Asesinato resuelto en la biblioteca

(Crimen en Haut-Koenigsbourg III).

Walden&McLomaPor Jesús María Gómez Camuñas.

Pas de tout! —exclamó el fornido detective nacido y criado por sus tías en Santa Coloma de Cervelló, todavía agachado junto a aquel cuerpo que había encontrado el ama de llaves tendido en el suelo de la biblioteca. El inspector Walden, sumido en un silencio reverencial, miraba a Mc Loma en espera de que el célebre sabueso finalizara su minucioso examen. La condesa de Saint-Laury, la joven Hortensia Mc Allister, Madelaine y Eustaquio, el mayordomo y transformista boliviano, también mantenían sus ojos clavados en el mejor detective del mundo sin atreverse a pronunciar ni una palabra. Por el contrario, Sir Nicolau Newman aspiraba nerviosamente su pipa de espuma de mar mientras consultaba de reojo la guía de balleneros que zarpaban aquella misma tarde de Inglaterra con rumbo al Mar de Japón. Había encajado con la impasibilidad de una momia egipcia el hallazgo de aquel cuerpo inerte, igual que unas horas antes no evidenció ninguna emoción al enterarse de que la bella baronesa asesina de Lord Mortadelo, ayudada desde el exterior por el ex subinspector Caspolini, había conseguido escapar de la Prison pour femmes de Saint-Lazare tras seducir al alcaide, tres carceleros, dos gendarmes y una enfermera; y que ahora mismo viajaba disfrazada de madre clarisa en el vapor Trocadero rumbo a una localidad de la costa española llamada Calella de Palafrugell.

—Ha muerto —dictaminó, por fin, el detective tras su reconocimiento.

—¿Muerto? ¿Está seguro? —inquirió Walden.

—Completa, absoluta y mortalmente muerto. Las pruebas no inducen a error, y éstas se muestran tan evidentes para el ojo experimentado como que al día le sigue la noche, a saber: este caballero no se mueve, no parpadea, no tiene pulso, no respira, no responde cuando se le pregunta y no ha estornudado cuando le he vertido medio bote de poivre de Cayenne en la nariz… Y el detalle más revelador de todos: presenta cuatro impactos de bala en el cuerpo, uno de los cuales es lo bastante grande como para que se pueda pasar a través de él una pelota reglamentaria de balonmano. En resumen, mon ami: nos encontramos con un individuo que no votará en las próximas elecciones municipales, de eso no cabe la menor duda.

—Esto quiere decir que nuestro asesino ha vuelto a matar —exclamó, contrariado, el inspector Walden.

—Ha aspirado el aroma, le parfum, de la sangre —sentenció Mc Loma mientras se incorporaba—. Y ya no puede detenerse. Es como un tiburón enloquecido que acabara de enloquecer por segunda vez al oler más sangre.

—Pero…

En ese preciso momento el antiguo reloj de la biblioteca dio diecisiete campanadas seguidas, y Mc Loma interrumpió al inspector con ese gesto espasmódico que quienes lo conocían sabían a la perfección que sólo podía significar dos cosas: o un ataque de lumbago fulminante o que, por fin, había resuelto aquel alambicado caso.

Imbécile! —exclamó Mc Loma, inmisericorde para consigo mismo, mientras se encaraba con Sir Nicolau—. ¡Fui un estúpido, estúpido, estúpido, y mil veces estúpido…! Pero ya lo comprendo todo: la novena campanada que dio el reloj de pared al tocar las doce del mediodía era la señal convenida para que Madelaine, fingiendo ver por la ventana el espíritu del Marqués pellizcándole el trasero al espíritu de una criada en el jardín, dejara caer la bandeja con el steak and kidney pie al suelo y comenzase a gritar como si acabara de ver varios fantasmas a la vez. Fue entonces cuando Sir Nicolau, aprovechando el estrépito y la consiguiente confusión que reinó en el salón, vino a la biblioteca y disparó el único cartucho de su pequeña Derringer del calibre 41 sobre este pobre hombre. Instantes después, regresó al salón y consiguió ocultar el arma bajo el corpiño de la señora condesa sin que ni ella misma lo advirtiera.

Sir Nicolau, sabiéndose descubierto y ante el asombro de todos los presentes, tras dar una honda calada a su pipa se limitó a formular en voz alta una pregunta que, a la vista de las circunstancias, cualquier jurado del mundo habría interpretado como una velada confesión de sus crímenes:

—¿Alguien sabe qué vino resulta más indicado para acompañar un plato de canelones?
Mas el hercúleo detective no prestó ninguna atención a la pregunta del miembro del Foreign Office, concentrado como estaba en sus propios pensamientos. Sus “células grises” estaban ocupadas analizando, calculando y deduciendo. Todavía le quedaban por explicar tres de los cuatro balazos que presentaba el cadáver, pero eso sería después de una reconfortante taza de té recién importado de Ceilán y unos panellets de piñones.

124 comentarios

  • Gómez, a la señorita Bellpuig se le ha olvidado poner el (continuará) al editar su texto. Porque tendrá continuación, ¿no?

    Por favor.

  • Maravilloso, Perroantuan, es usted una Agatha Christie en potencia.
    Una preguntita..¿Los canelones son de carne o de atún?

  • ¡Ah! Que no es de Perroantuan! Lo ha escrito el Señor Gómez. Le felicito, me ha parecido divertidísimo, una mezcla delirante de Christie y Tip.

  • Permitan que diga, aunque sea una obviedad, que la ilustración de mi texto me parece sencillamente espectacular.

    Muchas gracias.

  • En fin, no es por reventarle a Gómez la continuación de su relato desvelando los siguientes acontecimientos de la trama, pero bien podría ser que Sir Nicolau burlara el cerco al que lo someten la perspicacia de Mc Loma y los agentes del inspector Walden y consiguiera saltar el charco para continuar en el Nuevo Mundo su historial de crímenes (¿pasionales?). Y bien podría ser también que allí acabara sus días, a manos de dos bellas hermanas que consiguieran adivinar sus propósitos homicidas y se adelantaran a ellos, oye.

  • Maestría, Gómes, maestría y moraleja.
    Inmensa lección, que se aprende con los años, los poblemas se resuelven haciendo caso al que sabe o al que manda. No dando absurdos rodeos y reflexionando.

    Agradezco aquí los parabienes por mi abuelería, sobre todo a las féminas claro, y pego algo que puse en el fascistbook: “…pero de momento sólo pienso en cosas como que el yerno no es muy agraciado y vete a saber como saldrá la criatura, en que me va a joder las vacaciones estivales, en que me avejenta… Todo esto son claras muestras de amol, sí. Nusé cuando vea a la creaturita…”

  • Las ilustraciones no son para tanto, la verdad. Aparte de las jornadas de 17 horas a las que es sometido el señorito Çäshø, hay un secreto. La Dirección ha adquirido, gracias a sus donaciones, un hardware de edición gráfica de calitat, PhotoÇhøpSuëy 3.5, que le pones un texto por un agujerito, das a la manivela (o al pedal si eres zurdo) y sale por el otro extremo una ilustración. Así cualquiera, me digo yo misma.

    Que quizá la señorita Procuración debería comprar una para sus cosas. Solo necesita una habitación del tamaño de un garage (o un garage propiamente) para poner la maquinita, porque un poco aparatosa sí que es.

  • Qué clásica es usted y qué francesa, Ceñorita. ¡Un garás! Me pido un garás con un sofer, para que me lleve al teatro y por mi barrio. En una carroza con los corceles y los mulos, y también luego quiero una casita para el jardinero de lady Chatterley, y también otras cosas que me voy a pensar luego. Ah, el fotoçop, lo que hace soñar.

  • Bella Tare, mi cerebro reptiliano y mi nivel de testosterona aún no se han enterado.

    No soy viejo todavía, pese a la circunstancia abuelística y sigo dispuesto. Espera que me arrime al cuadrante noroeste y verás.

    (voy a acabar siendo un viejo verde de manual, pero aún no, aún no)

  • A ver si avisan cuando se mudan de habitación, jolines, o cierran la puerta.
    :……..
    Holmesss 6 de dic de 2013 11:50
    Yo también le felicito, Adapts.
    ………
    Parece prudente mantener una distancia prudencial de la última de Coetzee, Proc.
    ………
    Hoy, cosa rara, me ha gustado leer La Retaguardia. Recomiendo – sobre todo a Proc y a Brema – leer a Quima Monzó, y también Luis Racionero. Este último sería un buen contrapunto al esperado escrito sobre la homeopatía. Acaba una contra con un psicoanalista que afirma que el TDAH no existe, ah.
    ……..
    Ayer en Fronterad.es se trabajan el libro de Espada&Campos de Budapest que a todo quisque del blog fue remitido excepto a mi.

  • Muchas Felicidades, Adapts. Dicen que la sensación de ser abuelo sólo es comparable a talar un abeto o montar en globo.

    Que lo disfrutes con mucha salud, tío.

  • Jajajajjja, siempre me sorprendo de que crean que hay más personaje que persona en lo que escribo aquí.

    Me parezco bastante a lo que parece un personaje, no les diré el porcentaje exacto.

    No estoy contento, no me feliciten, me jode…

    Quizás cuando tenga en mis brazos el bicho la cosa cambie y se active algún centro emisor cerebral.

  • Holmesss 6 de dic de 2013 11:56
    A ver si avisan cuando se mudan de habitación, jolines, o cierran la puerta.

    ÇhøpSuëy obre cada dilluns, dimecres i divendres a les 7:00 AM. Ocasionalment, també els diumenges.

    Hoy, cosa rara, me ha gustado leer La Retaguardia. Recomiendo – sobre todo a Proc y a Brema – leer a Quima Monzó,

    Només puc llegir les primeres línies i em sembla que en Monzò no té ni idea del que diu.

    Ayer en Fronterad.es se trabajan el libro de Espada&Campos de Budapest que a todo quisque del blog fue remitido excepto a mi.

    En Marqués va fer una crítica amarga (i amb raó) per què no li va ser enviat el llibre. Tampoco la Gachó en va rebre un. Ni el Gos. Ni tants d’altres.

    Em sembla que podriem fer unes samarretes amb la il·lustració d’avui.

  • Pues en Castellbisbal siempre hemos dicho garage y chofér. No sé qué tiene de raro. Yo estudié con las Madres Capuchinas Descalzas del Sagrado Corazón y siempre decían chauffeur.

  • Holmesss, creo que no habrá ocasión, la intención de mi yerno, además de la de follarse a mi hija, era le de vender el Porsche.

    No he visto mayor desagradecimiento en la vida…

  • La ilustración de hoy la tenemos en tamaño póster. Póster grande, aunque también la tenemos en tamaño póster pequeño. Pueden adquirirla en la ÇhøpSuëy Shøp al módico precio de 0€, pero sólo durante el día de hoy. A partir de mañana la regalaremos. Y todo el dinero recaudado sera eviado a la ONG Ilustradores Sin Caderas.

  • Bellpuig, me pones como las motos. El día menos pensado me ducho, me compro canzoncillos nuevos y te saco a bailar. ¿Qué plan hay para la semana que viene? Trabaja algo, que se te va el tiempo en cháchara y marujeo.

  • La única vez en mi vida que pude asistir a una escena del crimen fue allá por 1989, el año que repetí COU. Poco después de comer, un compañero de clase nos dijo que en la radio hablaban de que un hombre había matado a seis personas y había herido a unas cuantas más en la aldea de Surribas, creo recordar, a unos diez minutos de Chantada, donde vivíamos. Fuimos en el coche de un amigo.
    Al parecer, Paulino había ido matando e hiriendo con un cuchillo de matanza a algunos de los vecinos con los que se iba cruzando por el camino. Aparcamos el coche a la entrada de la aldea y, efectivamente, como si de un museo se tratase, fuimos caminando y viendo muertos por el suelo, algunos tapados con mantas de las que sobresalían los pies. Un perro olisqueaba la cabeza de quien, tal vez, había sido su amo o su ama. Paseábamos en silencio entre la guardia civil y la poca gente que quedaba viva en la aldea.
    Según decían, después de los crímenes Paulino se había encerrado en su casa y, haciendo de ella una hoguera, se había dejado arder tumbado sobre la cama. Llegamos al lugar, todavía humeante, y, entre los rescoldos, se veía su cuerpo tieso, chamuscado y roto con una mueca que nos enseñaba unos pocos dientes blancos, terrible contraste de color. Había mucho silencio y un olor extraño.
    Nos fuimos al coche y nos volvimos a Chantada lamentándonos de haber sido tan curiosos pero con ganas de poner la televisión para ver si salíamos también nosotros para toda España en un momento de fama.
    Se habló mucho de aquello durante los meses posteriores, y se oían murmuraciones de todo tipo acerca de los motivos y de la propia muerte (o asesinato) de Paulino. Una noche, un amigo aficionado a lo paranormal nos insistió en que fuésemos al lugar, pues había escuchado que varias personas habían visto en más de una ocasión los espíritus de los muertos penando por los caminos y por las corredoiras, y que pasaban cosas inexplicables en el lugar.

  • Juli0, et necessito. L’altre dia -fa unes setmanes, crec- vas posar una cançó d’un grup molt hippy dels setanta. La recordes?

  • Programación para la próxima semana.

    LUN 9 El secador de pelo, de Fernando García Alonso
    MIE 11 El consultorio de la Srta. Bellpuig: Carnets por puntos para tontos, de la Srta. Bellpuig de Castellbisbal.
    VIE 13 La decadencia del Agente Solysómbrez, de Brat Cäshø.

    Y este domingo: ¡paella!

    [La Dirección aún no sabe qué hará este domingo. Así son aquí las cosas. Desorganización y mal genio.]

  • Pirata Jenny 6 de dic de 2013 11:50
    Yo eso de la carroza con corceles Y mulos no lo veo. O corceles o mulos. O galgos o podencos.

    No y no y no y no quiero que la carroza sea de perros.

  • Lo de la homeopatía: nunca se ha conseguido demostrar con ensayos clínicos robustos efecto terapéutico alguno, por lo tanto lo que ocurrirá es que los productos homeopáticos seguirán en el mercado pero sin poder reinvidicar su eficacia clínica. Esta situación será mejor que la actual en que los prospectos dicen chorradas sin cuento. Se podría cuestionar porque se permite su presencia en el mercado. La respuesta es sencilla: por la misma causa que se permite practicar la psicología, el chamanismo o la crítica literaria. Es que hay gente pa tó! Por cierto, hace años escribí un artículo sobre homeopatía en el que dije que ésta es a la telepatía como la alopatía a la telefonía. Este artículo lo leyó Fernando Peregrín (algunos le recordarán del blog de Arcadi) y me pidió permiso para reproducirlo en El Escéptico, una revista que el dirigía (creo). Después convenció a AE para que me hiciera una entrevista en El País y así, bla y bla hasta hoy.

  • “Las obras se titulan Carnalitos, que, según el artista, es “una expresión española que designa a los amigos de la misma sangre”, y quieren representar a “dos vascos que desempeñan un papel importante en la lucha por la independencia vasca, aunque posicionados en partidos opuestos”, definidos por la “moderación” (Unamuno) y el “nacionalismo” (Arana)”.

    Este tío es sunormal.

  • Procuro fijarme 6 de dic de 2013 14:06
    “Las obras se titulan Carnalitos, que, según el artista, es “una expresión española que designa a los amigos de la misma sangre”, y quieren representar a “dos vascos que desempeñan un papel importante en la lucha por la independencia vasca, aunque posicionados en partidos opuestos”, definidos por la “moderación” (Unamuno) y el “nacionalismo” (Arana)”.

    Este tío es sunormal.

    Eh, eh, señorita Procuración, se dice artista. A ver si usamos las palabras correspondientes con propiedad.

  • Srta. Bellpuig 6 de dic de 2013 13:26
    Programación para la próxima semana.

    Y este domingo: ¡paella!

    en la boda todo es arroz, después todo es paella.

    Perroantuán 6 de dic de 2013 13:37
    ¡Dos españoles patanegra! Ideales para hacerse un caldo o un cocidito madrileño.

    Ojo a los cocidos, que tras el que perpetró Ximeno todavía no se ha repuesto.

  • “Quiso ser César, y no fue ni siquiera Pompeyo”.

    O algo así se dijo sobre Félix Faure, muerto mientras su miembro se apagaba en los labios de su amante.

    Tengo la sospecha de que quien lo dijo le envidiaba. Y quién no.

  • Rockandbolesco 6 de dic de 2013 12:38

    Qué escena más buena, Rocky. (Con esos chavales yendo a la aldea a encontrar los dictámenes parsimoniosos pero definitivos de nuestro Mac Loma: «Han muerto»).

    ***
    Holmesss, paella y arroz con leches.

  • Mandela en Chopsuey: Perroantonio dio la noticia de alcance a las 4 de la mañana. Ahoro añado lo que nadie quiere escuchar, que el tal Madiva fue víctima de las mujeres y dejó un cacao familiar importante, y que Sudáfrica sigue siendo un país con brutales desigualdades y con una violencia extrema en sus calles que le convierten en uno de los países mas peligrosos del mundo.

  • Sabino se tiene que estar removiendo en su tumba.
    El artista, para demostrar su vasquismo, lo tendría que haber tallado en una pata de Eusko txerria, no en una pata de cerdo ibérico, abanderado de la gastronomía patria.

  • Procu, me parece muy oportuna su relación entre el folklore infantil y los experimentos poéticos, que, aunque creo que no me da de lleno, sí que me roza. Del naufragio me puede salvar una distinción:

    La que hay, dicho sin mayor esmero, entre la identidad (lo malo) y la resonancia (lo bueno). Así, entre las vueltas místicas y el corro de la patata, lo insulso se halla en aquello donde coinciden, en el giro. No se halla, en cambio, en los delicados ecos infantiles que un poeta es capaz de oír y recrear. Si pensamos en los villancicos que los poetas cultos trataron con tanto mimo, lo común y mostrenco es el hecho de que en la lírica popular y en su versión a lo culto hay oraciones con sujeto y predicado.

    La tolerancia que se ha impuesto entre nosotros echa mano de esa identificación degradante para las cosas sometidas a la misma, pero quizá necesaria para que no desaparezca una de ellas, la tolerada.

  • “Las obras se titulan Carnalitos, que, según el artista, es “una expresión española””

    Pues nusé, yo no lo había oído en mi puta vida.
    Como los nacionalista vascos estén tan informados de todo lo español a ver si están odiando a los marroquíes y no se han percatado de su error.

  • Rockandbolesco 6 de dic de 2013 12:38
    La única vez en mi vida que pude asistir a una escena del crimen fue allá por 1989

    Vaya historia, Rocky. Es como Stand by me, pero a lo bestia.

  • Procuro fijarme 6 de dic de 2013 15:52

    Qué escena más buena, Rocky. (Con esos chavales yendo a la aldea a encontrar los dictámenes parsimoniosos pero definitivos de nuestro Mac Loma: «Han muerto»).
    __________________

    Por Chantada nos encontrábamos de vez en cuando, no mucho después de los acontecimientos y ya recuperado, a uno de los que había dejado heridos. Yo sentía algo extraño que me incomodaba cuando me cruzaba con él. El estigma del superviviente o algo así. Qué raro es todo.

  • Perroantuán 6 de dic de 2013 17:56

    Vaya historia, Rocky. Es como Stand by me, pero a lo bestia.
    _________________

    Cierto, Perro. Algo de aquello ha quedado en la cultura popular audiovisual.

  • MANDELA
    Lo que en Invictus dicen que dijo pero no dijo:

    Fuera de la noche que me cubre,
    negra como el abismo de polo a polo,
    agradezco a los dioses si existen
    por mi alma inconquistable.
    Caído en las garras de la circunstancia
    no he llorado ni pestañeado
    Bajo los golpes del azar
    mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
    Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
    yace el Horror de la sombra,
    y sin embargo la amenaza de los años
    encuentra, y me encontrará sin miedo.
    No importa cuán estrecho sea el portal,
    cuán cargada de castigos la sentencia,
    Soy el amo de mi destino:
    Soy el capitán de mi alma.

    y lo que sí que dijo:

    No es el crítico el que cuenta, no el hombre que señala como el hombre fuerte tropieza, o cuando el autor de hechos podría haber hecho mejor. El crédito pertenece al hombre que está realmente en la arena, cuyo rostro está desfigurado por el polvo y el sudor y la sangre, que se esfuerza valientemente, que yerra, que se queda corto una y otra vez, porque no hay esfuerzo sin error y deficiencia, pero que en realidad se esfuerza por hacer sus deberes; quien conoce grandes entusiasmos, grandes devociones, que se dedica a una causa digna, quien en el mejor caso al final conoce el triunfo de los grandes logros, y que en el peor, si falla, al menos lo hace atreviéndose a intentarlo, de modo que su lugar nunca esté con esas almas frías y tímidas que no conocen ni la victoria ni la derrota.

    Lo dificil que resulta vivir tanto lo uno o lo otro.

  • En el último número de Ruta 66, el ahora “consejero editorial” de la revista, Jaime Gonzalo, que ya tiene unos añitos y debería estar de vuelta de determinados chichés, entrevista al trotamundos Gonzalo García Pelayo y, a la que hace tres, le hace la siguiente pregunta:

    Vivió dos de las décadas más significativas de la historia reciente de esa música popular como fueron los sesenta y los setenta. ¿Podría proporcionarnos un versión ecuánime de lo que realmente se coció durante ambas, si fueron o no un devastador proceso de imperialismo cultural anglosajón, y señalar qué aspectos de ellas urge más desmitificar?

    Y he ahí la respuesta que se encuentra:

    No siento que haya que desmitificar nada de lo que entonces ocurrió. Creo que ese imperialismo anglosajón no nos fue impuesto, era simple muestra de superioridad británica y americana del norte. Creo que revolucionó la cultura mundial preludiando el agotamiento del marxismo que se produjo poco después.

    ¡Zas en toda la boca! O se le llama también “ir a por lana y salir trasquilado”.

  • Si es así, Holmesss, me gusta mucho más lo que dijo Mandela que lo que en Invictus le ponen en la boca.
    (Nota a otra afirmación, supra: La primera referencia a su muerte la hizo anoche Bolaño a eso de las once y pico).

  • Pirata Jenny 6 de dic de 2013 18:51
    Brema, la reedición de Falange y literatura de Mainer ya está en la calle. El otro día la tuve en mis manos y me acordé de ti. La crítica de García Martín no está mal, échale un vistazo.

    Gràcies, Pi, però jo la tinc més llarga.

  • Anuncio que tras darle un buen tirón de orejas a Satur, éste ha entregado por fin una nueva edición de su Gazetta para el domingo.

  • Demonios, Brem, no la había leído. En efecto, mejor la tuya.

    ***

    Hoy he tenido un ataque eurocentrista. Relacionado en parte con lo que ha señalado el Marqués sobre la deriva de Sudáfrica y con un texto que ha llegado a mis manos de Djibouti. Se trataba de un discurso pronunciado en un foro internacional por un representante de la diplomacia djiboutense, cuyo cargo era (lo juro): “Ministro de Comercio, PYME, artesanía, desarrollo y formalización”. Ejem. Pienso que tal vez, tal vez, lo de la colonización no era tan mala idea.

  • ¿Una literatura falangista?

    Depende. Por lo pronto no se me ocurriría llamar de ese modo a la obra realizada por unos escritores cuando fueron falangistas, y menos aún de la posterior a su desencanto; pero tampoco, a sus escritos de propaganda falangista. La razón de lo segundo es que el arte verdadero -da igual la ideología a la que sirve- brilla de tal modo, que el valor extra-artístico de dicha ideología da igual; no así el artístico, que incluye el contenido además de la forma.

    Da la casualidad de que he leído hace poco tres obras políticas de Ángel María Pascual –Amadís, San Jorge o la Polítia del dragón y Don Tritonel de España – cuya prosa engolosina tanto que se esfuma su función política. (Ya me imagino que este elogio no le hubiera gustado nada a un autor tan comprometido como él.)

    ¿Estoy tomando partido a favor del arte por el arte? Sí, pero con la precisión de que ese arte del que disfruto como arte puro puede tener un mensaje político.

  • Mande usted a los poetas provenzales que lamenten con delicadeza infinita la actitud esquiva de su dulce enemiga, no acepte de los románticos otra cosa que no sea el suicidio aunque sean correspondidos, para que luego vengan dos adefesios diciendo que se aman.

  • Una enmienda mayor:

    ¿Una literatura falangista?

    Depende. Por lo pronto no se me ocurriría llamar de ese modo a la obra realizada por unos escritores cuando eran falangistas por el simple hecho de serlo, con independencia del tema tratado, y menos aún a la posterior a su desencanto; pero tampoco a sus escritos de propaganda falangista. La razón de esto último es que el arte verdadero -da igual la ideología a la que sirve- brilla de tal modo, que el valor extra-artístico de dicha ideología da igual (no así el artístico, que, además de a la forma, le corresponde al contenido, aunque éste quiera salirse de la obra).

    Da la casualidad de que he leído hace poco tres obras políticas de Ángel María Pascual -Amadís, San Jorge o la Polítia del dragón y Don Tritonel de España – cuya prosa engolosina tanto que se esfuma su función política. (Ya me imagino que este elogio no le hubiera gustado nada a un autor tan comprometido como él.)

    ¿Estoy tomando partido a favor del arte por el arte? Sí, pero con la precisión de que ese arte del que disfruto como arte puro puede tener un mensaje político.

  • Procu, ¿sobra la preposición ‘a’ en ‘llamar de esa manera a la obra realizada? Se lo pregunto porque me enseñaron en la escuela que había que reservarla a las personas, pero ha pasado tanto tiempo desde entonces que igual eso ha cambiado.

  • Lo diré con la máxima brevedad: Cada vez que veo El acorazado Potemkin me siento comunista, además de marinero.

  • No, Gengis. «Llamar a las cosas por su nombre». Los regímenes verbales son casi tan interesantes y complejos como los políticos. Llamar es todo un mundo de verbo, qué digo un mundo, un universo de verbo, pero guíese por su instinto, que en lo importante no le va a fallar. Buenas almohadas superrealistas y noches.

  • Gengís, llegint «Las armas y las letras», de Pedro Mourlane Michelena (que és un llibre de 1915), em vaig adonar que hi havia literatura falangista abans de Falange.

  • A razón del comentario del Marqués traigo aquí un artículo que se escribió en agosto antes de su muerte, (la de Mandela, no la del Marqués) y que abre un poco más los ojos acerca de la figura tan fotogénica de Mandela, su autor Marcel Gascón .
    Me gusta que se recuerde a la gente por lo bueno que fue en su día, pero el almibaramiento de algunos periodistas es de grima total.
    Mandela fue a la cárcel con una cadena perpetua por dirigir el brazo terrorista del CNA, un partido de la Internacional Socialista con vínculos fuertes con la Cuba de Castro durante la Guerra Fría.Se podrá discutir si está motivada o no la lucha armada contra un régimen que impone la segregación racial, pero eso es lo que hacía y lo que siempre justificó.

  • Gracias Bonnie

    Mi desconocimiento me impidió soltar algún exabrupto (as usual) sobre el negrito bueno pese a apetecerme mucho, porque mi instinto y solo eso me ha impedido siempre sentir esa admiración uniforme que todo el mundo demuestra.

  • Bonnie 7 de dic de 2013 09:46

    Mandela fue a la cárcel con una cadena perpetua por dirigir el brazo terrorista del CNA.

    ***

    Hombre, con la que caía, no querría usted que fuese repartiendo estampitas de la virgen de Soweto entre los afrikáner.

  • A mí llámenme lo que quieran (que me seguiré considerando un moderado socialdemócrata), pero veo de lo más normal que en pleno Apartheid aparezca un grupo de negros organizados y dignos que usen la violencia para luchar contra ese régimen.

  • Llámenme anticuado o ateo cristiano, pero sólo admito el asesinato en el caso de la defensa propia y el del tiranicidio clásico. Es decir asesinar al tirano cuando todo el poder está concentrado en sus manos.
    Caso de los césares, Franco o Hitler.

    Con los césares era bastante sencillo aunque arriesgado, no así con los tiranos modernos.
    Hombres de honor como los oficiales de la Wehrmacht liderados por el coronel conde Claus von Stauffenberg lo intentaron y lo pagaron. Pero no pusieron coches bomba para crear el terror asesinando a paisanos que compraban el pan.

  • Gracias a todos por sus comentarios y sugerencias, amigos.

    ***

    Desde luego que cuesta imaginar cosas tan repugnantes como el Apartheid sin haber de retroceder a Hitler o Stalin.

  • Non xodamos, camaradas. Mandela hizo lo que había que hacer contra un régimen criminal, inhumano y genocida. Y juzgado a posteriori, es decir, una vez ganada la batalla, su figura se agiganta. Sus crímenes, de existir, han sido redimidos con creces por lo conseguido.

  • Non xodamos, que a todos nos gusta.
    Sus crímenes, de existir, han sido redimidos por la prisión. De no existir, la prisión habrá sido injusta.
    Su figura se agiganta y es ejemplar sólo y exclusivamente desde la cárcel, y en particular desde su salida.

  • Alí y Mandela, el black power. Muchas cosas en común, entre ellas su pasión desmedida por las mujeres. Convertidos ambos en un mito generacional solo comparable a John Lennon y Che Guevara.

  • Comí hace poco con mi viejo amigo D.R., un inglés afincado en Bcn. Estaba demacrado. Me contó como su hijo había aparecido estrangulado en su habitación de un cinco estrellas en Johanesburgo. Tenía poco mas de 30 años y era un ejecutivo de éxito. Me contaba desesperado la corrupción de la policía sudafricana y sus vanos intentos de que al ser súbdito británico dejaran intervenir a Scotland Yard.

  • Da pena ver lo que ha quedado hoy del boxeo, Sudáfrica, la revolución cubana o la música pop. Sobre sus ruinas recordamos a aquellos que preludiaron el desastre. Por cierto que podríamos decir lo mismo de JFK. Ridícula sobrevaloración de un pasado que conocemos con sesgada vaguedad.

  • Me vienen mas mitos sobrevalorados a la cabeza como Churchill, el que mandó bombardear Dresde, cierto que gran escritor. O Sir Alex Ferguson, con el que ajusto cuentas en esta casa el próximo lunes.

  • A quién admirar pues? Pienso que no a las personas, imperfectas por definición, sino a la obra, a los hechos que nos dejan como herencia cultural. Es interesante observar que los tres hechos históricos que considero mas relevantes, las revoluciones inglesa, americana y francesa, no están vinculadas a un personaje. Así de la inglesa y la americana apenas se habla fuera del mundo de los historiadores y nos llenamos la boca con las hazañas inexistentes de los citados mitos.

  • Claro, Holmess, pero es que a Mandela se le juzga a posteriori. Por lo que ha pasado, precisamente, después de salir de la cárcel. O mejor, por lo que no pasó. Y que conste que no soy devoto del santoral. Pero me da la impresión de que ha contribuido de manera decisiva al bien general.

    Sobre todo si lo comparamos con el restante 99,9% de los humanos.

  • Sí, debo confiar más en mi instinto verbal que en mis escasos y confusos conocimientos gramáticales. Por lo que veo, esa prohibición de usar ‘a’ delante del complemento directo si éste se refiere a cosas y no a personas, no tiene jurisdicción en un terreno en el que ‘a’ forma parte de un determinado régimen de ‘llamar’. ‘Llamar a’, según en qué contextos, es un bloque, independientemente de que el complemento directo se refiera a cosas o a personas. Lo mismo ocurre, sin ir más lejos, con ‘referirse a’.

    ¿Es así, seño?

  • Qué gran cuento chino es ése del hombre culto, el que ha leído muchísimo y sabe de todo. No sabe de nada.

    Estoy pensando en el director de la prestigiosa Revista de Letras, Álvaro Delgado-Gal. Siempre lo he tenido por uno de los grandes periodistas que hay ahora en España, por su vasta cultura y por la reacionalidad equilibrada con que la maneja. Pero esa cultura amplísima no le impidió en el último artículo que le leí, y que me abrió algo más los ojos sobre esa clase de personajes, poner en evidencia un desconocimiento completo de aquello que comentaba de un modo de lo más elegante: los conceptos de meditación ciega y de pensamiento sordo en Leibniz.

    Tiene muchísimo mérito, sin ser un especialista, conocer la existencia de esos conceptos, pero ¿qué más da eso o no saber nada si no se sabe de qué se trata? Y no me venga nadie con subjetivismos como el que encarece el enriquecimiento cultural que ha supuesto para el cultivado haber alcanzado la posesión de tan cultos errores.

    Y menos aún estoy dispuesto a admitir que un error como el que denuncio no va más allá de lo anecdótico, limitándose a se una de tantas pifias que se comenten a diario. Es un error importante porque es una señal de que quien lo comete, cuando lee, se conforma con cualquier cosa que parezca remotamente una comprensión de lo leído. Se ve poca exigencia consigo mismo como lector, lo que no anuncia nada bueno sobre lo que se oyeda exigir como escritor.

  • YO TAMBIÉN TE QUIERO NENA Y SURFEO POR MANDELA

    Es por una foto que ví en portada de un periódico gallego. El es rubio, yogurín, hermosote que le debe doler la cara , blancoafricano y mira a la cámara entre tanto con fingido sentimiento casi abraza a una media negra en estado espasmódico con cara desencajada, que no sé si su dolor, la media negra, es por una perdida puntual o sufre de verdad por un señor que ni conóce

    ´´´´´´´´´´´´´´´´´´

    Menos mal que el señor Gomiz lo resuelve todo con un té entre libros. Así de simple es el mundo y Gengis lo va ordenando

  • Gengis, lo que dice está bien (me refiero a los verbos, no al mito del hombre culto). Referir es pronominal y lleva un complemento preposicional obligatorio. La cosa es que en eso no es diferente de los otros verbos transitivos. Detrás de un verbo transitivo hay siempre unas necesidades, pero estas pueden ser muy variadas (no solo de complementos directos vive el verbo transitivo). En un sentido general esas necesidades con sus formas sintácticas constituyen el régimen del verbo (la gramática tradicional reservaba el término régimen para algunos complementos preposicionales, como el caso de referirse a, al que ni siquiera consideraba transitivo): el conjunto de complementos o argumentos subcategorizados o marco predicativo. Y bueno, de todo esto, la cuestión es que llamar tiene varias acepciones y cada una se relaciona con una determinada estructura sintáctica de complementación, un régimen: está llamar 1 («Pedro llama a María»), llamar 2 («Pedro llama tonta a María», «Pedro llama perro a uno al que da pan»), llamar 3 («Ese Juan se llama Pedro»).
    Es que su duda de ayer tenía unas premisas no muy claras:
    A) Por una parte, en «Llamar [algo] [a alguien] / [a algo]», los complementos que expresan ese alguien o algo se interpretan como complementos indirectos, que siempre van con preposición («se lo llama», donde se es como le, un CI; compare con «Doy un regalo a María», «se lo doy»).
    B) La regla ‘a + complemento de persona’ es simplificadora, porque no solo se extiende a los animales (por ejemplo, los nuestros, los domésticos: «¿Has visto a Micifuz?»), sino que se da en otros casos: «El ácido afecta a los metales».

  • Perdón. Mejor dicho, socorro. Ambos.
    Y un chiste buenísimo de tantos que me sé.

    -Te amo.
    -¿Y cómo sabes que es amor?
    -Porque cuando pienso en ti no puedo respirar.
    -Eso es asma.
    -Bueno, pues entonces te asmo.

  • Es que ya no sé que más me da cansancio, si las explicaciones gramaticales de la señorita Procu o los chistes de Fijona

  • Un clàssic:

    – Te quiero.
    – Tú no sabes lo que es el amor.

    Si us trobeu un dia en aquesta situaciò, fugiu ben lluny, amics.

  • Parlant de fugides… he escoltat avui el The delicate sound of thunder, que traduït i en xarnego vindria a ser El delicat sunidu dal truenu. Un discàs que feia anys no escoltava. Comença amb el One of these days i finalitza amb el Run like Hell (és per això que ho he relacionat amb les fugides).

  • Dejan pocas alternativas. Los de Rosa Díez tiene menos interés en que la desaparición del fantasma de Eta que Bildu. Parece difícil ser antinacionalista sin ser españolista. Parece difícil ser antijihadista sin ser eurocentrista. Ser judío sin ser cisjordianista. Ser palestinista sin ser netanyuhista. Ser europeísta sin ser troikista. Ser comunista sin ser stalisnista. Ser liberal sin ser nixoniano, o thatcheriano, o reaganiano. Defender a Mandela sin que nos revuelva el estómago el bombardeo googleano. Qué nos queda.

  • He ingerido la refutación del gen egoísta, que enlazó Adaptaciones (gracias), y, como dijo perro, falsa alarma.
    El artículo tiene interés, sin duda, y mucho más los comentarios, donde tip@s excelentes ponen al curioso al día, una carnicería de las que se ven aquí a veces, cuando despiezan.
    Hay un momento extraordinario (ya saben, ctrl+f): Then a mutation occurs in one grandkid. El dobbs de pecho.
    Pero es un acicate para retomar The extended phenotype que había abandonado, y seguir girando.
    ···
    Interesante clase de phrasal verbs. Me ha recordado líneas del msdos.
    ···
    ¿Qué me dice de ser ucraniano, pirate?

  • bremaneur 8 de dic de 2013 00:14

    Pirata Jenny 8 de dic de 2013 00:06
    Qué nos queda.

    L’Atlètic de Madrid, sense cap mena de dubte.

    ***

    Ni eso. Conversación con S., 10 años:

    S: Te acuerdas del anuncio del Atleti.
    PJ: El del niño y el padre.
    S: Sí.
    PJ: Sí, me acuerdo. Y qué.
    S: Que no sabía por qué era del Atleti.El niño. Y yo tampoco sabía.
    PJ: Sí, me acuerdo.
    S: Porque perdíamos todo el rato.
    PJ: Ajá.
    S: Y ahora, yo qué sé, me había acostumrado, y me siento raro, raro.

  • Leyendo la última novela del King, Doctor Sueño; nada más y nada menos que la continuación de El Resplandor. Varios fantasmas tremebundos ya, y eso que ni siquiera he llegado a la página treinta.

    Esto promete, amigos.

  • Ya sé quién dices, Brema, pero no está aquí. Tú eres un convertido, como muchos atléticos venidos del antibarÇismo. Pero los que hemos nacido en los colchones estamos un poco desconcertados. Nos sentimos raros raros. Que arrase la derecha y que gane el Atleti es un golpe muy duro.

    ***

    Bolaño, ¿ha echado vd un vistazo a las memorias de Limonov?

  • Vaja, ja estem amb les almes pures, els elegits, els qui van arribar primer. El refistolament de la ultrapedància.

  • Que no, Brema, ni almas puras ni pioneros, pero a nosotros esto de ganar compulsivamente no nos pinta. Y no te lo digo yo, que al fin y al cabo sé que en un par de meses no empatamos ni con el Gimnastic de T., sino una inocente criatura acostumbrada a la hecatombe rojiblanca. 0-7 con el S. Andreu en el Calderón o Dios sabe qué tendré que inventar para justificarme ante los míos.

  • Muchas gracias, Procu, por haberse tirado a la piscina por mi culpa. Sólo una más:

    Dice usted: “Por una parte, en «Llamar [algo] [a alguien] / [a algo]», los complementos que expresan ese alguien o algo se interpretan como complementos indirectos, que siempre van con preposición («se lo llama», donde se es como le, un CI; compare con «Doy un regalo a María», «se lo doy»).”

    Me digo yo: Sabemos que ‘regalo’ es el CD en ‘Doy un regalo a María’ porque es el sujeto en la pasiva correspondiente ‘Un regalo es dado por mí a María’. Asimismo en ‘Dios convirtió a Lot en una estatua de sal’ ‘Lot’ es el CD dado que la pasiva correspondiente es ‘Lot fue convertido por Dios en una estatua de sal’. Y ahora no me queda más remedio que preguntar si, en `Me llamaron insensato los de siempre’, no hace ‘me’ de CD, o si en ‘Llamar algo a alguien’ no es ‘alguien’ el CD, y no el CI.

    “Luz, más luz. “

  • Algún día los individualistas españoles asumiremos sin complejos nuestro españolismo ideológico, y habrá incluso quien reconozca que ese españolismo, por muy constitucional que sea, le debe casi todo al viejo nacionalismo español. Una vez sabido eso, también veremos que tenemos todo el derecho a seguir, como dijo el clásico, pasándonos España por la entrepierna.

  • En lo del mito del hombre culto tengo toda la razón. Como mínimo. Ya sé que en el saber, como en todo, hay grados y que mejor es tres que dos aunque sea peor que cuatro. Pero eso vale -ya lo dice la frase- dentro del saber. Ahora bien, no forma parte del saber de una cosa ignorar lo que podría llamarse (en un sentido dilatado del término) su definición, desconocer de qué va la cosa. Eso le pasó al señor Delgado-Gal, un percance que no tendría mayor importancia si no fuera porque retrata la naturaleza deforme y el valor nulo de la cultura enciclopédica.

  • Gengis, ssse lo digo en ssssusssurros para no acabar de dessatar la passssión del público por la gramática y/o mis explicaciones:

    No, los clíticos (pronombres átonos) parecen indicar que el directo es la cosa llamada, al menos en esa estructura:

    Me LO llamaron = Me LO dieron

    No así en otras (cambia el sentido asimsimo, claro):

    Llaman a Pedro —> LO llaman).

    Yo seguiría, pero estas personas son irritables.

  • Sobre los pensamientos ciegos de Leibniz se ha escrito una infinidad de cosas, unas más profundas que otras, pero siempre sobre la base de saber qué era para él un pensamiento ciego. Lo que quede por debajo de dicho saber no cuenta nada en el campo del conocimiento, aunque sí a la hora de deslumbrar a pardillos. Repito: no cuenta nada. Y soy consciente de que estoy hablando de algo muy meritorio, como es la información del señor Delgado-Gal sobre un asunto tan poco tratado en las tertulias del mundo. Pero, méritos aparte, lo obtenido tiene el mismo valor que no haber oído jamás nada sobre el tema.

  • Gengis, el conocimiento profundo de alguna materia o asunto suele cobrarse el precio de tener que ignorar el resto, lo que no sé si es la mejor condición para una verdadera comprensión de ese algo en lo que se excava.

  • Es verdad que el mundo no es un conjunto de depósitos estancos, por lo que conocer medianamente bien una región del mismo obliga a conocer un poco de las vecinas, y conocerlo todo perfectamente, a conocer todas las demás. Pero, aunque ese conocimiento puede ser muy escaso, debe ser conocimiento. Oiga, que sólo pido saber de qué se habla.

  • “Hombre, con la que caía, no querría usted que fuese repartiendo estampitas de la virgen de Soweto entre los afrikáner.”

    No, cómo voy a pedirle eso,..mi crítica más bien va dirigida al cansino azúcar de los periodistas que han omitido parte de la biografía de Mandela (no sé si con intención)
    Cuesta olvidar a los miembros del partido de Mandela, entonces presidido por su esposa Winnie, asesinando a rivales de Inkatha freedom Party con un neumático ardiendo al cuello, o a machetazos.
    Eso sí, él estaba en la cárcel y no se le puede achacar tales crímenes.
    A mí Mandela me interesa medianamente, lo bueno que hizo es que el fin del apartheid no acabó en matanzas, que es mucho, y muy meritorio.