El año que vivimos peligrosamente (y II)

Ibiza
Por Rhumquina.

No contento con toda la aventura vivida, tras una nueva debacle de los exámenes y como tenía que trasladar la matrícula universitaria el nuevo curso, nada ‘mejor’ que programar otra quincena de vacaciones, antes de que el cambio obligatorio de ciudad afectase al estado irresponsable, despreocupado y confortable, en el que pululaba a esas alturas [y que al final acabó colmando el vaso de paciencia paterna].

Por ello no tardé ni un segundo en aceptar la proposición de ir con dos colegas gallegos, uno muy amigo y otro conocido, a Ibiza acompañados de unas amigas de mi amigo que estaban en Barcelona, aún con el bolsillo ya muy mermado a estas alturas. Atravesando con celeridad las tierras sorianas y aragonesas, mi amigo tenía un ‘cuatro latas’, nos plantamos en la ciudad condal al anochecer de un día de septiembre. Allí, nos presentamos en el pisito que las chicas tenían alquilado, complemento suyo de la residencia en la que, oficialmente, vivían. Todo estaba preparado. Como éramos tres, ellas también lo eran: la que había salido con mi amigo este verano, una prima de él y otra amiga. Estudiaban y alguna trabajaba también. La verdad es que eran normales y corrientes sin que se destacase ningún rasgo o particularidad anatómica sobresaliente. Personalmente no sentí una atracción diferencial por ninguna en concreto. Salimos a conocer un poco la ciudad, tomar unas cañas, picar algo y volver a dormir pues ya nos tenían los billetes del barco a las Pitiusas para el día siguiente. De vuelta, en el saloncito con música y luz atenuada, durante la agradable charla que servía para conocernos, tomábamos unas copas cuando el colega, burla burlando, se apalancó en un rincón con la tercera chica y se pegaron un buen lote hasta que ellas tuvieron que irse a su residencia.

Estando en el puerto llegado el momento de la partida, surgió una circunstancia que iba a tener sus consecuencias. A esa tercera chica, por un imponderable, le resultaba absolutamente imposible venir con el resto, se quedaba pues en tierra hasta que volviésemos. No teniendo conciencia real del desequilibrio, el grupo parecía haber asumido, sin que mediase ni media palabra, que mi amigo iba con su novia, yo con la prima y el otro colega se quedaba célibe de momento. Sin el coche, subimos a bordo y nos acomodamos en nuestros asientos de cubierta, que eran los pasajes más económicos que había, dispuestos a pasar toda la noche en alta mar. Buena noche, buena mar, cuando ligeramente apretó la brisa, la prima se acurrucó a mi vera, comenzamos a besarnos y acabamos retozando sobre las toallas en el suelo de la cubierta, protegidos por las hamacas he de reconocer que me folló. Como la noche se hizo monótona, luego la follé yo. Por la mañana hicimos escala en Palma y a mediodía arribamos a Ibiza.

Tengo que reconocer que la ciudad, y la isla, me subyugaron desde el principio, hasta el punto que lo que me satisfacía iba a ser estar allí. Todo lo demás me empezaba a resultar bastante accesorio. Era temporada baja y no fue difícil encontrar aposento. Una pareja de isleños nos alquiló por días unas habitaciones sin vistas en la parte alta, dejándonos muy claro que una doble era para las chicas, otra, que en realidad era el comedor con camas, para dos de los chicos y una muy pequeña para el que quedaba. Cocina y aseo mínimos completaban la suficiente distribución. Descargado el ligero equipaje comenzamos el programa de festejos que yo, siguiendo con la prima, ya barruntaba, las playas por el día y las discotecas por las noches.

Compramos camisas de lino, pulseras, algo de hierba, en fin lo imprescindible para aprobar en septiembre el examen de hippy y, alquiler de bicicletas por medio, los días iniciales se ajustaron a lo previsto. Salvo una noche, no revivo por qué eufórica, en que bebimos demasiado. Dando tumbos la prima y yo, que éramos los más ebrios, fuimos los primeros en recogernos. No recuerdo cómo subimos las escaleras ni como me caí redondo en una de las camas. Por lo que supe después, ella también, mareada, se acostó en otra habitación. Cuando llegó nuestro colega ‘soltero’, que no había bebido tantísimo, creo que premeditadamente, se coló en su cama y al parecer le declaró su amor y se lo hizo, porque ella le dejo hacer. No sé cómo la cameló pero a estas chicas no parecía resultarles difícil vernos como un partido, al cabo íbamos a ser profesionales en un futuro se suponía mediato. Vista la situación y como ella me gustaba lo suficiente, con naturalidad les propuse, ya que mi buen amigo y su novia iban a su bola, compartirnos o hacer trío con ellos, pero querían seguir su romance cual celosa pareja sin interferencias y a mí me dejaron offside acostado solo en una cama.

Todo se conjuntó para que los días postreros hasta el regreso, paseando por alejadas playas entonces ya desiertas, meditando sobre mí mismo, me propusiera tomar los mandos de otro rumbo de mi vida. Había ascendido peldaños de madurez y alguna mujer me esperaría para satisfacerme. Pero hubo que volver y en un viaje de vuelta interminable, con fuerte marejada y viento de proa en el que arrojar la primera papilla tantas veces te hizo olvidar cualquier vicisitud que tuvieras reciente en tu interior. Día y medio de sueño reparador en tierra firme te separaba del retorno a casa.

No fue posible permanecer solo y sólo bajo el encanto de la isla, la situación económica familiar no permitía otra cosa que terminar en serio la carrera y ponerte a trabajar. Y así se hizo hasta el día de hoy, en que la nostalgia ¡ay! ha recuperado por azar aquellos recuerdos.

101 comentarios

  • El PSOE y el Madrid viven sus momentos mas bajos. “Hemos tocado fondo” como diría el periodista Villa mientras se atizaba la enésima comilona pagada por todos los españoles.

  • VIV LA FRANCES

    Los franceses son los únicos europeos con derecho a ser bordes. Tienen una campiña arcádica, una capital preciosa, una historia cuyas glorias sólo se quiebran en la Segunda Guerra Mundial y un espíritu atesorado en multitud de obras artísticas, literarias y cinematográficas de excelsa calidad. Y este año he conocido a una francesa que está ahí to bwena y que besa mejor que las españolas. Por todo ello se les perdona su altivez.

    Ayer la Frans volvió a mostrar su grandeza con dos ejemplos, uno que saltó en el ágora política, al evitar sus ciudadanos el ascenso de la ultraderecha de Mary el Pene; el otro, el que saltó al céspet del Vicente Calderón para desequilibrar un electrónico cuyos guarismos anunciaban tensión electromagnética más allá de la capacidad lumínica de sus leds: uno a uno iba el Aleti contra el Bilbao hasta que un francés, Antuán Greeksman, se calzó un pepinazo desde fuera del área para que el esférico, que rodaba sobre su propio eje como hace la Tierra y el cuero en los dibujos de Óliver y Benyit, besara la red tras introducirse entre los tres aluminios exactamente por el centro de un triángulo isósceles cuyos dos catetos eran dos de los antedichos aluminios y la hipopótamodenusa la línea imaginaria que los unía.

    Tan emocionante como el gol, si no más, fue la carrera que tomó el susodichoso galo para celebrar la consecución del tanto. Se dirigió enloquecido, alegre y rabioso a la vez, a abrazarse castamente aunque con desenvoltura no exenta de potencia, a su entrenador el Pocholo Simelone. Casi lloro como el mamarracho de Paco Inglesias en su último meeting.

    La victoria del Atlántico fue trabajada y agotadora. El combinado de la ribera del Manzanares River sigue empapando la casaca con el sudor no sólo de sus frentes, sino hasta de sus ingles. Aunque hay recambios que pueden mantener el nivel, lo lógico es que a final de temporada no puedan ni alcanzar el bus que se escapa de la parada. Veremos. En cualquier caso, el Bilbao jugó muy bien y corrió más que el Aleti, cosa que creo es primicia en el Calderón. Afortunadamente tenemos a Oblat como cancerbero. El arquero esloveno nos ha hecho (casi) olvidar al bélgico Cortox.

    De momento, los de la elástica rojiblanca se sitúan en lo alto de una tabla junto al combinado culet, que no pudo pasar de una igualada en el marcador tras enfrentarse al Deportivo de A Corunhnyña. Detrás quedan el Certa de Vigo Mortenssen y el Vilhya Real, cuyos nabucodonosores acarician el final de la espalda del Real Chirigota a nada que se les pongan pinos. El conjunto capitalino perdió ante los levantinos de la elástica color ÇhøpSuëy gracias a un gol de un soldado que metió eso, un gol. La merengada hizo una primera mitad lamenteibol, parecían haber salido de charanga en las fiestas de un poblacho perdido en las montañas de León y no a un coliseo balompédico. Tras enfilar sus pasos camino del túnel de vestuarios cuando el réferi dio por finalizados los primeros cuarenta y cinco minutos reglamentarios de juego, el míster del conjunto merengue debió de cantarles las cuarenta. Según me informan fuentes infiltradas que tengo entre lo muchacho de Benite (quizá sea Arbelol, quizá no), Benite les dijo: ¡vamo, chavale, que podemo remontá! Ante semejante arenga, el combinado lejía salió con más ganas, pero éstos, ahora mismo, sólo le marcan a equipillos suecos de tercera interregional. La otra cara de Francia es uno de los integrantes del conjunto capitalino, que no materializó ocasiones que las habría materializado hasta mi niño: Mustafá Benzemal, el que desprecia su país. Viv la Francis.

  • Estas historias en las que, aunque conceda inicial ventaja para igualar algo la contienda, finalmente el gallego se lleva el gato al agua y la moza al catre, son altamente instructivas. En nombre de todos ellos agradezco a Rhumquina describirlo tan bien.

  • Los camaradas tuvieron que digerir el «hecho» de que la guerra franco-británica contra Hitler no era la lucha contra el fascismo por la que habían estado haciendo campaña incansablemente en los años treinta. El Partido Comunista Francés (PCF), que previamente se había presentado como la más patriótica de las organizaciones patriotas, expresaba ahora su completo desinterés por el desenlace del conflicto. Cuando los tanques alemanes empezaron a avanzar por Bélgica y el noreste de Francia en mayo de 1940, su periódico, L’Humanité, declaró que el «imperialismo anglo-francés» era el responsable de la guerra, añadiendo que «Cuando luchan dos gánsteres, las personas honestas no se hallan obligadas a acudir en ayuda de uno simplemente porque el otro le haya asestado un golpe bajo».

  • MGaussage: c’est la vie. Si en la 1ª entrega el mensaje (el recado) fue que una vasca cenar, cenará pero luego? En efecto en esta 2ª sería no te fies de un gallego salido en verano.
    Bien señoras y señores, tras el éxito obtenido, me voy por donde he venido.
    Gracias.

  • DE MUY LEJOS
    Los comunistas están locos. Después de terminar la (interminable) autobiografía de Koestler me reafirmo. El chaval Garzón es débil mental, en serio.

  • Lunes, 14/12/2015 a las 12:27
    MARQUESDECUBASLIBRES
    DE MUY LEJOS
    Los comunistas están locos.

    Como unas putas maracas, como decían por aquí el otro día con mucho acierto.

  • Pues una acaba de tener una breve conversación con un mozuelo que hace la campaña en las redes sociales al muchacho Garzón. Como servidora pero a la inversa, amabilidad e ignorancia.

  • Hay señales en el mundo actual que son signo de salvajismo, de decadencia civilizatoria, de retroceso cultural, de barbarie y de zopenquez. Por ejemplo: cada vez que uno pide un plato rebosante de grasaza y con churretones de colesterol y, una vez en la mesa, grita un insulto contra Ferdinand Adrián.

  • Acabo de enviar mi voto por correo. Es una pena no hacer el paripé de las urnas, los colegios electorales, etc. Me gusta ese simbolismo.

  • Qué bueno el Satur de las 7:59. Desde luego, la superioridad del sistema electoral a dos vueltas es innegable en el aspecto pedagógico. El hecho de que los votantes sacrifiquen sus convicciones votando a otro partido para promover el bien común, que no gobierne la extrema derecha, es muy educativo.

  • Lunes, 14/12/2015 a las 7:28
    BREMANEUR
    Kikis en Ibiza. Quién no lo ha hecho alguna vez.

    Aquí, una servidora.
    ****
    Alabo el buen gusto del ilustrador al elegir la botella de LC para la publicidad.
    ¡¡Qué ilu!!

  • Bella Ängeles Impïos, iba yo a preguntarle si está usté güena, cuando he visto de que sí y me he dicho, pues no preguntes.
    Aluego me ha dado por husmear en su blö de usté y ¡hete!
    He de comunicarle que no ha puesto bien el link, pues dïce bogspot en queriendo decir blogspot.

  • A Ibiza van muchas chatis a levantarse fornidos suecos o alemanes winsurferos, pero en general terminan con algún paleto de Cuenca o de Fachadoliz.

  • Nop Satur, Todos mis compañeros de curso se fueron a Ibiza a follar (a intentarlo vamos) pero yo era probe de toda solemnidad y no pude pagarme el billete de Transmediterranea en cubierta. Ni siquiera los dineros para la manutención y el camping los tenía.

    Ya luego con el rollo musician follé lo que no está escrito, pero nunca en Ibiza. Fijate tú.

  • Es curioso que tres de los mejores escritores del siglo XX hayan sido médicos: Louis Ferdinand Céline, William Somerset Maugham y Ferdinand Fernangomez.

  • Lunes, 14/12/2015 a las 11:05
    Rhumquina . .
    Bien señoras y señores, tras el éxito obtenido, me voy por donde he venido.
    Gracias.

    ¡Pero hombre! ¡Qué descaro! Vienen a éste, nuestro fanzin, a promocionar su libro y luego si te he visto no me acuerdo.

  • Perro, si son dos partidos, cosa que me parece muy bien, siempre serán parecidos a los de ahora: uno de izquierda y otro de derecha, sea lo que sea lo que cuente en cada momento de la historia para ser una cosa u otra. Y que nadie salga ahora diciendo que es tarea nuestra poner esos momentos. Tal cosa no depende de nosotros, a no ser que nos pongamos históricos y empieze la carnicería.

  • Pues no lo tengo yo tan claro, Gengis Kant. Podrían ser un partido monoteísta y otro politeísta. Un partido ecologista y otro industrialista. Un partido futurista y otro escayolista.
    Me da que no están exploradas todas las posibilidades en esto de la política y nos estamos cebando excesivamente (por inercia) en el binomio izquierda/derecha, al que veo, francamente, bastante obsoleto en estos momentos. Especialmente si reparamos en que sería más exacto hablar de arriba/abajo.

    (Con lo ilustrativo que sería preguntar, ¿tú de qué prefieres, arriba o abajo?)

  • Ayer se produjo el encuentro que algunos por aquí habían anticipado. Tocaba subir una torrentera algo empinada y estrecha y frené un poco para ver si venía alguien a quien pudiera impedir el paso una vez iniciada la subida. Me volví para mirar y era Lance Armstrong. Me hizo un gesto con la cabeza para que tirara y así lo hice. Lo torrentera era jodida, y tuve que coordinar bien las piernas y los cambios, pero conseguí llegar arriba sin poner pie a tierra. Luego me paré un poco a esperar a Lance (ya nos tuteamos) y estuvimos charlando un rato. Cuando le dije que era español, me dijo que él había vivido mucho tiempo en Gerona y que se vivía muy bien allí, también me dijo que la organización de la Vuelta a España era mucho mejor que la del Giro y la del Tour, y que el ciclista del que guardaba mejor recuerdo era Jalabert. Y luego nos separamos.

    La marcha de ayer era una marcha benéfica (costaba diez pavos) para recaudar fondos para repoblar y reconstruir el parque estatal de Bastrop, devastado por un incendio hace algunas semanas. Un recorrido por el parque con algunos parajes verdaderamente sombríos, como la Senda de los Pinos Perdidos, algo espectacular. No paró de llover en todo el recorrido, pero con un buen chubasquero y las manos y los pies bien protegidos, se aguanta todo.

    Supongo que Armstrong se apunta a estas causas para tratar de limpiar su imagen. Antes de la salida y a la llegada firmó algunos autógrafos, pero no le rodeaban multitudes. Se le ve castigado, aparenta más edad de la que tiene, pero se ve que se mantiene en forma. Después de lo de ayer, me cae algo mejor (o menos peor, que dirían otros).

  • Satur, excepto en Ibiza, donde sirve todo, cosas como la filosofía no sirven para follar. Hablar de Lacan, sí.

  • Perro, tiene usted toda la razón en que caben, al menos como posibilidad lógica, otras dualidades; pero no creo que hayamos salido del momento histórico en el que toca dividirnos en izquierda y derecha. Y, además, ¿qué prisa hay?

  • Si nos atenemos al relato de Rhumquina, no hace falta hablar al estilo de Lacan para que se te apareza, en toda su gloria, la cópula. Con tener acento gallego sobra.

  • Los madridistas van a ir este año con el Atletico. Aplaudan hoy a Griezmann.

    Nunca estuve en Ibiza. El truco es no ligar, no te quitan las chicas y no subes peldaños de madurez.

  • Para hacer bien el amor hay que venir al sur, muy poco más al sur de Ibiza, apenas un estrecho, una distancia que Zeppi se haría nadando y a mitad de camino encontraría y dejaría atrás a Michael Phelps. ¡Joder Zeppi, ese encuentro con Armstrong merecía una entrada!

    Bremaneur, no estoy seguro de que las urnas y los colegios sean el símbolo. Yo diría que más bien son la esencia y lo simbólico los cuatro años posteriores.

    Sobre Francia, dos frases históricas:
    “Todo hombre tiene dos patrias, la suya y Francia” (Thomas Jefferson).
    “Siempre he querido ser francesa, o por lo menos que los demás lo fueran” (Procuro Fijarme).
    Dicho lo cual, es muy cierto que Griezmann podría ser un interino medio pasable de Benzema si finalmente este no juega con la selección.

  • Claudio: Nunca estuve en Ibiza. El truco es no ligar, no te quitan las chicas y no subes peldaños de madurez.

    Gengis: Si nos atenemos al relato de Rhumquina, no hace falta hablar al estilo de Lacan para que se te apareza, en toda su gloria, la cópula. Con tener acento gallego sobra.
    ***
    Os amo.

  • Una campaña debería ser el trasunto de una entrevista laboral, a ver qué méritos tienen, pero en realidad es una subasta del voto, a ver qué me ofrecen.

  • Estoy mas de acuerdo con Gengis que con Perro. Siempre habrá unos más individualistas y otros más comunales. El asunto es, según lo veo, cuanto y como controlamos la envidia, ya que el Estado es sólo el mecanismo para conseguir ese fin. Habrá modas generales, tendencias, y ahora estamos en una que tira a lo comunal, y dentro de cada una de ellas siempre los habrá que quieren mas y los que quieren menos.

  • Leyendo algunos posts, se diría que tengo algo así como superpoderes. No me sobreestimen, no soy más que un simple globero (calificativo que, por cierto, le gritaban los aficionados a Armstrong cuando llegó el último en la Clásica de San Sebastián de 1992, sufriendo como un perro; luego se desquitaría ganando esa carrera en 1995), eso sí, con muchos kilómetros encima y mucha experiencia para salir de situaciones complicadas. Pero muy lejos de un Iron-man.

  • Estoy viendo el debate y mi impresión es lamentable. Sin entrar en los argumentos de uno y otro, creo que demuestran una absoluta incapacidad para ponerse de acuerdo en temas importantes. Más grave, en mi opinión, en el caso de Pedro Sánchez, que se limita a ofrecer una enmienda a la totalidad como única alternativa. Si mi opinión es representativa de una impresión generalizada, Virgencita, que me quede como estoy.

  • Entre lo que ha dicho mi preferido en el debate y lo que se me ocurre que podría haber dicho, ha tumbado al otro.

  • Lunes, 14/12/2015 a las 16:49
    MARQUESDECUBASLIBRES
    No soporto a los fanáticos de “Star Wars”.

    No se soportan ni entre ellos.

  • Sobre la peña friki de Star Wars tengo una curiosa anécdota. Conozco un tipo, ya cuarentón, que es un fanático de esa historia y no se pierde un evento de la misma, por lo que siempre que se tercia acaba disfrazado, generalmente de Darth Vader. El tipo tiene un hijo de cinco o seis años al que no hace ni puto caso, siendo su cuñado y tío del niño el que muchas veces tiene que ejercer de padre. Hace un par de años llegó Carnaval y nuestro hombre se disfrazó, obviamente de Darth Vader, apareciendo de esa guisa en el bar donde nos habíamos citado unos cuantos amigos y conocidos. Allí estaba su hijo con la madre y el tío. No era la primera vez que el niño veía al padre con el disfraz de marras, pero algún que otro friki otro andaba por el bar con el mismo atuendo, de ahí que lo mirase con extrañeza, con dudas y hasta con un cierto respeto. Qué buena ocasión para que el padre le hubiese dicho al niño la frase célebre: yo soy tu padre, coño.

  • Votaré al partido perdedor, Albert, perroan. Mi hija dice que por eso no le votará.
    De la misma forma, acompaño a las guerreras en su debâcle frente a las femmes fatâles, en esta cueva de afrancesados.

  • Durante 2015 los aeropuertos españoles tras un espectacular incremento van a recibir 2000 millones de pasajeros, el mercado inmobiliario, particularmente en Madrid, se ha animado. Esto me importa mucho porque mi hija trabaja en Vueling y mi hijo se dedica a vender locales.
    Esta visión miope, pero que seguro comparte cada español, es lo que nos interesa de la política.
    Me temo que el registrador de Pontevedra es lo mejor que tenemos para contribuir a que la situación económica siga en la buen senda. El tabernario ha quedado mas que descalificado.

  • Sólo Jabois es capaz de resumir, como lo hace hoy, lo que ocurrió anoche y lo que no: “Si el debate lo ganaron los ausentes fue porque nadie se quedó a escucharles.”

  • MÁS VÍSCERAS, QUE HAY HAMBRE
    Es difícil no sucumbir al desánimo tras ver un espectáculo tan deplorable como el, ejem, debate que ayer mantuvieron —es un decir— Rajoy y Sánchez. Sin un mínimo suelo lógico común dos personas no pueden debatir, ni siquiera hablar, aunque compartan un idioma.

    Francamente, desconozco qué espera la gente cuando asiste a un debate político, pero sí sé lo que espero yo. Lo de la política como sustituto de la guerra tiene su interés, pero tampoco hay que salir a debatir como si quisieras romperle las costillas a tu adversario. «Sujetadme, que le meto un par de mecos que le ahormo la jeta». Yo hubiera preferido que salieran a contarme qué pensaban hacer con asuntos sociales complejos. Llamadme muermo, pero prefiero la política como el arte de llegar a acuerdos no como la exhibición de cojones. Lo de la testiculina ya lo tengo muy trabajado desde que hice FP, así que ver a dos mastuerzos gritando como si no hubiera un mañana, me desmotiva. Si se tratan así entre ellos, que comparten empresa y lugar de trabajo, no quiero ni pensar qué decisiones pueden tomar respecto a unos particulares a los que desconocen. Bueno, para qué engañarme, sí lo sé; muy bien.

    El «Debate» fue, además, síntoma de otra penuria. Existe una asociación, una entidad, una cosa, autodenominada Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España. Que una asociación de profesionales y empresarios del entretenimiento se autotitulen Academia no debe extrañar; es evidente que heredan la perspicacia intelectual de la escuela ateniense fundada por Platón, no de esos centros de apoyo escolar a los repetidores del bachillerato. Ahora bien, una vez aclarado que, sin pecar de humildad, se han marcado como objetivo la excelencia, que asocien su nombre a la producción de este grandísimo churro produce cierta decepción. Tírate días y días anunciando por tierra, mar y aire el Gran Advenimiento del Debate, mostrando cómo se construye el plató, cómo se negocia el formato, el ritmo, la temperatura, las dimensiones de la mesa, el color de fondo, la intensidad de las luces, las reglas de la discusión… para que al final te salga una versión cutre de una parodia arrabalera de Sálvame Deluxe, aunque sin bragas y con más caspa.

    ¿Era necesario esto? ¿Era necesario exponer ante las masas la indigencia moral, la ausencia de elegancia, la falta de generosidad de los candidatos? ¿Sirve de algo mirarnos de una manera tan cruel en el espejo de nuestras miserias? Joder, o te lo tomas a risa o incurres en harakiri.

    He adelantado que no sé qué espera la gente cuando consume un debate político de este nivel. Espectáculo, supongo. También solían echar al circo romano a un toro a luchar contra un oso. Lo que está claro es que nadie sale indemne de estos penosos espectáculos: todos empeoramos, los productores de la cosa churresca, los grimosos aspirantes y los vergonzosos espectadores de miserias. Hoy somos peores que ayer. Yo no quiero contribuir a este circo. Descartada la opción radical de eviscerarme ante las masas sólo puedo confirmar que no obtendréis mi voto. Por higiene.

  • Fabulous, Perroan.

    Lo que yo busco en un debate es que un político le reconozca al otro sus logros. Es una forma de demostrar que el país no es una torre sin cimientos que conviene derribar hasta la base para construir otra diferente. Las críticas son fundamentales, así como la exposición de un programa concreto que nada tenga que ver con el del oponente; pero sin esos acuerdos comunes no habrá nunca ni estabilidad ni unión entre todos los ciudadanos. Seremos de por vida una tribu de indignados incívicos que ven en el otro un enemigo a batir, y no un conciudadano, un semejante.

  • (A mi lo que me gustaría saber es què hacia la Barbie rubia allí, cogidita de la mano del Sanchez -he visto las imágenes esta mañana-, ¿Ibas de cena o a un debate? ¿Y ese debate no forma parte de tu trabajo? Luego ibas a trabajar, ¿Tu te llevas a la mujer al trabajo? ¿Alguno de los candidatos se lleva a la pareja a todas partes?
    Es que encima eso refuerza la imagen del hombre al poder y la mujer de florero detrás. Los socialistas obreros españoles ¿sabes?. Anda y que os den por culo, quierosynopuedos.)

  • Perroan, no entiendo su equidistancia. En ese debate en la pomposa Academia había un energúmeno y un persona correcta y educada ¿Por qué no hace diferencia?

  • Las personas educadas, además de no poner la zancadilla a las ancianitas, faltaría más, no repiten las cosas mil veces. Con un solo ‘miserable’ hubiera bastado; pero Rajoy insistió, y ese ensañamiento lo rebajó a la altura del otro. Y a mí a la de ellos el hecho de comentarlo.

  • GK, no merece el mismo trato el agresor que el agredido, tal como muestran los códigos legales y éticos. La legítima defensa es obligada, además si no lo hubiera hecho se le habría tachado de maricomplejines.
    Señores, sus críticas son destructivas y reflejan una visión distorsionada de España.

  • Con Florentino Pérez Juanito, Santillana, la Quinta del Buitre y Roberto Carlos hubieran jugado en el Barcelona.

  • Vaya con Morinyo: “Sé que una de mis mejores cualidades es leer al oponente“. Lo dice un entrenador que permitía que se oliera el miedo cada vez que jugaba contra el combinado blatrana. Yo creo que este tío está mal de la azotea.

  • Señoritas, señoritos, me complace anunciarles el plan de publicación de nuestro fanzine, que se mantendrá tal cual siempre que no le dé el arrebato a cualquiera de los señoritos directores, siempre prestos a la hora de desviar el rumbo, a dar un volantazo o a desviar a la burra del camino. La burra soy yo, pero no porque una se defina así sino porque es así como me tratan. Qué cruz.

    Miércoles 16.12.2015: El pequeño Robespierre, por Alfredo Montoya.
    Viernes 18.12.2015: Instaladores desbocados, 10. Una charla laboral, otra extra-laboral y una copa, por Claudio Sífilis.
    Lunes 21.12.2015. Un buen plan, por Mortimer Gaussage.
    Miércoles 23.12.2015. Llevo la suerte… en mi memoria, por Botillero.
    Viernes 25.12.2015. Nueva entrega de la autobiografía de Gengis Kant.
    28, 30 de diciembre de 2015 y 1 de enero de 2016, felicitaciones navideñas del equipo del fanzine ÇhøpSuëy.
    Lunes, 04.01.2016. ¡Que te lo comas! Hoy: el caputsino, por Satur.
    Miércoles, 06.01.2016. Los reyes del jaco, por Ricardo LóPez Bella.
    Viernes, 8.01.2016. Instaladores desbocados, 11 y último: Final en bonita boda, de Claudio Sífilis.

  • Martes, 15/12/2015 a las 14:40 marquesdecubaslibres

    Perroan, no entiendo su equidistancia. En ese debate en la pomposa Academia había un energúmeno y un persona correcta y educada ¿Por qué no hace diferencia?

    Porque no supo responder al desafío y utilizó la misma táctica.
    — Oye, tú.
    — Pues anda que tú…

  • De todos modos, Sánchez cosechará lo que ha sembrado. Y los compañeros le van a pasar por la picadora fino fino, hasta que quede como la pasta de las salchichas de Frankfurt.

  • Cuando me he visto en un caso así (insultos flagrantes en público) he recurrido a pedir amparo al moderador. Pero en este caso el moderador practicó un tancredismo desde el principio que no generaba confianza. Todo un Presidente de la Academia debió mostrar mayor autoridad y cortar el juego duro desde el principio. El tal Sánchez interrumpía constantenmente con sonrisitas y comentarios en voz baja, mientras meneaba la cabeza negando. Si hace esto Mourinho, Satur habría puesto el grito en el cielo, sin embargo se ha callado como una puta.

  • Marqués, por aluviones…

    Vi el dewater en mi aiPat sin creer lo que se estaba desarrollando ante mis incrédulos ojos, estos mismos ojos (preciosos, por cierto, si hemos de hacer caso a mi abuela y a una novia que tuve), estos mismos ojos, decía en el principio de este mi alegato, que un día se habrá de comer la tierra.

    Don Mariano se presentó como un candidato solvente, expuso los evidentes éxitos de su gobierno y dribló las primeras inquisiciones de pdrsnchz (¡jesús!) acerca de la corrupción. Tiró de ironía y controló la discusión pese a que enfrente tenía a un señor muy maleducado, pese a tener estudios y ser del Atlántico de Madrid. En todas partes cuecen babas.

    Una vez alcanzado el ecuador del debate, ambos contendientes enfilaron sus cuerpos hacia el túnel de vestuarios, donde sus asesores debieron de decirles algo así como «mu bien, chaval, vamo muy bien». Pero me huelo que el asesor de pdrsnchz (¡jesús!), o quizá fuera su esposa, pues es sabido la carga de ultraviolencia psicológica que poseen algunas, le conminó a atacar más violentamente por el flanco débil del ahora presidente del gobierno de España.

    Lo que vino después fue lamentable.

  • La estrategia practicada por el equipo de Rajoy dirigido por Moragas, dejar que Sánchez se mostrara en todo su esplendor, evidenció el lado rocoso de Rajoy, que no teníamos ninguna necesidad de conocer.

  • La del Marqués es la primera opinión que veo sobre el debate que coincide con la mía. Bien matizado, Satur, y sin embargo. Para mí ganó Rajoy, lo cual evidencia qué lejos estoy de mi país (o de las portadas de sus periódicos).

  • Órale, Yai. Qué bueno que viniste, esto se pone muy chingón cuando nos regalas tu presencia. Como ves, éste es un magazín de referencia. Disemínate por los pueblos y ciudades cantando la buena nueva.

  • No me parece adecuada la terminología de “ganar o perder” un debate, ello lleva a mayor degradación si cabe. También la puesta en escena me pareció propia del mundo del espectáculo, las locutoras insistían en repetir detalles nimios y la realización nos pasaba la moviola de momentos “claves” tales como cuando el Presidente de la Academia acompañado de unos edecanes salía a recibir a los candidatos.
    Humillante en su conjunto, solo se salvó la bonhomía de Mariano.

  • Yo sospecho que Florentino Perez va a hacer una donación por la propaganda que le hago. Cuando lo haga el 50% para mí, que voy a hacerme socio del Rayo Vallekano.

  • Para los sensibles, abstenerse furboleros, en FNAC hay un CD muy rebajado con todas las canciones de Britten interpretadas por Ian Bostridge. Canela fina.
    Gachó, si me das una dirección te lo envío como regalo de Navidad.

  • Martes, 15/12/2015 a las 17:53
    PERROANTONIO
    La estrategia practicada por el equipo de Rajoy dirigido por Moragas, dejar que Sánchez se mostrara en todo su esplendor, evidenció el lado rocoso de Rajoy, que no teníamos ninguna necesidad de conocer.

    Hombre, alguna noticia sí que teníamos ya. Las cosas como son. Recuerdo lindezas parecidas dirigidas a Rosa Díez, también en el Parlamento. No sé qué hubo de especialmente estridente o decepcionante en el tono del debate de ayer. Yo vi más de lo mismo.

  • Albert, lo de ayer de snchz fue inadmisible. Acusó sin pruebas de un delito. Eso que nos traes no tiene nada que ver. Y lo de Rosa Díez es de chiste. Rajoy le tapó la bocaza con sus mismas armas, pero bien usadas. A ella, la señorita Rottenmeyer del Parlamento, y a su gozquecillo Gorriarán Enfurecido, uno de los sujetos más deleznables que ha pisado el Congreso.

  • Ciertamente, sin ese penalty, pitado cuando el Madrid ya ganaba 3-1, lo que da una idea de cómo estaba siendo el partido, – a mayor abundamiento, el comentarista que no se ríe se refiere a Loy, el portero del Eintracht de Frankfort diciendo “el jugador de los alemanes que más aparece” – el Real Madrid solo habria ganado 6-3 y sin duda la historia del fútbol hubiera sido otra.

  • Pero venía a celebrar la gracieta de Arcadi:

    Preston no tiene la menor idea de lo que habla. Podría haberlo remediado leyendo En nombre de Franco, un libro instruido y ameno, de buena relación calidad/precio.

    Sí , ya sé, es del día 11. Voy con retraso.

  • Bremaneur, no soy precisamente un fan de Rosa, no digamos de Gorriarán. Pero no se trata de ellos. Ni de Sánchez. No, no acusó a Rajoy de un delito, por supuesto que no. Tampoco quienes publicaron aquellos sms lo hicieron. Rajoy ayer empezó a defenderse balbuceando eso, “lléveme a un juzgado”. Si no insistió, si lo cambió por el reiterado “haber puesto una moción de censura” fue precisamente porque sabe que lo que se le piden son responsabilidades políticas. Como para no pedírselas.

  • Sí, Marqués, tiene razón ahí también.

    Gracias, Satur. Ya sabes que mi amenaza perpetua a tu primo el ruso es publicar aquí un día.