93 comentarios

  • Albert dice:
    Miércoles, 03/08/2016 a las 01:23

    Gracias, Albert. No conocía la deriva de esa gente (mis favoritos en El Jueves).

    ***

    Tres cincuenta me parece caro.

  • Señorita Bellpuig, entre tostado y turrado playero, si tiene algún momento libre (no sé, cuando se acerque al chiringuito con wifi) le ruego haga llegar al editor de Romanic Fashion estas entretenidas ilustraciones que voy coleccionando. Muchas gracias. Por cierto, ¿está usted con su marido o se ha echado un maromo italiano? No, mejor no me conteste.

    MALOS DÍAS

    Vía: Manuscript Miniatures

  • Perroantonio dice: Miércoles, 03/08/2016 a las 10:33

    Parece una batalla de flores, el típico episodio de la guerra de los sexis, y si no he buscado mal es el Castle of Love. No sé por qué titulas «Malos días» si pone LOVE, hombre. Que no son piedras, que son margaritas gordas.

  • ¡Qué tiempos tan felices aquellos en que esta nuestra España, cohabitaba un bipartidismo!
    Unos ganaban, otros se sentaban a esperar…Se insultaban con cierto decoro y el gallinero de las Cortes con los minipartidos de toda la geografía coreaban a unos y otros.
    ¡ Qué tiempos!

  • Y ora a tocar los huevos estos mequetrefes que no dejan gobernar al señor y mejor bella persona humana,de andares gráciles y verborreica lengua.
    Que todos y los mucho españoles le votaron.

  • Cada vez se oye más hablar de terceras elecciones. No nos creíamos que iba a haber segundas y mira. Sería, pues, previsor pensar mejor en las cuartas, pensar incluso que podríamos aspirar a un ritmo de elecciones interesante y musical, un soneto de elecciones: catorce elecciones son soneto, dieciséis con estrambote. Pues qué, España dando una lección de métrica y democracia al mundo.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Miércoles, 27/07/2016 a las 08:47
    La discusión sobre los méritos de Mercedes Fórmica y Morla Lynch para ser merecedores de una calle roza el esperpento. La primera era falangista pero feminista, aunque para algunos era feminista pero falangista. Morla fue íntimo de Lorca pero muy de derechas, salvó la vida de quintacolumnistas al refugiarlos en la embajada de Chile cuyo edificio regentaba mi abuelo.
    ¿Merecen una calle estos fascistas?

    Perroantonio dice:
    Miércoles, 27/07/2016 a las 09:19
    Sobre el apellido de una de las protagonistas hay un, digamos, poemita de Ángel González que hubiera ganado mucho si el autor hubiera llevado también el chiste al título y lo hubiera llamado «Manólogo interior».
    MONÓLOGO INTERIOR
    Manolo go
    interiormente za
    cuando su mujer dice fornica por formica.

    Hoy escriben aquí sobre ella: «Mercedes Formica: código de mujer».

  • Mirat aquí, un juego de esos sobre la percepción y sus trucos. Que no significa que puedas ver lo que quieras, porque por más que quieras siempre ves el tren y no un avión.
    (Estoy trabajando y experimentando un grave déficit de atención con hipoactividad y trastornos de aprendizaje. Un poco de paciencia y comprensión. Gracias).

  • Jabois:

    Se trataría así de darle la razón a Mariano Rajoy, que aspira no solo a ser investido porque lo manda la tradición sino a que se le garantice un Gobierno tranquilo: que la oposición le conceda, de esta manera, la mayoría absoluta que la ciudadanía equivocada le negó. Si eso no se produce vendrán unas terceras elecciones del mismo modo que si no se les vota en esas elecciones vendrá Venezuela. Y al final de todo la muerte, y tendrá tus ojos.

  • EL CURRANTE EN SU DIA VIAJANTE.
    Estoy en un restaurante de carretera secundaria del Montseny, solito.
    Enfrente, una explanada con 23 moreras espléndidas cobijan de un sol excesivo y alejan el escaso tráfico.
    El menú incluye, a precio de risa, sardinas y boquerones que ayer saltaban, igual que yo anteayer me asombraba con otras moreras.
    (Otro que trabaja, Proc)
    Laus Deo.

  • Lo ves, Satur, cómo tengo poblemas del aprendizaje.
    Que venga Obama, que se va a quedar osioso.
    Laus Deo siempre, Holmesss. (Por si nos está oyendo ahora mismo y por si acaso, que Menudo Cabrón).

  • S. dice: Menos mal que Procuro no mira los enlaces.
    https://youtu.be/cgyTFBN8BJc
    Miércoles, 03/08/2016 a las 16:08

    Menos mal que ni lo he visto ahora ni lo había visto ya, pero es que cuando no lo vi no entendí que hubieran borrado su perfil de Facebook, es que es tan acojonate que parece un bulo.
    Por otro lado, ella dice que las sedicentes feministas creen saber qué es lo que debe ser o querer ser una mujer. Añadiría que con todas esas expresiones victimismas revelan su certeza profunda de que las mujeres no son nunca responsables de sí mismas, de sus actos y de sus elecciones, de que son menores, son tontas y son inferiores.

  • Del suicidio pienso que es presentarte de improviso en donde no te han invitado, lo que viene siendo algo impropio de un caballero excepto el caso particular de las mancebías, a donde se va siempre de calentón. Visto lo anterior y lo de las 70 vírgenes 70 tenemos que los musulmanes se suicidan a montones, en solitario y por equipos, acudiendo al paraíso como las moscas a la miel y los fornicadores incontinentes a los reclamos de neón de los clubes de carretera, porque el edén de esa gente y un lupanar vienen siendo mutatis mutandis la misma cosa.

    El vídeo de la argentina es deplorable por sensato. Todos tenemos derecho a vivir revolcándonos en nuestras contradicciones y a declararnos ácratas y pedir subvenciones para nuestro kolectivo o predicar que el género es un invento y al tiempo pedir cuotas. Atacar por ahí es dar golpes bajos.

  • A veces me pregunto qué carallo anda buscando por Internet para encontrar esas cosas

    Lo de Gómez sin ir más lejos. “hierba de cabra en celo” Un título para una entrada, libro o yo que sé

  • El Zohar (en idioma hebreo זהר Zohar, “esplendor”) es, junto al Séfer Ietzirá, el libro central de la corriente cabalística, escrito por Shimon bar Yojai en el siglo II, o por Mosé ben Sem Tob de León en el siglo XIII.

  • Tareixa dice:
    Lunes, 19/05/2014 a las 16:29

    A mi me hablan de John Keats y me enciendo toda,Gómez. […]
    “El percherón mortal”, me lo pasan este finde. Después discuto con usted el final o no y sin acritud. Y si le falla alguna niña bonita para ese arroz a la banda…pague un taxi y presta me tiene.

    Chère Bobary, por alguna razón últimamente corre usted a comentar todos mis links, lo que me tomo como una especie de honor no merecido.

    Gracias.

    Quedan ya lejos, ay, aquellos días de Keats y percherones, bella Tare. La verdad, con la distancia que proporciona el tiempo, reconozco que lo del taxi desde Galicia nunca supe si atribuirlo a la ironía, al mismo desequlibrio mental que la impelía a transmutarse día sí y día también en una suerte de cortesana decimonónica de siete años o al abuso del licor café por parte de un organismo especialmente sensible al alcohol.

    O a todo junto.

    También reconozco que si hubiera sido en moto, con una pizza de marisco bajo el brazo y sin pasar por peajes, habría considerado la oferta más seriamente de lo que lo hice en su momento.

    En cualquier caso, mi bella, todos mis links son para usted.

    Queda pendiente ese arroz. Y regado con mucho vino.

    🙂

  • Albert, el cinismo militante ese del que hablas es la única manera de afrontar ciertas desilusiones. Es triste, pero no hay que darle vueltas.

    No he visto Black Mirror. Lo de ayer es parte de un artículo de Katharine Viner en el Guardian. Arcadi puso un enlace hace unos días y más tarde otro con la traducción. Me hizo gracia porque, quitando la historia del cerdo, sòlo había que cambiar los nombres. Las respuestas de Isabel Oakeshott fueron las mismas que hace años dio Victoria Prego. Cómo sería la metedura de hocico que Bieito Rubido le decía –Victoria, no digo que le des el mismo tratamiento (primera a cuatro), pero lo mínimo que has de hacer es una carta pidiendo perdón a los lectores. Ja. Hasta hoy. Cada vez que escucho un panegírico a la gran Victoria Prego me descojono un poco.

    Y si no recuerdo mal Arcadi mantuvo cerrada la bouche. Por supuesto, si alguien me demuestra lo contrario haré una captura de pantalla y me tragaré mis palabras. Luego me exiliaré.

    “Cómo la tecnología alteró la verdad”
    Katharine Viner.

    http://elextranjeroprofesional.blogspot.com.es/2016/07/por-un-periodismo-verdadero.html

  • No le molesto más, señor Gómez. Tire todos esos correos en la nube.
    Mis múltiples personalidades le esperan desmayadas en algún cheslong.

    ¡Ayss! (què fastidiosa es la memoria)

  • Los mediterráneos suelen ser mares apacibles, fácilmente navegables, salpicados de islas y abundantes en festoneadas costas con calas y puertos naturales. Un mediterráneo, es pues, tan luego el hombre ha descubierto el arte de navegar, una inmensa calzada abierta a todos los rumbos.
    MAIMONIDES

  • MAIMONIDES APROBÓ CALCULO CON UNA PARÁBOLA:
    Has de saber que cuando una persona ha logrado cierto nivel de perfección y desea comunicarlo a otros, de palabra o por escrito, no acierta a ser tan explícito y sistemático como lo sería si se tratase de una ciencia cuyo método es bien conocido. Tropieza en su afán de instruir a los demás con las mismas dificultades que hubo de vencer para indagar en el asunto; tan pronto la explicación parece luminosa, tan pronto oscura; y esta propiedad del tema parece que priva lo mismo cuando se trata del principiante que del sabio adelantado. Tal es la razón de que los grandes teólogos sólo den instrucción relativa a estos asuntos por medio de metáforas y alegorías. Si hubiéramos de enseñar estas disciplinas sin valernos de parábolas y figuras, nos veríamos obligados a recurrir a expresiones que, siendo a un tiempo profundas y transcendentales, no serían en cambio más claras e inteligibles que los símiles y las metáforas.

  • Claudio Sífilis dice: Miércoles, 03/08/2016 a las 20:56
    Moisés de Guadalajara

    Claudio, como no conocía más que a un Sem Tob, que es de Carrión, he ido corriendo a mirar para montarte un podio de los que pían, a ti y a Guadalajara entera. Pero deben de ser dos, más vale que sobre.

  • Mi nombre antes de cuando los reyes católicos me obligaron a convertirme al cristianismo era Hassim, o Hassidim.
    No recuerdo bien.

  • Estoy pensando seriamente abandonar Facebook como practicamente abandoné Twitter. Los logaritmos empleados, los sistemas de selección de noticias en función de los Me gusta y la incansable actividad de los viralizadores de piñón fijo hacen que cada vez sea más difícil encontrar contenidos de interés variados. Da igual que tengas 300 o 1000 ‘hamigos’, al final siempre ves a los mismos y siempre me aparece el mismo tipo de «noticias». La sensación última es de ahogo, de que no corre el aire. La inteligencia artificial es una cárcel.

  • Mi santa y mi hijastra me dicen que me estoy poniendo de buen ver, negro y fortote, de tanto currar en el campo. Nada de deportes ni mariconadas.
    Me lo tendré que creer porque ya no son las escorts tras pagarles quienes me lo dicen.

  • Yo sigo en lo tuister_666 porque las chorradas que suelta la merma superan cualquier cosa imaginable por cualquier escritor. Es fascinante y es gratis.

  • Yo encuentro facebook parecido a los comentarios de chopsuey, tal vez porque los amigos que tengo allí son casi todos seguidores de chopsuey.
    Algunos ponen sus mensajes allí cuando aquí desaparecen, como Gengis o Artime.
    También lo uso como archivo vinculando temas que me han interesado.

  • Uso Facebook para tratar de conocer el verdadero amor. Por contra, una relación modelada de ciento sesenta en ciento sesenta caracteres se me antoja demasiado epigramática como para resultar consistente y duradera.

  • EL SALÓN DE LOS PASOS PERDIDOS
    Coincidiendo con la muerte de Arturo decidimos pintar la casa. En el salón mantendríamos el principio de que no hubiera libros ni alfombras ni cortinas, esos coleccionistas de polvo y ácaros, y tomamos la decisión de quitar el tríptico de «El honor de las Injurias», cuya presencia se nos había hecho demasiado inquietante.
    Para compensar la ausencia de libros decidimos instalar dos «Bibliotecas fantasmas» de Carlos García-Alix, la segunda de ellas adquirida tras la exposición del Matadero. Había que decidir cómo sustituir el tríptico lo cual hicimos pese a la activa oposición de nuestros hijos. Recurrimos a lo mejor que teníamos, un Barceló vintage y una fotografía digital sobre metal de Aziz&Coucher. Añadimos un pequeño poster que anunciaba la exposición de Arturo en Valencia y nos quedó una pared absolutamente «pop», en las antípodas del siniestro Felipe Sandoval.
    El resto del salón debería restar acorde por lo que recurrimos a nuestro héroes de la viñeta: Nazario, Ops y Crumb. Mantuvimos el Sicilia de cera y en la siempre complicada zona de la pantalla colocamos una pieza neutra de Marcelo Fuentes. Por supuesto que también mantuvimos el altar donde se exponen las carpetas de «Larga Marcha» y los fumachungos de Chopsuey.

  • Cuando consiga ahorrar algo de pasta me llevaré a España unos quinientos libros. Así despejaré el salón. También tengo previsto quitar la mayoría de cuadros y fotografías y dejar uno Pagola, uno de Carlos García-Alix, uno de Arturo Marian Llanos, uno de María Luisa Pérez-Pereda, una fotografía de Marta Rodríguez y, ocupando una pared, tres fotografías de Sara Ferrer. El resto lo llevaré a mi almacén del puerto de Hong-Kong.

  • Reconozco, empero, poseer una cuenta de tapadillo en twitter; aunque, eso sí, con casi nula actividad. La utilizo en realidad para recabar información cuando todo lo demás falla. Mis números lo dicen todo: 1 seguidor (ni idea de quién se trata) y 1 siguiendo (el servicio forestal de los Estados Unidos de América). A Nietzsche le pertenecía el pasado mañana. A mí el mes que viene… o el otro.

  • EL HABILITADO Y EL PRESTAMISTA
    Paseando por ARCO 86 vi un cuadro de tres perros volando que me llamó la atención. Me acerqué a interesarme por él y el galerista me advirtió con displicencia que era de un tal Barceló y costaba 60.000 pesetas. Por un azar esa era la cantidad que llevaba en el bolsillo, el habilitado del Ministerio, una figura ancestral de la Administración, me lo había entregado para que pagara en la Agencia de viajes mi vuelo y estancia en Bruselas. Le entregué los felipones sujetos con una goma al sorprendido galerista y me llevé el cuadro bajo el brazo.
    Mi padre no quiso, o no pudo, sacarme del apuro y me envió a un prestamista judío amigo del abuelo que vivía en la calle del Prado. Conocí pues lo que es la usura y me hice, entonces, enemigo del comercio. Ha pasado mucho tiempo de aquello pero la imagen de Crescencio (el habilitado) contando los billetes y la del prestamista haciendo lo propio me dejaron marcado para siempre.

  • Proc, me da apuro decirlo, pero no lo pillo.

    Estoy en contra de agosto. Es un gastar y gastar. Luego los recados, que si para un mes al año que puedes que vayas tú, que yo estoy tomando el sol y tú en la terraza leyendo, ¿Qué estás leyendo? El testimonio de Yarfoz, pues eso, que te vayas a hacer las compras que el testamento ese no se va a largar (perdón, Ferlosio).
    Muy mal, agosto.

  • Atentos a los videos enlazados al que ha puesto Perroan, son joyas sonoras. Viendo en uno de ellos a Janis Joplin, quién puede entender que triunfe Beyoncé.

  • Lo de Beyonce me resulta increíble. Creo que no he oído, a sabiendas, ninguna canción de Beyonce. Ahora estoy eligiendo cerveza, me dice mi hijo que cual, le digo que da lo mismo, que son para sus tíos, cualquiera que no sea Mahou. Odio los putos anuncios de la tele de la Mahou.

  • Como dijo Lenín, «música, ¿para qué?» A Beyoncet le bailan las domingas y podría partir nueces con el nalgamen, eso es todo.

  • No nos confundamos. Beyoncé no es propiamente una cantante, sino una artista del espectáculo, como Jennifer López. No creo que nadie vaya principalmente a escucharlas, sino a verlas. Janis Joplin era una cantante en la época de los vinilos, donde lo que importaba era la voz, Beyoncé también canta en la época del audiovisual, donde lo que importan son las cosas que entran por los ojos: vídeos, luces, bailes, explosiones y nalgas (Beyoncé, López o Nikki Minaj). Malos tiempos para la lírica, buenos para el circo.

    (Lo cual que, aunque nadie se haya enterado, desde que el circo se ha desembarazado de las fieras, vivimos en la edad de oro de los espectáculos circenses. Todos los días el Telediario de las 3 acaba con una noticia de circo; fíjense.)

  • schultz dice:

    Jueves, 04/08/2016 a las 13:46

    Proc, me da apuro decirlo, pero no lo pillo.

    Yo tampoco Schultz.
    ¡Bienvenido al club de los cabreros que se esfuerzan!!!

  • schultz dice:
    Jueves, 04/08/2016 a las 13:46
    Adaptaciones dice:
    Jueves, 04/08/2016 a las 14:54

    VOY.
    Esto era una persona que se pone a pronunciar una conocida paremia de carácter admonitorio y severo para castigo de vagos. Mira que a la vez, si lo deseas, lector, puedes ponerte hedonista o epicúreo apoyando las puntillas de tu entendimiento en ese hoy que se subraya como el mejor marco temporal de todos («carpe el diem de hoy»). En estas estamos, cuando a la mitad de todo al enunciador se le olvida lo que está haciendo y lo deja para otro rato que será nunca, demostrándose así él solo y a la vez como el más inadecuado emisor del refrán y su peor destinatario. Puedes ver también aquí si quieres, lectores, en que se aburra y se duerma en medio de la frase, una señal de rebeldía. Este nivel interpretativo es gracioso.
    Pero prosigue, porque te preguntarás si no puede ser que se le haya acabado el boli y no tenga dinero para más: este es el nivel de la denuncia social y no deberías seguir riéndote. Finalmente, solo si continúas repararás en que lo que le ha pasado al enunciador, lo que le ha pasado pero de verdad, es que se ha muerto, SE HA MUERTO EN MEDIO DE ESA FRASE.

  • He visto un chapter grandioso de Curro Jiménez en el cual acaban con un duelo a garrotazos con el cuerpo semihundido. Ningun western se ha podido ni acercar a esta sublime épica.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Jueves, 04/08/2016 a las 16:08
    He visto un chapter grandioso de Curro Jiménez en el cual acaban con un duelo a garrotazos con el cuerpo semihundido.

    Si no recuerdo mal, el duelo es a navajazos.

  • No Brema, es a garrotazos. Es un episodio ambientado en la costa gaditana. El malo le tira arena a los ojos a Curro y el Algarrobo le pega un tiro de arcabuz que lo deja tieso.

  • Ando por Antequera y me acuerdo de Bremaneur: por aquí, al pie de la Peña de los Enamorados, se rodó algún capítulo de Curro Jiménez. Sol y calor africanos, pero con la cerveza y su reglamentaria tapa es llevadero.

  • En otro episodio aparecía un jovencísimo José María Pou haciendo de cura y la bella Pilar Velázquez de ex novia de nuestro Curro inmortal y universal.

  • Esa no se me había ocurrido, Schultz. Ves, es una frase muy buena, te puedes estar con ella una semana y no se te acaba.
    A mí la serie que me gustó fue Yo, Claudio. Y Raíces.
    Adaptaciones

    dice: Jueves, 04/08/2016 a las 00:30
    Mi santa y mi hijastra me dicen que me estoy poniendo de buen ver, negro y fortote, de tanto currar en el campo.

  • Lo recuerdo: vi por primera vez Harry el Sucio en el cine Verdi –cuando era sala de reestreno– y desde aquel mismo día pasé a engrosar para siempre las filas de incondicionales del actor. Por aquel entonces, y la cosa se prolongaría aún unos cuantos años, el adjetivo más amable que dedicaban los críticos cinematográficos patrios y connaisseurs de turno a Eastwood y a su obra era fasciostoide. El desprecio a la persona y al artista era absoluto y feroz. Sin embargo, en cuestión de unos años y merced a varias grandes obras (dispersas, hay que recordarlo, en una filmografía más que irregular) incontestables hasta para los más politizados, esos mismos críticos pasaron del fascista a genio del cine sin pasar por la casilla de salida y sin cobrar las veinte mil pesetas. Ahora, aunque Trump me caiga más o menos como el hijo de Eward G. Robinson, Scorpio, cuando Harry Callahan le preguntaba si había disparado ya los seis cartuchos del tambor, aplaudo las declaraciones de Eastwood sólo para ver como se escandalizan y patalean de nuevo esos mismos críticos –y sus relevos generacionales retuiteros– de entonces.