Un día nací yo…

Por JRG.

vascoA la cosecha del 62, el Consejo regulador de los vinos de Rioja la calificó como MB, Muy Buena; no E, Excelente, tan sólo MB. Así que durante algún tiempo supuse que fui concebido y nací en esa añada por algún defecto en el método Ogino. Mis creadores ya tenían otro hijo desde hacía más de diez años, por lo que solía preguntarme que para qué puñetas quisieron complicarse con otro chillón más. Luego supe que a mi padre le hacía ilusión tener una hija y como la ecografía aún estaba por inventarse decidieron tirar los dados a ver que les salía. Y salí yo. Suelo consolarme pensando que, al menos, fui fruto del placer.

Mi padre preparó con cuidado el escenario para mi venida. En vez de optar por manchar las sábanas de casa, tiró la cartera por la ventana y se gastó el salario de una semana para que yo saliera a dar guerra en un hospital. Un hospital municipal con sus camitas blancas y su alicatado hasta el techo y eso.

Llegó el famoso día y uno, que siempre ha sido muy mirado, eligió bien la hora para no tocarle mucho los callos al doctor y hacer poco ruido. Mi pobre madre, que tenía una alzada de no más de metro y medio, se pegó la pechada de sacar un bárbaro de 4,5 kilos, dentro de la media, según los percentiles de aquellos infaustos años. Menuda putada tenía que ser sacar por las bravas un pildorazo así.

El doctor tuvo que insistir mucho para que yo llorara, pero no lo hice. Como nací vasco del todo, me manifesté fiel a mi raza desde el inicio y salí sin mariconada ninguna. También es cierto que tras ese segundo de gloria todo fue un cuesta abajo continuo, pero no quiero adelantarme. Una vez instalado en la que sería mi casa durante mucho tiempo, decidí tomar posiciones y hacerme un hueco que gobernar. Mi hermano ya tenía diez años y resultaba muy jodido sacar la cabeza con semejante competencia. Además, los padres de entonces no prestaban tanta atención y cuidado a los hijos como ahora, y uno tenía que ir arreglándoselas solo, como bien pudiera, o hacer buenas alianzas con el enemigo para coronar la infancia indemne o, cuando menos, muy poco roto.

También es verdad que los controles de calidad de la época eran mucho más rigurosos que los de ahora y que todos los ensayos eran destructivos (sin gaseosa). Si tuviste suerte y la Talidomida no te tocó en el lote, debías estar sólidamente construido para poder afrontar las putadas de tu hermano, las caídas en plancha desde la cama o el hacerte pis en la cama hasta la Primera Comunión.

Mi primer control de calidad lo pasé en el portal de casa. Un vecino guardaba su Guzzi palillos dentro del portal. Una mañana, mientras mi madre hablaba con la vecina del segundo de cosas importantes, me escapé del cochecito y comencé a experimentar la titánica tarea de erguirme como buen bípedo enano. Necesitaba un andamiaje para el asunto y la Guzzi me servía bien. En una de estas la motito perdió su estabilidad, pero yo, vasco-vasco como era, la sujeté con mi cabeza. Si algo tenemos duro los de mi familia es la testa. Pero tampoco era moco de pavo el acero italiano de la Guzzi: sus manetas de freno salieron de las bayonetas que no usaron los soldados del Duce en la 2ª Guerra Mundial. Fue así como estrené mi cabeza a las muchas marcas que irían coronándola a lo largo de mi carrera de ir a toda hostia por la vida.

Aún resuena en mi cabeza el grito de mi vieja, y el de la vecina, y los de las vecinas de los otros pisos que bajaron para solidarizarse con mi mamá y gritar en un acompasado coro.

Sangré mucho, pero lloré lo menos posible para no poner la cosa más jodida. Creyendo que lo peor ya había pasado, hasta sonreí un poco escuchando los comentarios en el taxi que nos llevó al cuarto de socorro. Cuando entramos subiendo las escaleras y manchándolas, pues el pañuelo de mi madre ya estaba colmatado y goteaba mi sangre pueril y roja, empecé a darme cuenta de que aquello no era nada bueno.

El cuarto de socorro de mi pueblo lo llevaban las monjas de San Vicente de Paul, con su hábito completo, bigote y barba. «Usted puede ir a la sala de espera», le dijeron a madre. En aquel momento yo estaba sólo con aquello de la cofia y era la primera vez en mi corta vida que le veía las orejas al lobo. Me depositaron en una camilla muy fría y vi el techo muy blanco. Luego me cortaron el pelo. Era mi primera experiencia clínica, así que no sabía si aquello era un alivio o el anuncio de algo peor. Y luego ya llegó el yodo, ¡que joder con el yodo! Y aquello no fue nada comparado con el zurzido que me dieron después. Me hicieron mucho daño pero me mantuve firme. Eso sí, me hice pis y cacas (¡que se jodieran también ellas!) y como entonces no había Dodotis íbamos a escape libre.

Insistiendo en la vasquidad de mi naturaleza no lloré hasta que no vino mi madre. Pero cuando me entregaron limpito y con una camisita del cuarto de socorro a mi mamá, entonces lloré mucho mucho mucho. ¡Eso no le podía salir gratis a mi madre!

Luego llegó un señor muy fuerte al cuarto de socorro y me tocó la cabeza para comprobar que seguía asegurada al resto de cuerpillo. Me enteré después de que era mi padre, porque yo a esa edad y en esa época no le había visto mucho; a la hora de comer se daba teta y él no tenía. Supongo que pagó y regresó a las tinieblas. Y a mí, aprobado el primer control de calidad, me llevaron a casa, para que pudiera seguir mi recién iniciada carrera cuesta abajo y sin frenos.

161 comentarios

  • Chof, chof, y chof.
    (O sea, que ya tenemos la explicación de de dónde te viene a ti lo tuyo, jrG, de aquel sujetar una moto con la cabeza. Desde entonces estás así.)
    (Me han entrado ganas de saber cuánto pesó todo el mundo al nacer. Dicen que yo pesé 3’750Kg, pero vete tú a saber. No sé por qué me da la sensación de que se magnifican los relatos de los nacimientos para que tengas algo a lo que agarrarte en la vida. Ése “no tienes que fijarte más que en lo especial que fue tu nacimiento para saber que eres grande”. Y ya tú con eso, tienes que ir tirando los primeros años de tu vida. Es el cotiledón emocional con el que vamos alimentandonos y sobre el que forjamos el resto de nuestra épica leyenda.
    Ostras, mientras escribo (ya que no ponen el botoncito para meter clip de audio), estoy escuchando a un colirrojo, ¿Ya han venido….?
    ¡Coño! ¡Si hoy empieza el otoño! ¿No?. Joder, pues qué puntual.)

  • Me ha gustado mucho su relato JRG sobre todo ese humor relacionado con su vasqueidad en el nacer y en el crecer.

    Por cierto, ¿era una Guzzi o una Ossa palillos?

  • Josenez estoy muy deacuerdo con Vd.
    Es de chonis y en mi caso de canis.
    En aquellos años el término era macarra, pero que sí.
    En lo que no me muestro tan seguro es en que sea contracción de NADA HACER, por que seguir vivo tantos años, hagas lo que hagas tiene su buen coste en hacer algo, aunque solo sea vivir.
    Uno no se si hace algo al nacer, aparte de darle una guerra de cojones a su santa madre.
    No se, no se yo…

  • Eso de parar motos con la cabeza es muy vasco, sí. Y no sé porqué me acordé de Gila y su desternillante relato de el día que nació y su madre estaba en la tienda y se encontró a un señor vestido de marrón en el pasillo….

  • Motojasotzaile ya de chiquitín. Tremendo jrG.

    Proc, Hosttien ha subido a planta. Parece ser que un borracho embistió el taxi en el que viajaba, el muchacho. Yo me imagino a esa madre finlandesa finesa, pensando, ¿no tenía ya bastante desgracia que me sale el hijo basketero en vez de lanzador de jabalina, como era tradición en la familia, que encima se me va a España y lo embisten en un taxis?

    Empieza el otoño. ¡Hombre!

  • De nacer viene nación, que es como le llaman al otoño de las vacas en algunos valles pasiegos.
    JrG, felicidades por el cabeza duro y más por contarlo.

  • Una vez has sujetado una moto con la testa, cualquier cosa…

    Llega el otoño y yo sigo vistiendo mis vaqueros y mi ropa oscura, como en verano.

    De esta canción me gustan la batería y que dicen «me cago en el copón» (y ese final intuyo que es apoteósico, pero no escucho bien la primera palabra). En esta otra versión lo suavizan (la batería no es igual, pero la harmónica mola).

  • Señorito JRG, además de felicitarle por su entrada, voy a pedirle que tenga cuidado con los links. No sería la primera vez que se corrompe la página por pegar links largos. No sea zángano y utilice el botón para crear links que hay sobre el cuadro de comentarios, que para algo lo he puesto ahí. Los links enlazados mejoran la lectura de los textos y así no parece que todo está en obras. A una no le pagan lo suficiente para pasar el día corrigiendo lo que ustedes no se molestan en evitar.

  • La moto de esta foto, (que por cierto tengo que hablar con mis hijos, ya que era su madre la depositaria de la misma, y la muy simpática mujer veo que la ha filtrado a los medios de comunicación, para seguir haciéndome la vida agradable)
    no es vasca.
    Como se puede comprobar lleva el acelerador en la mano izquierda, palanca de cambios en el mismo lado y frenos en el pedal y maneta, dejando el embrague para el otro pedal.
    Cosa de las motos americanas para el ejercito, que dejaban la mano derecha libre para poder disparar con el fusil (si eras de derechas claro).
    O INDIAN o Harley, ya no me acuerdo muy bien.

  • Doña Bellpuig, soy un lastre para esta publicación.
    Mi desconocimiento de la modernura tesnologica es imperdonable.
    La cuesta abajo permanente.

  • 1. Copias el enlace de su sitio.
    2. Seleccionas la parte de tu texto en la que lo vas a camuflar.
    3. Pinchas en link.
    4. Pegas el enlace que habías copiado en el rectangulito de link.
    5. Das a enter.
    6. Revisas la HORTOGRAFILLA.
    7. Publicar.

    Venga, JrG, ¡que no se diga!

  • La excusa no cuela, señorito. Hay cuatro botones sobre el cuadro de comentarios:
    b: negritas
    i: cursivas
    link: para poner links
    quote: para citar un comentario

    Además, hemos puesto una aplicación que permite volver a editar los textos durante cinco minutos para que puedan corregir sus faltas de ortografía. Así que el maremagnum es sólo porque creen que están chateando en el WhatsApp con otros adolescentes de 60 años, como ustedes.

    Hoy me he levantado de mal humor. Luego no digan que no he avisado.

  • Cojona, cuantas cosas me he estado perdiendo por esta ignorancia mía…
    Ya decía yo como lo hacían tan bien los demás, y a mí me quedaba todo deslavazado.
    Este día de hoy no podré olvidarlo.
    Bueno seguramente sí dada mi mala cabeza.
    Pero hoy sí que me acuerdo.

  • Dicen que pesé cuatrokilosdoscientos. Y que fue en casa, ya de noche, con comadrona que se llamaba Ofelia, una botella de coñac y muchas toallas y mucha agua hirviendo, acompañada de mi tía Felipa, que ya tenia tres hijos y era una bendita mujer y la mujer del hermano mayor de mi padre, mutilado de guerra, y artifice de una de las mayores migraciones de Burgos hacia Arija primero y Avilés después. Dicen que fue un parto difícil y que la comadrona, despues de tirarme en un barreño lleno de toallas exclamó: salvemos a la madre. Al parece había nacido de culo y me dieron por muerto tras conseguir que asomara el susodicho. Y qué fue mi tia Felipa la que de casualidad creyó ver que la criatura había movido un labio.
    Después debí dar bastante guerra y era frecuente que mi madre hiciera irse en busca de médico a las tantas de la noche a mi padre. Era llorón y promogénito.

    También fuí el mayor de dos hermanos con una diferencia de cinco años. Recuerdo que teniamos una bicicleta de aquellas de rueda gorda y ya vivíamos en los pabellones de Cristalería, en la parte alta, lo que nos permitía lanzarnos por las cuestas tomando las curvas derrapando a todo lo que daban los pedales. Solía llevar a mi hermano sobre el manillar y en ocasiones la bici se perdía con la inercia contra el bordillo de la acera y mi hermano salía despedido hasta los praos cercanos. Pero era de cabeza dura y los chinchones y raspaduras no alarmaban. Vivíamos en la calle. Aún no había llegado la televisión, que fue un año más tarde.

  • “El día que nací yo” ¿ no es una viejuna canción de años aquellos de hambre y posguerra , señor Sífilis? Claro que la letra cómo que difiere un poco de la original.
    La cantaba mucho mi abuela, la de Vigo, no la vasca de Salas.

    ( todo hay que puntualizar que después Saturio se me pierde)

  • Facebook.
    No me lo puedo de creer. Fb no sólo me ha censurado sino que me ha tenido bloqueado. (Castigado un fin de semana en el colegio repasando los deberes como en la película de Summers). Encima te pide explicaciones y si se las razonas no te hace ni puto caso.
    Y todo por enlazar mi blog, que tiene fotos de ‘desnudos’. La última ha sido de escándalo. De escándalo, la mojigatería de los sicarios del Zuckerberg que consideran pornográfico un fragmento de la fotografía de Judy Dater (fotógrafa profesional americana) en la que aparece la modelo Twinka Thiebaud (compañera de Henry Miller) en el parque de Yosemite en 1974. La fotografía, artística, está contextualizada en el blog y no tendría por qué herir sensibilidades.
    Si se pudiese escribir más en Twitter me pasaría con armas y bagajes.

  • THE DISTINGUISED GENTLEMANS RIDE
    Aunque no gusto de apuntarme a eventos moteros, éste parece hecho a mi medida y por lo tanto acudiré este domingo. Se trata de recoger fondos para investigar las causas del cáncer de próstata y el suicidio masculino. Para participar hay que cumplir tres condiciones:
    1. Hace un donativo mínimo de 15 euros.
    2. Acudir en una motocicleta clásica o “cafe racer”.
    3. Ir vestido con elegancia y corrección.
    Allí estaremos prestigiando el evento con nuestra presencia.

  • Srta. Bellpuig dice:
    Miércoles, 21/09/2016 a las 10:34
    a una no le pagan lo suficiente para pasar el día corrigiendo lo que ustedes no se molestan en evitar.

    Cuéntenos lo que ha ocurrido con los sobres para enviar el Fumanchungo 2016. Cuente, cuente…

  • Buenos días. Gracias Zeppi, Proc. Sí, Perro, pequé de ingenua. Ya parece que se me va pasando.

    Claudio Sífilis dice:

    Miércoles, 21/09/2016 a las 11:27

    Qué pedazo de copla

  • Sr. Verle dice:
    Miércoles, 21/09/2016 a las 12:38

    Facebook.
    No me lo puedo de creer. Fb no sólo me ha censurado sino que me ha tenido bloqueado.

    Usted es un pornógrafo, señorito Verle. No nos venga con excusas. Pone poemas al lado de las fotos de mujeres desnudas para disimular. No pretenda corromper a la juventud de Facebook como ya ha corrompido a las señoritas y señoritos de este fanzine. Si le gusta la fotografía, ponga paisajes. O bodegones.

  • Esa, esa es la copla..Ayss qué recuerdos de mi linda y santa abuela que parió seis niñas, cada cual más fieras, de un guardia gris de alma republicana y estuvo a nada de el paredón. Tan pronto guarde las lágrimas y enjuague mocos le voy a decir un algo a la malhumorada señorita Bella.

  • Mire, no me toque usted las narices, señorito Bremaneur. Me dio las medidas exactas de unos sobres de cartón rígido para la serigrafía y yo compré el pedido tal como me pidió, que para algo tiene una el título de Secretariado Internacional con las Esclavas de la Purísima. Si ahora resulta que asoman los bordes es porque al señorito no se le ocurrió dejar ni un milímetro de margen o midió las serigrafías con una regla de goma.

    Pues mire, ¿sabe qué le digo? Que compre usted unos sobres alemanes o las envíe vía BMW, que ya me tienen harta con tanto trajín de acá para allá. Al final los de la agencia de aduanas van a pensar que formo parte de una banda de estraperlistas.

  • Sr. Verle, hace un tiempo me vi obligado a advertir personalmente al señor Zuckerberg que si FB volvía a sugerirme otro vídeo de Jordi Évole, íbamos a tener él y yo algo más que palabras. Desde entonces no ha vuelto a reincidir, pero sigo en guardia.

  • Bien, Bellpuig, pero si yo le pido unos sobres DIN A4 (21×29,7cm) y la serigrafía mide 31 cm. de largo, y teniendo en cuenta la cantidad de trabajo que me da este fanzine (cenas con editores, copas con autores, viajes con potenciales editores, acostarme con potenciales autoras, adquisición de botellas de ginebra y whisky para pasar el trago de lo que uno tiene que leer a veces, con el posterior reciclaje de dichas botellas, etc.), ¿cuál cree que es la diferencia entre una secretaria normalucha y una secretaria excelente? No lo piense mucho: la normalucha no tiene iniciativa, está ahí como parada, embobada viendo telenovelas sin prestar atención a los pedidos. La excelente corrige a sus jefes y le da un valor añadido a la organización. ¿Me explico?

  • CAMPAÑA DE APOYO A LA SRTA. BELLPUIG

    Mañana a las 12h. del mediodía todos los lectores del magazine ChopSuet se concentrarán en las plazas mayores de sus respectivos pueblos y ciudades y corearán tres hurras por la srta. Bellpuig. Se ruega envío de fotografías y vídeos a la propia secretaria (secretaria@chopsuey.es)

    ¡HIP, HIP, HURRA! ¡HIP, HIP, HURRA! ¡HIP, HIP, HURRA!

  • Por el precio que ustedes pagan por mis servicios, señoritos explotadores, no les da ni para contratar a un becario corto de luces. No se confunda usted, señorito. Si sigo con ustedes es por el señorito Satur, que es un alma de Dios, y el único que me trata con respeto.

  • Aprovechando este clima de paz y amor, aprovecho para decirle, Bellpuig, que este mes le subiremos la retención del IRPF para ajustarnos a las exigencias de Bruselas, la Troika, el Concordato y el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP). Creo que le va a salir a devolver.

  • De acuerdo estoy. Y todo esto eso por no hacer un contrato según los podemitas con el empleo, qué sí salario justo y bla, bla, bla. Y así está el país, crucificando a señoritas díscolas en su buen hacer de secretaria . Un lloriquear todo el dia por culpa de ustedes, malos, malos y explotadores.

  • Monsieur Gaussage este es el ejemplo de cómo están las cosas.
    Los directores creativos, los abogados, los guays, juegan a disfrarzarse de malos, las mamas se ponen su atuendo de rockeras que jamás fueron, dejan el discurso bienpensante y las bragas apartadas un ratito, para montarse en motos de marca, con kilometrajes de no más de unos cientos, y si se quedan sin gasolina llaman a la grúa.
    Viajan sin equipaje, no lo necesitan en el Spa al que irán.
    Pero si un día se encuentran con los duros de verdad, a ella se le romperá una uña, y el necesitará retocarse el maquillaje.
    Usted siga dando sus paseos solitarios con la K-100.
    Yo deseandolo e imaginando otros tiempos menos idiotas.

  • Hombre¡¡¡ Seña Gacho.
    Me gustaría que me explicara o explicase este comentario suyo de estas mañanitas:

    (O sea, que ya tenemos la explicación de de dónde te viene a ti lo tuyo, jrG, de aquel sujetar una moto con la cabeza. Desde entonces estás así.)

    Como estoy???
    Conservador?
    Viejo?
    Cascado?
    Atontado?
    Otros???

  • Srta. Bellpuig dice: Miércoles, 21/09/2016 a las 13:06

    Ostias Bellpuig!, ahora la paga conmigo.
    “pornógrafo, fa
    Del gr. πορνογράφος pornográphos.
    1. m. y f. Persona que escribe acerca de la prostitución.
    2. m. y f. Autor de obras pornográficas.”
    Ya ve, ni lo uno ni lo otro.
    Y el que esté libre de culpa que tire… piedras sobre su propio tejado.

    P.D. Lo de la compra de sobres, después de su correo, ya se intuía que traería cola.

    Gómez dice: Miércoles, 21/09/2016 a las 13:30

    Gómez: Son unos horteras meapilas!

  • Esto de comentar por audio me gustaría y firmo peticiones. Tanto darle al teclado y corregir..
    Lo que nos íbamos de reír…ya me estoy riendo en un silencio de carcajadas de pensarlo.

  • “El cuarto de socorro de mi pueblo lo llevaban las monjas de San Vicente de Paul, con su hábito completo, bigote y barba.” Esto y lo de que se consuela pensando en que fue fruto del placer me han gustado especialmente, JrG, y eso que el resto me ha gustado mucho.

  • Así de repente al filo de la madrugada me pasó una duda de sombra. Que si entre ustedes, poetas, ingenieros, pintores y letraheridos no se habrá colado un actor o actora, guionista o guionisto de las peores series de muy de moda de la pésima tv que tenemos.

    De ser así, pido perdón si ofendí con mis bobos comentarios. Mas no me desdigo de nada. Yo digo esto ante amenaza de juicio y bla, bla bla.. sepan.

    Que no tengo cuerpo para bromas.

  • Y de todo lo que escribo, me defiendo, de la estupidez de otr@s que lo page su abogado.

    En un tiempo guardo silencio

  • (Wikinena, o eso ha sido la sinopsis argumental de una serie surrealista, o te has confundido de grupo de watsap, o escribes dormida. O todas tres.
    A mi me gusta mucho la de Amar es para siempre. Claro que también es verdad que la veo porque sale Nancho, aunque mis personajes favoritos (por lo bien que lo hacen los actores) son Manolita, Marcelino, y el padre de Marcelino (que son los tres que permanecen desde la primera temporada, cuando se llamaba Amar en tiempos revueltos)
    (Hale, ya tenéis el parte. Esta ha sido mi primera interrupción del sueño, tras a penas hora y media del susodicho.
    Prosigamos.)

  • (Bueno, muy bien ¿eh?. Dormí de tiro hasta las 6. Cuatro horas seguidas, eso es un logro. Me conecté para contarlo porque soy consciente del interés que despierto (sobre todo al perro, que quedó de guardia), pero no se abría la página.)

  • Buenos y otoñales días.
    Veo que las personas conservadoras duermen mejor.
    Creo que Gacho se está transformando.
    De ahí su reparador sueño.
    El Sr. Perro parece que ha salido a dar una vuelta esta noche y se le ha escapado el pedal.
    Estoy ya casi convencido de que la ley de conservación de la energía es cláramente de derechas.
    Ahí lo dejo.
    Lanzaré mi hiphip hurra por ese faro del secretariado que es la seña Bellpuig.
    El ilustrador de esta magnífica publicación, es un genio.
    Y vuestras mercedes, son personas y personos con los que merece la pena compartir.
    Besos y abrazos. (esto último lo sustituimos por lo de la película de Pulp Fiction del sr.Lobo) ( también valdría la escena del sr.Gekko, cuando dice “o estás dentro o estás fuera y si quieres un amigo, cómprate un perro”)

  • Señores propietarios.
    Con lo de los sobres y eso que comentaban ayer, debemos entender que lo de los envíos queda aplazado “sine die” ???
    Sin ánimo de ofender ni presionar, claro está.

  • Y estén ustedes tranquilos.
    No están bajo la amenaza de que publique nada más.
    Esta cuesta abajo mía me está vaciando.

  • Eres un sol Saturnino,… pero yo más bien me refería a que no tardo nada en vestirme y arreglarme, vamos que en un pispás estoy hecha un pincel (pasada por chapa y pintura incluida)..pero vamos que te agradezco tu piropo mucho y me da mucho ánimo para seguir comentando en este nuestro fanzine.
    Alvaroquinn, ¿es Chicho Terremoto?
    (Me encantaban esos dibujos)

  • No puedo asistir a la Gentlemen motociclística de Jerez a pesar de que mi Bonneville (Me la regaló mi mujer con motivo de mi cumpleaños) es igualita a las de los adolescentes esos. Y eso que estoy pasando unos días en la casa que tiene -ella, mi mujer- en Cádiz porque, aunque yo esté cerca, la moto, no. Si pueden, háganse un favor y cásense con una rica, o con un rico, si es lo que por su sexo o condición les apetece. A veces hace algunas cosas más fáciles.

    Enceguecido por la brillantez centelleante de las intervenciones de los señores socios quiero manifestar mi agradecimiento por el lustre que dan a mi ocio e incluso por el ocasional desamparo que ocasionan a mis negocios.

  • Sr de Atalaya. Me cambiaría por Vd para estar ahora en la provincia de Cádiz.
    Cada vez me tira más esa tierra.
    Pero uno en vez de casarse con una rica, se divorció de una mujer a la que sí hizo rica.
    Mi mujer de ahora es maravillosa, pero no rica.
    Yo soy un desastre que ya ha renunciado a hacer nada práctico.
    Sin frenos y cuesta abajo…

  • Si me pagaran por ello escribiría un libro analizando semióticamente los gestitos de los jugadores merengones sobre el verde en los contenciosos que disputan. La conclusión sería que en el Santiago Bremaneur tendrían que ponerle banda sonora de carácter épico de serie B al videojuego que practican. Las retransmisiones videorradioafónicas deberían ser sustituidas por esa música. Qué grimaza dan, macho.

    Boli Parker, a tu servicio y al servicio de España.

  • Ya lo habéis arreglao.
    Ésta ha sido larga, seguro que no es culpa de la BelliPüs.

    me voy, (llego tarde, llego tarde, llego tarde…)

  • Tipo Material dice:
    Jueves, 22/09/2016 a las 12:01
    La caída de las hojas.
    Buenas.

    Menudo discazo¡¡¡
    Me ha arreglado el día. GRACIAS.
    Me voy ya a comer.

  • Lamentamos mucho los cortes del servidor. Como los señoritos se decidieron por el más barato, así nos va.

    Aviso que andamos cortos de colaboraciones. Lo digo por si alguien cree que haría mejor gastando su tiempo en escribir algo para nosotros (y por lo tanto para la Humanidad entera) en lugar de vaguear por las redes sociales o alcoholizarse en los bares viendo deportes (¿eh, señorito Satur?)

  • Yo, lo que usted me diga, Bellpuig. Se acabaron las fantas, la tele y el balompié. Y hasta la petanca, si hace falta. A sus pies.

  • Un blog no es serio si no se cae un par de veces al año. Otra cosa es que Chopsuey elija una vía barata para ratificarlo.
    Si hay que organizar una caja de resistencia para su mantenimiento, díganlo.
    Que todo se va en sobres.

  • En vez de un servidor deberíamos contratar los servicios de algo más acorde con el rango de este fanzine.
    Un empresario de postín Ruso. (por poner un ejemplo)

  • La caja de resistencia para este fanzine sería como la plaza de toros de Azpeitia.
    La más grande del mundo.
    Nunca se llenará.

  • A algunos cuando están jodidos les da por comer.
    O no pueden dormir.
    A mí me da por inundar.
    En algún momento y dada mi torpeza natural para las cosas con tecla, pensé que había tocado algo que no se podía, y por ello había caído el Chopsuy como yo.
    Voy a descansar.
    Estoy agotado de tanta tontada.

  • Una digna pobreza es la condición material necesaria para crear algo meritorio, de la letra a la piedra. Pero leo novelista y hambre en la misma frase y es como un bocata de mortadela que me arrastra muy atrás, al niño de diez años que se tragó a Hamsun sin entender cómo se podía ser más desgraciado que un Carpanta y hacerlo todo mal. Pobreza sí; hambre no, hombre.

  • A algunos cuando están jodidos les da por comer.
    O no pueden dormir.
    A mí me da por inundar.

    (A mí por las tres cosas a la vez, y es que, ¡Ay amigo mio!, no es lo mismo andar jodida que follada.
    Y encima el otoño que no ayuda…??????????)

  • No somos nada.
    Y encima como y bebo.
    Y encima tengo casa y colchón y caldera que suele funcionar.
    Un desastre en toda regla.
    Gacho, con ese ritmo te estás quemando, y encima no pasas hambre.
    Tú al menos eres izquierdosa.
    Yo no voy a dejar ninguna huella con este peso mío.

  • Creo que Gacho tenía razón ayer con su comentario.
    Ateo, republicano y conservador.
    Sin remedio.
    Las motos y las mujeres, sólo me han dado disgustos.
    Y por ese u otro orden, son lo que más me gusta de la cosa esta de vivir.

  • Capt, evidentemente exagero, pero creo que queda claro lo que quiero decir. El libro de Wright le ha llevado cinco años de investigación, aprender un idioma y más de quinientas entrevistas. Cuando digo «investigación» me refiero a lecturas, consulta y contraste de fuentes, escritura, viajes, mucho dinero… Es obsceno comparar todo esto con lo que cuesta escribir una novela.

    He disfrutado mucho con las lecturas de Hamsun.

    Respecto a los y las quejicas, abundan en todos los gremios. El otro día me desayuné leyendo en El país a una tipa, artista de la pista, que exigía cuota femenina para el arte. La tarde anterior me di un paseo para ver tres galerías: en una exponían a Dana Schutz, en otra a Francesca Woodman y a Cindy Sherman y en la tercera no sé, porque no quise ni mirar el nombre, tal basura me pareció (creo que era un tío). Aquí tengo varios amigos artistas, y más o menos anda la cosa en un fiftififti entre machos y hembras. Podéis imaginaros lo que salió de mi boca para referirme a la artista de la pista. ¿Cuotas? Aprende a pintar, h…

  • Cristalino.

    Es notable la diferencia entre las proporciones de escritoras y pintoras -o escultoras- en los olimpos de la literatura y las artes plásticas. Seguramente tiene explicaciones diversas y contradictorias.

  • En el ranking de los 100 artistas más cotizados no existe ninguna mujer.
    Es lamentable comprobar como algunas “artistas” mezclan el tirón de su condición (cuando son muy atractivas) en el montaje de su espectáculo pictórico.
    Aguna está teniendo un cierto éxito.
    En el mundo de masculino del arte el predominio son formatos exclusivos de museo y competición de quién más grande.
    Existen artistas magníficos y de los contemporáneos Ricther para mí es una referencia. El soberbio Antonio López García ( y mucho menos del realismo creo que mal ubicado dentro del realismo Madrileño).
    Los precios son de chiste.
    No obstante puedo decir que no es el artista quien se queda el dinero.
    Entre impuestos y gastos, no creo que se queden con más del 20% limpio de la facturación del galerista.
    Eso los grandes.
    Los pequeños y vulgares que además no exponemos en galerías de otros, sino en la nuestra, vendemos entre los 150,- y los 1.000 euros según los tamaños.
    El 5,5% es la TVA, el 15% es para la Maison des Artistes (como la cuota de autónomos), el 20% son impots.
    Los alquileres no son caros aquí pero unos 1.300 euros al mes tienes de gastos.
    Los premios y Salons des Arts, son lo único que salva el pellejo si tienes suerte.
    El mercado en una ciudad de 65.000 habitantes es entre pequeño y nulo.
    Pero esto es lo que tenemos.
    No me quejo.
    Nadie tiene la culpa y el cliente es el rey si prefiere otras cosas.
    Yo compraría poco de lo que veo.
    En anteriores etapas compré mucho.
    Ahora pinto lo que necesito.
    Y algo vendo.
    En muchas ocasiones lo único que se puede hacer, después de las originalidades de Christo y Jean Claude, es no hacer nada.
    Después del suprematismo, de Picasso, del constructivismo Ruso, de Calder, de Modigliani, de Kandinski, de Richard Serra, de Goya de Velazquez, de los Flamencos … qué podemos hacer.
    Poco, casi nada.
    Hacerlo bien. Dejarse influenciar por los buenos, y ver a donde te lleva tu talento si lo tienes.
    Y en eso andamos.

  • De las mentadas por Bremaneur
    La primera pinta con mucho color formatos de tamaño medio y grande.
    Se cotiza alto y no se muy bien porqué.
    No compraría personalmente.
    Las fotografías de las dos siguientes, para mí merece la pena la Sherman.
    Pero pagar esos precios por fotografías se me hace intratable.
    Por mucho que impresionen sobre aluminio, sobre papel de 500 euros o lo que quieran.
    A un precio de no más de 300 euros le compraría. Por encima paso. Pero no me hagan ni puto caso, por que haciendo negocios soy un manta completo.

  • Ah, yo lo decía por si había otro Richter que pintara cosas en lugar de manchas, yo digo, a ver si va a haber otro Richter que pinte cosas en lugar de manchas, y por eso decía, digo, por si había otro Richter que pintara cosas en lugar de manchas. Adiós, adiós.

  • (Que cara más dura que tenéis, y qué poca vergüenza. Las mujeres llevan un decalaje de siglos en cuanto a oportunidades. No hay artistas mujeres en los top, porque la inercia de la sociedad es la que es. Insisto, no sé como podéis tener tan repoca vergüenza y esas bocotas tan enormes. Siempre igual, y de gratis que os sale.)

  • J., no sé cuánto costaban los cuadros de la Schutz. Sí sé que exponía en una galería espectacular, de unos seiscientos metros cuadrados, o más, en un lugar privilegiado cuyo suelo no está a menos de veinticinco euros el metro cuadrado. Tirando por lo bajo. Según me dijeron, lo expuesto no era tan bueno como otras cosas que había hecho anteriormente. A mí me gustaron un par de cuadros. Uno, gigante, me pareció especialmente bueno. Pero no tengo ni puta idea. Las fotografías de la Woodman y de la Sherman no estaban en venta. Estaban prestadas por otra galería.

    El fin de semana estuve en dos ferias de arte de Berlín, dándome un voltio. Marqués, en una de las galerías exponían a Marcelo Fuentes y a Miguel Macaya.

    En cualquier caso, no tengo ni puta idea de arte. Vi cosas que me gustaron, pero nada más que las mozas que andan, en plan intelectual, al cargo de las galerías, y de las artistas y estudiantes que van a echar un vistazo. La verdad es que en esos sitios veo poquitos cuadros.

  • Un decalage de siglos en oportunidades? Se acumulan en las pintoras de hoy las faltas de oportunidades de sus antecesoras? Suena muy raro.

  • Don Saturio en cualquier caso yo hablo de Gerard, tendrá ya unos ochenta y tantos años.
    Esas manchas son fascinantes.
    Una elaboración posterior a lo que pudo avanzar Rothko, pero por un camino diferente.
    Muy complejas de realizar y aunque el azar también cuente en el resultado de sus obras, la genialidad y la dosis de trabajo no es despreciable.

  • ¡Eso lo hace mi niño! Más cuadros de vírgenes y ángeles y menos manchas, eso es lo que hay que hacer. ¡Pico y pala!

  • También vi una cosa que me dejó perplejo. Esculturas de Carlos Albert. Clavadas a las de Chillida. No entendí nada.

  • Tampoco en la ETA había paridad. Hummm, oh, cielos, es un argumento a explotar para que todos los que salieron con la suelta de la Parot vuelvan dentro.

  • A Carlos ALbert no lo conozco, pero a la familia de Chillida sí.
    Ya puede tener cuidado como lo consideren plagios.
    Menudos SON.

  • Acabo de mirar a Carlos Albert, se me antoja más a Jorge Oteiza que a Chillida, incluso alguna cosa de Remigio Mendiburu.
    Me ha parecido que los formatos no son monumentales ni de hierro.
    El parecido en cualquier caso es tremendo.

  • (Sí señor. Se acumula en la sociedad actual la tendencia de siglos pasados. Sí. La fuerza de la inercia sigue aunque el motor se haya parado (¡solo faltaría!: que siguiese en marcha). Y sigue acumulada la actitud ante la obra sea ésta artística, intelectual, (científica ya sucede menos), o deportiva de una mujer. Siempre la sospecha, el doble rasero; oficialmente puede que las oportunidades sean las mismas, pero oficiosamente (aún) no. Para lo unico que se ha conseguido la igualdad oficial y oficiosamente es para aguantar críticas, con el “Huyyy, ¿no queríais la igualdaaadddzzzz?”y encima, en lugar de achantar la muí, echáis más leña a la hoguera, más piedras para la lapidación. Al menos, si no vais a defender, podríais haceros a un lado, que es habitualmente lo que hace la mayoría.)

  • ¡¡Vírgenes, santos, paisajes y bodegones!! ¡Árboles y liebres! Después de doscientos cuadros de vírgenes y santos ya podéis dibujar tías en bolas.

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 22/09/2016 a las 18:33
    MIENTRAS TANTO, EN FUNKPERRO…
    «Wonderwall», Oasis.

    We don need no, education… Gran canción.

  • Bonnie, sí, es Chicho Terremoto. Si te pones el primer episodio, te aseguro que te vuelves a destripar de risa. No sé qué mente enferma pudo crear algo tan maravilloso.

    Bremaneur, el libro de Wright es cojonudo. También leí uno sobre los acuerdos de Camp David, Thirteen Days in September, y me gustó tanto que hasta empecé una reseña que se me quedó a medias, como casi todo lo que abordo.

    Sita Bellpuig, pensaba quedar excusado de la escritura durante un tiempo pero su llamada a la productividad ha inflamado mi pecho con el fuego del deber. Otra gran ocasión para empezar algo y dejarlo a mitad de camino.

  • Gachó, en el mundo del arte no existe ninguna discriminación femenina.
    Cuando pateaba galerías oía comentarios de supuestos expertos que te dejarían helada.
    Es que ahora estamos más con Orientales.
    Eres muy mayor.
    Nuestra galería sólo expone mujeres artistas.

    No Gacho, la discriminación sólo llega dada por un público harto de novedades, que sólo quiere valores seguros y entra en un mundo parecido al de la BOLSA de Wall Street.
    El caso es que la mayoría de galerístas de cierta relevancia son mujeres.
    Los muy muy cotizados tienen edades avanzadas por lo general después de carreras que no siempre se jalonaron con éxitos continuos.

  • dejad de dar cancha al atontao del Satur y a la gritona insomne.

    (He ahí la inercia. A eso precisamente me refiero. Primero siempre por delante el adjetivo descalificativo e inmediatamente después, el candado, la mordaza, el secuestro de credenciales. ¿Me estabais dando cancha?, ¡Noooooo, a ella no, a ella no, que no sabe pintar! ¡Que se vaya a fregar o se meta a puta! Cuando los hombres hablan, las mujeres se callan… Y así.)

  • En el umbral del otoño.
    La presidenta Susana Díaz, ha reprochado este jueves a la secretaria general de Podemos, Teresa Rodríguez, que se ha decantado, entre las ‘dos almas’ que hay en su partido, por la más progre.
    Seguro que no conoce Susana, que si viviera Paco Umbral seguro hubiera vuelto a dedicar su ‘Carta a una chica progre’ a Teresita Rodríguez. Si bien hubiese comenzado su misiva con otro alejandrino puesto al día, más engagé que el “Te veo en tu provincia de tedio y plateresco”.

  • La inercia es la que hace que los cabezones, en las curvas, salgan despedidos por la tangente. Los cabezones también sufren más con la aceleración y la frenada, pues la suma del peso de su cabeza y de sus opiniones chic (aka ideas recibidas) lastran su elasticidad. A veces la gente se equivoca pensando que embisten, pero no, es la masa de su cabezota y sus opiniones chic, que en las frenadas les hace echar el cabezón hacia delante y en las aceleraciones hace que se les quede la cabeza detrás.

  • Buanasnoches nos dé Dios. Que he leído en el tweeterd algo que geocerebralmente comparto en demasía: «Cuando los tuitstar gallegos se mencionan entre ellos con tuits cuñadiles, inundando, siento ganas de matar». Otra cosa es cómo llevar a cabo el efecto de tal efecto, pero en general las prioridades vitales son esas.

  • El espléndido pregón de Javier Pérez Andújar.
    Lo he notado también salpicado de contraseñas ideológicas, como el que tiene un tic y el ojo se le guiña solo, pero a ti te queda la duda de si es para pedir perdón por existir. Esa lástima me ha dado en algunos momentos, sentada cómodamente aquí; aquí lejos, lo que me habría gustado es verle prender fuego españolista al ayuntamiento. Pero entre los dos dedos de la frente aún me cabe comprender a) que es la fiesta de la ciudad, b) que ha dicho sencillamente lo que ha querido decir él y no lo que me habría exaltado a mí, y c) que el simple hecho de escribir y pregonar en español es ya una declaración contundente.

  • Siguiendo el enlace de Proc, ahí está nuestro héroe dando la cara en los comentarios:

    LoveSatur
    LoveSatur @LoveSaturfrom Twitter1h
    @JosepLapidario Me encantan los libros de Pérez Andújar, pero siento curiosidad por saber si dijo algo cuando la Lindo.

    Força Satur !!!

  • He disfrutado mucho enterándome de cómo nació jrG. También me ha parecido muy bien su confesión de que lloró mucho aquellos días, por más que pedir la comida de esa manera -tiene dicho San Agustín de los recién nacidos- es de muy mala educación. Lo que no debe hacerse -también tiene dicho el santo- jamás debe hacerse.

  • Que lo diga él mismo:

    “¿Quién me recordará el pecado de mi infancia, ya que nadie está delante de Ti limpio de pecado, ni aun el niño cuya vida es de un solo día sobre la tierra? ¿Quién me lo recordará? ¿Acaso cualquier pequeñito o párvulo de hoy, en quien veo lo que no recuerdo de mí? ¿Y qué era en lo que yo entonces pecaba? ¿Acaso en desear con ansia el pecho llorando? Porque si ahora hiciera yo esto, no con el pecho, sino con la comida propia de mis años, deseándola con tal ansia, justamente se reirían de mí y sería reprendido” (Confesiones, VII 11).

  • El lenguaje feminista tiene muchas cosas buenas, pero la mejor de todas es que pone a tu alcance estar en más de un sitio a la vez, como ha podido estarlo la que habló de “nosotros y nosotras”.