Regreso a Jurelandia

migration
por José Martínez Ferreira.

El sábado 21 de mayo se celebró el Día Mundial de la Migración de los Peces, que los ingleses pronuncian WFMD -no confundir con la conocida onomatopeya que usan los dibujantes de tebeos lituanos cuando muestran a alguien que intenta hacer un globo con un chicle- y desde esta su revista que tanto les aprecia felicitamos a todas las sardinas en aceite, en escabeche y de chocolate en su día grande. Para celebrar este World Fish Migration Day vamos a ocuparnos brevemente, como si nos paseáramos por un museo de filatelia, de los más curiosos casos de migraciones acuáticas de esos entrañables animales con escamas y branquias llamados peces. Porque los peces son animales, por mucho que los crueles vegetarianos-pescatarianos los traten como si no lo fueran y los devoren. No sé qué tendrán que decir sobre esta desustanciación los alegres chicos del PACMA.

Igual que los siempre talluditos miembros de un sindicato de estudiantes, los osos de Alaska esperan pacientemente con la boca abierta a que la comida les caiga en sus fauces sin tener que hacer nada, servicio puerta a puerta, y es que hay pocos animales tan solícitos como los salmones, que se entregan sin protestar como merienda de los plantígrados tras nadar por medio mundo para volver a procrear donde nacieron en la migración fluvial más televisada de la historia tras el descenso del Sella.

Mientras los salmones remontan los ríos volviéndose a cada meandro más rojos, como los turistas ingleses en verano y los actores españoles el resto del año, en el pueblo de mis padres en Galicia en vez de osos hay pescadores, quienes en las noches de Semana Santa se apostan por todo el río Miño para cazar lampreas en su migración anual desde el mar a agua dulce para reproducirse y de paso ver de lejos alguna procesión. Por si acaso algún oso anda también de vacaciones por Galicia, si uno se pasea por la orilla del río y se topa con un cazador de lampreas es mejor preguntar, y para distinguir entre ambas razas de depredador lo mejor que se puede hacer es preguntar cómo quedó el Madrid y si te responde con acento gallego es que es un pescador y no un oso, aunque también es cierto que los osos pardos asturianos tienen un soniquete agallegado en sus gruñidos que para un no iniciado podría hacerlos pasar por un sonrosado morador de una palloza lucense. Una vez pescadas, las lampreas desaparecen de la zona, ya que en ninguno de los restaurantes del pueblo sirven el preciado manjar de aspecto repugnante, por lo que deben de ser enviadas a algún pueblo de degenerados que disfruten de su sabor. A Francia, imagino, que no se me ocurre pueblo más degenerado.

Continuamos este análisis de los peces migratorios con las tortugas que hacen surf en la CAO guiando a padre de Nemo hacia Sidney, aunque ni siquiera son peces sino quelonios, que son unos bichos, según la Wikipedia, con “cuatro extremidades cortas, mandíbulas sin dientes y cuerpo protegido por un caparazón duro dentro del cual pueden retraer la cabeza, las extremidades y la cola”. Vamos, como José Luis Garci. Las tortugas empiezan su migración nada más nacer, con el “tonto el último” que les lleva desde la arena de la playa donde salen del huevo al mar y luego se tiran media vida haciendo surf por las corrientes oceánicas. Hay que ser fan de las tortugas, hasta de las tortugas caníbales de la charca de la estación de Atocha de Madrid.

Iba a escribir un chiste malo sobre la migraña como fusión entre migración y piraña pero me tengo que ir a los toros y posteriormente a beber así que mejor dedicarme estos últimos instantes ante la pantalla a una migración real, la de las sardinas sudafricanas, que según parece es la mayor migración del mundo, ocupando ésta muchos más campos de fútbol que los que ocupan las famosas migraciones de las mariposas monarca mejicanas y de los ñus (¿o se dice ñúes?) en el Serengeti. Pues las sardinas en Sudáfrica se dan un paseo gigante rodeando media África dando de comer, qué majas, a aves de todo tipo, a delfines, a pescadores y a tiburones hasta que llegan a una zona de aguas calientes donde las supervivientes hacen un fiestón descomunal. No sabía que además de banco a un grupo de peces que nadan juntos se le llama cardumen, así que este año por san Juan iré al mercado y le diré a la pescadera que me dé un cardumen de sardinas para asarlas y comerlas con mis amigos, que quiero perderles el respeto, si creo en lo que escribió Camba en “La casa de Lúculo” cuando decía que “las personas que se hayan unido alguna vez en el acto de comer sardinas, ya no podrán respetarse mutuamente”.

Las siete de la tarde se acercan, Las Ventas me llama y nos quedan muchas migraciones en el tintero, como la de un Kevin Costner con branquias y sin pelo en Waterworld, las mentirosas de las liebres por el mar, la migración de los delfines y las de las distintas clases de tiburones que migran en verano hacia las playas para que nosotros les devolvamos la pelota migrando dóciles al chiringuito a tomar unos calamares y unas cervezas. Venga, me voy, que torea El Juli, el pasmo de San Blas. Qué horror.

Hoy más que nunca branquias bajo el agua es el baile de actualidad. Salud.

138 comentarios

  • A mí las gambas, que me gustan mucho, me tienen hondamente preocupado.
    El otro día en uno de esos reportajes de canal monotemático, salió una eminente bióloga de un país sajón, haciendo un detallado alegato por lo cruel de la pesca de las mismas. Sobre todo haciendo especial énfasis en el enorme stress que sufren al ser pescadas con redes muy finas.
    Dediqué al menos un minuto a pensar en una forma elegante y razonablemente sensata para seguir comiendo gambas sin producirles un dolor tan enorme.
    Pero después de descartar el atraparlas una a una y contarles que su final es el principio de una enorme alegría para muchos millones de personas, o ponerles un sicólogo a la salida de las redes o incluso dentro, pues empecé a pensar lo jodida que es la vida de un bogavante, y que si a las gambas les produce stress la red, imagínense lo que le producirá al bicho ser cortado en canal vivito y coleando, luego me dió por los caracoles y la forma riojana de engañarlos, o las pobres angulas que se las mata con nicotina y no se les permite fumarse un cigarro nunca…
    Somos seres crueles…
    Que horror.
    …me pediré unas gambas al ajillo para el aperitivo cuando me baje por allí .

  • Considero esta entrada un ataque directo a mi persona al hacer mofa y befa de dos de los principios rectores de mi vida: la lamprea a la bordolesa y el toreo sincopado de Julián.
    Y no creo en las casualidades.

  • A mí también me parece indignante la entrada debido fundamentalmente a la mención a José Luis Garci, de quien me declaro incondicional admirador.

  • Los madrileños, en cardúmenes, emigran en verano atravesando las grandes planicies del Serengueti manchego para reunirse en el litoral valenciano. Allí comen sardinas y gambas. De esa enorme migración estacional no se habla.

  • ALEGRÍA EN LA FONTETA
    Ayer, mientras el hipster panoli no era capaz de recoger un pase de Gordi Alba, para después bajar al área al trote cochinero sin cubrir a su ariete propiciando de esta forma que éste introdujera el esférico en la red, sumado todo lo cual llevó a que el electrónico sacudiera su modorra para que campeara el cero uno a favor de Georgia Dann, mientras tanto, decía, se jugaba un partido de balón cesto en Valencia. Alegría en el coliseo de la Fonteta para los taronjas y para la gente de bien. Por un punto arriba se erigía el Madriz de balón cesto cuando a falta de diez segundos tomaron los taronjas la pelota de balón cesto y Vives recorrió la cancha de balón cesto con la perversa idea de encestar una canasta, cosa que logró casi sobre la bocina consiguiendo así la derrota del Madrid de balón cesto.

  • Esto es para ver si me deja el blog escribir, o si más vale que me olvide. ( Que ayer, escribí para dar las gracias a Don Satur por lo del Bar Basque de Ortega y Gasset , y aunque lo intenté varias veces, el blog no me dejó ).
    Así que digo que me ha divertido mucho esta entrada, y que aunque nunca he sido de comer lamprea, sí que me ha dado mucha hambre de sardinas, y que voy a abrir un par de latas para el amaiquetaco

  • Los australianos son buenos tenistas sobre tierra batida porque el país, en su práctica totalidad, es una pista de tierra batida perfectamente compactada por los saltos de los canguros. Es poner rayas blancas en el suelo y ya. Mérito tienen los tenistas suizos, que es un país cuesta arriba o cuesta abajo, según se mire. Un poco como Vigo pero sin papeles tirados por el suelo.

  • Tras la época de las tormentas, en Australia arreglan los baches producidos en las carreterras yendo a la montaña roja esa que tiene en el medio del país y sacando de ella un par de docenas de carretadas de tierra roja. Tapan los baches y los canguros saltan encima del bache para compactar la tierra, como bien dice MGaussage, del mismo modo que los rúneres dan saltitos mientras esperan a que el semáforo se ponga en verde.

  • Visto el ambiente antitaurino que aquí se respira, pienso a partir de ahora hablar solo del mundo del toro. Aquí va la primera “anédota”:
    Un amigo me muestra una foto de Victorino Martín con su padre, un carnicero apellidado Pollo que durante años recorrió España comprando carne de toro de lidia. La foto es de los primeros sesenta y ambos aparecen fotografiados en la puerta de la Fundación Jiménez Díaz donde el ganadero había estado ingresado varias semanas a consecuencia de haber recibido diversas cornadas. Mi amigo refiere como acompañaba su padre cuando visitaba en la Clínica a Victorino y como éste explicaba el incidente.
    Al parecer estando en su finca de Galapagar el ganadero se acercó a un toro viejo para curarle una herida cuando el astado se revolvió y le corneó. Victorino, conocedor del terreno, se arrastró hasta el río pensando que el toro no le seguiría. Sin embargo no fue así, le persiguió y le volvió a cornear en el agua. El ganadero utilizó el último recurso, hacerse el muerto. Afortunadamente el astado le olvidó y “el paleto”, muy malherido, pudo arrastrase y pedir auxilio.

  • Pues ya tenemos guion para el remake carpetovetónico del “El renacido” que planea mi amigo Fernando. En vez de oso tenemos un toro y en vez de Leo tenemos a Victorino, de quien haría estupendamente Antonio Resines.

  • Martínez Ferreira, qué bueno es. La lamprea es un animal jotabiano y exclusivamente literario, a mí no me engañas, Martínez Ferrerira.
    Había una novela (ya no sé cuál, me parece que policiaca y regular), recuerdo solo de ella un pensamiento del personaje que pintaban como esquizofrénico, que mira el río y se identifica con los salmones, ellos también oyen voces.
    Un poema de Montale (1896-1981). (NO, NO PONGO UN ENLACE, PORQUE ES UN POEMA ESPLÉNDIDO Y LO VAIS A LEER AHORA MISMO TODOS, ¿entendido?).

    LA ANGUILA

    La anguila, la sirena
    de los mares fríos que deja el Báltico
    para llegar a nuestros mares,
    a nuestros estuarios, a los ríos
    que remonta, profunda, bajo adversas crecidas,
    de ramal en ramal, sutilizados
    de hilo en hilo
    cada vez más dentro, más en el corazón
    de la peña, filtrándose
    entre bolsas de cieno hasta que un día
    una luz brotada de los castaños
    enciende su desliz en pozas pantanosas,
    en zanjas que descienden
    por las pendientes de los Apeninos
    a la Romaña,
    la anguila, antorcha, fusta,
    flecha de Amor en tierra
    que solo nuestros barrancos o los resecos
    arroyos pirenaicos devuelven
    a paraísos de fecundaciones;
    el alma verde que rebusca vida
    donde muerde el bochorno
    y la desolación,
    la centella que dice:
    Todo comienza cuando todo parece
    carbonizarse, rama sepultada,
    breve el iris, mellizo del tuyo,
    del que engarzas entre las pestañas,
    y haces brillar, intacto, en medio de los hijos
    del hombre, inmersos en tu fango,
    la anguila, ¿puedes no creerla hermana?

    (Traducción de Jorge Guillén)

  • Gracias por el poema y por el comentario, Procuro fijarme. Solamente he comido un par de veces lamprea, una de las veces en la Fiesta de la Lamprea de Arbo y otra en Portugal, que yo recuerde. Está bien, no sé si decir que sabe a pollo, como todos los alimentos raros o no comunes que no sabes a qué saben, como la serpiente o el cocodrilo. Todos menos el canguro, que sabe a vaca.

  • Cuánta “inorancia”, Dios mío.
    Lo volveré a repetir, la lamprea a la bordolesa y la liebre Royale son los dos platos cumbres de la cocina clásica. Comparten tres virtudes fundamentales:

    1. Carnes prietas propias de un animal que se mueve mucho. Son las mas saludables pues carecen prácticamente de grasas.
    2. Se cocinan en su propia sangre, lo que les confiere un sabor intenso y específico. (Lo del sabor a pollo resulta aberrante)
    3. Se cocinan con vino tinto de la región (Ribeira Sacra, Graves, Saint Julien…)

    Lo mas parecido que tenemos es el rabo de toro estofado. En Casa Toribio preparan el de las reses lidiadas en las Ventas del Espíritu Santo, cuya desgustación es rito obligado tras cada festejo isidril.

  • La lamprea que tomé en Arbo fue en empanada, muy rica.

    Mi compañero de abono isidril, el mismo que quiere hacer el remaque de “El renacido”, fue la semana pasada a Casa Toribio con un amigo y dice que todo normalito y que un buen palo en la cuenta final, pero tendré que ir. La verdad es que todos los bares de los alrededores de Ventas me encantan, aunque puestos a elegir me quedo con Casa Braulio y Casa Sierra.

  • Muy bien señor Ferreira , ya era hora de que alguien abordase un tema científico de tanto interés como la migración de las sardinas y demás pececillos de un modo tan sencillo y entendible para los legos en la materia.

    Le animo a que siga en esta linea, ya que no tengo tiempo de ver documentales de la dos o discovory.

  • No está mal el rejonazo, no señor. Imagino que fue para dos porque si no estaría usted todavía haciendo la digestión como las boas esas que se comen de merienda un ciervo sin masticarlo.

    Recuerdo un sitio en Pedro Heredia o Marqués de Mondéjar con un rabo de toro exquisito también. No recuerdo el nombre.

  • Martín Berasategui si se lo pedías te preparaba una Liebre a Royal de llorar a lágrima viva.
    También tenía un aperitivo de anguila ahumada, manzana y follegras de no parar de comer.
    El rabo de toro no está bueno, está SANTO, que decía mi amigo de pamplona, cuando llevaba el guiso que nos preparaba su madre para ir a la corrida.
    Aquí los gabachos hacen cosas maravillosas, pero estoy hasta el occipucio de creatividad, y me decanto por la Cassoulet…versión de aquí de unas buenas fabes…

  • Es que además cada “cereza especial” cuesta 10 boniatos, joer. ¿Serán unas copas de kirsch o de ginjinha? Qué pesadilla el licor de ginjinha en Lisboa, acabas tan pegajoso que no puedes ni moverte por lo que camellos y yonquis te rodean con sus ofertas.

  • No habléis de comida, que hoy no tendré tiempo de mover el bigote dándole a la manduca. Tampoco de titis, que hace un calor que tetorras (¡GAGAGAGA!) y andan desparramados por la ciudad decenas de cardúmenes de cachondas en deshabillé. ESTO ES UN SINDIÓS.

  • Éramos dos, sí. Luego nos apretamos unos gintoñis (así los anuncian allí) en la barra. Luego a casa en taxis. Se pasa bien en Madrid, la verdad.

  • El Anta 4 es lo único barato en Toribio. Es un vino de Ribera de Duero con 4 meses de barrica de una bodega que tienen a medias con Antonio Banderas.

  • Por contarlo todo, durante la corrida me ajusté un par de whiskies. O sea que lo de volver en taxis es porque no conseguí encontrar la moto.

  • Los cuatro tomos de Döblin sobre la revolución de noviembre del 18 y el conflicto en Alsacia-Lorena resultan de gran utilidad para entender el fracaso de la II República (en paralelo con el fracaso de la de Weimar) y el problema de los nacionalismos en España.
    Un ensayito de Blanco-Valdés en RdL resalta el enloquecido pluripartidismo que había en ambas Repúblicas como causa fundamental en su fracaso, aunque yo añadiría la radicalidad de las izquierdas. La partidofobia de Franco se entiende mejor con esta perspectiva.

  • Nunca comería carne de un toro de lidia o de una res de lidia. Son carnes fatigadas, llenas de ácido láctico, que han sido sometidas a un estrés, mal desangradas en sitios poco aptos para su inspección y que además han sido arrastradas por el suelo y a las que se les han clavado objetos metálicos fuente de microorganismos patógenos. La mayoría al ser evisceradas presentan gran cantidad de contaminación fecal en la carne porque los matarifes no las faenan bien y donde se inspeccionan es un cuchitril donde no se ve nada.

    Si se quiere comer carne de vacuno sin grasa es mejor apretarse un chuletón de Asturiana de los valles. Un animal sin apenas grasa en su carne, todo magro.

    En fin, ustedes mismos.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Miércoles, 08/06/2016 a las 13:36
    La ginebra ¿es de uva o de cereal?

    Pura de enebros. Sin la adición de «botánicos».

  • Bonnie dice:
    Miércoles, 08/06/2016 a las 13:39

    En La casa de Lúculo, Julio Camba ponderaba la especialidad de la carne de caza por su alto contenido en ácido láctico -creo que era esta sustancia-, segregado en el momento de «stress» del animal al ser cazado. Esa sustancia le proporcionaba a este tipo de carne su peculiar sabor.

  • No lo sé, Marqués. La descripción que ofrece la destilería es la que he dado. Quizá la disfrutara más sabiendo si es de uva o de cebada, pero teniendo en cuenta que será trasegada en compañía hembril, me temo que será un detalle degustativo secundario.

  • Pues para cosa rica de verdad, es el sacudirse la tostada con las vísceras y entrañas de una buena Becada…
    Que pájaro más listo, más bonito y más rico … joder¡¡¡
    Aquí las vísceras se valoran y comerlo casi sangrante.
    Guau.

  • Ahora antes de que llegue el experto en espirituosos y bebidas descongelantes y mamantes de chopsuy, con su permiso me tomaré (y sin él) un refrigerio con ginebra frente al atelier…Chin¡

  • (Donde esté el all i pebre de anguila del Palmar que se quiten todas las lampreas del mundo; y la contaminación fecal es de kk del torero.

    Este verano (DM) me voy a Weimar (no sé si me acordaré de cómo se coge un avión) y esta tarde corrijo libretas con mis compañeras a base de lingotazos de mistela de Turis. No podemos seguir sin tomar algún tipo de estimulante. Éste es un trabajo muy difícil y sin fin. Sin fin de infinito, no sin finalidad. La finalidad está clara: colaborar en la formación de españoles de bien. Bueno, lo de españoles mis compañeras de la CUP no lo saben, pero yo voy haciendo, no por disimulada, mi ingente y encomiable labor.)

  • Las becadas las cazaba mi viejo … que era listo y buen tirador.
    Si fallas el primer tiro, tranquilo, no le tirarás otro…se encarga ella de que no la mates…no son listas ni nada las jodidas.
    El viejo además guardaba la pluma que tienen en la punta del ala, para sacarse los objetos extraños del ojo…
    La mayoría de los talleres del pueblo tenían sus plumas de becada para este asunto.
    Es tan suave que puedes tocar el ojo de una persona sin que esta parpadee.
    Estos viejos si que estaban preparados…la hostia¡¡

  • Joder follandeiro … lo del rábano negro suena malo, malo…
    También algunos se toman su orín y cosas así…
    Yo con café y cigarrillos voy que ardo.
    O unos huevos fritos que nunca desprecio si me los prepara alguien claro…

  • Weimar dió a los mortales la escuela Bauhaus….
    Saluda de parte de la peña.
    Viva Gropius, y Moholy Nagy y Kandinsky¡¡¡
    Viva la república, abajo el Reich 3.

  • gachoinlowercase dice: Miércoles, 08/06/2016 a las 14:28

    Éste es un trabajo muy difícil y sin fin. Sin fin de infinito, no sin finalidad. La finalidad está clara: colaborar en la formación de españoles de bien. Bueno, lo de españoles mis compañeras de la CUP no lo saben, pero yo voy haciendo, no por disimulada, mi ingente y encomiable labor.)

    10/10

  • Después del zumo de rábano negro con dos limones nos cambiaste el té verde por whisky, bribón. De ahí que te estucáramos el salón.

  • Yo, como Jrg y los héroes del cine del oeste, con café y tabaco tiro hasta la hora de comer.
    Y no sé si me animaría a probar el Zumo de Rábano Negro, me suena demasiado a porno interracial.

  • Bien es cierto que aquí los gabachos y yo nos hacemos el “dejeuner” hacia las 12,30…
    Como en la Italia y en el país de la Merkel…que así todo tiene un pasar.
    Pero el Morgan y el resto de ese lado, se tienen que esperar hasta las tantas pa meter algo al vientre…o hacer un bonito almuerzo, tan castizo, con su correspondiente bocadillo o pintxo o unos calamares o pulpito a feira y un bebestible…
    Certera opción.

  • Cierto, Procu, pero no galletas. Fruta de la estaciòn, un solo tipo de fruta, jamàs mezcladas. Pero una hora antes de cenar, mucho después de haber tomado el té.
    El secreto es vaciar el intestino (disculpen la referencia casi escatològica pero tengo vocaciòn misionera, ayudar a los demàs) antes de ingerir algo sòlido para que el organismo no se alimente de sus propias toxinas.
    Comparto la sensibilidad de Bonnie. Bonnie, yo y Wittgenstein, jamàs comeriamos rabo de toro. Otros rabos, sì.

  • Pa vaciar el intestino está muy bien tener el mal de Crohn.
    Estás vacío tol rato.
    Eso sí, sueltas las toxinas y todo lo demás…

  • La veterinaria y el matemático saben lo mismo de fisiopatología que el profesor Moriarty. Sigan sus consejos y morirán jóvenes.

  • No vi el partido; por suerte aquí leemos La Grazzieta:

    Juanfran Satur dice:
    Martes, 07/06/2016 a las 21:46

    Gol de Georgia Dann a España en el coliseo getafeño tras mayúsculo error de Ramos. Vuelve el de Camas a ridiculizar al combinado nacional

    Porque si uno se queda en el AS, igual se lleva una idea equivocada

  • La ilustración es bonita. Un poco antigua…pero bien.
    Los peces modernos van con poco equipaje y a toda aleta … tienen las cosas muy jodidas por el agua…

  • Follan d’Eiro dice: Miércoles, 08/06/2016 a las 16:01

    Yo, de momento, querido marqués, soy màs añoso que tù. Y aunque no deseo precederte en el ùltimo viaje -lo digo seriamente- funciono bien.

    Perdón por el humor negro, pero yo también creo, seria y sinceramente, que nadie desea precederle en el último viaje. Especialmente si es en moto.

  • No sé cómo han acabado hablando de estas cosas después de leer el texto. Yo he pensado en corrientes oceánicas, ondas gravitacionales lunares y he establecido una reacción química revolucionaria después de comerme una lata de sardinas.
    2O3P2 + TiK2 x VOS.

  • Mc, espero que lo primero que se haya comentado de ese texto es que el título es incorrecto, debería ser “smart idiots” no “smarts idiots”.

  • El Smart Idiot se hace o nace?
    Es heredable?
    los hijos de un Smart Idiot son más o menos Smart Idiots q sus progenitores?
    La duda me asalta¡¡¡

  • Al señorito Desierto P. se le ha quedado colgada esta petición:

    ——-
    Desierto P. dice:
    Miércoles, 08/06/2016 a las 16:50

    ¿Vdes., tan comidos y bebidos, me pueden recomendar un buen restorán en la villa de Toulouse?

  • Me extrañó, Marqués, que no sólo el título está mal, sino que en el cuerpo del texto repite el error. Además del título estaba mal también la referencia al pie, que decía haber sido publicado en El Pais.
    Mirando descubro que los “smart idiots” son la inversa de los “idiots savants”; los unos parecen idiotas siendo inteligentes y los otros inteligentes siendo idiotas.

  • gachoinlowercase dice: Miércoles, 08/06/2016 a las 16:24
    (¿Por què nadie ha dicho nada de la ilustración?. A MI ME HA GUSTADO MUCHO (la ilustración, no que nadie dijera nada))

    Y a mí, hipnotiza. Creo que es por lo desnuda y perdida que se ve a la sardina fuera del agua pero con la mirada perdida y a la vez fija en su determinación, y también por el brazote que se le ha puesto de arrastrar la maleta.

  • Sigo afirmando que la calidad de la carne de toro lidiado es ínfima y que sabiendo lo que sé, nunca comería de ella.
    ***
    A la atención de Desierto P.,
    Cuando visité Toulouse, comí en un lugar pintoresco que se llamaba Chez Navarre, una casa de comidas en la que pagabas unos 22 leuros por persona y podías comer todo lo que iban poniendo, comida casera típica de la zona. Elegí un Madiran para beber. Viril, potente y tánico. Me encantó. (La bebida se paga aparte, creo que fueron 20 leuros)
    Hay que reservar, pero si vas pronto puedes tener sitio.(Son mesas compartidas)

  • He visto arrancar la piel a un conejo vivo y la explicación es eso de la lactosa, el estrés qué da mejor regusto a la carne. Ni entiendo ni me meto.No como conejo ni carne de toro. Maté una vez a un pollo y no tengo trauma ninguno.

    Me da asco la lamprea, la usé para cebo de nasas para centolla. Ni entiendo quién la coma ni pague por comer.

  • (Vengo del río, pero no he ido a lavarme el coño como la del cuento, sino a buscar caracoles por el sendero de la arboleda, pensando que como ayer cayó la de dios es cristo, hoy me saldrían al paso e incluso me treparían por las piernas. Pues no. Al paso me ha salido todo el pueblo que ha ido a buscarlos esta mañana. Aquí hay mucha competencia porque los hacen a la llauna. Hemos cogido 3 caracoles. Asi es que a la vuelta los he vuelto a soltar porque para què.)

  • Joder por fín no llueve.
    Hace sol y todo.
    Es casi 40 de mayo…aquí están muy revueltos con el jurgol…”allez les bleus” y eso…
    Ayer me tomé una cerveza en mi bar de cabecera y me encontré un matrimonio que eran de Arnedo (él de Enciso) … joder qué alegrón me produjo recordar mis tiempos de niño…
    Arnedo tenía una buena plaza de toros y como villa zapatera entregaban el famoso “ZAPATITO DE ORO” a la mejor faena, creo recordar.
    Ya no sé si en la Rioja se ha entrado en las prohibiciones masivas de estas cosas.
    Pero aquello estaba muy bien.
    Yo ví allí al Bombero Torero…y me lo pasé pipa.
    Aquellas corridas tenían buenos carteles para ser en provincias y se respiraba el mismo ambiente (más rural eso sí) que en los San Isidros, La Maestranza, o La Semana Grande.
    Que mayor estoy…yo no sé por que he contado esto…pero bueno ahí queda el documento.

  • Osea que lo de …”detente Abraham, no mates a tu hijo” es una filfa.
    Pues me ha estropeado el día¡¡¡¡
    No tenemos en qué apoyarnos….

  • Hoy era un día tan bueno o mejor que cualquier otro para cerrar el blog de PJ (Bellpuig, querida, sea tan amable de actualizar el blogroll y eliminar al ausente).

  • Tareixa, mejor te pongo un párrafo de Montano sobre Anguita («Anguita, de nuevo») en El Español, el domingo. (No vaya a ser que no estés vacunada y te inficiones).

    Aunque es en su discurso bien construido donde anida el problema. Su relato acabado, perfecto, sin flecos, incuestionablemente seductor, ofrece un sentido simple que, como todos los sentidos simples, resulta insuficiente para este mundo complejo. Como buen utopista, proyecta un futuro con instrucciones para llegar a él; pero quienes se pongan a ello se encontrarán con que -al contrario de lo que pasa con los muebles de Ikea- faltan tornillos, e incluso tablones. Y corren el riesgo de que lo que resulte no sea una estantería, sino una jaula… Esto no es algo que pueda pasar, sino que ya ha pasado muchas veces. Los profetas de la “nueva política” no lo son del futuro, sino del pasado.

  • Bonni estoy de acuerdo con Vd. en la fealdad endémica de Arnedo.
    En el pueblo de mi madre se les llamaba ARNEANOS, también es cierto que a ellos los llamaban “CEBOLLEROS” que no se si es mejor o peor que HERCEANOS.
    En la antigua carretera que llevaba de Arnedo a Munilla (primer pueblo de España en contar con un teléfono privado) se pasaba por Herce, por Santa Eulalia Bajera y Santa Eulalia Somera (a estos se les llamaba Santolalleros) y se daban buenos cantazos en las luchas por las mozas bien de arriba o de abajo… Finalmente se llegaba a Arnedillo, si eras diestro conductor, por que tenía curvas, puentes y túneles de un sólo sentido, y si pasaba el coche de línea la tenías liada.
    Arnedillo era de turismo de Bilbao, tenía y tiene balneario y eso la hace muy chic, aunque fea también de bigotes y coronada siempre por los buitres que esperan que algo se muera para zamparselo.

  • Calahorra a Quintiliano (reza el monumento)…destacando el origen Romano de la zona. De ahí el gentilicio Calagurritano de Calagurri.
    Pero yo nací ya en Basqueland, de donde era mi viejo y a donde se fué mi madre corriendo delante de los tiros en su época.
    Pero nunca olvidaré los pajaritos fritos, los huevos con ajos frescos al sarmiento, y las patatas con lo que hubiera, hechas en la puerta de una bodega, o de casa….
    También llevar el cántaro a la fuente vieja para coger agua de beber, la otra la traía una caballería en unas cántaras.
    Hasta que ya pusieron grifos en las casas …
    Lágrimas verdaderas y piel de gallo se me pone…
    Descansa en paz vieja.

  • Lo que es triste es que en Haro no haya salido un solo mozo con cojones para ponerse delante de un toro.

  • (Pues mira yo ante lo de “más vale malo conocido que bueno por conocer” disiento. Me parece mucho más moralmente inexplicable votar al PP que a Podemos. Y con el PP el no ya lo tengo, con Podemos como mucho lo mantendría, asi es que, seréis todos muy listos y yo muy tonta, pero el 26 J yo voto a la coalición de la izquierda. Ya está bien, hombre.)

  • Pero como dice el refrán “ya estamos en Haro que se ven las luces…”
    (haciendo referencia al poder de la villa al disponer de electricidad urbana en la primera posición patria”).
    Creo que no ha sido la primera, pero si muy cerca…
    No ha dado toreros pero ahí han dejado el “gran reverva 904”, el Imperial…y tantos otros…

  • Cuanta inorancia de todos es sabido que Vicente Martinez “El Niño de Haro” ha sido el único torero riojano que ha salido por la puerta grande de Las Ventas.

  • Desde hace mucho tiempo considero que el voto democrático actual, sirve en gran medida para conceder los privilegios del poder a una panda de señores con muy buenas intenciones, o muy malas, pero con muy poca experiencia en manejar estos asuntos de las necesidades de los humanos y la forma de gobernarlos.
    Seguimos anclados en una pelea absurda de los buenos contra los malos al tresbolillo.
    Finalmente la administración la manejan siempre los mismos altos funcionarios que son los que saben dónde están las teclas y sólo esperamos que los nuevos no rompan nada o no rompan mucho.
    Todo el mundo quiere un cambio, pero nadie quiere cambiar nada suyo.

  • A Bonnie no tengo el gusto … pero Muga me parece que está bien sin más.
    Los vinos Tintos más grandes de España no están en la Rioja, para mi gusto personal, están más hacia el Duero.

  • Yo soy muy de Haro. Recuerdo estar en la plaza cuando me dijeron que una de aquellas cigüeñas iba a traerme un hermano. Y una repostería que había arriba en los soportales, qué dulce de membrillo, señores. Soy gran fan de la Rioja, en general, aunque fui a Arnedo a negociar el convenio de una suspensión de pagos y casi tengo que salir por patas.

  • Al pez de la ilustración alguien le ha puesto un brazo derecho en la amura izquierda…
    Yo no sé pero a mí esto me parece una falta clara de respeto a la perspectiva…
    O quizás es una sardina muy de derechas que va al ministerio con su cartera bien cojida…
    El responsable o responsabla podrían comentar esta decisión arbitraria o intencionada.

  • Los dos mejores pelotaris riojanos, José Ángel Balanza “Gorostiza”, de Huércanos, y el más grande, Augusto Ibáñez Sacristán, Titín III, de Tricio.

  • ABISMOS CULTURALES
    Un día, hace ya tiempo, paseaba por Elizondo y me llamó la atención un extraño lugar. Curiosa que es uno, y a veces poco tímido, pregunté al lugareño con boina:
    -Y esto, qué es?
    -Que qué es? Qué va a ser! El frontón!
    Y se fue sin darme tiempo a las habituales excusas que tenemos entrenadas los de asfalto.

  • Holmesss dice: Jueves, 09/06/2016 a las 21:04
    ABISMOS CULTURALES

    Ay, ene.

    ***
    Botillero, creo que el primero que define la figura del botillero en los frontones es Emiliano de Arriaga, en su Lexicón etimológico, naturalista y popular del bilbaíno neto (1896):
    «BOTILLERO. El inteligente o maestro que a chuchu de dar de beber a los pelotaris durante el juego, daba también a sus parciales oportunos consejos encaminados a ganar el partido… o a perderlo.
    Antes tenía grandísima importancia, pero va cayendo en desuso el cargo ese».

  • De los montes las sardinas y de la liebre a la mar, se termina hablando de frontones y pelotaris.

    Muy curioso y multicultural este fanzine.

    POR QUÉ cierra su blog Piratilla , ¿Por qué? ( de igual modo hace tiempo estaba sólo para invitados vips y no podía ni leer)

    POR

  • Alberto Garzón es el político mejor valorado en la última encuesta del CIS. Alguien a quién ahora van a votar uno de cada cuatro españoles por su pacto con Podemos. Pero que hace seis meses encabezaba una formación que sacó dos diputados.
    Esto ya pasó con Rosa Diaz. Que no sacó ninguno. Peor.
    No consigo entrar en la mente de los encuestados. Ni en la de los encuestadores. No se entiende que se siga manteniendo una pregunta que no tiene la menor importancia para los resultados. Que es a lo que nos atendremos.

  • No consigo entrar en la mente de los encuestados.

    Supongo que para valorar bien a un político no tienes que compartir sus ideas; o al revés, eres incluso afiliado pero el líder te parece un dolor. Y que a la hora de votar a un partido la gente calcula(mos) la utilidad del voto.
    Lo digo por decir unas obviedades, Kenzo.

  • Marqués, preguntada a una experta. La ginebra de Villafranca del Panadés es de alcohol vínico. La toña ha sido de impresión, he de decir. Ahora toca mezcal, creo que el espirituoso más alucinante de la galaxia.

    Hoy, gran lección de bondage. Día histórico.

  • Tienen suerte que todavía estoy pensando si les cuento lo del seminario Qué quiere decir pensar que estoy atendiendo, porque ayer el tema era El tiempo y La muerte, una fiesta que acababa con Heidegger y el hombre como Ser para la muerte, siempre inconcluso. Antes hubo referencia al poema de Poe, el cuervo que solo grazna Nunca más. La experiencia del tiempo presente, que conjuga Nunca más y para siempre.
    Un festival, oigan. Lleno a petar de jovencitas.

  • Busquen en google “ginebras españolas” y flipen. Creo que somos el país en donde se comercializan más gibebras. Hay tanta tontería con el asunto que se pagan precios un tanto indecentes para un destilado. Como no es obligatorio especificar si el aguardiente es de cebada, patata, uva o geranio, tiendo a sospechar. Y como no soy un experto en degustación (llevo añísimos dejándolo) y desconfío del gusto de la peña, siempre juego sobre seguro: Tanqueray (la seca London Dry) y la muy aromática Tanqueray Rangpur, con aroma a limas. Las dos extraordinarias.