Una caja

pelis80

Por tipotrueno.

Ayer me acosté tarde. Más bien, aún no me he acostado. Estoy un par de días sin dormir. Abro los ojos. Las luces son distintas. Llevo un tiempo viéndolas diferentes. Entre tanto, leo un artículo que dice que el tiempo no es continuo, que es discreto. ¿Veinticuatro fotogramas por segundo? Carece de sentido. Pero en realidad el sentido se pierde ante la concepción del tiempo. Causa, efecto. Efecto y… efecto y pollas.

Vuelven a ser las 3:10 de la noche o madrugada (Nota: Buscar en Google si es “noche” o “madrugada”). Esta puta hora. ¿Sería un estado vacío de ese tiempo discreto, justo ese momento? Da igual, de todas maneras no voy a poder dormir. Hay tanto que hacer y tan poco tiempo. ¿Eso de quién era?

Escupo tres veces al suelo. Una nueva manía de caja. En mi última mudanza adquirí dos manías. Escupir tres veces y protegerme del polvo. Antes no era alérgica. Ahora sí. Dicen que es por lo antibióticos y las fumigaciones. ¿Qué sabrán las demás cajas de fumigaciones? Me gustaría verlas a ellas organizar una fumigación mundial. Ya verían como se les quitaba la tontería de golpe.

Mañana aún me queda meter unas cuantas cosas más dentro de mí. Voy a tener un sueño mortal. Sueño mortal. Dicho con un tono lúgubre suena a película de los 80 de bajo presupuesto. Esas que, el malo era malísimo, la chica, muy digna ella, buscaba la la ayuda del chico, y el chico, el bueno… ese se las sabía todas. ¡Qué picaruelo! Para ellos el tiempo sí era discreto.

Voy a intentar dormir un poco. Sueño mortal. Ya me estoy imaginando el guion.

SUEÑO MORTAL
By Una Caja

INT. DORMITORIO. NOCHE.
Jenny (16), tirada en la cama boca abajo, con las piernas entrelazadas, escribe con aire despreocupado en su diario de color rosa y su bolígrafo de color… pues también rosa. Con su mano izquierda se toca los rubios rizos. De repente, se oye un ruido en la ventana. Jenny da un pequeño grito, y se gira para ver quien coño toca a esas horas (20:00 de la “tarde” o “noche”, que tampoco es tan tarde, digo yo). Es Timmy (16 pero que en realidad tiene 34) que viene a verla y darle besos de esos de tornillo…

Y al final, una especie de ser de una dimensión “desconocida” o incluso del espacio, que ya es decir, los quiere matar, a saber por qué motivo, solo él, Dios y un perro que pasa por la calle lo saben, pero que en el último segundo, no antes de decir una frase chistosa, acaban matando a ese engendro, tarasca o cefalópodo. Beso de tornillo, ésta vez con un poco de lengua y FIN, en letras todas en mayúsculas.

Lo veo claro. ¿El tiempo discreto? ¡Bah! Que más da el tiempo y no dormir, habiendo películas de los 80 de bajo presupuesto.

384 comentarios

  • Buenos días y encantado de saludarla.
    Le han puesto una ilustración de lujo para su estreno.
    Siempre es así al principio, luego ya la cosa va mermando.
    Me he pasado por su blog y firma con un Entropia. No sé si tiene un tumblr pero sigo uno que firma así y que por las imágenes que pone podía responder a lo que se desliza de su escrito.
    El tiempo puede ser discreto y continuo, todo es una cuestión de escala y perspectiva.
    Un segundo se puede dividir en millones de partes o hasta en épocas, pero entre cada fracción existe un escalón. Una fracción en la que se divide antes y después en la que no se está en presente pero tampoco en pasado y el futuro no ha llegado.

  • Tenía yo una curiosidad que espero que nuestra guía espiritual y gramatical quiera despejar.
    Pregunta:
    ?El contador de visitas es nominativo o computa todas las veces que se accede?
    Desconozco si esto es información clasificada, que dada mi torpeza estructural bien pudiera ser.
    Nota; he puesto todas las interrogaciones que me indico señorita, pero no me queda nada vestido el texto.

  • AVISO PARA LECTORES CON LIMITACION DE DESCARGA.
    Voy a publicar un artículo leído en la prensa de la mañana.
    La fuente es EL DIARIO VASCO.
    El contenido versa sobre una sentencia (completamente absurda) que ha dictado el SUPREMO con el tema de las CESTAS DE NAVIDAD que ofrecen algunas empresas.
    *FALSA ALARMA; no he sabido copiar el artículo.
    Veanlo sus ilustrísimas si quieren, pero no tiene fundamento ninguno, si bien los letrados que pueblan la audiencia, podrán dar opiniones más profesionales.

  • Jajaja, me he divertido y emocionado con Sueño mortal pero me da la impresión de que ya la he visto… Coincido con JrG, la ilustración es magnífica.

  • Lo de la cesta de Navidad.
    (Qué pesao eres, jrG)
    (Me voy a llevar una gata al veterinario. La otra tiene lo mismo. Asi es que me llevo solo a una -a la que no muerde- y le diré que la otra está igual.)

    Qué harta estoy de enfermedades.
    Después vendrán las mías todas de golpe.
    Todo esto es por la mierda que comemos, por la mierda que respiramos, y por los disgustos que nos dan tanto hijoputa suelto.

  • Pocos fanzines en la historia de la humanidad han sido capaces de regalar a sus lectores un «picaruelo». Gracias, Tipotrueno, valiente.

  • Las campanadas de La Sexta las darán Pablenín y Errejín, escrachando a un nazareno y metiendo miedo a los niños.

    TILÍN, TILÍN, ¡¡LOSANTOS!!

  • Y muchos menos fanzines tienen en sus filas a un tipo más torpe que jrG.
    Y una maestra como GACHO¡¡¡
    Me estoy olvidando ya de mi Sta. Isabel y todo.
    Y un criticador de lo cipotudo como el Brema.
    Ancianos confesos de una juventud primaveral
    Y a la Ferrol, y a Kant, y al sr. Verle, y al Botillero a Schultz a Procu, a unas bellezas como la Tare y la Boni, abogados distinguidos, escritores de éxito, el látigo de la gramática de la Bellpuig, gentes de orden y Nobleza, musicólogos como Atalaya, mujeres bravas como la pirate, expatriados por los rincones de esos mundos exteriores, como el Zeppi y Claudio…M, S. y otras letras…y que fanzine tiene a un redactor deportivo de la talla de Resurrección Saturio? y jovenzuelos interconectados con todas las hondas herzianas, como Alvaro????
    Si es que de lo que tenemos no nos falta de nada…sobrar si¡¡¡ pero faltar NADA.

  • Al estar en plena inmersión barojiana, por contraste, percibo cierta cipotudez impostada en el texto. Solicito al equipo de guardia una evaluación urgente. Gracias.

  • Me ha divertido mucho el texto, y me ha recordado viejos tiempos, cuando veía con mis hijos esas películas con esos actores ( si los buscásemos, a los de la ilustración, en fotos recientes, se nos caería el alma a los pies , por sus aspecto, el aspecto de los que quedasen vivos…).
    Y decir que no estoy de acuerdo con Don JrG :, que en este Fanzine, no sobra NADIE.
    Que incluso las viejecitas metepatas somos útiles para que se resalte el contraste con los demás “guests”…
    ( El que no se consuela, es porque no quiere )
    ¡ Y que tengan todos un día estupendo !

  • Don Federico lo clava, la política económica del Gobierno es socialdemócrata y por tanto su aliado natural es mas el Psoe que C’s.
    Este es el núcleo del asunto, todo lo demás son fuegos de artificio.

  • Marqués, yo también he dejado pasar, como nuestro equipo de reeducación anticipotudismo, el tratamiento estricto, pero las gentes de orden y rigor son inflexibles.
    Deberá pasar el examen sí.
    Brema ya veo que sigue en el bar ese de la colonia Española en Afganistán…la bebida va a terminar con él.

  • Recojamos el guante que nos lanza el Marqués. Sumámonos en profundas reflexiones ante el posible avistamiento de un texto cipotudo. Leámoslo una vez. Leámoslo dos veces. Leámoslo cuantas veces sea necesario para desventrarlo y conocer sus entrañas. Seamos arúspices de la prosa cipotuda. ¿Hemos llegado a una conclusión? Sí, hemos concluido. ¿Qué hemos concluido? Que en ningún caso este texto, nacido de experiencias juveniles en la década del pasado siglo conocida como {los ochenta}, puede considerarse cipotudo. Nada lo atestigua. Hay desenfado y cierta coprolalia pero ninguno de los síntomas que nosotros, nosólogos de la literatura, determinamos como infecciosos. Sancionemos el texto y a su autor, absolvámoslo de las graves acusaciones vertidas contra uno y otro.

  • Tengo un sueño ancestral o algo. Me siento como una camiseta a la que sacan de la lavadora a mitad de programa, confusa y pesada a falta del segundo aclarado y el vivificante centrifugado. Vale.

  • La única diferencia real entre Pp y Psoe es que al primero le gustan los bautizos con madrina tocada con mantilla, y al segundo las bodas de gays oficiadas por un alcalde en mangas de camisa.

  • Antes la diferencia entre el PP y el PSOE era la chaqueta de pana, pero con el cambio climático ya todos prefieren el cachemir que es más llevadero.

  • Estoy netamente inundador, así que pondré el defcon 3 y me marcho a otra parte, antes de recibir los preceptivos avisos de la autoridad.
    AUTOCONTROL¡¡¡

  • Acato el veredicto de nuestro analista de cipotudismo. Ya advertí que duermo con Baroja y eso sesgó mi lectura. Reconozco que lo de la noche es joven, el malditismo y las películas de serie B me llevan directamente a la imagen de M. en un after.

  • RABIOSA ACTUALIDAD
    – Comentan en el blog de Arcadi que Trueba dijo en San Sebastián aquello de no sentirse español.
    – A veces se puede medir la abyección de un acto político por cómo se expresa verbalmente. Recuerdo a Rubalcaba referirse a su negociación con eta como {el llamado proceso de paz}. El cachondeo fue tal que yo me refería en el NJ a esa negociación como {el llamado «llamado proceso de paz»}.

  • Pellizquémonos el mentón en actitud reflexiva y preguntémonos: ¿nos gusta que el Marqués acate nuestro veredicto? Nos gusta. ¿Nos gusta ser tildados de {analistas}? No, no nos gusta. Se nos antoja este término más propio de películas pornocientíficas que del papel de barbacana de la literatura que nos hemos arrogado: centinela contra cipotudos.

  • jrG, estás expulsado del aula por no ponerme en la lista de las bellezas. Sal.

    Cuidado, Trueno, el Bremaneúr dice que tienes cierta coprolalia (es una palabra que le gusta, la gasta siempre que puede), y eso es lo que me dice a mi cuando alguna vez se me dirige. O sea, que vas bien. Podrías progresar, la verdad, pero si te dicen lo de coprolalia, vas bien.

    La única diferencia real entre Pp y Psoe es que al primero le gustan los bautizos con madrina tocada con mantilla, y al segundo las bodas de gays oficiadas por un alcalde en mangas de camisa.

    ¡¡Ahá!!, o sea que “¡PSOE PP la misma mierda es!”. Exacto. Son lo mismo. Por eso se requieren nuevos partidos. Aunque ahora ya da igual, va a haber un cataclismo espacial y vamos a morir todos.

  • Besos de tornillo, hacer manitas, meter mano, darse el lote, darse la paliza, tirar los trastos, morrearse, tocar el arpa con el tanga, la lengua hasta la tráquea… qué poco elegante es el puterío.

  • Jorge Resurrección Satur dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 09:43

    Voy a probar con un segundo café bien cargado. Este administrado con una jeringuilla hiphopdérmica. Jeringuilla es palabra que parece del quijote, como bacín y pelafustán.

  • Oh, Satur, notario del uso. Dices «tirarse los trastos», porque es así como hoy muchos inconscientes del tesoro de su lengua mezclan y trastruecan en revoltijo de formas y sentidos dos expresiones distintas y contrarias cuales son «tirarse los trastos a la cabeza» y «tirar o echar los tejos». Oh, despilfarradores; oh, avariciosos de confusión y pobreza.

  • Tienes razón, Prot, como siempre. Es «tirar los tejos». Y si me he confundido es porque un compañero del estituto decía «echar los trastos».

  • Ha fallecido Greg Lake, una de las mejores voces de los 70. Compuso Lucky Man (video: 4´,37″) cuando era niño. En esta canción toca guitarra acústica doblada, bajo y guitarra eléctrica con distorsión. La incluyeron como relleno en el álbum Trilogy para cumplir el contrato con la discográfica que exigía 40 minutos de música. Cosas del rock. Descanse en paz.

  • GACHO¡¡¡ después de alabarte como maestra, que no es poco, he dicho que casi estoy olvidando a mi primer amor la señorita Isabel, ante tus encantos que un día me ofreciste para que inmortalizara en tu deslumbrante desnudez.
    LA DONNA E MOBILE…CUAL PIUMA AL VENTO. MUTTA L´ÁCCENTO….

  • bremaneur dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 09:29

    Qué curioso, hace un par de horas escuchaba en radio Alsina el texto que aparece en la foto (“Quien no debe no teme”).
    Le he dado alguna vuelta. La polisemia del término alemán schuld da una idea.
    Cambio y cierro.

  • holmesss dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 10:56
    La polisemia del término alemán schuld da una idea.

    10/10, company.

  • «Coños» y sobre todo «Las máscaras del héroe» me deslumbraron. Estoy seguro que aquél súbito éxito de JM de Prada generó envidias, siendo gordito, melifluo y católico, se cebaron con él. Estoy deseando leer su descripción de aquellos hechos casi tanto como la película de Mel Gibson.

  • Martin Lutero fue, además de teólogo y reformador religioso, un insultador tan furibundo como original. Harto conocidas son las lindezas que le dedicó a Enrique VIII tras ser éste distinguido como “Defensor de la Fe” por el papa León X: pig, ass, a dunghill, the spawn of an adder, a basilisk, a lying buffoon o a mad fool with a frothy mouth.

  • Yo venía también a contar lo de Greg Lake, pero se adelantó Ximeno. Tanto que mejor, ya que su estilo queda un poco fuera de mi negociado, lo que no me impidió nunca reconocer sus méritos. A mi EL&P me dejaban un poco indiferente, pero es imposible olvidar aquellos directos. Daba miedo ver a Emerson comiéndose los teclados.

  • Marqués a mi me gusta este coche. Es muy potente aunque un poco chapado a la antigua, elegante, sofisticado y caro ¿se puede pedir más?

  • Así como detesto las fajas de los libros, soy un ansioso lector de las páginas de agradecimientos. No sólo aparecen en ensayos o monografías sino también en novelas. Pienso en algunas de Lorenzo Silva o en las de John Connolly. La demostración de gratitud da idea de la complejidad de la escritura de un libro.

  • Mi último comentario no habría sido posible sin la participación de mis padres a la hora de traerme a este mundo. Gracias. Gracias también a mis innumerables novias, las que fueron conscientes de serlo y las que jamás sabrán que lo fueron, ya que sin su inclemente rabia, odio y presión jamás me habría lanzado en brazos de la bondad, como el sediento se pega a la cantimplora, cualidad que considero indispensable para observar el mundo y explicarlo como lo he hecho en esas líneas. Sería un desprecio por mi parte olvidarme de mis maestros, desde Ciro Bayo a Gonzalo Torrente Ballester, sin olvidarme del núcleo duro del Nickjournal. Gracias también a mis editores, Perroantonio y la Srta. Bellpuig, así como a todos ustedes, lectoras y lectores, sin cuya atenta observación de mis textos podría vivir igualmente, leyendo, viendo fútbol y vídeos censurables, bebiendo como un cosaco y comiendo como un cerdo, pero sin esa íntima sensación de ser observado, lo que de alguna manera me obliga a perfeccionarme en el arte de la escritura y de la vida.

  • La señorita Bellpuig debe haberse ido a comprar las berzas matutinas, así que le explico lo del contador de visitas, JRG.

    Las visitas se cuentan cada vez que alguien visita la página (o la actualiza: F5). Es una cifra indicativa de la actividad.

    Los visitantes están identificados con una dirección IP y, en ese sentido, son «personas», si bien las personas suelen usar varias direcciones IP distintas (ordenador, tableta, teléfono). Es también una cifra aproximativa, pero mucho más fiable que las visitas.

    Hay ocasiones en que las visitas y los visitantes se disparan, pero mantenemos unas cifras de lectores fieles bastante constantes. Como no hacemos «minería de datos», es decir, no los explotamos para identificar a los usuarios ni hacemos campañas de promoción ni nada de nada, no sabemos exactamente a cuántas personas distintas llegamos ni cuántas podrían considerarse lectores habituales sostenidos en el tiempo (lo que no quiere decir que no dispongamos de intuiciones bastante fundadas). Hay muchas herramientas para hacer análisis estadísticos fiables y de hecho nuestro contador de visitas no es sino la punta del iceberg de una aplicación muy completa de estadísticas que no utilizamos.

    Si la Srta. Bellpuig, en lugar de dedicarse a cambiar cosas de sitio, invirtiera su tiempo en análisis estadísticos podríamos conocer datos apasionantes como el origen geográfico de nuestros lectores, qué páginas les gustan más, que otras páginas además de chopsuey visitan y cosas así. Pero es una batalla perdida; o tiene fobia a los datos o es que pasa de cualquier cosa compleja que le pidamos. Yo me inclino por la segunda opción.

    Pero no hay bien que por mal no venga o viceversa. En mi opinión, lo que perdemos en alcance lo ganamos en libertad, lo que nos permite proteger cierta fauna en peligro de extinción que sería inmediatamente baneada en cualquier web seria. E incluyo, naturalmente, a tocapelotas de manual, como quien esto escribe.

  • Señorito Perroantonio, si quiere “minería de datos” contrate mis servicios Premium. Bastante hace una con la Tarifa plana, que cobro menos por hora que las kelly de los hoteles.

  • Ropa interior. El otro día estaba en la cola de unos grandes almacenes. Detrás de mí había una chica bellísima que iba a pagar una pasional camisa azul y algo que no pude ver bien, porque pretendía hurtarlo a la mirada del respetable. Coincidimos en cajas contiguas y eché un ojo a la máquina registradora: lo tenían registrado como {lingerie}. Sólo pude ver que era negro y con encajes y me entró así como un… ¿eh?, como un… ya me entiendes… como un algo.

  • Ropa interior (II). Hay costumbre en Berlín de deshacerse de trastos viejos y dejarlos en el portal de casa o en la calle metidos en una caja, para que otras personas puedan aprovechar lo que a nosotros ya no nos es útil. Así me he hecho con estanterías, lámparas, impresoras o libros. El otro día, muy de mañana, vi cómo una mujer que antaño habría calificado de cuarentona o madurita, y que ahora podría definir como cougar o milf, hermosona ella, morena y elegante, dejaba en el alféizar de una ventana una caja con lo que parecían libros y juguetes. Asomé el morro y vi que además había dejado, perfectamente doblados, dos juegos de bragas y sostenes.

  • Tercer café. Empiezo a intuir que la vida puede tener sentido, que el tiempo es indiscreto, que al final todo se sabe, que lo que no se sabe se inventa, que la verdad está ahí afuera y que más vale pájaro chogüí que ciento votando.

  • Gente de orden la de Afganistán Brema, como se nota el influjo de su cultura en sus hábitos.
    Gracias Perro, y no gracias Doña Bellpuig (sólo por este dato nimio, por lo demás rendido a sus dictados)

  • Yo, lo que diga la ciencia.

    Soy partidario de que los demás dejen que me exprese a mi gusto, con total libertad y desahogo, sin interrumpirme, sin rechistar. Eso lo tengo claro. Pero lo que no tengo tan claro es que quiera gozar de mucha libertad de pensamiento.

    Mi propia actividad intelectual sólo puede darse sobre un fondo de prejuicios, de automatismos mentales, que me permitan andar sin tener que pensar en cada paso que doy, único modo de distraerme con otras cosas mientras ando.

    Además, no me fío de mi libertad de pensar. Me da miedo ser tentado por las invitaciones capciosas de los paracientíficos, como aquel Jiménez del Oso que andaba por la tele haciendo estragos, a que piense por mi cuenta, sin atenerme a los tópicos consagrados.

    De hacer caso a esos charlatanes, sé que terminarán enredándome con una palabrería para la que están mucho más entrenados que yo. Alabando la audacia ilustrada, el escrutinio libre de las cosas, me habrán endosado la peor de las patafísicas imaginables.

    Así que, cuando me vienen con sus invitaciones a que tenga la osadía de pensar libremente, cosa que a mí me parece una temeridad, a ejercer una crítica para la que no sirvo, intentado quebrar mi fe ciega en el conocimiento científico, sea cual sea éste y sea lo que sea lo que sepa yo de él, mi mejor argumento, ése al que he llegado mediante un entrenamiento concienzudo de mi cerebro, quiero que sea:

    Y una polla como una olla.

  • Hay cosas que las da la cabeza. Que no necesitan más razonamiento o investigación. Como que la aguja percutora se llama percutora porque percute, que las cosas caen para abajo mas que nada por efecto de su propio peso, que el tiempo pasa inexorablemente unas veces y normal de andar por casa otras y que un acorazado de bolsillo no es un tacaño, maguer lo parezca. También da la cabeza pelo y orejas, pero ese es otro cantar.

  • Yo ya estuve husmeando en todo lo que tiene el autor del texto por esos mundos internaúticos a primera hora de la mañana, después hice mis deberes y les leí toda arrebatada. Y estoy encantada con tipotrueno y con ustedes por las risas que siempre proporcionan. Aún quieran ser serios 🙂

  • Monseñor Saturio, he leído al Marqués con lo de “madrina tocada con mantilla” y me ha alborotado la mañana. Pienso de que mismamente también ha alborotado al Bremaneur, que así sin venir a cuento ha empezado a hablar de ropa interior, puntillas y encajes &c. El subconsciente es súper consciente de estas cosas que se nos pasan desapercibidas. Recuerdo que hace años me compré un librito intitulado “Cómo avanzar en los preparativos del amor sin causar estragos en la delicada ropa interior” el cual es evidente promesa no ya de instrucciones precisas, que no precisamos, sino de líricas descripciones de tramas, texturas, urdimbres y, en fin, todo eso. Nada más descorazonador que descubrir bajo esa rúbrica una trama de literatura social, un ambiente sólo levemente sórdido y sin gracia y auténtica preocupación del protagonista por sus uñas mal cortadas. No obstante, puesto en el disparadero, volvería a comprarlo porque hay títulos que, ello solos por sí mismos, valen la pena. Como todo libro nos enseña algo, aunque sea que nunca debimos haberlo comprado, de él aprendí que mejor llevar las uñas bien cortadas, por un siascaso, así como que es conveniente, si tiene uno oportunidad, manosear ropa interior femenina cual lo haría un científico. Testando texturas para determinar su vulnerabilidad a ciertas torpezas y anfractuosidades que unas manos de varón tienen en ciertas ocasiones, lo cual sirve para ajustarse, en esos preparativos del amor, a dos o tres sencillas reglas que evitarán posteriores lamentos. Esto no suele ocurrir en los casos en los que la contraparte está plenamente decidida y correlativamente enardecida. Sin embargo es fatal en los casos en los que es dubitativa, indecisa y vacilante. En tales casos un traspiés, un error o una carrera en las medias puede dar al traste con una velada que podría &c. La moraleja es que hombre precavido se lima las uñas y se instruye en la ciencia y el arte de la lencería. Amen.

  • Me miraba a los ojos con mirada de muerto, porque lo estaba, y se me ha conmovido ligeramente un trocito de algo que al parecer me queda por ahí.
    Mi gato, gran cazador, trae mas o menos cada dos días una pieza para la manutención de la familia y nos la ofrece, avisándonos para que le abramos la puerta. Hoy era un conejito bastante joven, de un kilo aproximadamente, él era el que me miraba reprochándome lo absurdo de su muerte porque no nos lo comeremos.

  • gachoinlowercase dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 11:20
    (Es verdad. Merezco un castigo: cómeme el coño.)

    (Por estas pequeñas cosas me encanta Gachó)

  • La primera noticia de fúmbol que me agrada y regocija en mi vida:

    “El nuevo estadio del Atleti se llamará “Wanda Metropolitano””.

  • Sarita es la mujer mas bella que he conocido, y no lo digo por manchega sino por sincerísima devoción.
    Nazario gustaba dibujar a Anarcoma tocada con mantilla y en pelotas. No pongo link por si me engaña la memoria.

  • Corrijo el título que cité de memoria.
    El cuidado de las manos o de cómo progresar en los preparativos del amor sin producir averías en la delicada ropa interior.” Daniel Sueiro.

  • Viernes, 09/12/2016 a las 13:47 Jorge Resurrección Satur dice:
    Un estadio llamado Wanda.

    Inolvidable película de Monty Python, creo que, en realidad, el título era Una hez llamada Wanda. Lo importante es que al fin han desvelado el nombre, estaba el mundo (y elmundo.es) en vilo.

    Muchos éxitos les deseo a los Patéticos en su nuevo estadio, excepto cuando perjudiquen a.

  • ROPA INTERIOR

    Mi mujer supo inmediatamente – cualquier mujer habría sabido – que la vecina se había separado y tenía nuevo chico, sólo con ver su ropa interior en el tendedero.

  • Por cierto, aviso, he leído la autobiografía de Nazario y es una pura basura escrita a trompicones. Su afición, y la de Anarcoma, por el tocado de mantilla es poco discutible.

  • COSAS DEL ZULO
    Ha venido un experto a ver el olmo para el tema de la poda, estima su antigüedad en 200-300 años aunque advierte que su longevidad es de 600 años. Es un «ulmus minor» dice.
    Han salido setas en el jardín, las he recogido no para guisarlas sino para evitar que los perros se envenenen.
    He llenado el albercón para prevenir que se resquebraje por las heladas. Irónicamente me he bañado hace un rato dada la temperatura reinante. Me ha jaleado la familia, pero creo que el frío me ha calado y me encuentro regular.

  • Yo tampoco recuerdo si Anarcoma llevó mantilla alguna vez; me parece algo más propio de la barroca versión de Turandot que hizo Nazario. Tomo nota de lo de su autobiografía.

  • Acabo de volver de traer las provisiones para el fin de semana ( No iba a venir nadie, pero al final, vienen todos, el sábado y el domingo ; 6 turnos de comilitrona que me toca preparar, con sus correspondientes meriendas y cenas), y ahora, aprovecho , mientras descanso un poco, antes de meterme a fregar la cocina, para leerles.

    El caso es que quisiera darle las gracias a la Señorita Bëllpuig por la información sobre el blog de Tipotrueno, que por mí misma no hubiera encontrado. He ido, he visto lo del hombre y la víbora, y ya lo tengo en mi carrito de Amazon.es.
    Muchas gracias, pues

  • CONFESOR GO
    Si aún estás en pecado, es porque quieres, picaruelo. Arregla ya tus asuntillos de pensamiento, palabra, obra y omisión.

    ¡Nunca sabes cuándo va a llegarte el Juicio Final! ¡Que no te pille con esos deseos libidinosos no confesados! Arregla tus asuntos de cuernos, de ese dinerito que te quedas irregularmente, de esas miradas turbias, de esa mano que levantaste a destiempo.

    ¡No tengas dudas! Recuerda que Dios lo ve todo. En lugar de hace clic en esa página diabólica que te tiene sorbido el seso, haz clic en CONFESOR GO y busca un pater que te alivie de tus pecados. ¡Te sentirás como nuevo!

  • Alvaroquinn dice: Viernes, 09/12/2016 a las 15:53

    No sé cómo poner esto para que aparezca sólo la imagen y no el enlace. The Man.

    A la derecha suele aparecer el código de inserción, Quinn. Al menos si la imagen la ha subido usted.

  • Quinn. En la zona inferior de la imagen, a la derecha de donde aparecen los iconos de las redes sociales, verá tres puntos (…). Al hacer clic aparece, ente otras opciones, Embed post. Haga clic, copie el código y péguelo luego donde quiera. También le advierto de que, con la misma, Bellpuig tiene orden de eliminar todas las imágenes que mermen y desvaloricen la calidad intelectual y estética de este nuestro fanzine.

  • Tiene la orden, pero luego hace lo que le da la gana.

    Una España con Sara y Bertín. Y hoy qué. El no sé qué Vázquez y Olvido Hormigos.

  • Nosequé Vázquez es lo más repugnante que se arrastra por el solar. Ahora sale en un anuncio de televisión en donde invita a la gente a participar en un sacacuartos llamado yobingo.es. ¡Penitenciagite! ¡Atrás Nosequé Vázquez! ¡Humíllate bestia inmunda! Menos mal que tenemos a mano CONFESOR GO!

  • Jorge Resurrección Satur dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 09:09

    TILÍN, TILÍN, ¡¡LOSANTOS!!

    Pero Satur, ¿Federico no es un morinyista irredento?

  • Se quejan algunas almas simples de que en ÇhøpSuëy se las maltrata, pero comparado con la salvaje escabechina que hace el poeta Trapiello con el triplicado Juan Manuel, nuestro comportamiento es versallesco.

  • Perroantonio dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 15:21

    Pues nos podríamos reír un rato haciendo algo parecido, pero con fragmentos de prosa cipotuda. Con premio final al fragmento más paradigmático.

  • Zeppi dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 16:29
    Pero Satur, ¿Federico no es un morinyista irredento?

    Sí, don Federico es morinyista, pero si escribe algo que me hace gracia, lo difundo. Yo no soy un sectario.

  • MGaussage dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 15:26
    Lo de Venezuela es de flipar.

    En Venezuela con el precio del petróleo como está, y va a seguir así tiempo, más el yacimiento que han descubierto los norteamericanos en su tierra, ya pueden bajar los precios ya…
    Incluso pueden enterrarlos.
    Tenga en cuenta que el inestimable apoyo de asesoría económica de Podemos, les garantiza, a priori, un país en la vanguardia.

  • Estimados/as excelentísimos/as,

    Primero, como diría la gran Lina Morgan, ”agradecido y emocionado” que un círculo tan selecto haya decidido incluir uno de mis textos a sus ristras. Aún no termino de absorber éste imprevisto y ando golpeándome contra la pared de manera, ciertamente, incoherente.

    Segundo, me alegra saber que, aún con ciertas dudas, he sido absuelto ante la acusación de cipotudez en el texto, superando el examen. Hubiera sido una verdadera contrariedad haber pecado de ser “uno de esos”.

    Tercero, espero poder continuar éste periplo junto a vosotros/as y ésta vez, no solo perderme con vuestros textos y comentarios, si no también, ser juzgado y ser participe de éste gran fanzine.

    Atentamente,

    tipotrueno

    Nota: Aquí el link sobre la investigación sobre la estructura del tiempo.

  • En el caso de ser truena, el compañero ADAPTS, que ahora anda liado, necesitará conocer si está usted buena.
    Yo no lo necesito, que quede claro. Es por ayudar¡

  • Ya no soy un torpe estructural, si acaso conyuntural, como la mayoría de los mortales, menos algunos muy destacados como Brema y la sta. Bellpuig.
    HE APRENDIDO A ENLAZAR ARTICULOS.
    En esta nonagésimo quinta intentona, lo logré.
    Puedo descansar tranquilo y pasar a un merecido retiro espiritual.
    El tiempo de PLANK siempre me pareció muy poca cosa.

  • Hombre, la tarasca. Refrescante tipotrueno. Llevo tantas mudanzas a cuestas que las cajas empezaron a caerme simpáticas. Debí haber hablado más con ellas, e incluso ver alguna película juntos. Sobre todo con la última, con la que llegó aquí vacía. La tuve mucho, mucho tiempo en el garaje sin decidirme a tirarla como a las demás. Ahora leo la entrada y me arrepiento de haberlo hecho finalmente. Qué habrá sido de ella. Por lo demás, lo de la serie B y la chica esperando en la cama a Timmy mientras escribe en su diario rosa con su bolígrafo rosa me ha recordado este vídeo, y hasta se me ha antojado que sería buena banda sonora para el texto.

  • Me hacen ustedes sentirme como el gran Valentín Tornos, mas conocido como don Cicuta, soy el único que le hace preguntas comprometidas al concursante.

  • Tampoco es que seamos aquí de preguntar mucho, somos gente discreta, como el tiempo.
    Y todavía no ha tenido tiempo de comentar nada, ni linkeado algo para que se le pueda hacer autocríticas o ignorarle con la más atroz de las indiferencias de la que aquí se hace gala.
    Tiempo al tiempo.

  • Srta. Bellpuig dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 12:08
    Les aconsejo visitar la web del señorito Tipotrueno. Está bien diseñada, excelentemente ilustrada, tiene una interesante colección de textos

    Sí señora, todo cierto.

  • Claro que lo que diga Kodama…

    En 1998, el cantante de los Stones no solo negó haber conocido a Borges, sino que incluso, en una visita a Buenos Aires, manifestó su deseo de conocerlo, sin saber que había muerto 12 años antes.

  • El tipotrueno es un listo que ya nos leé de tiempo y sabe qué hay que estar bueno en principio.Después las chicas leemos o no las cosas de los buenorros y a Saturio.

  • Trueba como síntoma:

    Lo primero que quiero hacer es mostrarle a F. Trueba mi pesar por lo de su última película. La educación, ante todo. Lamento no poder serle de ninguna ayuda, pero comprenderá que los que jamás nos hemos sentido españoles no podemos ponernos a estas alturas a prestar ningún apoyo al cine español por el simple hecho de ser español.

    Mi paso siguiente –lo comprobarán ustedes enseguida- consistirá en comprender bien lo que dijo Trueba cuando le dieron el Premio Nacional de Cinematografía, aunque para ello necesite hacerle decir lo contrario de lo que dijo, y, si hace falta, de lo que quiso decir. Para eso está la comprensión bien entendida.

    Que nunca se haya sentido español –jamás, oigan, es que ni cinco minutos, jajaja- es algo que también nos pasa a todos los que no queremos que se cuelen los sentimientos en nuestras señas de identidad, lo que no es óbice para que seamos españolistas si nos da la gana. Entendida en su justa medida, la declaración de que uno no se siente español no significa que se avergüence de serlo; tampoco, que se sienta de otra nación. Es una declaración de que lo suyo con España es una relación limpia de interjecciones, estrictamente racional, con separación de bienes.

    Hay otra razón para que uno no se sienta español: que no se sienta de ningún sitio. Esto le pasa a Trueba. Por lo pronto hay que aclarar que no se considera francés, ni siquiera francés honorario, aunque afirmase que hubiera preferido que nuestra Guerra de la Independencia la ganara Francia. La palabra ‘Francia’ representaría para el cineasta la racionalidad universal. Está claro que las fronteras no le dicen nada, como a Médicos sin Fronteras según su comparación.

    También afirmó que él siempre va con el enemigo; no con el enemigo de España -entiendo- sino con el enemigo a secas. Esté donde esté, Trueba irá con el enemigo. No dejemos que estas palabras atronadoras nos impresionen más de la cuenta. Un enemigo tan indeterminado no puede ser objeto de mucho amor (lo que descarta que se pueda sentir mucho odio al enemigo de ese enemigo). A lo sumo, esa entidad flotante –hoy éste, mañana aquél- daría pie a alguna aventura sentimental, también con España, por qué no.

    En cualquier caso, sean muchos o pocos esos amoríos, de lo que no hay duda es de que a Trueba, si no le queda más remedio que ser algo -aunque a él lo que más le gusta ser es no ser nada, jajaja, qué bueno- lo que más le gustaría ser es ser desertor, con un par, sí señor; no desertor de este, de ese o de aquel país, sino de éste, de ése y de aquél, desertor absoluto.

    La vocación por desertar de todo –la repera en deserciones- hace de Trueba un apátrida viajado, o, si se prefiere verlo así, un cosmopolita, un ciudadano del mundo. Lo que pasa es que ahora mismo el cosmopolitismo se limita a ser una cosa muy bonita y muy infantil. Es el lado angelical del liberalismo, su dimensión ensoñadora. Lo que fuera en su momento el izquierdismo respecto al marxismo lo es hoy, respecto al liberalismo con los pies en la tierra, el cosmopolitismo domiciliado en las nubes. Ahora mismo, en España, la defensa de los valores liberales contra las arremetidas nacionalistas debe olvidarse de la música celestial del humanismo cósmico y aferrarse a la España constitucional, lo que no quita para que te gusten cosas tan exóticas como la música balinesa, el teatro No y la Paquera de Jerez.

    No son sólo los valores liberales los que deben estarle muy agradecidos a la nación española; también, los cineastas españoles a los que les haga alguna ilusión recibir el Premio Nacional de Cinematografía. Es la naturaleza nacional de este premio la que impide, a modo de arancel aduanero insalvable, que los galardonados habituales sean los americanos, verdadera NBA del cine.

    ¿Y qué decir de los cineastas, Trueba el primero de ellos, convencidos de que su patria, se hallen donde se hallen, es la Francia revolucionaria y ciudadana? A todos ellos me es grato comunicarles que, viviendo en España, se encuentran en cierta medida -la suficiente para lo que se necesita ahora mismo- en esa Francia revolucionaria y ciudadana. Francia, aunque el ejército napoleónico tuviera que retirarse de España, ha dejado aquí por unas u otras vías una huella cultural gracias a la cual somos muchos los que vemos la nación española como una asociación de ciudadanos y no como un rebaño cultural.

    Este concepto francés de la nación es el que aparece en las denominaciones oficiales del estado español que incluyen el adjetivo ‘nacional’; por ejemplo, en ‘Premio Nacional de Cinematografía’. Por eso no sólo no debería provocarle ninguna incomodidad un adjetivo tan felizmente aséptico e incoloro, sin ninguna carga identitaria de ésas que te marcan con el hierro y con el fuego su RH cultural, a quien admire la Francia racional y cívica, como dice el señor Trueba que la admira, sino que él debería ser el primero en reivindicarlo.

    Pero, para que se produzca dicha reivindicación, no basta con ser un gran amante de Francia, cosa que nos dice Trueba que es; se exige también no ser un botarate despistado -cosa que se olvida de decirnos que es- empeñado, erre que erre, en identificar un nacionalismo tan administrativo como lo es actualmente el español con los mostachos de un fiero coronel o con la bata de cola con la que se imagina a la Virgen del Pilar.

    España ha cambiado mucho. Sólo falta que cambie Trueba.

  • Alvaroquinn dice:Viernes, 09/12/2016 a las 16:38
    Felicidades a Espartaco, que hoy cumple 100 años.

    Quinn, resulta que este Espartaco también cumple hoy 100 años.

    He leído CONFESORGO todo junto y he pensado en sinsorgo que también admite un remozamiento SINSOR GO!

    Tipotrueno, felicidades por su blog. No ha respondido mi pregunta de si es usted de los que recibe los truenos o de los que los envía, pero no me importa.

    S., dinos quién es esa chica de tu avatar y por qué la pones. Estás solo con Adapts en el grupo de los que tenéis avatares del otro seso, pero no quiero señalaros, TÚ y TÚ.

  • También digo amén y me santiguo delante del escrito de Gengis y aprovecho para confesarme. Gengis, suelo sentirme más española que Lola Flores. Casi todos los días de la semana.

  • El cambio es el (insospechado) altavoz de la alcachofa. El padre de Nadia, Trueba, Prada,… por la boca muere el pez.

  • Proc, mi tontada iba por ahí. El gran Santoni ya poco tiene que cumplir. He jurado comprarme el año que viene los dos volúmenes de sus memorias y, si tengo ganas, haré una reseña.

  • Procuro fijarme dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 22:15
    S., dinos quién es esa chica de tu avatar y por qué la pones. Estás solo con Adapts en el grupo de los que tenéis avatares del otro seso, pero no quiero señalaros, TÚ y TÚ.

    Se lo pregunté hace años y me dio largas. Ahora te lo contará a ti y yo me quedaré como a quien le dan palmaditas en la cabeza. Empiezo a acostumbrarme a la sensación. En cuanto a los avatares del otro seso, hay por lo menos uno/a más. Que no te fijas, que menuda paliza te estamos dando entre Quinn y yo.

  • Proc, me da que Quinn estaba haciendo una humorada. Claro que igual eres tú la que la está haciendo ahora. Dios, qué complicados sois.

    El avatar es por acompañar a Adapts., y que no se sienta solo. (Y es la foto que tengo en el correo y otras cuentas).

  • Alvaroquinn dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 22:48

    Creía que era una gran coincidencia, no me acordaba de que Santoni se había muerto.

  • Están danto en la tele Enmanuelle 3. Qué cosa más estúpida. Pensar que el personal se ponía cachondo con esta memez desanima mucho. Quizá hemos sido una generación aún mas gilipollas de lo que recordaba.

  • Después del análisis de Gengis la peli de la caja que escupe no la va a dirigir Trueba, que nos habrá pillado ojeriza a todos en concreto y a los demás por extensión. Tipotrueno, muy buenos el blog y el Instagram. Para el director habrá que seguir mirando.

    Yo muchas veces me siento muy español, la verdad. Pero es que hay ciertas cosas, como sentirse hombre o español o triunfador, a las que se accede sólo por unos instantes si uno se encuentra en evidente estado de excitación. Esos instantes son efímeros y teñidos siempre de una terrible subjetividad y por ello no siempre son útiles para sacar conclusiones definitivas. Es decir, que no me fío. Por eso creo altamente recomendable, para el día a día, mirar el DNI, el pasaporte o la cuenta en el banco y conformarse con lo que uno lea sin darle más vueltas.

  • A propósito de Emmanuelle, ahora recuerdo que Trueba prometió (en serio) que no se moriría sin rodar una película porno. Al final la rodará en Francia y será por culpa vuestra.

  • Me he puesto El sueño del mono loco, de Trueba, en RTVE A la carta (la echaron ayer en Historia de nuestro cine) y la he quitado antes de llegar a la hora. No creo que sea mucho mejor que Emmanuelle 1, 2, 3 o negra.

  • Que te vas a leer la biografía de Santoni, me lo he creído a la primera porque te tengo puesto en suspensión de incredulidad, Alvárbaro. O sea, que lo habíais pillado todos y yo, que lo he visto en Saber y Ganar y me he puesto tan contenta de poder hacer ese comentario lleno de información pero de magia, no hay derecho. Albert, ahora no caigo en cuál es el otro avatar, pero os veo pasar a toda la hostia con mis funciones ahora mismo especialmente diversas y se me está ocurriendo meteros una denuncia.

  • Si estoy en Asturias, me siento gallego. Si estoy en Galicia, asturiano. En Barcelona, mongol. En Sudáfrica, español. Hay un hecho cierto: hay imperfecciones propias que en boca de los demás dejan casi de serlo.

  • El sueño del mono loco, cuando la vi me gustó. Solo me acuerdo de eso y de Jeff Goldblum, que también me gustaba.

  • Pero yo estaba hablando en metáforas, S.

    Busco en la basura algo mejor. Genial. ¿Es Quinn? Seguro que es. No puedo terminarlo porque estoy catatónica pero mañana lo leo.

  • Procuro fijarme dice:
    Viernes, 09/12/2016 a las 23:40
    Busco en la basura algo mejor. Genial. ¿Es Quinn? Seguro que es. No puedo terminarlo porque estoy catatónica pero mañana lo leo.

    ¿El de Hitler? No, ya me gustaría, es Corazón Rural y uno de los artículos que más me suliveyan.

  • Me habéis hecho acordarme de Kortatu, claro, de aquel “no sé qué pasa con la República Sudafricana”. Eso lo cantaban desde la Euskadi de los años de plomo. Qué huevos, y qué normal nos parecía a todos.

  • No se ha dicho suficientemente, ni siquiera aquí, que envejecer es una puta mierda. Cortada de rollo, pero es que es una mierda oigan.
    Marquis recéteme una seta para sobrellevarlo que al alcohol no me puedo dar porque me toma él a mí y a mi vida.

  • Adaptaciones, menuda novedad. También te puedes moriri si quieres. HASTA EL RABO TODO ES TORO es lo mejor que se me ocurre, pero vulgar y todo va muy bien de significado, mientras estás vivo no estás muerto. Así que arreando.

  • Con lo feliz que era yo, siendo Dios, cuando bebía. (Excepto cuando venia la policía y el fiscal y los jueces y eso, el resto del tiempo de coña oigan. Ah, no, la acidez constante, las erupciones cutáneas, los temblores, cachis…)

  • ¿Es el niño de Pirata Jenny?

    Salvo desmentido de la interesada o del propio Tarkovski, yo diría que sí, Procu.

    Vosotros seguid hablando en metáforas. Es como si escribierais con siglas, o peor.

  • Ser farmacólogo es mucho mejor que ser economista, ya que éstos se dedican a explicar el pasado y predecir erróneamente el futuro. No digo nada si además son comunistas, acompañan sus diagnóstico de cuentos morales.

  • Compatibilizo Baroja con Ellroy, entre ambos concluyen:
    -los amarillos son taimados y crueles.
    -los charoles salvajes e ignorantes.
    -los judíos mezquinos y avaros.
    -los espaldas mojadas vagos y pendejos.
    -los anglosajones borrachos y depravados sexuales.
    -los moros abúlicos y sucios.
    -los boches lo peor.
    Lo digo porque los españoles no somos ninguna cosa de las anteriores, ahora entiende uno lo de la pureza de sangre.

  • Para mí tengo que la felicidad está en alguno de esos botecitos que tienen los farmacéuticos en sus estantes y que ratean a la feligresía. Alguien teme que, si felices, nos volvamos irresponsables, improductivos e incrédulos de la Inmaculada Concepción, la igualdad de derechos, la democracia representativa, el calentamiento global y la resurrección de la carne. En esto de las drogas, y algún ciento de cosas más, estoy con Escohotado. Incluso más, con Szasz.

  • CUALQUIER NOVELA DE ELLROY

    Mel Handerlend vació su whisky con sorbos lentos mientras pensaba cómo había llegado a Los Ángeles en 1931 procedente de aquel pozo de Milwaukee, arrastrando polvo y deudas. Johny Scarpatto le había dado trabajo. Tenía que seguir a Burt Wander y sobornar a los rateros que le pasaban la hierba sin hacer caso a quienes pretendieran sobornarle, por si le iban con el cuento a Jack Rander, el guardaespaldas de Wander. Pero le había echado el ojo aquel tipo del Mustang verde, navaja con resorte al cinto y la Magnum bajo el sobaco. Ralph O’Cassidy se la tenía jurada a Scarpatto, pero también a Wander. Sabía que Rander se tiraba a Scarlett Donaldmason, la chica del mes de Wander, y había oído hablar de Mel a Scott Renderson, uno de antivicio que tenía unas fotos comprometidas de Scarlett con un burro de cuando ella trabajaba en el circo de Matt Panders, o al menos en el supuesto circo de Matt Panders, porque en realidad quien llevaba aquel tinglado era Scarpatto. La cosa se complicó cuando O’Cassidy apareció colgado en su casa cuando Randers apareció por allí sin que nadie supiera bien el motivo. O casi nadie, porque Mammy Bencassa, la negra que limpiaba los lavabos del Thunder Rock, la taberna que Scarpatto tenía en el centro, había escuchado cierta conversación comprometida que hizo llegar a Mel cuando éste pretendió recaudar las monedas de aquella noche fatídica. Por eso Mel sabía perfectamente qué hacer tras apurar el whisky: tirarse a Scarlett, recuperar las fotos del burro y vendérselas a Wander.

  • Transcribo de la conferencia de Salman Rushdie “Nada es sagrado?”

    …El amor puede conducir a la devoción, pero la devoción del amante se distingue claramente de la del Auténtico Creyente por no ser militante….
    Yo puedo sentirme sorprendido e incluso ofendido al descubrir que tú no sientes lo mismo ante determinado libro, obra de arte, o incluso determinada persona; puede que intente hacerte cambiar de opinión; pero al final aceptaré que tus gustos y tus amores son cosa tuya, no mía.
    El auténtico creyente, desconoce esos límites.
    …el tiene razón y tú no.
    …La fe, inevitablemente, debe equivaler a un salto en la oscuridad.

  • Buenos días a todos :
    Les encuentro a ustedes un tanto fetichistas en relación con los escritores y con sus libros. Por que, vamos a ver ¿ que es eso de “Cualquier Novela de Ellroy” ?. Que no hay color entre, por ejemplo, La Dalia Negra, por poner un sólo título, y Perfidia…
    Que aunque una sea forofa de un escritor, tiene que aceptar que, a partir de un momento dado, ese escritor tire de autoparodia, y le dé a la maquinita automática, como la de hacer churros.
    Que Ellroy , ( y lo mismo le sucede a John Irving del cual también tengo todos los libros, y no cito a más autores, para no liarla sin necesidad, y eso que les ocurre a todos los que sigo ), también sabe escribir pestiños, aunque con su estilo propio ( muy imitable, como vemos arriba en lo de Don Bremaneur ), y que sus forofos reconocemos giros y personajes tipo, y nos gusta porque estamos en terreno conocido y querido, pero que el libro ya no sería una obra maestra.

    Y pido perdón por poner pegas, que ya sé que no soy quien.

  • Y otra cosa, antes de irme a la cocina :
    El otro día estuve leyendo un artículo sobre James Patterson y sus libros . No recuerdo si fue en TIME o en el NYT . El caso es que contaba que el autor había montado su propia industria del libro . Y que el escribir sus libros él sólo de punta a cabo, le parecía antieconómico. Así que tenía un montón de escritores que escribían para él, basándose en sus tramas, que él les hubiera enviado de antemano, en su estilo, etc. Y que él supervisaba y corregía, y daba el nihil obstat para la publicación. Y que de ese modo, había un caudal constante de ” libros de Patterson”, que sus fans devoraban. Y que era un negocio rentabilísimo, y que además , sus “negros” ganaban bien, y aprendían los trucos del oficio sin tener que pasar hambre…

    Me marcho ya, no se preocupen.

  • Hombre! otro tipo por aquí. Bastante magenta.
    Lo de Trueba. Si hubiera tenido la lengua más larga hubiera repetido aquello de Savater: Me la suda España!

  • CUANDO NO HABIA REDES SOCIALES.
    Cuando el teléfono móvil no existía, ni tampoco internet y ninguna de sus derivadas se había inventado, recuerdo usar poco el teléfono con rueda y cable.
    Uno se levantaba, hacía sus cosas y salía a la calle.
    Se daba una vuelta o tocaba el timbre de algún amigo de camino a los puntos de acumulación.
    Si era de mañana, normalmente un parque, o la punta del espigón.
    Si era de mediodía algún bar con pinchos.
    A la hora del café ya a lugar con música.
    En esos lugares se pergeñaban los planes y se quedaba para hacer cosas.
    Normalmente el tiempo se pasaba hablando mientras bebías.
    Las salidas, los planes de fin de semana, los comentarios de la vida se hacían en esos espacios.
    Las cosas se hacían en directo y cara a cara.
    Las discusiones se encendían, y alguno se enfadaba y se marchaba.
    Había tribus y grupos, y también si hablabas con unos no podías ser de los otros.
    Si no eras de un grupo tenías mucha libertad, pero también pagabas el precio de no ser de ningún sitio y empezar de nuevo todos los días.
    Finalmente te aceptaban los de carreras, los de conciertos, los de los porros, los intelectuales o los góticos, pero nunca eras uno de ellos del todo.
    Me gustaban algunos de sus planes, sólo algunos.
    Nunca profundizabas lo suficiente porque no querías saber más del asunto.
    Sólo querías pasar por allí.
    En algunos te quedabas más, pero llegaba un momento que empalagaba y te salías rápido de allí durante un tiempo o para siempre.
    Nunca eras bien visto del todo, ya que no comulgar con todo, te hacía demasiado extraño, no hacías el pacto de sangre y accedías sólo a una información sesgada.
    Pero manejabas mucha.
    Sólo para tí, pero con una perspectiva muy amplia, con la que podías disfrutar de cosas que para la mayoría estaban vedadas por sus afinidades inquebrantables.
    Ir a tu aire tiene su precio. Nadie termina entendiéndote. Sólo uno mismo y no siempre. Tampoco consigues entender a nadie, o sólo a unos pocos.

  • Eso que cuenta de Patterson, Viejecita, lo hacía Dumas.

    Hay escritores de éxito que podrían abrir franquicia sin ninguna dificultad. No es el caso de Ellroy, porque aunque Brema ha pillado bien el tono (Brema tiene el mejor oído de España y V de Alemania; para la literatura, aclaro) cada uno de los personajes de Ellroy suele tener trastienda histórica. Vamos, que esos simples comentarios de pasada sobre el gánster y el sindicalista o la rubia modelo suelen ser historias muy reales que Ellroy acaba desarrollande en otro de sus tomos.

    Coincido también en que a Ellroy se le va un poco la olla y que era más gozable en sus primeras novelas.

  • Con lo de Ellroy (que yo he descubierto en este bar), pasa lo mismo que con los artistas en general.
    Un cierto tipo de público quiere reconocerlos en cada una de sus notas o frases.
    Desean que se parezcan a ellos mismos. Les pueden seguir el ritmo, tararear sus escritos.
    Gustaba que Picasso se pareciera a él mismo. Que Dalí se interpretara siempre de forma exagerada.
    Muchos rechazaban el expresionismo o el constructivismo o el suprematismo ya que no se parecía a nada. Porque rompía con el lenguaje anterior.
    Pero los que lo aceptaban luego se sorprendían de que Mondrian pintara paisajes y no podían verle en ellos.
    Kandinsky, antes de sumergirse en la línea y el punto, pintaba paisajes, veía las cosas de un modo, pero cuando uno habla de él sólo vemos sus líneas.
    Y consideramos que es una evolución.
    Pero si nos imaginamos a Jhon Lee Hooker haciendo una balada del tipo pop pensaríamos que es un delito.
    En cambio Lou Reed se atrevió con un grupo metal, y salió lo que salió, pero lo hizo seguramente para dejar de parecerse a él mismo.
    Cuando Dylan sacó su guitarra eléctrica, fué un anatema. Ya no se le podía reconocer. SEGURO????
    Unos quieren que sus ídolos solo se parezcan a ellos para poderse identificar.
    Otros no siguen corrientes y leen o escuchan. No a un señor, sino lo que dice o lo que trata de decir el señor. (y-o señora)

  • Hay grandes anécdotas de Dumas y sus negros. Quizá mi preferida –no sé hasta qué punto real– fue cuando el escritor se encontró con un amigo en la calle y le preguntó si ya había leído su última novela.

    –¿Y tú la has leído? –le contestó su amigo.

  • Pues Dumas es uno de mis escritores favoritos. Y a mis hijos, les enseñé francés , a base de empezar con los tres mosqueteros, que leíamos juntos, y yo les explicaba lo que no hubieran entendido, y de ir avanzando juntos. Para cuando terminaban con el Vizconde de Bragelonne, yo ya no les hacía ninguna falta , y los demás libros de Dumas, los sacaban de mi biblioteca y los leían por iniciativa propia…
    Y si eran producto del “taller de Dumas”, pues no pasa nada.

    Que a mí, al menos, me gustan mucho más algunos cuadros del “taller de Murillo, o del de Zurbarán “, que otros que se supone que son de la propia mano del artista.
    Y que las colaboraciones entre pintores me parecen estupendamente : por ejemplo, ¿ se imaginan ustedes lo aburridas que hubieran sido las huídas a Egipto de Patinir, sin los personajes que añadió Memling ?
    Pues eso. Que si el libro es bueno, no importa que hayan ayudado “negros” a escribirlo. Pero que si es menos bueno, aunque sea de un escritor que nos encante, habrá que ponerlo en segunda fila en los estantes… Y que valoramos demasiado la firma, en vez de la propia obra.

  • Probablemente el mejor de todos los negros de Dumas fue su buen amigo Maquet. Como conté en otro lugar, todavía se conserva el plan general de El vizconde de Bragelonne, que fue trazado por Maquet. Por regla general éste escribía y Dumas corregía. Luego Maquet aceptaba o tachaba parte de las correcciones de Dumas.

    En un pasaje de la novela, Dumas había escrito: “No se trata de una cacería en un campo de patatas [pommes de terre]”.

    Maquet le escribió a Dumas: “¡Patatas!, ¡y en el reinado de Luis XIV!”

    Sin inmutarse, Dumas rectificó: “Léase manzanas de amor [pommes d’amour]”.

  • Perroantonio dice:
    Sábado, 10/12/2016 a las 11:38
    Sigo pensando en lo de Trapi y De Prada. Me da un poco de asquito.

    Me ha parecido la versión literaria de un programa del Jorge Javier del que creo que se hablaba más arriba.

  • Estoy terminando «Crónicas» de Bob Dylan, me parece un libro interesantísimo y bastante bien escrito. El ritmo trepidante de la narración, la profusión de nombres, recuerda algo el estilo de Ellroy al que seguro Dylan había leído. Detalla, entre otras muchas cosas, su pasión por Frank Sinatra y Tony Benett y que jamás se consideró «cantante protesta» sino un simple «cantante folk».
    Este libro se publicó en 2004 en inglés, lo compré traducido en 2005 y me ha llamado la atención que ante la profusión de oferta literaria sobre Dylan tras el Nobel, no lo veo expuesto en las librerias a pesar de ser el único que escribió.

  • Viejecita, también es de mis autores favoritos, al que regreso siempre que puedo. (Veinte años después es sin la menor duda uno de los diez libros que me llevaría a una isla desierta) Hace apenas unos meses leí su entretenida cónica de viaje De París a Cádiz, cuyo máximo atractivo –para mí– fue precisamente la curiosa relación entre dos carácteres tan diferentes como aquellos dos genios de la literatura que fueron Maquet y Dumas.

  • Leí la trilogía de los mosqueteros de niño, en la biblioteca pública, aunque reconozco que el vizconde se me atragantó lo suficiente para que estuviera a punto de dejarlo en más de una ocasión. Curiosamente, cuando pienso en d’Artagnan, todavía hoy me viene a la mente la televisiva imagen de Sancho Gracia encarnando al héroe.

  • A mí la que me gustó fue El conde de Montecristo, mucha injusticia y venganza para un solo hombre pero lo que sufres.
    Satur, la expresión más contemporánea que me sé para «tirar los tejos» es «meter ficha». (FICHA, con efe). A lo mejor tiene cincuenta años pero es la última que he oído.

  • El problema, a mi humilde entender, de El conde de Montecristo son esas digresiones eternas, especialmente la parte de la novela que transcurre en Italia.

  • Lo que perpetra (con humor, que me reído un rato) Trapiello en su novela de la vida origina indefectiblemente estos rozamientos.

  • Rhumquina, sabemos que la hostilidad de la frase de Savater apunta exclusivamente a la pretensión de buscar una esencia española, una idea metafísica de España. Lo que permite que lo sepamos son sus escritos políticos y su actividad cívica. En cambio, lo que dijo Trueba no goza de ningún respaldo parecido al de Savater.

    El esfuerzo de comprensión que he hecho ha consistido precisamente en ver en las palabras del director de cine un eco, deformado por sus evidentes limitaciones intelectuales, del rechazo a todo tipo de identidad, incluida la identidad individual, en el que tanto han insistido entre nosotros García Calvo, Sánchez Ferlosio y el propio Savater. Frente a la pretensión de ser algo, García Calvo defendía la bondad de no ser nada.

    Esto de no ser tiene ya su historia: la de la edad moderna. Los humanistas italianos empezaron alabando al hombre por lo que podía ser, más que por lo que era, y hemos terminado pensando que lo mejor es que no sea nada. Esto es la modernidad.

    Volviendo a Trueba, lo que justifica hasta cierto punto el esfuerzo por situarlo en esa tradición refinadamente negativa y no en la de un antiespañolismo bronco, es, tal como contó, su predilección, de todas las palabras que vienen en el diccionario, por ‘nada’ en primer lugar y ‘desertor’ en segundo. Desertar es una forma tibia de no ser nada: ni belga ni músico ni vegetariano…; es apostar por la vida nómada, en mudanza continua, gozando de una libertad apache.

    ¿Qué falla entonces en Trueba? Que su libertad es poco más que melódica, es la libertad del viento, la propia de un artista artístico. Suena a programa político de Raphael. Es natural entonces que nos entren bascas a los que manejamos una noción de libertad algo más dura y precisa.

  • EL HEXÁGONO FRANCÉS
    Gracias, Brema.
    «Se trata de lo que nuestro autor describe, sin ambages, como el yihad francés, que nació por el desgarro étnico-religioso de un tejido social. La importancia de este libro estriba en su agudeza: analiza un territorio concreto y un proceso histórico limitado: Francia, y unas tres generaciones. Por lo mismo, no estudia vaguedades próximo-orientales, y no cita, ni de pasada, literatura fundacional de sistemas religiosos, porque entiende su autor, inteligentemente, que un buen analista para el balón no lo despeja, despeje que sí practican legiones de recién nacidos «expertos en yihadismo», con sus guantes de Wikipedia y unos excursos lisérgicos de choques de civilizaciones; excursos que empiezan en Meca y acaban épicamente en la puerta de Tannhäuser, entre lágrimas en la lluvia. Y es que, en la era de la información masiva gratis, ha hecho mucho daño a la formación ese ensayismo incendiario new age, continuación del permanente cabreo literario de blogueros que buscan una oportunidad de ser populares.»

  • El CONFESSORANDGO de nuestro descreído Perroantonio me habría venido de perillas hace unos días. El piloto de mi avión aplicó el ensayo y error para tomar tierra. En una de sus digresiones me pareció que contemplaba hacer un Sully, y eché cuentas de cuánto tardaría en llegar este o aquel barquito que veía desde mi ventanilla. Mis duchas frías matutinas me tienen preparado para un baño fresquito, pero tampoco era cuestión de pasarse.

  • LOS TRES SECRETOS
    La ciencia camina por sus propias lindes y ha ido recogiendo suficiente evidencia sobre asuntos clave de nuestra sociedad que resultan indiscutibles a la luz del conocimiento actual, pero que se mantienen en secreto para garantizar el orden social. Se los voy a recordar y resumir, pues pienso que el público de Chopsuey, cierto que con dolorosas excepciones, parece preparado para digerirlo.
    1. Dios, ni cosa parecida, existe.
    2. Nuestro comportamiento, con escasas matizaciones, está determinado al nacer por nuestra carga genética.
    3. La ingesta de alcohol, con cierta moderación, es beneficiosa para nuestra salud física y espiritual.

  • Procuro fijarme dice:
    Sábado, 10/12/2016 a las 12:49
    Satur, la expresión más contemporánea que me sé para «tirar los tejos» es «meter ficha».

    Escandaloso.

  • Que el mundo es un lugar inhóspito para la Razón lo demuestra un acontecimiento consuetudinario que se afirma con toda seriedad, sin resquicio para la crítica o la broma: que el hermano de la Ronalda es comparable a Messit.

  • Procuro, a la expresión “meter ficha” añado la de “matizar”. No sé de dónde sale o si es únicamente local, pero a mis hijas en el instituto las matizaban.

  • Jrg, “matizar” o “meter fichas” no es “darse el lote”. Por darse el lote se usa ahora “papar”.

    Otro término por meter fichas es ronear. “Ese es un ronis.”

  • Procuro fijarme dice: Sábado, 10/12/2016 a las 12:49
    Satur, la expresión más contemporánea que me sé para «tirar los tejos» es «meter ficha». (FICHA, con efe). A lo mejor tiene cincuenta años pero es la última que he oído.

    Me recuerda al «va marcando hucha», que decían mis chicas.

  • marquesdecubaslibres dice: Sábado, 10/12/2016 a las 14:32
    LOS TRES SECRETOS
    1. Dios, ni cosa parecida, existe.

    Marqués, habla usted con tanta claridad como el Oráculo de Delfos.

  • Perroantonio dice:
    Sábado, 10/12/2016 a las 16:06
    Me recuerda al «va marcando hucha», que decían mis chicas.

    Una amiga dice: pezuña de camello.

    Yo es que no puedo entender que siga esto abierto después de habernos empozado en la charca cenagosa del lenguaje hodierno del amor. Todo muy infecto.

  • Pues a esa hucha le llamábamos también la peseta, a la edad de cinco o seis años y con poco conocimiento del mundo, eso sí.

  • El director de cine se equivoca de cabo a rabo en sus preferencias por el exagono.
    Su exaltación por la tierra lindera por el norte habla de una idealización muy próxima a la visión negativa de la tierra donde medro e hizo su carrera.
    Su pose es total hasta el punto de haber perdido su perspectiva y la de sus socios en el arte de vender ilusiones.

  • Perro, a mí me parece estupendo que la gente pose. Puede que hasta sea inevitable que eso ocurra continuamente en un animal dotado de autoconciencia, capaz de saber, cuando va, de qué va. Fijarme en eso de lo que va cada uno me interesa más que lamentar que venga arropado por la impostura. Este interés por hurgar en el contenido particular de cada pose es el motivo de que me alargue tanto.

  • Perroantonio ha cantado bingo: hachazo. Normal, en tierra de ascolaris.

    Y ahora el Perrito Piloto. Qué alegría, qué alborotoooo y otro perrito pilotoooo.

    Os digo que cosas así no se dicen en Europa ni en el mundo. El día que se inaugure Marte nos instalan allí a todos. Como se enteren en Bruselas o llegue a oídos de Trumpt vamos listos.

  • Horcajo=Ancho de rueda.

    En serio, me vais a hacer gomitar. ¿Ya no hay decencia? ¿Ni siquiera en Navidad?

  • Gengis Kant dice: Sábado, 10/12/2016 a las 16:43
    Este interés por hurgar en el contenido particular de cada pose es el motivo de que me alargue tanto

    Y nosotros se lo agradecemos (que se alargue tanto). Es muy divertido ver cómo desarma el discurso de la impostura.

  • En puridad, ronearse tiene más el sentido de columpiarse, es decir, pavonearse en exceso. Conocí a un tipo que, equivocadamente, solía advertir: “No te ronronees”. Me parecía genial.

  • Mi tío Antonio, que tenía sastrería en la calle Clavel, me llevaba en el sidecar de su Vespa al Metropolitano, he ido mucho al Manzanares y pienso ir al Wanda.
    Esto es ser un aficionado de postín, y no esos que se dedican a dar la matraca con sus fobias.

  • marquesdecubaslibres dice:
    Sábado, 10/12/2016 a las 18:52
    Esto es ser un aficionado de postín, y no esos que se dedican a dar la matraca con sus fobias.

    ¿Fobia? ¡¡¡Gagagagagaga!!! Estoy viendo ahora el Lechester-Macheteunaitet. Soy un hombre que ve balompié, no como esos morinyistas que a veces ven al Madrit y creen saber de balompié cuando sólo saben de los rituales de su secta. Los que sabemos de balompié y seguimos reglas morales vitales basadas en la bondad y el honor, rehuimos el morinyismo y aledaños.

  • Buena pinta, Botillero.

    Uno de los encierros más espectaculares que he visto en SF fue el de los Cebada Gago del año pasado. Cuatro (4) toros sueltos casi desde el comienzo del recorrido, unos pavos con un par de velas y un sentido que ponía los pelos de punta, derrotando a diestro y siniestro. Añada la pesadilla de todo corredor: un toro que se vuelve a mitad del recorrido y comienza a desandarlo mientras todo el mundo ha bajado ya la guardia. Y como estamos que lo regalamos, otra más: cuesta arriba, donde el toro tiene todas las de ganar. Cuando acabó (lo estaba viendo por televisión: éste fue el directo, pero no se pierda luego el análisis) tenía el corazón en la boca. Sobre lo que ocurre en el minuto 07:46 del vídeo, lo que hizo ese rubio es propio de un héroe o de un temerario. Disfrútelo.

  • También yo veo mucha pose, demasiada, en lo de Trueba. Pero parece que él no se quedó contento del todo con ella, y por eso añadió el despiste propio de quien no sabe dónde está. Le dan un premio calificado de nacional, una calificación que sólo obliga a tener el correspondiente Documento Nacional de Identidad si se quiere acceder a dicho premio, y lo mejor que se le ocurre es mostrar su incomodidad con un premio que le exige -piensa él- sentir a España en lo más hondo de su corazón. Sus obsesiones enquistadas en el cerebelo le impidieron saber qué premio le habían dado exactamente.

  • Ya lo dije, creo que Trueba sólo pretendió ser gracioso u original, en cualquier caso esas palabras me parecieron un mero recurso retórico para hilar un discurso de agradecimiento por un premio. De modo, Gengis, que leí su brillante exposición de ayer a la luz del título que le puso: “Trueba como síntoma”. De hecho, advertía usted de entrada de que iba a especular con cosas que Trueba quizá no dijo, y que tal vez ni siquiera piensa, y así me tomé esa seguridad suya en que lo que hay detrás de esa palabras es cosmopolitismo rancio y no patriotismo constitucional, por llamarlo así. Hoy sin embargo distingue con precisión y argumentos las palabras de Trueba de las de Savater, alude a las limitaciones intelectuales y a las obsesiones de aquél y termina por decir que lo que realmente le interesa son las particularidades de cada cual. Entonces ¿Trueba es un síntoma o por el contrario una particularidad? ¿Se puede ser las dos cosas al mismo tiempo? Yo estuve de acuerdo con lo que decía ayer, hay muchos truebas en España, demasiados, pero en mi opinión Fernando Trueba no está entre ellos. Obviamente sólo puedo especular, como usted. Con lo que no cabe especular es con las reacciones a aquellas cuatro frases, por lo general muy explícitas y contundentes, escasamente sutiles. Creo que no hace falta aclararlo, pero vaya, no me refiero a la suya. Ni a la de nadie de aquí, por cierto.

  • Un hombre no ha vivido hasta que se ha visto obligado a refugiarse en una talanquera de Mercaderes o de Estafeta. Un encierro en San Fermín resume la historia de la humanidad. Lástima de los otros encierros en poblachones polvorientos que lejos de engrandecer la leyenda, la emponzoñan.
    Gracias, Pirate. Gracias a TVE por esas transmisiones que nos han permitido rememorar los mejores momentos de nuestra vida.

  • Albert dice:
    Sábado, 10/12/2016 a las 20:13
    Ya lo dije, creo que Trueba sólo pretendió ser gracioso u original

    En San Sebastián, no lo olvidemos. Ser {gracioso u original} en San Sebastián es la mar de fácil. Ser un {rebelde}, que es el revestimento con el que el puto subnormal de Trueba quiere disfrazarse, es algo más complicado cuando estás en {San Sebastián}. Para ser un {rebelde} en San Sebastián tienes que decir que la eta te sopla la polla, que ser nacionalista te sopla la polla y que qué pasa con Arzallus, que si se ha muerto o qué, o qué pasa con los trescientos asesinatos de la eta que aún no se han resuelto, que si {alguien} va a decir algo al respecto, que dónde está el [josuternera}, que a ver cuándo le detienen. Ni gracioso ni original: un soplapollas forrado y victimista como tantos otros. Ojalá se arruine, ojalá se pudra en el puto infierno.

  • Lo que le faltaba al esperpento del Nobel, la anciana Patti Smith se olvida de la letra de la canción de Dylan y tiene que interrumpir el concierto para repasarla.

  • Gremanel, para quitarte el mal sabor de boca te puedes meter en atuns y bajarte el Hielo Samarín de los Vettels. Teta de monja, Gremanel, teta de monja.

  • Lanza una falta el Deport desde la medular del área. Parábola del esférico que atrapa con su testa un integrante del conjunto galaico. Desvía el cuero al postert. De haber ido entre los tres palos, la hubiera atrapado Kellogs Nabos, bien colocado. ¿Cómo se cuenta esto en LAS ESTADÍSTICAS? ¿Tiro entre los tres palos? ¿Ocasión del jugador del Deport? ¿Errado lanzamiento? ¿Parada del portero? Qué gracia me hace la infecta patulea cuando habla de las {estadísticas} haciéndose la {científica} para dar carta blanca al {morinyismo}.

  • TRES OSCARS
    Hasta donde se me alcanza, ha habido tres directores de cine españoles que han ganado el Oscar: Garci, Almodóvar y Trueba. Ha sido en una categoría menor: película extranjera. A Garci se le tiene por un viejales que hace pelis rancias, pero curiosamente es el único que lo ha logrado por una película universal. Los otros dos lo han hecho con películas que han explotado el enloquecido carácter autóctono de los españoles: la gracieta, la reducción rancia del valleinclanismo, el esperpento contemporáneo. Han abaratado la tradición española, porque sus películas no son especialmente buenas, pero se ve que tenemos que seguir aplaudiéndoles con las orejas para no pasar por fachas. Que no cuenten conmigo.

  • RESUMEN DEL DEPORT-MADRIZ
    Acapara el esférico el Deport. Una moneda de dos euros le pasa el cuero a una de cincuenta céntimos, que avanza por la banda hasta que un billete de cincuenta cortocircuita el contrataque. Recupera la bola y se la pasa a un billete de veinte, que le entrega la bola a uno de doscientos, que tras un diblin la acerca a uno de quinientos, que AVANZA VELOZ SOBRE LA PORTERÍA CONTRARIA, regateando a una moneda de dos céntimos, Y… UYYYYYYYYYYYYYYYY.

  • Van dos penaldos. El partido del Madriz parece la recepción del Noble por parte del Dylan ése. Sobran porros.

  • En San Sebastián, no lo olvidemos. Ser {gracioso u original} en San Sebastián es la mar de fácil. Ser un {rebelde}, que es el revestimento con el que el puto subnormal de Trueba quiere disfrazarse, es algo más complicado cuando estás en {San Sebastián}. Para ser un {rebelde} en San Sebastián tienes que decir que la eta te sopla la polla, que ser nacionalista te sopla la polla y que qué pasa con Arzallus, que si se ha muerto o qué, o qué pasa con los trescientos asesinatos de la eta que aún no se han resuelto, que si {alguien} va a decir algo al respecto, que dónde está el [josuternera}, que a ver cuándo le detienen. Ni gracioso ni original: un soplapollas forrado y victimista como tantos otros. Ojalá se arruine, ojalá se pudra en el puto infierno.
    ————
    Amen.

  • Jorge Resurrección Satur dice:
    Sábado, 10/12/2016 a las 22:54

    Juliocero, el De la Rosa wapo es el de Triana. Con todos los respetos.

    ¡Cómo lo sabes, resurrecto Satur! Pero que conste en acta que mi tocayo jerezano Julio de la Rosa es un popero más que interesante. Junto al baezano Pachi García ‘Alis’, de lo mejorcito que ha dado en los últimos lustros el pop estatal, que dirían los revisteros musicales, otros a los que da urticaria usar el adjetivo “español”, no sea que digan (igualico igualico que el bisojo Trueba, que sobreactuó lo anti-español, no fuera a ser que dijeran que se había vendido al oro de Génova).

  • Lo de Los últimos de Filipinas empieza con cinco minutos gloriosos, al sexto enorme bajón ocasionado por una escena ridícula, a partir del veinte no dejaba de pensar que debería haber ido a ver la de Trueba.

  • En el cine de mi pueblo daban La llegada, había oído hablar muy bien de ella. Pues el tema lingüístico es de retortijones intestinales, sinceramente. ATENCIÓN, DESTRIPACiÓN: Como los heptápodos se comunican mediante signos no lineales, si aprendes su código te liberas de la linealidad temporal y puedes ver el futuro. Os lo juro por Dios y por la hipótesis de Sapir-Whorf en esta cinta aducida. Es mejor E.T. como de aquí al Pirú.

  • Hace un tiempo estupendo, como no se recuerda en un diciembre galaico. Salgo en moto, paseo a mi aire y me retiro pronto porque ya dos veces me he cruzado en la entrada a casa con los jabalíes. En coche, pues mira, qué le vas a hacer. En moto les tengo respeto, y algo de miedo, porque últimamente tienen una seguridad en sí mismos, un desparpajo y un descaro que apostaría que alguien les ha soplado que Dios los hizo a su imagen y semejanza. El cielo, otra rareza de agradecer, mientras llego a casa se pone todas las noches de un hermoso color cinzolín y me acuerdo de Brema y de Jrg. En fin, que quién me mandaría a mí arriesgar esta placidez de espíritu, esta especie de comunión y respeto entre el hombre y la máquina y la fauna y la naturaleza en su variante atmosférica y todo lo demás &c para ir al puñetero cine.

  • La noche se muere. Pido el Premio de poesía de verso libre del Ayuntamiento de Valdecoces para Yosi y su camiseta del Aleti. «Una ves tuve experanzas pero a ellas renuncié, más amargo que la muerte es el amor de una mujer…»

  • Bremaneur, ese argumento es el único que podría tocarme la moral en relación con lo que vengo sosteniendo sobre este asunto, ya cansinamente. Y sin embargo no me vale, también lo dije aquí mismo en algún momento: me parece falaz, traído por los pelos en el mejor de los casos. El Festival Internacional de Cine de San Sebastián no es La Concha, ni la Parte Vieja ni el Igueldo, ni siquiera el Kursaal donde se celebra. ¿Aún así no estarían de más unas palabras contra ETA? Sí, claro, en San Sebastián, en Venecia y en Cannes. Pero no vale usar contra Trueba que no hizo lo que nadie ha hecho ni hará jamás.

  • En moto les tengo respeto, y algo de miedo, porque últimamente tienen una seguridad en sí mismos, un desparpajo y un descaro que apostaría que alguien les ha soplado que Dios los hizo a su imagen y semejanza.

    10/10.

  • Mi comentario anterior iba también para Lola, claro, a la que siempre me alegra ver por aquí.

    Al final no me quedará otra que echarle un ojo a Westworld. Qué pesaos sois todos, el mundo entero.

  • No sé, Albert. Si a mí me dan el premio Txumino de Oro al Comentario Txorra de Internet en Txan Txebastián, me meteré en el bolsillo a la afición, la prensa y la política diciendo que lo recibo agradecido sin sentirme español ni cinco minutos. Si en la recepción de ese mismo premio me bajo los pantalones y planto un cerote dedicado a Josu Ternera, estoy convencido de que seré mucho más {rebelde}, si bien no tan jaleado por los jatorras molownis del público y de la prensa regional y aun nacional, e incluso mundial.

  • Y desengañémonos: la única virtud del tontopollas de Trueba ha sido grabar a Ariadna Gil en tetas tocando una trompeta mientras se cabalgaba a no sé quién. Y punto.

  • Albert dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 01:19

    Ya digo: la decadencia. No me interesa. Ni lo que diga el bizco ni lo que sus bizcas palabras digan.

  • Es una suerte que exista el catecismo Bremaneur, te facilita mucho la vida: le sigues en todo lo que tenga que ver con libros, y haces lo contrario de lo que diga sobre música, fútbol o cocina.

  • Pancho y Lefty
    Townes Van Zandt

    Lefty ya no podía cantar blues toda la noche como solía hacer,
    el polvo que mordió Pancho allá en el sur terminó en la boca de Lefty.

    Vivir en la carretera te mantendrá libre y limpio, ahora tienes la piel de hierro, tu respiración es tan fuerte como el keroseno.
    No eras el único hijo de mamá, sino su favorito, parece
    ella se echó a llorar cuando dijiste adiós y te sumergiste en tus sueños.
    Pancho era un muchacho bandido, su caballo era tan rápido como el acero pulido. Llevaba la pistola por fuera de los pantalones para que todo el mundo honesto la viera.
    Pancho encontró su destino, ya sabes, en los desiertos allá en México, nadie oyó sus últimas palabras, ah, pero así son las cosas.

    Todos los Federales dijeron que podían detenerle cualquier día
    simplemente le dejaron escabullirse, sin amabilidad, supongo

    El día en que dejaron fuera de combate al pobre Pancho, Lefty salió para Ohio, de dónde sacó la pasta para ir, no hay nadie que lo sepa.

    Los muchachos cuentan cómo cayó el viejo Pancho, y que Lefty está viviendo en hoteles baratos.

    Pancho necesita nuestras oraciones, es verdad, pero guarda unas cuantas para Lefty también.
    Él sólo hizo lo que tuvo que hacer, y ahora se está haciendo viejo.

  • Albert, ayer califiqué a Trueba de síntoma pensando en esa izquierda que, no importa ahora el motivo, que no siempre es el mismo, no sólo no ayuda sino que obstaculiza la formación en España de una conciencia colectiva que ponga freno a los separatistas. Trueba, la noche del premio, me pareció un buen ejemplo de esa izquierda.

    Hoy he dicho, en una respuesta a Perroantonio, que me interesa más entrar en el contenido particular de cada impostura que saber que se trata de una impostura. Lo que he querido decir es que, desde un punto de vista sicológico, da lo mismo que la impostura tenga que ver con una postura u otra: lo que le llama la atención al sicólogo es el desajuste entre la postura y la impostura. En realidad la palabra ‘impostura’ designa ese desajuste. Pero desde un punto de vista ideológico, que es el que me interesa a mí, no es la misma postura la del que cree en A, la del que cree en B, la del que cree en C… Era a esta particularidad del contenido ideológico, frente a la indiferencia del sicólogo por la misma, una replica al fin y al cabo de su indeferencia por todo contenido, a lo que me refería cuando respondí a Perroantonio.

  • Otra Caja.
    No es la de Pandora.
    Es la de los trastos viejos que se tienen al fondo.
    Esa caja donde metimos nuestra revolución cuando nos dimos cuenta de que la estética puede más que la ética.
    Donde metimos a ese tipo valiente que conocimos una vez y que luego se murió.
    Esa caja donde están las grandes frases del fracaso de la verdad.
    Donde está la píldora roja y la azul.
    Desengañados de que el arte
    Solo busca la visa black.
    De que las obras maestras ya están hechas.
    De que la cultura como a Tomas Moro solo nos sirvió para crear utopías pero de ricos.
    La estética de lo extremo y sin mesura. Del pedir lo imposible para arrancar una sonrisa y cobrar 100 o cualquier potencia superior.
    Nadie intenta como dijera Becquett fracasar mejor.
    De derrota en derrota hasta el fracaso final.
    Y felices fiestas.
    Agradecimiento especial a Brema por su inspiración.

  • A que mola el video de Van Zant.
    Un director español que hace pelis que me gustan, ya que está vivo, y del que no se habla en chopsuey, es Montxo Armendáriz.

  • Vaya, parece que las musas hoy estan pasando de ti, jrG.
    Coño, pues haz como yo con los alumnos cuando quiero pasar una materia:ponte el examen fácil.
    Por ejemplo, “hoy pintaré la condición humana”.

    (Bueno, voy a saltar de las sabanas que me quedan 47 examenes por corregir y pasar las notas al SAGA antes de partir hacia el maresme again, que allí en el cuchitril no tengo la Interné.
    Qué harta estoy, Señor, pero qué harta.)

  • S. dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 00:58
    Hala, dos capítulos y ya estoy enganchado a Westworld.

    Albert dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 01:08
    Al final no me quedará otra que echarle un ojo a Westworld. Qué pesaos sois todos, el mundo entero.

    Cuando acaben, échenle un ojo a The People v. O.J. Simpson. A mí es la que más me ha gustado este año.

  • Proc, eso no es nada nuevo. Con una docena de copas en el cuerpo yo también me comunico mediante signos no lineales, contemplo el tiempo y el espacio bajo una luz de eternidad y sospecho que además me transformo en un heptápodo.

  • Perroantonio dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 00:09
    Estoy desolado. Dylan no sabe cantar, ni tocar, ni escribir letras y además es un maleducado. Qué equivocado he estado. Me voy a comprar un disco de Loquillo.

    Por estas cosas, amo a Perroantonio.

  • Todo lo que recuerdo siempre me llega a destiempo.
    Cuando necesito ese recuerdo, el se ha ido a tomar algo o a por tabaco, y cuando regresa me ofrece un pitillo, el muy jodido.
    Qué relación llevo con la memoria…
    Pero cuando Claudio ha hablado de Montxo Armendariz si que me ha llegado su recuerdo( como es domingo y llueve estaba en casa).
    Lo conocí en un atardecer de niebla intensa en una de las paellas de bajada del tramo de Aritxulegi de un Vasco-Navarro.
    Tendría yo unos 15 años.
    Nos habíamos pegado una panzada de mobylette un amigo y yo bajo la lluvia para ver a Marc Etxeberts en ese punto.
    Estábamos calados hasta los huesos, y Armendariz estaba allí en una gran furgoneta con otra persona y una cámara en su trípode.
    Nos ofreció pasar a resguardo de La furgo y nos invitó a café con coñac.
    Yo no sabía quién era, hasta algunos años después, pero recuerdo como comentábamos donde el de Porsche ,con los colores de LaPalmers, comenzaría un fuerte sobreviraje a la salida, con toda esa broza y humedad en el suelo.
    Él hablaba de la magnifica luz que producía la caída del sol con esa niebla y el contraste del color naranja del coche produciría con ese fondo grisáceo.

  • Pasé mi infancia escuchando a Matilde Conesa, la estrella de las radionovelas. En mi casa se escuchaba desde el «Simplemente María» al «Matilde, Perico y Periquín». Desarrollé tal fobia a los seriales que me hago cruces ante la pasión aquí desatada por los folletones televisivos.
    -Entiendo que las «series» son una fórmula abyecta de narración que un caballero culto no debiera nunca «visionalizar».-
    Reconozcamos que incluso Curro Jiménez era grotesca y distingamoslo de las novelas cuya versión cinematográfica es muy larga y amerita mucho metraje tal como «El gozo y las sombras» o «Berlin Alexanderplatz».
    He dicho.

  • Me he despertado levemente desazonado, un malestar difuso e impreciso pero inquietante. Como esa niebla que en las películas cubre y al tiempo desvela preciosos campos y arboledas al amanecer y, por la música más que nada, sabemos que ahí va a pasar algo. Quizás algo malo. Vivimos con esas ansiedades, con esas preocupaciones. Qué pasará ahora, en un rato, qué pasará mañana, el resto de la vida, cómo nos juzgará la historia. ¿Saldremos bien parados en el más allá? Con éste ánimo andaba hasta que leí a Leatrice Einsenman. Hay partido. Piensa en verde. Buenos días a todos.

    «Greenery irrumpe con fuerza en 2017 y nos ofrece la confianza que anhelamos en el tumultoso contexto social y político en el que vivimos. Al satisfacer nuestro deseo creciente por rejuvenecer, revitalizar y unir, Greenery simboliza la reconexión que buscamos con la naturaleza, con nosotros mismos y con un sentido más amplio de nuestras vidas».
    —Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Pantone Color Institute

  • Gengis, creo que todo eso que dices lo sabe perfectamente Albert. Los sicòlogos le llaman “disonancia cognitiva”

  • “¿Qué decir de las multinacionales fabricantes de medicamentos y pesticidas? La información asimétrica está en la base de parte de los beneficios que obtienen.”

    Lo anterior Calaza debiò esccribirlo para fastidiar el marqués por maltratar al Gachò.

  • Nomás para recordar amablemente que el Oscar a la mejor película extranjera no existe, ya que se denomina Oscar a la mejor película de habla no inglesa. A pesar de que la película sí haya de ser “extranjera” para resultar premiada, la distinción es importante, pues una película no norteamericana pero hablada mayoritariamente en inglés, no puede optar a este premio y sí, por ejemplo, al de mejor película en la categoría general.

  • Por cierto, uno de los episodios más grotescos que se han vivido nunca en el Parlamento catalán –y la lista es considerablemente extensa– fue cuando un diputado de ERC presentó una moción para que las películas habladas en catalán fueran admitidas para el Oscar a la mejor película de lengua no inglesa. La moción resultó aprobada (creo recordar que por unanamidad) a pesar de que el catalán, como cualquier otra lengua del planeta, ya está admitido de facto por la Academia sin necesidad de mociones.

  • Calaza, muy bien. En esta muy bien. El libro se debara mirar, pero será otro día.
    Ahora estoy escuchando a Jarret y su visión de las Goldberg al “harpisdchord”.
    Luego Pírate me dará lo mío por lo que ahora voy a decir, pero tengo mi defensa.
    La gaita, el txistu, la dulzaina y el acordeón son instrumentos prescindibles.
    El clavecin, clavicordio y cembalo deberían también estar dentro de los instrumentos prohibidos.
    Qué mala suerte tuvieron Bach o Scarlatti de tener que componer para ese instrumento ya que el piano no se había inventado.
    Su sonido es demasiado denso de sonidos, comparado con los ecos de silencio que produce el piano.
    Se me atraganta cada vez más.
    No sé qué hacer con los varios discos de piezas magistrales en ese aparato de pinchar cuerdas.

  • Gómez, caso de que el Catalán no hubiera estado admitido por la academia americana, hubieran caído rendidos por su error dada la enorme calidad y cantidad de cine realizado en esa lengua de masas.

  • Me informa el Banco Nacional de Costa Rica del estado de mis depósitos. Deben estar desesperados por cobrarme alguna comisión porque no entiendo su insistencia en que lea sus mensajes, haga clic en el archivo adjunto o llame al teléfono que me indican. ¿Me habrá abierto alguien una cuenta black, la primera vez sin mi consentimiento?

  • La asimetría en la información sobre medicamentos entre fabricante y consumidor queda ampliamente compensada por:
    1. Un agente intermedio, el médico.
    2. La hiperregulación que ejercen los Gobiernos.
    ¿O no?
    Dar la información a medias también crea asimetrías.

  • Anoche hubo discusión sobre octópodos, que no heptápodos. Indignación femenina por la imagen El sueño de la mujer del pescador.
    El argumento era convincente: a ver si los hombres soñáis con que os lo haga una jirafa.

  • INSTRUMENTOS PROHIBIDOS.
    Cómo no voy a ser liberal, siendo consciente de tantas cosas y actividades que prohibiría con gusto.

  • NADIA
    Ayer mas dislates en la Sexta sobre el triste asunto. A ver:
    1. Afirma el «jefe de investigación de la Sexta» (tócate los cojones) que incluso no queda probado que la niña esté enferma. Su evidente discapacidad intelectual (de Nadia) no deja lugar a dudas, incluso para los periodistas mas lerdos.
    2. Afirma el presentador con rótulo incluido que en España hay tres millones de personas con «enfermedades raras» que pueden necesitar ayuda económica para su tratamiento. Se le escapa a tal acémila que: a) El Sistema Nacional de Salud atiende gratuitamente a todos los enfermos, raros o no. b) La cifra de tres millones de enfermos raros es una contradicción en los términos y que en todo caso la cifra es falsa y disparatada.
    A la mierda.

  • “La asimetría en la información sobre medicamentos entre fabricante y consumidor queda ampliamente compensada por”:
    1 Las pasta que gastan las multinacionales para compensar a los medicos que recentan sus productos
    2 La influencia que ejercen las multinacionales sobre los comités cientificos de todo orden. 1/3 de Nobel en medicina/biologia han sido obtenidos influyendo al Comité.
    3 Si se aplicaran a rajatabla los protocolos solo se despacharian aspirinas.

  • Buenos días a todos, en un descanso cortito de preparar mi invasión:
    Y, vengo a poner una pega a uno de “mis betters”.

    Ilmo Señor Marqués:
    Es en relación con los 3 secretos que puso a las 14’30 de ayer.
    Que en el punto nº 1, o bien faltaba un NI , al principio ( Ni Dios , ni nada que… ), o era una profesión de Fe, y le sobraba la frase del medio, ( ni nada que se le parezca ), y se quedaba en “Dios ,—– existe”.

    Ya dijo Perroantonio que era tan claro como el Oráculo de Delfos. Pero yo no tengo preparación para interpretar oráculos de ningún tipo. Ni siquiera soy capaz de prever el tiempo que va a hacer la semana siguiente ( al día siguiente sí, que vivo lejos de la ciudad desde hace 40 años, y leo bastante bien los cielos a corto plazo ), así que, si fuera un efecto de su magnanimidad, me gustaría que me aclarase qué interpretación debo darle al Secreto 1.

    Muchas gracias anticipadas, y mil perdones por mi brutez y mi osadía

  • Pues yo creo que cualquier hombre que de verdad está enamorado de su mujer (y no esos que se casan con ellas por sus tierras), se hace pescador, para que no le venza ni un minuto el vacío que le podría provocar la ausencia de ella en una oficina, por ejemplo.
    El pescador puede estar permanentemente embriagado de su aroma; y por eso los hombres enamorados se hacen a la mar.

  • JrG dice:

    Domingo, 11/12/2016 a las 11:19

    De acuerdo con usted en lo del clave. Aunque a mí el acordeón me gusta mucho. Vamos, que tengo un diatónico. Por cierto, en Francia tiene usted a una de las mayores aficiones y algunos de los mejores músicos. Mire aquí a Rémi Geffroy:

  • Apelo a Procu sobre el uso de dos partículas negativas en una misma frase:
    -Dios, ni cosa parecida, existe.
    -Dios, ni cosa parecida, no existe.
    -Ni Dios, ni cosa parecida, existe.
    Escribí la segunda, la cambié por la primera, ahora me parece correcta la tercera.

  • Ni Messi, ni ningùn otro jugador, es capaz de marcar un gol parecido.

    Se enfatiza el papel singular de Messi, no creo que deba escribirse “son capaces de..” como apunta Perkins.

  • Discrepo en lo de la no existencia de Dios que señala Perroantonio.

    Tanto imbécil suelto no puede ser fruto del mero azar. Todo ha de formar parte de un plan inescrutable trazado por la Divinidad para ponernos a prueba.

  • Es que, Gomez , Perroantonio lo que ha hecho es señalar como se debía escribir correctamente el Punto 1 de Los Secretos De La Ciencia que había subido ayer el Ilmo Sr Marqués. Y que, por cierto, al menos desde mi punto de vista, tampoco tenía que ser forzosamente la propia opinión del Marqués, que hablaba desde el saber de la ciencia .

    Porque la Ciencia duda de todo, y lo que en un momento parecía establecido y demostrado, cuando aparecen nuevas pruebas, y la ciencia va más allá, cambia esa verdad por la que en ese momento esté demostrada. Y no hay más que fijarse en Miguel Servet, en Galileo…

    Así que, yo puntualizaría ; esos son los Secretos de la Ciencia en su estado actual.
    Y es por ello, por lo que, a mí, el ser Ateo a machamartillo no me parece una actitud demasiado científica. Me parece más científico el decir que uno no cree… Y que, por tanto, ese tema no le interesa demasiado. Y que si se demuestra la existencia de Dios, en ese momento revisará sus convicciones, “but not now, not yet” … ( como decía el amigo de Gladiator )

  • marquesdecubaslibres dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 10:10

    Hay que ver los folletones adecuados. Ése en que Fernándo Esteso le chupa un pezón a Gloria Reynols está muy bien.

  • schultz dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 12:22
    Procuro, ¿podrías poner un ejemplo de signo no lineal? ¿Y de uno lineal?

    1) Lineales son los signos de las lenguas naturales humanas y los sistemas de escritura que se basan en principios fonéticos (representación de los sonidos, no directamente de los significados), porque el significante (la expresión, lo que perciben los sentidos) es lineal, que quiere decir secuencial; o sea, una cosa o parte (o partecita, un sonido) va después de la otra, el orden es pertinente (no es lo mismo dos tazas de té que dos tetazas, etc., Jaimito siempre viene a clase de lengua) y es así como se compone el mensaje. «NO PASAR» es un signo lineal: primero está «no» y luego «pasar»; a su vez, en «no», primero un fonema y luego otro, tanto oralmente como en nuestra escritura, que lo refleja y realiza para ello un análisis fonético.

    2) Un signo no lineal en nuestro mundo sería una señal de tráfico de las que transmiten mensajes que se componen mediante la combinación de la forma (triángulo o círculo), del color del fondo, la existencia o no de una faja en el borde, los signos que aparecen en medio (por ejemplo, una raya, una vaca, dos coches, etc.). Todos estos elementos constituyen el vocabulario de las señales de tráfico, cuyo mensaje se percibe simultáneamente, tú lo ves y sabes cuál es la orden o consejo («precaución, curvas» o «aquí están prohibidas las vacas en las curvas»), y si te quieres poner a mirarla por partes puedes hacerlo como te plazca.

    Los signos visuales no lineales de los PURPOS GIGANTES PERO BONDADOSO eran básicamente como las señales de tráfico, pero con más vocabulario y en forma de ouroboros o cuélebre, con crestitas variables de combinaciones léxicas.

  • A mí me parece que «Ni Dios, ni cosa parecida, existe» es español fenomenal, pero yo soy muy alegre. Luego miro mejor en mis libros secretos.

  • Yo, el programa económico de Juan Torres quiero que me lo expliquen Carolina Bescansa, Pablo Iglesias y el Echenique en plan coral.

    Lo que no entiendo es que Venezuela, pudiendo fichar a Juan Torres, fichase a Monedero de asesor.

  • S. dice:

    Domingo, 11/12/2016 a las 14:13

    Se echan de menos aquellos primeros tiempos antes de que empezaran a deslizarse por otros derroteros. El programa económico era (y es) lo importante; todo lo demás, nacionalismos, feminismos, animalismos, anticlericalismo, cultura y festejos, es una pérdida de tiempo. Lo sabe muy bien la derecha política y mediática, y los gilis de Podemos se han dejado liar en ello porque se han ido deshaciendo por el camino de tipos como Juan Torres. Y porque les falta cabeza política para actuar a treinta años vista. Una parte de la incapacidad se explica por inexperiencia (en el ayuntamiento de Madrid, dependen por completo de media docena de funcionarios, simplemente porque no conocen el funcionamiento de la Administración); la otra me temo que no tiene remedio: demasiadas horas dedicadas a estudiar sin criterio la historia de los movimientos revolucionarios y de leer sin la formación necesaria a Lukács y a Gramsci. Otra ocasión perdida.

  • «Ni Dios, ni cosa parecida, existe»
    «Ni Dios, ni cosa parecida, existen»

    Lógicamente, ambas expresiones son correctas como lo era también la anterior que había escrito el Marqués: «Dios, ni cosa parecida, existe».

    Ahora bien, no significan lo mismo. Al final se trata de saber qué queremos decir, si existe Dios o no, o si el sujeto es sólo Dios o si lo es Dios y la Cosa parecida (parecida a Dios).

  • En mis libros secretos de los sótanos de la RAE vienen mil cosas sin importancia y de lo que nos ocupa nada más observan que la coordinación con ni hace sujetos plurales (igual que las demás coordinaciones, hijos) y como tal debe concordar, al menos si el sujeto es preverbal:
    «Ni su hija ni ella sabían que […]».
    Pero anotan que en posición posverbal admite el singular: «No tenemos compostura ni ella ni yo».
    Así que creo que la duda y el margen de aceptabilidad en el caso que nos ocupa viene sobre todo por el hecho de que va entre comas, es decir, como inciso y aposición, lo que permite la interpretación singular que evoca un más ordenado «No existe Dios ni nada que se le parezca».

    O sea, que lo que dice Perroantoño.

    NO QUIERO HABLAR MÁS DE NI. ODIO LAS CUNJUNCIONES.

  • Pero anotan que en posición posverbal admite el singular: «No tenemos compostura ni ella ni yo».

    Tal vez me haya perdido: ¿el ejemplo no está también en plural? Y con el verbo en singular quedaría horrible: «No tengo compostura ni ella ni yo» o «No tengo compostura ni yo ni ella».

  • ARGH, he puesto la que no es (si los miembros coordinados presentan rasgos de 1ª o 2ª persona, el plural verbal es obligatorio). «No llegó la fruta ni la verdura». Alvaroquinn, toma y toma, quién te manda atender.

  • Pirata Jenny dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 15:49

    Juan Torres es un tipo que se resiste a las etiquetas fáciles y a esa retórica moral polarizada tan común en España.

    Fue Gacho la que dijo que eran necesarios (Podemos). Estoy de acuerdo. Pero nunca los vi como una oportunidad. En cualquier caso, la izquierda no piensa estratégicamente desde hace treinta años.

  • QUÉ NERVIOS
    Perdonen que interrumpa la emisión para hablar de una tribulación, pero en parte es culpa de ustedes. Mañana presento mi libro en un acto de esos y aún no sé qué decir. No sé si armar el discurso alrededor de la idea «hay más tontos que botellines» o de «Dios hizo al jabalí a su imagen y semejanza», porque soy mucho de quedarme con las ideas que me interesan (aunque Mortimer no ha dicho exactamente eso, pero qué más da). El armazón me preocupa menos porque voy a seguir el modelo sportivo-musical de captación del cariño del público: «esto es un sueño hecho realidad», «vengo aquí a darlo todo» y «ojalá que este momento no se acabara nunca». Lo difícil es el contenido. Y que tartamudeo, aunque sólo cuando presento libros. Qué difícil es pasar por intelectual cuando no se tiene nada que decir. No vengáis.

  • Perro usted diga que no se ha sentido marciano ni un solo minuto.
    Que esta obra suya está directamente inspirada en las santas escrituras.
    Agradezca algo, o mucho.
    O mejor diga solamente Gracias por comprar mi libro.
    Son ustedes los lectores que siempre quise.
    No saben ustedes lo que uno tiene que aguantar en esos blogs de ahí fuera y que felices fiestas.
    Estoy vacunado y solo muerdo en la intimidad.
    Y desmayese o algo.

  • Perroantonio, manda a Patti Smith y que cante… que cante esta… sí, hombre, cómo se llama… Y si no se acuerda de tu discurso que cuente el chiste de Montserrat.

  • El otro día me encargaron una charla para un Máster. El título era «Información científica en un Departamento Médico» y la duración requerida 2 horas y 45 minutos. El tema propuesto era soporífero y me consideraba incapaz de perorar sobre él mas de 45 minutos.
    Recurrí a un subterfugio que domino, provocar al público. Se lió parda, pero la charla me la dieron ellos aunque la cobré yo. Le brindo tal estrategia Perroantonio, no falla.

  • En las presentaciones de libros, al menos si se hacen en librerías, no suele haber catering, JRG. Al menos eso creo, porque no suelo frecuentar tan divertidos eventos, salvo que sean libros de algún amigo. El catering es más del artisteo, de cuando las diputaciones y ayuntamientos presentan las obras inmortales que subvencionan. La cosa sale a un cojón, pero no importa porque la pagamos a escote. Cuando el dinero es de un editor particular yo creo que no suelen ser muy partidarios.

  • Perroantonio dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 18:07

    Sea usted mismo, Perro, con sus dudas, sus sarcasmos, su timidez, su inteligencia y su empatía natural, que de todo tiene a raudales. No piense en nada, no programe nada, sea como usted es y todo irá sobre ruedas. Por muy tenso que se sienta y por mucho que tartamudee, la gente entenderá. Y quien no lo entienda, probablemente no merece entenderlo. Aquí estamos en bloque con usted.

    ¡Forza! ¡Zorionak!

  • Perroantonio, enhorabuena.
    Si quiere para rellenar, cuente la fábula del arrogante marqués ante un vasco sencillo. Aquél se jactaba de la antiguedad de su linaje y de la nobleza de su familia y el vasco, glacial, con aplomo, sin impresionarse lo más mínimo le replicó: “Nosotros, los vascos, señor marqués, no descendemos absolutamente de nadie”.

  • “Nosotros, los vascos, señor marqués, no descendemos absolutamente de nadie”.
    “Eso, aún no hemos descendido y como os pongáis tontos no descendemos”.

    ¡ Lo que me he reído con este intercambio !
    ¡¡¡ Bravo !!!

  • Yo voy por el mismo camino que Jenny. Perro, míreme a los ojos. Usted no es un inteleztual. Usted es un tipo extraordinariamente inteligente, lúcido, culto, divertido y con enorme capacidad de observación. No tiene nada que demostrar ni que añadir porque el libro que va a presentar es especialmente elocuente en todos y cada uno de esos sentidos, y no precisamente la obra de un escritor torturado o de inspiraciones fugaces. Lleva años siendo uno de los referentes de una audiencia de gran altura inteleztual, la que tendrá mañana no alcanzará siquiera la mitad de ese nivel, sería una improbable casualidad. Como iba por el mismo camino, lógicamente llego al mismo sitio: sea usted mismo y péinese bien.

  • Pírate me gusto su link.
    Pero en la música francesa como en la Argentina con su bandoneón las cosas funcionan de otra forma.
    No así con la trikitixa que es un instrumento simular y que solo he disfrutado alguna vez con Kepa Junkera.
    El pequeño acordeón prescinde las pretensiones del acordeón para ser solo sentimiento. En la trikitixa su función es animar la verbena y yo creo que está en un registro más agudo y estridente que las diatonicas francesa y Argentina que son algo más graves, mucho más expresivas, acercándose a un tono de blues.
    Es otra cosa.

  • Yo añadiría a lo dicho por pírate y Albert, que se duche bien y los calcetines limpios y eso. Beba poco. Una rebequita que está el tiempo muy raro.
    Si usted da la talla de largo en este río de pirañas, tranquilo, ahí no podrán con ustez, se los va a merendar crudos.
    No se disfrace ni de papa Noel ni de carbonero, y si va de rey elija al negro es mucho más así…

  • “Yo ya ahí me transfiguré; estaba fuera de lugar”.

    Estoy haciendo una relación de corridas (de toros) memorables (NB para Bonnie: corridas de toros en el ruedo). Como sé que el tema les apasiona y que este fanzine no podría pasarse sin él, voy a empezar por la primera que me ha venido a la cabeza: la despedida de Manolo Vázquez en La Maestranza.

    Contexto elemental (pueden ir directamente al vídeo; Brema, en cambio, puede leer o no leer y pasar del vídeo):

    La Maestranza es la plaza de toros de provincias más bonita del mundo (Nîmes y Ronda se le podrían encarar; Aranjuez también podría entrar en la liguilla). Así como los aficionados de Las Ventas nos vanagloriamos de que, en Madrid, “quien lo hace lo hace” (sic), así venga de la constelación de Orión, la Maestranza tiene una querencia clara hacia los toreros de Sevilla, ampliable a los de Gelmes, los de Camas y los de Alcalá de Guadaira. Manolo Vázquez era de los “toreros de Sevilla”.

    Manolo Vázquez era hermano pequeño de Pepe Luis Vázquez, sevillanos del barrio de San Bernardo, rubios, reservados, poco amigos de la chanza (un tipo de sevillano que la sevillanía autonómica se empeña en ocultar; en realidad, habría mucho que hablar sobre cómo la Junta ha ido fabricando una imagen de Andalucía muy distinta de la Andalucía real, hasta que han conseguido que ambas más o menos coincidan, claro).

    La sombra del hermano era alargada, de modo que él hizo lo que pudo, que era mucho, pero quedó atrás. Tuvo además la mala suerte de coincidir con los Bienvenida, Dominguín, Camino, El Viti y demás monstruos. Para colmo aparecieron Curro y Paula, y el pequeño nicho de mercado (perdón, perdón) que él habría podido ocupar una vez retirado Pepe Luis se cerró. Demasiados nueves para un solo equipo. Se cortó la coleta.

    Reapareció, como sólo los toreros que no sólo ni fundamentalmente dependen de sus facultades físicas pueden hacerlo, pasados los cincuenta, y echó su cuarto a espadas en sólo dos años antes de volver a replegarse definitivamente. En ese par de años, tuvo dos tardes memorables, pero la que yo les traigo aquí es precisamente la de su despedida en la Maestranza, en un mano a mano con Chenel (otro reaparecido en la cincuentena, otro mirlo blanco). Esta fue la tarde, por cierto, en que la banda de música tocó Nerva y Manolo y su toro esperaron, cara a cara, a que acabase el solo de trompeta (del que ya hemos hablado aquí) para continuar la faena. Cortó cuatro orejas y salió por la Puerta del Príncipe.

    Les llamo la atención sobre el hecho de que Manolo nunca fue un torero arrojado, un torero-gladiador de los que llamamos “poderosos”, sino un torero “artista”, de esos que decía que uno debía entrar a matar como quien pincha con el palillo una aceituna, tal era la repugnancia que sentía por la suerte y a pesar de haber dado sus primeros pasos en el matadero de Sevilla; que tenía 53 castañas, era más bajo que alto y no pesaría los sesenta kilos, y todo esto delante de un toro tiene importancia (“el toro de cinco y el torero de veinticinco”, y por algo); y que ni un solo instante de la corrida cedió un milímetro a la tentación de renunciar a ese toreo de tan delicado místico en cuya estética se había criado. Una belleza sin aspavientos que estamos perdiendo o ya hemos perdido, salvo tal vez gracias a ese extraterrestre de Orión que es José Antonio Morante.

    La faena de muleta al segundo toro de su despedida:

  • Soy protaurina aunque no me gustan los toros, pero a poco que Jenny insista me van a acabar gustando, Dios mío.

  • Extraordinario ducumento, Pirate, muchas gracias. Ya expliqué aquí lo de la homosexualidad del diestro sevillano. A la luz de ese dato me asombra su toreo sin pizca de amaneramiento y desde luego la ausencia de gestos de impostada gallardía. Diría que su manejo de la muleta con la derecha tiene una elegancia innata y el perfume sobrio del azahar, no en vano nos recuerda el estilo de Curro y a Morante.

  • Yo no había ido nunca a los toros, que me casé muy joven, y a mi contrario no le gustan. Pero, de eso han pasado ya más de treinta años, habíamos dejado a los niños con mi madre y mi abuela en San Sebastián, y nos fuimos a descansar una semana al Puerto de Santa María, donde tengo familia. Y nos convidaron a unas vaquillas en una finca de una ganadería en Jerez. Y como no quise montar a caballo ( que estaban todos enteros y no me fiaba ), me dijeron que tenía que torear. Pensé que era broma, y dije que sí, que claro. Y con la primera vaquilla me pusieron a torear al alimón. Y como tengo bastante amor propio, no notaron el miedo que estaba pasando, así que, esperaron, y, a malaidea, me dejaron sola, a torear a una vaca que era más grande que las demás, que se le iba un ojo, como a Trueba, y que, en vez de al trapo, iba al cuerpo, y me miraba con muy mala intención…

    La verdad es que aquello mé dejó epustuflada. Y desde ese día, me he comprado y leído todo lo que he encontrado sobre toros, especialmente el Cossío, el tratado de Hemingway, y Sanchez Dragó, que escribe muy bien de toros , y, aunque sigo sin ir a las corridas, veo todas las que ponen en televisión. Y me encantan los toros.

    Todo esto para decir ¡ Gracias Pirata Jenny ! Y que siga la serie…
    Y Buenas noches a todos,

  • 360 comentarios, total, que estáis en el mismo punto que habíais empezado.
    Bueno, pues hago yo el primero.
    Resulta que yo no he pillado nada de atasco en Barcelona, GE ido chino-chano los 390 Km, y heme aquí, ni una sola retención.
    Ni siquiera en el peaje, y eso que pago en efectivo. Además venia escuchando a Arvo Prät porque me ha entrado la tontería.

    ¿El de Montserrat es ese que tiene mala memoria y hace un cursillo?

    Jamás me gustará la tauromaquia. Si no me aficionó ni mi amadisimo abuelo, ni mis paisanos de Foios, ni los de la peña chivana de Ponce que me venden lotería todos los años, nadie lo va a hacer.
    Las banderillas, el picador, y la espada me parecen una salvajada impropia de mentes civilizadas. De mi abuelo lo entiendo porque nació en el XIX, y vivió 3 guerras, pero hoy dia es absolutamente impropio.
    Solo me gustan los pases de capote con todos los nombrecitos, el estilismo del torero (insuperable), y el Francisco Alegre que bordo cuando voy lo suficientemente entonada… Esto no interesa a nadie. Sigo con lo mio.)

  • Qué bueno, Pirata. Eso debería haber sido una entrada. Me ha hecho acordarme de mi abuela, cómo no. Para ella, obsesiva aficionada, nunca hubo nadie como El Viti y Pepe Luis, unas veces se inclinaba por uno y otras por el otro, dependiendo del ánimo. Y por cierto, siempre contestó airadamente a cualquier insinuación sobre la homosexualidad de Manolo.

  • Marqués, el toreo de Manolo Vázquez se parecía, no podía ser de otra manera, al de su hermano, al de su época y al toreo sevillano en general. Aunque muchos toreros sevillanos no se reconocían en esa “escuela”, creo que es porque estaban demasiado cerca para ver una forma común. Si te acercas demasiado sólo ves diferencias; si te alejas, patrones. Esto vale para la observación de las personas en general. Si nos pegamos al suelo no podemos ver las sendas que utilizan las hormigas para ir del hormiguero al pajar, y si no estamos en una avioneta no distinguimos que los grandes trayectos del ferrocarril en los Estados Unidos siguen exactamente las rutas de las manadas de bisontes. Ya estoy desvariando.

    Vuelvo: basta verlos años después a todos ellos (los toreros andaluces; Manolete es una excepción, Ordóñez tiene matices) y ver al Viti o, más atrás, a Marcial o a Domingo Ortega -que también hubieran negado ninguna similitud entre ellos- para apreciar esa forma común, distinta de la del toreo castellano o levantino.

    Si acercamos la lupa, Manolo Vázquez tenía, además de esa delicadeza sevillana y de esa forma de torear a la verónica abriendo el compás con las manos propia de la época, un sello distintivo: sus naturales de frente. Me pasma ver con qué naturalidad le da el pecho al toro, quieto y con los pies juntos, y lo cita dándole a la vez el cuerpo y el engaño y confiando en que el toro tomará el engaño. Hay que tenerlos muy bien puestos, y hay que ser un alma elevada para además hacerlo “como quien pincha una aceituna”.

  • gachoinlowercase dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 21:55

    salvajada impropia de mentes civilizadas (…) pero hoy dia es absolutamente impropio.

    No está hecha la miel para la boca del asno.

  • El chiste de Montserrat, está en cuarto o quinto lugar en este You Tube de Eugenio. Más o menos ocupa desde el minuto 2, al 3…
    Y conste que es un video , más bien un audio, de recopilación. Largo…

  • Procuro fijarme dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 14:07

    (…) «precaución, curvas» o «aquí están prohibidas las vacas en las curvas» (…)

    Todo lo que escribe (y cómo lo escribe) es maravilloso, pero fogonazos como este son dignos de tatuaje.

  • Pirata Jenny dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 22:02
    gachoinlowercase dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 21:55

    salvajada impropia de mentes civilizadas (…) pero hoy dia es absolutamente impropio.

    No está hecha la miel para la boca del asno.

    Ni falta que le hace al asno comer miel.

    Aunque se me satanice por éste comentario, creo conveniente decirlo.

    Las corridas de toros son una salvajada. Se mire por dónde se mire, no tiene ningún sentido su existencia. A mí, me resulta increíble que gente cómo ustedes, con un alto grado de inteligencia, no sepan diferenciar entre la barbarie o la cultura.

    Aquí se ha dicho que «Ni Dios, ni cosa parecida, existen»

    Yo quiero añadir que «El toreo, ni cosa parecida, existirán. Algún día»

  • Eso, aún no hemos descendido y como os pongáis tontos no descendemos.

    Ya no sabe uno lo que decir. En algún momento de tu infancia te cayó un coco maduro en la cabeza.

  • Pirata Jenny dice:
    Domingo, 11/12/2016 a las 20:30
    “Yo ya ahí me transfiguré

    Pirata, me ha gustado mucho el texto. El vídeo no lo he visto; no sabría apreciarlo.
    (En estos casos siempre me acuerdo del artículo de Camba)

  • Dice la chochona «Arvo Prät», al final va a ser también catalán…
    Por no hablar de la antitaurina…
    Esto es peor que el patio de Monipodio.

  • Gente como ustedes con un alto grado de inteligencia. Me parto. Si os por chuparnos las pollas, podemos-sí se puede-empezar, pero soy más del anal. Sin mariconadas, o sea, dando.

  • Me ha pasado muchas veces, siempre con «ellas». Estás en una cena hablando de toros, de motos o de Wagner y salta una listilla diciendo que lo primero es una salvajada, o que lo segundo es cosa de macarras, o que lo tercero es propio de nazis.
    No contestar, recomiendo, como el que oye llover.

  • Los patriotas constitucionales ponemos mucho cuidado en que no se confunda lo nuestro con el patriotismo sentimental y exaltado, de garrafa y trompeta, que consideramos patrimonio de los militares, por no hablar del extremo al que llega nuestro cuidado cuando se trata de distanciarnos de la idea que tienen ellos de lo que es una patria, mucho más propia, diría más de uno, de un hatajo de descerebrados que de una sociedad pragmática. Hemos aceptado, aunque nos ha costado, ser patriotas; pero del patrioterismo no queremos saber nada.

    No sé si hacemos bien. Quizá deberíamos recordar que los soldados tienen entre sus obligaciones, cuando las cosas se ponen muy feas, la de morir; no sólo la de arriesgar su vida sino la de morir. La orgía emotiva necesaria para afrontar ese momento no se improvisa la víspera del combate. Hacen falta años de preparación síquica y el mayor respeto por parte de la sociedad a esa preparación, para que sea posible el sacrificio que en cualquier momento puede que haya que exigir a los militares.

    Por pragmatismo más que nada, pensando en esas circunstancias de la vida en las que está el juego el ser o no ser de nuestro país, y quien dice el ser o no ser puede que también quiera decir la prosperidad o la desgracia, nos conviene contar con un grupo nutrido de gente nada pragmática, educada de tal modo que esté dispuesta, ya que no lo vamos a hacer nosotros, a darlo todo por nosotros.

    Ojalá fuera posible, si no entusiasmarnos con las cosas que les entusiasman a ellos, al menos mostrar mucho respeto a su entusiasmo. Por desgracia no lo es. No es posible mantener durante mucho tiempo la ficción de que admiramos lo que no admiramos en absoluto. O nos ponemos firmes todos cuando suena la corneta o no se pondrá nadie. Nuestros soldados, tarde o temprano, terminarían notando nuestra impostura hacia ellos. Como la abuela de la lotería.

  • Es que dónde se vió. Que toque la loteria en Asturias y que lo celebren con cava en vez de con sidra. Y que nadie dijera ¡mecagonmimadre, tocónos!.

    yo creo que Gengis le ha dado la pauta para mañana a perroantonio. Que se lleve un par de greguerías propias sobre la lotería y lo patriótico. Y que omita mojarse en dos cosas: su parecer sobre los toros y mencionar que alguna vez fue el poeta Joseán Blanco.

  • Perro, yo desde siempre tengo ganas de empezar una conferencia con un cariñoso al tiempo que admonitorio “Amantísimos catecúmenos…” Por tocarle los cojones al personal e ir marcando distancias y dejar claro quien imparte doctrina. También tengo ganas de hacer en medio de un juicio la gran pregunta: “¿Ordenó Usted un código rojo?” y por mi vida que un día la suelto y que sea lo que Dios quiera.
    Suerte, aunque no le haga falta.

  • Habría que memorizar los diez primeros minutos de un discurso de Fidel Castro y soltar la arenga a ver cómo de templados tiene los nervios la concurrencia. O empezar anunciando el Congreso del PCUS del corriente tras un sonoro “Camaradas”.

    Que alguien lleve una cámara al evento.

    No me gustan los toros pero sí, y mucho, los textos de Pirata Jenny.