Verbo y cartera

Felicidad
por Fernando García.

La investigación empírica de economistas y psicólogos sobre las variables con las que se correlaciona la felicidad mueven a risa, por mucho premio Nobel que se ande repartiendo. Está claro que el Nobel de Economía, Literatura o de la Paz son una broma pesada, sobre todo en comparación con los de Medicina, Química o Física, o la medalla Fields en Matemáticas (por cierto en 2015 entre los ganadores hay una mujer por primera vez).

Sobre la felicidad, o el bienestar humano, hay muchos datos sólidos que no conviene mezclar con las pajas mentales de los modernos economistas. Los mas relevantes provienen de las investigaciones en Salud Pública, que muestran cómo el alcantarillado de las ciudades y la cloración de las aguas han hecho más por el bienestar humano que ninguna ideología. Los avances en medicina y en alimentación han supuesto otro salto de gigante en la felicidad de los hombres, pero a partir de aquí todo son conjeturas. Vamos a admitir que la educación y la sanidad pública han supuesto otro avance con el que se ha alcanzado un grado de saturación en el bienestar que no será fácil superar.

Tratando de ser positivo he visto algún estudio de los citados al principio que muestra que los primeros 40.000 euros procuran una felicidad que es difícil superar con rentas superiores. El problema, ya lo han adivinado, no son las variables que se tratan de correlacionar, sino la medida de la felicidad o el bienestar una vez que se han superado las necesidades básicas.

En este contexto de conjeturas, por muy académicas que pretendan ser, propongo mi propia metodología para alcanzar la felicidad basándose en dos instrumentos de poder bien testados durante cinco mil años: el verbo y la cartera. Nuestro sistema de liberación de neurotransmisores provocadores de placer a nivel cerebral se dispara ante estímulos tales como una conversación inteligente, un relato interesante o una cara bonita. Conseguir esto no se paga con dinero, pero ay, la cartera ayuda. Pretender tasar estos hechos que acontecen en la intimidad de nuestras almas, en los recovecos de nuestra conciencia, es un ejercicio reservado a Dios que castigará la soberbia de esos económetras aduladores de la falsa ciencia que pretenden ganarse la vida con sus grotescos papers y manuales de autoayuda disfrazados de alta divulgación.

No y no, algunos no tragamos tanta basura envuelta en celofán. Abominamos de estos filibusteros. Newton vive, científico y creyente, dos planos distintos y una sola verdad.

163 comentarios

  • «La introducción es portentosa, casi una monografía en sí misma (abarca 179 páginas), los índices son completísimos e incluye una relación biográfica de interlocutores».

    El Pochash ha dejado de usar su adjetivo fetiche, que lo mismo le valía para una croqueta que para un discurso. Encabezo ahora un movimiento de recuperación léxica, con el fin de evitar el empobrecimiento de nuestro portentoso vocabulario, patrimonio de todos los españoles.

  • También en RdL hay una crítica de Delgado-Gal al Sumisión de Houllebecq que cabria calificar como portentosa: es mas larga que la novela. Ni Tse.

  • “Pero quizás el mayor elogio de todos cuantos recibió Manuel Bartolomé Cossío en la fecha de su muerte fuera, además, el que disipa la sospecha de que las necrológicas no sean los documentos más adecuados para esquiciar el carácter de un personaje”.

    JE, JE, esquiciar, no lo había visto nunca; encantada de saludarlo.
    Felicidades, orífice.

  • 26 de octubre de 2015 a las 09:15 marquesdecubaslibres

    También en RdL hay una crítica de Delgado-Gal al Sumisión de Houllebecq que cabria calificar como portentosa: es mas larga que la novela. Ni Tse.

    Es una crítica irritante: cuenta la novela al completo.
    Resulta curiosa la tendencia a ‘desmontar’ a Huellebecq.

  • Me adhiero, casi con violencia, a las sabias palabras de Pepe Luis Fernando García de Toledo Dos Sicilias y Cien Astas

  • Marqués, corazòn, el Delgado-Gal ese no fue el que te levantò la paloma? Por la cartera o por el pico? El resto ni mencionarlo.

  • El dinero es un lenitivo mejor que los psicólogos, los curas o los amigos, pues en el peor de los casos podrías alquilar a todos estos. Ahora bien, no hay dinero para comprar por ej. un buen médico o una buena novia.

  • Un enfoque cuantitativo serio del bienestar humano sólo podría intentarse en términos físicos. Se me ocurre que la energía es la única magnitud capaz de agregar el conjunto de bienes y servicios disponibles para una persona en un lapso dado. La energía necesaria para producirlos y mantenerlos, ya sea un sillón o un mayordomo, puede medirse en calorías. La mayor limitación al bienestar en el pasado fue la poca energía disponible: la propia humana y de algunos animales.

  • Donde estoy seguro que está todo el año es en sistema central. Aquí, en Santander, los he visto hasta hace poco, no creo que se hayan ido. El que ha llegado a Valencia debe venir del norte de Europa, o un friolero del sistema ibérico.

  • 26 de octubre de 2015 a las 09:31
    PROCURO FIJARME
    JE, JE, esquiciar, no lo había visto nunca; encantada de saludarlo.
    Felicidades, orífice.

    Gracias, Proc. La primera vez que recuerdo haber leído “esquiciar” fue en un libro de Trapiello.

  • CAP, eso es lo que dice, en cierta medida, Deaton: el aumento del PIB no garantiza mayor consumo de calorias ni proteinas en paises como India.
    Creo que tenéis una idea equivocada del nivel que ha alcanzado la ciencia economica. Hoy dia. la doble titulacion matemticas-economia o ingenieria-economia es muy frecuente, sobre todo fuera de España. El nivel técnico de le ciencia economica actualmente es parecido al de la fisica.
    El problema de la ciencia economica es que aùn arrastra mucha ideologia y sus modelos utilizan hipotesis como las anticipaciones racionales que solo funcionan cuando todo funciona.
    Pero las técnicas estadisticas y probabilistas que emplean los economistas son de una sofiticacion acojonante.

  • El colirrojo ese, es un coñazo. Todito el año con su cantarin pio-pio.
    excepto la gallina para caldo, me dan repelús todas las aves.

  • Y respecto a lo que escribe el hidalgo de los Páramos…mentira todo.

    Quien saca la cartera para comprar felicidad, es un infeliz.

  • Hay muchos médicos y economistas buenos en el sentido de la “tecne”, pero muy pocos que al mismo tiempo sean buenos en el sentido de la bonhomía.
    Como consecuencia el dinero puede comprar la parte técnica, pero no el conjunto pues ello es un bien superogatorio, es decir, se puede merecer pero no pagar.

  • Acuerdo que la salud es fuente prórroga de felicidad y no veo manera de compra sino un cuidado a largo plazo con anterioridad.

  • Ya escribí aquí que cuando mencionan a la energía me llevo la mano a la pistola. Con la felicidad va a pasar otro tanto. Vamos a dejarlo en bienestar, y todavía mejor en reducción temporal y notoria del malestar.
    Lo único que produce este efecto en las personas es la percepción del afecto de los demás, afecto que el dinero no puede comprar, tan sólo sirve como mensajero: Hermes es algo más que un bolso.
    Así que, económetros de mundo, medid el número de abrazos que se producen por habitante y año. Habrá que introducir ligeras correcciones: hay madrileños abrazos con tres palmadas sonoras que no puntúan.

  • Callos como cada diez años, década más o menos.
    Cayo Julio César es mi personaje histórico favorito, sobre todo desde que supe que lloraba por no ser como Alejandro. Más modesto, yo solo quiero ser Montaigne.

  • Al menos algo de lo que dice Homeless es cierto: el mayor binestar subjetivo que se obtiene con dinero es haciendo regalos. Es una constante universal.
    Cuestion aparte, quizàs sea importante saber si hay una correlacion entre PIB per capita y bienestar subjetivo habida cuenta que quizàs existan otros caminos màs adecuados para alcanzar el bienestar.

  • Yo estoy con Holmess. Creo que la felicidad no tiene mucho que ver con dinero o logros, sino con los demás y la imagen de uno mismo que nos devuelven. Cierto es que los demás nos ven como un agregado de, entre otras cosas, nuestros logros o nuestro dinero. Pero no sólo eso, hay muchas otras cosas, la belleza o la inteligencia desperdiciada; nos adornamos con muchos plumeros para que nos envidien. Por eso la felicidad aumenta con el dinero hasta un cierto punto, a partir del cual cada euro más no produce un incremento de la felicidad. Aunque Follandeiro me diga que no, me temo que el número a partir del cual el dinero deja de generar felicidad a la misma velocidad tiene que ver con la envidia. Si estás de la mitad para arriba en ingresos y logros dentro del grupo en el que te mueves, eres feliz porque te sientes valioso y te ven como valioso. Si estás de la mitad para abajo, pues ya no. Así hay gente feliz en países míseros e infelices, muchos, en países ricos. La envidia mueve el mundo y se envidia a los de tu grupo y son los de tu grupo los que te envidian.

  • 26 de octubre de 2015 a las 13:35
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)

    Correlaciona el dinero con el tamaño del instrumento masculino, fuente de felicidad o al menos bienestar. A menos tamaño, más esfuerzo por el dinero, luego más PIB.

  • Pues los petirrojos también están todo el año, y más en invierno.
    Algo raro pasa, yo llamaría a Ace Ventura.

  • Los españoles somos felices de cojones y nadie sabe por qué. No lo digo yo, lo dice la OCDE y otros mide-cosas que andan por ahí sueltos.

  • 26 de octubre de 2015 a las 13:53
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Los españoles somos felices de cojones y nadie sabe por qué.

    Por las cocletas.

  • Mgausss habla de envidia de ingresos y logros. Hay que distinguir entre ambas.
    Un adulto sólo envidia la habilidad del vecino para lograr esos ingresos, y en realidad la de disfrutarlos, de gozar genuinamente. Cuántos conocidos ricos no producen envidia, por la amargura que destilan al dilapidar o por su avaricia. Y qué envidia produce el amigo sin un duro que uno se encuentra silbando alegremente por la calle.

  • (A mí me parece que el título de la entrada hubiese tenido un tinte más literario si no se hubiese prescindido de los artículos. “El verbo y la car-tera” hubiese tenido ese nosequequeséyo, y luego hubiese podido haber una segunda parte “La cartera siempre se pierde dos veces”, o algo así.)

  • Madrid es cojonudo en términos de pasarlo bien, why?
    -Tráfico rodado muy razonable. En el lugar 112 de las ciudades con peor tráfico (Bcn la 77, según Tomtom).
    -El mejor equipo de fútbol y el club deportivo mas rico del planeta (según FIFA y Forbes)
    -El mejor museo de pintura del mundo, el Prado (según todos).
    -La primera plaza de toros del mundo.

  • “Yo estoy con Holmess. Creo que la felicidad no tiene mucho que ver con dinero o logros”
    Entonces ambos estais de acuerdo con la paradoja de Easterlin: a partir de cierto umbral riqueza no se constata aumento de bienestar subjetivo.

  • Me parece muy acertado lo de medir el bienestar humano traduciéndolo a kilocalorías, kilowatios o kilojulios. Aunque ya estoy viendo a los partidos políticos reivindicando un salario mínimo humano en Kw/hora + kilocalorías.

    Pero el lado de la felicidad propiamente habría que asociarlo a kilocalorías ingeridas y excretadas (no sólo como excremento, sino también como flujos y sudores). Habría discusión sobre la distinción entre sudor derivado del trabajo y del spining, o si valdría lo mismo a efectos felisaludables un litro de vino de garrafón que un ‘chateau’, pero tendríamos entretenimiento para rato.

    [Por cierto, que acabo de darme cuenta de dónde proviene la palabra ‘chato’ para referirse al vaso de vino: chateau. Se admiten apuestas.]

  • Los petirrojos y los colirrojos son estacionales en la comunidad valenciana porque en verano los echan a la paella junto a los caracoles. Pájaro que vuela a la cazuela. Además Gachò tiene gatos, lo que supone un cierto problema de convivencia con las aves, excepción hecha del águila real y el buitre leonado.

  • Aquí habitamos gente muy desgraciada pues vivimos en el puto Bcn (diez minutos para que me rellenen la copa de vino, ahora mismo), Berlín (no hay ni vino), París (un infierno de tráfico), Valencia (plé de valenciás en shancleta y camiseta de tirantes), Eibar ( te cagas, sin comentarios), Bilbao (al menos se tapiña en condiciones), una que vive en el autobus de línea (inenarrable, aunque lo hace con gracia) o un mariquita que vive por Francia y que dice que la última vez que estuvo en Madrid era cuando vivía Franco. Tócate los cojones.

  • 26 de octubre de 2015 a las 14:18
    PERROANTONIO
    [Por cierto, que acabo de darme cuenta de dónde proviene la palabra ‘chato’ para referirse al vaso de vino: chateau. Se admiten apuestas.]

    Yo diría que es por la forma, ¿no?

  • Mi diagnóstico es ataraxia. Eso me dijo un comité de expertos en esas cosas.

    Así ustedes disculpen mi felicidad.

  • 26 de octubre de 2015 a las 14:30
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Berlín (no hay ni vino),

    Y no se puede pagar con tarjeta en muchos bares y restoranes. Por ejemplo, en el mejor bar de copas de Berlín. Da por culo.

    Lo del vino es infame. Sólo ofrecen carta de vinos los restoranes de cierto copete. Eso sí, en mi casa se sirven los mejores de la ciudad. Palabra de Brema.

  • 26 de octubre de 2015 a las 15:21
    PERROANTONIO
    Satur, no entiendo. ¿Quieres decir que los chatos se sirven en vasos sin nariz?

    Eeeefectivamenteeeeeeeee…

  • En Galicia sirven el Ribeiro en unos platillos chatos, es decir, flatos. Pero yo prefiero la etimología popular fantástica. Me imagino la escena, siglo XIX, en un bar de Haro.
    –Florencio, ponme un chateau.

    Luego, de ahí, la versión irónica, como en el caso de bocatas y cubatas. El ‘creador’ del idioma es un cachondo.

  • En brevisiima acotacion recuerdo que es mucho màs dificil medir el binestar social que el individual por el problema de agregacion. Vease teorema de imposibilidad de Arrow.
    Y sin embargo todo quisque anda pidiendo universidades, guarderias, hospitales, etc. A ver, menos cachondeo con las medidas. el asunto es definir una métrica y neutralizar los sesgos, c’est tout.

  • El chato es un vaso bajo en el que no entraban sin mojarse muchas narices en tiempos de población más aguileña. De ahí el nombre, propio de un país que se regodea en la afrenta.

  • Aluego o mañana, a ver si les leo.

    Venía a quejarme: cagonsanpetersburgo, el año que más estoy trabajando desde hace lustros y el que menos estoy ganando.

    Y a preguntar: dado que todo lo escribo del tirón y no guardo un triste registro en word, me preguntaba la forma, si es que existe, de descargar todito todo el fanzïn para luego buscarme y ver que burradas he llegado a decir.

  • gachoinlowercase .
    (Adaptaciones, diagnóstico: egocéntrico)

    Po zí. Siempre me ha gustado decir ego maniaco, que resulta mas eufónico.

  • 26 de octubre de 2015 a las 15:25
    Claudio Sífilis . .

    Mi diagnostico es paradoxia

    Ya lo tengo, maravilias de la internë. Hubiera preferido en espaniol pero sólo lo encontré en inglez.
    Gracias por la referencia.

  • La ilustración de la entrada, la ilustración. Todo está ahí. La Mona Lisa feliz, por fin, porque anda que no es siesa.

  • Intento mejorar las exportaciones nacionales de carne de cerdo (jamones incluidos)a los delegados de la Republica Popular China y la OMS emite un informe (que trajo Perroantonio ayer) boicoteando el consumo de carne roja con el fantasma del cáncer colonorectal asociado. Después del estudio sobre la pandemia de la Influenza aviar que iba a arrasar el planeta, podrían ser mucho más prudentes a la hora de sacar estudios ¡Cogno!.
    ***
    Lo de los chatos no lo he oído nunca en mi pueblo..eso será de gente forastera que no entiende.
    Perroantonio ya sabes que en Haro los vinos se piden por su nombre, es decir, por su marca y el que no lo sepa luego que apechugue con las consecuencias.

  • He de decir que me la sopla todo este esfuerzo por medir la felicidad. Como dijo Holmesss con mejores palabras, la ausencia de mierdas en tu vida es suficiente aspiración para la mayoría.
    Los mejores representantes del “noquierolíos” son los españoles, que lo extreman hasta el punto de la irresponsabilidad por inacción. No quieren líos ni cuando les toman el pelo en un restaurante. Esa es la magna obra de su vida, evitar el conflicto, por eso dan niveles altos de felicidad que sorprenden al marqués, porque lo evitan.
    En todo caso si viviéramos en una sociedad liberal, cosa que no verán ni mis nietos, no habría lugar para medidores de la felicidad, sería aspiración personal y responsabilidad del que crea que la ha de buscar y no objetivo del estado y sus económetras. Que está esto lleno de curas de nueva hornada.

  • Paradoja del aplauso:

    Aquello que más nos gusta, ser alabados por los que son más que nosotros, deja de gustarnos al poco rato porque estimamos que está por debajo de nosotros cualquiera que insista en alabarnos.

  • O sea Gengis, he ahí la compulsión de los tuiteros, necesitan aplausos pero de nuevos aplaudidores, por eso están todo el día alardeando de nuevos seguidores.

  • Hay un grave defecto lógico en la idea de que, porque la felicidad es algo que toda la gente quiere, todo lo que la gente quiere tiene que ver con la felicidad. Ese error es el que nos lleva a dar por hecho, sin mayores averiguaciones, que el dinero, la victoria y el aplauso están relacionados con la felicidad. Puede que lo estén, pero, para saberlo o descartarlo, aún quedan por abrir muchos cerebros.

  • Nuevos seguidores: quizá sea el único remedio, como dice usted; aunque puede ocurrir que la seguridad de que llegarán, que siempre es mejor que la mera esperanza de que se presenten, haga inevitable que los despreciemos antes de que lo hagan.

  • txato viene de txakoli o como se escriba. Es un tipo de vaso propio del PV de culo muy ancho y poco contenido, de pequeñas dimensiones en un principio. También se decia ponme unos txikitos o te pongo viendo pa Ferrol.
    De ponme un txako se pasò a txato. La forma del vaso y la medida tuvo mucho éxito en toda España y en Andalucia se convirtiò en la medida estandar del “quitapenas”.
    El el vaso de txato es imposible meter la nariz ni siguiera la polla de Pepe Luis que entra en cualquier sitio.

  • Ah qué tiempos aquellos en que calibraba en el vaso de tubo antes de servir el gintonic a los amigos.

  • Para mí la felicidad consiste en la desaparición de los sujetos que te montan un pollo por 80 céntimos. La desaparición dolorosa, se entiende.

  • “Te sabe a enebro, cariño, me decían.”
    A veces tiene gracia el baranda este

  • (Guarro. Has hecho trampa)
    ————————————–

    Tras las huellas de Cassio.

    (Què bien escrito está esto. Y por qué lo tiene AE y no Chøpsuey?.
    (Te perdiste los mejores bollos de nata del mundo, los de la pastelería de la esquina de su plaza mayor, de la plaza mayor de la sensual Varsovia)

  • En casa del marqués nunca ha faltado una ginebra Premiun para servir un gintonic bien preparado a los amigos.

  • Brema, interesante lo de Cossío. A Cossío lo asociaba con lo suyo (de Cossío) de El Greco y por eso me había quedado un retrogusto de conocer algo más. Pero uno anda más liado que la pata de un romano, tanto que no he tenido tiempo, salvo este ratito, de leerles más. No es por tirarme pegotes, aunque a eso venimos aquí, es que me ha dado por escribir un libro y la edición es un coñazo, pues eso.

  • Buenos días. Acabo de oír en la radio que hay entablado un pleito alrededor de si un jugador de fútbol dijo a otro «la concha de tu madre» o si fue «la concha de tu hermana».

  • 26 de octubre de 2015 a las 18:36 Bremaneur
    Tras las huellas de Cassio.

    Muy bien, Sergio Campos, pero no te has atrevido a decir que las polacas son buenas y están inteligentes. Y lo pensabas.

  • 27 de octubre de 2015 a las 08:11
    PROCURO FIJARME
    26 de octubre de 2015 a las 18:36 Bremaneur
    Tras las huellas de Cassio.
    Muy bien, Sergio Campos, pero no te has atrevido a decir que las polacas son buenas y están inteligentes. Y lo pensabas.

    He tratado de ceñirme a los hechos, y lo de las polacas es una opinión.

    26 de octubre de 2015 a las 21:29
    PERROANTONIO
    cAssio y cOssio.

    Eso es lo primero que pensé cuando vi la firma de Cassio en el archivo del Mº de Asuntos Exteriores: que era Cossío.

  • Tras varias conversaciones con productores de carne de este país, de tamaño monstruo y de tamaño local, he de decirles que, respecto al informe de la OMS y muy especialmente respecto a los periodistas, a su lado soy un osito amoroso de expresión amable.

    ¡¡¡La concha de su madre!!!
    Vamos a ver a cuantas personas joden los mamonazos estos.

  • Enhorabuena por lo de Cassio.
    Cada vez que leo sobre la barbarie de la Guerra Mundial me pregunto por qué. Hace unos días vi la película Experimenter, sobre el de Milgram en los años 60. Y el asunto es desolador. La conclusión es que la inmensa mayoría somos así de bárbaros. Hay un documental franco-suizo en el que engañan a concursantes que supuestamente participan en un programa piloto para un concurso en TV y en el que reproducen el experimento de Milgram. Verlo en su día me resultó hasta desagradable. Al final la mayoría de la gente freía a descargas al sujeto del experimento sin grandes dudas ni remordimientos. Los pocos, muy pocos, que se resisten a ser unos bárbaros –Briz, Cassio– pueden ser o no héroes, pero son gente hecha de otra pasta.

  • Vaya fallo Proc. No está registrado ‘caracolillo’ como el rizo del pelo de Estrellita Castro. Si es un asunto clave en el nacionalismo español.

  • 27 de octubre de 2015 a las 12:15 Adaptaciones
    Madre mía.
    “Esa clase de matemáticas pertenece al mundo de los unicornios y los duendes”

    “Carole leyó 28 páginas de un libro el lunes y 103 el martes. ¿Es razonable que sean 75 el número de páginas que Carole leyó el martes más que el lunes? Explica tu respuesta.”

    NO es razonable. Lo razonable sería que Carol leyera todos los días por un igual, y entonces Carol sería una persona más equilibrada y razonable. Por lo que sabemos hasta la fecha, Carol se desempeña como la típica lectora antojadiza, maniática e inestable.

  • 27 de octubre de 2015 a las 11:57
    MARQUESDECUBASLIBRES
    -Rossi es inocente

    Estoy completamente de acuerdo, si patear al contrario es legal en las carreras de motocicletas.

  • Estoy de acuerdo con el de acuerdo de Satur, que yo lo vi.
    Y de acuerdo con la primera parte contratante del marqués, coman carne por un tubo, con aliño de conejos y veganos para compensar.

  • Se me ha quedado un comentario en moderación que en el que felicitaba al Brema por lo del Cassio y otra cosa sobre lo banalmente malos que somos.

    Las matemáticas de lo razonable serán para que al leer periódicos salten a la vista las barbaridades que salen en algunas noticias. Digo yo. Otro uso no parecen tener.

  • MGauss, sobre el experimento de Milgram y los conflictos entre obediencia y conciencia personal. En el artículo de la Wiki que enlaza hay una cita de Milgram que dice así: «La extrema buena voluntad de los adultos de aceptar casi cualquier requerimiento ordenado por la autoridad constituye el principal descubrimiento del estudio».
    En el otro extremo tendríamos el «me paso la ley por el forro de nácar de mis valvas y solo obedeceré lo que me parezca bien; me vas a decir tú a mí lo que está bien y lo que está mal», que hemos podido oír y al que hemos podido asistir recientemente. O sea, la propia conciencia como guardia de tráfico. (De mis profundo estudios de tráfico de cuando me saqué el carné, solo me acuerdo de que el guardia vale más que el semáforo, y que no hay que atropellar nunca a uno).

  • Dorna ha estado presionando a Márquez para que moleste a Rossi en las carreras. Dorna es una empresa española propietaria del Mundial de Motociclismo y le interesa comercialmente que gane un español.
    Rossi le advirtió a Márquez antes de la carrera en la que le anduvo molestando sin ningún objetivo deportivo. Valentino es un gran campeón y ha de hacerse respetar por el niñato Márquez (fíjense como Pedrosa no entró al juego), por eso le dio una patada simbólica mientras le decía que le dejara en paz. El niñato se tiró y se hizo el muerto, ya saben como funciona el juego sucio.
    Es que hay que explicarlo todo, ustedes leen las noticias y se las creen, como lo de la carne.Todo es un montaje pero yo les iré alumbrando,

  • 27 de octubre de 2015 a las 14:46
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Es que hay que explicarlo todo, ustedes leen las noticias y se las creen, como lo de la carne.Todo es un montaje pero yo les iré alumbrando

    Si a mí los entresijos del mundial de carreras de motocicletas me la viene trayendo lo que se dice pendulona, pero al menos que quede claro que Valendinno Rozzi le pegó una patada a Márquez. Que es que se está negando hasta el hecho que todos hemos podido visionalizar con nuestros propios ojos lo hayamos querido o no.

  • El jueves me llega este libro. Viñas ha dicho de la biografía de Montefiore que es buena; es la única que he leído y deja a Stalin como un perturbado criminal rodeado de perturbados criminales.

  • Acabado el libro de Hans Magnus Enzensberger, Tumulto, me queda una sensación rara. Es evidente que el autor cuenta en estas falsas memorias mucho menos de lo que podría contar. Y si la sensación que deja sobre el comunismo ruso o la revolución cubana es desoladora, no salen mejor parados los intelectuales comprometidos que circulan por sus páginas. El libro, formado por retazos, renuncia a la justificación autobiográfica sentimental e ideológica y quizá esa sea la razón por la que, acabado el libro, Enzensberger me cae tan mal.

  • Gracias por la reseña Perroantonio. Las renuncias suenan heroicas: ¿porqué hace que le caiga mal?
    Otros han escrito aquí que estaban con el último de Carrère y no se sabe si lo han acabado o voleado como en aquella ilustración. Por mi parte lo voy penando, pasada ya la mediaparte.

  • 27 de octubre de 2015 a las 14:13
    PROCURO FIJARME

    Creo que el experimento va más allá. La gente electrocutaba con pocos miramientos y ningún escrúpulo moral a un individuo que supuestamente tenía problemas de corazón y gritaba de dolor en la habitación de al lado. Los experimentadores aventuraron que sólo algunos psicópatas lo harían y resultó que llegaron hasta ahí casi todos los voluntarios.

  • Acabo de leer algo espeluznante en el NEJM sobre los “fake pair-reviews”. Cuando se lo cuente sabrán que los científicos actuales no son mejores que los intelectuales comunistas pagados por Willi. En cuanto termine “El reino” se lo cuento.

  • Esta mañana, el tontín de Radio Clàsica, ha basado su relato en el concurso de improvisación al teclado que debería haber tenido lugar en Dresde entre JS Bach y el virtuoso francés Louis Marchand. Nos cuenta Eliot Gardiner como tal encuentro nunca fue documentado y quizás nunca se produjo. La leyenda dice que Marchand no se presentó por lo que Bach no cobró los 50 táleros que le habían prometido los organizadores.
    En fin, Martín Llade ha soltado su ridícula historia y no ha hecho referencia alguna a cómo se ha documentado. Qué poco respeto a la historia y a sus ingenuos oyentes.

  • Acabo, esta noche en la 2 “Young Sánchez”, una gran película sobre el boxeo. No abundan, y menos españolas.

  • Gaussage, yo también vi ese documental y estoy más con la interpretación de Procu: apretamos el botón porque somos muy bien mandados y muy poco dados a intervenir y también, complementando lo anterior, porque hemos descargado la responsabilidad en otra persona (el experimentador), siendo esta otra persona además, una autoridad (lleva bata blanca, sabrá lo que se trae entre manos, ya me dirá que pare si llega a ser peligroso).

  • Brema, Luis Romero (Paulino) en la película es el autor de “Tres días de Julio” y eximio crítico de boxeo en el Marca.
    Ay, me veo solo en esta deriva.

  • Solo la ley es (en este momento) la penúltima entrada en el blog de Tsevanrabtan. Muy recomendable, como casi siempre.
    También, en los comentarios, la respuesta de un tal Torvic a otro tal Tomás Reverter, sobre el concepto de Golpe de Estado.

    Y el mercutiano colofón.

  • 27 de octubre de 2015 a las 22:20
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Brema, Luis Romero (Paulino) en la película es el autor de “Tres días de Julio” y eximio crítico de boxeo en el Marca.
    Ay, me veo solo en esta deriva.

    Joder, no lo sabía. No puedo verla desde aquí.

  • 27 de octubre de 2015 a las 22:28
    FUNES
    Estos gabachos, siempre tan … no sé… tan… tan hijosdeputa? Pero no me sorprende en absoluto, ya me lo esperaba. La pela es la pela también en Francia.

    Esto ya lo avisó Calaza hace tiempo.

  • Ah, coño (*), y yo que pensaba que era un escenario que se me había ocurrido a mi solito.

    *: coño de su hermana, no vayan a pensar

  • Discrepa nuestra concepción del mundo, que en nosotros es católica, de la de Cossío. Pero cómo nos conforta, hasta religiosamente, comprobar que él, a los setenta y siete años, cree con el mismo vigor que a los veinte, que allí donde resurja el espíritu resurgirán todas las cosas».

    (Casi lloro al leer ese párrafo)

  • Este plan lleva mucho tiempo urdiéndose. Lo del PV solo fue un señuelo. Ahora sabéis quién està detràs del 11M y qué pretendian al colocar a Zapatero. Ni guerra de Irak ni hostias.

  • Ya la han pedido Perkins, ya la han pedido. Linguisticamente Cataluña ya no està en la Hispanidad, es miembro observador en la Francophonie. Aun no es miembro de pleno derecho porque España debe dar su acuerdo visto que la Francophonie la componen màs paìses que Francia.