117 comentarios

  • (No es que Zeppi no tenga ni puta idea de quién es realmente Jabois, que también; es que le cuesta entender lo que lee.)

    Gachó, no me gusta cómo escribe Jabois, como lo siento lo digo. Pero eso no afecta a mi comprensión lectora, no sé a cuento de qué viene su comentario. Lo de saber “quién es realmente Jabois” reconozco que se me escapa.

  • Me gusta cómo escribe Satur, pero como no sé “quién es realmente Satur”, a lo mejor es que me cuesta entender lo que leo, y en realidad no me gusta. Lo siento Satur. Dígame “quién es realmente”, a ver si nos aclaramos.

  • (Ay qué risa, todavía te dura.

    Y no lo digo por llevar la contraria a Gachó, que también,

    Si es que vienes con pistolitas de agua, hijo mío.)

    (Buenos días nos dé Dios, porque menuda la que nos espera, majos.)
    (#Procuventepalmaresme.)

  • En todos los pueblos de Galicia hay o una estatua o una calle importante dedicada a Concepción Arenal. El monumento a Arenal de Orense fue erigido en 1898, a los cinco años de fallecer la escritora. El de La Coruña es de 1916. El de Madrid del 34. Debió tener una importancia enorme esta mujer, no creo que haya muchas personalidades a las que le hagan una estatua nada más morir.

  • Cuando tenía 10 años ya me creía gracioso como ahora. Utilizaba las redacciones que nos obligaban a hacer en Gramática para dar rienda suelta a mis tonterías con gran jolgorio de mis compañeros y escaso entusiasmo de mis profesores. Un día uno de ellos, el “Chesko”, me amonestó con dureza tratando de hacer escarnio público delante de mis compañeros. Profetizó que nunca llegaría a nada. Hoy me pregunto qué quiso decir con aquello, qué es “no llegar a nada”.

  • Ayer mañana AE le hizo una pregunta a Irene Montero. Según la wikipedia, nuestra diputada (porque lo es) es licenciada en Psicología, tiene un máster en Psicología de la Educación (2013)1 y es investigadora en la Universidad Autónoma de Madrid.2.. Esta contestó lo que le pareció. Sin venir a cuento, concluyó su respuesta a Arcadi recordándole que era el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas y que España es el segundo país del mundo, por detrás de Camboya, en desapariciones. No lo digo yo, lo dijo ella.

    Este es el nivel. Hoy ha vuelto a repetirlo Pablo Iglesias. Según él, somos el país del mundo con mayor número de fosas con desaparecidos del mundo. Este es el nivel.

    Ahora acaba de decir que esta Europa de 50 años en paz la forjó “la nueve”. Con dos cojones. Este es el nivel.

    Todos sabemos que si los señores diputados no cobraran hasta que hubiera gobierno ya tendríamos uno. El que fuera.

  • Y unas meretrices, con carnet de meretrices, seguridad social, sueldo base,vestidas de amas, fustigando duro en el culete de alguno con tanta querencia al sillón.

  • S., no estamos de acuerdo sobre Arcadi y Jabois. Arcadi, pese a que se esfuerza por parecer de derechas no puede ocultar que es un verso de izquierdas. Sobre todo cuando se pone tan pedante. Con frecuencia. Jabois, ese chico simpático del madrit, me parece tan de izquierdas como su jefe Cebrián.

    En ningún caso quiero reflejar otra cosa que mi simpatía por ambos. A mí me da igual lo que se crean o como lo cuenten. Cuentan con mi admiración ambos. solo que yo no pienso en llevarmelos a la cama como Gachi, que tiene overbooking de propuestas y se va a quedar como mi tía Áurea, para vestir santos. A sanpablo y sanerrejón.

  • [0] Tener un monumento al Padre Feijóo en una ciudad es para tomar bicarbonato. Torres Muñoz naturalmente. Un clásico desde 1915 y fabricado por un manchego.

    Parece que se han estado divirtiendo por aquí de lo lindo.
    En lugar de como cigarras cantarinas hemos estado por allá como hormigas afanosas poniendo en orden trabajos menesterosos. Menos mal que a la vuelta te tienen instalada la fibra óptica, que te venden que es la op…tia para subir cosas a los blogs.
    Ya veremos.

  • Alguien conoce un libro o texto donde unos arqueólogos del futuro analizan restos de nuestros días y dan interpretaciones graciosas y muy equivocadas a los mismos?

    Creo que las anillas de las latas de refresco (las antiguas, que separaban) daban mucho juego. No sé, igual lo he soñado.

    Me he acordado de que tenía pte esta consulta al imaginar qué se puede llegar a deducir de una señal de radio que lleva viajando por el espacio 95 años.

  • La admiración y entusiasmo por alguien no debe conducir a la ceguera del todo está bien y bien escrito está. Pero…explica ahora esto a nuestra Gata de zinc, que amanecía con pompones y sin bragas para celebrar cada entrada del chico que marchó a Madrit, allá cuando sus apuntes en sucio.
    Ella es así de visceral. Y una mandona , lo sepan.

    (YA ME CALLO, SÍ).

  • Ahora no recuerdo bien:

    Quién estaba caliente, la gata, el zinc o el tejado?

    Mezclar vino, pacharán y mojitos no puede traer nada bueno.

  • Tipo Material dice: Miércoles, 31/08/2016 a las 12:59
    [0] Tener un monumento al Padre Feijóo en una ciudad es para tomar bicarbonato.

    Y QUÉ LE PASA AHORA A FEIJÓO, si se puede saber.

  • el profesor sucundúm dice: Miércoles, 31/08/2016 a las 13:13

    Yo solo me sé el chiste de los marcianos que aterrizan en España y encuentran un tricornio. Va uno, lo coge y después de darle muchas vueltas se lo pone.
    —Pues qué será.
    —No sé, pero ahora mismo me están entrando unas ganas de meterte una hostia…

  • En El planeta de los simios los chimpances encuentran un palo de golf y llegan a la conclusión de que es un arma.

    €€€

    En Jabois no sé en qué no estamos de acuerdo, Kenzo. Que se pueda dudar del conservadurismo de Arcadi sólo se debe a nuestra historia nacionalcatólica. Situa a Espada en Francia, o en Alemania. Cristalino.

  • Antes los de Coruña viajábamos a lo grande, como se ve, ahora lo hacemos en turista, con bermudas, sandalias y gorrilla de béisbol, tal cual el resto del mundo civilizado.

    Estoy oyendo el debate y el nacionalismo es wagneriano, una repetición constante y sin gracia de la misma cantinela con distintos énfasis de grandiosidad. Qué coñazo.

    Llevo tiempo temiendo las terceras elecciones y están a la vuelta de la esquina. Estoy como mi vecina, que acaba de cumplir 19 y ya se aburre de tanto votar.

  • El señor de milenios cuatro ya tiene tema con sus sesudos análisis de los analizadores y comité de sabios.
    Sinceramente y así lo escribo, mas allá de las estrellas están muy pendientes de si hay o no gobierno, Gachó encuentra el amor de su vida y yo envejezca con mi tercer marido…

  • La política patria da para muy poco.
    Que el sr. Rajoy pueda merendarse a estos principiantes es la marca del nivel.
    Visto lo visto, en las próximas elecciones de navidad, le deberemos votar, ya que es lo menos malo.
    Qué pena siempre estar con el mal menor.
    Al sr de Podemos, le diría que todavía puede alzar la voz, y creo que la seguirá alzando durante toda su carrera, ya que puede mirar a sus votantes a la cara y decirles que no es corrupto. Es como el brazo de Santa Teresa, gracias a que no ha gobernado ni gobernará, salvo en algún tenderete local.
    Al sr. del PSOE, que tan bien está escenificando su retirada de la política y la reconstrucción del socialismo en el futuro, decirle que prepare su intervención o se haga a un lado, que su momento ya pasó.
    Los catalanes y los vascos (que todavía no han salido, pero a los que la política de España les importa muy poco, pues ellos no se retratan con la constitución y tienen sus 7000 años de historia…) pues eso QUE SON LA ALTERNATIVA y LA SOLUCION¡¡¡
    Menudas manos.
    Menuda altura de miras.
    Al final le haremos un monumento al sr.Rajoy.

  • Amigo Sucundún, E.A. Poe publicó en la revista Godey´s Lady’s Books un curiosísimo relato, titulado Mellonta Tauta, que correspondería a diversas entradas de diario escritas por una mujer en el curso un viaje en un globo de pasajeros realizado en el año 2848. El cuento se basaba precisamente en interpretaciones erróneas de la vida mil años atrás, equívocos que aprovechaba el autor para poner en solfa aspectos como la metafísica de Aristóteles (Aries Tottle), la de Hog (Bacon) o para arremeter de manera feroz contra ese “despropósito”, en palabras de la narradora, que es la democracia. Aunque la intención del cuento, génesis de aquella desequilibrada explicación del universo que fue Eureka, sería principalmente de carácter satírico, no deja de contener también párrafos de pura anticipación que prefiguraban ya a Verne, a saber: trenes de doce rieles que recorren “el Kanadaw” a trescientas millas por hora; barcos de seis mil toneladas propulsados magnéticamente o la descripción retrospectiva de ese Paraíso Terrenal (“hablando literalmente”), que era la isla de Manhattan antes de ser asolada por un terremoto en 2050, en el que los nativos la tribu salvaje de los Knickerbockers vivían en edificios de ¡hasta veinte plantas de altura!

  • El anuncio que se ha publicado hoy me ha recordado dos cosas.
    La primera el trenillo del descenso del Sella, una cosa genial plena de fiesta y alegría.
    La segunda viene por la publicidad del bicarbonato.
    Mi sr. Padre, tenía una úlcera de duodeno, gigante y sangrante, de las de antes.
    De cuando no se sabía que la producía el elicobacter pílori.
    De cuando te trataban de quitar todo lo quitable en alimentación.
    De cuando pagábamos todos las consecuencias de los dolores que eso le producía.
    En casa teníamos bicarbonato, pero en cantidad industrial. En botes de 5 Kgs.
    Mi padre se lo compraba a granel en la droguería del sr. Arabolaza en unas de las perpendiculares del paseo de Colón.
    Bueno mi padre lo pagaba, yo era el que iva a comprarlo.
    El sr. Arabolaza era un hombre enorme que tenía otro hermano que como se llevaban muy mal, tenía otra droguería en la calle Jacobo Arbelaiz, no muy lejos.
    La de este sr. Arabolaza (el nuestro del bicarbonato) era un sitio para amedrentar niños miedosos. Yo no lo he sido nunca (y así me ha ido).
    Estanterías de cajones enormes, ya viejas entonces, con las etiquetas muy bien rotuladas a plumilla. Enormes damajuanas llenas de vete tú a saber que líquidos venenosos.
    Cientos de frascos de cristal con azufre para impedir las meadas de los perros, nitrato de plata para las berrugas, perfumes a granel, matamoscas…y lo que le pidieras.
    También tenía esencia de trementina, y esencia de petróleo y pinceles y alguna vez ví por allí al gran Bienabe Artía, magnífico pintor del Bidasoa.
    Un día fuí y le pedí los 5Kgs. de bicarbonato, y el sr. me dijo que no llevara eso, que tenía un líquido americano que era magnífico y que le había traído un conocido de Elizondo, de cuando estaban allí los americanos.
    No puedo recordar el nombre, pero sí que en el tarro salía un sr. con cara de médico y gafas, no bigote como en el Linimento Sloan, que también usaba mucho mi padre, junto con las cataplasmas de mostaza.
    El tarro contenía una sustancia que en textura color y olor se parecía al aguaplast, y que a mi viejo le funcionó unos días, hasta que tubo que ingresar urgente por que la úlcera se puso a sangrar sin parar y le tuvieron que abrir casi en canal.
    Desgraciadamente yo heredé su úlcera, sólo que ahora me lo arreglaron con cinco pastillas y ya nunca más me dió guerra. El crohn desde que me operaron hace casi 20 años tampoco.

  • Brema y yo lo pasamos muy bien el la Mancha porque tenemos mucha cosas en común aparte de Chopsuey, por ejemplo ninguno de los dos sabemos cocinar, cierto que él no es consciente de ello todavía.
    Seguiremos informando.

  • Hace ya un tiempo me encontré con un compañero que hizo la mili conmigo y con el que llegué a entablar una buena amistad. Tomando una copa me recordó una frase que le comenté en una oportunidad –acabábamos de cumplir la edad legal para votar– y que yo mismo había olvidado: “Tengo ganas de que haya unas elecciones para poder abstenerme”.

    Empiezo a sentirme así otra vez.

  • Si hay terceras elecciones, mi vomitivo voto para el señor cansino. Soy mujer de palabra y aunque me tiemble la mano, dije que le votaría y cumplo, por España y los muchos españoles.

  • Espero también, cometer un delito de lo que sea, un hurto inocente y hasta que se aclaren las cosas evitar el votar el día de autos.

  • Juanfran Satur dice:
    Miércoles, 31/08/2016 a las 08:44
    Zeppit, yo soy yo y mis circunferencias.

    Aclarado. Pero sigo sin saber “quién es realmente Jabois”, a ver si algún alma caritativa me lo explica. Alguien que no responda con un navajazo a una pistolita de agua.

  • Me acabo de cortar el pelo. Le he dicho a la peluquera: tendrás que hacerme descuento. Cada día tardas menos.

    Hace poco más de un año que entró en la cárcel un amigo de mi hija. Un buen chico, como suelen ser los chicos, que hace tres veranos bebió más de la cuenta y mató con el coche a dos personas apenas a cien metros. Ahora le ha fichado el club de mi ciudad, donde ya jugó años antes, entrena,juega, y vuelve a dormir a Villabona. Gran controversia.

  • Discusión ayer sobre ese caso, Kenzo.
    Creo que superaba una décima un límite que es realmente bajo.
    Cuánto habría allí de accidente, y cuánto de ilícito penal: quiero confiar en que el juez lo midiera bien.
    Desgracia, todos sabemos que hubo toda la posible.

  • Yo no hago caso nunca a nadie que grita; por ello, cuando Iglesias depone yo me ausento.
    A sánchez (copy AE) no le absolverá ni la historia porque a los sinsorgos no se les nombra salvo para hundir aún más su recuerdo. Un profesional de la nada.
    Cómo estará el patio que Mariano parece Castelar – no por formación ni argumentos – sino por ímpetu y dedicación en las respuestas. Se los come por las patitas a todos.
    Habrá que considerar votarle en diciembre.

  • Se puede decir pues, que estamos en el limbo, ese lugar de purgar la intención votante y nuestros pecados, que en mi caso son muchos de lujuria y ninguno de omisión.

  • (37€ y pico en peajes. Esto es un atraco. Ahora no puedo bajar a cenar, y eso q este hotelito tiene una cocina extraordinaria.
    Soy pobre. Una mediajornalista.
    Así es que me he traído un bocadillo, manzanas, y plátanos, pero me reconforta el sonido de los cubiertos que sube desde el restaurante. ¡Ay!, me siento como una criadita escuchando desde su buardillita el estrépito de la fiesta de los ricos señores, a la que nunca serà invitada mas que en las películas de Walt Disney (esta imagen podría trabajarla más, pero es que estoy cansada, he entrado en tres áreas para parar, y como no me gustaba ninguna, he salido de todas sin parar. Yo no puedo con mi fida ni con mi espalda. Bendita ducha.)
    Hala, buenas noches.)

  • Muchísimas gracias por la información, Gómez.

    Ya le contaré, que acabo de llegar de viaje y me voy a atizar unas sidras con calamares fritos antes de que cierren los bares.

  • Ayer me preguntó el pequeño qué pensaba de Trump. Se me pasó un discurso entero por la cabeza, pero como ando a tientas y sin gana de proselitismo lo despaché con un ‘no me gusta’ y en cambio le propuse ver Arde Mississippi (creo que debería haberse traducido como Mississippi en llamas, y esto no es deformación, sino atenerse y no inventar). Pasada la mitad de la película, en un travelling de un mitin del KKK, se lanza a la pausa. Esto es lo que no te gusta de Trump, ¿no? Bingo, muchacho (tampoco se lo he dicho, lo de andar a tientas no es cosa que se pase en veinticuatro horas y un omeprazol). Y así nos vamos transmitiendo filias y fobias, sin quererlo casi, como Frances McDormand cuando habla con Anderson (Gene Hackman) de aprender a los siete años no sé qué versículo del Génesis.

  • Buenos días:
    SEPTIEMBRE.
    Comienza la realidad.
    Leyendo el cartel de la portada me han venido dos cosas a la cabeza.
    El trenillo de la bajada del Sella, con sus colores y la fiesta alegre y animada.
    La segunda viene dada por el anuncio de bicarbonato al pie del artículo.
    Mi padre era un gran consumidor de bicarbonato. Su úlcera sangrante de duodeno, le producía unos enormes dolores y reflujo que mitigaba con cantidades desesperadas del polvo blanco.
    Su naturaleza, la fábrica, y esos dolores, los sufríamos todos en casa, claro está.
    Cuando tenía un día bueno, aquello era la gloria, pero esto era muy pocas veces.
    En una de las perpendiculares del Paseo de Colón, el sr. Arabolaza tenía una droguería. Justo en frente de “La Pecera”, una singular pescadería en la que se vendían las angulas, cuando se podían comer.
    La droguería Arabolaza, era minúscula de fachada, pero su interior era fascinante y amedrentador para niños poco preparados o miedosos.
    Mi padre compraba aquí el bicarbonato.
    Bueno, lo pagaba, porque el que iva a por él era o mi hermano mayor o yo, y como mi hermano tenía 10 años más que yo, el que hacía la logística todas las veces era yo.
    Los hijos en esa época éramos más disciplinados y diligentes que hoy en día y que mi padre se quedará sin sus dosis de bicarbonato no era una muy buena opción.
    Lo comprabamos de 5 en 5 Kgs. SI¡¡¡ Kgs.
    Al llegar a la droguería y hacer sonar la puerta que llevaba sin pintar muchos años, te encontrabas con uno de los dos gigantescos hermanos.
    Uno de ellos era más alto y tenía que agachar la cabeza en el pequeño mostrador de madera, dada la extraña arquitectura del interior.
    En aquella drogería el espacio-tiempo de Einstein cobraba toda su dimensión.
    Porque lo que se podía ver, después de un minucioso análisis infantil, no era ni una décima parte de lo que albergaba.
    Damajuanas llenas de perfumes a granel, lociones de afeitado, cientos de frascos con fluidos de todos los colores, junto a sacos de todos los polvos, matarratas, y papel higiénico del “ELEFANTE” (producido en la vecina Rentería en la fábrica de papel), matamoscas, pinceles, esencia de trementina … ALUCINANTE.
    Y ese olor¡¡¡
    La mezcla de colonias muy especiadas, con aguarras, y escayola, con trozos de goma arábiga…
    Cuando llegaba allí siempre deseaba que el sr. tardara mucho en salir de las entrañas ocultas de la trastienda (que nunca conseguí ver) para poder salsear por lo que se podía ver.
    Le podías pedir la cosa más insospechada, que después de un buen rato, salía con algo para solucionar lo que pedías.
    Bien, pues ese día yo llegué con la lata para llevar los 5 kgs. de bicarbonato, cuando el hermano alto de los Arabolaza me dice:
    -No le lleves bicarbonato hoy a tu padre, llevale esto que es americano, y me ha traido un amigo de Elizondo. (Debo decir que en aquella época por Elizondo y cercanías había un asentamiento de tipo militar, y vivían algunos Americanos)
    Yo me quedé mudo.
    Si no llevaba el bicarbonato, podía formarse la de Dios…
    Pero como lo decía el sr. Arabolaza, no me atrevía a replicar. (Los niños éramos muy así entonces, con una persona mayor)
    Cogí el frasco, que no me acuerdo como se llamaba, pero en el que salía un señor con gafitas redondas y calvo que parecía un médico, y que todo debía estar escrito en inglés (en cristiano y en francés no lo estaba).
    Yo de inglés sabía sólo lo del linimento SLOAN (que también se consumía mucho en casa, junto con las cataplasmas de mostaza) y con la cara y bigote que lucía el sr. de la etiqueta.
    Llegué a casa con mucho miedo, pues el bote me parecía muy pequeño, como sustituto de las ingentes cantidades de polvo que consumía mi padre.
    Cuando llegó a comer mi padre ( a las 13,00) le puse el bote en su sitio de la mesa.
    -Ahhh, esto es lo que te ha dado Arabolaza¡¡¡ Bien veamos, que dicen que esto a los americanos esos es lo que les cura…
    Abrió el frasco, y se puso el contenido en una cuchara.
    Aquello parecía AGUAPLAST … una especie de escayola ligera.
    Se sacudió una cuchara, puso cara de haber tomado escayola … y repitió. (Mi padre era de los que si con una vale, mejor dos…)
    Tuvimos una buena comida ese día. No hubo voces, la comida le supo bien al viejo, y todos más contentos que unas castañuelas.
    Mi madre esa misma tarde se puso a tejerle a ganchillo una fundita al frasco, y casi le pone un altar junto a su San Pancracio.
    Esa noche la paso mal de bigotes¡¡¡¡
    A la mañana ingresó en el recién inaugurado POLICLINICO GUIPUZCOA, con perforación de la úlcera.
    Yo la heredé.
    Pero como soy más moderno la mía la producía el “elicobacter pílori” y me lo arreglaron con 5 píldoras.
    Ahora ya sólo tengo el mal de Crhon, que desde que me operaron ya no da mucha guerra, gracias a la mesalazina.

  • gachoinlowercase dice:
    Miércoles, 31/08/2016 a las 23:12
    (¿Por què, Holmesss?)

    Por la autoridad con la que he sido investido.
    .
    No obstante, si quieres puedes hacer un ensayo tú misma, por ejemplo cuando tu tren empiece a salir de la estación, desde la ventana preguntas “Sant Pol, ¿quina hora és?”

  • Ayer dije aquí varias cosas “graciosas” pero el alumnado no parece dado al jolgorio ni los editores a la amonestación.

  • Benvida a su feudo señorita Bella, que no la hagan trabajar mucho, estamos de relax y sin gobierno.

    Qué bonito eso que escribió, señor Jotaerregé, de la droguería. Volví a una vieja droguería de mi infancia al leerle y recordé cada uno de sus olores.Ahora ya todas huelen igual.

  • Gracias Tareixa.
    La imagen de ayer del sr. de Podemos me hizo recordar a aquellos juegos olímpicos en la que los representantes Norteamericanos negros se pusieron el guante negro y levantaron su puño al recibir las medallas.
    Eso sí que no era postureo y pagaron un alto precio por su acción.
    Tipos valientes y honorables.
    Cuando decir cositas, ponerse aspectos físicos diferenciadores, darse besos, y levantar el sobaco, sólo procura más o menos esponsores para tu hacienda, todo se me antoja muchísimo más sencillo, sin ninguna necesidad de avales para lo que dices, sin jugarse el pellejo, proponiendo experimentos de Robin Hood en vez de construir un mundo mejor, y que pagarán en exclusiva sus ratoncitos que son personas.
    Y eso.

  • El papel higiénico “El Elefante” se empezó a vender -aquí en el pueblo- en una papelería, por razones obvias. Fue utilizado por primera vez por don Valeriano, que era el propietario de unos ultramarinos en los que había un olor intenso, mezcla de arenques en salazón, tripas para matanzas, bacalao y quesos sudorosos. Que yo sepa, no lo utilizaba para aquello que estaba concebido, sino que lo usaba, colgado de una cuerda, para hacer las cuentas. Cortaba un trozo y sumaba con un lápiz de cedro minúsculo que alternaba con un cigarrillo recién liado en su oreja izquierda.

    La venta de papel higiénico en papelería se mantuvo durante años, ya que las propiedades físicas del “El Elefante” no contribuían especialmente a su éxito como el producto más adecuado su función. Tenía dos caras. Una lisa y satinada hasta el brillo, que imposibilitaba una recogida eficaz de los restos a los que debía su existencia y otra, áspera como lija y por ende lacerante.

    En el evacuatorio de mis mayores se utilizaba como sujeto denigratorio el ABC que tenía un papel absorbente y con firmeza superior a la de otros periódicos de la época. El formato de sus páginas facilitaban además la labor de plegado previo a su vilipendio.

  • LECTURAS
    Estos días he visto un par de episodios de Downton Abbey, en afortunada combinación con un librito de G Orwell titulado Porqué escribo.
    Escrito a finales de la segunda guerra mundial, explica con brevedad y precisión la evolución de las distintas clases sociales durante el primer tercio del siglo.
    En la línea de Calaza, Orwell mantiene que la aparición del telégrafo arrasó con toda una clase de funcionarios destinados en el Imperio, que ya no pueden tomar decisiones ya que éstas se ordenan para su ejecución desde Whitehall.
    Una breve visita a Londres ha completado la dosis necesaria para renovar durante dos o tres décadas más mi admiración por ese país incomprensible.
    .
    En cuanto lo acabe, volveré a la tortura de El rey pálido, cuyo autor se suicidó. Leerlo es luchar contra la tentación de imitarle.

  • Sr Ximeno, el único problema del ABC, es que como se imprimía en huecograbado, dejaba unas manchas negras tremendas tanto en manos como superficie nalgar.
    Y sí, el papel del Elefante, podía servir para cualquier cosa menos para estar en el colgador del bater.
    Sin embargo el diseño del “packaging” es imbatible, con ese amarillo inimitable y dibujo del elefante en rojo. Sólo la casualidad ha podido crear algo así de bueno.

  • Los periódicos, sobre todo los de formato tabloide, hay que plancharlos no para que queden lisos como creen algunos ingenuos, sino para secar la tinta.
    De esta forma no manchan los dedos durante su lectura en el desayuno y posteriormente no tiznan la zona perineal tras el natural alivio posprandial.

  • Lo de Sant Pol viene de muy atrás. Mi abuelo materno fue ciclista de competición en sus años mozos. En alguna ocasión me habló de su afición a preguntar la hora –sin dejar de pedalear, por supuesto– cuando pasaba por la carretera general a la altura de Sant Pol, y con qué simpatía y alborozo los naturales del lugar se acordaban de su familia y le arrojaban piedras a modo de respuesta.

    Curiosamente, a los habitantes de Mataró se les llama capgrossos por razones bastante similares a las de sus vecinos de Sant Pol, si bien es cierto que les cabrea bastante menos.

  • No creo que el famoso papel Elefante, fuese concebido para uso higiénico, más bien para apuntar notas o envolver tornillos y tuercas. Algún graciosillo lo puso en un water y de ahí la confusión.

  • Secar la tinta… En la misma papelería, al comprar un tintero o unas plumillas y un palillero nos obsequiaban con unas hojas de papel secante “Pelikan“.

    “Los del instituto” nos acusaban a los alumnos de los maristas de coleccionar “enanitos”, una especie de depravación, a los ojos de aquellos niños asilvestrados que iban a clase sin uniforme y sin baby de rayas azules.

  • Recuerdo que cuando me llegó el turno de servir a la patria, a la hora de salir de maniobras, cuando algunos nos aprovisionábamos de papel higiénico, para no tener que usar una piedra, como sin embargo aconsejaba el sargento Prieto, un hombre recio de Jaén, había un cabo pasiego que efectivamente cargaba varios ejemplares del ABC, puesto que bien prensados al fondo de la mochila ocupaban menos que un par de rollos, que además llegaban siempre deteriorados y que por otra parte, en condiciones climáticas extremas, como las que muchas veces regían en el Pirineo (el cuidado del perineo en el pirineo) se revelaban mucho más consistentes.
    Decía aquel hombre y no le faltaba razón, que, ítem más, en caso de estreñimiento pertinaz, la lectura en cuclillas de la Tercera solía ser agua de mayo.
    Este papel de la prensa en el desarrollo del servicio militar ha sido poco estudiado en general, claro que ahora carecería de sentido dedicarle tiempo. Quede pues en el olvido como aquel estudio que nunca hice y titulé De la censura de la prensa deportiva en los cuarteles.

  • jAJJAJJJAJAAA, como apunta Ximeno, el papel “El Elefante” me generaba horribles dudas porque yo era un tierno ninio.
    Por una cara me hacia creer que yo no sabía limpiarme como los mayores, por la otra que no estaba preparado para el mundo de los adultos, mas difícil de lo que yo esperaba.

  • Acabo de borrar un comentario. Todos vuestros post salían escritos de una manera muy rara. Pensé que se trataba de uno de esos tipos de humor de los que hablaba Pirata. No entendía nada; al usual. Sólo era un problema del teléfonodeloscojones.

  • Yo es que he tenido un despertar monstruoso.
    Además de que en España permanecen sin gobierno, que ya de por sí es bastante,
    la “calderadeloscojones” ha producido una pequeña inundación en el garaje, y me he duchado con café.
    He pedido un presupuesto de una nueva, y veo que me ducharé en casas de amigos durante bastante tiempo.
    Deberé cambiar el hábito tan burgués de ducharse a diario, por algo más acorde con mi situación de pintor que no vende.
    De ahí mis recuerdos de infancia…cuando me aseaba el último y debía contener mis ganas hasta que mi hermano ya se hubiera masturbado.

  • Sois unos señoritos. El Elefante fue la mayor revolución hasta la llegada de Internet. En anteriores capítulos era el reino del helecho. Eso en el Norte. Los de secano a saber qué utilizabais…

  • Jajaja. JrG, allí donde fueres… Hace años me enseñaron los ratios por habitante en geles de ducha/baño. Los franceses no se duchan (o bañan) mucho.

  • Creo recordar que, en El honor perdido de Katharina Blum (Heinrich Böll, 1974), la protagonista no necesitaba limpiarse el culo debido a la calidad de sus heces, materia que para ella tenía mucho significado y que vigilaba atentamente.
    La mierda es una gran metáfora pero a vosotros os noto más marranos que figurativos. Es mi opinión de mierda.

  • Srta. Bellpuig, vía e-mail le hacemos llegar la dirección para formalizar su envío del regalo de los administradores.

    Como hombre probo, MGaussage vuelve a trabajar eficazmente en Twitter.

    En mi blog: la cigarra y la hormiga.

  • Es que las mujeres sólo deponeis “polvo de estrellas” en el trono.
    Mi reyna así lo dice, y yo me lo creo.
    El olor, es sólo por disimular y ahuyentar cosas no deseables.
    S. mi francesita se ducha mucho y bien, y gasta una barbaridad en cosas de esas.
    Los otros gabachos no sé yo…
    Y mi querida Tareixa, mi salud ya carece de interés, mi deporte es el ciclismo de salón, y dar martillazos. Menos mal que en mi querida república estamos muy próximos al circulo polar y yo soy de poco sudar y con jofaina y una esponjita haré mis lavados de diario.

  • Tipo, me encantó su entrada, quise dejar mi entusiasmo en su blog, que le sigo desde hace años y no comento por timidez, que entiendo es un lugar serio, no como aquí que andamos a la gresca y alborotando como niños a principio de curso.

    Pero ya ni recuerdo mi cuenta WordPress. Desde aquí le reitero mi admiración

  • Tareixa, uno que vuelve con material de sobras. De sobras de misericordia.
    En serio, es usted generosa. Ello me había constado desde siempre.

  • Estoy comiendo en un chiringuito en la Barceloneta donde se mezcla la gente en bañador con la gente en traje. Uno va por la vía intermedia (polo y chinos) pues se supone estoy trabajando pero no soy un «ejecutivo». Desde la oficina 10 min en amoto. Esta es la gracia de Bcn que Pérez Andujar no quiere ver.

  • Ducharse a diario menoscaba la virilidad. Bastan unas abluciones con agua tibia y jabón Lagarto. Hay mucho mariconeo con el gel y las pomadas lubrificantes.

  • Pirata Jenny dice: Jueves, 01/09/2016 a las 01:13
    … en cambio le propuse ver Arde Mississippi (creo que debería haberse traducido como Mississippi en llamas, y esto no es deformación, sino atenerse y no inventar)

    Pues en mi poco humilde opinión creo que es mucho mejor título «Arde Mississippi» que «Mississippi en llamas», como es mejor «Centauros del desierto» que «Los buscadores», o «Aterriza como puedas» que «¡Avión!».

    La literalidad es muy útil en los textos científicos o legales, pero en marketing (que es de lo que estamos hablando) hay que llamar la atención del público para que vaya al cine.

  • YA que anda por aquí, PerroAntoine, a mí me gustaron mucho las primeras líneas que le regaló al marquis para su biografía. No sé si son inéditas o no y quizás estoy demostrando mis pocas lectura porque no conocía la frase, pero ¡¿y qué!?

  • Le he pedido el cafele a un camarero que parecía Pep Guardiola, resulta que era un cliente. Aquí los camareros van en short tal como uno, en su sencillez, fue a recoger a Brema. Por cierto, aquí cocinan en su estilo cuartelario.

  • Lo que me trae preocupado es lo de esa chica desaparecida en Coruña. Te cae una desgracia encima y además te cae la prensa.

  • (El choque más tremendo contra la decadencia vital me lo llevé en la infancia junto a mis hermanos, cuando al venir de Ginebra – cuna de la civilización-para vivir en España, nos encontramos con la dura realidad del papel El Elefante colgado de un cordel en el baño. Yo sufrí menos, porque era más pequeña y ya me apasionaban todos los animalitos, así es que flipaba con el dibujo del elefante aquel (además de que mi peluche favorito de compañía habia sido un Babar que perdí arrojándolo por la ventana del coche, un 4L rojo granate que mi padre no tuvo a bien detener para recuperarlo, pero esa es otra historia); sin embargo mi hermana lloraba desconsolada del asco que le daba pues decía que por un lado picaba, y por el otro embadurnaba toda la kaka por todo el culo, y que la ensuciaba. Todavía recuerda aquello como lo peor; y mi hermano entraba en uno de sus trances de genio, en los que se queda ausente con la mirada ida, seguramente tratando de entender cómo se podía ser tan gilipollas de inventar un papel así para ese menester.)

    (Primer encontronazo con mi jefe de estudios. Me ha hecho un horario absolutamente infumable, pero la ofendida tendría que ser yo, no él, total porque le he dicho si había puesto la plantilla en el suelo y arrojado garbanzos hacia arriba y en las casillas que habían caído me ha puesto las horas.
    Dice que intentará arreglarmelo. Tiene un cargo político en una ciudad, pero no voy a decir más que luego todo se sabe. De entrada le he caído como el culo, pero estoy encantada con mis compañeras de departamento y con otros tantos compañeros.
    Sigo sin piso, he puesto un anuncio en el tablón y algunos amigos me estàn ayudando con sus contactos. A ver si tengo suerte y no me toca quitarle el “ex” al ex.)

    (Marquis, llévame a un japonés de esos que ha puesto la Bellapubis con la comida a colorines, que además no engorda y yo necesito adelgazar que tengo las clases en el tercer piso del centro y los escalones son de esos de torre de castillo; casi no lo cuento cuando he llegado arriba.)

  • Perro, el mejor ejemplo que se me ocurre de película cuyo título en español superaba con mucho al original es Con faldas y a lo loco, y eso que la distribuidora lo escogió a remolque de una canción que triunfaba en la época. En el capítulo de curiosidades, parece ser que el título en castellano de la película de SF Naves misteriosas se debió a un error de traducción de la expresión, no demasiado parecida, Silent running.

  • Así, así Gacho¡¡¡ entrando por la puerta grande¡¡¡ haciendo amigos importantes¡¡¡
    Me temo que el horario va a ser fatigoso.
    Joder¡¡¡ también le podías haber dicho sólo que si podía modificarlo un poco, que bastante jodido lo tienes con ir con esa birria de contrato a chorrocientos kmts de tu casa…y punto.
    Sin más detalles.
    Sin pisarle los callos…
    Sin decirle que eres de Podemos…
    …que todavía no sabemos si nos lee ni nada…
    Imprudentes jovencitas¡¡¡¡

  • Tipos valientes y honorables.

    En los Juegos Olímpicos de México de 1968, en la ceremonia de entrega de medallas de la prueba de los 200 m lisos, Tommie Smith (medalla de oro) y John Carlos (bronce) agacharon la cabeza y levantaron el puño en alto con un guante negro mientras sonaba el himno de su país, como símbolo del movimiento del Black Power y en protesta por las tensiones raciales que se vivían en EE. UU. Peter Norman, australiano y medalla de plata, les apoyó pegándose a la altura del corazón un adhesivo del Proyecto Olímpico por los Derechos Humanos. Este gesto provocó que fueran expulsados de sus respectivos equipos y tuvieran que abandonar la villa olímpica. Al volver a EEUU, Smith y Carlos fueron tratados como delincuentes y no encontraron trabajo durante muchos años. Su vida cambió: recibieron amenazas de muerte, cartas, llamadas y sus amigos desaparecieron.

    A pesar de que Norman logró tiempos sorprendentes de calificación, tanto en pruebas de 100 y 200 metros en 1971 para las Olimpiadas de Múnich 1972, el comité seleccionador del equipo olímpico australiano decidió no enviarlo, debido a su comportamiento en los Juegos del ’68.

    Norman fue ignorado por las autoridades australianas organizadoras de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, pero, finalmente, formó parte del evento después de haber sido invitado por los norteamericanos cuando se enteraron de que su país había renunciado a hacerlo. El 17 de octubre de 2003, la San Jose State University descubrió una estatua que conmemora la protesta en los Juegos Olímpicos de 1968. Norman no se incluyó como parte de la estatua en sí, pero fue invitado a pronunciar un discurso en la ceremonia.

    Norman murió de un ataque al corazón el 3 de octubre de 2006 en Melbourne, a la edad de 64 años. Tanto Smith como Carlos, aquellos compañeros de podio, elogiaron y fueron portadores del féretro en el funeral de Norman. La banda que los acompañaba tocó “Carros de fuego”.

  • Gachito, ese jefe de estudios no tiene sentido del humor. La próxima le pones la zancadilla y si no se ríe que se vaya a otro pueblo.
    Me alegro de que estés animada.

  • S. dice: Jueves, 01/09/2016 a las 14:56

    Pero se llama a la prensa porque la prensa en estos casos ayuda. Luego todo se desmadra.

  • A lo largo de los años, he ido recopilando diversas necrológicas que, por algún motivo, me llamaron la atención en su momento. La del australiano Peter Norman es una de ellas. Como bien saben los editores de este fanzine, no estoy muy puesto en el tema de los derechos de autor, pero les aseguro que son muy interesantes, tanto por los personajes como por la forma en que están escritas.

  • Adaptaciones dice: Jueves, 01/09/2016 a las 14:41
    YA que anda por aquí, PerroAntoine, a mí me gustaron mucho las primeras líneas que le regaló al marquis para su biografía. No sé si son inéditas o no y quizás estoy demostrando mis pocas lectura porque no conocía la frase, pero ¡¿y qué!?

    Todo lo inéditas que permiten mis bastos conocimientos. Cuando plagio, ni me entero. Pero creo que esta vez estaba ofreciendo jamón, que ya ve cómo me lo agradecen, Adps.

    Modestia aparte, creo que soy bueno con las primeras frases, aunque a partir de la quinta línea la empiezo a cagar. También soy bueno en los finales y con los títulos. Lo que se me da mal son la presentación, el nudo y el desenlace. Los asuntos menores, o sea.

  • Joder Gacho, hoy has sacado la espada de matar¡¡¡
    Snif…denostado por no vender…
    Castigado a la indiferencia por ser conservador, como hombre ya entrado en años aunque valiente y libre…
    Qué tiempos de zozobra los míos … en una pendiente cuesta abajo permanente.
    Me voy a la siesta, o a pintarrajear algo … o mejor al oculista a sacudirme un juantonic (como lo llama el ojero francés este de vecino).

  • Perroantonio, lo importante es el principio y el final. También en el sexo.

    $$$

    Proc, tengo la sensación de que sólo es el inicio.

  • Gachó, te invito a cenar en un japonés de postín, luego hacemos el amor y dormimos abrazados en mi pisito de soltero. Por la mañana te vas a a dar las clases ésas.
    Si después contamos aquí cada uno su versión de la velada el best-seller está garantizado.

  • (Sí a lo primero, No a lo segundo.
    PERO VAMOS A VER: ¿Tú me has tenido delante? ¿Te he tenido delante yo a ti? ¿Me has olido? ¿Te he olido? Que falta de romanticismo y de todo, que no sé pa qué cacareas tanto, si eres un tiquismiquis. Existe una extensión inconmensurable en el planeta que es la herida de Miguel Hernández, eso lo sabe todo el mundo; pues detrás ya voy yo; a ver si te vas enterando. Yo me meto en la alberca del zulo y te la vacío; sin embargo, debido a los misterios de la física, si me meto en tu cama te la lleno y te la rompo; y si se te ocurre acercarte, desapareces. ¿Tú te sabes el chiste ese de “¡A mi no! ¡A mi no!”?, pues eso. Vamos, que no estás tú criado ni muchísimo menos educado para lidiar con una montura como la mia;que tendrías que ir a un curso; que eres de un señoritingo que pa qué, de los que se ponen el pijama con el letrero de “Touch me” y se quedan quietos como insectos en una tela de araña esperando que una modelo de lenceria se lo haga todo; con sus asquitos y sus reprochitos, y sus remlguitos de caciques. No, gracias. Porque con lo delicada y sensible que yo soy, cuando empezases con tus chorradas, lo mismo te metía una hostia o un rodillazo en los huevos. Por no hablar de que lo mismo te veo yo y siendo como soy incapaz de correr ni diez segundos, supero la marca del Usain Bolt ése.)

    (Hala. Ahí tienes tu best-seller. Maleducado, que eres un maleducado)

  • Paz y amor.
    Aunque José Miguel López (de Haro) no sea un locutor de referencia, la verdad es que la cantidad de programas de Discópolis que lleva este año con la música de finales de los sesenta ha puesto de manifiesto que casi todos de aquellos sí que eran músicos excelentes, por muy diversas razones.
    Después de volver a recuperar tantísimos temas te das cuenta que esa es la música de tu vida.
    Los jóvenes expertos que andan por aquí no estarán por supuesto de acuerdo.
    Pero sólo con Jimi Hendrix ya tendríamos bastante.

  • Jajajaja, Gachó.

    Me encanta el blog de Diana López Varela, es un lujo para DdeP. Cualquier día también se nos va a Madrid.

  • Sí, mi sapiencia coquinaria ha sufrido un duro revés. Como el de mi españolísimo orgullo al descubrir que no es posible comprar mantequilla o parmesano en los poblachones castellanos. Tampoco ha sido posible restañar los efectos de la margarina y el quesorrallao. El Marqués dice, ahora, que correr es de cobardes. Ha trocado el running por los paseos higiénicos cuando la del alba sería. Seguiremos informando.

  • Pues seguramente tiene usted razón, Perroantuán. No obstante en la película, si recuerda, no dejan de aparecer las llamas: las casas de los negros incendiadas, las iglesias de los negros incendiadas, las cruces de fuego del KKK, y me parece que “en llamas” es más descriptivo, menos ‘ideológico’, menos abstracto que “Arde Mississipi”. Se me ocurre según escribo que si Parker se decantó por “Mississippi burning” en lugar de por “Mississippi burns” u otras fórmulas, podría ser porque la primera es mucho más visual y concreta y la segunda se presta más a ser interpretada como un eslogan, a la reivindicación. Pero lo mismo estoy viendo matices que no existen, y tal vez me traicione otro título insuperable: ¿se imagina “El llano arde” en lugar de “El llano en llamas”?

  • Acabo de ver “La Juventud” de Paolo Sorrentino. Me había hecho a la idea de que era un director pretencioso y algo tramposo, pero como no experto en cine que soy, he decidido que a mí me vale y me conmueve.

  • 2=p1
    3=p2
    5=p3=2+3 ………………………………………. ( 1, 1)
    7=p4=4+3 ………………………………………. ( 2, 1)
    13=p6=10+3=4+9 ……………………………. ( 5, 1) ( 2, 3)
    17=p7=14+3=2+15=8+9 …………………… ( 7, 1) ( 4, 3) ( 1, 5)
    19=p8=16+3=4+15=10+9 ………………… ( 8, 1) ( 5, 3) ( 2, 5)

  • Joder Zeppi.
    No conocía su afición matemática.
    Al japonés lo entiende muy poca gente en el mundo de las matemáticas, y antes de que Wiles hiciera su demostración del teorema de Fermat (con matemáticas que no creo que pudo usar este, hace 300 años) ya se especulaba que en la demostración del teorema ABC ( en el que el japonés llevaba trabajando tiempo) estaría una resolución a este y otros problemas.
    Para mis pequeños conocimientos, estas matemáticas son demasiado abstractas, ya que en realidad he llegado a la misma, por mi afición a la lectura de física de partículas y teorica, así como cosmología.
    Me resulta fascinante la historia de la matemática, y sobre todo de la teoría de números.
    Ver la función Z de Riemann, y sus espacios matemáticos de 4 dimensiones.
    Y el gran capítulo de la teoría de números que representan los primos.
    Esto de las ternas lleva dando guerra desde los pitagóricos.
    Veo algunas cosas en su desarrollo de los números primos sucesivos pero me encantará leerle Zeppi.