Mi vida en pocas palabras · XIV

Por Gengis Kant.

Aunque con algún retraso, llegaba a España la emancipación sexual. Por supuesto, también yo leí algunos libros sobre este tema. Me convencieron, y me declaré emancipado sexual. No todo el mundo compartía mi opinión, pero a mí no me importaba dedicar el tiempo que hiciera falta para convencerles.

sinaspiraciones

Me acuerdo ahora de una vecina, muy atrasada en este punto —lo atribuyo a la edad— que me habló de lo arrepentida que estaba de haber engañado a su marido en unas cuantas ocasiones, y que sólo se le iría la mala conciencia si recibía una buena azotaina. Me preguntó si estaría dispuesto a propinársela yo.

Le hice saber que no procedía a esas alturas del siglo XX hablar de engaño y de mala conciencia —un lenguaje más propio de la represión inquisitorial— y que no debía avergonzarse de haber hecho con su cuerpo lo que era el resultado de una decisión tan libre como personal. Me negué rotundamente a castigarla, como me pedía la pobre, por algo que no tiene nada de malo. Ella se fue sin decir palabra, supuse que con la duda metida en el cuerpo.

Del feminismo, que vino después, me enteré muy poco, no sé muy bien por qué. La única razón que se me ocurre en que en esa época tuviera muchos exámenes. Fue al llegar las vacaciones del verano cuando empecé a saber algo gracias al círculo feminista de Torremocha del Pinar. En la sede tenían las obras completas de Lidia Falcón. Habían tenido el detalle de forrarlas con piel de becerro y se las sabían de memoria. Piensen ustedes que en aquella época Doña Lidia mandaba mucho en el feminismo español, más que Fraga en la derecha.

De la infinitas cosas que condenaba la líder feminista había una que sobresalía por su especial gravedad: ser una mujer-objeto, que es una cosa que al parecer les gusta mucho a las mujeres con pocos estudios. Eso era pecado mortal. También pecaba el que la ayudara, como hacen ésos que, cuando viajan, las obligan a ir en el capó, haciendo poses. Y sin cinturón de seguridad.

Eso era lo poco que sabía del movimiento feminista, y ese poco supe muy pronto que no servía de nada. Bastó una tarde para entender que las cosas podían ser algo más complicadas que como me las habían contado en vacaciones. Fue en la casa de un compañero de la facultad. Menuda casa, por cierto. En seguida noté que era gente con posibles, viajada, con aplomo: esa clase de gente que no se ve obligada a sonreír a la azafata que te recibe toda sonriente en el avión, ya saben ustedes lo que quiero decir. La madre, una agente de cambio y bolsa, era la típica cincuentona, guapa como saben ser las de esa edad, estilosa, moderna, feminista, desenvuelta, huelga decir que divorciada.

Empezó la reunión con los habituales cumplidos relacionados con la ropa de cada uno. La palma se la llevó una amiga de la anfitriona, también dedicada a las finanzas e igual de estilosa, moderna, feminista, desenvuelta y divorciada. Lucía unas medias rojas, de trama gruesa y romboidal, de las que se elogió que le daban un «sutil toque putón». Y al instante se pasó a hablar del tiempo.

Estaba claro que esa mujer gozaba de una personalidad lo suficientemente refinada y enrevesada como para permitirse el lujo, sin merma alguna de la autoestima y con conciencia plena de sus derechos y hasta de sus privilegios, de jugar a ser un poco puta. He ahí una mujer sin complejos, feminista hasta decir basta, pero que no tiene ningún inconveniente en hacer de mujer-objeto.

Nadie puede hacerse una idea de la conmoción que me produjo ver en vivo y en directo una mujer que se permitía ser a la vez sujeto, objeto y lo que le diera la gana. Pensé, por supuesto, en cómo se habrían puesto las de Torremocha de haber sido invitadas a la fiesta. Me las imaginé con la falda hasta los tobillos, la cinta apache en la cabeza, las sandalias y el canasto. Seguro que habrían cargado contra la elegante con algo de este tenor:

«Sólo a una burguesa podrida de dinero, a una degenerada que ya no sabe qué hacer para entretenerse, se le puede pasar por la cabeza jugar con una cosa tan terrible como es la caída en el estado de mujer-objeto. Estas cosas, ni de broma. Y eso que quiero pensar, gilipollas de mierda, que no quieres ser puta; solo aparentar que lo eres; ni eso siquiera: seguro que lo único que quieres es aparentar que vas de puta. Pero todo esto es jugar con fuego. ¿O no ves que con estas tonterías otorgas a la figura de la mujer-objeto un no sé qué de fascinante; que así le confieres el prestigio que sirve de contraseña para penetrar y hacer estragos en la conciencia de las mujeres menos avisadas? Así que quítate ahora mismo esos arreos infernales, y ponte esta ropa decente, nada chillona, muy cómoda, que traemos en una bolsa para emergencias como ésta. Se lleva mucho en los arrozales y en las universidades de China».

Yo, que no tenía las ideas tan claras, opté por informarme de qué otras cosas les gustaba hacer a mujeres de esa categoría. Me hablaron de unas parisinas —la que menos, doctorada en semiología postcolonial por la universidad de Nanterre— que cobraban a sus maridos a cambio de follar; algunas, a desconocidos. Por jugar. En cosas así se nota la elegancia de un París, digan lo que digan las de Torremocha del Pinar.

120 comentarios

  • Empezó la reunión con los habituales cumplidos relacionados con la ropa de cada uno.

    (Ahí es donde se vislumbra claramente que se trataba de una reunión de altísimo nivel de emancipación de todo lo emancipable e inem-ancipable.
    Me ha recordado la frase de Ana Mato cuando le preguntaron cuál era su momento preferido del día y contestó: ‘Por la mañana, cuando veo cómo visten a mis niños'”, y la ropa tan mona que les ponen, le faltó añadir)

  • Seguro que las de Torremocha del Pinar no habían visto Klute, de Alan Pakula, donde Jane Fonda, hacía de fulana, pero de fulana fría y calculadora , que utilizaba sus trucos y su “ser objeto” para dominar a sus clientes y hacer con ellos lo que le diera la gana…
    Eso era feminismo de verdad . ( Aunque claro, aparecía Donald Sutherland , un detective aún más frío que ella, y su estrategia se iba al traste )

  • (Puede ser que lo haya entendido yo mal, pero estoy escuchando al ministro del interior en la cadena que paga ahora a Mantiño, en una entrevista enlatada del martes pasado y me ha parecido entender que existe una comisión “de secretos oficiales” en el congreso.
    “Comisión de secretos oficiales” me ha chocado mucho ¿vale?)

  • Ahí es donde los de la inteligencia cuentan los secretos de andar por casa a los políticos, para que jueguen.
    Los de verdad, siguen siendo secretos.

  • Cómo nos tiene acostumbrados ya no le decimos nada a Gengis, ni siquiera lo mucho que nos ha gustado.
    Muy mal que no le diera lo que merecía a su vecina.

  • Qué bonita coincidencia, Adriana Varela es mi cantante favorita. Una tanguista arrabalera alumna del “Polaco” Goyeneche. He cenado con ella tanto en Barcelona como en Buenos Aires, donde nos dio un concierto privado para un grupo selecto de amigos del entonces ministro de Salud argentino.

  • El séquito español quedó sorprendido cuando Adriana me saludó efusivamente y me dedicó varias canciones. El secreto estaba en que hacía poco que había actuado en Barcelona y era amiga de AE. Después del concierto nos fuimos a cenar con ella y su grupo acompañante. Corría el año 2002.

  • En una entrada de Chopsuey hablé de su “Balada para un loco”, mi tango favorito de todos los tiempos.

  • Gachó, es que no entiendes de tangos. Es cantante “arrabalera” de voz rota y arrastrada. Es un estilo.

  • Durante el concierto en Buenos Aires me hizo subir al escenario y sentarme en su taburete. Me pidió que eligiera una canción y dijo que me la cantaría mirándome a los ojos hasta que llorara.
    A partir de aquí la ministra Pastor y su séquito me miraron con cierto reparo.

  • PARA LAS ARREPENTIDAS:
    Cantemos una cancanción obscena
    Como los grillos cantan en la hierba.
    Esta noche, amor mío, iré a buscarte
    el corazón cargado de lujuria.
    Diviértete si aun puedes,
    amor mío ahora que dios ya ni te mira.
    Hoy somos jóvenes
    mañana habremos sido.
    que me odien los maridos traicionados,
    y se apague la luz de las estrellas.
    Cantemos una canción obscena
    como los grillos cantan en la hierba.
    Que el infierno me espere largos años,
    y la muerte me perdone por mi ausencia,
    que me tengan los banqueros en sus cuentas.
    (LOS ILEGALES)

  • (Qué responsabilidad, coño. Las frases:
    -Me enamoré de Pamuk cuando leí “Estambul, Ciudad y recuerdos”, del mismo modo que veneré a Marsé cuando leí “Últimas tardes con Teresa”. Bueno, del mismo modo no, con la misma intensidad, quiero decir, porque Marsé fluye, mientras que a Pamuk -dada la maldición de mi bajo nivel intelectual- me cuesta un gran esfuerzo escalarlo.

    -Quisiera aprender turco, solo para poder leer a Pamuk en versión original.

    -No soy digna de escogerle ningún fragmento, pero quizá un intento baste para convencerte. De “El libro negro”:
    Galip le compró a la mujer, que parecía una bruja, un platito de cañamones para así poder observar de cerca el búho y se lo echó a las palomas. En un instante se reunió una masa rugiente de oscuras y feas palomas que se cerró alrededor de la comida como un paraguas. ¡El búho de la bolsa era el mimso que el de las novelas policíacas que leía Rüya! Galip se sintió furioso con unos padres que contemplaban orgullosos y felices cómo sus hijas pequeñas les daban de comer a las aves porque no eran conscientes de aquel búho, de aquella verdad evidente, de las otras señales, de ninguna señal, de nada. En sus corazones no había la menor migaja de sospecha, ni siquiera una intuición imprecisa.

    -No he leído, porque no lo tengo, “Me llamo rojo”. Dicen que es su mejor libro. Debe ser la rehostia.)

  • Gracias, Gati. Lo cojo pues. Me acordaba de esta entrevista u otra semejante sobre el mismo tema, este: «Los objetos viajan por rutas misteriosas».

    Schultz, pero aburrido va en cuerpos. Y Chirbes me aburría por realismo comprometido consabido, no puede ser el mismo tipo de aburrimiento. (Además voy muy avanzada en el curso para abandonar novelas: que vas por la página cien y no te gusta, pues esperas solamente a la ciento cincuenta y entonces si sigue igual pues en la trescientas agarras y lo dejas).

  • Es un aburrirse distinto, por cierto que coincido con el subtipo aburrimiento por compromiso en el que colocas a Chirbes. Lo de dejar novelas a medias, no sé, igual tendríamos que hacer una asociación, con estatutos y eso.

  • Ya es primavera en La Barraca del Barranco. Se nota sobre todo por el espeso aroma del azahar, que nos envuelve.

  • (¿Que culpa tengo yo si en no habiéndome quitado jamás la saya mas que pa arremojarme un poco los bajos cuando me toca ir al médico, dispongo de este ejército de seguidores?)

    Requena es paraíso de la bobal, bobo ijjjjnorante.

  • (Adapt, aprovecha y vete olvidando del maravilloso olor del azahar señal inequívoca del paraíso que es y constituye esta nuestra tierra valenciana, porque están arrancando los naranjos por doquier y plantando caquis)

  • Tres cosas causan mayor admiración con el paso de la vida: el cielo estrellado sobre mí, la ley moral en mí, y la diversidad de leyes morales alrededor de mí. Por ejemplo en chopsuey, pero no sólo.

  • Me gustó Estambul… que no es novela, por si le vale. Ahora es cosmopolita y nobel, como un Vargas, pero le veo turcomano, autocrítico y perspicaz.
    Gengis, muy procaz, el deseo y la represión en día de ayuno y abstinencia. Lidia todavía colea, con perdón.
    Gacho, adapts habla de los cítricos de su propiedad.

  • Tipos como O Sacks resultan sugestivos porque aparentemente dedican su interés solamente a la primera de las cuestiones, ya que consideran que incluye a las otras dos. La neurología como única fuente de conocimiento: ahí queda eso.

  • Parece que la inevitable insatisfacción, a veces insoportable, es condición humana. Como acompañantes indeseables aparecen o bien la tristeza asociada a la culpa de uno mismo por ese estado de cosas, o la ira que deposita en algún otro el origen de los males.
    En medio, a veces, a ratos, la serenidad del estoico o del satori. Y siempre los testimonios del humor, como los que aquí prodiga Gengis.

  • Estamos no conmemorando el centenario de E Granados. Una bella pieza suya, Danza española, acompaña a una de las mejores películas españolas, El Sur. He ido a buscarla y me ha sorprendido la sinopsis que he leído: el relato del amor de una hija por un hombre egocéntrico. Dándole un par de vueltas entiendo al crítico, qué connotación tan negativa tiene todo lo relacionado con el ego: egoísmo, egotismo, egocentrismo.

  • Como estamos entre adultos voy a hacerte la pregunta que todas y todos estàn pensando: y se comìan todo lo negro? que dirian El Richal y el Umbral

  • A mí me da mucha pena ver a la señorita de la entrada con esa manguera humillante. Lo que ella necesita es un libro.

  • Dice Procu que me he inventado el nombre de Torremocha por lo que tiene de símbolo de la castración. Para esto sirve la crítica, que pone de manifiesto todo aquello que los poseídos por el genio del arte no sabemos que decimos.

  • «Las feministas de Torre-Mocha», i.e., «Las feministas de Tecorto-Lapilila». (Reforzando la idea básica).
    «Del Pinar», se dice vulgarmente por «Del Empinar». (Redundando).

    Ya, poseído.
    Al final he ido a ver qué ha sido de Lidia Falcón. Resulta que se retiró de la lista de Ahora en Común de Sevilla, aquí cuentan todo, que es un lío del copón. Me ha hecho gracia que ella «critica el machismo que ha imperado en el proceso». (En el Proceso del Pinar).

  • Lidia Falcón tiene 81 castañas y es hija de Irene Falcón, la que fue secretaria de Pasionaria. Vaya saga.

  • Asistí a una conferencia feminista en la fundación Miró, en la época que relata hoy Gengis. Durante el turno de intervenciones del público, en el estrado la hija de Lidia Falcón, Regina Bayo, me dirigió una mirada que decidí sostener hasta que desapareció el mundo y sólo quedaron aquellas pupilas. Mientras tanto un tipo simpático denunciaba que los jóvenes no tenían suficiente tiempo para follar.
    Hace poco vi un cartel con su nombre anunciando consulta de psicóloga en un edificio de la diagonal, y estuve casi tentado.

  • Muchos peces son territoriales. Hay especies que realizan largas migraciones en busca de alimento, pero otros muchos apenas se mueven unos metros del trozo de costa en donde nacen.

    También llaman la atención las aves. Alas para volar y espacio para hacerlo no significa que renuncien a la territorialidad. Observo desde hace tiempo a parejas de mirlos residentes, de petirrojos, de arrendajos.

    Sobre la territorialidad (el ámbito donde se marca el territorio con orina y excrementos propios) y la seguridad se edifica el discurso de la nación, que tiene que venir acompañado de símbología de pertenencia para ser aprehendido por las masas. La verdadera nación europea la están creando el programa Erasmus, la Champions League y la copa de la UEFA.

  • “Para la reportera, la extrema derecha y el fanatismo religioso defienden los mismos intereses. Se necesitan para sobrevivir.”

    (Así es. Y qué agallas tiene de quedarse embarazada, vamos.)

  • Del embarazo he pensado lo mismo, Gacho. A la extrema derecha y al fanatismo religioso le añadiría el populismo de izquierdas. La ineficacia policial, que en algún aspecto del caso reciente de Bruselas parece probada, muestra un fracaso de los Estados democráticos para defenderse y fomenta también el auge de unos y otros, creo yo.

  • Los mirlos, con sus brincos tan confiados a tu vera entre los setos, ¡oh, ingenuos puñados de azabache!, lo que son es unos chulos y unos macarras. (Lo he leído en un libro de psicología mirla).

  • A la extrema derecha y al fanatismo religioso le añadiría el populismo de izquierdas

    (Pero yo no, porque yo estoy hasta la figa de que se ponga izquierda al lado de populismo. Al fin y al cabo el “partido popular”, la “alianza popular”, siempre han sido otros; bueno, otros no, los mismos)

  • (Lo que pasa es que esos acaban tocándose. Los extremos, digo.
    Llevo años postulando que un fascista tiene la misma estructura político-mental que un nacionalista radical. Porque en realidad, el fascismo (que solo estaba en Italia, ¿no?, se ha extrapolado el nombre), es un nacionalismo pero a lo bestia.
    Y el radicalismo religioso, sea de la religión que sea -que católicos haylos- también es como un nacionalismo. Es un “nosotros, los que somos de esta manera, o de este sitio”, frente a “vosotros, que no sois de esta manera nuestra, ni de este sitio”. En el fondo la dinámica es la misma ¿eh?. “Todo lo que no sea como esto mio, debe desaparecer, o debe morir, o debe ser aniquilado, eliminado…” El problema lo definió A. Machado con la frase aquella de: “¿Tu verdad?, no, la verdad vamos juntos a buscarla, la tuya quédatela”, pues seguimos en eso. Creo yo , vamos.)

  • El Zulo está construido sobre los muros de una iglesia del siglo XIV, sus ciclópeas paredes así lo atestiguan. Una planta rectangular cuya cabecera mira hacia Jerusalén es el basamento del piso superior donde habito. Tal orientación lleva a la existencia de una fachada sur sobre un jardín estilo mansión de los Monster, y una fachada norte protegida de las inclemencias por un patio manchego.
    Hoy sábado Santo es día de visita de cuñados y separadas que importunan con su molestia presencia mis ejercicios espirituales. Les vigilo desde los tres ventanales que dan al sur mientras oigo su cháchara innane entre crujidos de patatas fritas. Mientras tanto leo con fascinación creciente “El canto de la tripulación”, esa novela de Pierre Mac-Orlan que reconforta mi calvario social.

  • Procuro fijarme dice: Sábado, 26/03/2016 a las 12:07
    A la extrema derecha y al fanatismo religioso le añadiría el populismo de izquierdas

    gachoinlowercase dice: Sábado, 26/03/2016 a las 12:28
    (Pero yo no, porque yo estoy hasta la figa de que se ponga izquierda al lado de populismo.

    Al populismo de izquierdas operante o real le importa un carajo lo que deduzca la figa de Gachò, porque lo cierto es que el populismo es una herramienta no sólo utilizada sino también reivindicada por la izquierda que se dice nueva: Pablo Iglesias: ‘El populismo de izquierdas es clave para el cambio’.

  • Al populismo de izquierdas operante o real le importa un carajo lo que deduzca la figa de Gachò, porque lo cierto es que el populismo es una herramienta no sólo utilizada sino también reivindicada por la izquierda que se dice nueva: Pablo Iglesias: ‘El populismo de izquierdas es clave para el cambio’.

    Hombre, ya tardaba el apisonador mayor del reino., que serás tú el que deduce con los cojones so listo. “Estoy hasta la figa” no significa “deduzco con la figa”; otra cosa es que tú opines que yo deduzco con la figa. Pero que me viene bien, porque dado tu perfil de inquisidor, prefiero que pienses mal de mi que bien.

    1) “CASIMIRO GARCÍA- ABADILLO
    Actualizado:17/05/2015″<–

    2)"al explicar que ese estilo plebeyo que algunos han definido como populismo de izquierdas es clave para construir los elementos agregadores para que se produzca un cambio político.”
    Huyyyyyy, pues mira que va a ser que no reinvidica una mierda, fíjate lo que es andar con la escopeta cargada según quiene sea quien opina en el fanzine, y no leerse las cositas que uno cuelga.)

  • Gachò, que no te enteres es ya cosa tuya. He puesto el primer enlace que ha salido buscando Podemos y populismo. Iglesias viene reivindicando el populismo como estrategia para alcanzar el poder desde hace años. En la estela de Chavez o Beppe Grillo. Tienes la figa oxidada.

  • Assad, con el apoyo aéreo de Putin, ha recuperado Palmira. Es una noticia extraordinaria por muchos motivos, pero Assad/Putin son los “malos” y se está minimizando la noticia.
    Ya conté aquí que para entrar al hall del aeropuerto de Moscú hay que pasar seguridad. Putin tiene a los terroristas controlados, no quiere que se repitan hechos pasados. Rusia es un Estado policial y el Ejército está en todas partes. Resulta desagradable pues tanto su política interior como exterior, pero es el que hoy por hoy tiene mayores éxitos en ambos terrenos. Da que pensar.

  • No insistiré en la obviedad: Gengis es un lujo.

    Dice Perroantonio, y dice bien: “La verdadera nación europea la están creando el programa Erasmus, la Champions League y la copa de la UEFA”. Y yo añadiría que el Erasmus atesora el mejor estudio de anatomía comparada realizado nunca.
    Pena de no haberlo tenido en nuestra época, esa en la que íbamos a Torremocha del Pinar o a un garito en Azuqueca. ¡Que violensia!

  • Un Estado fuerte en Defensa y Seguridad con poca presencia en lo Social es el modelo actual de Putin y Obama. Lo contrario es lo que reclaman los populismos de izquierda que hozan en España.
    La UE que llevaba una deriva populista se ha dado cuenta de la necesidad de acercarse al modelo Putin/Obama. La crisis económica y el terrorismo se han encargado de recordárselo. Dentro de poco la UE, Rusia y EEUU tendran un modelo homologable para poder hacer frente al peligro que viene de Oriente medio y lejano.
    Estos elementos geopolíticos son los que mueven el mundo (junto a la mentira). Hay que apartar a los ingenuos y a los ignorantes cuya incuria puede llevar a la destrucción de Occidente. El papel de Rusia alineada con Occidente es clave, olvidándose de los sueños de la gran Eurasia que tanto daño han hecho en el siglo XX.

  • La gripe de la semana pasada me dio “La corrosión del carácter” de R Sennett , un lúcido análisis de la globalización y sus efectos en personas concretas a través del seguimiento que hace de cuatro vidas, quién sabe si dramatizadas a la manera que enerva a Zeppi. Está escrito antes de 2001, pero ahora nuestra sociedad ya se ha acercado mucho a la americana de entonces, a sus cambios permanentes.
    Ahora tengo entre manos algo que abre el foco:”Los hijos terribles de la edad moderna” del gran P Sloterdijk. Relata con mirada de antropólogo marciano el rumbo que toma el mundo a caballo de la modernidad, que no duda en asimilar a la imagen de aeronave más que navío, y en concreto aeronave sin tren de aterrizaje.
    Sigue usando una prosa clara y términos atrevidos, en los que no falta un sentido del humor imprescindible, si atendemos al pesimista mensaje que contiene, y que debe coincidir en algún grado con los preppers de Adapts.
    Como muestra, este párrafo referido a los acuerdos sobre el patrón oro:
    Por eso el 15 de agosto de 1971 puede establecerse como la segunda jornada fatal de la historia de la economía y de la historia social más cercanas. Aquel día l presidente americano de entonces, Richard Nixon, dio a conocer la retirada de Estados Unidos del principio de la cobertura-oro. Justo el día en que la Iglesia católica celebra la asunción de la Virgen María al cielo comenzó ante los ojos del mundo entero el viaje al infierno del dinero posmoderno, que en el curso de los decenios siguientes no sólo se sustrajo a la atadura a metales preciosos, también fue abandonando progresivamente su fundamento en la provisión de garantía por propiedad embargable, para confiarse a un sistema fantasmal de expectativas de expectativa y prognosis de PIB: lo que pudo llamarse el estilo macroeconómico del vuelo en picado controlado.
    El pesimismo así destilado sobre el futuro colectivo pesa sobre el análisis del futuro del individuo, que se ve abocado a una solución moral del estilo de la primera cita histórica que trae don Peter. Se trata de la famosa frase de M Pompadour para alegrar una fiesta en Versalles con motivo de la llegada de noticias de una derrota militar: après nous, le déluge!

  • Perroan, se parecen en lo básico que antes he indicado. No veo diferencias ni en su política Interior (palo y tente tieso, se ve que usted nunca ha estado delante de un Trooper) ni Exterior (presencia en todos los tomates) ni Social (gastar lo justo).
    En lo que se diferencian es obvio.

  • Para afianzar lo que me enerva, estoy leyendo este libro. Me está gustando, aunque no coincido en todo lo que dice. Pero que alguien se atreva con nuestras vacas sagradas dizque intelectuales ya es un buen aliciente. En el último capítulo se mete con Muñoz Molina,esto promete.

    En otro faceta, estoy leyendo “Las praderas del cielo”, de Steinbeck, una (otra) obra maestra. Y yo que creía que ya lo había leído todo de Steinbeck. Es el premio a haber perdido un buen rato rebuscando entre libros viejos en un anticuario.

  • Zeppi, ese libro es una puta mierda y quien lo escribiò una especie de cerdo con tirantes y a quienes les guste el libro son podemitas, nazionalitaristas o tocados de la azotea.
    Esa referencia ya la puse aquì el otro dìa y Procu pegò la réplica de Juaristi en ABC.
    Mañana habrà màs.

  • (“Podemitas”, dice. Los peperos sí que estáis tocados de la azotea, sí, es lo menos malo que se os puede decir, sois de falla. Aunque pepero, de las JONS, y crudivegano, eso se indulta)

  • Procu/Perkins ¿tenéis contacto con Juaristi ? Si podéis, enviadle el enlace. Seguramente ya se lo envió Savater pero por si las moscas:
    http://www.farodevigo.es/opinion/2016/03/27/abyeccion-catedra/1430105.html

    No Zeppi, no, el libro que tanto te gusta es una basura y tú, su propagandista. Penoso, verdaderamente.
    Gachò, amor, ni soy pepero ni soy pesetero. Soy el ùltimo anarquista, no sé bien si de izquierdas o de derechas. Y crudivegano entregado al mosto de uva.

  • Es como si comparamos al hombre y al mosquito basándonos sólo en la capacidad del segundo para picar e importunar al primero. Ya le decía Flaubert en una de sus cartas a Louise Colet que lo que temía no eran ni los leones ni los sablazos, sino las ratas y los alfilerazos.

  • (Pesetero sí eres, darling, porque cuando quieres a alguien dices “le amo más que a las pesetas”)

    (Ya sé lo que es un milesimé, lo acaban de explicar en la radio.
    Y más cosas. Y han recomendado un cava valenciano ” Dominio de la vega”. Pero eso es porque no conocen el espumoso de Carlos Cárcel, el mejor cosechero y bodeguero de toda la denominación de origen; y parte del extranjero.)

  • Quiero decir que hay millares de pobres diablos campando por ahí que preferirían entrar en la historia, más que en la categoría de creadores de algo, como los que en una ocasión le dieron (o intentaron dar) un pisotón en el dedo gordo a tal o cual gran hombre.

  • Pues yo ma me tomé mi zumo de radis noir con tres limones y ahora me voy al bosque a partirme el alma con el entrenador de boxeo.

  • (Las personas anémicas debemos saber que los bivalvos son el alimento que más hierro contienen.
    Dos kilitos de mejillones al vapor, o de berberechos, y a correr. Que ganas de pegarme una panzá de eso tengo, con una cervecita… En fin. Encima ahora me vuelvo a la montaña, que los únicos bivalvos que puedes encontrar por ahí son fósiles. Como la mía.)

  • Follan d’Eiro dice:
    Domingo, 27/03/2016 a las 09:11

    No Zeppi, no, el libro que tanto te gusta es una basura y tú, su propagandista.

    Osti tú, por un momento pensé que se refería al libro de Steinbeck. Uno puede equivocarse, coño, pero no tanto.

    En cuanto al libro de Sánchez-Cuenca, tan solo he empezado a leerlo y aún no tengo opinión fundada, aunque lo que he leído no me ha parecido mal. Ya digo que el hecho de que alguien se atreva con nuestras vacas sagradas me parece interesante. Pero de ahí a llamarme propagandista … No creo haber recomendado su compra. Cosa que sí hago, fervientemente, con el libro de Steinbeck.

    Tengo curiosidad de conocer el porqué de su desmesurada reacción. ¿Qué le ha hecho el autor?

  • Una hora de saco? no serà mucho?
    Aguanto 1h30 corriendo, sin el minimo problema (en tiempo discontinuo, con dos descansos de 1 minuto) pero el saco, en series de tres minutos y medio, no aguanto ni media hora.

  • Zeppi iba a salir pero voy aperder un minutito en explicarte con despacio que algunos actuamos por puero desinterés, por amor a la verdad y cosas asì. A mi el tal Sanchez Cuento no me ha hecho nada, ni se atreverà. Pero a la verdad y ala decencia sì ha intentado hacerle daño. Has leido mi enlace al artìculo de Calaza? Has leido la réplica de Juaristi que enlazò el otro dìa Procu?
    Si el autor quiere atacar a vacas sagradas que se atreva con Einstein, Freud o Darwin o Marx. Pero el tipo no ataca solo sino en manada, en la solvente compañìa de Podemos y los nazionalitaristas. Solo escribe inmundicias descontextualizadas. Y dale con Muñoz Molina (porque dijo no sé qué de una hermana tuya blablablà…)
    Ahora sì que salgo a futinear pero ya.

  • Holm, Nixon, al que habían promovido los poderes financieros trató de oponerse a la desaparición del patrón oro. Por eso le montaron el Watergate. Como se puede imaginar Sanders no saldrá, ni con con el apoyo de Pirate.
    La democracia formal en los países occidentales tiene los límites de un bipartidismo que mantiene la ficción. Solo en la América Latina o en el sur de Europa tienen su oportunidad los populismos. Este es el plan de Iglesias pero que Errejón, que ha hecho un post en EEUU, sabe que es absurdo.
    El disparate es que Sánchez, a pesar que el PSOE forme parte del Sistema, quiera pactar con los populistas.
    Esta es la realidad que percibimos los estudiosos que vivimos en la economía real.

  • Me admira el talento -qué digo, el genio- de algunos. O sea, emisión monetaria garantizada por oro ¿Quién garantiza? ¿Quién tiene fuerza para que se ejecute la garantía? ¿Y eso por qué, porque el oro es raro? ¿Por qué no garantizar con las obras de Museo de el Prado? ¿Por qué no garantizar con el número de quilómetros de autopista?
    El pueblo judío vive en guerra civil permanente y el conflicto se traslada al resto del mundo. Por una parte, los seguidores de Moisés y las Tablas de la Ley; por otra, los seguidores de su hermano Aaron, adoradores del Becerro de Oro. Yo soy un levita, un exterminador de los adoradores del Becerro de Oro.

  • Eliminar el patrón-oro era una medida con cierta racionalidad, lo que ha venido después la ha perdido.

  • (Que yo era por la cháchara ¿eh?, que se me importa una mierda lo que sean si son o no lo mismo, que ya sé yo que sí y por eso es una mentira lo de ir en contra del becerro de oro, que quedará muy bien literariamente pero que pobre de aquel que no esté bajo su yugo, pues será denostado, arrinconado, rechazado, serà un inadaptado, un paria, ¡un podemita!)

  • Los podemitas son los peores y màs miserables adoradores del Becerro. Adoran el tuit dorado, el feis de cobre y la Caja Tonta. Adoran todo lo que reluce con relumbròn

  • De lo de los caquis en lugar de naranjos doy fe gAchÏ. VeiNa desde mi privilegiada atalaya.
    Lo malo no es solo que la volverán a cagar pues todo dios lo esta haciendo y la sobreoferta tirará los precios, sino que encima en invierno son unos asquerosos troncos grises sin hojas. El cambio del paisaje y el microclima va a ser para llorar.

  • Ya, ahora:

    De lo de los caquis en lugar de naranjos doy fe gAchÏ. VeiNa desde mi privilegiada atalaya.
    Lo malo no es solo que la volverán a cagar pues todo dios lo esta haciendo y la sobreoferta tirará los precios, sino que encima en invierno son unos asquerosos troncos grises sin hojas. El cambio del paisaje y el microclima va a ser para llorar.

  • Follan d’Eiro dice:
    Domingo, 27/03/2016 a las 10:36

    Si el autor quiere atacar a vacas sagradas que se atreva con Einstein, Freud o Darwin o Marx. Pero el tipo no ataca solo sino en manada, en la solvente compañìa de Podemos y los nazionalitaristas.

    Lo ignoro casi todo acerca de Sánchez Cuenca y no sé si ataca solo o en compañía de otros. Intento hacer abstracción de quién es y a qué dedica el tiempo libre el autor y centrarme en lo que leo. Y lo que viene a decir, sin entrar en mucho detalle, es que las vacas sagradas tienen patente de corso para opinar sobre todo lo opinable sin tener ni puta idea del campo concreto sobre el que opinan. Y que no tienen contestación porque desde sus posiciones tienen un poder que les permite acallar la crítica. Y eso es así, aunque a veces los ejemplos no están bien elegidos.

    Ciertamente, el autor incurre en los mismos defectos que critica (como suele ser habitual en nuestros intelectuales), pero eso no le quita la razón. Es como el principio de Arnold, citado aquí en alguna ocasión:

    Principio de Arnold: si un descubrimiento tiene nombre propio, ese nombre no es el nombre del descubridor.

    Corolario: el Principio de Arnold es aplicable a sí mismo.

    Pues lo mismo con Sánchez Cuenca, su crítica es aplicable a sí mismo, pero no le resta veracidad. Otra cosa son las formas y el estilo, pero ahí prefiero no entrar.

    Y la mención a Muñoz Molina no viene a cuento, mi opinión sobre él viene de mucho antes de lo de mi hermana.

  • Vamos a ver, Zeppi, lo que cuenta es la intencionalidad. La intención del libro de Sánchez-Cuenca no es barrer a los instalados – algún mérito tendrán, digo yo- para poner a las nuevas eminencias sino para poner a los suyos. No es un libro saludable en el sentido que obligue a una catarsis general sino que escoge muy bien sus objetivos. Es un libro políticamente sesgado que ataca a unos y excluye a otros. Es una puta mierda de libro, abyecto y bajuno, no solamente porque escoja mal los ejemplos, que también, sino porque escoge muy bien las personas (y excluye otras).
    ¿Crees que Savater y Juaristi después de haber pasado treinta años con la cabeza casi oliéndoles a pólvora se merecen esto en su penúltima etapa?
    En cuanto al principio de Arnold (lo conocí y traté en la U. Paris IX-Dauphine) quizás fuese mejor llamarlo ley de Stigler:
    “Enunciada simplemente, la ley de Stigler afirma que un descubrimiento o ley científica no suele llevar el nombre del descubridor. Stephen Stigler expuso la “ley” en 1980 atribuyendo la paternidad al sociólogo Robert K. Merton aunque coherentemente con el enunciado la posteridad asignó la autoría a Stigler y no al verdadero genitor. Hay muchísimos ejemplos de esta ley, el más conocido es sin duda el de la Teoría de la Relatividad Especial de Einstein? que es, la verdad sea dicha, de Poincaré.
    La ley de Benford -en honor del ingeniero de la General Electric, Frank Benford- enunciada en 1938 como “Ley de los números anómalos” (The law of anomalous numbers) también confirma la de Stigler pues el primero en observarla y dejar constancia escrita (1881, American Journal of Mathematics) fue el astrónomo norteamericano Simon Newcomb.”
    Aquí:
    http://www.farodevigo.es/opinion/2013/02/24/ley-benford-teorema-hoeffding/763215.html

  • Follan, no voy a hacer aquí una defensa del libro (que no he hecho más que empezar a leer) ni de su autor (a quien me acuso de no conocer), y carezco de la perspectiva necesaria para juzgar sus intenciones. Pero de seguir su criterio, sería imposible hacer una crítica a nada. La crítica impoluta y desinteresada no existe. Estoy dispuesto a aceptar algunos errores como contrapartida a que se debatan ciertos temas. Valoro su opinión, pero prefiero formarme la mía. Cuando termine el libro seguimos discutiendo. Y no dude de que, si le tengo que dar la razón, se la daré.

    PS: Me da cierta envidia que tratara a Arnold, uno de los grandes. El teorema KAM me sigue pareciendo uno de los mayores logros del siglo XX.

  • El problema de Juaristi/Savater/Azúa es que como son ya sesentones opinan exactamente lo mismo que los sesentones que andamos por aquí. Por ejemplo, hemos cerrado banda sobre la unidad de España básicamente porque quienes la cuestionan han sido asesinos (ETA), sus defensores (Bildu) estafadores (los Puyol) o descerebrados (ERC y podemitas varios).
    Los sesentones no somos capaces de entender que haya gente partidaria de los cuatro especímenes citados. La existencia de sanchezcuencas y asimilados nos parece un misterio.

  • (Qué pesaos estáis con Podemos, en serio. No sé qué miedo les tenéis, si no van a gobernar nunca -y menos si se va Errejón-. Si los que han hundido el país han sido los otros, el PP y el PSOE. Pero claro, como a vosotros no os ha tocado morder el polvo, no sabéis lo que es. Que siga PP-PSOE y verás lo que tardamos en irnos (esta vez todos) a la mierda.
    Buenas noches.)