Petite massepain: la piccola scatola di marzapane morale

perlas
Por Jgfed.

Hoy he estado en la playa de Cádiz hasta las seis de la tarde. Hacia las cuatro y media han empezado a llegar hordas de jóvenes. Un grupo de ellos hablaba de drogas, hachís y cocaína. Con risas, con esa clase de ingenio adolescente, a pesar de que la media de edad sería de veinticinco años. Otro grupo, conocidos pues alguno se saludó, hablaba del Sevilla-Real Madrid de hoy. Uno cantó el himno del Sevilla, con gran seriedad, sin bromas, en un tono sereno. También dijo, joder, voy a cantar, Antonio Puerta, Antonio Puerta… Era un chico de unos veinticinco años y unos ciento treinta y cinco kilos. El otro grupo cantó, en tono sereno también, seriamente, un cántico antimadridista. Todas las chicas de ese estilo llevaban biquinis acabado tanga, diferente color el tanga y lo de arriba. Algunas sin lo de arriba. Bueno, veintisiente chicas, once en topless, si es que os gusta la exactitud. Yo diría que la media de edad de ellas sería de unos veinte o veintiuno.

«Perita en dulce» obtiene el máximo galardón en el apartado lo rijoso.

(Precipitarse) Los que llaman a las ideas expresadas en pocas palabras píldoras, perlas, pepitas, pepitas de oro, migas de pan, piececitas de plata, confetis o tuerquecitas se dejan llevar por la impresión favorable que ese pensamiento les produce, impresión superficial o no, y tratan de equipararse o corresponder al escoger esas palabras especiales. Cuanto más impresionados superficialmente más especial es la palabrita. Yo escuché a una persona llamar a una idea que consideró italiana por elegante pensamienti y dije para mí: esta idea le importa un pimienti. En este caso pimienti es el nombre exacto de la cosa.

He pensado/soñado que me moría, espoleado por un dolor de cabeza inaudito, desde la nuca hasta los párpados. La frase que decía, la última: no sé si hubiera podido haber hecho o pudiera haber hecho algo.

(Papelón) He visto [película americana], se me había olvidado. Fui el día del espectador. Pedimos unos nachos con queso repugnantes/y tomé más de las dos terceras partes. La sala era estúpidamente pequeña y estúpidamente grande la pantalla. Éramos pocos espectadores pero mi fila, de 6 plazas, acabó llenándose. Cuando llegamos obligué a Ana a moverse un asiento para no coincidir codo con codo con un hombre de unos dos metros de altura, del que recelaba. Al minuto de empezar la película vino otra pareja. Se pararon en nuestra fila. Cuchicheaban, les vi de reojo. Finalmente, con el cine vacío, él se aventuró fila adentro. Dijo, ehh… Bueno, nos movimos y avisó a su pareja, aún en el pasillo con una caja de mudanza llena de palomitas. Le dije a Ana que nos fuéramos delante pero se negó. Se asentaron en su esquina y la pareja del aventurero, abrazada a su caja, puso sus piernas sobre las de él. Yo toqué el codo de la persona que me correspondía con el mío, con mi codo, y a él no pareció importarle. Fuimos conscientes de cuando el otro bebía de su refresco por necesidad o por capricho. Hacia los 20 minutos del metraje caí en la cuenta de que le olían los pies. Supongo que calzaría un 50, al menos eso es lo que imaginé, un pie abracadabrante y con la gangrena avanzada.
La película, a pesar del mágico ambiente, me gustó. El ambiente del film, por cierto. Y los actores. [Actriz americana] especialmente.
Ana dice que el olor era el del queso de los nachos.
Ana dice que si alguien me oyera pensaría que soy mejor que todo el mundo.
Ana piensa quizá que yo podría ser un tipo de monologista, si me lo propusiera.

Los adolescentes dejan las bragas sucias a la vista de todos.
Los adolescentes no reparan en el propio y nauseabundo olor a pies.
Los adolescentes en el mejor de los casos aceptarían displicentemente la reiterada señalización de los comportamientos intolerables.
Los adolescentes luchan para siempre contra la injusticia pura.
Los adolescentes desprecian un poquito a sus hermanos.
Los adolescentes creen que deben tener casi todo lo deseado, no hablan de merecer sino por milagro, es decir por las buenas o por las malas.
Los adolescentes quizá consideran que madurar es envilecerse.
La adolescencia acaba, como siempre, y a veces los adolescentes.
La adolescencia es en la actualidad un mercado goloso, una perita en dulce.
La adolescencia requiere algo entre la firmeza y el disimulo (61-39).

Esta idea de saber cómo funciona el mundo, las personas y las cosas, es para él la sensación de que es la única manera o dirección en que funciona y es sobretodo así funciona porque así funciono. Esta concepción admite correcciones generales y particulares a partir de hallazgos y escarmientos, desde adoptar la tesis contraria hasta unos matices esforzados. Pues bien. Esto lo combina con un lema tan atractivo para él, qué duda cabe, en cualquier caso: algo es imposible hasta que es afrontado por alguien que no lo sabía. Él piensa textualmente: hasta que llega uno que no sabía que era imposible. Llega uno, como en un western.

Soy feliz yendo con Marta [5 años] por la calle. Ella va en bici y yo andando. Se para en cada cruce, me espera sin mirar hacia atrás. Se queda pensando. Hacemos tres km. ¿Compramos una botella de agua? Vale. Compro también un muñequito de plástico por 50 céntimos. Lo mete en una bolsita con cierre de cuerda corredera que lleva en el manillar. Papi, deberíamos comprar una cesta para la bici. Pues sí, la buscaré. En este recorrido paramos en dos parques. Este parque grande habitualmente esta medio lleno y hoy en vacaciones está casi lleno. Me siento en un banco a la entrada, enciendo un cigarrillo. Marta deja la bici a mi lado y se va al final del parque, a los columpios. Una mujer asiática/española sube la voz cuando se dirige a sus hijos de 3 y 4 años. Va a más y grita al más pequeño. Le zarandea por haber lloriqueando. Le grita todavía un poco más alto. El niño se calla. Madres y cuidadoras se miran, algunas se sonríen porque el espectáculo debe llevar un rato. El niño vuelve a lloriquear y ella le zarandea con mayor violencia, le grita con más fuerza. No quiero ni un lloro. ¿Me entiendes? Ni un lloro. El otro niño comprende sin que se lo digan que se van del parque. Pasa el primero a mi lado, muy serio. Enseguida la mujer y el pequeño igual de serio y todavía zarandeado. La miro y les miro tratando de averiguar si es la madre o una cuidadora. Ella me mira con desprecio y le mantengo la mirada.
Qué me miras, me dice.
—Me miras tú, no me mires.
—Son mis hijos, tú no tienes hijos gilipoyas, no tienes puta idea.
—Vete, puta.
Se para un segundo, sigue andando mirándome fijamente, llamándome a los tres segundos hijo de puta, gritándolo enseguida, más alejada, como una loca y enseñándome su dedo, agitando furiosa su mano. Repite hijo de puta y cabrón y que yo no tengo hijos.
Me dan ganas de levantarme, ir corriendo hasta allí y darle un bofetón. Le grito vete, vete loca y fuera. Me tiembla el cuerpo. No miro absolutamente a nadie del parque, ni durante los violentos gritos ni durante los largos segundos posteriores. Escribo en el móvil tres palabras, incidente con loca. Me tiemblan las manos. Viene Marta y me pregunta por lo que me decía esa señora. Era una madre que trataba mal a sus hijos. Hay gente así, mala y loca. Qué te hacía así con las manos (mueve sus dedos en alto). Me decía que me callase. ¿Por qué? Porque le he dicho que no hay que gritar así ni pegar a los niños. Se da por satisfecha. Nos vamos y no cruzo mi mirada, sin disimular ni bajarla, con nadie. Pienso que debí decirla que no tratara a esos niños como a perros y que si hay una próxima vez llamaré a la policía, al menos para que comprueben que es su madre.

Premio 1 noticia, 1 poema.
Noticia:
We asked @nytmag readers: If you could go back and kill Hitler as a baby, would you do it? (What’s your response?)
Poema:
(EL ROSARIO DE LA AURORA) Qué tres bonitos libros/de ciencia, de misterio,/de amor, de lujo o miedo/a una isla bien desierta/—plantas frutales, /vacas salvajes,/cebollas y patatas/naturales/y una buena pareja/—quizás te llevarías./Queréis volverme loco,/y es que queréis matarme./¿Por un millón de dólares/te comerías una mierda/de adulto alimentado/en base a lo que quieras?

Parece que es una característica fundamental del suicida la mortificación que sufre por las expectativas defraudadas en los demás. Las expectativas pueden ser más reales que imaginadas o al revés y los demás no sólo están en el círculo íntimo del suicida sino también entre los conocidos e incluso entre los saludados. Sin pensar parece una degeneración de la timidez, una fantasía insufrible, y nos parece la vida un esfuerzo por lograr un vodevil creíble.

(El yo imposible) Entra en la habitación —eterna última luz, costumbre muerta— tan feo y molesto. Son permanente burla sus zumbidos, las órbitas erráticas, que le hacen coincidir con mi cabeza en tantas ocasiones. Pensaba en mí, en mi vida, y me ha interrumpido. No sé qué significa, si significa algo. ¡No es tu modestia fácil! En ningún caso encuentro extraño simbolismo. Quizá no es más que fruto de mi tedio, pero no pienso en mí, no pienso en nada. Es algo incomprendido. Te creo moscardón y aún me alivias.

174 comentarios

  • Buenos días.
    Gracias señora jgfed.
    Sus pensamientos en continuo me han dejado sin respiración.
    Cuando me recupere les cuento una pequeña historia.
    Pd. Un dedo daba por estar ahora en la playa de la barrosa… en vez de con el plumífero.

  • La ilustración de hoy da para un buen fumanchungo.
    En general las ilustraciones de este fanzine darian para hacer una muy buena exposición.
    Y con el vertido de opinión experiencia y raciocinio que aquí se plasma, saldría un buen ensayo o libro de cartas, o algo.

  • Buenos días. La prosa me suena, pero no acierto adivinar quién. De igual manera el texto está bien chulo. Y siempre un acierto las ilustraciones que acompañan.

  • Brema, ayer le comenté que el papel no me parecía de 300grs.
    Cometí un error gráfico.
    El papel Canson que uso para pintar, nada tiene que ver con el usado en talleres de impresión, y este pesa lo mismo (como pude comprobar después en correos) pero su superficie está mucho menos compactada para que pueda absorber mejor el líquido, cosa que en los papeles de impresión no es así, ya que pasan por procesos de laminación diferentes.
    Para que se sepa.

  • Bien, ya estoy en disposición de poder contar la historia, que viene a cuento de la estampa que refleja la entrada de la madre zarandeadora y gritona.
    Hace unos 20 años, durante la primavera, paseaba con mis hijos por el espigón de Fuenterrabía.
    El mayor, estaba haciendo que su hermano pequeño hiciera cosas que no debía.
    Le llamé a mi lado y sin avisar le solté una bofetada de libro.
    Todo el mundo que pasaba por allí, se me quedó mirando.
    Nadie me dijo nada.
    Notaba clavadas las miradas de desaprobación de todo el mundo.
    Mi hijo mayor que tenía 8 años, me miró con una cara que expresaba el cómo le podía haber hecho eso delante de todo el mundo, y se frotaba la cara con furia haciendo que se borrara la bofetada de su carita enrojecida.
    Llevaba mucho tiempo, varios meses, avisándole de que no podía manejar a su hermano como un juguete, porque era una persona, y nadie tiene derecho a manipular a otro, que además siente tanta admiración por uno, y que seguirá a pies juntillas lo le que le digas.
    Pero que no sólo se lo debía evitar a su hermano, sino a todo el mundo.
    A su hermano, que lloraba los resultados de las putadas de su hermano, le decía que, hijo mío, que una cosa es que su hermano fuera de la misma sangre y otra que fuera su amigo.
    Lo había intentado por muchos medios.
    Ese día le dije después, que mi bofetada no era nada comparada con la que le podía dar después la vida.
    El claro está no lo comprendía.
    Yo tampoco.
    No comprendía a unas personitas que dependían de mí, y que les servía de ejemplo.
    Sigo recordando en mis momentos malos aquella bofetada.
    Aquella bofetada trataba de proteger, pero venía fruto de la frustración.
    No sabía cómo parar aquello.
    Pero esa bofetada lo paró durante mucho tiempo.
    El se acuerda, yo me duelo por ello.
    Qué jodido es ser padre, y con cuanta inconsciencia se hace…demasiada¡¡¡

  • Alvaroquinn dice:
    Miércoles, 12/10/2016 a las 08:44
    Perita en dulce este texto así de buena mañana.

    Canelita, tete, canelita.

  • Fabulosos, el texto de la entrada de hoy, la ilustración, y el relato de Don JrG de la bofetada a su hijo.
    Que en lo de ser un buen padre, o madre, es algo en que uno nunca gana. Que cuando los hijos ya son adultos, incluso viejos, y cuando van teniendo hijos a su vez, y le cuentan a uno sus propios errores y problemas con ellos , sigue uno teniendo pesadillas recordando momentos en que nosotros les hubiéramos fallado a ellos.

    Que hay muchos estilos de padre y de madre. Y que las madres asiáticas modelo tigre están muy bien consideradas, al menos en USA, porque tienden a producir hijos disciplinados, trabajadores e independientes…
    El que no se consuela, es porque no quiere.

  • Ayer tuve la oportunidad de disfrutar de la notable A quiet passion, película biográfica sobre Emily Dickinson. Para comenzar, una interpretación magistral que bien puede valerle un Oscar a la actriz protagonista. Magnífica dirección, actores en estado de gracia, impecable ambientación de la puritana Nueva Inglaterra decimonónica y un ambiente opresivo –la película es, como corresponde a la historia, casi exclusivamente un trabajo de interiores– realzado con lentos movimientos de cámara. En el debe: exceso de metraje, dos elipsis tan arriesgadas como –a mi modesto entender– innecesarias, y unas secuencias finales que parecen sacadas directamente de El exorcista. Como nota personal, confieso que estuve esperando en vano aquel breve mensaje, “Little Cousins-Called back”, que la poetisa escribió a sus primas poco antes de morir. Luego, si eso, la comento.

  • Mi vocación es presentar un telediario. Tal día como hoy lo iniciaría con La Dolores de Tomás Bretón cantada por Plácido el cual abriría la emisión con un Viva España vibrante. Les ahorraría, no obstante, cualquier imagen del desfile militar y de la recepción, pero a cambio hablaría del Patriotismo Constitucional que introduciría con un breve biopic de Jurgen Habermas. A continuación Calaza y Savater lo aplicarían al caso español denunciando las arbitrariedades de los nacionalistas.

  • Una joyita, una perlita, bauxita, malaquita y moscovita.
    Muy bueno.
    Me gusta mucho cómo se mezcla el asco de las cosas y el amor por ellas, la incomodidad, la extrañeza. Es un poco Mersault à Madrid («Pienso que debí decirla»)
    Es el autor de Boletín, Tareixa. Pincha en la sigla.

  • NO A LAS BOFETADAS.

    Una y única vez le dí un bofetón a mi niño. Yo lleve muchos por parte de señora histérica y adicta a orfidales, optalidón y demás sustancias dizquen tranquilizantes.
    Me arrepiento, él ya me perdonó, más se acuerda bien y me recuerda que el peor castigo era mi silencio de fingida madre enfadada.

    – Mamá, háblame, mamita , dime algo… ¿Estás muy, muy enfadadita por meter el gato en la lavadora?

    Y yo terca, refugiada en el mohin y ensayando enfado.

  • La sintonía de mi telediario sería el Fandango del Padre Soler en versión de clavicémbalo. Jamás habría ninguna noticia sobre música pop, al contrario que los actuales noticiarios, si acaso para advertir en pantalla que esos sonidos son la flauta del diablo.

  • Tareixa, las bofetadas son tremendas con los hijos.
    Pero si distinguimos las intensidades de bofetada, y la bofetada castigo de la bofetada ansiolítica, estoy de acuerdo con vsteda.
    Llamo bofetada ansiolítica, esa sorpresa en la cara que te despierta, cuando has entrado en un bucle de histeria o enconamiento.
    Pero en este caso, como en muchos, Menos es Más.

  • La bofetada, cachete en el culo, no me sirve como argumento disuasorio para educar por mucho que digan abuelas. Vale mas un grito, una cara desencajada y mucha ceremonia psicológica para hacer saber al pequeño terrorista de turno que no hay tregua ni armisticio hasta mayoría de edad.

  • Estaba ya preparándome para ir a casa a hacer de comer para mi reyna y para mí (hoy preparo rissoto de champignones, no tengo yo aquí fungi-porcini).
    Y he cometido el error de mirar El Confidencial, con lo tranquilito que yo estaba después de la mañana pictórica.
    No recordaba yo que hoy es fiesta nacional española.
    Bien, pues veo una de las sandeces innecesarias y brabuconas de los representantes municipales de Badalona, rompiendo una Orden Judicial para abrir el consistorio.
    Esto de los gestitos y tal me tiene ya muy canso, si no fuera porque romper la Ley es un acto no ya estúpido, ni sólo ilegal, es una inconsciencia llegando de alguien que dicta leyes y las debe hacer cumplir.
    Mi desconexión sentimental con todo esto es ya irreversible.
    Y la verdad es que si quieren la secesión que la voten de una vez y se dejen de tontadas. Ahora que una cosa de ese calado no vale con votarla la mayoría de los que votan.
    Debería ser OBLIGADO el ir a votar, y la mayoría necesaria debería ser de los 3/4 del censo total. Si de esa forma se logra, adelante con los faroles, pero sin marcha atrás. Sin condonaciones de deudas, sin historias. DESCONEXION y asilo de los conectados. El estado CATALAN, se asegurará y pondrá los medios necesarios para resarcir a los que no deseen quedarse en el territorio para seguir con los socios Españoles.
    El estado CATALAN, buscará socios donde pueda, para asegurarse su mantenimiento, y una vez la desconexión sentimental efectuada, ya no tendrán culpable.
    Pero si de lo que hablan es de dinero, que lo manifiesten así, que sería más fácil de entender.
    Ahora ya no le veo la vuelta atrás a esta idiotez.
    Ellos se desconectan sentimentalmente, y algunos nos desconectamos de ellos.
    MAL ASUNTO para todos.

  • Es un uso irónico del idioma, Brema. La bandera recuerda a las funciones ‘random’ de informática, por ejemplo a los colores de muestreo aleatorio en las pantallas. Un verbo, por cierto, que los primeros informáticos usaban como ‘randomizar’.

  • Había en el barrio un gato maula, el Gatón, que zurraba a los demás gatos, montaba a las gatas y comía de los platos de todos. No había manera de pescarlo en un despiste y se paseaba con parsimonia e impunidad delante de todos, como el Padrino yendo a por fruta. Era objeto común de odio.

    Esta mañana me lo he encontrado despachurrado por un coche en la carretera. Las mujeres de casa han expresado un sentir unánime de lástima y que mejor que hubiese desaparecido sin nosotros saber nada.

  • En mi telediario las corresponsalías estarían en Baracaldo (Schultz), Betanzos (McGauss) y Avilés (Kenzo) los cuales, con Perroan dirigiendo el operativo, conformarian la sección «el Norte existe». La sintonía sería una canción de Luis Mariano.

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 12/10/2016 a las 11:56
    Es un uso irónico del idioma, Brema.

    Que no se entiende. Es el típico articulito para amiguetes. A cascarla.

  • Buenos días, España. Aquí Schultz desde Baracaldo o muy cerca, celebrando su propia onomástica y no sé qué de Colón y América. Buenos días, cambio y cierro.

  • Nunca he dado una bofetada ni a mi hijo ni a nadie. Pero agarrale de donde pillaba, con tan grandes como efímeros deseos de lanzarlo al mar o a la luna, y azotes en el culo de los que me hago más daño yo que tú, un camión de ellos. Nunca por convicción, pura impotencia. Tampoco me lo ha reprachado. Que le mandábamos a la escuela «con fiebre y grastroentiritis», eso sí nos lo soltó una vez en medio de la calle y sin venir a cuento, el pistoletazo de salida de pubertas horrenda.
    — ¿Qué?
    —¡Que me mandabais a la escuela con fiebre y gastroentiritis, sí!
    —Será gastroenteritis, hijo.
    —…
    —…
    —¡Con cagaleraaa!

  • Mi Paquirrín, que cumple veinte y volvía ayer después de un mes a casa, pero se conoce que tenía que pasar primero por otros pisos y aún no ha llegado. La madre que le parió.

  • Pirata Jenny dice:
    Miércoles, 12/10/2016 a las 02:25
    “Sin olvido no hay futuro”, dice S. No se puede imaginar la de horas que le he dedicado a pensar en esto, desde todos los puntos de vista. Y a su contrario, claro: sin recuerdo no hay futuro.

    Probablemente la segunda creencia sea más verdadera a nivel personal y la primera más necesaria en la sociedad. También le aviso que no tengo yo el alma y el oído sensibles en estas cosas.

  • Estupendo el texto. Lleno de perlas. Los adolescentes quizá consideran que madurar es envilecerse. Enhorabuena al autor/a.

    Los padres nos mortificamos a menudo y no vale la pena porque casi nada está en nuestras manos. Yo odio ver en ellas mis defectos y no haber sido capaz de corregirlos/moderarlos. Me duele menos ver los de su madre, al fin y al cabo me enamoré de ellos.

  • Al final sale un tímido sol que invita a la esperanza. También he podido ver la cabra. Aunque creo que era carnero. Uno es más de paso rápido. Apesadumbrado oigo a los hijos de Lenin hablar de genocidio. Me admira el pensamiento abstracto de algunos compatriotas. Día del Pilar. Mi bisabuelo llegó a casa después de ganar una guerra, tenía 58 años, lloró porque su mujer había muerto mientras estaba fuera, y se fue desde Reinosa hasta el Pilar. A ponerse sentimental, supongo. Luego volvió y le llevó flores hasta que se murió.

  • Gómez, tampoco es para tanto¡¡¡
    Eurovisión es peor y seguimos insistiendo.
    Chanovisión.
    La televisión debería ser como este fanzine.
    De pago¡
    Autoconstruida por amateurs, semiprofesionales, y profesioanalas.
    Con acceso libre a los archivos del NO-DO.
    Pero sin música popular de las naciones.
    Sólo con selecta desinformación.
    Películas de cine mudo para la hora de la siesta.
    Películas de cine negro por las noches.
    Cierre a las 11,00 p.m. con carta de ajuste.
    Apertura a las 6,00 a.m.
    Interrupciones a las 12,00 para el angelus. y a las horas de la comida y la cena.
    Película de Chicho Ibáñez Serrador o de romanos, para horario de tarde.
    Y debates encendidos de los corresponsables, sobre asuntos de gran actualidad y profunda trascendencia humana.
    Los telediarios a cargo del Sr. Marqués en prime time.
    Y desconexión total inmediata a petición de la masa vidente.
    Vale…paro de decir chorradas.
    Me ha dado un golpe de frío.

  • Es la esperanza el ser con plumas

    que se posa en el alma,

    y sin palabras su canción entona

    y ya nunca se calla,

    y es más dulce su voz en el gran viento.

    habrá de ser muy dura la borrasca

    para abatir al pájaro chiquito

    que a tantos dio su llama.

    Oí su voz en las más frías tierras

    y en la mar más extraña;

    pero nunca en los días de miseria

    me pidió una migaja.

    (Trad. de María Manent)

  • Sosa caústica.
    (Lo trae AE).
    “La obsesión por la especialización que anida en los vigentes títulos y planes de estudio, todos distintos para complicar la vida al estudiante en sus posibles traslados, pero todos iguales a la hora de incurrir en idénticos yerros (…)
    Tal canto permanente a la especialización, interpretado con el bajo continuo de la “productividad” o de la “utilidad” de lo que se estudia, está matando lo que de interesante y atractivo ha tenido, desde sus orígenes, la Universidad que ha de ser siempre una institución algo no necesariamente rentable y “sospechosa” para el poderoso si quiere mantener su prestigio y no verse degradada a simple escuela de negocios o de prácticas profesionales (…)
    Un modo de razonar lamentable que alientan rectores y ministros y que olvida que la gran investigación, la básica, la ligada a las matemáticas o a la física, es la que ha permitido avanzar en otras que llevan a los inventos y a los avances técnicos. Galileo o Newton fueron simples curiosos, no personas obsesionadas con obtener un fruto y presentarlo en la ANECA para conseguir un “proyecto de investigación” (…)
    Sustituiría todas esas milongas de clases que nos quieren dar los pedagogos (…) por una asignatura obligatoria que se llamara “curiosidad”…”

  • A charm invests a face
    Imperfectly beheld,—
    The lady dare not lift her veil
    For fear it be dispelled.

    But peers beyond her mesh,
    And wishes, and denies,—
    Lest interview annul a want
    That image satisfies.

    (E.Dickinson)
    (No traducido, en aplicación del Convenio Internacional para la Prohibición Radical de Traducciones de Poemas)

  • Lo de las traducciones es una bendición.
    No puedo catalogar una traducción del alemán al español, ya que de alemán se decir “una cerveza” y poco más.
    Del Inglés puedo ir por el estado de Michigan y hacerme entender, hasta hablar un rato, incluso leer de mecánica y algo de física.
    Del francés puedo hasta expresarme, leer el periódico, leer cosas técnicas, y ver una película en el cine. Lo intento con literatura sobre arte.
    Pero leer literatura, o poesía, eso me está vedado, de no ser por los traductores.

  • La escritura china y japonesa reposa sobre ideogramas. Existe un gran número de ellos, pero son deducibles a partir de un conocimiento inicial.
    Yo mismo experimenté un sobresalto cuando, tiempo después de un par de horas aprendiendo rudimentos de caligrafía japonesa, miré el rótulo del consulado japonés y VI en sus dos primeros símbolos el Sol Naciente. El Imperio y el Consulado, no.

  • Me he pasado el día preparando las facturas para el pago trimestral del IVA. Hablo con mi asesor fiscal para quedar. Por azar le comento la bondad de la serigrafía de Javier Pagola regalada. Enseguida me comenta, supongo que pensando en su valor, que es un incremento de patrimonio a título lucrativo. ¿Cómo le explico que, en realidad, es a título oneroso pues es una contraprestación por un par de artículos publicados en un fanzine digital? Para no liarla le digo que ya averiguaré el precio. Bueno, por si tengo que utilizarla algún día como dación en pago.

    P.D. Bremaneur, es Ud. un primor.

  • Hoy, día nacional, no he contado más de seis banderas colgadas de alguna ventana en el centro de la ciudad.

    Sin embargo, en San Agustín de la Florida, ciudad fundada por el avilesino Pedro Menéndez, han celebrado este día hoy engalanando la ciudad con las banderas de España. Pese al huracán que hace dos días asoló sus tierras.

    La calle más antigua de USA se llama Avilés. Data de 1570.

  • ¡Juer con los adolescentos y las madres chinas!
    Estupendo relato… o cosa… o poema en prosa, señor o señora Jgfed. Y la ilustración me ha gustado plus, sobre todo la tuerquita. Me relamo del daño que le va a hacer al tragaldabas en el primer diente.
    El fandando con órgano, ¡dios mío!

  • Srta. Bellpuig, ¿Sería posible que al abrir la página de Chopsuey sonara el Fandango? Entiendo que esto nos procuraría una gran distinción y serviría de justo homenaje al benemérito padre Soler.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 09:12
    Srta. Bellpuig, ¿Sería posible que al abrir la página de Chopsuey sonara el Fandango?

    Nada me gustaría más, pero técnicamente es complicado y ahora tengo mucho trabajo como para ponerme a ello.

    Señoritos directores, ¿cómo quieren el café?

  • “Da tu belleza siempre,
    sin palabras ni cálculos.
    Calla. EllA hablará por ti: dirá yo existo.
    Y en miles de maneras distintas
    acabará por fin llegando a todos.

    INICIAL
    El libro de las imágenes, 1906
    R.M.Rilke

    Gieb deine Schönheit immer hin
    ohne Rechnen und Reden.
    Du schweigst. Sie sagt für dich: Ich bin.
    Und kommt in tausendfachem Sinn,
    kommt endlich über jeden.
    INITIALE (SW,I,409)

  • Sepa Bellpuig, quizás esto le ablande el corazón, que el padre Soler nació en Olot y estudió en la Escolanía de Montserrat, cierto que pasó el resto de su vida en el Escorial.

  • Cuando la noche cae y no tienes ningún motivo para dormir, pero tampoco para estar despierto.
    Fuego en las entrañas.
    Quieres hacer, quieres decir.
    Llega la melancolía, afuera es otoño.
    la curiosidad es inferior a la paciencia.
    El libro se hace muy lento, todo va exasperantemente despacio.
    Quiero correr.
    Otro café, otro cigarro.
    Quiero correr.
    me pesan las piernas.
    me pesan.
    me queda un brazo, todo es muy lento.
    Tomás de Hipona, qué es el tiempo…
    Ayer, hoy, mañana.
    Cuando es ahora? es tan corto que casi se confunde con antes, pero llega después.
    Sin embargo el paréntesis es largo.
    Duerme.
    Duermo.
    Despierto.
    Hago.
    Sincronizo.

  • Preferir prefiero este último, pero dejo a su exquisito gusto elegir la mejor versión. La de guitarra española es excepcional, no la olvide.

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 11:27
    CON EFECTOS RETROACTIVOS

    ¿Verdad que es el día más bonito de nuestras vidas?

    ***

    -Colombia fue su segunda patria. Allí escribe Dos días de septiembre, premio Biblioteca Breve. ¿Qué le parece el intento de acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla?

    -Me parece ejemplar y digno de ser imitado en otros países; sobre todo en España, donde las víctimas del terrorismo ocupan un espacio indebido, no porque no se lo merezcan, sino por la lata que dan, con perdón.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Miércoles, 12/10/2016 a las 15:16

    Apenas conozco un par de cosas más de Soler pero me gusta todo lo que he oído.
    Y eso que el Fandango a un concreto tempo suena mucho, pero mucho, a música para organillo.

  • Amos Oz, mucho más que Murakami.
    Al resto no los conocía de nada, pero seguro que su trabajo era mucho más interesante que la poesía de Bob Dylan.
    Me gustó mucho Bob Dylan cuando cogió la guitarra eléctrica, y casi lo crucifican. Era seguidor de sus discos y temas durante su juventud y la mía. Luego me interesé por otros tipos de música.
    Admito que desde el SLOW TRAIN COMING, (hace ya demasiados años) no he seguido sus trabajos.
    Si siguiera vivo, para poderlos equiparar, la poesía de Lou Reed me parecería de más nivel, aunque creo que soy muy parcial en mi afirmación.
    Para este viaje Leonard Cohen, también me parecía un candidato.

  • Si les gusta Soler, y les satura el clave, háganme caso y cómprense las sonatas en la interpretación de Alicia de Larrocha, una auténtica bestia, un derroche de talento y buen gusto. La combinación Soler/Larrocha es de las cosas más deslumbrantes que he escuchado en mi vida.

    En el tubo no hay mucho, pero se pueden hacer una idea con la sonata en fa sostenido mayor (R 90) y con mi favorita, la sonata en re menor (R 24). Se me saltan las lágrimas de agradecimiento y emoción cada vez que la escucho.

  • La corrupción me preocupa, pero no es lo que más. El número de delincuentes, o malvados, si se quiere, es siempre pequeño en relación al total de la sociedad. Si se aproxima a un cierto nivel adviene el caos; no seríamos capaces de sobrevivir con un cinco por ciento de cabrones que se empeñaran en circular en dirección prohibida, por ejemplo. Así el número de políticos y funcionarios corruptos será siempre, más o menos, reflejo del porcentaje de malvados de una sociedad o grupo. Es cierto que la corrupción tiene un efecto multiplicador. No sólo distrae unos millones, sino que consiguen dinero del estado empresas o personas que no se lo merecen, por ineficaces en sus actividades, impidiendo que los que sí lo son prosperen y generen riqueza.
    La corrupción, por otra parte, es endémica. La hay en todas las sociedades. No es posible erradicarla del todo como no ha sido posible al menos desde Hammurabi erradicar el asesinato, su gravedad dependerá de cuántos ostenten poder en el estado y cuánto poder ostente el estado. Es decir, del número de funcionarios y del presupuesto que manejen.
    Pero si los malvados son siempre un número relativamente pequeño los estúpidos son muchos más. Muchísimos más. Un corrupto capta un porcentaje de un presupuesto y la distrae de un gasto necesario. Un estúpido capta la totalidad de del un presupuesto y la destina a un gasto inútil. Es decir, el corrupto se lleva el tres por ciento de un aeropuerto de mil millones; el estúpido hace un aeropuerto de mil millones en un sitio inadecuado. Quien dice aeropuerto dice paseo fluvial, auditorio multiusos, centro de interpretación o subvención cinematográfica. Y además es impecablemente legal.
    El agujero de la estupidez es siempre mayor que el del mal. Eso lo saben perfectamente los historiadores bélicos. A un ejército suelen causarles más víctimas sus comandantes estúpidos que sus enemigos malvados.

  • Me dicen que si me parece una sobrada lo de Dylan será porque soy facha. Je. Qué nivel y qué ojo clínico. Y me retan a que dé un solo nombre de poeta vivo que se lo mereciera más. Se me ocurren varios, pero me he limitado a copiarles esta cosita sobre EL tema que escribió Eduardo Lizalde. Aún no han abierto la boca:

    El tigre real, el amo, el solo, el sol
    de los carnívoros, espera,
    está herido y hambriento,
    tiene sed de carne,
    hambre de agua.
    Acecha fijo, suspenso en su materia,
    como detenido por el lápiz
    que lo está dibujando,
    trastornada su pinta majestuosa
    por la extrema quietud.
    Es una roca amarilla:
    se fragua el aire mismo de su aliento
    y el fulgor cortante de sus ojos
    cuaja y cesa al punto de la hulla.
    Veteado por las sombras,
    doblemente rayado,
    doblemente asesino,
    sueña en su presa improbable,
    la paladea de lejos, la inventa
    como el artista que concibe un crimen
    de pulpas deliciosas.
    Escucha, huele, palpa y adivina
    los menores espasmos, los supuestos crujidos,
    los vientos más delgados.
    Al fin, la víctima se acerca,
    estruendosa y sinfónica.
    El tigre se incorpora, otea, apercibe
    sus veloces navajas y colmillos,
    desamarra
    la encordadura recia de sus músculos.
    Pero la bestia, lo que se avecina
    es demasiado grande
    -el tigre de los tigres-.
    Es la muerte
    y el gran tigre es la presa.

  • Leo en un libro: «Borja […] se saca la erección y entonces ambos se van al suelo y se ponen a follar».

    «Se saca la erección». ¿Se puede escribir peor?

  • Teniendo en cuenta que su nombre completo es Borja María. Borjamari para los de casa. Borjita cuando era pequeño.
    Se la saca de la cartera? Se la pilla con la cremallera?

  • La novela va de unos quinceemes (de los del quinceeme de verdad) que hacen teatro vanguardista echando unos quiquis en el escenario. Y es todo superrevolucionario y superguay. Y por ejemplo salen un nazi y un violador, y el problema no es que sean un nazi y un violador, sino que son pesadísimos. Y así todo. Chachi, mega, moderno, combativo, nuestros sueños son vuestras pesadillas y tal.

  • Dylan es tan buen letrista como mal poeta. De chaval intenté leer un libro suyo, Tarántula, y era absolutamente ridículo. ¡Qué tontería lo del Nobel! ¿Seguro que no le han dado el de la paz?

  • Bremaneur dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 14:43
    La novela va de unos quinceemes

    No me extraña que el Marqués te pregunte. Es fácil imaginarte con el objetivo perroantoniano de leer toda la biblioteca en orden alfabético. Y consiguiéndolo.

    Yo cada vez leo menos. Y de ficción ya solo releo (excepto Coetzee).

  • MGAUSSAGE dice: Jueves, 13/10/2016 a las 14:21

    Un corrupto capta un porcentaje de un presupuesto y la distrae de un gasto necesario. Un estúpido capta la totalidad de del un presupuesto y la destina a un gasto inútil. Es decir, el corrupto se lleva el tres por ciento de un aeropuerto de mil millones; el estúpido hace un aeropuerto de mil millones en un sitio inadecuado.

    ¡Clarinete!

  • Parece evidente que le han dado un Dylan al Nobel, más que al contrario. Me imagino que gracias al Nobel de literatura venderá muchos más discos.

  • Me place mucho cuando alguien con más cabeza que yo y predicamento, todo el que yo no tengo, dice cosas que venía escribiendo en este y anteriores blós.

    Va la cosa de los robots soft y hard, de lo incontratables, de la desaparición del valor del trabajo, de que nos quiten el último reducto de libertad no vigilada que es el pago con efectivo, de mi ilusa resistencia a identificarme transparentemente en las redes interneteras y de muchas más cosas mucho preocupantes.

    Yuval Noah Harari: “La mayoría de la gente será innecesaria en el siglo XXI”

  • Perroantonio dice:

    Jueves, 13/10/2016 a las 15:29

    Ese LP me lo regaló mi padre en las navidades de 76 o del 77, cuando vivíamos aún en aquella Ciudad de los Periodistas de los Me acuerdo. Uf. Se me revuelve algo cuando pienso en ello.

    Por cierto, estoy flipando con las cagadas de algunos periodistas, que no saben ni distinguirle. En esta recopilación de las 50 mejores canciones de Dylan que ha sacado hace un par de horas un fanzine supuestamente especializado en música, hay varias en que no es Dylan quien canta. Y se nota a la legua.

    Compárese esta versión edulcorada de I’ll be your baby tonight con la maravilla que hace Dylan (tengan paciencia; hay anuncio de toallitas para limpiar el culo a los bebés, pero la comparación de las dos versiones merece la pena):

    http://www.dailymotion.com/video/xwcg9c_bob-dylan-i-ll-be-your-baby-tonight-1967_music

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 15:29
    MIENTRAS TANTO, EN FUNKPERRO…
    «Hurricane», Bob Dylan

    Bravo, perrícola.

  • S. dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 15:30
    No me extraña que el Marqués te pregunte.

    Sólo me leería un libro así si me lo pide -y depende de cómo lo haga- Rita Maestre.

    Toqueteo decenas de libros al día, ya sea por vicio o por trabajo. Y tengo el extraño don de abrirlos por páginas curiosas y fijarme en el párrafo preciso.

    Juanfran Satur, me uno a tu lobby pro Kevin Roldán para el Nobel. Sin dudarlo.

    Leeros el libro de Luc Sante, joder.

  • Hace mucho que no leemos un macuerdo. Prot, anímate. A escribirlo, no a leerlo (que hay que decirlo todo, macho).

  • Por favor, señorita Bellpuig, que cuando se abra el blog suene «Flojos de pantalón», de Rosendo. Gracias.

  • Me alegra coincidir de nuevo con PerroAntonio.
    Recuerden la definición de literatura y de paso escuchen Masters of war o Demolition row.

  • Adapts, correo recibido de Spotify, ahora mismo.

    El nuevo mix, hecho solo para ti.
    Tienes tu Daily Mix esperándote. Está lleno a rebosar de tu música favorita: flechazos recientes, viejos clásicos y canciones que pensamos que te van a encanta

    Es el recopilatorio que habrías hecho tú si te sobrase tiempo.

    Hay películas que sin ser obras maestras consiguen perdurar. No solo por la música.

    https://youtu.be/3WpGhk8ifK4

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 15:29
    MIENTRAS TANTO, EN FUNKPERRO…
    «Hurricane», Bob Dylan

    En ese disco (Desire) está nuestra canción (La de Ella y yo), “Romance in Durango”:

    Hot chili peppers in the blistering sun
    Dust on my face and my cape
    Me and Magdalena on the run
    I think this time we shall escape
    Sold my guitar to the baker’s son
    For a few crumbs and a place to hide
    But I can get another one
    And I’ll play for Magdalena as we ride

    No llores, mi querida
    Dios nos vigila
    Soon the horse will take us to Durango
    Agárrame, mi vida
    Soon the desert will be gone
    Soon you will be dancing the fandango

    Past the Aztec ruins and the ghosts of our people
    Hoofbeats like castanets on stone
    At night I dream of bells in the village steeple
    Then I see the bloody face of Ramon
    Was it me that shot him down in the cantina
    Was it my hand that held the gun
    Come, let us fly, my Magdalena
    The dogs are barking and what’s done is done

    No llores, mi querida
    Dios nos vigila
    Soon the horse will take us to Durango
    Agárrame, mi vida
    Soon the desert will be gone
    Soon you will be dancing the fandango

    At the corrida we’ll sit in the shade
    And watch the young torero stand alone
    We’ll drink tequila where our grandfathers stayed
    When they rode with Villa into Torreon
    Then the padre will recite the prayers of old
    In the little church this side of town
    I will wear new boots and an earring of gold
    You’ll shine with diamonds in your wedding gown
    The way is long but the end is near
    Already the fiesta has begun
    The face of God will appear
    With His serpent eyes of obsidian

    No llores, mi querida
    Dios nos vigila
    Soon the horse will take us to Durango
    Agárrame, mi vida
    Soon the desert will be gone
    Soon you will be dancing the fandango

    Was that the thunder that I heard
    My head is vibrating, I feel a sharp pain
    Come sit by me, don’t say a word
    Oh, can it be that I am slain
    Quick, Magdalena, take my gun
    Look up in the hills, that flash of light
    Aim well my little one
    We may not make it through the night

    No llores, mi querida
    Dios nos vigila
    Soon the horse will take us to Durango
    Agárrame, mi vida
    Soon the desert will be gone
    Soon you will be dancing the fandango

  • Bonnie dice: Jueves, 13/10/2016 a las 16:51

    Me alegra coincidir de nuevo con PerroAntonio.
    Recuerden la definición de literatura y de paso escuchen Masters of war o Demolition row.

    Estamos conectados, Parker. Pero antes de darnos a la demolición, cantemos juntos Desolation Row.

  • Adaptaciones dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 15:54

    Adapts, esa fue una de las razones por las que dejé de trabajar en robótica industrial. Algunos comentarios sobre los avances y posibles usos futuros, aunque realizados en tono jocoso, eran para poner los pelos de punta.

  • “No llores, mi querida
    Dios nos vigila
    Soon the horse will take us to Durango
    Agárrame, mi vida
    Soon the desert will be gone
    Soon you will be dancing the fandango”

    Bonito homenaje de Dylan al padre Soler.

  • El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, en el principio
    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, hace mucho tiempo.

    Vio un animal que le gustaba gruñir
    Grandes garras peludas y le gustaba rugir
    Con un gran lomo y abundante pelo.
    “Ah, creo que le llamaré oso”.

    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, en el principio
    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, hace mucho tiempo.

    Vio un animal en lo alto de la colina
    Masticando hierba hasta hartarse
    Vio que salía leche pero no supo cómo.
    “Ah, creo que le llamaré vaca”.

    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, en el principio
    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, hace mucho tiempo.

    Vio un animal que le gustaba resoplar
    Cuernos en la cabeza y no eran cortos
    No parecía haber nada
    que no pudiera derribar
    “Ah, creo que le llamaré toro”.

    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, en el principio
    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, hace mucho tiempo.

    Vio a un animal salir de una senda fangosa
    Cara muy sucia y cola rizada
    No era muy grande no era muy pequeño.
    “Ah, creo que le llamaré cerdo”.

    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, en el principio
    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, hace mucho tiempo.

    El siguiente animal que encontró
    Tenía lana en el lomo y pezuñas en los pies
    Comía en una ladera muy escarpada
    “Ah, creo que le llamaré oveja”.

    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, en el principio
    El hombre dio nombre a todos los animales
    En el principio, hace mucho tiempo.

    El vio un animal tan alisado como el cristal
    Deslizándose por la hierba
    Lo vio desaparecer tras un árbol,
    cerca de un lago…

    (Trad. http://www.goddylan.com/)

  • Perroantonio, probablemente tenga razón y lo de hot sea una licencia de Dylan. Hay que poner las cosas en su contexto, huyendo a caballo por un desierto americano no creo que se vean muchos pimientos picantes. Y los cáctus estarán más bien “hot” bajo el sol abrasador.

  • Perroantonio dice: Jueves, 13/10/2016 a las 15:29
    Buen poeta, mal poeta… Lo importante es que cace ratones.

    La eterna discusión entre apocalípticos e integrados.

    Y todo porque se han ido muriendo no hace mucho los buenos ejemplares, Justice, Strand, etc. de la poesía americana.

  • REFLEXIONES DE UN ETERNO CANDIDATO

    “Un vez fui propietario y director de un concesionario de coches llamado Saab Cape Code en West Barnstable, Massachusetts. El concesionario y yo nos quedamos sin trabajo hace treinta y tres años. El Saab era, igual que hoy, un coche sueco, y ahora estoy convencido de que mi fracaso como vendedor aquella época explica lo que de otro modo sería un misterio insondable: por qué los suecos nunca me han dado un Premio Nobel de Literatura. Un antiguo proverbio noruego dice: “Los suecos tienen la picha corta pero la memoria larga”.

    […] Si tardabas demasiado en volver, el aceite [del Saab] se separaba de la gasolina y se hundía hasta el fondo del depósito. Entonces, cuando volvías a arrancar, soltabas más humo que un destructor en un combate naval. Fue así como dejé a oscuras a toda la población de Woods Hole en pleno mediodía, tras haber dejado un Saab en un aparcamiento durante cerca de una semana. Me han dicho que los viejos del lugar todavía se preguntan en voz alta de dónde salió todo aquel humo. Después de aquello empecé a hablar pestes de la ingeniería sueca, y por hacer el tonto me quedé sin Premio Nobel”.

    (Kurt Vonnegut, Un hombre sin patria)

  • S. dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 18:08
    Satur, quién es Benjamín Prado. Gracias.

    El que se ventilaba a la Rosenvinge. A la guapa.

  • No sé si se cruzaron con el reportaje de EP semanal sobre los “nuevos activistas”. Que el discurso de la “izquierda” haya quedado reducido a esa especie de autosatisfacción moral mezclada de cretinismo narcisista, qué desgracia.

  • He visto en el mapa que para ir a Durango, hay que enfilar hacia el sur. Se pasa por Laredo. De ahí a Castro y de ahí a Bibao, un paso.

  • Juanfran Satur dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 18:27

    El que se ventilaba a la Rosenvinge. A la guapa

    ###

    ¡No fastidies! Acabo de ver las fotos. Es que con Christina hace mucho… es del 64…, lo de Ray Loriga lo entendía. Joder, se me acaba de bajar el ego ocho sobre diez. Voy a ver si lloro un poco. Hasta luego.

  • Naxos ha publicado muchas sonatas de Antonio Soler tanto tocadas al piano como al clavicordio. Ahora redescubro que la versión que tengo al piano es una low cost de Naxos tocada por una tal Martina Filjak, me temo que incomparable con la de nuestra Alicia Larrocha. Cuanto se aprende en Chopsuey.

  • Sr. Verle dice: Jueves, 13/10/2016 a las 18:16

    Perroantonio dice: Jueves, 13/10/2016 a las 15:29
    Buen poeta, mal poeta… Lo importante es que cace ratones.

    La eterna discusión entre apocalípticos e integrados.

    Y todo porque se han ido muriendo no hace mucho los buenos ejemplares, Justice, Strand, etc. de la poesía americana.

    No siempre hay que premiar a los integrados, ¿qué digo integrados?, ¡empotrados! en el microuniverso cultureta universitario.

  • ¿Cuanto ha escrito de buenïsima literatura juntando todas sus cancionciglias?
    ¿Veinte paginas por las dos caras?
    ¿Esa es la producción literaria de toda una vida de un premio Nobel?

    ¡Amos nomejodas!!!

  • ¡Otra muestra más de la evidente e imparable DECADENCIA DE OCCIDENTE!!!!

    (Y anda que el Nobel de la paz…)

  • Parece que los partidarios del Nobel a Dylan son tan agresivos como los animalistas o un vegano en la puerta del matadero municipal. Cuando le concedan un Oscar, puede correr la sangre.

  • No se sabe si para bien o para mal, algo se está moviendo en la base de los juicios morales. Antes tenías que convencer al cocinero de que no te merecías terminar tus días en una perola. Normalmente bastaba, para que te dejase en paz, con decirle que eras un ser racional, dotado de una dignidad tan grande que todos los demás, empezando por los cocineros, debían tratarte como un fin y no como un medio. Hoy la única razón que tienes que dar para no ser cocinado es que no te gusta ser cocinado. Lo que pasa es que, para bien o para mal, tampoco les gusta a los calamares.

    Y me paro en los calamares porque nadie ha rebasado aún por abajo, a la hora de exigir no ser molestado, el límite que impone tener sensaciones. La cosa está así ahora mismo: si no debemos convertir a los calamares en animales de circo es porque ellos no se sienten cómodos atravesando aros de fuego o subidos en un trapecio. Ellos no han venido al mundo para entretener a los hombres. ¿O es que los calamares no tienen dignidad?

    Pero todo se andará. Superado por abajo ese límite de la sensibilidad, todas las cosas nos exigirán -si no ellas, sus abogados- ser tratadas conforme a lo que pide su naturaleza y no en función de nuestros intereses. Así, si lo propio de la piedra es pesar, estarse quieta en el suelo, ¿a qué tenemos que ir los hombres, cogerla de donde está tan ricamente y, pensando exclusivamente en términos antropocéntricos, lanzarla por ahí?

    Las cosas -prepárense a declarar- también tienen su dignidad.

  • Negativo, Verle. Hay que revisar los conceptos. Nada más integrado que un funcionario. Nada más integrado que un literato funcionario que escribe sus poemas en horario de tutorías y viaja de congreso en congreso, con los gastos pagados, para contarnos que es un artista insobornable en cuyo corazón arde la llama de la revolução.

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 22:58

    Perroantonio, ¿de qué conoces al director de tesis de Ella? Lo has clavao, tío. Entre congresos y revolución, el hombre no tiene tiempo de atender a sus doctorandos. Misiones más altas le reclaman.

    Estoy con Adapts en lo de la decadencia de Occidente.

  • Gómez dice:
    Jueves, 13/10/2016 a las 21:43
    Parece que los partidarios del Nobel a Dylan son tan agresivos como los animalistas o un vegano en la puerta del matadero municipal.

    Y los viceversa. En lo de Julia Otero había una tipa diciendo que si se lo daban a Dylan por qué no a Ismael Serrano. Ojito, que lo decía en serio.

    Ismael Serrano, el que le puso a un disco Naves ardiendo más allá de Orión

  • Aun a riesgo de que algún integrado (o integrada) me agreda con el Blonde on blonde en la cabeza, y como declarado fan del cantautor desde el Desire que han citado antes [les doy mi palabra de que elegí una pensión del Raval donde viví unos meses de joven porque se llamaba “Pensión Durango”], me atreveré a aclarar que a estas alturas se me antoja fuera de toda duda que Dylan es un genio de la música pop y un letrista excepcional. Sin embargo, y a falta de alguna definición canónica del término –que tampoco me interesa para nada–, lo que yo modestamente entiendo, stricto sensu, como obra literaria, en el caso de Dylan constaría de dos obras. La primera, titulada Tarántula, la recuerdo de manera muy vaga como una especie de sucedáneo-pastiche de la generación beat escrito por un adolescente con ínfulas (y bastante colocado también). La segunda, que yo no conocía hasta esta misma tarde, parece que no es mucho mejor que la anterior. Descartados, pues, sus libros por mediocres, nos quedan las letras de muchas de sus canciones que, repito, son incontestables. Maravillosas. Sublimes. Pura poesía, si ustedes quieren… pero en todo caso poesía indisoluble –y también en el aspecto estílistico y técnico que implica el proceso de escribir una canción– de la música que la acompaña. Quiero decir en última instancia que se trata de canciones, no literatura. Ni mejor ni peor una que otra. Otra liga, para entendernos… Particularmente, yo prefiero como letrista a Brel, o incluso algunas canciones de Lou Reed; pero jamás se me habría ocurrido reclamar para ellos, aun a título póstumo, el Nobel de literatura.

  • Seguro que sí. Yo, repito, soy un fan que creció con Jagger, Hendrix, Dylan y Dominique Valera colgados en la pared de mi cuarto durante mi adolescencia. Otra es que jamás lo vi como literato. Y en ésas seguimos.

  • ¿Quieren dárselo a un personaje un poco al margen de los circuitos habituales, premiar otros ámbitos artísticos y autopromocionar el premio de paso, como han hecho con Dylan….? Pues dádselo a Woody Allen, joder, que además de sus décadas de buen cine puede presumir de una obra narrativa y teatral bastante más sólida –tampoco es muy difícil– que la de el cantante.

    Es sólo un ejemplo.

  • Mejor: Y me paro en los calamares porque nadie ha rebasado aún por abajo, a la hora de exigir que no se moleste a nadie, el límite de la sensación.

  • ¿Qué entendemos por no demasiado lejano? Descartamos la escritura cueniforme, ¿no?

    Que me entere yo: Perroantonio es el integrado, ¿verdad?

  • Hasta el siglo xviii, la novela no tiene buena reputación y los «literatos» la evitan, prefiriendo dedicarse a lo que sí se entiende como literatura: la poesía, el teatro o el ensayo. Las «novellas», aparte de un género nuevo, se consideran entretenimiento para las masas. Incluso hay debate sobre su nombre, porque a esta narrativa debería corresponderle el nombre más clásico de «romance»; así queda en francés, como «roman». Hasta el siglo xix no triunfa definitivamente, pese a que muchos autores siguen considerándola baja literatura.

  • Se nos viene encima -no, ya está encima- la lucha contra la discriminación de un animal a causa de la especie a la que pertenece. Es la lucha contra el “especismo”. Una de sus ideas más importantes es que, si bien muchos animales no son muy listos, todos ellos tiene la capacidad de sentir. Por ejemplo, de sentir el dolor. Esa sensibilidad obligaría a no hacerles daño.

  • La lírica cantada, a la que se dedica Dylan, fue considerada durante siglos una expresión artística de alto nivel cultural (nadie usaba la palabra literato). La Iliada o la Odisea o el Mio Cid son recopilaciones de cantos épicos orales.

    Con esto quiero decir que stricto sensu no deberíamos reducir la «literatura» a lo exclusivamente publicado en los libros.

  • Hacen bien algunos editores en recopilar en formato libro textos y artículos publicados en la prensa o en los blogs. No creo que nadie dude de que muchos de los textos que por aquí circulan son literarios (pongo el caso extremo de Olmos, por ejemplo), independientemente de que lleguen o no a convertirse en libros.

  • Puede decirse que hasta ahora la prohibición de hacer daño ha venido dada en forma de salvedad. Tú puedes hacer daño a todo ser que se te ponga por delante, salvo que… Salvo que ese ser haya sido creado a imagen y semejanza de Dios, o que tenga uso de razón, u otras salvedades de esa clase. Lo que viene ahora es la prohibición de hacer daño a todo ser que pueda sentir el dolor. Puesto que permitir hacer daño a todo ser salvo que ese ser pueda sentir el dolor es una forma muy rara de hablar, hay que admitir que la nueva obligación de no causar dolor es absoluta.

  • En fin, que no tengo ninguna duda de la calidad «literaria» de Bob Dylan. Tampoco de la cantidad, tema que parece preocupar a algunos de los presentes. Seguro que a partir de ahora se reeditarán sus Lyrics y se añadirán cientos de páginas inéditas más.

    Espero que Luis Alberto de Cuenca, gran admirador de trovadores y cantautores, y escritor él mismo de canciones, escriba un bello artículo sobre Dylan.

  • Y sí, utilizando la jerga de Eco ( en cierta medida, deudora de los cronopios y famas de Cortázar) yo sería un «integrado» como consumidor no jeremíaco de la cultura de masas. Los «apocalípticos» son del modelo que suele traernos Adps.

  • Aceptaré la máxima de no hacer daño a animales y plantas siempre que ellos se comprometan, preferentemente por escrito y ante notario, en no hacerme daño a mí. Empecemos con las bacterias.

  • Uy, no, no, holmess. Salvo un año que estuve impartiendo clases de tercero de novela en una academia para escritores, no piso un aula de ningún tipo desde que tenía quince años, y no me apetece alterar ese estado de cosas. Era simple curiosidad.

  • Tiemblas amor mio
    como una gota de rocío
    agapimú.
    Entras en mi cuerpo
    como la lluvia entra en mi huerto
    agapimú.
    Nombras tú mi nombre
    como jamás lo dijo un hombre
    agapimú.
    Tocas mi cintura
    como la hiedra toca altura
    agapimú.
    Eres el viento que no cesa
    eres el peso que no pesa
    eres fuego y frio
    ni más ni menos amor mío
    agapimú, agapimú, agapimú,

    Agapimú, agapimú, agapimú.
    Me hablas al oído
    y todo tiene otro sentido
    agapimú.
    Agapimú, agapimú, agapimú.

    Y me siento nueva
    como la nieve cuando nieva
    agapimú.
    Agapimú, agapimú, agapimú.
    Dices que me quieres
    con una fuerza que me hiere
    agapimú.
    Agapimú, agapimú, agapimú.

    Y me siento entera
    como una blanca primavera
    agapimú.
    Agapimú, agapimú, agapimú.
    Eres el mar cuando se enfada
    eres la noche iluminada
    eres como el río
    que va regando el amor mío
    agapimú, agapimú, agapimú,

    Agapimú, agapimú, agapimú.
    Quédate conmigo
    que pongo al cielo por testigo
    agapimú.
    Agapimú, agapimú, agapimú.
    Quédate a mi lado
    tengo el amor por aliado
    Agapimú, agapimú, agapimú.
    Eres el sol cuando amanece
    eres la espiga cuando crece
    eres fuego eres frío
    ni más ni menos amor mío
    agapimú, agapimú, agapimú,

    Agapimú, agapimú, agapimú.
    Me siento entera como
    la blanca primavera
    Agapimú, agapimú, agapimú.

    Eres fuego eres frío
    ni más ni menos amor mío

    Agapimú, agapimú, agapimú