Saber beber

El bebedor
Por Fernando García.

La primera premisa es saber qué te estás bebiendo y para ello será muy útil distinguir entre «fermentados» y «destilados», en el buen entendido de que estamos hablando de bebidas alcohólicas.

Los fermentados básicos de la cultura universal son cuatro:

  1. El vino, procedente de la fermentación de la uva.

  2. La cerveza, procedente de la malta de cebada.

  3. El sake, procedente del arroz.

  4. La sidra, procedente de la manzana.

El mundo de los destilados es más complejo, en el bien entendido que no es más que un proceso que permite concentrar el alcohol que se produce en un fermentado aprovechando que la temperatura de evaporización del alcohol y del agua son diferentes. Aquí, el viejo alambique ha pagado múltiples beneficios a la humanidad. Con un objetivo didáctico dividiremos los destilados en función del origen del alcohol fermentado con el que se prepara:

  • UVA: brandy (a partir de holandas de airén manchego),  coñac y armañac. Todos ellos reposados en barrica ahumada. Grappa, a partir de un fermentado hecho con las pepitas de la uva. Pisco, a partir de fermentados de varietales de uva provenientes de Chile y Perú. Ginebras como la G-vine, añadiendo enebro.
  • CEREALES (MALTA DE CEBADA Y OTROS): whiski, reposado en barricas ahumadas. Vodka de calidad como la Absolute, la mayoría de las ginebras añadiendo enebro y otras hierbas.
  • PATATA: vodka, algunas ginebras, sochu a partir de una subespecie de patatas japonesas
  • MANZANA: calvados.
  • CAÑA DE AZÚCAR: ron blanco, negro si se deja reposar en barricas.
  • AGAVE: tequila y mezcal.

Para ser feliz no le hace falta saber mucho más, pero tampoco menos.

Excluyo de esta lista aquellos infraproductos fruto de culturas indígenas cuyo valor considero más que cuestionable. En general son destilados de diferentes orígenes a los que se les añaden productos poco recomendables. Estoy hablando de venenos tales como el pacharán, el anís, la absenta, el licor de hierbas o el licor-café. Todos estas maravillas suelen ser ofrecidas gratis en ciertos restaurantes al final de la comida. Ahora ya saben por qué.

 

150 comentarios

  • Interesante. He comprobado que la ginebra es un destilado de cebada sin maltear, el texto menciona que algunas se hacen con destilados de patata.
    Yo pensaba que se sacaba directamente del fruto del enebro, árbol en expansión que ocupa tierras de cultivo abandonadas. Yo paseaba por la sierra de Ayllón y viendo las bayas, creía que ahí había negocio. Ahora paseo más al norte, hay muchos helechos.

  • Podría decirse que la ginebra es un vodka con hierbas, de ahí que los bebedores mas auténticos se centren en el vodka. Véase que tanto una como la otra pueden proceder indistintamente de cereal o patata.

  • En la Mancha hay abundante viñedo y cereal. Con esta materia prima se cubre una vasta mayoría de toda la panoplia de bebidas alcohólicas.

  • 31 de agosto de 2015 a las 08:59 marquesdecubaslibres
    Podría decirse que la ginebra es un vodka con hierbas, de ahí que los bebedores mas auténticos se centren en el vodka.

    Se me escapa el significado del sintagma “los bebedores más auténticos”. Quizá sea sinónimo de “los bebedores más pedantes” o “más fantasmas”. Siempre me ha resultado difícil encontrar en los vodkas la complejidad y sutileza de las ginebras, pero no se me había ocurrido pensar que me faltaba autenticidad.

  • James Bond (Sean Connery) es auténtico y bebía Dry martini de vodka. Kim Philby era auténtico y solo bebía Pink gin, un Dry martini hecho con gin Plymouth.
    Lo de las ginebras Premiun lo dejamos para los niñatos y los chancleteros.

  • Perroantonio: Siempre me ha resultado difícil encontrar en los vodkas la complejidad y sutileza de las ginebras.
    Y a mí, a Dios gracias; por eso bebo vodka y no ginebra.

  • SABÍA que en el buen artículo de Harry Cálazan sobre Hawking iba a aparecer innecesariamente Dios antes o después, haciendo lo que mejor sabe: de deus ex machina; es decir, justificando alguno de los tonantes adjetivos.
    Eso no es lo que me ha llamado la atención, sino esto: ‘Si una estrella que colapsa desaparece en un BH y el BH desaparece a su vez (…) el Universo perdería información, reto científico extremadamente arriesgado, por no decir arrogante, que asumió Hawking’.
    Si meto un hielo en un cazo de agua y lo hiervo, el Universo ha perdido información.
    AHORA el Universo tiene menos información que AHORA.
    ¿O no?

  • La ginebra Plymouth, única marca que junto a la Larios debe tomar un hombre español, era la ginebra oficial de la Royal Navy. Destilaron una especial de 68 grados para cuando se entrara en batalla. Al derramarse sobre la pólvora ésta no se apagaba.

  • Buenos dias., tropa.
    Yo bebo de todo lo que tenga a mano y a ciertas horas hasta los restos de los vasos. Tanto vodka como ginebra son bebidas de gente complicada pero también bebo de eso. La mejor ginebra, en mi modesta opiniòn, al menos en el gusto, es la de uva. También es, con gran diferencia, la màs cara.
    Lo peor de la ginebra, y no es coña, es el hielo y la tònica. El vino, el champagne, el orujo y el lagavulin no llevan esos tòxicos.

  • Marqués, sobre lo que bebe James Bond y cómo lo bebe se podría escribir un ensayo, con un largo capítulo dedicado a desentrañar el “agitado, no batido” (shaken, not stirred), y sin olvidarnos de las disertaciones sobre la aceituna o la corteza de limón. Como no soy nada purista admito que los bebedores puedan preferir el vodka o la ginebra en función de sus sutiles paladares, pero me cuesta más tragarme las modas, incluida esa de la autenticidad. Yo lo he bebido siempre con ginebra Tanqueray, vermouth seco Noilly Prat, aceituna verde con hueso (y sin palito) y corteza de limón fresco retorcida de modo que las burbujas ácidas estallen sobre la superficie del combinado (hay que degustar el aroma antes de beber). Pero admito que haya gente que la prefiera con vodka Patatova, bayas, palitos de canela y sombrilla.

  • El alcohol es una bendición, produce vasodilatación y liberación de neurotransmisores a nivel central, responsables de la euforia e ideación creativa que sigue a su ingesta. Si se toma en forma de vino tinto los polifenoles presentes ejercen una acción antioxidante. La pregunta es ¿por qué los médicos raramente recomiendan beber?

  • No creo Merc, la transmutaciòn de la materia no es lo mismo que la disipaciòn de la materia. Hawking juega con resultados matemàticos en situaciòn de singularidad, de ahì puede salir cualquier cosa.

  • Bukowski, bebed’or, decidió en algún momento beber solamente vino y cerveza. De esa forma, creía él, alargaría su vida. Lo consiguió. Durante el rodaje de una película basada en una de sus novelas la lió parda cuando en una escena salió un borracho del bar sin terminarse la bebida del vaso. Eso a él le parecía inconcebible. Yo procuro beber poca vodka, poca ginebra, poco whisky y menos poitín, más que nada para no terminar en comisaría.

  • James Bond bebia Dom Perignon, golpe de marketing increiblemente productivo. Teoricamente se producen 400.000 botellas al año. Un amligo mìo que conoce el asunto a fondo me dijo que solo en EEUU se venden 3.000.000 de botellas al año. Todo eso gracias a James Bond.

  • A mí una vez Calaza me emborrachó con Lagavulin, que es una poción que él hace en el alambique del sótano destilando puertas viejas. Me alimentó con almejas, mejillones y erizos, todo sin cocinar, y tuvo la gentileza de no echarme de una patada en el culo cuando reventé en medio del salón.

  • Las vacaciones de Bonnie son un escándalo público. Así nos cargamos España.
    Brat, cuente algo de la ilustración.
    Perro, su fórmula es notable. Quizás le añadiría una gota de angostura.

  • Excluyo de esta lista aquellos infraproductos fruto de culturas indígenas cuyo valor considero más que cuestionable.

    3,2,1,…esperando el comentario de Pachakusi. .

  • Tiene razón Follansky. Cualquier ginebra queda automáticamente arruinada si se le añaden hielos con sabor a cloro. El whiski, que es más oloroso, aguanta mejor, pero tampoco.

  • Yo no suelo tomar bebidas con hielo porque me da por apedrear a las mozas mientras las pido en matrimonio, pero he descubierto que si le pongo a la ginebra hielo seco para que el vaso eche humo, como en la Bruja Avería, me comporto como un señor y soy la admiración de las terrazas.

  • Marqués, la angostura viene bien para quitar dulzor al martini rojo (al mañanero, ese que se hace con un poco de ginebra y unas gotas de naranja o similar), pero no añade nada al dry martini, que ya usa precisamente un vermouth seco sin rastro de sabor azucarado. Claro que también se puede usar un vermouth amargo, como el Carpano, y ya no es necesaria la angostura.

  • El Lavagulín es lo más grandioso que éste, su seguro servidor, alcohólico, bebedor experimentado aunque no experto y ahora abstinente, ha probado nunca jamás de los jamases.

  • Partidazo ayer en el Sánchez Pichajuán. Intensidad y buen juego. Oblat demostró por qué cuesta diecisáis millones, Greeksman es un potosín, Óliver y Benji nos ha hecho olvidar a Larda Turrón y la discreta actuación de Kit Towerds pasó desapercibida ante el golazo de Jatson (se pronuncia Jatson, no Yeitson) Martínez Soria, el mejor jugador cafetero de la liga BBUBA. Se impusieron los chavales de la casaca blanquirroja a un esforzado combinado guadalquivireño. Mientras, en la zona noble del Santiago Bremaneur siguen embruteciendo a su parroquia con rumores y chascarrillos. El farolillo rojo de la tabla es el Bilbao.

  • Yo podría estar de acuerdo con el Marqués si “bebedores más auténticos” se entendiera como alcohólicos. La mayoría de los alcohólicos funcionales que he conocido, esos que mantienen la adicción y al tiempo un trabajo y una familia, beben ginebra o vodka con nada. No se puede ser alcohólico de anís, pacharán o algún otro alcohol igual de adulterado. Seguramente uno entra en coma antes de empezar a estropear el hígado.
    Si me dan a elegir, Lagavulin, que sabe a puerto y algas y, si me apuran, a chapapote y sirenas. Lo de las puertas viejas es maledicencia, como la del nacionalista de twitter que ayer mencionaba Perro. Hay que administrarlo con cautela, porque es peligroso y ya me ha ocurrido que algún invitado se pasa de la dosis y acaba durmiéndola en casa.

  • Después de aquella histórica toña de Lagavulin pasé unos días invernales en el Báltico, en un precioso apartamento con tarima nueva que olía… ¡a Lagavulin!

  • El alcohólico, a no ser que puede permitirse dilapidar tres fortunas en vida, acaba bebiendo el óptimo. Es decir lo de máyor graduación que pueda permitirse su bolsillo y que no le genere arcadas durante la ingesta.

    En mis peores momentos había de ingerir el alcohol conteniendo la respiración para evitarme el olerlo, porque mi cuerpo se rebelaba y me producía arcadas. Pero yo bebía igual.

  • MG, le andas cerca pero chapapote rebaja al Lagavulin al nivel del asfalto en verano. El flavour es de brea.

  • Peeroantonio, no entiendo mucho de licores (soy casi abstemio); pero muchos años de frecuentar las más distinguidas cóctelerías de mi ciudad me llevan a pensar que el “agitado, no mezclado” hace alusión a que todos todos los cócteles que llevan zumo –excepto el Bloody Mary– se “agitan” en la coctelera, mientras que los que no, se preparan en vaso mezclador, como sería el caso del Dry Martini, por ejemplo. A este respecto, recuerdo un barman amiguete que dejaba la coctelera inmóvil en el aire y era él quien se agitaba para mezclar los cócteles como si le hubiera picado una tarántula venenosa. A todo el que visite Barcelona le recomiendo pedirse un Joan Miró en Boadas y, además de probar un delicioso combinado de la casa, disfrutarán solo viendo cómo lo elaboran, un poco a la manera circense, con un vaso mezclador en cada mano..

  • 31 de agosto de 2015 a las 10:24 Mercutio

    Perroantonio: Siempre me ha resultado difícil encontrar en los vodkas la complejidad y sutileza de las ginebras.
    Y a mí, a Dios gracias; por eso bebo vodka y no ginebra.

    Merc, tú eres carnívoro a full-time y creo recordar que ni siquiera pruebas el marisco. Con una dieta a base de filete con patatas es lógico que prefieras el licor de patata y hasta el tabaco de patata. Con hombres como tú conquistaríamos Siberia alimentándonos con vodka y carne de reno o bisonte o mamút congelado. Pero los bardos afrancesados necesitamos los vapores de los licores complejos para hacer odas.

  • Yo, confesión innecesaria para alguno de los presentes, no beber. Tengo una tremenda tendencia a ingerir líquidos sin pausa todo el día, todos los días. Así que si me salgo del agua o el café procuro mantenerme a cervezas. Cuando mezclo con espiritosos, que degluto a igual velocidad que el Agua de Bolines o incluso que la misma cerveza, tiendo al desmayo, al coma pasajero y hasta al puntoicoma eventual. A veces me hago perdonar olvidando el nombre de Pete Townshend, el del anfitrión o incluso el mío propio, lo que provoca grandes risas entre los presentes.

  • Jùrolo, en una ocasiòn encontré a Merc declarando su amor a un bidet. Sí, en el suelo estirado abrazado a un bidet. Como estábamos en mi casa y el viento no entraba en el cuarto de baño no creo que se agarrase al bidet para no salir volando, ese abrazo solo podía significar amor. Jabuis se reìa como un cerdo babeando de alegría: ¡lo tumbé, lo tumbé ¡ Al día siguiente Merc se levantó el primero y –me lo contó Purita- entró sediento en la Bodeguita pidiendo Viña Arkansas. Cuando bajamos Jabuis y yo iba por la tercera. Eso sí, con patatas fritas.
    De Brema prefiero no hablar. Antes de desmayarse me preguntó si lo iba a violar. Creo que el desmayo fue fingido.
    En cuanto a Perroantonio, aprovechando que yo estaba muy perjudicado me venía a la mesilla de noche y me arañaba la pasta. Hasta dio con 20.00 euros que tenía bajo una alfombra. No sé como dio con ellos.
    Brazil iba de cama en cama llorando porque su padre no la quería. Brema sì.
    Y aquí seguimos

  • No es tan sencillo, Gómez. He sufrido largas y penosas conversaciones intentando meter en la cabeza de muchas personas algo tan simple como la traducción exacta del «shaked, not stirred». Creo que la confusión sobre este asunto parte de una de las traducciones canónicas de las películas de James Bond, «agitado, no batido», que ha dado lugar a una hermenéutica profusa y a que se usen traducciones como «agitado, no revuelto» o «mezclado, no agitado» que parecen contradictorias.

    Digo que no es tan sencillo porque no es sólo cuestión de mezclar zumos. Los líquidos tienen distintas densidades y a veces requieren de una intervención enérgica para que se mezclen bien con el fin de que se enfríen mucho, porque los vamos a servir sin hielo, o para conseguir determinada textura o color en el momento de la presentación. Hay combinados que se presentan con aspecto lechoso (gracias a un batido enérgico o a un enfriamiento prolongado usando dos cocteleras llenas de hielo y pasando el líquido de una a otra) pero que al cabo de unos minutos se vuelven transparentes, como el gimlet.

    Lo que sí es verdad es que el dry martini no necesita batirse porque en la coctelera sólo queda un líquido, la ginebra. Basta remover los hielos impregnados de vermú con la varilla para que el aroma pase a la ginebra. Si lo batimos (golpeando los hielos para deshacerlos) conseguiremos más frío, pero también más agua y, al contrario de lo que ocurre con el whisky, no queremos agua en la ginebra.

  • – ¿Por qué no se puede agitar la cocacola en la coctelera, Barman?
    – Porque ocurre lo mismo que cuando comes lentejas, Bobin: se le va el gas.

    (Vale, ya lo dejo)

  • Sí y no, Perroantonio. Particularmente siempre he pensado que la frase del 007 la había escrito alguien que no tenía ni idea de coctelería internacional, pues nadie osaría explicarle, sin ser tomado por gilipollas al instante, a un barman profesional cómo preparar un combinado clásico a no ser que desee que lo hagan de una manera incorrecta. (Por ejemplo, poca gente sabe que lo principal al elaborar un cóctel es –como en un buen polvo– “clavarlo”, esto es, que al verterlo de la coctelera o el vaso mezclador a la copa no sobre ni falte una sola gota en ésta.) Sí tienes razón en todo lo que dices de las densidades, enfriamiento de las copas y esas cosas; pero me reafirmo –esperando que en la wiki no salga un cóctel chino a base de zumo de lichi que se prepara en vaso mezclador de bambú– en lo que ya apunté: cócteles con zumo, excepto el Bloody Mary, en coctelera (agitados), cócteles sin zumo, en vaso mezclador (mezclados) Lo demás corre por cuenta del artista.

  • Perroan, lo de la angostura es cosa de Buñuel que opinaba que el Noilly Prat arruinaba el Dry al mezclarse en cantidad excesiva. Concretamente recomendaba levantar la botella de Noilly para que la atravesara un rayo de sol en dirección a la copa y nada mas.

  • Ayer nos quedó pendiente este comentario del señorito Oscarenlaplaya:

    30 de agosto de 2015 a las 23:19
    OSCARENLAPLAYA
    Sería bueno que todos, todos, habláramos del “Holómodor”. Creo que es la palabra que mejor resume el comunismo, al menos en Europa.

  • Pedro Antonio, se te van a pegar las titis a cascoporro. Lo tengo estudiado: los superhéroes ligan más. Pregúntalas si tienen hermanas o algo (y las das mi teléfono).

  • Yo bebo con fruición y bulimia como Mercutio, sea cerveza o sean gin tonics; pero aguanto mucho menos. Por suerte para mi hígado y la autoestima de mis hijos, soy mileurista y tacaño.

    En cierta ocasión le preguntaron a un escocés en una cata de whiskys británicos que con qué combinaba mejor el whisky. Él contestó que lo importante era beberlo.

  • Ya que estamos dadme alguna receta con Martini Bianco, que el inqulino a falta de pagar se ha dejado una botella.

  • Ya comenté la anécdota –que presencié– de un cliente que pidió un pisco sour en una discoteca de moda y se enfureció de lo lindo cuando el camarero le respondió con un rotundo: “No hay huevos”.

    Y hubo que explicarle que uno de los ingredientes de la bebida era, precisamente, la clara de huevo.

  • 31 de agosto de 2015 a las 13:05
    Satur . .

    Barmannnn, ninoninonino… Barmaaaan… ninoninonino…

    Pero esa es la sintonía de la serie televisiva y has tirado de estética de flïn de jolivud.

    Pero que JAJAJJJAJAJJAJAJm menudo hallazgo BARMAN. El súper héroe al que todos querremos.

  • No sé, Gómez, ni tengo unos conocimientos tan precisos como para establecer reglas ni soy tan purista. Lo que dices tiene lógica porque para mezclar zumos con licores hay que agitar, pero me parece una norma “orientativa” más que una regla. Algo tan sencillo como los cócteles de martini admiten las dos preparaciones, agitados y batidos, aunque James Bond (que no existe) se mosquee; dicho sea de paso, el amigo Ian Fleming utilizó las dos fórmulas en sus novelas.

    Esto es un poco como lo de los “auténticos” bebedores, que decíamos antes. Los mejores gimlet que he tomado en mi vida me los preparaban, ni agitándolos, ni batiéndolos, sino derramándolos con sus hielos entre dos vasos una decena de veces, en un movimiento de arco bastante espectacular, hasta que se helaban. Y te recuerdo que hay cócteles que se mezclan y flambean sin agitar, otros que se preparan en licuadora y otros que se hacen directamente en la copa.

    Es como cuando unos te dicen que el champán se sirve en copa baja y ancha, y otros en copa alta y estrecha, cuando todos sabemos que se bebe a morro salvo cuando hay una dama limpita, que entonces se sirve en su zapato.

  • 31 de agosto de 2015 a las 14:05
    ADAPTACIONES
    31 de agosto de 2015 a las 13:05
    Pero esa es la sintonía de la serie televisiva y has tirado de estética de flïn de jolivud.

    ¿En la peli de Hollywoodstock no ponen esa sintontía? Entonces ya no la veo.

  • El Martini Bianco con lo único que combina bien es con la gaseosa (Sprite) o con algún infravino achampanado, preferentemente italiano. Eso sí, se le puede añadir algo de ginebra para intentar tamizar su apestoso sabor a azúcar.

  • Lo de Bond es una mixtificación peliculera sin mayor relevancia. El Dry Martini en coctelera tiene nombre propio, que no recuerdo pero andará por Google.

  • Aunque muchos barman no lo sepan hay tres tipos de vermú: rojo, blanco y seco. El vermú blanco (muy dulce) sólo se usa para paladares infantiles; hay que rebajarlo añadiéndole agua (mucho hielo) o gaseosas y corrigiendo su dulzor. El vermú rojo, que en España se sirve a palo seco con hielos, admite bien los cítricos y la combinación con el whisky (tómense un Manhattan, con whisky de centeno y una rodaja de naranja). El vermú seco, un vino blanco con hierbas, de alta graduación, 18%, que requiere de paladar afrancesado para degustarse a palo seco, y alcanza su momento de gloria combinado como dry martini (aunque preferentemente sin la marca Martini, que desde hace tiempo sólo fabrica jarabes azucarados).

  • El Dry Martini es un timo porque en verdad es un chupito de ginebra en vaso raro y con oliváceas para disfrazar. Yo lo hago en casa, pero en un vaso de agua y con un cascagüete, que es más barato. Y SABE IGUAL.

  • 31 de agosto de 2015 a las 08:07
    ADAPTACIONES
    Ni a las 06:00, ni a las 06:15, ni a las 06:30 había entrada.
    ¡Hombre, hombre!

    Pregúntenle al Camarada Sergei, que me dijo: «aparta, aparta, que no sabes». Como lo cuento.

  • Perro: acabo de descubrir un par de excepciones a mi regla, y no precisamente chinas, que desconocía. Rectifico, pues, y aclaro (antes de envainármela) que vale solamente como regla orientativa.

  • Pisco sólo hay en Perú. Los chilenos intentan colar sus experimentos como Pisco. En cambio en Chile hay vinos buenísimos de una cepa de uva que se extinguió en Europa, la Carmenere. En los aviones el vino suele ser chileno, no del muy bueno, pero a mí me viene bien. Conocí un chileno que decía que en Chile no sabían hacer vino malo, pero sí que saben, y Pisco que no es Pisco también. El caradura decía que la primera vez que conoció el vino malo fue cuando vino a España, si yo no fuera un apátrida le hubiera matado.

  • Me descubro ante la faceta, oculta hasta ahora, de coctelera. Me refiero al gran barman internacional Josean “shaking dogs” Blanco.

  • La garnacha es aragonesa pero al sur del Ródano hicieron magia con ella. Garnacha o grenache, culito o coñete, tanto monta, monta tanto.

  • Tomar más de dos piscos es una temeridad, una de las peores resacas, si no la peor.
    Paro, que ya sé porqué me llamaron una vez cansino.
    Lo del anís, es que eso es lo que se ha tomado durante décadas en Madrid para alternar, no había otra cosa. Será veneno, por suerte mi generación es de cerveza, pero la gente que queda que toma todavía anís, son auténticos.

  • Gracias a fuentes no identificadas pero solventes y de confianza, hemos logrado la carta de despido de Kellogs Navas. Transcribimos:

    Sr. Kellogs Navas
    Urbanización xxxx (borrado por seguridad)
    28xxx Madriz

    Estimado amigo:

    ¡¡¡¡HALACASCALA, KELLOGS NAVAS!!!!

    Saludos cordiales,

    Florendino Pérez
    Valdebabas
    Madriz.

  • Durante los cuatro años que estuve en el instituto aspiré a diario los dulces efluvios de la fábrica Anís del Mono, que teníamos al lado. Le tengo mucho cariño al anís, pero sólo lo pruebo muy de vez en cuando si me aprieto un sol y sombra por las mañanas en Madrid o Barcelona. Una forma de regar la nostalgia del proletario que nunca fui.

  • Me imagino la cara de Satur si el Madrit recuperara a Raúl y lo pusiera de titular. Pues el Mono y su ayudante ponen a Torres que ni la toca, pero Satur calla.

  • 31 de agosto de 2015 a las 14:10 Perroantonio

    … cuando todos sabemos que se bebe a morro salvo cuando hay una dama limpita, que entonces se sirve en su zapato.

    O en su ombligo, (si ella no bebe, o es contorsionista).

  • El Aleti es el peor equipo del mundo, según los merengues. Bastante tienen con lo suyo sin que venga Satur a creticar. Satur cretica al mejor equipo del mundo para equilibrar la balanza cósmica de la VERDAZ Y DE LA JUSTICIA.

  • Este fin de semana me desayuné con la muerte en accidente de tráfico del expiloto de motos, J.G, tras más de dos décadas de adicción a las drogas, serios encontronazos con la justicia y, en los últimos tiempos, serios problemas de salud.

    Una noche, cuando todavía estaba en activo, el subcampeón del mundo abandonaba a altas horas una conocida discoteca barcelonesa. Al cabo de unos días se celebraba un Gran Premio en Montmeló y los porteros de la sala, siempre prestos a buitrear a la menor oportunidad, le preguntaron que por qué no se marcaba unas entradas para la carrera. “Claro, claro” chicos; mañana os las hago llegar”, respondió el piloto…. Era, más o menos, la misma hora que ahora cuando sucedía esto.

    Al día siguiente un tipo se presentó en la puerta con un sobre; en el interior del mismo estaban las prometidas entradas.

    Poca gente, por no decir nadie, habría hecho algo así.

    Por aquella época, presumo, empezó su descenso a los infiernos, un diltatado y absurdo epílogo de veinte años que cualquier director de cine no celestial habría suprimido sin nigún cargo de conciencia en la mesa de montaje, y que, ahora mismo, tras una larga noche, me hace evocar las palabras de Crébillon que dejara escritas el protagonista de La carta robada como corolario a su venganza:

    … Un dessein si funeste,
    Síl n’est digne d’Atrée, est digne de Thyeste.

  • Cuando acabe de descojonarme ya escribiré sobre la meta merengue. Es que ahora no puedo, de verdad. Lo mejor será ver cómo vuelven del revés los argumentos de ayer y cómo nos harán creer que este esperpento ha sido la mejor manera posible de llevar a cabo los fichajes. O los no fichajes. O lo que sea. Putas religiones…

  • 1 de septiembre de 2015 a las 10:14
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)
    Buenos dìas.
    He aquì el relato sucinto

    Periodismo de alto nivel. No es esto, no es esto…

  • Este cotilleo ya lo conté aquí, pero nadie pareció enterarse. Lo que no entiendo es que tiene de malo echarse una novia guapa y del PP.

  • Asì cualquiera. El caso es echarse una novia fea y de Follemos, de esas que no se lavan las bragas.

  • SCOOTERS EN LA VORERA
    La costumbre de aparcar la moto en la vorera está tan arraigada en Barcelona como el catalanismo separatista. Sus practicantes creen estar en posesión de una verdad revelada y no se plantean que otros seres humanos podamos sufrir las consecuencias de su conducta. Ni aparcar en la vorera ni ser separatista resiste análisis racional alguno, pero ellos están convencidos de hacer lo justo.
    También tienen su facción radical, aquellos que entran en la vorera a toda velocidad y dejan el cacharro en medio o aquellos que gustan quemar banderas españolas.
    A mí me gusta mucho pasear por Barcelona porque te vas tropezando con los scooters que van por la vorera (con refuerzo de bicicletas) y en todos los balcones ondean bandera separatistas. Es una ciudad muy amigable, no me extraña que haya tanto turista chancletero.

  • 1 de septiembre de 2015 a las 12:32
    PERROANTONIO
    Vorera=acera

    El español de Barcelona es muy raro.

    Me levanté de la cama, y me di una ducha. Después de secarme con la tovalla me puse los pantalones y una chamarreta de Los Suaves y salí a la calle. Allí, lo de siempre: yonquis y cheringas por las voreras. Enchegué la moto y me fui a por la Montse, que estaría con la Pili y con la hija del Martínez quemando banderas españolas. Esa noche le iba a dar a esa mala pécora pero a base de bien por la retambumfa.

  • Vamos a dejar correr que es uno de septiembre y empieza el curso que también viene de correr pero en el supino del río de Heráclito que corre desde el latín, ¿NO?
    Me parece bien porque no tengo un putu propósito bueno que hacerme.
    FELIZ AÑO NUEVO A TODOS

  • Aparcar en la vorera es tercermundista, sobre todo si hay habilitadas plazas para scooters gratuitas en voreras muy amplias o en la propia calle. Es frecuente ver estas plazas vacías y la vorera repleta, porque aquí los ciutadans gustan aparcar en la misma puerta de su casa o del cine. Les he visto salir del portal ya con el casco puesto, subirse en su sucísimo vehículo que duerme en la calle y enchegar directamente para salir a través de la vorera y los cubos de basura entre restos de banderas quemadas.

  • Bremaneur 1 de septiembre de 2015 a las 12:39
    El español de Barcelona es muy raro.

    Raro, no, incogruente, por no decir gilipollas, llamarse español pero escribirlo en catalán: RCD Espanyol

  • Sí, es septiembre y como siempre repito curso, que ustedes se ponen muy chulos en verano con nuevos temas muy de ciencia.

  • O sea que vorera es acera. Qué palabras más raras. Recuerdo lo que me costó entender que en Pamplona una bajera, que en mi casa era una sábana, se convertía en lonja.
    Y una villabesa un autobús, pero bueno, en Bilbao les llamaban azulitos, váyase lo uno por lo otro.

  • Bella Tare, adviértote que la semana próxima inicio un castísimo y modosísimo periplo de quince días por media España, que incluirá las galicias.

  • 1 de septiembre de 2015 a las 14:08
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Satur inicia una huelga de hambre.

    Satur se parte la caja con el Madriz y con la merengada. El esperpento ha sido histórico.

  • Hemos negociado hasta el último minuto, Tareixa, pero el mercado se cerró anoche sin que lográramos la firma de Ace Bullet. Los 30 millones de euros no fueron suficientes.

  • 1 de septiembre de 2015 a las 15:53
    PERROANTONIO
    Hemos negociado hasta el último minuto, Tareixa, pero el mercado se cerró anoche sin que lográramos la firma de Ace Bullet. Los 30 millones de euros no fueron suficientes.

    Creo que el error por nuestra parte fue ofrecerle a Satur a cambio.

  • Ando entretenido con este librito.
    “Ahora bien, si el objetivo de la revolución totalitaria es la purificación de lo existente, entonces exige la formación de un partido de tipo nuevo: el «partido de los puros», cuya misión histórica consiste, cabalmente, en «reconducir la sociedad a su pureza originaria».[37] De ahí el carácter religioso —mejor dicho, soteriológico— del «partido de los puros».[38] El fin absoluto —la erradicación del mal— confiere un estatuto ontológico y moral extraordinario a los «purificadores» y santifica la violencia a la que recurren. Sucede así que cuanto más radical es la violencia, «más dulce parece, puesto que ahorra el tiempo del dolor».[39] Es una operación quirúrgica: cruenta, pero salutífera. Como tal, se concibe como un auténtico imperativo categórico. Tal es la razón profunda de que, en un sistema totalitario, el terror masivo, el universo concentracionario y el democidio tengan un significado especial. No son nuevos instrumentos de dominio, sino instrumentos de salvación. Gracias a ellos surgirá una «humanidad nueva», finalmente libre de todo lo que la degrada y corrompe. Lo que presupone un preciso diagnóstico-terapia del mal radical; por tanto, una Gnosis. Y, en efecto, tanto en la ideología bolchevique como en la ideología nazi encontramos la división —típica de las doctrinas gnósticas— de la humanidad en tres familias espirituales: una minoría de pneumáticos —los revolucionarios profesionales, destinados, en
    razón de su «pureza», a desempeñar el papel de paráclitos; una masa de psíquicos —el pueblo que, aun contaminado, puede ser redimido; y, finalmente, todos aquellos elementos ílicos, corrompidos y corruptores, que deben ser exterminados para que el programa soteriológico pueda llevarse a cabo.[40] Y encontramos también los elementos característicos de la visión apocalíptica de la historia centrada en el conflicto cósmico entre los «hijos de la Luz» y los «hijos de las Tinieblas»”.

    Título original: Lenin e Hitler. I due volti di totalitarismo Luciano Pellicani, 2009.

  • Oigan, a mí me está gustando:
    “En definitiva, Mussolini es un revolucionario a medias, que acepta el
    compromiso con las fuerzas del establishment no sólo por oportunismo, sino también y sobre todo porque su programa no tiene carga alguna palingenésica. Él no es un Paráclito gnóstico. Le es ajena la idea de la regeneración de la humanidad a través de la erradicación del mal. La cual, por el contrario, está presente tanto en el programa bolchevique como en el nacionalsocialista.”

  • Bonnie, bonita, diga usted que sí bien el señor Olmos es raro de ver por su extraña compostura para las afotos, es en cercanías un señor qué escribe bien.

    QUÉ VUELVA!!!!

  • También yo estoy en negociaciones con el blog para que me publiquen unas cosas, y también el problema es el dinero: me piden mucho.

  • Pues aprovechando que el Henares pasa por Guadalajara y que el señorito Gengis está por aquí, tenemos el placer de anunciarles que a partir del próximo viernes, y con periodicidad quincenal, iniciamos la publicación de las memorias, corregidas y aumentadas, del señorito. Servidora ya ha leído el primer capítulo, que me ha hecho recordar mi infancia con las Esclavas de la Purísima.

  • 1 de septiembre de 2015 a las 21:47
    SRTA. BELLPUIG
    Servidora ya ha leído el primer capítulo, que me ha hecho recordar mi infancia con las Esclavas de la Purísima.

    ¿También os ponían en fila, Bellpuig?

  • El cabronazo de Gengis Tank siempre genial:

    También yo estoy en negociaciones con el blog para que me publiquen unas cosas, y también el problema es el dinero: me piden mucho.

  • 1 de septiembre de 2015 a las 22:24 Follandeiro (sì, joder, Follan d’Eiro)
    También yo estoy en negociaciones con el blog para que me publiquen unas cosas, y también el problema es el dinero: me piden mucho.

    ¡PUES APOQUINE! ¡VENGAAA!

  • Con los gritos y el entusiasmo me he confundido al leer la cita; creí que Follandeiro estaba también en negociaciones y regateando.
    Follandeiro, ¿y unas memorias suyas aunque sea a vuelapluma para este público entregado?