Patria, de Fernando Aramburu

terrorista
Por Botillero.

Cuando hace unos pocos años la banda terrorista ETA, destrozada por la acción policial, anunció el alto el fuego definitivo, una pregunta flotaba en el ambiente: y ahora qué. Era una pregunta complicada y con muchas aristas, difícil de responder y en todo caso con cautelas; qué pasaría con los terroristas presos, qué consecuencias tendría en la vida política y social, pero sobre todo, qué sería –vae victis, si se permite la licencia– de las víctimas, tantas veces vilipendiadas y a las que la losa del olvido amenazaba entonces más que nunca.

Frente al final, al menos formal, de cualquier historia, se impone el relato de la misma, y eso es lo que con Patria aborda Fernando Aramburu, pisando un terreno, el del terrorismo etarra, que no es nuevo para el autor, pues ya se había adentrado en él con Los peces de la amargura y Años lentos, obras notables. Con estas premisas era inevitable que la novela, muy extensa y estructurada en capítulos cortos, arrancase con ese alto el fuego y las consecuencias que puede tener para una víctima del terror, Bittori, viuda de un pequeño empresario –el Txato– asesinado por no ceder al chantaje del impuesto revolucionario: visita al cementerio y comunicación de la noticia la difunto, con la advertencia de que ella va a regresar a la casa del pueblo de la que huyó tras el crimen. ¿Las razones? Que no se avergüenza de nada, pero sobre todo que se dispone a buscar una justicia reparadora que, sin ser sinónimo de olvido, se centra en el perdón que debe ser solicitado a las víctimas por sus verdugos. Pero la tarea será complicada, ardua, ya que ese perdón ha de venir de otra mujer, Miren, la mejor amiga de antaño, y su hijo, el terrorista implicado en el crimen y que cumple una larga condena. Por no hablar del perdón que también debería pedir un sujeto colectivo, ese pueblo en su conjunto, que tampoco está por la labor y a la que la víctima ofenderá con su vuelta.

Tratándose de una novela de esta naturaleza, los capítulos navegan entre el presente y el pasado, pues es ahí, en un pasado de varias décadas, donde se va gestando el crimen previa incubación del odio: la mentalidad de pueblo elegido, la manipulación de la juventud, el veneno de los curas montaraces, la indiferencia, cuando no la injuria, ante las víctimas, y la violencia, en fin, de una sociedad enferma. Varios y muy logrados son los personajes –de las dos familias– que configuran un relato tan ágil y trepidante por momentos como descarnado casi siempre en el que la carga emocional está muy presente, flotando en un ambiente gris, triste como esos días de lluvia en los que tantas víctimas –entre ellos el Txato– cayeron abatidas. El final de la historia, con ese ansiado perdón que se pide, y se obtiene, in extremis y tras mucha batalla, indica claramente que finiquitar con decoro y justicia, colocando a cada uno en su lugar, el mal llamado conflicto será complicado, tanto que tal vez tengan que ser otras generaciones las que lo hagan. Mientras eso llega, novelas como Patria se antojan imprescindibles.

230 comentarios

  • (Es verdad. Vimos un documental (digo vimos, porque creo que se enlazó aquí hace ya tiempo), sobre ese mismo tema. Y ponía los pelos de punta. La pasividad, la complicidad de la gente, de la mayoría de los vascos, qué coño. Todos esos pueblos implicados uno a uno. Era tanta la barbaridad que parecía ficción. Pensabas: esto tiene que ser una película. No puede ser verdad.
    La amiga de mi madre que hizo de mi comadrona, una gallega, Marisa, vivían (y vive ella todavia) ella y el marido que ya murió hace tiempo, en San Sebastián, en los barrios de fuera, no en lo bonito; pues nos decía ” aquí, habia mucho, mucho, mucho dinero. Aqui se hacia dinero pero a capazos, no os podéis imaginar lo rico que era esto. Pues todo se lo llevaba la ETA.”. A mi, qué queréis que os diga, se me quedaron aquellas palabras grabadas. Y siempre hemos tenido claro que el pueblo vasco fue el gran cómplice de todo aquello. Esos 330.000 votos que se llevó Bildu en unas elecciones, nos dejó a muchos absolutamente indignados. Para que luego vayan dando lecciones.)

  • Muchas gracias Botillero por traer esta reseña aquí.
    El perdón puede que llegue en otra generación.
    Ya se está encargando la sociedad política y civil de cubrir de arena lo pasado, para poder mirar al frente.
    Lo difícil será olvidar.
    Porque queramos o no, influimos en las generaciones que creamos, y les transmitimos lo que vimos y lo que sufrimos.
    Los tiempos que relata la novela, según nos cuenta botillero, los viví en directo, y eso que Irún, como se decía entonces, no pertenecía a Euskadi.
    Los que teníamos un entorno y un pensamiento no nacionalista, vivíamos tiempos difíciles.
    Sobre todo los que no nos callábamos siempre.
    El silencio en Euskadi venía de dos fuentes bien distintas.
    Por un lado la cultura de la discreción y del hermetismo propios del entorno rural, del misticismo y jaracanda del entorno pesquero, y del tejido industrial floreciente y los profesionales independientes que eran los que más tenían que perder y la legión de pequeños talleres de artesanos y emprendedores que no era dada más que al trabajo en silencio.
    Por otro lado el silencio hermético del miedo.
    Un miedo profundo, y comprensible, que sólo he visto reflejado en la novela de Vargas Llosa, cuando habla del Perú en la época de Sendero Luminoso, “Lithuma en los Andes”. En el caso Peruano se daban muchas otras connotaciones añadidas propias de esa cultura.
    No soy hombre de miedos, ni de queja fácil, y sobre todo soy resistente.
    Pero mi padre, hacía ya muchos años que nos adelantaba que pasaría.
    Su clarividencia fué completa.
    Yo se lo transmití a mis hijos.
    Pero su madre era una clara nacionalista, hija y nieta, de la burguesía más acomodada de Guipúzcoa, que ayudaron a construirse un partido que les garantizara su estatus.
    El PNV.
    El PNV, que jugó un papel fundamental en que esto durara, por omisión.
    Por no dejar a ningún vasco sin que tuviera la oportunidad de poderles votar a ellos.
    Contra la gente juramentada con estos principios de todo vale, y estamos en guerra, bien es cierto que solo funcionan los métodos expeditivos, como se ha podido demostrar con todos los grupos terroristas del mundo.
    Pero los ideólogos, permanecen. Están cambiando su rumbo. Se están empezando a desprender de lo que les dió origen, y tratan de apartarlo, para seguir en esa obsesión por somos distintos y nos merecemos más y queremos decidir.
    Decidir QUE?
    Gracias Botillero.
    Leeré con ganas ese libro.

  • Si me permiten,(bueno y si no me lo permiten no lo lean) un pequeño inciso para terminar, por mi parte, con el tema que nos ocupó la tarde-noche de ayer, y que debido a mis horarios un poco diferentes, no pude concluir.
    Señores TODOS teníamos razón.
    Los que me sugirieron con datos sobre todo musicales, lo que me había estado perdiendo.
    Los que trajeron a colación la influencia clara que tuvieron en el devenir posterior de un cierto tipo de música. MUSICA al fin y al cabo. Y de MUCHA calidad.
    Los que hablaban desde dentro. Los que de verdad pueden entender lo que es la música porque la han estudiado y la han interpretado.
    Los que los vieron en directo, o se empaparon de esa música en concreto durante sus vidas.
    Les doy la razón. La tienen sin duda.
    Mis argumentos también tenían unos parámetros sólidos. Tratando de desmitificar algunos hechos que sólo son una etapa de la MUSICA, y más bien de un tipo de música.
    Durante mi vida he llenado con cantidades enormes de MUSICA de todos los tipos y he educado mi oido con aportaciones también insustituibles.
    Oí algunos temas ayer que me han despertado a esta edad ya madura, las ganas de seguir explorando.
    NO. no soy un pinfloi sr. Perro.
    No me gustó como me trató ayer.
    Pero me gusta cómo es usted y además su criterio me parece bueno.
    Pero no soy un pinfloi.

  • CON RETRASO
    Hola, Lola. Yo también pensé en mí cuando vi que cerraba esa cervecería legendaria. Un beso.
    – – – – –
    No me gustan los Beatles. No me gustan nada. No hay mucho que discutir; no me gustan, y no me gustan. Pero tienen algo a su favor: son el grupo menos insoportable de la historia, lo que, dada su omnipresencia espaciotemporal, los hace muy merecedores de respeto. Si los Beatles fueran tan atorrantes como, digamos, los cantautores o las sevillanas, probablemente ya estaría en la cárcel.

  • Decía hoy muy temprano Procuro

    ¿Quiere decir que la música puede ser privada? Estaba pensando en que el lenguaje es público por definición.

    Interesantísimo asunto Procuro, veremos si soy capaz de explicarme.

    Si el lenguaje se utiliza para comunicar y la música es un lenguaje, la conclusión lógica sería que la música se utiliza para comunicar. Sin embargo cuando se trata de comunicar incomunicación nos encontramos con una irresoluble cuestión, porque si me callo, no me escuchan.

    Como hay excepciones para todo, podemos citar algunas, por ejemplo, cuando convoco al público para que no me escuche (como hizo John Cage en 4´33″, una obra musical en tres movimientos que ya “escuchamos” aquí, en los que los músicos no tocan su instrumento, o La Sinfonía del Silencio Monótono de Y. Klein).

    Si tenemos en cuenta que todo es conducta, es decir, si hago algo, es conducta, pero si no lo hago, también. Estamos ante un imposible lógico (¡Ayuda Sr. Kant!) de complicada solución. Comunicaremos aún en contra de nuestra voluntad.

    Libros con todas sus páginas en blanco (En lo que piensan los hombres aparte del sexo), o cuadros sin pintar (Primera comunión de jovencitas anémicas en la nieve) también han aparecido en el mercado del arte, pero podríamos entenderlo como una provocación.

    Si el autor no buscara la provocación, o llegara a la conclusión de que ya ha comunicado bastante silencio, debería producir obra. Si llegara a la conclusión de que no tiene nada que comunicar a los demás puede llegar al mutismo hacia el exterior como hizo Glenn Gould cuando estaba en la cumbre de su carrera, que dejó de dar conciertos porque le producía gran frustración que el publico, incluso el más preparado, no se diera cuenta de los pequeños fallos en el tempo, las pequeñas imperfecciones en los matices, que a el le atormentaban. Gould decidió entonces que sólo haría grabaciones. Unas grabaciones marcadas por una aspiración de perfección tanto técnica como de interpretación que rebasaban con creces la línea de la sensatez.

    Nos encontramos pues con que cabe la posibilidad de que autores e intérpretes utilicen la herramienta artística que utilizan (lo de dominar, es otro asunto) para hacer un ejercicio de introspección. Ese es el momento en el que ya dejan de tocar/componer para otros y se abandonan a un laberinto interior del que es difícil salir. Ya no les afecta la crítica, ni la opinión. Es una lucha consigo mismo, sin referentes externos en el que no es difícil que caigan los músicos pues tratan con un bagazo muy abstracto.

    Si el artista encuentra un mecenas es posible que el público tenga conocimiento de su “producción”, en caso contrario su obra, pequeños apuntes en los que apenas se acaricia lo que casi no vislumbra se perderá.

  • Gracias por la reseña, Botillero. Supe de Aramburu hace unos quince años, en una charla que dio sobre su literatura. Era un tipo divertido, muy ÇhøpSuëy, que contaba que en la biblioteca del colegio utilizaban los libros como paletas de pimpón para jugar en las mesas. Desde entonces le leo con frecuencia en la prensa. Es un tipo comedido que ha optado por escribir sobre el gran tema de su tiempo y su país. Es de los poquitos y eso le engrandece aún más. Siempre me ha intrigado su extraordinario parecido con Perroantonio.

    JrG, no le tengas en cuenta a Perroan que te llame pinfloi, porque debería ser timbre de orgullo. Ayer el Marqués me llamó feo por un comentario milimétricamente científico que hice ayer contra el hermano de la Ronalda. Sus denuestros son nuestra honorificencia.

  • Que me perdonen Ximeno y Adapts, porque la cosa no va con ellos, pero los músicos son, en general, harto estomagantes. Quién no ha tenido un amigo con guitarra que a la mínima te está dando la turra. Podrían musicar bien o mal, pero eso es lo de menos. En cuanto echan mano del instrumento para tocar algo tardan dos horas en empezar. Primero tienen que enredar con las clavijas y probar las cuerdas, ring, ring, rannnggg. Cuando parece que está todo en orden, carraspean. Después de carraspear, principian con un par de acordes para parar de nuevo y volver a carraspear. Luego se lanzan, pero aún no llevan cinco rasgados, cuando tienen que parar de nuevo para ajustar clavijas y probar la tensión de las cuerdas. Tampoco esta vez nos libraremos del ritual del carraspeo. Más tarde, con un poco de suerte, podremos ver cómo terminan la puta canción. Tal espectáculo es muy apreciado por las féminas, que se derriten ante un músico. Siempre prefieren a uno que les toque la guitarra a uno que les toque el culo. Sólo tiempo después, cuando es demasiado tarde, se dan cuenta de su error.

  • Señor Ximeno, se explica usted ciertamente bien.
    Es vd. muy afinado.
    En la pintura y la escultura, en la ciencia, en el mundo de la literatura e incluso en el de los pilotos de coches y de motos, se pueden encontrar los mismos parámetros de comunicación y de interpretación que usted menciona.
    Desde lo simple e incluso banal, pasando por lo meramente instintivo, por la técnica más exhaustiva, la provocación irredenta, la introspección completa, y la paranoia de la perfección.
    Sí, no sólo en la música sucede.

  • Buenos días a todos:
    Llevo una temporada siniestra, de salud y de trabajo, además del panorama político general, que me deprime muchísimo, y con perspectivas no muy halagadoras ( ¡ ya verá, ya, Doña Gachó cuando llegue a mi edad, lo que se tarda en las remontadas, y lo que apetece tirar la toalla ! ).
    Así que he estado entrando a leerles, pero sin querer participar, para no molestar.
    Pero con esta entrada de hoy, pues sí que pienso opinar. Y voy a poner lo que dije en La Argos, cuando terminé “Patria”, que varios “remeros” me habían recomendado.

    Acabo de terminar “Patria” de Fernando Aranguren Aramburu.
    Y sí, en efecto, el libro no se podía soltar. Y está muy bien retratada una parte de San Sebastián.
    Pero no me ha parecido ninguna obra maestra, y no me va a empujar a leer otros libros anteriores del autor.
    Que estoy furibunda con él.
    Porque , para mi punto de vista, el libro desprecia a los que no hablan vascuence, piensa solamente en “los vascos”, “el pueblo vasco “, como único importante. Y considera pueblo vasco sólo a los de los ocho apellidos, y que además hablen vascuence. Como si los vascos, no hubieran estado en todas las empresas históricas de España. Como si no estuvieran Castilla, Andalucía … llenas de familias con apellidos vascos , Como si las familias de la burguesía vasca no hubieran tenido antepasados de todo el resto de España. Como si San Sebastián no hubiera llegado a ser la ciudad rica y cosmopolita que fue, gracias a que a San Sebastián se trasladaba La Corte cada verano. Y gracias a la Reina Regente, que se hizo construir , pagándolo con su propio dinero, el palacio de Miramar. Y gracias a los duques de Baena, de Sotomayor, de Bailén, que pasaban el invierno en Madrid, y los veranos ( de tres meses) en San Sebastían, que tenían aquellas villas, y que enseguida estaban emparentados con familias originarias de Vascongadas o Navarra… Fue gracias a todos ellos, a Alfonso XIII, a la reina Victoria Eugenia, que San Sebastíán llegó a ser lo que un día fue. Y de lo que van quedando cada vez menos recuerdos.

    Y cuando al hermano etarra del libro , preso en El Penal del Puerto de Santa María, le entran las dudas sobre si hizo bien o mal, le entran porque se de cuenta de que ha desperdiciado su juventud, su vida, y que en realidad, lo ha hecho por unos vascos a los que sus ideales les importan un pimiento, y van a la playa, sin acordarse de él, ni agradecerle su sacrificio. Sólo los vascos.Los que él considerara vascos. A los que fueran hijos de españoles de otras partes, aunque ellos hubieran nacido en vascongadas, de matarlos o echarlos a ellos , de eso no se arrepiente.
    La pobre Patria Vasca sometida a España.
    Cuento chino.
    Pues eso

    Y conste que a mí me parecen de perlas las Patrias Chicas, los bailes regionales, el folclore, y también me parece de perlas que cada autonomía tenga unas partidas de dinero para destinarlas a lo que quiera dicha autonomía ; enseñanza gratuita del vascuence, del catalán, del gallego, o del chistu, escuelas de flamenco, de guitarra, de cocina típica, de alfarería, etc etc. Todo gratuito y subvencionado por cada autonomía , para todo el que lo deseara. Pero voluntario. Nunca obligatorio. Lo obligatorio, debe ser igual para todos, y lo mínimo posible.

    Pido perdón por haber escrito tanto, pero es que yo nací al pie de Ulía, en San Sebastián, y me indignan esos distingos entre vascos y gente que no tiene derecho a llamarse vasca a sí misma.

    Bueno, pues después de haber escrito esto, me cayeron varios rapapolvos. Y bueno, puede que el libro fuera en efecto un retrato crítico del ” Nacionalismo Secesionista Excluyente y Racista “. Porque yo no había leído nada de Arámburu antes, y entré en Patria desde cero. Sin saber gran cosa del autor.
    Ahora sé que en vascongadas le consideran un autor “estatal”. Y que tenía que haber leído Patria desde ese conocimiento. Así que, por favor, a los que estén tentados de leer el libro, les recomiendo que antes se lean el artículo “Raíces” de Fernando Savater, que trata justamente sobre el libro, y desde la perspectiva de las víctimas, no sólo de ETA, sino de todo el racismo nacionalista excluyente.
    Yo, después de leer el artículo de Savater, puede que incluso lea Patria de nuevo, que ya digo, es uno de esos libros que no hay quien lo suelte, y puede que incluso me guste y todo.

    Les pido mil perdones por “inundar ” tanto. ¡ Menos mal que vengo poco, y que no tienen más que saltarse lo que yo diga !
    Ya siento

  • Al hilo de lo dicho, y después de leer a Bremaneur, pongo mi bandera de opinión en preferir a Horowich frente a Gould. A Tatiana Nicolayeva frente a Marta Arguerich, no pudiendo en ningún caso menospreciar a ninguno, pues sus interpretaciones no dejan de ser magníficas en ningún caso, pero en esto también cabe cierta atmósfera del cómo se hace. La gesticulación histriónica del Canadiense, frente a la concentración absoluta evitando cualquier gesto superfluo de los del Este.
    Es como preferir las Vanguardias Rusas, el suprematismo y el constructivismo, al cubismo.
    Cosas de una cultura y una forma de ver.

  • Compraré el libro de Al. Luis Alberto de Cuenca dice en la presentación: «Su poesía tiene aguijón: pincha al lector, lo agita por dentro, lo divierte, lo incorpora a su gang diciéndole: «termina tú el poema como quieras». Me recuerda el lema del blog de Santi González en El Mundo: «La pluma de Santiago González mira, ríe, sufre y protesta cuando pincha la realidad».

  • Por cierto, se habla habitualmente de sociedad enferma para referirse a la vasca -y creo haber utilizado la expresión yo mismo-, pero no estoy de acuerdo.

  • Casualmente terminé ayer mismo ese libro. Es lo primero que leo de su autor, un tío que me cae simpático en las entrevistas. Al leerlo he roto una regla tácita que tengo conmigo mismo, que es no leer nada que intente explicar, ni siquiera contar, el terrorismo de ETA.
    Y la verdad es que no me ha gustado demasiado. La voz de alguno de los personajes está muy bien tratada, pero no he conseguido creérmela, no tengo nada, antes al contrario, contra el mensaje que transmite, pero por contraste con esas voces acertadas, hay otras, fundamentalmente en determinados diálogos o monólogos (sin ánimo de spoilear, fundamentalmente la madre del etarra o el cura) que me resultan directamente imposibles).
    Me parece que se nota demasiado la idea y que no hay novela, propiamente dicha, no sé si me explico, que es lo que yo iba buscando, porque por desgracia lo otro lo he conocido en mi propio círculo.
    Entiendo que es una obra quizá hasta necesaria, que permitirá a muchos acercarse a algo que no conocieron a fondo y de hecho aparece ya entre esas listas que tanto odio de las diez más leídas, pero ya tendría cojones que fuéramos a escandalizarnos por lo que leemos como si no hubiéramos sabido que estaba pasando.

  • La sociedad está enferma en general, TODA. Pero la vasca segúramente más.
    La sociedad vasca, que no ha conocido la necesidad que sí tenían otras limítrofes o lejanas y se podría decir que tampoco la democracia en el interior, sustituida por tiranos con pistola y “Padrecitos” que sugerían cuando apretar el gatillo para hacer mientras tanto sus cosas y dejar tranquilos a “los chicos de la gasolina”, siempre se quejó de víctima sin mirar a los demás ante el papa estado del que se nutría, desmereciendo en muchos casos a los que trabajábamos de forma honrada, nunca excluyente y alzando siempre la voz ante un nacionalismo que no nos conseguíamos explicar estando en la situación que estábamos.
    La sociedad Vasca estaba enferma de abundancia. De acumulación y de obligación coercitiva de aportación para seguir.
    Estaba y está. Espero que sane, pero el diagnóstico primero y la medicina después todavía no se ha decidido.

  • Gracias, Ximeno. Me interesa mucho todo lo que dice. Tengo la impresión de que hay que vigilar que en la comparación entre música y lenguas naturales no nos arrastren las palabras: se habla de lenguaje y hasta de sintaxis o gramáticay vocabulariotambién en otras artes, pero probablemente las diferencias son más importantes que las analogías en las que se funda la expansión de esos términos. El lenguaje es público porque el significado no preexiste ni precede o se aloja en otro lugar que en el propio uso comunitario. El lenguaje privado o asocial es patológico, la creatividad cotidiana o artística explora esos límites pero si los traspasa deja de ser lenguaje. Lo que llamamos significado en música es de otra naturaleza.

    Leeré Patria y agradezco la reseña de Botillero. También agradezco mucho las de Viejecita y Schultz por el valor de discordar.

  • Llevo dos semanas con Patria -intercalándolo con otras lecturas- y me parece una buena novela. La recomiendo. Veo a viejecita muy indignada con el autor, porque le parece que el autor desprecia a los no vasco hablantes. Yo creo que es todo lo contrario. Poner en la novela unos personajes que piensan así no es reflejar lo que el autor piense o crea, sino mostrar como es el pensamiento de estas criaturas. No es una obra maestra, y quise leerla al conocer lo que el autor pretendía en una entrevista que le hicieron. Y me parece que lo hace muy dignamente. El desarrollo político, la mentalidad de los protagonistas, me ha parecido muy ajustado a cantidad de casos que hemos leído en la prensa durante tantos años, de etarras, víctimas y familiares. Y de fondo, la Iglesia.

    Además, creo que ha sabido dibujar el odio irracional, la cobardía, el miedo… en el que se forjó el crimen, pero también la vida cotidiana, tan cotidiana de un pueblo, que podía ser cualquier pueblo de España.
    Con esta perla, sobre la madre nacionalista que apoya orgullosa a su hijo etarra se resume todo:
    —¿Y qué me dices de la ama…Somos una familia de locos, a mí que no me digan. En el 75, tú eras muy pequeño, no te acordarás, lloró la muerte de Franco. De verdad, en casa, delante del televisor en blanco y negro, soltó unas lágrimas de española desolada; pero mejor no se lo recuerdes

  • Se nota que empieza el curso en que todos recomendamos libros. Gracias por la reseña, me apunto (más, ya que viene bien avalado por todas partes) el libro de Aramburu.

  • Una mañana llevé al centro en mi coche a mi vecina. Esperaba un autobús, el tráfico me detuvo delante, llovía, me vio. Ama de casa, andaluza, cincuentona, locuaz, me contó su última historia. Yo hablo poco.
    Su hijo de dieciocho había tenido un accidente grave con su coche nuevo y había salido ileso. Una madrugada de domingo, con sus amigos, en la Ronda de Dalt, otro coche hizo una mala maniobra que le estorbó.
    Y entonces el chaval hizo lo normal, lo que haría cualquiera en su lugar, a ver qué harías tú: devolverle la jugada, que se enterara de lo que había hecho, no se va a ir de gratis.
    La cosa acabó en varias vueltas de campana que se podían haber matao. Pero no les pasó nada gracias a la buena cabeza del chaval, su gran entendimiento y responsabilidad, un orgullo, oye, porque había escogido un coche con muchos airbás, que le gusta correr y es normal a su edad pero la seguridad por encima de todo.

    Y el otro ni se paró, oye. Dime tú si no hay que ser desgraciao.

    Las amas y la sangre son así. Cada familia es una patria.

  • No puedo responder por Adaptaciones, que ya es mayorsito y tiene unas manos como esportones, pero en lo que a mí se refiere, sepa usted Don Brema, que no canto. La naturaleza no me dio un buen instrumento (supongo que para compensar) y cantando desafino harto.

    Precisamente por eso no carraspeo, ni toso. Ahora que, cuando me pongo a afinar, me dan las tantas, eso lo reconozco.

    Sepa usted que todos esos prolegómenos tienen una justificación. No se lo diga a nadie pero se lo voy a contar: se trata de una maniobra de distracción. Así les damos tiempo a ustedes, los tañedores de culos, para que hagan todo tipo de muecas de desaprobación. Esa falta de sensibilidad ante “el arte” y “los artistas” que muestran los aspirantes a cascabelearles los culos a las mujeres, es percibida de inmediato por las presentes, las cuales huyen (en público, al menos) de comportamientos galantes basados en la ostentación de salvajismo y/o cerrilismo montaraz. No se derriten ante los músicos -como usted erróneamente deduce- se asustan ante machos que pasan de los prolegómenos.

  • No sé, Capt… Las madres, los padres y la sociedad gastronómica. A las madres se las nota más porque son más de «expresarlo», mientras que los padres se limitan a deslizar el billete en el bolsillo y hablar del chaval en la barra del bar. La cosa se sustancia en el glorioso oxímoron «Madre Patria». Tal para cual.

  • Estoy intrigado. No sé por qué se me había metido en la cabeza que el grupo de Satur, «Os gaiterinhos no watercloset», había sacado un sencillo que se titulaba «Yo no soy un pinfloi». He consultado la noticia que ofreció en primicia ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS pero no aparece.

    El tema tampoco está en el único sencillo del grupo «Los Tonhos», del que fue cantante Satur.

    Pero estoy seguro de que he escuchado esa canción muchas veces. Hasta me acuerdo del estribillo.

    Desafinas mi guitarra
    Yo no soy un pinfloi
    No me toques los teclados
    Yo no soy un pinfloi
    Deja en paz mi mandolina
    Yo no soy un pinfloi
    Y el champú de camomila
    Yo no soy un pinfloi

    ¡Yo no soy un pinfloi!
    ¡Yo no soy un pinfloi!
    ¡Yo no soy un pinfloi!
    NO, NO, NO, NO, NO

    [Solo de Hammond]

  • Juanfran Satur dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 12:06
    Ayer Marq citaba al gran Julián Ruiz, que hoy nos habla de Fumachú.

    Es un articulazo. Voy a abrir un grupo en el wasap para comentarlo. Pero primero tendré que hacer amigos para meterlos en los contactos y luego meterlos en el wasap para comentar el articulazo del gran Julián. Esta noche intentaré hacer amigos. O amigas. Voy a comprarme una guitarra.

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 12:32

    Los Siniestro Total quisieron comprarnos esa canción y nos negamos rotondamente.

  • Un par de cosas:

    No creo que Gould dejase nunca de “comunicar al exterior”; lo hizo a través de las grabaciones. Entre otras razones, precisamente porque consideraba que de este modo podía llegar a una masa sin precedentes de “auditores”. Respecto al asunto más general, sí, uno puede tocar para sí mismo igual que puede escribir para sí mismo (y hablar solo en voz alta).

    No entiendo en absoluto el criterio de jrG. El histrionismo sólo tiene sentido cuando se refiere a una manera (excesivamente emocional, adornada o dramática) de interpretar la partitura, no a los gestos que se hacen al interpretar.

    En cualquier caso, el “tancredismo” en las formas al que usted se refiere no es una característica específica de la escuela “del Este”, donde hay pianistas más y menos histriónicos. Y, desde luego, en el sentido no musical en que usted emplea la palabra, Kissin parece un actor de cine mudo en comparación con Gould o Pollini.

  • CORRIGENDA A LOS INTERESADOS EN UBUNTU MATE
    SÍ hay versión del sistema operativo en castellano. Se trata sólo de estar atento al hacer la instalación, no como el que suscribe, que suele estar a diez cosas simultáneamente.

  • Doña Procurito, el asunto se complica porque la música ciertamente tiene una serie de atributos que comparte con otros lenguajes. De hecho tiene grafía propia (expresada en el pentagrama), sintaxis (variable a lo largo de la historia, como cualquiera), fonemas (unidades sonoras: las notas) y morfemas (unidades de significación: ritmo, o duración). ¿Un auténtico despropósito?
    Veamos ¿Es universal? Cuando se sometió por vez primera a la escucha del adagio de Albinoni a nativos de culturas tan diferentes como los indios de la selva amazónica, los aborígenes australianos y los esquimales, todos eligieron como definición: triste frente a alegre.
    Si analizamos cualquiera de los atributos definitorios del lenguaje y se lo aplicamos a esta curiosa actividad sonora que llamamos música, estoy casi seguro que se ajusta como si se lo hubieran hecho a medida. Va ser un lenguaje. Si.

  • Pirata Jenny dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 12:46
    Respecto al asunto más general, sí, uno puede tocar para sí mismo igual que puede escribir para sí mismo (y hablar solo en voz alta).

    ¿Escribes y hablas para ti con una lengua inteligible o ininteligible?

  • Aún me sonrio con la semblanza del guitarrero de turno que tan bien expuso Bremaneur. Todo cierto, excepto que eso suele pasar a chavalitas quinceañeras. A cierta edad que nos toquen el culo está bien depende quién, entre tanto el maromo afina lo que tenga que afinar.

  • NANANIONANANINONINO, ¡NIII NOOO!
    Me ha entendido, ¿verdad, Ximeno? Pues eso, que no, pero que ahora no puédor porque estoy sirviendo a España.

  • Lo mejor de internet es que viene cualquier internauta autoproclamándose poco menos que un genio en una determinada disciplina artística y, a falta de otra prueba tangible que su propia palabra o la expresión de difusos principios estéticos, sus auténticos logros en esa disciplina, como en la valor en la mili, sólo se le suponen. Viene a esto a cuento por una clase magistral que trató de impatirme un nick no hace mucho, en otra parte de la red, sobre cómo ha de escribirse una novela. Curiosamente, al final resultó que, a pesar de sus consejos, o no había escrito ninguna o nadie se había interesado en publicarla.

  • Sembraos es poco.

    A ver, PerroAntoine, sí, como lo suponía traje ese TEMA de Yes y no otro, creí que ese era más pop o directo que el resto de los amigos de Yes.
    Ximeno lo explica todo de maravilla, lo de los músicos tocando para otros músicos y vuelta al principio es tan así, que la razón de ruptura de mi ultimo grupo fue esa, por donde quería tirar cada uno y ahora sinencambio no toco para nadie excepto para mi.

    Tampoco canto, al igual que Ximeno, porque no quiero que me ejecuten al instante, o sea que también me salto los prolegómenos, Brema. En mi caso además me he negado siempre a ser el bufón que entretenía la reunión y la gente se enfadaba conmigo por no querer tocar, excepto sobre un escenario con toda su liturgia.

    Vale decir que en mi opinion la música es el arte mayor, con lenguaje propio, tasado y críptico para los no iniciados y a la vez universal y accesible para cualquiera. Los “lenguajes” de las demás artes son comunes a cualquier ser humano, varía la profundidad técnica adquirida, en la música o conoces y sabes leer y escribir ese lenguaje o no. Además después has de entenderte con cada instrumento, que necesita una traducción especifica. Es decir un pianista con un saxofón en las manos sabrá tocarlo exactamente lo mismo que Satur (que era vocalista).

  • Respecto a la entrad de hoy, no he leído el libro, pero me asalta una sensación parecida a la que me impelió a no ver “Ocho apellidos vascos”.
    La normalización inevitable me parece un insulto. Que normalicen ellos, me pide el cuerpo, las generaciones posteriores, como ya se ha dicho aquí.

    Yo venía pensando estos días precisamente en esta manía generalizada universal, signo de los tiempos: Irán y Obama, Colombia y las FARC, nosotros y ETA, y así. Dar la mano y hacer como que no ha pasado nada es un gesto que solo los débiles intentan. Así era antes de que alcanzáramos los, al parecer, sublimes grados de civilización hodierna.

  • Colaboré hace unos años con el director de Ocho apellidos vascos en una olvidable película que discurría precisamente en el País Vasco de los años del plomo, y en el que la violencia etarra servía de trasfondo a la historia, aunque sin profundizar para nada en ella. Comoquiera que pasé justamente los años en los que transcurría la acción por completo desconectado de la realidad en el ejército, tampoco tenía referencias muy nítidas de la auténtica dimensión de lo que había sucedido a la sazón en nuestro país. La documentación para mi trabajo me condujo un par de mañanas a la hemeroteca –la física, no la virtual– con objeto de documentarme sobre atentados terroristas y otros aspectos puntuales de la época. Cuando terminé con lo que tenía que buscar en concreto, continué revisando esos asesinatos, prácticamente diarios, que al parecer habían pasado casi inadvertidos, cada uno sepultado al cabo de unas horas por el posterior; aun vistos bajo la fría asepsia de los sueltos de prensa, resultaba espeluznante constatar lo que había llegado a ocurrir ante la complicidad de muchos y el silencio de casi todos: una asunción del terror como algo cotidiano que se me antojaba más propia de tierras “salvajes” que de Europa. Como el bueno de Adapts, me parece inconcebible este “aquí no ha pasado nada” que tratan de imponernos unos y otros.

    La reseña de Botillero me ha dado ganas de leer la novela.

  • Vosotros nunca habéis sido hippiets, ¿no?

    Estoy flipando con la conversación fisiofilosófica sobre la música como lenguaje. Para que nos entendamos todos: el lenguaje es algo que sirve para pedir torreznos en un bar. Paco, ponme un torrezno. Hans, bitte ein torreznen. John, I have ordered two hours ago a fucking torrezno. André, silvuplé, an torregnó. Giovanni, io voglio un torrenni. Etc. ¿Se puede pedir un torrezno con música? No. Por lo tanto, no es un lenguaje. Si lo convienes antes con el dueño del bar, el torrezno y la birra te puede salir gratis. Te vas a un rincón con tu guitarra y te pones a musicar tus lamentos y a cambio bebes y comes gratis. Pero eso hay que hablarlo antes.

  • ¿y LOS SENTIMIENTOS? ¿EIN? ¿SATUR? ¿PERO ES QUE NADIE VA A PENSAR EN LOS SENTIMIENTOS, LOS PERRITOS Y LOS NINIOS?

    ¡SOIS HOMBRES SIN ALMA, VEN GACHï.VEiNA Y DÍSELO TÚ A SATUR!

  • Juanfran Satur dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 10:07
    Al159 publica nuevo libro.

    El Agua Siempre Encuentra Su Camino

    Por una vez, estoy de acuerdo con Al.

  • Ni caso a Satur, Adpataciones, ese lenguaje del que habla, es para gente que tiene hambre.

    Y Perro dice lo de la armónica porque no sabe silbar. Es un Perro mellao.

  • The subject of the flow of fluids, and particularly of water, fascinates everybody. We can all remember, as children, playing in the bathtub or in mud puddles with the strange stuff. As we get older, we watch streams, waterfalls, and whirlpools, and we are fascinated by this substance which seems almost alive relative to solids. The behavior of fluids is in many ways very unexpected and interesting—it is the subject of this chapter and the next. The efforts of a child trying to dam a small stream flowing in the street and his surprise at the strange way the water works its way out has its analog in our attempts over the years to understand the flow of fluids. We have tried to dam the water up—in our understanding—by getting the laws and the equations that describe the flow. We will describe these attempts in this chapter. In the next chapter, we will describe the unique way in which water has broken through the dam and escaped our attempts to understand it.

    The Flow of “Dry” Water – The Feynman lectures on Physics

  • Comer torreznos es la expresión máxima del sentimiento, Adas Colau.

    Observo con atención inusitada las críticas que está recibiendo Karmenski porque Madrid está sucia y está to lleno de excrementos de perro. Yo me pregunto: ¿no será que en Madrid hay mucho guarrindongo? Recuerdo una vez que iba en el coche con un madrileño que estaba comiendo pistazzios y tiraba las cascas al cenicero. Ni corto ni perezoso, mientras aguardábamos que el semáforo nos diera paso, abrió la ventanilla y vació el cenicero en la calle, con una tranquilidad pasmosa. Una mujer, abarloado su auto junto al nuestro, se reía, no tanto por la escena en sí como por mi cara de incredulidad. Huelga decir que este madrileño despotrica salvajemente de Karmenski y de lo guarro que lo tiene todo. Hay que jorobarse, macho.

  • Hay que repetirlo hoy.
    Si fue una genialidad que Miles Davis tocase con Ch. Parker, no lo fue menos que J. Coltrane tocase con él.
    25 años sin Miles y sigue creciendo.
    Bye, Bye Blackbird.
    Y uds. hablando de los Beatles. Si por lo menos hablasen de Cream.

  • Gracias a la siempre competente Bellpuig por la edición.

    Viejecita, en cuanto que el libro -entiendo también que el autor- desprecie a los que no hablen vascuence, me parece escandaloso por erróneo. Los protagonistas son dos familias, víctimas y verdugos -de las llamadas euskaldunas, habitantes de esa Guipúzcoa profunda donde quizá más implacable ha sido ese terror. Presumo que Aramburu ha elegido esos protagonistas, en lugar de un guardia civil asesinado por un Troitiño de Tariego de Cerrato, provincia de Palencia, para hacer ver que los terroristas no distinguen a sus víctimas por su lugar de nacimiento o la lengua que usen. Nada más. Y no sé, para acabar, si el autor habla y se maneja en vascuence. A lo mejor no, vaya usted a saber.

    En cuanto a una normalización de toda esta historia, tampoco creo que ese sea el propósito de la novela: la principal protagonista busca que el verdugo le pida perdón y así reconozca el crimen. No deja de ser una forma de justicia.

  • LO CUENTO PORQUE LO VI

    Ridículo ayer el conjunto merengue contra el Bielorrusia de Domund. El mejor combinado de la galaxia, dólares delante, no pudo más que sacar un igualatorio en el electrónico tras noventa minutos de juego. Se adelantó en el marcador el conjunto que lava las elásticas con lejía gracias a una trepidante jugada que terminó con el mejor jugador del Madrid, a años luz de los demás, Guarreth Ballet, cediendo de tacón al gesticulante brodel de la Ronalda, que no tuvo más que pegar un chupinazo tan fácil que hasta yo habría incrustado el esférico en la red contraria. Igualaron los locales el contencioso pocos minutos antes de que el árbitro señalara el camino del túnel de vestuarios, pero en esa primera mitad tuvimos la ocasión de ver el espectáculo circense de los merengues: el palomitero Kellogs Nabos haciendo de las suyas, el de Camas afeándole el error que le costó el gol del empate, cuando fue él quien cometió una estúpida falta en la medular del primer tercio del verde, Karim Mustafá tropezando con los cordones, el hermano de la Ronalda pataleando, una nueva mano en este conjunto que más bien debería cambiarse con el Madrid de balón cesto, etc. En la segunda mitad, más de lo mismo. Se adelantaron de nuevo los visitantes con un gol del triste Barán después de que el de Camas y Karim Mustafá se ejercitaran en brincos y volteretas, y cuando todos cantaban la victoria de los dueños del Santiago Bremaneur, Chürrle le metió un pepinazo al cuero después de que CABRAJAAAAAARRRLLLLL acariciara el esférico con el pecho, que se metió en la portería gritando gol, y eso que el balón no tiene cuerdas vocales. Kellogs Nabos intentó de nuevo la palomita, pero esta vez sin éxito. Éxtasis en el bar, donde Satur era un seguidor más del Bielorrusia de Domund. Saludos cordiales desde el Helmántico.

  • Dado que ocasionalmente a mi nick le da un poco de vergüenza, les recuerdo que aquí el menda escribe de un tirón, usease que no reflexiono y estilizo y aluego lo cuelgo. Qué más quisiera yo.
    Es por pedirles bula, perdón, comprensión y amol, mucho amol.

    ¡Díganme algo bonito!

  • Adapts, mariconadas, las justas. La próxima vez que aparezca en mis sueños, le daré una colleja. Nada de contribuir a la decadencia de Occidente con sensiblerías.

  • Adaptaciones dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 13:54
    Respecto a la entrad de hoy, no he leído el libro, pero me asalta una sensación parecida a la que me impelió a no ver “Ocho apellidos vascos”.

    Botilleur, reconozco que lo mío es de maruja y de manual, pero sí, me puse la venda antes que la herida. No he leído el libro, opino, generalizo. Menos mal que me escudé en la “sensación”.
    Aproveché para dar mi opinión respecto al proceso vinculándolo a su entrada y no sé a ciencia cierta si el libro es una baldosa más en el camino de la normalización o no.
    Me voy al rincón, pero no deja de ser cierto que cualquier libro, película u opinión actual pueden reforzar esa rendición que a mí se me hace tan difícil.

    Pego un calentón viejo que colgué por ahí:

    HEMOS DERROTADO A ETA
    Buenas tardes, aquí, la chusma, les va a hablar.
    A uno no le queda más remedio que preguntarles:
    ¿Le han roto ustedes la cara a alguien?
    ¿Alguien se la ha partido a ustedes?
    Se utilizan metáforas de pelea o guerra, pero parece que algunos se alejan del significado justo de las palabras victoria y derrota. Significan exactamente alternativas muy concretas.
    Sólo he ganado una pelea cuando el otro:
    a) Ya no se levantaba.
    b) Se levantaba con las palmas hacia arriba y postura de sumisión, se disculpaba y/o devolvía lo robado o quedaba asegurado que la afrenta iba a ser reparada.

    Todos los días desde hace años un abusón me enseña su navaja, me da una colleja y me quita el almuerzo en el patio.
    Desde hace quince días ya no lo hace. La razón es que le gusta mi hermana.
    ¿Pueden decirme si he vencido yo, si ha vencido la moral y la buena educación, si las normas del colegio han sido finalmente impuestas?
    ¿Dónde está la navaja? Yo no la tengo y el colegio tampoco.
    Menos mal que mi hermana está buena y él se la quiere follar.
    He derrotado al abusón.
    (Recemos para que mi hermana le siga gustando).

  • Gracias Zeppi, algo bonito o en su defecto un hostión, que hace mejor su papel.

    (Hostias, el corrector se empeña en que le quite la “h” a “hostión” pero no a “hostia”. ¿¿¿Señá Procu???)

  • – Es “The Cream”, no “Cream”.
    -El primer gol del Madrid de ayer, iniciado desde propio campo por Modric, es lo que se podría llamar el “gol perfecto”. No verlo así es muestra de irracional tirria.
    -Carlin y Julian Ruiz son unos miserables, para que hablar de ellos.
    -Madrid está sucio, sí, pero por culpa de los madrileños.
    -Lo que nos faltaba aquí es Mercutio sentando cátedra sobre música, cuando está sancionado de por vida por un delito de crasa ignorancia.
    -Es triste decirlo pero algunos no perdonaremos a los vascos en lo que nos queda de vida.

  • Pues mire, Don Botillero 16’58

    Ya he dicho que no sabía nada de Aramburu, y que he leído “Patria” partiendo de cero. Y que, posiblemente, si hubiera leído antes el artículo de Savater, lo hubiera interpretado de otra manera.

    Pero, ya siento, si una novela , a diferencia de, por ejemplo, un texto de física cuántica, necesita un texto de preparación previa, o que uno se ponga las gafas de colores para interpretar correctamente lo que cuenta, para mí, esa novela es defectuosa, por muy entretenida y fácil de leer que sea.

    Y, la novela, está entera vista desde esa óptica vasca-nacionalista-excluyente. Y, justamente, los peores personajes, o sea, los que no dan la talla, los que se acaban escaqueando , incluso entre los etarras, son ” hijos de españoles”, como mínimo. Y no digamos nada de los “policías torturadores”, venidos de fuera…
    Y puede que haya una especie de reconciliación entre verdugos y víctimas, pero sólo entre ” los vascos de verdad “. No veo en el libro ningún aprecio por los “españoles” pretendidamente invasores.
    Ya siento.

  • La revolución jomeiniana de la Pesoe sigue inexorable su curso con Satur en la sombra. Permanezcan atentos a sus pantallas de tablet, móvil, ordenador o televisión los excéntricos. Mi abuelo se ha incrustado el transistor en la oreja cual sonotone.

  • Me anuncian que el señorito Sërgëi ha comenzado a enviar las serigrafías de Javier Pagola. Me anuncian que el señorito Sërgëi ha enviado hoy una. No me anuncian cuándo serán enviadas las siguientes.

  • Tome, Capt. Un regalo para que se haga un avatar decente.

    Srta. Bellpuig, ¿por qué no cambia esos avatares horribles? O hágales unos avatares decentes a los habituales. No sé, una bici para Zeppi, un lauburu para Viejecita, una Harley para Mercutio… Cosas identificativas, que los monstruitos dan un poco de grima.

  • Mi programa para arreglar el PSOE consiste en revitalizar la O de las siglas: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡PICO Y PALA!!!!!!!!!!!!!!!

  • Gran idea. Creo que con un curso de formación para aprender a coger el pico por el sitio adecuado y otro para explicar la mecánica de una pala, podremos empezar a dibujar una zanja en un folio.

  • marquesdecubaslibres dice:Miércoles, 28/09/2016 a las 17:46

    Marqués envaínesela. Es “Cream”. Tengo toda su discografía. Otra cosa es que fueran la crema. La crème de la crème. Sólo fueron The Cream antes de lanzar su primer disco, luego desapareció el artículo.

  • En “A clockwork Orange”, de Antony Burgess, cuando “curan” a Alex, a base de imposibilitarle física y mentalmente para el sexo, para escuchar música, especialmente a Ludvig Van, o para la violencia, aunque fuera en legítima defensa, estamos deseando que anulen su tratamiento , y le den la vuelta. Porque nos da pena. Pero Alex, las barbaridades que ha hecho, las ha hecho porque sí. Sin sentirse un héroe por hacerlas, ni pensar que se está sacrificando por unos ideales, y que los demás deberían estarle como mínimo agradecidos por haber sacrificado su juventud y su vida por ellos.

    Y a mí, los que después de haber secuestrado, extorsionado, expulsado, intentado matar, o matado a personas inocentes en nombre de una religión, de una patria, o de lo que fuera, pretenden que encima se les agradezca y se les admire, esos me dan ganas de vomitar.

    Ya siento.

  • Mientras tanto, en Berlín no paran de pasar cosas. Hoy, un refugiado afgano parece que ha violado a una niña. Ha sido detenido por la policía. Mientras le metían en el furgón, el padre de la niña, un iraquí, se ha abalanzado sobre él blandiendo un cuchillo. La policía lo ha matado a tiros.

    Por otro lado, un juez ha ratificado la multa de 1800 euros impuesta a un imán que predicó -o como se diga- contra los judíos en una mezquita del barrio de Neukölln. Es un barrio de moda entre la juventú y tiene sus rincones oscuros. Hace unos años una joven árabe murió asesinada por sus hermanos, a quienes les parecía una deshonra que la chica saliera con un occidental.

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 18:36

    Srta. Bellpuig, ¿por qué no blablablablabla?

    ¿Y por qué no los hace usted, Señorito? Es muy fácil. Primero se saca el dedo de la mano izquierda que tiene insertado en la nariz. Luego mueve la mano derecha que tiene reposando en la entrepierna. Un poco de esfuerzo más y ya lo tiene.

  • Perroan, recién, 10^10, de dos puertas.
    Pirate, discrepo sobre el tamaño del nobel Peres, melifluo (si Rabin hubiera levantado la cabeza).
    El montaje sobre Ramonín, glorioso, Gómez. (Pero ese footage es un gran comodín).

  • Noticia y comentario:

    Puigdemont convocará un referéndum en septiembre de 2017 si el Gobierno no acepta pactarlo

    indalius
    28/09/2016 17:21 horas
    Me recuerda a cuando guardo los documentos: referendum.doc, referendum_v2.doc, referendum_v2bis.doc, referendum_final.doc, referendum_final_revisado.doc, referendum_definitivo.doc, referendum_definitivo_v2.doc, …

  • Le digo algo bonito, Ulises mío, Adapts mi amor, encantador de serpientes. Después del punto y aparte, que es un suspiro a sentir desmayo propio.

    Seguro usted, carraspea, afina, carraspea, afina, entretanto toca el culo a la buenorra de turno y es capaz de mantener esa mirada de bellaco e inocente a la vez, disculpando que no da con el tono.

  • Gracias por la reseña, Botillero. Aramburu no habla euskera (dicho sea únicamente como un dato objetivo, no como un mérito que añadir a su condición de enorme escritor, las lenguas siempre son inocentes del uso que se haga de ellas). Ni tiene precisamente una buena opinión sobre la literatura en esa lengua, como pueden comprobar en esta antigua entrevista, en la que incluso se pasó algún pueblo como él mismo reconoció después matizando ese genérico “los escritores vascos”. No tengo noticia de ningún novelista vasco, no al menos de este nivel, que se sitúe más lejos de esa normalización de la que están ustedes hablando. Subrayo lo de novelista para excluir expresamente a gente como Savater o Juaristi pero sobre todo por lo que dice Botillero en su entrada: todo lo que acaba necesita un relato, y en este sentido lo que está haciendo este hombre es impagable. Ya tiene alguna discípula: esta señora cae en más de una contradicción (o es la periodista la que no expresa bien sus ideas), pero sirve como muestra de que el camino está abierto.

    Efectivamente, Bolaño, tiene usted que irse de más sitios. O entrar, lo que sea. Qué poderío el suyo. Luena en directo: que no, que no se van, que hay congreso y que siguen adelante con lo de intentar formar Gobierno. Acojonante.

  • ¡ Uy don Perroantonio ! 18′ 36
    Yo no me pondría un lauburu de avatar ni harta de Cariñena. ¡ Para que luego me echaran en cara a mi padre sevillano, comandante artillero en la División Azul, y me llamasen usurpadora maketa !
    Prefiero mi monstruito oficial de google, sin ninguna duda. Antes tenía una abeja my salada, Pero ¡ google me la dió, google me la quitó, bendita sea la voluntad de google !

  • Recién convocadas las segundas elecciones estuve un buen rato por razones profesionales con el ex-alcalde socialista de una ciudad gallega ahora gobernada por las mareas. La conversación, claro, acabó tratando de la convocatoria electoral, encuestas y posibles resultados. Yo sólo hice una pregunta: Pedro Sánchez doblará o no doblará? Nadie tuvo valor para aventurar nada.
    Hoy se ha despejado la incógnita, Pedro no dobla y que arda Troya. Sólo nos queda esperar para saber si es un héroe o un soberano estúpido.

  • Señor Perro, lo de los imanes y nevera (para congelar bombas, entiendo), es un chiste culto y de sonreír. Lo veo en gráfico. Que se pongan a ello los responsables respectivos de esto.

  • Juli0 dice:
    Martes, 27/09/2016 a las 20:47
    BIGGETS BANQUET

    Don Juli0, cenaría con cualquiera de ustedes, los asiduos de esta casa. Ya lo dije alguna vez, que sigo un consejo de Cyril Connolly sobre con quién sí y con quien no “perder” el tiempo. Consejo que, por cierto, imagino que debe gustar a Pirate, porque lo vi copiado en su blog, si mal no recuerdo.
    A partir de los 35 no hay que perder el tiempo con nadie que no sea capaz de enseñarte algo que no venga en los libros.
    Si es cenando bien, miel sobre hojuelas.

  • Tareixa, sabes que soy persona muy autorizada para juzgar la valía de un chiste. El chiste de los imanes no lo he entendido a la primera porque tiene dobles sentidos y esto constituye siempre un reto, pero es buenísimo. Segundo premio con risas y lágrimas para «el aleteo de la mariposa bolaño».

  • Adaptaciones, ostión es de ostia, que parece ser variante de ostra, y hostión es de hostia, que es sobrino de hostes (como hostil, etc.), HOSTES KOPÓN YA, que este tema lo tenemos más tratado que el de los Beatles. Hijo mío. Me acuerdo de ese escrito que has puesto. ¿Qué ha sido de tu blog?

  • (Mira, por mí que me pongan la urna ya este domingo -la urna funeraria-, aprovechando que voy el finde para casa; y hasta yo voto ya directamente al PP.
    Pero qué reimpresentable y gilipolla es la izquierda de este país. Estoy por presentarme yo, pero es que tendría que cambiar mucho mi estilo, y estoy cansada, joder. ¡Qué vergüenza! Mira, que se vayan a la mierda. Hale, a seguir los del PP a chupar del bote, que no nos merecemos otra cosa.)

    (PD: El comentario sobre los imanes y las neveras, me ha gustado muchísimo.)

  • Inteligible, Proc; si no, no romperíamos lo que no queremos que lean ni bajaríamos la voz cuando oímos la llave en la cerradura.

    Sí, Gaussage, me gusta, aunque lo incumplo puntualmente.

  • ¡Conio Seña Procu!

    Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 21:10
    Adaptaciones, ostión es de ostia, que parece ser variante de ostra, y hostión es de hostia, que es sobrino de hostes (como hostil, etc.),

    Que ese día vine a su clase, que la dio usté aquí. Mi conclusión practica fue: siempre con h y a tomarpolculo.
    Pero ahora nusé, dudo más que antes, ¿en que casos debe usarse una u otra en ese estilo sabidilloflorido que gusto cultivar?

  • Descanse mi niña Gata sobre tejado de zinc , no se me agote. Ya sabemos lo arduo que es trabajar. Ya le pongo una nana de alguno de esos italianos de la ilustración en música tan pronto sepa cómo hacer un link.

  • He leído algunas novelas de Aramburu, un autor por el que siento simpatía y admiración. De las que cita Botillero, Años lentos me pareció francamente buena, y también creo que lo son algunos cuentos de Los peces de la amargura. Me hago una idea de las razones de la decepción de Schultz y entiendo el cabreo Viejecita. Hay otra novela que goza de gran prestigio, Martutene (2013) de Saizarbitoria. Es sin duda un libro de mucha calidad literaria; no importa, me pillé un rebote de aupa. Luego escribí unas notas ininteligibles. (PIRATAJENNY 21:55, eso quería que dijeras).
    Adaptaciones, la blasfemia académica es con hache. Sin hache ni es blasfemia ni es nada.

  • No sé si os habéis dado cuenta de que Álvaro Quinn ha dicho que tiene abuelo (18: 30). O sea, que jovencito pero consistente. Álvaro Quinn, CAPULLO.

  • Pedro Sánchez tiene la legitimidad, otorgada por los militantes y las militantes del PSOE, para fijar la estrategia del partido que está conduciendo a su hundimiento. Es inmoral que no le dejen hacer su trabajo.

  • ÉSTE TAMBIÉN LO HE VISTO

    Mientras en España estáis con el pesoez y el snchz y eso, Satur se ha ido de nuevo al bar, esta vez para ver perder al combinado alemán de turno. Al Angelotti y al Xabit AEATlonso se les ha quedado otra vez la retambunfa en plan goatse. El Pocholo Simeone le ha dado un baño al primero, y Kit Towerds al segundo. Fascinante chou. A Satur le cae bien Angelotti, porque parece que se va a arrancar a contar chistes de gangosos, como si fuese un doble de Arévalo (eche gangocho que entra a un bar y diche…), pero como entrenador es un patata. Como AEATlonso, que ni siquiera le cae bien a Satur. El baño ha sido modélico, pero Satur lamenta no ya las materializaciones no materializadas, sino que falte más contacto entre el polo negativo del centro del campo y el polo positivo de la delantera. Hay veces que los muchachos del centro tienen el esférico controlado pero no hay nadie en doscientos quilómetros a la redonda. Kit Towerds ha hecho un gran mach. Janet (se pronuncia Yanick) Carrasco ha logrado un golazo. Savic es el Peter Quinn del Atlántico. Oblat es San Pedro. Felipe Luis es un puto chou. Morinyo se lo llevó al Chelsit y allí estuvo papando moscas, lo que demuestra que el portugués, además de un pendenciero, es un papanatas. El ambiente en el bar, de primera. Como Bukotski, peleando a la contra, solo contra doce millones (o trece) de seguidores del Valle de Munit. Y el sábado que viene, lo mismo. Ahí estará Satur defendiendo a Mayo frente a Dublín. Litros de Guiness correrán por las venas de Satur, mujer. Bueno, que qué pasa con el snchz ése, contarle a Satur. Pero resumido, no seáis pelmas.

  • Buenas noches Saturio, descansa. Hay un mundo de pibas ahí fuera y ahora, dispuestas a discurrir sobre libros y música o sobre colchón. Sea pinfloy y suerte.

  • Querido corresponsal: el príncipe Filipe Luis I de Todos los Santos es brasuca. Por lo demás, este Atleti es lo mejor que ha tenido el Cholo (es decir, lo mejor que he visto nunca, ya que la quinta de Gárate me pilló absorta en un globo, dos globos, tres globos) y si no ganamos la champions, nos vemos en un par de años en segunda, la peineta y un cuarto de entrada. Nada que objetar salvo la peineta, que me pilla a trasmano.

  • Hombre, Bolaño, hacer el sorpasso por la izquierda en Israel cuando uno anda en el centro en su propio país no parece que haya que tomárselo en serio. O dicho de otro modo: menos lobos, caperucita ?

  • En terceras elecciones, ganan. Ya saben de historia, Ya está escrito, tomar por cansancio un castillo que se entrega

  • Parece ser que hace apenas unas horas han visto al famoso cocinero Chicote y un equipo de cámaras entrando en la sede de Ferraz.

  • Tengo una madrugada muy ansiosa, o viene Gengis a organizar y ordenar el mundo o tengo que leer un libro. La idea es que algo tengo que hacer.

  • Schultz dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 10:27
    Me parece que se nota demasiado la idea y que no hay novela, propiamente dicha, no sé si me explico, que es lo que yo iba buscando, porque por desgracia lo otro lo he conocido en mi propio círculo.
    Entiendo que es una obra quizá hasta necesaria, que permitirá a muchos acercarse a algo que no conocieron a fondo y de hecho aparece ya entre esas listas que tanto odio de las diez más leídas, pero ya tendría cojones que fuéramos a escandalizarnos por lo que leemos como si no hubiéramos sabido que estaba pasando.

    Creo (creo) que eso se parece mucho a la melancolía de Procu en esas notas que enlaza, lamentándose de algún modo en voz baja de que esas personas y esas circunstancias se hayan convertido en personajes y tramas, y encima de calidad. La misma idea -o sentimiento, no lo sé bien- que expone esa autora que he enlazado yo mismo cuando dice entender que “Ocho apellidos vascos” haga gracia fuera aun cuando los chistes le parecen “indecentes” considerados desde dentro en este momento, quizá con el tiempo, viene a decir. Supongo que con el “dentro y fuera” no se refiere sólo a cuestiones geográficas. No he leído Patria, pero desde luego en absoluto percibí la intención por encima de los resultados en Los peces de la amargura, y no parece que esa diferencia se deba únicamente a nuestras respectivas particularidades como lectores de novelas.

    He dicho antes que lo que está haciendo Aramburu me parece impagable, y también que las lenguas son inocentes. Después te leo una de esas notas, Procu: “El euskera ya no es la lengua de todos los vascos”, dice lamentándose uno de los personajes de Martutene, pero ni siquiera se pregunta por qué, dices tú, y eso sumado a lo de Schultz y a las risas que me eché con la película de los apellidos consigue que esos “impagable” e “inocente” se me antojen ahora frívolos, que me sienta de verdad como un puñetero turista. Así que pido perdón a todos los españoles y me voy con mi propia melancolía a la cama, y lo cuento para que también a vosotros os pese la conciencia.

  • Le han hecho una entrevista muy buena a Uribe en la CNN. No me pareció un populista, como dice Carlin.

    Estoy deseando que la lideresa del PNA Susana Díaz se presente. A ver qué.

    Me habría gustado tocar la guitarra. Como no sabía, en las fiestas de la playa tocaba… lo que me dejaban.

  • Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 28/09/2016 a las 23:09
    No sé si os habéis dado cuenta de que Álvaro Quinn ha dicho que tiene abuelo (18: 30). O sea, que jovencito pero consistente. Álvaro Quinn, CAPULLO.

    Tengo abuelo con el agravante de tener también abuela. Ambos siguen peleándose y renegando con afán digno de mejor causa. Pido perdón a las víctimas.

  • Buenos días Señoras, Señores, y Perro Antonio.
    A los imanes se les debería poner una nevera.
    A los pinfloi un brasero.
    Mi hermano solía decir que había demasiados “pichafría” cuando se refería a algunos amigos que se arrugaban ante las manifas de la época, cuando los polis eran grises.
    Da mucha pena comprobar que la política que llevó a que a este país “no lo reconociera ni su madre”, se convierta en este esperpento.
    Cómo los artífices de un cambio tan sustancial, de un trabajo tan importante, se diluyan en su propio juego de soberbias.
    Pues señores esto es lo que tenemos.
    El mundo de los pichafrías y los pinfloi.
    Un partido conservador, que salva los muebles no por méritos, sino por no mover ni una ficha para que los que tenían la ilusión de mucha gente en sus manos, la malgasten en proyectos imposibles.
    Los unos pecando de tan conservadores que son inmóviles, los otros por ver quién es más puro, más utópico y a la postre más obcecado.
    Luego salen los santones, que han permitido todo este juego, a decir que ellos ya lo veían venir, que ya advirtieron, y que se lavan las manos.
    Y también ganarán los que no han hecho nada.
    Bueno al final después de perder tanto, creo que se aprenderá una lección, y es que ni tanto, ni tan poco.
    La gente termina por ser la más sabia, y lo único bueno de esta situación es el retrato que nos quedará y de cómo se deben elegir a los señores que llevan las riendas de un país.
    Al final los colores no existen, y todo es una cuestión de tonos de gris.

  • (Qué mal me cae Susana Diaz. Desde el primer dia. Y eso que la escuché por la radio. Pues se me dispararon todas las alarmas de detección de egocentrismo. Y la cosa ha ido a peor. Menuda tiparraca.)

  • SOBRE EL PSOET

    Dándole vueltas al contencioso de anoche… qué gran partido hizo Kit Towerds. Por otro lado, conviene contemporizacionalizacionalizar: este Valle de Munit de Angelotti no tiene la mordiente del Valle de Munit de Pez Guardiola. No puedes geoestrategiar sobre el tapete un 4-2-1-3 siendo ese uno el tolosarra, que es como la pared de un frontón abandonado.

  • Ya dije que Aramburu me cae bien, personalmente. Y me cae bien porque cuando le leo veo un tipo que se moja contra sus vecinos, que es lo más difícil del mundo. De forma que no estoy en absoluto de acuerdo con Viejecita.
    Mi crítica a la novela es casi meramente literaria. digamos que no le falta nada, ni un cliché, y no es que sean cosas que no han pasado, han pasado todas y muchas veces, pero verlas todas tan bien puestas, o leer esos comentarios imposibles de la madre del etarra hacen que me haya quedado un poco frío.
    Por lo demás, insisto, una obra probablemente necesaria para algunos.
    Lejos de mi ánimo meterme con el autor, que no es sospechoso de todo lo que odio, sino lo contrario, pero no puedo evitar ponerme de muy mala hostia cuando el personal se escandaliza al leer en una novela lo que pasaba en su puto portal.

  • NEGOCIACIONES DE PAZ

    dedicado a John Carlin, esbirro de Su Majestad la Reina de Inglaterra.

    Mi hijo fue detenido en una zona montañosa de Colombia por portar un arma. De nada sirvió argumentar que viajaba en un todo terreno acompañado de su hija en su propia finca. Fue llevado ante el juez que decretó la libertad provisional hasta que fuera juzgado, con prohibición de salir del país. Dado que la pena esperada de acuerdo a la nueva legislación era 10 años de cárcel (lo que equivale casi a pena de muerte en Colombia), me pidió que le sacara del país.
    Hice infructuosas gestiones con la embajada y con un par de bufetes de abogados. Una amiga me concertó una entrevista con un narco gallego para el cual la gestión en cualquiera de sus avionetas era pan comido. Me avisó que aceptaba el trabajo porque se había informado que yo era, como él, un hombre leal a España y al partido (se refería al PP, claro). Cuando le ofrecí 50.000 euros por la gestión me dijo que tenía que consultarlo con el agregado militar de la embajada americana. Evacuada la consulta me informó que el fee era de 100.000 euros, pero que el me prestaba los otros 50.000. El dinero era para el partido de Santos, como fondos para la lucha contra la guerrilla.
    Decliné la oferta y le envié a mi hijo un billete de Iberia Quito-Madrid. Le propuse que dado que había estado varios años en las Fuerzas Especiales que huyera a pie por la selva. Milagrosamente consiguió llegar a la capital ecuatoriana y por fin abrazar a su madre en Madrid.
    Acaba de ser juzgado en ausencia, los hechos se remontan a 3 años atrás, y condenado a dos años de cárcel que podrán ser cumplidos en su domicilio colombiano. Es evidente que no piensa hacerlo, ya vendimos la finca de Colombia y de momento nos conformamos con ver a James triunfar en el Madrid.

  • Me entusiasma ver jugar al Atleti, el once que salió ayer lo puedo recitar de corrido, como cuando cantaba “Ufarte-Luis-José Eulogio Gárate-Adelardo y Collar. Creo que este equipo es hoy por hoy imbatible.

  • Me pasa lo mismo que a Schultz. Tengo un respeto absoluto por Aramburu y me gusta lo que esta haciendo, aunque a mí no me sirva. Yo no necesito ir a ver documentales sobre ETA, ni leer novelas sobre lo que vivo. Me basta salir a la ventana o cruzar el umbral de la puerta. O encontrarme la estólida jeta de un asesino en la barra de un bar, como me ocurrió hace unos días, lo que bien mirado me viene bien porque me aleja de los bares. Espero que sus libros sirvan para que los lean la gente joven o poco informada, pero no es mi género. Yo soy más de las novelas de tiros.

    A BOTE PRONTO
    «Una banda de macarras de Lasesarre y Simondrogas decide atracar el Hotel María Cristina creyendo que todas las estrellas de cine llevan joyas de millones de dólares. Es la primera vez que viajan a San Sebastián, que les recuerda a París, donde tampoco han estado. Entran con sus escopetas recortadas en un salón en donde se está celebrando la presentación de una película, pero allí sólo hay actores presuntamente cómicos, periodistas deglutiendo canapés y políticos locales haciéndose pasar por colegas. El único collar a la vista es el que lleva el caniche de una actriz china, completamente despistada en una fiesta en donde creía poder promocionar su película, «La flor de loto en el lago celeste», un melodrama sobre las penalidades de un transexual durante la Revolución Cultural, que tiene posibilidades de obtener la Concha de Plata. Los macarras, cabreados, se lían a tiros y despanzurran al caniche, a un tipo con cara de cocinero y tripa de cocinero, y al alcalde que intenta calmar los ánimos, disparándole sobre una pegatina en donde pone «Donostia pakearen alde» (Donostia por la paz). Salen corriendo y pegando tiros pero se equivocan de puerta y van a parar a las cocinas en donde veinte tipos están preparando unos micropinchos de bacalao confitado cubierto con crujiente de cebollino caramelizado sobre lámina caramelizada de su putamadre y disparan sus recortadas hasta que los bacalaos se vuelven rojos. Salen zingando a toda hostia del hotel, pero los de la OTA/TAO les han llevado el buga, así que corren entre las calles y cuando creen haber despistado a los posibles seguidores se cuelan en la sacristía de una iglesia donde casualmente la dirección de ETA está preparando un comunicado de paz en donde le piden al Gobierno del Estado Español la libertad de los presos políticos vascos, la independencia de Euskal Herria y el Premio Nobel de la Paz para la Mesa Nacional de Herri Batasuna. Cuando irrumpen los macarras todos echan mano a sus pistolas, pero no les da tiempo a sacarlas y les fríen con las recortadas a cámara lenta, como en las películas de Sam Peckinpah, incluido al Obispo, que baja de su guarida para recordarles que no tienen que meter ruido. Afortunadamente los disparos se confunden con los fuegos artificiales de la Concha, así que aprovechan el momento, se cambian de ropa, roban el cepillo, que está repleto porque se ha celebrado una misa por la paz, y se separan y se confunden con la multitud. Fin.»

  • Así da gusto empezar un jueves. Doy fe de que la historia del Marqués es cierta.

    Hay un pasaje de La torre elevada, el extraordinario libro de Lawrence Wright, que me tiene transtornado. Habla de Alemania y de cómo fue refugio de terroristas, ya que era legal preparar atentados siempre que se hicieran fuera de las fronteras del anteriormente conocido como Tercer Reich. Lamentablemente no hay notas que remitan a las fuentes. Tengo que investigar esto, porque por increíble que parezca es un fiel retrato de este puto país de mierda.

  • La de Perroantonio podría pasar. Le falta un poco de sangre y concretar que el jefe de la banda es de la calle Arana, pero bueno.

  • jrG, no me parece que Gould esté particularmente histriónico (en el sentido de teatral) en lo que enlaza. En cualquier caso, como le decía, el histrionismo sólo me decanta hacia unos intérpretes u otros si es musical.

    Miss Bonnie, ¿cómo anda usted de contactos con las ganaderías de bravos?

  • Joder Perro y Marqués.
    Menudo relato.
    El primero es muy posible, el segundo es probable.
    Como decía Morgan, ojalá fueran ciertos.
    El de Donosti se que no, el del Marqués no lo sé.
    No me gusta nada el fútbol, pero si se tiene que ser de un equipo yo sería del de playeros de Hondarribía.
    Qué furia tienen los ancianos, y la leña que se dan. A pie descalzo. Por el orgullo. (alguna comida y cena también caerá). Como debe ser.

  • Buenas tardes a todos.
    Acabo de volver del curro, he venido a leerles, y me han dejado epustuflada los dos relatos:
    – El de Don Marqués, que me creo perfectamente que sea cierto
    – El de Don Perro Antonio, que me divertiría mucho que lo fuera.

    Muchas gracias a los dos. Me han hecho la tarde.

  • Hay un cocinero con cresta y chorrocientas estrellas Michelin, que anuncia coches Mercedes en televisión. Se hace llamar Dabiz Muñoz.

    ¿Qué?

    ¿Me toman a broma cuando anuncio la ¡EBIDENTE E IMPARAVLE DECADENCIA DE OCCIDENTE!?

  • En este pueblo dos hermanos Turcos, que fueron jugadores de rugby, uno primera línea y el otro pilier, tienen el mejor Kebab que he comido jamás.
    Eso era bastante fácil, ya que hasta venirme aquí, no había probado nunca uno.
    Pero es que el de estos hombres es un bocadillo de mucha calidad. Delicioso.
    La torre de carne que se tuesta en la parrilla es todos los días nueva, vamos que la venden a diario, y mira que salen cortes de una de esas piezas.
    Todo está fresco y limpio. la lechuga, los tomates…y no huele a fritanga.
    Tiene un patio trasero con mesas corridas, que cuando hace bueno, está abierto y se puede fumar.
    Sus salsas las elaboran allí mismo y te las ponen con cuchara desde el cazuelito que tienen al fuego.
    Lo único que se echa en falta es una cerveza, pero como son musulmanes, no dan alcohol en su garito.
    El ambiente es de trabajadores que tienen 15 minutos para comer, y jóvenes que llegan de la facultad próxima.
    Los miércoles se peta al mediodía de estudiantes de liceo.
    Los jueves noche abre hasta las 12,00 siendo el único sitio donde recuperar fuerzas si sales.
    El bocadillo muy generoso, unas patatas fritas y una bebida son 6 euros.
    Una opción cojonuda.

  • Pfffsss….Ainda estoy estupefacta ante los huevos estrellados esos tan laureados, que tenía a bien hacer mi abuela con sus prisas y diez churumbeles de nietos y nietas, ellas más comedidas y observadoras, hambrientos y con prisas de salir al patio para organizar redadas de gatos y gallinas.

  • El niño de la cresta tiene restaurante en Madrid.
    Comí allí una vez antes de que lo estrellaran.
    La decoración era con cerditos con alas y cosas así (hace al menos 6 años que fuí).
    No recuerdo bien el menú, pero era largo y me quedé agusto con él. No volvería, eso también es cierto.
    Si ahora ya anuncia mercedes … está al máximo nivel. Dentro de poco opinará de moda, política y economía.
    Adapta, la decadencia es imparable.

  • Don JrG 14′ 06
    ¿ Cual es ese pueblo ?
    Porque nosotros, ( mi germanófilo y yo ), soñamos durante años con terminar nuestros días en Perros Guirec.
    Si sobrevivimos a esta temporada, y si parece que vayamos a tener algún tiempo por delante, como ya, a San Sebastián, a pesar de ser los dos de allí, no íbamos a volver, pensaríamos de nuevo en Bretaña . Y cuanta más información tengamos… Lo de los Kebabs tiene buena pinta. Y supongo que habrá sitios de crêpes…

  • Buenas tardes Viejecita.
    Vivo en Cholet que es el dpto.49 (Maine et Loire) está lindando con Bretaña y con Vendee.
    A 50 Kmts. de Nantes y 43 de Angers.
    Encantado de saludarla si se pasan por aquí.
    Y sí creperías al estilo Bretón también tienen aquí.

  • En la calle Fuencarral son eclécticos y dan un bote de Mahou o caña con un magnifico kebab y french fries, por 5 (entonces, ahora serán 6) pavos ÑAMMM…

  • Jotaerregé, pordios, qué. Va la Viejecita con sus múltiples avatares y no tiene usted gallinas maltratadas para dar de comer a la fauna. Lo sepan

  • Y menos mal que no ha oído hablar (¿?) al chef, adapts. En fin… zapatero a tus zapatos, excepto el cobarde Yeims, según Carlin.
    (Qué fácil es inundar)

  • Satur cree que el gran John Carlin, cuyos artículos sobre Giuseppe Morinyo y el morinyismo son canónicos, ha cometido un grave error al autoerigirse en sacerdote y acusar al cafetero Jane (se pronuncia Jane, no Yein) de cobarde por no posicionalizarse en el debate político de su país, Colombia. Por ello Satur ruega a los presentes que mediten sobre las fatwas que en nuestro país se dirigen contra los deportistas que no opinan de política, especialmente culets y eúsqueros.

    Satur también informa de que le hacen gracia los epítetas que don Federico dedica a Carlin: vuvuzelo y doña Croqueta.

  • Los cocineros pasaron de las últimas páginas de las revistas femeninas a los suplementos de cultura y de ahí saltaron al horario de entretenimiento en la tv. Pronto estarán en los parlamentos autonómicos y el europeo. El cielo es el límite.

  • Satur opina que un #ranciofact de los wapos es el del típico quídam que en un bar de carretera y ante dos quilos de chuletas rezumantes de aceitazo y patatas fritas congeladas con las puntas chamuscadas acompañadas con el aderezzo o guarnición de unas armóndigas de sebo o unas cocletas de chiclé grita desaforado antes de subir la imagen al tweeterd: JÓDETE FERRÁN ADRIÁ!!!!!!!! Ñag, ñag, ñag, se autorríe posteriormente de su ocurrencia…

  • Sin par y astur Tareixa.
    Yo a todas y cada una de ustedas y ustedos, les preparo una cena de las que decía el Morgan si se me pasan por aquí.
    Con el Sr. marqués dejaría q mi Reyna lo agasajará con sus platos y extremada educación a la française.
    Al perro antoine le prepararía un txuleton que tengo guardado para los muy voraces.
    Todos serían bien recibidos.
    A doña pírate no le pondría a gould.
    Me compraría alguno de esos discos d los Beatles aunque tengo otras cosas que poner.
    Quesos, vinos, no faltarían.
    Juantonics tampoco.
    Les evitaría el ricard….

  • NOTA:
    Solicitar previamente rendez-vous.
    No me vengan en grupos superiores a 4 personas humanas de cada vez.
    Después de los condumios, es preceptiva una visita a la galería “atelier 2AG3” donde el autor les recibirá en una visita privada.
    No es obligatoria, aunque sí muy recomendable, la adquisición de alguno de sus trabajos.
    Datos en la secretaría de esta magnífica publicación.

  • Don Saturio, aquí tendría ustez un futurazo en alguno de los bares futboletosos.
    Yo podría ir traduciendo en mi versión de Francés.
    La cerveza gratis fijo que nos sacábamos.

  • Bueno, bueno…
    Me leeré algo de la Edurne Portela que recomienda Don Albert. Y también me leeré “Martutene” puesto que la recomienda Dª Procuro. Pero por bien que me pudiera caer Aranburu, me parece que no le llega a la altura del zapato al Atxaga bueno. ( No hablo de ” el hijo del acordeonista” que rompí en mil pedazos después de leerlo, que no quería pasárselo a nadie, que me pareció dañino , sino de Obabakoak , o, sobre todo del “Hombre sólo” o de “Esos cielos”, con terroristas como protagonistas, pero sin propaganda moralista-nacionalista ).
    Pero ya no sigo con “Patria”, que me parece que sólo con mi enfado, le he conseguido un montón de lectores , y ya está bien por mi parte.

    – Don JrG : He estado mirando Cholet en san google. Y parece muy bonito, pero no tiene mar. Y puestos a no tener mar, me quedo en Madrid. Pero se agradece su ofrecimiento.

    – Dª Tareixa : Así que ¿ Soy una maltratadora de animales por haber sacado al jardín al grillo que hacía cri cri en mi cocina ? ¿ A pesar de haberlo sacado con mucho cuidado, y dejándole en la hierba, a su lado, un festín de lechuga y pan mojado en Río Viejo ?. No me lo creo.

    Ya siento

  • San Michel Chef Chef o Carnac o Pornic, suelen ser destinos de sabado o domingo para ir a la playa y están a unos 45 minutos.
    Yo es que como viví en la Playa 50 años quería algo lejos de allí y de interior.
    No obstante los ríos aquí son de verdad. El Loire no es de los más grandes pero da gusto verlo y cuando se va acercando hacia St. Nazaire, es impresionante. Se cruza en barcazas en las zonas que no tienen puentes.
    Esta zona toda es muy interesante.
    LLegando a Saumur comienzan los famosos chateaux.

  • Me llaman de una productora, la Warner Brothers o la Universal o Antena Tres, no me he enterado. Que si podemos fusionar los dos relatos, el del colombiano y el de los manguis que se cargan al grupo terrorista en un mismo guión ambientado en la Guerra Civil. El colombiano podría convertirse en el hijo de un ministro rojo que se ve atrapado en un pueblo en donde gobierna la Falange de las Jons, un lugar remoto y salvaje, como la Alcarria o la sierra de Úbeda. Tras conseguir escapar, se une a una banda anarquistas que van a dar un palo en el Hotel Palace. Cuando las cosas se tuercen se refugian en una sacristía en donde Franco y el Partido Carlista están preparando un golpe de Estado con la ayuda del Obispo de Madrid y la Santa Sede, con el final consabido. Me dicen que habría que trabajarse un poco los personajes y hacer unos diálogos creíbles. Creo que le voy a pasar el encargo a Gómez.

  • Pues yo, de Nantes tengo el recuerdo de una botella de Montrachet, con un “menú rapide” ( paté maison, chateaubriand aux pommes soufflées, tarte tatin ), en el hotel Duchesse Anne, que incluso más de 40 años después, sigo intentando igualar sin conseguirlo. En aquella época, estaban rehabilitando la catedral, y cuando la visitamos, no tenía ni bancos, ni cuadros, ni tallas, ni confesionarios, y la mirada se te iba hacia arriba. No he vuelto a ver una catedral que resultase tan impresionante.

    Y sí. la Loire no es el Manzanares, pero necesito el Atlántico a tiro de paseo…

  • Jo, yo nunca dije que algún ser humano y bella persona que habitan por aqui maltratase a lindos y lindas animales, no. Tal vez dejé pensar en mis interiores que son ustedes un poco ñus. No mas.

  • Con los franceses, aparte de que como saben me han dado por retambufa, jodíendome este año un tercio de mis ingresos y de que les naciera Rousseau, yo me quiero llevar bien.
    Pero es difícil. En un viaje con mi santa a gabachilandia, la dueña y camarera de un restaurante no quería servirme una ensalada porque llevaba estomago de pato y no me iba a gustar, porque soy español. Tuve que morderle un dedo gordo del pie para que viera que un recio cabrero español no hace ascos a nada (excepto a los caracoles y a los huevos con pollito dentro).

  • El narco gallego me pareció un hombre muy sensato, sabía a lo que jugaba. La reunión tuvo un sinfín de anécdotas. Me interesaron especialmente sus citas en Llanes con Jaime M. Z. con objeto de darle su contribución para la lucha contra el terrorismo vasco. También tuvo gracia la advertencia de mi amiga de que tuviera cuidado con la forma de mirarla.

  • Rhumquina, acojonante el dibujo de FLOID.
    Cómo escocía el jodido Floid.
    Su olor no lo podía aguantar.
    Mi padre lo usaba, en casa junto con brillantina para el pelo y colonia Wilkinson.
    Ultimamente todo me recuerda a mi viejo.
    Con las ganas que tuve de perderlo de vista durante muchos años, y lo que me falta ahora.
    Joder que viejazo me estoy haciendo.

  • Brema muy interesante la línea de investigación.
    Los Boches sin embargo con el terrorismo propio (baader meinhof) fueron mucho menos indulgentes y muy contundentes.

  • Viejecita, ¿seguro que no ha confundido los autores?
    Precisamente Atxaga es nacionalista y Aramburu lo contrario.

  • Qué pena que muriera Martin Feldman, para hacer de Obispo hubiera dado la talla. También se le podría llamar a Javier Gurruchaga.
    Y un cameo con Arguiñano.

  • En Nantes suelo ir al restaurante “La Cigale”.
    Más que nada por la decoración, las ostras y como preparan los pescados.
    La bodega corta pero intensa.
    Tomar un café con croissant o simplemente un petit four, o un bombon, en la tetería de Passage Pommeraye (galería con suelo de madera, y cristalera superior todo en tres niveles) no muy lejos de un galerista al que le doy mucho la tabarra para que me exponga.

  • Perro, para el txuletón, le podría poner algún otro caldo rojo que no fuera de Saumur.
    La denominación que bebió no es nada mala, todo lo contrario, y además aquí tienen buenos precios.
    Pero para casos serios, el Bordeaux es otra cosa.
    Viejecita también veo que cuidó mucho lo que bebía, y su botella costaría el doble que su menú, según los casos, aunque con Chateaubriand, yo no hubiera tomado un vino blanco.
    Cosa de gustos, de cualquier forma.

  • – Don JrG : El Montrachet era tinto, no blanco. No me gusta el vino blanco. Ni con el pescado, ni con el marisco.
    Y sí, costó tanto como el menú, que era “rapide” pero no barato.

    – Don Schultz : Atxaga será nacionalista, pero se va a escribir, (en vascuence), a Extremadura. Y “El Hombre Solo”, o “Esos Cielos”, retratarán a etarras pero no son propaganda etarra, ni nacionalista , de “nosotros versus ellos”, cosa que, en cambio, sí era “El hijo del acordeonista”. Se ve que antes era libre, y luego ya no…

    Y me encantan algunos libros que retratan a asesinos profesionales, a licántropos, etc etc, Seguro que Aramburu es un tío estupendo. Pero ese libro suyo no. Ya siento.

  • Muy interesante eso, Brema. En una búsqueda superficial en Google (mi modus operandi para casi todo), encuentro que Alemania (además de Japón) tenía fama de atender a las demandas de los terroristas para evitar las situaciones con rehenes (página 40 del texto) y que la negociación con los terroristas con envío internacional de la OLP estaba a la orden del día.

  • Y, Don JrG. El Bordeaux será un vino bueno, pero en Francia, y cuando no estoy en Burdeos, siempre pido ( pedía, que ya no viajo casi ), Bourgogne , y si no tienen un Montrachet rojo que me guste, pido un Côtes du Rhône.
    Que me gusta que el vino tenga cuerpo, y sabor, pero que sea aterciopelado y no raspe.

  • viejecita dice: Jueves, 29/09/2016 a las 16:38
    Y también me leeré “Martutene” puesto que la recomienda Dª Procuro.

    Mi intención no era recomendarla, Viejecita, SNIF.

    Hay gente que no se sabe el santoral. No digo yo que todo el santoral, pero cuándo caen tus cincuenta o cien santos favoritos, qué menos.
    Hoy es San Miguel.

  • Al hablar de vino conviene no utilizar términos tan vulgares como que «no raspe» o «que tenga sabor». Hay un rico vobabulario para que el aficionado se exprese con elegancia y precisión.
    «Me gustan los vinos de alta expresión pero que no resulten astringentes».
    Nótese la diferencia.

  • Es que yo no soy ninguna entendida, Don Marqués. Y la prueba es que prefiero con mucho el Viña Arzuaga que tengo en casa para beber en familia, al Imperial Reserva del 2005 , del que todavía me quedan algunas botellas, y que saco cuando se presentan a almorzar mi consuegra, o algunas personas de vestir.

    Pues sí, Doña Procuro, he pensado que usted lo recomendaba, y ya tengo “Martutene” de Saizabitoria en mi kindle americano, junto con “El eco de los disparos” de Edurne Portela. Pero no se preocupe. Si no me gusta, no se lo tendré a usted en cuenta, e intentaré estarme calladita.

    Y buenas noches a todos.

  • Buenas noches, linda Viejecita. Organice usted en plan okupas una incursión que no excursión a casa del señor Jotaerregé, ya que tan amable dió su dirección.

    SE VA A ENTERAR. (a la gatita no, que es muy delicada para sus cosas y está ocupadiísima oligarquíando a tiernos y futuros podemitas).

  • Que me gusta que el vino tenga cuerpo, y sabor, pero que sea aterciopelado y no raspe.

    “Valle del Tejo”, viejecita. Reserva, gran reserva, hasta el crianza, (e incluso el rosado que es el favorito del propio cosechero y del farmacéutico del pueblo). Se lo puedes sacar al invitado más pejigotero, es un vino perfecto (y tan barato que es para flipar.).)

  • Hay un rico vobabulario para que el aficionado se exprese con elegancia y precisión.

    (Ay, que me meo toa. El vobabulario lo utilizan los bobos.
    Y luego está el bobalulario, para los expertos en Bobal.)

  • Bien, bien. Ya estoy preparando una logística para la incursión. Yo llevo pimientón, patata y unto para el viaje por si hay que comerse un grillo. Una buena gallega de raza no sale de casa sin pimentón en los refajos. Los que lleven guitarra para carraspear y seducir nos los comemos antes de cruzar frontera que es de buen gusto llegar a comer a casa de alguien sin hambre.

  • es de buen gusto llegar a comer a casa de alguien sin hambre.

    (¿En serio??? ¿Aunque te haya invitado? Pues yo creí que era al revés, que no está bien hacer feos ni no comerse lo que te ponen en el plato.
    A mi me da mucha rabia que no me coman el coñ digo lo que he cocinado. Pero mucha, mucha.)

  • Pues se organiza también de entremeses comidas de coñ a cargo de chicos para amenizar viaje. El caso es llegar a Itaca, limpios y sin hambre, satisfechos y ordenados. Que sepan los vecinos esos, que somos gentes de fiar.

    Y que Jotaerregé no se avergüence.
    ( voy añadir un lacón y chorizos a mi maleta, y un jersey de lana fina celta. Estos pintores poetas, fijo pasan necesidades)

  • Entonces, antes de dormir, la oración de hoy es:
    «San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha.
    Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del diablo.
    Que Dios manifieste sobre él su poder, esa esa nuestra humilde súplica;
    y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha conferido,
    arroja al infierno a Satanás y a demás espíritus malignos
    que vagan por el mundo para la perdición de las almas.
    Amén.»
    Buenas noches.

  • Gacho, nos estamos quedado en franca minoría en este fanzine, somos pocos y cobardes y necesitamos un fichaje de urgencia, un ariete de esos de toda la vida, rompedor y leñero: hazte del Madrid.

  • (Ni de coña, Albert. Hoy mismo, sin ir más lejos, viendo una entrevista a Cruift por Valdano no dejaba de repetirme: “pero que es sólo fútbol, joder. Un juego. Y lo han convertido en una liturgia, en el todo, en un motivo para vivir y morir.” NO LO ENTIENDO. NO LO ENTENDIA CON 12 AÑOS Y SIGO SIN ENTENDERLO.
    Dicho esto, del último equipo que sería sería del Madrid. Me caen fatal, fatal. Los que peor.)

  • Pues eso de “fatal, fatal” suena también un poco litúrgico y dramático eh. Te ha quedado muy valenciano, además. En Mestalla me gusta ganar incluso más que en Barcelona o en el Calderón. Tienen al Madrid por su enemigo eterno y mortal y a mí la verdad es que algo me quería sonar de que hay un equipo en Valencia, o incluso dos, pero no me había enterado bien hasta hace unos días, y sólo porque el ruido del petardeo se ha oído hasta aquí.

  • (¿Ves? Pues así de idiotas todos los del madrizzzzz. ¿No acabo de decirte que es sólo un juego? ¿A qué ahora intentar ofenderme metiéndote con el Valencia o el Levante? Y se te ha olvidado el Villareal que yo soy tía de Cani.
    En Valencia (y Alicante) se les tiene mucha manía a los de Madrizzzzz en general porque son chulos y prepotentes. Y unos maleducados., así, en general. Pero no por el fútbol. Lo del Real Madrizzzzzz ya es que es un plus de chulería, de tontería, y de gilipollez. Independientemente de lo bueno que sea su entrenador de ahora. Pero es que no es madrileño.
    “En Mestalla me gusta ganar”, dice. Ni que jugaras tú. El fútbol como sus coches: la prolongación de su miembro.)