Instaladores desbocados, VI. Una declaración de amor entre días de trabajo enloquecido

Instaladores desbocaos
por Claudio Sífilis.

Es jueves y nos lo queríamos perder. Se están haciendo las últimas pruebas de un centro de transformación. La línea de media explota dentro de la zanja, arde. Voces, nervios, sorpresa, la culpa es del señor Clavillo. El cable se metió en el tubo enterrado sin las debidas precauciones, rozó en el tubo y se peló. Se cancela la presentación del domingo. Marcos explica nerviosamente que el tirado de ese cable se hace entre dos, un oficial de primera y un ayudante, se usan poleas para que el cable no roce, pero que como útilmente el volumen de trabajo es tan grande lo hizo un chico solo (lo hizo con su primo), y la fastidió. Marcos lo explica sonriendo avergonzado, con el chico que ha metido la pata delante, zarandeando al muchacho, suspira con lástima. El promotor se apiada, dice que puede admitir un retraso, tiene buena relación con el alcalde, en realidad hay otras cosas que tiene que terminar, pregunta cuánto tardará en hacer las cosas bien. Jorge, el socio de Marcos, evalúa los trabajos, él sacará tiempo para hacerlo con el muchacho, para que aprenda.

Hace falta más gente para hacer todas las obras que se están contratando. Unos botellines pueden ayudar a pensar, está también con ellos Ramón el Cabezón, oficial de primera que saben que hizo una acometida parecida a la que se ha quemado, que surgió como ampliación de una obra, la hizo por su cuenta y la cobró él solo. Eso le vino bien para pagarse las vacaciones de Semana Santa con su mujer e hijos en la playa. Él conoce gente que puede estar interesada en trabajar con Clavillo, le da un número de teléfono a Marcos. Marcos llama y quedan en la oficina.

Los botellines entran bien, el Cabezón cuenta una anécdota, haciendo una conexión trifásica en una arqueta se quedó pegado porque había voltaje.

– “¿Cómo? ¿estabas trabajando en una línea trifásica con chicha?”- le pregunta Jorge.
– “Sí, cuando no sabes dónde se desconecta la corriente, el interruptor puede estar a diez kilómetros…”

Por eso le llamaban el cabezón, probablemente estaba haciendo una conexión ilegal cuando, como él dice se quedó pegado. A diez kilómetros no puede estar, pero le siguen la corriente.

– “¿Y cómo te despegaste?”- pregunta Marcos sin demasiado interés.
– “Por suerte estaba con dos compañeros, estas cosas no se deben hacer solo. Me agarró uno por los sobacos y tiró hacia atrás. El otro se puso detrás de él igual, y tirando me despegaron. De eso tengo estas cicatrices en las manos. Nos electrocutamos los tres”
– “¡No llevarías ni guantes dieléctricos!”
– “Es que, a ver quién hace un conexión con ellos puestos, son muy incómodos”

Marcos se queda mirando a una camarera limpiando y dice:
– “Las mujeres se quejan mucho, pero lo tienen muy fácil, te metes a puta y te pagan por follar. Yo si fuera mujer me metería a puta”
– “Yo también”- dice Ramón
– “Pues yo no”- comenta Jorge.

Los otros dos le miran extrañados.

– “Si es el mejor trabajo, te pagan por follar”
– “Para vosotros, ya me lo estoy imaginando, cada uno con vuestro viejo, chupándola”
– “Aahhj, ¿Por qué eres tan desagradable?”- exclama Marcos haciendo gestos de arcadas.
– “¡Si eres tú el que está diciendo que es el mejor trabajo que hay!”

Dos botellines son suficientes, Ramón se va a una obra, queda mucha jornada laboral. Marcos y Jorge pasan por otra obra y van a la oficina donde se encuentran al amigo del Cabezón y otros cuatro electricistas en la recepción. Se levantan para saludarle. No le gusta que hayan venido todos, tiene miedo que algún día sus chicos le peguen una paliza, aunque éstos todavía no tienen motivos para encararse con él. Son todos bastante grandes, de más de metro ochenta, muy fuertes. Jorge se los lleva abajo al almacén, a explicarles donde tiene que ir y darles los equipos de protección individual.

Mientras tanto, Marcos se lleva al despacho al amigo del Cabezón. Este es delgado, dice que los muchachos pueden estar trabajando en obra al día siguiente. Marcos conoce a algunos, son buenos profesionales. Delegadito y muy rubio, anda raro cuando se dirigen al despacho, dobla una rodilla más que la otra, camina moviendo los brazos con las muñecas dobladas hacia dentro. Negocian, el chico les tiene a su cargo como trabajadores autónomos, son una cuadrilla de cinco, pide algo de dinero por adelantado. Marcos hablará con Jorge, que es su socio, acordarán adelantarle el dinero. El rubio se marcha prometiendo que su gente les va a ayudar mucho. Al día siguiente los cuatro trabajadores están en el tajo, cumplen bien. El rubio no va, está arreglando papeles de su empresa con la administración, a lo largo del mes va poco por el trabajo, él no rinde mucho, pero sus chicos sí. A fin de mes convence de alguna manera a Marcos de que le pague a él los sueldos de los cinco.

A Marcos le chocaba que el ingeniero se trajera un tuperware con comida hecha por su madre y comiera con las secretarias en el cuartucho que había puesto cuando se lo reclamó Isabel, una nevera, un fregadero, un microondas, una mesa y tres sillas. Le preguntó si es que había algo entre él y Vanesa. El ingeniero le contestó que solo eran amigos. Marcos se rió y le dijo: “¡Qué perdido estás! Hoy no se te puede decir que te gusta una chica, que es lo más normal y ayer sales con lo del plátano caliente”

Lo del plátano caliente lo contó Manuel estando tomando unos botellines, lo vio en la película Ciudad de Dios, es una argucia de un brasileño para dar gusto a las mujeres, se corre la voz y todas quieren probar sexo con él.

Esther se había ido de la empresa y en el office comían el ingeniero, Vanesa y la recepcionista viejita. Vanesa solía llevar la conversación, hablaban sobre todo de cómo eran los compañeros, si se enfadaban o se alegraban por cómo se dirigieran a ellos. A ella le importaban mucho las formas de tratarse unos a otros. Ella hablaba mucho de su pueblo, donde iba cada fin de semana, de las fiestas, de las bodas a que había sido invitada. La gustaban las bodas por la iglesia, que eran mucho más bonitas, y la gustaban los vestidos de novia. El que dijera que no le gustaban las bodas mentía, el día más bonito de tu vida. A Manuel se le caía la baba con la chica, solía mostrarme de acuerdo con lo que ella decía. Si tenía que ser de derechas, sería de derechas. Si tenía que creer en la Iglesia católica, creería en la iglesia católica. Manuel empezó a buscar algún indicio de interesarle a ella. Ella tenía confianza con él, se apoyaba en él cuando estaban largo rato de pié hablando los compañeros de trabajo, y a él le entraban escalofríos por la espalda.

Un día ella fue a la mesa de Manuel a enseñarle el curriculum de una chica para ver si era interesante contratarla. Él dijo: “No me gusta, lo que tienes que buscar entre esos curricula es una chica para que a mí me salga novia. De hecho, te encargo ese trabajo, búscame novia entre esas candidatas, ya le enseño yo a hacer las nóminas, lo dejo en tus manos”. Se puso colorada y se fue riéndose. No era raro que se pusiera colorada, se ponía colorada habitualmente, con cualquier tontería que la dijeran. Pero al día siguiente ella dio el indicio que él estaba buscando. Durante la comida salió el tema de que Manuel necesitaba una novia, y Vanesa comentó: “A ti te hace falta una chica que sea dura contigo, yo tenía que ser tu novia. Te iba a enseñar un par de lecciones”. La manera en que le miró le pareció definitiva. Sin embargo pasaban los días y no surgía el momento adecuado para pedirla una cita. Ella se iba todos los fines de semana a su pueblo. Manuel no sabía cómo hacerlo.

Un lunes Vanesa estaba hablando con una nueva compañera de lo que había hecho el fin de semana. Manuel escuchó la conversación a medias. Lo había pasado con su exnovio. Dijo que ella y su exnovio tenían una relación para toda la vida. Oír esto le sentó fatal. Sabía que seguía viéndole por lo de la militancia política de los dos en el PP, y porque las familias de los dos hacían muchas cosas juntos. Estuvo toda la jornada laboral comiéndose la cabeza, sin rendir a pesar de tener mucho trabajo, estaba haciendo tres presupuestos a la semana, pero los clientes le pedían muchos más y dar explicaciones a Marcos de un presupuesto no entregado era siempre un mal rato. Hacer un presupuesto no es tan fácil, hay que imprimir planos, contar, revisar que la instalación cumple reglamento, siempre hay alguna instalación que se sale de lo normal, un alumbrado público, un polideportivo, no todo son urbanizaciones de bloques de viviendas.

Cuando el reloj marcó la hora de salida, Manuel, que normalmente se quedaba bastante más tiempo, se acercó a Vanesa y se ofreció a llevarla a casa. Ella se rió y se fue con él. Subieron al coche y partieron. Ella se puso a hablar de lo que le parecía el coche. Él no tenía ganas de hablar del coche y dijo:

– “Antes, cuando me he enterado de que has vuelto con tu novio me he puesto celoso”
– “Si no he vuelto con él”- contestó.
– “Ah” dijo él, “pues yo me había hecho ilusiones contigo”

Ella dijo que estaba en un momento de su vida que prefería estar sola, que lo había pasado muy mal y que no quería tener ninguna relación y… Lo que ella dice cuando da calabazas a un tío. Se hizo el silencio.

Ella se puso a hablar de la chica nueva que habían contratado. Hablaron de eso hasta que llegaron al portal de ella. Ella se bajó y él siguió conduciendo para su casa pensando: “¿Porqué dije eso? ¿Por qué lo había dicho tan mal? Vaya declaración de amor, estoy celoso y me había hecho ilusiones contigo. Ha sido penoso. Tal vez mi subconsciente quiere que me den calabazas, eso del PP no mola mucho, lo de la boda por la iglesia tampoco. En fin, veremos mañana qué actitud tiene conmigo, ahora que sabe que me gusta”. Al día siguiente ella no le hablaba y le miraba por encima del hombro o con desprecio.

Marcos recibió una llamada de teléfono de la obra en la que estaban trabajando el rubio y sus chicos, llevan un mes y sus papeles de la seguridad social no están en regla. Llama al rubio que no coge el teléfono. Jorge llama a Marcos desde la obra y le dice que el rubio no está localizable y que tiene a cuatro trabajadores muy mosqueados porque no han cobrado. El rubio sigue sin coger el teléfono. Marcos recibe de nuevo una llamada del jefe de obra, mira la pantalla del móvil con resignación, finalmente acepta la llamada y habla en tono muy suave:

– “Me han estafado, los chicos están trabajando sin contrato. Me han estafado, me han estafado, me han estafado.” El tono de voz va subiendo mientras pasea por la oficina.

En el otro lado del auricular el jefe de obra se muestra comprensivo con lo que ha pasado, pero exige una solución inmediata, los chicos llevan todo el día en la caseta de obra, no les deja entrar a trabajar. Marcos pide que le pasen con uno de ellos.

– “Escucha, vuestro amigo no está haciendo las cosas bien. Si queréis os puedo dar de alta en mi empresa y os pago lo que ya habéis trabajado. Me han estafado, no me queda más remedio que asumirlo.”

Los cuatro electricistas aceptan, en dos días Marcos y sus administrativos arreglan los papeles y los chicos entran de nuevo en la obra.

Pasadas dos semanas el rubio llama a Marcos, cuenta que ha tenido muchos problemas personales y con la administración para dar forma a su idea de empresa, dice que necesita más dinero para montar su empresa. Marcos le dice que ya no quiere saber nada de él y le cuelga. El rubio sigue llamando, a la cuarta llamada Marcos le enseña la pantalla del móvil a Jorge, que coge el teléfono y queda con él. El rubio quiere ir a la oficina, pero Jorge dice que no, que quedan después del trabajo en la calle, le da una dirección. Marcos dice que no va. El rubio se presenta solo, Jorge le dice de dar un paseo, Jorge anda sonriendo, algo encorvado y con la mirada perdida, el chico camina doblando una rodilla más que la otra, después de haberle escuchado un rato Jorge empieza a pegarle. Le da los puñetazos, en la cara, en el costado, en el estómago. Le deja tirado en el suelo, está llorando.

127 comentarios

  • La paliza del final no la teníamos prevista, señor narrador; cómo se las gastan en el lejano mundo west laboral far. Muy gracioso el comentario: «Al día siguiente ella no le hablaba y le miraba por encima del hombro o con desprecio». Psicología de púberes de 1º de la ESO, dicho sea con todos los respetos.

  • Satur, ¿estás en Polonia? Las polacas son muy guapas y también muy inteligentes. He conocido unas diez o doce polacas erasmus y eran todas sin excepción chicas muy sobresalientes. Diez sobre diez, que es lo mismo que decir el mil por mil, prácticamente la totalidad de Poloña. Es lo que puedo decir con respecto a Poloña. Y que la capital se llama Varsalovna.

  • Espero en ascuas la cena de empresa de Clavillo S.L.

    Yo creo que las polacas, y por lo que dicen los polacos también, están tan de mojar pan porque la guerra mundial eliminó todos los genes malos; sobrevivieron los más fuertes y eso. Se lo dije a una polaca, sobresaliente ella en lo físico y en lo otro, y se cabreó mucho. Reconozco que así explicado es un poco bestia, pero es que otra explicación no se me ocurre.

  • Cena de Navidad, Marcos se estira y pone una gran mariscada para los 60, y entrecot, y vino y copas… También da cesta. El único día que se ven todos, que en el día a día están desperdigados por las obras. Se cuentan muchas batallas con chispas. Las 4 mujeres comentan entre ellas que no les gusta ninguno. Hay un jefe de obra alcohólico que ha estado hospitalizado al que hay que vigilar, porque no puede beber…
    Estuve a punto de hacer un capítulo de eso, pero lo he descartado.
    Pienso que los adultos son niños grandes. Tal vez sea poco realista.

  • Lo que dice Calaza (y no es el único) desde hace veinte años es que el axioma que sostiene la teoría de la relatividad –ni información ni materia pueden circular a mayor velocidad que la luz en el vacío (en el agua es bien sabido que los neutrinos son más veloces que los fotones: efecto Cherenkov)- es una hipótesis falsa, lo cual nadie de buena fe ignora desde que se testaron las desigualdades de Bell.

  • Claudio, el realismo sucio, o lo que sea tu relato, necesita un ritmo gamberro a lo Buko para que no parezca cosa de posguerra y aceite de ricino.
    El cierre de la entrada es como si te hubieras quedado sin tinta y no hubieses podido seguir escribiendo.

  • Me sorprende que nadie haya comentado este post:
    « 21 de octubre de 2015 a las 15:10
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)
    Es increible la cantidad de soplapolleces que los catedraticos de fisica dicen respecto a la Tde R. El otro dìa uno, muy laureado, decia “la relatividad del espacio-tiempo”
    Burro, cojones, burro!!! El tiempo es relativo y el espacio también pero el espacio-tiempo es abosoluto.
    Otro, también catedratico, decía : “la capacidad predictiva de la teoría de la relatividad especial se ha probado pues se ha comprobado que un cuerpo en movimiento contrae su longitud en la dirección del movimiento a medida que aumenta su velocidad especialmente cuando se acerca a la de la luz”
    Burro, cojones, burro!!!!”

    Me sorprende que nadie haya preguntado “¿Acaso no es cierto que los cuerpos en movimiento contraen su longitud a medida que aumenta la velocidad a la que se desplazan especialmente cuando sobrepasan un tercio la velocidad de la luz?”
    Si alguien lo pregunta respondo: Sí es cierto. Pero eso no prueba la Tde la R Eso prueba las transformadas de Lorentz, que son bien anteriores.

  • 23 de octubre de 2015 a las 14:34 Follandeiro (sì, joder, Follan d’Eiro)
    Me sorprende que nadie haya comentado este post:

    He estado a punto de preguntarlo, lo reconozco.
    Follandeiro, a lo mejor nos sobrevalora.

  • Pero no es una hipótesis de Einstein, es una conclusión. Es decir, no es un axioma de Einstein.
    Las leyes de Einstein no se cumplen a nivel subatómico, eso lo decía el propio Einstein.

  • Estas completamente equivocado. En el articulo de Poincaré es una conclusion, pero en el de Eisntein (como ya sabia lo de Michelson y Morley y conocia la conclusion de POincaré) es un axioma.
    Lo de Poincaré puede arreglarse porque la conclusion en realidad es que hay un velocidad màxima finita; lo de Einstein no puede arreglarse .

  • 23 de octubre de 2015 a las 11:09 Claudio Sífilis
    Pienso que los adultos son niños grandes.

    En realidad estoy de acuerdo, Claudio. No hay nada más fácil que imaginarte a la gente como criaturas apacibles o bien lloronas, con pañales sucios, hambre, sueño y rabietas. Y a veces también me gusta figurarme a las personas en trajes regionales. Gati, nunca he pasado una entrevista de trabajo con entrevistadores de RRHH, pero creo que usaría el truco de los trajes regionales.

  • cONIO Calaza no me lee. Yo he traido varias veces lo del entrelazamiento cuántico y la paradoja de que la información entre los pares de partículas se transmita instantáneamente, más rápido que la velocidad de la luz.
    Para mi es hoy por hoy, el truco supremo de prestidigitación.
    Traje tambien enlaces a articulos que explicaban el experimento ante la sorna de PerroAntoinew y otros.

    ¡Hombre, hombre! Los aficionados a la divulgación científica también tenemos nuestro corazoncito.

  • No veo que el artículo de La Vanguardia explique nada esencialmente nuevo. El entrelazamiento se conoce hace décadas y se ha experimentado.
    Como suele ocurrir en prensa, no se explica bien la supuesta paradoja, por falta de fundamentos. Quien esté interesado puede empezar por leer Entrelazamiento, de Amir Aczel, en Drakontos, de nivel bastante asequible para los noFísicos. Se explica cómo el entrelazamiento y sus resultados relacionados no violan la afirmación (sea axioma o teorema) de que la información no pueda viajar más rápido que la luz.
    Respecto a lo de Dios y los dados, Einstein lo soltó cuando aun se revolvía contra la aleatoriedad intrínseca de la mecánica cuántica, allá por los inicios del siglo XX. Ha llovido bastante.

  • Follandeiro, el relato no mejoraría con una deriva a la sordidez pulp. Me gusta más así, barojiano y menestral. Claudio, he recibido las siguientes entregas. Mil gracias.

  • Madrid es extraordinariamente narcisista, y eso de que la ciudad es acogedora porque nadie es de Madrid se está convirtiendo en un mito peligroso. Criticar cualquier aspecto de la ciudad te convierte en blanco de la ira de los chulapos y las chulapas. Entiendo que mirar al cielo sea una liberación para los madrileños, porque cuando bajan la vista no ven más que puticlús, tiendas agromodernas, tapas correosas y gente con prisa que siempre llega tarde. El cielo de Madrid es fantástico, sí, pero no menos que el de Berlín en otoño o el de cualquier paisaje mesetario. Ya digo que criticar Madrid es un acto, hoy en día, de gran audacia y no menos temeridad. Estoy en condiciones de decir que su ferocidad regionalista ha superado la de catalanes y vascos.

  • CAP ¿quién no entiende lo del entrelazamiento y los dados cuánticos? En este artículo de Calaza de hace tres o cuatro años años ya desmonta la “superstición” de la causalidad:
    http://www.farodevigo.es/opinion/2011/10/09/hay-desembarazarse-teoria-relatividad/586809.html
    ¿Conoces la paradoja de Banach-Tarski? Hay cosas que parecen imposibles con los argumentos de los picapedreros de la lógica pero no lo son cuando se aplica la buena lógica:
    https://en.wikipedia.org/wiki/Banach%E2%80%93Tarski_paradox
    Satur, si te leo, pero como en lo de las tías “yo la vi primero”. De hecho, ya hablé de ello con despacio en el blog de Arcadi

  • barojiano y menestral

    Totalmente de acuerdo. Además, para sordidez no vale con chispas; tendrían que ser pladuristas.

  • 23 de octubre de 2015 a las 16:08
    BONNIE
    ¿Ya estamos preparando Jaloguin?

    Solo puedo decir que me alegro de no estar aquí (en Austin) en esas fechas.

    En un rato salgo para el aeropuerto. Dos semanitas en casa, hogar dulce hogar!

  • Lo de sordidez pulp lo añades tù, asì no vale.
    Yo solo digo que el texto, siendo bueno, deja como un regusto de no saber si el autor quiso escribirlo precisamente asì -como Chagall hacia adrede cosas infantiles- o le saliò asì porque no podia salirle mejor.

  • Sí, Proc. He estado en Poloña y comparto lo que dices de sus mujeres. Pero te equivocas en la capital, a lo mejor porque eres de letras: es Varsovia.

  • Einstein y Hawking, grandes físicos con mucho carisma. Que haya gente que pueda discutir sus teorías es una buena noticia, que además tengan su carisma, no los hay.
    Si Calaza es mejor que ellos me alegro, pero no me lo creo.

  • 23 de octubre de 2015 a las 19:13
    JULI0
    Adrede forever

    Me gustaría mucho ser doctor horroris cansa por la Universidad de Almería. Lo digo como lo siento.

  • Yo no he dicho jamàs que Calaza sea mejor que ellos. Que sì lo es. Mejor que Heisenberg, Bohr, Dirac o Pauli, no. Mejor que Einstein, seguro. Y mejor que Hawking, probablemente.
    Por cierto, conoces a Calaza? Y a Hawking? Y a Einstein? A estos ùltimos los has leido en documentos seminales o en una enciclopedia comprada plazos como rosas a crédito? Ah, bueno.

  • Interesante intercambio. Diagnòstico: Claudio escribe con la naturalidad de los soldados de Africa escribiendo cartas a la novia en Almendralejo.

  • He visto Loreak. Ya sé que nadie se acuerda; yo misma querría olvidar, pero nada. No me queda más remedio que comerme ahora mismo las palabras e insidias babosas que aquí proferí, letrita por letrita. ES BUENÍSIMA.
    (NOTA. Vais a salir a verla todos corriendo, lo sé. Por eso aviso de que a mi alrededor ha habido quien la ha calificado de «sosa». IR CON SAL por si eso).

  • Bajo mi punto de vista podría mejorar la entrada explicando qué hizo el rubio con el dinero del señor Clavillo y de Jorge. Si se lo ha gastado en drogas, deudas de juego, deuda de su supuesta empresa, y que si no pagaba le iban a embargar, si ha tenido que poner el dinero como garantía de una sociedad limitada…
    El caso es que el rubio actúa de una manera bastante irracional, y lo que quería yo resaltar es que a Jorge no le importa el porqué de su comportamiento. Lo que le importa es que le ha dado un dinero en negro para que pagara a los trabajadores y no lo ha hecho, no puede denunciarle porque no tiene un contrato con el rubio, y el rubio se le pone delante y Jorge no sabe sus intenciones, y le pega una paliza.
    Lo que dice Holmes de que tal vez sea el ingeniero el que llora por las calabazas, yo no me había dado cuenta, pero es muy acertado el comentario.

  • (Ay pues esa sí la vería, Procu. Lo que pasa es que no sé si va a querer acompañarme nadie y además ahora estoy tan tiesa q no tengo ni para el cine.

    Ayer se me llevaron al teatro, “Mujeres y criados” de Lope de Vega. Lope de Vega era un genio del texto. Punto. Y en verso. Punto. Un genio del enredo. Punto. El montaje no estaba bien dirigido. Punto. No vayáis al teatro a una fila que no se les vea las caras a los actores. Punto. Qué bonito es el teatro Principal de Valencia. Punto.)
    ——————————————
    (El rubio se merecía la paliza, independientemente de para qué necesitase el dinero.
    No a la violencia.)

  • Buenos días. Claudio, a mí me gustó el final y coincido con Gacho.
    Gacho: Ir al teatro y ver la cara a los actores, es que lo quieres todo, hija.
    Del periódico, el huracán de Méjico y la brisa en Oviedo:

    “Reflexionemos”, ha dicho, “y valoremos con sinceridad y honestidad lo que los españoles hemos construido juntos, que nos une y nos fortalece; alejemos lo que nos separa y nos debilita; y apartémonos, especialmente, de todo lo que pretenda señalar, diferenciar o rechazar al otro”.

  • Toadavía no he visto la peli de Alex de la Iglesia, pero tanto él como Guerrica son dos magníficos guionistas. En el caso del segundo, un gentelman en toda regla dotado de un increíble sentido del humor, me atrevería a decir que el mejor del cine español después de Azcona. Puro talento absolutamente innato. Verlos escribir (e interpretar a los diferentes personajes al tiempo) diálogos, además, constituye un espectáculo en sí mismo.

  • (Es que te da dolor de cabeza y todo de tener q fijar la vista allá en lontananza, Procu)
    (Acaba de surgirme una duda existencial: ¿qué sucede esta noche con los turnos y programas que empiezan a las 2 de la mañana? ¿A las 3 vuelven a empezar?)

  • Causalidades de la vida. Susana Raya, que vive en Amsterdam desde hace siete años, me contó anoche, después de su primoroso concierto en la Iglesia de la Magdalena, que poco antes de venirse para Córdoba a actuar la llamó la única hija del pianista y compositor Russ Freeman, Paula Freeman-Allison, que resultó que vive también en Holanda, para decirle que quería invitarla a su casa y conocerla, pues esa versión del tema de su padre The Wind que enlace aquí ayer tarde era la más bonita y la que más le había emocionado de cuantas había oído. Y no es la primera vez que a Susana le ocurre algo así o parecido.

  • Anoche estuve en un bar tope raro, de esos que no tienen nombre y al que entras solo -sóloooooo- si sabes que tras esa puerta cutre hay un bar. Cerveza de barrio, mezcal, buena música y una mesa de microtennis o pimpón en la que se juega en rueda, dando vueltas tol rato, nen. Yo no jugué, claro. La curiosidad es que estaba lleno de gordas hipsters. Qué sitios más raros hay en el mundo.

  • Funes

    Gómez, ¿incorporará también términos como youtuber o instagramer? ¿Los españolizará – como el magnífico güisqui- , – resultando yutubero, instagramero?

    Y alguno más añadiría yo.
    Cuando mi hija me dice de alguien “es un youtuber ” , yo la contesto si me puedo descibir a mí mismo como un whatssapper

    Espero, Funes, que la definición de tuitero ocupe menos de 160 caracteres. También me gustaría que la RAE, además de las palabras que usted ha señalado, recoja otras ya incorporadas de facto al lenguaje cotidiano, como “tedascuén”, “condemor” o “fistro”, si es que no las ha incluido ya. Por pedir que no quede.

  • 24 de octubre de 2015 a las 11:11 gachoinlowercase

    Sí, y qué más. ¿Oír?
    De dónde ha salido el comentario de Funes, si no está. Gómez, se lo ha inventado porque le apetece hablar del DRAE, confiese.
    Por qué dice eso, Holmesss.
    Estáis muy raros. Menos mal que ha venido Juli0.

  • Mis socios van de sobrados. Han decidido repartir beneficios ANTES de las elecciones, cuando las más elementales reglas de la prudencia aconsejarían esperar al resultado y actuar en consecuencia. Esperemos que no tenga que restregarles la decisión “precipotada”.
    Adapts me han dado recuerdos para usted las “pirañas”. Hemos tomado unas croquetas de jamón y setas, unas piruletas de queso de cabra y uvas, unas sopas de tomate y caldereta de cordero. Las croquetas muy buenas ? ?

  • Ximeno, ayer releí algunos pasajes del Apocalipsis de san Juan y no pude evitar acordarme de las tremebundas visiones que le provocaron a usted los petas.

  • Tendría que conocer a mi tía Margarita, una señora verdaderamente estupefaciente que dice tener “ochenta y todos” años. Estábamos en el balneario -en una piscina de agua caliente- comentando las perspectivas de los distintos partidos y las posibles consecuencias en el negocio. Tomó la palabra y parsimoniosamente pero con autoridad nos espetó:
    -¡Qué desperdicio! Con lo que valéis y aquí estáis todos con los huevos “mojaos”.

  • Pues a mí, POR EL CONTRARIO, no me ha entrado nada en ninguna parte que no sea un desperdicio y tampoco entiendo por qué dice Ximeno que hay que ser prudente con los beneficios, si todo el mundo sabe que de lo que hay que precaverse es de los maleficios. Tenéis un día muy excluyente, sabedlo.
    Pero a mí NO ME IMPORTA. Mirad: ¡A MÍ QUÉ!

  • (Bueeeeeeeeno: que la Bellpuig ha colgado la nueva entrega de Gengis, pero no la ha colgado. Pero digamos que Holmesss y yo y quién sabe quién más, ¡la tenemos! ¡Y la hemos leído already!)

  • Gracias Proc y Gachó. El viaje ha ido bien y ya estoy en casita. A mi no me ha pasado como a mi hija , si no al contrario, iba con el tiempo muy justo para el enlace en Londres y he debido batir varios records de velocidad para no perderlo. Una funcionaria muy amable me ha dejado saltarme la cola en el control de seguridad y de allí a la puerta de embarque a todo trapo y sin ponerme siquiera el cinturón. He entrado el último en el avión, cuando ya estaban cerrando las puertas. Anécdotas para tener algo que contar.

    Gachó, ¿Para cuándo es el siguiente paso en el proceso?

  • Aclarar que no vengo de vacaciones, si no de curro, aunque espero tener tiempo entre reunión y reunión para disfrutar de lo lindo. El principal proyecto en USA ya está encarrilado (el gran test se hizo ayer sin ninguna incidencia) y se finalizará en Noviembre y estaremos discutiendo los proyectos del año que viene. Vienen también algunos yankis, con la excusa de hacer de anfitrión aprovecharemos para darnos algún homenaje gastronómico.

    Por cierto, en Texas se esperan lluvias fuertes e inundaciones en los próximos días, creo que me he librado por poco.

  • Para Bremaneur, simenonista de pro de este nuestro fanzine y para los demás simenonistas: Dante, Shakespeare, Joyce y Simenon.
    Al final de un ensayo que se titula «Shakespeare: cuarto centenario» ([1964], en Lenguaje y silencio. Ensayos sobre la literatura, el lenguaje y lo inhumano, Barcelona: Gedisa, 2013, pp. 243-257), Steiner se pregunta si habrá, aparte de una catástrofe nuclear, alguna circunstancia que pueda reducir su obra al olvido o al «trapicheo de unos cuantos especialistas». Entonces dice esto:

    «Lo que aquí vemos implicado es el abandono de la palabra de su podio honorífico, el retroceso de la autoridad de la lengua. No tenemos ninguna prueba de que la civilización produzca en el futuro nuevos constructores de esas representaciones verbales y sintácticas, o mímesis, que encontramos en Dante, Shakespeare y Joyce. Simenon puede contarse entre los últimos que han tomado una cultura para su ámbito verbal».

  • No está la calle Velarde, pero a cambio hay otra llamada Gaoíz y Velarde. Casi como en casa. Yunquera me lo cambian por Unquera, Beleña por Lebeña, Madrid por Lamadrid. Las montañas en vez de ponerlas al norte las han puesto al Sur, porque al Norte han puesto el mar Cantábrico.
    Lo único malo es que me va a cambiar las expresiones, dentro de poco diré:
    “Pan con hostias”.
    “Somos tontos o nos toman por tontos, me cagüen dios…”
    “Algunos cántabros miramos torcido, te acostumbras”

  • Claudio, creo que el estilo de algunas novelas de Pierre Mac Orlan (si no lo has leido) corresponde a tu ritmo narrativo. Seguramente te gustarían La Cavalière Elsa, La Bandera, Le Quai des brumes, etc.
    No recomiendo su pornos, firmadas con seudónimo. Pero a mi primo el al marqués (yo solo soy conde) por la cosa escatológica quizás le vayan.

  • No he podido encontrar raíz común entre hospitalidad/hostilidad ni entre regalo/veneno en las lenguas célticas insulares (las continentales han desaparecido). Carezco de suficientes conocimientos para ello

    ( Pues haber preguntado a Procu, coño, será que no tienes dónde preguntar.)

  • Gracias Follan. Echaré un vistazo.
    Lo de llamarte falagista de las JONS fue porque busco uno y no lo encuentro. Son especie en estinción.
    Creo que en Aguilar de Campoo, todavía quedan algunos. (Y en internet, claro)

  • Màs precisamente soy maricon y de las JONS rama Kim-il Jong ( esto ùltimo porque tengo el aparato como los cerdos y los coreanos, en forma de sacacorchos)

  • 25 de octubre de 2015 a las 12:45 gachoinlowercase

    No, es mejor que le pregunte a Perroantoño.
    (Pero no penséis que yo no tengo conocimientos suficientes de lenguas célticas insulares, peninsulares, continentales y de todas las demás lenguas célticas posibles e imposibles, QUE LOS TENGO).

  • 25 de octubre de 2015 a las 13:40 Procuro fijarme
    No, es mejor que le pregunte a Perroantoño.

    Ya. Tú lo que quieres es que aprovechando mi reconocida tendencia a echarme a la piscina, aunque esté vacía, me pegue otra buena hostia (de hostes, aunque eso del “ghos” indoeropeo me ha puesto erecto, o sea). Yo no vuelvo a hablar de etimología nunca, que viene del latín numquam.

  • Al final, mira lo que te digo, esto de las protolenguas viene a ser todo *UNG, *AU, *CHST-CHST, *HULA-HULA y *PUM. A ver si no podían llamar a las cosas por su nombre como las personas. Los protohablantes, animalicos.

  • Hola, que conste en acta que se me acaba de ocurrir una idea que fundamentará el renacimiento del cine español y cambiará la vida de nuestro país al forjar un relato de unidad que terminará con los separatismos, el marasmo sempiterno de España y el egoísmo congénito de nuestros compatriotas: rodar una pilíncula sobre la guerra de Flandes, la conquista de América y la destruición de los bárbaros aztecas, etc., como si fuese una pilíncula americana sobre Vietnam, con hilicóteros, militares zumbaos, etc. Lástima que no tengamos ni productores, ni directores ni actores a la altura. Pero aquí lo dejo, en aras del resurgimiento corporativonacional de nuestra patria. Los catalanes podrían ser como los negros de las pelis americanas, que siempre mueren tope heroicos y tal. Y los vascos como el típico soldado de Minesotta, ahí to bruto pero con un gran corazón. Los andaluces como el cínico vagoteras que no se implica, pero que cuando matan a su mejor amigo, un gallego más gracioso que un andaluz, se pone ahí to loco a matar enemigos.

  • En un inesperado giro de los acontecimientos, la cámara enfoca a Quevedo escribiendo ahí to concentrao en su portátil, hasta que se le cuelga y empieza a lanzar improperios contra Windos, diciendo voto a bríos y tal y cual, y en eso que llega Góngora con su McIntós to puesto y to gallardo escribiendo su columnita hebdomadaria para El País Semanal.

  • Nuestros agüelos con sillín y manillar no serían nuestros agüelos, sino unas bicicletas. Claudio, hombre. Ahora vas y dices también «si hubiéramos tenido a Napoleón en vez de unos Reyes Católicos…». Y la volvemos a armar.

  • Me gusta cuando leo nombres españolizados, verbigracia Adolfo Hitler, Carlos Marx, José Stalin, Roberto Ford Fiesta Rojo, Pablo Hombre Nuevo…

  • Creando polémica.
    Con cambiar un par de cromos, como cuando el Real Madrid cambió a Etoo por Ronaldo el gordito.
    La política es como el futbol.

  • Uno de mis mayores anhelos es morir antes de tener que soportar las cinco llamadas del muecín por megafonia desde los campanarios o comer bacon en reductos clandestinos.
    ¡¡¡¡Mecagontodoslosgilipollasquealmuerzan!!!!

  • Ximeno, las pirañas, si sigue conduciendo a su encuentro a incautos como yo, deben estar ya del tamaño de besugos a base de dedicos inocentes.

    ¿que hará con ellas con ese tamaño?, ¿meterlas en las piscinas del balneario?
    No parece buena estrategia comercial.

  • Hubiera sido elegante que Calaza incluyera al final de su artículo un capítulo de “agradecimientos” que rezara: a los participantes en el blog Chopsuey por sus sugerencias y comentarios.

  • Calaza, tras escucharnos, ha moderado su discurso admitiendo que el bienestar puede ser medido con diferentes parámetros (da una lista de 10) uno de los cuales puede ser la felicidad subjetiva. Pero este parámetro, aislado, carece de significado.

  • Querido marqués de los cubas libertinos puedes decirme que sugerencia que no se encuentre en los manuales y bibliografia cientifica de la Happiness economics se han formulado aquì?
    Por el contrario, en el arti de Calaza se aclaran algunos malentendidos que tus exòtocas intervenciones habian creado.
    No empecemos, no empecemos que depsués vamos a hacer llorar al Niño Jesùs

  • Vamos a dejarlo así de momento, no obstante he enviado una entrada a Chopsuey donde fijo mi postura para regocijo de los lectores y escarnio de algunos pretendidos ilustrados.

  • Marqués, no me lo pongas a huevo con una entrada que si hay luna llena sabes que me crecen pelos en las orejas
    (Segùn Lombroso, los hombres de orejas peludas, como Brema y Perkins, son asesinos natos)

  • Señorito Marqués, su artículo lo publicaremos mañana.

    Pido disculpas al señorito Kant por haber publicado por error su próximo artículo del viernes.

  • Bellpuig, a mì cuàndo me publicas el arti que te envié de los caballos y las rubias que se pierden y encuentran un rancho abandonado regentado por Brema? Cuàndo me lo publicas? Sì, aquel que empieza diciéndoles Brema a las pobres chicas: “Conmigo no contéis para nada, no me gustan las mujeres, si queréis marcha ahì tenéis los caballos y mi asistente coreano”
    No te acuerdas, Bellpuig, o me lo censuras?

  • Bellpuig, mis canas, mis zulos y mis titulos me habilitan a que me trates de Monseigneur, si no te importa. Lo de señorito me hiere profundamente, suena a opusdeistas del Barrio de Salamanca.

  • En mi contrato se me exige el trato de señoritas y de señoritos a todos los lectores de este fanzine. Me ciño a la letra escrita, señorito Follandeiro.

  • 24 de octubre de 2015 a las 02:10
    PROCURO FIJARME
    He visto Loreak.

    Esto escribí por ahí el miércoles pasado después de verla, y no lo puse aquí porque luego decís que exagero y me causáis traumas. Pero ahora lo pongo, qué coño: “Hoy he visto Loreak, la película vasca que los académicos decidieron enviar a los próximos Oscars para sorpresa de todos, por encima de La isla mínima. Me parece muy bien elegida, es una sencillísima pero fabulosa historia, una idea brillante, un guión del tipo del que últimamente compran los americanos para hacer su propia versión, no me cabe duda de que con una buena distribución tendría más éxito allí que aquí. Ojalá tenga suerte porque realmente la merece. Es una grandísima película atemporal y universal, rodada en euskera como podría haberlo estado en árabe o en polaco, no hay la menor referencia no ya nacionalista sino simplemente localista. De las que no se olvidan, estará días dándome botes en la cabeza. Sólo son flores, como dice el eslogan promocional, pero joder con las flores”.

    A mí es que decir sólo “buenísima” no me sale, soy un tipo entusiasta.