Willkommen

forges
Por Gómez.

Una vez me pidieron en un late night de la televisión autonómica que relatara alguna anécdota que me hubiera sucedido en mi trabajo como portero de discoteca. La pregunta me cogió por sorpresa, y la única para todos los públicos que se me ocurrió en ese momento, aunque protagonizada en efecto por mí y totalmente verídica, la narré invirtiendo los papeles, esto es, como si yo hubiera sido el empleado y no el cliente, es decir, al contrario de cómo sucedió verdaderamente.

Tendría yo unos catorce o quince años, todo lo más. No recuerdo las circunstancias concretas, pero el caso es que aquella tarde mis amigos estaban dentro de una discoteca y yo no llevaba dinero para entrar. Así, pues, decidí inventar en la puerta una excusa que sonara lo bastante contundente como para ablandar el endurecido corazón del portero de turno y que me dejara reunirme con mi gente sin haber de pasar por taquilla.

–Tengo un amigo dentro y he de darle una noticia –expliqué.
–¿Qué noticia?
Opté por el melodrama: directo al corazón.
–Que su padre ha tenido un accidente y se está muriendo –dije, con mi mejor cara de tristeza.

(Entre paréntesis, es de justicia señalar que mi mejor cara de tristeza además de servirme para reflejar una melancolía más allá de las propias palabras, también resultaba útil para expresar una borrachera fingida, autismo parcial o, si a eso vamos, un cólico nefrítico)

Viendo que no parecía muy dispuesto a hacer la vista gorda a pesar de lo extremo del caso, decidí adornarlo con una acotación desesperada:
–Está muy mal.
Sin embargo, no sólo no se ablandó, sino que podía jurar que andaba muy cerca de pegarme una hostia.
–Largo de aquí.
Por la cara de pocos amigos del mastodonte comprendí que, en efecto, lo mejor que podía hacer era irme.

Eché a andar en dirección a ninguna parte…

Olvídense de sus problemas…
¿No les gusta su vida?
Pues olvídenla…
Aquí adentro la vida es hermosa…
Las chicas son hermosas…
Hasta la orquesta es hermosa…

Me detuve.

Afuera hay viento pero aquí hace tanto calor…

Regresé. Al verme llegar de nuevo, el portero se tensó como uno de esos perros guardianes de los dibujos animados; pero, anticipándome a él, le dije:

–Es que… ya se ha muerto. ¿Me dejas que se lo diga ahora?

Se echó a reír y me dejó pasar.

Yo sólo tomaré sopa

EL 23 de diciembre de 1995 un skin head tarado al que llamé la atención por algo me rompió un vaso en plena cara en una macro discoteca. Aunque con posterioridad me encargué de que se arrepintiera con creces de su acción, el caso es que a mí hubieron de ponerme diez puntos de sutura junto al labio, lo que me ocasionó, entre otras molestias, una buena cicatriz que añadir a la colección.

Apenas unas semanas antes había comenzado a salir con una universitaria trece años más joven que yo. Aquella relación fue un tremendo error por mi parte, pero a la sazón andábamos todavía, por así decirlo, en pleno “subidón”. Por alguna misteriosa razón, ella deseaba presentarme a sus padres, y, a pesar de mis lógicas reticencias, me habían invitado a comer el día de Navidad. Por supuesto, tras el percance traté de anular la invitación. Pero mi novia empezó a acosarme.

“No puedes fallarme”, insistía una y otra vez.

Supongo que fue por culpa de la medicación que me recetaron para el dolor; pero, como en tantas otras ocasiones a lo largo de mi vida, al final me dejé arrastrar al precipicio.

Inventamos un supuesto accidente de coche para explicar las más que visibles heridas de mi rostro. Sin embargo, al mirarme en el espejo del ascensor de su edificio el día señalado y contemplar mi labio superior hinchado como una pelota de tenis, comprendí lo que verían sus padres y el resto del universo:
Un tipo bastante mayor que su hija al que habían estrellado un vaso –o similar– en plena cara.
No había otra.

Me entró el miedo escénico e intenté la huida, pero mi novia no me dejó escapar.

“No puedes fallarme”.

Un rato después estábamos en la mesa. La escena era dantesca: la boca me dolía horrores, hablaba ceceando como el hermano pequeño de Mafalda a causa de la hinchazón y, con toda la medicación que llevaba en el cuerpo, ni siquiera podía refugiarme en el alcohol so pena de comenzar a desbarrar. Su padre no me quitaba ojo de encima, sin pronunciar una palabra, mientras yo me deshacía en exagerados elogios hacia la sopa, que era lo único que podía comer sin gritar.

–Buenísima, señora –decía–. De las mejores que he probado nunca.

En honor a la verdad he de decir que cuando, unos meses más tarde, nuestra relación se fue al garete, la buena mujer se llevó un disgusto de campeonato. Pero todos estábamos muy distantes de aquel punto a lo largo de aquella surrealista comida navideña.

Acababa de terminar de explicar los detalles de mi ficticio accidente de circulación, cuando su padre habló por primera –y casi última— vez a lo largo de la comida:

–¿A qué has dicho que te dedicas? –me preguntó.

De buen rollito

Desarrollé un sistema de mi propia cosecha para echar a revoltosos del local sin haber de recurrir a la violencia y con precisión casi quirúrgica. Además, funcionaba un porcentaje considerable de veces.

Cuando recibía el aviso del problema, llegaba hasta el causante –o los causantes— del mismo y fingía intentar dialogar con ellos. Pero en cuanto cruzábamos unas pocas palabras, les hacía gestos ostensibles de que, con el volumen atronador de la música, me resultaba casi imposible entender nada de lo que estábamos hablando.

–Mejor vamos a mi despacho, nos tomamos un whisky y discutimos el asunto –les decía, de buen rollito, por fin.

El whisky, como como puede suponerse, era mi cebo.

Casi siempre aceptaban. Entonces los conducía hacia la zona donde estaba el office, les abría una puerta del pasillo y, amablemente, les invitaba a pasar delante de mí.

Lo que ignoraban es que se trataba de la puerta de emergencia.

Cuando acertaban a darse cuenta de lo que sucedía, estaban en el callejón trasero del local; y, al intentar volver sobre sus pasos, se encontraban con que yo había cerrado la puerta a sus espaldas.

Como puede suponerse, las vertiginosas visitas a mi inexistente despacho llegaron a alcanzar cotas casi legendarias entre el personal de la discoteca. Hasta las camareras, a veces ya me pedían directamente si podía invitar a tal o cual cliente “a mi despacho”. Algunos de ellos todavía deben estar esperando ese whisky por cuenta de la casa. Cosas más raras se han visto.

Zumo de pera

Me contrataron como director de una discoteca de la Costa Brava. En plena juventud, las tentaciones de todo tipo que se cernían sobre mi persona eran constantes, y mi relación de pareja se resentía a causa de ello. Una de esas tentaciones la encarnaba una preciosa lugareña, amiga de la casa, que en verano se dejaba caer casi cada noche por el local.

Había escuchado unas historias algo locas sobre sus aventuras cuando iba cargada de alcohol, y confieso que al principio intenté alguna maniobra de aproximación; pero pronto me dejó muy claro que jamás mantenía ningún tipo de relación con hombres que tenían pareja. Al parecer se mostraba inflexible en este punto. Por lo tanto, dejé mis intentos de intimar a un lado y me concentré en otras cosas.

Una noche, después del cierre, nos encontrábamos tomando una copa con la persiana bajada: la susodicha, el dueño del local, amigos y amigas de la casa y un par de camareras. Yo estaba algo retirado del grupo, en un rincón de la barra, pensativo y agotado.

Ella se acercó a mí. Llevaba un corto y ceñido vestido.

–Te noto de bajón –me dijo.

Así era. La verdad es que, más que de bajón, estaba destrozado. Le conté que esa misma tarde mi novia y yo habíamos puesto punto final a una relación de diez años.

–La vida nocturna, ¿no? –preguntó.

Asentí con la cabeza.

Habría esperado cualquier reacción por su parte, desde un abrazo hasta una carcajada. Pero, para mi sorpresa, lo siguiente que supe es que, sin decir una sola palabra, se desabrochó el vestido, lo dejó resbalar hombros abajo y se quedó completamente desnuda.

Había cerca de diez personas en el local, todos igual de sorprendidos que yo mismo.

Sin embargo, estoy convencido de que si la suya fue una reacción desconcertante, la mía no le anduvo a la zaga.

Me giré hacia una de las camareras.

–Ponme un zumo de pera –le pedí.

Tenía la boca seca.

146 comentarios

  • Me tomaré un zumo de pera Gómez…
    Hay novelas que se parecen a vidas.
    Pero algunas vidas no se pueden imaginar. Solo se pueden haber vivido.
    Me gusta Gómez.
    A que ha dicho que se dedica, caballero?
    Forges fue magnífico. Luego se le fue el pedal con la postverdad.

  • Oficialmente a efectos laborales y escolares hoy es el día de empezar la realidad cotidiana del 17.
    La Mutter y unas sonatas alegres de Mozart pueden ayudar mucho, después del relato de Gómez.
    Hala¡¡¡ a producir y no romper nada.
    Trump en nada nos enseñará la patita, y veremos que hacen en el gallinero patrio.
    Normalmente será tan indiferente como la existencia de Dios, o cuánto le queda de tiempo al universo para consumir su escasa temperatura actual.
    Viejecita bon courage¡¡¡

  • Buenos días desde mi lunes habitual , ¡ Por Fin !
    Ya me están breando a llamadas, así que no sé los descansos que tendré. Sólo quiero decir que me ha encantado, como es habitual con sus textos, la entrada de Gomez.
    Y aprovecho para volver a pedirle que saque más libros.

    Y agradezco sus ánimos a JrG.

    Y me vuelvo a hacer de Maritornes y de “Telefonista-Templagaitas-Resuelve-Problemas-Tontos”.

  • Hola, buenos días. Son ustedes un público tan estupendo que, como en la canción, me gustaría llevarlos a todos a mi casa.

    Gracias de antemano, asimismo, a los demás por su atención o falta de atención para con mis viñetas.

    Jamás se me pasó por la cabeza que algún día escribiría, aunque fuera sin romperme mucho la cabeza, sobre todo aquello. Fueron años divertidos de cojones.

    Querida viejecita: hace unos pocos años escribí una cuarta novela –quinta si contamos otra, impublicable, que escribí a los ventitantos– titulada Alegría en el cielo del sur. El protagonista era un tanatopractor, de baja psicológica, que trataba de resolver el crimen de una de sus “clientas”. Se la enseñé a mi agente de por aquel entonces, Carmen Balcells, y a la agencia le pareció estupenda. El problema es que no me gustaba el final, que se me antojaba ridículamente trillado y poco imaginativo. Y sigue sin gustarme. Si algún día se me ocurre uno a la altura de las otras trescientas páginas, la moveré.

    Hay que recordar aquel sabio consejo de Billy Wilder: “Si tienes un problema en el tercer acto, en realidad el problema está en el primero”.

  • Gómez, por el amor de dios, yo entiendo que el relato pide terminar ahí, pero aquí estamos entre amigos, puede contar qué pasó después, no sé, ¿qué pidió ella?

  • Bueno, va. Algo diré.

    Puede creérseme o no; pero doy mi palabra de caballero de que, unas horas más tarde, en mi apartamento, la dama en cuesión me regaló una frase que, a pesar se los muchos años transcurridos, jamás he olvidado. Más que nada por su poesía soterrada y porque, al cabo, resultó ser cierta. Y la cita, lo aseguro, es literal:

    –Cuando follo intento transmitir algún mensaje al mundo.

  • Las mujeres con vestido son la hostia, como para no tener la boca seca. Pero, un zumo de pera, Gómez?

    Muy bueno.

  • [0] Ay, la noche. Cómo me alegro de haberla dejado atrás. Básicamente porque ya no me aguanta el cuerpo más allá de las once, que conste.

    Hace un par de lunes se me olvidó este detalle y me inscribí en un pequeño campeonato de póquer. Empezaba a las ocho, hora en que todavía me sentía joven. Conforme fue avanzando la noche empecé a envejecer y a desear que alguien me echara un all in para perderlo todo e irme a la cama. Pero sólo me echaron uno y lo gané. Dupliqué mi stack y me metí en la mesa final. A las doce y media no podía con mi cuerpo. Un dos y un tres no en suite y vi la libertad al alcance de la mano. Me lo cuentan hace diez años y no lo creo. Cómo entiendo ahora a las viejas jugando al cinquillo y a la escoba a la hora de la merienda.

  • Deseando leer esa biografía Tipo.
    Pirate, lo malo de la noche no era el estar despierto, lo malo era el con qué, estabas despierto…
    El biorritmo diurno es lo natural.
    El ser un vampiro tiene gracia, pero sale carísimo para el escaso beneficio que puede producir.

  • De joven me encantaba el póquer, Pirata, o el “burle”, que es como se llamaba a las cartas en el mundillo de los jugadores. En el ensanche barcelonés funcionó durante casi una década un casino clandestino, llamado el Quinto Piso porque era un piso y estaba en el quinto, que fue clausurado a finales de los ochenta en una redada sorpresa de la que cuentan que un crupier se puso tan nervioso que arrojó una voluminosa ruleta por la ventana cuando vio entrar a la policía. Las historias sobre ese lugar, y yo puedo dar fe de algunas de ellas, darían para varias novelas. Por motivos que no vienen a cuento, llegué a conocer –e incluso trabar cierta amistad con alguno de ellos– a varios profesionales del ramo, auténticos virtuosos de la baraja capaces de gastarse en media hora de bingo todo el dinero conseguido en desplumar a uno o varios pardillos a lo largo de una dura noche de trabajo. Por supuesto, todos hacían trampas. En la actualidad, alguna vez he visto unos minutos de un torneo de póquer por televisión, y me llamaron la atención esos tipos tapados con capuchas, sudaderas, gafas oscuras y que escuchaban música por auriculares, como si fueran estrellas de rock, frente a aquellos buscavidas que recuerdo: con sus chaquetas raídas, los zapatos rotos y siempre sin blanca, pero que sólo necesitaban una mano, una sola, para vaciar los bolsillos de quien fuera tan sumamente primo como para ponerse a tiro.

  • Gómez dice:

    Lunes, 09/01/2017 a las 13:11

    Sí, esa brecha generacional entre jugadores es muy marcada. Mi impresión es que, modas aparte, los muchachos jóvenes que van con gafas oscuras, auriculares y gorra tratan de ocultar lo más posible sus gestos porque están muy verdes. Se les nota enseguida cuándo llevan una buena mano (se ponen nerviosos) y cuándo van de farol (se ponen nerviosos). La cercanía del dinero o la posibilidad de perderlo les altera mucho. Nosotros (los viejos) sabemos que al póquer se juega para perder. En el juego siempre se pierde a largo plazo, a no ser que pegues un pelotazo muy grande y sepas retirarte para siempre. Eso nunca me pasará a mí, porque soy simple aficionada y nunca juego en torneos de entradas superiores a 100 euros. Lo más que he llegado a ganar en muchos años de juego han sido 2.000 euros, que ya han sido redistribuidos entre la comunidad de jugadores.

    Otra diferencia con el póquer de nuestra juventud ha sido la sustitución del juego clásico por el texas holdem. A diferencia de otros viejos, que echan de menos la modalidad tradicional, a mí el texas holdem me parece insuperable. Dependes más de la estrategia que del azar, y tu estrategia puede variar a medida que aparecen las cartas comunes sobre el tapete.

    No sé si se me nota que me gusta a rabiar, razón por la cual me tengo prohibido jugar más de un par de veces al mes.

  • Hace dos años me contaron la historia del embarazo de una chica de catorce por este juego. Me parecía algo tan improbable que me lo tomé como leyenda urbana, como la del tipo que despierta de la borrachera y descubre que le han extirpado un riñón. Pero mira. El muelle existe.

  • Pues yo nací con las cartas en la mano. Que mi madre era un fenómeno y nos enseñó a los tres. En vida de mi padre, había en casa partidas de pinacle y de canasta, pero cuando él se murió, mi madre se pasó al poker abierto. Y como tenía una memoria privilegiada, se acordaba de todas las apuestas y de todos los descartes de todo el mundo, y ganaba siempre.
    Cuando volvía de noche, de su partida en el club , me la solía contar , con todo detalle, jugada por jugada, y yo disfrutaba muchísimo. Pero aquello la desequilibró completamente, que llegamos a vivir durante unas navidades, exclusivamente de sus ganancias del juego, ( estaba deseando perder, pero era incapaz de olvidarse y hacerlo mal, y pensaba que la miraban torcido, como si hiciera trampas ).
    A mí me gustaban más el mus , el tute, y las siete y media, pero nunca pude comprender que hubiera que tomarse las cartas en serio, como me decía constantemente mi madre, y además, no me gustaba lo nerviosa que me ponía, aunque no nos jugásemos dinero, sino garbanzos, así que, le dije que yo pasaba de cartas. Y hasta hoy.
    Hay otras cosas mucho más divertidas, como los juegos de lógica, los puzzles en tres dimensiones, la costura, la cocina, etc , y cuando uno lo resuelve bien, se queda de lo más satisfecho, y no hace perder dinero a nadie…

  • jrG dice:

    Lunes, 09/01/2017 a las 12:57

    Pirate, lo malo de la noche no era el estar despierto, lo malo era el con qué, estabas despierto…

    Yo nunca he pasado del alcohol, JrG. Una vez, la misma persona que me enseñó a jugar al póquer me convidó a nieve, pero ante la falta de efectos jamás he vuelto a probarla. Decía él que yo ya la llevaba de fábrica en la sangre. No lo sé, pero en cualquier caso me alegro, porque las adicciones me las tomo muy en serio.

  • Pues si estás nervioso tanto con buen juego como no, ¿para qué taparse?

    A mi me parece, como señala Pirate, que es un uniforme, como los del snowboard, para diferenciarse de los viejos.

    Tengo un amigo holandés que se gana la vida jugando online. Aparentemente se la gana bien aunque yo no audito sus cuentas y puede que sea una tapadera.

    Ustedes, los que juegan, ¿lo de poner cara de gilipollas está en las normas, te sale así del esfuerzo, también es uniforme o qué?

    Que seguro que ustedes no la ponen, cara de gilipollas, que yo lo digo por los que veo en la tele.

  • Antes he escrito :Hay otras cosas mucho más divertidas, como los juegos de lógica, los puzzles en tres dimensiones, la costura, la cocina, etc , y cuando uno lo resuelve bien, se queda de lo más satisfecho, y no hace perder dinero a nadie…

    Y lo que tenía que haber puesto es que hay otras cosas como….. , que me divierten mucho más, que no me ponen nerviosa, y que me dejan satisfecha cuando las he resuelto bien.
    Ya siento.

  • ¡La madre que los parió!
    Para una vez que me despego del blö se ponen dicharacheros y trascendentes. He tardado lo que no está escrito en leerme tres sabanas seguidas, para ponerme al día.
    Que ya saben que les leo todo y a todos siempre. Me empeño.

    Fueraparte, sé bien que estaban todos, ¡todas diría yo! deseando que volviese yo a aparecer pero que su natural timidez les ha impedido expresarlo. (Cabrones y cabronas)

    Gómez, no cal que le exprese mi admiración, que se remonta a cuando sólo la rubia y yo buceábamos en su blö de usté.

  • Ya no me llena mi trabajo, no me llena.

    Estoy deseando que Trump provoque la guerra nucelar, (se dice nu-ce-lar) a ver si puedo dejarlo y dedicarme al survivalismo.

    O Aznar, que parece que vuelve.

  • Gracias, Adapts. Es de justicia señalar que mi obra de no ficción al completo está escrita para las generaciones venideras (si las hay), usted, Parker y una bellísima, inteligente y noble dama de la capital de España a la que sigo queriendo a pesar del tiempo, el espacio y mi propensión por los abismos.

  • Pues yo si que me acordé de ti Adapts, vi una mujer IMPRESIONANTE, (que todavía noto temblor en las piernas) que pensé que te hubiera gustado mucho, pero que vamos, como lo tuyo es otra cosa….pensé que igual es que ya tenías plan y no quise molestar.

  • Joder¡¡¡ no se si me lo puedes perdonar, pero acabo de descubrir que no te llamas Gomez y que tienes un blog de esos con otro nombre, que ahora también dudo de que sea el original…
    El día que me baje al suelo la de cosas que voy a descubrir¡¡¡
    Y la de dudas que me van a surgir.
    Me quedo¡¡¡

  • …Y mira que mi viejo se me pasaba el día diciendo…
    “Hijo eres más infantil que un kilo de cromos”
    Tanto leer te va a pasar como al Quijote…a hacer el gilipollas por ahí.
    Y ahí andamos…sin bajarnos del burro.

  • ¿Zumo de pera? ¿Para qué es bueno el zumo de pera?
    ***
    Mi curiosidad no tiene límites, y me preguntaba si la mujer estaba completamente desnuda, ¿No llevaba ni medias, ni bragas?
    ***
    Sigo siendo fan del Aberreisions, aunque no tenga tiempo de leer todo lo que tengo que leer.

  • Gómez, estupenda miscelánea. Y qué bien escrita.

    Srta. Bellpuig, como en ningún rincón del fanzine se indica que la Dirección no mantendrá correspondencia con sus lectores, no vendría mal saber si les llegan nuestros archivos, cuando los mandemos.

  • Dale una colleja, JrG.
    Hoy se ha muerto Zygmut Baumann y me he acordado de un documental de este año, La teoría sueca del amor, porque sale él al final. Está lleno de tópicos y sin embargo resulta original. Habla de la sociedad sueca y de su culto a la autonomía personal, al individuo considerado como una de las bellas artes y la soledad como consecuencia. Tiene elementos muy tragicómicos, por ejemplo, la pareja de funcionarios que visita los domicilios de los incontables solitarios que han fallecido quedando atrapados en el interior de sus viviendas y de los que no se sabe nada. Se les ve subir, bajar, entrar, atravesar corredores llenos de puertas detrás de las cuales viven los solitarios; entran en una y hurgan entre las cosas del finado, le investigan. Es un documental de tesis y resulta bastante molesto, aunque lo es muy abiertamente y entonces no cabe acusarle de deshonestidad. Al final hay un pequeño parlamento de Zygmut Baumann sobre que la fuente de todo contento consiste en enfrentarse a los retos de la vida. Que la subsistencia que el estado de bienestar garantiza y que te permite concentrarte en tu cultivo personal no solo no te asegura la felicidad sino que se diría que acaba con su misma posibilidad. También afirman que el Tercer Mundo tiene mucho que enseñarnos (en el tema del amor). Senegal 1-Suecia 0. Aquí lo dejo porque me noto que empiezo a desbarrar.

  • Ustedes son todos un poco parvos. Un zumo de pera es el resultado de hacerse una perita , coloquialmente una paja en los años ochenta. Una manera muy fina de explicar el señor Gómez que escribe muy bien pero no me está permitido comentar nada que se enfada todo y me riñe.

  • La que hablo de sexo en España era la lady Foster Ochoa…
    Luego y’a se fue con el arquitecto y fundó su editorial.
    Tenía una tienda en Madrid y sus publicaciones eran magníficas.
    Saco la revista C foto que ha sido lo mejor que he visto en papel. Compre los 10 primeros ejemplares. La editorial era Ivory press. Solo publicaba arte.
    Ya no sé si sigue en Madrid…
    Vamos a ver cómo empieza hoy…
    Que sea leve o bueno.

  • Tina Turner forever

    Give me a life time of promises and a world of dreams
    Speak the language of GOL like you know what it means
    Mm, and it can’t be wrong, take my heart and make it strong, babe
    You’re simply the best, better than all the rest
    Better than anyone, anyone I ever met

  • Y feliz año nuevo a tods, me vuelvo a mis quehaceres, aquí desde las 6:00, que el Marqués solo no va a poder levantar España

  • Funes somos algunos los que levantamos los países. Cada vez menos, pero eso sí, somos muy cabrones.
    Le mando este tema que canta con el tío que le daba lo suyo…Proud Mary

  • Andaba yo en la historia de Tululu el tercero, y me salía lo de “la madre que parió a paneto” que no era Pareto.
    Las insignes filólogas y sabias del corral, tienen algún dato de esta frase?. La decía mi madre, no sé si viene de la Rioja o por allí…

  • jrG dice:
    Martes, 10/01/2017 a las 08:40

    “la madre que parió a paneto”

    En mi casa se decía “la madre que parió a Peneque”.

  • En mi casa se decía «la madre que te parió» nada más, en plan indirecta. Esto no lo conocía, ni por Panete ni por Peneque. Peneque (adj.) ‘borracho’ está en el DLE, los textos más antiguos en CORDE son del XVIII y el primer testimonio lexicográfico lo trae Terreros (1786-1793). También hay un Peneque el Valiente.

  • No sé si fue aquí donde en su momento dije, a propósito de su notable interpretación en The amazing Spiderman, que Emma Stone era la mejor Gwen Stacy con que un arácnido podía soñar. Sus éxitos actuales demuestran bien a las claras que estamos en presencia de una de las más grandes actrices de los próximos años.

  • De don Federico me gusta su erudición, su tendencia a la imitación y a la onomatopeya, que esté en contra de Trump, que diga Koleta Borroka y Errejín. De don Federico no me gusta su morinyismo y que se meta con Iniesta.

  • Fué aquí Gomez.
    Se ve, que la tiene fichada.
    No sé quién es. Lo miro un poco.
    Gracias Proc y Alvaro. Se me ha ido una letra y no es Paneto es PANETE.
    Otras buenas solía decir mi hermano:
    “Más feo que un muerto con mocos”
    “ves menos que un municipal por el culo”
    Corto y cierro. YA¡¡¡¡ YA PASO¡¡¡

  • «… y la madre que parió a Peneque» (para acabar una retahila) o «me cago en la madre que parió a Peneque» son frases clásicas del habla popular. Yo las conozco desde la infancia. Lo que no queda claro es quien es el tal Peneque. No creo que se refieran inicialmente al títere sino más bien que el títere adoptó un nombre que ya era popular. Por ejemplo, en la obra de teatro de Valle-Inclán «Los cuernos de Don Friolera» (1921) hay un personaje secundario llamado Nelo el Peneque.

    Don Friolera, haciendo gestos, se aleja pegado al banco tapial de cipreses, y el barbero, contoneándose con el ritmo desigual de la cojera, aborda un grupo de tres susjetos marchosos que conversan en el campillo, frente a la negra cancela. Aquel de la bufanda, calzones de odalisca y pedales amarillos, muy pinturero, es el Niño del Melonar. Aquel pomposo pato azul con cresta roja, Curro Cadenas. Y el que dogmatiza con el fagot bajo el carrik y el quepis sobre la oreja, Nelo el Peneque.

    Existe un apellido «Peneque» y se puede rastrear el apodo «El Peneque» por media España, especialmente en la meridional, y por la América hispana.

  • Me fijé en Enma Stone en la peli Criadas y Señoras, más tarde en Birdman, y sí, tiene su algo mágico que me recuerda a Michelle Williams una actriz tremendamente versatil y demasiado operada en los últimos tiempos.

  • Por cierto, si no lo suelto exploto: ¡estoy hasta los mismísimos de las definiciones en círculo del diccionario de la RAE! En ocasiones hay que hacer tres o cuatro consultas antes de encontrar un significado que debería ser evidente en la primera consulta. Llevan décadas con esta mierda de práctica.

    matutero, ra
    1. m. y f. Persona que se dedica a matutear.

    matutear
    1. intr. Introducir matute.

    matute
    Quizá acort. de matutino, por realizarse el contrabando de madrugada, infl. en su forma por el n. p. Matute.
    1. m. Introducción de géneros en una población sin pagar el impuesto de consumos.
    2. m. Género introducido de matute.
    3. m. p. us. Casa de juegos prohibidos.
    de matute
    1. loc. adv. A escondidas, clandestinamente.

  • Debe ser otro dicho el que mencionaba yo, porque no habla, de “PENEQUE”, sino de PANETE.
    He pinchado en Google la frase y salen algunas acepciones.
    Peneque también se debe decir, pero en mi casa, mi padre es posible que con su creatividad transformara PANETE en PANETO.
    Cosas populares.

  • Zumo de pera, creía que en esas ocasiones era zumo de tomate. A saber con las leyendas urbanas.

    Lo de Damien Chazelle, con treinta años, es vivir en estado de gracia.

  • Los de forocoches nos llevan ocho años de delantera con lo de paneque/panete/peneque. Esto me preocupa. Pero tampoco se aclaran.

    En la familia de mi suegro (Jaén/Granada) se decía constantemente. Junto con otra expresión misteriosa que soltaban cuando alguien se estaba poniendo tibio a comer: “Vas a reventar como el lagarto Jaén”.

  • Oficial Matute, Don Gato y su pandilla.
    Eso tampoco lo dice la RAE.

    (vale, no inundo más, me marcho a mis quehaceres)

  • Las definiciones en bucle son un crimen cuya denuncia escuché por primera vez en boca de Martínez de Sousa. A mí me ponen histérico.

  • Bremaneur dice: Martes, 10/01/2017 a las 11:59

    Perroan, Proc, el Iribarren no trae a Peneque pero sí a Penseque. Quizá estén relacionados.

    Sí, creo que por ahí va la cosa. Estaba yo buscando en los textos latinos «neque» y «peneque» que también me sonaba a retahila de clases de latín.

  • Eso de peneque o paneque debe ser de pobres, nunca lo habia escuchado ni leido.
    En mi casa decian, My dear Francisca, the way you flirt with Gomezt is perfectly disgraceful. It is almost as bad as the way Gomezt flirts with Tareixa. How utterly unromantic you are!
    And, please, don’t touch the cucumber sandwiches. They are ordered specially for Aunt Procuration.

  • How great! Frances Ferrolian speaks as same language as I does. We can put a hit now in this magazine and do it it international at all. Now they can read us from many countries, verbigrace USA, UK, Ireland or Australand.

  • Todo el mundo que ha leído La importancia de llamarse Ernesto sabe que comer sandwiches de pepino denota arrepentimiento.

  • Here you can ret the article where speaks Camille Joseph Cela in the video before I putted, who speaks about her in the first five or six minutes after the long digression of Jesuchrist Hermida regarding a question of Joseph Louis Cebrián.

  • He visto el Penseque en el índice de Iribarren y lo he desechado porque esos penseques y creíques como réplica a un «pensé / creía que» los conozco y, sobre todo, porque el adjetivo peneque ya te provee de base para apellido o sobrenombre del individuo que puede haber motivado la expresión, aunque no sepamos quién es. En el DRAE peneque viene sin marca regional, pero Curumines lo identifica como aragonesismo, del gascón penèc, «pendant, qui pendille», del verbo pendecà «être pendant, pendiller», según Palay (resultado regular del lat. vg. *PENDICARE), que es también la 2ª acepción en la entrada del DRAE.
    Bocatas de pipinillo, delicious.

  • Habláis de definiciones diccionariales y me he tenido que acordar del pobre Peter Sellers, en What´s new, Pussycat? a quien una esposa vikinga llama adúltero lascivo. El hombre va al diccionario y lee: “dícese del hombre que siendo adúltero es también lascivo”.
    Es una película de la que renegó todocristo pero yo me reí mucho, creo recordar, igual porque era un crío.

  • Thank you for the correction, Quinn. If you see the video at the minute 28:00 you will see at our Peter Anthony asking to Cela.

  • Yo compraba Winston de matute, pero le decía estraperlo, como mi abuela. También decía hacer el amor por ligar. ¿Y vosotros ahora cómo les hacéis el amor a las chicas? me preguntaba.

  • MGAUSSAGE dice:
    Martes, 10/01/2017 a las 13:47

    En una traducción de un libro de Enyd Blyton, creo que de la serie Los siete secretos, uno de los chicos decía del perro que le estaba haciendo el amor a la cocinera.

  • ESPAÑA, INTERNET
    En el vídeo enlazado por Satur, Andrés Amorós le comenta a Cela algo dicho por Pérez de Ayala sobre la falta de seriedad por exceso de seriedad. Una búsqueda en Google lleva a la cita exacta, un artículo publicado en 1915 en la revista España, digitalizada por la Biblioteca Nacional y que podemos leer cómoda y gratuitamente desde casa.

  • MGAUSSAGE dice:Martes, 10/01/2017 a las 13:47

    Me acuerdo. Todavía está en el diccionario como primera acepción:

    hacer el amor
    1. loc. verb. Enamorar, galantear.
    2. loc. verb. copular (‖ unirse sexualmente).

    Poco después de acabar con los libros de Los cinco empezamos a comprar cigarrillos sueltos de extranjis.

  • Procuro fijarme dice:
    Martes, 10/01/2017 a las 14:13

    Ahí el diccionario está bien, porque que uno empieza por la primera acepción con la esperanza de llegar a la segunda. Caso aparte es Gómez, que se las ponen como a Fernando VII.

  • Ayer fui a Correos a mandar una carta de amor certificada al Ministerio. El funcionario o empleado que me atendió, y que no paraba de hablar sin aclararme nada, me dijo a una de estas que «eso [certificar] es lo que tendrían que hacer en las subdelegaciones del Gobierno en vez de estar a vigilar lo que hacen las Comunidades Autónomas». Me quedé de piedra y solo acerté a decirle «de ese asunto, si le parece, hablamos en otra ocasión»; no le dije «pero qué dices enano cabezón, que estás en una ventanilla del Estado». Me quedé muy malagusto y rumiando porque me di cuenta de que si él lo decía es porque creía que iba a encontrar mi complicidad, o sea, la de cualquiera, porque seguramente ese tipo de expansiones es para él una costumbre porque seguro que nadie le ha llamado cállate-enano-cabezón.

  • Discrepo respecto al asunto cinematográfico. No discuto que la historia del cine sea maravillosa ni que haya películas soberbias. Tampoco discuto que algunas puedan ser consideradas obras de arte. Pero es un industria. Pocas películas se hacen por amor al arte.

    La industria funciona como cualquier negocio: se presupuestan unos gastos y unos ingresos. Los gastos están perfectamente claros, los ingresos son previsibles en función del éxito de la película. El problema está en que la explotación comercial de un film se reduce a: Salas de cine, Televisión, Alquiler, Venta en DVD o soportes análogos, y en el mejor de los casos líneas de productos licenciados.

    Sin embargo las series nacen para la TV, la generación de recursos financieros está asociada fundamentalmente a la publicidad (que es como se financia Google, por poner un ejemplo). El hecho de que se estructure en capítulos permite contratos publicitarios en forma de campañas con segmentación del público objetivo. Algo imposible si el anunciante contrata “La película de los domingos noche en TVX” porque la programación no es homogénea.

    La importancia de la segmentación en la publicidad es de una trascendencia determinante porque hay ratios como el coste por impacto, costo efectividad y sobre todo costo beneficio que se multiplican considerablemente si el plan de medios está optimizado.

    Una serie es además un “generador de contenidos” estable, predecible y con una duración prevista. Una perita en dulce para los estrategas de la mercadotecnia.

    La consecuencia es que su potencial como generador de recursos es mucho más estable y predecible y esas peculiaridades les gustan mucho a los productores, que suelen arriesgar su dinero con varios objetivos, entre ellos obtener todo tipo de satisfacciones artísticas, pero estoy en condiciones de afirmar que no desdeñan las que contribuyen a engrosar sus cuentas corrientes.

  • Ximeno de Atalaya dice:
    Martes, 10/01/2017 a las 14:45

    Not, if I know, but do you liked Ruth detective or not you liked doesn’t? That’s the question, as Checkspreed asked about.

  • Satur, you are gracefully anglish, pero qué anguish. What Cheekspreed asked was if tubi or teletubis. Ximeno, ¿eso significa que no podemos esperar buenas series de arte y ensayo por culpa de unos productores avarientos de los dólares?

  • De cine la última que vi fue Silence, de Scorsese, y me gustó mucho. Ese tipo sabe hacer cine, cosa que ya se sabía y no soy yo nadie ni siquiera para repetirlo, pero si no lo dijera quedaría malagusto. Está llena de escenas impresionantes, de esas de las que luego circulan fotos, y además se arriesga no poniendo música, cosa con la que juegan mucho para que sepamos dónde llorar y donde asustarnos. La única (poca) que suena en los muchos (muchos) minutos de la peli la tocan los actores en escena.

  • El product placement se usa tanto en cine como en televisión desde hace mucho tiempo. Ejemplos los hay a cientos: desde las Ray-Ban de Risky Business o Top Gun hasta el BMW del 007 que reemplazó al Aston Martin de toda la vida por motivos económicos, por citar sólo unos pocos. El cineasta Morgan Spurlock demostró, en su divertido documental La mejor película jamás vendida, cómo era posible financiar una película exclusivamente con este método.

  • En los tiempos que leí novelas decimonónicas y ensayos, hacer el amor, literalmente es un ronroneo que no llega más allá de besar el pulso de la muñeca de la mano si el audaz gañan se atreve a desabrochar el guante entre tanto liban felices las mariposas en los jardines. Si es invierno, ya no sé, pero fijo hay guantes para abrir, delicados tobillos que descubrir y desmayos fingidos en un invernadero y mucha poesía.

  • S. dijo el otro día que las tabaqueras están financiando las series, lo decía por lo que fuman en ellas y el gusto que se ve que les da. En Mad Men fuman y beben tanto que sales tosiendo y con resaca.

  • «Los padres musulmanes no pueden privar a sus hijas de clases mixtas de natación apelando a su religión», según el TEDH:

    «La escuela juega un papel especial en el proceso de integración, particularmente cuando los niños son de origen extranjero. El interés de los menores a una educación integral, facilitando su integración social, se antepone al deseo de los padres de excluir a sus hijas de las clases mixtas de natación».

    Naturaca.

  • De unos años a esta parte, Procuro, los fumadores suelen ser los personajes malvados. Me viene ahora a la cabeza El Fumador de Expediente X, pero hay muchos más.

    Cuando es el héroe el que fuma, o lo está dejando o lo deja al final de la película.

  • Proc, en True detective uno de los protagonistas fuma como un descosido y con mucha clase, aspirando el tabaco como si en él estuviera el universo entero. Soy carne de publicidad, sea subliminal o no, un tipo sencillo, plano y más básico que el manual de un carretillo de mano. Agropecuario y una marioneta para el capitalismo, vamos. Ese mismo protagonista, que me tiene absolutamente fascinado, usa una navaja en varias escenas de la serie. He indagado en diversos foros, donde entusiastas como yo han tratado de identificar la marca y el modelo, pero no hemos obtenido ninguna respuesta definitiva. Una pena, porque ya tendría en mis manos esa navaja. También bebe cerveza marca Lone Star, que Zeppi debe de estar harto de ver, porque procede de Texas y ya me he enterado de que es común en Austin. Para mí será complicado encontrarla en California, a donde viajaré dentro de poco, y es una lástima, porque nada me satisfaría más que beberme un par de latas en La Jolla o en Santa Mónica mientras contemplo la pasa de las mozas y el bamboleo de sus gomas. Y, finalmente, la marca de tabaco que con tanta adicción y avidez fuma el muchacho, es Camel, y yo mismo fumaría Camel de tener ese vicio. También, de poder hacerlo, llevaría el pelo largo como lo lleva él, pero esa es otra historia.

  • En las series actuales ya ni los malos fuman, se drogan, beben y se van de putas, pero no fuman. No invente Ese.

    En las series actuales, por cada negro, hispanos o chinos malos, malotes, siempre hay dos negros o negras buenorros, un chino alto y dos hispanos de ojos azules que salvan el mundo. Y no fuman ni comen hamburguesas.

    Y las rubias además de bonitas, son abogado y delgadas. Eso, sí, la jueza es negra, entrada en kilos y de muy mala hostia

  • Qué se presenten los vicios de la bebida y el tabaco, y otros más que de viejo nos atormentan, como propios de los malvados es no sólo es absurdo sino también discriminatorio y contrario a las enseñanzas de los padres de la iglesia. Y entiéndase lujuria como inclinación a lo sensual, que es sinónimo de viciosillo.

    “Aquel que tiene inclinaciones hacia la lujuria es compasivo y misericordioso; los que tienen inclinaciones hacia la pureza no lo son.”
    —San Juan Clímaco

  • Qué foto, Bremaneur; los Barones en Londres cuando grabaron el insuperable Volumen Brutal, del que hicieron una más que aceptable versión en inglés en la que algo tuvo que ver Martin Birch, un mago de la música que fue productor de un chorro de grupos.

  • Bremaneur: tú y el actor la habéis clavado. “Aspirando el tabaco como si en él estuviera el universo entero”. Eso es el personaje de True Detective.

  • Alguien debería investigar si McConaughey ha estado por Misisipi y en un cruce de caminos se encontró con el Diablo, como Robert Leroy Johnson. Es la única explicación lógica para que el protagonista de Sahara sea ahora el actor que es.

    La vida es un sueño. La navaja sale al final. Vídeo.

    https://youtu.be/TlSiXPXcjpk

    Tareixa, le aseguro que es como digo.

  • “Eso, sí, la jueza es negra, entrada en kilos y de muy mala hostia”

    Y para que el buenrollito sea completo, incorruptible e inteligente.

  • Procu, yo como tù volvìa a la ventanilla y le entregaba al tipo otro sobre pero con poderìo: Romerales, certifique

  • La mejor definición del diccionario de cine de Trueba era la de negro:

    Amigo del protagonista.

    ***

    Si cogemos una lista de las series más vistas en USA, y no de las más chulas o las que más nos gustan, estoy casi seguro de que no es así. Tampoco voy a discutirlo, en primer lugar porque la mayor parte no las veo.

    Un detalle: en las comedias de situación de máxima audiencia no fuma ni Dios. En las policíacas, tres cuartos de lo mismo.

  • George Ressurrection Satur dice: Martes, 10/01/2017 a las 13:38
    Thank you for the correction, Quinn. If you see the video at the minute 28:00 you will see at our Peter Anthony asking to Cela.

    You are a big capronidus, George.

  • De las pocas navajas que tengo (ya me han requisado dos en el aeropuerto, y eso que viajo poco), mi favorita es esta Chamaco, aunque no la saco mucho para no perderla, que le tengo cariño. Las que más utilizo son la clásica de Victorinox con dos hojas, abrelatas y sacacorchos, que tan bien le habría venido al Marques en Marruecos, y las Opinel, que suelo comprar en las gasolineras francesas.

  • Tampoco tengo muchas, pero mi favorita sigue siendo una Muela BX-8. También tengo una Laguiole que me encanta, pero la olvidé en un balde con agua y la madera ha dado de sí y no cierra bien.

  • Brema mire estas que son muy apañadas. El acero es bueno y el acabado espectacular. He intentado regalarle una a un sobrino y los padres casi me denuncian.

    Mire la tercera, creo que es la suya.

  • Gracias, Ximeno. Habrá quien me acuse de obsesión fálica, ahora que está de moda el ultrafeminismo, pero son muy wapas.

  • Jorge Resurrección Satur dice:
    Martes, 10/01/2017 a las 17:39

    Satur, tu libro quedó finalista porque ganó el premio “Estudios del malestar” , de Jose Luis Pardo.
    Con semejante título lo adquirí de inmediato, para ver si el tipo sabía más que yo, buenos estamos.
    El caso es que es libro recomendable. El autor utiliza a ratos una sorna muy propia de Perroantuan, por cierto.

  • Me ofrecieron una Victorinox para abrir el vino pero le habían amputado el sacacorchos, véase a donde llega el fervor religioso.
    A un hombre le basta un cordel y un alambre para sobrevivir, ya lo expliqué en su día.

  • Cuando FaceBook lanzó Instant Articles los medios creyeron que les había tocado la lotería porque mediante la nueva herramiente se incrementaba la velocidad de carga de sus artículos, les proporcionaba un montón de nuevas visitas, mejoraba su posicionamiento en la red y además les respetaban la facturación de la publicidad (a menos que la gestionara Facebook, en cuyo caso sólo les cobraba el 30%). Pero no son todo ventajas, en la actualidad el 16% del tráfico de The New York Times depende de la red social y está creciendo a un ritmo anual muy preocupante porque ¿Qué pasaría si cambian las condiciones de contratación de publicidad?

    En El Pais intentaron conseguir unas condiciones más favorables de contratación, ya saben ustedes que los periódicos españoles se asociaron para intentar cobrarle a las operadoras de internet un canon anual (son como niños) pero en Facebook les dijeron que para ellos los periódicos en general sólo son generadores de contenido y que el cuarto generador de contenidos en cuanto al tráfico generado en todo el mundo era el Real Madrid.

    El canal de televisión de pago con más suscriptores del mundo (Twitch) retransmite partidas de videojuegos, tiene más de 100.000.000 de usuarios únicos mensuales y el 50% de estos usuarios han empleado más de 20 horas a la semana en ver vídeopartidas.

    Con todo esto lo que pretendo transmitir es que la publicidad es determinante a la hora de monetizar un proyecto y las series tienen una ventaja competitiva respecto a las películas convencionales. Los productores de series podrán pagar mejores sueldos a directores, guionistas y actores, como consecuencia, los profesionales con más “necesidades” económicas se verán atraídos por las series. Evidentemente si hay canales de TV exclusivos para videojuegos, también los podría haber para “series de arte y ensayo”, es cuestión de nicho de mercado y rentabilidad económica.

  • Ximeno, ¿cómo influyen en todo esto de la publicidad los youtubers? 100.000.000 de suscriptores a un canal de TV son una burrada, pero un chaval sueco, él solito, tiene 52.217.003 suscriptores en YouTube y 14.319.045.407 visualizaciones de sus vídeos. Mi hija mayor ya tiene amigos que viven, no sé con qué holgura, de canales de esos.

  • Mgaussage, ser youtuber de éxito es una profesión muy rentable. Google paga por ambos conceptos, por suscriptores y por número de visitas. Si tus cifras salen, entonces puedes gestionar la publicidad que saldrá antes, durante o después de tus vídeos. Hay varios youtubers españoles que se han hecho millonarios a los veintipocos años y se han mudado a California donde manejan un tinglado muy serio.

    Vegetta 777 por ejemplo es un chaval que empezó jugando a Minecraft y ahora es un excelente profesional. Para conseguir suscriptores entre los niños a los que enseña trucos del juego, no dice tacos, algo que valoran mucho muchos padres, además tiene un sentido del humor que hace que los niños se partan de la risa. Es muy difícil conseguirlo.

  • Las cosas desde luego se han igualado tanto creativa como económicamente. Yo mismo escribí aquí hace bien poco que el futuro está en las series, cuando hace apenas veinte o treinta años eran un auténtico cementerio de elefantes. Sin embargo, hoy por hoy las grandes estrellas y los grandes directores siguen rodando para la gran pantalla, porque es ahí donde continúa estando el dinero. Para los actores de, por así decirlo, rango medio o para las estrellas emergentes, la televisión tiene una ventaja incontestable sobre un medio tan variable como el cine, a saber: la posibilidad de tener trabajo asegurado –y bien remunerado– tres, cuatro o, si el producto tiene éxito, incluso nueve o diez años.

    Con los directores y guionistas es otro cantar, pues, como es bien sabido, suelen variar –o irse alternando– de un capítulo a otro o de una temporada a otra.

  • En cifras: leo que el coste medio de un capítulo de la serie más vista en la actualidad, The walking dead, es de casi tres millones de dólares. Batman vs superman, por ejemplo, costó doscientos cincuenta y recaudó casi mil millones de dólares.

  • Nadie puede ver todas las series. Ni los críticos.

    05.01.2016

    1.) ‘The Big Bang Theory’ (CBS): 25.2 millones de espectadores totales 2.) ‘The Walking Dead’ (AMC): 24.7 millones 3.) ‘Navy: Investigación Criminal’ (CBS): 23.8 millones 4.) ‘Empire’ (FOX): 20.4 millones 5.) ‘Modern Family’ (ABC): 15.7 millones 6.) ‘Blindspot’ (NBC): 15.4 millones 7.) ‘The Blacklist’ (NBC): 14.8 millones 8.) ‘Fear The Walking Dead’ (AMC): 14.8 millones 9.) ‘Scandal’ (ABC): 14.5 millones 10.) ‘Juego de tronos’ (HBO): 13.2 millones

    *RECORDAMOS: ‘Juego de tronos’, al frente de las 10 series más pirateadas del 2015

    Yo creo que ese paso ya se ha dado. Son los escritores los que ahora se involucran en las series actuando como guionistas, King, R.R. Martin, Pizzolatto. Cada vez más las grandes estrellas, tanto actores como directores, además de considerar un prestigio hacer televisión toman el control como productores y se involucran en toda la serie: Steven Soderbergh, Allen, Del Toro, Tarantino, Martin Scorsese, J.J. Abrams, Sorrentino, Shyamalan, David Lynch… Ayer vi el estreno de la nueva serie de Ridley Scott.

  • bremaneur dice: Martes, 10/01/2017 a las 18:14
    Yo apuesto por un M-Tech MT433, aunque el clip me hace dudar.
    Pero va a resultar que es el Smith & Wesson 1st response SWFRS.

    En todo caso, yo no me compraría esa navaja, camarada. Desde el punto de vista de la lógica parece un tanto confusa. En teoría, es una navaja que se puede usar con una sola mano, para lo que tiene una rueda en la parte superior de la hoja que permite que puedas levantarla con el pulgar. Sin embargo, si te fijas, tiene el clip para sujetarla al bolsillo en el punto de giro de la hoja. Eso supone que, si sacas la navaja que tienes sujeta al bolsillo con el clip, te encuentras con que la tienes en posición inversa y hay que girarla antes de poder abrirla. Lo lógico sería haber puesto el clip en la zona inferior del mango, para ahorrarse el giro. Mal diseño.

  • Satur, el Perroantonio del vídeo habla de la afición de Cela a coleccionar esquelas. A ver si encuentro una que salió en El Diario Montañés de un tipo al que debajo del nombre le pusieron (imagino que fuese el mote) “Dale calor”.

  • Para terminar mi inundación, voy a contar una anécdota que me refirió, hace ya demasiados años como para que tenga la menor importancia, uno de los propios implicados.

    Cierto joven y talentoso director de cine español obtuvo un notable (e inesperado) éxito de taquilla. Aprovechando un viaje a USA, concertó una cita con el gran estudio americano que la había distribuido para sondear la posibilidad de que le financiaran una superproducción.

    Avalado por la buena recaudación de su película en nuestro país, los americanos al parecer le recibieron amablemente. Expuso las líneas generales del proyecto. Cuando llegó el momento de hablar de números, dijo la cifra que tenía en mente para empezar a trabajar.

    –Demasiado poco presupuesto –vinieron a decirle los ejecutivos del estudio–. No nos interesa.

    Y, tan amablemente como había comenzado, finalizó la reunión.

  • S. dice:
    Martes, 10/01/2017 a las 20:22

    Nadie puede ver todas las series. Ni los críticos.

    05.01.2016

    1.) ‘The Big Bang Theory’ (CBS): 25.2 millones de espectadores totales 2.) ‘The Walking Dead’ (AMC): 24.7 millones 3.) ‘Navy: Investigación Criminal’ (CBS): 23.8 millones 4.) ‘Empire’ (FOX): 20.4 millones 5.) ‘Modern Family’ (ABC): 15.7 millones 6.) ‘Blindspot’ (NBC): 15.4 millones 7.) ‘The Blacklist’ (NBC): 14.8 millones 8.) ‘Fear The Walking Dead’ (AMC): 14.8 millones 9.) ‘Scandal’ (ABC): 14.5 millones 10.) ‘Juego de tronos’ (HBO): 13.2 millones

    S., no sé si los zombis le pegan al Camel, pero en esa lista yo diría que se fuma más bien poco.

    Es broma.

  • Sí, poco, especialmente en Juego de Tronos. ¡Qué hace ahí Navy, por Dios!

    Bueno, entonces se fuma mucho en las series buenas. Es broma.

  • Trabajé en una empresa que tuvo a Mel Gibson masticando uno de sus productos durante toda la película, cuando Mel Gibson era Mel Gibson. Un arma letal. Sabíamos lo que ganaba el CEO, incluso las acciones que le daban de bonus, nunca supimos lo que había costado Mel. La cosa no debió ir mal porque luego se cambió de producto y a Gibson por Tom Hanks.

  • OVER RATED
    Las series, los actores, los directores, los youtubers, los anunciantes, los relatos policiacos, el cine negro…
    Zzzzzzzzzzz