El sobre

Master
Por Fernando García.

Ser crítico taurino de prestigio fue durante muchos años un escaso privilegio. Las figuras del toreo dependían de la opinión que desgranaban con displicencia en sus crónicas y si éstas se hacían en ABC alcanzaban además una categoría prescriptiva. Así, se hablaba del maestro Corrochano o de Cañabate como epítome de la sabiduría en el arte de Cúchares, amén de la altura literaria que alcanzaban. Los críticos de provincias, por el contrario, andaban en la parte baja del escalafón y hacían sus crónicas a cambio de un pase de favor. Este fue el caldo de cultivo para que los apoderados de las figuras empezaran a repartir sobres entre estos desgraciados plumillas a cambio de tergiversar el resultado de la corrida. Era frecuente ver en el callejón a un orondo apoderado fumándose un veguero y tocado con un sombrero de ala en cuya cinta se dejaba ver un sobre cuyo contenido era el óbolo dispuesto para los ocasionales corresponsales. Con el paso del tiempo tal práctica se generalizó y los sobres corrían también por Madrid o Sevilla. Con la llegada de la democracia los responsables de otras secciones del periódico decidieron también apuntarse a la práctica del sobre; es decir, si querías que hablaran bien de ti, había que pagar. La pendiente se fue haciendo mas abrupta y aquello fue el caldo de cultivo en el que crecieron los llamados «confidenciales».

Corría el año 1986 cuando fui requerido por un colaborador del diario monárquico para que le facilitara cierta información y como me negara me dedicó un articulito en que me acusaba de «pertenecer al sector mas radical del partido comunista y estar causando grave perjuicio al sector farmacéutico». Aquello era más que falso, sobre todo lo primero, pero causó gran disgusto a mi madre por motivos guerracivilescos que no vienen al caso, aunque curiosamente me dio cierto prestigio ante mis jefes socialistas de entonces.

Aquello fue el desparrame, el periodismo se convirtió en una guerra sucia donde florecieron buscavidas como el recientemente detenido responsable de Ausbanc. La trama se fue perfeccionando y sus tentáculos llegaban a todos los políticos y empresarios. En el año 1992 me quisieron cesar por haber filtrado información a un Confidencial. Me salvó la campana gracias a la aparición de unas pruebas que inculpaban el verdadero responsable. Entonces comprendí que si quería sobrevivir tenía que filtrar, pues de no hacerlo me acusarían paradójicamente de haberlo hecho.

El llamado periodismo de investigación se ha estado alimentando durante todos estos años de lo que venían llamándose soplos (filtraciones) de funcionarios y políticos conectados a su vez con los pagos de empresarios en un discreto sobre. La conexión de Ausbanc con Manos limpias ha removido los recuerdos de unos tiempos que quisiera olvidar para siempre.

112 comentarios

  • Pirate, déjese de metafísica, lo que hay que hacer es pasar la eliminatoria y ganarle la final esta vez al Madrid. Hay que hacerlo, como decía el otro día una pancarta en el Metropolitano, “por nuestros mayores” y por su chavalillo y miles como él que viven esta ilusión. Ilusión que yo no tengo, por viejo y por haberlo vivido ya diez veces.
    Srta. Bellpuig, muy oportuna su excelente ilustración.
    Buenos días, España.

  • El jugador merengue Casemiro me recuerda a Leire Pajín.

    Hoy el Atlántico de Madrid se enfrenta al combinado de Xabit AEATlonso. El tolosarra fue uno de los artífices del ridículo del combinado nacional en el último Mundial de Selecciones. Su abandono del Madriz y su marcha al Valle de Munit causó estupor entre cierto sector (sector viene de secta) mourinista, que momentáneamente dejó de tocar las panderetas y de cantar jarecrisna jarejare y halamadrizhijosdeputa para quedarse, como dicen en Cataluña, bocabadats. Tuvo su gracia seguirlo en vivo y en directo.

    Seguiremos informando.

  • El consistorio madrileño,
    rumba la rumba la rumba la.
    El consistorio madrileño,
    rumba la rumba la rumba la.
    ha hecho un mapa de cagadas,
    ¡Ay Carmena! ¡Ay Carmena!
    ha hecho un mapa de cagadas,
    ¡Ay Carmena! ¡Ay Carmena!

  • Tras reflexionar gran parte de la noche pasada, he llegado a la conclusión de que ayer estuve francamente desafortunado con mi comentario sobre Esparta. Asumo mi responsabilidad. Mi única defensa es que, por un momento, pensé que las heridas, después de cerca de mil quinientos años, se habrían cerrado ya. Fue un error y lo lamento. Vayan desde aquí mis más sinceras disculpas a Atenas y, por extensión, a toda la Liga de Delos. No volverá a suceder.

  • Cuando alguien dice “mas Esparta y menos Atenas” o habla del “contrato social de Rosseau” se entiende perfectamente lo que significa. Otra cosa es que se interprete tenor literal, o que uno se la agafe con papel de fumar, algo que gustamos practicar en esta casa.

  • Qué curioso. En un escrito del Nickjournal traje a colación un texto de Alberto Savinio que ahora sirve de conexión con el espíritu Chopsuey:

    “Los toreros se dividen en ‘rondeños’ y «cordobeses». La diferencia es como la que hay entre espartanos y atenienses. El ‘rondeño’ es viril y enemigo de los melindres. El «cordobés» es el llamado “torero señorita”, que adorna su juego de matador con florituras de bailarín. El espartanismo del ‘rondeño’ no se limita a la forma, sino que repercute sobre la técnica del torear. Así, en las verónicas, es decir, en los pasitos y requiebros que el torero realiza alrededor del toro para aturdirlo e irritarlo, el «cordobés» adelanta el pie derecho, lo que le permite retroceder rápidamente, mientras que el ‘rondeño’ «quema todas sus naves», esto es, adelanta el pie izquierdo, lo que le impide toda posibilidad de retirada…”

  • MÁS ALGODÓN Y MENOS ESPARTO
    Cómo sois. Os recuerdo que comencé con un “¿Menos Atenas aún?” que marcaba claramente la distancia irónica sobre el comentario de Gómez.

    No obstante, nada es gratuito. Vivimos tiempos heróicos, más concretamente superheróicos, y nada más educativo que ilustrar a las masas sobre de qué hablamos cuando hablamos de Esparta, no sea que las nuevas generaciones, confundidas por los tebeos de Fran Miller o las películas de Snyder, se equivoquen de modelo.

    Aunque también es verdad que los únicos que se proclaman herederos de Esparta son los militares de los campamentos legionarios o guerrilleros, supongo que para ahorrar gasto en el rancho de la tropa.

    Entre los civiles, el modelo ha sido más bien Atenas. Modelo tanto de las burguesías locales (breve repaso: Bilbao, Vitoria, Santander, Oviedo o Edimburgo) como de los movimientos obreros: los ateneos.

    Ayer cometí el error absurdo (que nadie me corrigió) de atribuir admiración por Esparta a los espartaquistas marxistas alemanes, cuando su modelo revolucionario era otro, el levantamiento del esclavo tracio Espartaco. Puede que también llevara calzones de esparto pero, obviamente, el Nilo y el Nalón no son lo mismo. Pido perdón a todos los españoles.

  • EL MARQUÉS DE LAS CACAS
    Cuando estoy en Madrid me toca pasear a Boris (herencia del fallecido Arturo) y a Emiliano (herencia de mi hija). Se trata de dos chihuahuas bastante histéricos a los que odio cordialmente, sobre todo por el deterioro que supone de mi imagen verme paseando con ambos perritos y recogiendo sus cacas.
    Cuando estoy en el Zulo se suman a los anteriores Dolce (un eurasia) y Daddy (un pitbull), dos perros admirables y educados, cierto que las cacas son de tal calibre que las tengo que recoger con pala.

  • Miércoles, 27/04/2016 a las 11:00 Perroantonio dice:

    Ayer cometí el error absurdo (que nadie me corrigió) de atribuir admiración por Esparta a los espartaquistas marxistas alemanes, cuando su modelo revolucionario era otro, el levantamiento del esclavo tracio Espartaco

    Decirlo ahora no sirve, claro, pero sí advertí esa derivación Esparta -> Espartaco. Pensé que había una conexión “real” entre ambos que yo ignoraba, y no me atreví a preguntar.

    Es que uno se acompleja; como decía Bonnie, aquí sabéis de todo y así no hay forma

  • Pronto hará un año que sacrificamos a VanGogh, un westie al que de nacimiento le faltaba una oreja. Vivió quince años entrando y saliendo de casa cuando le prestaba, comiendo lo que le apetecía, corriendo y durmiendo lo que el cuerpo le pedía y haciendo ocasionales escapadas a follar que podían durar hasta una semana. Quizá no se pueda vivir mejor. También es cierto que pagaba su tributo por disfrutar de este régimen de vida y alojamiento anarcocanino. Soportó frecuentes baños perfumados que me consta que odiaba pero que supo sobrellevar como el más estoico de los espartanos. Sólo ladraba y se enfrentaba a los jabalíes cuando venían de noche a destrozar el jardín, aunque tuvo graves heridas por pelearse con un enorme pastor alemán. Como le pasa a todos los perros pequeños no sabía que era pequeño y no actuaba en consecuencia, metiéndose en asuntos que le superaban. Tenía un estupendo carácter y era un auténtico caballero y jamás supe dónde hacía sus cosas, salvo las ocasiones en las que quedaba demasiando tiempo encerrado. Ese caso elegía, siempre, la mejor alfombra. Lo dicho, un caballero.
    Se lo estaba comiendo un tumor en las fosas nasales que lo ahogaba y que a mi, tras leer esto, se me metió en la cabeza que, en realidad, era otro perro.

  • Mortimer, hay que tenerlos muy bien puestos para llamar así al chucho. Aquí en mi pueblo apodaban Simbad a un alcohólico que sufrió una esplenectomía.

  • El domingo, mientras mi bici descansaba, vi corretear un par de perrillos de patas cortas desde un banco del jardín público donde estaba.
    Escuché a su dueña citar a uno: “Pedro!” y me entró la risa, creyendo que el bicho se llamaba Perro, y la dueña tenía alguna disfonía.
    Me lo aclaró amablemente: por lo visto Pedro era recién adoptado, y el nombre le había venido obligado porque la perra ya tenía el suyo, y era Wilma.

  • schultz dice:
    Miércoles, 27/04/2016 a las 11:50

    Shultz, el nombre, como el del perro Pedro, vino dado; casi inevitable.
    Lo de Simbad muy bueno. La mala leche poniendo motes a veces tiene hallazgos gloriosos. Recuerdo lo del Hemaforito de Bonnie Parker como otra cumbre.
    En el colegio en el que estudié da ahora clase de música un tipo que tiene un lunar grande y abultado sobre el labio. El alumnado lo ha bautizado como Chocapic.

  • Conocí a un perro de aguas que se llamaba Fernando, animal que respondía igualmente por Nando, el hipocorístico local. Una vez, en un parque también, la dueña tuvo un áspero desencuentro con un señor cuya gracia declaró ser Fernando asimismo, porque se conoce que al señor le pareció ofensivo.
    Pues peor será que te haya puesto a ti Goofy siendo tú en los parques la persona. Es mi parecer.

  • He conocido perros llamados Trotsky, Indalecio y Perro. Pero mi nombre favorito de todos los tiempos es el que le puso mi sobrina al suyo.
    —¿Y cómo se llama?
    —Como tú quieras. Puedes ponerle el nombre que más te guste.
    —¡Piruleta!

  • Uno del pueblo tenía un perro llamado «Fermín». Mi abuelo siempre se hacía acompañar de una perrilla. La primera que conocí tenía muy mal genio; cuando murió se hizo con otra que era un cielo. A ambas las llamó igual: «Caroli». Uno de mis tíos tenía la misma costumbre y a sus perros los llamaba siempre «Tom». «Tuva, Tom» era seguramente la frase que más ha repetido en su vida junto a «ponme otro». La burra de mi abuelo nunca tuvo nombre hasta que la bauticé como «Paloma».

  • schultz dice:
    Lunes, 25/04/2016 a las 18:38
    A Villarreal le cayeron como diez partidos, el Pocholo saldrá indemne.

    Aquí tenemos varios guruses del balompié. Recuerdo a Funes despreciando a los cancerberos recién fichados por el Atlántico y ponderando a un Arde Turrón que se está comiendo los mocos en el Fumbolclú Barcelona. El último ha sido Chus, a quien ya podemos llamar el Oráculo de Delfos.

    Hago constar que tres contenciosos es el máximo estipulado por el reglamento para esa acción antirreglamentaria.

  • Miércoles, 27/04/2016 a las 13:58 Satur dice:

    Recuerdo a Funes despreciando a los cancerberos recién fichados por el Atlántico y ponderando a un Arde Turrón

    Recuerdas mal

    Despreciaba al Paleti al completo, cuyas noticias (en este caso, la noticia era que habían fichado al portero más caro de la historia de la Liga) apenas traspasan el ámbito meramente religioso, digo futbolístico.

    Entonces, como ahora, del portero en cuestión, (que no lo desprecio: creo que es muy bueno, aunque quizá sea el sistema defensivo del equipo el que le haga parecer tan bueno), no creo que se sepa el nombre mucha gente.

    Sobre Arda, probablemente sea yo quien recuerdo mal; bueno, ni mal, ni bien, simplemente no lo recuerdo.

  • Ayer tuve el inmenso placer íntimo de guardar un minuto de silencio en el Parlamento de Bruselas por la presencia allí del infame Otegui, en un día negro para España y para Europa.

  • “En las guerras no ganan quienes tienen más soldados, sino quienes los utilizan mejor”. Leónidas I, espartano.

    Ah, no, que ha sido el ‘Cholo’ Simeone hablando de un partido de fútbol.

  • Escribir entradas para Chopsuey es muy agradecido y reconfortante. Ya explicó Mercutio en su día lo que cabía esperar.

  • A modo de entremés sólo diré que algunos políticos y partidos secesionistas catalanes intentaron que la conferencia, organizada por Euromind y en la que participaron reputados especialistas en psiquiatría y psicología, no se llevara a cabo, pues pensaban que se les iba a tratar poco más o menos de perturbados mentales. Los tiros, desde luego, no iban por ahí, como quedó evidenciado a lo largo del muy interesante acto.

  • Como consta que el Marqués es entendido en la Fiesta, un día de estos debería exponer sobre el virus que acabará con esta tradición tan española: la juanpedritis. Y ya de paso, sobre los diestros paniaguados que a ello contribuyen.

  • Si yo fuera torero me gustaría torear en las plazas de segunda los Juanpedros mientras los paletos meriendan, aunque en Madrid y en Bilbao habría que torear los Victorinos. Torear siempre este tipo de toros equivale a jugar todos los partidos frente a equipos bragados como Atleti y eso no hay cristiano que lo soporte.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Miércoles, 27/04/2016 a las 16:35
    Escribir entradas para Chopsuey es muy agradecido y reconfortante. Ya explicó Mercutio en su día lo que cabía esperar.

    Ya les dije a los señoritos que lo mejor era poner calificaciones en las entradas para que la gente vote, pero una ya está acostumbrada a que sus ideas se desprecien.

    Una servidora le pondría hoy a usted un nueve o cinco estrellitas, por sobornador confeso. Lo que ocurre es que una tiene prohibido dar su opinión.

    ¿Quiere el señorito que reparta unos soplamocos para que hablen de su entrada? Usted pida, que yo me voy remangando.

  • Pues sí, especialmente a las Spicy Girls que parecen volverse locas con Olmos o GK. Francamente, me siento preterido.

  • Todo mi amol para el marquïs.

    Lo malo de su entrada de hoy es que confirma la mala noticia ya conocida.
    Es como si te encuentras a alguien por la calle y te pregunta
    -¿sabes que la cascó Tocalachörrez?
    y tú respondes
    -sí, ya lo sabía.
    Al silencio incómodo resultante no es fácil añadirle comentario.

  • El Sistema Madrileño de Salud, puro PP, es uno de los mejores del mundo. Lo digo como gestor, como médico, como paciente y como estudioso del Sistema. La opinión de la Spicy Girl no vale nada, pues es una gran ignorante y actúa por resentimiento.

  • (Una puta mierda la gestión sanitaria del PP madrileño, y no te cuento la del valenciano. Atajo de ladrones hijos de la grandisima puta.
    El marqués más que un experto, es un cómplice.
    E ignorante yo soy mucho y lo seré siempre, porque vivo ávida de conocimientos, no como el marqués, que como mis adolescentes alumnos, lo sabe todo.
    “Resentida” brama el rey de los ofendidos.)

  • Marqués, esto de las entradas viene de antiguo. A mí entre hombres a veces me da como vergüenza, pero vamos, la suya es buenísima.

  • Visionalización del contencioso en territorio hostil. Trataré de que mis denuestos contra el tolosarra no superen los doce mil decibelios, especialmente en la jota y en las oclusivopalatalolabiales “pu” y “ta”.

  • Me consta, porque lo vi, que se filmó entera, pero ignoro en absoluto si está disponible. Le paso el link de Euromind; ahí hay información sobre la conferencia y supongo que podrán aclararle lo que pregunta.

    http://euromind.global

    También estuvieron grabando highlights dos señores, un tanto nerviosos, de TV3; pero dudo que el vídeo pueda verse.

  • Dejé de ver los toros en la tele porque no soporto al comentarista de telemadrid, el de la barba blanca y gafas.
    De crío recuerdo una corrida de la beneficiencia con Esplá y el Yiyo memorable. Ya de adulto el mejor que he visto es José Tomás.
    Y no me dan pena los toros, pero me gustaría que le dieran alguna cornada a ese comentarista.

  • Tengo recuerdos de mi abuelo, volviendo de la Monumental indignado por lo que había hecho El Cordobés. “Eso no es toreo ni es nada”, venía a decir, esperando a que el crítico desarrollara la tesis en el periódico al día siguiente. Así ocurría, y le veía cabecear satisfecho mientras leía unas críticas de las que yo no entendía nada.
    Ahora ya sé que cuando sale el sobrero al ruedo no es que vayan a dar estocada al pobre crítico, lo advierto porque la entrada (magnífica, espléndida), no lo precisaba suficientemente.

  • El Atleti estuvo acorralado en su cueva durante una hora de partido, desde el 15 de la primera al 30 de la segunda. El Bernabéu no hubiera tolerado semejante bajada de pantalones, pero al Cholo se le consiente todo. Falta hechura de equipo grande, puede ganar la Champions (cosa que yo deseo) como Grecia ganó la Eurocopa: con el anti-fútbol.

  • En el Bernabéu están encantados con la temporada solo por haber ganado en el Campo Gordo a la Atlética manera, noventa de noventa.
    En Barcelona no le damos más importancia, por la misma razón.

  • EL SECRETO
    La corrupción y la mentira son el líquido extracelular de la sociedad. A cierta edad hay que saber que esto es así y que Dios no existe. Las guerras son causadas por fanáticos que no están en el secreto y quieren imponer su Dios o su falaz forma de ver el mundo.
    Resulta insoportable ver a adultos creyentes que desde sus púlpitos proclaman un mundo mejor donde un Dios o un Líder benefactor nos llevará a la tierra prometida. Periodistas y políticos son los telepredicadores que nos pretender vender esa mercancía averiada. La sociedad funciona porque muchos nos afanamos a diario en repartir mentiras y sobres para que todo siga funcionando. Ignaros e ignaras del secreto son los verdaderos corrompedores del sistema engañándose a sí mismos y poniéndose de ridículo ejemplo de su falsa religión.

  • Galdós y los toros..
    Piensa uno en un tema interesante como es lo que escribía Galdós sobre el mundo de los toros en los episodios nacionales, y se encuentra que alguien escribió una columna sobre ello.

    A mí el salto de la rana sí me parece una proeza de toreo.

  • Cuando, con cierta frecuencia, se equivocaba (ahora ganan 5-0) el árbitro a favor del grande y ganaban 1-0 al equipo pequeño que se había pasado todo el partido encerrado, era lugar común leer o escuchar que en definitiva el resultado era justo.
    En esos casos yo reivindicaba siempre el derecho del modesto a empatar a cero estilo Maguregui, o incluso a ganar con un gol de rebote.
    Hoy en día el Cholo ha patentado ese estilo, todos atrás y a ver si cae un golito a la contra. Personalmente me resulta soporífero, aquí en Bilbao tuvimos la versión Caparrós, que salvando todas las distancias era básicamente lo mismo, y a pesar de algún buen resultado consiguió echarme del campo, pero sería injusto desconocer la dificultad del asunto, pues ni es tan sencillo acertar siempre a meter un gol chutando dos veces a puerta ni mucho menos aguantar a esos equipos de megaestrellas.
    Bueno, pues dicho todo esto, no puedo con ello, espero que Esbársenbeq revivido haga justicia al fútbol en la vuelta.

  • La semana que viene, cuando juegue el Aleti en el coliseo del Valle de Munit, yo haré como Chus y me pondré unos contenciosos del Bilbao en VHS para ver balompié del bueno.

  • Cuando Rummenigge y los merengues hablan de antifútbol no sé muy bien de qué hablan: que yo sepa, el Atleti no juega al waterpolo.

    Posiblemente se estén refiriendo a que el Cholo ha acabado con el lirismo empalagoso que pusieron de moda ciertos entrenadores y periodistas que sólo sabían hablar de achique y triangulación y que miraban obsesivamente los porcentajes de posesión del balón al final de cada partido. A fuerza de pura táctica, poderío físico y sentido de bloque, con once tíos que todos juntos cuestan menos que una sola estrellita del Madrid, del Bayern o del Barça, ha colocado a un equipo sobre el papel mucho más frágil ahí arriba. De todas formas, este debate es muy viejo. Las palabras de Fontanarrosa sobre el Estudiantes de Zubeldía valen para el Atleti: «Una corriente trajo el antifútbol para calificar la destrucción de Estudiantes (…). Marcar con todos sus hombres y en toda la cancha no puede ser antifútbol».

  • FÚTBOL ESPECTÁCULO
    Jugar al patadón con once tíos seleccionados genéticamente según los patrones de Sabino Arana.

  • Traer a Sabino ahora que tenemos un negro de Baraka o hablar del patadón sin referirse al Panadero y aquellas glorias de la oriundez.
    El Atlético bueno, que lo hubo, era el de Gárate.

  • A mi del futbol me gusta el catenaccio, carne roja cruda cortada en finas lápidas al micrótomo. Las colocas en un portamuestras de tamaño adecuado, riegas con un chorro de aceite virgen, espolvoreas pimienta recién molida y un pedrisco de parmesano.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Jueves, 28/04/2016 a las 11:09
    La corrupción y la mentira son el líquido extracelular de la sociedad. A cierta edad hay que saber que esto es así y que Dios no existe. Las guerras son causadas por fanáticos que no están en el secreto y quieren imponer su Dios o su falaz forma de ver el mundo.

    Suscribo.

  • EL ATLETI QUE YO RECUERDO

    Lo conté, creo, en otro lugar. Un tipo al que conozco y que en sus tiempos llegó a jugar en segunda división, me enseñó una noche en un garito, orgulloso, una fea cicatriz en la tibia que en su momento lo dejó varios partidos en el dique seco, cuando comenzaba su carrera futbolística. La patada, según me contó, se la propinó Ovejero, el que fuera aguerrido defensa del Atleti.

    –¿Y en qué equipo jugaba él? –le pregunté.

    –En el mismo que yo.

    Fue en un entrenamiento.

  • Iselín Santos Ovejero “el cacique del área”. Ahí comenzó el despeñamiento del equipo que alcanzó su cenit con un tal López, un auténtico asesino a sueldo al que Raúl dejó sentado en cien ocasiones.
    Tato Abadía, Pizo Gómez, feos y malencarados como el actual Giménez. Una parada de monstruos.

  • Juanma López fue uno de los mejores centrales que ha tenido el Aleti. Estéticamente situado en la actual línea de Savic, es decir, que si te lo encuentras en un callejón oscuro te vas de vareta. Esos son los buenos. Cumplía con su labor y era un emperador del área. Se ganó injusta fama de carnicero por llegar tarde en algunas entradas, pero parece una ovejita lucera al lado de los criminales pijos del Madrid, verbigracia Arbelol o Kepler Lima. Raúl lo sentó en una ocasión con un endiablado driblin, lo que ha dado lugar a escenas hilarantes. La subsecta morinyista odia a quien ha sido uno de los mejores jugadores merengues de todos los tiempos, Raúl González. Consecuentemente, desprecian a Juanma López «por haber hecho bueno a Raúl». La subsecta merengue diferencia entre madridistas buenos (los que odian a Raúl) y madridistas malos (los que gustan del 7). Esto, unido a un sempiterno victimismo llorón (los álbitros, la cospiración, el antimadridismo, nos odian, etc.) establece un patrón evidente: el de cualquier nacionalismo. Sí, la subsecta morinyista es el último reducto del nacionalismo español. Están locos estos romanos.

  • Gil y Gil se llevó a Marbella a otros prendas como Tomás Reñones, un lateral chaparro y ratonero, sucio en la cancha y fuera de ella. Terminó en el trullo.
    Satur, agárrame esta mosca por el rabo.

  • Siempre le tuve simpatía al atletico aviación, quizás porque tuve y tengo muchos amigos fieles a sus colores. Uno les veía con aquel aire resignado ante la adversidad del pupas, como aquellos amigos a los que levantaban el ojeo a última hora de la noche en la discoteca o aquél que llega a casa y se encuentra a la esposa con otro… Ahora van crecidos, llevan con orgullo sus astas del pasado, y estan dispuestos a poner las copas si hace falta… o tirar un balón intruso al campo… todo sea por ese minuto de gloria.

    Quienes han modernizado el deporte, los americanos, ya marcaron el camino: en el baloncesto, en el futbol americano, establecieron reglas para que la violencia, las artimañas y las pérdidas de tiempo no aburrieran a las ovejas y echaran abajo el negocio. Desde entonces hemos visto como algunos deportes cambiaron, se estableció el campo atrás, tiempo de posesión… dureza con la violencia sistematizada en la pizarra y llevada al campo… en Europa se copió el modelo, los penultimos retrógados en adoparlo fueron los balonmanistas, quizá debido a que se practicaba por espartanos bajos de luces; ya solo queda por modernizar el futbol, quizás porque sea el ultimo refugio de cromañones, ultras y comepipas… pero a buen seguro que quedará prohibido agredir con partitura, querer jugar con varios balones o jugar el partido en un solo lado.

  • A ver: yo no soy un despreciable morinyista que supedita la realidad a sus consignas. Sin el concurso de Tomás Reñones el Atlántico no hubiera ganado el doblete, bien es cierto que su deriva posterior es más que cuestionable.

  • No crea, Marqués, gana mucho al natural, cuando se quita los calzoncillos. Quiero decir cuando se quita los calzoncillos y se pone unos vaqueros. Los jugadores del Atleti solían ir a cenar a un restaurante argentino de Chueca que yo también frecuentaba cuando vivía por allí. Una noche, estando nosotros ya sentados y otras tres o cuatro mesas ocupadas, entró el grupo con Juanfran a la cabeza y todas las mujeres del restaurante nos miramos silenciosamente: unanimidad.

    Por lo demás, no comparto para nada la euforia de algunos colchoneros. Vamos a tenerlo muy complicado para empatar allí.

    ***

    Jorge Ibargüengoitia fue uno de los escritores latinoamericanos que se mató en aquel accidente de Avianca en los balcones de Mejorada. Eso, y un título que me gustaba (Los relámpagos de agosto), es todo lo que sabía sobre él hasta que me llegó Los conspiradores, una sátira sobre un conato de rebelión militar muy, muy divertida. Cada vez es más difícil encontrar novelistas con sentido del humor, o a lo mejor es que yo lo estoy perdiendo.

  • Satur dice: Jueves, 28/04/2016 a las 11:58

    Un día de estos os hablaré de mi relación con Illona Staller, más conocida como Tsitsolina.

    Queremos saber. Por cierto, si ‘stallone’ es ‘semental’, ¿qué es ‘staller’?
    Por saber.

  • Me han cerrado las cuentas de correo por falta de uso, señorito. La secretaria no tiene quien la escriba. O quizá me lo haya hackeado usted para acusarme luego de que no atiendo el correo.

  • Hemos recibido su alijo, señorito Material. No puedo responder por correo porque los señoritos me han quitado el acceso a la cuenta que me habían puesto.
    Así es mi vida con estos cafres.

  • Qué documento, Satur, qué documento ese partido de La Condomina. Gracias al Carrusel Deportivo ese campo, como Las Gaunas, fue sinécdoque del gol.

  • En una ocasión asistí a una comida, en uno de los mejores restaurantes de Barcelona, con mi editor, alguien más y un conocido galán cinematográfico cuyo nombre no revelaré pero al que, desde luego, le faltaban unas horas de sol. Al tomarnos nota la propietaria del establecimiento, en tono de broma, le dijo al actor que no volviera más por ahí, ya que distraía a las camareras.

    Cuando se fue, el actor se levantó de la mesa indignado y, tras asegurar que no iba a tolerar que lo insultaran de esa manera, anunció que se marchaba.

    –Lo de las camareras es bueno –le dije–. Significa que eres muy guapo.
    –Ah –dijo.

    Se sentó de nuevo y la velada continuó como si nada.

  • La Cicciolina encarna un subtipo del porno que podríamos llamar “feísta”. El acabóse.
    Bien es cierto que la pobre mujer estaba predestinada desde que contrajera nupcias con su primer esposo, apellidado Schicchi.
    Luego vino el del Poppy, mucho más moderno.

  • Fallas, Feria de Abril, San Isidro, San Fermín, doble Semana Grande y Feria del Pilar. Ciclo mágico que se repite cada año adornado con festejos en plazas de primera. Me pregunto cuánto tiempo mas podré seguir viviendo este milagro que acontece en nuestra España milenaria.

  • Es inaceptable que Morante no aparezca en Las Ventas este San Isidro, y que el franchute tenga cuatro ¡CUATRO CORRIDAS!
    No sé si voy a aparecer este año..

  • ¿Morante? El fondón…hummm…Qué mal está el patio. ¿Cuántas corridas le dan a Julián, el Importancias?

  • marquesdecubaslibres dice:Jueves, 28/04/2016 a las 11:09
    La sociedad funciona porque muchos nos afanamos a diario en repartir mentiras y sobres para que todo siga funcionando. Ignaros e ignaras del secreto son los verdaderos corrompedores del sistema engañándose a sí mismos y poniéndose de ridículo ejemplo de su falsa religión.

    Como soy un descreído prefiero pensar que la sociedad funciona a pasar de los que se afanan en repartir mentiras y sobres. Ciertamente todo organismo produce sus excrecencias, pero no hay que tomar la parte por el todo, es decir, la excrecencia como modelo.