Una breve historia de los Pint Flock (Cara A)

pint-flock
por Satur.

Esto que iban cuatro en Inglaterra y van y se juntan para hacer un grupo de rock y eran dos feos y dos guapos. Al grupo lo llaman Pint Flock. Los feos eran Rogelio Waters y Nicolás Masón y los guapos Syd Barret y Ricardo Wright. Como eran los años sesenta y no hacía ni dos décadas que había terminado la guerra, andaban todos un poco despistados, drogándose y reivindicando el amor libre. En total: que tanta droga dejó lelo a Barret, que era un chaval muy querido por sus compañeros, muy sensible y a la vez un genio musical. Pero como en los conciertos se quedaba tocando la misma nota durante minutos y a veces llegaba tarde como los españoles, lo apartaron del grupo y se trajeron a otro guapo llamado David Glamour. David se acopló muy bien, porque también le iba lo psicodélico, el tipo de música que habían hecho hasta entonces, y que consiste en que tú empiezas una canción muy pop o muy folk y de repente se te va la pinza y alargas la canción diez minutos y cada integrante de la banda toca lo que le da la gana, pero así un poco como en armonía sideral, como si trescientos marcianos se comunicaran con el silbo gomero. Los discos psicodélicos de esta primera época son The papers at the whales of down, A soccer club of secrets, una banda sonora para la película More nau y una maravillosa ida de olla llamada Ummagumma.

La música psicodélica ha roto muchas familias, porque por ejemplo tú vas en 1993 de Barcelona a Zaragoza en agosto en un Opel Kadett sin aire acondicionado y pones en el casete música psicodélica y va tu padre y va y saca la TDK 90 del arradiocasete y la tira por la ventanilla subiendo la cuesta de Fraga y pone una de jotas. Y con razón, te dirás ahora. Pero entonces la lucha hijos contra padres cayó en una época muy mala, porque el mayo del 68 quedaba muy lejos y todavía no había llegado el 15M, por lo que la rebelión juvenil era una cosa muy íntima, muy de no salir de la habitación escuchando The Wallet y usando los Lib (el Penthorse de los pobres) para canalizar las pulsiones negativas de las relaciones familiares.

A lo que iba: que pasada la década de los sesenta los Pint Flock evolucionan suavizando la psicodelia y ya no se drogan tanto, aunque un poco sí, porque ven que han tenido éxito y se están forrando y hay que concentrarse mucho para hacer buenos discos y buenos conciertos. Crean dos discos míticos, compuestos por una canción larga de veinte minutos y otras más cortitas. Son el Atom Hey Mother (1970) y el Middle (1971). A mí estos discos me la ponen como un tubo de inox de dos pulgadas, dicho sea por intercalar opinión entre tanta información. Las canciones largas son muy sinfónicas, muy narrativas y con cierto espíritu épico. Mi favorita es Echoes, que años después ha sido tocacionalizada en directo en Polonia, con resultados muy satisfactorios para mi integridad psicofísica.

El éxito era ya rotundo, porque la gente no es tonta. Y se fija en ellos un director italiano, Miquelányello Antoñonini, el fabuloso creador de Blow up, y les encarga una banda sonora para una peli que yo la empecé una vez y no la terminé porque al rato es un rollo. La banda sonora se llama Obscured by clons [* error] y los integrantes del grupo renegaron de ella porque no fue creada con total libertad artística, y al parecer Antoñonini era un ogro que se inmiscuía demasiado en el proceso musical. A mí eso me la trae pendulona, porque el disco me parece una maravilla y tiene canciones deliciosas que anticipan la absoluta genialidad de los dos discos siguientes, tal es el caso de Chickwoods end, un tema con una atmósfera inicialmente intimista que se termina por desvelarse con una melodía sencilla y contenida y una letra pesimista que arrastra ecos de Echoes.

Hasta aquí hemos visto lo que podrían ser las dos primeras épocas del grupo: la psicodélica y la de un rock que llaman sinfónico o progresivo, y que viene a ser una especie de rock pedante que a veces se lanza a buscar las canciones largas y narrativas. Es decir, es un rock a caballo entre la música clásica y la literatura, cuyo eje común es la «estructura». Yo creo que es un tipo de música que gusta mucho a la gente lectora, especialmente si comienzas a escucharla cuando se desarrolla la pasión por los libros. Te das cuenta de la comunión existente entre la música y la literatura, lo que da lugar a que veas el pop como un tipo de charanga para drogaos y salidos que van a meter mano a las chavalas en los discopufs. Lo cual no lo digo con desprecio sino con admiración, porque así como los jevis se enrollan con las pibas y los pops se echan novias, los amantes del rock sinfónico se dedican a encerrarse en sus cuartos a hacerse sifones, expresión que me acabo de inventar a modo eufemismo y que espero que todos entiendan.  

Pero escuchar bien: esto de que los grupos evolucionen y que puedan agruparse sus creaciones artísticas en épocas condiciona la aparición de unos gérmenes dañinos superbacteriológicos y/o víricos que se llaman «expertos», y como son gentes sin religión, sustituyen las creencias cosmogónicas por imperativos opinacionales. Así, en el caso de los Pint Flock, el «experto» dirá que no son nada en el mundo de la música, sobre todo si los comparas con los Vettles, o con The Sindereishons, un grupo apenas conocido del Mánchesterd de los sesenta que ya anticipó el rock progresivo y que sacaron una maqueta que bla bla bla bla bla. También habrá otro «experto» que, valorando el valor del grupo, impondrá su criterio impepinable para decir que la única época musicalmente digna es la primera, porque bla bla bla bla, o la segunda, porque bla, bla, bla.

Y aquí es donde Satur comienza a cabrearse de veras y mejor lo deja en esta cara A y va a ejercitarse meditacionalmente para calmarse y escribir de forma objetiva sobre las siguientes fases del grupo, historia que continuará en la cara B de este álbum especialmente escrito para vosotros ustedes, amables lectores.


[*] El lector Ximeno me señala un error. Efectivamente, los Pint Flock colaboraron con Antoñonini para la película Zabriskiet Pont, pero Obscured by clons es la banda sonora de La Vallée, de Barbet Escrodero. Lamento el confucionismo que haya podido derivarse en las mentes de algunos a partir de mi metedura de patas. Ésta es la banda sonora de la cual renegaron los Pint Flock.

261 comentarios

  • Esa foto es de hace unos años, Prot. Nos la hicimos antes de tocar en el UFO club. Estaban los Pint Flock haciéndose un reportaje y de repente Ricardo Wright me dijo “put you you, put you you” (“ponte tú, ponte tú”) y posé con Masón, Glamour y Rogelio mientras Ricardo nos sacó la foto. La aprovecharon para el cartel de aquel mítico concierto.

  • Confieso que nunca he escuchado a Pink Floyd. Los confundo con otro grupo que no he escuchado tampoco, Led Zeppelin. Sí que tuve un disco de Blue Öyster Cult, que no sé muy bien si son de la misma onda.

    ¿Tienen alguna canción de menos de 12 minutos?

  • Muy bueno, el texto.

    Gracias de paso al fiel escudero Bolaño, que parece llevar la cuenta de mis enlaces mejor que yo mismo, por señalar que he enlazado una canción “tres veces o más”. (Siempre pienso que los enlaces no los mira nadie, por eso reconforta saber que por lo menos dos personas miran lo que uno cuelga) Estoy casi por jurar que enlacé la canción que menciona solamente un vez y la presente (como homenaje al premio); pero los exégetas siempre suelen acertar, así que no pondré la mano en el fuego. También es posible que haya confundido un tema de los Travelings Wilburys –todos los viejunos– que enlacé en otro blog con My back pages. Supongo que me pierde la pasión por el flamante premio Nobel. Gracias en todo caso por el amable recordatorio.

  • Cuenta la leyenda que el disco “Dark side of the moon” de los PF está sincronizado con la película “El Mago de Oz”, es decir, si te pones a visionar la película (sin voz) a la vez que escuchas el disco ( cuando el león de la Metro ruge por tercera vez) surgen una serie de sincronizaciones visuales y acústicas que molan un montón (a mí la que más me gusta es cuando al final de “Eclipse” se oyen latidos de corazón, mientras Dorothy y el Espantapájaros se acercan al pecho del Hombre de hojalata)
    Por supuesto que los músicos negaron cualquier coincidencia con la realidad, pero si lo quieren escuchar ahí está para probarlo.

  • Cierto, Ximeno. Gracias por la corrección, ahora mismo pongo una nota. Escribí de memoria faltando a mis principios geomorales de precisión documental.

  • En Blow-Up iban a tocar la Velvet Underground pero no les dejó el sindicato de músicos británicos o algo así, ¿no? Y acabaron tocando unos súbditos peludos de la Reina.

    ¿No pasó algo similar también cuando The Cure quería que tocara Raimundo Amador o Tomatito en uno de sus discos y no le dejaron por extranjero?

    Él vino en un barco, de nombre extranjero.

  • Arturo Peláez Reverte abrió la sirla y Don Quijotín de los Altos Fumeques, uséase, Paquito Rico, estercorse los calzones. Me gusta.

  • Bremaneur, ciertamente. Blow-Up no tiene banda sonora. Hay alguna música que suena como ambiente en alguna escena escrita para la ocasión por Herbie Hancock.

    En mi descargo he de manifestar que: “La canción de Pink Floyd, “Us and Them” (que luego aparecería en The Dark Side Of The Moon) fue escrita para la película en 1969 por Richard Wright, quien al principio la llamó “The Violent Sequence”. Antonioni rechazó la canción porque no le parecía igual a “Careful with that Axe, Eugene” y en cambio, se sincronizó y re-grabó esta última para la violenta escena del final.” (Wikipedia)

    Las prisas y la mala memoria…

  • Buenísimo, Satur. Me he reído a gusto. Me pasa con los Pinflois que como me tumbaba en el sofá a escucharlos en éxtasis místico/sesteante, nunca me he sabido el nombre de las canciones. Para mí cada disco es como una canción de tres cuartos de hora.

    Para complementar: Rogelio Inodoros, el filósofo colosal de la sordidez (1 | 2).

  • Procuro fijarme dice:
    Martes, 18/10/2016 a las 23:50
    LA VIDA DE LAS PERSONAS EN EL PLANETA DE LA TIERRA

    Conscientes del azar y la necesidad: la vida ese fenómeno raro e imprevisto o el equilibrio del canto de un duro.

  • Alvaroquinn dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 10:06
    Para complementar: Rogelio Inodoros, el filósofo colosal de la sordidez (1 | 2).

    Qué bien, me ha hecho más simpático a mi compadre Rogelio.

  • Hablando de bandas sonoras de películas, hay una película protagonizada por Carmen Maura titulada “Femenino Singular” que está dirigida, escrita y realizada por Juanjo López en la que podrían escuchar algunas notas pertenecientes a su banda sonora que el propio Juanjo tuvo el detalle de encargarme a través de Carlos Tristancho, que es un gran amigo. Esto…, como les digo… Bueno, les recomiendo encarecidamente que no pierdan un minuto en su contemplación.

    La grabación de los tres temas que le gustaban a Juanjo fue un lío de espanto. Tuve que desplazarme a Madrid con el resto del grupo para grabar en un estudio profesional, con ingeniero de sonido y todo. Yo tocaba guitarra, mandolina y sintetizador. Fue la primera vez que toqué una Martin. La mandolina la llevé y gracias a que la llevé pudo sonar, pero el sintetizador… el mío era un Korg MS-20 que no se parecía en nada al típico Mini-Moog que había en todos los estudios. Estuve paralizado durante minutos que se me hicieron semanas mirando botones y controles sin atreverme a tocarlos. No tenía ni la más repajolera idea de cómo conseguir el “fastuoso” sonido de mi MS-20 en el Moog. Al final le dije al técnico que lo mejor era que lo grabara “bajito” por si las moscas.

    Por si no lo saben los sintetizadores analógicos eran y siguen siendo unas máquinas absolutamente incontrolables. Su tecnología -la electrónica analógica- se basa en resistencias, potenciómetros, condensadores y otros componentes muy sensibles a la temperatura y la humedad. Al calentarse sus características cambian y las consecuencias son impredecibles. El delicado equilibrio entre los filtros, los generadores de ondas y los barridos de los osciladores de baja frecuencia hacen que gobernarlos adecuadamente sea una cuestión de suerte, más que de pericia. Al final logré extraer algún ruido del aparato aquel que pudo ser utilizado con fines más o menos musicales.
    Allí aprendí que he de llevar mis propios instrumentos a según que asuntos.

  • Me gusta la entrada y además Satur ha salido de lo más favorecido en la foto.

    Zabriskie Point es una película de mucho amor en la que salen más explosiones que en Apocalypse Now. Veinte conté yo un día pero igual se me coló alguna. Puede ser que el director, llegando al final, estaba harto de todo aquello, cosa que no se debe descartar sin ulterior análisis, o que pensaba como yo, que los desiertos nunca han traído nada bueno. Allí nacen las religiones monoteístas y la peña se pone violenta.

  • Bonnie dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 08:39
    Nick Manson tiene un aire a Perroantonio en esa foto.

    En inglés el apellido es “Mason”, Boli Parker. A ver si aprendemos a escribir bien los nombres.

  • Juanfran Satur dice:Miércoles, 19/10/2016 a las 09:42

    Rico ha zanjado la questión. Y FÁINAL POIN.

    SOEZ INSULTO
    FRANCISCO RICO
    Cuanto escribe Pérez-Reverte en EL PAÍS de ayer es un mero intento de ocultar con cortinas de humo lo que era la clave del artículo mío [del viernes, 14] al que finge contestar: salir al paso del soez insulto de “talibancita tonta de la pepitilla” que en una entrega de XL Semanal Pérez Reverte había dirigido a “alguna” académica no nombrada, y por ende a todas las académicas de la Española. Punto final.

  • Gómez dice: Miércoles, 19/10/2016 a las 08:27

    Gómez, si no recuerdo mal, fue Bolaño quien la puso aquí por vez primera, al menos la primera de los últimos tres años, que es el tiempo que con ustedes almuerzo y meriendo. Pero como Bolaño está secuestrado y sus captores solo le dejan emitir un máximo de cincuenta palabras al día, no se ha explicado del todo.

  • “La mandolina la llevé y gracias a que la llevé pudo sonar”.

    Grande Ximeno.

    Una cuestión para los forofos, veo que nadie cita Wish you were here, que es la que me sé, básicamente, ¿motivos? ¿acaso el pinfloiero de verdad abomina del éxito comercial, como yo del Start me up de los Stones?

  • Vaya, Procuro. Si es así y se ha expresado mal, sólo puedo aducir en mi defensa que no podía saberlo, pues jamás he abierto un enlace suyo. Incluso reconozco cierta tendencia recurrente a confundir su nick con algún otro. No pasa nada, de todos modos.

  • Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 11:14

    Yo de todo esto entiendo que Rico escribió contra Reverte, que no considera a las mujeres, no por cosas de dinero sino por defenderlas, como un Quijote, porque ellas solas no saben defenderse.

    Los hombres nos pasamos todas las horas de nuestros días pensando en las mujeres.

  • Muy buena esta semblanza. Satur.

    Me gusta Pink Floyd en la distancia, es decir, he escuchado poco pero todo me ha gustado. Por cierto, ¿qué canción es aquella que ponía el Loco de la Colina como sintonía?

  • MGAUSSAGE dice:Miércoles, 19/10/2016 a las 11:42

    Seguro que él se ha sentido insultado también, como académico y como individuo particular. A mí me pasa lo mismo con las babosadas que profieren algunas mujeres contra los hombres, que me ofenden personalmente. No sé cuáles son los verdaderos motivos de Rico y tal vez él tampoco los sepa, pero la condescendencia no la veo por ningún sitio.

  • UN PASEO MUSICAL
    Yo nací en el año 61, casi con los Beatles, y mi madre me dejaba melena con flequillo como los de Liverpool. La música la oía en la radio y no empecé a escuchar discos hasta los doce años, cuando mi padre compró un tocadiscos de maleta con un curso de inglés. El primer disco que compré, muy influido por una profesora en prácticas que nos enseñaba a hacer comentarios de textos utilizando canciones, fue «Paco Ibáñez en el Olympia», en donde Paco engolaba diversos textos de Machado, Alberti, Celaya y así (Ramón de España hace unas imitaciones muy jocosas de los grandes éxitos del pop pasados por Paco Ibáñez). A pesar de las instrucciones claras y precisas —«a galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar»— la clase obrera nunca ha sido muy de la poesía y los cantos de sacristía, así que mi padre, asustado de lo mal que cantaba aquel tipo me hizo devolver cagando leches el disco doble a Simago y cambiarlo por unas antologías de rancheras. Ponme la mano aquí, Macorina. Ay, Jalisco, no te rajes.

    Después de aquella experiencia, discos compré muy pocos, pero aprendí rápido que los Beatles eran «demasiado comerciales» según nos informaban los hermanos mayores de mis amigos, que celebraban a los Rollin’, los Flying Burrito Brothers o a Pink Floyd. A medida que fui creciendo fui frecuentando diversos locales de moda juvenil, básicamente el Club de Juventud de la parroquia «La Esperanza», un centro de bailes regionales al que me llevaban a escuchar chistu, y el salón de baile de la OJE (Organización Juvenil Española, de la Falange). Odio el chistu, la dulzaina, la gaita, la pandereta, la botella de anís, las danzas populares y los trajes regionales, así que del segundo garito apenas recuerdo nada, ni siquiera su nombre. En el club parroquial aprendí mucho, especialmente a bailar todo lo agarrado que fuera posible las canciones italianas de Sandro Giacobbe. Y en la OJE, aparte de escuchar a Deep Purple y rock americano, me enteré de lo que se tramaba en el mundillo político juvenil: de aquel local, salvo fachas (al menos yo no conocí a ninguno), salieron anarquistas, maoístas, troskistas, marxista-leninistas y despistados en general. En ninguno de estos sitios recuerdo haber oído jamás una canción de los Beatles.

    Y sin embargo… Sin embargo el hermano mayor de mi amigo Pepe era fanático de los Beatles y tuve la suerte de que me prestara durante semanas «Revolver», «Sgt. Peppers’ Lonely Hearts Club Band», «The White Album» (que empezaba con «Back in the USSR» e incluía «While My Guitar Gently Weeps») y las dos antologías, la roja «The Beatles 1962-1966» y la azul «The Beatles 1967-1970». Y claro, todo Pink Floyd, pero especialmente «The Dark Side of the Moon», «Wish You Were Here» y «Animals», y el «Made in Japan» de Deep Purple. (Luego vino la época disco y los garitos, pero eso es más hard).

    Con Yes y plastas similares empecé a dormirme o a despertar, no recuerdo bien, y me pasé definitivamente al punk, al pop, al jazz y al bolero, y hasta recalé en la bossa nova y el flamenco. Y a los 30 años, avergonzado de mi desconocimiento avanzado de la música clásica, me compré un vagón entero de discos, desde el barroco a Stravinski, 20 óperas, una colección de 40 discos de Mozart, una enciclopedia de la música en 10 tomos y todo burradas así. Total para acabar volviendo a las canciones que escuchaba en las máquinas de discos, «Lay, Lady, lay».

  • Gigolo Aunt – Syd Barrett.

    Vas vacilando con una gabardina
    Arrastrando el raso.
    Parece toda de estaño o como un cubo de plomo, que pálida.
    Pensaste que era perfecta para bajar a la playa
    Haría juego con el azul y el gris
    Pero todo es de color de rosa, es un hermoso día.
    Por favor no te arrepientas y sigue el camino.
    Ya sé lo que eres, eres una tía gigoló.

  • Siempre he sospechado que nadie ha escuchado dos veces todas las canciones de The Wall y que nadie ha visto Pink Floid en Pompeya entera ni una sola vez.

  • Quizá la condescendencia esté en que dice defender a las tontas de la pepitilla y deja que los tontos del ciruelo se defiendan solos. Quizá incluso considere que los tontos del ciruelo efectivamente lo son y las ellas no, habiendo hecho lo mismo.
    Y seguro que se molestó, pero centrar el asunto en que es machista insultar distinto según te dirijas a un hombre o una mujer me parece ridículo.

  • Hombre, Sífilis, «aunt» significa «tía» como «conejo» significa «mamífero del orden de los lagomorfos, de unos 40 cm de largo, comprendida la cola, de pelaje espeso de color ordinariamente gris, orejas muy largas, patas posteriores más largas que las anteriores, cola muy corta, que vive en madrigueras, se domestica fácilmente y es apreciado por su carne y su pelo». No sé si me explico.

    Un «aunt» es un homosexual entrado en años. Yo creo que Barret con eso de «gigolo aunt» esta diciendo algo así como «marica carroza y gigoló».

  • La primera vez que fui a Marruecos, allá por el 83, llegamos a Tánger, tras un vuelo pavoroso, ya entrada la noche. Tras una ducha y todavía con el miedo en el cuerpo, salimos a dar una vuelta. Tras un buen rato, entramos por pura casualidad en un garito lleno de naturales que bebían cerveza y fumaban polen. Parecía salido de una película. La música era excelente y el nombre del lugar, más que adecuado: Le trou dans le mur. La velada fue genial.

  • En mi discusión del 72 con GGPelayo sobre quiénes eran «Absolutamente grandes» él insistía en incluir a los Stones y yo a Pink Floyd como acompañantes de Beatles y Dylan. El tiempo ha mostrado porque no lo merecían ni uno ni otro. Explicaré porqué.
    En los años 60 los cuatro citados representaban una contracultura con la que muchos nos sentíamos identificados. Cuando me compré el LP «Umagumma» y lo enseñaba en el colegio ello me identificaba como un «moderno» ya que la mayoría de mis compañeros lo desconocían. Recuerdo que un repetidor que era el bully de la clase me dijo:«Sí chaval, muy buenos pero son unos maricones».
    Pasado el tiempo (finales de los 80) aquellas señas de identidad se invirtieron. Beatles desaparecieron en el 70 y Dylan se escondió poco mas tarde, mientras que los Stones y los Floyd fueron cayendo en una grotesca vía comercial hasta llegar a ser representantes de la cultura establecida, véase si no la mascarada de The Wall o la película de los Stones que tocan para los Clinton.
    Si hoy te gustan Pink Floyd es la mejor muestra de que eres un «pringao». Dylan no recogerá el puto Nobel porque pasa del ridículo mundo de los académicos y la prensa.

  • A mí también me tocan muchos los cojones esos “expertos” que sistemáticamente desprecian o minusvaloran a los Pinkfloyd post-Syd Barrett (tras la primera época, como dice Saturno), cuanto es evidentísimo que la perfección la alcanzaron en cierto momento entre el 72 y el 73, o sea, mientras grababan Thedarksideofthemoon. Se lo dice un puto experto.

  • Pink Floid son pesados, pero hay peores como Génesis, King Crimson, Yes, Emerson Lake and Palmer, Vandergrafgenerator…

  • No hay trinidad posible. Dylan, Beatles y se acabó. Para que alguien pudiera acercarse debería ser prolífico, variado, influyente, duradero, universal e icónico. Hay candidatos a alguna o varias de las categorías, pero no a todas. A Dylan y Beatles por su obra y al resto por algunas (o muchas) de sus canciones.

  • Ya advertí en su momento que para entender de los asuntos importantes: toros, vino y mujeres, hay que tener un cierto poso, una determinada edad. Para entender de otros asuntos menores como la música pop también conviene.

  • Jajaja. Estaba preparado para eso Schultz. Efectivamente, la trinidad correspondería a los Rolling Stones según la revista, ejem, «Rolling Stone», que en su álbum «The Rolling Stone Magazines 500 Greatest Songs Of All Time» (creo que sólo consultaron a músicos y expertos anglosajones, porque de lo contrario no se explica) establece este ranking.

    [El número corresponde a la posición de la canción en la lista de 500]

    The Beatles: 23 canciones
    008 – Hey Jude – The Beatles.
    013 – Yesterday – The Beatles.
    016 – I Want To Hold Your Hand – The Beatles.
    020 – Let It Be – The Beatles.
    023 – In My Life – The Beatles.
    026 – A Day In The Life – The Beatles.
    029 – Help – The Beatles.
    064 – She Loves You – The Beatles.
    076 – Strawberry Fields Forever – The Beatles.
    083 – Norwegian Wood (This Bird Has Flown) – The Beatles.
    135 – While My Guitar Gently Weeps – The Beatles.
    137 – Eleanor Rigby – The Beatles.
    139 – I Saw Her Standing There – The Beatles.
    153 – A Hard Days Night – The Beatles.
    184 – Please Please Me – The Beatles.
    202 – Come Together – The Beatles.
    273 – Something – The Beatles.
    289 – Can’t Buy Me Love – The Beatles.
    304 – With A Little Help From My Friends – The Beatles.
    362 – All You Need Is Love – The Beatles.
    384 – Ticket To Ride – The Beatles.
    449 – Penny Lane – The Beatles.
    463 – Rain – The Beatles.

    The Rolling Stones: 14 canciones
    002 – (I Can’t Get No) Satisfaction – The Rolling Stones.
    032 – Sympathy For The Devil – The Rolling Stones.
    038 – Gimme Shelter – The Rolling Stones.
    100 – You Can’t Always Get What You Want – The Rolling Stones.
    116 – Honky Tonk Woman – The Rolling Stones.
    124 – Jumping Jack Flash – The Rolling Stones.
    174 – Paint It Black – The Rolling Stones.
    295 – Street Fighting Man – The Rolling Stones.
    303 – Ruby Tuesday – The Rolling Stones.
    334 – Wild Horses – The Rolling Stones.
    424 – Tumbling Dice – The Rolling Stones.
    435 – Beast Of Burden – The Rolling Stones.
    490 – Brown Sugar – The Rolling Stones.
    496 – Miss You – The Rolling Stones.

    Bob Dylan: 12 canciones
    001 – Like A Rolling Stone – Bob Dylan.
    014 – Blowin’ In The Wind – Bob Dylan.
    059 – The Times They Are A-Changin’ – Bob Dylan.
    068 – Tangled Up In Blue – Bob Dylan.
    106 – Mr. Tambourine Man – Bob Dylan.
    185 – Desolation Row – Bob Dylan.
    190 – Knockin On Heavens Door – Bob Dylan.
    203 – Positively 4Th Street – Bob Dylan.
    230 – Just Like A Woman – Bob Dylan.
    332 – Subterranean Homesick Blues – Bob Dylan.
    364 – Highway 61 Revisited – Bob Dylan.
    404 – Visions Of Johanna – Bob Dylan.

    El siguiente de la lista sería Elvis Presley, pero sólo es un intérprete, no un autor.

  • Que no lo dude nadie, el lugar donde se oyen más pedanterías es la calle: que si el tema del tráfico está muy mal, que si mi nuera tiene un problema de salud… Por no hablar de esos viandantes que hablan de abusos sicológicos por parecerles poca cosa los abusos síquicos, cuando es claro y manifiesto que los abusos sicológicos pueden darse en los libros de sicología pero jamás en las cabezas humanas.

    Yo quiero hablar de un verdadero abuso sicológico. Se trata del sicologismo. Caemos en él cada vez que cogemos un fenómeno una de cuyas caras es la síquica y lo definimos exclusivamente ateniéndonos a dicha cara.

    Con un ejemplo me explicaré mejor. A todos nos parece obvio que el placer que nos produce la noticia de que ha muerto un enemigo es independiente de la verdad o falsedad de esa noticia. Basta con creer que es verdad para que el placer sea tan placentero como el que sentiríamos si la noticia fuese cierta. El placer propiamente dicho es el mismo.

    Que esto sea tan obvio para nosotros se debe a que hemos recortado el concepto de placer, reteniendo en él sólo la parte síquica. Lo hemos sicologizado. Lo que le suceda realmente a nuestro enemigo es a lo sumo algo que favorece, o entorpece, nuestro placer, algo que forma parte de las circunstancias que rodean a la sensación placentera, pero sin entrar en el concepto de placer. El placer producido por un error no deja por ello de ser un verdadero placer. El error está en la causa, no en el placer. Así pensamos.

    Pero no siempre se ha pensado así. Para los griegos -huelga decir que estoy pensando en los griegos antiguos, puesto que no hay otros- no estaba nada claro que el placer por error pudiera ser metido en el mismo cajón que el placer sin error. Platón estaba convencido de la falta de rigor con la que actuaban los que usaban el mismo término en ambos casos. Está claro que Platón se negó a sicologizar el concepto de placer.

    Un concepto que apenas ha sufrido abusos sicológicos es el de conocimiento. A nadie, salvo a los sicólogos más incorregibles, le interesa el conocimiento falso. Un conocimiento falso no es conocimiento. Es una operación síquica, y como tal puede ser un síntoma de esas cosas que les interesan tanto a muchos sicólogos, pero conocimiento, lo que se dice conocimiento, no lo es. Es un verdadero desconocimiento.

    La noción de pensamiento sí está sicologizada. Nos parece absurdo hablar de un conocimiento falso, pero aceptamos sin rechistar la idea de un pensamiento erróneo. Pero ¿piensa verdaderamente el que piensa mal?

    La que se halla sicologizada hasta las orejas, tanto como la de placer, es la noción de amor. Ese sicologismo justifica llamar amor a cualquier cosa. Basta con que detectemos esa emoción singular, entre la delicia y el tormento, que se da en los protagonistas de determinadas historias, para que hablemos de una historia de amor. Todo lo demás -la edad, la salud, los ingresos de esos protagonistas- nos da igual.

    Así vemos al típico sicólogo sicologista que, cada vez que se cruza con una simpática pareja de enanitos cogidos de la mano- va corriendo a la tele a declarar que también ellos, pobrecitos, tienen derecho al amor; o al monitor sicosocial que da conferencias en las residencias de la tercera edad animando a los internos a tener vida sentimental, sin que le parezca un obstáculo para la misma que la dentadura esté en la mesilla.

    El mejor modo de luchar contra esta banalidad del amor sicologizado consiste en recordar su naturaleza cultural. El instituto lírico no admite esa generalización atolondrada, y a menudo grotesca, a la que ha dado lugar el amor concebido como una capacidad emotiva. Para enamorarse no basta ser sentimental; hay que ser, qué menos, oficial del ejército austro-hungaro, o su pareja de baile.

  • Los Stones fueron icónicos del lado oscuro, eran la flauta del diablo. Hoy son el icono al que se aferran personajes como la «crooked»Clinton y otros desnortados
    No obstante Schultz, me someto al superior criterio que, en su caso, pudiera emitirse desde nuestra corresponsalía en Baracaldo.

  • Sinceramente, me parece una clasificación, como diría yo, poco acorde con mis gustos.
    En cualquier caso hago notar, señores y señoras del jurado, las siguientes consideraciones:
    a) la lista aparece en una revista que se llama “Rolling Stone” (aunque no tiene nada que ver con el grupo).
    b) la mejor canción incluye en su título el sintagma “rolling stone).
    c)la segunda canción es de los Rolling Stones.
    Su turno, caballero.

  • Bueno, acabo de borrar toda mi discoteca, desde los discos de jotas de José Oto hasta los de Bernd Jarpert pasando por los de Sabina, Los Suaves y Extremoduro. Ahora me voy a comprar solamente canciones de Los Vettels y de Bon Jovi Dylan y mis comentarios aquí se reducirán a cantar sus canciones.

    Si algún día quedaciono con Marq y con Pedro Antonio espero que no me pongan canciones de Natsa Pop o de Cristina Verstrynge y los Subrateros, como según me dicen acostumbran a hacer con las visitas.

  • Si loft you yet yeeet yeeeeet, si loft you yet yeeet yeeeeet, ninoninoniiiii, you zinc you los your loft, where I sold her yesterdet, is you six dirin ofan si tolme güarusei gäuchugüariminiiiiii, laolololaiiiii ninoninoniiiii ii loft you yet yeeet yeeeeet, si loft you yet yeeet yeeeeet…

  • Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 11:14
    Rico ha zanjado la questión. Y FÁINAL POIN.

    La cuestión no quedará zanjada hasta que Don Quijotín de los Santos Fumeques no recoja sus canzonzillos en la lavandería, donde pagará un plus por uso de zotal.

  • Mi problema con los Rolling Stones es de variedad. Tengo la impresión de que estoy escuchando siempre la misma canción (que puede ser). Las únicas que distingo de la lista son estas: (I Can’t Get No) Satisfaction, Paint It Black, Ruby Tuesday, Beast Of Burden, Miss You. Y el hit Angie.

  • Amigo Marqués, los Stones, en su origen, eran casi idénticos a los Beatles en cuanto a extracción social, apariencia, o sectores de influencia y si bien tuvieron la suerte de no caer en manos del mismo peluquero, todo aquello de que unos eran unos niños pijos y los otros acechadores de esquinas no se soporta demasiado y de hecho en la última estética beatle ya aparecen melenas y abrigos sospechosos.
    Ciertamente que los de Jagger causaron mayores problemas (“nunca tuve problemas con las drogas, los problemas eran con la policía”, Richards dixit) de orden público, pero creo que fue simplemente porque se les ocurrió girar por los States en momentos peliagudos.
    Por lo demás, los de Liverpool le pegaban al vicio como todo quisqui.
    Mucho mito y mucho marketing en la historia Beatles/Stones. Si los Beatles hubieran continuado, en los 70 hubieran escrito cosas parecidas, creo yo.

  • Entonces a ver si me entero, los Pintores Flojos (qué maravilloso acierto espontáneo del corrector tan sabio y a veces tan tocapepinillas)¿ son señores que hacen música para incitar al onanismo, introspección, drogas o qué?

  • En todo caso, creo que Dylan posee un don distinto. Es un trovador: cuenta historias que entroncan con la música popular y tiene vocación poética. Los Beatles estaban tocados por algo parecido a la «gracia». La aportación más exitosa de los Rolling (aparte de media docena de canciones) es la «actitud»: parecen revolucionarios toquen en Washington o la plaza de la Revolución de la Habana; la única manera de desactivarlos sería haciéndoles cantar para Bergoglio «Simpatía por el Diablo» en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

  • Pues yo, ya tengo entradas para King Crimson en Madrid en noviembre. Claro que KC no hacen pop -aunque también-, ni rock -aunque también-. Se confunden los aficionados porque utilizan los instrumentos que normalmente son usados en tales manifestaciones de la música popular, pero tanto su concepto como su desarrollo los colocan en el límite de la música culta.

    En esta versión reciente de Starless pueden ver un solo de guitarra en el que sólo se toca una nota (Lo que los pinflois denominan un “punteo”). Cuando en el rock se dirimía qué guitarrista era más veloz, Mr. Fripp se sale del cuadro tocando una sola nota. No es fácil, no se crean, el tiempo es endiabladamente complicado y no te puedes dejar llevar por los otros músicos.

  • Ni los Beatles ni Bob Dylan se habrían atrevido a salir con 70 años a un escenario a dar saltitos con leggins y boas de plumas, las cosas como son. El espíritu del rock sigue vivo. Jagger sigue cantando exactamente igual desde el año 1962, con tono monocorde, insolente y sin efectuar ninguna inflexión vocálica. Morirá con sus pantalones pitillo puestos.

  • Mientras ustedes comentan la lista de los 40 principales de los años de maricastaña, en la Universidad impiden hablar a alguien. El que sea. Y varios diputados, de varios partidos, les excusan.

    Luego la falacia de que en una democracia no pueda entra la policía en la Universidad pero sí en un campo de fútbol. El aporreamiento selectivo. Siempre hubo clases.

    La rectora dice que no va a investigar quienes fueron. Pero que la Universidad, tan pura, y sus profesores, no es esto lo que enseñan. Benditos.

  • Desierto P. dice: Miércoles, 19/10/2016 a las 13:48
    Nada más sobrevalorado que Dylan.

    Jesucristo. Pink Floyd. Gaudí. Botero. Ferrán Adriá. John F. Kennedy. Paolo Coelho. Andy Warhol. El Pope Bergoglio. Obama…

  • Buenos días a todos.
    Estupendo el texto de Don Satur, aunque a mí, como buena cuadriculada, me cueste entender los nombres en sus escritos. ( Y conste que yo, los nombres los suelo escribir siempre al revés, y eso que los apunto para copiarlos y no equivocarme, pero ni por esas).

    Don Claudio dice Pink Floid son pesados, pero hay peores como Génesis, King Crimson, Yes, Emerson Lake and Palmer, Vandergrafgenerator…
    Y yo digo que desde luego, que es muchísimo más pesado Bruckner, y nos lo ponían a todas horas en la radio, cuando Alfonso Guerra se cansó de que sólo pusieran a Mahler , para hacerle la pelota, toda aquella época en que hizo de Richelieu. Yo acabé hartísima de “La Muerte en Venecia”, ( me indignó como le disfrazaron de reinona ridícula a Dirk Bogarde ), y de Mahler ( y eso que algunas cosas suyas me encantan ), pero lo de Bruckner ya fue imperdonable. Y no se lo perdoné a Don Arfonso.

  • Así a ojo un 80% de los que estamos comiendo aquí venimos solos. Me están mirando raro. En medio de un trago a la cerveza he llegado al Satur de las 13,39 y me ha entrado tal ataque de risa que he duchado a la camarera.

  • Mamá, tea thick badge fofo miiiiiii, ay can youse it enimordddddd, is guerin dard, to dar to seaaaaaaa, hay filt lait ai nothing on jeberls dolls, not not nothing on jeberls dolls, not not nothing on jeberls dolls, not not nothing on jeberls doooooolls… ou yeah…

  • Marqués, uno que se precie de caballero no puede claudicar ante tanto plebeyo paleto como pulula por aquí: el “Me when the Sun begins” del “L’allegro” de Haendel vale por todos los dílanes y bitels sumados.

  • viejecita dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 14:44 Editar

    Por cierto
    ¿ Como hacen ustedes para que los nombres y los textos que citan les salgan en pequeño ? Yo, lo más que consigo es ponerlos en cursivas…

    Puede usted hacer dos cosas.
    1. Copia el texto que quiere poner como cita.
    a) Pulsa el botón “quote”, sobre la caja de comentarios. Aparece la etiqueta blockquote.
    b) Pega el texto y pulsa el botón “/quote” que inserta la etiqueta /blockquote y cierra la cita.

    2. Pega el texto a citar, lo selecciona y pulsa la tecla “quote” que inserta las etiquetas correspondientes.

    El primer método es el único eficaz para las tabletas y los teléfonos móviles. El segundo para los ordenadores.

  • Muchísimas gracias Srta Bellpuig, por sus instrucciones . Que sólo uso mi mac book, que mi zapatófono no tiene acceso ni a la red, ni a eso al que llaman wassapp, y que tengo kindle, pero no i-pad. Soy un tanto brutísima, y con el consejo de Don S. me había quedado a dos velas. Pero gracias también a él , sobre todo por creerme capaz de enterarme sólo con :
    Viejecita, donde pone quote.

    Pues nasti de la plasta, que en mi Safari no sale lo de quote. Y me ha costado demasiado acostumbrarme al nuevo sistema operativo de Apple, al que me acaba de actualizar mi hijo el genio de la informática , para aventurarme a buscar el dichoso quote.
    ¡ Eso de ser viejo es un desastre, claro que la alternativa tampoco es que resulte muy apetitosa !

  • CLÚSTER
    El 2016 me está resultando fastidioso, muerte de personas muy cercanas, diagnóstico de cáncer de persona aun mas cercana, problemas con Hacienda, hartazgo de Cataluña y de repente en una hora recibo tres noticias:
    1. Carta certificada de Hacienda: le devolvemos todo lo reclamado mas los intereses de demora.
    2. Llamada de Anatomía-Patológica: la lesión no es maligna, es una displasia (un minuto antes de ser un cáncer).
    3. Llamada de un head-hunter: ¿Quiere usted trabajar en Mad? Tenemos una oferta que no podrá rechazar.
    La vida es una broma macabra.

  • Buenas tardes.
    Llegué anoche a Mi pueblo de aquí abajo y es un no parar de sudar.
    Acabo de pillar wifi y llevo casi una hora leyéndoles.
    Lo que podemos llegar a hablar de lo que haga falta…
    Como esto está petado de gente con conocimiento tan abrumador y memorias que para que se han escrito las enciclopedias yo y’a es que no sé qué hacer…
    Callar sería lo sensato, pero dada mi y’a natural inconsciencia me tiro a la piscina de los que afirman cosas sin tomarse el trabajo de refrendarlo más que con mi palabra.
    Don Saturio estaba y está impresionante.
    En su foto es lógico que quisieran salir esos chicos.
    Su verbo inmenso.
    PF acojonantes.
    En los otros y’a saben.
    Hoy hablando con el almacenero del supermercado amara he conseguido enterarme de la relación topologica en los materiales a escala cuántica merecedora a si experto juicio del Nobel de física.
    Ahí sí que me he quedado tranquilo.
    Perro póngase algo de los pink…
    Que cosas buenas tienen. No?

  • El Real Madrid despluma, como se esperaba, al Legia, al que convierte en ocasiones en águila por su eterna fragilidad defensiva

    Mi legendaria torpeza lectora: no entiendo nada.
    Veo que Morata jugó 20 minutos. Debió tratarse de un amistoso.

  • Marqués según su prestigioso criterio soy un pringado y según el de perro Antonio un pinfloi.
    No disfrutamos con las mismas cosas.
    Me admira la rotundudad y seguridad absoluta de sus personajes, que no sé si coincide con las de sus personas.
    Me pasma esa capacidad de poderse situar en el territorio de los que deciden y que califican no solo a personajes sino a personas.

  • S. dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 16:31
    viejecita dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 15:37
    Perdone, pensaba que los cuadros de los “comentarios” nos salían a todos.

    Perdónenme usted y y Dª Bellpuig ; me acabo de dar cuenta que lo del quote , no está ni en el teclado ni en el menú del Safari, sino aquí mismo.
    ¡ Que bruta soy !
    Ya siento

  • PROCESIONES EN ÓRBITA
    Hay que reconocerle a la Iglesia Ortodoxa Rusa una impresionante innovación (I+D+i) en el campo religioso: las procesiones orbitales. Mientras las religiones bárbaras apenas han superado la fase de iconoclastia contra sus competidoras en el campo de lo divino, la Iglesia Ortodoxa Rusa ha conseguido elevarse hasta alturas inimaginables para la levitación tradicional; concretamente los 400 kilómetros que separan a la Estación Espacial Internacional de la superficie terrestre.

    No sabemos quién de los dos cosmonautas, Serguei Rizhikov o Andrei Borisenko, llevará adosada a su pecho la caja con los restos de San Serafín de Sarov, santo famoso por no haberse defenestrado tras caer de un campanario y por su no fidedignamente acreditada habilidad para ver a los ángeles, a la Virgen y a los santos Juanes, el Bautista y el Evangelista. San Serafín, aunque algo mermado en sus cualidades vitales, pasará 115 días orbitando alrededor de la Tierra, uno de los sueños de cualquier iluminado, y quizá tenga la oportunidad de ser visitado por algún ángel en vuelo bajo orbital. Quién sabe si alguna potestad, querubín o serafín se apiada de su estado y tras decender a una órbita sublunar, lejos ya de la música de las esferas, lo eleva hacia niveles superiores, a reunirse con su alma inmortal, que también está dando vueltas.

    Se advierte cierta preocupación en los círculos científicos por si el peso hasta ahora reservado para los experimentos con moscas del vinagre y ratones es desplazado por las reliquias de santos o por iconos. Hasta la fecha tampoco parece quedar descartada la idea de poner en órbita gravitatoria al Patriarca de Constantinopla.

    El Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla ya ha manifestado su preocupación por el adelanto de la imaginería ortodoxa en la carrera espacial y ha propuesto a la Junta de Andalucía la construcción de un cohete que «permita poner en órbita una talla de madera policromada de nuestra Semana Santa y un disco de saetas para expandir por el orbe terráqueo la idiosincrasia de nuestras tradiciones».

  • Mientas a un tío no le dejan hablar en la universidad yo sigo con la mía: ¿qué canción de Pink Floyd es aquella que ponía el Loco de la Colina como sintonía de su programa?

  • Don Marqués : la oferta 3 era para :
    – llevar la editorial MAD, ( para organizar oposiciones , concursos , exámenes etc para empleo público en las áreas de sanidad, farmacia, educación…?
    – Hacerse cargo de MAD , la revista satírica ?
    – Otros ?

  • Conciertos homenaje a Rocío Dúrcal >>>>>>>>>>>> Banda del Club de los que les ha cortado el pelo con un orinal el Sargento Arensibia. Estoy con usted, JrG.

  • Marqués me alegro por todas esas buenas noticias. Está, además, la nieta de la alberca. A simple vista se aprecia que la raza mejora, lo cual es siempre motivo de orgullo.

  • Acabo de rescatar dos bolsas de libros del contenedor de obra enfrente del despacho. Ya veré de cuales me deshago luego. Sólo dejé un Nuevo Testamento muy manoseado porque las partes interesantes, crímenes, persecuciones, adulterios están en el viejo.

  • Felicitaciones, Marqués.
    He sufrido la depredación de Hacienda por una “diferencia de criterio” de cuatro mil y pico euretes a cuenta de 1,64 horas de tiempo en un contrato de sustitución por maternidad, las vacaciones reglamentarias y la subvención correspondiente. Un auténtico embrollo que debía haber resuelto mediante consulta vinculante. Como no lo hice me tocó “contribuir”. No obstante he de celebrar que gracias a la redacción de un recurso en el que me declaré culpable pero solo la “puntita” no aplicaron sanción. La sanción para pequeñas cantidades suele ser el doble o el triple de la deuda mas los intereses correspondientes a los 5 añitos menos dos semanas que habían transcurrido desde los hechos. Lo celebré, claro, aunque me da la impresión de que esperan justo hasta antes de prescribir los asuntos por aquello de engordar el apartado de intereses.

  • Buen ladrido, josean Perro, y nada baladí la referencia al peso y medidas de la basura religiosa.

    Gómez dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 08:27

    Gracias de paso al fiel escudero Bolaño, que parece llevar la cuenta de mis enlaces

    Nada pasa y me alegro, Gómez, llevo la cuenta de MIS enlaces de My back pages, usted no se había fijado.
    Otrosí, doña, ¿sabe cuánto tiempo supone leer y seguir los enlaces -el señor fox que trae quinn, verbigratia, abriendo el foco de la entrada- y hablamos solo de esta página? Además, qué voy a decir, Procu locuta.

  • Perro de momento solo usted y el Sr marqués me han puesto en la pista de mis carencias.
    Como y’a le dije antes , que usted me considere algo no significa nada.
    Tengo mis criterios que están formados con solidez, lo cual no impide tener permanentemente actitud abierta.
    Claro está que no suelo admitir críticas q me lleguen en forma de menosprecio o prepotencia.
    Pero que vamos… que bien gracias.
    Que sigo tratando de ver cosas con interés.

  • Kenzo dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 14:10
    Mientras ustedes comentan la lista de los 40 principales de los años de maricastaña, en la Universidad impiden hablar a alguien. El que sea. Y varios diputados, de varios partidos, les excusan.

    A mediados de los 90 y en el mismo sitio le montaron otra parecida. A cara descubierta, eso sí. Recuerdo las salivaciones de Don Amando de Miguel y Don Federico con “la parte de la sociedad española más formada”. Aquello estaba bien. Lo que dice Homs ahora.

    Ya se sabe: la feria, el cristal, y esas cosas.

  • Sería conveniente ir desacralizando-o cerrando directamente-ciertas universidades, ya se sabe, aquella martingala de los templos del saber, etc. Cataluña sería un buen lugar para empezar esa tarea.

  • JRG, se está tomando usted demasiado en serio lo que no era sino una guasa. ¡Yo qué sé si es usted un pinkfloi o un admirador de Luis Mariano! Relájese, hombre, que sólo estamos aquí para vacilar.

  • A mi modesto entender, otro ejemplo palmario de excepcional letrista pop pero mediocre poeta sería Jim Morrison. En la época escolar compré –en la misma colección de libros, Star Books, que publicaron el Tarántula de Dylan– su Señores y nuevas criaturas. Aunque sin llegar a la imaginería adolescente, por momentos ininteligible y más deudora de ciertas drogas que de Blake o Kerouac del reciente premio Nobel de literatura, me pareció que los poemas del líder de los Doors tampoco estaban a la altura de sus letras, y fue a parar al mismo sitio que su compañero: la papelera.

    Curiosamente, en la tumba del Père-Lachaise donde yace el cantante, figura esta lacónica inscripción:

    “James Douglas Morrison-Poeta”.

  • Vosotros seguir empozados en el odio y embarrados en el rencor, haciendo epifanía de la violencia y apología de la chulería, abaratando a los Pint Flock y ridéndoos de las barbas de Cristo, id est Nick Masón. No sé cómo os he aguantado todos estos años. He borrado mi discoteca y llevo toda la tarde escuchando a los Vettels y a Wow Dylan.

    Pues bien.

    No puedo decir que desde ahora me gusten los hombres.

    PERO ME EMPIEZAN A RESULTAR INDIFERENTES LAS MUJERES.

    Esto lo vais a pagar muy caro, cabrones.

  • Jim Morrison, Janis Joplin, Jerry García, Jimi Hendrix, Jimmy Page, Eric Clapton, Pete Townsend, son todos grandes personajes, mejores musicos e ídolos de nuestra juventud. Mas por un motivo u otro están en un tercer escalón por debajo del segundo que habitan los Stones y Pink Floyd y del primero que ocupan Dylan y Beatles.
    Esto es así.

  • Es que a mí Dylan me gusta, pero que vamos, sin más.
    Y los Beatles pues que sí que bien y que ok por todos sus seguidores y eso pero que yo no.
    Que por escuchar su música sin ningún problema pero lo mismo que a muchos otros. No soy un gran seguidor de nada. Y si me dicen que prefiero ahora pues diría que no paro de escuchar blues. Pero guardo con cuidado tres discos de pink Floyd. Uno de Leed Zeppelin. Uno de acdc algunos cuantos de miles y de monk. Otro de goodman ,música antigua, barroco, jj cale, Jarret, lvb, ….un disco de koto, tengo una curiosidad tal por la música que seguir a alguien me parece muy castrante.
    Prefiero ser especialista en nada y escuchar mucho.
    Soy un hombre tranquilo y paciente…difícil ponerme nervioso. Y pelear por qué si me parece perder el tiempo entre gentes con criterio como los que aquí estamos.

  • Son ustedes todos unos jovenzuelos modernos.
    En mis tiempos jóvenes, éramos más de Frankie Lane, de Juliette Gréco, de Eartha Kitt, de Sinatra, del Dúo Dinámico, ( por supuesto de Luis Mariano ), y en los festolines bailábamos con Les Paul & Mary Ford, y el Kingston trío :

  • No he escuchado nada.Creo que en verano existen festivales pero todavía no he visto ninguno.
    Su selección me gusta puedo mentarle otros muchos que me parecen buenos de esa época. Hasta el jueves tarde no regresó a mi casa y en unos minutos salgo de cobertura ya que estoy en Donosti y mi teléfono es francés.
    No me considere grosero pero no tengo línea. Saludos

  • Dylan, Stones, Pequeniques, Beatles, lo que quieran… Pero para pillar cacho con las “chatis” en las fiestecillas a la salida del cole, no se ha inventado otra como ésta.

  • Enhorabuena, Marqués. Buena ocasión para rescatar otra vez a Allen, en Desmontando a Harry: “las palabras más hermosas no son ‘te quiero’ sino ‘es benigno’”.

    Oigan, si de “crear nuevas formas de expresión” se trata, Satur merece varios nóbeles.

    Desde esta maravillosa macarrada de Richards hasta esta auténtica barbaridad de Gilmour/Waters… It’s only rock&roll…

  • S. dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 18:15
    Kenzo dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 14:10
    Mientras ustedes comentan la lista de los 40 principales de los años de maricastaña, en la Universidad impiden hablar a alguien. El que sea. Y varios diputados, de varios partidos, les excusan.

    A mediados de los 90 y en el mismo sitio le montaron otra parecida. A cara descubierta, eso sí. Recuerdo las salivaciones de Don Amando de Miguel y Don Federico con “la parte de la sociedad española más formada”.

    Acojonante.

  • Dije que no diría nada más sobre el asunto y como caballero español mantengo mi palabra.

    Noragüena marquis por lo del no cancer del allegado.

    Yo en cambio soy muy desgraciado, este fin de semana laboro intenso en una feria simposio, me tocarä alojarme en un cuatro estrellas con mi ayudante vitirin aria, desde el viernes hasta el domingo.

    De Satur ya sospechaba, esa pelambrera al viento y su obsesión con las chatis ocultaba algo, una pulsiøn reprimida o eso.

  • JrG, este verano estuve en el palacete del Marqués, en sus majuelos manchegos. Una tarde, en la piscina, puso el Astronomy Domine. Hubo zambra y revuelo entre las féminas circundantes, quejosas. Cambió a una música que a él le pareció de consenso: Antonio Vega. La placidez de las mozas contrastó con mi histerismo: subí a la higuera amenazando con tirarme. Falso: me puse hasta el culo de higos, pero la escenita surtió efecto. El Marqués, condescendiente, logró el equilibrio: Crosby, Stills, Nash & Young. No Beatles, no Bob Dylan.

  • Golaco de Messit a pase maestro del de Fuentealguilla. Y todavía la muchedumbre nos pretende hacer creer que hay álguienes mejores que estos dos héroes del balompied.

  • Otra peli con banda sonora de pint flock es “More”, también de Barbet Schroeder. Rodada en Ibiza, esta es una peli que está bastante bien, va de uno que se enamora de una yonky.

  • El mejor disco de los Beatles es el Pet Sounds.

    Y fue una tragedia que se separasen. Menos mal que Juan y Junior siguieron luego componiendo un tiempo juntos.

  • S., yo también la recuerdo. Aunque creo recordar que pudo hablar al menos. No es que esté bien, pero es que lo que lleva sucediendo los últimos años es penoso. Y sigue sin hacerse nada por evitarlo. Sinceramente, me parece que es de incluir en el código penal. Con la libertad de expresión pocas bromas. Parece que hay pereza en defenderla dentro de la Universidad.

    Como dice Albert, acojonante.

  • Perroantonio dice: Miércoles, 19/10/2016 a las 23:14

    Habéis despertado a la bestia.

    Sí, qué pasa.
    Los Bee Gees son superiores.

  • Qué manía tenéis de hacer crítica deportiva a lo Minority Report (léase Yannick Ferreira Carrasco).

    En cuanto al otro, pues nada, Dios le dio un balón en la primera página del Génesis y le dijo: -Sé el mejor de todos los tiempos.

  • Vaya por Dios.
    S. ya me ha desconfortado al recordarnos el primer boicot a FG.
    No recuerdo si me pareció bien pero estoy seguro de que no me pareció mal. Hay que joderse.
    Con lo estupendo y demócrata que me creo.

  • A mí la canción que más me gusta de The Beatles es “I Am the walrus” basada en un poema de Lewis Carroll que Lennon no había entendido.
    Los Fav4 ocupan en mi mundo musical el primer puesto; quizás ningún grupo le sigue por la totalidad de su obra excepto Dylan. Tras ellos hay canciones y no grupos.
    The Trogs (Wild Thing), Canned Heat (On the road again, Let’s Work Together), Mayal (Room to move), Cash (muchas), Stones (You Can’t Always Get What You Want), Pink Floyd (Comfortably Numb), Willie Nelson (Loving Her Was Easier), Credence CR (muchas) y así.
    Dicho sea de forma desordenada y dejando un hueco a la versión que hizo Jimi Hendrix en el festival de Monterrey de Like a rolling stone.

  • Ahora os reiréis de mí, ya lo sé, he caído en la trampa de Perro: pérfido, que eres un pérfido. Me encanta el How deep us your love. Y hay otra cuya letra dice EXACTAMENTE lo mismo y que me gusta aún mucho más. El Will you still love me blabla de las Shirelles.

  • Pirate, como estuviste hace poco con Enterrad mi corazón en Wounded Knee, quizá te interese esta curiosidad que leo en Las Sirenas de Titán:

    —Indianápolis, Indiana, es el primer lugar de los Estados Unidos donde un hombre blanco fue ahorcado por haber asesinado a un indio.

  • El flaco no-barbudo de los Bee Gees es Satur sin gafas. Ahí lo dejo.

    Kenzo, mi “acojonante” iba por ese “la parte de la sociedad española más formada”. Lo que está ocurriendo es muy grave, a mí también me lo parece, y probablemente poco o nada tiene que ver con aquello del 93, que de hecho yo no recordaba. Pero aún así quienes entonces lo llamaron “protesta estudiantil” deberían tentarse un poco la ropa antes de hablar ahora. Y el único que parece hacerlo de momento es Adapts, 23:27. El Mundo reproduce ahora mismo, no sé si con adorable ingenuidad o extraordinaria cara dura, su portada de aquel día (al final de la página). Sólo hay que comparar.

  • Funes dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 00:25

    Aquello fue un sindiós, Funes, y hay que atinar mucho. Después de marear la culpa entre unos y otros, la conclusión a la que he llegado es que había débiles y fuertes, agresores y agredidos, culpables e inocentes en los dos bandos. En realidad, nunca hubo realmente sólo dos bandos, o en todo caso no los dos bandos que la literatura y el cine y nuestra inclinación natural a simplificar sugieren.

    Los lakota y los crow eran reverendos hijos de la gran puta capaces de cualquier cosa por dominar un territorio de caza o el cauce de un río, y el más miserable de los soldados irlandeses católicos de la caballería blanca podía tener muchos más frenos morales y más ansia de paz que Nube Roja, con todos sus colocones con el Gran Espíritu y el Hombre Medicina de las Colinas Negras. O sea, que ni Ford ni los indigenistas. Más bien los grises de los que hablaba Primo Levi, que tantos sarpullidos, etc. Joder, cómo me enrollo.

  • La imagen de Felipe Gonzalez es la de un tío que lleva un montón de años sin trabajar y disfrutando de excentricidades de ricos. Sus declaraciones políticas son muy conservadoras. Creo que si Podemos está destrozando al PSOE, es casi más por culpa de Felipe Gonzalez que de Pedro Sanchez.

  • La España trabajadora ya está en pie. Disfruto viendo la actividad de taxistas, policías, taquilleras y azafatas. Somos el verdadero tejido social que no nos podemos permitir vivir la noche ni escuchar música pop. Esperando que se levanten Herrera y don Federico para dar por inaugurada la jornada de trabajo mientras las clases pasivas duermen.

  • A estas horas hay que escuchar a Johnny Cash, el country viril para trabajadores que soñamos reposar entre los pechos de Dolly Parton.

  • Yo voy rodando por esta larga y solitaria carretera…
    Sin música pero silbando.
    Me suena en la cabeza a tempo allegro ma non tropo un poco maestoso la obertura de la 9.
    Pero al oír al marqués me acuerdo de la prision de Paulson y estoy una vez más de acuerdo con el.
    Paro ahora en Cognac pero para tomar café. El espíritu de servicio en este país comienza a las 6.00 antes la nada.
    Buenos dias

  • Algunos no saben que la mayoría de premios o bien se compran (los de la escala mas baja) o bien se consulta al premiado si lo aceptaría antes de otorgárselo (sería el caso de los Príncipe o Princesa de Asturias). Sin embargo los Nobel no consultan su potencial aceptación, pues consideran que dada su cuantía y prestigio no es necesario. Por ello adquiere mayor valor la postura de Dylan, parecida a la mía cuando sin consultarme una revistucha me proclamó finalista para el premio «Personalidad sanitaria del año». Por supuesto que ni acudí a la grotesca gala que organizaron ni me dieron el premio, claro.

  • Adaptaciones dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 23:27

    No recuerdo si me pareció bien pero estoy seguro de que no me pareció mal. Hay que joderse.
    Con lo estupendo y demócrata que me creo.

    Eso que te está pasando se llama honradez intelectual. Justo lo que les falta al 99,99999% de los Popes radiofónicos y columnísticos españoles. Tampoco la necesitan, no se la exigimos.

    Me hago viejo. No recordaba que la protesta fuera por Filesa. Progresamos adecuadamente.

  • S., yo sí me acuerdo de aquello de Felipe y Filesa. Y recuerdo el cabreo que teníamos muchos españoles. Y me acuerdo de la conexión que tenía todo con la Expo de Sevilla. Aunque creo recordar que pudo dar su conferencia o lo que fuera. Que te abucheen va en el sueldo cuando no tienes el techo de cristal. Y pienso que Felipe recordaría bien aquello cuando volvió ayer.

    Tampoco voy a dar a Felipe por tonto, y pensar que no sabía la que le iban a armar. Y me pareció muy bien que hiciera visualizar en dónde estamos metidos ahora.

    Es higiénico desalojar a los violentos de todos los sitios, de los campos de fútbol, de la Universidad, de donde sea. Claro que hay que hacer pedagogía, pero hay que dejarles nítido que no tienen futuro.

  • Sabía yo que la culpa era de Losantos. De todas formas, viendo las alas otorgadas a estos nuevos chicos de la gasolina, no deja uno de apreciar, sentir, cierta justicia poética. Ahora, los que dieron alas que se las quiten. A mí, personalmente, me la suda.

  • Funes dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 08:40
    ¿Paulson o Folsom?

    Me levanté hoy a las 3,45 para hacerme 550 kmts. y abrir la galería a su hora.
    Ayer estuve con antiguos compañeros de profesión y hablamos de la actualidad y de lo jodido que lo pasamos en 2008, el tinglado que tenía el sr. Paulson con Lehman Brothers y sus amigos, a la vez que he visto la alusión al tío Cash del sr. Marqués y pensé en el Folsom Prison.
    Luego la edad ya ha tirado por su ruta.

  • Cuando asesinaron a Carrero Blanco, en Euskadi se descorcharon muchas botellas de champán.
    Algunos de los que descorcharon esas botellas, pagaron luego su “impuesto” y se exiliaron al Madrid detestado.
    Desde ese momento ETA tubo barra libre en Euskadi hasta hace dos días.
    Carrero Blanco, era la encarnación de todo lo negativo de un régimen, y los que se tomaron la justicia por su mano también.
    Sembrando mierda sólo se puede hacer una montaña enorme de mierda.
    Luego límpiala…

  • Marqués no existe una forma humana de justificar la callada del Zimmerman.
    Me parece una astracanada no contestar a un sitio cercano a algunas de las mejores personajes de la historia reciente.
    Si él no necesita el premio, llega dado por el éxito que le ha concedido un enorme público a lo largo de sus muchísimos años de carrera, que lo hizo muy rico por mostrar su arte.
    Me parece un acto de soberbia impropio.
    Este premio no lo concede la industria.

  • bolaño dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 22:43

    ¿Cómo encuentran Uds. enlaces tan estupendos?
    Lo digo Bolaño no por la música sino por las imágenes del video de Andy Crofts.
    No sean mal pensados. Cinematográficamente es muy sugerente.

  • Adaptaciones dice:
    Miércoles, 19/10/2016 a las 20:42
    De Satur ya sospechaba, esa pelambrera al viento y su obsesión con las chatis ocultaba algo, una pulsiøn reprimida o eso.

    En mi época de cantante melódico y melenudo yo era muy macho. Tanto, que lo he seguido siendo hasta ahora, hasta ayer mismo, cuando el proceso de desmachización se ha iniciado tras escuchar exclusivamente a los Vettels y a Bon Dylan. No sé dónde va a acabar esto. Por cierto, Adas, ¿está usté güeno? ¡Ñam!

  • Don Saturio, ya no sé que podremos hacer.
    Espero que lo suyo sólo sea transitorio, y no estructural, como está pasando en este fanzine…
    Irreversible el declive occidental…

  • Felipe sacó el tema del GAL hace unas semanas precisamente para armarla y que la armaran. La conveniente crispación de la que habló Zapatero. Tatatatatá. No se le escapó, el discurso estaba pensado y consensuado.
    Así creo.

  • Kenzo dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 10:40

    Botillero dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 11:04
    Sabía yo que la culpa era de Losantos.

    No, en esa falacia no voy a caer.

    No sé qué discutimos, si es que discutimos algo. Todos estamos de acuerdo en lo fundamental.

    Ni siquiera pido coherencia y apechugar con las propias palabras. He abandonado toda esperanza.

  • Tipo: he buscado “paul weller”, ha salido su página, he visto el video y me ha parecido elegante como la música. Gusto de haberle complacido.

  • Supongo, Don JrG que ya estará de vuelta, y con cobertura. Yo me crié cantando viejas canciones francesas, “À la claire fontaine”, y así, gran parte de las cuales eran bretonas, como “La Paimpolaise”, o ” La prison de Nantes”, pero le voy a enlazar un you Tube bretón actual, que me encanta: Espero que salga.

  • Qué bien viejecita, cuánto me gusta esa canción, la melodía. La descubrí hace veinte años en una compilación de música “celta”.
    El montaje del video, muy acertado.

  • bolaño dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 13:18
    La descubrí hace veinte años en una compilación de música “celta”.

    ¿Qué compilación?

  • Imposible responder ahora. Primero buscaré la TDK-120 donde grabé el disco, a ver si hay suerte.
    (edito) Ajá, se cruzó viejecita. Gracias otra vez! (Uf!).
    Éste.

  • Bremaneur dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 13:25
    bolaño dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 13:18
    La descubrí hace veinte años en una compilación de música “celta”.

    ¿Qué compilación?

    Es un CD doble, que se llama “Naciones Celtas “

  • Bueno, pues ahora consigo poner las citas en pequeño, pero lo que yo quisiera decir también sale así. Espero que sirva.
    En ese CD doble hay cosas deCapercaille, de Stivell, de Whelan, de Tri Yan, de Mat Molloy, de Milladoiro, de Na Lua, de Llan de Cubel… y muchos más.

  • Hombre, no. A ver si ahora vamos a levantarnos vírgenes de nuevo.

    Hay una corriente política amplia, torrencial incluso, que se declara revolucionaria, que utiliza la fuerza en sus diferentes grados (desde la «manifestación» y la «presión» hasta la violencia, primero contra las propiedades y luego contra las personas) como método de intervenir en la realidad. Incluso quienes rechazan de manera explícita la utilización de la violencia con fines políticos (y sociales) gradúan su rechazo o su apoyo encubierto dependiendo de los autores y los objetivos. Por poner un ejemplo extremo y cruel, en la izquierda nacional y socialista vasca, incluso dentro de un mismo individuo, coexiste un revolucionario que ve «lógico» poner bombas y asesinar a los adversarios o a los empresarios, con ser pacifista «contra» la represión de esos crímenes.

    Pues así, en distintas configuraciones y graduaciones, en gran parte del arco político, desde la zona rosa desvaída hasta el rojo bermellón por la izquierda y desde el azul celeste hasta el negro por la derecha (que, como ya sabemos, se cierran en un círculo).

    La realidad se modifica cambiando las leyes. Si sus señorías llevan detectando que desde hace más de 50, 100 o 200 años es imposible dar una conferencia política en una universidad pública, podrán pasarse otro siglo rascándose las gónadas, pero quizá deberían pensar que se está vulnerando el principio de «autonomía universitaria», cuyo fin no es garantizar que dentro del recinto puedan berrear a sus anchas los integrantes de algún rebaño ideológico, sino garantizar las libertades de cátedra, investigación y docencia al margen de lo que decida el poder político. Protegiendo de la intervención policial a las bandas organizadas de zoquetes, los rectores y sus mariachis lo que hacen es cargarse la libertad de cátedra, que como dice la Unesco es «la libertad de enseñar y debatir sin verse limitado por doctrinas instituidas, la libertad de llevar a cabo investigaciones y difundir y publicar los resultados de las mismas, la libertad de expresar libremente la propia opinión sobre la institución o el sistema en el que se trabaja, la libertad ante la censura institucional y la libertad de participar en órganos profesionales u organizaciones académicas representativas. Todo el personal docente de la enseñanza superior deberá poder ejercer sus funciones sin sufrir discriminación alguna y sin temor a represión por parte del Estado o de cualquier otra instancia». Pues bien, en este caso, esa «cualquier otra instancia» suelen ser las bandas políticas organizadas, de cualquier signo, a las que la Universidad no sólo protege sino incluso se permite dotar de locales y materiales precisamente para impedir la libertad de docencia. Nunca ningún gobernante, ningún parlamento y ningún rector se han tomado en serio poner orden en el avispero, así que podemos llamarles hipócritas o farsantes cada vez que abran el pico sobre este asunto.

    Manda eggs que haya más libertad de cátedra en las universidades privadas que en las públicas.

  • En verdad os digo que cada vez que escuche al nobel cantando voy a llorar lágrimas de sangre o risas.
    Me voy a poner una de Triana, fumar un porro y bajarme un litro de agua.

    Después ya sigo con música Celta y que sea lo que tenga de ser.

  • No se puede, Perro, ya no. Están los muchachos alienados. Siguen directrices de ambos lados y terriblemente confusos.

    Marcho a ver cómo andan de crecer mis lechugas, mis verduras, si las gallinas sufren por poner huevos y tengo que recetar algún antisocial entre ellas.

  • Me acaba de llegar el último poemario de Al159, publicado por Renacimiento y con prólogo de Luis Alberto de Cuenca. Tiene unos versos al 15M que me hacen estallar de risa. Cómo se puede ser tan currrrrrrrrrrrrrrrsi, por Dios.

  • Don Perroantonio :
    Yo iba a medicina, en tiempos de Franco, y como era de ciencias allí había libertad de cátedra. Y nadie obligaba a ningún cátedro a explicar el “diseño inteligente”, ni ninguna de esas cosas. En cambio, íbamos frecuentemente a Sociología a escuchar a Tierno Galván y a Aranguren, que daban unas clases famosísimas por su discrepancia con las ideas del Régimen. Y les dejaban muy a su aire.

    No terminé la carrera porque me casé antes ,( he empezado muchas cosas, y muy en serio, pero terminar, he terminado pocas ), pero algunos compañeros de curso tuvieron que ir a acabarla a Inglaterra, que aquí les expedientaron. Y no les expedientaron por discrepar en clase o en seminarios, con los profesores. No. Les expedientaron por organizar asambleas en el Aula Magna, para hablar de ¡ Política ! , ( en Medicina ), llevar ferroviarios comunistas para que contaran lo mal que se les trataba, y cómo tenían que disimular su militancia en el P.C. , y por impedir a los alumnos asistir a las clases . ( En el Aula Magna se daban las clases de anatomía de primero, que, como medicina no tenía selectivo, eran multitudinarias).

    Creo que más tarde, sí que hubo algunas amonestaciones contra Aranguren y contra Tierno por parte de las “Altas Instancias”, pero no creo que les hicieran mucho daño, que en cuanto llegó Fragabarne, ahí aparecieron en todas partes, y en Loor de Santidad.
    Así que, lo de los 200 años sin libertad de cátedra, me parece un poquitín exagerado.
    Ya siento.

  • Botillero dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 11:04
    Sabía yo que la culpa era de Losantos.

    WTF?

    Hasta ahora no le había visto yo la gracia al invento. Acabaré por usar también el LOL.

    Ni vírgenes ni de vuelta de todo, Perro. Mejor mantener la capacidad de asombro, que le salga a uno todavía un “Pero qué cojones”. O incluso un WTF.

  • No acabo de entender lo que me dice, Viejecita. Si expedientaron a esos señores por «hablar» de política sería porque no había libertad, ni de cátedra ni de docencia ni de circulación. Tampoco la hubo en la República, ni en la dictadura previa. No sé si 200, 125 o 73 años. En todo caso, demasiados. Pero lo intolerable es que sigamos con estas mierdas en una etapa democrática. Cuando escucho al chavista-peronista Pablo Iglesias decir que estos actos no son sino una muestra de salud democrática, entiendo perfectamente lo que quiere decir democracia.

  • Yo no estoy de vuelta, Albert. Todavía estoy yendo. Pero no me sorprendo de que ocurra porque sé que estas cosas se preparan, como sé que tampoco se impide que se produzcan. Hasta a la muy necia de Talegón le ha parecido normal.

    Quizá tenga razón y lo verdaderamente anormal sea dar una conferencia política en una Facultad de Ciencias Políticas o de Derecho. O quizá fuera una clase práctica de manipulación propuesta por algún profesor de su propio partido o del movimiento chavista-peronista. Es verosimil.

  • Buenas tardes a todos.
    Y por alusiones y comentarios especialmente a Viejecita.
    Me ha gustado su enlace, música y selección pictórica.
    No es mi estilo pero la calidad estaba ahí.
    Como he visto que le gustaba LesPaul (creo que era el inventor de la guitarra eléctrica y todavía un modelo Gibson lleva su nombre) le pongo a Chet Atkins que me parece que son coetáneos tocando con Mark Knopfler.
    Espero que le guste.
    Y a todos los demás (aunque contravengo la nueva normativa)
    https://youtu.be/sSdThfseSkQ?t=189

  • Pues, Don Perroantonio: 15 ’31
    A esos “señores”, como usted les llama, no les expedientaron por falta de libertad de cátedra. Yo creo que la libertad de cátedra es libertad para enseñar su campo. Lo que no me parece una muestra de libertad de cátedra, es que haya estudiantes, y activistas no estudiantes, que se metan el el aula de anatomía, para hacer un mitín de política, y no dejen ni a los profesores dar su clase de anatomía, ni a los alumnos asistir a esas clases. Esos mitines, lo que son es un impedimento para que los que quieren enseñar o estudiar anatomía, o química, o matemáticas, puedan hacerlo. Son precisamente un impedimento a la libertad de cátedra.

    Los mitines, que los hagan en el Paraninfo, en los jardines de delante de las facultades, o en las cátedras donde corresponden, es decir, en las de Historia, en las de Sociología, etc. O que se vayan al “manifestódromo” de la Casa de Campo. Y que allí les dejen libertad , pero no en los sitios en que esa libertad impidiera a los demás ejercer la suya propia.
    Pero claro, yo no soy nadie para opinar.
    Aunque me encante llevar la contraria a mis mejores.

  • Que alguien me explique por qué silbar o abuchear a alguien no forma parte también de la libertad de expresión. Gracias.

  • viejecita dice:

    Jueves, 20/10/2016 a las 16:02

    A esos “señores”, como usted les llama, no les expedientaron por falta de libertad de cátedra.

    Lo que hay que leer, madre santa.

  • Silbar y abuchear es libertad de expresión.
    Muy grosera, pero sí.
    Es la expresión de la falta de expresión razonable.
    Pero expresión y con derecho.

  • Vaya. Bremaneur, pues esos versos se comparten: no le pido una reseña como la del libro de Sergio del Molino, pero sí que podamos ver esas letras. Salvo que se considere piratería, no sé.

  • Don JrG
    Me han gustado mucho sus enlaces musicales. Tengo debilidad por Mark Knopfler, que además de que me gusta muchísimo tocando la guitarra y cantando, se parece una barbaridad a mi hijo el mayor… En cuanto a “Mr Sandman” lo tengo en un disco con a la guitarra Les Paul, y la voz de su mujer, Mary Ford. En ese disco están también el Tenessy Waltz, el Vaya con Dios… canciones que recuerdo de mi infancia. En cambio, a Chet Atkins no lo conocía, y me ha gustado. Mucho. Y, le diré un secreto, durante unos años, ( pocos), solía tocar la batería, y se me daba bastante bien. Pero la regalé cuando me casé y me dediqué a hacer mi imitación de madre de familia tradicional.
    Así que, ya ve.

  • I walk the line, Ring of fire, the bastard sons…Johnny Cash es el trovador de los blue collars, de aquellos que cada día salimos a la calle a luchar por nuestra familia y nuestro pais, los que no admitimos componendas con el poder económico ni político. Somos los free riders y Adapts y Johnny son nuestros líderes, ambos padecieron la injusticia y supieron salir adelante.

  • Viejecita, ya sé que no, pero parece que ese casamiento le hubiera jodido la vida.

    (Y aquí podríamos tocar otro Tema. Hago como Pirata: yo lo suelto y luego me callo)

  • Mi madre le dijo en una ocasión a la madre de mis hijos,
    -Que suerte hija, habéis tenido vosotras, yo le hubiera aguantado a mi marido en esta época…
    Ella murió en la cama, con mi padre.
    Una mañana no se levantó.
    El, desconectado por el alzheimer, no se dió cuenta.
    En vida sólo les vi discutir.
    Pero ninguno de los dos tenía razón.
    Ninguno se quería adaptar al otro.
    Vivían solos pero en el mismo sitio.
    Individualmente excelentes.
    Juntos imposible.
    Mantenían su unión sin disimular sus contradicciones, pero con lealtad.
    De fidelidad no tengo datos, pero creo que sí.
    Les quise, les odié, y me acuerdo mucho de ellos.

  • Don S. 16′ 46
    Hubo temporadas en que estuve de acuerdo con lo que usted dice. En aquella época las cosas eran como eran, y yo no me podía permitir según que rebeldías.
    Pero cuando años más tarde me han dicho que “qué lástima” , que terminara la carrera, y que retomase tantas cosas como he abandonado , siempre me río, y digo que parecen los de la parábola de los talentos, que hay que desarrollarlos todos. Y que eso es una facha. Que lo verdadero es desarrollar los talentos que vayan a ser útiles a uno en la vida que hubiera elegido, útiles para uno, y para los que rodeen a uno en esa vida. Y los demás talentos, mejor olvidarse de ellos, excepto para disfrutar desde fuera con lo que los desarrollen los demás.

  • Chino Cudeiro dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 12:00
    «Imprímase»: «(…) confundir el suministro de noticias con el periodismo es confundir la electricidad con la luz».

    OK.

  • S. dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 16:36
    Brema, ¿Devocionario Pop tampoco te gustó?

    Aquí cada cual interpreta lo que quiere. No he dicho que no me gustara el nuevo libro, sólo he dicho que uno de los poemas me ha hecho desmadejarme de risa.

  • Bremaneur dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 17:12
    Botillero, los primeros versos. El link, mío; las cursivas, del poeta.

    Salen a la calle mis lindos amores
    a maldecir alto contra sus señores
    y ay Dios qué bien parecen.

    Como bien dijo antes, señor Brema, CURSIS de cojones.

  • Bremaneur dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 17:05

    ¡No pacharán!

    Enhorabuena por la entrada. El fotomontaje se sale, pero el texto ya es canela fina.

  • Pirata Jenny dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 16:05
    Que alguien me explique por qué silbar o abuchear a alguien no forma parte también de la libertad de expresión. Gracias.

    Pirata, la pregunta sólo se entiende si:
    a) Es una pregunta generalista, una reflexión de fondo, sin conexión alguna con lo de ayer. No creo.
    b) Usted opina que, a pesar del ambiente, el acto debió celebrarse igualmente. Es decir, que no fueron los alborotadores quienes impidieron que se celebrara, sino que se trató de una renuncia de los oradores o un exceso de prudencia por parte de las autoridades de la facultad o de quien tomase la decisión. Esto tendría su miga.

    Si no se trata de ninguna de estas dos cosas, insisto, no entiendo la pregunta a la vista del resultado: lo relevante no es que se gritara y se abucheara, claro, sino que se impidió hablar a los conferenciantes. ¿Qué pinta la libertad de expresión en esto?

  • Bremaneur dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 17:26
    S. dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 16:36
    Brema, ¿Devocionario Pop tampoco te gustó?

    Aquí cada cual interpreta lo que quiere. No he dicho que no me gustara el nuevo libro, sólo he dicho que uno de los poemas me ha hecho desmadejarme de risa.

    Cierto, lo de interpretar. Yo no hablo del nuevo libro, ni sé de su existencia. Te pregunto si Devocionario Pop tampoco te gustó (como el poema). Ah, no, espera, que no dices que no te gustara sino que te hace estallar de risa. Seamos precisos. O será que no se te puede preguntar sobre un libro antiguo porque tú estás ya en la modernidad.

    Menos mal que odio la poesía.

  • Bremaneur dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 17:12
    Botillero, los primeros versos. El link, mío; las cursivas, del poeta.

    Salen a la calle mis lindos amores
    a maldecir alto contra sus señores
    y ay Dios qué bien parecen.

    Oh, cielos.

  • Del libro Devocionario pop escribí una reseña sarcástica en el blog de Fedeguico (conocido popularmente como NJarcadiano), pero me la borraron y la copié en mi blog. Cometí un error con ello, porque el libro no es malo. Además, me pasé tres pueblos con el administrador que me borró el comentario. Es un tío estupendo y no merecía que descargara mi ira sobre él. Creo que es la única vez que he lamentado insultar a alguien.

  • JrG, en mis bares favoritos de Berlín suelen pinchar a los Pink Floyd. En el extinto CCCP la diyei ponía mucho esa canción.

  • Dylan y Cash fueron íntimos amigos en los 60, hicieron juntos algunas colaboraciones musicales e incluso Dylan actuó en el programa televisivo «The Johnny Cash show». Sin embargo la adicción a las drogas de Cash le llevó a caer en un progresivo populismo que se hizo irreconciliable con la contenida conducta de Dylan.

  • CRÍTICA POÉTICA AMABLE

    (E. A. Poe, en Broadway Journal, 1845)

    William W. Lord, Poems, A Hymn to Niagara

    “El sus del último verso se refiere al alma del señor Lord, quien considera necesario hacer una proclama a las estrellas, a las colinas, y al viejo rostro del océano, no vaya a ser que las estrellas, las colinas, y el viejo rostro del océano ignoren que ella (el alma del señor Lord) reconoce que la cascada es algo notable, pero si la catarata debe estar agradecida por el cumplido, o las estrellas por la información, es algo que no podemos saber[…]

    “El señor Lord ignora totalmente las normas de la versificación y todo lo que atañe a ella. Dudamos que pueda distinguir la diferencia entre un dáctilo y un anapesto. En el heroico pentámetro de yámbico continuamente introduce versos como éstos […] A cada paso se encuentran alejandrinos con el mismo metro, y resulta muy obvio, por lo que se puede ver en los puntos en que se unen y en los que se coloca la cesura, que el señor Lord no tiene la menor idea de cómo se usa un alejandrino”.

  • Ni a) ni b), Albert, pero ahora estoy de callejeo y no puedo explayarme. Lo intento mañana o pasado, es un tema apasionante

  • El abucheo o el pataleo son vicarios de un discurso principal y han de estar ritualizados, como en el parlamento inglés y en muchos otros, para que resulten compatibles la libertad de quien se está expresando y la del gritón molesto. Si impiden el discurso principal son coacción.

  • A mí el artículo más interesante sobre lo que está pasando en el PSOE me ha parecido este.
    Sanchez no ha tenido el respaldo de su partido, pero él lo tenía muy claro, ser presidente y prometer a los independistas y Podemos lo que pidan.
    Este artículo plantea que estuvo más cerca de lo que se cree. Y de ahí se explica la violencia de ayer por los que eso deseaban, malos perdedores. Nada demócratas.

  • El personajete de este país que mejor refleja la ambivalencia con respecto a esa vieja práctica gansteril concida como escrache, fue el concejal de seguridad del ayuntamiento de Madrid. Este buen caballero, de nombre Barbero, participó activamente en un acoso en plena calle a la entonces delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes; sin embargo, cuando un tiempo después él probó una dosis de su misma medicina merced a una acción muy similar llevada a cabo por unos agentes de la Policía Municipal descontentos con su gestión, se quejó amargamente de que la Policía Nacional no lo hubiera defendido y tildó de fascistas a los manifestantes. Dejando de lado las sonrojantes muestras de cobardía que evidenció y a pesar de que la acción de protesta se revelara casi calcada a la de la señora Cifuentes, la única diferencia que tanto él como su formación política supieron explicitar a propósito de ambos acosos fue que “cuando los cargos públicos no escuchan, [esta acción] parece comprensible”. Resulta evidente, pues, que a falta de argumentos con un mínimo de peso, lo que estaban diciendo era que los escraches son admisibles e incluso deseables cuando es uno mismo quien los ejecuta y no el que los recibe.

  • Ayer, en el debate de la 1, interrumpían el de C’s y AE a la podemita -como suele ocurrir a todos los que largan en debates- pero quedó claro que era prescripción facultativa de automedicación: how does it feel…

  • Quiero que sepan que si por ventura resultara un día ser yo Dios, Dios no lo quiera, los miraría a ustedes los humanos con la piedad y conmiseración que presumo ha de tener un ser omnisciente juzgando la conducta de los imperfectos y débiles mortales. Esto no alcanzaría, no obstante, a los voluntariamente incongruentes, a los que se empeñan en ver los ojos ajenos siempre llenos de pajas y fascismos y se niegan a ver la evidencia de la viga y el totalitarismo en los propios, por poner un ejemplo. Posiblemente a gentuza de esa calaña no la tendría esperando al juicio final, sino que los despachurraría con el dedo en la acera según salieran de casa. Mi primer mandamiento, y quizá el único, sería Primero seriedad, después temor de Dios. Y la segunda parte me la iba a tomar a cachondeo, porque me conozco. Sé que algunos, amantes de sobresaltos y pescadores en río revuelto, se quejarían de un mundo menos entretenido pero, como decía mi abuela, que jueguen con la perilla del ombligo.

  • Claudio Sífilis dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 20:41
    A mí el artículo más interesante sobre lo que está pasando en el PSOE me ha parecido este.

    Demasiados condicionales. Como las encuestas de Metroscopia: queremos un resultado, busquemos los datos.

  • Para acabar el dia reunión de propietarios y ahora pensando que me tengo que levantar a las 04:30 y encarar la carretera.

    Como bien ve el marqués, éxijo mucho a mis acólitos pero predico con el ejemplo.

  • Mgaussage, los dos mandamientos de la Iglesia del Dios Absolutamente Indiferente se resumen en dos:

    Dios no se preocupa.
    A Dios no le importa.

  • The wall es básicamente una canción ? con la profundidad artística, armónica y creativa de “la caabra, la caabra, la puta de la caaaaabra, y el cura se la tirô, ? ? ?”

    Ya pontifiqué y Satur se rebeló, hasta ese disco fueron Pink Floyd, en ese ya no.

  • Pirata Jenny dice: Jueves, 20/10/2016 a las 16:05

    Que alguien me explique por qué silbar o abuchear a alguien no forma parte también de la libertad de expresión. Gracias.

    Yo, de niño, silbaba mucho, y mi padre solía hacerme siempre la misma broma.
    — ¿Te gusta silbar en todas partes?
    — Sí, claro.
    — Pues sílbame en el culo.

    Hombre, digo yo que impedirle a alguien dar una conferencia en el lugar previsto, algo tiene que ver con impedirle ejercer su libertad de expresión, especialmente si además intentan partirle la cara. Y que los manifestantes, una vez expresada libremente su protesta, podrían retirarse a sus aulas a escribir un libro o algo.

  • He visto en 24h la movida de las pancartas «por los derechos humanos» hoy en el Congreso. ¿Van a hacer política de letreros todo el tiempo? ¿Es por los sordomudos?

  • Julio de 1994. Yo tenía dieciocho años y hasta entonces sólo había escuchado a Sabrina y a la Trinca, más o menos. Un compañero de clase me había pasado el The Wall y me pareció un coñazo en el que el único instrumento decente era un helicóptero. Aun así, algo debió de quedar prendido en mí para que, cuando mi amigo dijo que los Pink Floyd venían a Barcelona, me decidiera a ir al concierto. La entrada costaba cuatro mil calas y ese verano yo ganaba quince mil al mes trabajando en un matadero despiezando cerdos. Además, el concierto acababa sobre las doce de la noche y yo tenía que regresar a Badalona y levantarme a las tres y media de la madrugada para coger la carretera a Mollet y plantarme en el curro a las cuatro y media. El concierto me impresionó, aunque el cerdo volador que sobrevoló el estadio mientras sonaba One of this days me recordó que el día siguiente iba a ser muy duro. No lamento haberme dedicado a ese grupo pese a pagar el precio de no escuchar a los consagrados Beatles o Bob Dylan. Lo que contaban esos cabrones sobre el escenario era exactamente lo que me estaba ocurriendo a esa edad y de alguna manera con sus discos han conseguido explicar mi vida sin que yo tenga la necesidad de ponerla negro sobre blanco para aclarar nada. La amistad, la locura, la muerte, la soledad del adolescente, el desastre que puede suponer la irrupción de una mujer en tu vida, los desengaños y el paso del tiempo han sido algunos de los temas que han tratado en sus discos. No me interesa nada más. Quizá sean una mierda y estén sobrevalorados, pero mi relación con su música no tiene que ver con la perspectiva del canon universal dictado por los expertos.

  • A mí me parece muy bien que en los estertores del franquismo las mozas quemaran sus asujetadores y los muchachos os plantearais escuchar música en función de a ver con cuál se ligaba más, pero tanta militancia me hace sospechar que sois tunos frustraos. Dejar respirar, machos.

  • Ah. (Brema).

    Les juro que me jode no tener tiempo y envidio a otros que creo disfrutan de un tempo más pausado.
    Quería pensar y decir algo sobre la música y su opinabilidad, sobre la objeción de Ximeno al historiador que traje, y así.

    Me jode no meterme en todos los charcos de éste, nuestro fanzine. No haría otra cosa.

    Salut.

  • Funes dice:
    Jueves, 20/10/2016 a las 22:46

    Dios no se preocupa.
    A Dios no le importa.

    Ese es el Dios que hay ahora. Si me eligieran a lo de la seriedad le pondría atención.

  • Pide Pirata Jenny que alguien le explique por qué silbar o abuchear a alguien no forma parte también de la libertad de expresión.

    Probaré con lo siguiente. En principio silbar es una forma de expresión; pero, si lo que se busca con el silbido es que no se oiga lo que dice otro, esa función expresiva queda desplazada por una función meramente física, inexpresiva. Por tanto, la represión de ésta no afectaría a la libertad de expresión. Matar a alguien tirándole una gramola a la cabeza no es una acción musical aunque de la gramola salga música durante el vuelo.

  • Me releo y advierto que no me he expresado con el rigor perfeccionista que me gusta poner en las cosas que hago. Dije que matar no es una acción musical, pero se me olvidó aclarar que es un homicidio.