El hombre más odiado de América

JLV
Por Fernando García.

Cuando los agentes del FBI detuvieron a Martin Shkreli muchos americanos respiraron aliviados. Sus actividades en el sector farmacéutico fueron tan indeseables que la prensa llegó a calificarlo como «el hombre mas odiado de América», un terreno en el que hay ciertamente competencia. Pero como en el caso de Al Capone, las causas de su detención fueron diferentes de aquellas que le hicieron ser tan odiado.

Martin Shkreli, como CEO de la compañía Turing, captó el interés de la Comisión Antitrust del Capitolio por incrementar el 5000% el precio de Daraprim, un medicamento esencial para tratar la malaria y la toxoplasmosis. Su posición de abuso se basaba en poseer el monopolio de ese medicamento en EEUU en unas patologías para las que no existen otras alternativas. Pero lo que desató el odio de sus conciudadanos fue saber que se había hecho con esos derechos sin haber gastado un solo dólar en investigación pues se trataba de una vieja molécula, la Pirimetamina,  que había conseguido a bajo precio. La irritación alcanzó un grado mayúsculo cuando se supo que se había gastado 2 millones de dólares en un peculiar capricho: una edición única de un disco del grupo rapero Wu-Tang Clan que habría sido grabado para él en exclusiva. Conocer las habilidades musicales de tales raperos ayuda a entender la indignación causada.

Sin embargo, estas actividades no fueron las que le llevaron a la cárcel, aunque sí a perder su empleo. Las razones por las que fue arrestado tenían que ver con sus manejos en su empresa anterior, Retrophin, en la que, cuando tenía solo 32 años, organizó una estafa del tipo «esquema de Ponzi», más conocida en Europa como «piramidal», con la cual hizo un agujero de 65 millones de dólares. Shkreli ha pagado una fianza de 5 millones de dólares para salir de la cárcel y se enfrenta a una petición de 20 años de confinamiento.

Estas son las bondades del capitalismo financiero, incluso en sectores tan tecnificados como la industria farmacéutica. Nosotros nos tenemos que conformar con el amigo Bárcenas o con el «Bigotes», pero en el fondo todo parece lo mismo: una película protagonizada por Jose Luis López Vázquez.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓