El bolso de Dios (El periodismo científico es difícil, pero yo me siento bien)

proxuey electrónPor Proxuey

Yo también quiero ducharme, le dije a Perroantonio en un aparte. Y a qué esperas, respondió mirando a varios sitios simultáneamente. A que haya un tío dentro, contesté. Entonces a mí me pareció que Perroantonio iba como a echar a correr y unos segundos después ya estaba lejos, y luego se me asemejó que le pillaba un autobús. Solo una vaga sensación, sí, pero siendo como soy una persona femenina de sexo que confía completamente en las intuiciones de género, me acerqué a ello aprovechando que se había interrumpido el tráfico. No, hombre, no; tú no, quise tranquilizarle. Un tío de ciencias, que a los de letras os da lo mismo cinco que cincuenta y siete y nos ponéis la cabeza loca. Con estas palabras dejé a Perroantonio, que se hacía el desmayado, tendido en la calzada fingiendo una hemorragia. Le mandé un besito soplado para seguirle la corriente mientras me metía en la ducha con Higgs. El que sale en Big Bang. Entró con unos empujones, porque soy una persona femenina del sexo y confío mucho en la seducción del género. Y tres o cuatro tortas. A mí tú no me estropeas la entrevista, Peter. Voy a la academia con Satur, vi la conferencia de Arcadi y un libro de Pinker en un escaparate un día. Yo de la tercera cultura, no; yo, lo siguiente. Mi entrevistado dijo que no quería hablar. Nos ha follido, ni yo quiero comer vegetales y sin embargo pongo quechu a los alimentos y me aguanto. Ellos y sus mosqueos, que no saben lo que quieren, que te vuelven tarumba. Y menudos morros, todo el rato mirando al horizonte, cómo son los hombres. Si en las duchas no se ve el horizonte. Bobos, que son bobos.

Que su bandolera, entendí entre dientes. ¿No te la habrás dejado en el colisionador de los ladrones? Y a mí qué me dices, atajé con firmeza, porque la culpa es suya, que no se fija en nada. Como si no estuviera una ya bastante ocupada con la entrevista y el cambio de paradigma.

Mira, proseguí, esto no puede continuar. Lo nuestro es solo uno de los posibles mecanismos para producir la ruptura espontánea de simetría electrodébil en lo de gauge invariante. Que aunque hayamos unificado la teoría electromagnética y la nuclear débil, el niño ya tiene muchos bigotes y yo quiero ver cómo es el mundo.

Se echó a llorar. Todo lo arreglan lo mismo.

En suma, el periodismo científico me ha parecido difícil pero satisfactorio. Yo pienso que es el único camino.

— ¿Cómo se suicida un electrón?

— Tirándose de un puente de hidrógeno.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓