Diacronía (a)política provinciana o por qué tu abuelo se avergonzaría de ti

SANTENDER
Por Chino Cudeiro.

Pongamos que lo eligen a usted para dirigir un municipio. Pongamos que adopta como leitmotiv de su gestión el interés común. Pongamos, por último, que los medios a su alcance son netamente superiores a los de los municipios cercanos. Ya tiene usted el viento en popa para someter a cualquier grupo indeterminado de congéneres que se oponga a lo que reclame el grupo medianamente determinado de congéneres al que usted representa.

Algo parecido debieron pensar los responsables del Ayuntamiento de Santander allá por los siglos XVIII y XIX. Aunque igual es mejor empezar por el principio.

El origen histórico de Santander es incierto. Etimológicamente, sin embargo, no hay tantas dudas: en contra de la creencia popular, el nombre no proviene de San Andrés, sino que el consenso más o menos generalizado es que deriva de San Emeterio, y este, a su vez, de Portus Sanctorum Emeterii et Celedonii, los Santos Mártires municipales oficiales —no oficiales tenemos muchos más—.

Santander surgió al albur del comercio marítimo civil y militar, beneficiada por una ubicación geográfica y una bahía que ofrecían un lugar idóneo para acomodar asentamientos temporales. A mediados del siglo XVIII en la provincia también despuntaban Santillana del Mar (que ni es santa ni es llana ni tiene mar) y Laredo (que es Laredo).

A medida que la ciudad comenzó a desarrollarse, fueron surgiendo algunas piedras en el camino: invasiones, saqueos, infecciones y un etcétera de lo más ameno. La población, en consecuencia, no es que anduviera muy boyante. Cedo la palabra al insigne canónigo suizo Pellegrino Zuyer: «La mayor parte de la gente es muy mezquina y mal vestida, en particular las mujeres y siervas van casi todas descalzas poniéndose a lavar en el más riguroso invierno, metiéndose en el agua hasta media pierna. Y he observado que esto lo hacen demás personas que pretenden ser nobles, solamente por ganar dinero, del cual son en gran manera ávidos, más que en ningún otro puerto de mar y no entra casi ningún bajel por el mal trato que reciben en cuestión de interés». Joder con Pellegrino, menudo pico tenía.

El caso es que, a mediados del siglo XVIII, el consistorio empezó a vislumbrar opciones para medrar. Opciones asociadas, como ya habrán supuesto, al runrún burgués, a la realeza y a la Iglesia católica, no necesariamente en ese orden.

Una disputa regional que venía de lejos era la elección de la sede del obispado. En 1754 Santillana del Mar (que sigue sin ser santa ni ser llana ni tener mar) reclama que la sede se aloje en la Abadía de Santillana. Santander se había ganado tradicionalmente los parabienes de las fuerzas vivas por su relación con la armada (al final del reinado de Felipe II los santanderinos fueron testigos de primera mano del desastre inglés cuando los restos de la Invencible llegaron a sus aguas). Recogen algunas crónicas que «la suerte quiso que cerca de Fernando VI se hallase un montañés de pura cepa, el jesuita Padre Rábago, quien recibía al monarca en confesión y era su consejero áulico» y que «quiso también la fortuna que, apoyando los deseos del jesuita, se moviese en la Corte con gran desembarazo la influencia de otro montañés preeminente, aquel don Juan de Isla y Alvear». Así que, en román paladino, la fortuna lo que quiso es que el confesor del monarca, con sus pecadillos disolutos apuntados despacio y con buena letra, y un mecenas de la zona remaran en pos del interés común —que de tan común que era rayaba con el propio—. Finalmente, el abad de Santander ascendió a obispo, y la colegiata pasó a ser catedral.

Ya constituida oficialmente como ciudad y como sede del obispado, Santander se lanzó a continuación a por la capitalidad provincial, título que, como sede del corregimiento, le pertenecía desde 1629 a Laredo (que sigue siendo Laredo y a cuyos ciudadanos se los conoce como pejineses, que proviene de pejes, que a su vez deriva del latín piscis, o sea: peces). El Ayuntamiento de Santander, sumido en el asombro ante semejante injerencia, se ve entonces obligado a defender los intereses de sus ciudadanos. A continuación se extractan los motivos que alegó el consistorio santanderino para defender en sus justos términos su candidatura: «Ha sido Laredo en estos últimos años la residencia ordinaria de sus gobernadores y Corregidores, los cuales han tenido allí por casa de su propia y libre habitación, la de la villa. Y como ella es un pueblo corto y miserable y arruinado, han podido subsistir con gran economía sin la necesidad que tendrían en otra parte al mantener el decoro, aparato y lucimiento correspondientes a su carácter». Que igual la idea original se limitaba a defender objetivamente la candidatura de Santander, no digo yo que no, pero al final alguien se vino arriba y un poco de mierda encima de Laredo sí que cayó, para qué negarlo. Aunque quién soy yo para juzgar al prójimo.

Por si no había quedado suficientemente claro, añadieron que «Laredo, por haber sido villa de cabeza de partido, quiere disputar a Santander el que éste lo sea de la Provincia, y es un rincón el más a propósito para toda clase de contrabandos. En dos horas, o poco más, de una noche, pueden introducirse allí desde Vizcaya cualesquiera géneros. (…) ¿Y qué es Laredo, para ser cabeza de provincia? Es un pueblo a manera de arrabal corto y miserable que camina años ha a su última ruina. Un pueblo que siendo en otro tiempo pueblo de pesca, ni aún eso puede ser hoy sin continuos riesgos, porque el mismo mar ha huido desde allí llenando de arenas el recinto de sus muelles y retirándose cada vez más. (…) Siendo, pues, ya Santander la capital de aquella provincia marítima, ¿en dónde, si no allí, debiera residir un Gobernador o Intendente? Si así no fuese, o si el gobernador residiera en Laredo por haber sido antes del partido, sería una especie de monstruosidad política, pues la capital de provincia estaría sin cabeza o jefe natural de ella». ¿Alguna pregunta más, señoría?

A finales de 1802 el pregonero anunció la Real Orden por la que se levantaba definitivamente la subordinación de Santander frente a Laredo. El corregidor se mudó a Santander para corregir desde allí lo que sea que corrija un corregidor. La batalla había terminado.

Como es de bien nacido ser agradecido, qué mejor manera de terminar que ofrecer una pequeña píldora de sabiduría para instruir además de deleitar (Çhøpsuëy™): aprovechen las lecciones de nuestros antepasados. Si alguna vez empiezan a balbucear un discurso blando e insulso, piensen en cómo lo diría su tatarabuelo. Después de todo, desde aquellas trifulcas provincianas Santander ha navegado hasta nuestros días mecido sobre un mar de progreso, mancomunidad y fraternidad… Pero ha navegado la primera, que para eso ni es santa, ni es llana, pero al menos tiene mar.

* Citas extraídas del libro Santander (biografía de una ciudad), de José Simón y Cabarga.

142 comentarios

  • Como el Marqués está haciendo las américas, vengo a poner mi parte en este Fanzine de gentes en claro peligro de extinción.
    Como minoría no tenemos ningún interés y por ello no cobramos ni IVA ni somos hecho imputable.
    Como etnia y religión carecemos de interés.
    Los gustos imperantes nos alejan de las minorías dominantes.
    Como animales somos non gratos para Greenpace, para la comunidad aria y antisemita, para la izquierda para la derecha, para el orgullo gay, lésbico, feminista, buenista, travestista, revolucionario y enemigos del Hola de Vaniti Fair y de los grandes tabloides, así como de popes y santones varios.
    Tenemos la esperanza de los pobres.
    Muchos firman con un pseudónimo por mera discreción, para que sus cuñados no sepan quienes son y sus hijos no se averguencen de ellos.
    En mi caso con un nombre que si lo pinchas en Google da 1.217.324 entradas, no me hace ni falta.
    Soy tan pobre, que otra cosa puedo dar…”pasarän más de mil años … muchos más…” (como decía la canción).
    CHOPSUEY el fanzine que no cobra ni impuestos.
    CHOPSUEY fanzine para los extintos.
    Chino, viva LAREDO y SINTENDER.
    Banda sonora cutre para la entrada. (no habla del mismo Laredo) pero la aportación de las BACCARA no puede quedar sin su minuto de gloria.

  • Un pueblo que siendo en otro tiempo pueblo de pesca, ni aún eso puede ser hoy sin continuos riesgos, porque el mismo mar ha huido desde allí llenando de arenas el recinto de sus muelles y retirándose cada vez más.

    La pura verdad.
    Los de Castro Urdiales llaman a los de Laredo tiñosos; por lo menos los de Santander no les dicen eso, ni piojosos tampoco.
    He disfrutado mucho, Chino.

  • Estuve en Santoña donde me advirtieron que para ir al Laredo debía ponerme primero una inyección contra la tiña.
    También me hablaron del puente que une ambas localidades, hasta hace poco muy peligroso. Uno que iba en moto estuvo a punto de caer al vacío.
    Me ha dado mucha alegría leer la entrada de hoy, Santander, novia del mar, y que tiene sus cosas.

  • No hay un puente entre Laredo y Santoña, Claudio. El puente está en Treto (latín TRAIECTUM, la misma palabra lo dice: en el camino de la costa), antes se pasaba en barca. Santoña tiene las mejores vistas de la provincia porque se ve todo Laredo.

    Estuve en Santoña donde me advirtieron que para ir al Laredo debía ponerme primero una inyección contra la tiña.

    Contra la tiña que habrías cogido en Santoña, seguramente.
    Noto que esto se me está empezando a ir de las manos de la razón, os tengo que dejar.

  • Le preguntaría al señor Carrero Blanco si no se arrepiente de haberse metido en política (por el bien común, como dice el Chino Cudeiro), pudiendo haberse quedado a vivir egoístamente en su villa natal, Santoña, sin lugar a dudas, el pueblo más bonito de España, y donde cada hombre toca a cuatro mujeres.

  • He pasado años veraneando junto a un pueblo llamado Tiñosillos.

    En Santader pasé una noche muy entretenida con Carlos García-Alix y Merc. Compré un collage que me sigue fascinando. De allí, Carlos y yo nos fuimos a las Vascongadas a ver a Perroan y a pergeñar los primeros Fumanchungos.

  • Hace unas semanas buscando sobre Celedonio, que es golondrina, descubrí que éste y Emeterio, que traduce por media fiera y no, como sería lógico, por vomitivo, ambos los dos patrones de Santander, eran en realidad de Calahorra. A Santander llegaron sus calaveras navegando en una barca de piedra, copiando a Santiago Apóstol que atracó, éste de cuerpo entero, en Iria Flavia, donde lo de Cela. Es decir, que Santander, visto lo de los patrones y lo que cuenta el Chino en la entrada, tiene un historial de apropiaciones.
    Estas cosas posiblemente eran el pan de cada día porque San Froilán, que era del mismo Lugo, acabó enterrado en Astorga y por los despojos, que si eres santo les dicen reliquias, hubo pleito reñido que, como Salomón con el bebé, sin tests de ADN a mano, se solucionó con un reparto. La cabeza o, como diría Perroantuan, el cenicero en Lugo y el cuerpo en Astorga. O viceversa, que pasado tanto tiempo no recuerdo. Los pleitos son, en muchas ocasiones una solución absurda y larga con pretensiones de racionalidad a un problema sencillo que tendría un rápido remedio a hostias. Uséase, que para acabar descuartizando al santo no hacían falta las alforjas de un pleito, digo yo.

    Por cierto, que la Gata ha vuelto.

  • Me alegro mucho de que hayan disfrutado. El texto no está al nivel de la ilustración, pero he hecho lo que he podido.

    Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 22/02/2017 a las 08:04
    No hay un puente entre Laredo y Santoña, Claudio. El puente está en Treto (latín TRAIECTUM, la misma palabra lo dice: en el camino de la costa), antes se pasaba en barca. Santoña tiene las mejores vistas de la provincia porque se ve todo Laredo.

    «Estuve en Santoña donde me advirtieron que para ir al Laredo debía ponerme primero una inyección contra la tiña».

    Contra la tiña que habrías cogido en Santoña, seguramente. Noto que esto se me está empezando a ir de las manos de la razón, os tengo que dejar.

    Jajajajaja. Si lo pregunta usted en Colindres, la ría es la de Colindres, y el puente está, cómo no, en Colindres. Misterios de la geografía patria. Los de Santoña es cierto que son harina de otro costal, han conseguido llevarse mal con los de Laredo, los de Colindres, los de Castro Urdiales y, especialmente, los de Santoña. Me recuerdan un poco a los escoceses.

    Claudio Sifilis dice:
    Miércoles, 22/02/2017 a las 08:37
    Santoña, sin lugar a dudas, el pueblo más bonito de España, y donde cada hombre toca a cuatro mujeres.

    Eso es porque gran parte de los hombres están en El Dueso, lo que facilita las tareas de apareamiento al resto de conciudadanos. Eso es trampa.

  • En el episodio 16 del anarquista enamorado, el Druida se encontró con Carrero Blanco y en una escena suprimida del texto final le preguntaba al presidente dentro del coche si no hubiera sido mejor quedarse en Santoña toda la vida.
    Carrero Blanco contestaba: ¡Qué pregunta más tonta, muchacho!
    Entonces el coche explotaba.

    Lo suprimí porque me pareció una falta de respeto preguntarle al alguien antes de morir si no se arrepentía de su vida. Y la respuesta de Carrero creo que no podría ser otra.

  • Maravillosa esta fundación mítico-comarcal-quítate-tú-pa-ponerme-yo de Santander, Chino. Los de Laredo son tiñosos, Santoña es un desagüe elevado a la categoría de villorrio, Castro es la hermana fea, solterona y troncuda de Algorta y solo en los pueblos repartidos aquí y allá, con una belleza enterrada por sucesivos y complementarios holodomores urbanísticos, hay salvación. Me apunto la biografía de la ciudad que citas.

  • La apropiación de santos patronos es cosa que viene de antiguo, al fin y al cabo el santoral da para lo que da y pueblos hay a porrillo, entonces, si no tenías santo patrón, puestos a buscar uno, pues el que tuviera más cartel, a ver, no ibas a escoger uno al que no se le conocieran milagros. Otrosí en el caso de que hubieran ocurrido calamidades; en estos casos, el personal, a falta de mejor explicación, le echaba la culpa al santo, por haragán, probablemente impulsados por el alcalde, a quien nadie se atrevía a otro tanto.
    Viene lo anterior a cuento, o no, de que a mí no me gustaba Laredo pero ahora sí me gusta, a raíz de que fui en invierno, cuando había mucha menos gente y no se me enfaden los pececillos, porque esa gente estival suplementaria son todos, o en su mayor parte, del mismo Baracaldo.
    Santander también me gusta, porque fuimos con el colegio y comimos bocata de tortilla de patata frío en la playa del Sardinero y vimos aquel campo de fútbol, que no nos pareció de tanta categoría para el nombre que gastaba, Campos de Sport de El Sardinero, que le decían, pero tampoco nos pareció mal porque nos gustaba el fútbol más que a un tonto una tiza.
    Todo esto y alguna cosa más se las conté, para hacerle rabiar, a un pasiego que hizo la mili conmigo. El pasiego era del Racing, “el Racing es un gol” dejó inmortalizado en piedra, y yo para joderle le decía que había visto muchas veces al Racing, “contra el Baracaldo”, esto le sacaba de quicio, era un fenómeno, un tío que contaba unas anécdotas de su pueblo para partirse.
    Al final por tanto todo es cosa de pueblos, porque todo el mundo es de alguna parte y de quién te vas a reír si no es del de el pueblo de al lado. Fue precisamente aquel muchacho el que me instruyó en aquellos hermosos ripios vecinales de su provincia, a saber, “Ontón, en cada casa un cabrón”, “Solares, donde cuatro huevos son dos pares” y uno de Noja que sabe todo el mundo.
    Un fenómeno, como digo, del que guardo una imagen imborrable, de pie en la garita, rodeado de niebla, casi fantasmal, sosteniendo en la mano derecha un ejemplar de bolsillo de En busca del tiempo perdido.

  • Para ser una Gata, se expresa como un hombre jodido.
    Lo exponencial lo comprendemos poco y mal.
    Escribí una entrada que no he enviado (para su alivio general, y no enviaré, lo prometo) sobre lo mal que el mundo entiende la función exponencial en la reproducción.

  • Para santo el de mi pueblo, SAN MARCIAL…con seriedad, autoridad, con dos guevos¡¡¡
    También me gusta el SANTO DOMINGO de la Calzada, que cantó la gallina después de asada.
    San Mamés también tiene su gracia.
    A una tía mía de Herce por el santoral que le tocaba casi le calzan de nombre Emeteria Celedonia, mi abuelo se compadeció y encontró una Santa Marina rebuscando en santorales alternativos.
    Mi madre no se libró. Isidora Genoveva, le adjudicaron… se lo redujimos a Dorita, más acorde con su tamaño.
    (creo que esto ya lo he dicho antes aquí… no se )

  • schultz dice: Miércoles, 22/02/2017 a las 10:28

    Viene lo anterior a cuento, o no, de que a mí no me gustaba Laredo pero ahora sí me gusta, a raíz de que fui en invierno, cuando había mucha menos gente y no se me enfaden los pececillos, porque esa gente estival suplementaria son todos, o en su mayor parte, del mismo Baracaldo.

    Baracaldo exporta colonos a toda la costa cántabra, desde Castro a Pechón, y es imposible transitar por las playas y/o bares de Laredo, Noja, Suances o San Vicente de la Barquera sin encontrar a algún paisano, si bien, confundidos con otros especímenes vizcaínos. Esto es así porque hemos ido dejando la visita al «pueblo» de algún ancestro (mayormente situado en las zonas próximas a los ferrocarriles, con especial incidencia del de La Robla, que trajo a los bilbados a muchas gentes de León, Palencia y Burgos) y lo hemos reemplazado por el apartamento turístico en la costa.

    Es curioso como se desplazan las mareas humanas del fin de semana. Habría que hacer algo parecido al Ventusky pero con automóviles domingueros.

  • Como observador objetivo e imparcial diré que Cantabria y las zonas aledañas a la montaña en Burgos y Palencia son algunos de los lugares más bellos de España, a pesar de la hosquedad de sus gentes.

  • Procuro fijarme dice: Miércoles, 22/02/2017 a las 08:04

    No hay un puente entre Laredo y Santoña, Claudio. El puente está en Treto (latín TRAIECTUM, la misma palabra lo dice: en el camino de la costa), antes se pasaba en barca.

    Qué bonita etimología. Por cierto, que me ha escamado mucho la de Santander. Ahí hay demasiada contaminatio.

    Me temo que Claudio habla del puente de la autopista (por eso de caer al vacío; aunque esté lleno de agua) y Proc del puente de la N-634.

  • Perro qué preciosidad de aplicación VENTUSKI.
    Gracias¡¡¡
    Sería curioso comparar en un flujo continuo temperaturas y viajeros…
    O precios noche y viajeros.

  • Puede que sea Alvaro, Perro, (pos si las moscas)GRACIAS ALVARO¡¡¡, por ese y por otros muchos…
    Incluso por las paranoias persecutorias esas que nos sueles poner para que estemos instruidos a la vez que deleitados.
    Me lo estoy pasando como un tonto con un palo (más o menos lo que uno es) pero digital…
    Antes de inventarse estas aplicaciones, imaginaros la cantidad de planos, y la capacidad mental gráfica para comprender esos flujos…

    Y venga a criticar al bueno de Mariano Medina con sus isobaras a tinta china, el pobre…

  • A mí que en la actualidad un alumno no comprenda algo con este material técnico del que se dispone, es para mandarlo directamente a hacer carreteras…
    Y fracaso escolar y tarambainas…

  • Estoy preparando un pedido de libros, pues estoy seco.
    En el catalogo de Siruela he visto un título de Dario Fo sobre un boxeador del III Reich que se titula “El campeón Prohibido”.
    Alguna referencia???

  • Curiosamente he estado en Santander (Colombia) y me voy ahora hacia Guadalajara (México).
    Leyendo a Foster Wallace aprendí lo que es un Congreso de cine pornográfico en EEUU con la entrega de correspondientes “Oscars”. Tengo la suerte de que en este momento se celebra en Ciudad de México el mismo Congreso de cine pornográfico centrado éste en América Latina.
    Me daré una vuelta a ver, seguro que lo paso mejor que Satur siguiendo al Atletismo hasta Colonia. Eso sí, mi crónica no será tan “milimétrica” como las suyas.

  • MG, me pasa lo mismo con esa señora, y todo por haber comprado una entrada para un final de frontón en Vitoria: y encima la final se aplazó una semana y ya no podía ir. Perra vida.

  • Descubrí el Ventuski ese en Twitter, pero no recuerdo si lo comenté aquí. Ni confirmo ni desmiento.

    Próximamente, más conspiranoias en su canal habitual. Permanezca sintonizado, JrG.

    Este libro me está suliveyando cantidá: El río, de Wade Davis.

  • Botillero, yo compré entradas para un concierto de Malevaje hace un año, quizá más, y llevo arrepintiéndome desde entonces. Pero llegará un día en el cual, presas de un síndrome de Estocolmo digital, no tengamos el aviso de una actualización de Java o el mail de Paula y nos sentiremos como niños huérfanos y llamaremos a Ticketea para hablar con ella y oír su voz. Cosas más raras se han visto.
    A Isidro Pintos le ocurrió que estando casado su mujer usó su mail para comprarse las lentillas por internet y empezó a recibir mails de Lucía de Opticalling. Ella le dejó por otro y él llora cada vez que recibe un mail de la tal Lucía. Incapaz de salir de ese bucle se le alarga el bache emocional y no puede cambiar de mail, que es el de la empresa. Se ha planteado dejar el trabajo e irse a vivir al extranjero pero tiene que mandarles la pensión a los niños.

  • Procuro fijarme dice:
    Miércoles, 22/02/2017 a las 08:04
    … El puente está en Treto (latín TRAIECTUM, la misma palabra lo dice: en el camino de la costa).

    Jajá, muy bueno Proc. Me recuerda a un sargento de la mili, en el Castillo de San Sebastián (playa de la Caleta, Cádiz). Estaban pasando lista y leyendo los pases de pernocta. Un recluta preguntó:

    – Mi sargento, ¿qué significa pernocta?
    – Pero mira que sois incultos, – dijo el sargento – si lo dice la propia palabra:

    PER-NOC-TAR, dormir-fuera-del-castillo.

  • Los santanderinos siempre me han parecido gente aseada, pero desconfiada, seca y malencarada. Salvo mi psiquiatra, oriundo del valle del Pas, no tengo buena opinión de la zona. Al igual que de Valencia y del Levante en general.

  • Lo malo es que un recuerdo lleva a otro. Ese mismo sargento (de apellido Troncoso, por cierto), estando yo de guardia en la puerta, me envió a echar a una panda de moteros que se habían instalado en el espigón, a unos cien metros de la entrada del castillo. Y allá que fui yo, Cetme en ristre, a pedirles educadamente que se fueran de allí. Cuando estaba llegando a ellos, cinco o seis moteros grandes como osos, se oye al sargento gritar desde el castillo:

    -¡Ochoa! !A culatazos, si es preciso!

  • Alvaro, de joven leí “Moksha” de A. Huxley. Creo que lo conocerá, y trataba de sus experiencias alucinógenas con el LSD.
    Tenía el atractivo de lo desconocido, y parecía muy profundo, era fascinante si tenías menos de 20 años y ganas de meterte en charcos para comprobar.
    Luego cuando tratas de sentir esas cosas te dás cuenta de que eso no te conecta con nada. Produce sólo una alteración de los sentidos muy curiosa en ocasiones y aterradora en otras. Experiencia en solitario y sólo individual. Peligrosa en cualquier caso.
    Imagino que esas experiencias que las tribus que acuden a sustancias alucinatorias, lo usan con una mentalidad tan diferente a la nuestra que su vivencia puede conectarles con sus dioses o espíritus o otros universos.
    Todo este asunto, aunque algunos exploradores, incluso científicos lo hayan tratado de experimentar, nunca sentirán nada parecido, pues su cerebro alberga imágenes y vivencias que las de los individuos de la tribu, ni sospechan que existen.
    Aparte escuchar las experiencias de un indígena, en un idioma tan ajeno, y con sus limitaciones semánticas, me parece muy aventurado como para que sea una conversación, y no resulte más una sugestión.
    Como que un jíbaro explique que esto no es real y lo otro si.
    Es real lo que tú quieres que lo sea, y lo que decides que es, basándote en unos parámetros que aceptas. Saliéndose de esos parámetros todo puede existir, pero no sé si será cierto más allá del cerebro.

  • Este libro es una mezcla de expedición botánica y antropológica por Colombia y aledaños. Se narran las aventuras de los que han intentado clasificar la infinita variedad vegetal de la zona y, en especial, de lo relacionado con la coca y los hongos alucinógenos, algunos de los cuales son reverenciados como dioses (tal cual) por los indígenas, quienes orientan todo su ciclo vital a entrar en contacto con dichas divinidades. No sé si conocerán algún secreto que nosotros no, pero está claro que se ponen hasta atrás de todo lo que pillan, los muy bandidos.

  • S. dice:
    Miércoles, 22/02/2017 a las 15:46
    La empanadilla que acabó con una prometerdora carrera.

    Expulsar a un tipo que sabe que una apuesta depende de que se coma o no se coma una empanadilla por comerse una empanadilla tiene toda la lógica, al igual que expulsarlo por no comerse una empanadilla. Ante todo el fair play.

  • Alvaro, pienso que esas experiencias místicas, si jamás has visto una catedral gótica, y te llevan a una de ellas … tienes que notar a Dios casi seguro, sobre todo si lo que pretendes de antemano es estar con él.
    Algunos de los principios activos de esas plantas y hongos, tienen un poder alucinógeno insospechado y potentísimo, pero estoy convencido de que el resultado de la experiencia está totalmente determinado por tu “biblioteca” de eventos y experiencias.

  • JrG, yo creo lo mismo. El libro está orientado al aspecto científico de las expediciones y al recuerdo de los maestros del autor; une la gracia narrativa con la descripción de pueblos y selvas, plantas a cholón, indígenas pintorescos, calor y mosquitos, alguna ingesta de psicotrópicos y el ameno discurrir en esas regiones de vida lenta e infraestructuras que se caen.

  • Aristide, el Cantábrico, más o menos desde Burdeos hasta Llanes, produce individuos hoscos y malencarados con tendencia a lo borde. La excepción la constituyen las gentes de los Bilbados, entre las que destacan personas tan simpáticas, dulces, entrañables y cordiales como Proc y un servidor.

  • Buenas tardes:
    Pues a mí, lo que me ha hecho muchísima gracia ha sido la ilustración, con su santificación del tender la ropa , y esa pinza enorme de madera ( que ya casi no se encuentran pinzas de esas más que en anticuarios ), y con su lavadora Fagor toda resplandeciente .
    Porque la fábrica de Fagor estaba en Mondragón, y que tiene guasa que en un relato en honor de Santander ( y de Santoña, y de Laredo ), la lavadora , que en la estampa llama la atención como un dedo vendado, sea vasca. Parece querer dar la razón a esos relatos antiguos que citaba Chino Cudeiro, sobre los sucios vecinos de aquellas villas…

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 22/02/2017 a las 18:09
    Aristide, el Cantábrico, más o menos desde Burdeos hasta Llanes, produce individuos hoscos y malencarados con tendencia a lo borde. La excepción la constituyen las gentes de los Bilbados…

    ¡ Ya tuvieron que salir los del mapamundi de Bilbao !
    ¿ Donde deja a los de San Sebastián, tan finos ellos, a los de Fuenterrabía ( ya siento JrG pero lo de Hondarribia me da alergia), y puestos, también, a los de Arcachon ?

  • Perroantonio dice:
    Miércoles, 22/02/2017 a las 17:59
    Lo del «sargento Troncoso» tiene que ser inventado, Zeppi. Suena como lo del «Oficial Matute» de la serie Don Gato.

    Por mis ninios que es cierto. Cuando se leían las guardias, a veces era difícil contener la risa, cuando coincidían el Sargento Troncoso y el Cabo Primero Armario (tal para cual).

  • También teníamos un teniente Colombo, buena gente, y tres capitanes, Moreno, Morenatti y Cauqui, que según los veteranos, representaban diversos grados de exposición al sol gaditano. Así lo expresaba con mucha gracia el teniente Colombo:

    – Después de tres años aquí, te pones Moreno. Con cinco años, pasas a estar Morenatti. Y con diez, a Cauqui.

  • Si les gusta el blues deberían ver a Joss. Y si les gusta el jazz también.
    Satur, si le gustan las chicas y, aunque no le guste ni el blues, ni el jazz, ni la madre que los parió, también.

  • En el pueblo de mis mayores me hablaron de un paisano, apellidado Placer, que haciendo gala de un humor a prueba de bomba bautizó a sus hijos con los nombres de Máximo y Daría.

  • Ayer casi fui a escuchar a John Mayall y preguntarle por Schultz, pero no.
    En cambio, sí asistí por la tarde a una conferencia de Félix de Azúa sobre Goya, espléndida. Nos mintió mucho:
    -“excúsenme pero lo que voy a explicar es muy básico y de wikipedia.”
    -“desmontaré varios mitos sobre él, desde la pobreza de su familia hasta sus amores con la Duquesa de Alba.”
    Al acabar, mencionando el traslado de sus restos mortales desde Bordeaux a Madrid a iniciativa de Alfonso XIII, no pudo reprimir un sollozo.
    Apasionarse por Goya, o por otro artista, es propio de sabios o de afortunados, o ambas cosas.

  • Goya es el más grande que ha dado la pintura Española. Picasso es una máquina de inventar y estaría en la segunda posición. Pero la increíble fuerza innovadora, su profunda visión del carácter humano de su época … su atención a cosas minúsculas …
    Todos después sacaron cosas de el. No quiero menospreciar a Velázquez en esta cita.
    Pero para mí el ranking es claro con Goya y luego Picasso. Y otros maravillosos que es muy largo citar.

  • Ximeno, veamos…
    Que la niña es muy lucida, que la banda es muy buena y que tiene dotes vocales ok.
    Que imita bien los compases y giros, también.
    Pero una rubia descalza con vestido de noche sobre alfombras persas, resulta más falsa que un billete de très euros.
    Esta más dirigida a un público sin los prejuicios que yo tengo para este tipo de música que integró en un cierto ambiente.
    Pero me pasa con Clapton en comparación con JJ Cale en el disco rumbo a escondido. Me suena más limpio y natural Cale que Clapton.
    Me estoy haciendo un cascarrabias creo.
    Los Flamencos Knopfler muy buenos.

  • ¡A Velázquez ni tocarlo!

    Sobre nombres de sargentos, yo creo que lo da el cargo, yo tuve un Sargento Jarillo, cuya alocución favorita era “aquí ya tenemos todos pelos en los huevos”, esto le valía para cualquier empeño que propusiese. Lloraba como un crío cuando nos íbamos tras jurar bandera, era un blandengue.

  • Mac, se me hace difícil imaginar al Sargento Troncoso ascendiendo hasta capitán. Era de Bollullos y hablaba un andaluz tan cerrado que a veces necesitaba un traductor, función que ejercía un recluta, un tal Camacho, del mismo pueblo. Un personaje así no lo veo de capitán en La Coruña.

  • Como una cosa lleva a otra, veo un Restaurante Casa Vasca en el mapa de A Coruña, o como se diga ahora. Me acuerdo de un restaurante del mismo nombre en Newark (New Jersey), donde íbamos varios españoles a ver partidos de fútbol, en mi primera estancia en USA.

    Como anécdota les contaré que cada cierto tiempo se cambiaba la palabra con que la comunidad hispana de Newark se refería a los negros, pues estos se ofendían con facilidad y no se les podía designar con según qué palabras. Pero el ingenio español lo solventaba con elegancia. Durante el mes que estuve allí la palabra utilizada era “falangista”. No sé a quién se le ocurrió, pero yo me descojonaba cada vez que la oía. Por ejemplo, iba en el coche con mi amigo Esteban y se nos acercaba un camarero a la ventanilla y le decía:

    – Esteban, hoy no aparques en el Wall, que vengo de allí y está lleno de falangistas.

  • Y para cerrar el círculo, diré que Ella nació en Barca y Matute, provincia de Soria. Pueblo difícil de encontrar en el mapa (en algunos no aparece), pero que existe, bien que escondido tras un túnel que atraviesa por debajo una línea ferroviaria hoy en desuso.

  • Todos tenemos nuestras rarezas. Entre las mías está la limpieza. Odio las ciudades sucias si no tienen, como mínimo, la claridad sobrenatural de Estambul. Será por lo que llueve, o por sus gentes hoscas, el caso es que el Norte en general posee las ciudades más limpias de España; con diferencia. Lo que hace falta saber es si eso sirve para algo.

  • Mi capitán, Carrillo, acababa de regresar de una misión de la ONU en El Salvador. Estaba pasado de vueltas, pero su inteligencia, y ser diplomado en Estado Mayor, más pesa lo segundo que lo primero, le garantizaban llegar, al menos, a general de brigada. Lo último que supe era que estaba como coronel en Ceuta.

  • A Goya le decían afrancesado. Me da igual, él y Picasso son mis favoritos.

    No sé si Málaga es provincia de Francia. Chopsuey no instruye ni deleita escribiendo estas cosas. Además los cuadros que pintó en España son tan buenos como los que pintó en Francia.

    Padres: José Ruiz y Blasco, María Picasso y López.

    Nombre de nacimiento
    Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso

  • Claro que en Málaga… tienen una estatua homenaje a Picasso de dos mujeres yendo al la playa en el paseo marítimo. Que es un motivo de un cuadro de Picasso. Como las mujeres están gordas, algún malagueño que no lee las reseñas anda diciendo que es una estatua de Botero.

  • Marqués no voy a discutir el segregar a Picasso por su localización. Pero entonces te pondría como segundos El pintor de Altamira, Soroya, Antonio López…

  • En España somos así. Yo no, pero como soy expatriado voluntario y’a no soy de ninguna parte para los que se quedan.
    Como uno toma la decisión de explorar en otra parte más propicia y’a no eres de los los otros. Tienes que estar siempre en el sitio para ser…
    Mucho se podría decir al respecto, pero que pereza tan grande…

  • El tabarrón catalán es un juego de diálogo («diálogo» quiere decir aquí «pasteleo») y secretitos del que surge el federalismo batueco, que es aquel federalismo proudhoniano que, traducido por Pi, nos trajo las risas de la primera República, que, de contagiarse, es a donde iríamos a parar.

    Ruiz Quintano, p e n s a d o r.

  • Claudio, estoy convencido de que el Marqués no piensa así. Yo eso he entendido.
    Era como lo que pintaba Goya en sus series negras. Esa cretinidad tan Española de despreciar lo sublime porque se sale del barro.
    Es curioso que si preguntamos por el mundo por un pintor Español en un porcentaje altísimo de las ocasiones se hablaría de Piccaso o de Dalí o de Goya o Velazquez.
    Cuando en Francia se habla de genios del arte, siempre se habla del Español universal Pablo Ruiz Picasso. En Francia se adora a Picasso, pero nunca lo considerarían un Francés. Era Español¡¡¡
    Pero dentro de la obstinada mentalidad de pueblo que nos caracteriza, nada es mayor traición que no permanecer en el sitio.
    Los Vascos tratan de nunca mentar a Baroja, por poner un ejemplo cercano, para ellos era de Madrid, un traidor.

  • Alvaro … has revolucionado mi vida con el VENTUSKI.
    Qué cosa más alucinante¡¡¡¡
    Ahora primero miro el mapa del mundo para ver de donde cojones nos vienen estos vientos del suroeste que no paran de soplar en Cholet. Me entero de la temperatura de Irún, y veo la marejada de Finisterre y si sopla levante en Conil…
    Mi vida es mucho más amplia con esta aplicación.
    Se la he mandado a todo mis conocidos. (añadiendo, eso sí, que un amigo escritor, Alvaro Quintana, famoso comentarista de un conocido fanzine internacional y experto en el mundo árabe, lo donó).

  • Por cierto Bremaneur, o PerroAntonio, o doña Bel … en el cine se cobra bastante por hacer publicidad de las marcas.
    Ya le hemos pasado a FAGOR la factura??? la publicidad internacional tanto en Europa, como en America y en los paises Arabes, no es desdeñable…
    Dará lo mismo, porque ahora ya no sé de quién es la marca, pero igual se le podía pasar al Gobierno Vasco.
    No sé si estamos trabajando desde este fanzine, el inmenso potencial que tenemos en la opinión pública de nuestras casas propias o alquiladas.
    Nos va a matar el altruismo¡¡¡¡¡

  • No sé lo que piensa el marqués, ni entiendo lo que dice. La nacionalidad puede ser un pasaporte, un sentimiento, el lugar en que naciste, donde te has ido al vivir, una herencia de tus padres…

  • Picasso nunca dijo que fuera Francés.
    Yo nunca diré que soy Francés, sin embargo Francia me trata bien. Yo le correspondo y pongo mi contribución al pueblo que me da sitio. Trato de respetar sus hábitos y costumbres y disfrutar de ellas.
    Hablo mal de lo que hacen mal, y alabo lo que hacen bién, como de mi tierra.
    Soy vasco pero me aparto como del fuego del nacionalismo. Soy Español porque nací allí, y mis padres abuelos y todas las generaciones anteriores eran de allí. (aunque mi bisabuelo se fué a cuba) y me parece un país magnífico.

  • Agradézcale a Perroantonio su buena memoria, JrG. Yo le sigo felicitando por habernos descubierto la radio mundial.

    ¡Qué envidia me da ese chucho, Proc! Vi el otro día Que Dios nos perdone y me gustó sobre todo al comienzo y, más que nada, Roberto Álamo. Coincido en que su premio fue merecidísimo.

    Y ya he escuchado no sé cuántas veces la versión de Sultans of Swing que trajo ayer Ximeno. Por cierto, JrG, ¿conoce a Otis Taylor?

  • Claudio yo lo que pienso es que los que pertenecen a algo con mucho furor no consiguen ver con amplitud, se pierden demasiadas cosas, aunque consiguen ver otras que con un objetivo más amplio quedarán difuminadas.
    Si eres del Madrid, los del Barça son inferiores. No ves el futbol.
    Si eres de Ferrari, no ves las carreras, sólo como van los coches rojos.
    Si eres Español, no puedes ver cómo lo hace un Belga subiendo un puerto en el Tour.
    Si eras de Prost estabas contra Senna, o al contrario.
    Todo es como en la fotografía, una cuestión de cómo quieres enfocar la escena.
    Si estás frente a un paisaje magnífico, y pones un objetivo de 18 abarcas mucho pero no tienes detalle. Si pones un 50 sigues teniendo una perspectiva amplia y ves algunos detalles. Si pones un 300 ves desde muy lejos una escena que sólo se puede ver desde la distancia, pero perdiendo la profundidad de campo.
    Cada uno elige su enfoque y como quiere que salga la escena.

  • Ximeno de Atalaya dice:
    Miércoles, 22/02/2017 a las 19:31
    Satur, si le gustan las chicas y, aunque no le guste ni el blues, ni el jazz, ni la madre que los parió, también.

    Ese condicional me ofendería si no le agradeciera los links, Ximénez. Muchas gracias. Lo único, que si maquillarse es de pelantruscas, imaginarsen lo que serán las que se hacen un Pollock en la cara.

  • jrG dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 07:58
    Te gustó Colonia Satur???

    Es una ciudad feísima y no sé si es tan marchosa como cuenta la leyenda. Fui atendido con amabilidad en todo momento e incluso un revisor me perdonó una multa porque me había equivocado de billete. En ese momento pensé que nunca hay que hacer caso a Gremanel y sus juicios categóricoenojados, hasta que el revisor regresó y me explicó el funcionamiento del complejo sistema de transportes. Entonces pensé que a lo mejor el Gremanel siempre tiene razón, y más adelante, ya enredado en replicarme y contrarreplicarme, llegué a la conclusión de que el Gremanel siempre tiene razón.

  • Que la niña es muy lucida, que la banda es muy buena y que tiene dotes vocales ok.
    Que imita bien los compases y giros, también.
    Pero una rubia descalza con vestido de noche sobre alfombras persas, resulta más falsa que un billete de très euros.

    (By JRG)

    Menos mal que luego reconoce que tiene prejuicios que me permiten deducir que si no ve un negro con voz acre y ojos vidriosos, como que no.

    Joss Stone fue apodada por Smokey Robinson como “Aretha Joplin”, es de suponer que hechizado por la sonrisa de la rubia. Quizás también fueron hechizados los asistentes al Festival Rock In Rio que abandonaron el escenario principal y acudieron en masa a escucharla al de “los torpes”. Eso supuso que 70.000 personas -la mayor concentración de espectadores de todo el festival- quedaran embrujadas por unas bonitas piernas, que las tiene, una sonrisa encantadora, que también y una voz extraordinaria.

    Sin embargo el hecho de que posea una afinación perfecta, una técnica incontestable y una elegancia natural (que provoca que olvidemos que suda en los conciertos como todo el mundo) hace que choque con algunos estereotipos acerca de cómo debe “lucir” un bluesman (blueswoman en este caso). En el “debe” hay que poner que su rango de voz “sólo” abarca desde el Do3 hasta el La5, y hasta el Mi6 si permitimos el falsete.

    Además, unos artistas tan “mainstream” como Mick Jagger, Jeff Beck, Coldplay o Bono (U2) la han invitado a participar en varios proyectos , y eso que la “niña” se ha peleado a muerte con su discográfica (EMI). Es de suponer que han de transmitir a sus seguidores que aún les resta una chispa de revolucionarios acomodaticios pero muy concienciados.

    Que tiene más pinta de “Ángel de Victoria Secret” que de cantante de soul-blues-rithm&blues está a la vista. Pero de ahí a descalificarla porque en el reparto de genes le ha tocado una habilidad portentosa hermosamente dispuesta me parece injusto y desconsiderado. Usted verá, pero así no le va a decir en un concierto “Je t´aime”.

  • Zeppi, era coña. La calle Troncoso lleva ahí toda la vida. Para que este capitán fuera su sargento debería haber hecho usted la mili en la primera campaña de África, como mínimo.

  • jrG dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 08:54
    Usted no sé si conoce a JOSE GONZALEZ. No es un blues pero es delicioso.

    Es un fenómeno. El año pasado estuve en un concierto de Junip, y tocaron algunas canciones suyas. Tiene un directo acojonante, llena el escenario sin necesidad de recurrir a luces, humos ni chorradas varias.

  • CRÓNICA DEL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO EN SUELO TEUTÓN

    Admirable contencioso administrativo del Atlántico en Lefaküssen, funcionando la escuadra rojiblanca con precisión cronopesicológica. Partidazo inmenso de Versálico, que tiene nombre de composición poética con versos dodecafónicos de rima asonante interna en los hemistiquios y rima consonante donde toca. Poema versálico en la banda derecha, volvió loco al 19 teutón en la primera mitad y floritureó en el final de la segunda haciendo alquimia con el esférico, pues si de cuero era al salir de sus borceguíes, de oro lo había trocado al impactar con Torres, que sibilino se había colado en las filas boches dispuesto a abrochar un resultado fabuloso, y que había acomodado con elegancia sus aladares para inmortalizar el testarazo con pose pinturera. Madelmán Gameiro y Mesié Antuán parecían esos pianistas que tocan a cuatro manos en esas pelis buenas del Jolibood de antaño, recorriendo las teclas del campo con un virtuosismo de alborada, preñado de esencias y esperanzas. Flipé especialmente con Flipe Luis, el escuálido melenudo que filigraniza cada esférico que llega a sus pies, moviéndose por el terreno de juego, buscando la jugada, como el indio que rastrea la manada que salvará a la tribu del invierno feroz. Y, sin olvidarme del resto de componentes del glorioso combinado (qué honor haber visto jugar al pundonoroso Giménez), quisiera detenerme en el montenegruzco Stefan Savić. El de Mojkovac saltó al terreno de juego con un microscopio para localizar al ariete que le tocaba defender. No tardó en localizar al minúsculo delantero, ya que aprendió este las artes del hermano de la Ronalda y no paraba de gesticular enloquecido tras perder cada esférico y cada oportunidad que sus compañeros, y no tanto el destino, le ofrecían a ratos. Se retorcía el exmerengue con los ojos fuera de sus órbitas, impotente ante el señorío ancilar de Savić. Salve, Pocholo, tus soldados siempre alerta están.

  • Por favor. Velazquez. Y detrás ya los demás.

    Picasso era artista. Y estalinista. No digo más.

    Y luego, esos maravillosos paisajes de Carlos de Haes.

    Mucho cántabro por aquí. Pero mi familia materna se siguen llamando santanderinos, pese a ser de la zona montañesa. Incluída la parte pasiega.

  • Ximeno de Atalaya dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 09:48
    Vamos a ver los pinfloi del fondo, no se distraigan que Roger Waters saca disco

    Joer, Ximeno. Notición. ÇhøopSuëy instruye, deleita e informa. Waters es el autor de Amused to death, uno de los mejores discos que he escuchado nunca.

  • A José González la primera que lo trajo fue el gran Juli0 o yo misma sin ir más lejos, he dicho que no vayáis más lejos:

    You left a love stain on my heart
    And you left a bloodstain on the ground
    But blood comes off easily
    But blood comes off easily

  • Aprovechando que Kenzo ha nombrado a Carlos de Haes, os informo de que hay tres cuadros de Carlos de Haes en el Museo de Bellas Artes, de dónde va a ser, de Bilbau, bastante hemos hablau. Están en una sala recogida de las que ofrece banco al caminante cansado. Si te coincide que es día laborable y no hay excursiones de escuelas, sentarte a mirarlos un rato te vale por ir a misa y comulgar todo el año. Aquí, la playa de Villerville, uno de esos sitios que, como diría uno de Santander, hasta la mar abandona.

  • Ximeno, no creo haber descalificado a la niña en ningún momento.
    He mencionado mis prejuicios sobre dónde ubico yo el blues y como.
    Creo que lo de que sea negro no es necesario habida cuenta de personajes como Mayall o Musselwaith que son de mis preferidos.
    Que puede tener un tirón considerable y ganar muchos grammys y poder cantar motetes de Vivaldi, no es poco mérito.
    No me interesa en absoluta que me diga TI AMO. Yo no soy iconoclasta Ximeno.
    Pero seguro que si quieres escuchar blues no irá a verla a ella.
    Si quieres tomarte unas copas y luego recogerte sobre tí mismo para ver la dureza de la vida, no querrás escuchar a esa mujer.
    Puede que la ponga como fondo una tarde, puede que admire alguno de sus forzados intentos.
    Pero no me hará temblar, ni soltar una sola lágrima. No repetiré hasta la saciedad de gastar el disco…
    Escucharé alguno de sus temas, pero no creo que pueda soportar discos enteros, durante horas.
    Puede que sea un carcamal Ximeno.
    Pero estoy seguro de que tú también¡¡¡

  • La acabo de escuchar en la radio presentando su libro. Tiene un blog que define como Humor para mujeres (sic) y unas 180.000 visitas mensuales, supongo que son muchas. Proc, visto lo visto deberías hacer algo con ese talento tuyo para el humor.

  • Procuro fijarme dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 10:22

    Aprovechando que Kenzo ha nombrado a Carlos de Haes, os informo de que hay tres cuadros de Carlos de Haes en el Museo de Bellas Artes, de dónde va a ser, de Bilbau, bastante hemos hablau. Están en una sala recogida de las que ofrece banco al caminante cansado. Si te coincide que es día laborable y no hay excursiones de escuelas, sentarte a mirarlos un rato te vale por ir a misa y comulgar todo el año. Aquí, la playa de Villerville, uno de esos sitios que, como diría uno de Santander, hasta la mar abandona.

    Jejeje. Y bien dicho estaría o estuviese.

    P. D.: El cuadro, maravilloso.

  • ¿Ese como diría está mal dicho? En Asturias y Galicia como utilices el pretérito perfecto te caen dos hostias, por pijo.

  • S. dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 11:51

    ¿Ese como diría está mal dicho? En Asturias y Galicia como utilices el pretérito perfecto te caen dos hostias, por pijo.

    Si se refiere al «como diría uno de Santander», yo creo que está bien dicho. Mi respuesta era en tono jocoso.

    Alvaroquinn dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 11:22

    No conocía a José González, gracias por el hallazgo. Bonus track: Anna Calvi – The Devil.

    Proc y Chino, así me riñe mi abuela cuando me oye la ristra de juramentos: “Si hablarías bien…”.

    Es muy de la zona, sí (lo de confundir el condicional con el pretérito imperfecto, no las abuelas que riñen).

    La canción de Anna Calvi me ha encantado. Me recuerda, al menos en ese vídeo, a Jeff Buckley.

  • S. dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 11:51
    ¿Ese como diría está mal dicho? En Asturias y Galicia como utilices el pretérito perfecto te caen dos hostias, por pijo.

    Mea culpa, si acaso.

  • Ximeno, no sé si le gustará esta blueswoman.
    Sólo le pido que ponga el disco de la rubia, sin imagen, y este también sin imagen. Yo lo he experimentado hace unos minutos.
    Dígame cual le gusta más … Cual le llega de verdad al fondo.

  • Que tiempos. Cuando ibamos a visitar a Susana en su aquello de Madrid, Piki siempre le llevaba criollos de Vallina y unas m. del Caudal. Piki siempre le mencionaba a la Caro, que la chupaba mejor que ella, una catalana que debía ser prima de Alicia S.C. y trabajaba en el Chez Moi, por el parecido.

  • MGAUSSAGE dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 09:26
    Zeppi, era coña.

    Hombre, hasta ahí llego. Era solo por largar un poco.

  • Reconozco que no sabía que Picasso estuvo en el partido comunista francés, tampoco es para mí ningún problema.
    Velazquez también mola.
    La casa de Alba está vendiendo su patrimonio artístico. Hace unos años se quiso organizar una exposición, y se tuvo que cancelar porque alguien de los Países Bajos se ofendió por los protestantes que mató el duque de Alba.
    ¡Que pena de exposición! ¿No? Y casi que apuesto que había algún Velázquez poco conocido.

  • Santander también tiene un museo de Bellas Artes que merece la pena visitar, my favorite: María Blanchard. En cuanto al de Vitoria, que una vez recomendó Perroantonio, la última vez que he estado lo he recorrido haciendo carreritas y perífrasis muy dolorosas por las plantas para evitar una excursión, esta vez no de niños sino de adultos. Qué sufrimiento. Por favor, que metan ya en el Código Penal las visitas en grupo: en los museos hay que ir de UNO en UNO, dos como mucho. ¡Dónde están las camionetas de antidisturbios, nunca mejor dichos, pa disolver eso!

  • Toda la razón del mundo Procu.
    Pero son tan malos o peores las manadas de ancianos.
    No voy a museos, ya me puede la presión ambiental de una mayoría que no sé a qué va a los museos, en parejas o en manadas y que no paran de hablar y llenar los sitios.
    Bien es cierto que entrar a un museo con mal tiempo o con mucho calor es una placer bastante barato.
    Voy a alguna exposición y ya ni eso. Los cuadros que necesité ver en directo los he visto.
    Del museo que mejor recuerdo guardo es el Tyssen (la colección de flamencos y vanguardia rusa es muy muy buena y poco transitada) además de tener una configuración muy ordenada y cómoda. Siempre que bajo a Madrid miro esas salas.
    El Reyna Sofia, tiene unos muy buenos fondos pero suele ser una tortura la cantidad de gente . Lo último que ví fué esculturas de Cristina Iglesias (magnífica esta mujer).
    El Prado es un museo de primera, es uno de los tres mejores del orbe. Después de hacer Tyssen siempre voy a ver la sala de Goya, y luego las Meninas. (me he atrevido con ese cuadro, y suelo tomar apuntes allí mismo, quitándole las meninas y a don Diego, para ver cómo entra la luz en la habitación y el estudio de la perspectiva de esa maravilla de Composición. Me gustaría hacerlo a su tamaño original, y ya tengo trazados los bocetos a la escala para hacerlo) Luego sentir escalofrío con el Guernica.
    Otro de los grandes museos es el Pompidou. Concebido para los grandes acontecimientos del arte moderno, es un museo único en su género y una valerosa idea que su promotor no pudo ver terminada.
    Nunca he podido entrar (todavía) al Louvre. Me gustaría ver la Gioconda, pero creo que la que se ve no es ni el original.
    El museo de Jorge Oteiza en Alzuza es una obra de arte el mismo y su contenido de mucha calidad.
    El del clan Chillida era una magnífica idea de don Eduardo, un sitio maravilloso con un caserío esculpido en su interior para albergar pequeños formatos, y unas campas para los grandes formatos, pero que la familia ya se ha encargado de cerrar.
    Lo que se de pintura y escultura lo he estudiado en libros de magnífica factura, acompañado de textos muy doctos.
    Y he preferido no ir a más museos hasta que no dejen entrar a manadas, ni niños sueltos y se prohiba hablar y hacer fotografías.
    Otro tema son las galerías de arte y las ferias, documentas y bienales.
    Eso es mucho mejor que los museos. Pero es otro tema.

  • Sólo le pido que ponga el disco de la rubia, sin imagen, y este también sin imagen. Yo lo he experimentado hace unos minutos.
    Dígame cual le gusta más … Cual le llega de verdad al fondo.

    (By JRG)

    Comparar músicos es una ejercicio inútil que conduce a la melancolía. Un día, o un momento me gustará más una y al momento siguiente quizás si, o no. No se sabe.

    Además un cantante es una suma muy complicada de evaluar pues consta de un instrumento más un intérprete. Hay instrumentos mejores que otros por la calidad de su construcción, por los materiales empleados y por su evolución en el tiempo. De igual manera hay mejores intérpretes, por su mejor técnica, su formación más completa o su inspiración. Sin embargo, si nos situamos en un nivel de cierta excelencia, la calificación sólo puede admitirse por un mayor grado de especialización en según qué técnicas y por nuestros gustos personales. Nada objetivo.

    Por eso, en lo que se refiere a gustos personales, trato de respetar a todo el mundo. Cada cual se emociona como puede y no podemos exigirle a nadie que lo haga -emocionarse- en función de nuestras preferencias. La música es materia muy sutil y a la vez muy abstracta y sin embargo estamos muy capacitados para captar sus matices. Por ello, a pesar de que dos versiones distintas de un mismo tema tienen las mismas notas, las mismas progresiones y sólo cambian algunos armónicos y timbres, esas pequeñas variaciones las podemos identificar de manera extraordinariamente competente. Es más, en un estudio de grabación, con los mismos músicos tocando los mismos instrumentos y a claqueta (mismo ritmo) es fácil descubrir la “toma buena”. Esto ocurre porque tenemos una impronta musical muy eficiente. Si no me creen miren ustedes el conocido video de Bobby McFerrin en el World Science Festival de 2009. Pura magia.

  • Hoy he visto a un hombre vestido con un abrigo tipo tirolés largo, de color verde y con gorra de plato gris. Hacía un efecto chocante. Cuando se volvió, llevaba colgado al cuello un transistor con la antena desplegada. Lo conocía. Me ha mirado fijamente. Me ha dado miedo. La mente, tan frágil.

  • Ximeno has esquivado bien la pregunta.
    Pero yo a la cantante que linkeaste no la he menospreciado, de hecho he elogiado lo que comentas.
    Como cantante tiene todo lo necesario de sobra.
    Ahora, cuando hablas de ella como una cantante de blues, ahí sí que entran otros parámetros.
    Como cada uno es el que decide cómo ve a un artista con los conocimientos de que dispone, se puede decidir cómo lo recibes, y que no te complazca. Es algo completamente objetivo y no discriminatorio.
    Es una buena cantante, pero si quiere tener etiqueta de blues, se la percibe y se la siente falsa y forzada.
    No creo que en eso estemos muy en desacuerdo.
    El blues no necesita nada, más que sentimiento y unos muy limitados compases.
    Por eso se percibe tanto la impostura.
    Es que es sólo sentimiento y sentimiento doloroso…
    Pero no quieres atender a lo que digo, y desvías la atención hacia un terreno en el que pocos podrán rebatirte, pues eres el más preparado en todos los sentidos.
    Yo sólo soy un escuchador de música, de TODA la música, y he desarrollado con el tiempo una formación como para poder opinar.
    Sin más. Pero sin menos. Y no suelo ser despectivo con casi nada. Sólo con la falsedad, y de eso abunda demasiado.

  • Comparar músicos o pintores o ingenieros o el pan, no me conduce a ninguna melancolía, me conduce a encontrar lo que más me gusta.

  • S., voy a mitad de temporada de The Leftovers y el análisis que hizo me parece más que atinado. La secta fumeta me está poniendo de una mala hostia épica.

  • GEODEPORTE
    Así como en los partidos comunistas conviven el aparato legal y el aparato clandestino, siendo el primero una patraña cuyo objetivo es desviar la atención de las acciones del segundo, en el madridismo existe el morinyismo, que es una máscara que tapa las acciones que Floripondio Pérez lleva a cabo en la sombra. El morinyismo es el grotesco velo del floripondismo. Bien orquestado por Floripondio en las redes sociales mediante agentes clandestinos, y en la prensa «seria» por Ruiz-Quintano y sus cachorros cipotudos.

  • Buenas noches a todos:
    Veo que hablan de museos, así que les pongo, en especial para RjG, un video del museo Rodin, un museo que me impresionó muchísimo cuando lo visitamos en París, porque era su casa, y su jardín, y se imaginaba uno lo que debió ser la vida de ellos allí. Y es que además, como es todo de Rodin, y de Claudel, no hay que dar saltos de época ni nada. Y se puede ver entero, sin llegar a cansarse…
    ( Yo, ya, cuando voy de visita al Prado, por ejemplo, visito cuatro o cinco salas, como mucho, – siempre saludo al perrito llamando medio hundido, de Goya- y me tengo que ir, reventada )-
    A ver si lo consigo poner bien, que estoy para el arrastre

  • jrG dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 19:51
    Comparar músicos o pintores o ingenieros …

    Ahí estoy con Ximeno. Comparar ingenieros conduce directamente (y aceleradamente) hacia la melancolía. Y es que habemos cada ejemplar …

  • Quinn, la segunda temporada es más relajante, quizá mejor, aunque sigues sin entender gran cosa. Creo que el objetivo es dejarnos pasmados de nuestra ignorancia.

  • S. dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 21:36

    El guionista, Lindelof, es el de Perdidos y Prometheus, por lo que tengo la incómoda sensación de que esto puede derivar en timo. Pero de momento lo estoy disfrutando y me pica la curiosidad, así que sigo palante, y más después del episodio 6 (cuando Nora va a un congreso) que ha sido el que más me ha gustado hasta ahora, creo que porque me ha recordado muchísimo a Six Feet Under.

  • Perroantonio dice:
    Jueves, 23/02/2017 a las 22:17
    COSAS QUE NO COMPRENDO (2)

    – El concurso de Reina del Carnaval de Tenerife
    – El concurso de Drag Queen del Carnaval de Tenerife
    – Tenerife

    No sé si será igual, nunca estuve en Tenerife, pero a mí me pasaba lo mismo con Cádiz y su carnaval, hasta que pasé allí casi dos años. Inenarrable. Hay cosas que no se pueden explicar, hay que vivirlas. Quizás ocurra eso con Tenerife.

  • Propongo una nueva categoría, tipo “me cuerdo”: sitios/cosas/fiestas/actuaciones que se deberían ver/vivir/disfrutar al menos una vez en la vida. Aquí van una cuántas (con matices):

    Los carnavales de Cádiz en general, y en particular el concurso de chirigotas.

    La erizá

    Los sanfermines (de esta ya no estoy seguro, ha degenerado bastante y si no se va a correr, que es lo más habitual, emborracharse se puede hacer en cualquier parte).

    La tamborrada de San Sebastián (patrón del pueblo y día de mi cumple).

    The Royal Edinburgh Military Tattoo (no sé cómo será ahora, yo lo ví hace muchos años y el recuerdo aún me pone la carne de gallina).

    El descenso de Kitzbühel (solo para aficionados al esquí, aunque la fiesta nocturna en un bar de la localidad, con los ganadores sirviendo copas y cerveza a tutiplén no tiene desperdicio).

    El descenso del Sella (pasa un poco como con los sanfermines, se ha masificado).

    … Añádase lo que proceda …