Centinela contra cipotudos

centinela
por Centinela contra cipotudos.

Génesis

Jamás renegaremos de nuestra condición. Sean los prójimos quienes nos juzguen. Somos bizarros y heterodoxos alarifes: comenzamos la casa por el tejado. Resumamos qué cosa es la {prosa cipotuda} y cuál es la nómina de sus autores antes de cimentar nuestros fundamentos.

{Prosa cipotuda} es aquella de manufactura egolátrica y campanuda e influenciada en su gramática y en sus temas -el Madrid, el bar, las locuras de juventud y un corto etcétera- por ciertos sectores de las redes sociales. Su lejana influencia es Francisco Umbral. Su cercana, Ruiz Quintano entre otros. Su origen, los blogs. Su incompleta nómina: Jabois y Tallón como primigenios artíficies; sus imitadores: Lucas, Hugues, Bustos, Cabeleira, Del Riego y otra nutrida cofradía de bufones y copleros.

Introito

Nos preguntamos, en momentos de íntima reflexión, cuando el cotidiano devenir condesciende tanto a nuestra introversión como a nuestra extroversión, si debemos sacudirnos la modorra y el marasmo ante el abuso, ante lo tuerto, ante lo excéntrico tenebroso. Si debemos permanecer confortablemente aturdidos o si, por el contrario, nos obligamos a mutar en hombres de acción. Desembarazados del sacrosanto temor y envalentonados en nuestra condición de bravoneles, tomemos la péñola que es nuestra espada y dispongámonos a la lucha sin cuartel contra la iniquidad. Lacónicos y humildes, expresemos nuestro temperamento servil a las grandes causas con un lema inmarcesible: {aquí estamos porque hemos venido}.

Misión

Gozó España la sacudida de un columniforme libelo. {En la era de la prosa cipotuda} intituló Íñigo Lomana el mazo con el que zaminó nuestro letargo. Alzáronse las voces en contumaz algarabía, aullaron los ofendidos y plañeron y sollozaron sus espoliques, sus palafreneros, lacayos y estriberos. Aplaudamos por nuestra parte la anexión del adjetivo al acervo lexicográfico: {cipotudo} es ya nuestro pendón y nuestra bandera, imborrable marchamo con el que conviviremos junto a cotidianas y manidas palabras como casa, cigarro, bragas, libreta, lámpara, tramoyista, cotonificio, primogénito o escocés. 

Fijemos y demos esplendor a la noción {prosa cipotuda} para acercarla al pueblo llano. Que caiga la palabra de la prensa a las calles. Cercenemos los errores originales e incorporemos las añadiduras pertinentes. Mas un fin último perseguimos: desterrarla de la literatura española. Que jamás nuestros nietos hayan de leer en sus manuales que llegó para quedarse. Construcción y destrucción, memoria y olvido conviven en paradoja y armonía.

Tesis I. Diferencia entre prosa cipotuda y prosa macho, entre testis y penis, entre creación y recreación

Desabridamente declinamos la confusión entre {prosa cipotuda} y {prosa macho}. Y pesarosamente rectificamos a Lomana. Dejémonos caer en la muelle facilidad de la metáfora; acudamos a nuestros anaqueles y rescatemos de los plúteos el {Atlas of human anatomy} de Jesse F. Williams y Charles F. Geschickter en su nueva edición de 1942 primorosamente publicada por Barnes & Noble. Fijemos nuestra atención, con la gravedad que requiere nuestra labor, en la página 56. La lámina {Urogenital Organs-Male} muestra en plano sagital el tracto genito-urinario. Pende el escroto como un octópodo en una bolsa de supermercado. Agucemos nuestra vista. Nada nos sorprenderá. No, no nos avergoncemos en declarar en el ágora nuestras usanzas: gustamos de contemplarnos el escroto y son nuestros dedos dóciles al tacto de su torillo. Mas somos, reconozcámoslo, ignorantes de sus entrañas. La lámina es ayudadora en disipar las brumas del desconocimiento y mostrarnos la complejidad escrotal: {testis, epididymis, caput epididymis}. Industria seminal, manufactura de esperma, factoría de hombres, núcleo de la virilidad y sus presuposiciones: arrojo, bravura, agudeza. Tal es la prosa macho. Somos conscientes: una prosa contenidamente heroica que rezuma fratría, confianza y discreción. Preparémonos ahora para la vil comparanza. Contemplemos el alicaído cipote que pende como un ahorcado. Sólo es conducto, cañería. Enhiesto, quizá, sea señalador; recreador más que creador. Director lo más, pero sin la grandeza fabril de lo que atesora el escroto. Indiscreto, habla el cipote de sus andanzas. Gústase venoso, firme, grueso y larguirucho. Bombástico y egolátrico, prosa cipotuda.

Tesis II. El origen de la prosa cipotuda: la libertad de la escritura en blogs

Desempolvemos nuestro orgullo y revelemos la evidencia de nuestra erudición, sustentada en los pilares del estudio y la experiencia. Balbucimos nuestras primeras mecanografías en los cuadernos de bitácora de la internet que dieron en llamarse {blogs} y que algún catedrático definió técnicamente como {chas}. Avanzamos entonces en el estudio de nuestros pares. No resbalarán las sortijas de nuestros dígitos si confesamos que emulamos a quienes considerábamos peritos en sapientes sentencias, en refulgentes expresiones. Piedra con piedra, como neolíticas destrales, afilamos las aristas de nuestra prosa. Técnicos somos en tales menesteres y la verdad nos obliga a que la radiemos: nació la prosa cipotuda en los {blogs} y fueron sustento de su genio el humor y el disparate, la ausencia de lindes y fronteras en el retorcimiento de los realces expresivos, la asunción entre instruidos compinches de un léxico consuetudinario en la parla de figones. Avezados los hubo en su manipulación y en su docencia. Los {precipotudos}, cipotudos primigenios, hicieron gala de su brío y nada merecen más que vítores y aplausos. Afirmadores somos de la lisonja y aun la devoción que requieren. Insistamos en ello: devoción por, digámoslo rostro al viento de la Historia, Jabois y Tallón.

Tesis III. Jabois y Tallón, la excelencia; sus imitadores en Twitter®, la excrecencia

Así como la primigenia célula se replica, así como el cigoto desarróllase en cinética simetría, pudo haberse moldeado la prosa precipotuda en ameritada para el Parnaso. Sobre nuestros hombros reposa la carga de la pesadumbre, pues somos conscientes del desvío de tal destino. Hemos visto herborizar en las serranías a quienes pensaron que las hectáreas que se expandían a la vista eran todas de orégano y trocaron el truco en estilo. Completemos con cadencia de entomólogos y minuciosidad de lexicógrafos la historia y la gramática de la prosa cipotuda. De origen claramente gallega y con dos referentes concretos y excelentes, hemos sido testigos de cómo se ha plagiado, prostituyéndola hasta perfumarla con el aroma a mingitorio de vestuario que asciende ahora a nuestras narices. Las influencias recibidas, el sustento de su semántica en concretos autores cipotudos, han sido, lo sabemos: la sintaxis y el vocabulario propios de Twitter®. Concretemos: la moral de la sectaria consigna y el compadreo privativo de tascas anaeróbicas y sudor lacustre.

Paradigma I. Influencia de Twitter®

Necesariamente habremos de justificarnos. El discente lector es suspicaz y volteriano y no ha de verse obligado a creernos. La prensa nos trae párrafos que nos impresionan en extremo. Éste que pesca en la charca del {mourinhismo} y nos sirve en bandeja el silúrido de los pozos cenagosos. sirve Hugues y su crónica parlamentaria: «Iglesias es el telonero de Rajoy. Saca lo mejor de él. Su mejor parlamentarismo, ese que se va parando como el Buitre y detiene la logica [sic] hasta rozar el absurdo o la perogrullada». Churrigueresco en la comparanza, arcano en la imagen: Iglesias es un buitre que se para tanto que es absurdo, colegiríamos. Adjudiquemos el remoquete, {absurdo}, al reportero y tranquilicemos nuestro inquisidor espíritu con esta poética justicia.

Prosigamos, para fatiga de nuestra alma, en disquisición sobre un genio de la prosa macho y por lo tanto anticipotesca, salpicando en esa letrina. Cristian Campos tuvo que dejar la impronta vacua del adjetivo {random}, que nada pintaba en la frase con la que nos ilustraba. Adjetivo con el que tropezó también nuestro gran Jabois en una columna, cómo no, sobre el combinado merengue. Sí, el adjetivo surgió en los laboratorios tuiteros, espacios internáuticos donde más prosa cipotesca se practica, y fue voceado por su aparato de propaganda, el {fanzine Jot Down}. Aplaudamos a los confesos: «Y asumo mi cuota de culpabilidad en cuanto a la propagación incontrolada de random». Chapoteemos en la cenagosa charca: random, random, random, random, random, random, random, random.

Paradigma II. Énfasis expresionista

Recoletos procedemos en las dominicales horas. El domingo es día de reflexión y recapitulación. Rescatemos de nuevo a Hugues, que principia su crónica de un partido de las huestes merengues tal que así: «Los héroes a veces tienen nombres comunes. El de hoy se llamaba Sánchez Martínez, colegiado murciano. No solo le pitó al Madrid el primer penalti este año, sino que llevado por un insensato afán de justicia le pitó el segundo. El público, enloquecido, no daba crédito. Se miraban entre sí con las manos en la cabeza y algunos hacían a la prensa el gesto del “cómo me las maravillaría yo” de Lola Flores».

Apostilla para desavisados: en íntima comunión con los culés, que tienen fama de llorones, los merengues también plañen. Consideran injusto que {los árbitros} y por tanto {el sistema} y por tanto {la sociedad} no piten penaltis a favor de su equipo, y consideran este tema c-o-m-o-a-l-g-o-m-u-y-i-m-p-o-r-t-a-n-t-e. Prosigamos: si antes fue el Buitre, ahora la metáfora es folklórica y viene de las manos de Lola Flores. Somos desconocedores del gesto que hace Lola Flores al cantar {cómo me las maravillaría yo}. Entendemos la intención cómica del autor, mas proponemos que la exageración de la imagen {público enloquecido} debiera rematarse en la metáfora con un significado comprensible para la amplia ciudadanía. Así pues, dejemos de leer a Hugues al terminar el primer párrafo y aprovechemos el tiempo en otros menesteres, verbigracia en leer a Antonio Lucas, columnista del que apenas sabíamos nada y al que ahora acudimos, como el sediento a la fuente, para calmar nuestra sed de cultura cipotuda. El pasado día 27 de octubre publicó un artículo sobre un tal Ramón Andrés que resulta estar escrito, válganos Dios, en clave autocrítica: {Alguna vez le leí en una entrevista de Íker Seisdedos que “España es un país de brutalidad”. Conozco a Ramón Andrés y sé que esa frase no trae desafío, sino que desenfunda un lamento fecundo. Sólo quiso subrayar (ni siquiera denunciar) que el barbarismo triunfa a diario. Basta con echar un vistazo}. Sí, basta echar un vistazo a ese {desenfunda un lamento fecundo} para darnos cuenta de que el barbarismo triunfa a diario.

Paradigma III. El penalti, el bar, la novia

Españolicemos sanchopancescamente y digamos sin sonrojo: «culos conocidos, de lejos se dan silbos», como expresa el refrán. Nos ha venido a la mente la sentencia porque la curiosidad mató al gato, y a nosotros casi nos lleva al otro mundo la lectura de este artículo de Manuel de Lorenzo (rectificamos: no hemos reunido el suficiente valor para pasar del primer párrafo). ¿Nos encontramos ante un caso de prosa cipotuda? Tal parece. «Culos conocidos, de lejos se dan silbos», así que hemos buscado la relación entre el autor y, por ejemplo, el {fanzine Jot Down}. Bingo. Mas no conviene que nos excedamos en nuestra preclara inteligencia, pues en un somero repaso no hemos visto vínculo alguno con el {mourinhismo} ni vislumbrado en su actividad de Twitter® compadreo atroz con tal secta. Conviene entonces hacer acopio de prudencia y provisión de juicio. No podemos decir que el trasero del autor silbe a propincuas posaderas. No hemos leído más textos suyos, pues aún tenemos en las narices las sales con las que nos hemos repuesto de ese primer párrafo cipotudo. Un grano no hace granero, una golondrina no hace verano y tener una novia casquivana no hace de nuestra casa un burdel.

Esperábamos agazapados y guardábamos este nombre en la recámara de nuestro pensamiento crítico. Hasta en el barroquismo más recalcitrante refulge la prosa española, si no de claridad, sí de clarividencia. Avisados estábamos y no había de cogernos por sorpresa un nuevo asalto de la supuesta prosa cipotuda de este autor. 8 de noviembre de 2016. Aparecen en su último artículo los temas señalados por nosotros y por Lomana. Penalti, la novia y el bar

Paradigma IV. Prosa cipotuda y compadreo

Cumplamos con nuestra misión de centinelas literarios con tesón e hidalguía, pero confesemos no sin cierta aflicción que también la cumplimos con una alta carga de sacrificio. Antaño nada sabíamos de {un tal Lucas}, maguer nuestra avidez en la lectura de los rotativos, pero hoy nos reservamos la obligación de leer sus columnas y avisar a los lectores, no en vano nos jugamos la calidad de la literatura española para las próximas décadas. No, no podemos permitirnos que los cipotudos infesten el panorama cultural patrio. No, no podemos permitirnos que el estilo de {un tal Lucas} se imponga entre nuestros escritores: «una frase de las que a él le quedan como relámpagos después de seis horas trabajándola con fanatismo relojero», «el hallazgo es uno de esos aerolitos suyos que molestan a los puretas de vocación, a los solemnes por destino», «En España vivimos entre el suicido de una izquierda leve y el resoplar de otra recreativa y cascabelera». Tres cipotudeces sólo en el primer párrafo nos mueven al desánimo. ¿Qué va a ser de nosotros, ay, Señor, qué va a ser de España si desfallecemos y no cumplimos con la sagrada encomienda de neutralizar tan maligno poder? Nada podemos oponer al compadreo de {un tal Lucas} con el escritor y asimismo columnista Juan Soto. {Un tal Lucas} cree que el libro de Soto es digno de ser comprado y aun leído. Aceptaremos que no anda descaminado. Pero flaco favor le hace a su compadre, flaco favor nos hace a sus leedores, si el párrafo primero resulta abigarrado en su condición de cipotudo y el segundo hace acopio barbárico del procaz lenguaje de las sobremesas de pochas y churrasco y {copita} por cuenta de la casa: «para qué cojones queremos», termina por expresar el cipotudo como quien regüelda o en vasija ventosea. No en vano al compadreo se le llama, también, {sacudirse las chorras mutuamente}.

Corolario

Hemos dado a entender con nuestro método, nutrido de saberes e hiperbólico -por lo que esos saberes se multiplican hasta lo que algún desavisado llamara {pedantería}-, que la prosa cipotuda nos desagrada y aun perturba nuestro ánimo de alerta leedor. Nada más falso. Hemos sido laudatorios y aun lisonjeros con quienes consideramos que hicieron arte de la prosa cipotuda; con quienes, en definitiva, la parieron alumbrando al mundo nuevas humoradas, nuevas formar de metaforar y nuevas formas de retorcer el texto hasta convertirlo, prestímanos creadores, en ávida y salada lectura. Mas no conviene hacer mixtura de heteróclitos ingredientes, porque nuestra intención docente no es otra que alertar contra los amanuenses cipotudos, contra quienes amaneraron y retorcieron la seminal prosa cipotuda hasta convertirla en bahorrina de alegorías, lugares comunes y pavitontos neologismos propios de tarúpidos y altaneros chocarreros. La conjunción de fuerzas foráneas y corrientes intrusas, o la potenciación de elementos primigeniamente laterales que han dado en puntales del texto, provocaron que la musculatura de esa prosa germinal en lo que es hoy en día: motivo de chanza. Contra esa prosa y sólo esa, somos {centinelas contra cipotudos}. Téngase en cuenta antes de alzar juicio contra nuestra Idea.

Desperdigadas sus vísceras y expuestas al ojo humano, cuán frágil y desprovisto de interés se nos antoja este sonsonete egolátrico y campanudo. ¿Consideramos cumplida nuestra misión? No. Centinelas de cipotudos, nuestro fin no tiene ídem. Como cantaba el vate tañendo la cítara de la sabiduría, «Comando G, Comando G, siempre alerta está». Tal cual nosotros. Amén.

Bibliografía

COMPENDIOS DE LA PROSA CIPOTUDA.
Viernes, 28/10/2016 a las 13:45
Sábado, 29/10/2016 a las 10:21
Sábado, 29/10/2016 a las 22:15
Domingo, 30/10/2016 a las 09:43
Lunes, 31/10/2016 a las 15:38
Martes, 01/11/2016 a las 13:29
Martes, 01/11/2016 a las 14:56
Miércoles, 02/11/2016 a las 10:13
Miércoles, 02/11/2016 a las 12:10

172 comentarios

  • 5.30 UTC
    Dos noticias extremecen el mundo:
    -Como advirtió Chopsuey repetidamente, Trump ha ganado. La influencia del Folsom blues ha sido determinante.
    -La prosa cipotuda, ya endémica, es combatida desde Chopsuey con sus mismas armas, el énfasis y el retruécano.

  • «tarúpidos»
    Lo que aprendo.

    ¿Trump finalmente?
    Tiempos interesantes.

    La viti-ayudanta se ha dormido, tiempo de lectura inesperado.

  • Compañero, me parece muy bien que se alerte y se califique la prosa, la política y los amaneceres.
    Puede que las gentes bien informadas, ya que leemos este fancine, podamos distinguir las cotegorías de la prosa y el carácter de los prosistas y podamos catalogarlo y criticarlo.
    Encomiable, y también vano, el esfuerzo.
    Los que escriben de forma profesional y para medios de masas o menos masas, todos tienen dos cosas en común, la calidad (buena o mala) y las ventas (muchas, pocas o nulas).
    En demasiadas ocasiones la primera es antagónica de la segunda.
    Y en demasiadas ocasiones, la cantidad de público comprador, desea lo que se le dá.
    Algunos, son capaces de atreverse a mostrar ejemplos de mucha calidad a gentes que no la aprecian, pero es como dar el mejor solomillo a un vegano. NO LO QUIERE. O el mejor Jamón a un hombre del islam, NO PUEDE.
    Esas son las cosas.
    Toda su intervención ha sido docta y fundada y larga.
    Le felicito.
    Este fancine tiene lo que tiene que tener, para vender poco. 😉

  • Pennsylvania va a dar el punto definitivo: juego, set y partido. Se ha cumplido todo lo que dije, el mapa contempla a los pijos de NY, Boston y San Francisco en contraposición a la gran América que no soporta mas chorradas. Ya expliqué que habiendo estado una temporada en Penn y habiendo rodado ( bien que poco) en Indianápolis, me parecía que gente tan auténtica como ésta no podía votar a Hillary. En Luisiana ha arrasado Trump, ya conté mi reciente visita a NO, le ha votado hasta el Dr. John.
    Ya están tardando los cipotudos en sacar a pasear 1933.

  • Primero el Brexit, ahora esto: ¿qué será lo próximo, descubrir que Messi se droga, que el Papa es comunista? No es esto, no, no es esto.

  • He disfrutado y me he reído mucho escribiendo esto. Reconozco que he pensado más en mí que en los posibles lectores, de ahí que me haya salido tan largo y tan inconcreto, porque estaba más pendiente de mis propias carcajadas imitando a Mourlane Michelena que de aclarar conceptos. De la prosa cipotuda recuerdo muchos ejemplos, pero soy tan poco sistemático que no los agrupé cuando pude hacerlo. Debería haberme tomado más tiempo para escribirlo, pero de eso ando escaso. No te lo perdonaré jamás, Carmena. Jamás.

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 00:28

    Ya ya ya ya. No hay mejor ejemplo de bomba en el tren que las andanzas de nuestro Rey Jubilado, con sus cuentas en Suiza, entre otras cosas. Andanzas que esas élites presumían de conocer. Mentiras y más mentiras.

  • Gacho, pienso que el marqués lo que quiere decir con EXTREMECER, es una conjunción de EXTREMO+ESTREMECIMIENTO, así lo he entendido yo al menos.

  • Qué buena entrada.
    Brema, alarife, le ha tomado medidas y hecho un traje a medida y bien ajustado a la prosa cipotuda pero, me avergüenza tener siempre un pero, la primera pregunta que cualquier maestro del arte sartorio hace es: ¿Usted de qué lado carga, izquierda o derecha? Pregunta que no se responde y ni siquiera se plantea. Queremos saber.

    Y no, no tenía ni puñetera idea de lo que es el torillo. He aprendido que si fuéramos muñecos de tela por ahí nos habrían rellenado, lo cual desmonta un poco el Génesis.

  • Después de los fallos en España, UK, Colombia y ahora USA las empresas demoscópicas deberían sustituir el método de encuesta por un interrogatorio policial en forma o, en casos de especial relevancia, la tortura. Mentimos mucho, oigan.

  • Qué bueno, Brema. Aprender con deleite: no se puede pedir más.
    Respecto al torillo: ya sabía muy bien lo que era, pero desconocía su nombre. Yo ya me entiendo.

  • Con fruición hemos leído este verano el libro, recopilación de escritos en prosa del poeta americano fallecido en noviembre de 2014 Mark Strand, ‘Sobre nada y otros escritos’.
    Y sobrenada tras su lectura un poso de conocimiento humanista y serenidad intelectual que no deja inerte…

  • Adaptaciones dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 07:13
    La viti-ayudanta se ha dormido, tiempo de lectura inesperado.

    Microrrelatos Adapts, toda una entrada para el lector imaginativo.

  • MGAUSSAGE dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 09:40
    la primera pregunta que cualquier maestro del arte sartorio hace es: ¿Usted de qué lado carga, izquierda o derecha?

    A mí lo que me gusta es descargar.

  • Buenos días a todos.
    Estoy esperanzadísima con la victoria de Trump ; ya osé decir ayer que me apetecía que ganase. Y la suya ha sido una victoria clara. A ver si se rodea bien, de asesores que no le dejen hablar más de la cuenta, ahora que ya es Presidente Electo, y si consigue darle la vuelta a esas políticas disparatadas contra el CO2, por la “redistribución de la riqueza en el mundo” promovidas por la ONU, las Oeneges progres, y los amantes del Islamismo… Cruzo los dedos y le rezo a San Reagan y a Santa Margaret Thatcher.

    Y dicho esto, en cuanto me haya quitado de encima las tareas que tengo para hoy, voy corriendo a leer la entrada de Don Bremaneur, que tiene una pinta fabulosa, y, encima, ¡ con Scwarzenegger en la portada !
    Hasta luego y muchas gracias

  • Me he reído con el artículo, Brema, pero me sigue asombrando que el texto de Lomana, que en su momento no me pareció que diese mucho más que para una mañana de risas en la tuíter, siga campando e incluso aparezca en los dizque Culturales. De todas maneras, afinas más que él al señalar la influencia (nefasta) del blogueo, el colegueo y el tuiteo (todo esto me lo tengo que mirar, ya puestos). Por no hablar del fúmbol.

  • El filósofo Eli Eduardo de Gortari escribió un libro “Silabario de palabrejas” en el que el autor alfabéticamente recoge todas las palabras pícaras, groseras, impúdicas, pornográficas,..y su significado y procedencia: El nombre del falo, el del escroto, del prepucio, las tetas, el culo,…en fin, seguro que Torillo aparece en él.

  • Enhorabuena, más que una entrada, es una tesis. Ahora sé quién es Tallón, aunque todavía no me he desvirgado con él, a ver si principio pronto. Por cierto, ¿por qué todos los cipotudos gastan barba? Más: ¿se puede ser cipotudo y mujer? Parece oxímoron pero genera dudas.

  • Pues he leído la entrada de Don Bremaneur. Y he vuelto a releer también los enlaces a sus textos anteriores sobre la prosa ciputuda.
    Y me ha parecido muy divertido todo, aunque, para mí, me resulta casi tan Chino como las crónicas de Don Satur, que también disfruto a pesar de lo que me cuesta entenderlas:
    Y es que yo ya tengo vista de vieja, y me cansa muchísimo leer en el mac, por más que aumente, que ponga fondo negro, etc etc. Y como no compro prensa en papel desde hace años ( excepto revistas de cine y de libros, a las que estoy abonada también desde hace años ), a los columnistas en cuestión, no los leo. ( Sí me compro los “patente de Corso” sucesivos, de Perez Reverte, pero cuando salen en forma de libro ).
    Visito un pequeño puñado de blogs, y suelo intentar leer los artículos recomendados por quienes en esos blogs escriben, pero, a pesar de haberlo intentado varias veces, he tenido que abandonar a Jabois por imposible. ( Tampoco me van Morán, ni, ¡ Oh pecado gordísimo, lo reconozco y lo asumo ! Calaza ).

    Así que, yo, lo de la prosa cipotuda, es decir, insoportable, lo usaba con la novela, y se lo aplicaba a algunas señoras, ( lo dije hace unos días, y me cayó la del pulpo ), y a algunos escritores considerados como dioses por los que de verdad entienden, pero que yo, por más que los leyera, una y otra vez, no conseguí que me gustasen : como Juan Benet, como Roberto Bolaño, como Lezama Lima…
    Pido perdón por ello, y reconozco que, aunque a los 14 años me encantaba, tampoco aguanto “Crimen y Castigo”, ni “Los Hermanos Karamazov”, con esas mujeres ofreciéndose como víctimas propiciatorias a unos señores a los que ellas les importaban un pimiento…

    Ya siento ser tan bruta.

  • Estimado autor, ¿Gistau entraría en la nómina de cipotudos o es un verso suelto? Es al único -con Ruiz Quintano y Hughes (con h intercalada, creo que es)- al que leo de tarde en tarde. De Jabois me regalaron hace años su Grupo Salvaje (Libros del K.O., 2012) y bueno, bien.

  • Alvaroquinn dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 10:03
    Me he reído con el artículo, Brema, pero me sigue asombrando que el texto de Lomana, que en su momento no me pareció que diese mucho más que para una mañana de risas en la tuíter, siga campando e incluso aparezca en los dizque Culturales.

    Lomana ha tenido la intuición de escribir sobre algo que todos teníamos en mente: la existencia de un grupo de columnistas con un estilo común, aunque se equivoca al definir ese estilo como macho o como masculinista. Si se sigue comentando lo de la prosa cipotuda es, en primer lugar, porque lo ha clavado con el adjetivo. Es llamativo y divertido. Y en segundo lugar porque mucha gente ya estaba hasta los cojones de leer metáforas incomprensibles escritas para una microminoría, de un vocabulario incomprensible si no estás metido en el tuiter y de unos temas y unos trucos que se repiten sin variación alguna y que, en general, ocultan la vacuidad de lo que se está contando. Los coleguitas plañen y sollozan y el resto nos tronchamos el rabo a su costa. Es así de sencillo.

  • Josénez dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 11:42

    Atendemos su consulta, estimado lector, con la seriedad y profundidad que merece. Consideramos Grupo salvaje como una obra que sabe navegar las aguas de lo melancólico y las aguas de lo humorístico, como si el bajel de Jabois fuera perito en controlar las olas del mar tanto como en remontar los rápidos de un río. Compuesto por estampas bien enmarcadas, estimamos grata su lectura y guardamos en el arcón de nuestra memoria alguna memorable, como la del fan de Higuaín.

    Parémonos a reflexionar sobre Gistau. Siendo desenfadado su verbo, incluyendo en sus columnas cuñas sobre el Madrid muy de tanto en tanto y desvelando a las veces que ha de hablar de un tema del que no se ha preocupado en demasía, no consideramos su prosa como cipotuda. Hemos retomado la lectura de sus últimos artículos para asegurarnos al escribir el nuestro y somos firmes en nuestro dictamen: no, no lo es. Gistau, nos viene ahora a la mente, abandonó tiempo ha su cuenta de twitter y alejose de su influencia nefanda. Eso que ha ganado.

  • Concuerdo, creo que el salvavidas de Gistau fue precisamente el que usted comenta, el abandono de esa red social, dejando a sus compañeros bailando al ritmo histérico de la big band mientras el crucero en el que viajaban hace aguas para huir nadando a la isla de su propia literatura. ¡Toma cursilada! ¡Bravo! ¡Buenos días!

  • A todo esto, nada más cipotudo que el lenguaje podemita. Vaya este ejemplo de hoy, que utiliza además una expresión de Lomana (extremo centro). «Cuñadismo». El abuso de esos nuevos «ismos» nos inflan tanto las pelotas que nos desdibujan el torillo.

  • viejecita dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 11:40
    Y me ha parecido muy divertido todo,

    Gracias, Viejecita. No pretendía otra cosa.

  • Dos cosas y me voy.
    – Muchas gracias Don Gómez.

    – Hablando de Schwarzenegger ; ¿ se han dado ustedes cuenta de que, de pequeño, era Jorge Sanz ? ¡ Que cambio tan espectacular !

  • Gistau me entrevistó hace años, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, para su periódico. Estuvimos hablando de la Modelo, según recuerdo, pues por lo visto él había vivido cerca de ahí unos años antes. Me pareció un tipo muy simpático, con un encanto evidente. En la reseña habló de que tengo el careto lleno de cicatrices y definió mi prosa –según leo ahora mismo– como “ejercicio de literatura barrial y contundente como un crochet a la mandíbula”. Pues eso.

  • Torillo se le dice en el castellano tradicional alavés a una pedrezuela translúcida. Es una de mis palabras favoritas y no voy a permitir que me toquéis el torillo, prosistas.
    Con mi admiración por el autor de la entrada de hoy, bien que del tema en sí carezco de opinación.

  • Francisca Ferrol dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 12:49
    Hemos ganado. Trump acaba de telefonear a Brema para felicitarlo. Y Melanie al marqués.

    ¿Seguro que no ha sido al revés?

  • Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 12:42
    Con mi admiración por el autor de la entrada de hoy, bien que del tema en sí carezco de opinación.

    ¿No te ha convencido el Bremanert?

    BREMANERT DIMISIÓN.

  • Saber lo que es una junta tórica (algo fundamental en la vida) ayuda a comprender la geometría del torillo escrotal.

  • Junta tórica, junta excéntrica, tornillo autoperforante, autotaladrante, pavonado, goloso, barraquero, de cabeza avellanada, de cabeza gota de sebo, racord loco, tuerca con valona… Currar de fontanero me permitió ampliar mi vocabulario.

  • Conectamos con el doctor del Instituto Anatómico Forense de la Universidad de Oslo que nos contará todas las particularidades del rafe y si, efectivamente, podemos también denominarlo «torillo».

  • Estuve un año en el Colegio Pío XII que por su parte de atrás daba al Instituto Anatómico Forense. Cada vez que cambiaban o limpiaban el cartel alguien bajaba de noche a corregirlo: Instituto Atómico de Orense. Nos parecía de lo más divertido pero es que bebíamos mucho.

  • MGaussage dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 14:49
    Nos parecía de lo más divertido pero es que bebíamos mucho.

    Juramos no estar embriagos, y retamos a quien dude de nuestra palabra a husmearnos el fuelgo para dar fe. Así, digamos con la calma que nos procura la verdad que la frase nos ha movido a principiar una carcajada.

  • Sta Bellpuig, si es tan amable mire en el archivo general si se ha perdido un comentario mio o solo es que se me ha olvidado dar a enviar.

  • Adaptaciones dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 07:13
    La viti-ayudanta se ha dormido, tiempo de lectura inesperado.

    Lo único interesante leído hoy.

    Esto sí que tiene contenido. Tanto como las alubias del marqués.

    Poner a Hillary ha sido como presentar a Ana Botella en España.

    A Iceta y Sánchez se les acabó el crédito. Dos gafes muy tontos.

    Los gestos del hijo de Trump dejan un desasosiego.

  • Aquí en este lado, en el cartel de entrada a la ciudad de Ruan, anuncian que es la ciudad de nacimiento del Sr. Hollande. Ante el olvido en la impresión, del citado cartel, alguna persona atenta, añade de su puño y letra ” NOUS SOMMES DESSOLES”.

  • Madame Bellpuig.
    Se de buena fuente que nadie lee mis comentarios.
    Yo soy perseverante, no por altanería ni por satisfacer mi ego. Sólo por cabezota.
    Pero constato que no sólo NADIE, me lee, es que usted tampoco.
    Ahora tendré que albergar la última duda que me restaba sobre el defectuoso estado de mi memoria, sin recibir confirmación.
    Qué poca cosa somos.
    Algunos ya ni eso…
    Creo que se lo voy a decir a la gran esperanza blanca. Por si acaso.
    Bueno serán los únicos que me lean, los que revisan el correo en la CIA.
    Buenas tardes a los chicos…ustedes a lo suyo…

  • Pues gran sorpresa la mía al recibir llamada desde España.
    Mis hijos reclaman la presencia de su padre, y no para pedir nada en metálico.
    Quieren consejo¡¡¡¡
    Lógicamente para hacer lo contrario.
    Me voy mañana a Hondarribia a pasar el fin de semana, que aquí el “vendredi est un jour fériè” por cosas de la “grand guerre” y así lunes y martes vendo algo por allí.
    No corren la Behobia-SnSn, no son unos cobardes, y sólo corrían, delante del toro en San Fermín o cogiendo hongos cuando los lugareños se ponen muy bravos.
    Lo veremos desde casa de mi hermana, queramos o no.

  • Meñique amputable a que no sólo yo le leo jrG.

    (pero como dijeron otros ilustres antes que yo, aquí se viene llorado de casa)
    ?

  • Cuarto día consecutivo comiendo en el hotel poligonero, me siento como Adapts, cierto que sin vitirinaria. Me deprime la gente que me rodea, aunque sé que son los admiradores de Trump que mueven la economía.
    Las estoy pasando un tanto putas, la enfermedad de un ser querido es deletérea para la salud mental, así que me refugio en el Remelluri 2009 que aquí, por despiste, casi regalan.

  • Por el sólo hecho de que me lea usted, ya doy por completo el fin de mis escritos y temas musicales.
    (ese comentario era para enfatizar la irresponsable actitud de “mademoiselle” ante la cortés y correcta solicitud que he efectuado).
    También es conveniente venir cagado y meado, como a las clases con los curas y con los deberes bien hechos.

  • Lo de que alguien esté enfermo a tu lado es mucho peor de llevar que la enfermedad propia.
    El Remelluri, como le dije ayer, una vaselina excelente para pasar el momento.
    Bon courage.

  • jrG dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 15:27
    Madame Bellpuig.
    Se de buena fuente que nadie lee mis comentarios.

    Falso. Aunque una vez sí fui Nadie.

  • Y, ya siento, Don Kenzo, 19’29, porque Bernie Sanders se declara abiertamente socialista, y si los del partido demócrata le hubieran nominado, en vez de a Hillary ( me molesta llamarla Clinton cuando se llama Rodham ), lo probable es que la goleada de Trump hubiera sido aún mayor.
    Que no hay que olvidar la cantidad de Norteamericanos que tuvieron que salir huyendo de sus países de origen por causa de los diversos socialismos.
    Y conste que Sanders es un tío salado, y honrado , y que parece que va con la verdad por delante, y que sería un punto positivo para cualquier gobierno, mientras no fuera él el que gobernase.

  • La tele es maravillosa. Gracias a los mismos tertulianos que ayer pronosticaron la derrota de Trump hoy he descubierto las claves de su victoria.

  • Todavía no he leído nada de lo del Trump.
    Estoy deseando ver a los demóscopos, y a los candidatos republicanos que repudiaron al jefe.
    Imagino sus frases:
    -Hombre Donald, si nosotros de toda la vida que estábamos contigo…
    – Un partidito de golf, y luego ya si eso nos vamos con alguna de tus chicas, que son majas, majas…
    -A los cantorcitos esos habrá que meterles un puro no Donald?…
    También serán interesantes las reacciones de los políticos patrios y de otras repúblicas Españolas, si llaman a los embajadores a consulta o qué…
    Mis hijos antes me han dicho que bufff, que se avecina el IV Reich, que jodé con los Yankis…
    Yo les he tranquilizado…
    Hijos tranquilos, nada malo pasará.
    Los Americanos son listos. Muy listos. Más que nosotros.
    Nada peor vamos…
    Cuando el actor, cuando mataron a Kennedy, cuando cayeron las torres gemelas, cuando gobernó Zapatero…todos cambian las cosas para permanecer en el mismo sitio en el que los ricos estén cómodos, y nosotros como que contentos.

    Rectifico mi escrito de antes.
    Frau Bellpuig no me lee.

  • Doy tres hurras por el servicio de Correos de la France (La Poste).
    Pedí unos libros a Trotta el viernes y me los acaban de entregar.
    -“Léxico fundamental de la metafísica de Leibniz” (Rogelio Rovira)

    -“La Amistad” (Maurice Blanchot)
    Si los han leido shhhhhhhhhh.
    Si no, ya les contaré.

  • jrG dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 16:05
    Por el sólo hecho de que me lea usted, ya doy por completo el fin de mis escritos y temas musicales.
    (ese comentario era para enfatizar la irresponsable actitud de “mademoiselle” ante la cortés y correcta solicitud que he efectuado).
    También es conveniente venir cagado y meado, como a las clases con los curas y con los deberes bien hechos.
    !!!!!!!

    Disculpe, pero aquì detestamos la escatologìa. Y a los curas. Somos màs de la Legiòn y de venir ya follados y llorados.

  • Bueno, ayer en la mítica sala El Sol de Madrid tocaron los Pretty Things. Banda que pudo haber tenido el éxito de los rolling stones, de hecho el guitarrista fue miembro original de esa banda, y se fue porque parece que no eran lo bastante buenos músicos.
    El cantante de Pretty Things era el favorito de Bowie, y les dedicó una canción de Hunkie Dory. También les versioneó en el album Pin Ups.
    El disco SF Sorrow es la primera ópera rock, anterior al Tommie de los Who.
    Ayer salieron tres ancianos, acompañados a la batería y el bajo por dos treintañeros. Tocaron muy bien.
    No sé si la gira sigue.

  • Doña Francisca, disculpe mi grosería, que no volveré a repetir, ya que en este caso venía con la frase que nos decían en La Salle cuando pedíamos ir al bater.
    O igual se me olvida.
    No obstante soy de poco lloro, y de lo de follar no hablo, soy tipo discreto.
    En lo de los curas, ahí sí que estamos.
    Con la Legión, pues vale que amor de madre y eso…y que a mí la Legión.
    Cuando hice la mili se me quitó todo gusto por lo castrense.

  • Señorito JrG, no he visto ningún comentario suyo en el limbo.

    ¡Señorita, cuándo llegamos! ¡Señorita, tengo pis! ¡Señorita, me tienen manía!

    Aquí voy a estar 24 horas al día, siete días a la semana, para todo lo que necesiten. Claro que sí.

  • Holmes, cuanta razón¡¡¡¡

    -Señorita quiere una manzana????
    Aclarada la duda, lo que dice Morgan tiene razón…
    Tanta soledad y tanta esencia de trementina y pegamento…están terminando con el poco seso que nunca tube.
    En la sala SOL creo que vi al “AVIADOR DRO Y sus obreros especializados” hace ya tiempo (en el 80/81 o así). No me gustaron. Prefería a DEVO.
    Me gustó mucho la sala KGB de Barcelona.

  • Murió Toribio Chema Lobede , así llamado Yuma-Príncipe Ubuntu, natural de la Guinea española. Murió como vivió, sin un céntimo en el bolsillo y el orgullo de ser español. Sus amigos gallegos adquirieron un nicho –el número 1852, cementerio de Boisaca, Compostela- y allí descansa protegido por una lápida de mármol negro, tallada por un cantero gallego, dedicada:

    “Toribio Chema Lobede “Yuma”
    Principe Ubuntu y Español
    No deja familia pero sí amigos apenados”

    La raza, cojones, la raaaazzzzzza

  • LUISI IN THE SOFÁ DE ESCAI CON DÁYAMOOOON, LUISI IN THE SOFÁ DE ESCAI CON DÁYAMOOOON…

    Para qué escuchar otras cosas.

  • Se ha cumplido la ucronía de Roth (Philip) en La conjura contra América, demostrando una vez más que la ficción intuye a veces la realidad con varias décadas de adelanto. Es lamentable que un fascista (fascista en sentido histórico, no en la jerga asamblearia podemita) llegue a la Casa Blanca, por mucho que los apparatchiki del Partido Demócrata se lo merezcan por haber reventado a Sanders. En fin, perdonen que me repita, pero mi opinión sobre lo que está pasando no ha cambiado un ápice desde entonces:

    Pirata Jenny dice:
    Viernes, 24/06/2016 a las 17:48

    Mi interpretación: roto el pacto de bienestar y de reparto de la renta de la posguerra, se acabó la calma chicha y ese “final de la lucha de clases” que preconizaron algunos ingenuos. Trump y Sanders en EEUU, Grillo en Italia (y Raggi en Roma), Podemos en España, Syriza en Grecia, el Bloco en Portugal, el Brexit inglés y la niña Le Pen en Francia son expresiones del mismo cabreo de fondo. Como no sepan leerlo y corregir el rumbo, vamos a estar muy entretenidos estos próximos años.

    Han dejado a las clases trabajadoras (medias y bajas) a los pies de los caballos. ¿Qué querían, que se comportasen como ciudadanos daneses?

  • Buenas noches. Ayer perdí un paraguas y hoy he perdido otro paraguas. Tengo dos paraguas más, el rojo plegable y uno roto que es nuevo y no lo tiro porque me da pena, aunque tampoco lo uso porque no tapa y me va a sacar un ojo con las varillas que cuelgan. En suma, me quedan paraguas para mañana jueves y para el viernes. Si queréis mandarme paraguas no me importa perderos los vuestros, pero mejor a partir del lunes porque este fin de semana lo mismo no salgo.

  • Mira, Brema: centinela perdida, la «que se envía para que, corriendo la campaña, 
    observe mejor al enemigo, y va muy expuesta a perderse».
    Bremaneur, lleva bufanda y calzoncillos hasta los tobillos. Bremaneur, abrígate.

  • Proc, te regalo un canguro. No me refiero a un chico que te cuide, ni a un marsupial.

    ***

    Conozco muy superficialmente EEUU. Ir mucho allí no significa comprender el país.

    Les recomiendo un libro de George Packer, El desmoronamiento. Una reflexión inquietante sobre la vida en esos pequeños pueblos americanos que han votado a Trump. Que lo leyera con hipnótica fascinación puede deberse a que acababa de pasar una temporada en Misuri, con tiempo disponible para salir de San Luis y visitar la zona rural, con pequeñas incursiones en Kansas y Arkansas (sólo Texas tiene más granjas que Misuri). Pequeños pueblos donde nadie cierra sus casas, Dios es alguien cercano que habla inglés y los blancos recuerdan a sus padres viviendo mejor. Historias de gente pobre y alienada comprando en Walmart mientras Hillary Diane Rodham Clinton se sentaba en el consejo de administración de la cadena.

    A Espada no le había gustado lo de Packer. No recuerdo muy bien el porqué. Algo de datos económicos, el progreso, y esas cosas macro en las que tan cómodo se encuentra argumentando con su brillantez habitual. Venía a decir que anteponer las cifras macroeconómicas positivas a las tragedias humanas era caer en el populismo televisivo. Puede ser. Lo que está claro es que las cifras macro cada vez llegan a menos gente.

    http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/23/babelia/1422013610_758086.html

  • S.
    Si a todo.
    El canguro cuando éramos niños era una prenda mágica.
    Parecía que estabas protegido contra todas las inclemencias.
    Pero si hacía frío te helabas y si llovía te calabas.
    Solo que no pesaba nada y se podía llevar como un cinturón.
    Es como los estados.

  • Buenos días.
    Paro para hacer un segundo desayuno, y saludarles un poco.
    Mientras daba unos martillazos me he estado acordando del ilustre Sr. don Mario Conde y del algo menos ilustre don Jesus Gil y Gil.
    El mundo da personajes así, como don Donald Trump.
    Tienen tirón, parece que eran ganadores, sabían cómo hacerse con dinero, lo conseguían y luego trataban de exportarnos un método que a algunos ni nos gustaba ni queriamos, pero sabían cómo seducir a gente perdida en los desencantos.
    Unos no lo lograron, otro si.
    Momento muy interesante.
    Interesante si las personas les importasen algo.
    Eso no lo veo nada claro.
    Nada!
    Ojalá este una vez más equivocado.

  • Ayer me recomendaron unas lecturas, como no tengo costumbre de hacer caso a naide se las traspaso:
    El que más mola de Foster Wallace es “Extinción”. “Austerlitz” de Sebald, pero es triste. A ti te gustarían los de Walser, como “El paseo” o “El ayudante”.
    “Hambre”, de Knut Hamsun

  • Buenos días a todos.
    Me voy a mediodía a San Sebastián, con toda la familia, para hacer de hinchada a mi hijo el menor ( 41 años), que corre la Behobia San Sebastián. Por supuesto, ni sueña estar entre los de cabeza, con bajar de las dos horas se da por satisfecho. Y, por supuesto, no me llevo el mac, así que, ni siquiera podré leerles, que mi móvil es de esos dinosáuricos que sólo sirve para hablar, y ni siquiera tiene agenda ( que me da miedo, por si me lo roban o se me pierde ). Es muy posible que estemos en el Bulevard, al lado de Don Holmess, pero no lo sabremos. Le deseo suerte para su chica, y que lo pasen de cine.
    Nosotros volvemos en tren, si no ocurre nada malo, el domingo después de la carrera. Así que, ¡ Hasta el lunes , y buen fin de semana a todos ! . Y a Don JrG, le deseo que venda mucha obra y que se lo rifen las galerías de San Sebastián. ( Me encantaría ver obra suya en el ARCO, en febrero, si es que este año estoy con tiempo y con fuerzas para ir )

  • Me encuentro en la página 131 de Sólo hechos, el último volumen de los diarios de Trapiello, con Felicísimo Verde. Por ser éste de Soria y por ese ánimo propincuo y regional que llevo dentro, he curioseado en internet y veo que es fotógrafo. Y le he recordado en este verano. Andaba haciendo fotos en la Laguna Negra y me llamaron la atención su labor solitaria, su diligencia y sus barbas. Ponerle ahora nombre, ese nombre precisamente, me ha alegrado la mañana.

    Sólo hechos, hasta ahora, es desternillante. Tiene momentos gloriosos. Anticipotudos, claro.

  • Yo creo que Foster Wallace le gustará, don Claudio, las “Entrevistas breves con hombres repulsivos” o los ensayos de “Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer” están muy bien.

  • Ser un inculto literario es algo bueno, cuando se cuenta con profesores de esta calidad.
    Sus recomendaciones me han generado una bonita lista a añadir a las 100 que me impuse haber leído, y que conseguí realizar.
    Leí algunas basurillas para relajar mis pensamientos, pero perdí demasiado tiempo en mi juventud y madurez.
    En mi juventud por un carácter alocado que no me permitía leer, pues me sentía demasiado influenciable, y siempre terminaba entrando a negro.
    En mi madurez, la técnica y el dinero pudieron con todo. Hacia los 40 años empecé a comprender un poco el mundo y me interesó la literatura y lo que otros pensaron antes, y como veía que no tendría tiempo material, consulté con muchos para ver qué obras se debían haber leido.
    Las leí.
    Algunas las he olvidado.
    Traté de pensar en solitario y muchas veces descubrir la redondez de la tierra con grandes esfuerzos individuales, para darme cuenta de que ya estaba descubierta.
    Nunca me interesó nada en concreto tanto como para dedicar todos mis esfuerzos, pero demasiado me suscitaba curiosidad.
    Ahora leo mucho. Escribo mucho. Pinto mucho. Esculpo mucho. Y sobre todo deseo no hacer nada. NADA de NADA.
    Observar y reflexionar.
    Quizás llenar papelitos, hacer dibujitos y manosear materiales.
    Y sentirme bien.
    Tener PAZ en las entrañas.

  • Ya sé que esos libros me gustarían. Pero cuando llego a la tienda de libros me distraigo con otras cosas.

  • Quinto día de hospital, el tiempo empieza a pesar. Una visita caritariva me trae un regalo a mí, no a la enferma. Se trata de «Patria» de Fernando Aramburu, no sé si tengo el cuerpo para leerlo.

  • Procuro, a propósito de “centinela perdida”: en “El rey Lear”, acto IV, Cordelia, refiriéndose a su padre, dice “poor perdu!”, con ese mismo significado.

  • Ánimo, Marqués. Déle a E. un beso enorme y unos grandes de mi parte y de mi fámula, la niña Isabel.

    Una buena lectura para pasar el rato en la sala de espera puede ser ‘Sapiens’ de Harari, del que creo ya habló por aquí Proc. Que no cunda el desánimo en el bastión de la Hispanidad.

  • JrG dice:
    Jueves, 10/11/2016 a las 04:52
    Parecía que estabas protegido contra todas las inclemencias.
    Pero si hacía frío te helabas y si llovía te calabas.

    Magnífica descripción. Y no tenerlo te convertía en un paria que votaría a cualquier Gil y Gil que te prometiera uno.

    Los ensayos de Wallace están bien. Especialmente el del tenis.

    De Trapiello no he leído nada. Me faltó poco para comprar su Quijote. Si no fuera por la insultante seguridad en mí mismo (-Ahora lo entiendo, me dijo una novia la primera vez que me vio desnudo) no diría esto: jamás he leído El Quijote. Quiero decir, a la manera que se lee un libro normal, empezando por el principio, terminando por el final.

    Tal vez esté contaminado por aquellos diálogos de El Crítico Constante pero siempre me parecieron los Diarios de Trapiello una literatura para gente que está en el ajo, en el candelero, culturetas que manejan su código particular para intuir quién es X o Z, y reírse con ello. Evidentemente, ya digo, es un prejuicio.

  • Una crema Dubarry (nombre de una amante de Luis XV) ha sido nuestro primer alimento sólido. La base es coliflor, un hurra por la excelente dietista del hospital público.

  • En su momento intenté leer a Wittgenstein. O, más adecuadamente expresado, leí a Wittgenstein intentando comprenderlo. Hay cosas a las que uno no llega por más que se esfuerce. O que llegaría esforzándose mucho pero sabe que no vale la pena. Pienso en esa área en la espalda a la que no llego para rascarme y que, quizá, con unos meses de yoga o pilates o el ejercicio que esté ahora de moda, quedaría a mi alcance.
    Esta noche recordé el fascinante último párrafo del Tractatus. No de memoria, que soy incapaz de esos alardes, pero sí la idea y tuve que levantarme a releerlo y sufrí una pequeña, modesta revelación. El Tractatus es un libro de poesía lleno de las metáforas de las que es capaz un tipo con síndrome de Asperger intenso.

    6.54 Mis proposiciones son esclarecedoras de este modo; que quien me comprende acaba por reconocer que carecen de sentido, siempre que el que comprenda haya salido a través de ellas fuera de ellas. (Debe., pues, por así decirlo, tirar la escalera después de haber subido.)
    Debe superar estas proposiciones; entonces tiene la justa visión del mundo.

    7. De lo que no se puede hablar, mejor es callarse.

  • Primer revés serio para Trump tras alcanzar la presidencia: Pablo Manuel advierte que no va a doblar la rodilla. Habrá que ver la reacción de Wall Street ante el desafío.

  • Procuro fijarme dice: Miércoles, 09/11/2016 a las 23:31

    … Si queréis mandarme paraguas no me importa perderos los vuestros…

    Proc, eres un genio.

  • Estoy de acuerdo con el sr. Verle, la vena humorística de Proc. es muy original. Me suele hacer reir y eso se agradece cuando estás en un hospital.

  • Sr Marqués. El sr. Trump es un hortera.
    Y además de división de honor, al nivel de Jesús Gil y Gil.
    Buena formación en prestigiosa escuela de negocios. Eso dice Corcóstegui que se las vieron juntos.
    Pero su gusto estético, su actitud personal y su concepción moral son horteras, muy horteras.

    Al sr. Espada no puedo leerle ya que cobra por ver su blog.
    Debe de ser muy bueno.

  • Marqués, estoy con Patria y con dudas de que me entusiasme.
    Han citado antes a Foster Wallace, de cuyo Rey pálido esperamos (totalmente a oscuras) su reseña iluminadora . Puede ser una tarea apasionante para estas horas largas.

  • Tertulianos televisivos españoles: no adivinarían ni a quién va a votar su propia madre en las generales o qué vecino ganará las elecciones a la presidencia de su escalera; pero son capaces de desentrañar sin margen para el error las motivaciones más recónditas del votante medio de Wisconsin como si hubieran nacido allí.

  • Gustan los cipotudos de las comparaciones dibujoanimadescas. Gente que sale despavorida (en general del bar), gente enloquecida que se echa las manos a la cabeza, etc. Hoy, Rafa Cagalera nos muestra, en un digno ejemplo de prosa cipotuda, a un primo suyo que gusta de tirarse escaleras abajo. No contento con eso, riza el cipote con una pelea de hermanos… ¡¡¡en un bar!!! Y cómo no, y debido a que Cagalera es culé, haciendo honor a su apellido se rila de su antimadridismo y lanza un guiño a los mourinhistas de su Twitter®. Tres en uno, señoras y señores. ¿No querías caldo?

  • Cuéntanos algún cotilleo del último Trapiello, Brema. Pero sin siglas, que se nos mosquea Perroantuán.

    ***

    Por cierto, y por abundar:

    “DEBO declarar que tengo horror al telégrafo y que casi nunca acudo a él. Me parece un síntoma de grave enfermedad social, de urbanismo, eso de telegrafiar en un estilo disparatado y con el menor número posible de palabras, lo que no hace maldita falta que llegue en una o en veinticuatro horas. El telegrafismo ha tenido una funesta influencia en la prensa, contribuyendo a crear –por paradójico que parezca– eso que llaman estilo brillante, y que es el más torpe distraz de la monotonía de pensamiento”.

  • Pi, en lo que llevo leído abunda el humor sin malicia, aunque desternillante a menudo, las metáforas y comparaciones originales y sorprendentes, y mucha poesía. Malicias, pocas hasta lo que llevo leído: unos divertidos comentarios de Delibes sobre Pombo y otra, sí, un tanto barbárica. Recuerda a un sujeto que un día fue collejeado por Ferlosio en un artículo de El País. El sujeto admiraba tanto a Ferlosio que se acercó a su casa y le metió por debajo de la puerta unas cuartillas donde se deshacía, meloso, en ditirambos hacia su maestro, recordándole cuánto le admiraba. Tal como lo describe Trapiello, el tipo da mucha grima al vérsele agachado tras la puerta de Ferlosio; él, que antaño danzaba dando volatines frente a Benet. Vamos: que es Javier Marías.

  • Comencé a leer a Trapiello hace siglos, cuando me dio por leer diarios a troche y moche. No sabía quién era él ni quiénes eran las X. que metía en sus páginas. Y los disfrutaba igual.

  • JrG, el Léxico de R. Rovira que se ha comprado usted es una herramienta muy útil para leer a Leibniz. Si en algún momento se le quedara corto, eche mano del Leibniz Lexicon, preparado por R. Finster et alia (Georg Olms AG, Hildesheim, 1988).

  • Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 09/11/2016 a las 23:42
    Mira, Brema: centinela perdida, la «que se envía para que, corriendo la campaña,
    observe mejor al enemigo, y va muy expuesta a perderse».
    Bremaneur, lleva bufanda y calzoncillos hasta los tobillos. Bremaneur, abrígate.

    Aquí conviene abrigarse bien, estoy preparado. Y también me he comprado un paraguas. Y una deleitosa casualidad. En Conan, en esos primeros minutos donde aparece el Conan niño interpretado por Jorge Sanz (como ha recordado Jovencita y yo añado: su madre era Nadiuska, que está potentorra), hay una escena fabulosa. Un tipo así como bárbaro y de las estepas mongolas, salta sobre una piedra oteando el horizonte (el que le permitan ver los árboles, porque están en un bosque, aunque no muy tupido). Al poco, le rebasan perros y soldados a caballo. Evidentemente, ese bárbaro era un centinela perdida. Gracias por tanto, Proc.

  • También le dedica Trapiello unas líneas terribles a Valladolid. A mí me han hecho mucha gracia. Tengo una gran amiga de allí. Pero fuera de eso, Valladolid me hace una enorme gracia, empezando por su nombre y terminando por el ridículo diseño de la zamarra de su equipo de balompié. Va-lla-do-lid. Va-lli-so-le-ta-no. Es que me troncho.

  • Pu-ce-la. Suena a «recórcholis». ¡Pucela, qué precios! Yo creo que en Pucela todavía dicen «recórcholis» y «rebequita», como en los años 50.

  • Sr. Gengis, he comenzado con el libro de Blanchot “La Amistad”, más que nada por como comienza con sus comentarios al “Lascaux ou la naissance de l´art” de Bataille.
    Me han llegado parejos el diccionario del Perro y el de Leibniz.
    He hojeado en algunas páginas y las traducciones del latín, e incluso textos y cartas en francés para apoyar las definiciones me lo hacían sugerente, con su comentario queda confirmado.
    Ya comentaremos. Quería introducirme en su obra de filosofía y he comenzado por este librito para ir penetrando.

  • Yo sólo le he leído un tomo, Brema, en un vuelo largo, y de esa forma en que leo en los aviones, entre esperando la cena, buscando el sueño y mirando el ala. ¿A qué año corresponde el que estás leyendo?

  • El metaforismo cipotudo de «recuerdo aquel vecino enloquecido con las manos en la cabeza que entró en el bar y le dijo a mi novia no sé qué, con lo cual que quiero decir que Rajoy no sé cuántas, además de describir por mi parte el mundo desde un punto de vista alucinatorio y neohumorístico», Trapi se lo quita de encima con una elegante pincelada. Pondría ejemplos, pero tampoco voy a ponerme a desasnar a quien no quiere ser desceporrizado. Comprarsen el libro.

  • Las elecciones las ha ganado el Partido Republicano, como tantas veces, y el Presidente electo no puede actuar ni como un dictador ni como un Rey absolutista. Habrá de plegarse al Supremo, al Senado y a la Cámara de Representantes, todas estas instancias en manos de republicanos ortodoxos.
    No sé a qué viene este espectáculo liderado por Lady Gaga y secundado por sus palmeros.

  • Hice el servicio militar en Valladolid allá por los finales de los 70 y he vuelto en muchas ocasiones, la última para ver un partido de rugby que hizo leyenda. Hay excelentes librerías, restaurantes y bares de copas. No termino de ver cuál es el problema de esta ciudad mas allá de lo referido en «El buque fantasma».

  • Estoy con usted marqués, en que el sistema tiene suficientes mecanismos como para asegurar que un presidente no pueda ser absolutista.
    También estoy con usted a como gustan las gentes del espectáculo en sacar su profesión a relucir a la primera oportunidad.
    También es destacable lo desagradable del individuo en cuestión, que ha ensalzado todo lo más bajo de las personas.
    Y que si no lo lleva adelante será uno de los más grandes mentirosos de la historia usa.
    Y que tendrá muy difícil cumplir la mayoría de las cosas que ha dicho.
    No me extraña que de miedo. A mí me da el mismo que la Sra candidata socialitilla.

  • Aprovechando que mi suegra pasa por Valladolid, he de decir que no recuerdo haber estado nunca en eso que parece ser la Atenas de la Meseta, el Nueva York de Castilla.

  • ” Tal como lo describe Trapiello, el tipo da mucha grima al vérsele agachado tras la puerta de Ferlosio; él, que antaño danzaba dando volatines frente a Benet. Vamos: que es Javier Marías”

    A Trapiello quién se lo contò Marias o Ferlosio?

  • Marqués, tu también consigues hacernos reir. Pero tu sentido del honor, digo, del humor, es tan original que lo logras incluso sin escribir.

  • Ayer escuché algo que me sorprendió. Trump había ganado entre los hombres blancos con estudios. Espada incide hoy en ello, en esos 15 puntos a favor del republicano. Si metemos en el conjunto a las mujeres blancas con estudios la distancia se reduce a 9 puntos. Aunque lo acongojante es la distancia en el grupo blancos sin estudios, los pobrecitos blancos empobrecidos: 49 puntos en hombres y 28 en las mujeres.

    A Proc hay que echarle de comer aparte.

  • S. dice:Jueves, 10/11/2016 a las 00:52
    Proc, te regalo un canguro. No me refiero a un chico que te cuide, ni a un marsupial.

    Justo de los tres canguros vas y me regalas el que no prefiero. Menos mal que estamos acostumbradas y antropológicas de que los hombres no acierten nunca con los regalos.

  • fama (televisiva). Notoriedad pública obtenida a cambio de vejaciones.

    famoso (televisivo). Payaso de las bofetadas que no lleva pintada la cara, para que lo reconozcan.

  • El otro día una mujer ya mayor, y educada, confesó que siempre se le había atragantado el Quijote hasta que cogió el de Trapiello, que era una maravilla y que se lo recomendaba a todo el mundo. Yo, que no he leído el Quijote de Trapiello ni lo voy a leer, me puse a gritarle a través de los pensamientos ¡pero qué desís, reloca!, ¡pero cogé el de Rico, María la Pelotuda! Este es el hecho que pasó y así lo he tenido que relatar, un poco a mi pesar.

  • La declaración de Hillary Clinton tras perder las elecciones.

    No dijo “Hemos ganado las elecciones”, ni sacó a relucir que su candidatura obtuvo más votos que la ganadora, al menos yo no se lo he leido.

    Dijo “Espero que Donald Trump sea un presidente con éxito. Me he comunicado con él para ofrecerle trabajar juntos en nombre de nuestro país. (…) Hemos visto que nuestro país está muy dividido. Pero yo todavía creo en Estados Unidos. Le debemos a Trump una mente abierta y la oportunidad de liderar el país”.

    Igualito que lo que suelen manifestar los que pierden las elecciones por aquí.

    Claro que, tal vez Trump y Clinton no son tan diferentes

  • En el coloquio de 24h pasa por la parte baja de la pantalla una cinta sin fin con los tuiteos de los espectadores, los cuales solo dicen nada o tontadas ocasionalmente salpicadas de faltas de ortografía. Qué necesidad habrá de poner eso, Señor.

  • No sé, Proc. De uno en uno. Primero te busco el regalo adecuado, algunos hemos nacido sin esa gracia de nacimiento. Luego empiezo Homo Deus, y lo termino, si las circunstancias quieren. Más tarde las grandes preguntas del ser humano: la muerte, el amor, Ferlosio, Marías, culos en pompa ante puertas cerradas…

    ¿Necesito traductor para lo de Rico; es como lo de Ximeno?

  • S., creo que nuestro Ximeno vive un par de siglos antes que Cervantes. El Quijote está escrito en español moderno, no me cansaré de repetillo, es perfectamente actual y de una abundancia verbal que te mueres de gusto. Rico (el equipo de Rico) ha fijado un texto impecable, legible, con notas abundantes a la par que sencillas y muy pertienentes. Pero no se lo recomiendo a nadie. Es más, no se lo dejo a nadie. Cuando tenga yo el último ejemplar del Quijote (de Rico) y vosotros queráis leerlo porque ya no aguantéis más de no haberlo leído, y vengáis a pedírmelo prestado y me lo supliquéis llorando, entonces os diré: no, no os lo dejo.

    Me llama la atención lo abiertos de piernas que están sentados tanto Obama como Trump en sus sillas.

  • A mí me parece que «Gas sarín» (véase enlace de S.) es un artículo carente de mesura, así se lo he hecho saber al autor en su blog. Se ha molestado conmigo y me ha acusado por el privado de querer enriquecerme con la política de Trump dada mi relación con las «farmacéuticas».
    Hace poco dos de mis mejores amigos, si no los dos mejores, se pelaron a muerte a causa de unos comentarios en Facebook sobre Podemos. Aquello me pareció disparatado, ahora ya menos.

  • Pero los dos se tapan con una mano, Procu.

    De todas maneras, ya se sabe, los hombres solemos sentarnos así, Manspreading se llama.

  • Buenas noches.
    No es normal que esté yo vivo en estas horas, pero bajamos a España y conduce mi Reyna.
    Gracias S. Por el link.
    Seguiré esperando que algún hombre piadoso me los pasé de estrangis pues no creo que merezca cobrar por este articulo.
    Y hasta me parezca razonable lo que dice.
    Pero este es el triunfo de la democracia.
    La revelación de la gente contra esa corrección impostada y antinatural de clase dirigente.
    Es el triunfo de lo mediocre y vulgar.
    Del dorado y la ostentación hornera.
    Es la mayoría, pero tienen su derecho a ser y elegir lo que les parece mejor.
    El expresidente y premio Nobel no ha conseguido que toda esa gente se sienta mejor.
    Los periódicos tampoco.
    Trump les ha dado lo que querían, y los otros les pusieron a alguien igual pero muy correcto y que les había mentido antes.
    Yo no hubiera podido votar a ninguno.
    Pero es que yo solo soy yo.
    Incluso existen más como yo.
    Pero ganan los que son más.
    Los que más pierden son los profesionales del opinar.
    Los que garantizan los cánones del pensar y actuar.
    Los que han ganado han tenido su minuto de gloria y su hora de la ilusión.
    Ahora viene la realidad.
    Yo no miento cuando digo que espero que Trump no lo haga mal y de una lección de hacer las cosas. Aunque no me guste un pijo.

  • En el ambiente catalàn, Arcadi ha militado tanto del lado de la “reacciòn” que de vez en cuando intenta que se lo perdonen abrazando causas “progresistas”. Es humano. Es ferozmente humano. Pero es también penoso. Sobre todo porque ni echàndoles el sobre por debajo de la alfombre se lo perdonaràn.

  • “6.54 Mis proposiciones son esclarecedoras de este modo; que quien me comprende acaba por reconocer que carecen de sentido, siempre que el que comprenda haya salido a través de ellas fuera de ellas. (Debe., pues, por así decirlo, tirar la escalera después de haber subido.)
    Debe superar estas proposiciones; entonces tiene la justa visión del mundo.”
    7. De lo que no se puede hablar, mejor es callarse.

    Vamos a intentar traducirlo al español:
    1 Si yo ( o cualquier observador) releo mis proposiciones llego a esta conclusión condicionada: carecen de sentido.
    2 La condición para llegar a esta conclusión es que mis proposiciones solo tienen sentido si me aclaran su sinsentido
    3 Como no tiene sentido que un sinsentido me lleve circularmente a darle sentido, mejor no hablar de ello.