El asesinato de Baroja, 1. El crimen.

Baroja
por José Martínez Ferreira.

El próximo día 22 de julio se cumplen ochenta años del asesinato de Pío Baroja, cuya muerte nada más iniciarse nuestra última guerra civil, la de 1936, es la que más ha dado que hablar de entre todas las que sucedieron durante los tres años que duró la Guerra, seguida muy de cerca por la de Federico García Lorca, ocurrida un mes después de la del novelista vasco.

Resumiré en varios capítulos lo que supuso aquel crimen para la España de aquellos años, los que duró la Guerra y los inmediatamente posteriores, con las distintas interpretaciones que hubo del asesinato por parte de ambos bandos, hasta llegar a nuestros días en los que Baroja y su muerte siguen estando presentes a diario en nuestras vidas.

Para conocer las andanzas del escritor en esos días inmediatamente anteriores a su muerte nada mejor que seguir el magnífico libro de Miguel Sánchez-Ostiz “Tiempo de tormenta” (Pamplona, Pamiela, 2007), quien por lo perfecto del relato da la impresión de haber ido tras el novelista con un mapa y un cronómetro, aunque también nos dejaremos guiar en otros momentos por el clásico “Los Baroja” (Madrid, Taurus, 1972) de Julio Caro Baroja, sobrino de Baroja y uno de los protagonistas principales de los hechos.

En este primer capítulo llegaremos únicamente hasta el asesinato, hecho conocido por todos, y lo haremos mediante un centenar de rápidos fogonazos hasta que lleguemos a los mortales que escupió la pistola del requeté Juan Mendizábal aquella calurosa tarde de julio. Mucho se ha escrito sobre si Baroja sabía de antemano que iba a haber un levantamiento militar y que esa fue la causa de su marcha a su famoso caserón Itzea en el pueblo navarro de Vera de Bidasoa, pero lo cierto es que el novelista partió de Madrid en el tren de Irún con su familia más o menos en las mismas fechas en las que llevaba haciéndolo los años anteriores, esto es, al inicio del verano. Así que a mediados de julio el novelista llevaba ya un mes en Itzea con su hermano Ricardo, que había llegado con su esposa Carmen, y su hermana Carmen, que estaba con sus dos hijos, Julio y Pío. El único miembro de la familia que faltaba era su cuñado Rafael, que se había quedado en Madrid al frente de la editorial familiar.

Día 17. Al terminar una conferencia que da Julio en San Sebastián un periodista le pregunta por los rumores acerca de una sublevación militar en África, él le contesta que no sabe nada, aunque quizá su respuesta no fuera del todo cierta, si es que al final Baroja sabía algo y se lo había contado, cosa del todo posible por los buenos contactos que tenía el escritor, por mucho que en Vera no estuvieran tan al alcance de la mano como en Madrid.

Día 18. Por la mañana unos periodistas se acercan a Vera para ver a Baroja y le comentan que en Marruecos ha habido una rebelión del Ejército. Tras la comida la familia escucha por la radio noticias contradictorias sobre el golpe de estado. El pueblo se llena de rumores.

Día 19. El Diario de Navarra lleva en portada el bando dictado en Pamplona por el general Mola proclamando el estado de guerra. Mientras lo leen en la taberna del pueblo, el ingeniero carlista Ángel Garín da a los Baroja la noticia del triunfo de la rebelión en la capital de Navarra. Varios de los carabineros de Vera intentan declarar el estado de guerra, aunque el resto se lo impide. La Guardia Civil se encierra en su casa cuartel y acoge a los carabineros rebeldes. Desde Irún llegan unos camiones de izquierdistas con el propósito de parar la fundición del pueblo, ya que esos días hay huelga. Es domingo, por la tarde hay baile en el pueblo, que no se suspende, hecho que provoca la irritación de Baroja. Durante la noche los militantes de izquierda recorren el pueblo lanzando proclamas. Se escuchan algunos disparos.

Día 20. Grupos de personas se dirigen hacia la muga para huir a Francia, a poco más de cinco kilómetros del pueblo. Por la mañana llega de Irún una columna de coches y camionetas con obreros y milicianos al mando del teniente de carabineros Antonio Ortega, lo que causa gran revuelo en el pueblo. Ricardo y Julio se acercan a verlos y el pintor les regala a los comunistas una pistola vieja “para la Revolución”. El plan es hacerse con el pueblo yendo al cuartel de la Guardia Civil, aunque no lo llevan a cabo y pasan de largo. Sale de Pamplona la columna de requetés de Luis Villanova-Ratazzi, que llegará a Vera al día siguiente.

Día 21. Un teniente de carabineros aconseja a Julio en la taberna que lo mejor que pueden hacer es cruzar toda la familia a Francia, como están haciendo otros vecinos. Empiezan a aparecer boinas rojas por el pueblo, a quienes recibe con los brazos abiertos Garín, enemigo político de Baroja desde las municipales de 1920, a las que ambos se habían presentado, saliendo elegido el ingeniero. Aparecen en escena el alcalde José Juan Irazoqui y Alfonso Beorlegui Canet; este último se pone al mando de los requetés de Villanova, quienes instalan su puesto de mando en el caserío Garayar. El doctor José Ochoteco, amigo de Baroja y fusilado al día siguiente a la vez que el escritor, instala también en Garayar un puesto sanitario, viendo el cariz que estaban tomando los acontecimientos. Los requetés acampan alrededor del caserío. Por su parte, los milicianos de Ortega vuelan el puente de Endarlaza, cortando así el paso hacia Guipúzcoa. Requetés y carabineros apresan a algunos carabineros leales a la República que se habían ocultado en el monte cercano, descubiertos en sus escondites por sus propios convecinos. Otros requetés, azuzados por Garín e Irazoqui, asaltan el Círculo de la Unión Republicana, lanzando por el balcón y posteriormente quemando en la plaza los libros de la biblioteca, algunos regalados por el propio Baroja a la institución. El novelista asiste a esta quema, lleva al cuello una cámara de fotos. Ante las amenazas de los requetés se marcha. No se han encontrado fotos de ese día, si es que Baroja sacó alguna, aunque bien pudieran estar perdidas en alguna caja en Itzea.

Día 22. De mañana, Ricardo y Julio van andando a ver a un grupo de requetés y carlistas que han acampado en el camino de Guipúzcoa. Uno de ellos invita a Ricardo a una copa y le pregunta si es familiar del “escritor izquierdista”; asustados, se vuelven a Itzea, donde la hermana de Ricardo le dice que en contra de su parecer su hermano se ha ido con el doctor Ochoteco y Jacinto Vizcaíno, un policía amigo de la familia y tercera víctima mortal del drama, a ver las tropas que según Vizcaíno estaban llegando a Vera por la carretera de Pamplona en ayuda de Beorlegui. Han partido en el coche de Ochoteco, que lleva en el parabrisas un distintivo de la Cruz Roja. Además, el médico lleva un brazalete indicando su profesión. Van hasta Almandoz, a veinte kilómetros de Vera, ya que el doctor tiene que atender en casa de sus suegros a su esposa enferma. Mientras la atiende, pasa por delante de la casa la columna del coronel Ricardo Ortiz de Zárate en camiones descubiertos llenos de soldados y voluntarios, todos armados, que viene de Pamplona a unirse a la de Beorlegui. Baroja los mira pasar desde el balcón y uno de los soldados le afea que no les salude. Muchos de los requetés van cantando a gritos, borrachos. El escritor apura a sus compañeros, ya que, asustado, quiere volver lo antes posible a Vera. Regresan adelantando a los vehículos de Ortiz de Zárate hasta que desde uno de los coches les dan el alto. Paran en un ancho de la carretera, justo antes de llegar a Narvarte, a escasos cien metros del puente sobre el Bidasoa. “¡A ver, ese coche donde va Baroja, que pare!”, grita desde la ventanilla pistola en mano el requeté Juan Mendizábal, quien al pasar por Almandoz minutos antes había reconocido en el balcón a Baroja. Bajan los tres del coche del médico y son empujados hacia una tapia por Mendizábal y los otros cuatro requetés que iban con él en el coche. Los demás vehículos del convoy siguen pasando. Los dos coches aparcados uno detrás del otro hacen que desde la carretera no se vea bien lo que sucede. Desarman a Vizcaíno. Ochoteco protesta exigiendo que les dejen ir ya que es médico, señalando su brazalete. Uno de los requetés le da un culatazo en la cara con el fusil y el doctor cae al suelo sangrando. “Éste es el viejo miserable que ha insultado en sus libros a la religión y al tradicionalismo. Miradlo, muerto de miedo”, se encara Mendizábal con Baroja. Sus compañeros se ríen a carcajadas. Uno de ellos dice, “Juan, quítale esa boina raída que lleva y ponle la nuestra, la roja”. El fotógrafo de prensa José Gallego, que iba en otro coche del convoy y ha parado a ver qué pasa, se asoma con la cámara entre los coches, aunque es apartado con amenazas nada más ser visto y se aleja. Mendizábal intenta quitarle la boina a Baroja para ponerle en su lugar su boina roja pero el escritor instintivamente se defiende apartándole la mano. El agresor reacciona levantando hacia Baroja la pistola que sostenía en la otra mano y le dispara a bocajarro en la cara. Baroja cae hacia atrás, muerto. A los pocos segundos son asesinados de igual manera Vizcaíno, que permanecía de pie, y Ochoteco, que es rematado en el suelo. Son las siete de la tarde del 22 de julio de 1936. Ha empezado la Guerra Civil.

Próximo capítulo: El asesinato de Baroja, 2. Primeras noticias

106 comentarios

  • Siento un estremecimiento.
    Segúramente es el ver la ilustración de sitios bien conocidos, de leer parajes muchas veces caminados, de recordar textos siempre malditos por todos los bandos.
    De Irún quedó muy poco después de la contienda.
    Ser socialista y republicana hizo que sucumbiera en devastador incendio.
    Muchos conocíamos a los descendientes de Ortega y de algunos otros que señalaban con el dedo los objetivos.
    Recordar está bien, perdonar es muy difícil, seguramente necesitemos olvidar para favorecer la convivencia y rogar que la ley ( y no la del embudo) sea capaz de defendernos.
    Contra la cerrazón, y estamos en tiempo de mucha, siempre la historia se ha inclinado por el puñetazo en la mesa.
    Todos tenemos tanto que perder.
    Algunos más.
    Los que siempre hemos expresado nuestra opinión.
    Los que nunca hemos estado a favor de bandos, porque los bandos no tienen opinión ni razón, sólo tienen líderes que se alimentan de pensamientos obtusos pero que sirven a su causa.
    los que nunca caemos simpaticos a nadie por que a nadie servimos como lacayos…tenemos tanto que perder¡¡¡¡¡
    Los individuos se van a la mierda cuando corren las mareas.

  • Llevo dos horas descojonándome con el artículo de Jabois. Que siga la fiesta…

    ***

    Tiempo de tormenta, de Sánchez-Ostiz, es un librazo. Uno de los mejores que se han escrito sobre Baroja, y sin duda el más informado sobre esos días de peligro para don Pío.

  • Nos ha gustado mucho el Martínez Ferreira de hoy. Que siga, que siga, que siga..así.
    ***
    ¡El Marqués poniendo enlaces! ¡Acabáramos!

  • La vida de un hombre se caracteriza por las diferentes anábasis que practica. En mi caso la primera fue del motociclismo de competición y la última de la política.

  • Señoritas y señoritos colaboradores, les rogaría que me envíen a mi correo (secretaria@chopsuey.es) sus direcciones postales, para poder mandarles la serigrafía de Javier Pagola. Si no lo hacen, una puede ponerla en el buzón sólo con su nombre y sin más señas que “España”. A lo mejor les conocen en Correos y les llega sin problemas. Cosas más raras se han visto.

  • Me impresiona la entrada de hoy de Martínez Ferreira. Impresiona pese a saber el desenlace. Impresiona por ese modo de narrar como se vivieron esas horas de muerte al acecho, de vidas al borde del abismo de un instante decisivo.

    Dice Brema “días de peligro”, para muchos fue días de muerte, una muerte anunciada y que los protagonistas parecieron no creerse.

    En la entrada dice: “Día 22. De mañana, Ricardo y Julio van andando a ver a un grupo de requetés y carlistas que han acampado en el camino de Guipúzcoa”. ¿Ese requetés y carlistas es premeditado? Asumía que eran lo mismo. ¿O se refiere a falangistas?

    Estos días leo varios libros a la limón: aún anoche Yo fuí ministro de Stalin de Hernández y El crímen que desató la guerra civíl de Alfredo Semprun. Y a su vez Los años de plomo, de otro Hernández. Parece claro que nadie pudo ni quiso parar aquello que venía de largo y que tuvo su detonante definitivo con el asesinato de Calvo Sotelo y el precedente asesinato también del teniente Castillo. Parece que incluso sobre el teniente Castillo se insinúa que fue asesinado por negarse a matar a Calvo Sotelo. ¿Qué hay de cierto de esto? ¿Se sabe si hay testimonios del crimen?

    Yo también busqué ayer lo de Jabois en El País como si fuera a anunciar que salía del armario. Pero, salieron otros.

  • A mí también me ha impresionado la entrada de hoy, creo que por lo que dice dice Kenzo en el primer párrafo y por lo bueno que es Martínez Ferreira.

  • Gracias por los comentarios. Kenzo, sí básicamente son lo mismo requetés y carlistas, vamos, unos están dentro de otros. Los requetés serían los paramilitares de los carlistas. Esas columnas eran de requetés a los que se unieron carlistas no-requetés. Todavía no había falangistas en las columnas de requetés, que llegarían unos días después. Al menos en las fotos que hay no se ven falangistas entre ellos.

  • Gracias por la aclaración José Martínez.

    Cuántas vidas perfiladas en esos trágicos trazos. Había empezado la cuenta de un millón de muertos.

  • Uno entiende el encanto de las cifras redondas por lo que tienen de contundentes, pero el número de muertos en la Guerra Civil no se acerca ni de lejos al millón, un cuarto y poco, que ya es mucho.

  • En el Salón Europa del MSSSI hay una colección de cuadros en los que figuran Ministros y Ministras de Sanidad. Me chocó contemplar uno diferente a todos. El de Ana Pastor.
    La mayoría de ellos son retratos enormes del protagonista, el cual ocupa todo el cuadro, en colores tristes y oscuros, en una postura seria y sobria.
    Sin embargo, Ana Pastor no ocupa todo el lienzo, ocupa casi la mitad inferior del cuadro, cuyo fondo está pintado en un azul cielo muy bonito que aporta luminosidad y alegría. Ella está de pie, cuando el resto aparecen sentados, y su ropa es formal pero en colores claros y desenfadados. No sonríe, pero su cara está relajada y serena. Transmite tranquilidad y paz.
    Es el cuadro que más me gustó de todos.

  • La muerte de Baroja ha tenido en general poca repercusión porque en realidad no fue un asesinato político sino mas bien una muestra mas de salvajismo incontrolado.
    A un tío abuelo mío, que era chamarilero, le asesinaron en Madrid a poco de empezar la GC con la disculpa de que era rico. La misma filosofía, un argumento nimio para justificar al asesinato.

  • [0] ¡Bravo Ferreira!
    La historia la escriben los vencedores. Si desaparecieran otras fuentes y perdurase Chopsuey, hasta sería verdad en el futuro que a Baroja le dieron café, mucho café, los requetés. Con lo miedica que era debió ponerse un ‘detente bala’.

    Srta. Bellpuig dice:
    Lunes, 25/07/2016 a las 09:58

    Ahora leo que por pergeñar una portada nos van a hacer un regalo. Es desproporcionado el intercambio, creo. Pero, a caballo regalado… (sospecho que la proverbial magnanimidad del marqués tiene algo que ver). Gracias.
    ¿Es posible Srta. esperar hasta septiembre? Es que estoy todo el mes de agosto in itinere por vacaciones. Para que no se lo devuelva en el deficiente servicio de correos que tenemos en este país.

  • Tenía entendido que Baroja se murió de viejo y vergüenza por lo andariego de sus pensamientos sin restar méritos alguno a su obra.

    Tengo que revisitar mis fuentes.

  • ¡ Menudo susto más espantoso !
    He venido a leer la entrada, esta mañana temprano, antes de empezar con mi lunes terribilis, y se me ha atragantado el café con leche.
    He pensado “¡ Ya está, ya tengo el Alzheimer de verdad !”. Porque no recordaba nada de eso. Y mira que sé cosas de esos días , tanto de San Sebastián como de Madrid…

    En San Sebastián, habían puesto precio a la cabeza de mi abuela. Y ejecutaron en el Fuerte de Guadalupe al abuelo materno de mi contrario, que se entregó a cambio de su hijo y su yerno ( mi futuro suegro ), a los que, el jefe del fuerte, que sería “rojo” pero era un caballero, les dejó libres.
    En cambio, en Madrid, al abuelo de mi madre, que iba de Señor, y de Calatravo, y que no se quitaba la chistera ni para dormir, los de la FAI le pusieron protección, y unos carteles con toda clase de sellos y firmas, para que no le tocase nadie un pelo de la ropa, mientras que a los abuelos paternos de mi contrario, a los que Ortega, y sobre todo Marañón, que era muy amigo suyo, les había dicho que no iba a pasar nada, y se quedaron, les asesinaron a la puerta de su casa enseguida…

    Así que me he ido corriendo a la Wikipedia, he visto los datos de cuando murió, en la cama, Don Pío, y me he tranquilizado. Y entonces he podido disfrutar del estupendo relato.
    Pero son ustedes todos bastante malaideas. Siguiendo la corriente, como si todo lo que contaba la entrada, y no sólo el ambiente, hubiera sucedido exactamente así.
    Ya verán, ya, cuando tengan mi edad, y tengan que llamar “curritos” a sus nietos para que no se ofendan porque les llaman por el nombre equivocado, ya verán lo que se asustan con estas cosas, pensando que ya no deben conducir, ni seguir trabajando, ni teniendo responsabilidades.

    Pues eso

  • En la sexta certifican la muerte del roble de pozuelo, que costó 104.000 euros. Dicen: “está casi muerto”. Me recuerda aquello de estar “casi embarazada“. Conectan en directo y el roble tiene hojas recientes poblando toda la copa.

    No tenemos remedio.

  • Economía: lo que diga Perroantúan.

    Perroantonio dice:
    Lunes, 25/07/2016 a las 09:17
    Extraordinario Martínez Ferreira.
    Y yo buscando a Jabois… ayer.

    ***

    Esto no lo acabo de entender, marqués:

    El director general de Farmacia en su etapa frente al Ministerio de Sanidad, Fernando García Alonso, confirma que es una mujer exigente (“recuerdo una reunión en El Escorial larguísima, inacabable; ella acotaba el tiempo del que se disponía para ir al baño”)

    ¿Se cita la anécdota como apología de su carácter? Yo creo que más bien define, sin querer, el funcionamiento de la alta Administración española. He estado en algunas reuniones inacabables y en muchas otras con el tiempo cerrado. En todas ellas se acota el tiempo para ir al baño, tomar un café, o echar un cigarro, en los tiempos que se fumaba. ¿Tan excepcional es hacer lo correcto porque se ve claramente lo que se necesita hacer?

  • Honestamente debo reconocer que no conocía la forma de morir de don Pio Baroja.
    Pero conociendo sus ideas del principio próximas al anarquismo, su apología anti nacionalista, y lo refunfuñante que era en general, la versión del relato me ha resultado de una verosimilitud completa.
    El haberle leido, no significa que sepas su vida, como en el caso de otros admirados, maestros o modelos, no por su persona sino por su obra.
    Que un texto esté documentado, y que su autor sea digno de todo respeto, no hace que la verdad aparezca fiel.
    Es lo que tienen las cosas, no puede uno fiarse ni de su padre, sin contrastar opiniones.
    En muchos casos, sólo que concuerde con una idea preconcebida, o que te resulte familiar o “elegante” con tus principios te lleva por el camino del error.
    Solo somos, y algunos mucho más que otros, insignificantes.

  • jrG dice: Lunes, 25/07/2016 a las 14:47

    Honestamente debo reconocer que no conocía la forma de morir de don Pio Baroja.

    JRG, no se deje engañar por estos truhanes. La historia pertenece al género de la «ucronía». Podría haber sido así, pero no fue. Don Pío murió en Madrid en 1956.

  • Me dan mucha envidia esos festivales que organizan los norteamericanos para promocionar a sus escritores: ¡el festival de imitadores de Hemingway! Parecerá baladí, pero luego os preguntáis por qué no vendéis libros. Hay que innovar. Quizá podríamos empezar por un festival de imitadores de Camilo José Cela, en donde se midiera la impostación de la voz, el volumen craneométrico, el perímetro de la barriga… Si además cuenta chistes sicalípticos, cien puntos extra.

    Ya veo las posibilidades que se abrirían con un poco de I+D+i si luego extendemos la idea al ámbito autonómico. Luego no digáis que no os doy ideas.

  • Perroantonio dice:
    Lunes, 25/07/2016 a las 15:38
    Don Pío murió en Madrid en 1956.

    ¡¡¡NO JODAS!!!

    ¡¡¡MANTÍNEZ HERRERA DIMISIÓN!!!

  • ¿No era en Otoño en Madrid hacia 1950 donde Benet contaba esa anécdota tan divertida del joven periodista que va a entrevistar a Baroja ya anciano? Tengo una nebulosa (otra).

  • Lo del tiempo “acotado” para ir al baño es como lo del asesinato de Baroja, antes lo llamábamos contra información.

  • Lo voy perfilando… Primer Concurso Internacional de Imitadores de Muñoz Molina (áccesit a la Expresión Triste) o de Pérez Reverte (premio al Mejor Juramento en Román Paladino) o de Juan Manuel de Prada (mención al mejor excurso católico).

    Vosotros dadme ideas, que os las mejoro.

  • El ser anodino, salir mal en las cámaras, no tratar de llamar la atención, no llevar ni piercings ni tatuajes, vestir camisa o vestido, llevar zapatos, el pelo corto y de su color natural, no llorar ni reir en público, asearse adecuadamente, usar correctamente el lenguaje que todos pueden entender, ser un ser normal en definitiva, una persona que no quiere destacar más que por su trabajo, es un bien tan escaso que se debería proteger la especie.

  • Toda mentira tiene un poso de verdad, dijo Talese después del artículo de Paul Fahrl. O, nunca confíes en una sola fuente. Lástima, porque ese “soy un artista” ya no es lo mismo.

    ***

    Eso de Ordóñez ya lo había leído (¿aquí?). Sí, no sé cómo se lo publicaron. Es basura.

  • No es fácil contar en público algo sobre lo que había una docena de testigos (vivos). Dulcificar los hechos no es tergiversarlos, así nadie me ha desmentido aunque vivieran la crudeza del momento.
    Lo ponen difícil algunos, cuando no es un plagio es un error, o si no una gilipollez.
    Los que no cuentan nada mas que cosas insulsas, esos, no se equivocan

  • Perroantonio, tengo nombres para el festival:

    Qué anxiety of influence ni qué niño muerto
    Edipo liberado
    Más feo es pegar a un padre

  • Yo, que sólo soy un cabrero que se esfuerza, creí de buena fe en mi desconocimiento, porque no me ”sonaba” que fuera asesinado aunque intuï retranca en lo de que era la muerte más comentada tras el asesinato de Lorca.
    Coherente que soy, y sin tiempo, no lo busqué en wiki, pero ahora me gustaría ver si tiene repercusión en lo tuister_666 y cómo.

  • El otro día vi «Capitán Phillips», sensacional película de acción basada en hechos reales. Leo que algunos marineros han protestado porque no se ajusta a la realidad. No obstante la recomiendo fervientemente.

  • Procuro fijarme dice: Lunes, 25/07/2016 a las 20:49

    Perroantonio, tengo nombres para el festival:

    Qué anxiety of influence ni qué niño muerto
    Edipo liberado
    Más feo es pegar a un padre

    He visto que los imitadores de Hemingway tienen montado todo un circuito internacional que incluye EEUU, Cuba y, ejem, Pamplona. Como suelen competir los mismos individuos, supongo que se han montado un invento en circuito cerrado como hacen en algunos deportes de exhibición. No sé si aún han conseguido convencer a algún país de África, donde Hemingway mataba fieras; quizá como no hay dinero suficiente entre la población lechugina, digo mitómana, no se lo plantean. Utilizan la misma técnica que en el circuito de conferencias, pero en este caso sólo hay que estar gordo y tener barba blanca. Yo creo que habría que declarar ganador perpetuo al primero de ellos que se suicide.

  • “Crónica de las vidas de un pelotón de soldados estadounidenses que combaten en el valle más peligroso de Afganistán, llamado Korengal. El documental se centra en un remoto puesto formado por 15 hombres llamado Restrepo, un lugar conocido por su extrema peligrosidad donde se produce una quinta parte de los combates que ocurren en todo el país. Sebastian Junger, periodista, y Tim Hetherington, un reputado fotógrafo ganador de varios premios World Press Photo, pasaron varios meses empotrados con los marines estadounidenses en el valle, consiguiendo unas imágenes impactantes de la dura realidad del conflicto.”

    Restrepo. Si tienen hora y media… merece la pena.

    http://www.idocumentales.net/ver-restrepo-online

  • Por atún y a ver al duque. Expresión coloquial para referirse a quien hace algo con dos fines.
    Por atún y a ver al Rey. Para cuando es verano y no hay planes.
    — Qué tal las niñas.
    — Muy ricas. Calor, eh.
    — Lo peor es la humedad.

  • Se comunica a las presentes y a los presentes que el envío del fumanchungo de Javier Pagola se realizará a partir de septiembre, cuando señoritas y señoritos hayan regresado a sus hogares desde sus correspondientes playas y montañas.

    fumanchungo

  • Cada vez que escucho a R. Hernando me confirma que Rajoy sobra.

    Hay que sacar a los mediocres y corruptos de la política. Es urgente encontrar gente que sepa negociar. Y estos solo piensan en aguantar. No han hecho ningún planteamiento al resto para encontrar un gobierno decente.

  • Aplaudo el artículo de hoy de Arcadi. Adelanto que el twitstar Tsevanalevantar lo considera una parida.

    En el blog de AE me estoy descojonando de quienes critican la supuesta inmovilidad de Rajoy: «Yo también creo que el Sr. Rajoy debería hacer «algo», por ejemplo comprometerse a cumplir el programa del Psoe el primer año de legislatura, el programa de Podemos el segundo año de legislatura, el programa de Ciudadanos el tercer año de legislatura y luego organizar un referendum para que el pueblo decida si el cuarto año puede cumplir el programa del PP o si se adelantan elecciones».

  • holacabodeverunachavalaquemadejaosinaliento-soloqueríainformargraciasadióscortoycambio-meydeimeydeiauuuauuuuuuu.

  • Estoy muy nerviosa, no hay quòrum o cuòrum, que lo mismo me da el latín y sus circunstancias.

    A ver si la fumata blanca de lo que fumen, hacen gobierno.

  • A mí también me parece una parida. Lo que es una vergüenza es que, quien debería encabezar unas negociaciones y asumirlas públicamente emplazando a los demás líderes ante los españoles a buscar una salida, siga atechándose en esa postura tan gallega de dejar que todo se pudra.

    Si no sabe coger el toro por los cuernos, que se vaya ya. Estamos hartos de ése diletante. ¿Que fue el que más votos sacó? Sí, pero ni siquiera los suficientes. Así que a su casa y que pase rápido la vicepresidenta. Limpiar, podar y regenar.

  • La oposición cobra para que no haya gobierno y el partido del gobierno cobra aunque no haya gobierno.

    ¿Resultado? No hay gobierno.

    ¿Sólución? Que no cobren hasta que haya gobierno.

  • Perroantonio, qué miedo das. Perroantonio, ponte un lazo o una coca bonita con una horquilla para compensar.
    AQUÍ SE RESPIRA MUCHA VIOLENCIA.

  • Hombre, Kenzo, no puedo estar más en desacuerdo. Si se calla AE, que es la calle de la Inteligencia, quién iba a poder hablar.

  • Cada vez que le vo defender a aquel de los trajes de Valencia, aquel que hacía barracones en vez de colegios, aquel de la formula 1 y los paseos en ferrari con la Rita, comprendo por qué se fue a tomar por el saco UPyD.

    Porque no hay que olvidar que él abandonó la nave de C´s para subirse a UPyD.

  • Procuro… ya sabes… calladito en esos temas, como hacía en el el NJ. Lo suyo es otra cosa. Como cuando sale en tele5, que parecen que le pagan por hacer gestos.

  • Es patético que el rey del plasma ni siquiera haya convocado a los líderes de los demás partidos a un gran pacto nacional.

    Ni que no hubiera problemas para abordar. Salvo dónde ir de vacaciones, si a Doñana o al pueblo del Jabois.

  • Otro más..
    La comunidad musulmana lanza un manifiesto en todas las mezquitas europeas proclamando que la guerra Santa es ilegal. Que todo buen musulman debe combatirla y vigilar la seguridad de todos los hombres.
    En respuesta el tribunal constitucional del reyno d España declara el estado de excepción a los políticos con escaño no dejándoles salir del hemiciclo y prohibiendo los gintonis en el periodo durante el cual deciden q hacer con nosotros y la gobernación del asunto.

  • Hay cosas tan evidentes que no merecen ni siete líneas: en cualquier país del primer mundo Jorge Fernández Díaz estaría cesado y probablemente procesado, en cualquier país del primer mundo Rita Barberá estaría en sus labores, que dice Arcadi; en cualquier país del primer mundo Mariano Rajoy ya no sería presidente. Una sociedad civilizada necesita algo más que el autointerés para mantener la narrativa común.

    Dicho lo cualo, probablemente C,s se equivoque en su estrategia y M. R. acierte. Nos conoce bien. De aquí a noviembre igual hay suerte, estalla otro caso Rato, salen un par de Púnicas, o un vídeo con Rajoy sacando billetes de una caja de puros. Sería su mayoría absoluta.

  • Kenzo dice: Martes, 26/07/2016 a las 15:21

    Es patético que el rey del plasma ni siquiera haya convocado a los líderes de los demás partidos a un gran pacto nacional.

    Hombre, que yo sepa las negociaciones no se hacen así. Los líderes son quienes menos deben pintar en estos asuntos. El problema parece estar en los negociadores.

  • Pues venga… Ahora todos de vacaciones y luego ya si eso veremos…
    Los paises del primer mundo se debaten entre salir d Europa, cómo protegerse de terroristas, si eligen a Donald, si no eligen a nadie y virgencita danos La Paz…
    Lo dicho, q se vallan d vacaciones y nos llegamos a un acuerdo europeo d las personas humanas, contratando a un gabinete d notables del chopsuy y revistas similares d ámbito terrícola.

  • MGaussage dice:
    Martes, 26/07/2016 a las 15:28
    Me gusta la entrada, que hace categoría de una anécdota inventada. Sin el tiro, por los pelos, podría ser la historia de mis dos abuelos.

    Y dos, cuatro.

  • Cómo va esa moto, hombre? Detalles, detalles
    Como sucedáneo, a mi scoooter le he quitado el parabrisas y parece que voy en BMW.

  • En el hemisferio cerebral destinado a las grandes dudas de la vida se me ha aposentado una pregunta la cual es verbigracia que si los conejos y los pollos se los mata con un golpe en la nuca, ¿también se matan así las morcillas? ¿Matan a las morcillas de un golpe en la nuca en los asombrosos pueblos de la España profunda? Porque nosotros las vemos en el horror en el hipermercado así tan monas, como los muslos de pollo y las patas de conejo, pero… Pues eso, que si alguien sabe, que hable ahora o a la calle para siempre.

  • Perro, como todo el mundo sabe, menos algunos científicos, todos procedemos del hombre vasco. Luego la gente ya se fue mezclando por ahí a la buena d Dios, y así llegan estos lodos de ahora.

  • No sé, sin duda es culpa mía. sánchez castejón, Riverita, Podéis, Posemos… No lo veo en columnas “serias”. Fedeguico tenía más gracia para esto y tampoco me la hacía.

  • Una que ve documentales y cuarto milenio, sé muy bien que algunos más que otros somos de gen extraterrestre.
    Que se les despistó una nave y así empezó un fornicio y hasta ahora…después la biblia cuenta otras cosas.

  • Joder, Juan S. Restrepo. Bolaño, por lo que veo en Google Earth el chaval tenía que ser de orígen colombiano.

    Definitivamente vivímos en Gran Hermano.

  • Perroantonio, no hablo del menudeo de las negociaciones, hablo del impulso necesario para que estas tengan una trascendencia. Declaraciones de intenciones, declaración de voluntad de asumir retos para el futuro, de pacto, de entendimiento sobre tantos asuntos como tenemos por delante.

    El PP necesita los votos, y la abstención es un modo de voto, del PSOE. Tendrían que parir al menos un acuerdo tácito de asuntos a resolver con entendimiento de la mayoría, sobre el empleo, las pensiones, la deuda, la educación y la corrupción. Y esto no se vale dejarlo solo en manos de negociadores, hay que hacer ver que los cabezas de los partidos están implicados y resueltos a trabajar en ellos.

    Y si no, que se retire. Si le aburre que deje paso a otro con ilusión y deseos de trabajar.

  • Satur, los pollos y conejillos se aturden, bien en cámara de CO2 o en baño por electrocución y se sacrifican mediante la sección de las carótidas y yugulares.
    Esto es en matadero, claro.

  • ¿Y las morcillas, Boli Parker, cómo se aturden y de qué manera se les hacer expirar el postrer aliento?

  • El otro día un radiotertuliano de la SER, no sé quién es, dijo de pasada pero con todas las palabras que el PSOE y el PP estaban «en las antípodas ideológicas», y los demás no se lo negaron ni se rieron.

  • ¡Ah! Las morcillas vienen viudas ya de serie..y según si son de arroz o de cebolla..porque yo siempre creí que las morcillas eran de arroz, pero también las hay de cebolla y de piñones , y de calabaza, y de pasas y en Calabria la preparan con chocolate y la llaman sanguinaccio..y en el Brexit hay un campeonato de lanzamiento de Morcilla.
    El año pasado lo ganó un tal Mark.

  • Mira que me caía bien. Por mucho que me esfuerce no consigo disociar la inteligencia, el humor, la ironía, del aprecio que me produce ese tipo de personas. De repente, escucho las explicaciones sobre su asistente y harta su prosa hueca, su falsedad. Echenique, claro.

  • La famosa fabada asturiana se hace con morcilla de cebolla.

    La fabada es plato moderno, hay quien cree que tiene siglos pero, al igual que el Asturias patria querida que fue compuesto en 1926 en Cuba y no se hizo popular hasta los años 50, su raigambre data como mucho de finales del siglo XIX o principios del XX. No la menciona Clarín en La Regenta, a pesar de sus descripciones de las costumbres de la región. Tampoco se habla de ella en las obras de Palacio Valdés. Y Jovellanos, memorable ilustrado que murió en Puerto de Vega en 1811, en sus Diarios, en los que narra detalladamente los aspectos más variados de su tierra asturiana, cuenta también lo que se comía, la poca calidad y la escasez que había en la Asturias de su tiempo, pero tampoco menciona la fabada.

  • Vamos a acabar no teniendo tradiciones ancestrales ni nada en lo que creer. Y encima dicen que venimos todos de África o de un sitio de negros de por ahí lejos.

  • Me encantan estas historias. El propio Baroja dejo dicho que en la verdad no puede haber matices, pero en las verdades a medias y en las mentiras caben todos. Inventar una realidad alternativa a partir de la victoria nazi en la 2ª Guerra o de la República en la nuestra parece relativamente fácil, hay mucho terreno para imaginar, pero esto que se propone usted, alterar un único detalle en principio no demasiado relevante para el resultado final, es otra cosa muy distinta. En menudo jardín se ha metido, Martínez Ferreira. Le desearía suerte, pero intuyo que ya lo tiene todo perfectamente planeado hasta llegar a esa España que recuerda más y mejor a Baroja que a Lorca.

  • Hola Albert, está más o menos planeado. Está acabado el segundo capítulo y esbozados dos más. Luego ya no sé por donde tiraré. No sé si acabar la serie con un “Discurso de entrada de Jordi Hurtado en la RAE (año de Gloria de Nuestro Señor de 3167): La influencia de la obra de Baroja en los robotes escritores del siglo XXVIII”.