Apostolado bibliográfico: “Memorias de Leticia Valle”, de Rosa Chacel

Memorias de Leticia Valle
por Ricardo López Bella.

¿Nos encontramos ante una precursora de Lolita, inmortal y letal personaje creado por Nabokov? ¿Leyó el peterburgués alguna traducción de esta genial novela de la vallisoletana?

“El próximo día 10 de marzo cumpliré doce años” así es como comienza el relato, siempre en primera persona, y un doloroso ejercicio de regresión e introspección que hace la niña Leticia sobre los últimos meses vividos.

Hipersensible en el sentido que posee una enorme inteligencia, dotada de una gran capacidad de captación, análisis e interpretación, lo que hace que no nos case su edad con su desarrolladísima personalidad, la cual no obstante, presenta manifestaciones dubitativas que tanto pueden ser consideradas como prueba de hallarnos ante un ser humano en plena y positiva maduración, como ante alguien que prematuramente ha completado tal proceso y conoce sus defectos y virtudes con total lucidez. Las consecuencias serán la finalidad de la obra y ambas consideraciones explican un espíritu crítico que la conduce a desencajar del entorno familiar.

También del social, luego más adelante, aunque aparentemente no lo parezca, cuando es enviada a estudiar en casa de un matrimonio atípico y joven: la escuela se le ha quedado pequeña como prendas de vestir que no acompañan el crecimiento.

Después en su último destino, ella misma comienza a escribir en un cuaderno todo lo que hemos leído anteriormente y toma meridiano sentido una frase en principio enigmática de las primeras páginas: “No iré por ese camino que me marcan, ni seguiré a ese paso”.

Pocos datos se dan para situar la acción en un espacio temporal. Contamos por un lado con un personaje, el padre de Leticia, militar africanista y retornado tullido, que nos sirve relativamente, pues la vocación de este por hacerse matar en tierra de infieles viene de muy atrás y en este país es muy compartida desde hace generaciones. Por otro lado, el nivel de progreso tecnológico viene marcado por la presencia de un automóvil que comparte caminos, todavía y con toda naturalidad, con tartanas. Uno colige por tanto que nos hallamos no más allá de la segunda década del siglo pasado.

Hay dos escenarios que se suceden mayoritariamente: Valladolid y Simancas, tratados por la autora someramente, lo imprescindible para situar la narración de Leticia cuando transcurre en sus calles. Sobre el corpus social de cada una de las localidades no hay observaciones de carácter crítico en ningún sentido, la autora se centra por mano de su criatura en los personajes, sin que esto suponga un desequilibrio en el resultado de la obra. Los elementos situacionales no complementan la trama, no lo necesita, es sobradamente atractiva para prescindir de mayor acompañamiento.

Tanto es así que exige toda la atención y toda la inteligencia que seamos capaces de aplicar, lo cual la hace altamente recomendable a potenciales lectores y lectoras que gocen de una total tranquilidad de conciencia, nada que distraiga o enturbie su espiritualidad, aunque también pueden leerla todo tipo de sinvergüenzas que por serlo se hallan en parecida disposición mental, ya que aunque no les haga mejores ciudadanos, mientras la lean no tramarán maldades (y confieso que no me encuentro en el primer grupo). Imprescindible en ambos casos será contar con dos o tres horas a disposición propia en un periodo de dos o tres días o si se puede y prefiere una tranquila noche de voluntario insomnio.

Estas exigencias y condiciones son debidas a que algunas ideas y momentos clave de la novela están insinuados. Rosa Chacel Arimón pide a nuestro intelecto que interrogue y analice lo escrito y lo que está sugerido y por tanto debemos estar en un estado de total vigilia mental para “completar” y saborear el relato, sobre todo teniendo en cuenta que es la versión propia de unos hechos que conducen a un dramático final. Indefectiblemente de tales circunstancias surgirá una última pregunta concerniente a la posible monstruosidad destructiva de tan sensible y ¿tierna? criatura.

Alguien dijo que la ignorancia es atrevida y muchas veces entra de lleno en la temeridad. Voy a hacer mi apuesta por esta aseveración: “Memorias de Leticia Valle” me deja un muy lejano regusto proustiano. Es una percepción totalmente subjetiva y si se quiere llamar espiritual también, pues añádase, pero, nunca basada en cuestiones comparativas de técnica narrativa ni estilo, por favor, no está este escrito para eso y la Chacel demuestra una genialidad por sí misma evidentísima.

La edición con la que he disfrutado de tal demostración y que, supuestamente, por esta razón prueba que el duro proceso de autodesasnarización, emprendido con ardua fe hace muchos años esta dando sus frutos, es la de Bruguera-Libro Amigo de preciosa y colorida portada con retrato de un prototipo de Leticia Valle fruto de la feliz inspiración del infatigable Neslé-Soulé. Adquirí mi ejemplar por un euro a un librero No Amigo, pues es más ladrón que yo y al que por este y otro motivo a sumar, pero que no ha de acudir a este párrafo, se la tengo jurada.

Hay otro motivo de regocijo que no me resisto a dejar sin señalar y es que voy alcanzando la redención literaria por motivo de sexo acumulando lecturas de obras de distintas escritoras. Me explico: de las pocas mujeres con las que he tenido conversaciones sobre literatura, y esta afirmación carece de doble sentido (¡palabra!), he recibido la acusación de que no leía nada de autoría femenina.

Confío en que tal ficticia fiscalía retire tamaño cargo si algún día sus componentes se dignan  poner su atención en las anteriores líneas y en las siguientes, pues para mayor descargo, declaro haberme sentido mecido por las aguas del Nilo ¡en el propio sofá de casa! Tal que si estuviera en la misma nave en la que el emperador Adriano y su adorado Antínoo alcanzaran cumbres amorosas, gracias al hechizo evocativo de la Yourcenar y sus “Memorias de Adriano”. Otro sí, que me gustaría quitar el sueño o, como mínimo, inquietar al lector, como talmente así lo hace Cristina Fernández Cubas en sus magistrales relatos que pervierten a vuelta de página la percepción de la realidad que tienen sus personajes (¿un ejemplo?, “Mi hermana Elba”). Ítem más, que Simone de Beauvoir sienta cátedra en cualquiera de los géneros en los que ha vertido todo su amplia sapiencia y experiencia vital. Sigo y anhelo ser bendecido para el columnismo semanal, diario o con la periodicidad que se tercie, como lo está y ha demostrado durante los últimos años Luz Sánchez Mellado con sus colaboraciones en El País… ¡qué gran pluma!… ¿Es necesario continuar con más muestras?… La siguiente etapa en pos de dicha redención pienso comenzarla con un título clásico, que me aguarda en un lugar considerado de honor por muchos lectores y lectoras impenitentes, cual es la mesilla de noche… ni más ni menos que “1050 recetas de cocina” de la sin par Simone Ortega… Salud y lectura.

95 comentarios

  • Agradecido.

    No prometo nada, pero el ímpetu que pone al ponderar la novela me llevará a echarle un vistazo. Yo sólo leo -a parte de a las que aquí escriben- a Simone Ortega y a Carson McCullers, pero quizá esta vez haga una excepción.

  • Tratando de ver quién es la diputada catalana de los comunistas que aparece en la imagen, he metido la foto en images.google.com, para encontrarla en otras páginas donde quizá aparezca el nombre de la moza. No pudo ser… Pero a cambio me salen estas dos. La primera parece una serie americana basada en el ascenso político de una panda de universitarios izquierdosos en la que se mezcla política y amor. Podría titularse Yes, we can.

  • La verdad es que leo a pocas titis. Bueno, venga, a una: doña Ursula Kroeber Le Guin. Y de ella solamente dos novelas, La mano izquierda de la oscuridad y Los desposeídos; eso sí, las leo constantemente.
    Lo que no es cienciaficción es costumbrismo.

  • Miércoles, 20/01/2016 a las 10:06
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Brema, no es catalana, es gallega.

    Gracias, suficiente para localizarla.

  • Leí Barrio de Maravillas en la misma colección Bruguera-Libro Amigo de libros que se autodestruyen en cuanto los abres. Mire, esto le va a doler y tampoco es fácil decirlo, Ricardo López Bella, pero hoy nos ha dado la prueba definitiva: a usted la literatura le gusta de verdad.

  • ¡ Vaya por los dioses !
    No conocía este sitio, llegé por primera vez a leer, ayer, con la peluquería de Dª Bonnie, me quedé epustuflada, y me inscribí como seguidora.

    Y me doy cuenta de que soy una heterodoxa ignorante. Porque leí a Rosa Chacel de joven, cuando lo leía todo, encerrada como estaba, haciendo la imitación que creía que era mi obligación hacer, del papel de esposa / madre de familia tradicional, y la lectura era mi única vía de escape. Y no me gustó. Me aburrió muchísimo. La prueba es que no conservo ningún libro de Chacel en mi biblioteca.

    Y no es prejuicio de “chica respecto de las chicas”, porque, en mi biblioteca, sí conservo Las cartas de Eloisa a Abelardo, todo de Santa Teresa, Jane Austen, Edith Wharton, Simone de Beauvoir, Joan Didion, Margater Drabble, Nancy Mitford, Carmen Martín Gaite, P.D. James, Anne Tyler, Margot Livesey, Susan Minot, Penelope Lively, y, por supuesto también tengo muchos libros de Almudena Grandes (no todos, pero algunos me parecen excelentes) y, crimen de crímenes, atesoro la primera edición americana completa de los Harry Potter…

    Tendré que irme al rincón a hacer penitencia, pero, desde luego, a Rosa Chacel, no la vuelvo a leer ni aunque desgrave.

    Ya siento

  • No sé si recordáis que el otro día me decidí a comprar una foto de Shannon Wilsey, más conocida como Savannah. Pues bien, me acaba de llegar. De Dixon, Illinois. Una semana. También he hecho unos encarguillos a España, que tardarán el tiempo habitual: entre tres y cuatro semanas.

    Me confundí al ver la foto y pensé que era un 8×10. Pues no: es muuuuucho más grande. Estoy que no quepo de gozo.

  • Me agrada mucho dar la bienvenida a Viejecita, Ángeles Impíos y El Capitán. Y gracias a la señorita Bonnie por (a)traerlos a todos.

  • Bienvenida Dª Viejecita, si sigue por aquí comprobará que hay muy buenos epustufludadores o epustufludantes (lo que diga Dª Procurito).
    Reitero mi bienvenida a Capitanes y Ängeles por impíos que se intitulen.

  • Acaba de salir al mercado la reserva 2009 de Julián Reynolds tras pasar 20 meses en barrica de roble. Mucho mejor que el 2008. Taninos más domeñados sin llegar a sedosos, que sería considerado traición.
    Un vino de invierno para disfrutar de unos callos con garbanzos, un arroz de palomo, o unas costillas con patatas y morcilla.

  • ¡¡¡ Muchas gracias por la bienvenida !!!
    Ahora , en cuanto se pase la época terríbilis que tengo de trabajo, de salud, y de familia, me toca ir poquito a poco, hacia atrás a comprobar los textos que me vayan a dejar epustuflada.
    Gracias de nuevo.

  • A los que nos gusta Almudena Grandes, nos ponen de chupa de dómine en todas partes. Y no se me ocurre negar que sea sectaria, ni que acerque demasiado el ascua a su sardina, pero : “Las edades de Lulú” ( a pesar de la propaganda infame que le hicieron, y de que no parezca un libro muy apropiado para viejecitas ), “Malena es un nombre de Tango”, o alguno de sus relatos cortos, como ” el Vocabulario de los Balcones ” me parecen dignos de ser conservados y releídos de vez en cuando.
    Ya siento

  • 20 de Enero, cumpleaños (55), aniversario de boda (26) y fiesta del patrón del pueblo, todo en uno. No me puedo quejar, tres hijos con la misma (y con la misma mujer), en plenas facultades físicas y mentales y dispuesto a seguir dando guerra otros cuántos años. Y que Ella me acompañe.

    La fiesta en el pueblo ya no es lo que era, la procesión ha estado un poco deslucida y con poca concurrencia. Pero para mí sigue siendo la fiesta más típica del pueblo, y la más ligada a recuerdos de infancia y juventud. El baile con orquesta en el garaje de autobuses ahora se hace en una carpa de la Plaza Nueva, pero sigue teniendo su encanto. Ella y yo nos hemos marcado unos bailes agarraos, recordando viejos tiempos. El Ayuntamiento, en manos de Izquierda Unida (debemos ser los únicos de la Comunidad), mantiene las tradiciones: aperitivo, corta de troncos, mini-tamborrada (nada que ver con la de Donosti o la de Calanda, pero se hace lo que se puede).

    Para mí, ahora empieza el año de verdad.

    Saludos a todos. Me voy a la comida de la Hermandad.

  • Uropeo de Balomano, últimas noticias.

    Polonia nockeó a Francia penetrándola treinta y una veces por veinticinco del combinado galo a su contrario, lo que no deja de resultar chocante habida cuenta de que los galos no habían perdido un mach desde hacía dos años, lo cual que es una gran sorpresa y no podemos olvidar el papel hecho por el jugador polonio Kamil Syprzak, integrante asimismo de la escuadra del Barza. No podréis leer esta noticia en los periódicos de Madriz, teniendo que visionalizarla en la prensa catalana. Sí, en España existe el balomano fundamentalmente gracias al Barza. Visca el Barza y visca Catalunhnyña!

  • TERROR EN LA COMUNIDAD
    Hace unos días encontré este mensaje en la puerta de la escalera de mi comunidad de vecinos. No sé si es una denuncia real o lo han copiado de la web ‘Drama en el portal’. Pero estoy francamente preocupado por mi integridad y la de mi vehículo. Saber que hay un vecino o vecina con una máquina de tamaño suficiente como para rallar un coche acojona.

  • Pueden comprarse en FNAC las memorias completas (1000 páginas) de Raymond Aron por 5,95 euros ¿Quién puede resistirse a esta oferta?
    Abstenerse lectores de Malena en tanga.

  • DOS FRASES QUE SALEN PARA EMPEZAR DEL BUSCADOR DE GOOGLE DE LA PARDO BAZAN. (No descubro nada a vosotros, adictos a la lectura)

    La educación de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión.

    La desdicha del hombre moderno, es ser a la vez egoísta y sensible; lo bastante egoísta para ceder a sus pasiones, lo bastante sensible para sufrir al presenciar el estrago causado por ellas en el ajeno destino. Por ser interior y cuidadosamente oculta, la lucha de Felipe no era menos violenta, ni menor su desasosiego. A decir verdad, no puede llamarse lucha aquel estado especialísimo: existe lucha propiamente dicha, cuando la voluntad fluctúa entre dos soluciones.

  • Me congratula ver a Viejecita por aquí. Sólo decir a la bancada masculina que es una mujer de belleza insuperable y de un gran corazón, así que ya contesto a Mr. Adapts antes de que formule la pregunta: Sí, está rebuena.
    **
    La mayoría de los autores que leo son hombres, el único de una mujer que he leído últimamente (porque ha sido últimamente cuando he retomado la lectura) ha sido Matar un ruiseñor, de Harper Lee.
    (Sí, aún no me lo había leído, ¿Qué pasa?)
    Ahora estoy con la opera prima de Nic Pizzolatto, Between Here and the Yellow Sea, aquí traducida como La Profundidad del Mar Amarillo.
    (yo también soy de la cultureta)
    ***
    Muchas felicidades Zeppi.

  • Veo Bonnie que True Detective la ha patidifundido tanto que incluso ha averiguado ustë que el Pizzolato tiene libro, yo me entero ahora.

    ¿Cómo osa privarme de mi única razón de ser en éste, nuestro fanzine?

  • De la Almudeña de Doña Gorrina sólo leí las críticas acompasadas de la Fiera y creo que ya no podré sacar mayor satisfacción de su prosa.

  • AJUSTARSE A LOS HECHOS
    Cuenta la leyenda que Alan Turing se suicidó mordiendo una manzana impregnada de cianuro y que Tchaikovsky se suicidó ingiriendo un vaso de agua sin hervir durante una epidemia de cólera. Se cuenta también que ambos se suicidaron como consecuencia de la presión social que sufrieron por ser homosexuales. El problema surge cuando los investigadores tratan de buscar pruebas de estas historietas y no solo no aparecen, sino que lo datos hallados las hacen inverosímiles.
    Sin embargo nunca faltan los populistas que dan pábulo a la patraña de tal forma que pasan al acervo común. Me quejaba el otro día de que el locutor de Radio Clásica Martín Llade guste contar sus historietas matinales sin revelar sus fuentes, así el otro día mató a Tchaikovsky con el famoso vaso de agua sin desvelar como es habitual en él de dónde lo había sacado. Esta teoría ya fue puesta en duda en su día por el mismísimo Rimsky-Korsakov y desacreditada totalmente por Alexandra Orlova, tal como explica con detalle David Nice en su introducción a las obras completas del maestro publicadas en 2011 por http://www.brilliantclassics.com
    Con estos datos podrá comprobarse lo que digo y, en su caso, discutirlo. Dando aire a cuentos sin citar las fuentes como hace el ínclito Llade, no hay discusión posible.

  • Muchas gracias Doña Bonnie. Pero, NO , contestando a D.Adaptaciones y a Don Captachab . No estoy ” güena”. Soy una viejecita, modelo camión. Confieso 75 años , aunque me mantenga derecha por puro amor propio.
    Ya siento.

  • Tenso, aguerrido e igualado Mach entre Eslovenia y Teutonialandia. 12-9. No, no soy como esos merengues que pretenden sentar catedrales en balompié visionalizando únicamente contenciosos del Madriz.

  • No más para decir que los indígenas ancestrales de los pueblos de la peninzsula ya dejaron de usar el Don y el Excelentísimo Usía en el siglo XV después de Cristo, Dios mediante. Y que ahora si le dicen Don a un hombre de sezxo masculino es para significar que es de la mafia siciliana, a la ezsepszión de Don Johnson que era el marido de la exesposa de Antonio Banderas, que ese sí me gusta porque es latino.

  • D. Follandero :
    Me compré “Crónicas del Desamor”, y “La Función Delta” cuando salieron, y me gustaron entonces . Luego, “Te Trataré como a una Reina” , me aburrió… Comprendo que es una chica encantadora, y que tiene mucho mérito, pero ya no la leo. Ni casi ninguno de sus artículos. Y los libros de ella que tenía, les busqué un nuevo hogar hace tiempo.
    Sé que no debería reconocer nunca esto, pero es la verdad.
    Ya siento

  • Y le pido perdón, D, Captachab . Ya les iré conociendo poco a poco, y puede que entonces meta menos patas, aunque también puede que todavía meta más, que cada vez voy estando más gagá.

  • Si tú te llamas Pérez de Vargas, puedes ser marinero de Colón, soldado en Flandes o cancerbero del combinado español de balomano.

  • En el Marca siguen informando de que España ha pasado a la siguiente fase con cuatro puntos, cuando han sido cinco. La prensa de Madriz es patética.

  • No he podido estar por ustedes porque estaba recibiendo a cenar a tres amigos de décadas, y luego he tenido que recoger la vajilla. Uno de ellos, listo como es, me ha advertido del estado del lavabo antes de que ojos más críticos se apercibieran, y ha sido preciso un aseo de urgencia. Ah, las próstatas de algunos.
    Aparte de esto, ceremonia de exaltación de la amistad, lenitivo de tantos males.

  • Viejecita, ese ya siento me evoca a otros amigos del alma que son de Bilbao, sin ir más lejos. Por cierto, que he de enviarles una señal de cariño, entre lo del domingo y lo de hoy, aunque no haga falta.

  • Miércoles, 20/01/2016 a las 15:30
    CLAUDIO SÍFILIS
    DOS FRASES QUE SALEN PARA EMPEZAR DEL BUSCADOR DE GOOGLE DE LA PARDO BAZAN. (No descubro nada a vosotros, adictos a la lectura)

    La educación de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión.

    La última vez que escuché hablar de doma en este contexto fue a quien definía el matrimonio como un proceso constante de doma del hombre por parte de la mujer.

  • Sí, la mujer doma al hombre en el matrimonio y fuera de él, le abofetea para enseñarle, le premia con cariño si se porta bien, le desprecia o trata con desdén si no obedece.

    Ha habido un colegio al que no han permitido participar en la cabalgata por separar en distintas clases niños y niñas. Me pregunto si lo que dijo Emilia vale para ese colegio.

  • Jueves, 21/01/2016 a las 6:24
    CLAUDIO SÍFILIS

    «Sacude su cabeza: “Aprender a entender a las mujeres ha sido un viaje increíblemente difícil para mí. Odio la ira en ellas, nunca he sabido cómo lidiar con eso. La manera en que siempre lo he hecho es llorando, pero creo que las mujeres odian eso. He llorado mucho en mi vida. Cuando he estado bajo cualquier tipo de estrés emocional, he llorado: en peleas con la banda, en peleas con mujeres. Estoy siendo honesto. No soy lo que la gente piensa que soy”. […] “Creo que nunca entendí a las mujeres, porque necesitas a un hombre que te explique cómo entenderlas. Y yo nunca tuve eso. Si vives con mujeres, lo único que aprendes es de su poder, no aprendes a estar con ellas, aprendes a hacer lo que te digan».

  • Comentarios de Ricky:

    Miércoles, 20/01/2016 a las 16:14
    ADAPTACIONES
    Seguro que al autor de hoy, Don Ricardo López Bella, le gusta la poesía y ¡hasta la lee!

    Sí, claro. Desde Juan de Mena, Ausias March, Antonio Machado, Garciasol, Emilio Carrère… Todo lo que puedo, tengo muchísima curiosidad, mucha admiración por la gente que rima con gusto.

    Miércoles, 20/01/2016 a las 10:11
    PROCURO FIJARME
    Mire, esto le va a doler y tampoco es fácil decirlo, Ricardo López Bella, pero hoy nos ha dado la prueba definitiva: a usted la literatura le gusta de verdad.

    Muchas gracias a todos, y a la amiga que me da la mala noticia de que me gusta leer le dices que tiene toda la razón, “que no me puedo de quitar”.

  • He visto algunas películas recientes estas semanas: la de Tarantino, la de Iñárritu, la de Guerín y la de León de Aranoa. Coincide que mis favoritas de aquí a Lima son las españolas sin que pueda decir de las otras que son malas o desgraciadas. Más allá del análisis particular de cada una, creo que las españolas son europeas de una forma muy superior al hecho de provenir de un lugar de Europa que es España: por los asuntos y por las formas, por los escenarios, los protagonistas y hasta por sus lenguas son trascendentalmente europeas, europeas sin fronteras. Como tan menudo lamentamos que no hay tal cosa más que un mercado de intereses, lo quería de decir.

  • En un artículo de hoy en EP se afirma que todavía se desconoce cuál fue el fármaco que ha producido la muerte de un voluntario sano y las lesiones cerebrales de otros cuatro en un ensayo clínico en Francia.
    Pues bien, para saberlo bastan dos clics:
    1. Google: teclear BIA-10-2474 (este nombre en clave aparece en todos los periódicos)
    2. Primera opción :Wiki. Abrir el enlace
    ¿Cómo es posible tanta incuria periodística?

  • Yo he visto poco cine en este inicio de año. Todas americanas: Nevada Express, de Tom Gries; Compañeros mortales, de Sam Peckinpah; Caravana de paz, de John Ford; El tren de las 3:10, de James Mangold; El desconocido del tercer piso, de Boris Ingster; La casa de Carroll Street, de Peter Yates.

    Y todas buenas.

  • Se avecina un Cafarnaún importante. Un Gobierno presidido por Sánchez en alianza con Podemos y cols. mas el PNV, con el apoyo implícito del resto de nacionalistas.
    Quizás en este nuevo escenario Gachó encuentre trabajo.

  • BUITRES O URRACAS
    En desacuerdo con esta afirmación de Arcadi Espada en su artículo de hoy: «Todos los tontos y malvados, sin excepción y en férrea alianza liberal-podémica, son partidarios de acabar con el anacronismo de que el trabajo cultural sea remunerado».

    Con lo que están en desacuerdo no es con el pago, sino con que el trabajo sea libre y el precio lo fije el mercado. Son más bien partidarios de un justiprecio en función de los servicios prestados. Porque la cultura al servicio del pueblo suele estar bien remunerada, si bien con la pequeña contrapartida de tener que portar a cambio collar y bozal y exhibirse en los actos públicos aplaudiendo al líder carismático.

    Tras la idea (aparentemente inocente) del acceso libre y gratuito a los contenidos cultuales siempre vuelan en círculo dos pájaros: el pirata que se enriquece comercializando el acceso «libre y gratuito» o la garra del control político.

  • Creo que voy a buscar la lectura que recomienda el Sr. Sanchez. La gente de climas extremos hace cosas raras, de las que me gusta tener noticia, y el libro parece abundar.
    De Almudena Grandes lo mejor que puedo decir es que el premio de la Sonrisa Vertical se lo dieron con fundamento.
    Felicidades a Zeppi, por los tres eventos que eso sí es coincidencia cósmica, y con retraso.
    Bienvenida Viejecita.

  • Jueves, 21/01/2016 a las 9:31
    BREMANEUR
    Jueves, 21/01/2016 a las 6:24
    CLAUDIO SÍFILIS

    Uno se empecina en entender y tener opinión sobre las mujeres, cuando lo inteligente es limitarse a tener gustos. Cualquier esfuerzo más allá de esto último es empeñarse en una empresa destinada al fracaso, desde luego más allá de mis capacidades.

  • Sobre lo que dice Proc sobre el cine europeo tengo alguna idea estúpida: es una cuestión de sinestesia. El cine americano contemporáneo está rodado a ritmo de rock, soul, rap… y el europeo, el europeo… el europeo muchas veces no lleva música.

    Hay además otro asunto. El cine americano, como los conciertos de rock, exige entrega: entras o no entras (yo he sido escupido directamente de algunas películas). Por su parte, el cine europeo permite una cosa curiosa, puedes pensar en él mientras lo ves; en el guión, en la iluminación, en el encuadre, en la pronunciación de los actores, en la señora que cose el vestuario… Es un cine que da muchas más satisfacciones intelectuales.

  • Jueves, 21/01/2016 a las 13:00
    PERROANTONIO
    NAdie me había comentado que para trabajar con menores en Cataluña se necesitaba un, ejem, “certificado antipederastia”.

    Madre mía…

  • En mis tiempos el Certificado de penales y la Partida de bautismo eran requisito, por ejemplo, para casarse, matricularse en la Universidad o solicitar el ingreso en la Milicia (IMEC). Y no hace tanto se pedía el Certificado de limpieza de sangre. No sé de qué se quejan si ahora vivimos en el libertinaje.

  • Has estado muy fino, Pedroantonio, pero LO HE PILLAO. Antes me tiro a la vía que ponerme a debatir de cine en genérico, no sé cómo es el cine europeo ni tampoco el americano; a todo esto, ¿qué es el cine? De las dos películas que digo (que son nada menos que el cincuenta por ciento del universo de películas que tan circunstancial como caprichosamente he construido, para eso estaba hablando yo), lo que quería resaltar es que son europeas en muchos sentidos y, sobre todo, que significan Europa, cual es la razón de que haya venido corriendo a plantar el banderín.

    También he visto La Giovinezza y no he dicho nada. ¿Por qué? Porque me convenía menos. O sea, porque no me ha gustado mucho.

  • Se me ocurre que si lloras mucho delante de una mujer a lo mejor te abraza y es buena oportunidad para tocarLE las tetas.

  • Jueves, 21/01/2016 a las 15:26
    CLAUDIO SÍFILIS

    Me descojono muy mucho. Me temo que eso sólo funciona con las madres y/o tías-abuelas. Y con las profesionales del erotismo mercenario.

  • Con eso y uno del médico podías viajar por toda España, cual ardilla, sin ningún problema. (Está vacunado, revacunado y no padece enfermedad infectocontagiosa alguna.)

  • Jueves, 21/01/2016 a las 16:20 Srta. Bellpuig
    A mí me parece muy bien que los señoritos directores no miren sus correos.

    ¡Mecagüen! ¡19 mensajes me han entrado, 19!
    ¡Pido perdón a usted y a todos los remitentes!

  • Jueves, 21/01/2016 a las 15:45
    PROCURO FIJARME
    Qué bueno:
    Carlos Terrazas, entrenador del Mirandés: “Lo normal en el fútbol y en la vida es fracasar”.

    Un tío curioso, especial, rara avis en el fúrbol epañó..

  • Un amigo chileno llegó en los primeros 70 a Barcelona y tuvo que conseguir un certificado de buena conducta. Por su dirección de empadronamiento, le tocó pedirlo al panadero del barrio. Ignoro cómo se le asignó esa potestad, aunque sospecho algún carguito en el Movimiento o el Sindicato. No parece mala elección: desde su mostrador podría enterarse de todo.
    El caso fue que el chileno recién llegado nunca había ido a comprar pan allí y no se conocían de nada, pero el panadero se lo dio sin problemas.

  • Y pensar que ví La torna en Baracaldo poco antes del consejo de guerra… Tambien es verdad que era un chaval y no me acuerdo de nada salvo del sitio, el cine teatro San Vicente.