Breve relación de vidas extraordinarias · 5

BRVE-05
Por Martín Olmos.

Miguel Borrás fue marica medieval. Le ejecutaron con las gandumbas al aire por querer ser margarita.

“Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar”.

Fue una flor deshojada, hijo de un notario mallorquín y puto de domicilios. Miguel quiso ser Margarita a la orilla de la linda mar, se vestía de mujer y atendía demanda nefandaria. Palomito cojo, el pobre, y cáscara amarga como el hámago de las abejas, le dieron tormento los curas por bujarrón. El Levítico condena la sodomía por abominación (18, 22). El Deuteronomio (22, 5) dicta que la mujer no llevará vestidos de hombre ni el hombre vestidos de mujer, pues son cosas odiosas a los ojos de Yavé.

Non induetur mulier veste virili, nec vir utetur veste feminea: abominabilis enim apud Dominum Deum tuum est omnis, qui facit haec.

Melcior Miralles, sacerdote del rey, recogió en su dietario su ejecución el 28 de julio de 1460 en la Plaza del Mercado de Valencia. Vistieron a Margarita Borrás de don Miguel con jubón corto y sin pedorrera y le colgaron enseñando la pija para dar docencia. Se le atribuye a Góngora esta canción:

Decid, ¿qué es aquello tieso
con dos limones al cabo,
barbado a guisa de nabo,
blanco y duro como hueso?

Margarita Borrás no enseñó pija tiesa y gongorina sino arriada y güitos encogidos, se hacen ustedes cargo, y el pueblito llano se la celebró dándole candela sin ser vísperas de San José.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓