78 comentarios

  • ¡Qué ilusión! ¡Qué alegría!
    Me alegro mucho por la feliz pareja.
    ¡qué recato en el vestir y qué elegancia!
    ¡Exijo un “Bola” a toda página!
    Lo dicho ¡Salud y Felicidad!

  • Yo siempre por la periferia. El apellido Evangelista es ilustre también por don Alfredo, que en el 95 andaba por Vallecas y Caravanchel.
    Luego vino el gran Policarpo Díaz, potro de Vallecas.

  • ¡Una boa, una boa! La fórmula «vivieron felices y comieron perdices» nace en los cuentos de Calleja («más cuento que Calleja»), de Saturnino Calleja, impresor y editor, un gran empresario al parecer. Hay un Documentos RNE sobre él, aprovecho para recomendaros los Documentos de RNE.

  • Ayer compré un libro de fotos del pueblo. Está hecho con las que guardan en casa los vecinos, y van desde finales del XIX hasta los años 70 del pasado, y tiene la peculiaridad de que todas son de gente y no de sitios. Una detrás de otra, casi doscientas imágenes de particulares desconocidos, mirando a la cámara o distraídos, todos vivos en escenarios que reconoces porque son los tuyos cotidianos. Pasé una hora de memento mori cojonuda. Vivan los novios.

  • El BOE de 18 de marzo de 2016, con la «Resolución de 14 de marzo de 2016, de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, por la que se publica el currículo de la enseñanza de Religión Islámica de la Educación Infantil».

    Como al Islam estamos menos acostumbrados, afortunadamente, echar un vistazo a los objetivos y contenidos de la asignatura, que se publican en ese BOE, deja ver más nítidamente si cabe el oxímoron y contradiós que es dejar a la religión entrar en la escuela.

  • Perroantonio dice:
    Lunes, 01/08/2016 a las 11:58
    Acudiré al enlace de esta guisa, Satur. Es para no hacerme chorretones en el traje blanco.

    Quiero que nos matrimonie el Papa de Roma, Pedroantonio. No sé si los encargados de Protocolo del Maticano te dejarán.
    En cualquier caso, primero tengo que presentarme ante Tania, que todavía no me conoce. Si alguien tiene su contacto, que se aleje. Y si tiene su mail o su teléfono, que me lo pase. Gracias.

  • Para los que beban cerveza sin alcohol, cuidado con el contenido en azúcares que puede llegar hasta 10 gramos por lata. La Moritz lleva 0 gramos, pero es catalana y la mas cara. Yo prefiero la Alhambra con 1 gramo por lata.
    Todas está igual de malas, eso sí. La menos mala con poco azúcar es para mí Alhambra.

  • Hay un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo. Bien está que institunacionalicen esa relación para que los hijos nazcan con papeles y plásticos y lo que corresponde. Luego es todo un apresurarse y correr buscando la partida de nacimiento.
    Sobre que la ceremonia la celebre el Papa Francisco no puedo más que mostrar mi total acuerdo. Un alcalde o un juez no imponen nada y esa cosa por lo civil no es un verdadero matrimonio. Ya les pasó a los alegres republicanos del 31 que confiaron en los poderes seculares y de pronto cambió le gobierno y se encontraron solteros 0 todavía casados con sus primeros cónyuges. Lo de Dios es para siempre, garantía de por vida.
    Tristemente ese día incierto tengo un compromiso que no recuerdo ahora que acaecerá bastante lejos.
    Y mi enhorabuena a los prometidos.

  • ¡ Enhorabuena a la futura pareja !
    Preciosa foto de época. Seguro que para cuando sea la boda, están de nuevo a la última esos fondos con mirador y cortinajes, esas sillas remordimiento español, esos trajes brillantes para el novio , y esos cuellos altos y mangas largas para la novia. Esperemos que para entonces no tenga que ir Don Satur con chilaba, y doña Tania con burka…

  • Y respecto del final de la entrada anterior:
    Estupendo en cuento de Sillitoe que puso D.Zeppi como a las 5 de esta madrugada. Y sí, que se suicide alguien antes de tiempo es una tragedia para los que están alrededor, y hay que intentar evitarlo, pero ;
    ¿ Que es eso de antes de tiempo ?
    Y como ejemplo de suicidio perfecto, en el momento oportuno, y rodeado de familia y amigos acompañando, les recuerdo una película canadiense :
    “Les Invasions Barbares “.
    Que además de tratar el tema de la ayuda a la muerte , para evitar el dolor y la indignidad, y de hacerlo muy bien, tiene unos actores estupendos, una fotografía muy bonita, y una banda sonora , ” L’ amitié ” cantada por Françoise Hardy, que ella sola haría la película.
    Y, ya siento, no pongo ningún enlace para ver la película en plan pirata, que soy muy materialista, y creo en los derechos de autor, y no he visto una película pirata, ni he comprado a los del top manta, en toda mi ya larga vida.
    Pero si alguno de ustedes no la conoce, y la quiere ver, no tiene más que ponerme unas señas aquí, y me comprometo a mandársela de regalo, en agradecimiento por todo lo que disfruto con las peleas y discusiones entre ustedes.
    Y firmo con mi nombre, para que vean que lo digo en serio.
    María Maestre Urbina

  • marquesdecubaslibres dice:
    Lunes, 01/08/2016 a las 10:47
    Terapia

    «Hasta los votantes de Podemos votarían por Rajoy antes que a esos tres [Trump, Farage, Marine Le Pen]».

    Lo dudo, sobre todo porque en el Parlamento Europeo, Podemos habitúa a votar lo mismo que el partido de Marine Le Pen.

  • Viejecita es un solete.
    Me cuesta trabajo pelear y discutir, pero he de arreglarlo si le complace.
    La sospechosas ausencias de Angelamerkel y Gacho no lo facilitan, hélas.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Sábado, 30/07/2016 a las 14:44
    «Con un botijo y un barreño

    Ah, el botijo, esa ánfora mesetaria, ese trasmanante globo de alfar, tan necesitado de odas en estos inciertos tiempos de botellas de plástico.

  • Las invasiones bárbaras, quebequesa, llevó al error de AE que la imaginó francesa en el Diario. Recuerdo también la precuela Le déclin de l’empire americain, viejecita.

  • Me acuerdo de las dos, Bolaño y Viejecita, por lo menos de haberlas visto. Más recientes, Amor de Haneke y Corazón silencioso de Bille August sobre lo mismo, que ciertamente es solo un aspecto de lo que suicidio nombra, el racional y humanista quizá. El enlace que puso S. daba muchos datos de todo tipo, entre otros los de los parasuicidios, camino por el que llegamos a las conductas autodestructivas y a todo tipo de manifestaciones de la pulsión de muerte, entonces el bosque se cierra entre sombras y estamos perdidos. Si veis luces y es una casa con las tejas de caramelo y los ladrillos de chocolate, no vayáis.

  • «No recuerdo haber tenido tantas ganas de morirme como en estos días. Cuando salgo a dar una vuelta corta, para estirar las piernas y envenenarme con la feroz belleza del paisaje pirenaico, me paro unos instantes en una zona ya escogida de uno de los puentes que cruza la Noguera Pallaresa, y la contemplo desde arriba, sus aguas bravas y poco profundas sobre el lecho de rocas y la visión me provoca un vértigo suicida, un fugaz atolondramiento, como una borrachera y pienso “¡ahora!”, sería tan sencillo… Y tan dramático para todos que desisto. Sólo me doy el gusto de comprobar que podría hacerlo; como cuando estás dejando de fumar y guardas tabaco en casa para cerciorarte de que no fumas porque no quieres».

  • Empecé en 1980 con este Cinco Puertas, verde, que me costó 55 mil cucas. Cabían hasta cinco y el goss d’atura, que ladraba de continuo durante la marcha, detrás de una reja en la cajuela. Un verano se gripó el motor y ayudado por mi compañero de viaje el Rata, lo sustituimos por otro, mercado en un taller gallego, para continuar las vacaciones. Aun echó unos años.

  • Qué prestancia, Satur, qué galanura. Dice mucho y bueno de usted que antes de conocer a la novia esté pensando más en la invitación de boda que en ponerla mirando a Lugo. Ay el amor.

  • Cuando leí el artículo del triangulo de los suicidas, reparé en la cantidad de concejos asturianos aledaños por encima de la media. Esta mañana lo remarcaba Mercutio en el tuiter: Cangas, Grado, Llanera, Gozón, Tineo, Valdés, Laviana, Mieres, Carreño y Langreo. Concejos mayormente agrícolas.

    Era un crio, con la edad se me hace difícil precisar la edad. Menos de cinco. Vivíamos a las afueras de Avilés, en la Fundición, justo al lado de una sidrería que aún existe: Las cuevas de San José. Allí empezaba el camino a Pénjamo, que ascendía hasta San Cristobal, rodeado de fincas y algunos pequeños pinares. En aquellos tiempos los chavales viviamos en la calle, apenas pisábamos nuestras casas para comer, merendar y cenar. Nos escabamos praos arriba a robar piñas que vendíamos a las vecinas y que usaban para encender las cocinas de carbón. Los dueños de las fincas de nuestras correrías eran dos hermanos ya mayores y de muchísimo genio, que alguna vez nos habían perseguido guadaña en mano, soltando todo tipo de juramentos. Pero a esa edad no se tiene miedo a nada. Uno de los días que subíamos tomando precauciones de no ser vistos, saltando de mata en mata y de árbol en árbol, nos encontramos colgando de una de las sogas a uno de los dos dueños. Corrimos despavoridos dando aviso. Durante unos días tuvimos la sensación de haber sido los culpables. Luego se nos olvidó, pero no volvimos a ir a piñas.

  • Me gustó más “La caída del imperio americano” que “Las invasiones bárbaras”, aunque quizá sólo fuera porque la ví diez años antes y era diez veces más optimista.

  • Gracias por el enlace, Proc. No lo había leído. En realidad no leo vuestras “otras voces”, esas de las que habla Perroantuán. La pereza.

    Del enlace que habla Proc:

    Tasa de mortalidad masculina, por causa de suicidio, para todas las edades, por cada 100.000 h. Media aritmética de los veinticinco años entre 1980 y 2004, ambos inclusive. Asturias: 16,68. Andalucía: 14,40. Galicia: 14,14. La Rioja: 13,48. Canarias: 12,41. Murcia: 11.41. Extremadura: 10,98. Castilla-La Mancha: 10,98. Valencia: 10,65. Navarra: 10,50. Castilla y León: 10,49. Baleares: 10,20. Aragón: 9,75. Cataluña: 9,11. País Vasco: 8,85. Cantabria: 8,20. Madrid: 5,28.

    La razón suicidio Hombre /Mujer, se estima que está: en U.S.A. 4/1, en Asia 1/3 (inversa) y en Europa en 3/1.

    Medio urbano/rural. (La tasa es más alta en el urbano en general, pero más en concreto en jóvenes mientras el medio rural es más bajo pero más alta la tasa en viejos).

  • Sí, eso parece, bolaño. En el fondo, la angustia es la percepción íntima de la belleza de Invernalia.

    ***

    “Todo el mundo fantasea con una muerte dramática” (Nacho Vegas)

    Inicio de la nueva novela (en imprenta) de un amigo de algunos de los que por aquí andamos. Promete.

  • Por edad, por lugares comunes en la adolescencia, por amistades… Lo raro es no haber coincidido con Casavella. No consigo recordar un testimonio de alguien que hablara mal de él. Por eso quizá ese malestar generalizado y sentimiento de traición que provocó el artículo de España. No se puede ser honesto en las necrológicas.

  • “ME MADRUGÓ EL COJO”

    Probablemente sea decir demasiado, pero desde el mismo minuto en que leí La aventura equinoccial de Lope de Aguirre y con la certeza incontrovertible que proporcionan la bisoñez y la falta de lecturas, la consideré como la mejor novela española del siglo XX. Hoy, con treinta años más a mis espaldas, sigo pensando que, si no “la mejor”, sí se trata de la más divertida. Bien es cierto que si sumamos a un personaje como el loco Aguirre (o Aguirre el Peregrino, como firmó la misiva que envió a Felipe II) y esa demencial expedición selvática hacia la Nada al talento de Sender, era difícil errar el tiro. Resulta harto difícil –yo, desde luego, no lo conseguí– leer la novela sin estallar en carcajadas. Lo que ignoraba a la sazón es que varios de los pasajes más hilarantes, inverosímiles y terribles de la misma, como la mencionada carta al rey, no eran invención de Sender sino por completo verídicos:

    Fue aquel gobernador tan perverso e vicioso y miserable que no lo pudimos sufrir, y así, por ser imposible aguantar sus maldades y por tenerme como parte en la causa como me tendrán (excelente), señor y rey, no diré más sino que lo matamos. Muerte, cierto bien breve y sin crueldad. Y luego a un mancebo caballero de Sevilla llamado don Hernando de Guzmán le alzamos por nuestro rey y le juramos por tal, como tu real persona verá por las firmas de todos los que en ellos nos encontramos, que quedan en la isla Margarita destas Indias, y a mí me nombraron su maese de campo, y porque no consentí en sus insultos y maldades me quisieron matar y yo maté al nuevo rey, y al capitán de su guardia, y al teniente general, y a cuatro capitanes, y a su mayordomo, y a su capellán clérigo de misa, y a una mujer de la liga contra mí, y a un comendador de Rodas, y a un almirante, y a dos alféreces, y otros seis aliados suyos, y con la intención de seguir la guerra adelante y morir en ella por las muchas crueldades que tus ministros usan con nosotros, nombré de nuevo capitanes y sargento mayor y quisiéronme matar y yo los ahorqué a todos.

    Desde siempre, pues, he sido aficionado a la lectura de las hazañas de los conquistadores españoles en América. Ando estos días veraniegos leyendo y releyendo varias crónicas y estudios de la expedición de Ursúa, e incluso he adquirido un tan curioso como interesante libro de Ingrid Galster, Aguirre o la posteridad arbitraria, que analiza con envidiable exhaustividad la recepción de la figura del “cruel tirano Lope de Aguirre cabeza e inventor de maldades” desde las primeras crónicas de sus contemporáneos hasta nuestros días.

    Sin embargo, sigue siendo la desapasionada crónica del bachiller Francisco Vázquez, marañón superviviente de la enloquecida búsqueda de El Dorado, la más notable de todas ellas. Desde luego, complemento indispensable a la obra de Sender, con quien podremos adentrarnos con firmeza en tierras de caperuzos, chachapoyas, motilones, brasiles e incluso avistar, quién sabe, aquellas sombras que avisaran al caballero Ursúa (“Pedro de Ursua, gobernador de Amagua y Dorado, Dios te perdone”) de su inminente asesinato a cargo del Cojo Aguirre y sus invencibles marañones.

  • Me coge la polemica sobre Pérez Andújar leyéndole. Su prosa es mas que estimable y su visión de Barcelona brillante y evocadora, necesaria incluso, mas el tono panfletario le delata y le coloca en la línea anticapitalista paranoide de las CUP y asociados en el que el discurso antinacionalista no lo redime sino parcialmente.
    Vayamos a los hechos. Su lección moral a Ramón de España, hecha en comanda, denota un puritanismo de las viejas izquierdas. Cuando fallecieron Morrison, Hendrix o Joplin, nadie pretendió que fue de un catarro. Tampoco de Malcolm Lowry nadie dijo que había muerto de.viejo.
    En uno de los paseos con su madre escucha como en una chablola se oye el «Cara al sol»y a continuación «La internacional». Su análisis de la situación trasuda un radicalismo enfermizo, una visión del mundo partido en dos.
    Tiene ya muchos años para tanta tontería, lástima que malgaste su excelente péñola en tales anticuallas.

  • Madrid en agosto es Baden-Baden, siempre se ha dicho. Los que lo estamos disfrutando abominamos de playas, chiringuitos, hoteles rurales, puertas de embarque y cenas en grupo con espeto de sardinas.
    Nos gusta la Castellana vacía, el Prado para nosotros, las cenas en restaurantes con la cantidad justa de gente. Pero sobre todo estar en casa, abrazados al botijo y a un libro.

  • JPA es un grandísimo cronista, digno heredero de su maestro Umbral. Como Ramón de España, ha logrado superar la fase pop y underground. Viene del arroyo, del extrarradio barcelonés, de las playas llenas de petróleo, del entonces putrefacto Besós y de la Mina. Viene de las algaradas de finales de los 70 y de los 80, de los obreros muertos en manifestaciones ante la indiferencia -o el asco- de la burguesía catalana. Sus soflamas libertarias no cuadraban con la aceptación del cargo de pregonero. A veces cae en ciertas incongruencias, pero nunca ha sido servil al nacionalismo, como la gran mayoría de sus colegas.

    Por otro lado, Ramón de España ha sido un espíritu libre dentro del mundo underground barcelonés. No sé si sigue escribiendo en El Jueves, pero sí lo hace en Interviú (qué envidia). Tiene publicadas algunas novelas hilarantes (hay una contra Vázquez Montalbán que es descacharrante), y en sus últimos libros se ha enfrentado abiertamente con la bobería nacionalista. Su necrológica sobre Casavella es ejemplar.

  • Me he paseado recientemente por el cauce del Besós y solo puedo decir que al igual que Madrid-río, es algo extraordinario pagado con nuestro impuestos y bien gestionado por los políticos.
    Aquí nadie reconoce nada, se creen que el Besós y el Manzanares han sido así siempre.

  • Hombre, yo creo que Pérez Andújar cuenta bien cómo era el Besós entonces, una ciénaga infecta, y cómo es ahora.

  • El barrio de las Injurias es hoy Madrid-río. De la miseria y el hambre a la opulencia de los megamuseos y carriles bici entre nenúfares.

  • Sí que lo hace Brema, pero es incapaz de reconocer quién lo ha hecho, igual que en Madrid no se reconoce a Gallardón como el nuevo Carlos III.

  • Ayuntamiento socialista toda la vida, creo.

    Tenían un equipo de balonmano muy bueno. El Adrianenc. Cuando éramos canijos, en un torneo el árbitro fue muy casero y perdimos la final contra ellos. Nuestro entrenador nos prohibió recoger las medallas y salimos de inmediato del pabellón. Nos partíamos de risa al ver los carteles que anunciaban una película: «Muerte antes que deshonor». La peli me permite fechar la anécdota: 1987. Luego jugué en el Sant Martí, que terminó fusionándose, después de unas tretas hechas con malas artes, con el Adrianenc, lo que nos llevó a algunos renegados a jugar en el equipo de un pueblo que estaba en el quinto pino, El Masnou, y que descubrimos gracias a un anuncio en el periódico (buscaban jugadores). Allí lo pasé muy bien hasta que se me hincharon los cojones, como siempre.

  • Madrid en agosto es Baden-Baden, siempre se ha dicho.

    Pues, ya siento, Don Marqués, que esa frase no es ” de siempre”. La frase auténtica es ” Madrid, en agosto, sin mujer, y con dinero, Baden Baden” . Y es de Francisco Silvela, el político aquél, al que llamaban “la daga florentina” por su precisión y su malaidea en la oratoria, y que, si pasa a la Historia como Presidente de Gobierno, será por su predisposición a dimitir en cuanto podía…

  • Perdón, la frase era
    Madrid, en agosto, sin familia y con dinero, BadenBaden ( no, sin mujer )
    ¡ Me he ganado un buen rapapolvo por citarla mal.
    Ya siento

  • El litio tiene mucha culpa en los suicidas y en curar. En exceso, malo, en dosis adecuadas, cura.

    Lo comento y me desdiga el experto en temas farmacéuticos

  • El suicidi es relativamente frecuente en bipolares y transtornos límite de la personalidad. Todas las unidades de Psiquiatría en España están al loro y
    hacen sus programas de prevención del suicidio.
    No es fácil pero parece evidente que estos programas, junto con la farmacología han evitado miles de autolisis.
    Nadie lo reconoce entre políticos y periodistas, claro.

  • Doña Tareixa
    El Litio, en dosis contínuas y adecuadas, “cura” la bipolaridad ( a mí me gusta más lo del síndrome maniaco depresivo ). Pero lo “cura” según los demás. Que achata los picos de euforia y de depresión, haciendo a quienes los padecen, más manejables y más fáciles para convivir.
    Pero para quienes viven esos picos, lo que quisieran es que el Litio les quitase sólo la depresión, y les dejase la fase de “jupi”, o de euforia, donde se sienten como dioses, capaces de todo…
    En cambio, sus familias y los que dependan de ellos, a las fases de euforia les temen mucho más que a las de depresión.
    La “nueva psiquiatría ” se pone del lado de los “enfermos” y de sus necesidades, pero se olvida demasiado de sus familias. Y no parecen muy compatibles las necesidades de unos y de otros.

  • El carbonato de litio enriquece las aguas del balneario. Desde la época romana se han recomendado ingestiones y abluciones para el “histerismo” y otras afecciones del sistema nervioso. La realidad es que los bañistas solían estar un poco p´allá. Ahora el público ha cambiado algo.

    Conocí a una señora que se sentaba en una tertulia sin decir palabra. Los contertulios hacían terapia de grupo a la sombra de las buganvillas. Pasaban las tardes haciendo ostentación de sus achaques y “maluras”, pero ella no decía ni palabra.

    Un día mi tía le preguntó directamente:

    -¿A usted que le pasa? ¿Por qué viene al balneario?

    La señora, mirando al suelo susurró:

    -Llevo más de diez años sin hablar.

    A lo que mi tía respondió:

    -Pues está usted mucho mejor.

  • Dejaré de chutarme en ambos casos de mi bipolaridad. Nada de litio, y morir de manera natural de autosuicidio.

    Me queda claro.

  • «Sobre su mesa, junto a varios borradores y un esbozo de testamento a lápiz, se encontró el siguiente poema»

    No a la transmigración en otra especie.
    No a la post vida, ni en cielo ni en infierno.
    No a que me absorba cualquier divinidad.

    No a un más allá, ni aun siendo el paraíso
    reservado a islamitas, con beldades
    que un libro garantiza siempre vírgenes.

    Porque esos son los juegos para ingenuos
    en que mi agnosticismo nunca apuesta.
    Mi envite es al no ser. A lo seguro.

    Rechaza otro existir, tras consumida
    mi ración de este guiso indigerible.
    Otra vez, no. Una vez ya es demasiado.

  • Esperé aquel momento muchos días.

    Fue fácil deslizarse hasta su cuarto.
    Su ventana cedió con un gruñido.
    Mis pies no despertaron las alfombras.

    Fue fácil deslizarme hasta su cama
    y verla respirar. Hasta las sábanas
    sentían el calor aquella noche.

    No perjudica a nadie el acostarse.
    Un poquito de amor no daña a nadie.
    No le costaba nada haber cedido;
    dejarse acariciar unos minutos.

    No quise hacerle daño. Se lo dije
    tapándole la boca con la mano.
    Le dije que iba sólo a acariciarle.

    No tenía por qué asustarse tanto.
    Tuve que ahogar el grito de sus ojos.
    Apreté demasiado. Lo lamento.

    Estuvo bien, no obstante, aun tan inmóvil.

  • No encuentro el que más me gusta. A cañón.

    Antes que yo ya lo han dicho muchos otros/ ANtes que ellos lo dijo ya otra gente. / Y lo mismo dirán otros más tarde./ Uno se torna humilde y se da cuenta./ Cuanto yo pienso, siento y me sucede/ es como piensan, sienten, les ocurre/ a los demás que pasan por mi lado. / Es el gozo y el dolor de la existencia/ que entra en todas las mentes de improviso/ como un tímido arroyo o un gran torrente. / Gozo y dolor antiguos que percibe/ cada uno cual si él sólo descubriera. / Otros ya lo expresaron con escritos,/ con música, colores o con cámaras. / Y lo hicieron mejor o lo harán luego. / Pero uno sigue hablando de esas cosas, / ya no por lograr algo: por costumbre. / Porque ha de entretenerse de algún modo/ mientras gasta su vida. Tan inútil.

  • ¡ Vaya por los dioses, Don Perroantonio y Don S !
    Siempre digo que la poesía no es lo mío. Sobre todo, la poesía española en serio.
    Pero después de leerles a ustedes, me he tenido que ir a google, y a la wiki a buscarlo, y ahora mismo me compro lo que encuentre de Fonollosa en Amazon.

  • Bien se ve que a Fonollosa le falta litio, le sobra litio o tiene litio en algún sitio.
    A ver, NO ES POETA PARA UNA BODA.
    Para mí el descubrimiento ha sido Bartrina, en el AE de ayer.

    Juan, cabeza sin fósforo, con Juana
    paseaba una mañana.
    (24 Reaumur, viento N. E.,
    cielo con cirros) por un campo agreste.
    (Algo, 1876) (Wikipedia)

  • Han digitalizado en el CVC (sección de raros y olvidados) sus Obras poéticas de la editorial Bosch (no las he leído porque yo tampoco leo los enlaces que os pongo y mucho menos los vuestros), que al acabar la introducción (sin firma) se fecha en «Barcelona, febrero 1939. III Año Triunfal».

  • Va a ser que no, pa boda no.
    No te cases, Satur.

    Podemos elegir entre estar juntos
    y hacernos mutuamente desgraciados.
    O separarnos ahora y ser también
    cada uno por su lado desgraciados.

  • Bartrina y Campoamor son unos sonajeros. Están bien para el pitorreo, pero poco más.

    Fonollosa es otro nivel. Es un poeta rarísimo por su vocación narrativa, algo no demasiado frecuente, y por la utilización de un registro voluntariamente «poco poético». Sólo tengo su primer libro, «Ciudad del hombre», que me pareció magnífico dentro del género negro. A ver si un día de estos leo algo más.

  • AE de ayer.

    Extensiones. Aquel que tras una espantada típica de Curro se levantó en La Maestranza.

    -¡CURRO, EL AÑO QUE VIENE VA VENIR A VERTE TU PUTA MADRE! Y YO TAMBIÉN…

    AE de hoy.

    Hagamos ucronía:

    Entonces, después de un día lleno de diversión on line, sucedió algo llamativo: Victoria Prego, la periodista de El Mundo que había coescrito la historia de González junto con el empresario multimillonario P. J. Ramírez, acudió a la televisión y admitió que ella no sabía si su escandalosa y descomunal exclusiva era siquiera cierta. Presionada para que aportase elementos probatorios sobre la inaudita noticia, Prego reconoció que carecía de prueba alguna.

    “No pudimos comprobar a fondo las declaraciones de la fuente”, dijo en Antena3 News. “Así que nos limitamos a reproducir la información que nos facilitó dicha fuente… Nosotros no decimos que nos parece cierta.” Dicho en otras palabras, no había pruebas de que el Primer Ministro de España hubiese “introducido cierta parte privada de su anatomía” en la boca de un cerdo muerto, una noticia recogida por docenas de periódicos y repetida en millones de tuits y actualizaciones de Facebook y que mucha gente, probablemente, dé todavía por verdadera a fecha de hoy.

    Prego fue aún más lejos, al absolverse a sí misma de cualquier responsabilidad periodística: “Depende de otras personas el decidir si le dan alguna credibilidad o no a la noticia”, concluyó. Esta no es, por supuesto, la primera vez que se publican afirmaciones peregrinas sobre la base de pruebas endebles, pero se trataba en este caso de una defensa inusualmente desvergonzada. Parecía que a los periodistas ya no se les exigía que creyesen en la veracidad de sus propias historias ni necesitaban, por lo visto, aportar prueba alguna. En cambio, dependía de cada lector -quien ni siquiera conoce la identidad de la fuente- darle o no credibilidad a la noticia. ¿Pero sobre la base de qué? ¿De una corazonada, de su intuición, de su estado de ánimo?

    ¿Sigue importando la verdad?

    Si hubiera sido cierto algo habría escrito Arcadi, ¿no?

  • S., igual el despistado soy yo y no acabo de entender, pero esa historia está calcada casi literalmente del primer episodio de Black Mirror, una serie inglesa que denuncia (es un decir) a través del sensacionalismo y la falta de rigor los peligros del sensacionalismo y la falta de rigor. Lo sé, debo ser el único al que no le gustó.

  • Bremaneur dice:
    Martes, 02/08/2016 a las 11:51
    Ramón de España ha sido un espíritu libre dentro del mundo underground barcelonés. No sé si sigue escribiendo en El Jueves

    Se marchó antes -mucho antes si no recuerdo mal, y al mismo tiempo que de El País- del harakiri que se hizo El Jueves con aquella portada autocensurada. Dicho sea de paso, ese El Jueves en el que escribía Ramón de España ya no existe, o por mejor decir ha vuelto a su peor versión. Tras aquel episodio de autocensura, los mismos tipos que habían sacado a la revista de su deriva infantiloide -Monteys y Fontdevila a la cabeza- se marcharon en bloque y ahora están aquí, dos años ya, recibiendo mucha menos atención de la que en mi opinión merecen. El primer número, de muestra, sigue siendo gratuito, pueden encontrarlo fácilmente en esa web. Después del atentado dedicaron un número especial a Charlie Hebdo que en su momento ofrecieron también gratuitamente, y en el que por cierto escribía Pérez Andújar. Si a alguien le interesa este último pero no tanto como para pagar, lo tengo en PDF, de modo que siguiendo el ejemplo de Viejecita lo comparto encantado con quien quiera, o públicamente aquí mismo si a Bellpuig le parece oportuno y me dice cómo hacerlo.

  • Tras leer a Gachó sobre el artículo de Calaza tengo que reconocer que mi anterior post no ha sido afortunado y, si me permite, lo retiro.