Cuando la Psicología empezó a hacer de las suyas

por Rhumquina.

verdugo

Recorriendo los anaqueles de la Librería Alcaná en el barrio de Tetuán, en su sección de libros técnicos encuentro un viejo manual que puede interesarme. Como presenta buen estado, salvo las cubiertas ligeramente deslucidas, y su precio es muy razonable, lo adquiero. Tiene, además, una dedicatoria original estilográfica del autor -relacionado familiarmente, según Google, con fundidores artísticos de esculturas urbanas muy conocidas-, a su profesor y jefe. Es plausible que dada la dedicación profesional de éste, que dio nombre a una medalla premiadora en el campo científico, el libro de su exalumno quedase guardado sin mucho uso en sus estantes. De ahí que si a su fallecimiento su biblioteca fue pasto de anticuarios, uno de sus libros estaba ahora en mis manos. ¿O habría llegado allí por desconocidos vericuetos?

No fue ésa sólo la sorpresa. Entre sus páginas habíanse guardado dos hojas de papel calca doblados en cuarto con letras algo borrosas de hace casi 50 años, con el siguiente contenido que, salvaguardando las identidades que presuntamente no tienen relación directa con los personajes citados, reproducimos a continuación:

“Estudio de Orientación Profesional.

Pruebas: AMPE, Otis sencillo, D-48, Atención, Memoria, Perfil de Intereses Profesionales, Wechsler-Bellevue, Cuestionario vocacional, Cuestionario de personalidad C.E.P. y JARG, Rotter, SRG-2, Y-id. y Rosenzweig.

– – –

Nivel intelectual

Inteligencia general.

La dotación intelectual del sujeto es SUPERIOR según todas las pruebas aplicadas (Q.I. en AMPE 131 equivalente a Excelente; en Otis percentil 98 que equivale a Óptimo; D-48 percentil 96 equivalente a Excelente; Wechsler Q. I. de 120 -escala verbal Q. I. 110, escala performance 124-). El Coeficiente de Eficiencia según el Wechsler es de 114 lo cual indica una perfecta relación entre capacidades y rendimiento.

Del análisis de los factores de inteligencia se desprende:

Comprensión verbal. Aptitud para captar ideas expresadas a través del lenguaje, tanto en forma escrita como oral, es de tipo EXCELENTE.

Inteligencia espacial. Aptitud para imaginar y concebir objetos en dos dimensiones y para deducir relaciones espaciales entre ellos, es de tipo EXCELENTE.

Inteligencia lógica. Aptitud para el análisis, la síntesis y la deducción, a partir de datos abstractos, evidenciando la capacidad para resolver problemas lógicos, prever y planear, es de tipo ÓPTIMO.

Inteligencia numérica. Aptitud para realizar cálculos simples de forma rápida y exacta, es de tipo MEDIO.

Fluidez verbal. Aptitud para exponer con soltura y fluidez las propias ideas, es de tipo EXCELENTE.

Atención. Aptitud para realizar un trabajo que exija concentración y minuciosidad, es de tipo MEDIO.

Memoria. Aptitud para recordar de manera próxima o inmediata números, palabras, relatos y formas, es de tipo EXCELENTE.

Intereses Profesionales

Posee BUEN interés por los Negocios y profesiones Ejecutivas, Persuasivas y Musicales.

Interés de tipo MEDIO por las profesiones de tipo Lingüístico, Artísticas y Ciencias Físicas.

ESCASO interés por profesiones de tipo Humanitario-Social.

Nivel de personalidad

Los rasgos de personalidad más acentuados son:

– Leve tendencia a la introversión.

– Equilibrio emotivo.

– Agresividad que tiende a escapar hacia el exterior con manifestación de introversión que le hacen particularmente sensible a un leve sentimiento de culpabilidad.

– Temor a fracasar en la aceptación de sus obligaciones.

– Capacitación para las tareas intelectuales, aunque trata de no dejarse arrastrar por un sentimiento de autovaloración.

– Ligero falseamiento de las respuestas.

No hay rasgos patológicos ni tendencias que amenacen el equilibrio psíquico.

Orientaciones y consejos

1.- Puede realizar estudios superiores, ya que, desde el punto de vista de la dotación intelectual posee las capacidades suficientes.

2.- Conveniencia de ayudarle a interiorizar los motivos que determinen la elección definitiva de estudios, procurando dejarle en un ambiente de libertad que haga personal su decisión.

3.- Dadas sus características intelectuales conviene tener en cuenta que la actitud educativa a adoptar en el trato familiar y escolar, debe tener en cuenta los rasgos propios de la personalidad del superdotado.

El trato educativo debe evitar la acentuación de esas características mediante la creación de un clima de serenidad y afecto.

Un medio de capital importancia, en este caso, es facilitar la serena identificación con la figura paterna.

4.- Dado que en esta ocasión no se ha profundizado –por no creerlo necesario- en la estructura de la personalidad, aconsejamos una exploración en este aspecto pasado 6 meses.

Madrid, octubre de 1967

El psicólogo.”

Tras su lectura y a falta de que opine algún especialista, uno se pregunta si sirvió para algo, si el chaval orientó su vida adecuadamente y ha sido feliz. O, por el contrario, está convertido en un personaje corrupto y corruptor, en un asesino o en un político. En definitiva, en una estrella mediática del espectáculo que hace del escándalo opio conformador de conciencias particulares.

232 comentarios

  • Recuerdo que cuando estudiaba primaria nos enviaban de vez en cuando al psicólogo del colegio para rellenar unos tests que me parecían absurdos. Me podía más la impaciencia que la precisión y los rellenaba de cualquier manera. Me sacaban de quicio los ejercicios geométricos, y sólo recuerdo que en los informes finales se me definía con poca inteligencia espacial.

    Frecuentaba mucho la librería Alcaná. Tienen un almacén en el sótano, los libros se piden desde la librería y las becarias del librero los suben para el cliente. Una vez pedí varios, unos veinte, de los cuales me quedé con más de la mitad. El resto tenían que ser devueltos al sótano, algo que cabreó mucho al librero. Mi compra ascendía a algo más de cien euros. Me echó la bronca y le mandé a tomar por culo. Tuvo que bajar toda la compra. No él claro: alguna de sus esclavas. Y hasta hoy.

  • El marqués, vuestro profesor Bacterio, ya está trabajando.
    Buenos días, España.
    (Veo que Francia y Alemania también están en pie).

  • La ilustración es encantadora.
    Premio Pritzker de arquitectura para ella.
    El relato, que basado o completamente inventado, no deja de ser un acicate de reflexión.
    La circunstancia del ser ser es tan determinante como la genética. Esta circunstancia puede llegar a manipular el azar, sin que por ello se quiebre ninguna ley de la física ni del caos.
    Todo el tiempo estamos con un juego de probabilidad.
    Cuando miramos al cielo, vemos algo pasado, si miramos con telescopio entramos en una máquina del tiempo viajando por el curvo espacio-tiempo.
    Cuando miramos las cosas cercanas vemos su piel.
    Una piel determinada por las longitudes de onda que somos capaces de captar. Pocas, la verdad, habida cuenta de las que existen.
    Si profundizamos más, sólo encontramos probabilidades de situación.
    La sicología es una mandanga probabilistica del 50%.
    Para variar un comportamiento, prefiero la siquiatría y sus sustancias. Y finalmente no modifican el mismo, pero sí la percepción de la situación.
    Corto y cierro, creo que mejor para todos.
    Medalla Fields de mates, para el texto. El de Rhumquimia eh¡¡¡ el mío si lo leen y no me pegan mucho ya vale.

  • La introducción de los psicólogos en los colegios fue un avance, ante un comportamiento atípico del alumno se recurría a someterle a una batería de tests. Valía para poco, quizás para ganar tiempo, pero al menos no te enviaban directamente al internado.

  • Ni al internado ni al calabozo…aunque a muchos la educación generosamente aportada por la sociedad contributiva les sirvió de bien poco.
    En mi caso no se que resultado pudieron dar esos test, pero bien podrían haber dado un perfil de sicopata, ya que como Brema rellené por rellanar.
    Al internado fuí finalmente.
    Un año en el penal San Francisco Javier de Santurce.
    Gasto completamente innecesario que contribuyó a hacer más amplia mi agenda de delincuentes, y profundizar en los lados más oscuros.
    No se podía ser más idiota.
    YO, claro, no mis padres.

  • Pasabamos por el sicologo y el vacunador.
    Los papas creían entonces en la medicina. O no podían discutirlo. O lo que fuera.
    Pero del sarampión, la varicela, y las paperas no me libré.
    Ahora algunos papas eligen cosas muy raras para sus hijos.
    Empiezan calzándoles el nombre de un objeto en cualquier lengua. Luego los dejan llorar por cualquier cosa antes de comprarles el smartfono, después los educan para que se conviertan en triunfadores del espectáculo y los jubilen pronto, si no los asesinan antes, los hijos a los progenitores. Y la sicología la hace algun experto en artes marciales.

  • A mí en cambio se me daban fenomenal esos test. En lo demás sería un desastre pero en visión espacial no me ganaba ni Gagarin.

    En el Discos MF de José del Hierro también tenía el tipo en el sótano un esclavo o lo que fuera, porque nunca lo vi. Pedías el disco y al rato el tipo lo sacaba como por arte de magia de debajo de su mesa, enviado por el esclavo a través de una reja o un pequeño montacargas.

  • En esa época Josenez, la mecánica de las cosas se hacía con chinos.
    Como funciona un motor? Son unos chinos que van metidos dentro.
    La maquina de discos como selecciona??? es el chino de dentro.

  • La excursión por Pueblo Nuevo también incluía la visita a Discos Loner, en la calle Elfo, tienda de discos de segunda mano a la que iba casi cada semana en mi vagabundear madrileño. Encontré allí algunas joyas que todavía decoran mi discoteca. No lo compré y me arrepiento, pero recuerdo haber visto allí de saldo el disco de Alejandro Magno (Los chulos son pa’ cuidarlos, 1989), disco que ahora cuesta trillones y del que Alejandro Sanz, lógicamente, reniega.

    Ni MF ni Loner existen en la actualidad, por supuesto.

  • En discos Loner compré el single “la mandanga” del Fari con dedicatoria y autógrafo. Y un montón de ep de Rocío Jurado. Bukka White, Charlie Patton…

  • Pues como yo estudiaba por libre, y además soy mucho más vieja que ustedes , el primer test de esos, me lo hicieron en el San Pablo, cuando estudiaba preuniversitario, a finales de los 50.
    Y esos tests no sirven para nada. Que me pusieron unas “notas” altísimas , me recomendaron que hiciera arquitectura ( porque tengo buena visión espacial, y siempre me encantó la geometría ), o medicina ( que yo había escrito que era la carrera que pensaba hacer ), y me auguraron un futuro prometedor.
    Mi madre, cuando recibió el informe, se reía, dijo que era una cretinez, y ni me lo dejó leer, pero sí que protestó en el San Pablo. Y yo me encontré con el informe, y con sus comentarios, cuando ella se murió y me tocó poner orden en sus papeles.
    Y, la verdad es que ella era la que tenía razón. He tenido una vida larga, pero no he cumplido una sola de las expectativas prometedoras del dichoso informe. Si de verdad tenía esos talentos, cosa que dudo muy mucho, mis talentos han sido desperdiciados.
    Y le agradezco muchísimo a mi madre que me dejase a mi aire, y que no me enseñase el informe aquél, que a lo peor me hubiera forzado a intentar que se cumpliera, y me hubiera “fregado” la vida.
    Pues eso

  • Yo con unos 8 años suspendía otografía y el psicólogo organizó dos grupos con cinco o seis chavales que nos consideró disléxicos. Casi no me acuerdo de nada. Había dos chicas de unos 18 que debían ser voluntarias con las que jugábamos a hacer música con un trángulo, una caja y no sé que más. También recuerdo que un día grabaron mi voz en una cassette. Duró un año, al año siguiente yo quería seguir pero mi mamá me dijo que ya me había curado.

  • viejecita dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 10:00
    ¿ Que les parece esta noticia sobre el papa actual que he leído en El País ?

    No se entiende, porque si el ovnipotente y el ovnipresente puede rehacer los cuerpos de las cenizas, también puede recomponerlos si las cenizas están separadas, con el superglut divino de la muerte.

  • Mi experiencia con los tests: en el bachillerato la señorita que vino a hacer el ejercicio (supongo psicóloga) me atizó en la cabeza con un cuadernillo por estar de brazos cruzados. Le expliqué que hacía rato que lo había terminado y se puso roja.
    Luego, antes de entrar en Deusto, te hacían otro, que incluía aquello de Roscharch y las manchas de tinta. No te daban resultados pero te ofrecían la posibilidad, meses después, de entrevistarte con el psicólogo para conocerlos. Fui allí y el hombre me dijo que yo era el típico que encontrándose en una habitación en llamas no saldría corriendo, sino que se pondría a dar vueltas al fuego danzando.
    Hasta hoy no se lo he contado a nadie.

  • Con el Watson analytics se puede construir el perfil psicológico de cualquiera de ustedes, solo tengo que introducir una colección de sus posts. Mas fácil todavía es alimentarle con el perfil de Facebook o tweeter de cualquiera. Por los experimentos que voy viendo se obtiene mayor precisión en sus gustos de consumo que en su personalidad.
    A partir de esta información se puede crear un avatar, como conté ayer, pero a éste hay que enseñarle para que pueda responder a preguntas. La enseñanza idealmente habría de hacerla el interesado. Recuerden aquella entrada en que les contaba como un directivo americano de una farmacéutica se había cambiado de sexo y había iniciado una relación con una mujer a la que amaba tanto que mando construir un avatar para cuando no estuviese. El tal avatar era un busto muy realista que era capaz de conversar de forma casi indistinguible del original.
    Como tengo pocos amigos estoy trabajando en crear uno para poder conversar.

  • Repetía el 3º de BUP. Me calcé un verano para recuperar los 5 suspensos. Creo que con 16 años o así, más o menos en el año 78?
    Recuerdo como profesores a Don Goyo muy bueno en historia y al Malabares, sobre todo por las pintadas en los bateres de la zona baja. “Malabares Payaso”.
    La cafetería de la piscina y la hija del portero que estaba buena y nos daba las meriendas.
    El edificio de habitaciones arriba sobre la sala de desayunos y comidas decorada con derribo de barcos.
    Tenía un compañero de Vitoria que era hijo de un farmaceutico y me inició en el mundo de la quimica legal.
    Había uno de Bilbao que se llamaba Iturriaga y creo que era del grupo Lavabos Iturriaga.
    Había fauna de Cataluña y de Baleares.
    Fumabamos muchos porros y jugabamos al balonvolea en grupos de 15 contra 15.

  • En esa época había allí algunos buenos amigos míos, pero de los que hacían el curso completo. En su mayor parte hijos de papá con ínfulas de pequeños gangsters. Una gente estupenda.

  • Mi padre prefería tenerme cerca en invierno y me libré de curso completo. De aquel verano casi no me acuerdo de nada, pero milagrosamente pasé a COU.

  • Schultz, ahora me he acordado de un tal Zaldúa que vivía en Zarautz. Luego otro de Donosti que es crítico musical, un tal Galatas. Sandro Tamborra de Barcelona y un tal Comella que era un buen navegante a vela. Lo demás muy confuso…

  • También acaba en “psicólogo”.

    Era condenadamente joven, y por razones que no vienen al caso me interesaba que no me llamaran del Inem durante una buena temporada con ofertas de trabajo. Así, pues, cuando tramité los papeles para cobrar el seguro de desempleo decidí inscribirme con una profesión lo bastante rara como para que me garantizara este particular. Cuando llegué a la mesa y la señorita me preguntó mi profesión, le dije muy serio:

    –Humorista.
    Levantó la vista de sus papeles.
    –¿Qué? –preguntó.
    –Sí. Cuento chistes, hago imitaciones, monólogos cómicos…

    Tanto ella como su compañero de la mesa contigua se echaron a reír, lo que vino a probar que, aunque sin empleo, yo era un profesional acreditado del humor. Cuando se le pasó la risa me inscribió como artista (no había ningún apartado para cómicos como tal) y, como esperaba, nunca me llamó nadie.

    Pero resultó que me acompañaba aquella mañana un amigo que también se había quedado en paro, aunque él no lo cobraba. Al ver el efecto impactante que yo había provocado –y pensando, quizá, que iban a comenzar a lloverme ofertas de teatros y salas de fiesta–, se animó a hacer algo parecido. Comoquiera que era un apasionado de todo lo relacionado con las ciencias ocultas, se dio de alta como parapsicólogo.

    La sorpresa fue mayúscula cuando, al cabo de unas semanas, me telefoneó para contarme que habían contactado con él de una empresa de control de plagas para una entrevista de trabajo. Era surrealista. Para qué demonios querría una empresa de control de plagas a un parapsicólogo. ¿Había que tener una especial clarividencia, percepción extrasensorial o conciencia de los fenómenos psi para exterminar de manera eficaz ratas, cucarachas o demás alimañas…? Él tampoco tenía ni idea.

    La empresa estaba enclavada en un polígono de las afueras, y, más que nada picado por la curiosidad, lo llevé con mi coche. Resultó ser una de las entrevistas laborales más cortas de la historia, pues, donde él dijo “parapsicólogo”, la funcionaria del Inem había entendido –y anotado– parasitólogo. Me habría gustado ver la cara del entrevistador.

  • Al margen de los psicotécnicos, en aquella EGB estaba la revisión médica anual, o por curso. Todavía recuerdo el apartado del aparato genitourinario con su x para marcar:

    Normal
    Fimosis
    Criptorquidia.

  • Claudio Sífilis dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 11:21
    Bukka White, la guitarra como instrumento de cuerda y de percusión. Estas guitarras les gustaban a Mark Knofler y a mano lenta, aunque nunca tocaron así.

    Cual es la diferencia con la steel guitar?
    El link es acojonante. Buceo en la historia de la música negra y blues. Gracias.

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 11:50
    ¡Menudas cuadrillas de cabrones salieron del San Francisco Javier de Santurce!

    De la mayoría ya no tengo referencia de que sigan vivos o en libertad, aunque sea condicional, y yo estoy huido…

  • Jo, qué nervios. Me informan de que «Te voy a hacer una autocrítica» ya está imprimiéndose y que muy pronto estará en las librerías. Intenté que la primera edición fuera de al menos 100.000 ejemplares, para conseguir el Disco de Oro, pero me bajaron los humos y me dijeron que para eso hay que cantar. Tenía que haberle puesto un CD. Nunca seré Bob Dylan.

  • En Donosti, en el famoso equipo de basquet ASKATUAK, jugó el magnífico “Helicoptero Essi Hollis”. Qué tío…Se quedaba colgado en el aire…
    En los vestuarios de la mili se podían observar cosas de libro de rarezas anatómicas.
    Impresionante era un tío de Huelva, que no sabía leer ni escribir, pero hacía el ventilador con lo que sobraba de su órgano después de cogerlo con la palma…también le llamábamos Helicoptero.

  • Estamos orgullosos de ti, Pedro Antonio, pero me temo que al bibliotecario le vas a hacer trabajar con eso del peseudónimo y no sé si le va a hacer mucha gracia.

  • Lo mejor de los tests es que se pueden trollear, incluso el de inteligencia aunque con garantías sólo a la baja. Al alza exige entrenamiento en las tareas concretas, a fin de evitar el nerviosismo asociado a todo examen y el efecto sorpresa de las tareas que exigen.
    Cuando tenga un rato cuento mi exitosa experiencia.
    ——
    Gómez, ayer me llamó yayoflauta. Me ha emocionado el halago pero me temo que no era para mí. O si?

  • Esto…menos mal que nunca dije por aquí que soy psicóloga infantil. Menos mal, con la querencia que tienen por los psicólogos.

    Mis más sentidas enhorabuenas Perro. ¿ Cuándo viene por menores provincias a firmarme un ejemplar?

  • Claudio Sífilis dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 12:25
    La steel guitar no tiene caja, es la que usaban los Flying Burrito Brothers, por ejemplo.

    También la usa David Glamour en los conciertos de Pint Flock, PERO DE ESO AQUÍ NO PODEMOS HABLAR.

  • Tareixa, mi parte contratante de la primera parte comparte con Vd profesión y especialidad. Que es mucho más interesante que tratar a adultescentes resabiados, asegún que yo lo veo.

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 12:08

    Enhorabuena por la publicación. No me acuerdo cómo ni dónde, pero sí recuerdo que llegué a Çhøpsuëy a través de su diccionario.

    Sugerencia para la editorial: ofrecer una versión firmada.

  • – MG: Si le he entendido bien lo que sostiene es que el hacerse consciente de la existencia esos factores A, B, C es un hecho nuevo que condiciona, como lo es saber que condiciona, y que condiciona, &c.

    – GK: Exacto.

    – MG: Se pregunta si eso sería hiperdeterminismo; yo le llamaría hiperdeterminismo paranoico.

    – GK: Yo también.

    – MG: Si uno pudiera alcanzar el estado de ser no sujeto a circunstancia determinante alguna simplemente no sería. Yo soy mis circunstancias.

    – GK: Lo mismo ocurre aunque en la definición de una persona no entren sus circunstancias. Los que manejan un concepto hiperbólico del libre albedrío -tan exagerado que no hay manera de cumplir sus exigencias- llegan a decir que nadie puede ser libre porque su forma de ser, su equipo sicosomático, no depende de su voluntad. Para ser libre, entonces, es preciso no tener ninguna forma de ser, no ser nada; como quien dice: no existir.

  • Los experimentos que exploran el libre albedrío muestran que éste difícilmente existe cuando las decisiones se toman antes de los 80 milisegundos necesarios para procesar un estímulo.
    Luego les doy bibliografía seria sobre el asunto.

  • Acabo de tirar la casa por la ventana y me he comprado el libro de don Perro.
    Estoy generoso y me apetece aportar algo a los vicios del caballero, quitándome de los míos.
    Hasta creo que me lo voy a leer. (versión digital tenemos creo, pero hasta que no nos pongan un puerto USB en las sienes, prefiero la versión de papel)
    Me voy a hacer una dedicatoria yo mismo, no sea que me cobre por ello.
    Igual pinto algo encima y así puedo recuperar algún euro luego.
    Que vendas mucho Perro, tu prosa no se si será cipotuda, pero valiente seguro.

  • Tenía 12 años y empezábamos cuarto de bachiller. Aquel año redujeron los tres cursos habituales a dos de 50 alumnos por clase. La primera crisis económica de los Agustinos, que solventaron así. Había muchos repetidores y mucha testosterona, yo era de los más bajitos y de los más jóvenes del curso. Por suerte, me tocó de compañero un repetidor de buen corazón y cuerpo más grande aún, al que todos admiraban pese a tener él cierto complejo de grueso, y que destacaba por ser campeón de balonmano y tenis, siendo de los más populares del colegio. Yo ya fumaba a escondidas en el colegio, él no. Había otro en clase más grande y grueso que él, Setas, que era ganadero, campeón de España de ordeño a mano, y venía a clase en una moto toda descacharrada que a duras penas soportaba su peso.

    Tenía miedo al reconocimiento médico trimestral que nos hacía el médico del colegio, que era el padre de un amigo mío, Cajal, y tenía muy mal carácter. No era porque pudiera descubrir que fumaba, que se corría ese rumor, sino porque yo aún estaba muy poco desarrollado y me daba cosa aún estar desnudo delante de los compañeros, sobre todo tanto repetidor con pelos en los cojones.

    Y en noviembre, yo cumplía años a finales de ese mes, nos hicieron aquellos test. Cuando llegaron los resultados hubo sorpresas, unos pocos estábamos por encima de 140. A otro amigo le dio que era amorfo, con gran jolgorio por parte del resto. Ahora es inspector de aduanas. Aquellos días, recibimos alguna zancadilla más en el patio y la regañina de algunos profesores, por vagos.

    Aquel mes también pasé una tremenda gripe con mucha fiebre, de las de una semana de cama. No caí en la cuenta hasta llegar al colegio y formar filas de lo que había pasado. Noté cara de sorpresa en el típico abusón cuando vino a empujarme y se quedó cortado. Le dí un empujón antes de que reaccionara y le senté de culo. Al salir de clase fui a comprar ropa con Mari la alemana, la chica más joven de la peluquería. Menudo estirón has dado, dijo, no te vale nada. Yo miraba su cintura, su corta minifalda de volantes, no mayor que el cinturón, sus piernas enfundadas hasta por encima de las rodillas con unas botas de charol, sus muslos… y pensaba tú sí que has dado un buen estirón. Me sacaba cuatro años, pero en nada serían tres. Quería que me probara un pantalón de punto, ¡de punto!, pero no dejé que viera cómo me quedaba, pese a que ella insistía malvadamente diciendo que estaban de moda y entreabría la cortina.
    Ese año empecé a jugar a baloncesto con el equipo del colegio. Éramos un poco los bichos raros. Yo fumaba a escondidas en los descansos de los partidos con dos compañeros. Celtas sin filtro. Nos dejamos el pelo largo y venían algunas chicas a vernos. Al cura que nos entrenaba no le gustaba, decía que nos distraíamos.

  • Lo que dice el marqués es cierto, existen experiencias en tiempo real observadas con IRM que prueban que las decisiones se toman antes.
    Pero el libre arbitrio es otra cosa. Y traer a cuento la fisica cuantica también.
    En la naturaleza siempre habrà libre arbitrio porque la incertidumbre cuantica nunca podrà desaparecer: es intrinseca al estado de las particulas-ondas. Se sabe que una particula, por ejemplo, tiene una esperanza de vida de 4,5 millones de años pero nunca se sabrà cuando se desintegrarà. Una lo harà en el minuto 5 de su existencia y otra en el año 3,7 millones. Ademàs, por la dualidad onda-corpùsculo no se puede saber la posicion de la particula hasta producir el colapso por observacion. O sea, no se trata de una incertidumbre mal o poco probabilizable por falta de datos, observacion o experiencia sino de una incertidumbre radical.

  • bremaneur dice: Miércoles, 26/10/2016 a las 09:31
    ¿Cómo que runners? ¡¡Pedestres!!

    Yo aún me acuerdo cuando se decía, probablemente hasta los años 70, «carreras pedestres» y «carreras campo a través». Luego se empezó a utilizar cross, quizá por el prestigio del motocross.

    En mi ignorancia, yo creía que pedestre venía de piedra, y me parecía un deporte de mierda para destrozarte los tobillo, como correr sobre cantos rodados o sobre el pavés. Tardé mucho en darme cuenta de que no se trataba de «carreras pedrestres».

  • Carreras pedrestres eran aquellas que corría aquel de Palencia, aunque nacido en Valladolid, Mariano Haro.

    Recuerdo al comentarista de la televisión, aún en blanco y negro, gritando: Y Haro va a ganar, Haroo. Harooooooo. Harooooooooo. ¡Haro, segundo!

  • Francisca Ferrol dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 13:40

    Excelente artículo, tanto o más que los que enlazó (y tampoco he leído —prometo aplicarme—) la ínclita Angela Merquelez, el Señor la tenga en su gloria eterna.

    Está bien que se refiera al «cuándo», solo que yo creo haber hablado del «cómo» y del «dónde». Me temo que nuestra relación va de salto lógico en salto lógico.

  • Francisca Ferrol dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 13:59
    O sea, no se trata de una incertidumbre mal o poco probabilizable por falta de datos, observacion o experiencia sino de una incertidumbre radical.

    Como lo mío en lo respective a echarme novia.

  • Señora Ferrol, si no tuviera que hacer la siesta, le discutiría un poco lo que ha afirmado.
    Sobre todo el tema de la incertidumbre que no es tan absoluta. Lo es si queremos determinar posición y velocidad, pero podemos determinar o una o la otra, las dos juntas no.
    La vida de las partículas es según si hablamos de materia viva o muerta. Si hablamos de partículas radioactivas o no.
    La vida de las partículas subatómicas, como mencioné ayer se mide en potencias negativas de segundo.

  • “Lo es si queremos determinar posición y velocidad, pero podemos determinar o una u la otra, las dos juntas no”

    Qué coño de posiciòn y velocidad. Tù eres de los que creen que los electrones orbitan en torno al nucleo como si fueran satélites. Nunca sabemos ni la posicion ni la velocidad hasta que hacemos el experimento. Ex ante no se puede determinar ni la posicion ni la velocidad. Se trata de una incertidumbre radical: de raiz.
    Con tres integrales evaluamos la probabilidad de que una particula se encuentre en un volumen determinado pero ocupando “todo” el volumen (porque tiene un comportamiento ondulatorio) Solo al hacer el experimento se constata que efectivamente la probabilidad era correcta.

  • Francisca, lo que le viene bien al libre albedrío -un asunto que afecta a la conducta de unos seres de tamaño medio y cabeza gorda- no es que exista la incertidumbre en la naturaleza, sino que esa incertidumbre sólo se dé en su estrato subatómico.

    Colocados en el mismo plano, la incertidumbre y el libre albedrío son incompatibles. Por esto: no hay libertad donde hay ignorancia; hay ignorancia si no podemos conocer las consecuencias de nuestros actos; no podemos conocerlas si todo es azar.

    El concepto filosófico de libre albedrío necesita dos cosas:

    Que haya líneas causales en la naturaleza.

    Que no todo sea causalidad en algunas de esas líneas. Por ejemplo, que haya líneas cuyo origen sea la voluntad del hombre entendida como causa no causada.

  • Los datos empíricos de respuesta cerebral anticipada son indiscutibles. Gazzalinga estuvo en Bcn y los explicó en detalle, tuve la fortuna de departir con él. Bien dice Paquita Ferrol, la sabia, que hablar de libre albedrío y mecánica cuántica para explicar estos resultados pudiera ser sofistería, pero este método inductivo (del dato a la teoría) me resulta mas honrado que el que gustan manejar métodos deductivos y analógicos, que aquí son mayoría.

  • – MCL: Los experimentos que exploran el libre albedrío muestran que éste difícilmente existe cuando las decisiones se toman antes de los 80 milisegundos necesarios para procesar un estímulo.

    – GK: Esos experimentos demuestran algo más: que las decisiones, libres o forzadas, no son verdaderas decisiones. Una verdadera decisión no puede ir detrás de la acción decidida.

  • Chino, el “como” y el “donde” estàn condicionados, en este caso, por el “cuando”.
    Y tù viniste aquì por mì. Galicia es muy pequeña, todos nos conocemos. A qué juegas?
    No te molestes en leer los otros artìculos que te recomendo Angela, que sigue, supongo, bien vivita y coleando. Al fin y al cabo no les encontraràs errores “logicos”, que es a lo que andas.
    Cazador de recompensas armado con un ganapàn.

  • A mí me parece (homenaje póstumo) que saberse de memoria la filmografía de John Ford o las obras de Ciro Bayo tiene mucha gracia, pero si va acompañado de no entender ni lo que es un electrón tiene menos y aconseja dedicarse a la política.

  • Es muy fácil demostrar la existencia o no del libre albedrío. Basta colocar a un sujeto debajo de un piano en equilibrio altamente inestable y pedirle que mire hacia arriba.

    a) Si salta instantáneamente, no hay libre albedrío.
    b) Si se detiene a reflexionar, existe la posibilidad del libre albedrío.

    En los casos de individuos reflexivos (b) conviene repetir el experimento dejando caer el piano, para ver cómo reacciona el sujeto.

    Es un hecho científicamente comprobado que los creyentes en el libre albedrío tienen tendencia a morir aplastados por la realidad, mientras que los sujetos a sus instintos, sobreviven y proliferan.

  • Como ya dije, gente de la que está permitido descojonarse en su cara: Psicólogos, ingenieros agrónomos, licenciados en empresariales (nuevo)…

  • Pues yo también he conseguido comprar el libro de Don Perroantonio. En papel. Y con Pay Pal, con lo que no he tenido que volver a poner mis números en el internet . ¡ Que bien ! Que cada vez me cuesta más leer libros en el mac, por mucho que quite brillo y que amplíe la letra.

  • Para que hablemos de libre albedrío haya que dejar claro ex ante (que diría Follanski) si pueden tenerlo los monos, las gallinas y las zarigüeyas. Si la respuesta es negativa estaremos hablando de teología, por lo que la discusión entraría en el terreno de lo inútil o fantasmagórico.

  • Gengis exagera porque es él quien refuta esa tesis.
    Si se intenta fundamentar el albedrío en la incertidumbre cuántica opino que no existe puesto que las elecciones y acciones responden al azar y eso no es libertad.
    Si voy a responder si o no a cierta pregunta dependiendo de la posición de un electrón que nadie sabe por dónde anda mi elección depende del azar y no de mí.
    Eso puede justificar la impredicibilidad de la conducta de otros, pero esa emoción (me quiere, no me quiere) no implica que ese otro esté decidiendo libremente. Ha tirado un dado.

  • En general eso de que decidimos antes de los 80 milisegundos a mí me encaja. Mi visión pesimista de los humanos es que la razón nos sirve para encontrar razones para hacer o decir algo que nos apetece mucho. Es la coartada de los instintos o como sea que llamemos a lo que nos mueve.
    Por eso la ciencia en general y el método científico en particular, que intenta funcionar al revés, es tan jodido y sus resultados en asuntos del día a día tan impopulares.

  • Yo sigo pensando que todo es cuestión de escala y que si bien las leyes de Newton funcionan a escala humana las teorías de la relatividad funcionan para lo enorme, y la cuántica para lo minusculo.
    Lo que hace la cuántica en la materia, no lo notamos y no creo que nunca lo podamos notar.
    Que la luz se curve al pasar cerca de enormes masas, o las singularidades posibles en la matemática de la astrofísica, poca trascendencia me parece que tienen con el libre albedrío.
    80 milisegundo son fracciones de tiempo muy grandes para los tiempos cuánticos, pero a escala humana son difíciles de medir fuera de laboratorio e imposibles de apreciar para un hombre.
    Tenemos libre albedrío?
    Según pongamos de alto el listón, yo diría que sí. Mucho más albedrío y capacidad de decidir que una piedra o un animal, o un electrón.
    Tenemos albedrío ya que nos lo preguntamos aunque no nos lo podamos contestar, y para ello el humano no necesita herramientas más sofisticadas que su propio discernimiento, incluso puede no atenerse a muchas leyes y decidir acabar con su existencia, o verla roja o negra…

  • UTC
    El meridiano de Greenwich pasa por el mismo Greenwich y por Barbastro, lo cual significa que ambos lugares deberían respetar la hora UTC (la antigua GMT o Greenwich meridian time).
    En mi reloj cronógrafo (con certificación de cronómetro) de la casa Breitling siempre llevo la hora UTC, me la trae floja lo que digan los gobiernos. En España estamos en GMT +2 y el domingo pasamos a +1. En Londres están a +1 (valiente mariconada) y el domingo pasan a UTC. El cambio de hora en Canarias está justificado porque está en un huso horario diferente de Greenwich. La petición de Baleares denota crasa ignorancia, caen en el meridiano de Greenwich, mas o menos como Gerona. De aceptarlo España tendría tres horarios diferentes, mientras en USA hay cuatro. Comparen los grados que abarca cada uno.
    Esto es una gran casa de putas, a ver si lo arreglan Donald y Mariano.

  • Marqués y eso que los vascos, que somos gente seria, no queremos forzar, en estos momentos difíciles, con la HORA DE BILBAO. (BILBOKO ORDUA).
    Todo a su tiempo…

  • Francisca Ferrol dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 14:41

    A lo largo de mi corta vida me han llamado muchas cosas, pero nunca tan bonitas como «cazador de recompensas armado con un ganapán». Lo de acusarme de ser gallego ya me parece de realismo mágico.

    Me temo que venir vine antes de lo que parece, solo que tardé en hablar porque no tenía nada que decir. Que tampoco es que lo que dije fuera gran cosa, no crea.

  • “Lo de acusarme de ser gallego…”
    jjajajaja No hombre, pero méritos no te faltan.

    PD Y quién te acusò de gallego? Dije que Galicia es muy pequeña, nos conocemos todos, como expresiòn consagrada y por el uso profuso de F de V para solventar dudas. A veces. Yo, verbigracia, vivo a 2000 kms de Galicia. O sea.

  • Son ustedes muy modernos: yo voy a acercarme a La Central, me dirigiré al mostrador, clavaré la mirada en la dependienta y le diré:
    -Te voy a hacer una autocrítica.

  • Yo no soy tan moderno Holmes, en Francia no encuentras mucha librería con textos en español contemporáneos…
    Viva el e comercio.!!!

  • Francisca Ferrol dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 15:53

    Me encanta que parezca que no me faltan méritos. Todos los gallegos que conozco, además de estar bendecidos con el don de la ironía y la retranca, son buena gente.

    P. D.: Si Galicia le parece pequeña, imagínese cómo será en Cantabria, que es de donde soy.

  • “Esquirol, que se apoya en pesos pesados como Heidegger, Levinas, Derrida o Deleuze que traduce siempre a exposiciones muy entendedoras…”
    Oh sí, esos cuatro autores son muy entendibles y entendedores.

  • La discusión sobre si tenemos o no libre albedrío solo se sostiene si se enfoca como un puro ejercicio mental.
    Lo cierto es que creemos tener libre albedrío, y ajustamos cuentas con nosotros mismos y con los vecinos en base a este presupuesto básico.
    Es complicado efectuar observaciones sobre el observador.

  • Oigan que este tema ya estaba archivado. Somos una emoción con patas que usa el celebro para dar apariencia de racionalidad. Como ha recordado MGaussage y dijeron aquí en el pasado personas de mucha importancia y calidad, como yo mismo.
    Fueraparte sea que 80 milisegundos antes sea una emoción lo que se produce, o la conversión de esa emoción en la razón que nos explica ante el mundo y ante nosotros mismos.

  • «¿Por qué leer? o Sobre el prestigio intelectual de la lectura»

    Sigo pensando que la lectura no es necesariamente una actividad mejor que otra, y creo que la demonización o el olvido al que hemos relegado otras actividades de ocio y formas de ficción (series, videojuegos, cantar) tiene más que ver con cuestiones de poder y autoridad que con que verdaderamente sean actividades menos placenteras o provechosas. Pero sí sospecho que esta capacidad de préstamo de la consciencia es algo bastante exclusivo del acto de leer (o de escuchar mientras nos leen). Si tuviese que pensar en otras actividades comparables a esa vivencia íntima de hacerse uno un poco a un lado para apagar (o amortiguar al menos) el yo que siempre está experimentando el mundo y que mira a través de los agujeritos de la cara (necesariamente desde sus sesgos, sus limitaciones y su historia personal) para pemitir que sea otro el que nos preste su manera de sentir la realidad, creo que lo compararía con establecer una relación de intimidad profunda con alguien, con mantener una conversación honesta, personal y enriquecedora, con consumir alguna sustancia psicotrópica o con emprender un viaje largo. Actividades que (para mí, y no necesariamente para todos los demás) amplían los límites de mi percepción y mi vivencia de qué es el mundo. Pero no hay campañas que fomenten enamorarse, charlar con empatía, drogarse o viajar con calma. No hay campañas que fomenten prestarle nuestra subjetividad a otros.

  • Cabrinovik dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 12:19
    Información. JrG, ha publicado usted el 43% de los comentarios de hoy hasta las 12:18.
    No sé como va mi estadistica (demasiado alto seguro) pero prometo que es la última de la jornada.

    80 milisegundos puede tardar una acción automática del cerebro.
    Yo no puedo distinguir esa fracción de tiempo.
    Ustedes no lo sé, pero creo que tampoco.
    En el ajedrez rápido los movimientos no sé sin son automáticos fruto de la cantidad de jugadas almacenadas en el cerebro o como reflejo defensivo o de ataque. Alguno de ustedes puede contestar a eso pues jugaba.
    Un boxeador o un piloto de fórmula uno ejecutan maniobras por debajo del segundo.
    En mi entender de lo que sé, que no será mucho, eso es automático, funciones cerebrales pre-programadas de antemano, bien por el sistema operativo genético, bien por entrenamiento en una disciplina o varias disciplinas concretas.
    Una cosa es la señal que recibe y responde el cerebro ante la necesidad de respirar o defenderse de que un dedo que se quema, y otra es elaborar un pensamiento abstracto o una respuesta a un problema desconocido.
    Ahí, la respuesta no es tan inmediata y el cerebro debe explorar mucha información para elaborar una respuesta concreta o varias entre las que poder elegir la mejor.
    Ahí es donde yo veo el albedrío.
    Las partículas tienen muy poco campo de respuesta, y esta respuesta llega dada por leyes infranqueables.
    La capacidad de elaborar respuestas en el ser humano, distintas ante una misma situación, es enorme, seguramente ilimitada. Su capacidad de elección es amplísima, creo que algo menor que la cantidad de respuestas pues existen condicionantes más complejos que el sólo elegir, pero llevado al límite podemos decir que las mismas.

  • PECIOS
    adrede -visita relámpago- said…
    estimado marqués, escríbese “ayahuasca”, que no “ayaguasca”. ¿La bebió? ¿Cayó por un infinito túnel más negro que la conciencia de un gobernante yanqui? ¿Fue entonces cuando se hizo liberal y ultramontano?

  • Francisca, me ha parecido que el teorema de la libre voluntad no demuestra que somos libres porque las partículas subatómicas se mueven de un modo azaroso sino que, dadas ciertas premisas, también ellas serían libres en el caso de que lo fuéramos nosotros.

  • MG: Mi visión pesimista de los humanos es que la razón nos sirve para encontrar razones para hacer o decir algo que nos apetece mucho.

    Ésa es una visión optimista.

  • Escucho la tertulia de don Federico con un punto de repugnancia. El periodista Germán Tres se acerca mucho al micrófono y se oye su respiración meeeeeejjjjj meeeeeeeejjjj meeeeeeeeeeeeejjjjj meeeeeeeeeeeeejjjjjjjj meeeejjjjjjj mejjjjjjjjjjjj…

  • Chino Cudeiro dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 17:17
    «¿Por qué leer? o Sobre el prestigio intelectual de la lectura»

    …. esa vivencia íntima de hacerse uno un poco a un lado para apagar (o amortiguar al menos) el yo que siempre está experimentando el mundo y que mira a través de los agujeritos de la cara (necesariamente desde sus sesgos, sus limitaciones y su historia personal) para pemitir que sea otro el que nos preste su manera de sentir la realidad, creo que lo compararía con establecer una relación de intimidad profunda con alguien, con mantener una conversación honesta, personal y enriquecedora, con consumir alguna sustancia psicotrópica o con emprender un viaje largo. Actividades que (para mí, y no necesariamente para todos los demás) amplían los límites de mi percepción y mi vivencia de qué es el mundo. Pero no hay campañas que fomenten enamorarse, charlar con empatía, drogarse o viajar con calma. No hay campañas que fomenten prestarle nuestra subjetividad a otros.

    De los cuatro jinetes que ha mencionado el marqués solo recuerdo a Esquirol haber citado con frecuencia a Lévinas, quien, mira por dónde, reflexiona sobre la ética de la alteridad, el Otro que nos hace.

  • Gengis Kant dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 18:08
    “Francisca, me ha parecido que el teorema de la libre voluntad no demuestra que somos libres porque las partículas subatómicas se mueven de un modo azaroso sino que, dadas ciertas premisas, también ellas serían libres en el caso de que lo fuéramos nosotros.”

    Sì, efectivamente, eso dice el teorema. Pero ello no contradice lo que yo habia escrito antes respecto a la incertidumbre radical de las entidades corpusculo-onda.
    Te puse el free will teorema no para reforzar lo que habia dicho antes (no hacia falta) sino porque coincidio que dijeras que el libre albedrio de una particula no es el mismo que el de los humanos. Con ciertas hipotesis sì lo es en el sentido que el futuro no està condicionado por el estado del mundo anterior.
    Cuestion aparte, la mecanica de Newton-Laplace es determinista. La mecànica cuàntica, no.
    E incluso en la mecànica clàsica el problema de los tres cuerpos (resuelto por Poincaré) abre las puertas a sistemas caoticos. En cuanto a los sistemas caoticos los hay deterministas (aunque suene a oximoron) y completamente aleatorios.

  • PRIDE
    -Reválida de cuarto. 1969.
    -Reválida de sexto. 1971.
    -Examen de ingreso en Imec. 1976.
    -Jura de bandera. 1976.
    -Licenciatura en Medicina. 1979.
    -Licenciado en las Fuerzas Armadas como Sargento de Caballería.1979.
    -Oposición MIR. 1980.
    -Doctor en Medicina. 1984.
    -Número 1 (como Fraga) en las oposiciones a funcionario. 1985.
    -Nombramiento de Subdirector General. BOE. 1990.
    -Nombramiento de Director de la Agencia del Medicamento. BOE. 2001.
    -Nombramiento de Director General. Consejo de Ministros. 2003.
    Toda una vida al servicio de España. Esperando una nueva oportunidad en primera posición de saludo.

  • Grande entrada, Rhumquina. Tanto el informe como los comentarios del autor. Los que compramos libros de segunda mano con frecuencia solemos toparnos con pequeñas sorpresas olvidadas entre sus páginas. No hace mucho encontré una tarjeta de invitación a la comunión de una niña, de 1956, en un libro de segunda mano. Y en otro que versaba sobre procesos de divorcio en la República, la tarjeta de una abogada de ese mismo período. Siempre, no sé bien por qué, me producen una sensación extrañaña estos hallazgos.

  • La leí, a lo mejor se me olvidó comentar algo. Soy de mucho comprar y hurgar en bibliotecas de señores y señoras que quieren deshacerse de sus libros. Tengo estupendos hallazgos, pero me los quedo de momento para mi.

  • Me temo que lo del libre albedrío es una proposición de esas que los matemáticos consideran “indecidibles”, al menos con los conocimientos actuales. Si fuéramos robots (máquinas) muy evolucionados, probablemente nos estaríamos haciendo estas mismas preguntas, como los replicantes, a lo mejor en este mismo blog.

    Cuando me pregunto si soy un robot, me respondo que no tengo forma de saberlo, y que, por ahora, no considero fundamental conocer la respuesta.

  • Tengo varios informes psicológicos de similar pelaje al que trae Rhumquina.

    En los años 70, los esforzados vendedores de enciclopedias descubrieron el método de pasar por las escuelas públicas a realizar tests de inteligencia para descubrir a los genios latentes. A los padres de quienes destacábamos les enchufaban luego la sabiduría en tomos y a cómodos plazos.

    Con veintitantos, una estudiante de psicología me usó como conejillo de indias para un trabajo universitario. El resultado final, muy impactante, me definía como de temperamento artístico. «Mierda de artista», para que nos entendamos. Por lo demás, decía que carecía de habilidades para ganarme el sustento; lo cual, creo yo, no era una deducción psicológica, sino una constatación empírica. Nunca he vuelto a realizar pruebas de este tipo, lo que no ha evitado que mucha gente me haya hecho partícipe de sus propias conclusiones: «Mira, chaval, lo que te pasa a ti es que eres tonto».

  • Sobrellevo normalmente muy bien el estrés, son muchos años ya, pero ayer en una parada kitkat que hice, me di cuenta de que me temblaban las manos por la sobrecarga de tareas y preguntas que atendía.
    En una de estas me da un jamacuco.
    ¡Les seguiré observando desde el más allá y si puedo moveré objetos! O trabucarë letras.

  • Ringggggggg!
    -egunon aita.
    -hola hijo qué sorpresa más grande….
    – aita cuando le cambiaste el aceite al coche?
    -normalmente cada 15.000
    – me refería al mío…
    – hijo te lo di hace 15 meses….
    -pues por eso te pregunto.
    -los coches pobres sueñan con aceite limpio hijo mío.
    -vale aita la semana que viene voy.
    Buenos días.

  • El libre arbitrio es simplemente la clave de bóveda de la humanidad. No puede no existir, digamos, por cojones. Así, me inclino a pensar que (como nos lleva pasando desde, al menos, 1905) el meollo del asunto está, probablemente, en que no entendemos bien qué coño es el tiempo ni cómo pollas funciona.

    Cabe la misma respuesta, je, ante los experimentos tecnopollacuánticos que niegan la causalidad, que es no ya la esencia de la humanidad, poquita cosa, sino del Universo, de la Realidad entera. Si algo sucede antes que su causa, prefiero pensar que lo que está mal definido es ‘antes’ y no ‘causa’ o ‘suceder’.

    Si me habéis entendido os agradecería que me lo explicaseis.

  • Merc., aquí está muy bien explicado aunque hay que hacer un cierto esfuerzo para leerlo.
    http://web.stanford.edu/~paulsko/papers/Gazzaniga_response_WTN.pdf
    Básicamente lo que se viene a decir es que el cerebro tiene un funcionamiento autónomo (los experimentos de Gazza en personas que tiene separados los dos hemisferios cerebrales son difícilmente refutables) que solo podemos controlar en parte, de forma que algunas decisiones que tomamos escapan a nuestra voluntad.
    No obstante, una férrea voluntad puede hacer que controlemos casi todo (esta última frase se añade para tratar de mantener el orden social).
    Si gana Trump el 8 de noviembre, algo bastante probable, puede que tenga que ver con decisiones no conscientes. He escrito una entrada que se publicará un día antes de las elecciones en que postulo que las canciones de Johnny Cash están influyendo inconscientemente en muchos votantes que se decidiran por Donald en conjunción astral con la investidura de Mariano.

  • Aún tengo esperanza.

    A Pablo Iglesias le ha dicho Mariano aquello que le decían a Perroantonio:

    «Mira, chaval, lo que te pasa a ti es que eres tonto».

  • El punto dos es esencial: 2.- MACHOS SÍ, PERO SENSIBLES: DEL ÉXTASIS LÍRICO AL ZARPAZO COLOQUIAL.

    Definitivo, Zenko pergeña prosa cipotuda.

  • Hoy mayormente soleado, cielos despejados con mínima de 14º y máxima de 24º, humedad relativa del 76%, viento flojo del SSE a 5 kms/h, sensación térmica de 20º y presión de 1.026 hPa.

  • “Cabe la misma respuesta, je, ante los experimentos tecnopollacuánticos que niegan la causalidad, que es no ya la esencia de la humanidad, poquita cosa, sino del Universo, de la Realidad entera.”

    No son comparables, las escalas lo cambian todo. La luz que nos ilumina, por ejemplo, a escala humana tiene un comportamiento distinto en la escala cuàntica. Hay una frontera cualitativa, misteriosa, determinada por la escala.
    Los criterios, incluso lògicos, del mundo real, macro, quizàs no sean vàlidos a nivel cuàntico. Pero seguimos empeñados en aplicar en la escala cuàntica los mismos criterios y lògica que cuando vamos al dentista.

    Sospecho que el misterio reside en la velocidad de transmisiòn de la informaciòn.
    Pero, ay, ni a Adrede ni a mì en Estocolmo nunca nos hicieron caso.

  • Fabuloso, Gausaje. Voy a pedir a los directores del magazine que me envíen a un consurso de castilleros para hacer la crónica en correcto español. Atentos a sus pantallas.

  • Ando mareando con un tipo que no tiene teléfono móvil, ni por supuesto gasta un sólo minuto en Internet. Tiene un teléfono fijo al que contesta cuando está en casa, y un correo electrónico inverosímil, de uno de esos servidores que ya no existen pero que le permitió conservar la dirección cuando fue engullido por no sé qué otra compañía. Lo consulta una vez a la semana, básicamente para borrar spam y desinscribirse de páginas a las que nunca se suscribió. Después del pánico al vacío inicial, me he dado cuenta de que no pasa nada. Más tarde o más temprano en el día nos localizamos, y nuestras conversaciones se limitan básicamente a fijar el lugar y la hora en que haremos lo que queremos hacer: vernos. Les advierto una cosa: creo que estamos perdiendo miserablemente el tiempo. Y creo que muchos nos vamos a dar cuenta precisamente cuando ya no quede tiempo.

  • Paradojas penitenciarias:

    1. Una política de reinserción no debe tener demasiado éxito so pena de convertirse en un premio para el que gracias a ella se convierta en un santo.

    2. Una política de reinserción ni siquiera puede plantearse el objetivo humildísimo, chupado, de hacer del criminal alguien mejor que su víctima. De ocurrir tal cosa, la justicia añadiría una injusticia a la propia de todo crimen.

    3. Un preso que alcanzara la santidad gracias a la política de reinserción no querría salir de la cárcel, el lugar idóneo para vivir santamente, lo que sería el mayor fracaso imaginable de una política de reinserción.

  • Se puede vivir sin esto? Si.
    Es una pérdida de tiempo? Posiblemente.
    Se pueden hacer cosas mejores en este tiempo? Claro.
    Después de contestadas las interrogantes continuar aquí es libre albedrío.

  • No sé porqué Paquita la del barrio del caudillo no me está vistiendo lentejuelas por si eso recibe llamada de Estocolmo y negar tres veces cuántica manera que le importa un carallo los premios Nobel.

  • Una política de reinserción cualquiera no deja de ser vaselina semántica para engrasar el pagar los platos rotos.
    La reinserción es una falacia de sociedad buenista.

  • querida Tareixa, permítame presentarle mis respetos y comunicarle que nada he pillado de su último documento.
    Por si es de su interés.

  • JrG, no te preocupes, nunca lo entenderàs.
    Tareixa y yo nos enviamos particulas cuàntico-filosòficas cabalgando burbujitas de millésimé on the rocks que sobrevuelan los misterios ojivales de las catedrales del saber.

  • Un notable físico teórico, del que como es normal en mí, no recuerdo su nombre, decía que si alguien comprende la cuántica, es que o bien miente o no la ha estudiado suficiente.
    Algunos ni lo uno ni lo otro.

  • La política de reinserción es, conceptualmente, un ataque frontal al axioma del libre albedrío, supuesto fundamento de la humanidad. En el fondo no es más que otro nombre para los campos de reeducación de los Jemeres Rojos, en los que, como dice el Perro, te hacían una autocrítica sí o sí.
    Si presuponemos que eres libre y has delinquido el problema está en lo que haces y corresponde castigarte y tú decides, para la próxima, si valió la pena. Si no eres libre el problema se traslada a quién eres, por eso nos tomamos la licencia de cambiarte.
    La reinserción, en el plano de las ideas, es fascismo.

  • Francisca ¿sabe usted cual es el colmo de Calaza?
    Ser un genio de una ciencia que no existe, la economía.

    No queremos al nieto de Pablo Iglesias, queremos al nieto de Durruti.

  • No soy de barroco en la pintura. Caravaggio me parece un magnífico pintor. Sin duda prefiero los pintores Flamencos.
    Feynman, si usted lo dice, me lo creeré porque motivos tendrá sin duda, pero sus lecciones escritas me enseñaron mucho. No tengo nivel como para juzgar a alguien de esa envergadura científica.

  • Lo primero que hay que entender es esto: no confundir la mecánica cuántica con la física de partículas.
    La mecánica cuántica nació experimentalmente, prácticamente sin base teórica. El principio de incertidumbre de Heisenberg o la ecuación de Schrödinger no tienen base teórica. Funcionan y ya está. Lo mismo cabe decir del principio de exclusión de Pauli.
    La física de partículas es otra cosa. Tan teórica que de vez en cuando la experimentación le da unos palos del copón. El boson de Higgs crea más problemas de los que resuelve, verbigracia, desde el punto de vista de la completud de la teoría.
    Me retiro a leer a Ellroy, pasen ustedes felices fiestas y próspero año nuevo, viejo y reciclado.

  • Le sugerí a Bellpuig que sonara el fandango del padre Soler al abrir la página de Chopsuey, se negó por oscuras razones técnicas. Ahora sugiero algo mucho mas sencillo, que aparezca la hora UTC en los post. A ver qué dice ahora.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 15:19
    Le sugerí a Bellpuig que sonara el fandango del padre Soler al abrir la página de Chopsuey, se negó por oscuras razones técnicas.

    Luminosas razones técnicas, si el señorito me permite la corrección.

  • Doña Francisca, antes de retirarse, permítame una pregunta.
    La velocidad de transmisión de la información. Muy sugerente.
    Podríamos pensar sin romper leyes absolutas de la velocidad de la luz que la información no se transmite en el espacio tiempo, que circula en fragmentos discretísimos de tiempo por un hiperespacio?

  • Mercutio dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 10:01
    Si algo sucede antes que su causa, prefiero pensar que lo que está mal definido es ‘antes’ y no ‘causa’ o ‘suceder’.

    Si me habéis entendido os agradecería que me lo explicaseis.

    Esto daría para varias tesis doctorales. Aquí hay nivel.

  • He adquirido “Las Siete Partidas” de Alfonso X glosadas por Gregorio López e impresas en Salamanca por Andrea de Portonaris en 1555.
    Interesante pieza.

  • Si bien me quieres, Mariano,
    da menos leña y más grano.

    Si quieres grano, Aitor,
    te dejaré mi tractor.

    Domus Aurea, ora pro nobis,
    Fæderis Arca, ora pro nobis.
    Ianua Cæli, ora ora pro nobis.
    Stella matutina, ora pro nobis.
    &c.

  • Mercutio, tal como entiendo yo la cosa, lo que dicen los experimentos de los que habla el marqués no es que el efecto -una determinada conducta- sea anterior a la causa -un determinado estímulo- sino que la decisión de conducirse de una manera determinada es posterior al estímulo del que se sigue esa conducta, aunque anterior a la misma. O sea, que la voluntad, aunque parezca ser la causa de la conducta porque aparece antes que ella, no lo es.

  • ¿Alguien sabe cuántos días se van a tirar encerrados en el Congreso? Cada vez que abro la prensa me los encuentro charlando. Yo diría que tan a gusto. Les he dado voz de vez en cuando y veo que están divididos en dos grandes grupos: los que se creen Settembrini y los que se creen Naphta.

  • Bueno pues al final todo llega y hoy vuelve La Jefa. Ha sido un mes muy entretenido, que hemos aprovechado para estrechar la complicidad padre-hija, tan solo empañada por el hecho de que la moza se ha echado un novio tejano y ya casi no me necesita (a ver cómo se lo toma la madre ahora). La perra bien, gracias.

    También han estado por aquí mis jefes, dos pollos cuya mayor preocupación era por dónde se podía correr aquí y los tiempos que hace cada uno. Eso y comprarse el Iphone 7. Afortunadamente para mí, el cliente les ha dejado claro que duerme mucho más tranquilo desde que estoy aquí y que no se les ocurra cambiar mi forma de llevar las cosas. Se ha renovado el contrato para otros dos años y ahora tengo que enviar unos informes explicando la metodología, a ver si es de aplicación en otros clientes.

    Y me voy, que tengo que ir a hasta Dallas. Luego me paso, si eso.

  • viejecita dice:
    Miércoles, 26/10/2016 a las 10:00
    ¿ Que les parece esta noticia sobre el papa actual que he leído en El País ?

    Edward Abbey fue un novelista, ensayista y ecologista radical estadounidense. Como todo anarquista (lo era) o liberal auténtico estaba más p’allá que p’acá: Soy un humanista, prefiero matar a un hombre que a una serpiente; El hombre nunca será libre hasta que el último rey sea estrangulado con las entrañas del último cura. Cuando murió Abbey sus amigos creyeron que se estaba traicionando su vida y no quisieron dejarlo en un cementerio tradicional. Desenterraron su cadáver, lo guardaron en un saco de dormir y lo acomodaron en la parte trasera de una furgoneta Ford. Lo llevaron al desierto de Arizona, buscaron un lugar alejado de las carreteras, escribieron su nombre en una piedra, juraron guardar secreto, y vertieron whisky sobre la tumba.

    Es la única salida honorable que nos queda a los seguidores de la prosa cipotuda.

  • Don nociones del libro albedrío (libertad de la voluntad):

    – Sensata: Por mucho que me sujeten para que no raje al que me ha llevado la contraria, mi voluntad sigue siendo la de rajarlo. Mi voluntad no depende de los brazos que me sujetan. Es libre.

    – Filosófica: Mi voluntad de rajarlo sólo es libre si es voluntaria.

  • De niños recitábamos –cuando no se encontraba delante– a cierto sacerdote, la conocida cancioncilla:

    Mariano se compone de dos nombres,
    Mari, que es nombre de mujer,
    y ano, que es el nombre del culo
    en castellano
    .

  • Bonito entierro , el de Edward Abbey, Don S. 14, 35.
    Mi familia tiene enterramientos en Polloe, en San Isidro, y en Sevilla. Pero cuando mi madre se murió, la incineramos, tuvimos la urna con sus cenizas un tiempo en el armario de su cuarto, y cuando pudimos, las llevamos al Cantábrico y las vertimos allí. Y le hicimos un funeral, y nadie nos pidió ningún certificado de enterramiento…

    En el norte de La India,( creo que son los Sihks de Cachemira, pero puede que sean otros ), dejan los cadáveres en lo alto de unas torres muy altas, para que se los coman los buitres. Todo de lo más ecológico. Pero no los riegan con whisky.

  • Dice la publicidad de su libro que Perroantonio maneja una prosa bronca y destemplada. Dicen ahora que la prosa de Jabois es cipotuda y heredera de la prosa sonajero de Umbral. Por mi parte soy partidario de la prosa macho-macho o prostática que es la que practican, salvando las distancias, el propio Perroantonio, Bremaneur, el marqués, Clint Eastwood, James Ellroy y Calaza.
    La prosa prostática prescinde de la segunda característica de la cipotuda y no hace concesiones al lirismo, el estilo es sobrio y las frases como balas. Si hay que describir un polvo la metáfora será del estilo “mi polla entró ajustada como el cilindro de un Ferrari”, es decir, nos gusta el motor de explosión y el ruidaco que hace, como a Ellroy, por cierto.

  • Ya tenemos horario UTC, el de la gente seria que desconfía de los Gobiernos. Gracias srta. Bellpuig.

  • Jabois y Tallón fueron pioneros de un estilo desenfadado que, a veces, y cuando se imitan a sí mismos, ha dado en prosa cipotuda. Los auténticos cipotudos son los imitadores, aquellos que se creyeron que todo el monte era orégano y han convertido el truco en estilo. Aquí están los Bustos, los Lucas y quizá los Hugues y otros autores menores como el Cagaleira. También hay escritores precipotudos o paracipotudos, periodistas sobre todo que creyeron partir la pana de la modernidad incrustando tacos en sus columnas políticas, entre referencias más o menos ultrapedantes. Con los precipotudos o paracipotudos yo incluiría a Ruiz Quintano y al Pochash entre los abuelos y a Sergio del Molino entre los zagales.

  • Te crees muy listo, Gremanel, pero no has percepcionado en tu celebro para posteriormente externalizar comunicativamente que el 99% de los cipotudos sean morinyistas.

  • La editorial Trotta no sé si pertenece a la obra, pero tenía un buen catálogo.
    Lo de la hora, yo ahora hablaré de la hora humana en Francia y la Hora MARQUES en ese trozo de España.
    Voy a ver si tengo un rato y me veo los videos del congreso.
    Los titulares del señor de Podemos prometen momentos hilarantes.
    Veamos cómo se ha movido el Presidente.
    Mucho ruido y poca prosa Brema.

  • Botillero dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 16:34
    ¿Y a las mujeres que escriben columnas cómo las definimos? Pregunto porque nunca las leo.

    Columlistas.

  • Prosa cipotante.
    Prosa pro nobis.
    Prosa barriobarroca.
    Prosa iluminada.
    Prosa incurable.
    Prosa jotera.
    En otro rato además pongo ejemplos.

  • Un maestro de la columna divertida y erudita: Juaristi.
    Un maestro de la columna melancólica pero vibrante: Albiac.
    Un maestro de la columna informativa y de escritura limpia: Carrascal.

    Un columnista que confunde columna con fatwa: Sostres.
    Un columnista apesadumbrado: Julio Llamazares.
    Síntesis de ambos: Tse.

    Un columnista agromelancólico y en comas: Susote.

  • Veo que en breve sale otra novela inédita de Bolaño (el otro). En esta no me van a pillar, creo, aunque soy débil de voluntad, que por otra parte parece ser que no existe (vide ut supra).
    Primero sacaron 2666, con el pretexto de estar prácticamente acabada. Yo la leí y la disfruté y sigo releyéndola de cuando en vez. Y desde luego creo que está sin acabar, pero en fin, considero plenamente justificada su publicación.
    Luego sacaron El tercer Reich y Los sinsabores del verdadero policía. La primera no la he leído, no opinaré. La segunda es un refrito vergonzoso, un timo.
    Ahora sacan esta otra, advirtiendo de que es de 1984, casi nada. Me pregunto qué sentido tiene publicar ahora una obra cuyo autor no consideró necesario sacar a la luz durante 20 años.
    Se me ocurren dos posibilidades: una, que también estuviera sin acabar, no quiero decir que no tuviera un fin, como 2666, sino que al autor no le convenciera cabalmente. Dos, que hayan cogido unos cuantos apuntes y hayan montado otro pastiche.
    Hijo póstumo es aquél que nace fallecido el padre (mi hermano pequeño estuvo a punto de serlo). Es difícil que haya más de uno (con la misma madre).
    Novelas póstumas, a lo visto, puede haber un ciento.

  • Pirata Jenny dice: Jueves, 27/10/2016 a las 13:21
    Les advierto una cosa: creo que estamos perdiendo miserablemente el tiempo.

    ¿Y qué? Es prácticamente lo único que me puedo permitir perder a manos llenas.

  • En el artículo de Lomana sobra Pérez Reverte, que podrá ser un machazo escribiendo pero es también un gran narrador. Y se olvida de algo importante: que Jabois es uno de los dos mejores periodistas de España. Entiendo como periodista un tío que se va a no sé dónde a contar algo que ha pasado allí. Y también se olvida de que los artículos culturales de Tallón son canelita, tete. Y los de fútbol, de otra pasta, perita en dulce.

  • Lo de la «prosa cipotuda» puede acabar triunfando, por más que esté escrito con un claro afán injurioso y cierto espíritu ñoño. No es un estilo nuevo. Si acaso sigue la tradición de muchos escritores que no suelen andarse con paños calientes.

    Yo no veo muchas similitudes entre Jabois y Tallón, por ejemplo. A los dos les gusta presumir de bares y vida más o menos canalla, pero de eso ya presumían los beatniks (por cierto, otra definición con pretensiones inicialmente ofensivas) o la generación de los 50 en España o muchos escritores posteriores. Lo que llama la atención de Jabois es su vocación poética, que se le escapa en cuando deja sueltas las frases. Lo de Tallón se nota más trabajado, es decir, más trabajoso, como si fuera el arquitecto de un barrio en donde sólo hay barras americanas, cines y librerías en donde se puede fumar.

    Creo yo que esta reacción enfática (que diría Calaza) de los nuevos periodistas nace de la necesidad de competir con la prosa de los blogs, mucho más libre, desprejuiciada y cipotuda. Lo que tienen en común todos estos autores es que empezaron a escribir en los blogs.

  • Están ustedes maravillosos con su prosa prostática y cipotécnica. Progresan adecuadamente, pero bajen la voz, las damiselas somos sensibles y queremos oír el murmullo de el aleteo de una mariposa libando en una rosa.

  • La belleza no tiene que ver con la perfección ni la juventud.

    Eva Herzigová, exmodelo.

    Es prácticamente lo único que me puedo permitir perder a manos llenas. (El tiempo)

    Perroantonio, exveinteañero.

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 19:49
    Yo no veo muchas similitudes entre Jabois y Tallón,

    100% de acuerdo con la relación entre esa escritura y los blogs. Ya es un punto en común. Tallón es más culto que Jabois, y Jabois lo sabe y lo dice y esa sinceridad es tan periodística que yo le levantaría una catedral. Pero hay más similitudes. Si el estilo es qué y como, en el qué de ambos está su veinteañerismo, su alcohol, sus titis, sus kikis y su filomalditismo; en su cómo, el culto por la anécdota y el uso de la metáfora como pelota con la que regatearse a sí mismos. Cuando son cipotudos, son buenos; cuando no, son mejores. Al contrario que el resto.

  • El tal Lomana es un picha floja.
    En mi habitual batida por el Fnac he visto un nuevo libro sobre Briz. Espero reacciones.
    JA, ando vigilante sobre en qué anaquel se coloca su libro. La oficina de Fnac es lindante con la mía y gusto pasarme por allí para dar por culo. Por no escucharme hacen caso a mis exigencias.

  • Son los parsis, viejecita. También algunos tibetanos. Afianzando mi recuerdo, he divagado un poco y he sabido por qué los buitres comen carroña y no se infectan: su aparato digestivo acaba con todo, su (micro)bioma es inverso al nuestro.
    ***
    Gracias a la precisión de Schultz sigo coleando, maguer sin publicar.
    ***
    Olmos también es cipotudo y no se le menciona, no da tregua alguna a la emosión.
    En Burgos regalé Patria, sin haberlo leído (por la revista de chopsuey), y el siguiente será el Diccionario, en papel.

  • Cada vez que el señor Tallón presenta libro, no hay pregunta que no le comparen con Jabois. Tiene que estar hasta su próstatica mala leche responder siempre con paciencia, y dientes de sonrisa.

    Ya os llega. Pesados.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 20:55
    En mi habitual batida por el Fnac he visto un nuevo libro sobre Briz. Espero reacciones.

    No hay motivo para reaccionar. Abriendo al azar, uno lee: «Es más probable que el abogado Farkas ejerciera el liderazgo tras la marcha de Sanz Briz. No solo no era un extranjero, sino que hablaba alemán, conocía las leyes, tenía contactos y disponía de experiencia en las cuestiones diplomáticas». Arcadi escribió: «Falta alguien a su lado, signore. Hablaba húngaro, conocía la política húngara y era un experimentado conocedor de las leyes de la diplomacia húngara». Y todo así.

  • Para colmo, Isabel San Sebastián ha sacado novela sobre el tema. El otro día, donde Herrera, repitió histéricamente: «No fue en nombre de Franco, no fue en nombre de Franco». La opinión en España es tan barata.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 20:55
    El tal Lomana es un picha floja.

    Para nada. Proxuey certificará que hasta esta semana nadie había hablado de nada que fuera «cipotudo». Hoy todo el mundo sabe de qué hablamos cuando decimos «cipotudo». Con sus errores, omisiones y sobreadiciones, ha establecido un texto seminal sobre el estilo que se ha impuesto en la prensa española vía mourinhismo, como bien ha visto Satur.

  • Tareixa dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 20:59
    Cada vez que el señor Tallón presenta libro, no hay pregunta que no le comparen con Jabois. Tiene que estar hasta su próstatica mala leche

    Talión me seguía en el tweeterd hasta que dije aquí que estaba harto de los imitadores de Jabons. Debió de sentirse aludido cuando no era mi intención. Eso supongo, porque su unfolock fue inmediato.

  • Ejemplo de cipotudo. Ahora mismo, Hugues en el Abc. Hugues es un periodista que mostraba su perplejidad en twitter por el hecho de que varios tuitstars demostraran su admiración por Arcadi Espada. Lo digo para situarnos. Comienza Hugues su crónica parlamentaria:

    «Iglesias es el telonero de Rajoy. Saca lo mejor de él. Su mejor parlamentarismo, ese que se va parando como el Buitre y detiene la logica [sic] hasta rozar el absurdo o la perogrullada».

    «Se va parando como el Buitre». El madridismo metido ahí en medio como el gif de Travolta. La verdad, es como para estar hasta la polla de los cipotudos.

  • Lomana lo ha bordado, amigos. Se podrá perfilar, mejorar, quitar aquí y poner allá, pero lo ha niquelao, chacho.

  • Olmos no es cipotudo, Bolaño. Tiene un estilo propio sin perder de vista la tradición de Umbral. En Olmos no ha lugar la postración rimbombante ante el dios de la nostalgia impostada.

  • El pasado 14 de julio, un grupo de espectadores comprometidos celebrábamos fraternalmente la libertad y la igualdad cuando sonó una alerta digital: Niza, un camión, cadáveres, Yihad. Nuestras risas se ahogaron y entre los lamentos brotó una consigna: “¡Hay que reafirmar la identidad europea!” Salté de mi silla, blandiendo a Popper: “¡Las identidades colectivas no existen! Sólo las individuales. Y son tan volátiles…”

    El sueño de la prosa macho produce monstruos.

  • Bremaneur dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 21:41
    Característica propia de los cipotudos: escribir para los coleguitas.

    Prosa de fav.

  • Sentimentales pero no sentimentaloides. De esta máxima derivan todos sus rasgos de “estilo”, que en realidad es un contraestilo, un estilo forjado a la contra: románticos pero misóginos, machos pero no mastuerzos, la hembra pero ninguna hembra, etc. La distancia plutocrática de Nabokov respecto a sus melancolías pero con guiso de chorizo y dientes de ajo, gen celtíbero. En definitiva, su referencia principal y por lo tanto su propio límite es la literatura barata. Primera regla de la escritura: a menos que sea usted Proust, Mann o Nabokov, kill your darlings: no escriba.

  • S., cante o no cante, lo importante es que cace ratones.

    Lo del prestigio de Ana Pastor me tiene conmocionado. De verdad se lo digo.

    Lo de Ana Pastor con Pablo Iglesias esta tarde fue un ignore. Lo de Podemos abandonando el pleno, ridículo.

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 27/10/2016 a las 22:16
    Bremaneur es el Primer crítico de España y V de Alemania.

    Lo de Hugues y el Buitre ha sido de matrícula de honor.

  • A la PP (prosa prostática) la veo en exceso autobiográfica. Hablen de lo que hablen hablan de sí mismos. Eso no es necesariamente malo pero el interés por alguien, sus filias y fobias, tiene un límite si no lo causa el amor, y aún así.
    Tiene la ventaja innegable de construir un autor-personaje, algo tan importante como la obra misma.

  • Persona que escriba/pinte para su grey es artísticamente un muerto, Perro. Hace un par de días apareció algo en la prensa de no sé quién que decía que el objeto de la poesía era la poesía, o algo muy parecido. La verdad es que no me metí en la faena (no abrí la entrevista); para ver a los iniciados de Eleusis hacerse guiñitos o caídas de pestañas, prefiero ir a los toros o ver pasar gente desde una terraza de la calle Ibiza. O nada, también hacer nada me vale.

  • Dejando de lado el siempre prescindible mourinhismo y alguna cosa de cipotudos, Mongolia e Intermedios ¿??, la columna de Hughes es el mejor análisis que he leído o escuchado hasta ahora.