El anarquista enamorado.16 (y último), Eskizofrenia Konspiranoica.

etarra
por Claudio Sífilis.

Miguel llamó a la puerta de una de las almonedas que hay en la Ribera de Curtidores. Pasó un rato hasta que Ramón abrió. Ramón caminó entre todos los muebles, libros y trastos hacia una puerta que tenía un letrero que decía “Privado”, cojeaba ostensiblemente, balanceándose por su enorme volumen. Entraron en el despacho, tenía un ordenador encendido con dos pantallas. Ramón le enseñó al Druida como tenía organizados los ficheros en el ordenador, la base de datos de clientes y contactos. Los papeles del traspaso del negocio los habían firmado unos días antes. El inventario lo habían confeccionado juntos. Tenían acordado que Ramón quedaría a su disposición de consejero y le ayudaría en lo que hiciera falta, incluso habían reflejado tal cosa en una clausula del contrato. Miguel entregó un dinero que le faltaba por pagar en efectivo y Ramón le dio los juegos de llaves.

– Los mirones compran. El que entra y dice que sólo va a mirar, viene a comprar. Yo siempre les pregunto, porque si buscan algo concreto puedo convencerles de que lo que yo tengo es incluso más adecuado, mejor, y les digo que ya hay gente interesada en espera de tener el dinero para pagarlo. Por el Rastro siempre han pasado obras de arte extraordinarias, pero está muy desprestigiado y es difícil venderlas a su verdadero valor. La culpa la tienen los calistos –comentó Ramón.
– ¿Los calistos?
– Los gitanos, yo llamo calistos a los gitanos, ellos nos llaman payos, pues yo les llamo calistos.
– Pues no me agrada mucho. Mi abuelo se llamaba Calisto, y no era gitano.
– Saben lo que hacen, vender pinturas de aficionado a precio de arte y bisutería como joyas. Y cuando tienen algo bueno lo usan para colocar con ello alguna porquería. Estafan a mucha gente y eso nos perjudica a los demás.
– Siempre eres tan políticamente correcto, me emocionas.

El Druida miraba a su alrededor con nerviosismo. El contrato de alquiler era muy beneficioso para él. El dueño del local seguramente estaba esperando a que Ramón se jubilara y con el traspaso perdía oportunidad de recuperar lo suyo. La ley es muy clara, si no hay cambio de actividad, el arrendador se tiene que aguantar. De todas maneras las incertidumbres son muchas y Miguel lleva unos días sin poder dormir. Por distraerse un poco pregunta a Ramón por un accidente de avión que según él no fue tal accidente, sino un atentado de ETA.

– ¿Cómo fue aquello del avión que dices que derribó ETA? Que el otro día no te hice caso y ahora tengo curiosidad.
– Es muy famoso, el vuelo 610 de Iberia que se estrelló en Monte Oiz, en Vizcaya. En el año 1985. Un avión en el que iba el ministro de industria y asuntos exteriores Lopez Bravo, que había sido ministro de Franco. Pero no fue un accidente, fue ETA.
– Siempre estas con lo mismo, ETA mató mucha gente, tú siempre añades más. Si ETA derribó un avión, ¿por qué iba a decir la historia oficial que fue un accidente?
– Porque no se quería que se supiera que ETA era una amenaza para el espacio aéreo, hubiera acabado con el turismo, era una cosa muy seria, de bombas en supermercados a misiles antiaéreos.
– Pues no volvieron a usar misiles en sus atentados. Esto es como lo del 11M, dices que fue ETA, cuando hay una sentencia firme.
– Esa sentencia solo sentencia a personajes secundarios. Los que estaban vinculados a Al-Caeda quedaron en Libertad. ETA llevaba un año planificando atentados en ferrocarriles. Conozco el mundo de ETA. A la cárcel han ido unos delincuentes de poca monta y un trabajador mandado de una mina que dicen que es quien les vendió los explosivos. No señor, es un caso cerrado pero no resuelto, y fue ETA.
– Si no está resuelto, no puedes asegurar que fuera ETA. Con los mismos argumentos un amigo mío justifica que el 11M fue Bin Laden. Dice:
o Porque estuve allí.
o ¿Allí donde?
o En Marruecos.
o ¿Qué tiene que ver Marruecos con Bin Laden?
o Que estuve allí y sé como es. Conocí un moro, un muerto de hambre que había tenido 10 hijos y habían muerto 4 de hambre. Su mujer estaba embarazada. Le dijo al moro que usara preservativo, que no trajera hijos al mundo a que murieran de hambre. Y el marroquí me contestó: No puedo, eso ofendería a Alá.

Y por eso, según mi amigo está demostrado que el 11M fue Bin Laden, por Alá, por la Guerra Santa.

Sonó la puerta. Eran tres chavales gitanos.

– ¿Tienes lo nuestro? –preguntó uno de ellos.
– Sí, pero no aquí. Lo tengo en la furgo.

Ramón hizo gesto a Miguel de que les siguiera, salieron a la calle, Ramón cerró la almoneda, caminaron unos metros y abrió la puerta trasera de una furgoneta, todos subieron. Cerraron la puerta, encendieron una luz dentro. Ramón tenía allí dos bolsas de viaje, de ellas sacó tres pistolas y un fusil. Los muchachos se repartieron las armas. El más bajito cogió el fusil.

– Es la primera vez que cogéis armas de fuego – dijo Ramón.
– La primera, primo – dijo uno.

Ramón les estuvo explicando cómo se cargaban, como se disparaban, como se limpiaban. Los gitanos se manejaban torpemente.

– Si al menos hubierais hecho la mili –dijo Ramón.

Los gitanos intentaron regatear, aunque Ramón no aceptó, mostró cierta paciencia que normalmente le es esquiva. Ramón no rebajó el precio y pagaron. Bajaron de la furgo. Salieron en direcciones distintas sin despedirse. Miguel y Ramón caminaron hacia un bar, sin hablar, de alguna manera se habían transmitido telepáticamente que era momento. Antes de entrar en el bar Ramón le dijo al Druida:

– Si quieres este negocio, también te lo traspaso.

El druida asintió con la cabeza. Ya con sendos botellines en las manos, Ramón le susurró a Miguel lo siguiente:

– Quizás te interese saber que ésta era la banda de tu amigo Toño, Toño era el cabecilla. No sé para qué quieren las armas, no es asunto mío. Cuando Toño mandaba se dedicaban al hachís, Su manera de trabajar con ellos era que tenía escondido el hachís en una bolsa, y cuando alguien compraba mandaba un colega a traerle un poco, así la policía no le podía coger con mucho. Uno de ellos, el delgado pálido, le robó hachís y Toño le dio un navajazo y le echó de la banda. La familia del colega le denunció.
– Ese delgado parece enfermo. Y el bajito está cojo. El otro es un musculín de gimnasio.
– No, más bien de anabolizantes.

El Druida cogió el metro para volver a casa. El trayecto lo pasó distraído leyendo en el móvil sobre una ciudad holandesa que se dedica a la producción de armamento, gran parte de la población vive de eso. Hay una ley que obliga a los países a declarar las armas que venden, pero la ley se derogó. Según el artículo que leía, el tráfico de armas es el crimen más lucrativo, superando al contrabando de drogas y mujeres.

Al llegar a casa Ana se estaba preparando para salir con su amigo, el crítico de arte, a otra exposición muy interesante. En la tele estaban echando “Lo que el viento se llevó”. Esta película le encanta a Miguel, aunque hay algo que nunca ha entendido. ¿A qué se dedica Clark Gable? ¿Cuál es su oficio? ¿Por qué Escarlata O’hara le tiene tanto desprecio? ¿Por qué al acabar la guerra y el Sur está arruinado y Clark Gable es rico? ¿Es que se ha dedicado a traficar con armas en vez de luchar durante la guerra?

Miguel estaba esperando a que Ana se fuera para abrir una botella de vino, pero tardaba mucho en irse, así que abrió la botella y empezó a beber. Finalmente Ana apareció en el salón en vestido de noche, con un prominente escote. Se puso una chaqueta delante del druida tapando la televisión. El sabía que si comentaba algo ella se enfadaría y que si no lo hacía también, así que no dijo nada, que es lo que más le placía a él. Ana paseó delante de él contoneándose lo justo y haciendo ruido con los tacones. Se despidió señalando la botella de vino y diciendo:
– ¿Eso es lo que piensas cenar?

Miguel no contestó, Ana salió y en el ascensor gruño mirándose al espejo: “Es un imbécil”. Pensó que estaba perfecta, su rostro no necesitaba más retoques. Se acarició en pelo no del todo satisfecha, es lo que hay.

El Druida seguía tumbado en el sofá, con el móvil en la mano, empezó a navegar por internet, sobre infiltrados en ETA. Leyó sobre la operación Lobo, que siempre le ha parecido un crimen de Estado, ayudar a los terroristas a moverse por España, ponerles piso en Madrid y Barcelona, dejarles poner bombas y luego detenerlos, así se ponían medallas. En la cabeza de Miguel, los servicios secretos españoles habían colaborado con ETA para que dejara de matar policías y se dedicara a matar civiles de manera indiscriminada. Claro, él no tenía ningún amigo ni familiar guardia civil, y no le simpatizaban los maderos. El Druida no entiende cómo la Operación Lobo es de dominio público y no se abren diligencias criminales contra el gobierno. O sí lo entiende, el poder está por encima del sistema judicial, que de ninguna manera es independiente, sólo en raras excepciones.

Entonces Miguel leyó en la wikipedia lo que pone sobre otro infiltrado en ETA, un personaje llamado Paesa y la operación Sokoa: Francisco Paesa, después de cumplir condena se hizo pasar por traficante de armas y vendió dos misiles antiaéreos a ETA, lo que la banda terrorista no sabía es que los dos misiles llevaban unos sensores de localización y que su proveedor colaboraba con el servicio secreto español. La policía española pudo encontrar, por primera vez, un importante zulo en el que se almacenaba gran cantidad de armamento y documentación. Hasta entonces, el Gobierno español desconocía prácticamente todo sobre ETA, y esta operación supuso un importante punto de inflexión.

Tras leer esto Miguel tuvo un ataque de esquizofrenia, enfermedad de la que ya había dado síntomas. Los días sin dormir, el alcohol de la botella que estaba a punto de terminarse y los nervios por los acontecimientos del día hicieron que éste fuera peor. Su cerebro tuvo una descarga eléctrica, la epífisis o glándula pineal segregó grandes cantidades de serotonina que se descargaron sobre el nervio óptico que proyectó una película sobre las retinas muy distinta de la que estaba viendo en el televisor.

Miguel paseaba por la habitación. Pensó que para ser traficante de armas debería dejarse un bigote a lo Clark Gable y vestir de época. Se miró en un espejo acariciándose la boca. Del otro lado había un esqueleto con uniforme blanco de gala militar. El esqueleto salió del espejo y extendió la mano.

– Hola. Soy Carrero Blanco, presidente del gobierno.
– Encantado de conocerle. Yo soy Miguel, Druida de la guerra.
– Llegamos tarde a la iglesia. Mi coche nos está esperando.

Salieron juntos a la calle y subieron a un coche, arrancó, explotó y voló. Subió por los aires y cayó en el salón de la casa del Druida. El salón se fue llenado de zombis, guardias civiles asesinados por ETA en atentados. “Algo hay que hacer, no sabemos nada de estos asesinos, necesitamos infiltrar a alguien en su grupo terrorista para desentrañar el misterio”, comentaron los policías.

Los guardias civiles sacaron al Druida de dentro del coche de Carrero Blanco y lo metieron dentro de un misil antiaéreo. “Esto es lo que vamos a hacer. Este en un misil que hemos comprado en Israel, se lo vamos a vender a ETA, ellos no sabrán que lleva dentro un agente infiltrado nuestro, en vez de la carga explosiva, así descubriremos quiénes son y les detendremos”

No tardó mucho en llegar un etarra y comprar el misil a la guardia civil, cargar el misil en una moto y partir para las Vascongadas. El viaje no fue complicado ni largo. El etarra descargó el misil en un edificio industrial donde estaban todos los dirigentes de ETA, que rodearon el misil y brindaron con Chacolí. Dentro del misil el Druida recibió una llamada telefónica en su zapatófono.

– Estoy en la imprenta Sakoa. Todos los dirigentes etarras están conmigo.

Sonaron sirenas, toda ETA fue detenida, la cúpula completa. Pero cuando se fueron se dejaron olvidado el misil. El calendario dio marcha atrás y pasó de diciembre de 1988 a febrero de 1985. Un etarra se reía escondido detrás de una lámpara de mesilla, finalmente salió de su escondrijo, se acercó al misil y encendió la mecha con una cerilla. El misil salió volando por un hueco en el techo, voló por Bilbao y derribó un avión. La gente hecha pedazos flotaba en el aire, un individuo partido en trozos voló hacia Miguel. Iba vestido con traje militar de gala. Le extendió la mano y saludó:

– Hola. Soy López Bravo, Ministro del Gobierno de España.
– Encantado, soy Miguel, Druida de la guerra.

Mientras Miguel estaba paralizado en el salón teniendo este ataque de locura, Ana, que ya había cenado, subía a tomar una copa en casa de su amigo. Ella apenas tuvo un momento de duda, estaba casada con un hombre infiel y había que disfrutar de los escasos momentos agradables que da la vida, que nos tiene reservada alguna putada con la que no contamos a la vuelta de la esquina.

67 comentarios en “El anarquista enamorado.16 (y último), Eskizofrenia Konspiranoica.

  1. En las alucinaciones visuales no interviene ni la glándula pineal ni el nervio óptico. De hecho se puede estar ciego y tener alucinaciones visuales o estar sordo y tenerlas auditivas. Responsable de ellas son las descargas neuronales de dopamina no de serotonina. O sea, parecido.

  2. Satur dice: Lunes, 16/05/2016 a las 09:07
    ¡No caer en buque, por favor! (Fuente)

    Supongo que es un error ortográfico y quería decir “caer en bucle”, aunque seguiría sonando un poco raro.

  3. Yo diría «entrar en bucle». Pero prefiero darle un giro a la expresión y propongo «caerse en una goleta». ¡¡No pelearsen, no os caigáis en la goleta del odio y el horror!!

  4. O sea que, si no lo he en tendido al revés ( cosa que últimamente me ocurre cada vez con mayor frecuencia ), los que seguimos creyendo que ETA, ( aunque no ETA sola ), tuvo mucho que ver en el 11M, y que no sabremos la verdad mientras los organizadores y planeadores de toda la operación no hayan ganado definitivamente, y lo cuenten entonces, y dando toda clase de datos y de pruebas para poder presumir de su autoría ;
    Los que seguimos creyendo eso, es porque somos conspiranoicos, estamos fumados, o tenemos toda clase de delirios paranoides y esquizoides …
    ¡ Pues qué bien !

  5. La comunidad médica no ha descubierto la función de la gládula pineal y la serotonina, sospecho.
    Parece estar más activa durante el sueño.
    En algún sitio leí que la serotonina actúa sobre el nervio óptico.
    Mientras tanto, desde el mundo del exoterismo, se dice que es una puerta al más allá que se activa cuando nos llega la hora. Y que los médicos se niegan a reconocerlo. Las pruebas exotericas como siempre son fantasía.

  6. Estoy reseñando el libro de Jabois sobre uno de los capítulos del 11-M. Comienzo así: «Manuel Jabois es alto». Parecerá una tontería, pero os aseguro que es importantísimo.

  7. Procu, gracias. Sabía que eran antónimos. Pero es que nunca acierto si no consulto.
    Es dislexia. Me di a mí mismo por imposible hace mucho. Y le declaré la guerra a RAE.

  8. El Real Madrid es la languideciente Iglesia Católica.
    El Barça es el pujante islamismo.
    El Aleti es la edición del libro de Mormon en la mesita del motel de Utah.

  9. Claudio Sífilis dice: Lunes, 16/05/2016 a las 10:41

    Tú acuérdate de que exo es ‘afuera’, como en «me voy a dar una vuelta exo, que ya no aguanto más aquí endo».
    Los disléxicos también somos persianas.

  10. ¿Jodiexó la cartulina a Tomás, o jodiexó con la cartulina a Tomás? En esa neuropreposición está el quídam de la cuestión.

  11. Os acordáis del padre de Gila, que cuando se cayó a la calle la vaca que tenía la familia en el balcón subió un guardia a preguntarle si aquellos cuernos eran suyos, y como él era muy distraído no sabía («Y yo qué sé…»). Pues resulta que conservo en el balcón una maceta con un tronco reseco y las ramas de un arbolito de arbusto de ligustro que me regalaron. («Y yo qué sé…»). Al parecer, con las aguas de abril y el sol de mayo unos meacamas le han salido al tiesto que digo. Un ramo de cuatro meacamas pequeños pero altivos sobre tallos salvajes cuajados de hojas amazónicas llenas de dientes, por lo que no son dientes de león, no son meacamas. Creo que es otra planta con la que parece la misma flor, pero otra hoja y otra personalidad. He investigado un poco y tal vez sean cerrajas. Como mi botánica es más verbal que experiencial, os requiero para solucionar este problema de la realidad. QUÉ SON.

  12. Nunca te fies de una de Valladolid. Un tio mío se casó con una de allí y el resto de su vida la pasó borracho. El matrimonio le duró dos meses, la borrachera treinta años. Una noche lluviosa tropezó con una zanja inesperada llena de agua en la esquina que doblaba hacia casa de su madre, y allí acabó. La viuda, pese a estar divorciada, vino al entierro a pedir su herencia. La abuela le metió en una caja de cartón cinco o seis cascos de botellas de vino vacias.
    Ahora tenemos otra de vicepresidenta en funciones. Anda mezclando vinos malos en las televisiones en busca de restar fuerza al psoe. Le ha salido tan bien la jugada que dice Pedro J. que se han pasado. Quizá por ello ahora sacan al repelente Anguita, con ese aire entre joseantoniano a lo padre Llanos y cura de ultraderecha, diciéndonos que él es comunista (calla que leninista con sueños estalinistas) pero que se conforma con aplicar la Constitución. Y oigo en el piso de arriba a la vecina yendo a colgar nerviosa la ropa ante tal augurio, estremeciendose como si hubiera tenido un orgasmo de esos de golpear con el cabecero contra la pared.
    ¿Quién dijo que nada podía ir peor?

  13. Puede ser cualquier planta que haya traído el viento o algún pajarillo gurrión que son de mucho traer semillas y ponerlas en las macetas. A mí me han traído hasta un nogal.
    Verídico.
    ¡Qué pena que se acabe el anarquista enamorado! Yo me estaba enamorando de él…

  14. Cuando los americanos se desplazaron hacia las praderas del Oeste, la ausencia de madera para combustible provocó problemas. Se utilizaron las mazorcas de maíz a modo de combustible, así como las boñigas de vaca, que pasaron a conocerse eufemísticamente y con cierto encanto como “carbón de superficie”.

    Palabra de Bryson.

  15. Gracias, Tare. Pero no es, es cerraja. Las hay más finas y más bastas (cerrajillas y cerrajonas), mi plantación corresponde a esta segunda. Las castañuelas son de duna y su planta tiene una hoja distinta. El mundo de la clavellina áurea es inagotable.

  16. (Cerrajón el que tienes tú con tu plántula, Procu.)
    (Que ya he llegado. Que menudas horas. Que hoy se me ha hecho de noche oscura. Que se me ha plantificado un zorro en medio de la carretera, lo he podido disuadir y se ha apartado pa tras porque es que si no me lo trago al pobre y ya lo que me hubiese faltado. Y entonces ya he ido cagada el resto del camino pendiente de todo lo que me podría salir por los bordes de la carretera. Aqui hay muchos zorros. Y de zorra estoy yo.
    Buenas noches, no puedo con mi fida, ni vacío maleta ni nada, mañana tengo excursión con los niños. Ya veremos cómo nos portamos.)

  17. (Huy, qué va, qué va. Este era muy feo. Lo he espantado para no estamparlo y que no aboñase el coche de mi padre, que ya está él bastante aboñado el pobre.
    Era un zorro tan feo que parecía una rata gigante, era gris y arguellado, grande, parecía un chacal; era tan feo que lo iba a decir; pero me he dicho “no, se destaca lo bello, no se hace sangre con los feos, y lo mismo ha salido de noche porque es feo, y qué?”.
    Huy, hoy he presenciado en la caja de un area de autopista una dinámica de pareja entre una choni perfecta (la mujer puta, la he bautizado) y su chorbo, con un hijo de unos 6 años que iba con ellos que qué pena me ha dado. Ahora entiendo muchas cosas. Ella era puro sexo. Pero esto quiero escribirlo bien, no lo cuento ahora.
    Lo digo por esta exaltación de la belleza que en realidad no es tal, belleza, digo; que me tiene hasta la figa.
    Así es que el zorro era un zorro feo, pero también era de Dios.)

  18. Bolaño, coge un machete y despeja el camino.

    Es maravilloso levantarse con una resaca del doce y, a la vez, con la satisfacción que da el trabajo bien hecho.

  19. Para almoneda buena la de la colección de Carlos I de Inglaterra y no las del Rastro. Con su decapitación fue dada por concluida la Gloriosa mientras que por aquí nuestro señor Felipe IV no se daba por aludido, cierto que al menos se hizo con toda la colección de rey inglés que supone todavía el cuerpo principal del Museo del Prado.

  20. Brema, ¿antes o después de hacerlo? Es importante ese detalle porque antes es un piropo, pero después puede ser un desprecio si el servicio ha sido deficiente.

  21. A mí la entrevista a Urrusolo Sistiaga no me ha parecido tan mal como a algunos. Hay que haber vivido los 70 y los 80 para poder disfrutar de ella. En aquel momento, ni por lo mas lejano imaginamos que un día pudiera darse este tipo de entrevistas. Tampoco se puede pretender que tengan un discurso mas profundo dada la ausencia de materia prima.

  22. marquesdecubaslibres dice:
    Martes, 17/05/2016 a las 11:57
    Tampoco se puede pretender que tengan un discurso mas profundo dada la ausencia de materia prima.

    Dada la ausencia de materia gris del entrevistador, más bien.

    Arcadi habla de ello.

  23. marquesdecubaslibres dice:
    Martes, 17/05/2016 a las 11:52
    Brema, ¿antes o después de hacerlo?

    Ha sido en un contexto exofornicatorio, si bien la moza es la tía más macizorra que he conocido nunca.

  24. Hay un programa de la noche temática dedicado a la esquizofrenia, una enfermedad más común de lo que pensamos y de la que existen medicamentos y tratamientos adecuados si se da un diagnóstico correcto.
    Uno de los casos que salen en el programa es una actriz a la que pidieron espiar durante la guerra fría. Sus investigaciones y el miedo a la gente con la que tuvo que relacionarse hicieron que su esquizofrenia se desarrollara.

    Yo no pretendía llamar locos a los que creen en conspiraciones, más bien decir que tratar con traficantes de armas o trabajar en determinados entornos puede generar algo peor que el estres.

    También hay un programa de la noche temática sobre fabricación de armas y su venta a terroristas.
    La maldad de los terroristas casi nadie la discute. En cambio de un padre que fabrica minas antipersona en su empresa, parece que no es necesario manifestar repulsa. Es más, la sociedad actúa como si tal cosa no pudiera existir.

    La llamada conspiranoya tiene para mí una base real. Y es algo que entre las nuevas generaciones va a más.

  25. Entonces positivo, le generas ternura que es una de las mejores puertas de entrada al extraño mundo femenino.

  26. El problema de estas entrevistas es que están acabadas antes de empezar, como las que hacen a los futbolistas.
    ¿Qué va a decir, Urrusolo, a semejantes preguntas? Pues que lo siente mucho y que hizo muy mal. Vale.
    Las preguntas que valdría la pena hacer serían, ¿a cuántos mataste?, ¿cómo lo hacías?

  27. El timo de la estampita, estar a dos velas y otras expresiones patrias. “Un alemán, por ejemplo, no lo entiende, pero no por el significado de la expresión en sí, sino porque el concepto de timo no es tan habitual como para haber tenido la necesidad de crear una expresión que lo defina”.

  28. Pirata Jenny dice:
    Martes, 17/05/2016 a las 13:45
    “Un alemán, por ejemplo, no lo entiende, pero no por el significado de la expresión en sí, sino porque el concepto de timo no es tan habitual como para haber tenido la necesidad de crear una expresión que lo defina”

    Menuda gilipollez. Claro que hay una expresión para eso: jemanden übers Ohr hauen.

  29. Bremaneur dice:

    Martes, 17/05/2016 a las 13:54

    Yo también tenía mis dudas, pero como no sé palabra de alemán (más allá de expresiones tan entrañables como konzentration lager, tontenbuch y einsatzgruppen), ahí lo he dejado, que doctores tiene la iglesia. También me ha extrañado mucho que el origen de “la ocasión la pintan calva” sea tan sofisticado.

  30. Pirata Jenny dice:
    Martes, 17/05/2016 a las 14:08
    Yo también tenía mis dudas,

    No, si yo no tenía ninguna duda.

  31. bremaneur dice:

    Martes, 17/05/2016 a las 14:12

    Pues quito lo de “también” y santas pascuas.

    Por cierto, no conocía la expresión “hay ropa tendida”.

  32. Pirata Jenny dice:
    Martes, 17/05/2016 a las 14:18
    Por cierto, no conocía la expresión “hay ropa tendida”.

    Yo sí.

  33. Hay que tener muchos cojones para defender en público a Mario Conde. Un amigo como Calaza no tiene precio, le felicito por su bonhomía y gallarda actitud. Dudo tener ningún amigo que hiciera esto por mí. Hay que ser “sevillista hasta la muerte” y gente así no va quedando.
    Otra cosa es que la relación entre los artículos del Faro y la detención del financiero gallego me parezca conspiranoica, como diría nuestro doctor Sífilis.

  34. Calaza, admirable su defensa de su amigo. Pero su amigo ha hecho como el astronauta que en la luna se quita la escafandra. O peor, como el ciervo que se mete en medio del coto y encima agita los cuernos desafiando a los cazadores. Con lo bien que habría vivido estos años después de salir de la cárcel en Miami o en París… criando nietos o ligándose cubanas.

  35. A Mario Conde, que no es santo de mi devoción, nunca se le ha reconocido que ayudó económicamente a Adolfo Suárez y a Juan Carlos. Como banquero era un fullero, pero no más que los de su época a los que nunca se osó tocar un pelo. Su paso por el sector farmacéutico, que conozco de primera mano, fue también fullero, pero metió mano a los Fernández-Sousa que eran otros gallegos cuya catadura hoy ya se conoce.
    En resumen, sí es verdad que se le ha torturado, pero su pecado nunca fue mayor que el de sus congéneres que salieron de rositas y hoy todavía algunos andan presumiendo.

  36. Hasta para los anarquistas hay principio y final. Una pena, Sífilis.

    Sobre los equivalentes de frases hechas, refranes o juegos de palabras en otros idiomas, esto puede ser de alguna utilidad. No está en absoluto sistematizado, la actividad es más bien espontánea y los contributors de muy diferentes niveles, pero da para un rato.

  37. Conspiranoicos

    Como a todos los hombres de Babilonia, de niño me iniciaron en un determinismo en el que pronto dejé de creer; esas cuentas, esos números que pacientemente se anotaban y se sumaban, y sobre los que, durante muchos años en este pais y en su capital, el planeta fútbol, se han fundamentado conspiranoias señalando la mano blanca que mueve los hilos.

    Pues bien, dudo que en ninguna temporada se haya dado una diferencia tan gigantesca a favor de un equipo como la que este año ha tenido el Barça: 18 penalties a favor, 1 en contra.

Los comentarios están cerrados.