Follar como una perra

SoyCapaz
Por Gómez.

Sucedió hace no demasiados años. Sonó mi teléfono móvil.

—¿Alfredo? —dice una voz femenina.
—Sí.
—¿Ni siquiera las llaves? —me grita a bocajarro—. ¿Ni tan siquiera podías devolverme las llaves de mi casa como un caballero?

Voy a decir algo, pero enseguida me doy cuenta de que se trata de una pregunta retórica. No me da tiempo a responder y continúa con sus reproches:

—Creía que eras un hombre. Pero no. Eres un crío. Mira, yo puedo follar como una perra, sí, pero también soy capaz de dar más cosas, de entregarme. Tú no tienes ni idea de lo que significa eso.

Por fin, tras el desahogo, efectúa una pausa lo bastante prolongada como para que yo pueda intervenir.

—Disculpa, ¿quién eres? —inquiero, aunque estoy casi seguro de conocer la respuesta.
—¿Qué?
—Yo soy el padre de X. —digo. Y aclaro— Del equipo de gimnasia del colegio. Creo que te has equivocado de persona.

Mientras hablo voy recordando que cuando me dio su teléfono, para una gestión de la compra de unos maillots para nuestras hijas que al final no realizamos, me comentó que tenía alquilada una habitación de su casa a un “chico” que se llamaba como yo. De ahí, presumo, su error:

—¿Vas a venir al campeonato? —le pregunto para distender un tanto el ambiente.
—Creo que no voy a poder —dice.

Y no pudo.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓