84 comentarios

  • Chøpf,Chøpf, Chøpf.

    Preciós, preciós. ¡Quína preciositat!
    ————————————
    (616 Kg. Ordeñando a mano, ni máquinas ni varas. Voy a meterme las manos en lejía, y las uñas no sé si arrancármelas de cuajo que termino antes.
    Lo mejor: el aire puro del monte, mear al lado de un matujo creyendo oir las pezuñas de un jabalí en la retaguardia, y las comidas de campaña. En el campo todo está bueno, hasta yo)

  • Satur, cariño, ¿y el texto? Siempre tiene que haber un texto, un algo, una explicación a tanto dibujito manipulado.Hasta en Mundo Today ponen unos un párrafos muy divertidos

    Chicas no empujen, Satur es mío

  • Y a Procu, que parece que nunca duerme, habrá que buscarle un entretenimiento «epistémico» con sus adverbios y eso bien dispuestos.

    ¡carambas!

  • Satur, el genio de la información deportiva, sabe que cualquier redaTción que se añada a un evento deportivo está de más y es como mirarle el culo a un caganer.

    Háganle caso, admiren. Esta es la nueva vía. ¿Quién sabe si no lo es también para el periodismo “serio”?

    Satur, viendo las fotos secretas reveladas por su pericia periodística, yo también creo que en el 2014 sí.

  • Cuando nos juntamos las mujeres todo es armonía, paz y buen gusto. Nada que ver con los hombres, siempre con sus deportes violentos, sus borracheras y sus peleas. El ÇhøpSuëy de esta mañana parece la tertulia de Madame Pompadour.

  • Ya está las señorita Bella con sus indirectas. La culpa es suya por dejarnos sueltas los domingos, ociosas y a merced de los chicos muy, muy testosterados. Empezando por el abuelete ¡que tiene él un peligro!

  • Que como gallito de corral anda a la que salta ¡Eh, Adapts amor!

    Pues ponga paz al gallinerío. Y lo digo porque estamos exaltadas por ver una obra nueva en el corral-teatro

  • Desde que obtuve el privilegio de participar(?) en este exquisito rincón de la red eléctrica, no he cesado de admirar la asombrosa capacidad de síntesis y el denso, pero rutilante, laconismo de Satur. Pero hoy se me ha colocado una mosca detrás de la oreja, que no para de susurrarme que, tras sus suntuosos epítomes, se camufla la abúlica vagancia (admirable virtud, por otro lado). No quisiera parecer una ingrata mosca cojonera, del estilo del gorrón Téricard de Miller en “Un diablo en el Paraíso”, reclamando una marca específica de jabón de baño, pero no oculto el puntito de decepción que hoy me ha producido su contribución al fanzine.

  • No depriman al señor Satur, que bastante tiene con intentar reunir un salario con sus diferentes subempleos. Aquí ya se le ha dicho que si pone bien los cafés, escribe algún artículo y compone alguna página, se le permite seguir con el taxi, como comentarista deportivo en Radio María y como tañedor de botella de anís en el Metro. Que dice la Dirección que lo del sueldo puede ser después del período de prueba de seis meses y siempre que sea posible colarle en la plantilla como minusválido.

  • Srta Bellpuig, sin que sirva de precedente, háganos el favor de poner un link con la sabatina impertinente de ayer.Atentamente.

  • Oh! Revista deportiva! Qué completo es este fanzines!
    No he visto aún el nuevo Ferrari, pero me he dado un garbeo por la Alonso Collection y la verdad es que he disfrutado un montón.
    Lo que me ha gustado más es la anécdota de Alonso contando cómo con 3 años su carnet de corredor de karts decía que el poseedor del mismo comprendia y aceptaba toda la normativa vigente de las federaciones nacional, europea y mundial.

  • ¿Alguien ha pedido un linz? Traigo dos muy buenos de la casa vieja. El de Arcadi, sobre la historia. Y el de Montano, sobre la pérdida del “hecho diferencial español“.
    Esta mañana he oído a Juan Tallón en la radio, tiene voz de chaval leyendo en la escuela cabizbajo. Ha dicho: «Nada nos hace felices, ni siquiera las desgracias ajenas». También lo descubrí en el tablón de NJ3. Creo que es mi atlántico favorito (mejorando lo presente).

  • Y me pide la Dirección que recuerde a las señoritas lectoras y a los señores lectores que ÇhøpSuëy se publica lunes, miércoles y viernes, que lo del domingo es optativo y/o circunstancial. Que no se acostumbren.

  • Oiga, Gengis. Usted quiere que yo, una madre con familia que alimentar, me pierda. Vale, venga, vamos. El adverbio es una categoría que es un cajón de sastre, un caos y un pitorreo. La moderna lingüística digital lo agrupa en parte con la preposición por sus rasgos de no verbal, no nominal, es todo lo más a que llega. Solo con levantar a cortinilla verá que ahí está el matrimonio católico muy cerrado de las partículas de polaridad positiva y negativa (, no), con las series limitadas de los locativos, temporales y modales, viviendo junto al desmadre de los adverbios en -mente, que no es solo que sean muchos, ¡es que es una lista abierta! En cuanto a la función que desempeña, aunque se llama adverbio y eso crea unas expectativas, trabaja en de todo (como Satur): lo mismo le da ir con verbos («vivir tristemente») y con adjetivos («tristemente confusos»), que con nombres («aun los gatos llevan zapatos»), o trabajar para una oración completa («tristemente, hube de decírselo»).
    Y ahora es cuando yo me fumo un pitillo.

  • Oswald Sprengel proclamó en su Decadencia de Occidente “el fin de la música” tras Wagner. Escucho Sigfrido en mi dulce siesta y me inclino a darle la razón en eso y en todo lo demás que avisó en su obra seminal.

  • Wagner acabó con la música,Kandinsky con la pintura, Hegel con la filosofía y Einstein (y su novia) quasi con la física. Qué nos queda sino caer por el abismo? Los últimos 100 años son decadencia.

  • Esto no son boutades mías sino que opino subido a hombros de gigantes. El citado Sprengler, Feyman, Kojève o Klee. Poca broma, ein?

  • Claro, Satur denigra los deportes aguáticos y las piscinas porque cuando inauguraron en su pueblo las de la Obra de Educación y Descanso se les olvidó llenarlas de agua, incluida la de saltos, y por poco están hasta ahora sacando a lugareños esnoclaos/espachurraos. Esto, que habrán oído alguna vez contado como chiste, es en realidad una true story.

  • bolaño 8 de dic de 2013 19:46
    Touché con AUN, que es adverbio con cara de preposición y de conjunción je, je
    (‘fuera’ sin duda, no vasquice)

    .

    Bolaño… Mire mejor en los bolsillos. Aún me debe confuso.
    (Predicado, cualquier categoría léxica mayor es. Verrrrbo, no).

  • Procurt, si en una oración adversativa de forma ponemos en el predicado un adverbio sintagmático nominal antes de un adjetivo, ¿podría considerarse que el adverbio actúa como epíteto? Ahora no se me ocurre ningún ejemplo, cuando me venga uno a la mente ya le digo.

  • ¿Cuándo acabó Kandinsky con la pintura? (no me he enterado)
    ‘La grande bellezza’, una película recomendable.

  • Armomas embiagadores.
    Parece que Satur tiene un sobresueldo subtitulando ópera, eso sí, en versiones en las que parece que la orquesta tenga varios bandos discutiendo.
    And yet.

  • ¡Ay, Señor, que no sé donde he tocado! ¡Ay qué disgusto más grande! Que me he cargado los botones de las negritas y todo lo demás. Ay cuando se entere LA DIRECCIÓN.

  • ¿Y los participios activos y pasivos? Que terminan en desinencia que se pega al sufijo y se arrastra (la desinencia) por los seis casos siendo declinada como quien dice por detrás. Y sin nada de artículos, oigan. Ya me gustaría veros pensar pensamientos sin artículos!¡ Y no digo ya en húngaro que por no tener, no tiene ni géneros pero sí mucha agua termal.

  • Me gusta el tuneo que le hizo Brat Cäshø al ferrari, porque es él el culpable ¿no?

    No, es la fotografía oficial cedida por Ferrari con motivo de la presentación del nuevo automóvil de carreras.

  • Srta Bellpuig 8 de dic de 2013 20:42
    ¡Ay, Señor, que no sé donde he tocado!

    A mí no, Bellpuig. Y ya me gustaría. ¿No me llevas a dar una vuelta en coche, guapa?

  • Recordo l’argument que un comunista boig m’explicava com definitiu de la perfídia de les dones: «¡¡son gregarias!!»

  • Brema, por su culpa voy a tener que aprender el valencians si o sí.

    (lo cual me abre otro mundo de relaciones eroticas-festivas con los muchachos mediterraneos)

  • Ya no me digáis mas nada, que me voy a dormir. Tengo que cambiar mi ritmo circadiano para levantarme a las 05:00, y entonces no puedo acostarme tarde.
    (A mí también se me importan mil mierdas las cosas que contáis a veces y me aguanto.)
    Bona nit.

  • Y me despido por hoy con un chiste al gusto de Procu (antes de que se ponga en plan interesante con Gengis y sus cosas que ellos sabrán)

    Pepito y Mariquita están en el 5to piso del colegio asomados en la ventana. De repente Mariquita corre hacia la profesora y le dice:
    ¡Profesora, Pepito se hizo mierda!
    La profesora le dice:
    No Mariquita, no se dice se hizo mierda, se dice caquita.
    Mariquita le contesta:
    ¡No profesora, se hizo mierda porque se cayó de la ventana!

  • Dice El País que en Kiev la gente “quiere la revolución con un contenido semántico vago pero claramente positivo”.

  • Wagner alcanzó una saturación cromática de la armonía tonal. Ante ello, Schöenberg propuso ampliar las bases de la organización tonal mediante la escala de los doce sonidos, lo que llevó como todo el mundo sabe a la ruptura de la tonalidad. Es decir, al intentar superar a Wagner se acabó con la música tal y como la conocíamos en los últimos 500 años. A Kandinsky también le irritaba Wagner y con el abstracto también acabó, a su vez, con 500 años de una forma de hacer pintura. Y ya saben que otro conspicuo antiwagneriano fue Nietzsche, que queriendo superar a Hegel también dejó la filosofía temblando. No interpreten lo que digo a tenor literal y traten de ver el razonamiento en su conjunto.