Humor, violencia y poder

jajaja-jujuju
por el Camarada Sërgëi.

El año empezó mal. El 7 de enero entraron dos terroristas en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo y asesinaron a diez personas: «Cabu», «Charb», «Tignous», Georges Wolinski, Philippe Honoré, Bernard Maris, Mustapha Ourad, Elsa Cayat, Frédéric Boisseau y Michel Renaud. Al salir de la redacción asesinaron en la calle a dos policías: Franck Brinsolaro y Ahmed Merabet. Un día después, mientras la gendarmería francesa todavía buscaba a los terroristas, un tercero asesinó a la policía Clarissa Jean-Philippe. Al día siguiente, el terrorista entró en un supermercado judío, donde tomó como rehenes a algunos empleados y clientes, y asesinó a François-Michel Saada, Philippe Braham, Yoav Hattab y Yohan Cohen. Los tres terroristas fueron abatidos finalmente por la policía. La revista Charlie Hebdo ya había sido atacada anteriormente y el motivo esgrimido por los fanáticos era la publicación de caricaturas de Alá.

He tenido conversaciones con algunos amigos sobre los atentados y la pertinencia del humor de Charlie Hebdo. Alguno sostiene que no es lícito reírse de las creencias religiosas. El debate, en general, se centra sobre este punto: los límites del humor, las lindes de la risa, las fronteras del cachondeo; y por encima de todo los límites, lindes y fronteras de la libertad de expresión. Evidentemente, el enfoque es incorrecto.

El único tema a debatir es la pertinencia de responder a una burla con un asesinato. Aunque en principio se trataría de una discusión breve y unánime, hay quien podría alargarla innecesariamente. Al Papa de Roma le parece que la violencia es una respuesta normal, pero también cree que comerse un trozo de pan aplastao es algo sagrado y que si te masturbas irás al infierno: no es la persona idónea para debatir absolutamente nada que no tenga que ver con sus rituales o directrices religiosas. Ese tipo de asesinatos no sólo le parecen lícitos, sino que también son jaleados por una gran cantidad de creyentes musulmanes, pero estos son defensores de la lapidación, de la ablación del clítoris y de segarle el cuello a cualquiera que no piense como ellos. De la opinión del resto de musulmanes se sabe bien poca cosa, y aunque traten de desviar el tema hablando de lo sagrado que es su profeta, juraría que están de acuerdo con que el asesinato no es la respuesta adecuada a una caricatura.

El debate tendría que zanjarse aquí, pero lamentablemente y como hiciera en su día Jyllands-Posten, el diario danés que publicó caricaturas de Mahoma, la redacción de Charlie Hebdo ha decidido no volver a dibujar nunca más la imagen del profeta. Ha ganado el miedo, y por tanto han ganado los asesinos y aquellos que les apoyan. Quienes criticaban la burla pueden estar satisfechos, ya sean musulmanes, cristianos o laicos sentimentales que no soportan que nadie se ría de las creencias de los otros. No que las asesine, cosa por otro lado imposible, ni siquiera que las prohiba: sólo que se ría de ellas.

Meses después surgió una nueva polémica sobre el humor. Las elecciones municipales de mayo de este año llevaron a la alcaldía de la capital de España a Manuela Carmena Castrillo, cabeza de lista del partido Ahora Madrid. Al formar su gobierno municipal en mayo, se publicitaron algunos chistes que uno de sus futuros concejales había escrito en una red social. Los chistes eran antisemitas o se referían a víctimas de eta y eran más viejos que la tos: cómo meterías a seis millones de judíos en un seiscientos, esto que va Irene Villa y…, etc. Lamentablemente no tengo espacio ni posibilidad de listar, como he hecho con el caso de los asesinatos de París, los seis millones de judíos asesinados por los nazis, ni las cerca de ochocientas víctimas de eta, pero creo que los lectores de este artículo conocen quiénes son el objeto de burla de esa persona.

También he debatido con amigos la necesidad de transgredir los tabúes y hacer chistes sobre judíos o Irene Villa. En general hemos llegado a una misma conclusión: no debería estar penado contar este tipo de chistes. Otra discusión distinta es si un austrolopitequiforme como el concejal de Ahora Madrid puede ejercer su cargo habiendo demostrado la misma talla moral e intelectual que un protozoo.

En las charlas sobre los límites del humor y la necesidad de la transgresión hubo algún caso curioso. Uno que minutos antes había mostrado su pesadumbre porque de pequeño fue objeto de fieras burlas por parte de sus compañeros, sostenía que era no sólo lícito sino necesario hacer chistes de mutilados o deformes. Otro estaba muy obsesionado con «los chistes de eta». Los llamaba así. Quiero hacer una aclaración terminológica: así como son «chistes de judíos» y no «chistes de nazis», no son «chistes de eta» sino «chistes de víctimas de eta». El matiz es importante porque señala quiénes son el objeto de las burlas: las víctimas, los asesinados; es decir, los débiles, los que terminaron perdiendo.

Entramos aquí en el papel y el objeto de los chistes, la meta final de la burla. Pienso que el humor es una herramienta poderosa para combatir el poder. No estoy de acuerdo con Rudolph Herzog cuando dice que es inútil. Si lo fue en la Alemania nazi se debió a que estuvo tan reprimido que sus escasas manifestaciones cayeron en saco roto. Y si la represión, cuando la hubo, fue tan brutal, se debió al miedo que el poder tiene de los chistes. La risa, en definitiva, ha de cuestionar el poder y no ha de humillar a las personas. Las caricaturas de Jyllands-Posten y de Charlie Hebdo no se burlaron de nadie, sino que cuestionaron el poder que la religión musulmana tiene sobre sus creyentes y sobre quienes osan criticar su fe. Un chiste sobre Irene Villa no está cuestionando el poder del gobierno de turno, sino que se está riendo de una niña que sufrió un atentado. Se está riendo, además, de su madre y de todos aquellos que han sufrido los asesinatos etarras y la extorsión de los terroristas.

Es llamativo, por ejemplo, que apenas haya auténticos «chistes de eta», es decir, chistes que cuestionen el poder que ha ejercido eta con su violencia en España. Los etarras y quienes les apoyan tienen una sorprendente cualidad común: salvo alguna excepción, son todos feos y más horteras que Espinete con el tanga de Borat, y no se prodigan los constructos humorísticos que se burlen de ello. Y aún más: han muerto varios terroristas porque los muy imbéciles han manipulado mal las bombas y han regado de tripas el lugar donde reventaron, y sin embargo no hay chistes que los ridiculicen, o al menos no son tan populares que uno pueda encontrárselos en el twitter de nadie. No deja de ser llamativo que quienes defienden la transgresión tengan como objetivo a los de siempre.

Qué curioso: en esos casos de «autoexplosión de etarras» la policía científica jamás encontró trozo alguno de cerebro incrustado en las paredes o esparcido por el suelo. Esto, por supuesto, no es verdad: se trata de un chiste. Lamento que sea tan malo, pero esta es otra de las características de los chistes sobre judíos, víctimas de eta, minusválidos, etc.: son muy malos. Es posible que su mecanismo de transgresión provoque la risa cuando uno tiene diez años y está aprendiendo cuáles son los límites de todo lo que le rodea y de todo lo que percibe; más allá, el mecanismo lingüístico o metafórico del chiste se antoja más simple, rudimentario y evidente que el desarrollo de una berza, por lo que la supuesta transgresión queda reducida a un regüeldo.

El humor ha de ser inteligente, y no es inteligente un chiste que no sea posible contarlo personalmente a Irene Villa, a su madre, o a un judío que de haber vivido en 1939 tenía muchas posibilidades de morir en Auschwitz, sin que nadie llegara a saber jamás dónde diablos podrían estar sus cenizas.

188 comentarios en “Humor, violencia y poder

  1. Y van dos entradas de altura, no las chorradas que escribimos algunos. Apoyo esta nueva línea de Chopsuey.

  2. En la sociedad musulmana, con un alto porcentaje de analfabetismo, las imágenes humorísticas no solo no son ofensivas contra la religión sino que son necesarias para que la gente se entere de las noticias, tenga algo de cultura y evolucione.
    Son ofensivas contra el abuso de poder que ejercen algunos individuos amparandose en estúpidos dogmas religiosos.
    Las caricaturas políticas empezaron en Inglaterra en el siglo XIX, y muchas esconden arte. En el documental que acompaña a gangs of New York salen buenos ejemplos.
    Los chistes que humillan a la víctima no los entiendo, creo que hay seres humanos que no tienen sensibilidad, tal vez son psicopatas, en el término médico más amplio, gente que no empatiza con la gente que sufre, no necesariamente violentos.

  3. CHISTE(De chistar).

     m. Dicho u ocurrencia aguda y graciosa.

     m. Dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa. Muchas veces se presenta ilustrado por un dibujo, y puede consistir solo en este.
     m. Suceso gracioso y festivo.

    No son chistes, nunca me han hecho reír, y a cualquiera que le arranquen una mínima sonrisa, es un ser miserable.
    *****
    ¡¡¡PORTENTOSO!!!
    (Te voy a ondular con la permané.)

  4. La tendencia natural del ser humano es burlarse del prójimo, tal como se puede comprobar en escuelas, cuarteles o colegios universitarios cuyas novatadas adquieren la categoría de delito. La burla se ejerce sobre el débil y tiene una finalidad ruin, véase el Burlador de Sevilla. Con los años el hombre termina por comprender el mundo y es consciente de la miseria moral que encierra reirse del que no se puede defender.

  5. Mi postura actual es que no hay que hacer burla de las creencias ajenas, al menos no una burla cruel o soez. Hay que respetar las religiones, la monarquía, o el catalanismo. La lucha contra lo irracional tiene otras alternativas mas sibilinas.

  6. Todos los problemas que he tenido en mi vida, los he tendo con gentes sin sentido del humor. Alguno de ellos, curiosamente, contadores de chistes. Desconfío automáticamente de la gente que no se ríe. Pero desconfío aún más de los que se ríen de los demás sin saber reírse de sí mismos.

  7. Desde el NJ hasta hoy, han pasado por estas páginas grandísimos humoristas. Sin duda es lo mejor de este invento (porque de intelecto me temo que algunos somos de aprobado raspado). Que no decaiga.

  8. 14 de septiembre de 2015 a las 10:38
    PERROANTONIO
    Tovarich Sergei, el tema es de gran interés y el artículo niquelado. A ver si más tarde soy capaz de aportar algo de interés sobre el humor anti-eta.

    Grrrrrrrrrrrrrr. La señorita Bellpuig la lió corrigiendo el artículo y se perdió un link. Lo corrijo ahora.

  9. El humor ha de ser inteligente, y no es inteligente un chiste que no sea posible contarlo personalmente a Irene Villa, a su madre, o a un judío que de haber vivido en 1939 tenía muchas posibilidades de morir en Auschwitz, sin que nadie llegara a saber jamás dónde diablos podrían estar sus cenizas.

    Pues yo hago una imitación muy graciosa de Rajoy (mira: “Eldspañolelds”), pero no me atrevería a hacérsela a él personalmente, por no herirle. Esta parte me ha dolido.

  10. Estoy en el trabajo y no me funcionan ni las máquinas ni los programas, carezco de cualquier clase de poder por pequeño que sea y ya no me queda una pizca de humor. Voy a ver si me puedo guarecer en la violencia.

  11. Somos muchos quienes todavía consideramos como algo sagrado a las gloriosas fuerzas armadas españolas, esos temibles ejércitos cuyos héroes anónimos no vacilaron en derramar la sangre que su patria les demandaba, ya fuera junto a las murallas de la grande Temixtitán o en los áridos desiertos africanos, ya contra el francés o contra el moro. Por eso, ruego que nunca más se publiquen en este fanzine entradas en las que se pretenda hacer mofa y escarnio de efectivos de esos mismos ejércitos que asombraran el mundo entero, al retratarlos como entes simiescos y entregados a aberrantes prácticas sexuales contranatura con pacíficas cucurbitáceas u otras frutas indefensas.

  12. 14 de septiembre de 2015 a las 10:56
    PROCURO FIJARME

    Quizá me he pasado de frenada con el “ha de ser”, o quizá debería haber buscado otro adjetivo que no fuera “inteligente”. Me refería con ese último párrafo al humor que pretender ser transgresivo y derribar ciertos tabús.

  13. Sinécdoque o confundir una parte con el todo. Mofarte de un recluta imaginario es compatible con respetar el ejército a muerte.

  14. El otro día comiendo donde Iñaki Camba se quejaba de que sus mejores clientes habían caído en alguna de estas tres categorías:
    1. Fallecidos.
    2. Arruinados.
    3. Demasiado enfermos para poder comer.
    Me pregunto en qué casilla caeré.

  15. El texto es muy bueno, entre otras cosas, porque busca la complejidad, están los ejemplos y los contraejemplos del tema, que creo que es más la libertad de expresión que el mismo humor. A mí me parece que la libertad de expresión debería preservarse a toda costa. Pero qué pasa entonces con la agresión verbal y el fomento del odio, todo eso. Una cosa parece contraria a la otra.
    Respuestas vuestras me gustarían, camarada Sergei y las otras camaraderías.

  16. La calavera laburu también es genial, pero como los ilustradores sigan por el camino de la psicodelia nos van a empezar a dar ataques epilépticos, veréis.

  17. MORINYO DIMISIÓN
    El pasado sábado a las 20.30 tuvimos oportunidad de poder visionalizacionalizacionalizacionalizar el contencioso más pestiño de todos los tiempos, con la excepción de un Gimnástic Borges Blanques-Athletic Club Calatayud que se jugó en 1953. Al juego tedioso del combinado culet se unió el miedo de los integrantes de la escuadra de casaca rojiblanca. La culpa de esto es de Morinyo, porque hemos visto contenciosos anteriores donde los colchonistas doblegaron a los ciudadanos condales a base de tenacidad, presión y vistosismo sobre el céspet. Pero el espíritu del pendenciero luso ha envenenado al Chulo Sinmelone, que en los últimos choques ha demostrado la cobardía que el anteriormente dicho no mucho más arriba de estas líneas pendenciero luso, el peor míster del mundo, tuvo cuando se enfrentó al conjunto azulrojo. Basta ya, digo ahora como he dicho en otras ocasiones en este benemérito magacín. Rompamos el maleficio y dejemos que Kit Towerds (x) marque, pero que sus tantos suban al electrónico en forma de guarismo sin que los guarismos del contrario sean > o = que x.

    La crónica social del encuentro la fundamento en la base de que lo vi con unos amigos, entre los que había culets y atlánticos. La camadería se sobrepuso a las pasiones y hubo buen humor, no como en un tweeterd lleno de merengazos y caspagominas. Recuperé las vibrantes sensaciones de lo que es disfrutar del deporte entre amigos. La tertulia posterior se centró en un brebaje que adquirí, un zumo fermentado de dátil y granada que sabe a ATENCIÓN SUJETARSEN regaliz rojo y que causó sensación, y a las dos entregas de la película El ciempiés humano, que no tardaré mucho en ver. La entrada de la Mikimedia dedicada al film es de las más completas del mundo. Buscarla, que yo no me atrevo a poner el linkedin.

  18. Procuro, yo estoy muy a favor de la burla, aunque no sea inteligente. Así que estoy a favor de Charlie Hebdo y otras cosas “de mal gusto” que se ven por ahí. Yo creo que la burla no es un chiste, y su gracia no se ha de buscar en ella misma, sino en la reacción del burlado. Por eso los límites están, para el burlador, en quién puede ser objeto de burla; y la gracia reside en ver lo limitados que son o están los burlados, viendo sus reacciones. Dirigirla a inferiores revela una baja catadura moral. Inferiores son los indefensos, los que no ostentan el poder, los que no exhiben sus superioridades morales, los que no se llaman puros, los que no imponen dioses o los que han sido víctimas. La reacción de los burlados expone sus limitaciones mentales y los suele revelar como brutos, menguados e hipócritas, y del afloramiento de esas limitaciones nos reímos.

    Los chistes tienen gracia por sí mismos y, estos sí, han de ser inteligentes. Son, de hecho, un test de inteligencia; buscan esquemas, patrones e incongruencias, verbales o conceptuales y los subvierten. Piensa el que los cuenta que reta la inteligencia de su público, cuando posiblemente sea al contrario, y sea el público quien le juzga.

    Algo así como que la burla reta a la irracionalidad y el chiste a la racionalidad.

  19. ¿Han intentado discutir alguna vez con alguien bregado en el arte de la oratoria ful, con alguien para quien las palabras cambian de significado a conveniencia? ¿O con algún tramposo de las emociones, que enseguida se pone a lloriquear porque sabe que no pateamos ni a los caídos ni a los bobos? ¿Y con alguien que ha decidido que va a esperarte a la salida para romperte la cabeza? Con ninguno de estos ejemplares la conversación llega a ningún sitio y tampoco hay posibilidad de llegar a acuerdos. Así que no hay necesidad de perder el tiempo ni energías, que no andamos sobrados. Una buena burla lanzada al punto de flotación exacto revienta el globo instantáneamente. Pero un gran poder requiere una gran responsabilidad. El camino del samurai de la burla es muy sacrificado.

  20. Pues, ya que estamos, esto que han colgado en el FB me ha hecho gracia:

    Por otro lado se inventaron una nacionalidad, igual que los vascos de Sabino Arana. Aquí todo siempre es un poquito menos aburrido que en el País Vasco porque está el Mediterráneo y los mediterráneos siempre tienen un lado gitano. Había un señor que se llamaba José Pijoán, que es el de la enciclopedia Summa Artis. Un buen día se cansó, se fue a vivir a Suiza y se hizo cuáquero. Entonces fueron de aquí a verle y le decían: “Señor Pijoán, que Cataluña le necesita porque Cataluña sin usted no es Cataluña”. Y él contestó: “¿Cata qué?”.

    http://www.elespanol.com/elecciones-catalanas/lo-que-ocurre-en-cataluna-acabara-mal-por-poco-bien-que-vaya/

  21. Quizás con los años, aparte de reirte en la intimidad cada vez más de ti mismo, sólo te resultan interesantes y por ello te ríes intransitivamente, por ese orden, de los chistes de judíos contados por judíos [sus chistes de rabinos son geniales], los chistes sobre ingleses contados por ellos mismos y los chistes de catalanes contados por algunos de ellos.
    Aparte de Chumy Chúmez.

  22. Parece que el ejército egipcio ha matado por error a un grupo de turistas, entre ellos dos mexicanos, al confundir su convoy con el de unos terroristas. Algunos graciosos ya han hecho chistes sobre los muertos. Son imágenes y comentarios burdos, elementalmente estúpidos. Ni siquiera es necesario debatirlos desde el punto de vista ético.


    (Gracias a una de nuestras hermosísimas corresponsales mexicanas por habernos hecho llegar las imágenes).

  23. No podemos dejarlo todo al juicio personal, por si carecemos de buen juicio; para eso está la DURA LEX, TACATÁ:

    Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
    Conforme al artículo 18.1 de la Constitución, los derechos al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen tienen el rango de fundamentales, y hasta tal punto aparecen realzados en el texto constitucional que el artículo 20.4, dispone que el respeto de tales derechos constituya un límite al ejercicio de las libertades de expresión que el propio precepto reconoce y protege con el mismo carácter de fundamentales.

    Tendrán la consideración de intromisiones ilegítimas en el ámbito de protección delimitado por el artículo segundo de esta Ley:
    7. La imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

    O sea, un chiste o una burla pueden ser considerados lesivos para el honor y la dignidad. ¿Cuándo lo son? Todo esto me parece tan necesario como vago y peligroso.

    (Solo he mirado letras gordas y la primera carilla porque las leyes son muy aburridas. EXIGO QUE SE ME CORRIGA).

  24. Proc, ya he dicho que no me parece bien que los chistes sean penados. Entre otras cuestiones porque la policía dedica excesivos recursos a perseguir imbéciles por las redes sociales. El número de necios es infinito, pero el odio que pueda fomentar un cretino en twitter es muy limitado. Por eso me parece contraproducente, además de aburridísimo, que los santones indignados y los guardianes de la moral propaguen la basura con la intención de criticarla. Quienes sí pueden fomentar un odio peligroso -el que incite a tomar represalias contra alguien- son grupos organizados, más fáciles de perseguir penalmente. En cualquier caso, no soy abogado. Si te atreves puedes leer esto; quizá te sea útil.

  25. Bueno, yo sí soy abogado pero a estos efectos como si no porque no me muevo en ese campo.
    En todo caso habrá que bajar a cada asunto en concreto y jugar con la balanza.
    Mi opinión personal es que abusamos del concepto libertad de expresión. Una cosa tan noble y por la que tanta gente dio lo mejor de sí misma no puede ser invocada, por ejemplo y hablando de los míos, por veinte mil gilipollas silbando un himno en un partido de fútbol.

  26. 14 de septiembre de 2015 a las 17:12
    SCHULTZ

    Es un ejemplo de lo que comentaba antes: esos silbidos no fueron espontáneos, sino que los organizaron varias agrupaciones que tenían un fin muy claro: boicotear un acto. Imagino que eso será más fácil de catalogar como delito o como falta. Que un atapuerquiforme chifle un himno, ya me parece más complicado. Pero esto son cuestiones técnicas que se me escapan.

  27. Transcribo a continuación un diálogo de besugos que he mantenido hace unos minutos con mi vástaga para que me digáis.
    ELLA: Aita, ¿voy bien así o parece que voy en pijama?
    YO: Bueno, digamos que a mí no me parece un pijama, pero si me dijeran que es un pijama podría llegar a creerlo.
    ELLA OTRA VEZ: Qué enrevesao eres, macho, no hay quien te entienda.
    Y pregunto: ¿acierta la niña? ¿soy enrevesao? A mí me parezco clarísimo.

  28. Yo entiendo que aquello no debe merecer reproche penal, pero de ahí a que aquellos mendrugos, que la mitad estaban mamaos, me digan que era un ejercicio de su libertad de expresión me toca los huevos un poquillo.

  29. 14 de septiembre de 2015 a las 17:21
    SCHULTZ
    Y pregunto: ¿acierta la niña? ¿soy enrevesao? A mí me parezco clarísimo.

    A mí entodavía no me se ha dado una respuesta clara al respective de por qué se me introdujo subrepticiamente con prestidigitación y alevosía en la sentina de cierto blog tratando de coartar mi libertad de expresión.

  30. 14 de septiembre de 2015 a las 17:21
    SCHULTZ

    Yo no me atrevería a afirmar que es Vd. enrevesado, pero si alguien me lo dijera seriamente podría llegar a creerlo, la verdad.

  31. Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
    Conforme al artículo 18.1 de la Constitución, los derechos al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen tienen el rango de fundamentales, y hasta tal punto aparecen realzados en el texto constitucional que el artículo 20.4, dispone que el respeto de tales derechos constituya un límite al ejercicio de las libertades de expresión que el propio precepto reconoce y protege con el mismo carácter de fundamentales.
    Tendrán la consideración de intromisiones ilegítimas en el ámbito de protección delimitado por el artículo segundo de esta Ley:
    7. La imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones, como por ejemplo inundar, que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

    Ah, que sólo aplicasteis la ley. Entonces me callo.

  32. Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
    Conforme al artículo 18.1 de la Constitución, los derechos al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen tienen el rango de fundamentales, y hasta tal punto aparecen realzados en el texto constitucional que el artículo 20.4, dispone que el respeto de tales derechos constituya un límite al ejercicio de las libertades de expresión que el propio precepto reconoce y protege con el mismo carácter de fundamentales.
    Tendrán la consideración de intromisiones ilegítimas en el ámbito de protección delimitado por el artículo segundo de esta Ley:
    7. La imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones como por ejemplo por inundar que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

    A un provocador declarado ciertas cosas no le suponen menoscabo, antes bien, reafirman su elevada categoría.
    El derecho es lo que tiene, mucho revés.

  33. BONNIE
    Está claro Schultz, que la respuesta correzta es: “Así vas perfecta, jamía”. Y si no, mira y toma ejemplo de Mou (Antes de que tu hija tome ejemplo de Matilde).

    A ver, la niña es guapa, que tuvo suerte en el reparto, pero el pantalón era pa verlo.

  34. (Ya lo dijo Mantiño: si es que las visten como Guti.
    Esa niña parece la Geperudeta, ¿nadie se ha dado cuenta que no lleva la espalda recta?. Y su padre entrenador mundial, si es que en casa el herrero..)

  35. Ya que andan con leyes, ayer compré, a módico precio, varios libros editados durante la República. Quizá el más interesante de ellos sea uno, titulado Cincuenta pleitos de divorcio y jurisprudencia del Tribunal Supremo, escrito por un tal Licenciado Vidriera. que cuenta con capítulos de nombres tan curiosos como La felatrix y el coprógago, Recesvinto y Cucalón, Virgen a pesar de todo o La Vicetiple de Pavón.

    Encuentro en él una antológica sentencia del Tribunal Supremo de la época (1933), redactada, con una mezcla de mesura y sentido común difícil de igualar:

    ADULTERIO

    […] Del resto de la prueba practicada no adquiere esta sala el convencimiento del ayuntamiento carnal con la persona que en la demanda se cita, aunque en orden a esta clase de hechos y por ser íntimos y verificados de ordinario en secreto no se precisan vigorosas probanzas, bastando a tal efecto presunciones vehementes, que tampoco concurren.

    Ayuntamiento carnal, Vigorosas probanzas, Presunciones vehementes… Todos podrían ser títulos de telefilmes de los que pasan por Antena 3.

  36. Perdí una novia por culpa del lubumba (que aquí llaman lugumba). ¡Muerte a los combinados!
    El sol y sombra sólo es bueno cuando la mezcla resulta mejor que la suma de las partes. Algo bastante difícil de conseguir sumando Garvey y Anís del Mono.

  37. Srta Bellpuig, no se moleste en rescatar mi post,lo retuiteo yo mismo, disculpe las molestias.

    Yo siempre me reí mucho con Sturmtruppen.

    (*)
    -¡Alto!, ¿quién va? ¿Amigos o enemigos?
    – Simples conocidos

  38. Pero Sturmtruppen también me hacía mucha gracia con sus chistes de judíos:

    “Se ve al sargento nazi abandonar un campo de concentración llevándose un judío bajo el brazo, y dos centinelas que le ven marchar comentan:
    – Vaya, el sargento Fritz vuelve a llevarse trabajo a casa”

  39. El cerebrito nunca lo probé, pero se comentaba mucho entre los discotequeros del estituto. En Cracovia pedí algo que creo recordar recibía el nombre de Perro Rabioso, y era un chupito de vodka, granadina y tabasco. Chanaba mazo.

  40. Y en Alemaña sirven cerveza con cocacola y lo llaman Diésel, creo. En todos los bares, como si lo hubiera creado Dios el quinto día o algo.

  41. Me gusta mucho la entrada y además no se que pensar al respecto, por eso digo atento a lo que dicen, excepto que antaño quizá el buen gusto era mas general y nos abochornaban menos.

    No sé donde he parado a dormir, y no voy a levantarme a mirarlo.

  42. En Haro se llevaban los “machacaos” un brebaje a base de Martini y gaseosa “Peña”. Se colocaba una tapa de barril de cerveza encima del vaso y se machacaba contra la barra del bar. Te los tenías que beber de un trago. Eran muy famosos los “machacaos” del “Chepas” el bar por el que se empezaba la Herradura de abajo.
    En Zaragoza estaban las cucarachas de La Cucaracha y del Corto Maltés. Se hacían con licor café y se quemaban con un mechero y te lo bebías nada más se apagaba la llama azul del vaso.

  43. Giovanni Sartori culpa a la televisión y a Internet de «producir imágenes y cancelar los conceptos, atrofiando así la capacidad de comprender». En este sentido, alerta del riesgo de que los nuevos medios pueden ser enemigos de la democracia. «La sociedad liberal democrática está construida de abstracciones. No hay nada visible en los conceptos que nosotros hemos usado para construir la democracia liberal. Conceptos abstractos como el de justicia, por ejemplo», señala.

    Le indicamos que algunos, al leer su último libro, podrían tacharle de pesimista, pero él subraya que es realista: «Yo tengo un lema muy claro: El pesimismo es peligroso si nos lleva o induce a la rendición; pero el mal lo hace el optimismo o el ‘tranquilismo’ que conducen a no hacer nada
    read:http://www.abc.es/cultura/20150914/abci-giovanni-sartori-201509121810.html

  44. Vino blanco con mistela, cerveza con pipermín y cerveza con campari; he bebido muchos combinados de estos en las discotasques y en las tasques.

    He leído la entrada de Tse que enlaza Bremaneur, lo he entendido (caci todo o la mitad) y estoy de acuerdo con la importancia de investigar posibles delitos contra las leyes que nos damos en el Parlamento, toma leyes. Estoy de acuerdo con Bremaneur en que el odio peligroso procede de los grupos organizados. Estoy de acuerdo con Schultz en que habrá que tener más respeto al concepto «libertad de expresión» para que no incluya el berrido, y con la hija de Schultz en lo que dice de Schultz.

  45. 14 de septiembre de 2015 a las 17:34 gachoinlowercase
    (Yo, sobre este tema y sus afluentes -o como se llamen- no me voy a pronunciar.
    Aunque la ilustración me parece muy buena.)

    ¿POR QUÉ?

  46. ¿Sintió una irrigación inesperada y placentera al ingerir el pipermint?
    Aclaremos aquella esperanza compartida por todos nusotros.

  47. (-Por precaucion.
    -Porque esta vez, incluso a mí, me parecía que mi silencio era más interesante que lo que pudiera decir.
    -Porque no se me ocurría nada. Debido a mi sobreesfuerzo con el inglés (qué pena hijamia, qué pena), ahora estoy toda para resetear.)

  48. En Murcia tenemos festas de moros y cristianos, como en el pueblo de gatita. Hoy gran ambiente y excelente festejo taurino.

  49. No me creo que no se te ocurra nada, Gata. Por qué dices qué pena, ¿te ha ido mal con el inglés?

    Adaptaciones, por eso: le había leído y estaba actuando de urgencias con una luz giratoria que me he puesto en la cabeza. Iba a preguntarle de qué color son los lugareños o si, por ejemplo, había iglús, pero con Jaén me quedo conforme.

  50. (Era una prueba de nivel. Porque sí, porque ya doy mucha lástima hijamia, mi partner tenia 22 años y yo he ido a to pi (que tenia un pee, I mean), hasta cuatro veces. ¿Es que yo qué coño hago ahí?, en serio.)

  51. En Biarritz toman cerveza con granadina.
    Lo llaman Montecarlo.
    Si le pones también ron es un coctel seducción.

  52. Ahora que dice Claudio Biárriz me he acordado de los vinos blancos con cassis y de los pernods y ricards y otros anisados con agua de las discotascas francesas. No sé si el cassis es lo mismo que la granadina. No, no es lo mismo.

  53. ¡Joder, Parker! Lo de las cucarachas me lo enseñó el hijo de un jugador de fútbol (de color) del Atlético de Madrid con el que curré, allá por los 80. Creo recordar, incluso, haberlas bebido con pajita, y que el efecto era fulminante.

  54. Muy buena la entrada, en especial el último párrafo. La verdad es que siempre me acerco con cierta desconfianza a las reflexiones sobre este asunto. Después de Charlie Hebdo o de los tuits de Zapata hubo cientos y todas las que leí estaban llenas de interpretaciones interesadas, o de lugares comunes, o aprovechaban el tema para colar otros que nada tenían que ver. Sólo recuerdo un artículo de Darío Adanti, magnífico dibujante de El Jueves -o ex, ya no sé- en el que también se abordaba por derecho y con honestidad e ideas propias, como esa última luminosa del último párrafo de la entrada de hoy. Por cierto, en aquel Jueves en el que participaba Adanti, el de antes de la fuga de sus mejores talentos porque la editorial cedió a las presiones para no seguir fustigando al rey, se hacían buenos chistes sobre etarras. Pocos para lo deseable, cierto, pero muy buenos.

    Dos artículos entre cientos es muy poco. O el tema es muy complejo o todo lo contrario, en el fondo es tan sencillo que la mayoría somos incapaces de esbozar ni un asomo de idea. Yo me reconozco incapaz, precisamente porque mi actitud es muy primaria: si me hace gracia, tiendo a ser mucho más benevolente con cualquier burrada, incluidas aquellas en que el objeto de burla soy yo mismo. Pero si no me hace gracia, es entonces cuando la detecto como tal burrada y critico y me indigno o me enfado, lo que proceda. Bonnie, buenisma, no sé cómo lo haces para mantener a raya la risa, para anteponer el criterio ético. De verdad, sin ironía alguna, te envidio esa capacidad, a ti y a todos los que detectáis automáticamente si uno debe o no reírse.

  55. Una entrada sustancial, de las que dan que pensar. Y una de las cosas que pienso es que hay algo de antinatural en la idea de que haya de ser misión del humor combatir el poder. Si la evolución hablara, nos diría que lo sano es reírse de la debilidad, y como la debilidad no flota por ahí sino que lo es de alguien, añadiría que lo sano es reírse de los débiles. Al poderoso, en cambio, lo lógico es admirarlo. El único motivo que nos puede llevar a reírnos de éste es la experiencia decpcionante de haber visto muchas veces que el que parece poderoso no lo es. El cuerpo te pide hurgar en esa grieta.

  56. Si hay que defender el derecho a usar el humor contra quien sea y por lo que sea, lo último que deberíamos alegar es que no afecta a la dignidad de quien es la diana del mismo, porque en tal caso no ha habido humor.

  57. Albert, me pasa lo mismo que a usted. No puedo evitar reírme de auténticas burradas. Podré avergonzarme, pero la risa no puedo controlarla. Sin embargo, reconozco que hay gente que ha fundido en la misma visión la inmoralidad y la falta de gracia. Antes desdeñaba esa reacción porque me parecía tosca, pero no veo ahora que tiene de mayor refinamiento separar las dos cosas. Es un asunto complicado.

  58. De acuerdo con eso último, Gengis. Pero el Camarada Sergei no habla de dignidad ni de ningún otro concepto moral, sino de inteligencia.

    Las burdas imitaciones de Rajoy no le harían gracia a él porque no la tienen, sencillamente. Un buen chiste si le haría reír, estoy convencido. Lo que más aprecio de Rajoy es su sentido del humor. Tanto que casi siempre tengo la impresión de que en las ruedas de prensa, por ejemplo, hace un verdadero esfuerzo para no descojonarse abiertamente de las preguntas que le parecen absurdas o impertinentes. De Sánchez o de Rivera no tengo muchas pistas en ese sentido, pero tiendo a pensar que más bien escaso. Iglesias ni siquiera creo que entienda qué es el sentido del humor. Dicho sea de paso.

  59. Con ese “de acuerdo… pero” me refería a su comentario de las 00:48, Gengis. Con el siguiente no puedo estar más de acuerdo. Y precisamente en esa “fusión” que apunta entre la inmoralidad y la falta de gracia metería yo el humor de Pablo Iglesias, por seguir con mi letanía. Pero claro que es complicado.

  60. Termino con un chiste, va. El otro día Sífilis citaba a Stevie Wonder. Me gusta mucho su música, pero inevitablemente desde que me lo contaron, cada vez que lo veo o sale en cualquier parte me acuerdo del chiste, que también valdría para Ray Charles, por cierto.
    – Oye Stevie, esto de ser ciego debe ser una putada ¿no?
    – Coño, mucho peor sería que fuera negro.

  61. Gracias, Albert. El artículo de Adanti, que leí en su momento, debe de ser éste. También escribió este otro cuando lo de Zapata, muy interesante.

    No he querido hablar de dignidad porque entiendo que es normal, en algún momento de la vida, reírse con este tipo de chistes. Normal y quizá hasta sano. Alguien con lecturas podría hablar aquí de la importancia de la transgresión y de ciscarse en los tabús. Pero eso está delimitado a una edad concreta. No creo, como Bonnie, que quien hace este tipo de chistes sea un miserable. Miserable será si pretende hacer daño con ellos; si no, será simplemente una de esas personas que se pueden encontrar en el amplio espectro que va de los equivocados a los cretinos recalcitrantes.

    Un chiste de nazis:

    – Por favor, parad de contar chistes de nazis. Mi padre también murió en el Holocausto…
    (Silencio espeso)
    – …el muy hijoputa se cayó de la torre de vigilancia.

  62. Albert, son los poderes de superrubia..
    **
    Exacto Gómez con pajita ..lo que recuerdo es que a veces la pajita se fundía con el calor de la llama.

  63. La verdad es que no encuentro explicación a alguien que se inventa un chiste acerca de una chiquilla a la que unos terroristas le amputan las piernas en un atentado..mas que la simple razón de que sea un miserable o alguien con el sentido del humor en el orto.
    Si alguien me lo puede aclarar..agradecida y emocionada. .

  64. Se anuncia a las señoritas y los señoritos la llegada esta semana de dos jugosas donaciones. También se hace saber que el señorito Perroantonio nos sacará de pobres y que el señorito Sërgëi fue el único y exclusivo culpable de no incluir el link que pretendía.

  65. Y ahora mismo acaba de entrar una nueva y extraordinaria donación para el mantenimiento de este benemérito fanzine. Lo anuncio para general conocimiento y para que los señoritos directores consideren un aumento de sueldo, acorde al cargo de secretaria y no al de sierva, que es como me tienen ahora.

  66. Todo se andará, señorita Bonnie, todo se andará. ¿Se anima a hacer un belly dancing conmigo? Sólo si tiene un nivel alto, como lo tengo yo.

  67. Vaya pedazo de mierda el artículo de la Juandáun sobre robar libros, enlazado ahora en la página principal de El País digital. Además de pestiño y larguérrimo, aparece la palabra fetiche: «follar». Si no escribes en un artículo dicha palabra no eres guay. Y si la incluyes y eres tía, es que ya eres superguay.

  68. ¡Dios mío, tengo que escribir para Juandáun sobre el consumo de pescado en Murcia! No problem: «Comer pescado en Murcia es como follar». Y de ahí, to palante, setecientas mil palabras de refrito (y no de pescado, precisamente).

  69. Bellpuig, noto en sus palabras cierto cachondeo. Ya sabe usted que la economía no es mi fuerte y que soy de la cosa gratuita. No es que sea enemigo del comercio, es que soy un zote. De hecho, aún no me explico por qué le pagamos a usted. ¿Para la ortodoncia?

  70. Hace no mucho hablasteis de un artículo de Gregorio Morán sobre Chirbes, reconozco que no lo leí. Ya estaba entonces leyendo En la orilla, como voy muy despacio hoy he encontrado esta mención de Morán:

    «Francisco remueve con la cucharita el carajillo, lo hace todo con naturalidad, como si ese ritual y ea forma de vida fueran lo único aceptable, con la misma desenvoltura con que, en su día, lo único que pudo hacer fue alinearse —como sin querer— con lo que un viejo amigo que se llama Morán, a quien conocí en Ibiza y cuyos artículos leí durante algún tiempo en la prensa nacional (no sé qué habrá sido de él), definió como élite en posición de saqueo» (p. 204).

    Había leído Crematorio al principio del verano y creo que en un alarde de discurso crítico os comenté que muy bien pero que me aburría un huevo. De esta tengo que decir que igual, que Dios me perdone y que os perdone también a vosotros de paso. Os preguntaréis de dónde viene mi tozudez en cultivar el hastío y yo os responderé que solo en los saharas de los bostezos crecen recónditas las florecillas de la alegría, florecillas mías. LO PENSÁIS, QUE ES PROFUNDO.

  71. ¡Me encanta que me haga esa pregunta, Sita!
    La verdad es que yo soy más de bailar a mi aire y veo que eso de la danza del vientre tiene que ser de dar muchas clases..y estar sujeta a unas normas y tal..yo iría más a mi aire..en plan Chakira.

  72. Para aburrirse leyendo, o sea, para gozar como una perrrrrrrrrra, Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero, de Álvaro Mutis.

  73. Schultz, no me atrevo a decirle que no lo lea. Tiene calidad pero resulta bastante CONSABIDO. (Esta opinión es sujetamente completiva y la pongo constituciendo el ejercicional de opinar, personal).

  74. Cualquiera que haya escrito un texto humorístico sabe la diferencia principal que guarda éste con cualquier otro género es que por mediocre que pueda resultar, por ejemplo, tu recopilación de sonetos Poemas para leer camino de la fosa, siempre habrá algún detalle en ellos susceptible de ser salvado incluso por el más implacable de los críticos; sin embargo, cuando una pieza de humor no funciona –o lo que es lo mismo, no hace reír— la cosa se convierte, de manera inapelable, en un naufragio sin supervivientes. Escribí no hace mucho algo sobre un amiguete que tuve en tiempos, brillante y divertido como pocos, que durante una época de su juventud se buscó la vida como cómico en el circuito de locales nocturnos de Barcelona. Su carrera marchaba en franco ascenso hasta que una noche, sin tener ni idea de por qué, el mismo material que hasta entonces había funcionado a las mil maravillas no arrancó ni una sola risa del público. Ni una. Pero lo más devastador, según su propia confesión, fue cuando escuchó a una señora del fondo de la sala decirle, con tono de lástima, a su acompañante: “Pobre chaval”.

    No creo que a la burla, la sátira o la parodia hayan de imponérsele más límites que el tener o no gracia. Que no es poco. El talento suele ser la mejor criba, aunque todos sabemos que hay humor dirigido especialmente a los idiotas. Por mi parte, he leído y visto algunas cosas divertidísimas sobre el Holocausto –una novela, Madre Noche, de Kurt Vonnegut o un número desternillante sobre los nazis que ya enlacé de Ricky Gervais–. Creo que funcionan porque la parodia apunta a los verdugos, no hacia las víctimas. También, eso está claro, en 1946 no harían la misma gracia que ahora. Quizá la mejor descripción de lo que funciona o no funciona a la hora de hacer reír la dio Woody Allen en su obra maestra Delitos y faltas, por boca de Alan Alda primero y de la mula Francis después:

    If it bends, it’s funny, if it breaks it’s not funny

  75. Se me olvidó decir, a propósito de Zapata, los chistes de judíos, de Irene villa y demás, que lo que muchos califican hoy alegremente como “humor negro”, desde luego sí que es negro; el único problema es que no es humor.

  76. Yo siempre lo llamé Lumumba, por el presidente del Congo.
    Un día le birlé a mi padre una botella de Curvoisier reserva no sé qué, que por aquel entonces no me paraba en exquisiteces, para mi piso de estudiante. Al final me lo bebí todo haciendo lumumbas, vertiéndolo generosamente sobre los colacaos. Un crimen.

  77. El lenguaje común es muy sabio. Cuando decimos de alguien que tiene “sentido del humor” pensamos en él como en alguien capaz de reírse de sí mismo o de sus circunstancias; no se nos viene a la cabeza la imagen de esa persona riéndose de un viejo que derrama el café por su mal pulso o de un niño que se ha abierto la crisma porque aún no guarda el equilibrio. El humor aplicado a uno mismo puede ser todo lo descarnado que se quiera; el aplicado a los demás tiene que ser mucho más sutil y bondadoso salvo que, como apunta Brema, ese otro esté en una posición de fuerza y abuse de ella.

    Dicho esto, discrepo de la postura de Schultz: cuanto menos límites se impongan a la expresión, menos riesgos correremos. Es preferible que la condena de los chistes que consideramos de mal gusto se mantenga en el ámbito de lo social, como lo ha estado casi siempre; si cruzamos a la orilla penal podemos encontrarnos con que tenemos que hacer chistes de esos mismos que nos dicen qué chistes son de mal gusto y qué humor es sano practicar.

  78. 15 de septiembre de 2015 a las 08:09
    BONNIE
    La verdad es que no encuentro explicación a alguien que se inventa un chiste acerca de una chiquilla a la que unos terroristas le amputan las piernas en un atentado..mas que la simple razón de que sea un miserable o alguien con el sentido del humor en el orto.

    Existe la posibilidad de que sea un imbécil que, deslumbrado por el ingenio verbal que ha inventado, sea incapaz de sentir empatía por persona de la que se ríe. Creo que a todos nos ha pasado. Un «buen chiste» sobre mutilados o enfermos en general, sin señalar a nadie en concreto, nos puede hacer reír porque es ingenioso o brutal. Luego nos damos cuenta de otras cosas y ya no nos hace tanta gracia. Insisto en que el miserable es quien usa y abusa del chiste para hacer daño, no para hacer reír.

  79. 15 de septiembre de 2015 a las 14:22 piratajenny

    «Es preferible que la condena de los chistes que consideramos de mal gusto se mantenga en el ámbito de lo social, como lo ha estado casi siempre […]».

    Estoy de acuerdo, Jenny, pero lo social ha cambiado un montón. Me vienen a la cabeza esas noticias de suicidios de adolescentes que, entre otras cosas, cuentan con un historial de burlas enormemente enriquecido a través de las redes sociales. Que no sé si es algo que se puede o debe controlar, por otra parte. Solo constataba la amplificación del posible daño personal.

  80. Yo, por ejemplo, me voy a convertir en un miserable esta semana, porque me voy a burlar de ciertos catalanes con toda la mala hostia que pueda. Me encantará verlos retorcerse de odio, dolor e indignación bajo la bota de mi florido verbo.

  81. Pirata, yo no quiero poner límites a la expresión (o igual sí) yo lo único que pido es que un suboraguntán mamao silbando un puto himno no me diga, encima, que está ejercitando su libertad de expresión, noble sintagma que no merece semejante escarnio.

  82. 15 de septiembre de 2015 a las 14:44 Bremaneur
    Existe la posibilidad de que sea un imbécil que, deslumbrado por el ingenio verbal que ha inventado, sea incapaz de sentir empatía por persona de la que se ríe. Creo que a todos nos ha pasado. Un «buen chiste» sobre mutilados o enfermos en general, sin señalar a nadie en concreto, nos puede hacer reír porque es ingenioso o brutal. Luego nos damos cuenta de otras cosas y ya no nos hace tanta gracia. Insisto en que el miserable es quien usa y abusa del chiste para hacer daño, no para hacer reír.

    A mí, un montón. Menos por falta de empatía que por la liberación de un instinto de caos extremo que de ordinario vive civilizadamente sujeto. No me llaméis plasta pero, pensando en el «humor negro» que decía antes Gómez, he buscado amparo en la definición del DRAE. Coincide bastante con lo que dice Bremaneur, es buena:

    Humor negro. 1. m. Humorismo que se ejerce a propósito de cosas que suscitarían, contempladas desde otra perspectiva, piedad, terror, lástima o emociones parecidas.

  83. Ya que traéis bibliografía al debate, os informo de que el humor negro nace de la atrábilis o bilis negra, segregada por el bazo, y es el humor de los melancólicos [efectivamente, melancolía significa literalmente bilis negra; melas es negro, de ahí melanina; de los cólicos mejor ni hablar]. No hace falta decir que los melancólicos y los pesimistas somo fríos y secos.

    Hay que leer más a Hipócrates y a Boecio, o sea.

  84. Sería divertido clasificar a los contertulios siguiendo la teoría de los humores (sanguíneos, coléricos, melancólicos y flemáticos), pero teniendo en cuenta que algunos sois muy susceptibles, mejor no hacemos bromas.

    Sólo dire que a mí suelen clasificarme, de forma claramente incorrecta, como colérico, es decir, regido por la bilis, idealista, con mala hostia y con punto de ebullición bajo. Gran error. Esa es la Bellpuig.

  85. Me acabo de encontrar con este estudio. Hay un sesgo en los jueces a favor de los deportistas con mejor palmarés en los deportes que en realidad son “concursos”. Incluso en el boxeo.

  86. 15 de septiembre de 2015 a las 16:05 Perroantonio
    Sería divertido clasificar a los contertulios siguiendo la teoría de los humores (sanguíneos, coléricos, melancólicos y flemáticos), pero teniendo en cuenta que algunos sois muy susceptibles, mejor no hacemos bromas.

    No nos estarás llamando susceptibles.
    No nos estarás llamando contertulios.

  87. MGauss, cría lana y échate a dormir debajo de un olmo o como se diga. Pero esto usted lo ha puesto como parábola de los juicios en general, fijo. Siempre que hay juez hay subjetividad o al revés, si no pondrían máquinas expendedoras de sentencias. De todas formas, esos estudios que suele traer son como de mosqueo y nada más que para constatar emparejamientos de hechos. La relación causal no está probada.

  88. 15 de septiembre de 2015 a las 16:06 Mgaussage

    Me acabo de encontrar con este estudio. Hay un sesgo en los jueces a favor de los deportistas con mejor palmarés en los deportes que en realidad son “concursos”. Incluso en el boxeo.

    Hombre, en un careo, ¿usted a quien creería, a Nadal o a mí?

  89. 15 de septiembre de 2015 a las 16:11
    Procuro fijarme

    Nos está llamando sanguíneos. Nos está llamando coléricos. Nos está diciendo que tenemos un punto de ebullición alto. Aquí sólo hay un ejemplar de flemático.

  90. 15 de septiembre de 2015 a las 16:23
    PERROANTONIO

    Vaya susto, después de semanas esperando un Buenos días o un Malos días.

  91. Pinker menciona un estudio según el cual los jueces alemanes, después de comer, otorgan más libertades condicionales que cuando están en ayunas.
    Perroantonio, ilustre Pinkeriano, no me rebatirá.

  92. Una dama, tan encantadora como divertida, describió de manera magistral a qué categoría pertenecía un servidor mientras me explicaba, paso por paso, cómo acceder a un determinado servicio informático:

    –Entonces te saldrá una ventana –me explicaba– donde te preguntarán si eres mayor de dieciocho años. Miente y pon que sí.

  93. Siendo estudiante fui invitado a cenar a casa del jefe del primer hipermercado que se abrió en cierta provincia (pro-vincita). Por entonces yo me leía hasta la guía de teléfonos. El caso es que descubrí en una estantería un estudio sobre las técnicas de disposición de los alimentos en las estanterías que me abrió los ojos; los tres.

    Desde entonces hasta hoy ha llovido mucho, pero también hemos aprendido. Nunca hay que negociar antes de comer; si hay que obtener acuerdos nunca hay que dar de comer productos espesantes y obnubilantes, como las fabadas y los licores; un buen acuerdo tiene más posibilidades tras una comida ligera, divertida, sin vinos pesados y con un postre dulce pero no empalagoso (lo contrario al arroz con leche). Vamos, que si esperamos buenas noticias, Holmesss, no habría que llevar a los jueces alemanes a comer codillo con kartofen al oktoberfest.

  94. Procuro, vivo en un mundillo en que nada es verdad ni es mentira y los hechos y razones son sólo argumentos. Busco consuelo en la Ciencia, que escribo con mayúsculas, al sinvivir que es hacerlo sin certezas. No me chafe la ilusión. Sí le concedo que, posiblemente por deformación profesional, traigo aquellos que me convienen, arrimando el ascua a la sardina que me apetece zamparme. Pero sin maldad.

  95. 15 de septiembre de 2015 a las 17:01
    PERROANTONIO
    Vamos, que si esperamos buenas noticias, Holmesss, no habría que llevar a los jueces alemanes a comer codillo con kartofen al oktoberfest.

    Aquí estuvo un par de años una jueza anoréxica. Su hermana la acompañaba al Juzgado por la mañana, a media mañana la sacaba a desayunar y la recogía a mediodía. En los casos muy evidentes no, pero en todos los que el resultado podría ser dudoso que tuve en ese Juzgado un sabía de antemano quién iba a ganar, sólo con mirar el peso de los litigantes y los testigos que cada uno llevaba. Parecerá exageración o chiste, pero no lo es.

  96. 15 de septiembre de 2015 a las 16:29
    PERROANTONIO
    Hombre, en un careo, ¿usted a quien creería, a Nadal o a mí?

    Tengo un sesgo, paso del deporte y me gusta la literatura.

  97. Salut desde Palma del Río.
    Öle, òle, øle.

    Luego les leo que tengo que leer y escribir trabajos.

    El flemático sin duda soy yo.

  98. 15 de septiembre de 2015 a las 17:10 MGaussage
    En los casos muy evidentes no, pero en todos los que el resultado podría ser dudoso que tuve en ese Juzgado un sabía de antemano quién iba a ganar, sólo con mirar el peso de los litigantes y los testigos que cada uno llevaba. Parecerá exageración o chiste, pero no lo es.

    Es lo que se conoce como “razones de peso”.

    [Hoy me he levantado graciosillo]

  99. No sé si resulta pertinente añadir, dilecto Perroantuán, que los ingleses llaman spleen al aburrimiento y al bazo. Esto ya lo he contado en algún otro sitio, me temo.

  100. Refugiados

    * Me preocupa estar de acuerdo con el presidente sirio:
    “La cuestión no es si Europa recibe o deja de recibir a los refugiados, sino en la necesidad de acabar con el origen del problema”.

    * Pregunto, solo por saber, si también llegan avalanchas de refugiados sirios a Egipto, Jordania o Arabia Saudí

  101. Eso también viene del griego, Schultz. De σπλήν, bazo. Como lo de χόλοσ, que es la vesícula, y de dónde viene cólico o cólera.

    Lo de spleen se lo leí la primera vez a Baudelaire y la segunda a Umbral, que tenía una columna que se llamaba Spleen de Madrid.

    Pero lo que les interesará saber a todos (y ESPECIALMENTE A PARKER), ya que estamos con las lenguas, es cómo se dice metomentodo en inglés: nosy parker. No me digan que no es bonito.

  102. Funes, me alegra que haga esa pregunta. Porque mientras los refugiados se concentraban hasta principios de agosto en los campamentos de Jordania, Turquía, Líbano e Irak nadie se hacía esa pregunta.

    Yo creo que hay otra pregunta más divertida. ¿Por qué no se refugian en Israel?

  103. He de reconocer que no pillo.
    Sí, parece natural que los países cercanos sean los que absorban, sobre todo si al cruzar esas fronteras se siguen encontrando en el mismo entorno religioso cultural. Pero ilústrenme. En serio.
    A no ser que lo haya entendido al revés.

  104. Perroantonio 15 de septiembre de 2015 a las 18:58
    Funes, me alegra que haga esa pregunta. Porque mientras los refugiados se concentraban hasta principios de agosto en los campamentos de Jordania, Turquía, Líbano e Irak nadie se hacía esa pregunta.

    OK.

    * Ahora me preocupo por estar de acuerdo con Putin: “Los refugiados – que llegan ahora a europa – no huyen de la guerra de Siria, sino del IS”

    Yo creo que hay otra pregunta más divertida. ¿Por qué no se refugian en Israel?

    No crea, he estado a punto de ponerlo.

  105. Hacïa años que no veía ultra minutos de futebol.
    Me sorprende que toda interacción acabe en salto a la red Pinito del Oro o tremenda lesión aparente o madre mía lo que me ha hecho. Oigan antes se forzaba el teatro pero esto ¿se lo tragan los árbitros y los aficionados?

  106. No sé hasta qué punto iba de coña, Perro, pero en Israel hay un encendido debate sobre el asunto. En esta cuestión, la izquierda de chichinabo, como es común en ella, va dando lecciones de moral al personal, sin tener en cuenta si procede acoger en un país de siete millones de personas a cien mil personas que creen fervientemente que cinco millones de los asilantes deberían desaparecer. El argumento de que los países árabes se han ido de rositas no se sostien; por ahí andan las cifras de lo que ha ocurrido en los limítrofes en los dos últimos años. Pero no jodamos con Israel, eh, no jodamos.

  107. Hombre. Para los ignaros que opinamos de buena fe mal informada no estaría mal el esfuerzo de explicarnos y cuantificar las tremendas oleadas que han acogido los países del entorno. Para envainármela luego si procede.

  108. Esta información de ACNUR es del 3 de abril de 2014: «El número de refugiados sirios en el Líbano supera el millón».
    Destaco estas líneas:
    «A finales del año pasado, se solicitaron 1.890 millones de dólares para el 2014, de los cuales sólo han recibido hasta el momento 242 millones».
    Os pongo esto porque aún me resuenan unas campanas de lo que dijo alguien de ACNUR que hablaba el otro día en un programa de la radio. Decía que si países como Líbano hubieran recibido ayuda internacional habrían podido detener el flujo hacia Europa, no solo para nuestro mayor confort sino también para el de ellos.
    Pero yo de esto no hablo que no tengo ni prostituta idea.

  109. Joder no me acordaba de cómo os desprecio por haberle dado cobertura y soporte al fumpol.
    Ha bastado ver diez minutitos. No por el deporte, el de los niños, sino por todo lo demás. Incluido el ganado del puto bar, pero primero los chuloputas esos que juegan, todo menos nobles: Campesinos o caballeros.

  110. Adps, hombre, no se haga el longuis. Usted, que es capaz de buscar en internet el vídeo de un zumbado que se entierra a 20 metros bajo tierra, ¿no es capaz de encontrar noticias que llevan siendo publicadas desde hace un año? Venga.

  111. Joder. Gracias Procu. Pero Líbano es casi como si recibe el barrio del Carmelo. ¿Porqué no reciben los que no están a punto de que la tierra desaparezca bajo sus pies?
    Los putos ricos de la zona.

  112. Pues qué quieres que te diga, Jenny. Sería una grandísima ironía que los refugiados de Siria, país hostil por excelencia a Israel, pidieran refugio allí. Como sería igual de gracioso, aunque el personal no se entere, que pidieran refugio en los países sunitas que dan apoyo al Estado Islámico.
    Pero bueno, pir conversar que no quede. ¿Y el Madrid, qué, ya ha ganado otra vez la Copa de Europa?

  113. Bucle, si occidente hubiera ayudado Líbano hubiera podido. Cabrones. Los del entorno que se bañan en monedas como el Tío. gilito. Que? Descojonaos con Occidente.

  114. Me has matado Perro.
    Sí ñ.
    No recuerdo cuales sunitas y quienes chïes.
    Eso te pasa por tratar con cabreros.

    Joder

  115. Se está revelando usted más sanguíneo que colérico, Perro. Acaba de decir lo que yo había venido a decir. Lo último no lo he entendido; parece que habla de fútbol, disculpe mi torpeza.

  116. No trago.

    Pero creo que en una hora he escrito cuatro largos comentarios que les hurto. La conclusión en todos los casos es islamófobo
    Sí.

Los comentarios están cerrados.