulta que la franquicia tiene también tiendas en nuestro país (en Málaga, en concreto tiene, dos). ¡Y yo sin saberlo! Viendo que entre un país y el otro me he comprado 85 discos en las Dealz (más una maleta suplementaria para meterlos), mi esposa ha entrado en pánico temiéndose lo peor.

    Eso sí, todo música pop-rock. Un verdadero horror, marqués. Usted no vaya a Dealz.

  • No lo sabía y no la vi, Bremaneur. Y mira que yo he sido mucho de Rory Gallagher, a quién tanto deben muchos guitarristas, entre ellos nuestro Rosendo (enemigo del) Mercado.

  • Procu, aclaro: los discos de Dealz que compré entre Killarney y Cork fueron exactamente 25. Los 60 restantes los he adquirido en una de las tiendas de Dealz en Málaga. Y la maleta, en Mikado 🙂

  • Hola, trons. Objetivo conseguido. Gracias Adps y Ximeno.
    Muy favorablemente sorprendido por el Windows 10. Creo que en todos mis años de experiencia con el sistema operativo de las ventanitas es la primera vez que puedo decir algo similar. Supongo que si hubiera realizado una instalación límpia, con el ordenador pelado, no habría tardado 10 horas, pero también es verdad que tengo un exceso de programas en activo.

  • Vengo de estrechar la mano de Rafa Nadal, no sé si me la lavaré en una temporada. Ha sido gracioso, parece ser que Telefónica (patrocinador de Nadal), había organizado una recepción en un hotel de Nueva York para que unos cuántos clientes se hicieran fotos con el tenista, pero al final eran pocos y han salido a cazar asistentes a lazo. El acto en sí no ha estado mal, cóctel incluído y Rafa Nadal tan simpático como le pintan, pero a mí me costaba explicar qué hacía allí cada vez que alguno de los asistentes le daba por pegar la hebra y hacer las típicas preguntas de las recepciones de negocios (“Pues yo soy Ingeniero de Tuercas Gordas, y Telefónica es nuestro socio tecnológico. Ellos ponen los teléfonos y nosotros las tuercas”). Había allí mucha gente con esa cara de satisfacción engreída (porque yo lo valgo) que tanto me molesta. Pero por un amigo (el comercial de Telefónica), se hacen estas cosas. Si le lloro un poco, a lo mejor me daba una entrada para el partido de Nadal mañana en el US Open. No me gusta el tenis, pero seguro que me darían bastante por ella a la puerta del recinto.

    Este finde, a ver Manhattan, que hace mucho que no venía por aquí. Afortunadamente, paro en casa de una hermana que vive aquí hace años, el estándard de calidad hotelera no es para tirar cohetes.