En la ducha con… Santiago Calatrava. “Que pague la posteridad”

Calatrava's skyline, por PerroantonioPor Perroantonio

El cuarto de baño de Santiago Calatrava, de una blancura que daña a los ojos, parece la estación internacional de 2001, una odisea del espacio. No hay adornos superfluos y la sobriedad apenas se ve turbada por el único elemento decorativo del conjunto, un pequeño puente atirantado de cemento blanco con tablero bifurcado, barandilla de cristal transparente y pavimento retroiluminado con luz blanca que permite pasar desde la zona toilette hacia las zonas mingitorio & baño. El arquitecto me espera junto a la ducha, envuelto en un mullido albornoz blanco, pulsando una pantalla táctil para elegir la temperatura del agua y la presión y ángulos de incidencia de los 357 chorrillos programables.
—Le ha quedado bastante espacioso —digo por decir algo, que nunca sé como empezar las entrevistas.
—Soy muy partidario de los grandes espacios. Pero sin llenarlos de cosas —aclara.
—Qué casualidad, yo también —respondo—, no entiendo por qué nos empeñamos en vivir en habitáculos de 50 metros cuadrados. ¡Con lo grande que es el mundo!
Finge sonreír, se quita el albornoz, y me invita a pasar a la ducha. Esperaba que su piel fuera clara y lisa, como la de un delfín, pero Calatrava resulta ser bastante peludo.
— Bonito traje de baño —me dice—. Muy pop. ¿Se lo ha fabricado usted mismo?
Creo advertir cierta reprobación hacia mi sucinto a la par que elegante fardapollas estampado de leopardo de la marca Kalvin Clein. Es algo más sobrio que el reloj sumergible que llevo, de la misma marca y del tamaño de una cebolla, que me regalaron en el chino al comprar el juego completo de bañador + tanga + visera + calcetines + camiseta. Hago como que no le he oído y paso al ataque.
—¿Es cierto que es usted más escultor que arquitecto?
—Más bien soy un arquitecto que esculpe sus edificios. Pero no vacío el espacio, irrumpo en él buscando el movimiento.
—¿Entonces no le gustará ver inmóvil su columna de la Plaza Castilla, en Madrid? —le pregunto, más que nada para cabrearle, para que me responda mal y poder hacer una portada escandalosa que atraiga a las masas. Seguro que le mosquea lo de la escultura de 93 metros de altura. Debería estar moviendo sus más de 500 láminas de bronce dorado como si girara sobre sí misma, pero está más inerte que el brazo incorrupto de Santa Teresa.
—Es una pena que no se pueda contemplar en todo su esplendor. Es como haber sacado a la calle una columna salomónica de Bernini, para que la vea el pueblo en movimiento real, y que la falta de ambición la condene a ser un simple obelisco —dice sin demasiada acritud.
—Hombre, yo la veo augusta —le animo—, pero los 150.000 euros de mantenimiento anual en época de crisis…
—Esa es la mentalidad del esclavo —contesta mientras se sirve una gran dosis de gel—. ¿No había hambre mientras se erigían las pirámides? ¿No sufría Europa mientras se levantaban sus torres y palacios?
—Visto así… —digo un tanto sorprendido por los 357 chorrillos que empiezan a lanzar agua hacia todas direcciones, incluidas las partes más recónditas de la anatomía humana.
—El artista —añade mientras se enjabona los velludos y no obstante lacios pectorales— sólo se debe a su arte. Mi deber es dar forma a los sueños, pensar como un dios que construye el Olimpo. Crear formas y espacios que sean admirados por las generaciones venideras.
—Oiga, yo ya le admiro ahora —explico, un tanto preocupado por los numerosos chorrillos que me perforan desde atrás y desde abajo—, pero es que estas obras van a acabar pagándolas nuestros nietos.
—¿Y no le parece lógico que paguen también ellos teniendo en cuenta que yo trabajo para la posteridad y no para el presente?
Ahí me ha pillado, pienso para mí. Aunque también pienso que a la próxima entrevista tengo que venir sin gafas. O con gafas con limpiaparabisas. Y con el práctico traje de neopreno.
—¿Por qué le critican tanto los demás arquitectos? Que si sus obras siempre tienen sobrecoste, que si los materiales envejecen mal, que si los pavimentos resbalan…
—Supongo que les fastidia que me contraten tanto —dice aclarándose la espuma—. Yo doy a las ciudades y las gentes lo que ellos quizá no consiguen hacer: edificios singulares, puentes que asombran, espacios que emocionan. Y trabajo con libertad, sin someterme demasiado. A eso lo llaman arquitectura espectáculo. Como si toda la gran arquitectura de la historia no ha sido espectacular y asombrosa.
El agua de los chorrillos cesa súbitamente y me parece que me he dejado jabón en los sobacos y la entrepierna. Me seco como puedo y Calatrava me invita a abandonar la zona baño.
—Siento que tengamos tan poco tiempo, pero me esperan en Dubai —añade mientras me empuja amablemente hacia el puente.
El caso es que no sé si debido a la suave pendiente, al pavimento luminoso de cristal, a que todo se ha llenado de vaho o a que no me he secado bien el jabón, resbalo en el puente y caigo de bruces. Menos mal que, en el último momento, logro girar la cabeza y amortiguar el golpe con la nariz.
—¿Fe? —digo intentando no tragarme un diente—, efto ef lo que le digo, que fus ffuentes reffalan.
—Yo no me ocupo de estos pequeños detalles. Eso es cosa de los aparejadores. Y además, alma de cántaro, ¿para qué cree que ponemos los pasamanos y las barandillas?

__________

Los hechos y palabras reflejados en esta entrevista no son ciertos.
Todas las acciones acrobáticas han sido realizadas por especialistas.
Niños, no se os ocurra repetir esto en casa sin la vigilancia de vuestros padres. O de vuestras madres.

133 comentarios

  • Me lo imaginaba a lo Viggo Mortensen en la escena de la sauna en Memorias del Este, con su toallita blanca y nada más, no con bragatanga en animal print… La próxima vez que haga una entrevista en un sitio parecido, hagame caso: toallita y prou.

  • Ummmm, Bonnie ¡Viggo Mortensen! qué rico que está. En esa misma escena ¿no termina por perder la toalla y enseñar su hombría? ¿O es cosa de mi calenturienta imaginación?

  • Gran entrevista, Perro. No sé hasta dónde va a llegar en esto de arriesgar la vida, lo que hace la pasión por el buen periodismo y la necesidad. (Impactante la revelación acerca de las vellosidades del artista).

  • Yo sé a qué viene esto (entrometiéndome en la labor de la wikinena, que no parece estar por la labor)

    “el trabajo de Calatrava en Bilbao ha sido criticado de poco práctico: el aeropuerto de Bilbao carece de instalaciones óptimas para los viajeros, con una sala de espera a la intemperie en una ciudad muy lluviosa6 y en el puente de Zubizuri las losetas de cristal se rompen con facilidad (en 10 años debieron ser repuestas 600 de ellas, con un coste para el Ayuntamiento de 300.000 euros)7 y son deslizantes cuando llueve,8 motivo por el cual varios peatones resbalaron en el mismo a lo largo de los años.7 En 2007, Calatrava demandó al ayuntamiento de Bilbao9 por permitir que se construyera una pasarela peatonal de Arata Isozaki y quedase unida con el puente. En una primera instancia se desestimó la denuncia interpuesta contra el Ayuntamiento de Bilbao por vulneración sobre la propiedad intelectual en el puente ZubiZuri al entender que, aunque se ha alterado su obra, el interés público prevalece sobre el derecho de autor.10 Sin embargo, tras una apelación, en marzo de 2009 la Audiencia Provincial de Vizcaya rectificó el criterio del magistrado de lo Mercantil de Bilbao y falló a favor del demandante, condendando al consistorio a pagar 30 000 € al arquitecto en concepto de indemnización.”

  • Perro: como divertimento de sufridores usuarios pase, pero el toro tenía más pases y se lo ha dejado ir crudo.
    Esas entradas profundamente frívolas, que aquí se estilan, no son para los que somos frívolamente profundos.

  • Tipo material, una que es frívolamente profunda, encuentra una entrevista ficticia que omite pero se ve de venir. Osea.

    Gatita, no me busques. que estoy en la manicura afilando uñas, pesada.

  • Un día, no hoy, me explican los filológicos y filoprácticos qué problema hay con los anaculos y los pleonasmos.

    ¿ya no queda espontaniedad gramatical en el mundo?

  • En los Juegos Olímpicos de Roma en 1960 España concurrió por primera vez a las pruebas de natación. Al terminar los Juegos el Caudillo se interesó por los resultados de nuestra participación.
    -Franco: Elola, dame novedades.
    -Elola: Sin novedades, su excelencia.
    -Franco: ¿Y el equipo de natación?
    -Elola: No ha habido bajas, su excelencia.
    -Franco: ¿No se ha ahogado ninguno?
    -Elola: No, excelencia.

  • Reitero mis parabienes con José Antonio. Esta entrevista me confirma que tiene un mundo propio, muy rico y personal. Sin duda, sabe escribir. Probablemente es un hombre con talento al que nunca le han dejado llegar a nada, amén de un periodista desaprovechado. Esto, que resulta una puñetería a nivel personal y le priva del reconocimiento y dinero que merece, en realidad le honra.
    Me gusta su idea de vincular a la ducha todos sus encuentros. Es original y excelente.
    La principal pega que veo a sus entrevistas es que las consagra a sujetos que no merecen salir en ellas, ni en ninguna parte. Además, esta elección las hace caducas al paso del tiempo. Soy de la opinión que se debe escribir con miras al futuro; en menos de veinte años no se sabrá ni de quiénes se estaba hablando. No obstante, comprendo la necesidad del autor de ajustar cuentas con los fantoches actuales.
    También, ya para que se me fustigue, le encuentro un poco verde en el género, poco acerado en el ajuste de cuentas y corto en el componente humorístico; pero sé que irá a más. Espero que valore la opinión sincera de un modesto lector, que no por ello tiene la razón y que se sentirá feliz si contribuyese a alguna mejora o aportación.
    Gracias, José Antonio, por su entrevista. Que tenga un buen día, en el que se ría mucho, sea feliz y todos le dejen en paz. Lo mismo para todos los que siguen Chopsuey.

  • En cuanto al magnífico y atrevido Viggo Mortensen, del cual celebro al aguardentoso Alatriste y al superviviente de la película más desesperanzada de todos los tiempos, “The road”, puedo asegurar que sale completamente desnudo en la pelea de la sauna de “Promesas del Este”. Otrosí en “The Road”.

    Su pelea en bolas me remite a otra en versión cómica, la de Sacha Baron-Cohen en “Borat”: me reí tanto que me caí de la butaca del cine.

  • Se eleva de los estadios un himno perenne a la geometría, un peán pletórico de áreas, triangulaciones, esféricos, alineaciones.

  • Yo le pido a Perro, para que no resbale más en la ducha, que es algo muy intimo y personal, que busque otros apartimentos como la cama, donde no es necesario desnudarse ni un traje e neopreno.

    Solo hablar, tocando la piel. Ya ¿qué es mucho riesgo? ¡qué va… para un erizo como usted!

  • Me parece muy bien que en las construcciones cuyo coste no sea el de las grandes infraestructuras la forma se separe algo de la función, como pasa en algunas obras funcionalistas que no son totalmente funcionales. También admito que algunos edificios hayan sido concebidos en primer lugar como esculturas. Lo que crítico de Calatrava es que su formalismo es pueril, un espectáculo cargado de un futurismo sobado y fácil.

  • Muy divertida entrada. Perro, conocerá usted los artículos que le ha dedicado El Mundo Today. Aquí, uno desternillante: “Los bomberos rescatan a un perro atrapado en una caseta diseñada por Santiago Calatrava – El habitáculo costó 10 millones de euros”.

  • Vean en Barcelona la torre de comunicaciones de Calatrava en el recinto olímpico -sale en la ilustración de la entrada- y la de Foster en Collserola, y se harán una idea de la diferencia entre un listo y un genio.

  • ¡Qué bueno, Perro! Genial lo de que le encantan los grandes espacios pero sin llenarlos de cosas.

    No estoy muy al día en asuntos arquitectónicos y, al leer el título de la entrada, por un momento pensé que se trataba de una entrevista al más feo de los Hermanos Calatrava.

    Pero éste parece que es bastante más divertido.

  • Tiene que rebajar mucho la soberbia del artista pensar que un puente suyo, como el de Calatrava en Bilbao, se llenará algún día de tenderetes de su padre y de su madre, y que entonces parecerá el no va más, como nos lo parece el Ponte Vecchio.

  • Y como hoy estoy de tremenda resaca y perdiendo el tiempo leyendo aforismos, éste del genial Jules Renard, que debería venir inscrito por defecto en el frontispicio de cualquier blog:

    Deberíamos acabar siempre las discusiones más apasionadas así: “Y qué más da, pronto moriremos”.

  • De Renard siempre me encantó ésta: “He construido castillos en el aire tan hermosos que me conformo con sus ruinas”.

  • Un figura es este calatrava:

    PIFIAS

    Bilbao – Puente de Zubizuri y Aeropuerto:
    · Hubo que añadir una moqueta antideslizante, ya que cuando llueve o hiela es imposible atravesar el puente sin resbalarse.

    · El coste de reemplazar cada loseta de cristal es de 240€. En el año 2007 ya se habían cambiado 560 losetas.

    · Calatrava denunció al Ayuntamiento porque añadieron una rampa de acceso para minusválidos desde un edificio anexo al puente. Pidió 3 millones de euros de indemnización por “lesión al derecho moral de la propiedad intelectual”, pero el juez le otorgó 30.000€.

    · En el caso del Aeropuerto, siete años después de su inauguración y tras una nueva inversión 3,3 millones de euros, por fin se colocó una cubierta en la sala de espera que no dejara a los pasajeros a la intemperie

    Alcoi – Puente Zona Norte – Viaducto / Llotgeta
    · El Ayuntamiento de Alcoi le abonó en 1995 90 millones de las antiguas pesetas (540.911 euros) por la maqueta y anteproyecto de un puente que debía unir el Viaducto y la Zona Norte. Nunca llegaron a iniciarse las obras.

    · El mismo año se inauguró la “Llotgeta”, diseñada también por Calatrava. 16 años después, con una nueva inversión de 600.000€ mediante el Plan Confianza de por medio, la planta subterránea sigue sin tener licencia de apertura. Además, ambas escalinatas de acceso y salida tienen una pendiente inadecuada con respecto a la normativa y la anchura de los escalones es más reducida de la establecida por la legislación de seguridad vigente.

    Oviedo – Palacio de Exposiciones y Congresos
    · El 9 de agosto de 2006 una pieza de forjado y hormigón de 500 metros cuadrados cayó desde una altura de unos quince metros y provocó heridas leves a tres de los operarios que trabajaban en la obra. Calatrava fue condenado a pagar 3,5 millones de euros a la aseguradora, pero nunca se personó en el juicio.

    · La visera debía ser móvil, pero el mecanismo nunca ha funcionado y el arreglo costaría cerca de 6 millones de euros. Se optó por dejar fija la visera por razones de seguridad, lo cual ocasionó diversos procedimientos judiciales entre la constructora y alguna subcontrata.

    Venecia – Puente de la Constitución
    · Costó 11,2 millones de euros, cuando su presupuesto inicial fue de 2,5 millones de euros. La Fiscalía de Venecia está en pleno proceso judicial contra Calatrava, reclamando 3,4 millones de euros al arquitecto en concepto de daños y perjuicios.

    · Acumuló casi 5 años de retraso debido a problemas de seguridad y es casi imposible de cruzar por personas con problemas de movilidad.

    Palma de Mallorca – Palacio de la Ópera
    · El anteproyecto de la ópera de Palma costó 1,2 millones de euros al Govern balear y no llegó a ejecutarse por prohibición de la Junta Electoral en 2007, ya que el proyecto fue anunciado a un mes de las elecciones autonómicas.

    · Nunca llegaron a iniciarse las obras, y tanto Calatrava como el ex presidente del PP Jaume Matas han sido imputados dentro de una pieza separada del caso Palma Arena.

    Malmö – Turning Torso
    · El proyecto tuvo un sobrecoste de 85 millones de euros y varios años de retraso, provocando que el promotor del bloque de viviendas fuera despedido y denunciado por la vía criminal.

    · El 75% de las estructuras metálicas utilizadas tenía defectos.

    · Toda la construcción fue filmada en un documental, donde uno de los encargados de la obra habla del «agujero negro» de Zurich cuando alude al despacho del arquitecto. En otro momento del documental, Calatrava declara que ciertas obviedades a veces se le olvidan: “En un edificio tienes que pensar como entrará la gente, en las salidas de emergencia, cómo llegará el agua. Todo eso es una servidumbre”.

    Valencia – Puente de l’Assut de l’Or
    · Fue adjudicado en 2004 por un total 23,2 millones de euros, comenzando las obras ese mismo año (las cuales se paralizarían entre 2005 y 2007). En el verano de 2008 se supo que la inversión ya alcanzaba los 34 millones de euros, 11 millones más de lo presupuestado en un principio. Finalmente, la Sindicatura de Comptes (entidad auditora del Gobierno de Valencia) estableció que el gasto había ascendido a 59,9 millones de euros, una cifra superior en más de dos veces y media a lo presupuestado.

    · El cambio de rasante que posee el puente provocó varios accidentes mortales al poco de inaugurarse, por lo que fue necesario instalar semáforos que gestionan el tráfico en el puente.

    · Un restaurante ilegal proyectado por Calatrava elevó el sobrecoste del Pont de l´Assut. Levante, 15/10/2012. enlace pdf

    Puente de Vistabella – Murcia
    · Debido a que el suelo es de cristal, y tras gastar más de 100.000 euros en restaurar losetas rotas, se optó por colocar una moqueta que costó 60.000 euros para evitar resbalones cuando llueve o por la escarcha matinal.
    · A pesar de tener sólo 50 metros de longitud, el puente tiene pendiente a ambos lados, lo cual perjudica a las personas con movilidad limitada

    Bou – Palma de Mallorca
    · El coste estimado de la obra fue de 750.000 euros. Tres días después de inaugurarse tuvo que apuntalarse con varias grúas debido a la aparición de una gran grieta en su estructura.

    · Uno de los tirantes de la escultura fue instalado sobre la terraza del museo el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Palma “Es Baluard”, incumpliendo la Ley de Patrimonio.

    Puente Margaret Hunt Hill – Dallas
    · Primero de los tres puentes que tiene previsto construir Calatrava en la ciudad de Dallas. El presupuesto inicial era de 117 millones de dólares, pero ha terminado costando 182 millones de dólares. El diseño del arco y los honorarios de Calatrava han ascendido a 6,3 millones de dólares.

    Auditorio de Tenerife – Santa Cruz de Tenerife
    · Finalizado en 2003 tras 6 años de obras (aunque fue inaugurado varias veces), su coste cuadriplicó su presupuesto inicial llegando a los 72,3 millones de euros
    · En su apertura al público era imposible acceder con silla de ruedas, había goteras bajo las vidrieras y ya había grietas en el ala principal

    Nueva Terminal del Aeropuerto – Denver
    · El proyecto del rediseño de la terminal sur del aeropuerto incluía la construcción de un puente, un intercambiador de tren, un hotel de 500 habitaciones y un centro cívico / comercial
    · Calatrava ha abandonado el proyecto antes de empezar las obras debido a que se ha rebajado el presupuesto del proyecto de 650 a 500 millones de dólares, por lo que el despacho de Calatrava envió una carta en la que declaraba que “siente que al proyecto le faltan fondos, tiene un calendario poco realista y está plagado de “divisiones profundas”, entre el equipo de diseño, los representantes del aeropuerto y los gerentes de programa de la principal contratista del proyecto”
    · Sus honorarios han sido 12,8 millones de dólares por el diseño inicial y 800,000 dólares adicionales para permitir usar parte de su idea original en un rediseño que se adaptara al nuevo presupuesto

  • Así empieza la ultima deposición de nuestro Murakami particular:

    Eran lobos nocturnos, cazadores clandestinos
    de muros y superficies, bombarderos sin piedad que
    se movían en el espacio urbano, cautos, sobre las suelas
    silenciosas de sus deportivas. Muy jóvenes y ágiles.
    Uno alto y otro bajo. Vestían pantalones vaqueros
    y sudaderas de felpa negra para camuflarse en la
    oscuridad; y, al moverse, en las mochilas manchadas
    de pintura tintineaban sus botes de aerosol provistos
    de boquillas apropiadas para piezas rápidas y de
    poca precisión. El mayor de los dos tenía dieciséis
    años. Se habían conocido en el metro dos semanas
    atrás, por las mochilas y el aspecto, mirándose de
    reojo hasta que uno de ellos hizo con un dedo, sobre
    el cristal, el gesto de pintar algo. De escribir en un
    muro, en un vehículo, en el cierre metálico de una
    tienda. Habían intimado pronto, buscando juntos
    huecos o piezas ajenas en paredes saturadas, fábricas
    abandonadas del extrarradio e instalaciones ferroviarias,
    merodeando
    con sus aerosoles hasta que vigilantes
    o policías los ponían en fuga. Eran plebeyos, simple
    infantería. El escalón más bajo de su tribu urbana.
    Parias de una sociedad individualista y singular en la
    que sólo se ascendía por méritos ganados en solitario o
    en pequeños grupos, imponiendo cada cual su nombre
    de batalla con esfuerzo y constancia…

  • La categoría estética en la que se sitúan las obras de Calatrava, un poco arriba, un poco abajo, es la de lo bonito. No da para más. Como muestra la torre de Malmö -también sale en la ilustración de la entrada-, sometida a un giro obvio y simplón.

  • Es verdad Compañero del metal es Promesas del Este!!..¡esta rubiez acabará conmigo!
    Esa escena es memorable por esa pedazo de tunda que me duele hasta a mí. ..ultimamente se la han copiado los de la nueva campaña de gayumbos de H&M con el angelical David Beckham como prota….otro ai amáquerico Tarexia!
    Don Perro copiele al David hágame caso!
    Calatrava es un bluff ..siempre igual, siempre igual.

  • Perroantuán 27 de nov de 2013 17:56
    Aclaro que soy admirador de la arquitectura de Santiago Calatrava. Conste.

    No se preocupe. Deje de serlo y ya está.

  • Señor Adaptaciones
    Comprobada la visualización de iconos en Windows 8 con Explorer, Chrome y Opera, no se advierte ningún problema. Sentimos no poder ayudarle.

  • Srta. BellPuig, gracias por su interés y sus desvelos.
    Sigo observando a partir de ahora.

    Me incorporo tras dos día de intenso laboro y un puto seminario, sufrido para que mi director general pueda decir ante el consejo que, pese a mi edad, sigo vital e interesado en reciclarme.

    (Reseñar que también será casualidad que me ocurriera es dos PCs distintos con Güindoes 8.1. ¿Ejerceré acaso una influencia desbaratadora magnética sobre los aparatos con mi sola presencia?

  • marquesdecubaslibres, erre que erre con Meripoppins, y Tareixa con un rollo calatrávico.
    Olvidemos a Merenderi y a Calatrava (de lo mejor que ha hecho, provocar este post) y centrémonos, centrémonos.

  • Al seminario cursillo de hoy, asistía una arquitecta pelirroja, de veinticinco años y un culo que merecía figurar entre los relacionados por el Sr. Verle con categoría propia.

    Pese a que sabía que el cursillo, seminario, clase iba a ser una castaña, he tomado la prudente decisión de alejarme lo más posible de la bella durante toda la jornada.
    Mi magnetismo maduro no desarma sólo a los aparatos electrónicos.

    ¡ARRGGGHHHHH!
    ¡Srta. BellPuig, Srta. BellPuig, he ido a la web del Sr. Verle y al volver las afotos han crecido hasta más allá de la mitad de la sábana!

  • Ni usted se llama aztelanor ni yo soy fea.

    Me da igual, me gusta bautizar con mi propio lenguaje a los nicks. Se nota que es nuevo y le falta un hervor

  • Marqués, a mí tampoco me gusta la deriva de Pérez-Reverte, pero una cosa es criticarle y otra llamarle Murakami…
    Vale, sus artículos periodísticos son repetitivos, han pasado muchos años desde los buenos, recopilados en “Patente de Corso” y “Con ánimo de ofender”.
    De acuerdo, sus últimas novelas, o al menos las que he leído, “El pintor de batallas”, “El tango de la guardia vieja”, etcétera, me aburren soberanamente.
    Es cierto también que sus finales siempre se concentran atropellados en dos páginas, como si se hubiera fatigado súbitamente después de las doscientas o trescientas anteriores.
    Pero alguien que ha escrito “El Capitán Alatriste”, “Territorio Comanche” y, sobre todo, la magistral “La sombra del águila”, entre otras, merece un lugar de honor en la Literatura Española; no que se le equipare a un japonés ultrapromocionado, de moda temporal. ¿No cree?

  • Los “heavies” no tenemos tiempo para leer; de hecho ni siquiera sabemos leer, ni falta que hace. Así que, sí, ya sé que hace tiempo que un tal Michel Houllebecq sacó sus libros, y dirán que vaya, que a qué alturas me entero, Baldomero, me defeco en la progenitora de Zapatero, pim, pam, fuego.
    El caso es que acabo de completar el primero, “La ampliación del campo de batalla”. Hacía tiempo que no me atrapaba tanto una lectura. Original, sincero, demoledor… voy a devorarlos todos, uno tras otro. No sé si aquí son devotos o detractores del susodicho, había alguien por ahí que sí (pero también le gustaba Marías), mis cabezazos metaleros devastan mis recuerdos.

  • ¡Qué riquiña es Bella!

    ****

    Un señor como Houllebecq denunciado por varias agrupaciones islámicas y de derechos humanos por “injuria racial” e “incitación al odio religioso” siempre resulta interesante de leer.

    Aunque me gustó más en otros tiempos. Ahora ya me aburre

  • También es poeta, señor Pene:

    EL AMOR, EL AMOR

    En un cine porno, unos jubilados cascados
    Contemplaban, escépticos,
    Los retozos mal filmados de dos lascivas parejas;
    No había argumento.

    He ahí, pensaba yo, el rostro del amor,
    El auténtico rostro.
    Algunos son seductores, y seducirán siempre,
    Y el resto sobrevive.

    No existe ni el destino ni la fidelidad,
    Sólo cuerpos que se atraen,
    Sin sentir ningún apego ni, desde luego, piedad,
    Uno juega, y después destroza.

    Algunos son seductores y por lo tanto muy amados;
    Sabrán lo que es un orgasmo.
    Pero hay tantos otros cansados y sin nada que ocultar,
    Ni siquiera un fantasma;

    Si acaso, una soledad agravada por la impúdica
    Alegría de las mujeres;
    Si acaso, una certeza: “Eso no es para mí”,
    Un oscuro y pequeño drama.

    Con certeza morirán un poco desengañados,
    Sin ilusiones poéticas;
    Practicarán a conciencia el arte de despreciarse,
    Será algo mecánico.

    Me dirijo a todo aquel que nunca haya sido amado,
    Que nunca supo gustar;
    Me dirijo a los ausentes del sexo liberado,
    Y del placer corriente.

    No temáis, amigos, vuestra pérdida es mínima;
    El amor no existe en ninguna parte.
    Sólo es una broma cruel de la que vosotros sois víctimas,
    Una jugada de experto.

    (Michel Houellebecq. Poesía. Edición bilingüe.
    Traducción de Altair Díez y Abel H. Pozuelo.
    Barcelona, Anagrama, 2012

  • Nunca me fío de los escritores que ponen pose forzada de chico malo, A saber; mirada como perdida, mohín de insatisfecho con la vida y cigarrillo.

    A mi ya no me compran

  • Gracias por las explicaciones y los consejos. El poema tiene nociones interesantes, pero, oh, sacrilegio, detesto la poesía.

    Pérez-Reverte, Houllebecq, Led Zeppelin, Chiquito de la Calzada, Caminero… todo creador, o creadores, atraviesan unos años de esplendor, pocos o muchos, y luego declinan irremediablemente. Es la vida. Guardémoles gratitud eterna.

  • Deja en paz a la wikinena aztelomirar. Ella es así.
    No he leído nada de Houllebecq. Me suena de lejos y de momento como que no voy a ir pallá habiendo material nuevo de Mura en las librerías. Adoro a Javier Marías, escribe como dios. ¿Qué más..? Ah, sí: Perez Reverte: a mí no me gusta Alatriste, pero Vigo Mortensen sí y además por estadística a mí me toca uno igual.
    (Marqués, llevo toda la tarde-noche pensando en ti. Pero por una cosa que no tiene nada que ver)

    Buona notte a tutti.
    ¡Viva el papa Francisco! (aunque se lo vayan a cargar, viste)

  • Qué desastre: hay textos que no coinciden con las fotos; por ejemplo, la foto del edificio fragmentado de Morphosis, que puse a la 01:06, tenía que ir en el post de las 12:55. No descarto más errores, pero tampoco importa mucho si esas construcciones les han llamado la atención, para bien o para mal.

  • No me gusta recomendar libros, Gengis, ni siquiera sugerir, pero en este caso le conmino, aun más, le exijo que lea a Pierre Michon. “El origen del mundo” es una buena novela para empezar y adentrarse en el mundo descriptivo, detallista (muy detallista, no tendrá que preguntarse nada, ni le importará que lleva la estanquera en el bolso) y perturbador omasturbador de su prosa.

    Y no, no soy ninguna entendida.

  • ¡Me encantas Juliocero! Siempre consigues hilar fino. Esto…. ¿seguro que no vives en un sótano rodeado de pantallas en plan friki?

    No digas nada, se me antoja imaginarte así y punto.

  • AVISO AL SEÑOR KHAN
    CÓMO CREAR ENLACES

    La Dirección de esta casa ha tenido a bien proporcionar a a las señoritas lectoras y a los señores lectores unos prácticos botones [porque bonitos no son, la verdad] para que los susodichos puedan dan forma a sus textos. Ya no vale excusarse en el tópico manido de que “es que yo soy un analfabeto digital”. Vale, lo son, pero no se regodeen.

    Dice el señor Director 1 [qué carácter más insoportable tiene este hombre, todo el día refunfuñando, gritándome a mí, que soy una flor]: “Aunque es difícil, se puede entender que después de años y años algunos no hayan tenido tiempo de descubrir cómo se ponen unas negritas o un enlace. Vale. ¡Pero, cojones, es que hemos puesto unos botones! Lo que hay es una vagancia de la hostia. ¡Mecagüenlaputa!” [El señor Director 1 es de por ahí de un sitio que al parecer les da poco el sol y tienen poco calcio y son incapaces de decir dos frases sin jurar ni faltar a nadie.]

    Así que me ha encargado personalmente que le enseñe a usted a crear enlaces (también llamados vínculos) a las fotos, artículos et cétera.

    1. Copie (en el teclado con Ctrl+C) la dirección URL que quiere enlazar.
    2. Resalta con el raton (clic y seleccionar) el texto en donde quiere situar el enlace. Por ejemplo: Este es el edificio Turning Torso de Calatrava.
    3. Con el texto resaltado haga clic en el botón link. Se abrirá el cuadro de diálogo Introduce la URL (que es la dirección que desea enlazar).
    4. Sobreescriba el “http://” que aparece ahí a modo de ayuda con la dirección que ha copiado. Sólo tiene que pulsar en el teclado Ctrl+V.
    5. Haga clic en Aceptar y el programa introducirá el código HTML en su sitio. Siga escribiendo su comentario o haga clic en Enviar. Ya está: Este es el edificio Turning Torso de Calatrava.

    Dice el Director 1 [el Director 2 está de conferencias, o al menos esa excusa ha dado] que el objeto de los enlaces es que no se bloquee o desencuadre la página y quede bloqueado el acceso a ÇhøpSuëy. “Y que hagan lo mismo con los vídeos, cojones”. [Luego ha dado un portazo y ha vuelto a la batcueva].

  • Srta. Bella, reitero; es usted no solo una flor, es un campo lleno de lavanda y brezo.

    ¡Qué paciencia que nos tiene! Que le suban el sueldo, pero ¡ya!

  • Perroantuán, le cité como José Antonio por el nombre que figura en el apartado de autores (“cristianado como”), no sé si le ha molestado y por eso respondió “presente”. En cualquier caso, los nombres no pertenecen a nadie en exclusiva ni tiene porqué remitirse, menos en un mundo de 7.000 millones de personas o presuntas personas. Mi intención era buena. Igual su réplica también, así que no me haga caso.

    Como seguidor de los Monty Python, a extremos de buscar lo descatalogado y perdonarles demasiadas escenas malísimas por sus grandes aciertos buenísimos, lamento su “retorno” septuagenario (sin Graham Chapman, claro) por dinero. Hipotecas, ruinas, pensiones de divorcio millonarias… qué tristeza.

  • A ver, señores, hagan el esfuerzo de poner correctamente los enlaces. Los problemas de visualización en los dispositivos táctiles y móviles se deben a los enlaces que se salen del cuadro.

  • Gracias, Perro. (En mi pantalla no veía que el enlace se saliera del cuadro, pero tomo nota).

    ***

    Me pasaron dos películas sobre tema parecido de las que me habían hablado muy bien. Vi anoche “El último concierto” y me pareció flojita, pese Beethoven, Walken y Hoffman. ¿Alguien tiene mejor opinión de Grand piano?

  • Gengis, mire que tiene usted peligro cuando se enrosca en algo… A ver, ora ¡qué! ¿Descubrió su pasión por la arquitectura?

    ¨¨¨
    Señor Material; si se le ha muerto alguien querido, un sentido abrazo virtual.

    Señorita Bella es usted mi Margo Channing. No tema

  • Más que la arquitectura, a la que no me atrevo ni a mirar a la cara, a mí siempre me ha gustado mucho la construcción: desde unos cartones bien puestos, que transmiten una sensación de vida ordenada, de doméstica decencia, hasta el círculo de tiendas de campaña en torno al mastil, donde los camaradas han convertido su vida en una espera.

  • Perro, con razón me parecía que la había visto últimamente. Me gusta su rara monumentalidad, tan ajena a los materiales y formas aristocráticos y tan ligada al obrerismo industrial.

  • Brenomauer, le mandé sms este mediodía, pero debo tener problemas con su prefijo. Ya tiene mi número en su correo electrónico (hay que ver qué cosas te piden para escribir naderías -yo, las mías– en Chopsuey).

  • Pirata Jenny, contesto porque nadie le ha respondido todavía: no he visto “Grand Piano” porque me huele a truño. Así que no puedo opinar sobre ella.

    Puede probar con “Amada inmortal” (“Inmortal Beloved”). Me gustó mucho. Creo que es el mejor papel que ha hecho nunca Gary Oldman, sorprendente y extraordinario como Beethoven, junto con el que bordó en la llamativa “El clan de los irlandeses” (“State of Grace”). Las escenas en las que suena la Séptima me conmueven hasta los tuétanos.
    Oldman tiene otros papeles apreciables, como secundario en “Amor a quemarropa” y “Léon, el profesional”, pero la crispación interpretativa que mostró en las que he destacado es superior.

    Palabra de cinéfilo que no cobra comisión alguna por sus recomendaciones (ni en ningún otro concepto).

    Buenas noches a todos.

  • Perroantuán 28 de nov de 2013 16:27

    Perroantuán 28 de nov de 2013 16:27
    A ver, señores, hagan el esfuerzo de poner correctamente los enlaces. Los problemas de visualización en los dispositivos táctiles y móviles se deben a los enlaces que se salen del cuadro.

    ***

    Jo, qué advertencia más super Monty Pithon.
    (¿O sea que hay unos privilegiados con dispositivos táctiles y móviles? Sí, ¿no? Yo creía que éramos una colectividad, ¡y resulta que trabajamos para ellos!).

  • Compañero del metal: lo he comprobado. No es posible pasar del minuto 15. Si El último concierto es floja, Grand piano es una tomadura de pelo. Mala no, lo siguiente.

    También es verdad que he llegado a detestar el cine, aunque hace años me gustó tanto como para plantearme quedarme a estudiar en Cinecittà. No sé qué me pasa con el género. Me aburre.

    Pero le haré caso sobre Oldman, aunque sólo sea porque en el Drácula de Coppola me hizo creer que no hubiera hecho falta mucho para que me hiciera amante del Conde Drácula.

  • Gran trabajo, Perro. No se deje amilanar por accidentes y adversidades y siga regalándonos estas entrevistas al desnudo (o a la desnuda).

    Antológico último párrafo de Savater. No apto para cínicos.

    El Conde ya tenía sus amantes, Pirata, aunque seguro que no hubiese despreciado una más. Ese papel, por cierto, el de Oldman, estuvo a punto de hacerlo (muy a punto) Antonio Banderas.

  • Cómo que épico. Camarada Perro, a mí me ha parecido eminentemente lírico.
    Venga vamos a hacer una célula palestina de liberación. Camarada Gengis, ¿eso ha sido una indirecta a los demás camaradas?

  • Para terminar con la serie de construcciones, no estaría mal comparar dos modos de arenga: desde el montacargas-tribuna comunista, que pueden ver más arriba, y desde la fachada-tribuna fascista.

  • Que el sentido de una obra resida en ser recibida sólo pueden pensarlo los que, invirtiendo la natural jerarquía de los cosas, dan casi más importancia a la difusión que a lo difundido; pero también se podría dudar del sentido de ir a la escuela si no existieran obras que conviene conocer.

  • Aparentemente, la tribuna comunista prefiere la máquina al edificio; la ligereza, movilidad y versatilidad de la estructura metálica, a la pesadez granítica de la fortaleza; la modesta funcionalidad del artilugio, a la representación de un poder absoluto; dirigirse a la multitud, inclinado hacia ella y hacia el futuro que ya se toca, a presidir verticalmente desde la fortaleza los desfiles populares. Aparentemente, porque en realidad ha convertido lo suyo en un nuevo monumento.

  • “Todos los estudios realizados demuestran que la educación musical mejora la concentración, la memoria, la coordinación, la expresión, la capacidad de síntesis, la empatía o el trabajo en equipo y, sobre todo, contribuye al desarrollo cognitivo”, ha escrito en este periódico [El País] la presidenta de la Asociación de Docentes de Música de Secundaria de Galicia, Beatriz Alonso Pérez-Ávila.

    A mí me hubiera bastado con haber oído a doña Beatriz que la educación musical mejora la cultura musical, como me gustaría oír alguna vez a los de Latín que sus clases sirven para aprender Latín.

  • La Filosofía que se estudia en el Bachillerato tiene la propiedad singular de ser una maría difícil.

    Espléndida definición.

  • Según los mossos, unos estudiantes han ocupado pacíficamente durante una hora la sede barcelonesa de UPyD. Como quien dice: un atraco pacífico.

  • El régimen dictatorial de Cataluña, la Generalitat, Artur Mas, ERC, CUP, los Mossos, TV3 y el CAC, suma y sigue… no tiene nombre. Bueno, sí: nacionalismo; la peste del siglo XIX, XX y por ahora XXI.