Sé dónde vives

Hipster macarra
por el Camarada Sërgëi.

Berlín, segunda década del siglo XXI. Un día sales a la calle y en lugar de encontrarte con el vecino abotargado que baja la basura en chándal raído y chanclas con calcetines marrones, te tropiezas con un joven bigardo de melena repeinada hacia atrás y barba cuidada hasta el último pelo. Ya no está el Renault amarillo y abollado aparcado en la acera, ni el Corsa de los ochenta, ni el Fiat Panda rojo con una puerta verde pintada a brochazos. Han sido apartados por Mercedes, Audis y BMW. Los conducen tipos extraños; vestidos con vaqueros y camiseta, sí, pero algo no encaja. Si tuvieras el ojo entrenado verías que los vaqueros no son como los tuyos del baratillo, ni las camisetas de propaganda: apestan a dinero. Aunque aguanta el bar, han desaparecido los borrachuzos y los pequeños negocios. La papelería es ahora una panadería de estilo vintage y se ven carritos ultramodernos de bebé empujados por madres casi cuarentonas, en lugar de los carricoches empujados por las chonis autóctonas de diecisiete años. Te encuentras en medio de estos cambios subitáneos como si tú fueras el único que se ha mudado pese a que lleves diez años viviendo allí. Las manadas de turistas han aumentado, han surgido esos extraños seres llamados hipsters y los punks y antifas de la ciudad pretendieron echarlos a patadas. Burda e inútil estrategia. Los exquisitos miembros de la tribu del lumpenproletariado estamos condenados a huir de nuestros barrios. Suben los alquileres, desaparecen las tiendas útiles, se construyen pisos caros donde antes se erigía el muro y desaparecen los inmigrantes.

Es la gentrificación, tío. La has vivido antes, cuando la calle donde te criaste se asfaltó, las huertas se transformaron en plazas de hormigón y en el descampado construyeron el nuevo pabellón de la Peña. Tus vecinos, de repente, comenzaron a hablar en catalán. Esbozas una sonrisa de asentada superioridad cuando alguien critica a José Luis Guerín porque su película terminara así, con una pareja catalanoparlante que compra un piso en el Raval. Pero tú todavía aguantas, porque en esa esquinita del barrio donde vives aún permanecen árabes, turcos y los hoscos obreros alemanes, tan lombrosianos y josephrothianos. Se han unido desde hace algún tiempo familias judías ultraortodoxas y de momento la convivencia parece pacífica. El muro seguía el trazado de la Bernauerstrasse. El este está completamente tomado por las nuevas hordas de nuevos ricos de nuevos coches y nuevos pisos y nuevas parejas y nuevos niños. En el oeste aguantamos los viejos forajidos, pero nos queda poco. Casi a la altura de la Voltastrasse ya han abierto una hamburguesería chic. Y contemplas perplejo la avanzadilla que anuncia inexcusable e impepinable la llegada de los colonos: las tiendas bio. Se alzan de repente, barbacanas del pijerío, entre las franquicias de hamburguesas, los supermercados turcos y las tiendas del todo a cien.

No todo son desventajas, al menos a primera vista. Siguen siendo tus vecinos de enfrente la anciana que se pasea en bragas por la casa, el joven embrutecido que juega a la play y los supuestos camellos neonazis que tienen las ventanas tintadas de blanco españa y la bandera alemana carcomida en el balcón, pero han llegado nuevos inquilinos. La vecina de al lado, quizá recién divorciada, que la otra noche llegó a casa a las tantas con una ponzoña histórica; las jóvenes del segundo, que te miran como si fueras uno de esos fósiles marinos que te encuentras en ciertas cumbres montañosas; la displicente muchacha del entresuelo, que troca en la mirada la curiosidad por el desprecio. Tus favoritas son las del otro lado. Las del ático, que a veces salen a fumar y te observan mientras humedeces la caracolera, y muy especialmente la rubia de la esquina. Es tan metódica. Sale a correr cada día a la misma hora, está un rato en la cocina, cocinando, recogiendo, fregando. No puede faltar la planta de hierbabuena en el alféizar. Y la ventilación. Abrir la puerta del balcón, cerrar la puerta del balcón. Es joven, tiene un cuerpo bonito y la distancia te impide ver si es realmente guapa. Parece trotar por la vida al ritmo de un tic-tac monótono e interminable, preguntándose si ha regado suficientemente la planta de hierbabuena o si ha cerrado la puerta del balcón, que se barrunta la tormenta. No le he visto todavía chico en casa, pero conviene mantener la calma. El día menos pensado llegará un repeinado en un Mercedes y habrá campanas de boda y tendrán que mudarse, porque el piso es pequeño. Se instalará un nuevo inquilino, joven aunque sobradamente preparado. Calculas que seguirás aquí, regando las patatas y las malas hierbas, tan jugosas para tu caracoles. Algunos se te han muerto, quizá por culpa de algún parásito, quizá por exceso de sequedad en invierno. La mayoría aguanta y este mes han criado. Los humedeces a diario y por las noches salen a pacer dos o tres docenas de pequeñines, con su casa a cuestas.  

 

113 comentarios

  • (La luna es una puta mierda, ni superluna ni pollas. Es pequeña, como siempre. El eclipse vale, pero no es para tanto.)
    —————————
    No se me habia ocurrido humedecer los caracoles. Yo tengo una jaula dentro de casa porque rescato los que encuentro en el jardín, les pongo lechuga y pan, pero no se me ha ocurrido mojarlos. Bueno, los tres de ayer entraron mojados porque salieron por la lluvia.
    Mañana -hoy- por la noche los mojaré. Gute Nacht.)

  • He pasado el fin de semana en la intrahistoria y al llegar he tratado de averigüar cómo va el asunto de los tanques, pero nada. Aquí no se informa de lo relevante.
    Gran crónica berlinesa. Leyendo el texto se me ha encendido un recuerdo: he de confesar que uno de mis primeros seudónimos ( y como aún me conoce alguno de los nacionalistas a los que se les quedó clavao) fue Blanco España.

  • Me estoy planteando seriamente el desexilio. La cantinela resulta cansina en extremo y los resultados de ayer auguran un inacabable runrun. Viendo ayer en mi casa de Madrid los resultados me preguntaban que quién era el calvo ése. Me di cuenta cuan felices v liberados están.

  • Camarada Sërgëy, llegando al final de la entrada tuve la sensación de estar releyéndolo:

    Luce el sol, aunque los días siguen fríos. Caracolean los egipanes entre las jaras, mas las ninfas logran escabullirse subitáneas, seres huidizos, como en el truco de un prestímano.

    También, y es que hoy estoy poético, he tenido el pálpito de que la vecina es camgirl, gentrificación de la fulana.

  • Es una entrada muy bonita, camarada. (No te ofendas, camarada). Empieza en Angustia Sociológica y te lleva dulcemente a Paz Interior no exenta de Alegría de Portal. Caracol, Miricol, saca los cuernos y vete al sol.

  • Tomo subitánea y traigo a su abuela supitaña: así le pasó al alcayde Alonso Gonçález de León, que morió de muerte supitaña e sin confesión.

  • Gracias a todos por vuestros comentarios. Lamento profundamente, hasta el dolor, que no me hayáis llamado «guapo» tras los esfuerzos por dejarme ese tupez y esas barbas hipsters. Ya no os ajunto.

  • Pues sí..porque yo pensaba yo creía que un tomavistas era un telescopio y resulta que es una cámara de filmar, y que no se dice catalejos, sino catalejo.
    Nunca te acostarás. ..

  • Me ha gustado la entrada. La narración en segunda persona tiene algo magnético. Remarca la naturaleza del hombre como una escisión, sujeto a pírricas victorias del 52% y posteriores derrotas, en una sucesión de elecciones que no entienden de jornadas electorales porque cada minuto lo es.

  • Ajá! El tango macho y chamuyón..tango viril y canyengue, aristócrata y sencillo más dentrador que cuchillo y…¡pa’ qué tanto merengue!

  • Y contemplas perplejo la avanzadilla que anuncia inexcusable e impepinable la llegada de los colonos: las tiendas bio. Se alzan de repente, barbacanas del pijerío, entre las franquicias de hamburguesas, los supermercados turcos y las tiendas del todo a cien.

    Buena descripción Brema. Las tiendas Bio son el punto de inflexión que señala el cambio. Aquí en Austin han florecido como setas, pero a decir de los autóctonos, será una moda como cualquier otra, el sistema se autoregulará a medio plazo y las tiendas bio tendrán su nicho, pero el comercio tradicional mantendrá sus posiciones.

    Aún llevo poco tiempo aquí y no voy a pretender dármelas de sociólogo, pero por lo que llevo visto, Austin parece estar gestionada de una forma inteligente. Intentan adelantarse a los problemas y están construyendo ahora infraestructuras con vistas al futuro y previsible crecimiento de la población. Presume de ser una ciudad pet-friendly, bike-friendly, gay-friendly … y todo lo friendly que se les ocurre, pero los pijos barbudos (que también los hay) no son bien mirados. La población hispana está creciendo muy por encima de otras y la ciudad se adapta al cambio ofreciendo una integración cada vez más rápida y efectiva. Si no fuera por el calor, parece un buen lugar para vivir.

  • 28 de septiembre de 2015 a las 16:55
    ZEPPI
    a decir de los autóctonos, será una moda como cualquier otra

    En algún sitio leí que saben cuales distritos son demócratas y cuales republicanos según el cociente de restaurantes modernillos bio/veganos y los tradicionales de grasa a full.

  • La única música que ponía en casa mi padre, que en gloria esté, eran los tangos de Gardel. Ellos conforman, más que ninguna otra cosa, la banda sonora de mi más temprana niñez. Me contaba mi madre que de muy pequeño yo era incapaz de sentir una de aquellas amargas piezas sin echarme a llorar. Pero no de tristeza o emoción, sino de mal rollito. Por lo visto me agobiaban lo indecible y protestaba así contra ellas. Hoy, en cambio, me basta con sentir aquello de “rechiflao en mi tristeza/hoy te evoco y veo que ha sido/en mi pobre vida paria/solo una buena mujer” para casi poder corretear, siquiera durante unos segundos, por las galerías encantadas de mi infancia.

  • Camarada Sergei, me ha recordado mucho a mi propia experiencia, sobre la que escribí hace un tiempo: Gentrificación no es nombre de santa.

    Una de los muchos encantos de Ginebra es la resistencia que opone a las colonizaciones modernas. Algún día debería dedicarme a fotografiar los escaparates del centro. Qué tesón el de esos romandos.

  • Dolores se llamaba Lola. El bicho cantando jotas ante la atenta mirada del camarada Rafaelovich Albertovski.

  • Un caballero nunca pasa calor, gasta gola, barba a la española, cala chapeo y solo se destoca ante el cimbreo de una dama o el paso de una procesión. Venga Zeppi, hay que dejar bien alto ese pabellón.

  • Marqués, yo soy más bien de Martín Fierro:

    “Pues toda la tierra es cancha
    y desto naides se asombre,
    el que se tiene por hombre
    ande quiera hace pata ancha”

    No se preocupe, el pabellón está siendo dejado bien alto.

  • Por cierto, aún no he empezado con los ejercicios que tan amablemente me indicaron, pero la rutina findesemanera de dos a tres horas de bici seguidas de una hora de natación (en Barton Springs), repetida sábado y domingo, está dando buenos resultados.

    También ayuda el vino de las comidas, un clarete francés que no sabe a nada pero que, bien fresquito, entra sin problemas y acompaña bien a todo. Aquí dicen que es difícil encontrar buenos vinos a precios razonables, aunque yo todavía no he dedicado tiempo a buscarlos. Dicen que los vinos chilenos y los californianos son las mejores alternativas. Se admiten sugerencias.

  • Leyendo así por encima y bajo, lo que ustedes escriben y relatan sobre el independizarse y eso, concluyo que esos chicos, son malos, muy malos y comen niños españoles y sin pimientón .

  • Bonnie, querida rubia, los tomalejos en mi tierra tienen un nombre; la vieja dertrás de los visillos.

    Y no hay fallo.

  • Bonnie, tengo entendido que Ud. se ‘entiende’ con Calabria (Italia). Dígame si tiene por verdadera la leyenda urbana de que por intereses de la ‘Ndrangheta, se cuida allí muy mucho a los estudiantes Erasmus.
    Es que mi otro hijo se me ha ido por allí.

  • No se preocupe Sr. Verle aprenderá italiano con acento del sur, y tiene al lado Sicilia que es un paseo por la historia..La mafia está ahí, pero no molestará a un chaval que viene a estudiar…¿por qué va a eso, no? ¿A estudiar?

  • Sé dónde vives, caracol. En Construcción y La Ventana Indiscreta, claro, pero también la calle Almagro de Almodóvar en Mujeres al borde… Y ya puestos y sustituyendo a Juli0, también esto.

  • Anoche, como comenté, se habló de porno, de física y de los límites de la ciencia. La discusión más fascinante tuvo que ver con la definición de energía. También se habló de mendigos y de obsesiones. Y varió la charla un giro misógino y supuestamente simplificador: «están como una puta cabra», decíamos algunos para pasmo y desesperación de los científicos. La cosa es que hoy, leyendo a Koestler, he encontrado un segundo ejemplo que demuestra el grado de abyección al que llegaron los alemanes con el ascenso de Gil.ler. La violencia del macho, ejemplificada con la noche de los cuchillos largos, se puede ver como un acto natural, absolutamente salvaje, pero encauzado dentro de los límites antropológicos que describen el comportamiento del macho y de la tribu. Se aleja de todo raciocinio el ejemplo que yo utilizaba para describir el grado de enajenación de los alemanes. Lo cuenta William Shirer, cuando acude a un mitin de Gil.ler en Nuremberga. Al caminar hacia el estrado por un camino de grava, unas muchachas se lanzan a sus pies, no para besárselos, sino para comerse los guijarros que ha pisado el fiurer. Me asegundo con otro ejemplo protagonizado por mujeres. Lo cuenta Koestler cuando habla de un amigo que yació con una chavala nazi: en el momento cumbre ella se irguió, alzó el brazo y gritó «Jail Gil.ler”. Asustado el hombre, camarada comunista de Koestler, fue tranquilizado por la moza: había convenido con sus amigas comportarse así en el momento del orgasmo. Quizá, como razonaba alguno, sea yo el perturbado incapaz de reconocer en esos actos una normalidad que trasciende mis parámetros mentales. Yo no lo veo.

  • Sífilis, todos los fans de Cave son igual de tajantes y extremistas, lo tengo comprobado. Deberían ustedes fundar una secta o algo.

    ———–

    La noche de los cuchillos largos puede procesarse como un caso típico de comportamiento animal pero el de esas mujeres no. Pero si no es animal ¿qué es? Creo que de haber estado en esa tertulia yo hubiera intentado argumentar torpe y más bien intuitivamente, sin mucho más fundamento que lo de la puta cabra, que incluso en la enajenación colectiva las mujeres son “menos animales” que los hombres. Sin que tal valoración tenga connotación positiva o negativa alguna.

  • JO QUE NOCHE.
    Él gritaba: “Rindete Dorothy”
    Obsesionado con El mago de Oz.
    (Nosotros también estamos locos)

  • (No alcanzo imaginar el número de gritos a Ronaldo, Messi y como coño se llamen los otros, que deben viajar por el aire, emitidos, en el momento de la gran eyaculación, por las gargantas de los limitados antropológicos de la tribu; limitación que, obviamente les incapacita para comprender la sutil superioridad poética e intelectual de las antropológicas sin límite, es decir, las evolutivamente desparramadas. La cuestión aquí es: ¿Era Nick Cave una mujer disfrazada?)

  • Ha llegado la hora de que los CASPOSOS como Follan, como Rajoy, como Arenas, Margallo, Fernández o yo mismo, nos jubilemos de una puta vez y demos paso a esa España faldicorta que pide paso. Estoy hablando de las bellísimas e inteligentes Arrimadas y Levy, o de Albert Rivera, o de personas tan maravillosas como Bonnie, Zeppi o nuestro propio Albert.

  • Gracias por la parte que me toca Marqués, pero no me veo yo en el mismo grupo que Albert Rivera y demás, (aunque no me importaría compartir compañía con Bonnie e incluso con nuestro propio Albert). Pero uno tiene un pasado y aunque me sienta joven de espíritu, el haber pasado por los campamentos de la OJE, por la SAFA de Sigüenza, por la ETSII en los años de plomo, por la IMEC … marca me sitúa más bien cerca de Brema, Perroantonio, Holmesss, Proc, Gengis … y tantos que pululan por aquí (incluso ed Gacho), que de los faldicortos, dicho sea con todos los respetos.

  • Muy amable, Marqués, por la buena compañía en que me sitúa y sobre todo por lo de “nuestro”. Pero alego más o menos lo de Zeppi y además me conviene aclarar que sobre todo soy bellísimo, con lo de buena persona no lo miran a uno ni las cabras.

  • Qué susceptible eres Gacho. Lo que quería decir es que aunque eres bastante más joven que yo, me siento mucho más cercano a lo que tú defiendes y representas que de los que el Marqués llama, acertadamente, faldicortos. Aunque discrepemos en tantas cosas.

  • Dicho de otra forma, y este es un asunto del que hemos hablado varias veces entre los amigos. En caso de conflicto y de tener que tomar partido, yo me decidiría en función de quiénes están en cada bando, más que por lo que defendiera cada bando.

  • La historia de la que hacía el saludo nazi completo en el instante del orgasmo me enternece y estremece. Son una raza superior. A mi me cuesta hacer dos cosas al tiempo, como a Gerald Ford, y ellos se permiten desatar al tiempo dos emociones así de intensas y aparentemente contradictorias. Una física, otra intelectual, una colectiva y otra individual. De cintura para arriba destruimos el viejo mundo, de cintura para abajo estamos poblando el nuevo.

  • REFUNDAR ESPAÑA
    Tenemos que limpiar el país de izquierdistas nostálgicos, nacionalistas utópicos y derechistas con loden. Esto nos incluye a muchos de los que estamos aquí, particularmente a la generación nacida en los años 50 (Pirate dixit) pues ya hemos chupado demasiado del bote.
    Aquí hay unas cuantas personas que podríamos asesorar entre bambalinas, pero ya para siempre jamás fuera de la primera línea. Veamos por qué.
    -Marqués: haber sido nombrado en Consejo de Ministros por José María Aznar.
    -Perroan: conspicua militancia en el PSE.
    -Brema: por su guerracivilismo.
    -Follan: por edad y sus artículos incendiarios en el Faro.
    -Gachó: por inhabilitación vía forense.
    -Pirate: por sus antecedentes familiares fuertemente vinculados al PSOE y su irracional izquierdismo.
    Podría seguir pero ahora voy a justificar la retirada fulminante de algunos de los políticos mas activos:
    -Carmena: por vieja e infantil.
    -Rajoy: por su olor naftalina.
    -Junqueras: obesidad mórbida e ideas delirantes.
    Ha llegado la hora de las guapas y jóvenes Arrimadas, Levy, Bonnie. Incluso salvo a Soraya.

  • España me necesita más que nunca. El auge del extremismo comunista, oculto tras la coleta sandunguera del Iglesias, los senos arbotantes de Rita Maestre o losh dientesh de Karmenski sólo puede ser combatido con el conocimiento minucioso de las añagazas rojas, aquilatadas desde el ascenso al poder de José Díaz y tras la eliminación de la troika Bullejos-Vega-Trilla. Sí, en estos momentos más que nunca, el verbo como el ciruelo: enardecido.

  • El verbo y el ciruelo enardecido suelen ser pródromo de alguna desgracia.
    Recomiendo prudente ánimo y diligencia. Menos cojones y mas estrategia. Ah, los años, cuanta luz nos dan y cuanta ceguera procuran cuando faltan.

  • Marqués, entre los hombres, los mejores consejeros de este blog -por su talla intelectual- serian sin duda MCgausse, Gomez y Homeless. Pero no creo que les interesen los cargos ni la politica. Los aristòcratas sobrevuelan la chusma.
    Las mujeres y Merc también serian de buen consejo. Para acuchillar la noche.
    A mì, por la edad, my dearest marquis, se me perdona todo. Hasta fornifollarme a tus novias, ay.

  • Primera página de EP, titular en muy gruesas letras:
    «Rajoy y Mas se enrocan en sus posturas tras el duelo electoral».

    Claro, eso es. Una partida de ajedrez, un tablero partido por dos, unas reglas, la misma cantidad de piezas, un rey blanco y un rey negro con sendas cortes y ejércitos, y la simetría tontal. NO TE JODE.

    Ni caso, Mariano, aquí la única roca que hay es la tuya, que da la casualidad que es la nuestra: ni te se ocurra menearte.

  • Comida con el marqués en un local discreto, estamos solos en la sala; hoy no toca académico. Su mesa preferida había sido reservada y permanece vacía hasta que, casi en los postres, la ocupan dos primeras espadas de los informativos televisivos, Nolis y Cusí.
    Atento a la conversación del marqués no pillo la conspiración de los periodistas, pero me quedo con la impresión de que se quejan de los jefes: nada nuevo bajo el sol.

  • Holmess, quisidisir.
    Muy bien Procu, el que resiste gana , decìa Cela, el maestro:

    “Ni caso, Mariano, aquí la única roca que hay es la tuya, que da la casualidad que es la nuestra: ni te se ocurra menearte”
    EP hasta hace poco daba asco. Empieza a dar pena, ya casi ni el PSOE le hace caso.

  • ¿Alguien ha visto Loreak? Es la película que lleva España a los Óscar. Vi Magical girl, otra de las candidatas, y me pareció buena. Mi asquerosa suspicacia me suszurra al oído que los académicos del cine han votado pleiteses al sacrosanto principio de la diversidad lingüística, para dar el puto ejemplo, qué precioso. IMBÉCILES.
    Ahora bien, si la peli es buena, no solo me como estas mis palabras una por una, sino que además me alegro sinceramente.

  • Procuro abstenerme de emitir opiniones políticas en mi vida social. Cuando las circunstancias lo hace imposible, como el pasado domingo, la gente se lleva sorpresas. Una discreta jubilada, culta y prudente, y su chasco: no soy el nacionalista moderado que esperaba: soy pepero versión rajoyista, le vine a decir. Rojo, amarillo y verde, su rostro iba variando mientras se preguntaba cómo era posible, no se hacía cruces pero casi.
    Recibo consejos de que abunde en mis razones y opiniones, y quién sabe si acabará superando mi ennui, mi spleen vital saltando al ruedo y llevando la contraria a Follan, pero me tengo: son temas en los que nadie persuade a nadie.

  • Procuro fijarme, me ha hecho gracia escribir Procuro abstenerme. Procurar es un verbo con mucha miga, si fuera filólogA escribiría una entrada para este fanzine.

  • Lo más delirante fue cuando el parlamento catalán aprobó una moción para que pudieran presentarse al Oscar a la mejor película de habla no inglesa películas habladas –valga la redundancia– en catalán, cosa que ya se podía hacer.

  • LÓGICA CAPITALISTA
    VW es el mejor y mayor fabricante de coches del mundo. Sus motores TDI que rinden 150 CV con un consumo ajustado son una joya apreciada por miles de clientes en todo el mundo. Los reguladores se la cogen con papel de fumar (una colla de izquierdistas y ecologistas) y nos exigen unos límites de emisión de gases que son incompatibles con el rendimiento del motor que gustan nuestros clientes. Bosch, que vive de nosotros, nos proporcionará un software para torear a los indocumentados funcionarios de los gobiernos. Si hay algún espabilado ya le haremos “uno de los nuestros”.
    Piech ha ideado todo esto pero mientras él se dedica a trabajar Winterkorn le levanta el asiento. Se va a enterar dice Piech y saca toda la basura del software. Winterkorn terminará en la cárcel, por listo, mientras qie Piech con el apoyo de la familia Porsche compra las acciones a la baja de VW.

  • (Ah, vale, Procu. No, yo no tengo tele; estaba escuchando la radio, las noticias.
    Pues esa la echan en los cine Babel de aquí de Valencia ya. Mira lo que te digo: dudo que entre en los cines de los centros comerciales.Sólo entrará en los Babel, que son los cines de VO de aquí. Ahora, como entrara en los cines del Carrefour por ejemplo, la tendrían q doblar al castellano, y …jo, pues qué risa.)

  • Estoy verdaderamente compungido…las CUP controlando Cataluña. Si Durruti levantase la cabeza los vería como sus nietos, pero sin cojones. Creo que es hora de empezar a reclutar reservistas.

  • Buen momento para comprar un coche del Grupo VW. Los concesionarios están desconcertados, los clientes no saben cuales son los modelos afectados y creen que todo lo que les cuentan los vendedores es una “mentirijilla” como la de las emisiones.
    Llegas al concesionario (mejor en provincias que están más pillados) te sientas, acto seguido pones encima de la mesa un montoncito de billetes de 500 “ostentóreamente” y le dices al vendedor aquí hay XX.000 € y quiero el modelo TAL, esto supone un X% del precio, por cada tontería que me diga, quitamos un billete y me lo guardo ¿Jugamos?

  • No creo que cuelen… a menos que pertenezcan a una edición histórica muy, pero que muy cotizada por los coleccionistas. De lo contrario solo se me ocurre: ¡Tocomochista!
    Tambien puede terminar con todos los billetes en el bolso, claro…

  • (….bah, yo paso. Ya estrené de trinki un Passat doradito, de esos que frenan solos…Yo he devuelto coches a concesionarios (yendo a recoger uno nuevo), con funciones sin estrenar. Bah, los coches están sobrevalorados -a no ser que sean Alfas Romeo, claro. Bueno a lo que íbamos, ¿habeis felicitado ya a los Migueles y Micaelas?)

  • Ahora entiendo a la florista de la calle de Alcalá cuando recomendaba al caballero nardos que no cuestan dinero y son lo primero para convencer (a las damas, se entiende).
    ***
    No hagan caso al Marqués es muy pelota.

  • 29 de septiembre de 2015 a las 10:22 marquesdecubaslibres
    -Perroan: conspicua militancia en el PSE.

    No, Marqués. Yo no he militado en ningún partido político ni tengo ninguna gana de militar, asunto del que, por otra parte, tampoco quiero hablar en este nuestro fanzine. Por lo demás, como diría Savater, España me la refanfinfla y los españoles, y especialmente sus especímenes más recalcitrantes, los nacionalistas catalanes y vascos, me producen ardor de estómago. Que se salven ellos si tienen lo que hay que tener. Y si no, que les den.

  • Yo iba a decir algo.
    Aaah… Sí!
    No.
    No sé.
    Ya recuerdo.
    Que el vasco es el idioma de los celtíberos. Eso está comprobado. Toda la península hablaba ese idioma cuando llegaron los romanos. Iberos en el mediterraneo, celtíberos en la meseta, y celtas en el Cantábrico. Todos hablaban el mismo idioma, pero los celtas no sabían escribir, los iberos sí. Ahora el vasco se escribe en caracteres romanos, con k, pero deberían escribir en ibero.
    Y qué más.
    No sé.
    Aah.
    Quee…eeh.
    Que hace 10.000 años, el eje de la tierra cambió, terminó la última glaciación, todos los que vivían en la tierras fértiles del sahara tuvieron que irse de allí, y muchos acabaron en la península ibérica.
    El vasco y el idioma de los bereberes está emparentado. Es que debajo de la tierra del Sahara está enterrada una civilización.
    Y qué más.
    Tisili.
    Pintábamos.

  • (Estoy en conversaciones, Procu. No cuento nada que no lo tengo y si no se gafa (siempre se me gafa todo, pero bueno).
    Si sale ya te lo digo, que me iba a tirar 36 días con sus 36 noches en Düsseldorf. En una caseta del Weihnachtsmarkt.)

  • Claudio, una de las pocas cosas que se sabe con absoluta certeza sobre el mapa lingüístico peninsular a la llegada de los romanos (III a. C.) es que NO se hablaba una única lengua. Por otra parte, los celtíberos son poblaciones de lengua céltica, es decir indoeuropea, igual que la latina. Por otra parte más, el artículo de EP que enlazas habla de genes, genes no son lenguas y genes me la REFANFINFLAN.
    Coincido sin embargo en orujo con miel.

  • Habla de genes y de lenguas.
    Los periódicos tienen artículos de ciencia y de política.
    Hay un atlas de espasa calpe sobre las tribus de la península que cuenta lo mismo. No hay otras teorías.
    Los idiomas de la península cuando llegaron los romanos eran distintos, pero tenían raíces comunes. Se ha conseguido leer textos iberos a partir del vasco, el vasco es la piedra rossetta de la civilización ibera.
    El éxodo con el cambio climático de gente que venía de donde ahora esta el Sahara es real. Los bereberes son minorías blancas en marruecos y argelia.

  • La única coincidencia más o menos demostrada entre euskera e ibero, que yo sepa, es la de los numerales. Hablo de vocabulario.

  • Y los tuareg, negros como el carbón, reyes de las caravanas que cruzan el sahara, hablan el idioma bereber, emparentado con el vasco.

  • Hablo del 10.000 antes de Cristo, Schulz. Antes de que surgiera la cultura celta en Austria y Suiza, en el 3000 antes de Cristo.
    Las enfermedades que pasa una población quedan grabadas en sus genes, y curiosamente las poblaciones españolas y portuguesas menos afectadas por las invasión musulmana tienen genes en común con los bereberes.
    Los idiomas evolucionan más rápido que los genes.
    Podría seguir, pero veo que no me creen, pueden investigar, con internet es fácil.

  • Tereixa, hija, es que tu comentario ha sido bueno pero muy breve para un martes entero.

    Schultz, yo ya he terminado En la orilla. Reconozco que en toda esa prosa hay momentos brillantes, y que tanto esta como Crematorio son novelas prolijas y de mérito. A todo esto, le comenté la semana pasada a un compañero que había leído a Chirbes y que buaeh. Pues él se hizo unas cruces y a mí me descomulgó. En cuanto practico la libertad de expresión me dejan de hablar las personas.

    Buenas noches.
    (Que me diga, Navidad).

  • Joder, el Sifilis este que me cae fatal por elnoimbre , pues es bastante listo,al menos en lo del ADN y las pobblaciones y esas cosas
    Estoys borracbho