Un día nací (capítulo 4-cara A)

fimosis

por JrG.

Me presento hoy con el capítulo cuatro porque yo era muy estajanovista cuando estudié, y siempre se hacían los planes en periodos de cinco años.

Los capítulos 2 y 3 no es que los quiera ocultar al público en general, ni a ustedes en particular, sino que me ha parecido más interesante dar un salto y luego, en otra ocasión si viene a cuento, les puedo castigar con ellos.

Normalmente siempre había ido deprisa, pero en este quinquenio las cosas se fueron acelerando tanto y de forma tan continua que se tornaron peligrosas.
A los quince tenía ya una fama, ganada a pulso, de tímido incorregible, pero es que además tenía una fimosis caballar y las amígdalas puestas.
Mi timidez me impedía hablar con chicas, pero en el supuesto de que hubiera podido, cualquier culminación triunfal hubiera sido imposible.
Tengan en cuenta que yo soy vasco, y en San Sebastián decía la tradición que follar no era difícil, era milagroso.
El listón era desalentador.
A mí se me caía la baba, escuchando las mentiras que contaban los que no la tenían y hablaban con chicas…
Lo único en lo que yo destacaba mucho en aquella época era en hacer los caballitos más largos con cualquier moto.
Los hacía hasta con la vespa 160 de mi hermano, que la tenía abierta de lumbreras y era muy puntiaguda, y que junto con mi cuerpillo ligero la hacían un tiro.
Bueno, moto con dieciséis años se le llamaba a la Mobylette, a la Bultaco lobito, y a la Bultaco junior de uno de COU.
Había algunas Sherpa y también Cota, pero lo mío siempre era cosa de ir por lo negro y no como las cabras por los caminos.
Un mecánico del barrio, Ramón “Curvas”, tenía una derbi como un tiro, y solía arrastrar el culo en el ángulo de derechas que daba a su calle.
Era una curva rápida que se abría, pero con un asfalto infernal, en el que si no se afinaba mucho, las ruedas de bici de la derbi perdían su poca adherencia.
En mi pueblo había dos conocidos de mi hermano de las familias pudientes, que uno tenía una Ducati 250 “24 horas”. ¡Joder, que maquinón!
Otro que estudiaba derecho en Pamplona tenía una Laverda J. Bufffffff.
Nosotros todavía trucábamos las mobys, y llegabamos a ponerles tubarros de una derbi, pero el variador no solía poder aguantar tantas revoluciones y patinaba.
En esa época yo era más o menos macarra… siempre manchado de grasa escuchando Ramones y AC/DC.
Bueno, época en esa edad son unos meses, no se crean que uno insistía mucho.
Lo de las motos sí, eso permanecía todo el rato, y condicionaba las compañías, sobre todo femeninas. Más bien la ausencia de estas.
Justo por el cambio a punk y después de ver Quadrophenia, me empecé a interesar por la Vespa de mi hermano.
Todavía me duele la cara del bofetón que me dio cuando se la cogí un día.
Ni mi padre lo hubiera hecho mejor.
Ya tenía casi diecisiete, había visto ya unos cuantos conciertos, y la facultad estaba preparándose para recibirme.
Yo no lo sabía, porque lo que tenía que estudiar era cosa de mi padre, ya que yo sólo quería ver motos, fumar, y beber. Bueno si se podía tocar una teta bien, pero que vamos…
Tomé una de las grandes decisiones de mi vida.
Operarme.
Liberarme de pellejitos, y tirarme a la piscina de los hombres completos.
Jacinto, el hermano de mi “hermano”, estaba ya de prácticas de radiología en la Residencia de Donosti y me dijo que me pasara, que un conocido suyo era urólogo y me lo hacía en la hora de comer.
Cogí el topo (que era una especie de metro que tenemos por mi tierra), y me fui para allí.
Llegué a urgencias, que es donde tenía turno el urólogo conocido, y al hablar con él ya me di cuenta que la urología no era sólo su profesión, era su pasión.
Le gustaban mucho la urología y los apéndices masculinos. A Jacinto no le vi, pero le intuyo detrás de una puerta riendo a gusto.
-A ver, chico, vamos aquí que te preparo eso. ¿Cómo te llamas?
Yo al cerrar la puerta de esa habitación pensé que terminaría mal este asunto, y estaba valorando el salir por piernas de allí.
-Bájate todo, túmbate en la camilla y pon las piernas en los aparatos.
Yo cumplí como un corderito y me puse en la mesa paritoria con mis calcetines blancos como único recubrimiento.
Me puso un poco de música de esta de ascensor, y una especie de telón verde para cubrir la parte donde se realizaría la faena.
-Jolín, chico que pedazo de fimosis tienes.
-Ya, le dije yo, con voz temblorosa, mientras el se ponía los guantes a modo de condón.
Se puso un taburete con ruedas, y acercó una mesilla con unas jeringas bisturí y otro material mecánico.
La jeringa tenía su tamaño y yo me preguntaba el como me pincharía en el culo en esta postura.
Pero, joder, no pinchaba en el culo, no.
Pinchaba directo en el glande. Ahhhhhhh. Dejé caer yo.
Y va el tío y me pincha otra vez con la aguja. Ahhhhhhh. Insistí de nuevo.
-Jesús, chico, que sensible la tienes.
Zas, otra dosis de jeringa.
Ya dejé de sentirla.
Pero sin sentir dolor veía sus manos arriba y abajo, sólo le faltaba silbar, y luego veía como me zurcía, levantando la mano por encima del telón.
Unos doce minutos duró su faena.
-Te la he dejado impecable. Ya te puedes marchar.
El sí se marchó. Pero a mí me costó un buen rato poder sacar las piernas de los enganches y me vi el vendaje.
No sé si ustedes han visto alguna vez un pene momificado. Pues así la tenía yo.
La escena tenía que ser para película, yo con mis calcetines blancos, la cosa vendada y empezaba a doler.
¿Cómo me pongo yo los jeans ahora?… me preguntaba (de los calzoncillos ya había desistido desde el principio, pero los pantalones me los tenía que poner). ¡Si no me caben!
Menos mal que las braguetas eran de botones y no rozaban, pero los macarras y punks llevábamos los pantalones como un forro de la piel. Desde entonces ya no he vuelto a ponerme un jean.
Y no vean que gracia el traqueteo del topo en asientos de palmadera.
Y claro, basta que tienes que estar en reposo eréctil al menos siete días. Yo, era ver algo femenino, y venga alegría…
No salí de casa esa semana. Palangana con agua fría, pies metidos en ella, y duchas en las muñecas. Orinar, un chiste macabro.
Ni andar en moto ni leches.
Llegó el momento de quitarse los puntos, y Jacinto vino a casa.
Todo muy aséptico y profesional. Las tijeras del costurero de mi madre y un poco de alcohol… quita la venda, y allí estaba.
Espectacular, dijo el cabrón de Jacinto.
-Pareces Abraham. ¡Qué circuncisión te ha hecho!
El trabajo era fino, todo se debe decir. Pero claro yo había llevado 16 años eso tapado y ahora estaba libre como el viento.
Me sentí orgulloso y ya preparado. Pensé que se me notaría en la cara.
Y salí dispuesto a todo. ¡A triunfar!
Claro está, no triunfé. Ni esa ni otras muchas veces más. Pero la timidez se me iba quitando…(continuará, si eso…)

221 comentarios

  • Si a los tímidos nos sirve para dejar de serlo… habrá que probar.

    En el blog de Arcadi que inició en 2004 y que creo terminó en 2005, había un tipo argentino, Hércor, que escribía con la misma estructura que utiliza JrG. Frases cortas separadas por punto y aparte. Tuvo algunos comentarios geniales, pero en general leerle me ponía «nerviosito». Ese «retorno de carro» continuo es un poco pesado, como leer esos hilos interminables en Twitter®. Desprestigia lo que se cuenta. Dicho sea sin ánimo de molestar.

    ***

    Recordamos lo que dijimos en nuestros alegatos contra la {prosa cipotuda} sobre aquellos columnistas que no se ponen de acuerdo a la hora de contar algo. Hoy lo hace Hugues en su columna del ABC. No nos molestamos en traerla. Tan solo lo constatamos. Tenemos credibilidad suficiente, creemos, para resultar fiables a nuestros lectores y a nuestra lectora.

  • Hoy coinciden Carrascal y Jiménez Losantos en su análisis sobre la victoria de Trump. Ambos artículos son impecables; el de Carrascal sigue la línea solicitada por el Marqués y por los Siniestro Total: «Ante todo, mucha calma».

  • Hoy, a las dos y media de la madrugada, unos hijos de puta han salido al balcón a tocar el trombón. Me ha costado pegar ojo, y no porque lo tocaran mal. Lo bueno ha sido que en el duermevela posterior he soñado muchísimo, y al estar los sueños en la superficie, como los delfines, los recuerdo con mayor nitidez. Uno ha sido muy gracioso y el otro muy erótico. En cualquier caso, no han servido para rebajar un ápice mi mala leche por la intromisión musical en mi descanso. Algunos, acostumbrados a mi dulzura y mi bonhomía, podrán sorprenderse si respondo desabrido. No me lo tengáis en cuenta.

  • Me he reído un rato largo, JrG, sobre todo pensando en cómo ponerse los pantalones ajustados de punkie después de la intervención.

  • Una historia ejemplar sobre la necesidad de los recortes, JrG.

    Hoy es 11 de noviembre, san Martín.
    ¿ES QUE NO HAY FIESTA DE CUMPLEAÑOS?
    Os pasáis mucho con la sobriedad.

  • JrG, si le comparan con Hercor siéntase agradecido.

    Gran nickjournaliano aquél.

    Ha muerto Leonard Cohen. Un minuto de silencio. Fue capaz de superar un poema de Lorca.

  • JrG, tuve una Bultaco Junior de 74 cc (motor san Antonio) con la que me arrastré por los suelos en varias ocasiones tratando de emular al gran Torras.

  • Querido Bremaneur, usted esta noche pasada soñó con el Apocalipsis o vivió un ensayo general de éste. Quizá Cohen falleció a las 2:30 de la madrugada y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas pensando que tras la victoria de Trump (apócope de trompeta) y el óbito del canadiense había llegado la Hora Final. Usted, debido al esquijama que llevaba, pudo fácilmente confundir los sonidos del trombón y la trompeta, antes de disfrutar de los sueños eroticofestivos posteriores que comenta.

  • Ha muerto Paco Nieva. Hombre de teatro.

    Pues Cohen me ha interesado a veces por ser menos mesiánico que Dylan. Y tiene un punto de cinismo que es de agradecer.
    Ambos se parecen en que pusieron a alguna de sus mujeres en el negocio de la canción y ellas les acabaron desplumando.

    Bremaneur, Hércor sigue en Facebook con sus batallas. Ahora he recordado su pancarta en el acto fundacional de Ciutadans, con Gengis, Tse, etc.
    Días antes, a cambio de tragarnos sus peroratas, conocimos a su hijo músico.

  • Procuro fijarme dice:
    Viernes, 11/11/2016 a las 10:26
    Hoy es 11 de noviembre, san Martín.
    ¿ES QUE NO HAY FIESTA DE CUMPLEAÑOS?
    Os pasáis mucho con la sobriedad.

    MGAUSSAGE dice:Viernes, 11/11/2016 a las 13:09
    11/11/11:11 del año 13
    A ver, ¿no se celebra hoy el cumpleaños del Fanzine?

    Sí, Procuro fijarme y MGAUSSAGE. Como bien decías, mí misma, hoy cumple tres años Chopsuey y aquí nadie saca champán ni cascahueses ni turutas.
    Es un día malo y bueno, es un día como todos. Vivan los días.

  • Es verdad, Gaussage. Nos lo recordó el otro día la Srta. Bellpuig a Perroan y a mí y se nos ha ido la pinza. 3 años, trons. Poca broma.

  • Al próximo que diga hoy algo malo de Leonard Cohen le arreo un sopapo, cuidado conmigo. Pensarlo pero por adentro vuestro.

  • [Pequeño excurso religioso o lo hineni]. Dicho lo cual, las letras del último disco de Cohen me han interesado mucho. Si escuchan el You want it darker, después de recitar la primera frase del kadish, Cohen pronuncia la palabra con que Abraham contesta a D’s en la metáfora del sacrificio de Isaac: hineni (“aquí estoy”). Toda la letra de la canción es un ir y venir sobre las interpretaciones del sacrificio de Isaac, que es al judaísmo lo que la crucifixión es al cristianismo. ¿Las interpretaciones? Sí, porque hay varias, y a la que se adhiere Cohen es a la interpretación rabínica tradicional, que es también la de Lévinas, Hartman, o Halbertal (y entre los pensadores no judíos, la de Leibniz). Es el tercer hineni que pronuncia Abraham el que cuenta. La lección de la akedá es que D’s nunca demanda ningún acto contrario al Pacto, a la Ley, por lo que en esa tesitura más vale un exceso de amor por lo propio (la vida de Isaac – o la vida o la moral de uno mismo) que un exceso de afán de trascendencia (el sacrificio de Isaac o de uno mismo a la llamada divina). O sea, que según sea lo que D’s te pida, a veces la mejor respuesta es: “Ahora mismo no estoy; deje Su mensaje”.

    Sería muy interesante que los terroristas matan y se matan en nombre de algo Superior (sea D’s, patria o revolución) leyesen a Abulafia o a Lévinas, o escuchasen a Cohen. Si pueden soportar la tuba.

  • Sí, señorita Proc, sí, señorito Mgaussaje (cómo me lío, hijo mío, escribiendo este nombre. ¿Sus padres no le podrían haber puesto José Alfredo, como a todo el mundo?). Una aviso hace unas semanas de que se acercaba el aniversario de ÇhøpSuëy y de que habría que preparar algo. ¿Pero cual fue la respuesta? Uno dijo, “Pues compre usted confetti”, y el otro, “Y unos bollos”. Se le quitan a una las ganas de celebrar nada.

  • Hace muchos años escuché una canción de Leonardo Cohen y me gustó tanto que pensé en escucharle más, pero nunca tuve tiempo. Me parecía un poco cenizo, siempre de negro y cantando tan sombrío, pero me cayó muy bien cuando estuve de vacaciones en la isla de Hidra y me enteré de que tenía allí un chabolo. El tío tenía buen gusto. Pensé: «Voy a comprarme un sombrero y vestiré de negro y cantaré cosas sombrías la mar de tristes y así podré comprarme también una queli aquí en Hidra». Pero también pensé que si me fuera a vivir a esa isla no tendría muchas ganas de cantar canciones sombrías y terminaría por arruinarme pagando el sueldo del servicio. Y me gastaría los dracmas en camisas hawaianas y en guirnaldas y en invitar a ouzo a griegas de prietos culos, que hay que ver los culos prietos que tienen las griegas, macho. Al menos en Atenas. Iba yo por las calles y pocas ruinas vi, fijándome como me fijaba en… bueno, ya sabéis. Leonardo Cohen fue muy coherente consigo mismo, y tenía una gran fuerza de voluntad, porque pese a tener chamizo en Hidra seguía cantando sombríamente, en lugar de dedicarse a la rumba griega y a los crótalos y a la cítara y a bailar como Zorba el griego.

  • Recuerde el alma dormidaaaaa ♪♪ avive el seso y despierteeeee ♫ cómo se pasa la vidaaaaa ♫ y cómo se vieneee la HEY, HEY, titiritiritiritiiiii HEY, HEY, titiritiritiritiiiii HEY, HEY…

    ¿Veis? No puedo.

  • Si yo tuviera casa en Hidra calzaría coturnos, llevaría camisas hawaianas y me pasaría el día comiendo pulpo a la brasa y palmeando a Los Chunguitos.

  • Simpático el texto cipotécnico de JrG, pero miren a mi esos detalles me ponen muy nerviosa. Los falos sin su gabardina también, con lo bonito que es echar la pielecita y descubrir el capullo en todo su esplendor.

    A otra cosa, que pensando me enciendo. ¡ Viva la madre que os parió y enhorabuenas a este fanzine por su cumple, mi segunda casa de locuelos!

  • Pirata Jenny dice:
    Viernes, 11/11/2016 a las 13:49
    [Pequeño excurso religioso o lo hineni].
    O sea, que según sea lo que D’s te pida, a veces la mejor respuesta es: “Ahora mismo no estoy; deje Su mensaje”.

    Con esta interpretación, mañana voy a que me practiquen la operación descrita por JrG en la entrada, más contento que nadie.

  • Pirata Jenny dice: Viernes, 11/11/2016 a las 13:49

    Toda la letra de la canción es un ir y venir sobre las interpretaciones del sacrificio de Isaac, que es al judaísmo lo que la crucifixión es al cristianismo.

    ¡Aivadiós! Una va cumpliendo años y se siente cada día más gilipollas. ¡La crucifixión es un remake del sacrificio de Isaac pero sin final feliz! ¡Aivadiós! Sólo por estos momentos merece la pena ser un lector chopsuey. Y dejado así caer, en medio de un «rollo macabeo», dicho sea con todos los respetos, querida Jenny.

  • Pedro Antonio, yo no he entendido que sea un remake, sino que el (intento de) sacrificio de Isaak es tan importante para el judaísmo como la crucifixión de Jesucristo lo es para los cristianos (o al menos para los católicos, que de los protestones no me hago cargo). Pero vamos, a mí me sacas del Aleti y no sé mucho más de la vida.

  • Exacto, es un remake paulino (que, obviamente, conocía muy bien toda la hermenéutica judía sobre la akedá) sin final feliz, lo que invierte completamente el sentido de la fábula. Leibowitz, y con esto acabo, se lo juro, mis reflexiones sobre Talmud 101, decía que ese era EL gran punto de desencuentro entre judaísmo y cristianismo: en la crucifixión, decía L., D’s sacrifica a su propio hijo en aras de la humanidad (L. habla de idolatría divina); en la akedá, Abraham está dispuesto a sacrificar a su propio hijo en aras de D’s, pero D’s lo impide. Con todas las implicaciones que esto tiene, que ni en tres vidas que tuviera podría llegar a escribir. Canelita, tete, que dice el Satur.

    (NB: hasta en la akedá, ceder al impulso moral se cobra una pieza, el cordero que sustituye a Isaac; NB2: en la liturgia cristiana, “cordero de D’s, que quitas el pecado del mundo”, otra inspiración paulina).

  • A mi lo de Cohen me ha recordado a mi tío Manolo. Mi tío Manolo que en paz descanse estaba en contra de los micrófonos. Salía un cantante a cantar con micrófono y mi tío Manolo decía “cantando así puede cantar toda la vida”. Un fenómeno, mi tío Manolo.
    Procuro, no debe entenderse lo anterior como menoscabo, mofa o vituperio del caudal de voz de Cohen, por supuesto.

  • ¡A ver, ese Centinela contra Cipotudos, que se ha dormido!

    Dice hoy uno de los cipotudos:
    a) que Cohen sí se merecía el Nobel, no como otros que no nombra
    b) que Cohen leyó el «Diwan del Tamarit» y tras ponérsele los ojos del revés (y no el culo como gaseosa, que lo ha tenido en la punta de la lengua pero no se ha atrevido) resulto que «aquellos versos fueron la pólvora necesaria para propulsar la mercancía de su estupor».
    c) y sigue y sigue, como el conejito de Duracell.

  • DESATINO Y DESMESURA
    No me reconozco en mundo que cuestiona la valía artística de Dylan o Cohen, o que se rasga las vestiduras por el triunfo de Trump. La ignorancia atrevida es uno de los males de nuestro tiempo.

  • Ayer tocaba concierto del festival de Jazz.
    La sala estaba a reventar para escuchar Bach, Chopin y Beethoven: James Rhodes.
    El programa fue una grata sorpresa, no sabía que el Festival fuera tan ecléctico y elástico con el concepto de jazz.
    Lo mejor de la noche fueron las explicaciones que Rhodes intercalaba entre cada pieza, excelentes y apasionadas guías de lo que íbamos a escuchar. Me acordé de las entradas de Tsevan, glosando a Ludwig Van entre vídeo y vídeo, pero esta vez en directo.
    Resultó prescindible su “Fuck Donald Trump!”, muy jaleado por la concurrencia.
    Rhodes es posiblemente un acertado producto de marketing, pero también un tipo magnético, auténtico. Si tienen ocasión, se lo recomiendo.

  • Ayer vi por fin «L.A. Confidential», la película basada en la novela homónima de James Ellroy. No soy un experto en cine ni en novela negra (confío aquí en el superior criterio de Gómez), pero tengo la suficiente sensibilidad para darme cuenta que estaba frente a una gran película hecha a partir de una excelente novela.

  • Leí ayer lo de Enric y me gustó el planteamiento. Original.

    A Campos esto le ha quedado un poco cipotudo:

    le dieron el Nobel de la Paz preventivo antes de que tuviera tiempo de darle la orden de despegue a uno solo de sus drones MQ-1 Predator cargados con misiles AGM-1l Hellfire.

  • Para frases relacionadas con misiles, mi preferida es una del presidente Bush hijo –que por una vez se mostró imaginativo–, cuando tras el 11-S le reprochaban muchos medios su lentitud en tomar medidas contra los terroristas en Afganistán. Bush vino a decir que esas medidas no iban a consistir en disparar un misil de dos millones de dólares contra una tienda vacía de diez dólares para darle a un camello en el culo.

    Luego vino lo que vino. Claro. Pero eso es otro cantar.

  • A mí también me ha gustado mucho el artículo de Cristian Campos. Una de sus conclusiones debería ser motivo de reflexión para la izquierda en general: ya no cuela.

    Aquí la gente está un poco histérica, y el café de esta mañana se ha convertido en una improvisada tertulia en la que los locales competían para ver quién aportaba la visión más catastrofista. La tarde antes de las elecciones, los expatriados que llevan aquí más tiempo no lo dudaban: ganaría Trump y no pasará nada.

  • OTROS DOS AMIGOS
    Robert Schumann y Franz List tenían una gran amistad. El pianista era junto a Clara el habitual intérprete de las obras del compositor. Cuando Schumann compuso su Quinteto para piano op.44 Listz observó en la obra «un cierto aire académico al estilo de Leipzig». El compositor consideró este comentario como un «ultraje injustificable» y se consideró ofendido.
    Así es la humana naturaleza.

  • Mientras que, desde hace décadas, con la literatura y el cine sólo persigo la vertiente lúdica o de enriquecimiento espiritual que me puedan aportar sus diferentes manifestaciones y descarto, pues, sin ningún cargo de conciencia cualquier material que no cumpla estos dos requisitos, con la televisión soy esencialmente omnívoro y capaz por tanto de consumir cualquier idiotez que quede al alcance de mi mando a distancia. Y casi a la cabeza de las idioteces figuran las tertulias políticas, sutitutos naturales de aquella telebasura de los noventa que me suelo administrar, eso sí, en dosis prácticamente pediátricas. Esta misma mañana un tertuliano que me resulta especialmente desgradable peroraba en La Sexta, a propósito de la victoria de Trump y sin ni siquiera pestañear, sobre “la orfandad en que ha quedado la izquierda americana”. Todavía me estoy preguntando a qué izquierda americana se refería el pollo.

  • ¡Bien coniio bien !!!
    Muy divertido jrG, y sentido.

    ¡Viva el Chølsüey!

    ¡Vengan más felicitaciones como las de Quiïïnnnn!

    ¡ÑAM!

    SATUR se ha salido hoy y gracias too a Pirate, como dise PerriAntoine.

  • El enlace de Perroantonio a lo de Cristian Campos no tiene desperdicio. Buceando entre los enlaces que llevan a otros enlaces, llevo un buen rato riéndome a gusto. Un ejemplo:

    Alonso retwitteó
    Anacleto Panceto ‏@Xuxipc 9 nov.
    La policía de Florida informa que una persona se ha atrincherado en una cabina y no para de gritar: “NO ES NO”

  • JrG:

    Lo primero: muy buena entrada.

    Después: no volveré a tener la conciencia tranquila si no le digo que los compiladores del Leibniz Lexicon no son R. Finster et alia sino R. Finster et alii.

  • Sexto día en el hospital en habitación compartida por la que ya han pasado tres personas diferentes con tres historias dignas de conocer. La última es una mujer con un cáncer de estómago con muy mala pinta. Me cuenta que tiene a su cargo una bisnieta de 17 meses hija de su nieta menor a la que los servicios sociales querían quitar la custodia.
    Nosotros que somos «como muy normales», como Letizia, departimos con ella y quizás nos hagamos una foto solidaria.

  • Hemos ido al hospital público y a E. le ha operado el cirujano que le tocaba. Lo hemos hecho por convicción y por confianza en el sistema del que somos parte.

  • Jrg, casi me empieza a doler a mí. No digo más.

    ¿Cuántos años tienes, 54? Constato que estoy en un blog con familias de pastuqui. Tener moto era algo impensable en mi círculo adolescente. Había uno rico, el hijo del chapista que tenía Scalextric.

    ***

    Ya tengo edad para recordar a Reagan y las que le montaban en Europa. Dicho lo cual, observo toda una corriente de pensamiento en la prensa que podríamos llamar “control de daños”. Es decir, que lo mismo daría Clinton que Trump que el Gran Maestro del Ku Klus Klan.

  • El punto 10 de Cristian Campos (Mejor cerremos la boca ignorantesninisdesganadadoseimproductivosespañoles) es un tic recurrente en los columnistas de derecha. Supongo que los de izquierda tendrán los suyos propios, pero es que a estos no los leo. Son esas trampas por las que ya no compro periódicos.

  • Marqués, a E. la he tratado en dos ocasiones nada más: las suficientes para recordarla con mucho cariño. Deseo que le vaya todo muy bien, y también a usted en su condición de operado consorte.

  • Se ha estudiado ya bastante la peculiar alianza, desde clases acomodadas pero que añoran la white America hasta los golpeados por la desindustrialización del Medio Oeste, que ha llevado a Trump al poder, dejando de lado el raciocinio para votar con las entrañas. Pero falta por analizar en profundidad un fenómeno diferente y casi más sorprendente: el entusiasmo con que capas ilustradas de las sociedades europeas, España incluida, han acogido su triunfo.

  • Ya en casa después de una semana de «operado consorte», como dice GK con su habitual sentido del humor. He tenido mucho tiempo para pensar y creo haber encontrado la explicación a todo lo que está ocurriendo en la política. Se lo iré contando.

  • Me cuenta la cría que el próximo viernes se va once dias a Alemania. 70 euros ida y vuelta el vuelo Madrid/Berlín. Ya tiene las entradas del parlamento alemán y los principales museos. También una guía de la capital. Los billetes de tren a distintas ciudades 120 euros. Los hoteles en Superbude, 60 euros la noche.

    Esta tarde iré por unas morcillas de La Unión, para que lleve a Wolfsburg y Berlín.

  • Mi enhorabuena al señor Espinar, un hombre del que hemos sabido hace poco que no quiso cobrar nada en negro por la venta de un piso, y a pesar de ello nos hemos negado a levantarle el monumento que se merece por una hazaña sin precedentes en la historia de España.

    Peor aún, en vez de pasearlo por todo el país en un carro triunfal arrastrado por cuarenta bueyes blancos como la nieve, con las pezuñas y los cuernos dorados, al que habrían de escoltar quinientos leones de Abisinia, veinte mil doncellas nubias y doscientos cincuenta mil esclavos gálatas, lo hemos llamado golfo. ¿Y esto por qué? Porque cobró lo permitido por la autoridad, ni un céntimo más.

    Somos de lo peor, y los periodistas más.

  • Razones para una presidencia:

    A Trump lo pillaron diciendo que una de las cosas que más le gustaban del éxito era que podía quitarles las bragas a las mujeres y no pasaba nada. Algunos, aunque asqueados al oír tales barbaridades contra la dignidad de la mujer en tanto que mujer en sí misma, siempre sujeto para sí y jamás objeto para otros, se consolaron pensando que eso -lo de las bragas- lo iba a hundir. Pero la mayoría, en vez de buscar consuelo a un asco que no terminaba de venirnos, tuvimos una idea diferente, una de ésas que sólo se le pueden ocurrir al inconsciente, que se pierde por una buena asociación: nos pusimos a buscar fotos de la mujer del magnate en las que apareciese sin bragas, y que saliera luego el voto por Antequera, que es lo que tienen las asociaciones. El éxito ha sido completo.

  • Gengis. Qué ingenuo.

    No conocemos a nadie que haya reconocido que vendió un piso por otro importe que no fuera el precio de escritura. Lo que puede ser verdad, o no. Pero no va a suicidarse en público.

    Lo que si vemos son muchas ofertas de venta de pisos VPO. Tómese la molestia de llamar al azar a tres y pregúnteles como es lo de pagar. Y extrapole.

    Por cierto, el fondo buitre que vende los VPO de la Botella vendieron a menor precio que Espinar. Que ya manda huevos.

    Esto de la venta de pisos VPO es como la extensión del universo. Se puede pensar que es infinita. Pero si pensamos que todo es finito, más allá del límite fijado…todo está muy negro.

  • S., sí. Bastante a menudo.

    Y cuando le veo entiendo por qué no escribía en el nickjournal. No sabe.

    Incluso hay día que, cuando le veo esas miradas que echa a algunas contertulias a las que odia, sonrío pensando qué dura tiene que ser su vida. Cuánta pulsión sexual.

  • Kenzo, ha sido la pareja que compró el piso la que ha dicho que Espinar no pidió nada en negro. La pareja no tenía ninguna necesidad de decirlo; podía haber corrido un tupido velo sobre ese aspecto de la operación de haber pagado parte en negro.

  • La pareja tampoco va a decir que pagó parte en negro.
    En este país sólo los que hemos comprado propiedad de banco hemos pagado todo en blanco.

  • Agradecer el honor que me concedieron de publicar mis tontadas en fecha tan señalada como el aniversario de este tedetete tan imprescindible para respirar.

  • Gengis, veo que ya le respondieron.

    Cuando yo compré mi piso sí pagué una parte en negro. Con dinero blanco. Es de esas propiedades del dinero. No tuve más remedio. Sin pagar de aquél modo al constructor no tendría piso. Recuerdo que firmé unas cuantas letras por un préstamo que me hizo el constructor.

    Lo que parece mentira es que tampoco vea que no vendía el hijo, sino el padre. Es una operación de libro.

  • No saber escribir tiene indudables ventajas.
    Cuentas cosas sin tenerte que parar a pensar mucho.
    No tienes que inventar nada.
    Abres el grifo de tus recuerdos con pasión colegial d compartir un momento con otros.
    Para que lo lean, lo desprecien o se puedan reír un rato.
    Tratar en un acto de defensa propia de vanalizar y desmoronar la existencia que bien visto no es para tanto riéndote desde un principio de la tuya propia.

  • Marqués me alegro que ya retornen a la casa. Momento de dar el do de pecho de un hombre e su categoría moral y gallarda en defensa y cuidado de su dueña.
    La Junior era un joyita para un joven…

  • Les hecho de menos cuando no pasó por aquí.
    La mejor amistad es la de los desconocidos que parecen conocerse de toda la vida.
    Esto es un refugio señoras.
    Un hogar para gentes en movimiento.

  • – A: La pareja tampoco va a decir que pagó parte en negro.

    – G: Insisto en que la pareja tenía la posibilidad sencillísima de no hacer ninguna declaración a la prensa.

    – A: En este país sólo los que hemos comprado propiedad de banco hemos pagado todo en blanco.

    – Y esa pareja. De ahí la obligación moral de hacerle un homenaje, y de paso al vendedor.

    Ya sé que no va a ocurrir tal cosa. Al revés, los españoles del otro bando andan ahora diciendo que la beca universitaria que tenía Espinar se la había conseguido el padre. Al parecer también es una operación de libro.

  • Cuánto aprecia el populacho que las grandes figuras bajen al barro a entremezclarse con él. Y cuánto se enerva si esas mismas figuras señeras siguen a lo suyo, trabajando su cuartilla de papel, su óleo, sus ingenierías, haciendo oídos sordos a los gañidos de la plebe que les requiere. El aprecio, pues, no es tal: es {exigencia}. La chusma {exige} que el figura acuda a ella a batir los sendos sudores con un contundente apretón de manos. A darse abrazos con redoble. A darle sentido, en fin, a esas vidas que se arrastran sisíficamente y que de tener color sería el de la panza de un burro. El populacho {exige} campechanía, no soporta la existencia de alguien que destaque, pues no ven en sus altas cualidades sino espejo de su rústica insignificancia.

  • A lo mejor la pareja salió espontáneamente a declarar que ni se le pidió ni pagó en negro. No lo sé porque no sigo la noticia ni ustë lo explicaba en su comentario.
    Por eso he supuesto que un piriodista fue y les preguntó, y en ese caso responderían, no, nunca, y tiene sentido mi precisión.
    Si lo han hecho espontáneamente, sin periodista, aun cabe dudar si son votantes de potemos, amigos o personas honestas. El mundo es complicado y uno desconfiado.

  • De todos modos, Gengis, yo no me habría creido lo del precio de venta así lo jurase un hijo de Bárcenas. O de cualquier político.

    Pero es que además, como padre de chicos que andan por los 21, no me creo, menos aún, que su proyecto vital era comprarse una casita coqueta. Desde ahí se cae todo el relato. Así de simple. Y esto es lo que me lleva al proyecto vital de su papá, el de las tarjetas black, y ese mundo que imaginarás.

    Pero bueno, quizá usted haya conocido cientos de chicos que con veintiún años estaban deseando comprarse un pisito en vez de una moto, o un coche, o irse de viaje con la novia.

  • Muy mal Cabrajarl haciéndose el ofendido. No estás ahora en el Madriz, Cabrajarl. Estás jugando para la Rioja. Compórtate.

  • Holmesss dice:
    Sábado, 12/11/2016 a las 19:54
    Cinco años después, de nuevo un poppy en la solapa.

    «Algo en común», por Holmesss.

    Aprovecho para contar el sucedido de que yo también estaba en Mánchester el 11/11/11, luciendo una amapola de papel en la solapa, con Holmesss entre los mancunianos. Tan lejos de la patria y ni nos saludamos.

  • Estoy con Gengis, si el chaval no pidió nada en negro merece el reconocimiento, por cumplir la ley. Y eso no habla muy bien de nosotros como sociedad. Habrá quien no crea jamás a Espinar o a la pareja, claro.
    Sin seguir mucho el caso parece el típico ejemplo de persona con contactos que se vale de ellos, sin llegar a infligir la ley.

    ***

    Kenzo, no te entiendo. ¿Cómo que no sabía escribir? Es una de las cabezas mejor amuebladas que hay en España. Lo digo en serio: la gente muy inteligente se tiene que sentir sola. Me acordé de Espada y la soledad que se le nota en ese programa de El país de la pandilla basura. También es verdad, como le dice Sostres, que nadie le obliga a estar en tertulias de marujas. Que lo diga él, Sostres, después de pasar por las tertulias que pasó, tiene cojones.

  • Recomendarle a Espinar el suicidio me pareció bien, pero una vez escrito empezé adudar y lo borre.
    De todas maneras le di una alternativa, ser como Pocholo.

  • S.. quizá me expresé muy mal.

    No he dicho que no sepa escribir sus columnas, ni tampoco que no sea de las cabezas mejor amuebladas. Me refería a esa incomodidad que se le ve con algunas de las participantes en el programa ese. Y lo que le cuesta argumentar. No digo que no sepa, sino que se le nota la pereza. El desdén. Lo de no escribir en el nickjournal era una pequeña maldad, ya sé que no lo hacía por una promesa. Como aquella de Lo que el viento se llevó.

  • PORQUÉ ME ALEGRO DE QUE GANARA TRUMP
    Dada mi alergia a los extremismos, resulta extraño que me alegre del triunfo de un extremista, pero creo tener una buena explicación. En España padecemos extremismos de las izquierdas radicales, de los nacionalistas, de las feministas y de los fanáticos de la corrección política. Afortunadamente el único extremismo que nos falta, supongo que gracias a Franco, es el de la derecha radical. Pues bien, es precisamente un extremista radical de derechas como Trump el que parece que quiere chafar a izquierdistas, feministas y fanáticos de la corrección política, que son lógicamente quienes han puesto el grito en el cielo por su triunfo. Solo los nacionalistas han estado mas prudentes, incluso Mas lo ha puesto como ejemplo de que se puede conseguir lo imposible.
    Después de la segunda Guerra Mundial se instauró un nuevo orden que devino en que EEUU garantizara la seguridad de Occidente y que Europa fuera pacifista y socialdemócrata. Este orden no lo va alterar Trump pues su extremismo está anidado dentro de los Republicanos que han sido garantes del estatus actual, pero si nos da el placer de ver rabiar a esos extremismos que tanto me incomodan. Es posible que su triunfo envalentone a los radicales de derechas franceses, alemanes, italianos o ingleses, pero como aquí carecemos de ellos el peligro no existe.
    Por supuesto que doy por entendido que el PP practica una suave socialdemocracia y que no es en absoluto la extrema derecha, como pretenden los radicales citados.

  • Es posible que su triunfo envalentone a los radicales de derechas franceses, alemanes, italianos o ingleses, pero como aquí carecemos de ellos el peligro no existe.

    Esto lo ha pensado poco.

  • No nos desviemos en el tema de Espinar: le asignaron un piso a dedo para que trapiecheara con él. Es hijo del político que le consiguió el chollo a través de otro político. ¿Para qué iba a pedir dinero en negro si en seis meses obtuvo una plusvalía de 30.000 euros? Eso sí que habría sido un riesgo innecesario.

  • La tarde antes de la elecci0nes, estábamos celebrando esto. Y como ya he contado, los más veteranos, jefes de obra e ingenieros de proyectos, gente viajada y con gran sentido de la observación (en cierto modo los concursos de adjudicación son como gigantescas partidas de póker) estaban convencidos del triunfo de Trump. No eran partidarios entusiastas, pero contaban lo que habían observado y lo que creían que iba a ocurrir, dando argumentos para soportar sus opiniones. Más de un medio informativo hubiera podido sacar conclusiones interesantes de esa reunión. Y se hubieran evitado algún ridículo.

    Y mientras tanto, en Progrelandia:

    http://cultura.elpais.com/cultura/2016/11/11/actualidad/1478884643_651149.html

  • Me encuentro en un hotel de las afueras de Irún.
    Llueve.
    Mucho.
    Desde las 7,00 am trato de tomar un café y encontrar un sitio para sentarme y comentar.
    Desde ayer he perdido mi estabilidad mental debido a esta carrerita de marras.
    Mi hotel reúne a un muy numeroso número de personas con diversos grados de disminución física.
    Tres camiones para llevar sillas de ruedas de tecnología espacial.
    4 autobuses preparados para paraliticos. Un furgón para llevar a los perros de ciegos, algunos patinadores. Docenas de ciclistas.
    Y sobre todo madres y padres con hijos pequeños con sus iPhones 6 Bertrand o al ritmo de uña megáfonos con el infierno de las trikitixas.
    Los paraliticos acuden a la prueba en sus sillas eléctricas.
    A los ciegos les protegen con sombrillas de la lluvia. Uno de ellos lleva una gopro en la cabeza para un reportaje de su carrera.
    La mayoría mañana irá lentamente y con desidia a su trabajo. Hoy corren desesperados.
    Esto es lo que vi y así se lo cuento.
    Paz por favor.
    Quiero volver a mi casa…
    No podré.
    Bloqueado hasta que se pase la cosa.

  • Steve Bannon, un ex militar, cineasta de éxito y financiero, vio claro el nuevo negocio. Si un montón de gente estaba haciendo fortuna explotando sus ideas extremistas (black-power, feminismo, izquierdismo radical, corrección política…) él haría negocio explotando un radicalismo de derechas, pero nada de ridiculeces tipo KKK, sino simplemente proclamando el «orgullo de ser blanco y ser americano». Si algunos presumían de «orgullo gay», él podía hacer lo mismo. Hay que leer su web «breitbart» para evaluar su mensaje, su extremismo es de baja intensidad comparado con otros imperantes en EEUU.
    Steve Bannon ha dirigido la campaña de Trump.

  • Añado a la crónica de la “carrerita” la destacable y meritoria intervención en la misma de un probo funcionario de la administración vasca que sale desde el hotel a correr DEscalzo.
    En este momento ignoro si alguien correrá de rodillas o marcha atrás o a la para coja o con tacones aguja.
    Desde primera línea les informa su reportero más dicharachero…

  • Última hora.
    Una señora correrá dando pecho a un bebé de una prima suya que es lesbiana.
    Charlo ahora con un traficante de crema para ampoyas, me está comentando el daño que hace al negocio la competencia de las ONG sobre todo causas perdidas sin fronteras fuera de la constitución.

  • Lo daré todo, comenta una madre de familia a sus pequeños.
    Se encuentra en el límite de la obesidad mórbida y corre acompañada por una unidad médicalizada que patrocina Marlboro.

  • En la categoría de adictos diversos participa un famoso jugador de bingo que promete fumarse u. Cartón d Marlboro light. Su origen es del perigord.
    Lleva una bonita charanga con los colores del PSG.

  • Parece ser que Espinar no sólo no ha incumplido ninguna ley, sino que la suya es una historia más que habitual entre los jóvenes universitarios de hoy: chavales sin dinero ni trabajo que se embarcan en la compra de un piso aprovechando la favorable coyuntura económica. Espinar, “hijo de uno de los obreros que no pudieron matar” con tarjeta black, consiguió que un amiguete de papá moviera los hilos para que le adjudicaran por la patilla una vivienda protegida. (El enchufe puro y duro de toda la vida, para entendernos) Según dice, se vio obligado a venderla cuando comprendió que no iba a poder pagarla. Siendo fiel a lo que había escrito en contra de especular con un bien fundamental, renunció a obtener beneficio alguno a pesar de que la diferencia entre el precio de compra y el de venta fue de unos kilitos a su favor. La suerte de los campeones, que dicen.

  • Lo de Espinar es tan compatible con las leyes como incompatible con los sayones morales que viste. La prensa se sobreexcita y aburre, pero es que lo que hay que aguantarles, macho.

  • Los pródromos del maratón contados por JrG desde un hotel a las afueras de Irún están a la altura de algún capítulo de Hablemos de langostas de Foster Wallace. Qué pena de pulido (lavar, cortar, peinar), que le reprochó Brema un día que no había dormido. (Yo hoy, regular).

  • Todavía no me ha llegado el Perroantonio’s Wörtebuch y no puedo Comprender a los Humanos. Es verdad que esperé a pedirlo hasta cobrar de los españoles y pagar la luz, las gominolas y el recibo mensual de alquiler de collares, pero de esto ya ha pasado más de una semana. Temo que la diligencia haya sido atracada en la frontera interprovincial y comunitario-autonómica por unos gitanos (unos gitanos de la parte de aquí, claro).

  • El control antidoping está detectando un elevado grado de rh negativo en sangre, lo que está motivando encendidas protestas de todos los extranjeros catalanes y extremos contra él gobierno central por esta asimetría sanguínea, y que la llegada no se celebre con cava y sidra asturiana en vez de con patxaran.

  • Graves disturbios en el boulevard donostiarra ante un grupo de familiares que se ha liado a pedradas con el radar que ha fotografiado por exceso de velocidad al primer participante en patines…
    No es legal!!! No es legal!!! Los de sillas de ruedas van más rápidos pero claro cómo están protegidos!!! ( está declarando al News York times uno de los familiares) . Esto es cosa del declive moral impuesto por Trump en connivencia con Madriz.

  • Por mucho que salga con alharaca en las televisiones lo del taxista que se encuentra un sobre con dinero y lo devuelve no hay ni debe haber premio por cumplir la ley. Ni especial reconocimiento. Es lo debido. Caso contrario habría que celebrar, al estilo de Carroll los no-asesinatos y los no-atracos, además de los no-cumpleaños. Espinar, si no cobró en negro, cosa que quien se mueve en esas transacciones sabe que es harto infrecuente, ni merece nada especial ni eso dice nada bueno de él.

  • Hago un paréntesis para un consejo comercial ( antes publicidad)
    Todas mis obras de arte se facturan con el preceptivo impuesto sobre el valor añadido y declaró anualmente mi ruina a Hacienda.
    Y no, no quiero aplausos.
    Yo quería ser rico, pero el contubernio me lo impidió.
    El mundo ha perdido un magnífico millonario conmigo…

  • El acicate deportivo de la jornada me está impulsando a romper mis propios récords.
    Voy ya por el cigarrillo 10 y el 5 café… voy bien voy bien!

  • Esto se puede interpretar como una inundación en toda regla.
    No lo tomen asin.
    Mi espíritu generoso me impulsa a compartir este momento importante de una sociedad sana y participativa.
    Amen

  • Hablando de Foster Wallace y sus delirantes crónicas. En las recientes elecciones en California, donde la Hilaria atraso, también se votó sobre si debía ser obligatorio o no rodar las escenas de porno duro con preservativo.
    Los progres californianos votaron que NO, no fuera a ser que los rodajes se trasladaran a Pennsilvania.
    Y todo así.

  • En la categoría de chicas vips con modelo de Sibyla en piel sintética y unos magníficos stiletos de Manolo blanick entra kate moss en su range Rover descapotable.

  • Que bien le está sentando a mi organismo todo este deporte de los otros…
    El deporte es bueno y saludable.
    Practiquen deporte…
    (Los otros)

  • El participante 17.329.451 ya ha salido.
    Este año ha fallado la inscripción con respecto a otros años.
    Argumenta con razón la organización el tirón del próximo maratón de NY en el que invitan a Putin y regalara sus calendarios.
    Con ese derroche de medios nada podemos hacer ante el colonialismo de los tiranos.

  • Don Saturio en el boulevard con su puesto de reabituallamiento de morcillas lo está petando al ritmo de música de los vetteles…

  • Jamás votaría a Trump. Me produce un desagrado profundo. A la pregunta de qué lo produce sólo puedo contestar todo. Qué le vamos a hacer.
    Dicho esto entiendo perfectamente a los que lo votaron y me parece la única opción sensata que un americano cabal podía tomar. Ha sido un voto laico contra la nueva religión que les está invadiendo y que impone tantas o más obligaciones que la islámica sobre qué pensar, qué decir, qué vestir, qué comprar y qué todo lo demás. Hay un límite de cuánto se le pueden tocar los cojones a la gente antes de que explote. Y es que un día te despiertas y todos los baños son obligatoriamente “gender neutral” por ley, porque es lo moderno, lo necesario para que nadie se sienta excluido o discriminado al cagar, función que nos iguala y debería unirnos y no separarnos, y tú, que padeces de una cierta timidez, te preguntas cuánto tardarán en exigir que uses la mano izquierda y un número impar de piedras o en imponer la obligación de ayudar al prójimo del cubículo vecino. Hace unos meses leí con pasmo una larga polémica en la que se argumentaba a favor y en contra de la afirmación de que quien no se había acostado con una negra era un racista y quien no lo había hecho con un hombre un homófobo. Es decir, que hace mucho que han dejado de regular libertades, cosa razonable, y lo que están es imponiendo obligaciones, de preferencia absurdas. La de callar, con lo políticamente correcto, fue la primera y la siguieron muchas más. Y creo que con lo de cagar “gender neutral” la parte sensata del pueblo americano ha dicho basta y ha buscado a Trump.

  • se baraja la candidatura de morgan como secretario de política corporativa en la junta de Extremadura… me comenta un experto demiscopico trasladado a retransmitir la carrera para una radio televisión independiente de la republica de Motiya del Palancar.
    Atentos a la noticia.

  • En el hospital público hay médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería y limpiadores. En las cuatro categorías hay mayoría de mujeres, leve en los médicos y radical en las otras tres categorías. En general es gente muy joven extraordinariamente amable. Hay gran profusión de medios técnicos y humanos, siendo el nivel asistencial muy alto.
    Esto es la suave socialdemocracia española que no necesita de extremismos de ningun tipo. Me pregunto qué aportan a nuestra sociedad los radicales de izquierdas, los feministas, los nacionalistas o los seguidores de Elvira Lindo.
    He visto como algunos familiares de los pacientes hurtaban material sanitario, como otros se encerraban en el baño a fumar o como otros venían en manada a ver al paciente y lo dejaban solo por la noche.

  • Me pasé en las circunstancias del Marqués largas temporadas de hospital durante cinco años. Ingresaban a mi padre con frecuencia a consecuencia de las neumonias sobrevenidas por su Alzheimer. Así que he visto de todo.

    Coincido en su apreciación de lo extraordinario de las enfermeras. Como me quedaba con frecuencia de noche, he tenido que cuidar tanto de mi padre como del vecino. En su mayoría gente mayor a la que, como bien dice el Marqués, le llegaban las visitas de cumplido pero de noche nadie se preocupaba de atender. He visto de todo. Mejor que no nos toque. Pero visto que esto sucede con harts frecuencia no estaría de más que fuera obligatorio que al menos una persona estuviera toda la noche dando vueltas por las habitaciones. No es ridículo lo que digo.

  • Me he puesto el primer capítulo del Juego de tronaos en el ginasio, porque si no a ver quién aguanta una hora corriendo con lo aburrido que es. Y cuál es mi sorpresa al reconocer palabras y conceptos de los que habla todo Cristo y yo no tenía ni idea, como por ejemplo los Lanisterd. Pues muy bien, ya lo sé. A lo mejor ahora pillo mejor las metáforas cipotudas.

    Lo que me ha llamado la atención hasta extremos de que casi me da un ataque es saber quién es Kahleesit. Yo había oído hablar de Kalehhsit porque la Tania Sánchez y la Cifuentes se habían autoproclamado Khaleehsit o habían llevado unas elásticas con el lema «Yo soy Hkalesit». Buscarlo en gooled si no me creéis. Pues bien, para profanos os explico: la tal Kalhesit es una tiorra que sale en bolas y que es algo así como una reina sin trono de un país un poco élfico. Su hermano aspira a recuperar el trono aliándose con un salvaje, algo así como un vallisoletano muy del interior pero hipster, y para aliarse casa a la hermana con él. Y el final del primer capítulo viene a ser que el salvaje sodomiza a la núbil y virgen Kahlexit en la noche de bodas y ella llora y él sólo dice no, no, como Pedo Snchz. Lo cual que la Tania y la Cifuentes sueñan, PARECE SER, con ser sodomizadas por un bruto con pectorales que parecen conchas de tortuga y una venosa del tamaño de mi pierna. Y lo dicen alegremente. TE CAGAS. En qué país vivimos, donde el puterío es ya norma y se vocea a los cuatro vientos con total desparpajo y desvergüenza. A mí todo esto me da asco. Y aquí, hablando de Trumpet.

  • En mi hospital hay al lado de cada cama una butaca desplegable, como las que hay en business en los aviones, para el acompañante. La de nuestra vecina estaba vacía, pese a que al ingreso le acompañaban una docena de vociferantes. La paciente, de 62 años, estaba con nutrición parenteral e ir al baño era para ella una odisea que no describiré. Se fueron todos, pero antes de irse uno intentó entrar a mear en el baño de la habitación. Se quedó confuso cuando se lo afeé, por un momento temí que se pusiera agresivo.

  • Empecé en el hospital «Patria» y no puedo dejarlo. Grande Aramburu, sobriedad y relato de hechos que reconocemos de inmediato.

  • Leí Patria. Es un soberbio relato. Sólo le pongo un pero, que todos los personajes los hemos vivído y conocido tan bien que no nos sorprenden. Pero servirá para que las generaciones que no lo conocieran entiendan el relato de aquellos tiempos sin mentiras.

  • He dormido tantas noches en el hospital en una de esas butacas extensibles que aun me duelen los huesos. Subía andando, cargando con la maleta del portátil, después de cenar, pues vivo muy cerca, a pocos cientos de metros. Solía leer hasta las dos o las tres de la mañana y he tenido cientos de situaciones complicadas con los enfermos que compartían habitación, mayormente mayores, seniles también, y con complicaciones difíciles. Las enfermeras han atendido a cualquier hora con diligencia, el problema está en que salvo que las avises no se mueven del box. No me parece que sería muy caro poner al menos cámaras en todas las habitaciones para controlar esos enfermos que se caen de la cama o no son capaces de volver después de levantarse con desorientación. O los que se arrancan las sondas.

  • Procuro fijarme dice:
    Domingo, 13/11/2016 a las 10:22
    Lo de Espinar es tan compatible con las leyes como incompatible con los sayones morales que viste. La prensa se sobreexcita y aburre, pero es que lo que hay que aguantarles, macho.

    Proc, dimisión.

    No entiendo qué riesgo innecesario correría Espinar pidiendo una parte en negro, a no ser que ya tuviera en mente dedicarse a la política. ¿En España, donde los notarios cedían sus despachos amablemente para miles de operaciones ilegales y ninguno acabó en la cárcel?

    Ya decía ayer que nadie merece alago por cumplir la ley. Pero, como dice Mgaussage es cosa harto infrecuente. Luego…

  • Dice el Perro:

    “¿Para qué iba a pedir dinero en negro si en seis meses obtuvo una plusvalía de 30.000 euros? Eso sí que habría sido un riesgo innecesario”.

    Por tanto él y yo compartimos opinión sobre ese punto: no hubo dinero oculto, cosa que no se creen ni Adaptaciones ni Kenzo.

    Confieso mi táctica: divido, y a ver si así venzo.

  • Saturio.
    Juego de Tronos y Breacking Bad son series que habrá visto el 60% de la gente en 2016.
    Y la mayoría las recomiendan.

  • Justo antes había afirmado el Perro que “le asignaron un piso a dedo para que trapicheara con él”.

    No, no sabemos que le dijeran que sólo se lo daban si trapicheaba con él.

    La otra cosa que ha dicho: “Es hijo del político que le consiguió el chollo a través de otro político”.

    El piso se lo concedió Vitra, la cooperativa de CCOO que hizo las veces de promotora; no, el alcalde, un socialista con el que tenía amistad el padre de R. Espinar.

  • Dice MG:

    “Por mucho que salga con alharaca en las televisiones lo del taxista que se encuentra un sobre con dinero y lo devuelve no hay ni debe haber premio por cumplir la ley. Ni especial reconocimiento. ”

    No debe haber premio legal; un reconocimiento moral por parte de la sociedad, sí. El taxista se ha limitado a cumplir la ley, pero ese cumplimiento es excepcional, y la excepcionalidad merece una respuesta excepcional.

  • Sigo pensando que todo falla por su base. Era el negocio de papá. No hay veinteañero que se ocupe de pisitos. Que no. O mostrarme alguno. No me valen las estadisticas de menores de 30. Un chico que está en la universidad sin saber aún si tendra algún día un trabajo no se mete en ese lio. Que no. Y no sigo.

  • Me chiflan por el pinganillo que la Kalesith a lo largo de la serie acapara un poder del copón. Razón de más. Ciruelo cinético por detrás a cambio de poder, piensan nuestras heroínas de la izquierda, así la Tania, y nuestras heroínas de la derecha, así la Cifuentes. ¿Votar? Voto a bríos. No irá mi voto a partidos que asumen el puterío salaz de sus dirigentes.

  • S., lo de los contratos que usted dice es una «sucia mentira». Se evita tener personal estatutario para que no se cronifique el absentismo, pero la mayoría de los nuevos contratos se renuevan anualmente. Esta es una de las razones de porqué son tan amables.

  • Me paso la vida tentándome el celebro a ver si es verdat que creo lo que dice Gengis que creo.

    En mi humilde opinión la exquisita capacidad de razonamiento de nuestro amigo le sirve bien muchas veces y otras tantas le enreda y nos enreda. También opino que es una cuestión de ego. Pero que sabré yo.

  • Marqués, la sucia mentira se la escuché ayer a las enfermeras gallegas. Igual mentían. Lo de la renovación anual no me lo creo, al menos en Asturias. Pero tengo fácil el informarme.

  • MGauss, en EEUU han ganado los republicanos, es mi forma de entender los resultados de estas elecciones y me sirve para aceptarlos sin rechistar. En cuanto a lo que representa Trump por sí mismo o Trump ha arrastrado, no entiendo cómo puede llamarle «voto laico» si lo que es a todas luces es un voto radicalmente «animal de bellota».

  • Creo sin rechistar las cosas malas que se dicen de una persona, pongo en duda las buenas que se dicen de la misma persona: con estas premisas hay condena segura.

  • S. dice: Domingo, 13/11/2016 a las 16:13
    Si, Proc, igual que en la docencia.

    A lo peor en la docencia hoy no tanto, S. Hubo muchos años en que las Escuelas de Magisterio, la de formación de profesores para etapas en las que la vocación es más importante, servían para recoger a los que querían una carrera pero cortita o ni siquiera habían aprobado selectividad. En cuanto a los otros niveles educativos, la gente estudia materias que son de su interés, pero puede que no con la docencia en sus horizontes.

  • Cuando mi sobrina la pequeña tuvo que escoger carrera me puse con ella mano a mano, porque no sabía qué quería estudiar. Dibuja y pinta muy bien y lo primero que le sugerí es Bellas Artes. No quería dedicarse profesionalmente al arte. Puedes ser profesora, le dije. Ni loca. ¿PROFESOOORA? Antes morta. Es lo que saqué en claro asimismo de las otras cosas que le proponía estudiar sin ánimo profesional, que estudiara carreras de materias que le gustaran, todas con la opción de enseñarlas más tarde ella. Que odiaba la docencia. He hablado de este asunto después con amigos sobre hijos y sobrinos, y al parecer es más general y/o generacional.

  • Corrijo:

    Por tanto Perro y yo compartimos opinión sobre ese punto: no hubo dinero oculto, cosa que Adaptaciones y Kenzo no se creen ya sea porque creen lo contrario o porque tienen en suspenso la creencia.

  • Adaptaciones, he venido a hablar de R. Espinar, no de mi ego, por mucho que me importe éste, y menos del de usted, que no me importa nada.

  • Gengis, estoy con usted en que si alguien hace una afirmación de esa naturaleza, se le debe creer.
    Si se demuestra la falsedad ya debe pagar por dos delitos más el deshonor y su descrédito.
    Más abajo ya no se puede y de esa forma se impone un código natural de las cosas además de evitarse el tener que dudar.

  • JrG, estoy de acuerdo con su apuesta a favor de la credulidad en la vida ordinaria. Es lo sano. La duda metódica es un artificio heurístico que sólo debe usarse cuando se quiere hacer ciencia.

  • He hablado con casa y me han dicho que me había llegado un paquete de Eibar. ¿¿¿De Eibar??? Luego he caído y le he pedido que lo abriese:

    X: Es raro. El título es “Perroantonio, te voy a hacer una autocrítica”.
    PJ: No hombre, Perroantonio es el autor.
    X: ¿Qué cojones de nombre es ése? Será Pedro Antonio.
    PJ: Ya te explicaré. A ver, abre, que me lo prometió con dedicatoria.
    (Silencio)
    X: Pues …
    PJ: ¿Qué?
    X: Te pone…
    PJ: Qué.
    X: Vamos, que te llama borracha, entre otras cosas.
    PJ: ¿Peores cosas?
    X: Bastante peores.

    Luego ha admitido que estaba primorosamente editado, ha leído varias de las entradas y ha terminado confesando que se lo acabaría hoy. Por último ha preguntado: ¿quién es este Pedro Antonio, eh?

    Gracias, Perro 🙂

  • Me han pasado un enlace de ese hombre tan querido en esta casa, Michael Moore. Para quienes hayáis pensado que Moore es un gordo podemita (vamos, como Zapata sólo que de Detroit), os recomiendo su análisis (escrito hace varios meses) pronosticando que Trump iba a ganar y por qué:

    http://michaelmoore.com/trumpwillwin/

    (Saltaos la introducción e id directamente a las cinco razones)

  • La navaja de Ockham. ¿Qué posibilidades tiene un individuo anónimo de que le asignen digitalmente by the face un piso de promoción oficial en un ayuntamiento (carnal) en donde no está empadronado? ¿50%?

    ¿Aumentarían sus posibilidades por ser el hijo del coleguita del alcalde que pone los terrenos para la operación?

    Lo cual me lleva a otra pregunta. ¿Se le ha ocurrido a algún periodista investigar las listas de pisos asignados digitalmente en las promociones oficiales? Son miles y miles. ¿Sería mucha sorpresa descubrir que han sido asignadas inicialmente a parientes y allegados de políticos y «agentes sociales»? ¿Sería mucha sorpresa descubrir que algunas plusvalías han servido para financiar a los partidos?

    Aquí tenéis materia para una novela.

  • Procuro fijarme dice:
    Domingo, 13/11/2016 a las 15:59
    Hay o debería haber un límite para todo.

    Es lo que dice Popovich, es el comportamiento típico de un matón de secundaria. Cualquier persona decente le partiría la cara a su propio hijo si se comportara así. Y ellos lo han elegido de presidente.

    Uy, Pirata, la que acaba de liar. ¡Con dedicatoria!

  • Proc, jamás votaría a Trump. Por ese vídeo que enlaza y por otras cosas. Repitiéndome, no lo votaría por todo. Y hacerlo es laico porque la izquierda hoy es una religión. Simple oposición.

  • ¿Os acordáis de aquella política que presentó la dimisión después de tener un accidente de coche y dar positivo? Venía de dejar a sus hijos en el aeropuerto. Su hija se iba seis meses al consulado español de Nueva York, con una beca. ¿Soportaría una investigación periodística? ¿Cuántos españoles tienen información sobre esas becas? Quiero decir que la cosa funciona así en España y en la China. Lo que hay que pedir es que se cumpla la ley, o cambiarla. Más escandaloso que esa beca o los pisos de los Ramones Espinar me parece los premios de las embajadas de Londres y París. Y ahí están.

  • El escándalo va por barrios, desde luego. Pero el monto de los mamoneos inmobiliarios, suma muchos miles de millones. Cierto, está distribuido y ha participado todo dios, pero escuchar a estos hipócritas hacerse los inocentes es repulsivo. Los negocios de las administraciones públicas generan corrupción a mansalva. ¿Por qué entre los pisos adjudicados a dedo, que en teoría deberían ser reserva para casos extraordinarios (realojamentos imprevistos, etc) tiene que aparecer el hijo de un expresidente de la cosa pública y capitoste de la cajas de ahorros hundidas, entre otras cosas, por el mamoneo del negocio inmobiliario? Es repugnante. ¿Cuál es el monto de esas becas? ¿Sumadas todas ellas alcanzan para cuántos pisos?

  • Gengis, tenía dos opciones, la critica ad hoc o desmontar, hacer fisking, de las cosas que dice que yo creo y que no he dicho.
    Como este es exactamente el punto que me irrita, decidí no esforzarme porque usted lo pretenda y opté por la inelegancia. Mucho mas descansada.
    Pero no tengo problema en entonar el mea culpa por ello.

  • Claudio Sífilis dice: Domingo, 13/11/2016 a las 14:33
    ‘Juego de Tronos’ (…) Y la mayoría las recomiendan.

    Claudio, con tanto éxito, pueden rodar para una nueva temporada y dar trabajo (eventual y temporal) a jóvenes estudiantes. A mi hijo lo tienen varios días montando escenarios y decorados en el set de rodaje.

  • Adaptaciones, espero haber corregido mi error sobre lo que cree usted diciendo, tal como hice a las 16:48, que usted no ve la necesidad de creer a la pareja que habló de la ausencia de dinero oculto en la operación de compra-venta. ¿Lo he conseguido?

  • La hipocresía. El problema es que éstos son los que venían a limpiar y regenerar la vida pública. En el caso de Espinar, resulta particularmente indecente que mientras ese momento, el de la asunción de la imposibilidad de seguir pagando una vivienda, ha representado para tanta gente la ruina absoluta y el fin de un proyecto de vida, en su caso fue la oportunidad de ganar una pasta fácil haciendo precisamente lo que estaba criticando en los demás. Otro día habría que hablar de Tania, la princesa de ojos tristes, cuyo hermanísimo llegó a levantar más de un millón de euros con talleres ocupacionales –cualquiera que se dedique a estas actividades conoce lo sencillo que resulta enriquecerse organizando cursos de timbales o capoeira– gracias a contratos adjudicados por el ayuntamiento del que ella y el padre eran concejales, y cuyo “precio político” por un nepotismo palmario fue dejar de salir en La Sexta Noche.

  • Lo definió Proc muy bien. Lo de Espinar es una caza de brujas desmesurada y también merecida por los sayones morales que se gastan. Todo esto empezó con el planteamiento de Gengis. Yo estoy con él: si Espinar no pidió dinero negro en una operación de venta cuando lo sencillo y normal hubiera sido lo contrario, merece que se le reconozca. ¿Por cumplir la ley; por el no asesinato? No debería ser así, pero estamos en España. Qué queréis.

    La lógica dice que a Espinar se le concede ese piso por sus contactos familiares.

  • Un amigo mío, mando intermedio en una Caja de Ahorros, defendía que el auténtico escándalo saltaría cuando se empezaran a conocer los créditos concedidos sin garantías, y condonados. Estoy esperando. Yo creo que ya nunca saldrán, igual hay demasiados periodistas o medios en ellos.

  • Materia para novela: dicen que el 80 por ciento de los pisos de protección oficial en Madrid están en manos de cuatro mafias. Mafias gitanas, por decirlo todo. Desde finales de los 90 y hasta el estallido de la burbuja habrían ido recibiendo estos pisos, en afueras donde uno nunca querría vivir (Seseña, Las Rosas, la ampliación de Fuencarral, el extrarradio de Valdemoro, de Barajas pueblo, de Arganda, etc.), la meseta madrileña devastada por rotondas y polígonos industriales, y alquilándolos bajo cuerda a los nuevos pobres; esas familias jóvenes con dos sueldos de 800 euros (él, de empaquetador de Amazon en la nave de Alcorcón, ella de telefonista de Orange), un niño hiperactivo enganchado al Clash y una niña preadolescente que quiere tatuarse hasta las orejas. No hay forma de meterle mano, porque intervenir de inmediato requiere desahuciar, y apostar por la vía judicial supone admitir que no hay solución hasta dentro de doce años, cuando el niño ya trabaje en la nave de Amazon y la niña haya desaparecido como Diana Quer. A ver si de una puta vez somos capaces de sentarnos para hablar de esos niños y nos dejamos de gilipolleces, ésta es mi opinión.

  • En eso, lo de la lógica, estoy de acuerdo. También pudo ser que, como tantos otros jóvenes sin dinero ni trabajo, Espinar simplemente tuviera mucha suerte con el dedazo y la adjudicación del piso no guarde ninguna relación con los casi veinte millones de euros que la promotora había recibido en créditos de Caja Madrid, donde su padre era consejero. Al fin y al cabo, esto sigue siendo España, el país de la igualdad de oportunidades.

  • Gengis Kant dice: Domingo, 13/11/2016 a las 19:20
    …espero haber corregido mi error…

    Cuál? el escribir en alejandrinos como Umbral:

    “…cosa que no se creen ni Adaptaciones ni Kenzo.
    Confieso mi táctica: divido, y a ver si venzo”.

  • Cree el ladrón que todos son de su condición. Hace unos años buscaba piso en Madrid. Yo lo quería en Pacífico, que es mi barrio favorito de la depauperada capital de España. Había oferta: cuchitriles a precio de oro y pisos nuevos a precio de pedo de puta. Fui alejándome del centro hasta que encontré algo que se ajustaba a mis perricas: un pisazo en las afueras de Alcalá de Henares. Era en la calle Gonzalo Torrente Ballester, cosa que me hacía mucha gracia. Grande, de lujo y con piscinaca. La de la inmobiliaria me dijo no sé qué de que era un piso de protección oficial y que no podía venderlo o alquilarlo hasta no sé cuándo y otras cosas la mar de misteriosas. No entendí muy bien por qué se ponían a la venta esos pisos habiendo tanto necesitao y por qué un piso de protección oficial tenía que ser tan lujoso (o lo que yo entiendo por lujoso). Terminé comprándolo en Berlín. Por supuesto, todo legalmente y sin dinero negro.

    Un día tuve que cambiarle el tubo de escape al Kadett. El del taller me dio el precio y me preguntó si quería la factura sin IVA. Yo he sido siempre muy tonto y muy lerdo y no sabía de qué iba eso del IVA y qué diferencia había entre una factura sin y una con. Me vino a explicar que sin IVA me salía más barato, pero que no era legal. Yo entonces ganaba treinta mil calas al mes. Unos ciento ochenta euros. Le dije que con, que con.

  • Pirata Jenny dice:
    Domingo, 13/11/2016 a las 17:15
    X: Es raro. El título es “Perroantonio, te voy a hacer una autocrítica”.

    Me parto. 10/10.

  • Pirata Jenny dice:
    Domingo, 13/11/2016 a las 17:19
    Me han pasado un enlace de ese hombre tan querido en esta casa, Michael Moore.

    Recuerdo que vi Bowling for Columbine con unos izquierdosos y que la peli les pareció demasiado izquierdosa. Yo, que soy un lerdo y un inútil y que en aquella época lo era más, la defendí con el argumento de que era una peli baratita hecha para las mentes baratitas de EEUU, cosa que estaba muy bien porque les haría pensar cuando a nosotros nos había hecho perder el tiempo, y que el director era muy listo y sabía muy bien lo que hacía.

  • Mi prima Vanessa estaba casada con un Efrén que despotricaba contra los socialistas y les acusaba de corruptos y miserables. Se metió en eso de los blogs y las redes sociales y se hizo popular en alguno de ellos por su vehemencia. Un día que entendió mal una propuesta de meterse de estranjis en un curro bien pagado y para siempre, vi cómo se le hizo el culo pesicola y entendí cosas que no sé muy bien cómo verbalizar. El padre de Efrén tenía una empresa, gastaba casoplón en una zona de lujo de Madrid y tenía coches y motos y tal y cual. Comía de tasca, apreciaba las pochas y despreciaba a Adriá y a los empleados les pagaba setecientos euros al mes.

  • Como estoy en España he pinchado la tv de mi habitación del hotel.
    Miro el programa de la Mila sobre libros.
    Era mejor el reality ese suyo.
    Menuda castaña!

  • Más placentera es una buena discusión que un mal polvo.
    Cuando mi vida y mi celebro no han estado petados de cienes de obligaciones que requieren gran esfuerzo mental, ésta ha sido mi divisa. No en este momento.

    Cuando Gengis posteö su defensa de Espinar creí que era una humorada de las buenas, con las que a menudo nos deleita. Luego empezó a defenderla seriamente.
    Sospecho que cambió el registro porque él suscribe la frase con la que inicië este post.

  • Sr. Verle:

    A las 14: 33 puse: “… cosa que no se creen ni Adaptaciones ni Kenzo ”.

    A las 16: 48 lo corregí de este modo: “… cosa que Adaptaciones y Kenzo no se creen ya sea porque creen lo contrario o porque tienen en suspenso la creencia”.

  • Adaptaciones, en FB se ha producido el mismo malentendido. Félix Ovejero compartió mi comentario sobre R. Espinar pensando que yo estaba tirando de ironía, cosa que he tenido que desmentir allí con todo el dolor de mi vanidoso corazón.

  • Bremaneur dice:
    Domingo, 13/11/2016 a las 20:33

    Podremos o no estar de acuerdo con Moore. Pero cuando hizo Roger and me no existía nada parecido (si acaso esa joya de Ze’ev Chafets, Devil’s night and other true tales about Detroit). Fue, con Richard Sennett en su campo y Michael Harrington en su canto de cisne, de los primeros en ver la transformación de mariposa en larva de la clase trabajadora americana de los estados de los Grandes Lagos (precisamente los que han dado la victoria a Trump), y en intuir adónde podía llevar la destrucción. También Roth, en la ucronía sobre Lindberg, en algún sentido, prevé a Trump, este Berlusconi americano. Moore es un tipo muy listo, y además creo que un gran tipo.

  • «En un poema titulado “En agradecimiento”, Bukowski decía:

    No puedo por menos de admirar
    a la más vilipendiada de las especies humanas:
    el hombre blanco
    norteamericano
    de clase media.
    Como escritor
    se me ha criticado por
    escribir con crueldad sobre
    mujeres;
    a otros escritores se les ha criticado
    por escribir con crueldad sobre
    negros,
    orientales,
    homosexuales,
    lesbianas,
    amerindios,
    los ancianos,
    los nonatos,
    los recién nacidos,
    los lisiados
    o los chicanos
    (…)
    estoy eternamente
    agradecido
    al hombre blanco
    norteamericano
    de clase media
    al que todavía se puede criticar,
    insultar y
    ningunear una y
    otra vez
    sin que nadie proteste,
    y él nunca protesta,
    sencillamente le importa un
    carajo.
    ¡bueno, claro, dice el
    coro de la
    corrección política,
    es que están plenamente satisfechos
    con su existencia
    en este mundo!
    sí, alguno
    sí,
    pero no todos.
    algunos son tan
    heroicos
    como los homosexuales
    y las lesbianas
    y las feministas
    y los negros
    y todos los etcéteras
    y en algunos casos,
    más
    aún.
    pero nuestro hombre blanco
    norteamericano de clase media
    nunca protesta
    ¡pero eso, dice el
    coro de la
    corrección política,
    es porque tiene la sartén,
    por el mango!
    quizá,
    quizá no
    lo único que sé es
    que nunca se queja,
    puedo maltratarlo
    y
    vapulearlo,
    y puedo arrastrarlo
    por los suelos en el
    poema
    (…)
    así que una vez más
    me descubro ante el hombre
    blanco norteamericano de clase media.
    el hazmerreír
    de todos,
    el payaso,
    el bruto,
    el espectador de tv,
    el bribón,
    el bebedor de cerveza,
    el cerdo sexista,
    el marido inepto,
    el bobo,
    barrigón
    descerebrado
    capaz de aguantar cualquier
    maltrato posible
    sin decir
    nada
    limitándose a
    encender otro
    puro,
    repatingarse en el
    sillón e intentar
    sonreír.
    ¡brindo por este
    héroe
    olvidado!»

  • Gengis Kant dice:
    Domingo, 13/11/2016 a las 21:24
    Adaptaciones, en FB se ha producido el mismo malentendido. Félix Ovejero

    Hay que leerse mucho para captar la ironía. Y así y todo…

  • Ah, el gran Houellebeq. Las élites odian al pueblo. El pueblo no lee a Proust, vota mal, no le gusta Pollock y huele a ajo.

  • Lo recibí el sábado. Comencé a leerlo ayer y acabo de terminar, no hace ni cinco minutos, sus cuatrocientas páginas.

    No lo podía dejar.

    En 1841, el hallazgo en las aguas del río Hudson del cuerpo sin vida y con evidentes señales de extrema violencia de una de las mujeres más bellas de Nueva York, Mary Cecilia Rogers, conmocionó a la opinión pública de la ciudad. Un joven y siempre falto de dinero Edgar A. Poe, que apenas unos años antes había residido en la ciudad, ofreció por carta al director del Sunday Visitor de Baltimore un relato “basado en el asesinato real” de la desdichada. Así, la tragedia de Mary Cecilia Rogers se transformaría en El misterio de Mary Rogêt, una historia paralela a la realidad, ambientada en París, y que marcaría el segundo reto intelectual para el padre de la novela detectivesca y antecedente directo de Sherlock Holmes: el chevalier Auguste C. Dupin, quien un año antes había protagonizado el primero de los relatos analíticos del autor en Los crímenes de la rue Morgue. Basándose solamente en los sueltos de una prensa neoyorquina –Poe vivía entonces en Filadelfia– hechizada por el espectro de la bellísima cigarrera muerta, Poe desacreditaba la principal hipótesis que barajaban tanto los periódicos como la policía hasta el momento, y presentaba una teoría alternativa sobre lo sucedido, teoría que iría modificando sobre la marcha en función de los sucesivos descubrimientos que iban realizando las autoridades.

    Feliz mezcla de estudio histórico, biográfico y literario, Edgar Allan Poe y el misterio de la bella cigarrera (La investigación de la atroz muerte de Mary Rogers) alterna, a ritmo de novela negra, las páginas dedicadas a la vida del poeta y la complicada creación y publicación de su relato con una exhaustiva y lúcida investigación de aquel enigma que cambiaría para siempre la prensa, las costumbres o las estructuras policiales y de poder de la ciudad de Nueva York.

  • Hablando de libros. Hoy he recibido el de Perroantonio. Por supuesto, agradezco la gentileza y prometo leerlo con el interés y el cariño que seguro merece.