Vivir con Chlamydia. El relato impreciso de unos hechos inciertos

por Alfreddo del’Ombra.

Capítulo Número D

En el que se da continuación a las descripciones de la patulea de excéntricos sujetos que poblaban la party.

jeffCrucé en diagonal el amplio salón en trayectoria perpendicular al eje del polo magnético apartando los cadáveres de los invitados que, borrachos, habían caído al suelo y perecido ahogados, tal y como tienen por costumbre los rusos en los ríos en verano. En invierno, como están congelados, para obtener idéntico resultado se disparan con sus revólveres en la sien o critican al gobierno. Me pareció un ejemplo de mal gusto por parte de todos ellos no esperar a morirse en casa, en el sillón, con un batín, zapatillas y un whisky, como la palman los caballeros. Intentando poner un poco de orden por allí pululaba un rebaño de curillas con sotanas negro humo con ribetes Amarillo Texas, que llevaban remangadas. Con los genitales alegremente al aire, trotaban de cuerpo en cuerpo dando la extremaunción y aplicando los santos óleos a los moribundos, ofreciendo la comunión a los beatos y oyendo en confesión a las más golfas. Mirándoles la entrepierna podía uno hacerse a la idea de cuánto de golfa era cada una. Por la organización se prohibió la intervención del SAMUR ya que las descargas de las palas de reanimación cardíaca hacían puente en aquel océano de champán y se paraban el equipo de música, los marcapasos de los obesos y los relojes Casio de los invitados, además de producir repentinas erecciones priápicas y persistente espermatorrea a los varones más próximos. Esta limitación impuesta al equipo médico habitual aumentó el número de fallecidos y consecuentemente el de viudas, aunque nada cercano siquiera a la batalla de Gandamak (6-13 de enero de 1842).

En el otro extremo del salón me encontré con Jep Gambardella, quien con su habitual sprezzatura, sonreía apoyando levemente el codo en una pequeña barra mientras sostenía sobre sus hombros a su jefa, esa enana que se parece a Edna Moda, porque corría el riesgo de ahogarse. Sostenía en cada mano un pippermint porque a las putas les gusta, me dijo. Llevaba una chaqueta de cuadros con fondo amarillo pollito y listas en tres tonos de verde, pantalón de chandalf y pañuelo floreado al cuello, signo todo ello de que no consideraba aquella fiesta el súmmum de la elegancia. Pedí al camarero un flotador para la enana y ya sin ese peso sobre los hombros entablamos una animada conversación sobre si los amaneceres que Giovanni Drogo disfrutaba en su garita esperando a los tártaros eran rosa palosanto o mosqueta. No llegamos a ninguna conclusión que nos satisficiera a ambos y de ahí pasamos a asuntos más enjundiosos. Sacándose la dentadura me enseñó a escupir con estilo por el hueco de un diente ausente, por si alguna vez te ves obligado a hacer deporte, me dijo, que lo veo en los partidos de la tele. A mi no me faltan dientes pero igualmente le agradecí la confianza y por mi parte le correspondí con instrucciones precisas para hacer pedos con los sobacos, algo que en las afterparties de las zonas VIP siempre resulta ser un éxito. La conversación languideció debido a los gritos de la enana, a la que el flotador de Nivea quedaba varias tallas grande, y que ya se había aburrido de escuchar en su walkman autorreverse los dos únicos cassettes que se había traído: “Los mejores Chistes de Pepe Da Rosa” contados por Mario Vaquerizo y “El Ciclo del Anillo a Capella” por el Coro de Laringectomizados de Cariló sul Mare.

Cuando me despedía deseándoles a ambos parabienes, venturas, albricias y que medraran en la vida apareció de la nada Madame Dudeffan quien dijo que llevaba un rato buscándome al tiempo que guiñaba un ojo, ponía morritos y se recolocaba las tetas mirando al Gambardella de un modo sutil que, siendo yo un observador agudo, me dio a entender que se conocían. El caso es que al parecer requerían mi presencia en un salón anexo, en el que se reunirían sólo unos cuantos invitados con el anfitrión. La acompañé, porque al fin iba a encontrarme con Max, algo que aún no había conseguido, aunque parte de mis instintos me aconsejaban precaución. El caso es que, desoyendo a esa parte, atendí a la otra y seguí dócilmente a Madame Dudeffan que caminaba delante de mi con el culo al aire por mor un contratiempo y un olvido; la humedad le había encogido el vestido y no se había puesto bragas.

Seguí como mis genes me ordenaban a aquel anciano culo soberbio, ciegos mis sentidos a los dictados de La Razón por las oleadas de endorfinas y otros neurotransmisores que emitían en todas las frecuencias del espectro autista. Me dirigió en una trayectoria geodésica parabólica a través del atestado salón sorteando obstáculos. Las innúmeras paradas para la venta de las rifas, el acto mismo del sorteo y la entrega del obstáculo al agraciado, con besos, ramo de flores y la fotografía con el maillot amarillo pollito de líder de la general, retrasó nuestro recorrido. Como no hay mal que por bien no lo traigan, ya sean los amigos o los enemigos, fuimos conociendo personas humanas de distintas índoles, idiosincrasias y calañas. Abrumado por la infinita variedad de fenotipos que la raza humana alberga, a partir de un determinado instante opté por seguir a Madame Dudeffán buceando en apnea, a fin de evitar conversaciones trascendentes con gentes intrascendentes y conversaciones intrascendentes con gentes intrascendentes. Y, por supuesto, a la viceversa.

He de decir que en esos eternos instantes pude comprobar empíricamente que la calidad humana de los invitados era ínfima, pero no así su calidez. Cariñosos y amorosos se daban a los excesos carnales dándole, los unos y las otras, a diestro y siniestro con la levedad y el desinterés que sólo una larga práctica proporciona.

251 comentarios

  • Joder, qué risa con la enana y el bañador que no es de su talla. Se me ha quitado la legaña de golpe. ¡Que salga el autor! Y me gusta la ilustración de cintura para abajo.

    S. dice:
    Viernes, 03/03/2017 a las 01:53
    Creo que no quiere decir eso.

    Ya, ya sé que el autor no quiere decir eso, tan solo estaba desarrollando su pifia. A ver si otro día (me encanta dejar cosas para mañana), ya que lo nombras, hablo de la viscosa figura de Al-Husseini, amigo de Hitler, criminal de guerra nazi y tío de Arafat (una larga saga de plagas de Oriente Medio y del mundo, como se ve).

  • Como la película: Ocho y Medio, de Fellini. Me dan algo de calidad y no termino de apreciarlo. No está hecha la miel para la boca del asno. Acudir a fiestas en las que no se celebra nada, o lo que se celebra es la elegancia y la frivolidad de los asistentes.
    El autor hace bien en no meterse en este gallinero, se está mejor arriba que abajo, en los comentarios.

  • ¡ Muy divertido !
    Aunque tenga palabras que yo tengo desterradas de mi vocabulario personal, como “bragas”, o “sobacos”, pero Nadie es perfecto .

    Por cierto, y hablando de vocabulario. me metí al test de ortografía que subió ayer El Marqués, y protesto enérgicamente por lo de “Almóndiga”, que el test dice que es correcto, o lo de “Stop”, ( una palabra en inglés universal ) , que lo da como incorrecto.
    A ver si ahora la buena ortografía va a ser una cuestión de clase. Y que como ser de Clase Alta está mal visto, hay que cargarse la ortografía.

    Que Gassman dijo en una entrevista aquí en Madrid, que los españoles, como los italianos, todos queremos ser príncipes o duques, o marqueses, pero que los “otros” lo que quieren es rebajar el nivel, y convertirnos a todos en zafios iguales…
    Y la ortografía , en español, como en francés, es una divisoria clara, como lo son la pronunciación y la entonación en el inglés.

    ¡ Abajo la” democratización” de la ortografía. ( Y también la de la gramática ) . Y eso lo dice una incapaz de poner bien los acentos, y que confunde frecuentemente la ge y la jota… )

  • A las personas de cierta edad y posición nos molesta lo escatológico, la sal gorda, las obviedades, los que le huele la axila, los que hablan por el móvil en público, los que no saben comportarse en la mesa, los pesados y los quejicas.

  • Ya dije que la leyenda del autobús de marras me parecía, de entrada, una doble estupidez: tanto por el mensaje en sí mismo como por la necesidad de convertirlo en “mensaje móvil”. Ahora bien, me resulta casi imposible de entender que muchos de los mismos que, amparándose en la sacrosanta libertad de expresión, justificaban mensajes tan inocentes como desear el secuestro de alguien que pasó quinientos treinta y dos días sepultado en un agujero y convencido de que ese día iba a ser el último de su vida, ahora se olviden de pronto de esa libertad y aplaudan sin el menor rubor –o callen cuando antes sí hablaron– la inmovilización del autobús por considerar que constituye una incitación al odio.

    Y eso por no hablar de dónde verán ellos el odio.

  • Buenos días.
    Uno tiene la sensación de estar leyendo “El gran Gatsby” en versión subtitulada.
    La imagen de cintura para abajo se me hace muy choni, pero en este corral nuestro, puede pasar desapercibido según los litros ingeridos.
    Y morirse borracho en público, bien cierto que es una vulgaridad impropia de cualquier hombre que se precie. Los amaneceres en rosa mosqueta son propios de septiembre y viento de levante.
    A Almodovar le puede quedar una película muy suya con este guión, si bien se lo cargaría poniendo músicas de Chavela Vargas, y algún espécimen trans-pana-sexual.

  • Ayer me quedé con las ganas de algunas opiniones o desarrollo del tema del premio Pritzker, al que sólo me apunté yo con la verónica del Marqués y el tancredo de Tipo.
    Luego me acordé de que había visto el museo de Soulages, sin saber que ese edificio era de los premiados.
    La mayor revolución que la arquitectura moderna ha desarrollado ha sido la incorporación del acero y el vidrio y de eso ya hace algunos años, y después de olvidar que los edificios y las casas son máquinas para trabajar o vivir, la arquitectura se ha lanzado a las carcasas exteriores donde encontrar un hueco interior para cumplir su función. Muchos arquitectos olvidan que sus esculturas no son adornos o conceptos, son lugares para estar.
    Uno tiene la sensación de que se construye desde fuera hacia adentro. Que se levanta un volúmen, una cáscara impactante, y luego se resuelve el interior, entre una marea de líneas. Los estados, los municipios en general, son los que demandan estas cosas, para la glorificación eterna de nuestros próceres, más ocupados en el impacto que en la eficiencia real.
    Son los clientes corporativos quienes demandan esas cosas, y salen los arquitectos que salen. Y los artistas … y todo, hasta los autobuses.
    Antes de que se me crucifique el comentario, debo aclarar que esta es una sensación demasiado genérica que no alude al gremio de los arquitectos, entre los que cuento buenos amigos y admirados ejemplos. Es más bien una cierta sensación de hastío con lo conceptual hueco, con esa necesidad imperiosa de distinción.

  • Claudio Sifilis dice:
    Viernes, 03/03/2017 a las 10:56
    ¿Y dónde está el episodio C?
    Qué lío de números

    A ver, repita: A, B, C… ¿Y después de la C? ¡La D! ¡¡Bravo, señorito Claudio!!

  • Leído ahora el episodio C diré que la serie está de Vivir con Chlamydia me parece muy original, y que a mí más que risa me produce sorpresa.

  • JRG, he reservado en Enigma, el restaurante diseñado por los premiados con el Pritzker y controlado por los Adrià. Varias sorpresas:
    1. No se come, se tiene una “experiencia gastronómica”.
    2. Solo se admiten entre 2 y 6 comensales .
    3. Hay que adelantar 100 euros por comensal.
    4. El cubierto son 225 más 90 de vinos, IVA inclòs.

  • En la línea de los “monjes – culinarios” tipo Adúritz y su caserío templo Mugaritz.
    O el mismo restaurante extinto de Ferrán.
    Son una anécdota. Valiosa y todo eso … pero anécdotas.
    Nos hemos ido a unos entornos donde se olvida el para qué es un edificio, para qué un restaurante, …
    Ir a comprobarlo me parece bien, pero es sólo una experiencia que segúramente sea prescindible, una vez que ya conoces otras.
    Ya contarás marqués…pero estar en una sala dorada, era más para Luis XVI o El ZAR Nicolás …

  • Lo de adelantar pasta para ir me parece una grosería impropia…y de lo más soberbio y presuntuoso. Como para Chinos o Rusos ricos.

  • En los años 20 del siglo XX Alemania parió dos lacras, a saber: Adolf Hitler y el concesionario de automóviles, obra de Ludwig Mies van der Rohe.

    De la primera conseguimos librarnos con inmensos sacrificios y la ayuda de los boys americanos en el 45. La segunda, más insidiosa, ha triunfado definitivamente, siendo el año 1986 el momento en el que se certifica la victoria germana. En ese año se inauguró como un gran avance la réplica del primer concesionario: El Pabellón Barcelona.

  • Después de tanta ceremonia vas al templo-restaurante y los clientes andan en pantalón corto y dedo gordo al aire, así me pasó en Mugaritz.

  • Siento decir que no he honrado con mi presencia el “18 de octubre”, lo haré en cuanto surja la ocasión de una velada romántica.

  • En este preciso instante tengo 23 ventanas abiertas en el navegador. Les juro que no sé cómo he llegado hasta aquí. Estaba muy concentrada. Voy a cerrarlas todas de golpe y a jugar mi partida de póquer con los chinos.

    Por si no lo saben, si uno juega con los chinos (en línea) por la mañana de ellos, te despluman. Con ellos hay que jugar a estas horas (de noche allí) en que el cansancio y el alcohol empiezan a surtir efecto. Quiero decir, que está perfectamente justificado que cierre el garito y juegue un rato, es lo razonable, no debo de sentirme culpable.

  • Pirata, yo creo que, en esta tesitura, debería echarle un trago a algo para no tomarles demasiada ventaja a los chinorris. Deportividad y tal.

  • 44, y ya me jode. Ayer 72, con los palabros.
    En el primer capítulo de Cohn voy encontrando 5 referencias o nombres que aparecen en Escohotado I.
    Gracias a del’Ombra he sabido de la campaña inglesa en Afganistán, que no es poco.

  • JrG. Yo tengo un arquitecto de esos del Pritzker que me gusta mucho : Tadao Ando. Aunque sólo he visto sus obras en fotografía. Y me dijeron que ni siquiera era arquitecto. Porque busca soluciones para hacer la vida más agradable a los que vivan en sus casas. Recuerdo una casa, que en realidad eran dos bloques separados, con las “utilities ” en un bloque , y la zona de vida en otro. Pero había construido un puentecito cubierto entre el bloque de los dormitorios, y el de las “utilidades”, para no tenerse que mojar los días de lluvia, o no tener que salir a la intemperie para cocinar o a hacer limpiezas de la cocina en las noches de insomnio.

    Y mi arquitecto de leyenda es Alvar Aalto, ( no lo he visto en el palmarés, supongo que sería anterior ), que construyó una casa para un músico , ( no recuerdo en este momento qué músico ), y la construyó alrededor de su piano de cola, donde tocaba y componía, fijándose no sólo en la resonancia y el eco, y la sonoridad, sino también en que el piano recibiese la mejor luz posible a todas horas.

  • 21, y varios al tuntún. Menos mal que ya aprobé EGB. ¿O me quedará alguna asignatura, como en los sueños? ¿Y no será precisamente…?

  • Arístide dice:
    Viernes, 03/03/2017 a las 13:40
    Magnífica entrada. La Gran Belleza es de las mejores películas que he visto en mi vida.

    Coincido. También es cierto que llevo veinte años sin apenas ir al cine. En qué momento los hijos empezaron a joder la vida.

  • “Ya recogida la mayor parte de la cosecha de 2016, la FAO prevé que la producción mundial de cereales en 2016 ascienda a 2.600 millones de tn, es decir, 7,9 millones (o un +0,3%) más de lo estimado en febrero, debido principalmente a la mejora de las previsiones para el trigo en Australia, el maíz en Ucrania y el arroz en la India. La previsión sobre la utilización mundial de cereales en 2016/17 ha aumentado en 11 millones de tn respecto a febrero, hasta alcanzar prácticamente los 2.578 millones de tn, debido básicamente a una significativa revisión
    al alza de los cálculos sobre pérdidas posteriores a la cosecha de trigo de 2016 en la India, así como a la previsión de una mayor utilización de maíz como pienso en China y México.”

    O sea, consumimos lo mismo que producimos, como para hacer caso a los illuminati anti OGM. Sin OGM estaríamos muriendo de hambre.

  • Mis obligaciones me lo impiden pero tengo que venir más. Se han vuelto ustedes a convertir en un elitista clú literario e inteleheztual.
    Los ciclos y su querencia innata de ustedes vosotros.
    ¡Los voy a encarrilar!

  • A ver Adaptaciones, 2.600 millones de toneladas de cereal entre 7.000 millones de personas dan para unos 370 kilos por persona y año, o como un kilo al día.

    LO VEO ESCASO, TENEMOS UN PROBLEMA Y ESA OGM, SEA LO QUE SEA, HA DE HACER ALGO, YA.

  • S. dice:
    Viernes, 03/03/2017 a las 15:25

    Me acaba de devolver usted la fe en mí misma. Stop. He ganado 15 euros a los chinos. Stop. Me voy a la sinagoga a gastármelos. Point and final.

  • Albert dice:
    Viernes, 03/03/2017 a las 17:16

    Vamos, Albert, ¿cómo ha distinguido usted Tanzania de Uzbekistán, CÓMO?

  • Algunos de los …tiritistan, esos de los mapas, es que no sabía ni de su existencia.
    Las islas las he clavado y lo de sudamérica, luego algunas líneas rectas daban pistas claras.
    Es que en los aeropuertos no ponían los mapas, y yo hacia el este me daba cosa viajar…de allí arriba se ven las nubes y en los domestic, las carreteras…

  • Es una cosa que me preguntan mucho, Pirata. Pero eso no es nada. Después de ver el mapa de Quinn, me siento perfectamente capaz de distinguir Moesia inferior de la Galia narboniense. Algo que, por cierto, también deberían preguntarle a los aspirantes a policía. ¿Quién se siente seguro con gente patrullando sin esas habilidades?

  • ¿Cómo va lo de Trump con los rusos? Porque tras el patrocinio de la Caixa al Madrid, presumo que nada sorprende, ¿o hay todavía motivo para el impiiiiichhmen? Ese impiiiiichhmen es como aquel del Alcoyano pidiendo prórroga para empatar.

  • A Erich Von Stroheim le suspendieron el rodaje y secuestraron lo rodado por pasarse del presupuesto. Los productores hicieron el montaje con lo que había, y quedó una de mis pelis favoritas de todos los tiempos.
    LA MARCHA NUPCIAL.

  • “Me es más fácil la abstinencia que la moderación”, decía el Dr. Johnson. Me dejan en casa tras media docena de tragos y echo en falta la otra media (u otra docena entera); cada vez más, “moderación” me suena a la tía del pueblo que no se casó, como “Eduvigis” o “Escolástica”.

    Se bebe pa calmar este sufrir.

  • Al hilo de los nombres turbulentos, casi no duermo intentando recordar el de una mujer que en su momento me pareció tan terrible como divertido. Por fin me he acordado de cómo se llamaba la señora: FECÓTIDA.

  • Yo me “mosquee” ayer con lo del test ese y ya lo voy a arreglar. Me voy a comprar uno de esos mapamundis gigantes para poner en sitio visible¡¡¡
    No me vuelve a pasar.
    Soy un don nadie ya en esta publicación. Con la ortografía malo de no pasar un test, Procu que me mataría con gusto, la Sita que ya ni se molesta en corregirme…en geografía al nivel juvenil, en ciencia llevo un retraso de 20 años, me gusta PINK FLOYD …buffffffff. Mi ordenador que es de la época de la enigma…
    Tengo que empezar desde el principio.
    Qué trabajo¡¡¡

  • jrG dice:Sábado, 04/03/2017 a las 09:13
    Procu que me mataría con gusto

    Primero matar y luego te vi a desorejar.

  • S. dice:
    Viernes, 03/03/2017 a las 15:29
    También es cierto que llevo veinte años sin apenas ir al cine. En qué momento los hijos empezaron a joder la vida.

    Tener hijos es perder calidad de vida, Samanta. 😀

  • MI COMENTARIO MUSICAL
    Yo también tengo algo que decir de Verdi, porque coincide que estoy oyendo estos días un youtube de la misa de réquiem, y acabo de reparar en que el tenor Jonas Kaufmann es guapísimo.

  • Alvaroquinn dice: Sábado, 04/03/2017 a las 10:58

    «Tener hijos es injusto, por eso me he esterilizado».

    Por mí como si te operas. Ah, que ya se ha operado.

    «García es una de las caras más visibles en España del antinatalismo, una corriente global de la que cada vez se habla más. La siguen personas de todo el mundo que no solo no quieren reproducirse, sino que también adoptan una postura que está realmente en contra de que se tengan hijos. Algunos lo hacen por motivos medioambientales, feministas o para luchar contra la sobreexplotación animal, mientras que la mayoría creen que así se evita el dolor ajeno; el de una persona que aún no existe».

    Mae mía, mae mía

  • No sus meter con mi Samanta, desde que pasó 24 horas robando cobre, o así, y Arcadi se metió con ella, le tengo cariño.

    Eso del antinatalismo es lo que yo practico con mi perra. Aunque dicho así suena ambiguo, ¿eh?

  • Si todas las personas, sin excepción, nos volviéramos antinatalistas, a la humanidad le iría mucho mejor en el futuro.

  • S. dice:Sábado, 04/03/2017 a las 11:44

    JAJAJA
    Mucho ambiguo.
    Para perra la vida, y qué guapina ye 🙁

    Gómez dice: Sábado, 04/03/2017 a las 12:02

    Habría más justicia.

  • “Si duele no es amor”, han decretado los coachs (esos psicólogos para quienes no tienen ya psique).

    Savater. Sobre el amor y el dolor.

    Recuerdo que Cyril Connolly advertía que amamos para librarnos del amor, cosa que se consigue o encontrando un verdadero amor o por medio de una triste y larga serie de amores desgraciados. Pero más triste aún que la desaparición del afán por una somanta de palos es ahogarlo aturdiéndose con chorradas.

  • Los que tenéis economato, ¿habéis visto esto?

    Así fomenta la televisión pública vasca ETB el odio a España: “Fachas, paletos y catetos culturalmente atrasados”

  • Si nos atenemos a la propia expresión amor romántico, quizá vaya siendo hora de revisar algunos conceptos cuya mera denominación hoy puede sonar un tanto arcaizante, prostática y yayuna.

  • Los adolescentes deberían decirle a Savater, vete tú a hacer pilates.
    Ah! Que ya va, y solo ve viejos, y quiere ver jovencitos y jovencitas haciendo ejercicios de ancianos.
    Savater devería ir a ver la olimpiadas.
    Lo los antinatalistas es una solución radical a un problema real.

  • Desde las profundidades de la calle Arana hasta el suplemento cultural de El Correo. El triunfo de un hombre perro. Lamentablemente no lo puedo enlazar desde aquí.
    Perroantonio, hemos triunfado (digo hemos hablando por todos nuestros).

  • Savater. Sobre el amor y el dolor

    Lo que sorprende en ese relato de Savater es que lo haya escrito él. Las viñetas y emociones que se extraen de sus escritos y de su situación y vida personal son las contrarias. Es como si un millonario nos recomendara no tener dinero, por ahorrarnos infelicidad.

  • CONTRASEÑAS. CONSEJOS PARA FUTUROS PADRES. Mientras ustedes, felices y despreocupados, se dedican a pasearse por la prensa sabatina, a mí me ha llegado el día más temido del año: el del cambio de contraseñas. Llevo dos horas yendo de unas cuentas a otras tratando de bautizarlas con contraseñas a las que siempre les falta algo (que si un número, que si un par de caracteres especiales, que si una mayúscula) o les sobra algo (“La contraseña elegida es demasiado parecida a la antigua”). Sí, soy capaz de crear contraseñas de fantasía, pero no las recordaría dos días después y anotarlas, en mi caso, no sirve para nada: no sabría dónde está el papel.

    Por todo lo cual les ACONSEJO que la próxima vez que tengan un hijo, no le llamen Fernando o Pilar, devánense un poco los sesos y pónganle 6ATrr0Oxxsupsize& si es niño o 72Ar!CanG*el1 si es niña. Me lo agradecerán.

  • ¡Bah, no tienen pensamiento positivo, no saben pasarlo bien!

    Pues yo, cuando me he topado con esta frase del artículo, he interpretado todo el resto en clave sarcástica (y doliente).

  • He estado de vermuses con un amigo paterfamilias que se ha quedado de Rodríguez esta semana y se le ve de cojones. No puedo hablar por él, pero ya hablo por mí: sin niños se está más que bien. Si tengo alguno, prefiero no saberlo. Los niños me gustan 5 minutos y poco hechos.

  • schultz dice: Sábado, 04/03/2017 a las 14:03

    A ver dónde pillo ahora un Correo. Me tendré que emborrachar otra vez, obligada te veas.

  • schultz dice: Sábado, 04/03/2017 a las 14:03
    Desde las profundidades de la calle Arana hasta el suplemento cultural de El Correo. El triunfo de un hombre perro. Lamentablemente no lo puedo enlazar desde aquí.
    Perroantonio, hemos triunfado (digo hemos hablando por todos nuestros).

    A ver dónde pillo ahora un Correo. Me tendré que emborrachar otra vez, obligada te veas.

  • MGaussage dice: Sábado, 04/03/2017 a las 12:14
    Savater. Sobre el amor y el dolor.

    Procuro fijarme dice: Sábado, 04/03/2017 a las 09:46
    La columna de Savater: «Mundo feliz».

    MGauss, AL RINCÓN

    Claudio Sífilis dice: Sábado, 04/03/2017 a las 14:01
    S. dice: Sábado, 04/03/2017 a las 14:08

    Tareixa (14:58 y 15:03), por si está pensando que es lo que dice Claudio, y Jenny (14: 21), por haber dudado

    TODOS AL RINCÓN

    Y QUIETECITOS

  • S. dice:Sábado, 04/03/2017 a las 13:55
    El economato.

    Lo dice el Wyoming también, y no tiene economato. Pertenece al diccionario español progresista de ideas recibidas.
    Qué vas a esperar.

  • “La clase de dolor que siente un pensamiento por una causa aparente cultiva el pensamiento mismo; y, desde ese modo, se engendra, se eterniza, se refuerza a sí mismo. Aún más: en cierta manera se perfecciona; se hace cada vez más sutil, más hábil, más poderoso, más inatacable. Un pensamiento que tortura a un hombre escapa a las modalidades del pensamiento, se vuelve otro, un parásito”, dice Paul Valéry en el primer párrafo de su brillantísimo diálogo La idea fija, obra que lleva como epígrafe estas palabras de don Luis de Góngora:

    En rocas de cristal
    serpiente breve
    .

  • Todos tenemos ya edad para recordar las dos o tres veces que se terminó el mundo, pero cualquier comparación de Trump con Reagan, o con cualquiera, empieza a ser patética.

  • Procuro fijarme dice:
    Sábado, 04/03/2017 a las 15:24

    Hay una gran diferencia. Fundamental. Wyoming es un judío haciendo chistes sobre judíos. Ellos son alemanes haciendo burla de los hebreos. Así se ven.

  • Yo digo que así en general, a propósito o en su intimidad no les sale bien hacer un test…

    Y que ya me retiro a mis aposentos. A desmayar fingidos enfados.

  • Alvaroquinn dice: Sábado, 04/03/2017 a las 14:49

    Alvaroquinn, nadie tiene hijos porque le gustan los niños, sino por un mandato divino. Divino de la muerte.
    A ver, lo dicen las viejas y te lo digo yo: es un milagro, chaval. Y lo más importante, no es obligatorio.

  • S. dice: Sábado, 04/03/2017 a las 15:44
    Hay una gran diferencia. Fundamental. Wyoming es un judío haciendo chistes sobre judíos. Ellos son alemanes haciendo burla de los hebreos. Así se ven.

    Sí, así SE VEN: alemanes imaginarios, quieres decir. Iba a soltar un mecagüendiós pero me he cortado por los niños. La transición entre los temas.

  • Claudio Sífilis dice:
    Sábado, 04/03/2017 a las 14:01
    Los adolescentes deberían decirle a Savater, vete tú a hacer pilates.
    Ah! Que ya va, y solo ve viejos, y quiere ver jovencitos y jovencitas haciendo ejercicios de ancianos.
    Savater devería ir a ver la olimpiadas.

    No, Claudio, a MGauss le he castigado por no leerme, pero ha entendido el mensaje de Savater. Tú, no y has hecho de cabecilla de los otros. O no te he entendido yo. Explícate mejor.

  • Cada vez me pasa más que no sé si las cosas que oigo son en serio o en broma, de lo ridículas y autoparódicas que (me parece que) son las cosas que se dicen; y no es en los bares —que no le quito a nadie el derecho a decir tonterías en un bar, solo faltaba— sino en las tribunas. Pero con Savater no me pasa. Esto del pilates es una burla, claro.

  • El viento. Salgo al balcón a fumar y me fijo en el mirador del parque que da a la playa, se ven unos mástiles con banderas: la de España, la de la Unión Europea y la del pueblo, que es villa marinera de la Corona de Castilla. Son tres banderas pequeñas porque hay una apartada y mucho más grande, el lábaro, «símbolo identitario». Tócate los cojones con la lepra, qué contagiosa es. La culpa no es de los vascos, la culpa es de los demás. A ver quién arregla esto.
    Os dejo, que el viento me pone a mil.

  • Ya estoy hasta los cojones de ortografía, geografía, y ahora encima tener que interpretar a Savater. Blog de listillos…

  • Pensé que podía ser broma, pero debo ser muy difícil de hacer reír. Tengo un ensayo sobre Cioran escrito por Savater. Sólo he leído la entrevista del final. La anterior es muy indigesto.

  • Joder como está hoy la seña Procu…
    Tiene a toda el aula temblando. Y luego que tenemos fracaso escolar¡¡¡
    Para un día que sale un un rayo de sol en mi pueblo, y nos salimos a mirar tiendas de calderas, (para ver si ya el invierno que viene nos podemos duchar sin ayudas externas.) resulta que la tecnología es tan variada que nos hemos venido a casa con unos tomos sobre agua caliente solar, intercambiadores de calor de nanopartículas cuánticas, desmineralizadores de co2 respetuosos con el medio ambiente y con el ambiente entero …
    Cuando hemos llegado y pedimos una calderita para dos, que nos garantice una ducha diaria (para los dos, sueltos o juntos) y que nos produzca calefacción los 6 meses de invierno de Cholet y que funcione con gas, el tío nos ha comentado que la tecnología ha evolucionado mucho.
    Eso sí, no nos ha quedado nada claro que todo lo mostrado ( a entre el triple y el quíntuple del precio que llevábamos en la última pesadilla) sea adaptable a nuestra casa.
    Creo que seguiremos vaciando el cubo de fugas de agua, o lo pondremos más grande, y uno estará en la caldera dándole al botón mientras el otro se ducha. Las mantas que compramos en Ezcaray en el último viaje por allí, harán el resto.

  • S. dice:
    Sábado, 04/03/2017 a las 15:36
    Todos tenemos ya edad para recordar las dos o tres veces que se terminó el mundo, pero cualquier comparación de Trump con Reagan, o con cualquiera, empieza a ser patética.

    Así empieza el “hartículo”:

    Sin pruebas, sin datos, pero lleno de rencor …

    Ante todo, objetividad.

    Como siempre, lo mejor, los comentarios:

    ivansanchan
    04/03/2017 13:55 horas
    Je, je, ¿y a quién no espió Obama? ¡¡Si grabó sistemáticamente hasta a su aliada Merkel y a su querida Union Europea!! Pero eso si, tenia buena planta, hablaba bien y a los periodistas les encantaba.

  • Procuro fijarme dice: Sábado, 04/03/2017 a las 16:36

    Son tres banderas pequeñas porque hay una apartada y mucho más grande, el lábaro, «símbolo identitario».

    Dejando de lado el rollete identitario (que es una cosa para turistas que sólo se creen los más espesos de cada lugar), qué extraordinaria es la estela de Barros. Durante siglos sólo fue pavimento.

  • Comentarios a lo de la natalidad:

    teodor hace 1 hora
    Que se vayan preparando las feministas, sus hijas, si las tienen, vivirán como lo hacían las mujeres en el siglo X.

    european culture hace 21 minutos
    Toda la población mundial cabe en Rusia. O en Australia. Es más, cabe en el estado americano de Texas. Lo de la superpoblación en un mito.

    @european culture
    Ha pasado de los casi 1000 millones que había en 1800 a los más de 6000 millones en el año 2000, y el 30 de octubre de 2011 se alcanzaron los 7000 millones, y se alimentarían con lo que produce el estado de Texas.

    Texas es un territorio que está muy bien gestionado (un poco mejor desde que yo estoy aquí), pero no sé si su producción daría para alimentar a todo el mundo mundial. Claro que todo es proponérselo, los tejanos se pondrían a ello con humor y buena disposición. Note bene: aquí pasan de Trump y (sobre todo) de los anti-Trump, van a lo suyo y consiguen buenos resultados.

  • Muy bueno lo de Trapiello. Y después de ver lo del economato, pues qué decir. Como ya dijo algún eminente filósofo, lo del nacionalismo hay que conllevarlo con resignación. Pero sin ceder en lo fundamental.

  • Ahora que he llegado a la planta sótano del Olimpo de la prensa localista, me permito dar un consejo a todos los que vayan a publicar un libro. Poned especial empeño en cuatro cosas, el título, la portada, la solapa y la contraportada. Si lo hacéis bien, ahí debe estar prácticamente todo el material que necesite un periodista para escribir una reseña. Yo ahora me arrepiento de no haber mentido más.

  • Pues Trapiello no necesita traducción. Bien clarito lo ha dicho.
    Pero no estoy muy conforme con el análisis de la situación. Si está claro que sólo existe un tren. Sí está claro que va contra los topes, sacan adelante la independencia o no.
    Pero el tancredismo, el no oponerse demasiado a esta parodia de hijo pródigo, me parece la más adecuada, y la que peor les puede ir a los secesionistas y sus primeras planas.
    En estos momentos Más, tiene que dormir muy mal todas las noches pensando en a quién va a poder culpar del fracaso consultivo. Incluso su equipo de asesores estará planteando su apoyo a los PGE a cambio de que Rajoy haga algo para detenerlos en el último momento, y que puedan saltar del tren, por imperativo legal Español.
    La independencia sería algo bonito e incluso posible, pero no con estos mediocres en la primera línea. Que pueden ganar el referéndum?, pues sí que pueden.
    Bien, una vez ganado, qué? multiplicar la administración por tres? exprimir más a los ciudadanos para mantener ese caro tenderete?.
    Muchos ciudadanos que no se meten en estos ciscos se lo estarán preguntando, pero no necesitan (no necesitamos) salir a las calles con trapitos para pedir algo que se logra con otro tipo de esfuerzos, que no son precísamente de politiquitos grisáceos.
    Además es que cumplir con las reglas y la ley es de tipos normales que se ganan la vida con sus esfuerzos denodados, y no dando vocecitas en las calles.
    Y a nosotros nos parece que menos no es más, y restar no es bueno.

  • El artículo de Trapiello me provoca un cansancio bíblico. Tengo entendido que cuando son elegidos los diputados, los jueces, los miembros de los distintos gobiernos, los agentes de la ley y los militares, juran cumplir y hacer cumplir las leyes. Que trabajen. Por lo demás, si todos somos culpables (de la situación actual), nadie es culpable. Hasta los mismísimos de las manifestaciones y concentraciones.

  • No conozco mucho a Savater. Hay otra cosa que dice: “Parece que va siendo evidente que la distopía que nos corresponde no es 1984, de Orwell, sino Un mundo feliz, de Aldous Huxley”, que yo me había tomado en serio. El romanticisno de Zorrilla o de Romeo y Julieta no me va, así que las cosas que decía no me parecían una burla, y lo del pilates simplemente no venía a cuento y me molestó. Seguramente sigo sin entenderlo. Así pues, me retiro de comentar a Savater. El libro que tengo ya ha estado varias veces a punto de acabar en reciclaje, ya le queda menos.

  • Tampoco conocía el palabro:
    “Distopía o cacotopía son términos antónimos de utopía significando una ‘utopía negativa’, donde la realidad transcurre en términos antitéticos a los de una sociedad ideal, representando una sociedad hipotética indeseable”

    Cuando no conozco el significado de una palabra al leer, es como si no estuviera en el texto.

  • En mi opinòn solo hay un error en el artìculo de Trapiello (y en la de Perroantonio). La independencia de Ctaluña no se decide en España sino en el extranjero. Como Rajoy juegue mal las magnificas bazas que tiene, se jodiò.

  • Claudio, si no entiendes “distopìa” en el texto de Savater menos entenderàs a qué Ana se refiere. Bolena, Bronte, Frank, Karenina, Hathaway..?

  • Pasa como con el Ulyses de Joyce o Rayuela de Cortazar. No los tiro a la basura por respeto, aunque son libros en mi estantería que nunca leeré, y me son totalmente inútiles.

  • Claudio, a ti, ademàs de las chonis y el lumpen, qué te interesa? Marcial Lafuente Estefania? Beber por porròn? Los concursos de regüeldos?
    Hombre, una cosa es ser sencillo y otra pretender ser divino de la muerte haciéndose pasar por anti-intelectual. Quizàs, aunque lo intentaras, tampoco lo conseguirìas.
    Ya està bien de jactarse de ser un bàrbaro. En pantuflas.

  • Procu se dio cuanta de que no soy capaz de entender un texto pequeño de Savater. No es porque sea anti-intelectual. Es que tendría que leer con un diccionario y un profesor al lado. Como se ha visto. No quiero al profesor. Punto final.

  • Somos bichos. Reproducirnos está en la esencia de lo que somos. Y tengo la sospecha de que al final es lo único que cuenta. Yo soy el penúltimo de una serie larguísima de individuos que seguramente no fueron felices y las pasaron putas pero tuvieron éxito reproduciéndose. Considerar otras opciones me parece materia estupenda para una conversación de barra de bar.

  • En mi modesta opinión, hasta los que manejan con mano demente la locomotora del prusés tienen muy claro a estas alturas que la independencia no es un objetivo viable a corto plazo, y se preparan para hacer suyo nuevamente, aunque salvando la cara en la medida de lo posible, el que fuera lema del barça durante décadas: aquest any tampoc. Otra cosa es que hayan llegado demasiado lejos en sus bravatas y desafíos al estado como para ignorar que la rendición incondicional le costará la carrera política al que arroje las armas sin luchar. Así, pues, habrá “choque de trenes”, pero quiero creer que éste resultará menos traumático de lo que anticipan los más pesimistas. El primer factor de tranquilidad es saber que más pronto que tarde comenzarán las luchas cainitas entre convergentes y los chicos de esquerra por el reparto del pastel. (Hoy por hoy, Junqueras sabe que, si no pasa nada extraño, él es el próximo presidente de la Generalitat) La segunda, y aquí es donde sí que hay que apelar a la estrategia y el “maquiavelismo” de nuestras autoridades, es que comprendan que los políticos pueden inmolarse incluso con cierta alegría si es necesario, pero los funcionarios no: a un político “represaliado” por el opresor se lo recoloca sin demasiados problemas pero pocos, por no decir nadie, renuncian a un trabajo vitalicio en aras de una quimera. Y cualquier proceso de esta magnitud necesita en última instancia mucho más a los funcionarios que a los políticos para ser llevado a cabo.

  • Perroantonio dice: Sábado, 04/03/2017 a las 18:02

    Poned especial empeño en cuatro cosas, el título, la portada, la solapa y la contraportada.

    Pues es la pura verdad.

  • El barojianismo, el casticismo e incluso el costumbrismo literario hace tiempo que no dan màs de sì. Quién frecuenta esos géneros acaba sintiendo devociòn por los callos con chorizo, garbanzos y fabas y por las reyertas a garrotazos. Yo soy de burbujitas de millésimé y daga carnicera en la bocamanga. Còmo me hubiera gustado ser cardenal !!! Solo pasearìa en carroza descubierta.

    Al final por aquì hasta habrà gente que lo pase mejor con las peleas de perros que leyendo a Joyce.

    En cuanto a la prosa de Savater, en consonancia con sus modelos, Voltaire y Borges, es prìstina. Qué, Claudio, tampoco sabes qué significa prìstina?

  • A mí sí que me ha gustado lo de Savater y me ha recordado un poema de Gonzalo Rojas que me gusta cantidubi por el ritmo tan persistente que tiene.

    OSCURIDAD HERMOSA

    Anoche te he tocado y te he sentido
    sin que mi mano huyera más allá de mi mano,
    sin que mi cuerpo huyera, ni mi oído:
    de un modo casi humano
    te he sentido.

    Palpitante,
    no sé si como sangre o como nube
    errante,
    por mi casa, en puntillas, oscuridad que sube,
    oscuridad que baja, corriste, centelleante.

    Corriste por mi casa de madera
    sus ventanas abriste
    y te sentí latir la noche entera,
    hija de los abismos, silenciosa,
    guerrera, tan terrible, tan hermosa
    que todo cuanto existe,
    para mí, sin tu llama, no existiera.

    ****

    Y también digo, con Cherubino, que todas me hacen palpitar.

  • A mí esto de Trump me parece muy cansino, tanto que a todos los que se me quejan les digo lo mismo: haber votado, hijos de puta.

  • Llego tarde a las lecturas sabatinas, incluido Trapiello, con quien coincido. Francisca, llevo desde 1984 avisando sobre las intenciones del maquinista, primero, y sobre su peligrosa chaladura, después.

  • MGaussage dice:
    Sábado, 04/03/2017 a las 20:01
    Somos bichos. Reproducirnos está en la esencia de lo que somos. Y tengo la sospecha de que al final es lo único que cuenta.

    Es para lo que estamos. Para garantizar que a nuestra muerte queden especímenes como nosotros.
    Pero nuestra inteligencia lo que permite es proyectar experiencia y conocimiento a la generación de la que somos responsables, como lo hicieron nuestros ancestros.
    Suelo mostrarme pesimista con el futuro que les espera a mis hijos.
    Pero trato de transmitirles lo mejor que tengo (si es que tengo algo), para que les ayude a crear algo mejor para ellos y la generación de la que tendrán que responsabilizarse para mejorar.
    Tampoco es que todos tengan que tener hijos.
    En demasiados casos creo que es lo preferible para ellos y para los que deberían estar bajo su tutela.
    Por ello me parece muy bien el que salgan esos grupos renunciando a reproducirse y comunicandoselo a sus allegados y amigos.
    La verdad es que si no tienes nada mejor que ofrecer que transitar por el barrio con intereses inanes, vacíos, o mendaces, es mucho mejor que no te reproduzcas.
    Considerarse un error en la cadena evolutiva es un acto responsable, y viendo que lo único que puedes hacer es contaminar el futuro, lo mejor es autolimitar tu duración a la existencia que te toque.
    Está muy bien y deberíamos aplauidirles en su intención.
    Extinguir de una vez por todas la irresponsabilidad.

  • Coincido con Gómez. Cuando el referéndum de cartón el peso de la ley debió de ponerse en los curritos y no en los jefes. A nadie importa en una guerra si mueren dos o tres generales, por eso no se desinflan los ánimos. A la población le llega y le duele ver cómo vuelven féretros de chavales cubiertos con la bandera. Como dice Gómez si en lugar de cada uno de los encausados hubiera una docena de individuos jugándose el puesto de funcionario y los derechos de jubilación las cosas estarían mucho más calmadas, todos releyendo y subrayando los pasajes importantes de la constitución.

  • Francisca Ferrol dice:
    Sábado, 04/03/2017 a las 11:02
    Gran Trapiello, aunque a ni a S ni a Homeless les gustarà, supongo:

    No sé por qué no iba a gustarme. Hasta le puedo comprar la responsabilidad general en la indolencia. Unos, eso sí, mucho más indolentes que otros. No va a tener la misma responsabilidad el carnicero del Froiz que Andrés Trapiello o J.L. Cebrián. Pero sí, toda sociedad democrática tiene los gobernantes que se merece.

    De todas formas, como diría Pitbull, Ya tú sabes: soy pesimista. Es una mera cuestión de tiempo. A todo lo más que aspira ahora el Estado es a una situación de País Vasco II. O sea, una independencia de facto donde la proclamación no sea necesaria, por costosa para ambas partes. Y una resistencia puramente privada contra el infortunio de aquellos españoles que vivan o vivamos allí.

  • botillero dice:
    Sábado, 04/03/2017 a las 20:31
    A mí esto de Trump me parece muy cansino, tanto que a todos los que se me quejan les digo lo mismo: haber votado, hijos de puta.

    Supongo que será usted norteamericano.

    Al principio lo veía con indiferencia, y ahora estoy empezando a verlo con fascinación. Abro los ojos como un niño que asiste por primera vez al Circo. Por un lado observo a los Clowns, que cada vez más frecuentan la prensa en columnas y comentarios, tratando de explicarnos a la gente racional el porqué de las posturas del Augusto. Y por otro lado, que un tipo que es presidente de EEUU emplee su tiempo en guerras tuiteras con Arnold Schwarzenegger, o en comunicarle al mundo su enfado porque a su hija han dejado de comprarle bragas… Es que me tiene flipada.

  • Yo lo que columbro son las jaquecas de este hombre Trump según va descubriendo los entresijos del poder político de Guasinton.

  • “Íbamos caminando y he escuchado un ruido. He visto que había una serpiente enrollada y la he cogido pensando que era una serpiente normal. Ha sido en ese momento cuando me ha mordido”

    El capullo este debía tener a la cascabel en casa y como sabe que está prohibido ahora se inventa la historia.

  • Morgan, eso lo han hecho los curas católicos (no así los protestantes, que de ahí les viene el nombre), pero por prescripción divina. No por voluntad propia. Es el precio que les pone Dios por tener hilo directo, y para que no se chiven de las cosas suyas.

  • Como no quiero aburrir a la audiencia con mis asuntos de índole científica, me gustaría pedir la autorización de Francisca y Zeppi, para obtener sus correos y poderles cansar sólo a ellos con algunas dudas.
    Sobre todo a Francisca, que se lo merece por malevola y por lo mal que me cae.
    A Zeppi le castigo, pero sin ánimo de venganza, le ha tocado la bola por ser del gremio y estar en los USA “nada personal, sólo por la ciencia”

  • Viejecita, me gustó lo que contaste de esos dos arquitectos.
    Aalto fundó hasta su propia empresa de mobiliario que ahora pertenece al grupo Alemán-Suizo VITRA.
    Yo sin embargo me encuentro más cómodo en la ortogonalidad que en las curvas, pero para gustos, las personas…
    No conocía el edificio del músico, y lo voy a mirar.

  • El rey de Arabia Saudí ha viajado a Indonesia para calmar los ánimos en su fuente de mano de obra e̶s̶c̶l̶a̶v̶a̶ barata y, ya de paso, contrarrestar la influencia iraní en el mayor país musulmán del mundo. Las estatuas desnudas del palacio presidencial han tenido que ser tapadas para que a las solteronas no les dé un vahído. El rey Salman ha glosado la importancia de la tolerancia religiosa y los peligros del extremismo. Se le ve muy suelto en eso de los selfis.

  • Seña Procuro le regalo una manzana, para hacer las paces y le deseo un feliz no-cumpleaños.
    Alvaro, es verdad que se le ve “juvenil” y “tolerante” al hijo de Saud. El segurata negro de la puerta del avión o es un Nubio o se lo ha mandado Donald.

  • Para S de la 1′ 56.
    Ya he dicho muchas veces que vivo rodeada de insectos, lagartijas, ardillas, y otros bichos silvestres, y que les encanta meterse en mi jardín, ( que lo mantenemos cuidado pero asalvajado ), e incluso en mi casa.
    Pues bien, hace como un par de meses, apareció intentando meterse en casa, una víbora enorme, de más de metro y medio. Estuve procurando no perderla de vista, pero en un momento dado tuve que contestar al teléfono y aprovechó para esconderse.
    No es la primera víbora, ( aunque sí la más grande ) con la que me encuentro. Les encanta invernar en la cámara de aire de debajo de la casa. Llamé al Seprona, para que me aconsejaran qué hacer. Me dijeron que les avisara cuando me la encontrase, para recogerla y soltarla en el campo. Y que hasta que se terminase su hibernación, no corríamos peligro más que si la atacábamos despertándola. Y me dijeron también que cada víbora tiene su veneno específico, y que no me sirve de nada tener un contraveneno genérico.
    Así que, cuando vienen mis nietos, no les dejo ir al jardín sólos, que les encantan los bichos, especialmente las serpientes, y serían capaces de intentar jugar con ella…

    Pero el caso es que en el Seprona 062, me dijeron que las víboras están protegidas. Y que no se las puede matar. Y que cuando la vuelva a ver, no la pierda de vista, les llame a ellos, y que ellos vendrán con unas redes especiales, se la llevarán, y la soltarán en el campo.
    Así que, está claro que entre las víboras y las personas , las primeras tienen la preferencia. Y me creo la historia del chico mordido por la serpiente en un parque …
    ( Otra cosa sería que me hubieran dicho que las hacían inofensivas, quitándoloes las glándulas donde fabrican el veneno, y los dientes, pero eso no me lo dijeron ).

    Ya siento

    Y buenos días a todos, que se me había olvidado.

  • Bueno Procu, como lo de la manzana igual te sabe a poco, te pongo esta joyita...(a Pirate si no ha borrado todo cambiando las contraseñas, creo que le puede gustar también) Siento que no suene a la altura…

  • Joder Viejecita, que temperamento tan frío el tuyo con las bichas.
    Yo veo una de esas estando sólo y salgo corriendo. Si están alguno de los míos cerca me la cargo seguro.
    Luego como persona de ley que soy, me entregaría a las autoridades, no sin antes declarar ante la prensa y televisión que fué en defensa propia.
    La llamada la haría al CHOPSUEY, para que el eminente gabinete de letrados en plantilla, preparara la defensa, la portavocía y sus consiguientes comunicados de prensa, a manos de Morgan y Schultz.
    Veríamos como quedaba eso de la supremacía reptiloidea.
    Creo que el enfoque debería ser llevado hacia la xenofobia, al ser yo vasco y el consiguiente “choque de trenes”.

  • Felicidades, jovenzuela.

    He mirado esta mañana el Faro de Vigo para ver si salía el artículo dominical del Falo de Vigo y no estaba. Misterios.

  • ¡Me cago en la puta! Pues nada, este mes ya ha tocado techo y estamos a 5; las cosas ya solo pueden ir a peor. Mis agradecimientos a Calaza quien, por si fuera poco, tiene el múltiple acierto de incluir el brillante fragmento de Mortimer. Destaco, además, este jugoso párrafo:

    Deseo aclarar -y es muy importante – que mi informador y amigo no es un cualquiera. Persona extraordinariamente inteligente, científicamente formada, culta y dotada de acerado espíritu crítico, su criterio es generalmente certero. No obstante, en este asunto, temo, es víctima de sesgos de confirmación que lo han condicionado hasta el punto de negar todas la pruebas en contra y magnificar los elementos que robustecen sus creencias. De hecho, cuanto más se prolongue el debate más negativa será su postura. Es lo que dice la sicología social y la sociología computacional en la que se inscriben las investigaciones de Quattrociocchi.

    Como complemento, esta joya: teorías de la conspiración de animales relacionadas con Israel. Mi favorita es la del delfín espía.

  • Muchas gracias por el consejo, Procuro, y por su ejemplo JrG.

    Como vea a la víbora enfrentándose a mis nietos, por supuesto que la mato ( No sé lo que les parecería a Tareixa y a Bonnie , pero para mí, no habría duda ). Y la culpa sería suya, por invadir mi casa…
    Lo que me preocupa es lo de los del Seprona soltándola en el campo. Que mi chico el “pequeño” corre maratones, y le encanta correr a campo través para prepararlos , y no me hace ninguna gracia pensar que podría pisar a “mi” víbora, y ser mordido por ella cuando estuviera corriendo por el campo sólo.
    Que haya “campos” acotados para serpientes, para tigres, para leones, me parece bien. Que el que allí se mete, se mete donde no le llaman, con todas sus consecuencias, pero que una serpiente pueda estar a sus anchas en un campo donde vayan a pasear humanos , eso me indigna.

    Claro que hay que cuidar a las serpientes venenosas, sobre todo para poder sacarles el veneno y fabricar antídotos, pero no me parece que esa sea la verdadera razón de los ecologetas para evitar que se las mate.

  • jeG, amor, no es nada personal. Zeppi no tiene problema, que vive en Texas. Pero tù tienes para mi màs peligro que un paquete bomba: vives cerca y madrugas mucho.

  • Muchísimos besos, jovenzuela. Es usted de lo mejor que me ha pasado en internet en muchos años.

    Y parabienes muchos al Perro, que también lo es.

    ¿Por qué no se casan – ustedes dos entre sí quiero decir – y nos invitan a la boda? Ésa sí que iba a ser una xuntanza de las que hacen historia.

  • La otra noche, cenando con monsieur G. en el Raval, la conversación viró inevitablemente hacia Calaza. G. y yo mismo coincidimos en que, como buenos gallegos que somos, éramos rendidos admiradores del genio del oráculo de Patos.

  • El Sena está a cuatro horas, casi como el Bidasoa pero al sur. Pero prefiero la Loire. más tranquila, sin barcos ni bullicios y con las arquitecturas mucho más espaciadas.
    Madrugar es como trasnochar pero con esperanza de luz.
    Tú sabrás Francisca, tú sabrás.
    La wiki sirve en las anécdotas y yo soy hombre de otras cosas que el dato.
    Soy demasiado generoso para tí, y tú demasiado rácana para mí.

  • He de decirte, querido jrG, que desde los tiempos de Arcadi nadie me pidiò el correo en plan consultorio. Eso sì, para fornifollar ni te cuento

    PD “Ti” no lleva tilde

  • “El Bosson no lo descubriò la maquinita de los cojones, carisima y que no sirve para nada. El Bosson lo descubrieron tres fisicos con lapiz y papel. Y la maquinita de Ginebra no se hizo por impulso poilitico, se hizo porque la ingenieria del siglo XX, sin ningun tipo de ideologia detràs, es capaz de hacer esas cosas. Y desde hace muchos años. Esto lo aprendi leyendo a Lacan, Freud, los horoscopos, a Lakatos y a una que pasaba por aquì”.

    Cuento ocho. Paca, ¿alguien te ha dicho que tienes una hostia con toda la mano abierta?

  • Pues a mi me da la gana de felicitar su cumple, que ya es más de medio siglo e impone mucho. Tenemos la misma edad, pero seguro usted es más guapa y yo más inteligente y joven.

    Encantadora Viejecita, ¡¡¡MATE a la bicha !!! ( duerma con un hacha debajo del sobaco , y tan pronto la sienta, amenace con matar a todas sus culebrillas si fuera ella, o cortar sus gónadas fuere él)

    Y si no sabe si es X o Y, se lo lleva o la lleva de paseo en un autobús.

  • Qué buena pareja hariamos Eufrasia y yo. Ella pondrìa tildes y yo las ideas.
    Pero no te das cuenta, amor, que escribo en un teclado guiri y es un suplicio poner tildes? Dejo fluir, i r correr, libre como el viento mi prosa despelotada y asì.
    Si le dije a jrG lo de la tilde en “ti” es porque sé que al pueblo espeso y municipal os interesan esas cosas;
    Por cierto, aprecio asaz que conserves mis posts antiguos. Quieres que te envie tambien unas bragas empapadas?

  • Los conserva Chopsuey, querida, para un estudio de caso del narcisismo patológico. Y ya me enviaste unas bragas, recuerda, que estaban más secas que la mojama.

  • para ser tan narcisa deberìa atildar un poco màs mis posts, por las tildes digo
    hay quien antes de escribir un post primero se entrena en word, lo acicala bien, le pasa el corrector, se mira en el espejito màgico y efectua un minucioso trabajo de poda corte y confecciòn para que después la profe le diga -o alvarito, quees un pelotas- muy bien eufrasia, muy bien, has progresado mucho pero làvate los dientes de vez en cuando porque para llegar a secretaria eso cuenta màs que las tildes

  • Gracias Tareixa ; con su bendición me quedo mucho más tranquila. En cuanto vea que la víbora ha salido de hibernación, ( que suelen despertarse con un hambre espantosa, y sería muy capaz de intentar morder a mis nietos, que tienen 6 años y están tiernecitos ), en cuanto la vea, tengo la espada de mi bisabuelo preparada , y le corto la cabeza. ( no manejo bien el hacha, pero la espada se me da mejor )

    Y si me dicen algo los del Seprona : pues ya les avisé cuando la vi, que les encanta la cámara de aire de debajo de casa, que entran y salen a sus anchas por las rejillas de ventilación, y que si se traían a un perro de esos que tienen, la encontraría en 5 minutos. así que, si acabo teniéndola que matar, la culpa será de ellos.
    Y es que, además, que vayan a dejar una bicha así libre en el campo sin quitarle el veneno me parece mal, no, FATAL.

  • Francisca Ferrol dice:

    Domingo, 05/03/2017 a las 12:52

    ah, cierto

    Las oraciones empiezan con mayúsculas. Mire, esto está en todos los teclados: esquina inferior izquierda. ¿Ve la flechita? La pulsa junto con la letra que comienza la oración (en este caso, la “A” de “ah”) et voilà. Una falta de ortografía menos pa’ mi Paca.

  • Calaza es un hombre de pensamiento libre directo, masculinidad firme, superávit intelectual y carente de inseguridades que me hace el favor de gustar de lo que escribo y largarlo a los cuatro vientos, lo que viene siendo urbi et orbe. Tenía a enfriar una botella de albariño, para el día en que decirnos estas y otras cosas a la cara, y he añadido otras dos.

  • ah, gracias!!! no me havia dado de cuenta
    qué cultura, qué grasia tiene eufrasia, còmo nos reimos con ella
    casi tanto como cuando CC contò lo del beso negro

  • En el ABC Cultural de ayer citan a Adrede, en un artículo llamado Steiner a cuatro patas.

    No recuerdo el nombre del autor del mismo, si alguien lo sabe, que lo ponga, por dar al César lo suyo.

  • Yo, desde que leí en un suplemento dominical que la imagen que tenemos de nosotros mismos tiene 15 años menos que el DNI me siento un chaval. Para que digan que las lecturas no sirven para nada. Felicidades, Seña Procuro.

  • Gomez : He recibido dos veces el enlace a CUARENTA , de Aberrations , y me dice que esa página no existe. Voy a meterme en lo de Flynn y a ver si desde allí me deja.

  • En ese mismo atículo, se cita una opinión de Steiner respecto al peligro que suponen la pantalla del ordenador y la limitación linguística y mental que suponen los mensajes cortos, tan favorables para las consignas como nocivos para el pensamiento.

    En otro artículo del mismo suplemento, Ander Izaguirre advierte de otro “peligro” que acecha al escritor actual: “Hablamos y tuitetamos demasiado. Para escribir mejor, a ratos hay que retirarse”.

  • No, querida viejecita, no le dejará.

    He escrito ese relato sobre un asesino y se me han ocurrido, si eso es posible, unas mejoras, así que lo he sacado antes de que nadie lo leyera.

    Por la tarde me pongo a ello.

    Es usted la mejor. Sin duda.

  • Y ese mismo Ander Izaguirre reivindica el Tour de Francia como fuente de literatura, lo cual nos lleva, a la entrada de hoy, en la que aparece el maillot amarillo: un círculo que se cierra.

  • ¡ Qué alivio, Gomez ! Es que me han echado de varios blogs ( de uno de ellos, que me divertía mucho porque el dueño del blog era un pintor de origen alemán que vivía en San Lucar de Barrameda rodeado de gatos, cuyos cuadros me encantaban , justamente por no creerme lo de los chemtrails, y decirlo ).
    Y últimamente wordpress me está mandando sistemáticamente a moderación, y me veía castigada en el rincón…
    Muchas gracias.
    Cuando se me vayan los de la invasión dominical, lo vuelvo a intentar.

  • ¡Por Dios, mujer! Pero si allí son bienvenidos hasta quienes me odian –y vienen, que lo sé yo– con más cariño, cómo voy a echarla usted que es un encanto, me compra libros y hasta se los lee.

  • Y dale con el facistol. ¿Pero a estas alturas del partido aún no se ha dado cuenta de que lo que a usted, que es de la generación reprimida, le parece escandaloso a mí me la trae floja?

  • Quinn, mi teoría de la conspiración favorita es la que dice que son los propios judíos los que organizan constantemente atentados antisemitas para … bueno, el por qué se me escapa.

    Accusations of causing antisemitism

    “In January 2005, a group of Russian State Duma deputies demanded that Judaism and Jewish organizations be banned from Russia. Their seven-page letter… accused Jews of carrying out ritual killings, controlling Russian and international capital, inciting ethnic strife in Russia, and staging hate crimes against themselves. The majority of antisemitic actions in the whole world are constantly carried out by Jews themselves with a goal of provocation, the letter claimed”.

    ¿No es grandioso?

  • Pirata Jenny dice: Domingo, 05/03/2017 a las 11:27

    Proc & moi ya estamos casados con la Filología, aunque yo le pongo más los cuernos (a la Filología). Nuestro amor es platónico. Nos une España, el amor a la lengua y la misión de desasnar merluzos.

    Seguiría esta conversación, pero tengo que adentrarme en las guipúzcoas a desfacer un entuerto.

  • Por cierto, felicito mucho al autor que cada entrada suya me recuerda una peli. Ora voime leer un libro y observar el mundo gatun@.

  • Para Viejecita. Manual de instrucciones.

    Tras unos días en Uganda.

    Y entonces vimos a lo lejos dos chozas africanas. Nos aproximamos. Eran unas casas vacías, sin puertas ni ventanas. En su interior había unos camastros de madera. A todas luces, aquellas casas no tenían dueño; sencillamente debían de servir a los viajeros perdidos.

    No sé cómo, acabé tumbado en un camastro. Apenas me sentía vivo. El sol zumbaba en mi cabeza. Encendí un cigarrillo para vencer el sueño. No me gustó su sabor. Quería apagarlo y cuando mecánicamente seguí con la vista mi mano dirigiéndose hacia el suelo, vi que estaba a punto de apagarlo en la cabeza de una serpiente que se había aposentado debajo del camastro.

    Me quedé helado. Petrificado hasta tal punto que, en lugar de retirar a toda prisa la mano con el cigarrillo humeante, la seguía sosteniendo encima de la cabeza del bicho. Al final, sin embargo, me di cuenta de la situación: un mortífero reptil me había hecho su prisionero. Tenía presente una cosa: ni un solo movimiento, ni el más leve. Podría saltar y pegarme un mordisco. Era una cobra egipcia, de color gris y amarillo, y aparecía perfectamente enroscada sobre el suelo de arcilla. Su veneno no tarda en causar la muerte, y en nuestra situación -sin medicinas y en un lugar que podía hallarse a un día de camino del hospital más próximo- esa muerte habría sido inevitable. A lo mejor en aquel momento la cobra se encontraba en un estado cataléptico (dicen que el estado de insensibilidad y letargo es típico de estos reptiles), pues no se movía ni un ápice. «¡Dios santo!, ¿qué hacer?», pensé, ya del todo consciente.

    —Leo —susurré lo más alto posible—, Leo, ¡una serpiente!

    Leo estaba en el coche, en aquel momento sacaba el equipaje. Nos quedamos mudos, sin saber qué hacer, y no había tiempo que perder: no ignorábamos que la cobra, cuando se despierta de su catalepsia, enseguida se lanza al ataque. Puesto que no llevábamos ningún arma, ni siquiera un machete, nada, decidimos que Leo bajaría del coche un bidón con gasolina y que con él intentaríamos aplastar la cobra. Era una idea arriesgada pero, sorprendidos por una situación tan inesperada, no se nos ocurrió nada mejor. Algo teníamos que hacer. El no actuar por nuestra parte habría dado la iniciativa a la cobra.

    Nuestros bidones eran grandes y estaban provistos de unos bordes poderosos y afilados. Leo, que era un hombre muy fuerte, cogió uno de ellos y, en silencio, empezó a caminar hacia la casa. La cobra no reaccionó; seguía inmóvil. Leo, sosteniendo el bidón por las asas, lo levantó y pareció quedarse a la expectativa. Mientras permanecía en aquella actitud de espera, hacía cálculos, tomaba medidas y fijaba el objetivo. Yo, tenso y preparado, seguía en el camastro sin mover un solo músculo. De repente, en una fracción de segundo, Leo se lanzó con todo su peso, y el del bidón, sobre la serpiente. Yo, a mi vez, en ese mismo instante me tiré sobre el cuerpo de mi compañero. Eran unos segundos en que se decidía nuestra vida; lo sabíamos. Aunque en realidad pensamos en ello más tarde, pues en el momento en que el bidón, Leo y yo nos abalanzamos sobre la serpiente, el interior de la choza se convirtió en un infierno.

    Nunca hubiera pensado que un animal pudiera poseer tanta fuerza. Una fuerza terrible, monstruosa y cósmica. Había creído que el borde del bidón cortaría el cuerpo del reptil sin ninguna dificultad, pero ¡qué va! No tardé en darme cuenta de que teníamos debajo de nosotros no una serpiente sino un muelle de acero que temblaba y vibraba, y que no había manera de doblar ni de romper. Enfurecida, la cobra pegaba unos golpes tan violentos contra el suelo que, al llenarse de polvo, la choza se volvió oscura. Agitaba la cola con tanta energía y fuerza que el suelo de barro se desmigajaba y los añicos, que volaban por los aires en todas direcciones, nos cegaban con densas nubes de polvo. En un momento pensé, aterrorizado, que no podríamos con ella, que se nos escabulliría y que, adolorida, herida y furiosa, empezaría a mordernos. Aplasté con más fuerza a mi compañero. Éste, con el pecho pegado al bidón y sin poder respirar, sólo emitía suaves gemidos.

    Finalmente -aunque la cosa duró un rato muy largo: toda una eternidad-, los golpes de la cobra empezaron a perder su ímpetu, vigor y frecuencia. «Mira», dijo Leo, «sangre.» En efecto, por una grieta del suelo, que ahora recordaba un recipiente de barro roto, se deslizaba despacio un reguero de sangre. La cobra estaba cada vez más débil, como también más débiles se habían vuelto las sacudidas del bidón que no dejamos de percibir ni por un momento y con los que ella nos hacía saber de su dolor y odio, unas sacudidas que nos tenían sumidos en constante estado de pavor y pánico. Pero entonces, cuando todo hubo terminado, cuando Leo y yo nos pusimos de pie y el polvo de la choza había empezado a bajar y se volvía cada vez más ralo, cuando miré hacia aquel reguero de sangre que desaparecía de prisa absorbido por el barro, en lugar de satisfacción y alegría sentí que me invadía una sensación de vacío, más aún, de tristeza, por aquel corazón que yacía en el mismo fondo del infierno, ese infierno que por una extraña serie de casualidades habíamos compartido todos hacía tan sólo unos instantes, porque aquel corazón había dejado de latir.

    Ébano. Ryszard Kapuściński .

  • jrG dice: Domingo, 05/03/2017 a las 08:26
    Como no quiero aburrir a la audiencia con mis asuntos de índole científica, […]

    JrG, te aseguro que aunque no entienda nada a mí me interesan mucho tus cosas, si quieres ponerlas aquí. Y todos los demás también quieren que las pongas. (He dicho que todos los demás también quieren y os recuerdo que hoy es mi cumpleaños).
    Bolaño es físico, hazle CANTAR.

  • Holmesss dice: Domingo, 05/03/2017 a las 14:00
    Primer bañito del año en aguas de capdecreus a la salud de Proc: a ver qué tal las del cantábrico.

    Las del Cantábrico hemos salido con bufanda si bien al final hasta nos hemos desabrochado un botón, pero por lo aguerridas que somos las del Cantábrico. Holmesss, no trates de inisiar una guerra de mares, no vais a ganar. Había unas olas del copón y mucho surfista dominguero, entre ellos algunos chicos de por lo menos mi edad, en neopreno. Seguro que eran sus cumpleaños y estaban con una crisis de majarería de las gordas.

  • Perroantonio y yo no podemos casarnos para no cometer poligonía contra el principio de los polígamos industriales. Y porque le pides la mano y no te la da como hacen los demás perros 🙁

  • jrG dice:
    Domingo, 05/03/2017 a las 08:26
    … me gustaría pedir la autorización de Francisca y Zeppi, para obtener sus correos …

    Autorización concedida JRG, si no se lo pasan, dígamelo y lo publico aquí.

  • Para que os hagáis una idea del retraso mental de la elementa –aunque creo que la mayoría ya sois conscientes- recordaré la siguiente anécdota. Creo que fue en el blog de Jabois.
    Como se jactaba de su importancia dentro las estructuras secretas del judaísmo, alguien, con mucha habilidad e incluso más mala leche, le tiró de la lengua preguntándole si había participado en algún comando o golpe de mano contra los terroristas o, en general, enemigos de Israel. Respondió muy ufana y con un mohín de modestia:”Eso no puedo contarlo” Ya digo, boba completa.
    Hoy se jacta de que para ser moderna, desinhibida y antifascista hay que tragar larvas de gusanos fecales. Va mejorando.
    Otro día os cuento, a lo mejor esta noche si tengo tiempo, la verdadera historia de la agente secreta BBx10^6. Traduciendo: boba de baba un millón de veces.

  • Alvarito, corazòn, ya dije que eres un pelotas de manual y me reitero. Pero es que ademàs bizequeas. Yo soy como los Soprano: devuelvo dos veces los favores que me hacen y hago pagar tres veces el daño que intentan hacerme.
    Si la boba de baba no hubiera pegado esto, sin venir a cuento, yo la hubiera dejado tranquila habida cuenta que me repugna màs que una rata mojada dentro de cama:

    Domingo, 05/03/2017 a las 12:16
    Cuento ocho. Paca, ¿alguien te ha dicho que tienes una hostia con toda la mano abierta?

    Debes ser el ùnico que no te has enterado que està loca por mì y cuando llevo unos dias sin ocuparme de ella vuelve recurrentemente a llamar mi atenciòn. Como esas niñas que les tiran piedrecitas en el recreo, por despecho, a los niños que aman.
    Dicho esto, vete a tomar por el recto proceder, amor.

  • Francisca siempre sorprende y nunca deja indiferente pero eso de “pueblo espeso y municipal” me ha parecido todo un hallazgo. Para que luego digan que nada se aprovecha de una tarde de domingo.

  • jrG dice:
    Domingo, 05/03/2017 a las 12:14
    Zeppi, te evito el compromiso, no me contestes.

    Demasiado tarde, JRG. Además, no solo no tengo inconveniente sino que me agradaría mantener un intercambio de correos sobre temas científicos, emulando la correspondencia entre Pascal y Fermat, por ejemplo.

    Fermat, junto a otros matemáticos como sir Arthur Kempe, pertenece a la categoría de “grandes aficionados”, por el mero hecho de que su profesión no era la ciencia, ambos eran abogados o jurisperitos, que diría un gallego. Pues coño con los aficionados, más de un profesional se daría con un canto en los dientes si llegara a un parte de su nivel.

  • Como no lo podría decir mejor, me limito a copiarlo. Alberto Figueroa dixit:

    “Independentismo talibanizado”, “…nazionalistas normalizadores habituados a atacar en manada”, “…jauría azuzada desde A Mesa”, “chatarra necionalista”, “…ProLingua es una organización que supura podredumbre guerracivilista”, “nazionalitarismo”… Este delicado florilegio, cortesía de la pluma de D. Juan José Rodríguez Calaza (“economista y matemático”, además de insultador ocasional en ‘Faro de Vigo’ y viejo compadre de Mario Conde), es solo una minúscula muestra de su sofisticada sutileza.

    Hay pullas hermosamente veladas de ironía, hay diatribas elegantemente mordaces…; millas de lodo más abajo, entre los miasmas del mal gusto y el juego sucio, hallamos la chabacanería tabernaria del señor Calaza. La persecución, patológicamente monomaníaca, a que este avezado libelista somete a sus adversarios ideológicos, es tan furiosa y sañuda, que más que una discrepancia de ideas, parece que han abusado de una hermana suya (con todo el respeto lo digo). El mensaje, que es siempre el mismo (una rabiosa y babeante retahíla de insultos terribles contra el nacionalismo y los nacionalistas), pero aprovechando diferentes pretextos circunstanciales, aparece sistemáticamente patinado de una prosa pedante hasta la conmiseración. Porque el autor es orgulloso en cuanto a su categoría intelectual. Obviamente, si se molestara en (si se rebajara a) leer esta carta, lamentaría la cortedad de mi mollera, la decadencia de mi educación, el sectarismo acrítico en que me han confinado años de diabólico adoctrinamiento.

    Tres consideraciones: primero, me decepciona que un periódico supuestamente serio publique sin más, y hasta le reserve un espacio privilegiado en su sección de opinión, textos que no pasan de ser curiosos ejemplares para una antología barata de la injuria; segundo, llama la atención, aunque no es infrecuente, que el autor no alcance a comprender hasta qué punto sus artículos/libelos suelen ser una lúcida descripción de su propia actitud hacia los otros: violentamente fanática y vibrante de odio; y tercero, seguramente lo más grave: es constatable que estas oscuras invectivas suelen servir de respaldo intelectual y acicate visceral al enconamiento irreconciliable de los dos extremos”.

  • He sido rábula y lo voy dejando, pero de físico portentoso, por abundar en conceptos trillados. Feliz en tu día, filologista.

  • Pirata, sin entrar en detalles semánticos, a algunas cosas conviene llamarles por su nombre, o en su defecto, por sinónimos que todo el mundo entienda.

  • Lleva razón, Zeppi, pero me estoy conteniendo. Si hay algo que siempre me ha puesto nerviosa, desde que era una párvula, son los marrulleros y chocarreros que intentaban hacer sangre de aquellos a quienes su soberbia, su vanidad o su embriaguez (o una combinación letal de todas) les impedían respetar.

    Me estoy refiriendo a (su “sin venir a cuento”)

    Francisca Ferrol dice:
    Sábado, 04/03/2017 a las 19:37
    Claudio, a ti, ademàs de las chonis y el lumpen, qué te interesa? Marcial Lafuente Estefania? Beber por porròn? Los concursos de regüeldos?

    Francisca Ferrol dice:
    Domingo, 05/03/2017 a las 11:53
    He de decirte, querido jrG,
    PD “Ti” no lleva tilde

    Francisca Ferrol dice:
    Martes, 28/02/2017 a las 15:18

    A ver, S, tù puedes, seguro que eres capaz de soltar una parida aun mayor. You can.

    por sólo ir a las últimas 24 horas.

    Fíjese que pienso que en el caso del sujeto éste la embriaguez es el elemento más pesado de la fórmula. Pero no hay justificación: a mí cuando se me va la pinza con el JW me da por ponerme sentimental y pedir perdón por todos mis pecados, los reales y los imaginarios, no por creerme el Duque de Lerma y zarandear al prójimo.

    En fin, créame que la cosa me produce una gran tristeza y un poco de misantropía.

  • Por cierto y para que no quede ese cabo suelto: fue exactamente al contrario, como recordarán quienes frecuentaban chez Jabois. Es una lástima que sus archivos ya no sean accesibles. Yo (y muchos otros) nos reímos de los nicks (probablemente un par de multinicks) que me “acusaban” de ser una espía del Mossad. Jódete Carlitos, nada más y nada menos. Hubo un post absolutamente hilarante (debió de ser Brema) y cumbre aquellos días. Lo único que quedó claro de aquel delirio es lo que yo misma enlacé: que había colaborado asiduamente con el centro Simon Wiesenthal, y que de aquella colaboración resultó el enjuiciamiento de Demjanjuk.

  • Domingo, 05/03/2017 a las 18:02
    “Habría que prohibirle el licor café a cierta gente. Sale el gremlin de estampida.”

    Me adhiero, casi con violencia, a las sabias palabras de Alvarito. Los alcoholicos engendran hijos que mas bien parecen hijas.

  • No se llama fetichismo, se llama Google. Y ésta fue la contrarréplica del insultado:

    “La carta que “Faro de Vigo” tuvo a bien publicarme en su edición del 29 de septiembre, y que llevaba por título “A propósito de los artículos de Juan J. Rodríguez Calaza”, ha merecido una respuesta inmediata del aludido. Haciendo suyo el adagio de Lope, en horas 24, pasó las pullas al quiosco.

    No por previsible deja de ser curioso que el Sr. Calaza trate de desmentir una acusación de injuriador, injuriando a su vez al acusador. No voy a reproducir aquí las lindezas que me dedica, que basculan entre lo sicalíptico, lo pueril y lo directamente infame. En todo caso, es llano que cada una de sus chocarrerías constituye una prueba de cargo adicional a las expuestas en mi carta.

    Puesto que he detectado algunos malentendidos, procedo a aclararlos.

    En primer lugar, es cierto que las expresiones que cito en mi carta proceden de un artículo suyo publicado hace casi 1 año; pero eso se debe a que mi texto tiene esa misma antigüedad. El que no se haya conocido hasta ahora, obedece a que Faro no consideró oportuno publicarlo hasta el día ayer. De hecho, hube de enviarlo lo menos 6 veces para que se dignaran a hacerlo. (Su respuesta, en cambio, ha merecido una celeridad inusitada, de lo que me congratulo). Si decidí insistir, a pesar del taimado silencio del Decano, fue porque semana tras semana renovaba usted mi indignación con un nuevo libelo difamatorio. Mucho he tratado de inquirir la causa de esa censura de Faro; imputándola, unas veces, a una oprobiosa defensa de su persona y, otras, a la preservación de su línea editorial. A lo que voy: lea mi carta, más como la impresión general que me dejan sus textos contra el nacionalismo, que como contestación a un artículo específico.

    Me habría gustado explayarme, como por otra parte he hecho en otros foros, sobre los motivos por los que deploro la forma y el fondo de muchos de sus artículos; pero resulta que las limitaciones de espacio impuestas por el periódico, y de las que usted parece dispensado, imponían un estilo casi numismático (como Cansinos calificaba el de Borges). Sentado lo anterior, le diré que las expresiones que cito me parecen argumento de peso suficiente como para justificar una denuncia pública. El refuerzo argumental que me demanda, más que cualitativo, solo podría ser cuantitativo, por la vía de la acumulación y, por lo tanto, de la redundancia.

    Celebro que mis humildes líneas, si bien en las cloacas de su referencial canon estilístico, bastaran para estimular su hilaridad y la de su gavilla de hienas. (Ni se imagina la que ha suscitado en los míos su rabietilla senil). En todo caso, admitirá que, cuando yo insinué que usted es “docto en pullas, cual mozo de caminos” (Quevedo, sí; antes de que me acuse de plagiario), no andaba muy lejos de la realidad.

    Una corrección. Emplea usted impropiamente el término “categóricamente”. Relea mi carta y advertirá que yo no afirmo que usted tenga una hermana y que ésta haya sido objeto de abusos sexuales. Lo que sostengo es que el tono de sus libelos solo sería proporcionado a un agravio de tales características. ¿Puede captar la diferencia?

    Por cierto, yo sí tengo hermanas, ignoro si también son las suyas; pero teniendo en cuenta su avanzada edad, que acaso explique muchas cosas, me parece del todo improbable que nuestros progenitores hayan sido alguna vez coetáneos. En todo caso, debo rectificar: semejante furor antropófago solo resulta imaginable en quien, a su vez, ha sido personalmente víctima de otra clase de depredación.

    Si por no injuriarle o amenazarle soy “ovejita lucera” (a mí también me entusiasma Sabina), asumo satisfecho la metáfora. A usted, por hacer sistemáticamente lo primero, le va que ni pintado lo de “lobo piojoso”, aunque yo le calificaría de hiena senil. Cuanto a lo de “nunca ordeñada”, sería una feliz explicación a sus destemplados anatemas, si no fuera porque su edad desmiente cualquier posible “acumulación de leche”, buena o mala.

    No parece justo que parangone mi carta con las amenazas de muerte y los variados actos de terrorismo de baja intensidad de que asegura haber sido víctima (y que, por cierto, me inspiran la misma repulsión que sus artículos). Mi indignación para con sus textos es única y exclusivamente eso: indignación con sus textos. Ahora bien, habida cuenta de esa confesión, empiezo a explicarme la antropófaga vocación de los mismos.

    A mayor abundamiento, le informo de que ni milito en un partido político, ni debo lealtad a agrupación o persona alguna. Entiendo que intente evadir su responsabilidad suponiéndome parte de algún oscuro contubernio contra su persona; pero me veo en la obligación moral de desengañarle. El contenido de mi carta, le guste o no, manifiesta mi desagrado personal; la convicción supraideológica de que hasta la crítica más feroz puede y debe ser respetuosa. ¿Puede usted decir lo mismo?

    Según parece, detecta una contradicción (un fraude, dice) entre el contenido de mi carta y el idioma en que está escrita. Pues bien, si es cierto que debe guardarse la debida correlación entre el mensaje y el código lingüístico que lo vehicula, sus textos solo lucirán plenamente cuando empiece a redactarlos en germanías.

    Por último, no está en mi mano evitar que usted malentienda y tergiverse mis palabras, pues llevado de la insoportable pulsión de injuriar, no se da ni un minuto para mascar aquello a lo que se propone agredir. En consecuencia, suele errar el golpe. Cuando hablo del “enconamiento irreconciliable de los dos extremos”, me refiero simplemente a la maximalización, que usted auspicia, del desencuentro entre los adeptos del españolismo centralista (que usted abandera) y los del nacionalismo periférico (a los que odia por encima de todo). Estos y aquellos merecen respeto. Pero sepa que no pretendo convencerle a usted de nada. Eso sería suponer que su inquina tiene alguna raigambre racional que es dable conjurar mediante argumentos. Lejos de ello, pretendía denunciar públicamente la expresión de fanatismo irracional en que consisten muchos de los textos que Faro le publica.

    Afectuosos y fraternos saludos para usted y para su ociosa ordeñadora.

    PD: su persona no me inspira “fobias”. Muchos menos, fobias obsesivas. Tal vez, ese lapsus calami sea más elucidante de sus propias interioridades que de las mías“.

    La negrita es nuestra. ¿Le suena? ¿Otro fetichista?

  • Esa carta, querida, fue una réplica en el propio blog del interfecto, nadie le publicò semejante basura resentida.
    De paso, tan poquita cosa eres que tienes que recurrir a terceros para que apaguen los fuegos que tù misma provocas?
    Por cierto aùn me duele la cara de la hostia que me has dado con toda la mano abierta, campeona.

  • Dice James Cameron en un programa de National Geographic (El resurgir de la Atlántida) que este punto (Motilla de Azuer) puede ser el epicentro de la cultura atlante, que el castillo es posiblemente un templo y que el pozo está excavado buscando a Poseidón.

    Creo que ha llegado el momento de que empecemos a embrear y a emplumar a los charlatanes. ¡No nos jodas, James Cameron!

  • Lo contaba Lucien Bodard pero no recuerdo dónde.
    Se corrió la voz que en tal convento se enclaustraba una monjita adornada con las virtudes de la santidad. El obispo rindió visita a las monjas para cerciorarse de lo fundamentado del rumor. Preguntó ¿a ver quién es la santita?
    En la primera fila, una monjita -mirando como con timidez de victima maltratada por la vida hacia el suelo, pero con sonrisa de felicidad de oreja a oreja- levantó la mano. Claro, se jodió la santificación.

  • Hombre, la Motilla del Azuer, lugar de peregrinaje cercano al Zulo. Su pozo deja atónito al visitante por su amplitud y arquitectura.
    ¿Puede darme la cita, Perroan?

  • A veces es posible que, sin saber, incluso sin querer, te encuentres en el sitio adecuado en el momento justo. Y sabes que te morirás conociendo el sabor de semejante experiencia. Tuve la suerte de estar aquella tarde en Wembley, justo detrás de aquella portería.

    El mejor jugador inglés que yo he visto sobre un campo de fútbol.

  • Pirata Jenny dice:
    Domingo, 05/03/2017 a las 16:36
    S.:

    Todo permanece, Pirata. Más por convencimiento de amigos que mío propio llegué a pensar que algo podría cambiar, que todos los obstáculos desde el 2008 para acá podían alterar la corriente, desviar las aguas. Nada, desgraciadamente tenía razón. Todo lo que han permitido y todo con los que nos conformamos es con un pequeño remolino.

  • Pues en mi humilde opinión (qué cansado resulta tener que opinar de todo), entre los artículos de Calaza y las cartas de Figueroa no hay color. Lo resume muy bien uno de los comentarios:

    1 – Vekenvauer el día 30-09-2015 a las 16:10:39

    Buen ejercicio de desmenuce intelectual y moral del típico caso de fnacionalista que acusa a los demás de lo que realmente es él.

    […] En efecto, hay dos extremos irreconciliables, y yo no tengo ningunas ganas de reconciliarme con quienes sólo estarán contentos cuando me impongan su opción, y esos extremos son la democracia por un lado y el totalitarismo por otro, Luego parece ser que hay un sector de presuntos apaciguadores, colaboradores objetivos de los totalitarios …

  • El contenido de mi carta, le guste o no, manifiesta mi desagrado personal; la convicción supraideológica de que hasta la crítica más feroz puede y debe ser respetuosa.

    Esto me recuerda a un chiste, creo que del Perich:

    – Hombre, deja de darle puñaladas.
    – Pues que deje de llamarme asesino.

    Cuando hablo del “enconamiento irreconciliable de los dos extremos”, me refiero simplemente a la maximalización, que usted auspicia, del desencuentro entre los adeptos del españolismo centralista (que usted abandera) y los del nacionalismo periférico (a los que odia por encima de todo).

    La falacia habitual del nacionalismo periférico, el españolismo centralista. Un animal mitológico que desde tiempos inmemoriales habita entre nosotros y nos tiene nublado el sentido.

    Constitución, respeto a la ley, derechos de ciudadanía … frente a derechos “históricos”, sentimientos heridos, Breogán y otras leyendas. Puestos a fabular, lo hacen mejor los clásicos (tal que Cunqueiro).

  • Ser el mejor jugador inglés, vaya tela: qué ganaron esos tuercebotas. Un mundial robado, y algo más. Pero sí. quizá esa mal copia de Best sea el mejor.

  • En esto que te apellidas Marconi y presentas a bombo y platillo la comunicación segura por radio y resulta que te hackean el tinglado: «Origin of Wireless Security: the Marconi Radio Hack of 1903».

    The inventor himself was over 300 miles away in Cornwall, preparing to send the messages to his colleague Professor Fleming in the theater. Towards the end of Professor Flemings lecture, the receiver sparks into life, and the morse code printer started printing out one word repeatedly: “Rats”. It then spelled out an insulting limerick: “There was a young man from Italy, who diddled the public quite prettily”. Marconi’s supposedly secure system had been hacked.

    Curiosa historia.

  • Los perros cagan y mean en dirección norte-sur, alineándose con el campo magnético terrestre. Esto ya es, de por sí y sin más añadiduras, un indicador meridiano de por qué los perros no son los reyes de la creación. El ser humano, creado inteligente a semejanza de Dios Nuestro Señor, obvia el campo magnético y mea a sotavento porque, a falta de testimonio contrario y fiable, el magnetismo no desvía la emisión acuosa, al contrario que el viento. El hombre, superior escalón de los seres vivos, no sólo ha llegado a esta conclusión por sí solo sino que, dotado del don de la palabra, ha llamado Bóreas al aire del norte que, de ser perro de rígido comportamiento, le haría la micción un infierno. Otros humanos hay que se orientan también a puntos fijos y a horas prefijadas para cumplir ciertas necesidades no fisiológicas sino espirituales. También en este caso la opinión del que suscribe es negativa. La flexibilidad mental es carisma natural a apreciar y cultivar en esta nuestra especie y las rigideces cognitivas un camino llano y empedrado que, aparentemente cómodo, conducen a las puertas del infierno.

  • El gol de Gascoine: tres pases, o cuatro, saltándose todo el centro del campo. Me encanta.
    ¡Cuánto daño ha hecho al fúrbol el guardiolismo!