El pequeño Robespierre

OSTIA
Por Gómez.

Teníamos diez años u once años y resultó que en una de las clases de sociales en la que no nos dedicamos a dormitar como de costumbre habíamos descubierto el mundo de las siglas. Ya saben, ONU, OMS, OTAN, etcétera. Y a alguien se le ocurrió la brillante idea de fundar en clase una organización subversiva, una organización, todo sea dicho, sin ningún fin en sí misma. La cosa, pues, se reducía a que contuviera siglas y sonara lo bastante provocadora como para cabrear al profesorado. El nombre elegido, después de mucho discutir, fue bastante ecléctico:
Organización Separatista Terrorista Internacional Antitodo. La O.S.T.I.A.

Los chavales de la clase, siempre ávidos de nuevas emociones, se fueron incorporando al asunto aun sin saber muy bien de qué iba… Pero estaba claro que a la OSTIA le faltaba algo para poder perdurar sin ser relegada al desván del olvido al cabo de una semana. ¿Que qué era ese algo…?

Pues su Duende Verde, su Lex Luthor, su doctor Moriarty. Su Némesis.

Como no había ningún enemigo externo que amenazara a la criatura, hubo que buscarlo dentro. Por eso, apenas dos días más tarde de la fundación de la OSTIA, un puñado de inconformistas descontentos abandonamos la organización y dimos a luz al Grupo Revolucionario Antiostia, la GRAO para los amigos.

La lucha estaba servida.

No menos rápidamente, los alumnos menos amantes de las complicaciones —cinco o seis, todo lo más— fundaron la Organización Neutral (ON), con ánimo de ponerse a cubierto ante los vientos de guerra que soplaban. La tensión no tardó en ir en aumento y, en nuestra hasta entonces pacífica clase, se formaron dos bandos claramente definidos y claramente antagónicos. Tirios y troyanos llevábamos compartiendo aulas en excelente armonía desde el mismo parvulario, pero en cuestión de días pasamos a vernos como enemigos atávicos.

—Míralos —me decía P., señalando al núcleo duro de la OSTIA—, mira qué cara de miserables tienen.

Nunca me había fijado hasta entonces. Pero, sí, bien mirado tenían cara de seres ruines capaces de cualquier bajeza.

—Odio a esos cerdos con toda mi alma —asentí.

A pesar de los rimbombantes nombres de nuestras organizaciones, carecíamos de ideales políticos definidos. Lo nuestro era pura acción directa, sin complicaciones ideológicas. En los recreos, sencillamente, nos dedicábamos a zurrarnos la badana de principio a fin. Por fortuna nuestro colegio era inmenso y, aun siendo alrededor de cuarenta alumnos en total los implicados en aquellas legendarias peleas, pasábamos desapercibidos entre los centenares de jugadores de fútbol, básquet, balonmano y hockey que seguían concentrados en sus respectivos deportes, ajenos a los tumultuosos combates que se libraban a escasos metros de ellos… Nos desplegábamos en el rincón más alejado del patio y pasábamos la media hora del recreo tortazo va y tortazo viene… Pronto comenzaron a sumarse a las refriegas chavales de otras clases, mercenarios sin escrúpulos ni ideales que se apuntaban a un bando u otro —o a los dos— más que nada por el puro placer de la lucha, una lucha que solo se detenía para auxiliar a algún guerrero caído en el campo de batalla. En esos casos, los del bando del herido, después de jurar a los agresores que tomarían cumplida venganza, agarraban al mártir de brazos y piernas y lo llevaban corriendo a la enfermería en busca de auxilio facultativo.

A esas horas (las once de la mañana), por regla general el encargado de la enfermería —un vejestorio con bata blanca del que dudo supiera una sola palabra de medicina— ya estaba borracho.

—¿Otro? —renegaba entre dientes al ver al herido—. Me cago en la puta hostia, ¿qué le ha pasado a éste?
—Le han dado una patada jugando a fútbol.
—¿Patada? Pero si tiene la cabeza abierta.
—Una patada… y luego se ha dado de cabeza contra la portería.
—¡Pues ya van tres esta semana, cojones! ¡Dichosos niños!

Pero el asunto de las batallas campales, además de resultar en exceso doloroso, podía ser descubierto en cualquier momento por las fuerzas represoras, así que ambos bandos optamos por cambiar de estrategia y dedicarnos a la guerra de guerrillas.

Nos apostábamos en algún punto estratégico, cual hienas del Serengueti, y caíamos sobre cualquier enemigo que anduviera despistado por el patio. Nuestro castigo solía ser la zambullida forzosa en la fuente del patio.

Algunos, viendo llegada la hora de la venganza, trataban de ablandar nuestros endurecidos corazones apelando a una pretérita amistad.

—Pero si ayer merendamos juntos —exclamaba asustado uno de nuestros prisioneros, camino de la fuente, dirigiéndose a V., uno de mis valerosos

secuaces.
Pero no había piedad: una húmeda venganza esperaba a nuestros rivales.

Sin embargo empecé a constatar en mis propias carnes que, como le sucede a tantos otros líderes revolucionarios, comenzaba a adueñarse de mí la paranoia: comencé a ver conspiradores, maquinaciones en la sombra y traidores por todas partes.

—Así que merendando juntos —le digo a V., camino de clase, después de dar su merecido al pobre diablo.
—Sí. Vivimos en la misma escalera, y su madre y la mía son amigas.
—¿Y qué merendasteis? —tercia T., mi mano derecha.
—Chocolate y melindros.
—Vaya merendola, ¿no? Os debisteis poner las botas.
—No estuvo mal —responde, sudoroso y balbuceante, el conspirador.

Nos detenemos en medio del patio.

—Así que merendando… con ellos. —Me encaro contra Judas, mientras los miembros leales de la GRAO comienzan a rodearlo.
—¡Pero si hasta veraneamos juntos! —protesta el traidor, dándose cuenta de que vamos camino de la fuente…

Al final, cuando la cosa comienza a decaer (y tirios y troyanos estamos ya hartos de visitas a la enfermería y zambullir y ser zambullidos en la dichosa fuente un día sí y otro también), iniciamos conversaciones de paz con el enemigo. Y de esas conversaciones nace un acuerdo marco, acuerdo que una mano anónima se apresura a plasmar en la pizarra de la clase:

ESTA TARDE A LAS 6 LA OSTIA Y LA GRAO SE UNIRÁN EN EL PATIO PARA ZURRAR A TODOS LOS DE LA ON.

Y en ese preciso momento, sin previo aviso, entra el director del colegio en la clase.

Ve lo escrito en la pizarra, analiza para sus adentros unos instantes la situación y luego, con la voz pausada que otorga una dilatada experiencia en menesteres semejantes, ordena:

—Que salgan aquí los responsables de esto… ahora.

Por amargas experiencias anteriores sé que no sirve de nada hacerme el sueco, es decir, no salir a la palestra: que mi participación en los hechos acabará clarificándose más tarde o más temprano. En esto, y otras cosas parecidas pienso atropelladamente mientras, junto con otros compañeros de desgracia, abandono mi pupitre y me dirijo cabizbajo a la pizarra.

Por el camino decido dejar la Revolución para siempre.

194 comentarios

  • CON ESTOS BUEYES TENEMOS QUE ARAR, MARIANO
    Satur discute que sea falta desentenderse del balón y darle un empujón al contrario que quiere jugarlo. Durante el partido que es considerado como la mejor final de la Copa de Europa y uno de los partidos más grandiosos de todos los tiempos. El cholismo, al final, era como la nueva política: tonterías.

  • ¿QUÉ ES SER DECENTE?
    Uno es decente en función de las posibilidades que tiene de ser indecente. El diputado Sánchez, que no ha sido ni concejal y es un ignorante olímpico, aprovecha la primera oportunidad de ser indecente y acepta el cargo de Candidato del PSOE, cuando sabe bien que le viene infinitamente grande. Su figura al lado de Rubalcaba es la de un enano.
    El Presidente Rajoy, teniendo la oportunidad de ser indecente durante años debido a la multitud de cargos que ha disfrutado, no solo no se ha aprovechado de ninguno sino que ha hecho un labor de limpieza en el PP que en 2004 parecería imposible. El PP después de 8 años en el poder estaba corrompido y era necesaria una purga que solo un tipo como Rajoy ha sido capaz de hacer.

  • ESTILIZANDO EL POSH
    Satur discute que sea falta desentenderse del balón y darle un empujón al contrario que quiere jugarlo si no le hace una llave de pressing yatch que casi le arranque las piernas.

  • Niños jugando a ser mayores: la OTAN, el Pacto de Varsovia y la ONU. Para que luego dígan que en EGB no se aprendía nada. Estas criaturas estuvieron haciendo trabajos extraescolares y prácticas en sus horas de recreo durante semanas. Un profesor muy motivador.

  • Como no queríamos aparecer como una pandilla de retrasados, tratábamos de mantener a Joey y Dee Dee alejados de la prensa y dejábamos a Tommy las entrevistas.

    (Johnny Ramone)

  • Los caminos del Señor son inescrutables. Lo juro por Dios: hace apenas veinte minutos o así salía del gimnasio y me he topado de bruces con mi profesor de 5º de EGB, que, al parecer, vive por la zona. (Me lo encontré en otra ocasión no muy lejos de ahí.) Se me ha quedado mirando y, sonriendo, me ha dicho: “¡Qué malo eras, Gómez!”

  • Entre diciembre de 2011 y febrero de 2012 escribí por la filomatic (o sea, sin cobrar un puto duro) siete artículos en el magazine Jot Down, alguno de ellos aportando informaciones inéditas del tema que trataba. Pues bien, esnif, esnif, no me incluyen entre sus colaboradores. Esniffffffffffffffffff.

  • El pasado domingo, un amigo psicólogo, especializado en educación de niños problemáticos, me descubrió el fascinante mundo de la epigenética. En mis desordenadas lecturas de divulgación científica no había leído cómo funcionaba el mecanismo que explica la interacción entre los genes y los factores medioambientales, la metilación del ADN. Cómo lo que ocurre alrededor de la persona, y especialmente en su fase de desarrollo, desactiva determinados genes y de esta manera, «da forma» al individuo. Un asunto fascinante.

    Os dejo una buena introducción de la Wikipedia: Epigenética.

  • Cuando una publicación te pide una colaboración gratuita, o una consultora una charla idem, hay que decir “no” por mas que te insistan en que colaborar con ellos te dará prestigio. Cuando una mujer viene con exigencias hay que decir también que “no”. Cuando los amigos se acuerdan de ti para pedir y nunca para dar hay que decir que “no”.
    A mi me parece que Brema no sabe decir NO.

  • Gracias, Perroan. Estaba recopilando lo que he escrito por esos mundos de Dios. No he sabido decir no a una charla que me han propuesto en la biblioteca de una cárcel. Esta vez mi SÍ tiene fundamento: la proposición viene de una amiga a la que admiro. No porque sea inteligente, guapa, esté buenísima y tenga sentido del humor, sino porque es la mujer más libre que he conocido nunca. Además me van a dar una caja de libros. No le puedo pedir más a la vida.

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 12:49
    PERROANTONIO
    El pasado domingo, un amigo psicólogo, especializado en educación de niños problemáticos, me descubrió el fascinante mundo de la epigenética.

    Qué conversaciones más interesantes tienes, Pedro Antonio. Yo quedé el otro día con un amigo artista y estuvimos mucho rato hablando de él. También de él y al final de él también. Y me sableó cuarenta leuros. También he de decir que me los devolvió a los cinco días, pero tuve que ir a su casa para oírle hablar un poco de él.

  • La creación de Ciudadanos primero y de UPyD posteriormente, incluso de los Podemos, dio lugar al resurgimiento de un tipo de gente que había desaparecido en los primeros años de la democracia. Se trata de todos aquellos que se arrimaron a los partidos emergentes y que salieron escaldados tras haber perdido poder en los diferentes congresos o cocederos de candidatos. Fracasaron en su intento de dirigir la política del partido en cuestión y en general se fueron con el rabo entre las piernas después de haber sido apartados por los más fuertes. Han visto y se han mezclado en Intrigas, camarillas, facciones y fracciones, reuniones hasta las tantas de la madrugada, camaradería, traiciones y todo lo que conlleva el ejercicio de la política. Y han perdido. En general, y por lo que he podido ver, son gente de una ingenuidad sorprendente. Los hay de todo tipo: esperanzados, optimistas, luchadores, barbianes, cultos y eruditos, y una vez oí que incluso hubo un par de ellos muy inteligentes. Pero fracasaron. No sirven para eso. Me tienen perplejo, no obstante, la impudicia y la seguridad con la que hablan de política, corrigen supuestos errores a los candidatos, juzgan y sojuzgan y dictan y dictaminan lo que se debe y no se debe hacer.

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 12:53 marquesdecubaslibres
    Perro, eso es Lissenkismo.

    Pues será. Pero parece estar muy de actualidad en algunos ámbitos, especialmente después de que se haya secuenciado el genoma y se haya empezado a ver el funcionamiento de la cosa. No me pronuncio porque soy un ignorante, pero me fascina.

  • Mis acusaciones favoritas a los candidatos de izquierdas:
    Cosmopolitismo, desviacionismo, obstrucionismo, filibusterismo, cainismo, troskismo, titoismo, lissenkismo, derrotismo, formalismo, quintacolumnismo, internacionalismo, favoritismo, academicismo,intelectualismo, negativismo y cateterismo.

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 14:37 Bremaneur
    Llevo toda la vida en contacto con gentes que lo saben todo de política, pese a que nunca han dirigido ni la asociación de aficionados al origami de su barrio. La soberbia nos afecta a todos y a todas las edades.

    La política es demasiado complicada porque afecta a los intereses de mucha gente. Hay que tener no sólo gran cintura, sino mucha perspicacia y tacto para hacer equilibrios que satisfagan a grandes mayorías. Normalmente el que está en el ajo maneja mucha, pero muchísima más información que quien no lo está. El que está fuera no tiene perspectiva, pero no lo sabe. Por eso está tan seguro de sus soluciones, porque no ve el panorama completo.

  • Eso del lysenkoísmo lo he leído hace muy poco, y no sé dónde. ¿En las memorias de algún niño de Rusia? ¿O quizá en el manual de español, publicado en Rusia en 1953 que compré hace poco?

  • Viernes, 09/10/2015 a las 18:26
    marquesdecubaslibres ..La ciencia es una tómbola. Hoy la epigenética le ha dado la razón en parte a Lysenko. Es decir, aunque son los genes los que determinan qué somos, el ambiente puede influir sobre los genes modificandolos. No estoy hablando de teorías, sino de hechos científicos probados que nunca estuvieron al alcance de Lysenko.

  • El margen del gobernante es bastante más estrecho de lo que cree la gente. Se llama Ley.

    Véase como ejemplo el caso del terrorista arábigobelga que huye tras los atentados de París. Lo detecta la policía belga (Hernández y Fernández) en su domicilio de Bruselas pero no puede detenerlo porque una ley, supongo que para proteger el sueño de los ciudadanos, prohíbe a la policía irrumpir en las casas entre las diez de la noche y las cinco de la madrugada.

  • Viernes, 09/10/2015 a las 18:26 marquesdecubaslibres
    marquesdecubaslibres
    La ciencia es una tómbola. Hoy la epigenética

    ¡Ahivadios! Ahí se ve claramente que yo no estaba preparado para la epigenética el nueve de octubre de 2015 y tuve que esperar hasta el 13 de diciembre. Por no levantarme a mirar he perdido tres meses.

  • OBJETIVO CUMPLIDO, PERSPECTIVAS ACERTADAS

    El miércoles, 03/06/2015 a las 11:29, escribí esto: «Las estadísticas [sobre el uso del adjetivo “portentoso”] son curiosas. En general la escribe la primera mitad del mes, el lunes es el día álgido (la progresión la inicia el domingo -siete veces-, pasa al lunes con diez veces, el martes baja a siete, decae el miércoles con seis y jueves, viernes y sábado se mantiene en cinco). Se viene arriba año a año: cinco veces la usó desde mayo de 2011, ocho en 2012, once en 2013, trece en 2014 y ocho en lo que llevamos de año, por lo que aventuro que pueda alcanzar las quince. Enero y julio son los meses más proclives, con siete usos en cada uno, y no la ha escrito nunca en noviembre, aunque me apuesto a que este año toca».

    Efectivamente: este año ha escrito “portentoso” una vez en noviembre (es portentoso-sábado, 21 noviembre 2015). Y ayer día 15 llegó a los quince usos (sin tener en cuenta la palabra “portento”, que tampoco incluí en el recuento general). Desde la última anotación del día 3 de junio, estas son las que han seguido:

    portentosa capacidad-lunes, 15 junio 2015 (+ un “portento” de regalo)
    imaginación portentosa-sábado, 20 junio 2015.
    portentoso aliento fabulador-sábado, 18 julio 2015.
    portentoso hombre que cena centolla-viernes, 28 agosto 2015.
    portento de ligereza-domingo, 25 octubre 2015.
    es portentoso-sábado, 21 noviembre 2015.
    portentosa desenvoltura-martes, 15 diciembre 2015.

  • Error: hay que eliminar «portento de ligereza». Está en 14 usos en 2015. Quedan dos semanas para que se cumplan mis perspectivas. Nchts.

  • Supongamos, por ejemplo (y me estoy metiendo en un jardín del tamaño de un hipermercado), que la tendencia sexual fuera fruto de la metilación del ADN. Que en la etapa de desarrollo en la que debemos adoptar el rol sexual (yo qué se, a los nueve años, por decir algo) un estímulo externo potente (el profesor o la profesora de gimnasia) silencia la parte correspondiente de los genes y, zas, cambiamos de género (del neutro al epiceno). Ya no hay vuelta atrás. Esto explicaría el fracaso de las “terapias” para hacer que los homosexuales se conviertan en heterosexuales (que cuenta Pinker en ‘La tabla rasa’).

  • Al que me diga que he ido demasiado lejos le recordaré que algunos animales (por ejemplo, los cocodrilos) se hacen machos o hembras en función de la temperatura de incubación del huevo. Aquí hay un cambio de sexo, no de género, en función de un factor ambiental externo.

    Del mismo modo hay animales (me tendría que levantar a mirar, aunque me parece que también reptiles) que pueden pasar de la fecundación sexual (macho hembra) a la autofecundación si no comparece un inseminador (factor ambiental externo).

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 16:14
    PERROANTONIO

    Suponiendo que pudiera ser así, ¿podría ser un «estímulo potente» el hecho de permanecer ocho años rodeado de individuos de tu mismo sexo?

  • (Pues vas a flipar con los esparidos, Perro.
    Y tendría que mirarlo, pero me parece que la autofecundación es aberrante para la naturaleza. La “gracia” de la reproducción sexual se supone que es el intercambio de material genético, si no, pa qué, ya estábamos bien con la partenogénesis. Pero, insisto, tendría que mirarlo, y ahora va a ser que no)

  • “pasar de la fecundación sexual … a la autofecundación si no comparece un inseminador”.
    Cambias inseminador por inseminada y tienes descrita mi vida sexual de los quince a los veintialgos.

  • A mí me gusta, querida Gachó, aquel socialista americano –con las connotaciones que tiene el término socialista americano— que solía citar Vonnegut, Eugene V. Debbs, que fue quien dijo aquella célebre frase, “Mientras haya una clase baja, yo formaré parte de ella; mientras haya un delincuente, ahí estaré yo; mientras quede una sola alma en prisión no seré libre”.

    Vonnegut, ya que estamos, también mencionaba a menudo en sus libros –recuerdo por lo menos tres de ellos en los que lo hacía– a una persona a la que conoció de niño, Powers Hapgood, de Indianápolis. Por lo visto Hapgood era un licenciado en Harvard, de familia acomodada, que se puso a trabajar en las minas de carbón y se implicó en la lucha sindical en la época de la Gran Depresión. Contaba Vonnegut que en una ocasión estaba testificando en un tribunal, cuando el juez lo interrumpió:

    –A ver, señor Hapgood –le dijo–, usted se licenció en Harvard, ¿por qué una persona de su posición elige esta vida?

    –Pues por el Sermón de la Montaña, señor juez –respondió Hapgood.

  • Los genes determinan nuestro comportamiento. Sin embargo algunos genes potencialmente patológicos (oncogenes, por ejemplo) necesitan de un interruptor para activarse. Ese interruptor puede ser ambiental (tabaco, violencia paternal) lo que comporta la activación ( epigenética) de ese gen mediante una metilación.
    Las terapias conductuales podrían evitar esa metilación pero su efecto es altamente improbable dada la incertidumbre existente. Lo que si se pueden promover es conductas sociales que limiten causas ambientales patológicas (polución, tabaco, alcohol, violencia, obesidad, ser del Aleti etc…)
    Ya sé que aquí valen todas las opiniones igual y seguro que viene Gachó a enmendarme la plana, pero en fin el tema lo conozco un poco porque hemos desarrollado (en colaboración con el equipo de Esteller) un test epigenético (Epitest) para detectar el origen primario de las metátasis tumorales de origen desconocido.

  • Ser del Aleti puede ser una de esas causas ambientales patoginecológicas de esas, pero es mucho peor ser un merengue con fax.

    ¡¡NO AL FAX!! ¡¡POR UNA LIGA EQUILIBRADA!!

  • test epigenético (Epitest)

    ¿Existen los Blastest?

    ¿NO SOS HA HECHO GRACIA, NO? VALE, YA ME VOY, NO PONERSEN ASÍ, PERDONAR, ¿EH?

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 16:41 gachoinlowercase
    (Pues vas a flipar con los esparidos, Perro.

    No vuelvo a comer sargo en mi vida. Ya me veo cambiando de sexo después de meterme un bicho de estos a la plancha.

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 17:38 Gómez
    Por cierto, servidor no sería una persona educada si no hiciera mención de la excelente ilustración del gran Perroantonio.

    Gracias, Gómez, pero no es mía. Es del gran Cashø. Es que estamos trabajando en la confluencia de estilos y colores.

  • A quien da la razón lo de la epigenética es a Lamarck, al menos en parte. Lyssenko era un pirado de los que sólo florecen en sitios como la URSS o Corea del Norte y que mezcló lo de Lamarck con el comunismo hasta llevar a ambos al ridículo.

    Respecto de la homosexualidad parece que han descartado lo de la genética y la epigenética. La teoría -sólo teoría- a la que le veo más sentido es a la de la infección. Por supuesto causa un revuelo de narices pero tiene su lógica. Aquí la resumen y explican.

  • (Bueno, y como tengo que salir de concierto de alta cultura y copichuelas, enmerdaré la plana diciendo que, la mejor clase universitaria que me dio jamás nadie me la dio un catedrático de paleontología cuando nos explicó los paisajes epigenéticos. Vienen representados en un plano con curvaturas, como montañitas y valles y una bolita que se desplaza por él. La bolita reperesenta a una especie. Pues dependiendo de la posición en la que se encuentre la bolita -la especie- cuando aparece en el paisaje -en la evolución -, se describe si esa especie se fijará o no se fijará en el tiempo. O sea, que de describe mediante teóricos puntos de equilibrio en un plano la evolución de una especie.
    Interesantísimo, en serio. Si encuentro algún día la fotocopia esa, la fotografío y sus la paso.)

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 15:06
    PERROANTONIO

    Perro, ¿Saber de política sirve para algo? ¿O es como saber de fútbol?
    Porque los que saben mucho de fútbol no se lee por ahí que se haya hecho ricos acertando las quinielas.
    ¿Los que saben -de verdad- de política ganan elecciones?

  • «Saber» de política o de fútbol sirve para engallar el gesto en los bares o ser un tuitestar.

    El otro día estaba escuchando a un tío que sabe de fútbol. Pero que sabe de verdad, uno de esos que ha jugado -y sigue jugando-, que se ve todos los partidos y que te dice qué entrenador estaba en el banquillo del Bilbao en San Mamés en un partido contra el Aleti en 1970 (literal). No acertará en las quinielas porque fúmbo es fúmbo, pero daba gusto escucharle.

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 18:07
    BOTILLERO
    Bremaneur(14:37), muy bueno ese análisis. Con Ciudadanos, y si tienen éxito rotundo el domingo, más de un viejo conocido sufrirá una alferecía.

    ¿Se vende esto todavía

    Todos los que quiera.

  • Sánchez le insulta y calienta el ambiente, un descerebrado (gallego) le agrede.
    Mariano ya ha ganado las elecciones.

  • No me agobien, señoritos, que bastante tengo con el lío que me montan los señoritos.

    Recibida su entrega, señorito Rhumquina. Muchas gracias. Será publicada en estas fechas entrañables para solaz de lectores y visitantes.

  • No más para preguntar a la señorita Bellpuig si no se equivocó ya que Rhumquina termina en la letra a y por esta causa es un nombre femenino por lo que sería señorita.

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 18:42 MGAUSSAGE
    ¿Los que saben -de verdad- de política ganan elecciones?

    Tienen más probabilidades de ganar las elecciones que de ganar a la lotería los que saben mucho de lotería. No es que sea azar puro, pero hay tantas variables inmanejables que es muy difícil.
    Claro que en un contexto bipartidista, tienes más posibilidades de ganar afiliándote a uno de los grandes partidos que afiliándote a un club de petanca; eso es verdad.

  • A la escala que queráis, pero vivimos un revival de los años 30. Olvidaos del asco y pensad en el peligro. Que el presidente del gobierno haya podido ser golpeado es muy grave; tanto como las justificaciones que más o menos disfrazadas se vierten desde otros partidos y muchos medios.

    Por otro lado, uno se vuelca en tuiter a “pulsar” la atmósfera y el resultado es deplorable. No por los cafres que aplauden la violencia, sino por los que la repudian dialogando con aquellos. Qué sucia es la indignación, a qué equívocos lleva.

  • La interpretación del mundo en 164 caracteres.

    Miro en twitter, aguantando las ganas de potar, cuatro o cinco reacciones por la agresión a Rajoy. El problema de twitter no es tanto que cualquier merluzo de pueblo se crea, a fuerza de apilar chascarrillos y epigramas, más ingenioso que Oscar Wilde, sino que luego miras el perfil del pájaro (o pájara) y te das cuenta de que le siguen seis, ocho o diez mil personas. Y entonces, claro, te preguntas: “Si salta a la vista que el tipo este es un cretino integral, ¿cómo serán esos diez mil seguidores?”

  • Leo las declaraciones de los principales dirigentes de los partidos y, salvo los catalanes y algún otro perturbado, en general son correctas.

  • Miércoles, 16/12/2015 a las 16:14
    PERROANTONIO
    Al que me diga que he ido demasiado lejos le recordaré que algunos animales (por ejemplo, los cocodrilos) se hacen machos o hembras en función de la temperatura de incubación del huevo.

    No tenía ni idea de esto. ¿Con más calor se hace un cocodrilo hembra o macho?

  • Cambian según las especies, pero más de 27 grados, macho; menos de 27, hembras. En algunas especies de tortugas ocurre a la inversa, mayor temperatura que el umbral, hembras; menor, machos.

  • Recuerdo una ostia parecida a un colega que no devolvimos. Unos skins que querían empezar una pelea. Una chica de nuestro grupo calificó la cosa de “poco emocionante”. A nuestro amigo le tiraron también las gafas y tuvo que comprarse unas nuevas.
    Creo que lo mismo debe haber pensado Rajoy que ha seguido con su paseo. Como nosotros aquella noche.
    En los años 30 los políticos eran asesinados, esto es menos grave.

  • Anoche le envié un whatsapp a mi antigua jefa que estaba al lado de Mariano cuando se llevó el hostión. No creo que esta gente se merezca esto. La izquierda en España solo entiende de violencia verbal y física.

  • El jab de izquierda tuvo suficiente recorrido para que hubiera sido trabado por un guardaespaldas. Que me corrija nuestro experto.

  • Yo he sufrido escraches y amenazas de muerte, he tenido que vivir con protección policial. Sé cuan injusto y desagradable es, cierto que no me amenazaban unos izquierdistas sino unos estafadores a los que mandé a chirona.

  • En prensa: “

    el agresor, que según la prensa, es un joven ultra del Pontevedra y rebelde expulsado de un colegio privado. Además, asegura que no fue un acto improvisado por los mensajes que se mandó con sus amigos antes del suceso”

    (Y según el marqués, eso es ” la izquierda en España”.
    A mi me parece mas bien que eso es un niñato de casa bien pontevedresa (de derechas) que estudiaba en el colegio “Los sauces” (privado) que se les ha ido de las manos. Eso, suponiendo que el joven no tenga ningún problema mental como se está diciendo, y hombre, muy equilibrado no parece.
    Decir que ese sujeto representa a la izquierda española resulta que no es demagogia, ¿sabes?)

  • Es expediente fácil decir que el chaval “es” de izquierdas o de derechas. Posiblemente no sea más que un imbécil. Un imbécil políticamente activado, eso sí. Si hay que fiarse de sus tuits ya nos vamos haciendo una idea de por quién o quienes. El hecho de que sea de una familia “bien” o de un colegio privado no lo hace de derechas. La mayoría de dirigentes de izquierdas son de familias “bien” y mandan a sus niños a colegios privados. Lo que sí parece es que lo que puede haber mamado en uno y otro ambiente, familiar y escolar, es cualquier cosa excepto los mínimos de convivencia.
    Por otra parte cada vez me molesta más escuchar “está loco” o “es un desequilibrado” cada vez que se comete un crimen. Es una versión médica de “la sociedad lo ha hecho así”. A la hermana de mi padre, beata de ochenta, y sus amigas las cosas del mundo las atemorizan tanto que prefieren creer en la providencia divina que en el mal. Ellas dicen está loco. Sin embargo el mal existe, hay gente malvada y muchos de ellos lo ponen en práctica. No es difícil de entender porque no hay mucho que entender: ocurre. No siendo un beato o la Pardo Bazán cualquiera que acuda a lo de tiene que estar loco para explicar el mal sólo lo está justificando. Lo vimos hace poco con la madre que tiró por la vengana a sus hijas; eso tiene un nombre médico, luego estaba loca, y de ahí a presentarla como una heroína que cometió su último y desesperado acto de amor no hay ni medio paso. Hay muy pocas enfermedades mentales que impidan distinguir el bien del mal. Yo no creo que el chaval esté loco, como no lo estaba la madre catalana, y aún teniendo alguna afección desde luego le permite saber que golpear a alguien está mal, y que hacerlo a un viejo que resulta ser presidente del gobierno de su país está bastante más castigado.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 7:03
    CLAUDIO SÍFILIS
    En los años 30 los políticos eran asesinados, esto es menos grave.

    Que yo recuerde, el único político español asesinado en los años 30 antes de la guerra fue Calvo Sotelo, y ya sabemos en qué circunstancias ocurrió.

    En España llevamos ahora cuarenta años de democracia y de paz y se pueden contar los asesinatos de políticos por docenas: ¿recordáis que hubo/hay una cosa llamada eta?

    Un tío no comete un asesinato por motivaciones políticas si no tiene cierto respaldo social. Lo tuvieron quienes mataron a Calvo Sotelo, lo tuvieron quienes entonces mataban a patronos y esquiroles, lo tuvieron los etarras y lamentablemente pueden tenerlo quienes decidan agredir hoy en día a un político del PP o de Ciudadanos. Lo estamos viendo in the flesh.

    Para convertir una agresión o un asesinato en un acto de justicia hay que rebajar a la víctima. Deshumanizarla. Lo hacen a diario miles de españoles cuando se escandalizan porque alguien decida votar al PP o a Ciudadanos, mientras encuentran de lo más normal -y justo- votar a los comunistas.

    Sí: en España se dan las condiciones para que todo se vaya al guano, porque entre nosotros hay demasiada gentuza que apesta más que un saco de estiércol. Está en manos de los dirigentes políticos calmar la situación. Ayer lo hicieron todos excepto un par de cafres catalanes y algún sindicalista imbécil. No creo que sirva de mucho, porque quienes les apoyan dieron una lección de analfabetismo y de hediondez moral difícil de olvidar: poneos vicksvaporub bajo las napias, como si fuerais a presenciar una autopsia, y daos un paseo por «las redes sociales». Hay demasiada peña emponzoñada, y no se está por la labor de desinfectarla. Snchz acaba de declarar que Rajoy es un problema para la democracia, por ejemplo. El otro día hubo asedios a las sedes de Ciudadanos, algo a lo que ya estamos acostumbrados.

    No, amiguetes: no estamos mejor que en los años 30. Aquellos fueron años de desequilibrio vividos por gente que no sabía lo que era la democracia. De alguna manera se olía lo que ocurrió al final. Hoy en día lo que ocurre en España es inadmisible.

  • Cuando hablo de «redes sociales» no me refiero a que prestéis atención a la chusma, sino a gente con cierta influencia -digamos que son influyentes aquellos cuyos mensajes llegan a un número considerable de personas. Ayer, por ejemplo, se lucieron el Revilla ése de las anchoas y los responsables de Jot Down.

  • Sí, sí, pero ya hemos dejado caer la puyita:
    “Un imbécil políticamente activado, eso sí. Si hay que fiarse de sus tuits ya nos vamos haciendo una idea de por quién o quienes”
    Hombre, hombre, hombre ¿Politicamente activado???? Ese no sabe nada de política! Ese ha ido a hacerse el héroe, el machote, a buscar el reconocimiento de su grupo.
    Y los alumnos de colegio privado son de familia bien por razones económicas obvias, y la mayoría son de familias de derechas si bien no todos, no todos, porque efectivamente, hay gente que se dice de izquierdas muy incoherente.)

  • Viendo el video con detalle es mas un crochet que un jab, es decir, un golpe con recorrido fácil de parar.

  • También se observa como Mariano es un fajador nato que absorbe el golpe y apenas se tambalea. El hecho de que no ponga la rodilla en tierra habla mucho de su fortaleza física.

  • La agresión al presidente del gobierno, excepto que se trate de una pelea de cuñados en la cena de Navidad, es un acto político. Digamos también que la experiencia nos indica que generalmente se agrede al adversario más que a aquellos con quienes comulgas. Así podemos presumir, salvo conspiraciones y operaciones de falsa bandera, que el agresor no se identifica políticamente con Rajoy. El chaval puede disentir de él porque es de extrema derecha o de extrema izquierda. Reconozco que es difícil distinguir un fascista izquierdas de un comunista de derechas, porque ambos son lo mismo en la práctica, así que sólo nos queda lo que él dice de sí mismo. El chaval se llama de izquierdas.
    Lo de que sepa de política o no es indiferente. Que sea un imbécil, como yo creo que es, resulta indiferente. Los tontos son personas, ocupan su lugar en el mundo y ayudan a definirlo. Y quienes están en los extremos políticos se dedican a atraerlos, unos con más éxito que otros.

  • En España no hay ultraderecha organizada, aunque siempre hay algún descerebrado suelto. Sin embargo la izquierda radical si está bien organizada, véase la CUP por ejemplo. Toda esa izquierda utiliza la violencia en las calles como método de toma del poder. Estoy hablando de manifas donde el plan es agredir a la policía, de toma violenta de locales privados (okupas) o de escraches a políticos de derechas en los que Podemos se ha especializado, No querer ver esto es de ciegos cognitivos.
    Luego está la violencia verbal estilo La tuerka, o La Sexta, que intenta intimidar a la derecha. El colofón ha sido desde luego el numérito del tonto de Sánchez, que le descalifica no solo como político sino también como persona.
    Preveo que el PP va frisar el 30% de los votos lo que le permitirá gobernar con apoyos puntuales de Ciudadanos. Pero la izquierda va a movilizar la calle, va a llamar a la violencia una vez mas. Si no al tiempo.

  • Un chaval de una familia de derechas de toda la vida y bien educado en colegio de pago le entran unas ganas tremendas de pegarle una hostia a alguien. En ese momento un señor pasaba por allí, un tipo que casualmente es presidente del gobierno y eso, entonces se acerca, lo mira durante unos segundos, lo suficiente para asegurarse de que se trata de una persona de unos 60 años de edad, da un paso hacia atrás, se coloca en una posición que cualquiera podría denominar como de ataque y sin perder de vista al objetivo en ningún momento le agrede mediante un puñetazo.

    Luego, cuando lo detienen, se muestra ufano y complacido por su hazaña: atacar a un hombre de unos 60 años sin mediar palabra, sin que hubiera provocación previa, ni nada en el lenguaje corporal del agredido que hubiera podido desencadenar tal respuesta. Poco tiempo después cuando lo introducen en un coche se escuchan vítores.

    ¿Ante quién se puede estar haciendo el héroe un joven fornido de 17 años por atizarle a traición a un “viejo” de 60?
    ¿Qué grupo puede reconocerlo como machote tras tan honrosa hazaña?
    ¿Es posible que quisiera pegarle a Rajoy en concreto y no al primero que se cruzara con él? ¿Por qué eligió a Rajoy? ¿Es posible que la motivación fuera política?

  • Para desgracia de mi alma, he asistido en primera fila a no pocas peleas a lo largo de mi existencia. Sin embargo, la más grande paliza –y con diferencia sideral sobre la segunda– de todas las que jamás he presenciado, propinada además por un grupo a un solo individuo (con hospitalización, fracturas varias, botellazo en la cabeza, cicatrices y pérdida de conocimiento incluidas), la protagonicé, bien que a mi pesar, yo mismo. Sucedió la nochevieja del 82 en un pueblo del extrarradio barcelonés. Se me crea o no y resumiendo bastante, la cosa fue más o menos así: un nutrido grupo de genuinos cheroquis de la época estaban sacudiendo a un lugareño, por motivos que todavía desconozco; y servidor, en lugar de pedir ayuda o por lo menos detenerme a considerar cómo estaba realmente la situación antes de actuar, traté de sacar al pobre diablo del embrollo por mi cuenta. Y a fe que lo conseguí. El grupo, bastante más numeroso de lo que yo había calculado en un principio, dejaron de pegarle a él y se centraron en mi persona. Los enfurruñados caballeros, ignorando mi proverbial simpatía e incipiente talento literario, me saludaron, a modo de felicitación navideña, rompiéndome una botella de cava en la cabeza. Después vendría una buena colección de tortas de todos los colores. Lo siguiente que supe es que estaba en un hospital lleno de vendas y escayolas.

  • No lo veo tan mal con Brema, pero también es que prefiero vivir de manera inconsciente la actualidad política.
    Si hablas de los años 30, restando 40 años como la democracia, asesinaron a Canalejas, Eduardo Dato y ahí, ahí irá el de Cánovas.
    Pero es que para eso se perfeccionó la seguridad de los políticos, que ahora van a todas partes con 8 guardaespaldas, y hay vigilancia en los alrededores…
    Sin hablar de ETA, que sí es grave, lo de ayer me parece anecdótico, como el zapatazo a Bush. Pero si al hablar de zapatazo me contestas con el estado islámico…

  • Joder, Claudio, Canalejas murió en los 10, Dato en los 20 y Canalejas Cánovas a finales del XIX.

    [Señorito Bremaneur, he tenido que corregirle el texto. Ponga más atención la próxima vez. Siempre suya, Marta Bellpuig]

  • De anecdótico nada. Son años ya de rodear sedes, ataques personales, PÁSALOS, escraches y todo vale contra la derecha por parte de esta izquierda ejemplar y, sobre todo, ejemplarizante de nuestros pecados. El que una mente simple acabara haciendo lo que ha hecho, era cuestión de tiempo.

    Otra cosa es que haya habido, no un agujero, sino un auténtico Maelstrom en la seguridad presidencial.

  • 100!
    (Desde luego, hay que ver cómo sacáis los capotes cuando os tocan al marqués, diga la chorrada que diga.
    Hasta vuestro líder, ha afirmado -con mucho ojo, por cierto, que a mí no me duelen prendas reconocer cuando algo está bien, venga de donde venga- que no hay que sacar ninguna conclusión política de su agresión de ayer.
    A ver:
    -¿Ante quién se estaba haciendo el machote?: ante su entorno, su grupo, coño, con los que vaya de cervezas.
    -¿Un viejo de sesenta años? No, al presidente del gobierno.
    Y ya está bien de llamar viejo a alguien que tiene la misma edad que el marqués ¿eh?, que ya quisierais vosotros tener el sex appeal que tiene el marqués.)

  • Ante una situación como esta, que nos retrotrae a otros tiempos, hay que tomar medidas. Sí, como lo oyen, las medidas, que no penas, de la Ley reguladora de la responsabilidad penal de los menores. Os vais a cagar. De miedo, obviamente. No que os mande yo a cagar.

  • (Y la agresión de ayer le ha dado votos al PP, los que dudaban entre PP y otro, gracias a la actitud de Rajoy de ayer, van a decantarse por Rajoy.)
    (No, la derecha la violencia no la ejerce (ahora) en las calles; la ejerce en las casas y en las empresas.)
    (El ataque del niñato de ayer debe encuadrarse en ese perfil de niñato no “en la ideología de la izquierda”, que sois MUY, pero que MUY heavys.
    Lo de pegar y agredir no va ni con derecha ni con izquierda, va con las ganas hormonales de zurrar.
    ¿Lo de follar con què va, con derechas o con izquierdas? Pues eso.)
    Anda que…

  • Yo diría que reventar actos en las universidades, atacar sedes de partidos o congregarse frente a domicilios particulares de políticos va más con la izquierda. La extrema izquierda, si se quiere.

  • Montoya y sus compañeros parodiaban en el recreo lo que aprendían en sociales; chicos como el de Pontevedra entienden por actividad social lo que han aprendido en el recreo.

  • Gacho, no me convence tu idea de que no deben verse motivos políticos en la agresión de ayer porque el chico no sabe nada de política. Eso le ocurre a la mayoría de los agresores políticos. Si el agresor dice que lo hace por política, la opción más sensata es pensar que lo hace por política.

  • Gachó, déjate de zalamerías y trata de entender el asunto. Fíjate si estará claro que hasta Gómez y yo estamos de acuerdo.

  • (Que no, hombre, que no.
    Hombre= Gengis= Marqués.
    Anda que, que un chaval (coño, ya lo he dicho), de 17 años vaya a hacerse el chulo agrediendo a Rajoy, y que vosotros no solo pretendáis, sino que sigáis insistiendo en que eso es política de izquierdas!
    Y Gómez y el marqués estáis de acuerdo porque ambos sois unos exaltados derechones, y tiran más dos papeletas que dos carretas.)
    Todos los líderes de izquierdas están hoy deseando que les atice alguien hoy a ellos.

  • Esta es la explicación de que el futbolista Cristiano Ronaldo haya podido ser considerado un competidor de Messi. O Hayek de Keynes. O Keynes de Hayek, desde luego.

    No voy a decir que esto de Arcadi sea lo mejor que haya escrito en su vida. Me niego a decirlo. ¡No! No lo diré.

  • Que en nuestros actos entren emociones de todo tipo, puede que hasta ignoradas por nosotros mismos, no quita para que los hayamos hecho por la razón que alegamos. Podemos decir, por tanto, que el chico se ha hecho el chulo por medio de una acción política, o -viene a ser lo mismo aunque dicho al revés- que la energía para la acción política se la ha aportado su deseo de hacerse el chulo. Chulería y política pueden ir de la mano.

  • “Todos los líderes de izquierdas están hoy deseando que les atice alguien hoy a ellos.”

    Gacho, has dado en el clavo.

  • Yo no albergo dudas: este niñato agredió a Rajoy lo mismo que podía haber agredido a uno de esos alcaldes gallegos de Potemos. Simplemente, no hay más, Rajoy pasó por allí el primero. Y además, y no es baladí, en su actuación no concurre la agravante de cometer el delito por motivos racistas, étnicos, etc, ya que agresor y víctima son de la misma nacionalidad histórica. No saquemos las cosas de quicio ni politicemos un hecho aislado: peor fue cuando mataron a la madre de Bambi.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 12:15
    GENGIS KANT
    Que en nuestros actos entren emociones de todo tipo, puede que hasta ignoradas por nosotros mismos, no quita para que los hayamos hecho por la razón que alegamos.

    Si Manuela Carmena no era comunista, ¿cómo va a ser de izquierdas este chaval?

  • Jueves, 17/12/2015 a las 10:40
    BREMANEUR
    Joder, Claudio, Canalejas murió en los 10, Dato en los 20 y [Canalejas] Cánovas a finales del XIX.

    [Señorito Bremaneur, he tenido que corregirle el texto. Ponga más atención la próxima vez. Siempre suya, Marta Bellpuig]

    Gracias, guapa.

  • Entonces, aquello de que “el miedo ha de cambiar de bando” o lo de “cazar fachas” era en sentido metafórico.

  • Todos los líderes de izquierdas están hoy deseando que les atice alguien hoy a ellos.

    Alguien con el twitter lleno cosas del PP, VOX o algo así. Si los agrede un antinuclear, vegano, crudívoro, cisgender los hunde, porque los haría parecer de derechas.

  • Joder Brema, pero habrá que comparar los crímenes contra el gobierno de 40 años de principios de siglo con los crímenes contra el gobierno de 40 años de democracia.
    Me estás comparando todos los crímenes de ETA en 40 años con los crímenes contra el gobierno de la república de 6 años, y estás obviando que en esos 6 años fue la revolución de Asturias y una represión del Estado en la que mataron no sé cuantos. Y acabó en la guerra civil.
    Sigo sin verlo comparable.

  • Claudio, no me dedico a contar muertos. Estoy hablando del ambiente en el que se desarrolló la violencia política en los 30 y en el que se desarrolla la violencia política ahora. Hay semejanzas más que preocupantes.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 14:20
    PERROANTONIO
    Lamentablemente, ese clima de matonismo político lo llevo viviendo toda mi vida. No creo que sea reciente. Nunca ha dejado de estar ahí.

    ¿No crees que ha subido de intensidad?

  • Jueves, 17/12/2015 a las 11:03 gachoinlowercase
    (Y la agresión de ayer le ha dado votos al PP, los que dudaban entre PP y otro, gracias a la actitud de Rajoy de ayer, van a decantarse por Rajoy.)
    (No, la derecha la violencia no la ejerce (ahora) en las calles; la ejerce en las casas y en las empresas.)

    Llevo muchísimos años mamando este discurso ultrarreaccionario, así que os voy a hacer un comentario de textos.

    La primera frase es contextualizadora y explicativa. ¿A quién beneficia que le hayan dado una hostia al dirigente del PP? Al PP, claro, como cuando les hacen un escrache o una manifestación delante de la sede. ¿Les beneficia, no? Ergo es una maniobra de la derecha. Gachò ya utilizó la misma explicación en las municipales, cuando agredieron a un tipo del PP que no se le había ocurrido otra cosa que hacer campaña electoral en la plaza de Callao y ella aventuró que la presencia del pepero en una plaza concurrida suponía una provocación. Como llevar una camiseta de la selección española en San Sebastián, que provocas los sentimientos de la gente que está tan feliz a lo suyo. Si es que van provocando, o sea.

    Por lo demás, Gachó mantiene la idea muy tradicionalísima de que la izquierda es un ente purísimo, como el Sagrado Corazón de María. La unión del neoplatonismo católico con el neocomunitarismo soft, verde y con gatitos produce estas «sinergias». Un tipo de izquierdas deja de ser instantáneamente de izquierdas en cuanto lo decreta alguien de izquierdas no contaminado (te voy a hacer una autocrítica). Gracias a este método de detección a posteriori, la Izquierda permanece siempre Inmaculada.

    ¿Que un tipo con carné de izquierda alternativa le suelta un hostión a su «actual pareja»? Es ontológicamente imposible que sea de izquierdas. ¿Que un tipo militante de izquierdas deja un pufo en su empresa, enmerdando a sus empleados? Es que ya no era de izquierdas. ¿Que unos eternos sindicalistas chupan del bote del chanchullo de las cajas de ahorros? Es que no son de izquierdas, aunque no lo sepan; les han reemplazado por unos tipos criados en una vaina que son igual que ellos pero sin sentimientos de izquierda. Porque todos los maltratadores, empresarios y directivos bancarios son de derechas, os lo juro persignándome por estas, que son cruces.

    La izquierda ideal, como los yogures bio, sólo da beneficios. Y de ella sólo forman parte los pobres, los parados, los desahuciados, los poetas rebeldes y los bienaventurados del Sermón de la Montaña. Salvo que voten a partidos de derechas, que entonces son unos hijoputas alienados de mierda, lumpen faccioso que hay que combatir.

    ¿Qué? ¿Os ha gustado el cuento? Pues bienaventurados los paníficos, que escuchan la verdad en el canto chochín.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 14:22 bremaneur
    ¿No crees que ha subido de intensidad?

    Es que vivo en un lugar muy especial. Para mí ha bajado mucho de intensidad.
    Lo que ha subido mucho es el ruido de las redes sociales y de la televisión.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 14:29
    PERROANTONIO
    Jueves, 17/12/2015 a las 14:22 bremaneur
    ¿No crees que ha subido de intensidad?
    Es que vivo en un lugar muy especial. Para mí ha bajado mucho de intensidad.
    Lo que ha subido mucho es el ruido de las redes sociales y de la televisión.

    Claro, es que eres como Heidi; en las montañas y rodeado de cabras y cabrones. Salvo el atentado de eta a Aznar y los intentos de asesinato del Rey, es la primera vez que agreden al presidente del gobierno. Lo de los asedios a las casas de políticos y a los políticos mismos en la calle, los robos «sociales» en los supermercados de Marinaleda, etc., es cosa que no se veía de Burgos para abajo desde que los de la Guardia Roja y los de Cristo Rey se descalabraban por un quítame allá una hoz o un crucifijo. Los agresores tienen nombres y apellidos. Y es más: una filiación política. Empezando por el que a partir del día 20 tendrá que recibir el tratamiento de don: don Pablo Iglesias Turrión. No deja de ser curioso que el declive de eta coincida con el auge de los violentos de la ultraizquierda en el resto del país.

  • Yo más bien creo que la actividad de ETA minimizaba la acción de otros grupos de izquierda. No creo que Podemos represente un problema grave de convivencia: son sistema y son casta. Aunque todavía no se hayan dado cuenta.

  • (No me ha dolido nada, Perro, porque ya hace tiempo que te tengo cogida la vuelta.
    Tú no tienes ni idea de lo que pienso yo, que lo mismo soy hasta un poquitin más de derechas que tú. Pero que te encantan los discursos declamados desde lo alto de la tarima de la verdad (el equipo directivo de este fanzine siempre está en posesión de la verdad) es un hecho más que demostrable.
    El que va provocando es el marqués, que de las 20 que suelta, al final yo le contesto 1, y enseguida salis todos corriendo a pegarme, porque no sólo sois mamporreros, también sois violentos.
    Y a los tontos del culo de la plaza del Callao no les agredió nadie. Les increparon verbalmente por todas las sandeces que estaban ellos diciendo verbalmente (siempre me quedó la duda de que si en lugar de gente de verdad del PP, no fuera una performance de algún grupo contrario, porque hasta a mi me cuesta creer que los del PP puedan ser tan tontos)
    Y si, en las empresas está lleno de cargos y mentalidades de derechas.
    No conozco ningún cargo, carguillo ni cargazo de la multinacional en que trabajaba que no fuera de derechas y probablemente si yo hubiese declarado abiertamente mis simpatías por el PP como declaraban las que se quedaron, otro gallo hubiese cantado.
    ¿Pero què te voy a contar a ti que todo lo sabes, ponderas e iluminas?
    Si, seguramente estoy equivocada: todos los violentos son de izquierdas y los de derechas son compasivas hermanitas de la caridad llenas de bondad, generosidad y carisma espiritual)

  • En un verano inglés raramente caluroso, 28 grados mínimo, todos los sapos salieron macho, y fueron una plaga que además estaban muy salidos, fornicaban con los gnomos de piedra de los jardines y con los zapatos de la gente.
    Si estabas esperando el bus y te descuidabas, te violaba el pie un sapo.
    Eran sapos grandes.

  • Asumido el hecho de que haya agresores, de que haya quien jalee las agresiones, de que haya quien las aplauda, de que haya equidistantes, de que haya adversativos y de que haya quien calle pero otorgue, mi atención se centra en los ofendidos e indignados con los anteriores. Concretamente, en eso que se da en llamar su «discurso»; por lo menos en el «discurso» de un grupo especial: el de los pontificadores. Subidos a una caja de alcachofas en el Speaker’s Corner del Hyde Park que son las redes sociales, pontifican magnánimos repartiendo admoniciones. Disfrutan, porque pese a que se creen magnánimos tienen alma de «troll» y están pertrechados con una superioridad moral que negarán hasta cuando les asperjes con agua bendita. Creen llegado el momento de la Cruzada contra la imbecilidad y la histeria y se lo piensan dos veces antes de «subir el tono», algo que detestan en los demás; pero ahora… ¡ahora hay motivo!

  • Pues yo, una vez eliminados los agresores, los que los aplauden, los equidistantes, los adversativos, los que callan pero otorgan y los que se ofenden y se indignan con los anteriores… Yo, repito, me cago en los que quedan y en todo lo que se menea.

  • Ayer fue muy divertido ver a Tesé, que es como el cordero de Norit, desbarrar con el Revilla ése de las anchoas. «Usted da puro asco», le respondió a este tuit. Le dije que podría responderle lo mismo a la del Juandáun por este otro. Me respondió muy desabrido que lo hiciera yo, a lo que a mi vez respondí diciendo que no podía porque me tenían bloqueado (no les gusto, odian a los de Lugo). Luego me dijo que «muy mal», refiriéndose con «muy mal» al comentario de los juandáun. Y luego creo que les regañó un poco, pero no puedo asegurarlo porque estoy bloqueado y no puedo ver todas las conversaciones, y además Tesé ha borrado todos esos tuits. Yo creo que la respuesta a este tipo de acciones y a quienes con mejor o peor voluntad las justifican, debe ser más bien ponderada. Lo lógico sería que Rajoy denunciara al chaval que no es ultraizquierdista y que ni siquiera quería agredirle -según he entendido a algunas mentes preclaras-, pero es admirable que su respuesta haya sido sosegada y tranquila. No termino de aclararme y no sé si estoy de acuerdo con ello o no. En cualquier caso, es digno de aplauso.

  • No sé si me hubiese gustado que don Mariano repeliera la agresión esmorritando a su vez al jovenzuelo que no es ultraizquierdista y que no quería agredirle, pero es seguro que en ese caso las críticas hubieran ido todas y de todas partes contra el ahora presidente del gobierno.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 14:54 gachoinlowercase

    Tú no tienes ni idea de lo que pienso yo, que lo mismo soy hasta un poquitin más de derechas que tú.

    Bah, que no, ¿cómo vas a estar tú más a la derecha si eres un referente? Fíjate: eres de izquierdas, has sido despedida y eres mujer. Yo no te llego ni a las suelas. Si al menos fuera negro…

  • Jueves, 17/12/2015 a las 15:16
    PERROANTONIO
    Si al menos fuera negro…

    Jajaja, como el del chiste: «ché, vos no sabés lo peor…»

  • Perro, la extrema derecha española, tal y como la conocimos en los primeros años de la Transición, hace décadas que dejó de existir, por lo menos fuera de unas decenas de orangutanes en Madrid. Está tan muerta y enterrada como el propio Franco. Sus descendientes directos se dedicaron, o bien a dar por saco en facciones futboleras radicales, o en grupúsculos racistas absolutamente minoritarios. Los únicos que no han asimilado esta “pérdida”, evidente para cualquiera que mire a su alrededor sin ideas preconcebidas, son sus “homólogos” de la extrema izquierda, que siguen con las mismas consignas y propuestas de hace setenta años.

  • Bueno, yo he conocido algún ejemplar de extrema derecha en Barcelona. Un tipo que, aprovechando que estábamos invitados por terceros, estuvo buen rato hablando de la conjura mundial judía, de la auténtica ideología nazi y de majaradas varias. Al final se me hincharon las pelotas (negras) y monté un pifostio que tuvo como consecuencia un enfado a tres bandas del que aún me echan la culpa, por no tener más paciencia.
    Joder, pero si llevo toda la puta vida aguantando chorradas.

  • (¡Coño!: resulta que el agresor portavoz y mensajero del trotskismo amenazante, creciente, supurante, origen y sustento de todas las atrocidades y miserias de España es hijo de una prima de la mujer de Rajoy. Jeje.
    Ha sido un avance de la cena de Nochebuena.)

  • Mientras ustedes sexan ángeles, desbrozan ideologías y con paciencia de entomologo clasifican comportamientos, mientras tanto, he compartido una deliciosa charla de barra de bar con Gengis Kant en un lugar llamado Morales El Atómico – donde si no – en el que demostrado su mas que acreditada educación: ni una critica a las chicas del fanzine; a ellos, a degüello, come il faut.
    Hemos coincidido en ello aunque, en mi caso, empíricamente.
    Me gusta este fanzine que tanto me enseña.

  • Qué bueno, Thompson. A Gengis le queremos mucho, aunque cuando quedamos con él trata de emborracharnos y nos quiere llevar a lupanares avernales.

  • El Chelsit ha decidido prescindir de los servicios como míster de Morinyo. Urge urdir una portada para la Galletta dello Sattur. Menos mal que el morinyismo no tiene nada que ver con Morinyo (guiño, equisdé, guiño).

  • Yo tengo relación con los hijos de mis primos. Si tuviese marido (cosa harto improbable dada mi manifiesta falta de sumisión) y este fuese presidente del gobierno (más hartamente improbable todavia dada la vehemencia de mi discurso ultrarradical de todo en general), éste también se relacionaría con ellos.
    Pero es que aquí somos muy de familia, de juntarnos, gritar y armar follón. Lo mismo es que en el resto de España nadie conoce a sus primos.)

  • Qué prisas las del señor Thompson. Apenas llevábamos tres horas hablando, sin tiempo apenas para saludarnos, y se ha ido disparado.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 17:03
    GENGIS KANT
    Qué prisas las del señor Thompson. Apenas llevábamos tres horas hablando, sin tiempo apenas para saludarnos, y se ha ido disparado.

    Pues como el torero aquel, que inmediatamente después de calzarse a Ava Gardner salió de estampida para contarlo.

  • Brema, no es sólo el señor Thompson el que tiene la desconsideración de cortar una conversación sin que medie -qué menos- una catástrofe natural. Lo hace todo el mundo. Porque tienen que trabajar, te dicen, igual que el señor Thompson, y se quedan tan panchos creyendo que eso es una razón. Yo, que en eso soy modélico, no la interrumpo ni aunque se haya dormido el otro. Si me duermo yo, puede que sí.

  • Qué nos habrán oído los demás clientes del Atómico, para venir corriendo a pedirnos el teléfono de Bonnie.

  • Inexcusable agresión.
    Como le decía un colegial a otro en una de las viñetas de Chumy Chúmez:
    «Si no fuese porque piden fechas, la historia de España sería facilísima, porque es siempre lo mismo.»

  • Se cita a menudo a Tim McCarthy, escolta de Ronald Reagan, como máximo exponente de los resultados de un riguroso entrenamiento. Este agente del servicio secreto logró incluso subvertir el acto reflejo de cualquier ser humano ante un peligro como el de un atacante apuntándolo con un arma, encogerse, y por el contrario trató de ocupar mayor espacio físico con su cuerpo para llevarse la bala destinada el presidente, como, en efecto, sucedió (m.032).

  • Vivimos en un país en el que se justifica pegarle al presidente del gobierno y el sacrificio del perro Excálibur, posible vector de contagio del ébola, cumpliendo las leyes, moviliza a la gente porque es una crueldad innecesaria.
    A mi, un tal estado de opinión, me parece una novedad en la historia de la humanidad.

  • Un chaval, que dizquen unos es de su padre y dizquen otros por rumores, que es de su madre, le da una colleja a un postulado a presidente. El chaval, un pequeño Robespierre víctima de su partenogénisis o patogénisis, a saber,

    Educado es, saluda al tendido cual torero y seguidores de youtube. Lo otro está muy feo.

  • PASARÓN
    El Pontevedra repta por Segunda B, traicionando su legendaria historia (“Hay que roelo”). Sin embargo los húmedos vomitorios de Pasarón arropan al fascio/antifascio granota que alimenta bestias como el agresor de Mariano.
    Me consta que M. conoce estas alcantarillas. Esperamos sus explicaciones.

  • Yo imitaba de puta madre la escena en que Gil le mete un meco al presidente del Compostela. La tenía que repetir a menudo para solaz del vestuario, cuando jugaba a balonmano.

  • Es todo taaan lamentable.
    He recordado Pulp Fiction, para mí que al chaval gallego le vendría de maravillas una entrevista con el enmascarado. Es una lástima que el Estado se lo deniegue.
    Mi cuota local de la jornada, en un inocente aperitivo navideño: “suerte que ha sido en Galicia, que si hubiera sido aquí la que hubieran montado”, decía una, entre varios asentimientos.
    En 2004 maldije a todos los que cambiaron su voto o decidieron votar presa de la emoción de un día. Ahora me mantengo en las mismas. Por tanto PERROANTONIO ABSTENCIÓN.

  • ¡Qué temple! ¡Qué gallardía! ¡Cuánta dignidad ante la agresión cobarde y vil de un retrasado!

    ¡Mariano presidente, joder!

  • A mí sí me hubiera gustado que Rajoy le hubiese devuelto la hostia al niño. Mucho más procedente lo que ha hecho, sin duda, restarle importancia, pero gustarme me hubiese gustado.

  • Gacho, salvo que cambie de opinión a última hora, estas Navidades no iré a Cheste. No hay manera de que empecemos el idilio.

  • Quiero pensar que el decoro de Rajoy va a impedir la escena, televisada en directo, del chico pidiéndole perdón, y de paso, el carnet de las juventudes populares. Porque a mí me da que, en cuanto le falte durante cinco minutos el apoyo del grupo, este chaval es un bizcocho para un psicólogo un poco experimentado.

  • Jueves, 17/12/2015 a las 21:46 Holmesss
    Hombre, Holmesss, creo que podré aguantar su maldición.
    A ver si va va a resultar que los partidos políticos reclaman mi voto “racional”.

  • (Pues yo estoy indecisa entre:
    Podemos, UP, UPyD, PACMA y Pepe Mujica.
    Y tanto desasosiego me ha hecho enfermar. Hale, ya estoy tocada y se me ha terminado la miel.
    Què dura es la vida en la desidencia)

  • (Ya lo habia pensado, Albert. Pero “china” lo he valorado más positivamente desde el punto de vista literario. Lo tuyo es mas literal, literalmente es una japonesa, pero literariamente es mejor una china)

  • (Porque me estaba dirigiendo a la wikinena y he escogido específica y conscientemente la opción de “china”. Chi (con esa estridencia)- na (descenso y cierre).. Si le llego a decir ” por què te has quitado a la japonesa”?, el elemento lúdico no hubiese aparecido.
    No espero que lo comprendas, pero vamos, que lo he hecho adrede.)

  • O Keynes de Haye

    Messi es a Federer como Ronaldo es a Nadal. Messi y Federer nacieron para jugar al fútbol y al tenis de la misma manera que un pájaro nace para volar. Ronaldo podría haber sido un atleta olímpico, o culturista, y Nadal un futbolista, o incluso un jugador de rugby. Con Messi y Federer no hay posibilidad de duda o de opción. Trabajarán duro en el gimnasio y cuidarán lo que comen y tal pero no tienen que forzar la máquina tanto como Ronaldo y Nadal para poder rendir al máximo nivel. El talento de Messi y de Federer es cien por cien orgánico y natural.

    Eso es de John Carlin.
    Por mi parte, no tengo ninguna duda de que Messi es mucho mejor que Cristiano Ronaldo.
    Pero lo de Messi es un regalo, un don de Dios: orgánico y natural. Lo del portugués, conquistado a base de tesón, sacrificio y voluntad.
    Lo de Messi es que te toque el bote en la lotería de la genética; lo de Ronaldo, ser Amancio Ortega.