Breve relación de vidas extraordinarias · 14

BRVE14
Por Martín Olmos.

Benjamín Garrote de Pedro fue un carpanta asturiano que no tuvo un Rabelais pero mereció, sin embargo, una página en El Caso, como Jarabo el asesino infame y el médico de San Baudilio, que pautaba las boticas por medio de un péndulo radiestético. Benjamín Garrote de Pedro era hombre recogido, antiguo cabo de infantería, ovetense y flaco y una vez se comió ochenta y cuatro milhojas sin beber una sola gota de agua. Riñendo un desafío con tres mozos de Sama de Langreo rindió tres platos de fabada con su corte sacramental de tocino, jamón, lacón, chorizo, longaniza, morcilla y cabeza de puerco y siguió con dos platos de callos, dos de riñones al jerez, dos de lengua asada, un filete con papas, una tortilla de jamón, un plato de carne mechada, una perdiz con verdura y dos huevos fritos. Recomendaba el libro de los Proverbios (23, 2) ponerse un cuchillo en la garganta si se tiene demasiado apetito,

et statue cultrum in gutture tuo, si avidus es.

Sin embargo, Julio Camba estuvo a punto de ingresar en el Partido Reformista por una fabada que le convidó don Melquiades Álvarez en Somió y Essaú cambió su primogenitura por un plato de lentejas (Génesis 25, 29-34):

Et sic, accepto pane et lentis edulio, comedit et bibit; surrexit et abiit parvipendens quod primogenita vendidisset.

Benjamín Garrote de Pedro fue sereno de comercio de Oviedo en la calle del marqués de Santa Cruz y después portero de finca, oficio que propende a espantar a los gitanos y a ser confite de la pasma. No obstante, porteros de finca fueron el perro Cerbero, San Pedro y Leónidas el Espartano. Benjamín Garrote de Pedro fue también sportman del amateur y quedó séptimo en la modalidad de obstáculos en los campeonatos de atletismo de Asturias corriendo en alpargatas. Julio Camba sostenía que los gomios más ávidos eran los terratenientes escoceses, los curas gallegos y los médicos, bien que los últimos recomendaban comer solo naranjas. Benjamín Garrote no fue, en cambio, tragón de feria sino hambrón de posguerra que se daba a las apuestas para guardar para el porvenir y no subió de los cincuenta kilos y corría en alpargatas. A Benjamín Garrote le duró el prestigio lo del blasón de El Caso y después regresó al anónimo, a la portería a mirar las pantorrillas de las vecinas, que son medio cotidianas y medio misteriosas, y a echar a los niños con pelota, a los viajantes de la Espasa y a los gitanos caleses. En aras de la taxonomía, no se le puede considerar gastrónomo sino adéfago.

141 comentarios

  • Magnifica y pantagruélica relación de platos.
    Una cosa es el apetito voraz, otra la gula y otra distinta las expectativas claras de no volver a comer en unos días.
    Les explico.
    Mi viejo que era el mayor de una familia de 6 hermanos al q la guerra le pilló con edad de sustituir a su padre ausente por las cosas propias de la confñagracion entre hermanos, sabía muy bien eso de sufrir por el régimen alimenticio.
    Cuando la guerra ya pasó, y algún año antes de q regresara su padre consiguió un trabajo de aprendiz en el estudio de fotografía de Marín. Al principio como portador de las cámaras y luego como re tocador de los negativos.
    El empleo era por la comida.
    Mi padre que era muy mirado para los suyos recogía todos los chuscos que quedaban después de comer para llevarlos luego a sus hermanas y su madre.
    En el estudio se acudía mucho a las bodas y a los convites de semana grande cuando llegaban los grandes toreros.
    Mi padre era como la mascota y le proponían cosas de comer.
    En una de esas fiestas se comió 2 kilos de fresas con nata y ante la mirada atónita de una elegante señora, esta le pregunto si sería capaz de comerse un pollo, mi padre le dijo que si no se lo podía terminar allí mismo que lo terminaría luego en casa.
    Dejo un muslo, y no por ganas sino para dar alegría a su retorno.
    Cosas de la necesidad y no la lujuria.

  • Terminadas las ensoñaciones y las utilidades, ponen fin los deseos a esas tardes estivales que de asueto damos por amortizadas hasta nueva orden, porque la acuarela es muy difícil de aplicar.

  • “Es un plato divertido”
    Se suele escuchar a los de las estrellas y a los aspirantes a estrellosos, incluso a los amateurs y a los cocinillas ocasionales.
    No entiendo nada de esa afirmación. Se me parece a lo que decía ayer Bonnie.
    Los platos son frescos, ligeros, contundentes, sabrosos, ocurrentes, tradicionales, sustanciosos, de temporada, alimenticios, bien presentados, originales, agradables, pesados, de temporada, en su punto, crudos, pasados, salados, dulces, amargos…lo que se quiera, pero DIVERTIDOS????
    Que tontada tenemos, JODER¡¡¡

  • ¡Qué bonito el adjetivo adéfago!. Me lo apunto, me van a sobrar ocasiones de emplearlo.
    Y hasta en momentitos de intimidad conyugal.

    Buenos días tengan.

  • Una vez, hará cosa de veinte años o algo más (tal vez más), apareció por un ‘curso’ de cata de vinos (un cursito, una charla sacaperras) Francisco Umbral, sorpresa mayúscula. Viendo la cursilería y el rollo kitsch que se respiraba, imagino que ya un poco harto, dijo algo así como que el vino era cosa de obreros, de tartera, bota y andamio, y que él se iba de allí al bar para beber un whisky.

  • Esto me lo contó uno de TVE. A mí no se me ocurre ir a un curso de cata de vinos (un cursito, una charla sacaperras) ni harto de calimocho, kalimotxo, cascarudo, emperador, dos tonos, cokero, rifle, orín de Jesús, mata moscas, vinola o vino con coca-cola, qué más da cómo se llame.

    Todos estos nombres salen en la wikipedia.

  • La voz de Asturias publicó el 28 de diciembre de 1927 el anuncio de la boda de Benjamín Garrote de Pedro con María Luisa González Arroba. El anuncio coincide en la misma página con otro del Hotel Francés. A la vista de lo contado por Olmos, tiene su gracia.

  • El amigo Garrote vuelve a salir en la prensa, esta vez en calidad de héroe. En el mismo periódico, el 27 de junio de 1930.

  • Y, en fin, si alguien siente curiosidad sobre cómo fue la refriega iniciada por Servando el Barbero, aquí tiene la noticia, escrita con mucha gracia. La voz de Asturias, 26 de junio de 1930.

  • Las entradas de Martín Olmos ya sabes que te van a gustar antes de poner los ojos en la primera línea. Es un privilegio tenerle aquí. Desde Benjamín a Adéfago no quita uno la atención de cada frase, se le lee del tirón conteniendo el aliento.

    Lo que si es raro es que el soriano, tan puntilloso, y tan de tierra de De Pedros no haya hecho ver que el apellido es uno y mayúsculo.

    Procuro, además de fartón hay otro término asturiano que rima más con adéfago: llambión. Además, como tantas palabras asturianas, tiene además de sus significados, sus metáforas: A gatu llambión corteya dura. Non se pue cagar entre llambiones porque igual lo comen. Y también se puede oir en expresiones más poéticas: Con güeyos tan llambionos lu miraba

    Para concluir, ovetense es eso que le llaman a los propios del lugar con ínfulas o ringorrango. Por lo general, entre propios de la región se les llama, como sabéis, carbayones.

  • Kenzo dice:
    Lunes, 19/09/2016 a las 14:13
    Lo que si es raro es que el soriano, tan puntilloso, y tan de tierra de De Pedros no haya hecho ver que el apellido es uno y mayúsculo.

    ¿Cómorrrrrrr?

  • El apellido Pedro, o De Pedro es patronímico, derivado del latín Petrus. Su origen parece ser aragonés. Según los datos que se conocen, comenzó a utilizarse como apellido por el siglo XIII. En el Registro de Diputados del Reino de Aragón por el cronista don Juan Marías Esteban, se reconoce a los del apellido como nobles e infanzones de Aragón. Este linaje se fue extendiendo por ambas Castillas y caballeros De Pedro tomaron parte en la conquista de la villa de Medinaceli, Soria, para, posteriormente, establecerse en Morella, Valencia, donde fundaron importantes casas solares. Don Narciso De Pedro fue Alguacil Mayor de la Inquisición.
    El origen de este apellido es el mismo que el de De pedro.

  • Fabada y milhojas siguen siendo llamboniades favoritas en Asturias.

    Si con la fabada se discute dónde comela más rica, La Máquina, Casa Gerardo, Casa Chema, El Llar de Viri, Casa Marcial, y varios más, con los milhojas y de pastelerias pasa igual, en Asturias hay auténticas peleas para dilucidar dónde son más exquisitas. Tanto en Oviedo como en Gijón las hacen sabrosísimas, crujientes, con el merengue que se derrite en la boca, pero os invito a probar las que hacen en Avilés, en Vidal, con toques afrutados, frambuesas, arándanos…

    Sobre fabadas:
    http://apiciusysuslibros.blogspot.com.es/2007/12/fabada-asturiana-escrito-en-1998.html

    De milhojas:
    http://4.bp.blogspot.com/-lv0crjik71s/Uw9jCIsqsQI/AAAAAAAAEZc/bATRUxAJc8I/s1600/IMG_20140227_160043.jpg

    Aunque si preferís milhojas de morcilla, aquí tenéis:
    http://embutidosrios.es/actualidad/milhojas-de-morcilla-de-burgos-de-la-casa-rios-con-tomates-cherrys-y-queso-de-cabra-por-el-buen-yantar-de-vidal/

  • Yo tengo algunos amigos astures, pero no recuerdo si son de Uvieu o de Xhixhjóng. Allí parece que es importante distinguir.

  • En relación con el tema de los capones, mencionados aquí ayer, los gallegos sostienen que los mejores capones del mundo son los de Villalba, opinión en la que coincidían gentes tan ilustres como Fraga, Cela y Cunqueiro.

    Con permiso de los editores, les copio un capítulo de “La otra gente” de Cunqueiro, donde se habla de uno que les leía a los capones el catecismo. Para descojonarse, como todo el libro. Creo que fue mi padre quien me dijo que se podía uno hacer una cultura bastante apañada leyendo solo a Cunqueiro. A medida que pasan los años cada vez estoy más de acuerdo.

    LEIRAS DE PARADA
    Al día siguiente a San Martín, mi amigo Leiras de Parada, un bigotudo serio, mete los capones en las caponeras, para el segundo y último tiempo de ceba. Y si bien los habitantes de las caponeras de la Terra Chá luguesa, alimentados conforme a la antigua ordenanza, sin poder moverse dentro de las jaulas, recibiendo el calor de la cocina, ya adormecen fácilmente, los buenos criadores, después de las pelotas que les meten en el gaznate —pelotas de harina, de leche, que llamamos amoado—, los regalan con media copita de vino dulce. De vino que por allí llaman Getafe. Leiras, como digo, convida a sus capones, que algunos irán a la feria del diecinueve de diciembre a Villalba, y otros servirán de pago de rentas, que son los capones que se llaman de recibo. El gallego que más capones cobró de renta fue un obispo de Orense en el siglo XII, don Lourenzo, que no arrendaba ni la menor parcela de tierra episcopal sin poner de renta un capón. Leiras, así que les da el almuerzo a los capones y lo corona con la copita de Getafe, se sienta en una mecedora que fue de la hermana de un cura que hubo en Goiriz, y se echa a roncar. Primero lo finge, pero luego ronca seguido porque se duerme al tiempo que lo hacen los capones, estúpidos y crestacaídos. Parece ser que algún capón, escuchando roncar a Leiras, termina por roncar él.

    Leiras, en confianza, me explica que cuando veía bien, gracias a unas gafas que comprara en Lugo de segunda mano, yendo de testigo a un juicio oral, antes de echarse a roncar les leía a los capones un capítulo de un libro, verbigracia, de Bertoldo, Bertoldino y Cacaseno, o de la Historia de la provincia de Lugo, de Amor Meilán. Leiras me dice que no le voy a creer lo que me va a contar. Amansa el bigote, sonríe, le da dos vueltas a la gorra en la cabeza, se rasca un poco en la mejilla derecha, vuelve a sonreír.

    —Pues sí, amigo Cunqueiro, el Bertoldo les gustaba, y no se dormían.
    —¿Cree que entendían algo?
    —Yo digo que con el Bertoldo no se quedaban dormidos.

    No digo otra cosa. Un día me dio Cruces, que bien se acuerda usted de él, que era concejal, un periódico de Madrid para que yo leyese un artículo de un tal Zozaya. Lo leí en voz alta delante de los capones. ¡Aquel era el texto que se precisaba! ¡Cómo durmieron, amigo mío! Leiras de Parada se levanta, abre un cajón del aparador, y metido en un sobre tiene un número de La Libertad, de Madrid, del 6 de marzo de 1932, en cuya primera página viene un artículo de don Antonio Zozaya, que se titula La victoria incólume. Media página de letra pequeña.

    —¡Duermen los capones mejor que un hombre con dos cobertores y media botella de Tres Cepas!

    Son siempre veintidós los capones que están en las caponeras, en aquella cocina terrena, callados y aburridos. Yo me pregunto si no dañará a la calidad de la carne aquella literatura política radical. Leiras parece seguir mi pensamiento, y me aclara:

    —¡De calidad, superior! Lo que se le pide al capón es que duerma, que no lo espabile nada, que no sueñe.

    No me atrevo a preguntarle a Leiras si pueden o no soñar los capones. ¡Menudo problema!

    —Un tal Forxas, que usted no conoció, y que pagaba ocho pares a la Casa de Alba cada Navidad, les leía a los capones el catecismo. Hacía la pregunta y esperaba la respuesta. Por ejemplo: ¿cuántas son las obras de caridad? Los capones se inquietaban, intentaban cacarear, se picaban unos a otros. Forxas les gritaba: «¡Catorce, burros! ¡Más que burros!», y los capones no se dormían, y adelgazaban, y el administrador del duque no los quería a la hora de pagar.

    Capones que hayan escuchado las sentencias políticas de Zozaya, o hayan desesperado por no saber responder a las preguntas del catecismo, el día de la feria de Villalba, bien muertos y desplumados, con sus mantecas en la mitra, estarán amarillos, tiesos por la helada, en albos manteles, en la plaza de Santa María.

  • Gracias, Holmesss. Yo sigo sin poder entrar.

    Lo que diga don Álvaro Cunqueiro va a misa. Aunque cabe puntualizar que, efectivamente, Antonio Zozaya escribió un artículo el 6 de marzo de 1932 en La Libertad, pero su título era La ciencia de Gordios.

  • Mi padre, que es de Salas, hijo de una niña de quince años que dió tres varones con carrera a su padre, un rotulista romántico y pintor, hijo a su vez del mejor copista de arte de la guerra aquella que ustedes saben, y que para proteger retablos de iglesia copia, hace y deshace por comer y dar huevos y carne a la familia, siempre contaba cuentos de la hambruna y que la primera vez que comió un filete de algo de carne ya tenía una sombra bajo nariz que anunciaba bigote.. Y que le decían “ahora sí” y puedes follar y comer huevos..

  • Zeppi ha levantado el trueno¡¡¡¡
    La tenemos liada.
    Los capones que cita parecen buenos, pero lo que se les tiene que poner es música, y que coman maiz.
    Mi hermano los duerme el solo. Es aburrido como una tarde de domingo con lluvia.
    Muy cansino mi hermano sí, pero que mano con la txurra y con los bichos…GLORIA hace el jodido.
    Me marcho antes de que empiecen los truenos.

  • Gracias por esas notas sobre fabadas y milhojas.
    Llorando estoy de la alegría que me producen esos excelsos platos.
    Para Milhojas, no son nada despreciables los de la pastelería AGUIRRE de Irún.
    Si se pasan por allí no lo duden.

  • Tareixa, imagino que es de Salas de Los Infantes. (desconozco si existe otra población que se llame sólo Salas).
    Gran lugar, y buen cordero y cochino.

  • Zeppi dice:
    Lunes, 19/09/2016 a las 17:23
    A quien corresponda (supongo que a Bellpuig)

    Supone bien, pero a estas alturas las suposiciones ya deberían ser certezas, ¿no le parece?

  • jrG, hay muchos Salas. El que menciona, Salas de los Infantes, en la provincia de Burgos, capital de la Sierra de la Demanda. A las puertas del paraíso.

    En Asturias tenemos otro hermoso municipio, pegado a Grado, pueblo de moscones, llamado Salas, a secas, con bellos parajes en todo su término y construcciones medievales que recuerdan al estilo de pueblos como Potes o Covarrubias, tierra de historia, de cangrejos y de Santiago González. También en Salas puede pescarse, los famosos salmones del Narcea. De Salas es el economista Juan Velarde, otrora falangista y de Salas fue Fernando Valdés Salas, inquisidor general de la Corona de Castilla, Arzobispo de Sevilla, y fundador de la Universidad de Oviedo.

  • A partir de un cierto momento uno empieza a pensar no ya en lo que escribe Olmos, sino en cómo hace para mantener el listón tan alto del principio al final y un texto tras otro.

  • Son ustedes y ustedas un manantío, que digo! Un torrente de conocimiento.
    Impagables!!!
    (Bueno, pagables podrían llegar a ser, pero no para mí ni para la edición de este fancine)

  • Aaah, Cunqueiro, ese chico de la Britonia. ¡Cuánto nos divertíamos en el monasterio leyendo cosas suyas! Aunque aun no se hubieran escrito en el siglo XI. Bueno, asegún… Nos las traía uno de Donegal, que tenía una bici y con ella iba y venía del Faro de Brigantón hasta el Vado de los Riñones de Lúan en un amén. Aún se discutía en la monjía si venía por tierra o por mar; de cualquiera de los dos modos era un prodigio de pedaleo. Y mientras, comíamos empanada de avellanas y cerveza de verano.
    Oigan, que no es lo mismo que durante la comida le lean a una las Reglas de Columbano de Bobbio que eso de los capones, ¡onde va a parar!

  • Salas, de toda la vida, pertenece al Principado de Asturies. Otro no conozco. Y no es por falta de viajar….

  • Google tiene mucho peligro. Ya tiene cookies. De pensar en cangrejos he dado en buscar alguna antigua receta familiar y al hacer una búsqueda me ha llevado a un artículo de SG en el que, curiosamente, vienen comentarios de viejecita y Bonnie. Viejecita contando como los pescaba con ladrillos huecos y Bonnie sobre como Il suo marito y un amigo montaton una astacifactoría consiguiendo cerrar el ciclo del cangrejo autóctono durante todo el año para repoblar cabeceras de ríos en los que no habían llegado los alóctonos. Interesantísimo.

    Casi todos los que hemos pescado cangrejos de crios tenemos recuerdos imborrables de aquellos momentos. Del pánico a sus mordiscos, cogiéndolos a mano en pequeños riachuelos de montaña subiendo Arañas o con reteles en los afluentes que vertían en el pantano de Arija. También en el Arlanza, muy cerca de Covarrubias y en el Duero, cerca del pantano de La Cuerda. Y luego el crepitar de sus peleas en el fregadero antes de volcarlos en las sartenes.

    Esto me trae al recuerdo otra manía mía: tener siempre en la cocina vino Corales, semiseco, para todos los guisos. Este blanco es un vino elaborado a partir de uva característica de la región, madurado en barricas de madera, y que produce Zarracina, famosa también por sus sidras champanadas, de las más antiguas de la región. De su fundador, concejal de Gijón con la I República, merece la pena leerse la siguiente reseña:

    http://www.asturiasrepublicana.com/zarracina.html

  • Tareixa, Kenzo me lo ha explicado mucho mejor.
    Pero ya tengo claro que es SALAS a secas y de su Asturias.
    Conozco poco la cornisa cantábrica y sus pueblos de interior.
    Pero es una espina que me sacaré¡¡¡

  • Lo de los capones es cierto, que unos meses antes los encierran en jaulas diminutas dando empanadas, pulpo y chorizo o lo que quieran del mejor menú gallego para engordar. Es más mejor que vía tubo enterrados en tierra hasta reventar el hígado.

  • He visto la recién estrenada película sobre los Beatles: un documental de 1 hora y 45min y 30 min mas de un concierto del 65. El cine estaba lleno y parecía que todos estábamos subyugados por su magia.
    Por mi parte, lo comenté hace años, entro en un extraño trance que me transtorna. Aquellas canciones grabadas en estudio a partir de finales del 65, cuando decidieron conncentrarse en ello bajo la dirección de George Martin me causan la misma emoción enfermiza que las canciones de Schubert.

  • Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, es el tío mas tonto de España a pesar de la feroz competencia. Por alguna extraña razón sale en el telediario con harta frecuencia soltando sus chorradas. Ahora le ha dado con el Apiretal, el enésimo dislate.

  • marquesdecubaslibres dice: Lunes, 19/09/2016 a las 23:23

    Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, es el tío mas tonto de España a pesar de la feroz competencia.

    ¡Y Quinto de Alemania!

  • Kenzo dice:

    Lunes, 19/09/2016 a las 18:47

    Pues sí así fue, ganaron varios premios con ese proyecto. Il mio marito no era el especialista en cangrejos, era el que ideó toda la infraestructura del proyecto. Fue un éxito y publicaron en varias revistas del gremio. Pero como pasa con casi todo, no había dinero para estas cosas biodiversas o no era interesante.
    Fue bonito mientras duró.

  • Creo que todos conocen la cita de Oppenheimer cuando comprobó el poder de la bomba aromática.
    No es tan conocida otra cita de uno de los científicos colaboradores en el mismo proyecto de Los Álamos que venía a decir que cuantos millones de muertos se hubieran evitado de descubrirla mucho antes.
    Con los medicamentos pasa algo similar.
    Se trata de evitar el mal mayor y sufrimiento innecesario.
    Ni los riñones ni el hígado agradecerán el tomar medicamentos en acciones muy prolongadas en el tiempo, pero si tú tienes más de diez deposiciones al día y eres incapaz de poderte sujetar e incluso cuando vas en un metro te lo haces encima, tomar un medicamento que te evita la mitad de las mismas te parece maravilloso.
    Cuando tienes un cólico o una crisis de Crhon no queda más remedio que tomar un cortico esteroide. No es bueno y tiene acciones no deseadas en el organismo, pero les aseguro que es mucho mejor que tener un insufrible dolor.
    Creo que lo mismo con todo lo demás.
    Él gintonic es magnifico si no te lo tomas por litros, los analgésicos, antipireticos, ansío líricos, antidepresivos etc… Lo mismo.
    Buenos días ya si eso…

  • Odio el corrector, y mi incapacidad de corregirlo. La bomba no si si olía mucho pero era atómica. Los ansío líricos no evitan tendencias a la lírica y se llaman ansioliticos.
    Mis disculpas.

  • El marqués nos podrá recomendar algún específico de nueva generación.
    O si no, el tradicional garrotazo o que salga Follandeiro…

  • A mí me gustaría que esto se nos llene de poetas, pintores, letraheridos y gentes de mal vivir con faca en el calcetín, unas buenas niñas de indeterminados años ejercerciendo de enfermeras para curar heridas que ocasiona el ego.
    Estaría muy chulo, sí.

  • Y Tomás Moro, dictando su utopía.
    No estaría mal.
    Y braguetas bien cerradas, claro.
    Y el culo contra la esquina.
    Es usteda un encanto doña Tareixa.

  • Estoy deseando que cuando la señorita Lowercase termine sus clases y tenga a bien visitarnos, traduzca esos emoticones de las cuatro y cuarenta tantos minutos de la madrugada, que yo no entiendo. Qué mira a lo mejor, son deberes para sus niños y se confundió.

    Graciñas señor JrG, es verdad que soy un encanto. Lo sepa. Y usted muy simpático.

  • Tarrasa, nunca supe cuán cerca estuve de tu corazón*, pero noto que me estoy alejando y no me gusta.

    (*) Quiero decir, de tus sentimientos, porque todo el mundo sabe que el corazón se esconde tras el glandulamen pectoral y no quiero que me se** malinterprete.

    (**) Ya sé que se escribe “se me”, pero a lo mejor viene algún gracioso a resaltarlo y lo que era solamente un comentario romántico me lo transforma en algo crepuscularmente pornoerótico, y no quiero que sea así.

  • Don Saturio le pensaba proponer unas flores para demostrar su cercanía y conexión cardiaca.
    Pero regalar arte es un detallazo, y en vez de enriquecer a los vendedores Holandeses, daría un capón para comer a algún artista de su gusto.
    Yo mismamente estoy trabajando en una escultura de latón que entitularé MUJER QUE CAMINA.
    Lo peta don Saturio …

  • Saturnino, Saturio, con cariño se lo digo: ¡ Cabronciño! anda a tomar aires.. Y visitar si eso librerías de viejo.

  • bremaneur dice:
    Lunes, 19/09/2016 a las 13:38
    Lunes, 19/09/2016 a las 13:39
    Lunes, 19/09/2016 a las 13:42
    Lunes, 19/09/2016 a las 13:43
    Lunes, 19/09/2016 a las 14:02

    Joder, vaya joyas. Gracias por subirlas.

    Me encanta el trasfondo cómico que le han dado los años a las notas breves de sucesos. Dicen más que muchos estudios sociológicos presuntamente sesudos.

  • Ha salido en la tele un futbolista que se apellida KOPONEN. (Pobrecillo, que le han metido un piño nada más pisar Españas). Soy la madre y le pongo Hostien. ¿Que no?

  • WANTED

    Señoritos Funes, Gómez, Rhumquina, Tipo Material, Watson y Zeppi, se ruega que me hagan saber sus direcciones postales (secretaria@chopsuey.es) para poder enviarles el Fumanchungo 2016 de Javier Pagola. Si ya me han enviado su dirección les pido disculpas, pero durante las vacaciones los señoritos directores metieron mano en mi correo y ya se sabe.

  • DELICADEZAS CRÍTICAS

    RESEÑA nº 2

    William Ellery Channing (Poemas)

    “[…] Su libro contiene unos sesenta y tres elementos que él llama poemas, y que él, sin duda seriamente, supone que lo son. Están llenos de toda clase de errores, de los cuales el más importante es el de haberlos hecho imprimir. […] Si es cierto aquello de que el pez por la boca muere, dudamos de que alguien haya abierto la boca más inadecuadamente que este autor. Un poeta, por lo tanto, no debe de ser tratado con severidad. Debe ser tratado con misericordia y, aun cuando se lo condene, debe ser condenado con respeto. La nobleza de origen también debe tener sus privilegios, en las letras como en la vida social. El hijo de un gran autor debe ser tratado con suma ternura por el crítico verdugo. Channing debe ser colgado, es verdad. Debe ser colgado in terrorem, y para ello no hay escapatoria, pero también hay que hacer justicia y observar el debido decoro y ser cuidadoso con sus sentimientos. Hay que colgarlo delicadamente y con elegancia, con una cuerda de seda, tal como los españoles cuelgan a sus grandes, a sus nobles de sangre azul.

    (siguen catorce páginas más)

    ————-

    Despedida tipo.

    Dado que la atención del señor Poe es requerida en otra dirección, terminan con el presente número sus tareas en la redacción del Messenger. […] Con los mejores deseos para la revista, así como para sus pocos enemigos y sus muchos amigos, él se dispone a brindar a todos una apacible despedida.

  • Procuro, el muchacho, por nombre Petteri (un Cefas de la vida) es baloncestista.
    Que da igual, pero por comentar.

  • Prot, al menos el lunes, 30/11/2015 a las 11:13; el jueves, 27/08/2015 a las 02:40 y el jueves, 11/08/2016 a las 14:03 tres personas te pedimos ya la dimisión, tía. A ver si te reconduces, macho.

  • schultz dice: Martes, 20/09/2016 a las 17:52

    Baloncestista lo será PARA TI.
    Satur, a mí no me calláis, yo tengo mucho quecir.

    Cuando te levanta llorando con los cólicos por la noche: «¡Ya voy, Hostien Koponeen!».
    Cuando no quiere comer: «Si está muy rico, Hostien Koponen…».
    Cuando le pasan lista en la escuela, para que no le hagan buyin.
    Cuando se apunta al fútbol porque es futbolista pero el entrenador le dice un día: «¿No ves que tú eres más de balonciesto, Hostien Koponen?».

  • Decir que un jugador del balón cesto que encesta canastas es un aguerrido ariete sobre el verde de un coliseo patrio del balompié es como si confundes el pretérito pluscuamperfecto de golear con el apócope del objeto directo en una proposición subordinada conjuntivitis de relativo. No sé, para que te lo pienses.

  • Vamos, que yo si confundo el pretérito pluscuamperfecto de golear con el apócope del objeto directo en una proposición subordinada conjuntivitis de relativo, me pones los griteríos en el zenit celestial.

  • Dentro de la lógica reinante, los argumentos de doña Procuración, son irrebatibles.
    Don Saturio, no habrá forma, ni desde su distinguida prosa, de rebatirlos.
    Es un baloncestero-previamente futbolero por herencia materna.

  • El otro día iba con un amigo y hablando de no sé qué se me ocurrió decir que detesto la música de Antonio Vega. Instintivamente esperé agazapado la bronca nada más terminar mi inapelable aserto, y más la esperaba cuando lo primero que hizo mi amigo fue bufar. Después dijo algo así como «joder, menos mal, uno que piensa como yo, todo Cristo está con Antonio Vega que no caga…» Pasamos un buen rato analizando el insospechado éxito de un músico mediocre, un compositor pésimo y un cantante peorérrimo. Yo creo que la culpa es del nacionalismo madrileño.

  • Que acidez de estómago y que tontuna me ha dejado el brebaje que me ha invitado el del café de enfrente por la reinauguración de su local.
    Era rojo…no digo más¡

  • Tú por ejemplo estás escuchando a un madrileño contar el día que le dio un soplamocos la Prot porque confundió el pretérito pluscuamperfecto de golear con el apócope del objeto directo en una proposición subordinada conjuntivitis de relativo, y en medio de la frase, cuando te habla del papel de la preposición yuxtapuesta de modo en el predicado de un sintagma proposicional directo y estás hasta los cullons, sueltas de repente, así todo seguido, ¡ANTONIOVEGA!, y al madrileño se le olvidará la sintaxis y lo primero que te dirá es que le conoció un día en el Rockonda de Malamaña, o en algún antro de esos de Madriz, y blablabla.

  • jrG dice:
    Martes, 20/09/2016 a las 18:49
    Antonio Vega existe, o es cosa suya don Saturio?

    Eres mi héroe, Jota Erre.

  • Hoy he sentido el odio de clase en mis entrañas. Nada importante, una fianza de alquiler no devuelta, pero la hubiera matado.

  • Tomate no llevaba.
    Bitter solo tampoco.
    Era champú con salsarosa…
    Pero vamos un delito contra la salud.
    Eso sí alli se estaban poniendo ciegos, dada la gratuidad del evento.
    Me temo lo peor.

  • Gómez dice:
    Martes, 20/09/2016 a las 17:06

    Esto de Gómez me ha recordado, a medias, como se verá, la nota de agradecimiento que un dramaturgo envió a su crítico. La mitad de anécdota, que es el nombre del autor, no la recuerdo y me disculparán.

    “Estoy sentado en la habitación más pequeña de mi casa y tengo ante mi su crítica. En un instante estará detrás de mi. Tenga un buen día.”

  • La gente no cumple sus contratos.
    Ni llega puntual.
    Ni da bebidas dignas y un pincho de tortilla.
    O una cocreta…
    Todo está muy malamente.

  • Sñas y señores llega la Reyna.
    Debo acompañarla a tomar otra porquería de esas.
    Ya les contaré otro día como acaba esto.
    No les invito porque no estoy seguro de este evento.
    A pasarlo bien.

  • Pirata Jenny dice: Martes, 20/09/2016 a las 18:56
    Hoy he sentido el odio de clase en mis entrañas. Nada importante, una fianza de alquiler no devuelta, pero la hubiera matado.

    JAJAJA. Otra rentista como Viejecita. Sois todos uno poprietarios, me dais miedo y me dais pena es lo que me dais. «Antes pasará un rico por el ojo un camello que tú enhebrar una aguja después de los cincuenta».
    Menos si eres miope. Como yo, que no veo nada a dos metros pero en cambio lo veo todo a diez centímetros y soy la envidia de los que no pueden enhebrar las agujas sin pedir socorro.
    JAJAJA.

  • En mi móvil tengo un contacto al que he nombrado NOCOGER. De icono he puesto la lata de Merda D’Artista de Manzoni. Cuando me llama un pesado peso pesado, por ejemplo una compañía telefónica o un cliente insoportable que se han hecho con el número, lo añado a ese contacto. No más conversaciones no deseadas.

    El consejo me lo dio un amigo de esos que coleccionan mujeres despechadas, y es por ello especialista en huidas. “Contrariamente a lo que podría parecer los únicos contactos que no hay que borrar del móvil son los de las ex.” Los ex, si es usted mujer.

    Lo digo porque hoy he añadido a dos. Pesados, no ex.

  • Srta. Bellpuig dice: Martes, 20/09/2016 a las 16:42

    Srta.:
    Agradezco el aviso pero se me olvidó comunicarles en julio que no estaba especialmente interesado en el arte moderno y que no me iba a ser posible colgar el susodicho cuadro en los escasos rincones del apartamento.
    No obstante tomo nota de la deferencia que han tenido.
    Un saludo.

  • gachoinlowercase dice: Martes, 20/09/2016 a las 18:51

    (Pues a mi la chica de ayer me encanta. Y la versión de Se dejaba llevar de Ketama, me requeteencanta.)

    Coincido, aunque la primera resultara ser un plagio según nos contaron en estas mismas páginas.

  • Mgaussage, contaba Harpo Marx en su maravillosa autobiografía una anécdota de su amigo Aleck Woollcott, crítico teatral de The New Yorker:

    “Aleck me invitó a acompañarle al estreno de una nueva obra. […] El argumento, según recuerdo, era algo así: el piloto sufre un accidente con su avión. Se arrastra hasta una tienda india. La familia india, madre, padre, hija, vestidos con pieles, lo adoptan. La hija se enamora del piloto, el piloto se enamora de la hija. La madre los descubre besándose. La madre le dice al padre:

    –Nuestra pequeña ya se ha hecho mujer.

    El padre malinterpreta sus palabras, jura vengar el honor de su hija. […] El viejo se enfrenta al piloto. El piloto hace una confesión trágica que prueba que nada puede haber ocurrido entre él y la hija. Revela que una parte vital de su anatomía ha sido cercenada en el accidente de avión. Telón.

    El resumen que hizo Woollcoott de la obra al día siguiente en el periódico sólo tenía dos oraciones:

    –En el primer acto ella se hace mujer. En el segundo acto, él se hace mujer.”

  • Proc, ¿no me ha entendido usted o no le he entendido yo? La puta sevillana opusina no me ha devuelto la fianza, después de cinco añitos de alquiler religiosamente pagados en los siete primeros días del mes. En fin, me entretendría, pero entiendo que si me encebollo le mando a unos albanokosovares que no le dejen una muela en sitio. En fin, haya paz con tal de que no haya juez, pero la ira no la alivia ni el santo espíritu.

  • Rhumquina dice:
    Martes, 20/09/2016 a las 19:54
    Srta. Bellpuig dice: Martes, 20/09/2016 a las 16:42

    (Jajaja. ¡Si es que es horrible!
    Ahora, yo no lo despreciaría, Rhumquina, lo mismo se puede vender y para un apuro…)

  • Pirata Jenny dice: Martes, 20/09/2016 a las 20:50

    No, cari, no te había entendío y mira que es raro en mí. Te pido perdón y a Viejecita también por llamaros ricas, porque había pensado que la fianza no te la habían pagado a ti y por eso me reía de que estabas enfadada. (Ya sé que no pone «pagado», que pone «devuelto», pero ADMITIRÁS que hay bastante relación entre esas palabras. Si quieres que te entienda la gente, no nos confundas con cosas parecidas, pon cosas más distintas como por ejemplo un avestruz o collar de perlas).

  • Perroantonio, esa canción, la de San Antonio, se comprende por lo sentimental onomástico y lo de las guitarras evocadoras, pero la rima de solo la mascota le siguió tiene tela. Ni Nacho Cano.

  • Jenny, no te hagas mala sangre. Es solo dinero y a ti ya se te ha olvidado pero esa bruja se va a cocer toda la eternidad en el infierno de los camellos enhebrando agujas.
    Lucha de gigantes la tocaba y cantaba mi hijo con una amiga (que en familia les llamamos Sergio y Estíbaliz, porque ella sí canta muy bien y nosotros somos lo peor; a él nunca se lo decimos, a él «qué bien cantas, Hostien Koponen»). Voto El sitio de mi recreo.

  • Qué tarde llevas Proc. Pero te echo un capote: vaya faena le hizo El cid a Planteadito, en Logronyo.
    De toros nada sé, pero me gustaba ir por la Mercè.

  • Ohhhh, ring ring ring (guitarra), qué melancooooolico soyyyy, ring ring ring, camino solo por las calles mojadas de Madriiiiiiiz, bang bang bang (el bajo), te lleeevooo siempre en mi recuerdoooooo, y no sé si estoy loco o si estoy cuerdooooo, bang, bang, bang, ring ring ring, patapushhhhh (platillos)

  • Me vio una morena en un bar de Malasañaaaaaa, ring ring ring, ya tiene algo que coooontar mientras se come una lasañaaaa, bang, bang, bang, requetebang, se le queda el perejil entre los ring ring ring dienteeeees, pataplush, y yo me la ligo porque me gustan sus toriroriiiiiii (aquí mete un saxo, sol fa do re mi) pendieeenteeeeeeessssss, ring ring ring

  • (Y como no encuentro en el yutub la versión de Ketama del “Se dejaba llevar” que me gusta, pues no la pongo.
    Y ya está bien de perder el tiempo que tengo que prepararme las clases de mañana.
    Yo creo que este año no sobrevivo. El director me odia; y el jefe de estudios, que me cae mal (porque es que mira que me cae mal), me pone berraca perdida, es que es verle, y empiezo a depravar. Creo que necesito terapia. Un guía espiritual del Himalaya o algo.)

  • No, Proc, a mí no se me olvida, y no por los 900 pavos, que mejor estarían en manos de algunos amigos en mala racha, o de msf, o del bar de la esquina, sino por la humillación que supone que una cantamañanas cuya única ocupación desde su mayoría de edad consiste en cobrar puntualmente sus rentas venga a decirme a mí, que me he dejado la vista currando para pagarle, que no devuelve la fianza porque hay que pintar las paredes. Estoy muy caliente hoy, no me toques las palmas que me conozco ?

  • En la 2: «Del rosa al amarillo» de Summers, la película de mi vida (el rosa) y llegando el amarillo.
    También he visto hoy la de el de mi avatar, tremenda «Los hombres libres de Jones».
    (Me gusta el cine)
    ((Y ellasss…))

  • Pirata Jenny dice:
    Martes, 20/09/2016 a las 18:56
    Hoy he sentido el odio de clase en mis entrañas. Nada importante, una fianza de alquiler no devuelta, pero la hubiera matado.

    Lo de las fianzas aquí es sangrante. A mí aquí me tocó una Rotenmeyer como gerente de los apartamentos, que me quería cobrar una fianza adicional desproporcionada y que no figuraba en el contrato. Y de dudosa devolución para más inri. No sé qué me molestaba más, si el intento de robo descarado o la mala leche y las amenazas con que me lo reclamaba. Así que escalé el tema muy arriba hasta que me han dado la razón. Casi mil pavos que me he ahorrado. Y lo mejor es ver ahora la cara de la Rotenmeyer cada vez que nos cruzamos.

  • Holmesss dice: Martes, 20/09/2016 a las 21:27
    Qué tarde llevas Proc. Pero te echo un capote: vaya faena le hizo El cid a Planteadito, en Logronyo.
    De toros nada sé, pero me gustaba ir por la Mercè.

    Que mañana entra el Logronyo, que es la estación del anyo que tiene los pelos más rizados.
    Y la respuesta es
    ¡EN ÁFRICA!
    A que sí, Holmesss.

    Zeppi, no encabrones más a la niña.