Breve relación de vidas extraordinarias · 27

BRVE-27
Por Martín Olmos.

María Magdalena no fue puta, que puta será tu madre. No obstante, tenía dicho Hesíodo que una mala reputación es una carga ligera de levantar, pesada de llevar y difícil de descargar. Lucas de Antioquía y Marcos de Cirene, evangelistas canónicos, la comentaron de poseída por seis demonios de los que Jesucristo la liberó (Maria, quae vocatur Magdalene, de qua daemonia septem exierant), por lo que pudo ser tonta o epiléptica, pero no la dijeron pregonándose en una encrucijada a sestercio la intersección a la sombra de un olivo. Su blasón de puta lo pudo ganar por razón de una interpretación liberal del diagnóstico si se entienden, como sugiere Isaac Asimov sin mucho convencimiento, los seis demonios como diablos de la lujuria o por un ejercicio, quizá inercial, de lectura rápida al mencionarla el evangelista Lucas (8, 1-3) inmediatamente después de decir cómo una pecadora arrepentida, ésta sí puta que se quitó del oficio, regó los pies de Jesucristo con sus lágrimas y los secó con sus cabellos (7, 36-50). Se sabe, asimismo, de la condescendencia de las bobas y se sabe que los vivos, que están a sacar el aprovechamiento de la que pintan calva, joden a tontas y a locas sin desperdicio de mérito, engatusándolas con una canción de ronda, clavelitos, clavelitos, porque joder a las que gastan razón obliga tiempo, cortejo y langostinos y a la Magdalena, de cuando guardaba demonios, igual la clavó un samaritano a una pared de adobe de una cuadra de Cafarnaúm, diciéndola dos piropos, haciéndola tropezona, en todo caso, pero no puta, que puta será tu madre. Debió ser jamona y rural que le pasó lo que a las monadas de pueblo a las que seduce un feriante de agosto y el rumor les dura toda la vida. La intrínseca desenvoltura de la iglesia para soplar frío y caliente con el mismo aliento ha ido refrendando por aquiescencia la ramería de la Magdalena quizá porque el evangelista Marcos (16, 9-11) contó que fue la primera en ver a Jesucristo resucitado y la que anunció su profecía a los Doce y creyó conveniente, por lo tanto, consolidar el credo sobre el testimonio de una puta mejor que sobre el testimonio de una orate. A la Magdalena, en todo caso y conforme al gusto de cada cual, se la puede decir por los evangelistas o por Valverde, León y Quiroga:

Ay, María Magdalena,
que a todos tus besos has dado,
rosa de carne morena.

124 comentarios

  • ÇhøpSuëy desmitifica, muy bien. Pero mejor aún es haber puesto en circulación, o haber ayudado a propagar, lo de la intersección. Olmos, caballero mío, ¿de dónde ha salido esa joya verbal?

  • A una mujer generosa y no conforme con las reglas, (por otra parte, lo que la mayoría de hombres tratan de encontrar en muchos momentos) se la considera libertina, incluso se la tacha de puta, aunque no cobre en metálico.
    También paga las consecuencias que la genética le ha asignado, en forma de portadora de la carga vital que se engendra con ello.
    El cobrar por ello, viene a ser el salario obtenido por la prestación de un servicio, y de eximir de la responsabilidad de ser padre.
    Un contrato social, a la postre.
    Percibir salario por alquilar el vientre para gestar, es otro contrato social que ahora se cuestiona por los legisladores, afrontandolo de distintas formas, y poniendo acentos en los casos en los que es o no legal.
    Llegaremos también en no poco tiempo, aunque puede ser que ya se esté haciendo por cauces clandestinos, a generar vidas para poder “salvar” otras.
    Se venden órganos para trasplantes, como se vende sangre o esperma.
    A estas ventas, la sociedad respondió con el altruismo de la donación. Que en ese caso no es un hecho impositivo ni corresponde aplicarle el IVA ni el IRPF.
    Se nos dan casos en toda la panoplia de versiones.
    Uno se inclinaría a pensar que lo mejor es dejar a la naturaleza que decidiera, pero es que esa naturaleza nos está llevando por caminos muchos más complicados que los que teníamos como habituales durante los 30 o 40000 años que debemos llevar andando por aquí a dos patas.
    Si uno se ajusta a la buena fe de las partes, que debe ser como el valor, que es supuesto de salida, no debería tener mayores complicaciones contractuales.
    Pero tenerlas las tiene. Y es que la buena fe, jugando con estos fuegos, y con varios implicados directos y alguno indirecto, se transforma en consecuencias no deseadas o no previstas. Además también existe la mala fe en la salida o a lo largo del proceso.
    Vamos, que con estos parámetros debe jugar el legislador y sólo estamos al principio. La realidad es la que irá jugando su papel.
    Así en abstracto el tema de la concepción voluntaria, de la contracepción, y de la concepción asistida, así como la alquilada, pues me parece como que muy bien oiga usted, pero lo que se está jugando es con humanos que no “votan” y que no habían decidido venir, así que por ahí debe ir la legislación, no a garantizar derechos a los que quieren jugar con esos fuegos, sino a garantizar los derechos de los que pagarán esas consecuencias.
    Menos mal que no soy un jurista. Tener uno cerca, cada vez es más necesario dadas las complejidades que la sociedad nos embarca, y donde la ley cada vez es menos un derecho natural, y sí más un inducción.
    Buenos días y que comiencen con coraje la semana.

  • PAUL KLEE:
    “Si mirar con limpieza es llenar el mundo de honradez, pintar los sueños es llenarlo de esperanza”.

    La maquetación de los “Papeles Chopsuey” me parece un acierto. Su contenido también. Es la condensación de su línea editorial. Lo que sus propietarios quieren destacar.
    El color amarillo que en la pintura es un sinónimo de alegría, y en la naturaleza de aviso de peligro, en lo escrito cobra una naturaleza muy semántica.
    Es rupturista, por poco convencional. Es generoso por aportar luz. El negro y el rojo destacan muy bien sobre él. Es como un buen acento si está dosificado con mesura, como sal o azúcar en lo gustativo. Como un toque un poco ácido.
    Algunos podrán juzgarlo como poco elegante, impertinente, incluso obsceno. Eso pasa con el picante en la cocina.
    Pero es que este fanzine es así.
    A mi juicio un acierto. Se ha elegido muy bien el tono, con la cantidad de blanco y rojo justa para ser denso y demostrar su sitio y ser opaco al blanco del soporte, destacando suficientemente el negro del tipo que es lo importante.
    Recuerda a las carreteras antiguas. Cuando ese amarillo se ponía sobre el asfalto para delimitar la calzada o señalar pasos de cebra.
    Ahora se sigue poniendo pero es sólo para marcar que se está en obras, que no es definitivo, que se debe estar más atento de lo habitual.
    Aquí se señala que esto es la crema, el jugo de primera prensa que se extrae al leer.
    Está bien, y es un honor merecido para los nominados, así como un aviso para los lectores de que pongan atención.

  • El sábado o el domingo el director del Mundo escribió una oda al cruasán. Como al parecer le han llovido críticas por no haber elogiado los churros y las porras, hoy se hace una autocrítica y publica una columna elogiando la grasienta bollería de Madriz, los bocatas de calamares de Madriz, los callos de Madriz y -que no falte- el cielo de Madriz. Solo le ha faltado el elogio al cruasánplancha de Madriz y al pantumaca de Madriz. Se está imponiendo de un tiempo a esta parte el madrileñismo atroz, el madrileñocentrismo, un nuevo regionalismo cosmopaleto que, cuando se une a las nuevas sectas balompédicas, deviene en el germen de lo que sí podríamos llamar nacionalismo español. Ojo cuidao. Hoy reiréis, mañana lloraréis.

    ***

    Leo la noticia de los bombardeos de la coalición liderada por EEUU en Mosul. Se calcula la muerte de doscientas víctimas civiles. Hay que llegar casi al final para enterarse de que no queda claro hasta qué punto han sido los bombardeos los causantes del derrumbe del edificio que ha causado la muerte de los civiles, o hasta qué punto han sido varios coches bomba explosionados por el ISIS en ese edificio.

  • Admito, reconozco y proclamo que durante años subestimé al bibliófilo y erudito Bremaneur. Creí que era eso, un bibliófilo y erudito ( de cortaipega) además de joven meritorio dotado de algún talento que con mucho esfuerzo acabaría agavillando tres o cuatro cosas estimables, sin más.
    Pero desde hace algún tiempo veo en su prosa y acuidad analítica los rasgos propios de una mente sorprendentemente inteligente y –más raro aun- desprejuiciada y limpia de parásitos intelectuales oportunistas, así llamados, lugares comunes.
    Esto, la verdad sea dicha, solo puede escribirlo un genio, o casi: “Ojo cuidao. Hoy reiréis, mañana lloraréis.”

  • -Abu Bakr al Bagdadi proclamó el califato del ISIS en 2014, tres años después agoniza en Mosul su último reducto. El ejército sirio, el iraní y los pershmegas kurdos junto con los bombardeos aliados, le han derrotado. Esto es lo relevante para entender los titulares sobre Mosul.
    -Pedro G. Cuartango es un plumilla de tres al cuarto. Su loa a la gastronomía madrileña es de tan mal gusto que ofende. Hablar de los callos en El Comunista es broma pesada e intolerable. Sus gustos son propios de lo que podríamos denominar a partir de ahora “cocina cipotuda” rica en grasa y esperpento.

  • Ayer noche pasaba canales por la tele cuando me detuve apenas un minuto en un programa llamado El Xef. El tipo que lo dirige, al parecer un famoso cocinero con cresta, estaba dando cuenta de un pollo laqueado en un restaurante de Tailandia y alababa la receta, entusiasmado, con un verbo florido que me hizo recordar aquellos artículos gastronómicos del gran Néstor Luján en La Vanguardia:

    –¡Es una puta gelatina alrededor del puto pollo! ¡Es la polla! ¡Es un puto, puto, puto pollo!

    Me dio por pensar que si a la escena le añadías un saca tu negro culo de aquí servía para diálogo de película de vendedores de crack.

  • Y es que realmente lo único interesante de la gastronomía de mi Madrid es el café con leche en vaso. Y puede que no sea algo madrileño; yo nunca salgo del perímetro de la M-30, que me da miedo la cantidad de desalmados que hay por ahí afuera, y por lo tanto nunca he podido comprobar en persona si en otros lugares se cocina dicho manjar.

    Odiar Madrid debería ser olímpico.

  • JRG, como usted sospecha, la elección del color amarillo no es casual. Es un color no demasiado fácil de manejar, pero que tiene una visibilidad excelente en contraste con el negro habitual de la tipografía. Sirva esto como declaración de intenciones: el significado de este amarillo en nuestro fanzine es señalar que los contenidos podrían resultar agrios para ciertos paladares acomodaticios, que somos prensa amarilla y que, como el chino al que obedecemos y veneramos en nuestro logotipo, nuestro objetivo es dominar el mundo.

  • Hace poco leí un artículo de G. A. Bécquer en el que decía que lo más bello de Madrid eran sus mujeres y su cielo. No sé si fue él el que comenzó con la matraca del cielo de Madrid, cielo que hoy está color cojones de grillo, por cierto, pero me hizo mucha gracia leérselo al sevillano.

  • “LA LUZ DE MADRID ESTA CONTAMINADA” Antonio López.
    “PARIS ESTA CONTAMINADO” Su alcalde.
    “ME GUSTA MADRID” jrG
    “PARIS ME EMPALAGA” también.

  • Esta mañana he estado escuchando en Onda Cero al presidente extremeño. Esta gente, el PSOE, son los protagonistas de Los otros y no lo saben.

  • A las que exhiben sus encantos y a ellos conceden fácil acceso las otras mujeres, las que racionan el fornicio por subirle el precio llegando hasta la exorbitancia del amor eterno, las llaman putas, por desmerecer y sacarlas del mercado. Esto, que desbarata la sororidad y aún la niega, deja a los hombres relegados a meros comparsas en asuntos de sexo, el sitio donde más o menos siempre hemos estado, apañando las migas que caen. Así lo de la Magdalena puta, como apunta Olmos, va a ser resultado de las intersecciones de la interfecta con la maledicencia de las amigas de la pandilla, lo que viene siendo la agresión indirecta como arma de competencia intrasexual en la jerga de hoy. Luego ya todo viene rodado, porque la mala fama, como dijo alguien que no recuerdo, es carga fácil de levantar, difícil de acarrear e imposible de soltar.

  • Josénez, lo mejor de Madrid son veinte días de maravillosa primavera y otros veinte de otoño. Aún así nada comparable con el día de glorioso verano que tenemos en Galicia cada dos años, más o menos.

  • LA TASQUERÍA, MADRID
    Hay vida mas allá de las gallinejas y el café con leche en vaso. Existe una ciudad que se ancla en nuestra tradición, por ejemplo la casquería, pero que es capaz de montar un negocio propio del siglo XXI.
    Este madrileñísimo restaurante está dentro del anillo de la M-30, pero es un local abierto por gente muy joven que sirve solo casquería a precios razonables y con una preparación apta para pusilánimes. Es un sitio cojonudo que solo puede estar en Madrid y que huye del casticismo rancio que algunos preconizan.

  • Ah, pues pasé ayer por delante de La Tasquería, que está a cinco minutos andando de mi casa. Iré, si usted lo recomienda.

  • El café con leche en vaso lo ponen también en la provincia, de siempre. En algunos sitios, si quieres un café con leche grande o doble o con mucha leche, entonces te lo ponen en vaso. Para que no puedas coger el vaso de lo que quema, para que tengas tu merecido: ¿no querías café con leche?, ¡toma café con leche! También podría haber otra explicación pero no la sé.

    Sita, tengo un comentario pendiente de modernización, me parece que porque he metío solo cuatro enlaces.

  • Las ‘vidas extraordinarias’ de Olmos son tan recomendables que han acabado teniendo proyección. En suplementos culturales se reseña el libro “Fuera de la ley” como ‘la vida de hombres infames’.
    Aquí ya le habiamos leído sus retratos de ese lado oscuro.

  • Os leo. Apenas me queda tiempo para más.

    Genial la entrada de Olmos. Genial y medida.

    Coincido con Francisca. El odiador conocido como B. tiene mimbres para hacer algo grande. Que se aparte de sus demonios y deje fluir.

    El novio de la Pedroche es un pu to genio. Paleto como el sólo, pero genio. Y como traga. Son otros tiempos. Del programa de ayer me reí más con un ayudante que trataba de explicar que la comanda iba de pan con tomat o como se diga en catalán (aquí un hostias) y se quedó tan ancho a lo madriles y yo me partí de la risa de los desprejuicios de los jóvenes madrileños.

    Sobre el café con leche, los asturianos lo pasamos mal por el resto del mundo, que anda al revés.

    Igual nos pasa con la cerveza. En las tierras conquistadas no tienen ni idea de las medidas.

  • Los chinos se están haciendo con toda la casquería de España. No hay parte del cerdo que no se coman. Lo más preciado: la aorta que se vende a precio de oro.
    Érase un tiempo en que la casquería había que tirarla y los mataderos tenían que pagar por gestionar estos subproductos. Ahora lo compran todo o casi todo.
    Aquí llegará a ser un artículo de lujo. Coman mientras puedan.

  • Buenas tardes a todos.
    Me ha gustado mucho lo de La Magdalena del Señor Olmos. Como es habitual con sus escritos . Sobre todo eso de que fuera justamente ella, la primera en ver a Cristo Resucitado, en vez de haber dado la preferencia a una de esas orates ( beatas, en mi vocabulario ).

    Y, desde luego, de las Magdalenas penitentes que enlaza Procuro, La de De La Tour es la única que a mí me parece que puede tener algo de que arrepentirse. A las otras, las veo demasiado inocentes de aspecto, incluso la de Tofanelli, que lo que está es harapienta, y no muy apetitosas. Desde luego, “osadas , capaces de ponerse al mundo por montera, tentadoras, y con posibilidad de ganas de marcha”, a esas otras, no las veo.
    Ya siento

  • Ay, María Magdalena, que ni era tan puta ni era tan buena. Gran relación de vidas extraordinarias.

    Perroantonio
    Domingo, 26/03/2017 a las 21:39

    Mil gracias por incluirme en vuestros papeles. Un verdadero honor.

  • Así se conoce al bicho, marqués.

    El otro día unos amigos me llevaron de comida morrofinesca y me invitaron a cambio de escribir una pequeña crónica del asunto. No les arriendo la ganancia.

    LA SOLANA

    Moisés subió al Sinaí y volvió con las tablas de la Ley tras echar la partida con Yahvé. Alejandro Magno trepó al Hindu Kush y, al otro lado, enfiló con decisión a la conquista de la India. Un lluvioso domingo de marzo no queda sino orientar el coche La Aparecida arriba en busca de la Revelación, el Nirvana, Eldorado, el cielo prometido o, si todo esto falla, La Solana, que de momento parece no moverse de su sitio al borde del valle.

    Al lado del restaurante hay un bar, con esa acogedora pinta de bar de toda la vida que hace que el cliente se quiera quedar ahí más que en casa, en el que uno puede tomar un tentempié antes de enfrentarse a la comida. La severa vecindad del santuario, que podría ser un aviso contra excesos de todo tipo, parece amigable y hospitalaria con un vaso en la mano. A decir verdad, sosteniendo un vaso uno siente que nada malo puede ocurrir y parece hallar ese centro de gravedad permanente que cantaba Battiato, aunque resulte ser un centro que se mueve bastante, que a menudo desafía la gravedad y que se revela bastante temporal (unas horas, en concreto). Pero divago.

    Entramos al restaurante y nos correspondió un asiento en ese lateral desde el que se ve la falda del monte, con las vacas y las yeguas paciendo al fondo. Llovía y dentro hacía bien de calor, lo que siempre da un gustico adicional. Como hacía años que yo no había ido a La Solana, pedimos el menú para probar un poco de todo. Se nos avisó de que el mismo no tenía inventario fijo de platos y que estaba sujeto al capricho del chef, lo que nos pareció muy bien. En primer lugar llegó la “degustación de pan”, tres panes distintos para que probásemos y eligiésemos con cuál(es) acompañar la comida. Había un rico pan rústico, un trozo de pan con aceite y otro, el que más me gustó, con frutos, llamado “pan vitamínico”. Fuimos alternando los tres en rondas sucesivas.

    Y empezó el desfile de comida. Como entrantes, aterrizaron en la mesa un cuenquito de foie caramelizado con gel de avellana (muy rico) y, atención, páusa dramática y redoble de tambores, “La Mejor Croqueta del Mundo 2017”. No es conveniente meterse en polémicas croquetescas, asunto más peliagudo que insultar al dios de alguien, pues todo el mundo tiene una madre/tía/loquesea que hace la mejor croqueta de la galaxia, por no decir de esta dimensión (yo mismo tengo una en mente), pero los tres comensales estuvimos de acuerdo en que la líquida croqueta que nos sirvieron estaba suave y sabrosa, aunque lamentamos que no hubiese una docena para cada uno, por eso de captar bien los matices.

    Llegó el menú y llegó fuerte con un bocadillo vegetal de codorniz que constaba de una jugosa carne envuelta en un par de hojas de lechuga a modo de pan de bocata y, encima, un huevo de codorniz. Una verdadera delicia. A continuación, nos enfrentamos en combate (muy) desigual contra una ostra a la plancha con crema de maíz dulce y cilantro. Tenía el sabor justo a mar para que los que no somos muy partidarios de ese gusto asintiésemos de satisfacción con la cabeza y la mirada perdida en el horizonte (el que se tenga la boca llena impide, por suerte, que uno se ponga a hablar solo, rematando la imagen de loco peligroso). Acto seguido tuvimos delante un calamar cortado en forma de raviolis y (estupendamente) acompañado por ñoquis y un sabrosísimo pesto (insisto: esta salsa estaba riconuda, como dirían en Los Simpson), lo que precedió a unas colmenillas a la carbonara y trufa que no nos emocionaron, no porque estuviesen malas, sino porque nos dimos cuenta de que somos poco seteros. Hablaba Tolkien de la pasión de los hobbits por las setas (no sabemos si se basó en los vascos para esto), pero en el segmento de la Cantabria oriental representado por nuestra mesa levantan pocos furores.

    Esto fue compensado con creces (harto compensado, con muchas creces) por el plato ulterior: panceta fresca adobada con cola de cigala a la plancha y aire de soja. A primera vista, pareciera que mezclar lo mejor de los dos mundos, el terrestre y el acuático, daría lugar a un engendro contra natura (como combinar chocolate y cocido montañés, por ejemplo, el equivalente culinario del Chupacabras). ¡Y sin embargo! La crepitante panceta, lo más parecido que tenemos al maná que el Señor envió a los israelitas en el desierto (si no es lo mismo), conjunta a la perfección con la más delicada cigala, dejándonos en un estado de shock, entusiasmo, soponcio, vahído y ¡Bautista, las sales! del que nos resistimos a salir.

    No quiero desmerecer al siempre digno bocarte en bosque marino, pero le tocó salir en un puesto ingrato, detrás de un primera fila. Resaltaré el fino rebozado que llevaba. Continuamos con el pescado merced a un salmonete de roca con meunière de sus cabezas y gambas, cuyo toque sedoso contrastaba con el más robusto del pichón de Aráiz en dos cocciones, con fideos udon y puré de apionabo. La ligereza del pescado y el perdigonazo de la caza. 

    Aquí terminaba el menú pero nos vinimos arriba y pedimos otra plato para terminar de llenarnos, lo que al primer bocado nos dimos cuenta de que fue un exceso. El bonus fue nada menos que un cochinillo confitado y manzana en tres texturas, riquísimo pero que cayó en un paladar ya algo abotargado por alimento en demasía. Con este panorama, nos costó comer incluso las gominolas que venían de postre (fresquísima la de sabor de gintonic) y no digamos ya el refrescante tarro roto de yogurt, con fresas, su compota y helado de galleta, plato que suliveyará a todos los amantes de esa fruta pero que me temo que, por la gula anterior, no supimos aprovechar del todo.

    En el apartado del bebercio, mis amigos eligieron un Billecart-Salmon, brebaje que deseché tras un sorbo (de nuevo: ¡las burbujas solo son buenas en la Coca-Cola!). Tras pedir una cerveza, el camarero me ofreció La Mejor Cerveza del Mundo 2015–2016 (en serio), la Gastro, que llegó en una botella de 3/4 de litro. Afrutada y suave, es una recomendable cerveza artesanal, pero (y ya sé que este pero invalidará todo lo anterior; me da igual) no tan rica como la litrona de Mahou Clásica. Cumplió su cometido dignamente, no me entiendan mal, pero uno es de gustos plebeyos. Un copazo de scotch y un café solo pusieron broche de oro al asunto. 

    En resumen, un viaje que hay que hacer: La Solana ofrece una comida memorable y más si uno va en la mejor compañía.

  • El relato no desmerece el festín, Álvarez.
    ***
    Procure asir el vaso con el índice en el fondo (más grueso) y el pulgar contra el borde, esquivando la realidad física de la difusión calorífica tozuda. Verá qué ricos los cafeses en vaso.

  • Alvaroquinn
    Lunes, 27/03/2017 a las 18:04

    Muy buena crónica, concuerdo con casi todo. Pero no me ha gustado (solo) por eso, me ha gustado porque yo también comí el domingo en La Solana. Vaya coincidencia.

    P. D.: Como comprenderás, la cabeza me va a mil por hora tratando de recordar las caras de todos los allí presentes.

    P. P. D.: Si no lo has probado ya, te recomiendo encarecidamente el ajoblanco con cola de cigala. Injustamente defenestrado de la carta, siguen preparándolo por encargo.

    P. P. P. D.: Recomiendo más encarecidamente todavía evitar las albóndigas de verdel, salvo que uno tenga pulsiones patológicas con el ajo. Han encontrado un forma estupenda, aunque un poco cara, de comer pescado sin que sepa a pescado.

  • Jajaja, tranquilo, Chino, que no fue este domingo, fue hace tres. Habría sido mi primer encuentro con un amigo internetero… ¡y sin darme cuenta!

  • ¡ Qué bárbaro Alvaro Quinn !
    El enlace sobre el Viejo y el Nuevo Testamento que ha puesto a las 17 h, es fantástico. Y se lo dice alguien que se crió en el ultracatolicismo de la mano de su abuela.

    Y su relato de la comida en La Solana, incluso a mí, que odio los menús de degustación, estrechos y largos ( nunca tomo más de dos platos, y no me gustan las “propinas obsequio de la casa” , y si me quedo con curiosidad respecto a algún manjar, prefiero volver otro día y pedirlo, pero necesito tomar lo suficiente de cada cosa para poder sacarle todo su sabor ), incluso a mí, me ha hecho salivar.

    Muchas gracias.

  • Una pena despreciar el Billecart.
    Aparte de la bebida ese es un menú de los unos 60 euros.
    El ajoblanco de piñones es un plato que aquí les está gustando mucho tanto en caliente como tibio y frío ajustando las densidades a cada temperatura.
    Como entrada caliente en otoño, como acompañamiento para un atún en primavera o como aperitivo frío en verano.
    Tienes gracia por arrobas Alvaro, contando cualquier cosa.
    Si bien creo que una pitanza tan larga acompañada de birra me parece demasiado pesado.
    Contra gustos nada que decir.

  • Jesús dijo: ¡Ay de vosotros que amáis la intimidad de las mujeres y la relación poluta con ellas!
    María Magdalena rechazaba las obras del género femenino, las actividades de la relación sexual y la procreacción. Ella, como las feministas radicales actuales, renunció a la actividad sexual para ser tratada de igual y alcanzar la grandeza espiritual. María Magdalena fue uno de los tres discípulos elegidos por Jesús para recibir enseñanzas más complicadas, Tomás, Mateo y ella. Esto generó envidia en Pedro, que odiaba al género femenino. Pedro siempre reprochaba a Jesús que María Magdalena dominara las conversaciones. Jesús contestaba que ella conocía el Todo, que quienquiera que esté inspirado por Dios está ordenado para hablar, sea hombre o mujer.
    Pedro siempre de mal genio, las cartas de San Pablo insisten en que las mujeres han de subordinarse a los hombres. Y por consiguiente, María Magdalena era una PUTA. ¿Entendéis?

  • Ni fruta ni verduras.
    Comer vegetales como el jamón de bellota alarga vida y la hace más bella.
    El jamón es el mejor amigo del hombre. Su animal de compañía.

  • Pues sí, JrG, el menú rondaba los 60 aurelios. Pedí cerveza porque dudé si calzarme una botella de vino yo solo: acabo levantando el tono de voz como en un mitin, meto más juramentos entre frase y frase que de costumbre (y ya es decir) y hablo sin parar. Pero cualquier cosa antes que el infecto champán. La próxima vez preguntaré por los vermuses, que con su traicionero dulzor me pueden llevar al abismo por la vía rápida.

    La prensa del Movimiento ha copiado el amarillo ÇHØPSUËY.

  • Entendido Bertrand de Got, sin duda está usted mejor informado que Martín Olmos, lástima no ha traído usted bibliografía, ¿o es que habla con Dios? Mary Magdalene era puta, y su encuentro con Jesús ha quedado inmortalizado en esta increíble canción de los Green Pajamas. MUSICA PARA FOLLAR.

  • Se me ha quedado buen cuerpo porque he salvado una vida. La de un ruiseñor que ha sido capaz de introducirse en el motor del extractor de la cocina. Aun estoy preguntándome como conïo lo ha hecho, después de estar mas de una hora desmontando el ingenio con llaves allen, de estrella y pasadores. He sudado la gota gorda pero lo he podido liberar. Eso sí después de la preceptiva hostia contra el único ventanal que no estaba abierto casi lo asesina el cabrön de mi gato, se la da muy bien eso, pero lo hemos salvado in extremis.

  • Alvaro el champán es una bebida divina. Tiene una variedad de tonos, colores, aromas y sabores que merece ser explorada.
    Su minúscula burbuja y la forma en la que fluye es el primer espectáculo y promesa de fiesta, al descansar en copas flauta de ágil estructura con pata fina como un flamenco, para poderla asir sin calentar el contenido.
    Esa minúscula burbuja y una temperatura adecuada garantizan un pasar por cualquier paladar y a cualquier hora.
    Si tomas cerveza su gruesa efervescencia te resultará grosera comparada con la sutileza del vino de Champagne.
    Pero insisto que contra gustos, nada que decir.
    Podría escribir una oda al champán y a su pariente pobre el Cremant.
    Pero me corto.

  • Siempre he echado de menos en las descripciones y críticas de las bebidas alcohólicas el elemento más importante: los efectos del exceso.
    Es un vino de un brillante color cereza en copa, aroma de tierra seca y madera vieja, levemente áspero al paladar con notas de otoño y cuero; retrogusto largo, cálido y placentero. De intoxicación grave y progresiva, sin estridencias, y resaca noble y nada cabezona.”

  • Ya lo dijo Wilde: “He descubierto que el alcohol, tomado en cantidad suficiente, produce todos los efectos de la embriaguez”.

  • Procu, si han cobrado 60 leuros es que y’a no tiene esa estrella … con una y’a pasas a menú de 80 y con dos a 100 tres estrellas ya no bajas de 120 y eso allí.
    Aquí lo de las étoiles es un robo directo. Y no hablemos de pedir botellas…

  • En su época de estudiante, sí. Luego, bastante menos. En una ocasión llegó a afirmar que había renunciado a escribir una obra porque requería ir una mañana a la biblioteca a documentarse.

  • Ha de haber un punto de equilibrio entre comer con Billecart-Salmon o con una birra de litro.
    En esta casa se mezcla lo sublime con lo “menos sublime”.

  • Quinn, ya cumplirás treinta, ya. Verás qué gracia.
    ***
    Dice The Times que Donald Trump entregó a Angela Merkel una factura por valor de 300.000 millones de dólares. En mano. No he podido evitar una sonrisa. Éste va a cuadrar su déficit comercial a base de vendernos armas.
    ***
    Cayetana.

  • Muy interesante. Apóstola está en Autoridades pero no llegó a la primera edición del común.
    Por curiosidad, ¿es su Santidad vizcaíno o guipuzcoano?

  • Proc, para concordancias la del documento vaticano:
    “El arzobispo aprovecha la ocasión para evidenciar dos ideas inherentes a los textos bíblicos y litúrgicos de la nueva fiesta, que contrirbuyen a comprender mejor la importancia actuala de una santa como María Magdalena.”

  • Bertrand de Got Martes, 28/03/2017 a las 08:59
    ¿Qué? Yo soy Güelfo.

    Pero no se machaque, que un pueco güelfos lo somos todos.

  • Ha crecido el número de pdfs de The Posthumorous Papers of the ChopSuey Club en la pestañita dispuesta ad hoc.
    He aprovechado para imprimirlos y ponerlos con el ChopSuey 3D y el A Kantazo Limpio y he vuelto a pensar que la mejor frase al comienzo de un libro jamás escrita es la de “No crean ustedes que busco su compasión si digo que soy de Guadalajara.”

  • A fortiori, siempre lo he pensado, debería significar a hostias, si fuera necesario. Argumento a fortiori sería: mira tío, esta es la última oferta y de aquí no me muevo y si quieres salimos y lo arreglamos en la calle.
    Quiérese decir con esto que no siempre las palabras están nuestro gusto, lo cual produce en las almas sensibles una inefable sensación de soledad semántica que, de no ponérsele freno, deviene en suave melancolía y en casos graves acedía espiritual.

  • «A FOSTIORI»
    EL LPATÍN EXPLICADO A LAS MASAS

    Tras estudiar el asunto y dada mi basta reputación como latinista (acreditada por la obtención de innúmeros cates en mi expediente), he llegado a la conclusión de que puedo proponer como solución al problema planteado por Gaussage el latinismo «a fostiori».

    Si de «primus» se sigue el superlativo «prior» y da ahí «a priori»; de «posterus» sigue «posterior» y de ahí «a posteriori» (o, ejem, «a futuro»); de «fortis» sigue «fortior» y de ahí «a fortiori»… haciendo diversas trampas —que no me voy a molestar en explicar para no instruir a las masas en el arte de la manipulación— podemos deducir que de «fostia» podría surgir el superlativo «fostior», el que más fostias reparte, y de ahí «a fostiori», a base de hostias.

    Y esta es mi contribución de hoy a la ciencia pragmática.

  • El paso de fostia a fostiator es fácil de explicar; lo de documentarlo va a estar más difícil. Más problemático va a resultar lo de justificar el paso fostiator > fosti(at)or> fostior, con caída de la sílaba tónica (entre otras caídas). Algo se me ocurrirá.

    (Y esta es mi segunda contribución de hoy a la ciencia o así).

  • ¿Ustedes no ven telediarios o qué? El mundo se acaba con todas las bellas personas humanas, porque los robost van a empezar a dar telediarios y saludar a vecinos en los ascensores. SIN NINGÚN SENTIMIENTO.

    Y también ya las hay ellas, las robóticas , en ejercicio de traviesas damas de compañia.

  • Ser de Guadalajara en España pues si que no es nada del otro mundo, pero tampoco ser nacido y vivido en Irún y no por ello lloro más que si hubiera nacido en Majadahonda o en Torreperojil. Lo bueno es que no tienes que ser nacionalista ni nada.

  • Hagamos, mientras circulamos en el tranvía, un ejercicio mental, reservado en nuestro cerebro a aquellas circunvoluciones donde habite la capacidad de la imaginación y la utopía. Pensemos en un mundo en silencio, donde ni los vehículos, ni los bichos, ni las personas emitan ruido externo alguno. Pensemos, por aquello de otorgar mayor verosimilitud a una escena de ciencia ficción, que aguzamos el oído hasta límites insospechados y que el silencio dura apenas unos segundos. Cinco, seis, acaso siete, quizá ocho. Oiremos leves borborigmos; los más diestros en esto del oír, hasta la circulación de la sangre, y todos un leve chisporroteo: chrrpshhshhhxxhh, chrrpshhshhhxxhh. ¿De dónde procede? ¿Qué lo causa? Fijemos nuestra atención en esa rubia con exceso de maquillaje y cabellera cardada. Tiene cara de sueño, pero no se abandona a la morbidez de la pereza. Hay un punto, en su mirada, de resolución que adivinamos mezcla de gallardía y altivez, pero queda desmentido por el rictus de su boca, que ofrece al conjunto de su rostro el retrato de la duda. Viste bien y reconocemos la valía de algún complemento. Un bolso. Unas joyas. Un reloj. La sabemos satisfecha. El sueño obedece a una noche de furor cohabitacional. Pero esa sensación dubitativa… Es lo que produce el chisporroteo: chrrpshhshhhxxhh, chrrpshhshhhxxhh. Cortocircuito cerebral. Sensaciones contradictorias que trata de armonizar. Piensa: «Me gustó». Piensa: «¿Debería gustarme?» La furia escrotal de su contrario arruinó ciertos esfínteres. El cerebro de su contrario, desmadejado por el abandono, dejó escapar entre ayes y suspiros palabras reservadas a la conducción de vehículos en situaciones de peligro. No contento con las estocadas de carne, fustigó las nalgas con el cinturón de cuero. Todo ello, evidentemente, con la aquiescencia de la muchacha. Piensa: «Me gustó». Piensa: «¿Debería gustarme? ¿Es el placer de la supeditación coherente con mi conciencia feminista?» Chrrpshhshhhxxhh, chrrpshhshhhxxhh. En estas hondas cogitaciones, más bien imaginaciones basadas en nuestra poderosa intuición, hemos gastado el breve viaje matutino en el tranvía. En estas hondas cogitaciones, que ahora compartimos con ustedes, nos hemos deleitado mientras los chirridos del vehículo público y el rugir de los autos en el exterior impedían escuchar chisporroteo alguno. Chrrpshhshhhxxhh, chrrpshhshhhxxhh.

  • Por gentiles, bellos y salerosos, en los últimos meses hemos recibido tres ofertas, aunque quizá quepa decir mandatos para no hablar de estrictas órdenes, de connubio. O lo que hoy en día se entiende por tal, y que se reduce a una cohabitación sin requerimientos burocráticos. La primera oferta se hizo tras dos semanas de allegamiento (con descansos). La segunda, créanlo, tras dos semanas de paseos, cine y poleomenta, mas sin haber yacido (esta, por pintoresca, merece relato aparte). La tercera, tras un fin de semana de furiosa pornografía con alguien a quien veíamos por segunda vez en nuestras vidas. ¿Do queda el hermoso ritual del noviazgo en esta época de aceleración y francachela? ¿Do queda el rito del conocimiento mutuo, carnal y psicológico, antes de desbarrancar en la vida comunal? ¿Tan brava es nuestra venosa, que con cuatro embestidas ya reconocen las hembras al macho perfecto con quien procrear? Pensemos con detenimiento. ¿En verdad vinieron esas ofertas por ser nosotros gentiles, bellos y salerosos? Desmintámonos rotundamente. Tales ofertas llegaron, tales órdenes se nos dieron, por tener nosotros, con seguridad y sin ninguna duda, cara de perfectos gilipollas.

  • Alvaroquinn
    Martes, 28/03/2017 a las 14:42
    Cuando se han aprovechado de mí siempre he dado las gracias después, porque me han educado de esa manera.

    Es lo correcto Alvaro y te educaron muy bien. Pero te veo muy optimista en ese “cuando”.
    O quizás es que alguna vez tú has sacado provecho de alguien.
    Siempre sacan provecho de nosotros, siempre.
    A veces tiene recompensa.La mayoría de las veces no.
    Lo de sacar me recuerda al anciano que comentabas el otro día.
    “Yo no robé, yo cogí”
    Cosas de la semántica.
    Uno prefiere pensar que lo que hace es DONARLO, que nunca se lo cogen.

  • Mientras algunos se dedican a inventarse etimologías o pensar marranadas en los tranvías, otras nos pasamos el día maquetando textos porque sí, porque algo hay que hacer, y porque la gente que tiene ocurrencias continuamente son un peligro, hijas, como lo siento os lo digo, no dan más que trabajo.

    Así que tras mucho negociar, porque yo esto no lo veo nada claro y al final vamos a tener 600 PDF o más y no es plan, he llegado a un acuerdo que os resumo para que estéis informadas, porque una es mucho de la transparencia.

    – Publicaremos en PDF los textos a partir del 1 de enero de 2017. Todo lo anterior, que son tres años, queda de reserva y a mi criterio.
    – Las series se publicarán aparte excepto:
    a) que el autor no quiera
    b) que no quiera servidora
    c) que haya un compromiso editorial
    – En lugar de como hemos estado haciendo hasta el momento, PDF individuales por autor, agrupados por Meses. Así tendremos Papeles de enero, febrero y marzo…
    – Nada de virguerías de diseño ni maquetación de revista: OpenOffice puro y duro.
    – Habrá EXTRAS agrupando comentarios sobre asuntos concretos, como hizo el otro día el señorito con las opiniones sobre libros, libreros y librerías, que quedó muy lucido.

    De momento hay unos cuantos PDF colgados en la sección Los Papeles, pero voy a quitar algunos para que sólo queden las publicaciones por Meses, Extras y Series.

    Y por el momento eso es todo.

  • ¡CÖNIO! ¡Si ya estaba dicho!

    “Un intelectual es alguien que encontró algo que le resultó más interesante que el sexo”.
    Aldous Huxley

    (Interesante versus posible, viable, en todo caso errando con la sustitución)

  • Le enviaré una foto mía vestido de picador a doñita Bellpuig para que la ponga al lado de mis textos y en su mesilla de noche.

  • MIRA QUÉ COINCIDENCIA
    Sería la hora a la que Bremaneur practicaba el análisis del chisporroteo de rubia cuando hallábame yo en un autocar interprovincial en otro punto del Imperio. Trataba de leer este artículo sobre gritos y onomatopeyas animales —diréis que me lo invento para que pegue mejor pero erraréis—, mas no podía. Otro viajero a mi lado, vestido de vestido talar —azul cielo la túnica toda ella con su capucha y holgada para que él se esparrancara a gusto—, rezaba inacabables oraciones mientras asía un rosario africano. Mi natural pusilanimidad robustecida con sus voces me ha tenido todo el viaje con las orejas tiesas y sin poder concentrarme en los otros llamados animales del artículo que os he dicho, previendo que a una de estas iba a dejar de orar y se iba a poner a gritar SALÁ MALICÚN ESTO SUN TARARACO o una cosa así de las que se dicen en los autobuses.

  • Buenas tardes a todos:
    He leído a la Srta Bellpuig, y me he alegrado muchísimo de haber imprimido ya todos los papeles que se podían imprimir hasta este momento, que me gusta el formato, con el amarillo y las ilustraciones, y me temo que alguno desaparezca, si es que he entendido bien, y lo que vamos a poder imprimir ahora son los textos de las entradas de cada uno de los autores, pero sin adornos ni colores, ni nada , y sólo los del mes en curso. Y si los autores se dejan. Y si a Bellpuig le apetece.
    Tengo una caja grande, de esas de proyectos, donde guardo varias carpetas, con el CHOPSUËY 3D, los papeles, a Kantazo limpio, etc.
    A mí también me parece fantástico el comienzo de A Kantazo… con lo de Guadalajara, pero : es una pena, que a este último libro, las hojas de DinA4 le vienen grandes, y estaría mucho mejor en un libro de verdad, tipo el de La Autocrítica de Perroantonio, con papel bueno,con letra bonita, y con hojas, del tamaño apropiado al texto, cosidas en cuadernillos.
    Que no sé escribir, pero que en cambio, leer me encanta. Y si un libro me gusta, me apetece que el continente no desmerezca del contenido.
    ¿ Se animaría el autor a publicarlo en plan tradicional ?

  • jrG Martes, 28/03/2017 a las 14:58

    Alvaroquinn
    Martes, 28/03/2017 a las 14:42
    Cuando se han aprovechado de mí siempre he dado las gracias después, porque me han educado de esa manera.

    […] Siempre sacan provecho de nosotros, siempre.

    No sé si el plural es por las personas educadas y los aprovechados son los maleducados, si te refieres a la humanidad y ellos son los alienígenas, o si las que se aprovechan siempre son la mujeres. ACLÁRALO, jRg.

  • ¡Seño, seño, que lo que dice Mortadelito de los favoritos es una mentira podrida así de grande y lo que le pasa es que es un niño muy envidioso y un día se va a morir de tanta envidia!

  • Leo aquí que Yves Meyer tiene 77 años y ha leído el “Mío Cid”. Todavía hay esperanza entonces. Como no sé muy bien lo que son las ondículas, me voy a la wiki:

    Las Transformadas de Ondículas (TO) están dadas por la Transformada Ondícula Continua (TOC) y la Transformada Ondícula Discreta (TOD). Son dos herramientas que permiten el análisis de señales de manera similar a la Transformada de Fourier con la diferencia que la TO puede entregar información temporal y frecuencial en forma cuasisimultánea, mientras que la TF sólo da una representación frecuencial. De acuerdo con el principio de incertidumbre de Heisenberg, existen limitaciones con la resolución en el tiempo y frecuencia, pero es posible realizar un análisis usando la Transformada de Ondícula, que permite examinar la señal a distintas frecuencias y con diferentes resoluciones. La TO da una buena resolución temporal y baja resolución en frecuencia para eventos de altas frecuencias y da una buena resolución frecuencial pero poca resolución temporal en eventos de bajas frecuencias.

    Yo me quedé en la Transformada de Fourier y pensaba que con eso y el teorema de convolución, estaba casi todo dicho en cuanto a análisis y transmisión de información. Nunca terminará uno de aprender, la vida es demasiado corta.

  • Y ya que va bastante de libros, comentaré alguna cosa sobre los recomendados por ustedes .

    – Por ejemplo, el “Elogio de la Sombra”, de Tanizakis . Que lo he leído. Y sí, comprendo que a un pintor, a un arquitecto, les pueda emocionar, con lo de los rincones oscuros, la luz de una vela reflejada en los dorados y las lacas mates, pero a mí, sólo de imaginarme esas tazas con la pátina dejada por las manos grasientas , esa plata ennegrecida… esa craca, en resumen, me ha dado una grima espantosa. Y he comprendido perfectamente que los japoneses hayan abandonado sus tradiciones , al grito de ¡ Luz, Más Luz ! ( y mucha más agua y jabón )

    – Otro ejemplo ; Como me había divertido muchísimo HHhH, el libro de Laurent Binet sobre el asesinato de Heydrich, y como alguno de ustedes recomendaba “La septieme fonction du langage ” también de Binet, sobre el imaginado asesinato de Roland Barthes, y lo tenían en V.O. para mi kindle, me lo compré ipso flauto.
    Y puede que sea muy divertido para quienes conocen bien a Barthes, ( yo lo ví en un “Apostrophes” de los de Pivot , me pareció un insoportable y un creído, y nunca leí nada de él) ,y conocen también a Derrida, a Foucault, a Althusser… Pero yo me he quedado tan fuera del libro como si hubiera sido un libro sobre cotilleos de la gente que sale en las revistas y en los programas “del hígado”.

    – Estoy muy entretenida con “The Dice Man” de Luke Rinehart. Ya lo tenía en el kindle, en lista de espera, pero como lo recomendaron ustedes, le he adelantado el turno. Pero mi duda es : ¿ Me compro “Invasion” , el de ciencia ficción con las bolas peludas ? O ¿ No voy a ser capaz de leerlo ? Hay que tener en cuenta que soy una viejecita bastante bruta…
    Si alguien me saca de dudas, se lo agradeceré.

  • Procuro fijarme
    Martes, 28/03/2017 a las 16:04

    Todavía recuerdo con escalofríos un viaje en autobús en el que un viejuno, sentado varias filas más atrás, le contaba con voz estentórea a una pareja la historia de los gatos desde el Egipto faraónico hasta ayer. No escatimaba detalles con un tono de voz monocorde e irritante hasta el infinito. Si han visto La cena de los idiotas, con su bovino protagonista y su monomanía flaubertiana, reconocerán el tipo del que les hablo.

  • Qué mal me he explicado, Viejecita.
    – Los PDF incluirán los textos publicados en el mes (excepto las series), en lugar de que hagamos un PDF por cada una de las entradas.
    – El diseño será idéntico al actual. Aunque el resultado es muy aparente, está hecho con un simple procesador de texto. Podríamos mejorarlo usando InDesign, como hicimos el CHOPSUEY 3D, pero eso supone trabajo extra.

  • Vamos por partes.
    Viejecita, siento haberte hecho perder el tiempo con “El elogio de la sombra”. Estamos envueltos por la pátina del tiempo limpia o sucia y
    para que la luz sea visible, es necesaria la sombra y esta es el matiz.

    Procu, tu lo que quieres es que me coma el tigre y que además me extienda.
    Me ha sonado curioso lo que mencionaba Alvaro de que cuando se han aprovechado de él, siempre ha dado las gracias.
    Recuerda a los católicos poniendo la otra cara después de la bofetada en uno de los lados.
    Y es siempre se saca provecho de nosotros, de todos nosotros, y de ellos y de ellas y de los alienígenas.
    Sacamos provecho de todo y de todos, y lo hacen igualmente con nosotros.
    La cuestión es sólo el valor que los otros obtienen por lo que tú has donado o de lo que se han apropiado.
    Una vez que lo donas, no caben lamentos. Tú lo donas y con lo que se haga con ello después, ya es cosa del que lo aprovecha o lo vende o lo quema o se lo apropia.
    Que se saque provecho de lo que haces es un orgullo, ya que le concede un valor que igual tú no dabas, o que no te servía, o que eres generoso.

    Y en el artículo del país, más que glosar el logro matemático de Meyer, tratan de hacerlo Español y afecto al PSOE. Aunque tenga razón en mencionar los matemáticos patrios, que existen y hacen sus contribuciones. Pero es que las matemáticas siempre han tenido en Francia buen asiento.
    Por cierto que la transmisión de la información me resulta magia, y muy lejos de lo poco que sé de matemáticas.

  • Procuro fijarme
    Martes, 28/03/2017 a las 16:23
    No sé si el plural es por las personas educadas y los aprovechados son los maleducados, si te refieres a la humanidad y ellos son los alienígenas, o si las que se aprovechan siempre son la mujeres. ACLÁRALO, jRg

    Noooooo, tú silva.

  • Llevo todo el día tarareando Tú juegas con mi corazón de Un pingüino en mi ascensor. ¡Que alguien me dispare en una pierna!

  • Iconografía de los santos

    San Perroantonio de Bilbilis. Centurión romano, doctor en lenguas, vate de pluma ágil y verbo ácido que prestó sus servicios en Bilbilis, hoy Bilbao, donde le advino la fe y como le vino se le fue. Sufrió martirio por sus intentos de latinizar aquellas tierras de bárbaros por medio de la ironía y la sátira. Se le representa con tonsura completa de monje, camándula y disciplinas de tosca factura de anacoreta, barba de doctor de la iglesia, coraza, caligae y manto de legionario y son sus atributos un gladio en la diestra y un libro abierto en la siniestra. En ocasiones aparece con un pajarillo susurrante sobre el hombro y una pierna en flexión sobre una roca, en actitud de acometer. Se le venera poco, esporádicamente y en lugares generalmente deshabitados e inaccesibles.

  • Si vas a Bilbilis pregunta por la Doloribus.

    jrG Martes, 28/03/2017 a las 19:14
    Procu, tú lo que quieres es que me coma el tigre y que además me extienda.

    ASÍ ES.
    Me ha gustado mucho tu respuesta.

    Ximeno de Atalaya Martes, 28/03/2017 a las 17:54
    Procurito: ¿Ta cuerdas?

    Muy bonita actuación, Ximeno. (Pero yo no fui contigo a ese concierto, piensa bien a ver con quién estabas).

  • Muy bonita actuación, Ximeno. (Pero yo no fui contigo a ese concierto, piensa bien a ver con quién estabas).

    Pues cualquiera diría que te hubiera gustado.
    Yo solo preguntaba si te acordabas de una canción que se hizo muy famosa hace muchos años y por eso se te podía haber olvidado ¿no?

  • De nada Sr Perro. Me he encontrado esta tarde, ordenando papeles, con unas fotocopias de la ICONOGRAFÍA DE LOS SANTOS (con 325 ilustraciones), de Juan Fernando Roig. Pbro. EDICIONES OMEGA, Barcelona 1950 y entre que lo tiro no lo tiro me puse a hojearlo y ahora ya recuerdo por qué en su día hice y encuaderné esas fotocopias.

  • Consultando sus completos índices se aprende que el patrón de los artistas en general es San Lucas, excepto para las gentes del teatro, que son San Ginés Romano y Santa Pelagia. Por libre van los escultores en piedra que gozan del patrocinio de Los Cuatro Santos Coronados y San Reinaldo, supongo que indistintamente. Los de la madera, metal, barro y demás no tienen especialidad y caen en la general del mentado San Lucas. También a su aire, y ésta se sabe, van los músicos que se encomiendan a Santa Cecilia. Los escritores en general y los publicistas tienen a Santa Teresa de Jesús, excepto si son periodistas que han de ponerle velas a San Francisco de Sales.

  • Tenía yo un “Santoral extravagante”, de la Editora Nacional, libro que alguien de mi entorno que no voy a citar consideró cosa sin interés (pese a que yo lo había comprado para mi ilustración y solaz) y envió al reciclado. Si estas cosas me ocurren en vida, ¿do irán a parar mis libros cuando fenezca, oseasé, la palme? Efectivamente, al contenedor azul.

  • Ya conté que en el Zulo fui recopilando botellas de vino que consideré excepcionales tras su cata y degustación, incluyendo múltiples magnums.
    Mi suegra (qepd) consideró que aquellos “cascos” eran cúmulo de polvo y ordenó su destrucción.
    Así acabará mi humilde y resquebrajado casco, olvidado y preterido, como mis entradas.

  • JrG : No me ha hecho perder el tiempo con la lectura de “Elogio de la Sombra”. Lo leí de una tacada, que se veía como eran las casas japonesas tradicionales, y te metía dentro de ellas, y veías lo que Tanizaki describía como si lo estuvieras viviendo… Ya me avisó usted que no me arrepentiría incluso aunque no me gustara , y no me arrepiento . Lo que digo es que no me gustaría beber en unos tazones que no estuvieran relucientes, vivir en la penumbra, entre reflejos, pero sin tener luz buena para leer,( yo que uso las bombillas más potentes que encuentre , que si no, se me cansan los ojos ), y, sobre todo, la descripción de los excusados, fuera de la casa, en el jardín, para estar rodeados de vegetación, pero teniendo que salir fuera, y con los suelos y paredes de madera, o de bambú, con espacio entre las lamas para que se filtrasen los desperdicios…
    Me ha dado el ataque de limpieza, y me estoy dedicando a pasar la vaporeta por los azulejos de cocina y cuarto de baño, que llevaba siglos sin hacerlo. Y frotando las manillas de las puertas con alcohol…
    Además, mi tiempo no es tan valioso. Lo puedo perder con la mayor tranquilidad. Así que, le agradezco la recomendación. Aunque no me gustaría nada vivir en una casa tradicional japonesa.
    Prefiero una casa vasca. Con olor a madera encerada , a espliego, y a manzanas.

  • Gracias Srta Bëllpuig por el enlace. Ya tengo todo impreso. Además de lo anterior.

    Marqués : ¿ Por qué dice usted que sus entradas acabarán olvidadas y preteridas cuando ha sido usted quien ha dicho que no quería que se publicasen en los Papeles del CHOPSUËY ? ( Al menos, así lo entendí yo, cuando le leí el otro día, pero claro, yo entiendo frecuentemente las cosas al revés )
    Aunque en lo de Quien ha escrito en Chop Suey, sale un tal Fernando García, con 51 entradas, ni olvidadas ni preteridas . ( están por orden alfabético , y justamente, bajo la M, hubiera quedado más abajo )