Breve relación de vidas extraordinarias · 19

Por Martín Olmos.

brve19

El pedo de Domingo Romero Miguel como casus belli

El pedo de Domingo Romero Miguel fue casus belli de una riña entre el artillero y los dos hermanos Concejo Lallar, que atendían por Lino y Feliciano, con resultado de la muerte del último de los mencionados por razón de una puñalada en el pulmón derecho que le dejó para el cura, requiem aeternam dona ei Domine, et lux perpetua luceat ei, requiescat in pace. Al pedo le decían los latinos crepitus ventis y le dicen cuesco en el popular y puede ser zullón o flato si es mudo o fallero si es gritón. El pedo mudo es pedo retraído y de gente con vida interior y un poco romántica y los que mejor se lo tiran son los que han leído a Platón: “El amor da el silencio a los vientos”. Son famosos, por finos, los pedos de Montemolín, en la provincia de Badajoz. El pedo interrumpido con pausas para respirar es traca y venteado de una vez es raspudo y musical y es más meritorio; el pedo, en todo caso, es asunto muy personal. James Joyce reconocía los pedos de su mujer allá donde los oyere y, sin embargo, tenía miedo a las tormentas. Los reconocía también al olor, con lo que su inclinación orbitaba entre la sexopatía acústica y el renifleurismo. En la monografía “L´Art de peter”, traducida por el barón de Hakeldama, se sostiene que tirarse pedos es un arte y se menciona la reflexión de monsieur Charles Marguetel de Saint-Denis, señor de Saint Évremond, en la que consideraba el pedo como un suspiro. Don Francisco de Quevedo decía que el pedo tiene cuerpo de aire y corazón de viento y es como un alma en pena que a veces sopla y a veces truena. El pedo de Domingo Romero Miguel, por casus belli, es equiparable al rapto de Helena de Troya y lo recogió, al vuelo, don José Vicente de Frías Balsa en su tratado “Crímenes y asesinatos en Soria. Apuntes para una crónica negra de la provincia”. Domingo Romero Miguel exclamó su pedo el 18 de agosto de 1909 en la puerta del pesebre de Antonio García, que le decían el Caliqués, cerca de la Plaza de Santo Domingo de El Burgo de Osma después de la novillada en honor a la Virgen del Espino. Por ser albardero, el pedo de Domingo Romero Miguel fue de caballería y pedo de provincias, casi seguro que pedo follón, y lo aireó sobre la plena cara de Lino Concejo Lallar, quizá inadvertidamente, por razón de que el último estaba sentado a la altura de su ojo del cañón. Los hermanos Concejo Lallar respondieron el viento con tángana en la que Domingo cogió un estacazo en la frente y otro en el dedo índice de la mano derecha y Lino una puñalada en el lóbulo superior del pulmón que le dejó para el cura, requiem aeternam dona ei Domine, et lux perpetua luceat ei, requiescat in pace. Domingo Romero Miguel, albardero de oficio, casado decentemente y hermano de un cura, dijo un pedo de lid, un pedo duelista y quedón, contendiente y reñidor, un pedo con atrabilis y efecto mariposa que acarreó dos consecuencias que fueron la intrínseca de la zurrapa, es suponer, y la más poco común del luto. Un pedorro más lírico y menos accidental fue monsieur Joseph Pujol, pedorro funambulesco y de cabaré que le decían Le Pétomane y debutó el 11 de febrero de 1890 en el Moulin Rouge interpretando a cuescos La Marsellesa. Tenía dicho Ortega que el hombre sólo se mueve por razones líricas. Monsieur Joseph Pujol aumentó su repertorio en 1906 haciendo a pedos el terremoto de San Francisco. El culo filarmónico de monsieur Joseph Pujol no se guardó, es lástima, como no se guardó la picha ciclópea e imperita de San Onofre ni los cojones equinoideos de don Alberto Fish, asesino y caníbal. Se guardó, en cambio, el prepucio de Jesucristo en la Basílica de San Juan de Letrán y la polla de San Malaquías, la del bandido Dillinger y la polla del monje Rasputín, que la compró un urólogo. A Domingo Romero Miguel, no obstante, le absolvió el Tribunal Supremo apreciando la eximente de legítima defensa y los atenuantes de falta de intención y embriaguez no habitual.

110 comentarios

  • Me encuentro dentro del grupo de semiprofesionales del pedo.
    Uno hace lo que puede, y como esteta profesional, trato de convertir en belleza lo que la naturaleza ha decidido por mi.
    Mis tripas funcionan con su tránsito acelerado y producen metano como si fuera un gasogeno.
    Me ha causado innumerables problemas que siempre he resuelto con la franqueza de la verdad y tratando de minimizar los efectos secundarios.
    Pero si nos centramos en el tratamiento musical, el tempo de ejecución, que no resulta nada fácil de controlar y que me produce enormes malestares, trato de que sea un pianissimo largo, pero me sale un Allegro.
    Mi nula formación musical, que se reduce a tocar de oído, no colabora en nada.
    El metano que es un gas muy aprovechable, pero con un fétido olor, es dispersado en un acto de generosidad no comprendido por todo el mundo.
    Algunos además de acusarme de maleducado, me tildan de insostenible y antiecologico por mi contribución al deterioro de la atmósfera.
    Me temo que terminare pagando multas o ingresaré en un centro de reeducación, o me harán más autocríticas y me obligarán a ponerme alguna suerte de sonda rectal para un almacenamiento conveniente de residuos químicos peligrosos, pagando después alguna tasa de tratamiento de residuos.
    Soy un inconsciente.
    Y además antisocial.
    Sin remedio!!!!

  • [0] “James Joyce reconocía los pedos de su mujer allá donde los oyere y, sin embargo, tenía miedo a las tormentas”.

    Por eso está escrito: Muchas mujeres que nos deslumbran como el relámpago, se parecen después al trueno, y todo queda en un ruido de la naturaleza.

  • Señor S, quien habla de hienas aplicado a personas para descalificarlas deshumanizándolas es el propio Gross -de hecho así titula su artículo- aunque es posible que sus propósitos por ser muy nobles justifiquen tal denominación. Los que reproducimos sus descalificaciones para denunciarlas somos culpables de deshumanización.

    Más que “olvido” parece economía en el uso neuronal. Que los medios “hayan condenado a muerte” a Barberá (Villalobos) es la necesaria prueba de sangre.
    También les está negando el recurso a la autoridad. Estoy de acuerdo con Gross: ninguno de los dos tiene autoridad en las lecciones éticas de mesura.

    La economía en el uso neuronal no debería eximir de la aportación de pruebas fehacientes e incontestables. Lo que diga Villalobos demuestra: bien lo que piensa Villalobos, bien lo que dice Villalobos cuando se le calienta la boca. Habría que preguntarle a ella para saber. ¿O nos está proponiendo que todos los peperos son “así”? (Algo tan delirante como pensar que todos los españoles somos toreros). Gross no denuncia una falacia de falsa autoridad, como usted desliza interesada y taimadamente, los descalifica ad hominem. Falacia habemus.

    No es que se olvide de la conclusión, es que se olvida del Tractatus entero. Es un recurso retórico -si quiere pedante- a la lógica de nuestra pareja en su búsqueda descarada de culpables en el ¿homicidio?

    Los recursos retóricos, incluso los pedantes o los viscerales -cuando la audiencia lo requiera- deberían serles permitidos a todos los participantes en un debate, no sólo a los “elegidos”. Por aquello de la ecuanimidad.

    En realidad Hitler llamó hienas a los marxistas. Gross hace un recordatorio, desde Kiplin a Nixon, para demostrar que la elección de “hienas” no es casual. Es el viejo y conocido truco de deshumanizar al enemigo. No son humanos, son hienas carroñeras.

    Ciertamente fue a los marxistas, pero es Gross quien titula su artículo: “Las hienas voraces del periodismo” y es el quien asocia a sus enemigos Celia y Rafael con Hitler, otra hiena carroñera, supongo ¿O acaso ahora es el epítome de la angelitud y no me he enterado? El propósito de tal circuntancia bien podía ser una descalificación ad hominem. Una falacia. Otra.

    Sí, llama simple a Hernando.

    Llamar simple a una persona de modo gratuito no es edificante y no aporta nada más que una aporía. Es malicioso, desleal, táctico y poco diplomático.

     Usted asume en todo su post el calificativo “hienas” aplicado a los periodistas (que lo hace)

    Insisto en utilizar el mismo recurso que el autor y me limito a ello para partir de premisas ya consensuadas (por economía neuronal).

    entonces por qué le molesta el adjetivo “simple” dedicado al portavoz popular. Al menos no lo deshumaniza llamándolo serpiente.

    ¿Por qué habría de llamarlo serpiente? Ese salto en la lógica no queda suficientemente aclarado.

    No lo veo así. Gross huye de la generalización estúpida y del corporativismo. Lo que pide es buscar la verdad en diversas fuentes.

    No hay búsqueda de verdades ni huída del corporativismo porque la únicas fuentes que considera válidas son las que convienen a su posición.

    No dice que “Es falso que Barberá fuera apartada por culpa de las hienas”, dice que es sencillamente falso que Rita fuese apartada por su partido para su protección (de Rita). Y en esa búsqueda de la verdad remite a la hemeroteca. (Nota: le recomiendo los sms de la propia Barberá publicados por La Razón.)

    Ya sé lo que dice. Yo me limito a resumir los hechos. Si a Rita la prensa no la hubiera perseguido, el PP no hubiera tomado ninguna medida, luego la conclusión que me permito deducir es que la “culpa”, llámelo la razón, por la que se la aparta es porque la prensa la persigue. Usted lo puede ver como quiera, pero el argumento es circular: A acusa a B y C responde separando a B ¿las pruebas? Lo que diga A.

    Me tengo por ecuánime, y firmaría ese párrafo desde la B inicial a la e final. Que si por Rajoy fuera, Soria estaría en el Banco Mundial y Fernández Díaz en primera línea es la eterna y triste ley de las realidades. Usted a lo mío y lo de Gross lo llama alucinaciones. Yo a lo suyo lo llamo fe. ¿Conservar la fe? Evidentemente. Pero, francamente, fe ¿en qué?

    Yo a lo suyo no lo había llamado nada. Usted había enlazado un artículo trufado de falacias y me limité a hacerle una revisión desde el punto de vista de la lógica. El hecho de que el autor fuera filósofo además de periodista me resultó alucinante, sobre todo porque posée una cualidad sorprendente: la clarividencia; puesto que sabe, conoce de forma taxativa los escrúpulos morales de la gente. Preferí llamar a eso alucinación, porque soy hombre descreído y no acepto la perogrullada como fuente del conocimiento.

    Pero esa identificación y su apelación a la ecuanimidad que tampoco he puesto en duda me sorprenden ¿Es usted Gross?¿Cuando alguien enlaza algo se identifica hasta las cachas con lo enlazado? Conteste primero a la segunda pregunta.

    Usted puede llamar a lo mío lo que le plazca y no porque yo le autorice expresamente y por escrito, sino porque es libre de hacerlo. Esa es mi fe.

  • Usted puede llamar a lo mío lo que le plazca y no porque yo le autorice expresamente y por escrito, sino porque es libre de hacerlo. Esa es mi fe.

    Ximeno, no me identifico con todos los enlaces que traigo. Unos nada, otros mediopensionistas, y con este de Gross casi al 100%. Aunque todo debate conduce a la melancolía (nadie convence a nadie de nada) me divierte hacerlo. Lo admito. No hay más. Es cierto que no tengo moderación en nada. Podría seguir debatiendo sus puntos de vista pero está claro que me he equivocado.

  • RICHARD RORTY
    En EM de hoy Cuartango nos cuenta la chorrada de que Rorty predijo la llegada de Trump.
    http://www.elmundo.es/opinion/2016/11/28/583b337e268e3e87578b461e.html
    Ni siquiera se le ha ocurrido a él, lo copia de una información de BBC news que no cita.
    http://www.bbc.com/mundo/noticias-38056784
    Lo peor es que la información en sí es absurda, sacada de su contexto. Rorty fue el gran filósofo-antifilósofo americano, aquel que acuñó lo del “liberal ironista” con el que tantos nos sentimos identificados.
    Salir de la jaula del lenguaje autorreferencial fue una de sus causas siguiendo a Wittgenstain. Nos animó a no tomarnos demasiado en serio a nosotros mismos y a a leer novelas y ver películas como mecanismo de ampliar nuestros horizontes morales. Cierto que acusó a la izquierda de ser incapaz de aportar soluciones al modelo liberal-liberal y responsabilizó de ello a Europa a la que veía como única salida al desparrame americano.

  • Muy bueno Martín Olmos. Y ni un punto y a parte.

    De Burgo de Osma era Jesús Gil. Él no sé, pero su caballo seguro que también los tiraba bien.

  • ¡ Que desgraciao Señor Olmos !

    Que yo también, y casi toda mi familia sufrimos de las tripas, y en cuanto llevamos más de hora y media o así, sin ir al cuarto de baño, hagamos el esfuerzo que hagamos por retenerlos, nos salen pedos por doquier. Y olorosísimos encima. Y es algo que se va agravando con la edad , pero que se hereda desde pequeñito.
    Ya digo , no hace falta estar borracho, ni haber comido garbanzos. Los sufrimos nosotros y los que nos rodeen, en cuanto no hemos encontrado un excusado cerca, aunque estemos casi a dieta.
    Y no sirve lo de llevar una compresa con filtro, ni un dodotis especial, ni nada . Así que si a alguno de nosotros le da por ser elegante y sofisticado, ya sabe ; lo primero es tener controlados en todo momento los cuartos de baño cercanos. ( Y, por cierto, tenemos en la familia una guía de Nueva York, clasificando los hoteles, las tiendas, los locales de todo tipo, según los cuartos de baño abiertos al público que tengan. Recomiendo encarecidamente los de las Apple Stores ).
    A mis nietos les divierte mucho la cosa.
    Cuando mi hermano estuvo interno en un colegio de La Molina, donde cada día les daban un plato de alubias, nos enseñó un truco : Llevaba siempre una caja de cerillas de las de madera ( las de papel son demasiado cortas y poco rígidas ), y cada vez que se tiraba un pedo, encendía una cerilla, y se quemaba el metano del pedo, con una gran llamarada, que duraba un par de segundos y desaparecía. Y quitaba el olor. . Eso sí, si estaba al lado de unos visillos de nylon, de una mosquitera, o así, se podía organizar un incendio de verdad.

    Y me voy corriendo. Al cuarto de baño.

  • Cuando he leído lo de Martin he recordado el poema que nos recitaba mi padre cuando éramos pequeñas y con el que nos moríamos de la risa.
    Dice así:
    El pedo es el aire
    que sale del culo,
    anunciando la llegada
    de la próxima cagada.
    Se divide en cuatro partes:
    infla,
    desinfla,
    música,
    y tambor.
    Se abre, se cierra,
    se marcha para su tierra,
    y aquí deja su olor.

    A los niños nos hacían gracia estas cosas, y ahora de mayor, me hacen gracia al recordarlas.

  • Yo soy un caballero, pero hablo de ello. (bien es cierto que un caballero con Crhon).
    En ocasiones me es inevitable, y según la circunstancia no lo puedo minimizar ni esconder.
    No he recibido autocríticas y sí mucha comprensión, siempre hablando con damas y caballeros (se puede entender).

  • En descargo diré que desde luego no es uno de mis temas predilectos.
    Pero llegado un caso como el presentado brillantemente, por Olmos, me pareció que venía al caso un sano ejercicio de autocrítica para solaz del respetable.
    Siento haber podido herir alguna sensibilidad, ya si eso.

  • Pues yo no pienso pedir perdón por ser una ordinaria y hablar del tema de portada.

    Pero sí hago hincapié en algo que ya dije: La relación entre el ámbito del Asperger, el ser lo que los anglos llaman “geek”, y el Crohn, la colitis ulcerativa, el colon espástico… Y si no , a ver ; ¿ Por que creen ustedes que las Apple Stores ( al menos en Nueva York, que son las que conozco ), tienen tal cantidad de cuartos de baño impecables para el público ? ¿ No será que sus clientes geeks tienen tendencia a sufrir de las tripas ?

  • He debido tener una infinita suerte con mis amantes, ninguna de ellas, jamás, mostró esas bajas necesidades.

  • Conque ya pretendíamos haber tocado aquí fondo, hasta llegar AL tema, y qué va, faltaba la escatología. Por ahí no paso.

    ***

    He releído Justine (Durrell, no Sade) estos días, y la he apreciado mucho más que cuando la leí de joven. Entonces andaba buscando la sombra de Kavafis por las páginas y no presté demasiada atención a otros senderos. Curioseando, he dado con esta conferencia de Durrell (por cierto, he aprendido que no es DÁRREL, sino DURÉLL; el inglés es un pozo sin fondo). Está apoteósico en general, y desternillante cuando habla de su hermano el zoólogo. Disfrútenla:

  • Veo que el público presente, llama bajas necesidades e incluso no puede pasar por determinados caminos, o sólo le recuerda a su infancia.
    Me parece extremadamente remilgado.
    Todos (con las todas dentro) en alguna ocasión hemos pasado por ese trámite.
    Enfin…
    Quédense tranquilos, el hombre vulgar va a hacer sus vulgaridades, ir a hacer la compra, que ya he terminado mi jornada, comerme mi manzana, y leer algo interesante.

  • En su sentido más peronista. El ‘Procés’, antes que un movimiento político -para el que, como su nombre indica, son necesarias políticas-, es un movimiento de fe. Consiste en creer, sin pruebas, que el Govern está haciendo lo que dice. Y en dejar de observar lo que hace. ¿Qué hace? Está haciendo, con menor soberanía y poder, lo que cualquier gobierno en el Sur. Austeridad y postdemocracia. Pero con una cohesión social mayor, y una erosión política menor que la que sufren otros Gobiernos. Sí, en la Península, al parecer, no existe la erosión gubernamental -Madrid, Andalucía, o el Gobierno Central pueden ser la prueba-. Pero yo diría que en Cataluña, gracias al aplique ‘Procés’, aún menos. Quizás la aportación del ‘Procés’ sea eso. Un peronismo inesperado en Europa. Lo que tiene gracia. Todo el mundo observaba a Errejón a ver si se sacaba de la chistera un Perón y chorrocientos descamisados, y van y se lo saca, zas, el catalanismo conservador -sí, participan en él otros catalanismos, pero la música y la letra son del catalanismo conservador-. La ANC -Assemblea Nacional Catalana- es, en ese sentido, una institución única en Europa. Hay algo parecido en Polonia, pero es abiertamente fascista, algo que, desde luego, la ANC no es. Ni siquiera Trump tiene algo parecido a la ANC, una organización progubernamental, bastante popular, que une a la sociedad en torno a un gobierno. Y que evita su desgaste, le da la razón, le disculpa, le apoya. Fabrica días históricos/domingos peronistas.

    Sobre el componente desestabilizador del ‘Procés’. El tema territorial ha sido la única divergencia, el único mal rollo permitido en los últimos 40 años. En detrimento de otros temas, como la propiedad, la calidad democrática, la corrupción. En tanto que tema único, tiene componentes estabilizadores, pero también desestabilizadores. Verbigracia: la Unidad Nacional esa está representada en el rey. Si se rompe, el rey pasaría a mejor vida -literalmente: tendría que irse a vivir, como un pachá a, pongamos, Barbados, sin el engorro de tener que inaugurar el Año Judicial después del almuerzo, por ejemplo-. Sería desestabilizador, en fin, un proceso efectivo de indepe o, incluso, de mucho menos, un proceso efectivo de reparto de la soberanía del Estado con otras entidades, como el Estado federado, o el Municipio. Por lo que yo sé, no se está produciendo ninguna de esas dos cosas.

  • Y ya que hablan de caballeros :
    Este brindis lo conozco gracias a Bonnie Parker, que lo llevó a La Argos

    BRINDIS DE LOS CABALLEROS!

    -¿Estamos todos?
    ESTAMOS
    -Cual caballeros…..
    CUMPLIMOS
    -A las mujeres…..
    AMAMOS
    -Con los hombres…..
    NOS BATIMOS
    -¿Bebió nuestro padre Adán?
    BEBIÓ
    -¿Bebió nuestra madre Eva?
    ¡CUÁN BORRACHA ERA!
    -Líquido infernal…
    QUE SE CRÍA ENTRE LAS MATAS
    -Y hasta al tuno más audaz
    HACE ANDAR A GATAS
    -Cuando no nos conocíamos
    BEBÍAMOS
    -Ahora que nos conocemos….
    BEBEMOS
    -Pues bebamos….
    HASTA QUE NO NOS CONOZCAMOS
    -Por ellas,
    LAS MAS BELLAS
    -Las de culo ancho y cuello estrechoç
    LAS BOTELLAS!
    -Quien bebe…
    SE EMBORRACHA
    -Quien se emborracha….
    DUERME
    -Quien duerme…
    NO PECA
    -Quien no peca….
    VA AL CIELO
    -Puesto que al cielo vamos….
    BEBAMOS
    -Y Dios, que en su infinita bondad, siempre borrachos nos tiene….
    ¿SERÁ PUES QUE NOS CONVIENE?
    ¡¡¡¡Hágase Su voluntad!!!!!!
    ARRIBA, ABAJO, AL CENTRO Y PA’DENTRO!!!!!!!!!!!

    ALCOHOL ALCOHOL………

  • QUIZÁS ASISTA
    Pues no sé si voy a poder asistir. La verdad es que ese día lo tengo muy liado. Y las presentaciones son un rollo. Bueno, si eso voy, pero lo vamos viendo según se acerque la fecha. Ya te diré, o sea.

    vitoria-12-diciembre

  • SEGUNDA OPORTUNIDAD
    Claro que si no puedo ir a Vitoria, vete a saber si voy a poder ir a Bilbao. Es que lo tengo todo muy complicado. Además es martes y trece. Ya veremos. Si eso te llamo.

    bilbao-13-diciembre

  • Ese brindis lo conocí por un tuno. Más bien un tuno-punk, aficionado a caminar completamente desnudo en pleno enero por la Gran Vía o a recorrer la M-30 marcha atrás a toda velocidad en cualquier época del año. A pesar de toda esa energía, declamaba el brindis con tanta teatralidad y entusiasmo que sólo le quedaban fuerzas para hacerlo una vez por día. A lo que iba, Viejecita, Bonnie, es que su versión difería ligeramente de esa. Concretamente en estos versos, que además recitaba de corrido el ponente, sin coro, e iban justo al final, antes del Arriba, abajo…: “¡Ah, líquido infernal que te crías entre matas y hasta al hombre más cabal hiciste andar a gatas! ¡Ah, sangre de Cristo, cuánto ha que no te he visto! ¡Por ellas, la más bellas, las botellas, las de culo ancho y boca estrecha, las que siempre ofrecen sus labios desinteresadamente!”. Todo lo demás sí lo recuerdo igual.

  • ¡¡¡ Abstemia !!!
    ¡ Que pecado, Bonnie, sobre todo siendo usted de donde es, menos mal que he deshecho su reputación ! ¿ no le parece ?
    Y es que el brindis es precioso. En todas y cada una de sus muchas versiones .

  • A mi estas cosas de pedos, caca, culo y pis me hacen gracia. Soy una dama y si bien como gloria, cago mierda cómo todas las bellas personas humanas. No entiendo y sí. Entiendo a la vez que ciertos temas ponen nerviosos a caballeros que dizquen sus damas no se pedean. Va a ser un romántico y todo. Mis caballeros tampoco, sólo sentir una tos y un abrir de ventanas ya sabía yo que me era para escribir un poema a la luna.

    Las vacas solo comen hierba y el metano de sus flatulencias son un agravio para el calentamiento global.

    Trum ya está trabajando en ello.

  • Una puntualización, Bella Tarexia, lo que contribuye al llamado “calentamiento global” son los eructos de las vacas y no sus flatulencias (Lo de los pedos es una leyenda negra)

  • Que tema tan desagradable, la verdad. Los comentarios sobre todo, que hay que ver la peña lo poquito que se corta; y luego se escandalizan porque servidora suelte tacos.
    Un poco de por favor, y eso que soy valenciana, pero es que la escatologia requiere de cierta gracia. No se pueden contar las cosas ¡Halaaaaa! de esa manera, que hasta el olor me llega. Esto parece la sala de estar de un asilo. Y yo de la vejez… Sólo las batas GOA.

    Se está tocando fondo. Esto peta.

  • ¡Ah! Todo esto por eructos de vaca… Uhmmm, marcho a cazar a unos jabalinos y truchas para pasar el invierno.

  • Me posiciono con el Marquis et al. (fíjense que han coincidido él y Ga.cho). No por ser parte de nuestra naturaleza hay que nombrarlo o describirlo.

    Adultos que se ríen de un pedo me parece que hacen gala de simpleza, estulticia e infantilidad.

    También me molesta que te describan todos los síntomas, efectos secundarios y tratamiento de una enfermedad. Salvo que sea tu propio médico.

  • (Lo de los pedos es una leyenda negra)

    Querrá usted decir “urbana”

    En fin, por algo se les llama pedorros/as a gente con tan exquisita sensibilidad. No sé porque algunos/as nos hacen compartir sin pudor su intimidad escatológica.

  • Mi editor es madrileño, Albert. Yo creo que me quiere foguear con los paisanos, a ver si vendo más de 50 ejemplares, y si supero la prueba quizá me exhiba en otros circos. No sé. Tampoco es que haya escrito La Regenta, o sea.

  • Buenos días. 8.20 a.m.
    -3ºC y gruesa capa de hielo en el coche, con viento de unos 20 kmts/hora.
    Sensación térmica … de quedarse en casa¡.

    Perroantonio dice:
    Lunes, 28/11/2016 a las 19:16

    Me hubiera gustado poderle saludar. No me será posible. Pero presenté su libro a un grupo de personas de aquí que hablan en Español como deporte y que se reúne una vez al mes para hablar de España en Español y les leí algunas de sus definiciones.
    Quedaron encantados y me pidieron datos para comprarlo. Son una docena…

  • jaboiseselmasghuapo dice:
    Lunes, 28/11/2016 a las 22:57
    (Lo de los pedos es una leyenda negra)

    Querrá usted decir “urbana”

    En fin, por algo se les llama pedorros/as a gente con tan exquisita sensibilidad. No sé porque algunos/as nos hacen compartir sin pudor su intimidad escatológica.

    Ya lo comenté antes…

    jrG dice:
    Lunes, 28/11/2016 a las 17:07
    En descargo diré que desde luego no es uno de mis temas predilectos.
    Pero llegado un caso como el presentado brillantemente, por Olmos, me pareció que venía al caso un sano ejercicio de autocrítica para solaz del respetable.
    Siento haber podido herir alguna sensibilidad, ya si eso.

  • Funes dice:
    Lunes, 28/11/2016 a las 22:22
    Me posiciono con el Marquis et al. (fíjense que han coincidido él y Ga.cho). No por ser parte de nuestra naturaleza hay que nombrarlo o describirlo.

    Adultos que se ríen de un pedo me parece que hacen gala de simpleza, estulticia e infantilidad.

    También me molesta que te describan todos los síntomas, efectos secundarios y tratamiento de una enfermedad. Salvo que sea tu propio médico.

    Puedo estar más o menos de acuerdo con la simpleza e infantilidad, que con mi edad resulta cuando menos meritorio, pero con la estulticia, yo creo que o bien no lo ha valorado suficientemente o bien trataba de insultar. En cualquier caso para eso no me tomaré tiempo de contestar.
    Si alguien es capaz, como yo, de poderse poner como ejemplo aunque sea de algo que no es para vanagloriarse, hace un ejercicio enorme de autocrítica que le sitúa muy por encima de la estulticia.
    En fin.

  • Pirata Jenny dice: Lunes, 28/11/2016 a las 17:39
    He releído Justine

    Pirate recomendamos su relectura cuando Perroantoine organizó aquí la publicación de textos sobre las novelas del siglo.
    (Por cierto ¿dónde esta archivado?)

  • Ayer tampoco fui a ver la nueva película de Fernando Trueba, una astracanada refrita con el aceite recalentado del odio a España.

  • Ayer uno de mis hijos me mandó un watshap en el que se detallaban los políticos que emplea el sistema administrativo Español y sus diversas nacionalidades.
    Daba un total (después de detallar exhaustivamente en qué departamentos se empleaban) una cifra de 445.568 contratados en puestos meramente políticos dentro de todas y cada una de las innumerables escalas administrativas del país.
    Me gustaría poder contrastar su veracidad.
    Tienen ustedes algún dato al respecto???

  • La imagen con que nos obsequia Bellpuig está tomada en la disco del Zulo. El cartel se lo compré a Manolo Gulliver y lo colgué allí; un día Arturo M. hizo la gracia de escribir debajo lo de “Fidel”. Esto fue hace mas de diez años.

  • Ya veo de dónde sale la cifra. De aquí. De un enigmático e ignoto «estudio interno elaborado por asesores de la Presidencia del Gobierno». Claro, el truco es llamar «políticos» a todos los trabajadores de entes con participación pública.

  • Quevedo y Olmos tienen arte; los demás, libeltad.

    Perroantonio dice: Lunes, 28/11/2016 a las 19:16

    Perroantonio, tú no vayas. ¡Que vaya Bo Dilan la Cantaora!

    Sita, Señor Verle quiere decir el fancín 3D, creo.

  • Sí Perro, ese es el enlace que me mandaron.
    No obstante el número es tremendo con el resultado que administrar algunas de las tareas designadas puede obtener para los ciudadanos.
    Seguro con con un número más bajo el país funcionaría tan bien o tan mal como hasta ahora, pero con un esfuerzo de los sufridos contribuyentes mucho menor.

  • El Comandante estuvo obsesionado con las vacas, algo que tiene explicación si atendemos a su origen gallego. Ya lo dijo Rivas, este es el país del millón de vacas. Todos llevamos aquí, de alguna manera extraña, la pena en el alma por la ausencia de una vaca, una motosierra y un deshumidificador, aunque tengamos vaca, motosierra y deshumidificador. El Comandante, enfrentado a la ausencia de proteína para la población revolucionaria, causada por la revolución, intentó soluciones revolucionarias volviendo a la vaca y sus variedades.
    De ahí que se puso a dirigir personalmente experimentos de mejora de la escasa cabaña ganadera en la terraza de su ático en La Habana. Seguramente sin haber leído el ejemplo de Lyssenko, el delirante biólogo ruso, intentó rizar el rizo y obtener la vaca perfecta. Lyssenko se empeñó en conseguir un híbrido de col y nabo. Si de uno de aprovecha la raíz y desprecian las hojas y de otro se aprovechan las hojas y desprecia la raíz, la mezcla de lo bueno de uno y otro sería un enorme logro revolucionario que alimentaría a las masas. Lo triste es que tras muchos experimentos sólo consiguió raíz de col y hojas de nabo. Así el Comandante se empeñó en vacas que además de decenas de litros de leche produjeran mucha carne. La incompatibilidad salta a la vista. El aprovechamiento de la carne exige matar a la máquina de producir leche y, además, ese engorde resta energías que el bicho podría usar en producir más leche. La revolución nunca entendió la evolución. Más adelante, cuando una vaca americana e imperialista batió el récord mundial de producción de leche, se empeñó en que una vaca revolucionaria lo mejorara. La vaca Ubre Blanca, sobreatendida, sobrealimentada, sobrevigilada y sobremotivada batió el récord Guiness y al poco falleció de agotamiento. Un poco como los atletas de RDA. Ahora hay estatuas en honor a Ubre Blanca por toda la isla. El tercer intento fue que cada familia cubana se encargara de su animal, cuidando su vaca enana en su propia casa, ordeñándola para obtener su propia leche y, en su día, carne. Se hicieron intentos para producir la raza enana y de buen diente, que sólo recientemente dieron sus frutos. Vacas de 70 cms de alzada. El Comandante, con la vaca enana alimentada de sobras y productora de leche, quizá sin él saberlo, inventó la cabra, cosa que ya estaba inventada.

  • Fillon ha prometido reducir drásticamente el número de funcionarios. En el estudio español, como dice Perroan, se mezclan políticos y funcionarios. En España para ser Subdirector General o Director General (aquí hay alguna excepción) hay que ser funcionario. Se habla mucho pero aquí todo el mundo gusta ser funcionario o tener su “plaza en propiedad”(caso de los sanitarios). Si eres funcionario y pides la excedencia la Administración te pone una alfombra roja para que te vayas y no vuelvas, pero con frecuencia te acusan de “puertas giratorias”. En este asunto nadie es sincero.

  • Muchas gracias a todos por el afecto. Desgraciadamente el asunto es irreversible.
    Pero la vida sigue y es eso, precisamente, lo que más nos cuesta admitir, querríamos que ocurriera algo distinto, un cataclismo, un apocalipsis, no sé.
    Cuando se murió mi abuela, su cabeza recostada en mis piernas, tenía yo quince años, salí a la calle y me pareció insoportable ver como estaban cambiando aquellos cartelones de los cines que anunciaban en la vía pública los próximos estrenos en los cines de Baracaldo.
    Yo estaba hecho polvo y sin embargo se iban a estrenar nuevas películas, te parecía injusto pero te dabas cuenta de que era lo normal. Es un recuerdo que me parece que tiene una cierta carga literaria o metafórica, aquel hombre sacando el cartel y poniendo el nuevo, a tal punto me parece una imagen potente que tengo miedo de haberla inventado, la memoria es muy traicionera. Creo que es un recuerdo real porque recuerdo haberlo recordado mucho antes, pero viví muchos años con un recuerdo falso de mi padre, cogíamos el tren a Bilbao, bajábamos en el Museo y subíamos aquellas escaleras para cruzar a la clínica en Mazarredo donde había nacido mi hermano pequeño. Unos treinta años después, en un largo viaje en coche a solas con mi madre le conté que era el único recuerdo nítido que tenía de mi él. Me miró con cariño y me dijo que seguramente fui con mi tío, que por aquel entonces estaba ya muy fastidiado (mi padre) y no salía a la calle (murió dos meses más tarde). No es exactamente lo mismo porque yo solo tenía cinco años, pero digamos que he aprendido a no fiarme de los recuerdos.
    En fin, que reitero mi agradecimiento por vuestros deseos.

    Perroantonio, un martes y trece es insuperable para presentar tu libro. Me preocupa un poco la falta de una consigna clara sobre la uniformidad, estoy dudando entre una pajarita en tonos fucsia o el típico disfraz de abogao bilbaíno.

  • MGAUSSAGE dice: Martes, 29/11/2016 a las 11:16

    Vacas en mi corazón, MGauss. Me ha recordado la llorera que cogí con «Adiós, Cordera», el cuento de Clarín, el domingo por la mañana que lo leí, siendo yo ya mayor, doctora en chorradas, madre y funcionaria con bigote. Pues no podía parar. «¿Pero qué te pasa?». «Nada, qué me va a pasar». También este poema de Eliseo Diego, el poeta cubano:

    Las vacas

    Extranjeras las vacas, soñando
    con sus fábulas tontas, enormes
    y calladas y justas.

    Ni las auras, ni el aire, ni el tiempo,
    ni la sed de la tierra, ni el sol,
    han tocado sus frentes espesas.

    Por debajo de todo, soñando
    con sus fábulas, tercas,
    inocentes y justas, las vacas,

    escogidas de pronto, reflejan
    el inmenso candor de la tarde.

  • schultz dice: Martes, 29/11/2016 a las 11:43
    Pero la vida sigue y es eso, precisamente, lo que más nos cuesta admitir, querríamos que ocurriera algo distinto, un cataclismo, un apocalipsis, no sé.

    No sé si podré ni el lunes ni el martes a eso que no va a ir Perroantonio, a ver si se presenta Bo Dilan, porque yo tambien ando un poco liada con que la vida sigue. Pero os abrazo a ambos con todo el calor del abrazo de las vacas bilbaínas. Bueno, con un abrazo de boa constrictora y bilbaína.

  • Barberá es una víctima del populismo que ha contaminado el sistema.

    Cayetana, una vez más confundiendo responsabilidad penal y política. ¿Tan difícil es comprender que el silencio es una muestra de respeto por una persona fallecida? El mismo silencio que ella guardó durante tantos años en ese PP antidemocrático (según ella): Recuerdo bien aquel Congreso de Valencia de junio de 2008: papeletas sin sobre, urnas de metacrilato, cámaras delante de las urnas y espías de Génova en cada rincón. Era imposible votar libremente. Y en todo caso no había nadie alternativo al que votar.

    Hace tantos años que ya no recuerdo un presidente y un consejero de Industria del Gobierno asturiano presentaron su dimisión. No habían robado un duro. Su error no costó una peseta. Simplemente los engañaron. Es decir, no hicieron bien su trabajo. Y dimitieron, y siguieron con sus vidas. ¿Sencillo, no? No tanto. Felipe González tampoco entendía la sobriedad de sus camaradas asturianos.

    De los lodos de González a los barros de Álvarez. Qué melancolía.

  • Procuro fijarme dice: Martes, 29/11/2016 a las 10:52
    marquesdecubaslibres dice: Martes, 29/11/2016 a las 11:12

    Xacto!
    Où sont les neiges d’antan?
    (Ande andará?)

  • MGAUSSAGE dice: Martes, 29/11/2016 a las 11:16

    El Comandante, con la vaca enana alimentada de sobras y productora de leche, quizá sin él saberlo, inventó la cabra, cosa que ya estaba inventada.

    Me parto, o sea.

  • Sr. Verle dice:

    Martes, 29/11/2016 a las 09:29

    No lo recordaba, Verle. En realidad, no presté mucha atención a las recomendaciones, porque la mía era poco seria. Pensé más bien en una novela que reflejara el siglo XX, y no en mi novela favorita del siglo XX. Ni siquiera ahora sabría decir cuál es. Supongo que si tuviera que declarar mi amor incondicional por un escritor, ése sería Nabokov. Como todos los amores incondicionales, tiene un punto de irracionalidad.

  • De un tiempo a este parte, la mayor parte de antologías ensayísticas de Edgar A. Poe han incluido entre sus páginas un curioso texto, titulado Algunas palabras sobre etiqueta, que se atribuye al autor norteamericano. Sería largo y tedioso el analizar las razones a favor y en contra de esta atribución; pero, particularmente, estoy absolutamente convencido de que el texto no pertenece a Poe. Aunque a lo largo de su vida escribió –o se vio obligado a escribir para sacar unos dólares– sobre temas tan variopintos como la pavimentación de las calles, las ruinas de Stonehenge, la impresión anastática, la filosofía del moblaje, el jugador de Ajedrez de Maelzel o la criptografía, por citar unos pocos, el estilo epigramático, su humor sostenido y, sobre todo, el tono general del manual, guarda poca relación, a mi modesto entender, con el del autor de Virginia.

    Sea como fuere, Algunas palabras sobre etiqueta no deja de tener su gracia, como prueba esta sucesión de aforismos, en la línea de los de la Rochefoucauld, que he extraído del texto:

    “Nunca debemos usar la expresión “de buen tono”, sólo se la encuentra en la boca de quienes no lo tienen en ninguna otra parte. […] El estilo de su conversación debe estar siempre de acuerdo con el carácter de la visita. No se debe hablar de literatura en una visita de pésame, ni disertar sobre economía política en una visita de cortesía. Nunca pregunte a una dama nada de acerca de nada. […] Hacer juegos de palabras está actualmente decididamente fuera de moda. Es algo tonto y desagradable cuando se convierte en un hábito. Alguien lo ha denominado adecuadamente el ingenio de los tontos. Sobre todo, nunca lleve sombrero dentro de la sala.

    “[…] Si la dama [en la mesa] es una especie de gourmande, y en el ardoroso deseo producido por el aroma exhalado por una paloma, llevase a la boca una porción imposible de deglutir, debe suspender toda conversación con ella y mirar fijamente hacia el lado opuesto de la habitación.

    […] Un caballero adopta estos hábitos convencionales, pero como algo de rutina. Si ve a una persona que come con el cuchillo, concluye que esa persona ignora los usos mundanos, pero no grita y se desmaya como un dandy perfumado. Si come en una mesa en la que no hay cubiertos de plata, come con los de acero y no demuestra ni con gestos ni con palabras que percibe un error. […] Nunca se le ocurre arengar acerca de tales faltas”.

    He guardado para el final una que, decididamente, sí podría haber sido pronunciada por Poe o por alguno de sus personajes, tal vez por Montresor en El barril de amontillado:

    Siempre debe devolverse una visita; un insulto nunca debe ser tolerado.

    http://www.eapoe.org/rejected/essays/etiqutea.htm

  • Schultz, me temo que el acto estará repleto de izquierdistas y viejos camaradas, gente informal que, como yo, sólo se ponen traje en las recepciones de la Casa Real. Levante el pulgar de la mano izquierda y le reconoceré.

  • El link (de la Edgar Allan Poe Society of Baltimore) que he colgado por si a alguien le interesara, está en inglés porque no he encontrado el texto traducido al español.

  • En un salón de baile, llevar a su pareja a través de la danza con mucha suavidad, sólo se toca con los dedos, no agarrando la mano.

    Poe no conocía el tango.

  • He encontrado el Bestiario Helénico, que andaba perdido por casa. Además de los mencionados salen el hipopongostino, la dromestruz y el petirrojo (troskoprogris leninosus).

    Curiosa ave el petirrojo, pájaro con vocación de asamblea, coordinadora, plataforma, colectivo, … : Ahí es donde él se encuentra a gusto haciendo Historia y siempre Historia con mayúscula.
    Subido a la más alta rama de la Dialéctica, emite una y otra vez su cantilena “No pasarán, no pasarán, no pasarán!”, y está su canto tan volcado y atento al Futuro que no advierte el petirrojo que ya le pasaron y le siguen pasando, … pero no importa!, pues con la Praxis en la mano se puede demostrar que es la realidad la que está equivocada… : ahí tienes un “aria de bravura” que todo buen petirrojo puede cantar con singular esmero, ejemplar devoción y sobresaliente virtuosismo: puede incluso entrar en tal éxtasis que le cae encima el Muro de Berlín y ni se entera.

    Moralejo Álvarez; Bestiario Helénico, texto bífido galego-español.

  • And in winter, under my greatcoat, I wrapped myself in swathes of newspaper, and did not shed them until the earth awoke, for good, in April. The Times Literary Supplement was admirably adapted to this purpose, of a never failing toughness and impermeability. Even farts made no impression on it. I can’t help it, gas escapes from my fundament on the least pretext, it’s hard not to mention it now and then, however great my distaste. One day I counted them. Three hundred and fifteen farts in nineteen hours, or an average of over sixteen farts an hour. After all it’s not excessive. Four farts every fifteen minutes. It’s nothing. Not even one fart every four minutes. It’s unbelievable. Damn it, I hardly fart at all, I should never have mentioned it. Extraordinary how mathematics help you to know yourself.
    S. Beckett, Molloy (en The Golden Ratio).

  • La organización recuerda que en España, desde 1995, una disposición transitoria permite comercializar miles de productos homeopáticos “sin un análisis previo de su calidad, seguridad y eficacia por parte de la Administración”. LA SEFAC, según critica en un comunicado publicado el 22 de noviembre, “no está de acuerdo en que se autorice como medicamento ningún producto sin indicaciones terapéuticas aprobadas, tal y como permite la legislación vigente”.

    1995. Marqués, ¿por esas fechas no estaba usted en el negociado?

  • Hay una Directiva comunitaria sobre homeopatía a la cual se adapta la normativa española. Pesó mucho la posición de alemanes y franceses, muy aficionados a tales prácticas. Existe un problema similar con las plantas medicinales y con los alimentos-medicamentos, pero existen las correspondientes Directivas. Sobre estos dos últimos en EEUU son mas permisivos que en Europa.
    Es un tema complejo y lo de la SEFAC es un “canto al sol”.

  • Ayer vi “La dalia negra” de Brian de Palma, basada en la novela de James Ellroy. Como el otro día vi “LA Confidential” y estoy leyendo “Perfidia”, me estoy haciendo un experto en Ellroy.
    Dios mío, que poca personalidad tengo.

  • Ayer pasé junto a un cartelón con el que unos muchachos universitarios homenajeaban al Fidel con una frase de él. En letras rojas amorosamente pintadas, de medio metro cada letra, se podía leer: «La alternatiba es luchar o morir». De burros, morir de burros.

  • Alejandría no es una ciudad normal, ni mi relación con ella ha sido normal, porque en los años en que mi padre vivía en El Cairo yo huía como de la peste de esta ciudad para refugiarme en Alejandría. Luego mantuve relación con un judío alejandrino, que había escrito unas memorias sobre su infancia prenasserista. Y luego Alejandro, Antonio, Kavafis, bla, bla. Así que cuando abrí Justine desconfiaba bastante de mí misma y me forcé a imaginar que la ciudad protagonista no fuera Alejandría, sino una ciudad que me resultara perfectamente indiferente, Bucarest o Sidney, o a la que odiara con toda mi alma, como la Barcelona de hoy. ¿Merece la pena leer Justine si la protagonista no es Alejandría? Mi conclusión: sin duda. Por ejemplo por esto: “¿Muchas veces pienso, y nunca sin cierto terror, en el amor de Nessim por Justine. ¿Puede concebirse algo más amplio, más sólidamente fundado en sí mismo? Daba a su desdicha un aura de éxtasis, era como esas heridas deliciosas que esperamos encontrar en los santos antes que en los simples enamorados. Sin embargo, un poco de sentido del humor le hubiera evitado un sufrimiento tan espantosamente vasto. Pero es fácil criticar, lo sé. Lo sé”.

    Luego sigo.

  • Sí, Holm, mis últimas visitas a la ciudad me han enemistado con ella. Sólo me encontré un poco a gusto en el Guinardó. Vamos, en un bar del Guinardó.

    ***

    Sin embargo, la pedantería de clase alta de Durrell le acerca a veces a la vulgaridad.

    (Sigo pensando)

  • Procuro fijarme dice:
    Martes, 29/11/2016 a las 18:59

    Jajaja. Lo dicho: lo tuyo ni se compra ni se estudia.

    Hablando de estudiar. Pregunta a las juventudes de la Casa S. mientras vemos a Tosar y Javier Gutiérrez en la tele, – ¿Sabéis algo de Los últimos de Filipinas? Como si les pido que me expliquen el fuera de juego.

  • 1. Es un tema complejo y lo de la SEFAC es un “canto al sol”
    Brindis
    2. Marqués (.). Con Perfidia no pude.
    Con el Everest tampoco, supongo ¿Y?

  • Proc, extraordinario el poema Las vacas, de Eliseo Diego. Una vez me dijo un amigo que las vacas son los gatos de los grandes mamíferos. Gracias por el regalo.

  • Procuro, en el poema 15 de Neruda, me gusta cuando callas porque estás como ausente &c, siempre he visto a un paisano mirando a su vaca. Serena, triste, sencilla y ausente. Con esa presencia animal o carnal tan pausada y melancólica y un poco lejana por prohibida. O pecaminosa. Estuve a punto de suspender literatura en el BUP cuando a la profesora le dije, más o menos, esto mismo. Y es que si yo fuera mujer y eso me lo dedicara un poeta le partía la cara, la verdad. Para una vaca, en cambio, lo veo bien. Estupendo, mejor dicho. Las vacas, si miras con atención, están por todas partes.

  • Me gusta mucho Barcelona, no hace falta buscar mucho para encontrar sitios chulos. Eugenio, Sazatornil, Makoki, Dalí y Peret son bastante representativos de la manera de entender la vida del catalán. Mola.

  • No, Holm, en mi vida he visitado una ciudad con un guía. Y me encontré bien en la ciudad hasta hace unos años. Se ha vuelto insoportable, y no sólo por lo que sabemos (las masas de turistas de los cruceros, las calles tomadas por los top manta, los niñatos burgueses alquilando a través de airbnb cuchitriles posmodernos a precios astronómicos, los nacionalistas de toda ralea mirándote por encima del hombro, las diferentes corrientes puritanas -veganos, antitaurinos, neobudistas y demás), sino porque se ha creído que es lo que no es. Barcelona era una ciudad simpática, con algunos barrios majos, en una situación privilegiada, pero basta: no es París, no es Londres, no es Buenos Aires, desde luego no es Roma y ni siquiera es Cádiz o Lisboa. Y esa pretensión (me) la hace profundamente antipática.

  • S., no se desespere con los chicos. Los mios tampoco saben nada de Los últimos de Filipinas, y eso que el director de la película fue Antonio Román, que está emparentado con ellos, igual que CJC y el Beato Juan Jacobo.

  • Si Alejandría es más simpática que Barcelona, la ciudad a la que me voy yo en breve es Cartagena de Indias.
    No.
    Espera.
    La lógica cartesiana ha fallado por alguna parte, porque mi destino no es Cartagena.

  • Mi bisabuelo, Sebastián García, natural de Cangas del Narcea, fue uno de los últimos de Filipinas. El Gobierno para compensarle le ofreció una canonjía en Madrid, el puesto de Portero mayor de la Casa de las Alhajas del Monte de Piedad. Tal canonjía incluía vivienda en la propia Casa ( hoy una de las sedes del Thyssen) donde nacieron mi abuelo y mi padre. Esto explica porqué practico un casticismo que es diario homenaje a mis mayores.
    Pirate, como te entiendo, Madrid es auténtico y Barcelona un parque temático que padezco a mi pesar. Sueño con volver a vivir donde nací.