El año que vivimos peligrosamente (I)

paris4
Por Rhumquina.

No toleramos irresponsabilidades en los jóvenes y no recordamos que nosotros también lo fuimos, ¡y cómo! Porque te pudieron, con mucho esfuerzo, pagar la carrera, no valoraste en aquel momento lo que ello suponía. Es más, como la carrera tenía aura de dificultosa, que un año ‘hicieses bacarrá’, o casi, presumía una normalidad que era moneda de cambio usual entre tus compañeros.

Todo ocurrió en tercero, tras dos años selectivos fuera de la familia. La existencia, la política, las relaciones, las mujeres, todo… todo se abrió de repente, eclosionó y la sensación de que antes habías estado agilipollado te embargó durante todo el curso. Solución: vivir la vida. Este carpe diem tuvo su cima en llegando el verano.

Lo primero fue que, por no sé qué circunstancias, el grupo de amigos que andábamos desperdigados por estudiar fuera, al volver a nuestra ciudad retomamos las relaciones con la pandilla de chicas con la que habíamos ligado en nuestra pubertad. Volver a estar con la chica que te había gustado más que otras no era en absoluto desdeñable. Aunque el hecho tuvo en mí repercusiones posteriores, no es el objeto del presente relato.

Se trata de otro viaje. Con poco dinero, el que todavía no te habías chuleado en atenciones personales, y con algunos embutidos que sustrajimos de la despensa de mi tía del pueblo, más una tienda de campaña algo elemental y las mochilas y sacos correspondientes, nos pusimos en camino mi primo mayor y yo rumbo a París en autostop. Unas primeras etapas rápidas por lugares más conocidos habiendo tenido suerte de que te cogieran sin dificultad y a los dos juntos la mayoría de las veces, nos parecía profetizar que la aventura discurriría por buen camino. Hasta que llegamos a las entonces Vascongadas.

Con más dificultades de traslado, lo escarpado del terreno, con acojonos inesperados, como cuando el naranjero del picoleto se introdujo por la ventanilla demandando a unos barbudos melenudos la documentación que, al comprobar los apellidos y la procedencia de los mismos, convirtió la detención en pura formalidad, con la tarde estival cayendo ya, cerrándose y oscureciendo el frondoso verdor de tanto prado, alcanzamos Irún. La ausencia en su casa de un colega, en el que habíamos depositado nuestras esperanzas de pasar la noche, nos impelió a pasar a pie a Francia, como si pisar suelo francés, dejar cuanto antes nuestro país, fuese nuestra aspiración seminal. No, la razón es que empezaba a diluviar y en esa tierra de nadie que constituyen los aledaños de las fronteras no encontraríamos refugio como en un cercano camping anunciado al otro lado.

Nuestro gozo en un pozo, ‘camping completo’ ni empapados nos dejaban pasar de la puerta, “no te jode la rigidez de Europa”, hasta que una madre lozana y su hija adulta, de buen ver ambas, que volvían, caritativas nos propusieron que fuésemos a su tienda. Sí, pero para que nos acostásemos con nuestros sacos en su porche azotado por la lluvia y el viento. Mira que les dimos coba con los embutidos (no sean mal pensados), pero no pasamos de allí. Como esperaban el fin de semana al marido cogimos de nuevo nuestros petates y nos echamos al asfalto. Al asfalto de las autopistas, donde aumentaron exponencialmente las probabilidades de quedarnos tirados, como así sucedió durante gran parte del día varados en Biarritz. Hasta que apareció un coche de Bilbao que “¡ahí va la hostia! ha parado”. Conducido por una agradable joven poco mayor que nosotros, iba sola y al intuirnos compatriotas, se detuvo pues le apetecía compañía. Eso nos dijo y era verdad. Secretaria de dirección en una empresa, con cierto poder adquisitivo, de vacaciones, se dirigía a la Costa Azul. Así, si en lugar de por la costa optábamos por el centro, podíamos adelantar con ella parte del trayecto. Lo hicimos por movernos, pero cuando llegamos a Toulouse, donde se bifurcaban nuestros itinerarios, ante el panorama que se nos presentaba nos apuntamos a su propuesta de que la acompañásemos a Saint-Tropez.

Pero la noche había llegado hacía tiempo y como el cansancio no menguaba, sobre todo para la chauffeuse, hubo que parar el viaje. Estábamos a la altura de Montpellier. La ciudad que aún no tenía ni Polygone ni Antigone, sí tenía un casco antiguo en cuyas callejuelas intramuros buscamos acomodo con nuestro menguado presupuesto en aquellas horas intempestivas. En algo que no era ni pensión lo que encontramos fue una habitación, una, sólo una con aseo en el pasillo. Como éramos tres el encargado, para cobrar más, propuso poner además una cama mueble en la habitación, no teníamos muchas más opciones. Es curiosa, vista ahora, la sensación de desasosiego que, sin manifestarla, allí nos embargó en aquel tiempo pudibundo: acostarnos juntos por necesidad. Yo era la primera vez que compartía habitación con una mujer sin mediar lazos familiares. Los otros, como luego supe, también. En el lecho más grande nos encamamos mi primo y yo, y la chica en la camita pequeña tras desvestirse en el aseo y volver con un pijama nada erótico. Antes de dormir, nuestro diálogo arriba en el cuarto no obvió el clásico “supongo que me respetaréis”. Así fue.

Seguimos el viaje sin tener claro que intenciones acabaría teniendo nuestra anfitriona vehicular. Porque aunque nos dijo que tenía reservado sitio por teléfono en un camping de Saint-Tropez, el caso es que no nos permitieron acampar. Lo conseguimos en otro de menor categoría en el entorno de Sainte-Maxime, lugar más asequible si economizábamos al máximo nuestros recursos. Allí acuartelados, pasábamos el día hormigueando por playas y las noches por discotecas. Descubrimos los concursos de ‘blusas mojadas’ y ‘pechos fuera’ y sobre todo las playas nudistas. Pero nuestra chica, nacionalista católica o nacional catolicista, no nos quiso ni enseñar apenas el bikini. Nos turnamos en el arte de seducirla y aunque, por economía, dormíamos en la misma tienda y apretados, no conseguimos nada a pesar de las lisonjas. Cansados, sin embutidos que llevar a la boca, la dejamos. Pero no sin antes quedar con ella para volver a España en su coche una semana después. Nos fuimos a Italia, al norte de Italia. Allí, ya sin dinero casi, malcomiendo paninis y maldurmiendo en los alberghi, rodeados de supremo Arte sí, pero no libres del acoso de manfloritas, tanto en obreros fiat quattrocentos en Turín como en deportivos alfa romeo giuliettas en Venecia, pasamos los días hasta que, vía Ginebra, en viaje sin escalas apenas, y casi sin despedidas, nos retornó a Donostia desde donde, después de dormir al raso en plena Semana Grande en las pistas de Anoeta, un coche francés lleno de marroquíes nos devolvió a Madrid y de allí en tren a casa. Luego, sin tregua, rápida movilización para los exámenes que no había preparado.

[Continuará]

105 comentarios

  • Cambiando dos o tres detalles poco significativos, más de uno podríamos firmar este bonito relato. Ya veremos cómo sigue…

  • PARQUE JURÁSICO
    La presencia del diestro soriano José Luis Palomar en las listas de Ciudadanos me ha hecho recapacitar, sobre todo al comprobar que en su misma circunscripción aparece el dinosaurio pepero Jesús Posadas. En mi viaje a Bruselas coincidí en el Parlamento con otras viejas glorias como de Grandes o Fisas. De repente vino a mi cabeza la imagen momificada de Celia Villalobos, a la que padecí en directo. Definitivamente hay que votar a Ciudadanos si queremos desalojar a esa vieja guardia anquilosada y obsoleta.

  • Domingo, 06/12/2015 a las 11:46
    GACHOINLOWERCASE
    (Dentro de las circunstancias (que son un puto drama), què gusto va a darme votar estas elecciones. Espero tener el equilibrio suficiente para no mojar las bragas, al menos hasta volver a casa.)

    Lunes, 07/12/2015 a las 2:43
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)
    La verdad sea dicha, por cosas como esta amo a Gachò. Qué queréis que os diga, mejor no se pueden describir los sentimientos.
    Gachò, escribe “Memorias de una chica mojada” o “La bloguera empapada” y te forras.

    Descartada la posibilidad de que fueran las memorias de Esther Williams, creo que con ese título sólo comprarían el libro los clientes de literatura de gasolineras.

  • Lunes, 07/12/2015 a las 8:53
    MARQUESDECUBASLIBRES
    PARQUE JURÁSICO

    ¡¡Marqués, las masas menestrales necesitamos certezas!!

    ¡Bienvenido, Rhumquina!

  • Yo cambio el más glamuroso Sainte-Maxime por Altea, eso sí, con unos grados más de calor en el camping a pié de playa, y firmo esa crónica. Primer viaje iniciático de la adolescencia. Me ha gustado mucho el relato y espero la continuación para seguir encontrando mis recuerdos.

  • A veces nos olvidamos de que el balompié no solo es el rialmadriz. Aquí Jabois vuelve a estar supremo hablando de Kiko Femenía. En el yutuz se ve perfectamente cómo actúa Rufete (y cómo le quitan dos palabras al artículo de Jabois).

  • Descalabro del gordo Maduro, el que ayer decía “Adios, señor Rajoy”. A ver si en esto acierta por lo menos y entramos en una nueva era, no desde luego con su aliado Pablete Iglesias, sino con la “gran esperanza blanca”: Alberto Rivera. Sueño con él en Moncloa, con la princesita Arrimadas de vicepresidenta.
    Hubo un hombre nefasto, Juan Jacobo Rosseau, que inspiró utopías y colectivismos. Démosle por muerto.

  • ¿Usted apostaría por un partido que cuenta como líderes a Rosa Díez y Carlitos Mtz. Gorriarán? ein?

  • Cuantas veces he invitado en el Zulo a comer “duelos y quebrantos” y siempre he tenido que aclarar que son huevos con torreznos. Yo, como Cervantes, gusto de hablar en tono elevado pero, ay, el pueblo prefiere la traducción de Trapiello.

  • Poca broma con lo de UpyD y Martínez Gorriarán. Este último nos ha dado inestimables momentos de entretenimiento y diversión esta legislatura. Se le echará de menos.

  • Lunes, 07/12/2015 a las 2:25
    RHUMQUINA
    Bien… gracias. Aquí veo que todo con moderación.

    Bienhallado, señorito.

  • Lunes, 07/12/2015 a las 2:32
    PERROANTONIO
    Menudo zas, o sea.

    Sí, pero no. Me llama la atención que las críticas puntillosas a la «traducción» (yo prefiero llamarla «versión») se terminen en los primeros párrafos del libro. Da la sensación de que los críticos esbozan una teoría y luego tratan de reafirmarla con un par de ejemplos ¡de las primeras páginas del libro! Es poco serio. Me ha interesado mucho el análisis que hace la reseñadora sobre las líneas dedicadas a la comida de don Quijote. Como bien dice, la intención irónica del texto de Cervantes desaparece en la versión de Trapiello; pero yo me pregunto si es necesario mantener esa intención. ¿Alguien que lea el texto original la captará si no es en una edición anotada? Y no todas las ediciones anotadas la explican. Trapiello ha intentado ofrecer un texto limpio, aunque es necesario echar mano del diccionario de vez en cuando, en el que necesariamente se perderán muchos matices. Pero es que para mantenerlos todos sería necesario, como también se apunta en la reseña, que se reescribiera tal cual, como en el cuento de Borges.

  • Por un lado tiene razón Gremanel, yo no hablaría de traducción. Por otro está equivocado si cree que no es posible mantener los guiños irónicos del texto original. He aquí mi propuesta:

    En un pueblo no muy lejos de aquí, de Madrid, cuyo nombre no recuerdo bien ;-), vivía no hace mucho un burgués de los de lanza ya olvidada, escudo del Aleti, Opel Kadett y galgo corredor. Se le iban los dineros en los garbanzos del cocido con chorizo congelado, picsa del Día casi todas las noches, huevos fritos sin beicon los sábados ;-), lentejas los viernes y pollo alás los domingos. El resto de sus bienes se reducían a unos vaqueros del Carreful y unos calcetines del Lidl, pero lo mejor era la camisa del Alcampo.

  • Conste que me parece tan legítimo que Trapiello escriba su versión del Quijote, como que hagan una versión en dibujos animados con un pepino y una naranja. Pero a la vista de ese gigote —para mí desconocido— y que explica por si mismo medio personaje, me pregunto si era necesaria esta versión “culta” inculta.

  • Sobre los duelos y quebrantos, recuerdo lo que decía Francisco Rico del quebranto de la vigilia, pero no sé por qué me viene también a la cabeza una explicación sobre las espinacas con garbanzos, es decir, las espinacas del duelo (de la vigilia) y los garbanzos duros, que no sé a quién le leí ni cuando o si la he imaginado.

  • Mirando en google books libros anteriores a 1640 me encuentro con Las bizarrías de Elisa, que habla de los torreznos “con sus duelos y quebrantos”. Debía de ser un plato habitual, así que fuera de eso se harán las interpretaciones que se quieran para mayor lustre y gloria de nuestros filólogos de cabecera. Lo del Gigote también es una interpretación: podría no ser más que un juego de palabras que tampoco explique mucho. O sí. Qué más dará en una versión moderna. ¿Acaso se deja de entender la esencia del Quijote en una traducción al sueco?

    Creo que los filólogos harían bien en no reseñar este libro. Que lo estudien y analicen en las publicaciones de sus «circuitos» habituales. Arcadi dio con la clave cuando dijo que la versión estaría bien hecha si no se sabe dónde empieza Cervantes y dónde termina Trapiello. Haced la prueba de coger una página al azar de la edición de T. y lo comprobaréis.

  • Esto me recuerda a momentos divertidos en el NJ, cuando alguien pedía a un segundo confirmación de haber recibido un mail. Con eso de las clonaciones se armaban unos jaleos fabulosos. Ay, lo que nos hemos reído.

  • En la carta del restaurante La Venta de don Quijote de Puerto Lápice se ofrecen “Duelos y quebrantos”. Se corresponde con los citados huevos con torreznos.

  • Yo no leo a Kant porque mis padres no me dejan.

    “This book is a product of its time and does not reflect the same values as it would if it were written today. Parents might wish to discuss with their children how views on race, gender, sexuality, ethnicity, and interpersonal relations have changed since this book was written before allowing them to read this classic work.”

  • En la Mancha gustamos mucho del “potaje de vigilia”, hecho a base de garbanzo, bacalao y espinacas.

  • A mí que me perdonen, pero el contrastado gafe de Zapatero algo habrá tenido que ver en la debacle de los bolivarianos. Hay fuerzas a las que resulta mejor no convocar.

  • Lo de Trapiello es útil, pero también un tanto peligroso. No sé si conocen esta web, No fear Shakespeare. En este caso los “traductores” son los propios usuarios de la web. A mí me ha servido para despejar alguna duda. Precisamente porque mi inglés no es suficiente para disfrutar de Shakespeare en toda su plenitud, ignoro hasta qué punto esas nuevas versiones desvirtúan al original, aunque deduzco que en enorme medida. La versión de Trapiello será igualmente útil sobre todo para quienes no tienen el castellano como lengua materna o para quienes, teniéndolo, no lo manejan con suficiente soltura, por edad o por formación insuficiente o por lo que sea.

    El peligro está precisamente en que quienes echen mano de esa nueva versión “modernizada” se conformen con ella y perpetúen ese estado de cosas, sobre todo si se trata de docentes. Es decir, ese nuevo Quijote sólo debería servir como escalera para acceder al original. Supongo que críticas como esa de RdL tienen sentido únicamente si se trata de alertar sobre este riesgo. Lo que digo en definitiva es que ese nuevo Quijote me parece útil como herramienta, pero también que obviamente de cualquier herramienta puede hacerse mal uso. En cualquier caso, Trapiello no es responsable de ese más que probable mal uso que particulares o en especial profesores puedan hacer de su trabajo.

  • El debate:
    Se han tirado hora y media con La Previa, como en fútbol.

    No la he visto (la previa), ni veré el partido

  • “Votemos y acabemos con este sistema inmoral”

    Leí ese titular ayer en la portada de El Mundo, y me pone de mala leche: ya estamos con estos de Podemos, qué coñazo de mendas.

    Y en seguida descubro que el periódico no hablaba de las elecciones españolas, sino de las venezolanas: “muy bien dicho”, me corrijo a mi mismo.

  • En Francia, gana la ultraderecha de las Le Pen.

    Quizá sirva para que algunos valoren el papel de derecha moderada que hace el PP en España.

  • (Yo también te amo, Follan, aunque no sé porqué)
    (Agradezco esta entrada por la novedad, pero es lo más parecido a una batallita)
    (Marqués, los tienes cuadraos: o sea, que ahora hay que votar a C’s, ¿y qué van a pensar todos esos que arrastrados y seducidos por tu apología pepera ya han enviado sus votos por correo?. Eres muy voluble, y poco equilibrado. Veleto.)
    (Voy a escuchar el debate por la radio hasta que me duerma. Estoy descuageringá.)

  • Si no lo he oído mal, Rivera anuncia que se conforma con ser el líder de la oposición si su partido queda el segundo. Se me ocurren dos razones para que haya lanzado este órdago. La primera, evitar una posible caída en las expectativas de voto de Ciudadanos por el temor de muchos votantes centro-conservadores a que su voto a esta formación termine dando el poder a la izquierda. Con el anuncio de Rivera se acabaron esas cuitas. La otra razón, hacer ver a esos mismos votantes que, si gana el PP, habrá que repetir las elecciones, porque no lo apoyará nadie, ni siquiera el partido de Rivera; cosa que no sucederá si gana éste porque le ayudará el PP, que ha mostrado su disposición a permitir que gobierne la lista más votada. Por eso los de derechas, como el marqués y yo, debemos votar a Ciudadanos.

  • Para evitar especulaciones, lo más aconsejable es remitirse a lo que YA ha ocurrido anteriormente. Así descubrimos que C’s YA ha apoyado al partido más votado en Andalucía, el PSOE, que sin haber obtenido mayoría absoluta, sí había obtenido la mayoría simple. Previsiblemente podrían repetir lo mismo en las elecciones generales con el partido mayoritario, fuera el PP o el PSOE.

    También sabemos que el PSOE YA ha apoyado en otras ocasiones a quienes han quedado segundos o terceros, fueran quienes fueran (Podemos, IU, CiU, Partido Regionalista de Cantabria, PNV…) con tal de que no gobernara el PP.

  • (El debate lo ha ganado Pablo Iglesias.
    Soraya ha estado bien, como era de esperar.
    A Rivera se le ve el plumero a la legua.
    Y Sanchez ha perdido de largo; es sencillamente vomitivo, qué tipo tan prepotente e insoportable. Si gana eso las elecciones habrá que plantearse salir por piernas de España. Soy capaz hasta de hacerme catalana.)

  • Yo voy a votar al conde de Romanones. Un padre de familia decente tiene que votar a un prócer y este es el más cercano que tengo. España se desmorona!

  • (Un poco de miedito da, ¿eh?.
    Francia es nuestra conexión a Europa por tierra. Ahora sólo falta que ganen posiciones los nazis en Alemania, y ya tenemos una nueva modalidad liada.)

    (Es que no se puede tener a la gente sin trabajo. Pasan estas cosas.)

  • El otro día hablábamos aquí de la violencia femenina y es el tema de la novela de Lorenzo Silva que comencé y terminé ayer. Fue escrita en 2010 y me tiene embelesado su capacidad de ser políticamente incorrecto escribiendo de forma cabal y elegante. A Silva llevo leyéndole desde sus primeras novelas, que siempre me han parecido sublimes. Posiblemente este autor hubiera quedado arrinconado de no ser por el éxito de su serie picoleta.

  • Mi debate favorito de ayer fue Muga fermentado en barrica contra Gravonia.
    A mi gusto, ganó el Gravonia pero es que sobre gustos no hay nada escrito..y eso pasa también con los candidatos políticos.

  • Me hacen gracia sus despreciativos comentarios sobre el debate. Telebasura, me acosté a leer, hice una cata de vinos….
    Una cosa es que en un debate como este no se digan mas que simplezas, como en tantas reuniones de trabajo a las que asistimos, y otra que carezca de interés. Ayer aprendimos varias cosas:
    -Se renuncia a un debate de altura con un moderador serio (Savater o Espada, por ejemplo) y se recurre a una parejita tipo campanadas en la puerta del Sol.
    -Se constata que no tenemos extrema derecha pero sí extrema izquierda, que es peor.
    -Se constata que Sánchez es débil mental. Sus aspavientos, risitas y comentarios mientras hablan los otros lo descalifican además como un patán.
    -Se confirma la valía personal y profesional de Soraya, aunque su estilismo sea subóptimo. Tiene un discurso oficialista y añejo, sin atisbo de creatividad. Una burócrata eficaz, nada mas.
    -Alberto es la única alternativa razonable, lástima que se muestre un tanto inmaduro en forma y en fondo. Le falta un hervor.

    En resumen, pronostico que Rivera, que quedará segundo, gobernará con el apoyo del PSOE. No las tengo todas conmigo. La presencia de Podemos en el Parlamento nos proporcionará momentos de bochorno inolvidable.

  • Satur, 125 años no son nada ..si bien es cierto que los López de Heredia siguen bajo el yugo de la tradición, otros han sabido reinventarse y evolucionar. Pero esta vuelta a lo vintage me gusta, es como volver a ponerse unos Levis 501 guardados en el fondo del armario..hoy los llaman boyfriend style..y son lo más.

  • (Te contradices constantemente, Marquis, alabaste hace unos dias el estilismo de Soraya, y ahora te metes con él.
    Arcadi no puede moderar nada, porque primera, no es moderado, y segunda, no es imparcial, se hubiese pasado las dos horas preguntando sobre Cataluña.

    La presencia de Podemos en el parlamento elevará el nivel intelectual de la cámara, que ése sí es de traca. Van a regalarnos momentos de dignidad política ausente desde hace demasiados años. Van a conseguir que los habitantes de la piel de toro se interesen más por la política y estén más pendientes de los debates del congreso. Sueño con la primera intervención de Errejòn.

    E insisto: me preocupa mucho lo de Francia. Nos va a afectar a todos, y aunque yo no tengo hijos, amo mucho a mis sobrinos y a los hijos de mis amigos. No quiero ni pensar cómo va a estar el mundo de aquí a 5 años)

  • AE sus ha comido la sesera, Satur..pero yo no quiero convencerte..esto se ve en un duelo enológico: Tu Borsao contra mi Rioja más vintage. En garde!

  • Martes, 08/12/2015 a las 11:45

    BONNIE
    AE sus ha comido la sesera, Satur..pero yo no quiero convencerte..esto se ve en un duelo enológico: Tu Borsao contra mi Rioja más vintage. En garde!

    Eso tenemos que hacerlo tëté a têtë.

  • Martes, 08/12/2015 a las 10:25 Bonnie
    A mi gusto, ganó el Gravonia pero es que sobre gustos no hay nada escrito…

    Parker, esto de que «sobre gustos no hay nada escrito» es una de esas gloriosas frases de nuestra tradición cultural que merecerían bronce. Casi tan espectacular como la de «la excepción confirma la regla». Son cimas de la traducción macarrónica (o del latín macarrónico) que transmitiremos a las generaciones venideras junto con otras grandes certezas, como que las lentejas tienen mucho hierro, que los toros no ven el color rojo o que los políticos son más tontos que nosotros.

    Naturalmente, no dejamos de escribir sobre gustos.

  • Martes, 08/12/2015 a las 12:17
    PERROANTONIO
    TIPOGRAFÍA CREATIVA: M

    El mundo en vilo ante el comentario de Flor d’Andeiro sobre la estancia de Gremanel en su palacio.

  • COCHINO
    Hace unos meses, en verano, una casicincuentona de buen ver, morenaza y juncal, me pilló mirándole embelesado lo que parecían ser dos corchos de champán pegados a su busto, uno en cada aurícula citerior según viene todo recto. Desde entonces, cada vez que me ve me lanza requiebros sutiles y sutiles chicoleos, añagazas y desaires. El otro día, despidiéndose y deseándome unas felices Navidades, me regaló una bolsa con dulces y pastitas caseras, que yo quiero imaginar amasadas con amor y con primor, quizá no a mano precisamente.

  • Sólo hay una posibilidad de que un tipo inteligente y crítico comparta la totalidad de las opiniones de un partido político: que sea el dictador que las impone a capricho. Quien no es dictador se apunta a la realidad y sus limitaciones, renuncia a los fines y se conforma con tender a ellos. La ideología le orienta pero no le dirige. Siendo así en un debate nadie debería tener respuestas satisfactorias y coherentes para todo. Ayer, en el “debate definitivo”, Pablo Iglesias quedo descalificado por dictador. Su partido es lo que él diga en cada momento, guiado por las circunstancias e incluso por su estado de ánimo.

    Supuesto que no coincides en todo con tu partido es evidente que una parte de lo que tienes que decir y defender no lo compartes al cien por ciento, o incluso es contrario a lo que piensas. A eso se le puede llamar mentira, aunque en puridad no lo sea. Hay mil supuestos en los que eso ocurre y es perfectamente lícito, aunque siempre ha habido quienes exigen, a sus amantes, a sus amigos y a sus políticos, absoluta sinceridad. Esta exigencia de pureza y verdad no es ni siquiera infantil, es peor. Es una contaminación cuasi religiosa que nos adviene en la adolescencia, esa mala época en la que buscamos el sentido de la vida. Los niños no exigen a sus padres la verdad, y los adultos maduros tampoco exigen eso a sus amigos y amantes. En una y otra edad, sensatos, lo que exigimos es lealtad a un compromiso, ese que orienta pero no dirige.

    La lealtad es un valor individual, así que puede haber sido una táctica ganadora de cara a las elecciones la de Mariano no yendo al debate, pero no se le ha podido evaluar. Que Soraya lo parezca es estupendo, pero que el escudero sea un buen escudero no dice demasiado del jefe. Albert Rivera sí pareció leal pese a sus nerviosismos, Pedro Sánchez no. Entre presentarse al público de un modo que no despiertes temores y ser de plástico, frase repetida ayer por los de Podemos hasta la saciedad con la cual concuerdo, hay un punto en el que han de moverse. Pedro es de plástico y no dijo nada elaborado por él mismo. En definitiva, pasan raspados Albert Rivera, aunque no supiera el lugar de nacimiento de Camus, y Soraya, si confiamos en su criterio para elegir jefe.

    Además, tristemente, me he quedado con la sensación de que me ha dado más claves sobre los candidatos el programa de Bertín que el debate. Manda mucho carajo.

  • (Cada cual escribe el tocho o novela que quiere para terminar diciendo lo mismo de siempre; utilizando la solemnidad con la pretensión de que las afirmaciones correspondan a la realidad.)

  • En España valoramos muy mucho tener una derecha moderada, especialmente los separatistas. Claro, que esto se lo dices a un tío de la Meseta y te dice que te jodas.

  • Los de Haro son muy de dar la “chapa” con sus vinos. Es una forma de nacionalismo en su expresión mas paleta.

  • Ha venido un tío chungo con una barra de hierro y he tenido que hablar con él metiéndome primero unas estijeras en el bolsillo. Pabernosmatao.

  • Martes, 08/12/2015 a las 2:31
    PROCURO FIJARME
    Satur, según la lógica de «piedra, papel y tijeras», con tijeras solo le habrías ganado si la barra fuera de papel.

    10/10

  • Así, por la pinta que sacan:
    Albert – Emprendedor de la nueva economía o sobrecargo de Iberia.
    Pablo – Enlace sindical del sector del metal o traficante de sustancias psicotrópicas.
    Soraya – Funcionaria nivel 30 o la tía soltera que tiene una mercería.
    Pedro – Funcionario nivel 18 o bombero para calendario solidario.

  • Yo también estuve en el camping de Paris. Me gustan las batallitas.
    Bienvenido el novato, que llega en tiempos revueltos de chopsuey por:
    LAS MENINAS.
    No sabemos si coger la niña y nombrarla emperatriz de Austria o coger la enana y lanzarla a un contenedor.

  • Hoy comienza el año del Jubileo. Todos vuestros pecados serán perdonados, incluidos la soberbia, la lujuria, la avaricia o, ejem, el aborto. Luego Dios bajará en un platillo volante y os matará a todos, cabrones, para salvar vuestras almas.

  • Falso Iglesias y sus vínculos con Chavez le hacen el peor, o igual de pésimo. Sánchez está bien si no quieres tener presidente, tal vez te le encuentres en tu casa si vuelves pronto del trabajo y tu mujer está buena. Soraya es aplaudir la corrupción. Albert es un empollón sabelotodo que no escucha a nadie.
    No hay nada que pensar.
    NO VOTEN.

  • El comentario de Claudio (a las 3:00) me recuerda que no he felicitado al escritor: bienvenido, Rhumquina. Igual que los demás, yo también me fui a París a dedo con una amiga al acabar COU: París, capital Oviedo. Pasaron unos diez días hasta que se nos acabó la poca pasta que llevábamos, prefiero no decir en qué sitios dormimos, conocimos mucha gente, hicimos mucho la cabra-Asturias- palmo-a-palmo y nos reímos como las ídem. «Que te folle un pez», solía responder mi amiga desde los arcenes a los conductores que hacían propuestas que no entendíamos. Ahora me parece todo tan inocente como verdaderamente peligroso. (Soy mi hija y me doy una mano de hostias que me entero, por insustancial).

  • En la línea del Perro, un amigo mío respondía, cuando escuchaba que sobre gustos no hay nada escrito, no sólo que hay mucho escrito sino que apenas hay nada escrito que no sea sobre gustos.

  • Martes, 08/12/2015 a las 3:23 CLAUDIO SÍFILIS
    Falso Iglesias y sus vínculos con Chavez le hacen el peor, o igual de pésimo.

    La expresión “igual de pésimo” tiene su gracia.

  • En el proemio de su despiadada crítica a Longfellow y a propósito de una cita de Chamfort, Poe calificaba el de gustibus non est disputandum como uno de los adagios más “deplorablemente falsos” de toda la sabiduría popular. “La idea contenida en esta frase”, argüía, “es que cualquiera tiene tanto derecho como otro de considerar que su propio gusto es el verdadero; que el gusto, en suma, es algo arbitrario, irreductible a una ley, imposible de medir con reglas fijas”.

    El hecho de que en el párrafo siguiente depositara su fe de que algún día la humanidad deba el análisis de los “principios del gusto y la formulación de las leyes resultantes” a una “ciencia” como la frenología, es muy posible que invalide en parte –o en su totalidad– este principio tan admirablemente expresado.

  • A unas les gusta dar la chapa sobre vinos, y a otros, sobre políticos y elecciones,..para gustos, …los colores.

  • La nueva novela de Silva que estoy leyendo transcurre en Larrioja, Boli Parker. Y se elogian los caldos de la zona.

  • (Tengo en mi poder un bote de miel de carrasca (encina) y pino, que es gloria bendita. Tiene tantas buenas propiedades que creo que me va a conseguir un contrato y todo. Si llego a saber que era tan extraordinaria (y el caso es que fui advertida por quien me la vendía), me hubiese traído más.Ché.)

  • 08/12/2015 a las 1:06
    MGAUSSAGE

    La mención a virtudes como lealtad y sinceridad cruje cuando hablamos de debate político. El imperativo categórico no funciona en el mundo del poder, que discurre sobre el vector de la ambición: ahí es Maquiavelo quien rije, y aconseja que no actúes presumiendo que el prójimo te va a tratar bien, porque yerras: pretende tu cabeza, en cuanto se la pongas a tiro.
    De ahí el consejo, creo que de Roosevelt o Truman: al que no le gusten las vísceras, que no entre en la cocina.

  • Clases en la Residencia de estudiantes.
    Ya tengo claro el contenido de uno de los dos sobres electorales, será el voto aunado de menda y procu.

  • Gran noticia: el hermano de la Ronalda marcó de falta. Dos temporadas más como lanzador de faltas del combinado Chirigota. ¡Bravo!