Loa a las solapas

Mortimer2-1024
Por Mortimer Gaussage.

Si hay algo útil y confiable en este mundo convulso son las solapas de los libros. Sorprenderá que se diga esto, pero las evidencias son evidentes porque alguien se ha ocupado de desvelarlas, de hacer que sobre ellas recaiga la atención que merecen. En este tema, y llegado este tiempo, me ha tocado a mí defenderlas, tarea que asumo con resignación pero con ánimo. Decir lo que nadie dice es, de ordinario, socialmente ingrato pero íntimamente satisfactorio.

Antes los libros no tenían solapas. Eran tiempos oscuros, bárbaros, en los que un hombre curioso para saber de qué trataba un libro, si era de contenido interesante o de mérito literario, tenía que leerlo. Tal cosa, no me negarán, era una enorme pérdida de tiempo. Siempre ha habido un porcentaje desmesuradamente grande de libros sin el más mínimo interés. Eso ha sido así desde que el hombre, escocida el alma por el rencor de la expulsión del Paraíso, empezó a dejar constancia de los desafueros de los dioses. En el pasado, ese pozo del tiempo, nuestros ancestros tenían que pasar por la ingratísima tarea de leer los libros para luego, mucho tiempo y muchas páginas más tarde, poder hablar mal de la inmensa mayoría de ellos y, con suerte, proceder a olvidarlos. Eso nos permite afirmar que, editorialmente, el pasado es el tiempo oscuro en el que incluso los lectores avisados leían libros malos.

Leer no es, por definición, un placer. Otra evidencia que dejo caer, y ya van dos. Si escucha usted a alguien afirmar tal cosa puede estar seguro de que es un adolescente sin vida social, un poeta malnutrido con ínfulas de maldito o un librero con una inadecuada estrategia de marketing. Leer mola si lees algo bueno. Pasa con todo en la vida pero citaré como ejemplos el alcohol, las mujeres si eres un hombre y los hombres si eres una mujer. El alcohol malo es infecto y la gente mala, ya sean hombres o mujeres, son la peste. Y así, mutatis mutandis, viene pasando con los libros y el leer.

Con el descubrimiento de las solapas y los textos que los editores imprimen en ellas hemos conseguido, en este nuestro presente, librarnos de la penitencia de leer. De leer lo infecto, matizo. De un simple vistazo, teniendo el ojo entrenado, puede uno ahorrarse horas y días de solitario sufrimiento, en ocasiones hasta semanas. Yo, que me guío mucho por los prejuicios, en la mayoría de las ocasiones simplemente miro la foto del autor que acompaña al texto. Todos los que tienen cara de ginecólogo retirado, notario de provincias, autodidacta de la metafísica, periodista de sucesos o profesor de instituto los descarto sin más. Cierto es que estos esforzados autores suelen escribir sobre la historia de su pueblo, crímenes en comarcas que nadie es capaz de situar en un mapa, la recolección de setas en el Ampurdán u olvidadas expediciones jesuitas a la Isla de Alborán. De ordinario el título da una idea muy aproximada de qué huir, pero cada vez más se animan a escribir poesía, novela negra y segundas partes de los Trópicos de Miller. En estos supuestos imprecisos, cuando el título despista, la fotografía sirve de infalible guía, Cruz del Sur para navegantes de librerías de viejo y mostradores de novedades.

Últimamente las editoriales, en una firme apuesta por el mucho es más, llenan de libros las tiendas de los aeropuertos, las áreas de servicio de las autopistas, los lineales de los supermercados y los zaguanes de los museos. En esos no-lugares uno puede encontrar casi cualquier cosa, pero abundan especialmente esos libros de los que todo el mundo habla. Ahí es donde con más frecuencia coincidirán momento, lugar y móvil para leer solapas, aprovechando para algo útil ratos en otro caso perdidos. En esos lugares imprecisos, siempre iluminados por fluorescentes, ojeo las solapas como estudia los mapas de zonas minadas un comandante de submarinos o la web de la DGT un camionero buscando los radares. En la vida, saber qué caminos evitar es tan importante como saber a dónde ir.

Otra de las maravillosas utilidades de las solapas, secundaria pero tan brillante como evitar la lectura, es la de leer sin haber leído. La mayoría de las novelas basta saber de qué van, por si surge el tema en una conversación. En ocasiones, en los bares, la gente te habla. No son capaces de resistirse, pierden totalmente la educación y empiezan a contarte cosas. Mal está que eso lo hagan los extraños, pero cada vez es más frecuente que lo hagan los amigos. Recuerdo una ocasión en la que un conocido sacó a colación la novela «Los hombres que no amaban a las mujeres» creando inadvertidamente un momento de tenso silencio. Diría que uno de esos amaneceres neblinosos antes de una ofensiva militar; no está pasando nada y pareciera que no va a pasar nada, pero tú sabes que algo va a pasar. Yo soy mucho de no plantear batallas que sé perdidas, estrategia que tienen sus detractores pero me asegura un razonable porcentaje de éxitos. Si a eso se añade que la violencia está socialmente mal vista e incluso, en extensas áreas geográficas, proscrita, no vi otra salida que, cínicamente, simular que había leído esa novela. La ominosa neblina fue disolviéndose lentamente, sin altercado ni victimas, y todo gracias a que ojeé unas solapas en una gasolinera llena de moscas entre Benavente y Tordesillas, al pie de la Nacional VI, según vas a Madrid a mano derecha.

175 comentarios

  • Soberbio, Mortimer. Y qué razón tienes, exageraciones incluidas. Estoy convencido de que algunos novelistas echarían a la hoguera toda la tirada si leyeran en las solapas el argumento de su obra resumido, destilado, dejando lo escrito en evidencia.

  • Que son cosas sobre las que barrunto mucho y e discutido largamente.
    No sé por qué no se me ocurrió a mi escribir sobre el tema.

    Ya dije que me parece genial la entrada? la ilustración que ni despiste a los que amamos las solapas. Hay que leer el texto.

  • 10 de noviembre de 2015 a las 17:35
    Aristide Torchia

    Coniio. ¡Salut Aristide! ¡Bien hallado!

    Ahora luego les leo, durante un kit kat.

  • Buen post. A mi me pasa con los libros de tapa dura, que no los aguanto. Tapa rústica para leer en la cama o para doblar en la mesa y estudiar. Debe ser que me estoy haciendo mayor.

  • Salud Adaptaciones! Y saludos a todos en general. Después de una temporada en la embajada de Mongolia, he vuelto, limpio y educado. Totalmente reformado.

  • A mí me ha calado, Saussage. Yo sólo leo las solapas y efectivamente miro la foto del autor o de la autora. Me gustan especialmente las de esas autoras que salen jóvenes y guapetonas y al mirar la fecha de nacimiento ves que son de 1940 para abajo. Seguramente seguirán guapetonas y con el aire pícaro de su pícara juventud, pero como las mujeres no tienen ni idea de mujeres…

  • Coleccionar guitarras eléctricas es una afición un tanto absurda que padezco con resignación pues mi pericia como instrumentista no justifica la inversión que requiere.

    Con menos frecuencia de lo conveniente saco alguna de su funda y con ella maltrato cariñosamente algunas canciones. Precisamente el domingo pasado cogí una “Epi” Casino del 64 e intenté unos acordes mientras cuidaba de mi sobrina Carmen. Carmen es una de las niñas más bonitas del mundo y justo ese día cumplía 3 años.

     La pequeña me escuchaba con curiosidad y sonreía mientras su tío interpretaba afanoso aunque con oficio manifiestamente mejorable “Across the Universe” (Lenonn & McCartney). Reía divertida cuando al cometer algún error, me mordía los dedos a los que acusaba de malignos, cerriles y traidores a La Música mientras hacía grandes aspavientos.

    Supongo que ya sabían que, a pesar de que The Beatles sólo la grabaron una vez, hay dos versiones “oficiales” de “Across”. En la primera  se aceleró el master para poder incluir la canción en el album “No One’s Gonna Change Our World” (1969) y como resultado el tono original sube hasta Mi bemol.

    La segunda aparece en “Let it Be” (1970) y aquí se ralentizó. Como consecuencia el tono bajó hasta Re sostenido. Esta circunstancia hace que interpretarla a la vez que suena resulte bastante complicado si uno no tiene la precaución de afinar la guitarra hasta el tono que finalmente resultó tras las chapuzas de los ingenieros y productores de la grabación.

    Escuchamos ambas versiones con atención porque quería pulir algunos detalles y al terminar Carmen exclamó:

    – Tato: ¿Es tu canción favorita?

    Puede parecer una expresión banal, sin embargo a mí me alegró el día. En primer lugar porque reconoció la canción a pesar de mi desmañada interpretación. Además porque ¿Cómo demonios tiene una niña de 3 años el concepto de canción favorita? Y por último porque unas horas horas más tarde la sorprendí canturreando:

     “Nocin gona chein ma guor, nocin gona chein ma guor”

  • El otro día descubrí que de la siempre decadente estación de Barcelona Sants ha desaparecido una librería que por allí resistía el paso del tiempo. No valía nada pero siempre podías echar un vistazo para hacer tiempo. Ahora hay una tienda oficial del Barsa. Tócate los cojones.

  • 11 de noviembre de 2015 a las 10:12
    BOTILLERO
    El otro día descubrí que de la siempre decadente estación de Barcelona Sants ha desaparecido una librería que por allí resistía el paso del tiempo.

    ¿Una que estaba fuera de la estación? Me entretenía mucho y compré alguna cosilla. Mi facultad estaba al lado.

  • La ilustración es buenísima. Mírenla, lean la solapa y olvídense del texto. En ella está todo condensado; concepto y mensaje.

    Brema, la única exageración que me permití es lo del submarino. ¿Te refieres a esa, no?

  • (Me gusta todo -excepto leer las solapas de los libros o los extractos de las películas, eso dejé de hacerlo hace mucho tiempo. Me gusta ponerme las bragas limpias)
    —————————
    FELIZ ANIVERSARIO
    (A ver si abrís la cantina social e invitáis a esta pobre a unos tragos)
    ————
    (Wikinena, no mancilles de ese modo al pobre verbo haber)
    (Ximeno, nozinsgonacheinmauold)

  • No, Bremaneur, era la que estaba en el vestíbulo, junto a uno de los bares y otras tiendas que hay por allí. Antaño era bastante grande, con su buen surtido de prensa, poco a poco fue menguando, y hasta hacía, ya en la última época, las veces de estanco. Hasta que los estancos en estos lugares también fueron desapareciendo.

  • Hoy 11 del 11 a las 11 he registrado mi libro en el departamento oficial de la oximonórica Propiedad Intelectual.
    Gauss le brindo hacerme las solapas.

  • A los pieses de MGaussage, el ya sabe de mi admiración desde la ves que le miré a los ojitos.

    ¡¡¡¡ESTO ES UN SINDIOS!!!
    ¡¡ Ni tiramos globitos y edición especial por el aniversario de, este, nuestro fanzine, ni enviamos el tanque a la diagonal!!!!!!

  • Efectivamente, lo mejor está en la solapa. Al leer que McG se confiesa “lector convulso” he sentido tal emoción que he tenido que parar. Ya estoy recobrando el aliento, pero solo continuaré si mi equipo médico me lo permite.

  • La entrada està bien. MG tiene las ideas claras y la virtud de expresarlas igualmente.

    Pero las solapas no se “hojean” -no se pueden pasar las hojas de las solapas- sino que se “ojean”, se les echa una ojeada. Los libros se hojean y se ojean, no asì las solapas.

  • 11 de noviembre de 2015 a las 13:06
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)
    La entrada està bien. MG tiene las ideas claras y la virtud de expresarlas igualmente.

    Pero las solapas no se “hojean” -no se pueden pasar las hojas de las solapas- sino que se “ojean”, se les echa una ojeada. Los libros se hojean y se ojean, no asì las solapas.

    Corregido, señorito de nombre impronunciable. Por cierto, se me traspapeló el artículo que escribió para este fanzine. ¿Podría mandármelo de nuevo? Gracias.

  • Amor, yo te doy vidilla con mis comentarios, qué màs quieres? No rompas el encanto profesionalizando una relacion platonica.

  • Señorito Follandeiro, platónica lleva acento en la o, ya que es palabra esdrújula. Relación también lleva acento en la o, pero por ser aguda acabada en ene.

  • (Bah, eso ya no es noticia ni nada. Lo de Aguilar, lo de Aguilar:
    -¿Os cae bien Cebrián?
    -¿Teméis a Cebrián?
    -¿Existe la libertd de expresión en este país tan rebonico?
    -¿Estamos todos controlados?
    -¿Vivimos siempre bajo sospecha?
    -¿Son solo unos cuantos los que mueven los hilos y los demás somos solo esclavos?
    -¿Somos realmente dueños de nuestro destino?
    -¿Tiene éste (el destino) solo dos posibilidades a) pasar por el aro b) ser condenado al ostracismo?

    Yo ahí lo dejo que voy a poner una lavadora.)

  • Bo Didley no estaría de acuerdo, él cantaba que no se puede juzgar un libro mirando su solapa, no se puede juzgar una manzana mirando un árbol…
    Pero es que Bo Didley era un poco feo, y no tenía pinta de rockero. Pero rockeaba.
    Y pa ligar decía que no se puede juzgar un libro mirando la solapa.

  • No puedes juzgar si una chabala está buena si miras a la madre.
    No puedes juzgar la miel por el picotazo de una abeja.
    Te das cuenta muñeca, que te estás equivocando.
    Yo parezco un paleto, pero soy un buen amante.
    No puedes juzgar un libro por su solapa.
    (BO DIDLEY)

  • La frase más sincera, no de solapa sino de contracubierta, que he leído nunca, corrió a cuenta de algún redactor anónimo en una editorial para la que trabajé:

    “Una novela en la que no pasa nada”, escribió.

  • No voy a preguntar de qué pie cojeo PORQUE YO TAMBIÉN LO SÉ Y MUCHO MEJOR QUE TÚ.

    (Los paréntesis, tontuela, eran mi particular homenaje.)

    🙂 (carita sonriente)

  • Me agrada que les haya gustado lo de las solapas, aunque barrunto que en parte es porque este vicio que confieso lo comparten la mayoría de ustedes. Elegir los libros, y otras cosas, por la pinta que tienen es un defecto que impúdicamente confieso y que juzgan con benevolencia porque quién no lo hace en ocasiones.
    No estoy de acuerdo con Sífilis, al menos en parte. No sabes si una chavala está buena hoy mirando a la madre pero puedes saber cómo va a ser en el futuro. Es inapelable genética y se aplica también a los chavales y a los padres y sus calvicies y barrigas.

  • Genética inversa MGaussage, tal que la ingeniería inversa, sí se puede como dice Sífilis, pero es ciencia mas difícil y requiere consentrasion y grande imaginación.

  • Desde que no puedo venir a chorríar como solía por culpa de mi trabajo, los comentarios han bajado entre alrededol del cuarenta polciento.
    ¡BelliPús, camiseta y subvención ya!!!!

    ¡Hombre, hombre!

  • Lo de “observador de la mujer contemporánea” lo voy a poner en las tarjetas de visita. Nadie me había dicho nada tan bonito desde que me llamaron “ácido, cafre y racial”.

  • A mí me cae bien Miguel Ángel Aguilar, él acuñó la expresión Juez Campeador para referirse al prevaricador Garzón cuando este ponía entre las cuerdas a Gonzalón; Aguilar es una castaña que viene de la Transición pero con un cierto agrado. Ha escrito mucho sobre alguna presunta corruptela de Rajoy y su registro de la propiedad, pero nadie parece haberle hecho mucho caso. Ahora ha sacado un diario enorme y poco manejable: menos mal que es semanal.

  • RUSIA ES CULPABLE
    Ando visitando psiquiátricos en Moscú y sumergido en esta ciénaga Blade Runner. Un pertinaz llovizna sucia lo cubre todo y las moles arquitectónicas de la Duma, la Lubianka o el Kremlin se muestran amenazadoras.
    Pero como en cualquier ciudad hay un oasis para la nomenklatura entre la que me encuentro pasajeramente. Los mejores coches circulando sin límite de velocidad, esas rusas con botas por encima de las rodillas y abrigo de pieles, todo el lujo imaginable.
    Me concentro en dos asuntos que me interesan especialmente: la cocina y vinos georgianos y una expo monumental de pintura sobre el “realismo romántico”, antes conocido como socialista. La expo es gratis y te regalan un pequeño catálogo. Es un acto mas de propaganda putinesca.

  • Entro en una tienda de ropa militar rusa. Exhiben una panoplia apabullante, es una tienda de lujo, no de ropa usada. Compro una camiseta que conmemora la reciente asociación militar entre Rusia y Siria. También una cazadora de aviador ruso que causará fuerte impacto en Madrid, Barcelona y Ágreda.

  • (Muchas gracias, Perro!, es fantástico el artículo, y muy útil para mí que llevaba una empanada que no veas.
    Y me he fijado que el diario El Correo pertenece a Vocento, y en este párrafo:
    “Tanto la familia Ybarra como la familia Aguirre son dos de las más importantes dentro de la élite empresarial e industrial de Bilbao, y por consiguiente del País Vasco (y durante años de España también).”, y he pensado que quizá en una de esas dos familias se encuentre el culpable de haber despedido a MO.)
    ————–
    (A Miguel Angel Aguilar, Adapt, lo han despedido de El País, por haber hecho unas declaraciones a un periodista americano en las que poco más o menos viene a decir lo que dice en la conclusión final quien ha escrito el artículo que enlaza Perro)

  • MG
    ” No sabes si una chavala está buena hoy mirando a la madre pero puedes saber cómo va a ser en el futuro. Es inapelable genética y se aplica también a los chavales y a los padres y sus calvicies y barrigas.”

    Se llama la ley de Spencer (Herbet) ; Los hijos se parecen a los padres a las mismas edades

  • Presupongo , marqués, que se traerá de esa tienda la bestia parda que fue la Tokarev del 7,62. Debidamente inutilizada y legalizada.

  • Señorito Follandeiro, platónica lleva acento en la o, ya que es palabra esdrújula. Relación también lleva acento en la o, pero por ser aguda acabada en ene.

    Llevaràn tilde, amor, acento llevan todas las palabras. No sabes bien lo dificil (sic) que es poner tildes como dios manda en este teclado protestante. O sea, suelo evitarlos cunado no vienen de oficio en las letras é, è,ù,à

  • Quejarse de la pluralidad periodística en España es una broma cuando lo ves desde fuera. Aquí toda la prensa habla de un complot mundial antiruso que ha tenido su último episodio con la acusación de “dopaje de estado”. No hay pruebas, dicen, todo son conjeturas pergeñadas por nuestros tradicionales enemigos.

  • La maravillas de MG me llegan muy adentro porque ese estilo de escritura y de pensamiento es exactamente el que me gustaría alcanzar algún día. Un verdadero magisterio para mí.

  • DOPAJE
    Me dice un amigo que, según su endocrinólogo, será habitual prescribir el uso de testosterona en hombres a partir de 60 años. Hay que hacerse analíticas, amigos.
    A ver qué opina el marqués, si/cuando sale/salga del psiquiátrico.

  • GENGIS KANT
    “La maravillas de MG me llegan muy adentro porque ese estilo de escritura y de pensamiento es exactamente el que me gustaría alcanzar algún día. Un verdadero magisterio para mí.”

    !Hipocrita! A ti lo que te gustaria alcanzar seria la labia ligona del marqués y las chavalas que pasea (pagando, eso sì)

  • A mì, Putin, Kim Jong-un y Rajoy me caen de puta madre. Miguel Angel Aguilar, Junqueras y Errejon me dan grima. Es una cosa fisica, epidérmica

  • Mortadelo, sobre todo en el manicomio no hables ni de tus hazañas deportivas ni de tu obra ensayística, a ver si vas a tener algún problema para salir.

  • Hay que ser implacable juez de uno mismo.

    Pocas máximas tan consoladoras para pecadores inveterados como la confuciana de que “todo se le perdona al que nada se perdona a sí mismo”. Particularmente, no solo me he arrepentido, en uno u otro momento, de la mayor parte de las barbaridades que he cometido en el pasado, sino que incluso ya me estoy arrepintiendo por adelantado de las que voy a perpetrar en breve.

    Escribo esta reflexión desde un Pans & Company, cosa que equivale a todas luces a una confesión de arrepentimiento .

  • ACHICHORNIA FILOMATIC
    Como pueden imaginar las antedichas palabras suponen todo mi repertorio en ruso, por ello me he hecho acompañar de una colaboradora bielorusa, educada en Ucrania y casada con uno de ERC. Nuestras conversaciones bañadas en vodka son épicas, por mas que ambos hemos coincidido en que somos del Madrí.

  • A ver, los chulillos merengones que van de columnistas épicos y no son más que cenicientas reporteras -por no decir otra cosa-, que se pongan a la cola y aprendan a escribir.

  • Sostres, Maruja Torres, Enric Juliana, Pilar Rahola, qué sé yo, los peores que se os ocurran, son Cervantes al lado de cualquier cronista deportivo del Madrí.

  • Ese regodeo en la épica del léxico, esa nomenclatura de titanes, ese gustarse tanto, esa paja de las orejas a los tobillos y vuelta atrás, ese merengue de excrementos batidos hasta el punto de nieve.

  • Tambièn influye mucho el título.
    Yo nunca leería algo titulado:
    – Cántico espiritual.
    Ni nada titulado:
    – Vivo sin vivir en mí.
    No creo que me leyera:
    – Subida al Monte Carmelo.
    Pero claro, una cosa que se titula:
    – Noche oscura del alma.
    Ese sí, ese me le tuve que leer.

  • Suscribo lo que dice AE en “El negocio del sexo”, mas no descarto que este artículo tenga para él las mismas consecuencias que han padecido M. A. Aguilar y nuestro Olmos.

  • .

    “La desvergonzada instrumentalización de estos crímenes que hacen las mujeres de izquierdas solo tiene como objetivo identificarlos con las prácticas o al menos con la ideología de los hombres de derechas. Es decir, y dicho con toda la brutalidad que merecen: su única intención real es la de hacer negocio con el crimen.”

    (Hacia tiempo que no leía nada tan disparatado, descabellado e insensato. Alguien debería decirle a AE que está perdiendo el norte.
    Es de comprender, dado lo que sucede en Catalunya pero tío, medícate o algo antes de soltar, no solo juicios de valor, un experto en periodismo como tú, sino encima un juicio de valor tan ridículo como asqueroso. O sea, que solo se manifiestan las mujeres de izquierdas que dicen que solo pegan los hombres de derechas.
    No, este tipo de argumentos, como los de Sostres, no van en contra del stablishment, como al parecer describir a Alfonso XIII o señalar el poder del gobierno y la banca sobre los medios de comunicación. A AE solo se le van a echar encima las mujeres, cosa que me alegra, porque tiene dos hijas, y porque a pesar de la repugnancia de su artículo no opino que deba ser despedido por opinar lo que le salga de los cojones, además, el culpable, en caso de, seria quien publica, no quien escribe.)
    (Y ojo con el detalle “dicho con toda la brutalidad que merecen” Y luego dice que no es un provocador. Cada vez pone más difícil el defenderle, el casposo éste.)

  • Julius Ruiz acaba de publicar un libro sobre las matanzas de Paracuellos. Es un libro mediocre, pero tiene algunas ideas interesantes. Una de ellas tiene que ver con el papel tan diferente que hicieron las mujeres en el Madrid de la retaguardia. En el bando republicano, salvo algunas excepciones, la mujer cumplía con su papel tradicional: intendencia -cocina, para qué vamos a engañarnos-, enfermería, etc. En cambio, las mujeres falangistas fueron las aguerridas que se enfrentaron a todo tipo de peligros, pagando a veces con su vida. Los casos son numerosos. De hecho, hubo un intento de saca en una cárcel de mujeres que no tuvo lugar porque las presas se plantaron. Con dos cojones.

  • ¿Qué es lo que nos impide ver y decir que, en cuanto a horror, no hay ninguna diferencia entre el campo nazi y un campo soviético?

    Ese impedimento seguiría ahí durante mucho tiempo. ¡Todavía está ahí hoy! Glucksmann no fue el primero en atreverse a pensar lo impensable. Ni siquiera fue el que lo pensaría con mayor claridad ni con mejores argumentos. Pero era un tipo del mayo del 68, había sido maoísta, hablaba desde la izquierda y en el lenguaje de la izquierda. Y era joven y francés, algo de no menor importancia cuando la capital intelectual española era París.

    http://www.libertaddigital.com/cultura/historia/2015-11-11/cristina-losada-del-marxismo-al-gulag-77217/#

  • (No pues, el otro. O sea que todas las mujeres republicanas fueron apocadas y amitas de casa, y todas las falangistas “aguerridas”, ya. Tú no has leído ni sabes de nada de algún ejemplo a la contra, o sea.
    Aparte que, ¿no hemos superado todavía lo de las dos españas? ¿Me estàs contando que los de derechas son falangistas y los de izquierdas republicanos? ¿Tu no sabias que Aznar es republicano?
    ——————–
    (Otra duda que tengo: las veces que he ido a manifestarme en contra de los atentados de ETA, como la vez que asesinaron a Miguel Angel Blanco, ¿que uso político estaba haciendo, por favor? ¿Deberíamos haber salido al dia siguiente a manifestarnos en contra del cáncer de pulmón?)

  • En cambio, las mujeres falangistas fueron las aguerridas que se enfrentaron a todo tipo de peligros, pagando a veces con su vida. Los casos son numerosos.

    (Anda que se lo supieron agradecer)
    ————————————————–
    (No, Marqués, aquí el fanático eres tú, que estás como una cabra.)

  • (Y conste, y con esto acabo, que yo no hablo de violencia de género, ya dije en su día que me parecía un término completamnete inadecuado. Yo ese “fenómeno” lo tengo descrito como violencia de pareja, puesto que también se da -y no pocas veces- en parejas homosexuales, tanto de gays, como de lesbianas, así es que ese simple hecho debería eliminar de una vez por todas la nomenclatura de “de género”. Y el problema aquí, en mi reflexión, es la costumbre, la cultura, el uso establecido que hay en la sociedad sobre lo que es la pareja. En la mayoría, pero mayoría mayoría ¿eh?, de parejas se practica de un modo más o menos evidente el concepto de posesión. Preguntad (si os da la gana) entre vuestros conocidos y a vosotros mismos si consideran, consideráis que la pareja les pertenece, que es de ellos/ellas, que si se enteran de una infidelidad les pegarían y/o insultarían, chillarían…. Y es que es eso: no hay una educación sólida, madura, serena, sobre lo que significa estar en pareja. Y la cosa está difícil, porque esa educación, tendrá que empezar en la familia y seguir en los colegios, y si resulta que en la familia, los papás tienen un modelo de pareja de posesión, y en los coles, los maestros también, ¿pues qué van a mamar los chiquillos/as? Pues eso.
    Aquí no hay una educación válida generalizada sobre lo que significa estar en pareja. Y si no estamos peor será por la labor encomiable que hacen esas personas anónimas, pero que todos conocemos algunas, que viven mezcladas por nuestra sociedad y que se caracterizan por vivir de una manera serena, sabia y ejemplarizante. Y la opción política de esas personas no es en absoluto relevante, puesto que las hay en varias partes (excepto en los extremos, porque el extremismo implica sumisión) y son personas críticas, imposibles de adoctrinar y aborregar.)

    (Y adiós, que menuda taquicardia nada más empezar el día. Culpa del marqués, que da igual donde se vaya, no encuentra modo de entretenerse y dejar de dar por saco. Anda que si estuviera yo en Rusia iba a ponerme a leer la columna del Espada. Tócate los cojones.)

  • 12 de noviembre de 2015 a las 06:40
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Suscribo lo que dice AE en “El negocio del sexo”, mas no descarto que este artículo tenga para él las mismas consecuencias que han padecido M. A. Aguilar y nuestro Olmos.

    No se puede descartar. Vivimos en un país donde en algunos casos la ley no es igual para todos. Me refiero a esa ley “de género” que ante un mismo delito castiga al hombre y exonera a la mujer. Espada da con algunas claves interesantes: los hombres también sufren violencia “de género”, los hombres se suicidan más que las mujeres, en España los niveles de violencia “de género” son menores que en otros países cercanos y civilizados.

    Yo soy un hombre que sufre mucho: tengo amigos del Madrid, del Barça y amigas ultrafeministas. Una de estas últimas apoyaba esa manifestación con unos lemas que se resumen en estas ideas:

    Las cifras de la vergüenza.
    Un sistema patriarcal asesino.
    Millones de violencias silenciadas.

    Arcadi tumba las tres.

  • 12 de noviembre de 2015 a las 09:30
    BREMANEUR
    12 de noviembre de 2015 a las 06:40
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Suscribo lo que dice AE en “El negocio del sexo”, mas no descarto que este artículo tenga para él las mismas consecuencias que han padecido M. A. Aguilar y nuestro Olmos.

    Otra de las barbaridades oídas al respecto es la de considerar estas muertes como terrorismo. Criticar la manifestación te convierte automáticamente en una persona a favor del asesinato, del terrorismo, del sistema patriarcal y de la violencia contra las mujeres. Un peligro.

  • (A quien critica esa manifestación y encima con esos argumentos (“utilización política por parte de las mujeres de izquierdas del asesinato, para atacar a los hombres de derechas”) yo no lo considero un terrorista. Lo considero un imbécil.)
    ——————————–
    (Pero en este tema, tan culpables son los hombres como las mujeres. Que hay de cada una por ahí.
    Mira las tías de RRHH y las headhunter: unas hijas de puta antifeministas. Esas sí que son nazis. Detestan a las mujeres libres, son una lacra que se ha ido estableciendo en el sistema, como las cochinillas en una planta hasta que acaban con ella.)
    (Cada loco con su tema.)
    (No, pero en serio, muchas mujeres son imbéciles.)
    (Yo no, claro.)

  • Marqués, ya le comenté que en Berlín hay una casa/refugio para hombres maltratados. Me confundí: es en Brandemburgo. También es habitual encontrar ayuda terapéutica. En España, hoy en día, plantear algo así es imposible. Como muy bien dice Arcadi, este tipo de violencia “es un crimen de individuos”. El peligro está en que lo han convertido en un crimen social donde todos los hombres son culpables de antemano.

  • Hace un siglo y medio, la mortalidad española era de las más elevadas de Europa; en la segunda mitad del S. XX, mejoró. Hoy, España se sitúa en esperanza de vida a la cabeza del ranking mundial. http://ow.ly/UtwOI

  • No voy a defender a Espada porque se sabe defender solo y además no estoy de acuerdo con todo lo que dice. (¿A qué viene lo de los suicidios?) Pero tiene razón en que la violencia es endémica y se va a dar siempre y que, visto el problema en su conjunto nuestra sociedad puntúa mucho más alto en civilización que otras cercanas, supuestamente más avanzadas y que nos citan como ejemplo. El hombre, macho o hembra, es un animal violento. Punto. Llevamos miles de años intentando reducir y encauzar esa violencia y es un éxito que se haya ido consiguiendo poco a poco. Como está en los genes lo considero incluso muy sorprendente.
    Cada uno ataca o defiende con los instrumentos con los cuales es más competente. Un boxeador busca enfrentarse a la distancia del brazo, un francotirador nunca se le acercaría. Los hombres, más fuertes y pesados, derivamos hacia la violencia física. Esto, por evidente, no necesita prueba. Las mujeres, con una mayor capacidad social y verbal, derivan a la violencia psicológica y verbal. Lo cual no quiere decir que los hombres no usen la verbal o las mujeres jamás empleen la física.
    Por otra parte el grueso de la violencia de hombres y mujeres no se dirige contra el sexo contrario. Los hombres matan hombres en una proporción mucho mayor que mujeres. En Europa el 72% de los asesinados son hombres, el 92% de los condenados por asesinato son hombres. Por su parte las mujeres usan la violencia psicológica y verbal preferentemente contra otras mujeres, incluso inconscientemente. Las mujeres no agreden psicológicamente a los hombres más que a las demás mujeres, sino menos. Esto tiene su sentido, la violencia es un mecanismo de competencia sexual y por los recursos. La llamada “sisterhood” no existe, sino que las relaciones de las mujeres entre ellas son más conflictivas que con los hombres.
    La violencia de género, ya sea de un hombre contra una mujer o de una mujer contra un hombre, es una parte pequeña, lo cual no quiere decir irrelevante, de toda la violencia que se ejerce. La expresión “guerra de los sexos” debería referirse a la guerra intestina de los hombres contra los hombres y las mujeres contra las mujeres. Creo sinceramente que si hay una tendencia clara entre hombres y mujeres es a buscarse, quererse y cuidarse y si hay violencia entre ellos es en proporción mucho menor que la media. Dentro de la pareja hay más paz que guerra. Me gusta pensar, sin prueba alguna de ello, que parte de esa pacificación de la humanidad, constante y evidente, que Pinker ha puesto de manifiesto, se debe a una concepción del matrimonio más sentimental y menos de alianza patrimonial.
    Desconocer o negar esto es empezar con mal pie a analizar un problema. Pretender una agenda maximalista – que se acabe ya y del todo y para siempre- es, como dice Espada, intentar un uso político de un fenómeno que, lamentable como toda la violencia, no va a dejar de ocurrir ni a corto ni a medio plazo. Por mi parte creo que toda agenda maximalista esconde un intento de ingeniería social.

  • Hay un dato proscrito que nadie se atreve a mencionar –como nadie se atreve a hablar de fiscales, policías y jueces/juezas pederastas que solo dejan aflorar el 20% de casos reales- y concierne a los asesinatos de hombres por sus mujeres cuando ya no les resultan útiles. El crimen perfecto, agarran a una por cada 100.000. Todos los médicos lo saben y todos lo silencian. Dos pastillitas de más o dos pastillitas de menos –y así todos los días- al cabo de un par de años, o antes, acaban con cualquiera que tenga 70 años. Si además les das los trozos de carne con más grasa y sobrecargas de sal la comida, la suya, miel sobre hojuelas. Esta una de las razones, si no la principal, de por qué las mujeres son más longevas.

  • El hombre, macho o hembra, es un animal violento.

    (Incierto)

    La llamada “sisterhood” no existe, sino que las relaciones de las mujeres entre ellas son más conflictivas que con los hombres.

    (Incierto)

    Dentro de la pareja hay más paz que guerra.

    (Incierto)

    concepción del matrimonio más sentimental y menos de alianza patrimonial.

    (Incierto)

    intentar un uso político de un fenómeno

    (Incierto)

    (Pero vamos, que paso ya.)
    (Incierto)

  • 12 de noviembre de 2015 a las 12:26
    Follandeiro (sì, joder, Follan d’Eiro)

    (Solo un comentario a tu tontería:
    existe un nicho de pacientes perfectamente descrito, que corresponde a mujeres alrededor de los 70 años que desarrollan un cáncer de pulmón como consecuencia de llevar años respirando el humo del tabaco de sus maridos. Seguramente que ellos no querrán matarlas y se deben sentir fatal cuando se enteran del motivo.
    Y la solución a tu perorata es clara: ¡Guisaos vosotros!.
    Por no hablar de que, si existen mujeres que maltratan a los hombres, también existen hombres que hacen eso con las pastillitas de sus mujeres.)

  • De todo eso, amor, habló Calaza el otro día :
    En todo hogar, como en cualquier institución en la que convivan más de dos personas, existe una violencia latente que hay que contener con lo que Marcel Mauss -padre de la antropología francesa- llamó el intercambio don contra don. Su monografía Essai sur le don es suficientemente explícita. El mecanismo dar-recibir-devolver es propio de las sociedades primitivas pero también tiene su reflejo en el hogar -célula de convivencia- siguiendo unos códigos implícitos cuya transgresión puede resultar muy costosa en términos de bienestar y cuyo pulcro cumplimiento generalmente es rentable por la felicidad mutua que procura. El trinomio dar-recibir-devolver crea una relación de dependencia recíproca con objeto de mantener el lazo social o familiar al favorecer la hospitalidad y sofrenar la hostilidad.
    Los diccionarios etimológicos nos dicen que hostil/hostilidad viene del latín hostis -enemigo, extranjero- vía hostilis. Lo interesante es que hostis se forma con la raíz indoeuropea ghos, relacionada con extranjería, que da lugar también en latín a hospes/hospitis, huésped. Huésped tiene un doble significado, se refiere tanto al anfitrión que hospeda o acoge como a quien es acogido. El hogar/hospedaje cobija la hospitalidad y la hostilidad. La reciprocidad en el don desactiva la hostilidad y activa la hospitalidad.
    Algo parecido encontramos en las lenguas germánicas. Las dosis que administraban antiguamente hechiceros, curanderos y galenos eran, según casos, un regalo de los dioses pero también podían ser poción letal. Gift significa regalo/don en inglés y veneno en alemán. Gift viene del nórdico antiguo gipt y del viejo inglés give. Del viejo alto-alemán viene gift. En el hogar se intercambian gift-gift que tanto puede ser don-don generador de hospitalidad o regalo-veneno -regalo envenenado decimos a veces- que provoca hostilidad.

  • Vayamos por partes.

    PARTE 1
    Una manifestación es una reunión pública en donde los asistentes protestan o reclaman algo. Se entiende —siempre que utilicemos una lógica formal, no fantástica— que reclaman algo a alguien o protestan contra alguien. Una manifestación es, a su vez, una demostración de fuerza, como los desfiles militares: estamos aquí y vamos (o podemos ir) contra vosotros. A eso vamos, a saber quién forma el vosotros.

    Si no recuerdo mal, las protestas y concentraciones después de que una mujer fuera asesinada comenzaron en los años 90. Comenzaron a realizarse imitando las concentraciones de Gesto por la Paz cada vez que ETA, los GAL o la policía mataban a alguien. Estas concentraciones tenían destinatarios concretos, los asesinos y sus complices, que reaccionaban de forma furiosa. ETA organizó a su militancia para que se manifestara contra los pacifistas, así que desde muy pronto estas concentraciones tuvieron que tener protección policial. Es decir, que los interpelados por las protestas recibían el mensaje, les dolía y contraatacaban. Esta deslegitimación de la violencia política fue fundamental para concienciar a la sociedad y fue útil porque lanzó mensajes claros a ETA y a la policía, deslegitimada por la utilización de la violencia en algunos casos de torturas. ETA, adviértase, fue consciente desde el primer momento de que los pacifistas eran sus enemigos, y así los trataron.

    PARTE 2
    A imitación del modelo, las concentraciones de protesta contra los asesinatos de mujeres empezaron a realizarse contra alguien: el Gobierno. Durante años se transmitió el mensaje de que los asesinatos de mujeres se producían por dejación de funciones de la Policía, los Jueces, las Leyes y, en última instancia, el Gobierno. Hubo partidos políticos que enarbolaron esta bandera reivindicativa (aún siguen con ella, dado el rédito) utilizándola como arma política, pues era uno de los pocos nichos ideológicos en los que aún parecía percibirse un marcado sesgo entre izquierdas y derechas. El 7 de octubre de 2004 el Congreso aprobó por unanimidad la llamada Ley integral contra la violencia de género, que según el presidente Rodríguez Zapatero se convertiría en un «poderoso instrumento para derrotar al machismo criminal». Hubo gran alborozo en el hemiciclo unánime y en el graderío, y es posible que se brindara con champán en los distintos feministerios, nacional y autonómicos. Pese a todo, se ignoró una vez más, a Marx, G.: «La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados». Eso sí, estadísticas, diagnósticos y remedios que han creado mucho empleo público; lo comido por lo servido.

    PARTE TRES
    Víctimas mortales por violencia de género
    (Fuente: Delegación del Gobierno para la Violencia de Género —Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad— desde 2006. Los datos anteriores proceden del Instituto de la Mujer a partir de información de prensa y del Ministerio del Interior)

    1999. 54
    2000. 63
    2001. 50
    2002. 54
    2003. 71
    2004. 72
    2005. 57
    2006. 69
    2007. 71
    2008. 76
    2009. 56
    2010. 73
    2011. 61
    2012. 52
    2013. 54
    2014. 54

    Otro dato, Víctimas mortales según nacionalidad de la víctima y según nacionalidad del agresor. A ojo (no he hecho las cuentas), la media vendría a ser que un tercio de las víctimas y de los agresores son extranjeros.

    PARTE CUATRO
    ¿Contra quiénes se manifiestan quienes se concentran contra el asesinato de mujeres? Caben distintas hipótesis o quizá haya que amalgamar todas.
    — Contra «la violencia de género». La «violencia de género» es una abstracción. No se siente interpelada y por tanto no reacciona a las manifestaciones.
    — Contra «el machismo». El machismo, también como ente abstracto, no se reconoce a sí mismo. Tiene el problema añadido de que es transversal, es decir, afecta a todos los «géneros» en igual medida. Si fuera cierto que el machismo es la «ideología dominante», llama la atención que sea tan poco eficaz. Si fuera mínimamente plausible su equiparación con el terrorismo, sería el grupo terrorista más inútil del mundo, pues pese a estar formado por millones de miembros produciría menos víctimas que el catarro.
    — Contra los hombres. Si así fuera, sería un ejemplo claro de mezquindad ideológica. Según el censo de 2007 había en España 22.860.775 mujeres y 22.339.962 varones. De estos 22’3 millones, 71 mataron a una mujer por un caso de violencia de género. Aunque multiplicáramos por mil el número de maltratadores hipotéticamente «reales» en proporción con los asesinatos no podríamos extraer consecuencias lógicas «de género» de las cifras resultantes. Bueno, podrían extraerlas quienes obren de mala fe.
    — Contra los hombres maltratadores. Si así fuera sería tan inútil como manifestarse contra los ladrones o los asesinos. En realidad, las manifestaciones de este tipo, son manifestaciones contra la inoperancia del Gobierno o de la policía.

    Podemos preguntarnos si los gobiernos hacen todo lo que pueden por evitar la violencia sentimental. Quizá nos pudieran medir el nivel de testosterona de forma remota para prever estallidos de violencia. Quizá podrían programar más fútbol. Tal vez deberían desarrollar una Ley integral contra la insatisfacción de la vida en común que recogiera punto por punto todos los motivos de fricción entre las parejas que dan lugar a reacciones violentas: 13.5 Del fregado de los platos. 13.6 De la limpieza del retrete. 15 De la insatisfacción general y de la sexual en particular…

    Cabe si no la fundada sospecha de que las manifestaciones contra la «violencia de género» son exactamente del mismo tipo de las que se realizaron antes de 2004. Nótese también que en época preelectoral, del mismo modo que aumentan las inauguraciones de rotondas y proyectos ilusionantes, aumentan las manifestaciones de colectivos descontentos y, consiguientemente, los «manifiestos» de apoyo al «cambio» (al cambio de gobierno, se entiende).

    Aunque cabe también que la mayoría de las, y (menos) los, manifestantes no sean conscientes de todo esto y se limiten a los trabajos de infantería, es decir, a aportar carne de cañón.

  • Perkins, te faltan las estadisticas màs importantes. La violencia de género, especialmente asesinatos, es sobre todo cosa de paises si son, sin vino y protestantes: Finlandia, Suecia, Dinamarca y por ahì.
    En segundo lugar, en España, en lo que que concierne a la asì llamada violencia de género, se mezclan los datos de los españoles de origen con personas de otros origenes.
    Los paises con menor violencia de género son España, Portugal, Grecia e Italia. Sin contar, calro està, la violencia de género en parejas de homosexulaes y lesbianas. No me tiréis de la lengua. Que os cuento lo de Perkins y Brema. Y lo de Merc y Jabuis.

  • Ese dato Perkins està muy bien pero aun asi no es completamente revelador pues el porcentaje de nacionalizaciones en el caso de hispanoamericanos es importante.
    Por tanto, el porcentaje de victimas del machismo propiamente español hay que reducirlo en el 40%. Por otra parte, en el computo de victimas de violencia domestica, que es asimismo un porcentaje muy elevado, se incluyen los enfermos mentales, como el chico que matò el otro dia a su madre o los ancianos que se matan ellos y a su esposa para no sufrir los efectos de enfermedades irreversibles.
    En resumidas cuentas, un porcentaje de violencia machista propiamente española que es el 40% de las cifras que se dan, que, insisto, son bajas en relacion a las de paises nordicos.

  • (Disculpad, pero llevo desde las 7:30 de la mañana discutiendo con los machos dominantes del fanzine y estoy agotada, que parezco la paloma de la solta.
    Se manifiestan contra los hombres que matan a las mujeres, punto. Y el sentimiento que les mueve (ya lo dije) es el mismo que cuando salí yo a manifestarme contra el asesinato de Miguel Ángel Blanco: la indignación, el ya está bien, el la sociedad está en vuestra contra.
    A mí sí me parecen necesarias estas manifestaciones, y os recuerdo que no hace tanto, era legal pegar a las mujeres.
    Pero que sí, que bla bla bla, que cifras por aquí, cifras por allá (mejor no analizarlas detenidamente porque os las tragabais todas. Vosotros), que lo de las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas es una exageración y que es un tema que utilizan las mujeres de izquierdas para atacar a los hombres de derechas. Ole, óle, óle.
    Hale, que sí. Cabrones, que todos tenéis mujer hermana hija sobrina tía abuela a las que adoráis y por las cuales mataríais. Pero la cuestión es dar por culo a la pobrecita Gachó, que no ha hecho más que exponer unas reflexiones deslumbrantes que nadie ha aplaudido.
    Ahí os quedáis, machuzos).

  • 1.- Los temas conflictivos nos molan más que a un tonto un lápiz.
    2.- Follan, interesantísimo lo de don-don. Me ha recordado un refrán de nuestra tierra: “Guerra fora, paz na casa”. Su significado, para quienes no lo conozcan, es que antes de tener un pequeño conflicto en casa, es preferible uno grande con alguien de fuera.
    3.- Perro, estupenda demostración de que la defensa contra un enemigo inexistente es en realidad un ataque a quien no se alinea con tu pensamiento.
    4.- Sigo pensando que dentro de la pareja hay menos agresividad, menos violencia y menos temores que saliendo a la calle. Que la abrumadora mayoría de las mujeres y los hombres a) buscan activamente a un hombre o una mujer a quien querer y cuidar. b) Que cuidan activamente a quien quieren.

  • En donde el Arcadio alguien habla del incendio de las redes. Y alguien comenta:

    «¿¿Las redes?? En este momento en la TV1 el fondo de la escena es una foto de Arcadi Espada y cinco mujeres en una tertulia echando sapos y culebras. Un par de ellas, piden la censura para este artículo, no comprenden que se haya publicado».

  • Buenaaaas …

    Llevo una semana sin poder seguir el Chopsuey y ya tengo mono. Estas dos semanas en España han sido un sinvivir, entre las cosas del curro (por la mañana atendiendo a los españoles y por la tarde a los useños, por aquello de la diferencia horaria), sumado a lo de la tesis doctoral de Ella (sin mi ayuda no hubiera conseguido presentarla a tiempo) no he tenido ni un minuto libre. De vuelta en USA (estoy en Miami, supervisando le ejecución del proyecto principal de este año), espero tener algo más de calma y volver a rutinas anteriores. El sábado, si todo ha ido bien, estaré de vuelta en Austin.

    Me hubiera gustado entrar al trapo de los temas tratados (Miguel Angel Aguilar: un gilipuertas de mucho cuidado, aunque no me alegro de que le hayan despedido, pero me recuerda a los esbirros de las dictaduras, salvando las distancias, cuando caen en desgracia y se preguntan por qué a ellos. ¿Y todos los anteriores, ante los que calló como una puta o incluso justificó su salida? Muñoz Molina, otro que tal, un farsante, aunque mi hermana la que vive en NY le defiende a muerte, es amiga de la pareja Muñoz Molina – Lindo y afirma que es de los pocos que podría vivir de lo que escribe, sin entrar en polémicas. Yo le concedo que eso es asi, pero entonces, ¿por qué busca la polémica, intentando quedar siempre por encima del bien y del mal? …).

    Bueno, me tengo que ir, un placer saludarles, solo quería que supieran que he vuelto.

  • Follansky, no estoy tan seguro de que lo que dices sea correcto. Los datos del Ministerio son muy distintos de los ofrecidos por las webs feministas (por ejemplo aquí, en Feminicidio) donde sí es muy posible que consten casos como los que apuntas. Las cifras oficiales hilan mucho más fino en cuanto a las causas.

    Sobre las nacionalidades de origen… pues puede ser.

  • Gachò, querida, ni te considero pobrecita ni creo que se te pueda dar por culo porque como decia Oscar Wilde, otro machista d emierda, las señoras no tienen espaldas.
    Yo lo ùnico que puedo hacer es invitarte a uno de tuttifrutti de 250 pelas y como màximo tirarte de las trencitas, como me hacia a mì Adrede, ay, con sus pàlidas manos de poeta pajillero.

  • Perkins, todo crimen cometido en el hogar, aunque sea parricidio, entra en la categoria de “violencia doméstica”

  • MG, viste esto?:
    11 de noviembre de 2015 a las 03:56
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)
    MG,
    Palacios-Huerta, se llama el tipo, vasco, profesor en la LSE.
    Calaza y De la Dehesa escribieron dos artículos en Claves que trataban en parte sobre eso.
    También escribieron estos dos que quizás leíste aquí, al menos el primero:
    http://www.farodevigo.es/opinion/2014/09/28/ciencia-penaltis/1102348.html
    http://www.farodevigo.es/suscriptor/estela/2014/12/21/extensiones-ciencia-penaltis/1153729.html

  • La clave de todo esto de la acción política está en el verbo «movilizar». En el marketing político es aún más difícil que en el comercial encontrar un producto que el votante quiera comprar. Suponiendo que vivimos en una sociedad con ciertas garantías de permeabilidad social, en donde los más desfavorecidos tienen un acceso razonable a la sanidad, la educación, la cultura e incluso a la vivienda, hay que generar nuevos contenidos «movilizantes» además de insistir en los clásicos. El agotamiento del discurso de la igualdad de la mujer por la vía de los hechos (la igualdad efectiva ante la ley) obliga a sobreactuar al feminismo.

  • Perkins, ese sesgo puede existir efectivamente pero la diferencia con España en porcentaje por 1000, de crimenes y maltrato, es demasiado alta para que el sesgo lo explique todo. Hay ademàs cierta constancia cultural, por asi decir, porque Finlandia, que recibe menos extranjeros, creo que se lleva la palma.

  • Me he puesto a tocar los cojones en lo tuister_666 a cuenta de las reacciones anti Arcadi, pero es muy cansao. Requiere full time.

  • NUsÉ que haría sin ustedes.

    gAChÖ.veiNoNA. Hoy te mereces el escupitajo tuitero: “”mujeres alrededor de los 70 años que desarrollan un cáncer de pulmón como consecuencia de llevar años respirando el humo del tabaco de sus maridos.”

    MEWCAGONTODOSLOSANTOSQUEALMUERZAN. ¿hablas en serio uqué?
    ¿Y las estadísticas de las mujeres que mueren de cancer de pulmón porque los malvados machos dominantes son el ochenta por ciento de los conductores de autogüs que te dejan frito con sus humaredas? ¿Las tienes también????

  • Hay que enviar el tanque a la diagonal, sí, pero sobre todo hay que enviar uno a los servidores de tuister_666 ubicados en España, al menos para tocarles los cojones y que sufran lag o caídas de servicio.

  • (Escupitajo te lo merecerás tú, tontaina. Respondía al chulo piscinas de Follandeiro que últimamente está que se sale, de madre, con su ejemplo ese de mierda de las pastillitas. Y yo le he dicho que, lo d elas pastillitas no sé si se lo callarán los médicos o no, pero que existe un sesgo de pacientes PERFECTAMENTE DEFINIDO que corresponde a mujeres de alrededor de 70 años que desarrollan un cancer de púlmón como consecuencia de haber estado años respirando el humo del tabaco de sus maridos. SÍ, EXISTE, ¿QUÉ PASA? ¿SABES LEER?
    O sea, que encima un escupitajo. Anda y vete a tomar por culo.)

  • PERFECTAMENTE DEFINIDO

    Pues eso es lo que te ruego, el sesgo prefectamente definido de los asesinos de mujeres que les van escupiendo veneno por el culo de su autogÚs, esa herramienta de dominación machofascista. ¿O es que esos no asesinan?

    Ay mi mare.

  • Pero que sí, lo de escupitajo ha sido porque venia calentito de lo tuister_666. Mis disculpas por eso, que no iba contigo.

  • Perroandeiro, os dejo esto del blog de A., por si os sirve:

    Me gustaría matizar una afirmación que se hace en este artículo con respecto a la violencia en los países nórdicos. En efecto, Suecia es el país con más violaciones por 100.000 habitantes del mundo (Jamaica es el segundo con la mitad de casos).
    http://www.gatestoneinstitute.org/5195/sweden-rape
    Esto es un efecto estadístico de cómo la policía sueca registra los casos de violaciones. En Suecia, si una mujer va a la policía y dice que su novio la violó casi todos los días durante el último año, la policía tiene que registrar cada uno de esos eventos, lo que podría suponer más de 300. En muchos otros países eso no sería más que un registro.
    En cualquier caso, estoy muy de acuerdo con la idea del lento pero constante progreso civilizador. A este respecto, recomiendo este debate reciente entre Steven Pinker y Matt Ridley vs Alain de Botton y Malcolm Gladwell.
    http://www.munkdebates.com/debates/progress.

  • Y a megustaria a mì ser chulo de piscina, amor. Quién te escupe? que lo mato

    En cuanto a esas señoras que atrapan el cancer de pulmon porque su marido fuma puedes decirme el porcentaje? Y los niños no lo atrapan? Y aun les vive el marido si era fumador empedernido y ellas tienen 70 años?
    Te diré màs, amor, también personas que no ha fumado ni un piti en la vida, ni trabajado en canteras pueden atrapar un cancer de pulmon. Por emanacion de las paderas, verbigracia, o por el excremento de aves, mira tù, cuando se vive en un àtico. A lo mejor esas señoras tienen una cotorra en casa y las paredes de granito.
    De los grances fumadores el 15% atrapan un càncer de pulmon (pero puede haber màs razones que el tabaco) y de ellos mueren el 80%. O sea, el 12% de grandes fumadores mueren de cancer de pulmon. La probabilidad de que la mujer no fumadora de un gran fumador muera de cancer de pulmon debido al tabaco debe ser 0,01%

  • Yo creé un monstruo. Pero sabe que le quiero.

    gAchï. veïna, aprovecho este momento distendido para volver a invitarte a La Barraca del Barranco, con supervisión presencial de mi santa, a que hagamos una paella y discutamos, como es tradición, si se hace así o asá.

  • Y para no escandalizar a tus vecinos iré a recogerte en un Hyundai.
    (Salvo que prefieras la algarabía y entonces iré con el Mercedes Sport Coupé rojo, muy, muy chillón)

  • 12 de noviembre de 2015 a las 16:52
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)
    Brema, dile a ese señor o señora qué no sé como colojones puede contarse varias veces el mismo asesinato:

    Uh, quita, quita. Es sólo un dato. En algunas estadísticas podrán contarse no sólo muertes sino denuncias, y ahí entra la mujer que denuncia varias veces. No pienso enredarme en detalles.

  • Hombre, a mí me parece bastante evidente que el argumentario del artículo de Espada, empezando por el mezquino título, resulta, cuando menos, tópico y tirando a infantil. (Y que conste que estoy radicalmente de acuerdo en que este tipo de manifestaciones son absurdas y, en no pocos casos, su aprovechamiento por parte de algunos colectivos pueda rayar en la infamia.) E iría aún más lejos en mi apreciación: hay un momento en el que parece como si el autor se diera cuenta de lo que está diciendo, cuando, refiriéndose a sus propias palabras, escribe: “Y si no tuviera un lado repugnante, me gustaría comparar la atención institucional y social que reciben los crímenes de pareja respecto de los accidentes laborales o el suicidio” (el subrayado es mío).

    Pues no. No tiene un lado repugnante; la afirmación es repugnante por los cuatro costados. Si algo está meridianamente claro a estas alturas, por muchas cifras que se esgriman, es que el “problema” está allí y es real, y compararlo, aunque sea con ánimo caricaturesco, con el suicidio o el cáncer de próstata se me antoja, por decirlo sin ambages, de una puerilidad que asusta.

  • “su aprovechamiento por parte de algunos colectivos”
    qué colectivos? hay que llamar a las cosas por su nombre
    No te me amaricones , peito de lobo, que vas a acabar como el marqués

  • Los partidos de izquierda y las feministas, claro. Incluso, he leído por ahí (ignoro si es cierto o no) que, en el colmo del despropósito, llegaron a corearse consignas contra la custodia compartida obligatoria. Pero, repito, el articulo en cuestión me parece demasiado tópico y maniqueo.

  • 12 de noviembre de 2015 a las 15:19
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)

    Interesantísmas las implicaciones de “tirar un penalti”. Mi conclusión es que si todos, porteros y jugadores, leen los artículos tendrán ventaja quienes los hayan entendido y los lleven a la práctica. Es decir, pierde quien decide su estrategia de modo que no se llegue al equilibrio. Quizá es conclusión demasiado pedestre.
    Recuerdo haber leído pero ni idea de dónde o a quién (podría ser de Sacks) la historia de un caso real de un chaval, que era capaz de ganar siempre a sus compañeros jugando a pares o nones. Resulto ser un águila evaluando a todos sus compañeros –inteligencia, osadía, etc– y además tenía ideas muy claras sobre qué imagen tenían de él cada uno de ellos. Si se lo representaban a su vez como inteligente, osado, etc. Con eso, a partir de las primeras jugadas, conseguía apostar siempre un paso por delante de las reacciones típicas de cada uno de sus contrarios.
    Menciona en los artículos el error de valorar la probabilidad de un suceso conectando eventos no conectados (dos penaltis a la derecha, el próximo a la izquierda). Lo cierto es que ese error es tan común que si en la realidad esos eventos no están en absoluto conectados, en la práctica en el cerebro de los jugadores si lo están. El chaval jugaba con eso. Hasta dónde el contrario se resiste a interpretar patrones y jugar a sorprender. Explotaba esas debilidades, no de la realidad, que no las tiene, sino de la mente del oponente, valorándolo y actuando en consonancia.

  • La atención psiquiátrica en los hospitales públicos de Moscú me ha parecido razonable. Empiezo a entender a Putin, ha entendido que el Estado tiene que garantizar unos mínimos, una especie de nuestra antigua Beneficencia, y emplear una parte relevante de sus recursos para hacer respetar a Rusia que es un mundo en sí mismo.

  • España necesita su propio Putin, pudo ser Aznar pero se malogró. Hay que meter en vereda a mucha gente.

  • MGaussage, lo que cita usted del niño que siempre gana a pares o nones es de Poe, por boca del chevalier C. Auguste Dupin.

  • Mortimer es, de todos los que escriben en chopsuey, el que me resulta más misterioso. Sé que piensa y que se explica.
    Pero del individuo, no sé nada.
    Eso me incomoda cuando le leo. Quisiera interrumpirle, y preguntarle por cosas más cotidianas.
    A qué te dedicas? Que tal la familia?
    Claro que, son preguntas un poco impertinentes.
    Se lo preguntaría igualmente a Tareixa, pero esa, me va a derrotar en una frase.
    Tal vez todo se resume en que los dos son gallegos, no como Satur ni Procu.

  • Al final del día, aplaudo a Gacho.
    (AE no me va).
    En esa línea prefiero a PerroAntonio, por mucho, con el que puedo discrepar sin tener que aguantar estridencias.
    (No sé si perroantonio se identifica con arcadi espada, pero ahí queda mi análisis sin profundizar demasiado)

  • Señor Sífilis, tiene usted en sus comentarios la simpleza analítica de una chica. A partir de ahora le voy a leer con más atención. El travestismo de avatares me mantiene muy mosca.

    Aquí macho de lomo plateado u osito mimoso es Adapts, que lo sé. Y domina dulce, una mismamente como la gheisa de mi avatar.

  • Y una cosa que se obvia en todos los casos de maltrato, sea por parte de individuos de igual genero, es el alcoholismo y drogas. Causante igualmente de accidentes de tráfico.

  • 12 de noviembre de 2015 a las 21:20
    CLAUDIO SÍFILIS
    Tal vez todo se resume en que los dos son gallegos, no como Satur ni Procu

    Pues yo soy de Lugo, macho, a ver cómo digieres eso.

  • Concuerdo de la a la ceta con lo que dice Mortirmer sobre las solapas. Y pienso que ÇhøpSuëy podría hacer una gran antología de textos solapísticos para solaz del populacho. No obstante, he echado de menos algo que me afecta por mi profesión, bibliotecario, y es la manía que tienen algunos de usar las solapas como marcapáginas. En los libros de tapa dura no importa, pero en los editados en rústica el resultado es atroz: el libro se desencuaderna, se deforma, y al fin y al cabo que cada cual haga lo que le dé la gana con su ejemplar, pero cuando el libro es de una biblioteca y por tanto de todos exigiría al próximo gobierno que me dé atribuciones para levantar una guillotina y cortar la tête al cafre que comete semejante acto de barbarie.

  • Jamàs vi en una biblioteca francesa un libro al que no le hayan retirado las solapas.

  • Estoy escribiendo una novela, con despacio. Un poco burra, impublicable. La trama se vertebra en torno a tres pilares:

    1. La creación de un partido político en España a principios del siglo XXI.
    2. Las relaciones personales en internet, germen de dicho partido.
    3. La ultraviolencia femenina.

  • Y del bondage que es de mucha violencia erøtica que nos pone a las chicas de izquierdas. Y orgasma a las feminazis de derechas.

  • La desvergonzada instrumentalización de estos crímenes que hacen las mujeres de izquierdas solo tiene como objetivo identificarlos con las prácticas o al menos con la ideología de los hombres de derechas.

    “Este sujeto (Espada) es un fascista -ergo machista como consecuencia- ” el primer comentario que leo en el enlace a Público que trajo Ga.cho.

    Q.E.D.

  • (¿Qué se quería demostrar? ¿Quien?
    Por supuesto que todos los fascistas son machistas, vamos. Pero no era esa la cuestión.
    Anda, que si el AE, va a vuestra casa, os viola a la mujer, os mata a los niños, y os la prende fuego, algunos sólo llegaríais a exclamar con emoción y alegria “¡Oh! ¡AE ha estado en mi casa!”.)