Cómø hacer amigøs

image
Por Brat Çäshø.

Si es usted hombre, la forma de hacer amigos es extremadamente fácil. Cómprese un sombrero. Pare a cualquier persona que encuentre por la calle (preferiblemente hombre, ya que si escoge a una mujer su comportamiento podría conducir a equívocos de peligrosa índole o a matrimoniar en un futuro próximo, cosa que desaconsejamos fervientemente). Sonría. Quítese el sombrero para saludar. Hable del tiempo. Si a usted el día le parece fantástico pero al otro señor le parece que hace mucho frío, apresúrese a cambiar de opinión y a decir que, efectivamente, hace mucho frío. Castañetee los dientes, frótese los brazos con vigor y exclame con asombro: “¡ni en Soria cuando corre el cierzo!”.

Propóngale ir a comprar un jersey a un pequeño comercio y muéstrese partidario de los pequeños comercios. Si el señor aduce, en cambio, que gustaría más de ir al Corte Inglés, usted debe loar inmediatamente las bondades del Corte Inglés y expresar su admiración por ese templo del consumismo que es timbre y gloria de España. Acompáñele al establecimiento elegido y cómprele un jersey.

Insista en que el verde es el color que mejor le queda. Si el señor se muestra contrariado y opina que el azul es, sin duda, el color que mejor combina con su carácter, apostura y vestuario habitual, no ahorre esfuerzos en afirmar que no hay color como el azul y que ya lo dijo Bécquer (Gustavo Adolfo); añada que es altamente improbable que el verde le quedara mejor que el azul, como usted sostenía de forma irresponsable hasta que precisamente ese señor le ha hecho abrir los ojos a la verdad y a la belleza, pues al fin y al cabo el verde es el color de los mocos y el de los ancianos con el deseo extraviado.

Respire profundamente para tomar aire después de su discurso.

Mientras le tira de una manga, le arregla la sisa o le quita las arrugas con unas palmaditas, sondee sus gustos en deporte. Si se muestra partidario del Real Madrid, pondere la calidad balompédica de Cristiano Ronaldo, aunque sea usted un insobornable espécimen del Real Club Zaragoza, y diga que el Madrid es un club castizo y generoso, todo nervio y corazón, noble y bélico adalid, caballero del honor y que no hay nada como las las mocitas madrileñas que van alegres y risueñas porque hoy juega su Madrid. Finalmente, carraspee con cierta discreción y entone un par de estrofas del himno con potencial canoro, en clave de sol y con voz de barítono.

Al salir del establecimiento, quítese el sombrero, salúdele cortésmente, entréguele una tarjeta donde conste su nombre, profesión, dirección, cuenta de twitter, página de facebook, perfil de tuenti y los dos blogs donde trata de política y deporte. Cítele en algún lugar de su predilección para el día siguiente a las siete de la tarde y retírese con paso elástico y alegre porque, querido lector, ya ha hecho usted un amigo.

181 comentarios

  • (Oh! ¡Menos mal que no los puse! Estábamos Adaptaciones y yo en la puerta y él ha entrado primero a codazos)
    ¡Con lo que sabes que me gusta estrenar, Adaptaciones! ¡¡Es que eres, ERES….!!!!!!! (Me cago en todos los ERES de España y en los hipócritas cómplices, y tibios políticos y sindicalistas, que no solo los permiten, sino que además los jalean: SPUT!!!!! (<———–Escupitajo final)

  • Claro, claro. Así que detenemos a un ciudadano cualquiera por la calle y le conducimos a un comercio, le introducimos en los probadores y le hacemos unos arreglos, todo sea por la amistad con la que el aterrorizado ciudadano corresponderá, eso está claro. Claro, claro. ¿Y desde que institución de reposo dice que escribe?, ¿qué tipo de arma corta es mejor?

  • Se agradece el consejo Dr. Brat. Lo malo de mí caso es que, siendo yo un ágil felino, el único ser con el que me tropiezo, tras el desayuno, es una lagartija somnolienta -al parecer las lagartijas hibernan como los osos- que no suele corresponder a mi cortés saludo. ¿Cree usted que con un casco de albañil podría quebrar esa intolerable indiferencia?

  • Oiga, señorita Lowercase, en su ágil prosa se entendía que el subrrealista era ese aficionado del Real Club Zaragoza, citado en el texto que, acuciado por hacer amigos, se pasa al Real Madrid. O sea, que pasa de subrrealista a realista.

    Usted escribe a tan diversos niveles de profundidad que ni se da cuenta.

  • Gengis Kant
    Don Brat, ¿podría decirme qué tiempo tengo hoy en Madrid?

    Poco, es época de muchas prisas.

    Satur
    Sinceramente, yo creo que mis colaboraciones son mejores.

    Y una mierda pa ti. (Contraejemplo)

    Luis Artime
    ¿Cree usted que con un casco de albañil podría quebrar esa intolerable indiferencia?

    Antes de tomar medidas desesperadas, pruebe con una boina.

  • El artículo del señor Cäsho me ha parecido muy elegante y educado. Ya era hora de que alguien entre las señoritas y los señores autores escribiera un texto de urbanidad y buenas maneras que, además, tiene los puntos y las comas en su sitio. La Ortografía y la Gramática son el espejo del espíritu, por lo que deduzco que el señor Cäsho es una persona amable y de orden.

  • Adaptaciones 22 de nov de 2013 09:11

    Cuando ha llovido pero ya no lo hace, servidor porta el paraguas exactamente como el caballero del atlántico luce el bastón.

    Adapt: ¿Está permanentemente (como la funeraria) conectado a internet? No hay vez que abra facebook y no tenga Ud. el punto verde.
    Como además nos comparte enlaces con donosura, es Ud. el máximo ejemplo de ‘amigo’. ¿Con cuantos seguidores cuenta, criatura?
    Y aquí el primero de la fila.
    Un saludo.

  • Don Tipo.

    Sí, estoy siempre on, porque lo tengo todo congifurado en el móvil, y en los diferentes PC´s.
    Otra cosa es que esté atento y con tiempo disponible, que no suele ser tanto como parece.

    Respecto a lo de la amistad, en la realidad soy el tipo más asocial que podría conocer. Lo compenso aquí.

    Y seguidores, pocos, espere a ver que le desilusione…

    tic, tac, tic tac,

    Comprobado, sólo setenta y ocho en tuister_666 y unos raquíticos diecinueve en fascistbook.

  • Ahora estoy más convencido todavía que anoche de que nuestra creencia en que hubo un caballero en La Mancha que nunca ha existido no se debe al contrato de lectura. Este contrato obliga al lector a creerse (mejor, a hacer como si se creyera) las historias más descabelladas siempre que tengan una cierta coherencia. Lo que se está pidiendo en realidad para esa clase de relatos es un plus de confianza, precisamente porque presentan un plus de fantasía.

    Pero supongamos que nos están contando cómo le fueron las cosas a un miliciano de la Resistencia francesa, de nombre Celedonio Cervera Prats, que había nacido en Villamarchante, había sido descargador en el puerto de Valencia y se había casado dos veces. En una historia de este tipo sobra el contrato. No es necesario suspender ninguna incredulidad porque no se ha dado ésta en ningún momento.

    Si a continuación nos informaran de la falsedad completa de esa historia, seguiría siendo cierto que, dentro de la invención, don Celedonio, un individuo inexistente, habría nacido en Villamarchante y no en Pedralba, etcétera. O, para ser más precisos, que don Celedonio, un individuo inexistente, habría nacido en un Villamarchante prácticamente igual al que en la realidad lleva ese mismo nombre. (Hago esta precisión porque el nacimiento de nuestro miliciano no podemos situarlo en un sitio real, donde rápidamente nos desmentirían los lugareños.)

    Con contrato o sin él, sin presunción o con ella, el asunto que he planteado es el mismo: si se puede afirmar que se dan algunas de las cosas que no existen. Hay quienes -por ellos he tomado partido hoy- piensan que sí.

  • Procuro fijarme
    ¿Y desde que institución de reposo dice que escribe?,

    ÇhøpSuëy, fanzine on the rocks.

    ¿qué tipo de arma corta es mejor?

    La más larga.

  • Srta. Bellpuig
    A pesar de que aparenta ducharse sólo una vez al mes.

    Tiene razón. ¿Le apetece ducharse conmigo?

  • Gengis, anoche se escapó como la lagartija que desayuna con Artime (y luego se va poner como un dragón y yo me voy a orinar un poco). Cuando se pregunta ahora si se dan alguna de las cosas que no existen, o está utilizando existir como sinónimo de vivir o está incurriendo en una contradicción flagrante, porque todo lo que es existe aunque no esté vivo, lo cual es tan tautológico como su respuesta de anoche a Pandalaciones (y era Atlans el que tenía la razón), de que nada le impedía «aceptar que para ser un ser vivo hay que estar vivo».

  • Es intolerable, y así se lo he transmitido a la Dirección, que los señores lectores (o las señoritas lectoras) puedan dirigirse ofensivamente a una leal trabajadora de esta institución. Una servidora trabaja con dedicación y, en la medida de lo posible, fingido entusiasmo, y no entiende por qué no es correspondida.

    He transmitido a la Dirección que aquí hay demasiada liberalidad y que se censura demasiado poco. Tengan ustedes más respeto, que tanto va el cántaro a la fuente que al final se llena.

  • Brat, las armas cortas muy largas son como los enanos gigantescos, cosas que confunden a nuestros amigos en los probadores.
    ***
    Para qué quiere ducharse si igual ni le hace falta. Invítela a la señorita a un baile.

  • Mañana tengo previsto oficiar un cocido canónico con cuatro vuelcos. A las 9:30 de la mañana se pondrá el caldero en la lumbre y a eso de las 14:30 se habrá producido el milagro. Beberemos un vino alentejano de esos “que se lo beben ellos”, Produzido a partir das castas Aragonez, Alicante Bouschet e Syrah
    Para el caldo del cocido (primer vuelco) una manzanilla pasada.

  • Brat es todo un caballero que sabe hacer amigos. No me cabe la menor duda.

    Y sin riesgo de matrimoniar una rendida admiradora a sus pieses.

  • En el Pc he visto reducidos los avatares , aparecen ya como armas cortas.
    En el IPad la reducción es brutal y afecta a tooooda la página,que apenas ocupa una cuarta parte izquierda, en cuanto accedes a los ingeniosos comentarios.
    A ustedes les pasa?

  • Los vuelcos doña Procuro, que en el caso particular del cocido madrileño son sólo tres, son la antigua forma de administrar un plato que degustado de tal guisa no es hipercalórico. Amén de que un día a la semana me permitía legumbres y los garbanzos al día de hoy vienen siendo legumbres.

    Primer vuelco: Caldo o sopa(si se miga pan o se añaden fideos o arroz)
    Segundo vuelco: Coles, zanahorias, patatas, calabaza, nabo.
    Tercer vuelco: Garbanzos propiamente dicho.
    Cuarto vuelco: La pringá, uséase carnes, tocino, panceta, chorizo y morcilla.

    Un caballero llega a la pringá justito, justito, de modo que no ha de preocuparse por colesteroles y ácido úrico.

  • A Proc:

    No he usado ‘existir’ como sinónimo de ‘vivir’. Piense que en las novelas salen muchas cosas inertes. Utilicé ‘darse’, que vale para todo. Lo hice así para evitar la aparente tautología, traída muy oportunamente por usted, según la cual habría existido un caballero manchego que nunca ha existido, aunque esa tautología la hubiera deshecho al momento aclarando que existió (en una ficción de Cervantes) un caballero manchego que nunca ha existido (en la realidad).

    Esa cautela mía -la de poner ‘vivir’, ‘darse’, o cualquier otro verbo, con tal de no usar ‘existir’- no evitaría la tautología si hacemos caso a los que opinan que los enunciados afirmativos llevan incorporada la apuesta por la existencia de lo afirmado, la carga existencial a la que aludí anoche.

    La siguiente tautología que me endosa era yo quien se la atribuía condicionalmente a Adaptaciones por haber dicho que la primera condición para ser humano era estar vivo. A la vista de que somos capaces de distinguir entre los muertos los que humanos de los que no lo son, pensé que Adaptaciones sostenía que para ser un individuo humano vivo hay que estar vivo, o que, dicho en marmolés, para estar vivo hay que estarlo.

    Luego yo salí hablando de los personajes de ficción, porque, a diferencia de lo que les pasa a éstos, tengo mis dudas sobre si un muerto humano es un ser (lo que se dice un verdadero ser) humano. No lo digo pensando en que no es nada, puesto que algo es, sino en que su modo de ser se parece más al de un montón de cosas que al de un organismo, más -perdón- a un substanciado que a una substancia.

    Y ahora vuelvo un momento al origen penal de la charla, aunque sólo sea para decir que los personajes ficticios podrían ser condenados a muerte; pero los muertos, no. Es que aquéllos podrían estar vivos.

  • Señor Holmes (no sé a qué vienen tantas eses, hijo), ¿usted tiene un IPad, un IPed o un IPatat. Necesitamos conocer estos pequeños detalles para poderle ofrecer asistencia.

  • Gengis, me gusta mucho su conclusión superliteraria, pero usted sabe que está haciendo uso y/o abuso de la polisemia de vivir, ‘existir en la fantasía de un ser vivo’.
    (No le he endosado la segunda tautología, le he acusado de habérsela reprochado a Andals).

  • Ay, Tareixa, la dicha a raudales. Qué me va a contar, mujer. El pan nuestro de cada día.
    ***
    Y que acabo de oír citar palabras textuales del juez Ruz sobre el caso Bárcenas, que dice que hay “una cierta corriente financiera B en el PP”. Aunque solo haya indicios, lo serán de “una corriente financiera cierta”, que no es igual, o qué. Es un no sé, no sé, qué sé yo qué, que me ha parecido muy impropio para formular una acusación, voceada además como titular un montón de veces en dos minutos. (Señorita Bellpuig, señorita Bellpuig).

  • A Holmesss le aparecen los avatarelos reducidos y a mí me parecen gigantescos e invasivos. Sobre los textos vamos.

    Un ERE unipersonal hombre, y que vuelva Robotiño, que nada hacía pero nada estropeaba…

  • Si don Quijote está vivo, que haga como mi vecino —que sólo se diferencia de algunos minerales no metálicos en que lanza vivas al Athletic— y lo demuestre. O que se manifieste, como hace Dios todos los días a la hora del crepúsculo.

  • La siguiente tautología que me endosa era yo quien se la atribuía condicionalmente a Adaptaciones por haber dicho que la primera condición para ser humano era estar vivo. A la vista de que somos capaces de distinguir entre los muertos los que humanos de los que no lo son, pensé que Adaptaciones sostenía que para ser un individuo humano vivo hay que estar vivo, o que, dicho en marmolés, para estar vivo hay que estarlo.

    Pero, pero ¿y porqué no dijo eso hombre de Dios si es lo que quería decir?
    La filosofía no se ocupa, creo yo, de los montones de carne con apariencia humana. La teología tampoco por cierto.

    También diseñan los coches teniendo muy en cuenta la apariencia del morro, porque definirán su carácter aparente, o sea como los percibimos los humanos (vivos).

    Parece una cara pero es metal y plástico, parece un humano pero es carne amontonada.

  • Esto es un horror, Robby.
    Me he duchado, he actualizado el S.O., y nada: el blo sigue ocupando una columna residual en la blanca pantalla.
    Creo que se quién tiene Culpa: el comentario de Adpts con el link del chalet de la srta Pepis, cuyo larguísimo enlace se sale de la casilla que debe contener y sujetar al comentario, en una larguísima línea que ocupa toda la pantalla, seguro que me entienden, y si no da igual, estrechando proporcionalmente todo el universo visual al que está referido.

  • Bueno, yo no tengo interés en hacer amigos. Soy muy malo, o eso dicen todas mis ex novias. Bueno, las dos que he tenido.

    Solucionado, gracias por dar con la clave.

  • A ver si aprendemos la lección, señoritas lectrices y señores caballeros:

    – Nada de poner videos a la brava. Incluyan el enlace dentro de una palabrita, que para eso les hemos puesto el botón link.
    – Nada de pegar enlaces como si estuviéramos aún en primero de internet. Usen el botón.

    Y un poco de Gramática y Ortografía y Buenos Modales.

  • Vale, acabo de descubrir que en el Modern Explorer de w8, no se abre el cajetín cuando pinchas el botón link.
    Si es que soy un early adopter de cuidao y esto tiene un precio.

  • La entrada de hoy y el fresco general me han decidido: el borsalino ha empezado su temporada. El scooter paga el pato.

  • Adaptaciones 22 de nov de 2013 16:44

    Vale, acabo de descubrir que en el Modern Explorer de w8, no se abre el cajetín cuando pinchas el botón link.

    [Señor, Señor, ¿por qué no me llevas ya?]

    Lo que usted acaba de descubrir, señor Adaptaciones, es que en SU ordenador no se abre la ventana. Piense:
    – Está activada la opción “Interrumpir la ejecución de scripts en esta página”?
    – ¿Quizá su novísimo antivirus Norton Internet Security (que es lo más parecido a un plaga bíbica que se ha inventado) le impide la ejecución de scripts?
    – ¿Quizá está activada la opción de ejecutar las ventanas emergentes en segundo plano y usted no la ve?

    Estamos aquí para ayudarle. Usted dirá.

  • En el modern no hay tantas opciones sólo, la genérica opción desbloquear contenido y por supuestísimo para Chopsuey estoy desbloqueado.
    No tengo antivirus intrusivo, ni Norton, ni Panda y no hay emergente en segundo plano.

    La solución es usar el Explorer normal, que no es tan gonito ni tan rápido…

    Y sí, uso el Explorer de modo racional, no es que me quedara anclado ahí sin saber de los Chrome y Firefox…

  • Señor Adaptaciones, le informo de que hemos evacuado una consulta a nuestra División de I+D para resolver el problema. Si no lo consiguen le prometo que, cuando vuelva a Castellbisbal el próximo lunes, intentaré desentrañar el enigma.

  • Facebook:
    Nada es más horrendo que el amor a la humanidad, que conlleva a amar a todo el mundo sin dejar de detestar a cada persona en particular.

    [me falla la identificación Srta. Rottenmeier]

  • Nuestro Departamento de I+D confirma:

    El cuadro de diálogo “Introduce la URL” debería verse en Explorer para Windows 8 tanto en la versión de escritorio como en la versión optimizada para dispositivos táctiles. ÇhøpSuëy está diseñado siguiendo los testeos más escrupulosos de rendimiento en los navegadores más utilizados (Chrome, Firefox, Explorer, Opera y Safari). No obstante, seguimos trabajando para evitar errores y fallos de resolución y rendimiento. Esperamos poder encontrar pronto una solución a su consulta.

  • Adaptaciones 22 de nov de 2013 09:11

    Cuando ha llovido pero ya no lo hace, servidor porta el paraguas exactamente como el caballero del atlántico luce el bastón.
    ¿Soy raro? ¿Viejuno? ¿Demodé?

    ¡Ego quoque, Adapts! Y me siento casi un freeky, porque en mi pueblo nadie lo lleva así, salvo cuando nos hace una visita el atildado señorito de izquierdas Antoñito Gala, que ni siquiera gasta paraguas o yo no se lo he visto nunca, por lo menos.

    Si no fuera un vagazo del quince, escribiría algo sobre los distintos y burdos modos de llevar el paraguas que tengo observado en caballeros y peatones sin distinción, que da para una entrada y hasta para varias salidas… de tono.

  • Lo curioso Juli0 es que la razón por la que lo llevo así es exclusivamente comodidad, luego me di cuenta de que igual parecía un petimetre, pero vamos, mesedá una higa…

  • ¡Qué divertido es el doodle del Doctor Who! A lo mejor mañana lo completo.

    ===

    Una manera elegante de llevar paraguas. Yo también lo he visto, en otro siglo

  • Procu, Cervantes no habló de la vida en su propia fantasía de un caballero manchego sino de la vida de ese caballero. Tampoco dijo que había vivido en El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha un caballero manchego; dijo, sin más, que vivió en La Mancha un caballero con esas características. Lo demás es, hablando con rigor, metalingüística. A Adaptaciones creo que le endosé la redundancia con razón.

  • He disfrutado como un niño con la conferencia de Antonio Escohotado (y que hace unos días nos trajo Adapts) sobre el libro que aún está escribiendo, Los enemigos del comercio, y del que ya lleva dos volúmenes publicados en Espasa. Es brillante y no hace enemigos: directamente a la yugular.

    (Por cierto, que he leído el primer volumen del libro y espero hincarle pronto el diente al segundo.)

    El vídeo amenaza con durar 3 horas, pero en realidad la conferencia dura una hora escasa y hay media hora de preguntas; el resto es una repetición sin sonido.

  • Un sombrero. Cómo pudo no ocurrírseme. Gracias, muy útil.

    A deshoras leo los comentarios de días pasados y a deshoras quiero decir varias cosas:

    Cosa uno. Me acutoinculpo por las molestias causadas a la amable señorita Bellpuig. Soy uno de los que cambió el correo sobre la marcha. Lo hice por razones más bien personales y tirando a técnicas con las que no voy a aburrirles, y sospechando que en buena lógica sería moderado de nuevo. Lo fui, pero apenas unos minutos. Gracias por la eficacia, y disculpas por el pequeño quebradero de cabeza.

    Cosa dos. Para los que se divierten con estas cosas, aquí hay otro test parecido al que han traído estos días. Más prolijo, es decir, probablemente aún más chorra (y además la redacción o traducción de las preguntas es manifiestamente mejorable), pero la cuestión es que, en mi caso al menos, el resultado es prácticamente idéntico. Me gustó comprobar la coincidencia, me sentí un hombre coherente y de sólidas convicciones, cosa que no me ocurría desde los siete años de edad.

    Cosa tres. No sé si está cerrado el concurso para el imán de nevera, pero quiero luchar por el premio:

    Recuerde el alma dormida, / avive el seso e despierte / contemplando / cómo se pasa el yogur, / cómo fermenta la leche / tan callando.

    Cosa cuatro y última. La conversación entre Adapts y Gengis a propósito del dolor como indicio más fiable de vida real. Ustedes han escuchado mucho a Trent Reznor o bien a Johnny Cash, no lo nieguen. El primero era un joven de veintinueve años cuando escribió ese texto, y el segundo lo hizo suyo con más de setenta, muy poco antes de morir. El propio Adapts y Satur aludían de pasada en otra conversación a cuál podría ser la mejor canción de la historia de la música popular. Yo hoy -y casi todos los días, sobre todo por las tardes- votaría por esa.

  • Querida, para el pueblo y la literatura (es decir, para el tópico), sólo hay una yugular. La del cuello. La otra es cosa de médicos y ateéses.

  • La pena de muerte es totalmente irreversible.

    Lo que provoca la irreversibilidad, siempre total, de la pena de muerte no es en esencia esa muerte, sino el hecho de que se ejecuta en un instante. Por eso es igual de irreversible cortar un pie: una vez cortado, cojo para toda la vida.

    Cualquier pena de reclusión, una vez cumplida, también es totalmente irreversible.

    En el transcurso de su cumplimiento también es irreversible, pero sólo en parte.

    La conclusión que saco de todo esto es que la única razón poderosa para rechazar la pena de muerte es el rechazo a matar. Y punto.

  • Pues que sepas que hay dos, querido. Y me quedo en el minuto 30 del vídeo porque m eestoy durmiendo; pero no por D, enchanté Escohotado, que ciertamente está interesante y me está encantando todo el repaso que le está metiendo a la historia de las sociedades, sino porque es que no me tengo despierta; ultimamente me desvelo por las noches y luego termino el día a rastras. Y como quiero escucharlo hasta el final seguiré mañana.
    —————————————

    Para mí la única razón poderosa para rechazar la pena de muerte, es precisamente la institucionalización de la muerte. Matar es bastante humano, pero institucionalizar la muerte en un Estado supuestamente de derecho (eso que nos suena tan bien) y en una sociedad civilizada, es rotundamente perverso y depravado.
    ——————–
    Buenas noches.

  • Otra vez pendiente de moderación. Pero si soy un tipo moderado, lo dicen los tests esos. Y además ahora no he cambiado nada, ni volveré a cambiarlo. ¡Señorita Bellpuig, Señorita Bellpuig!

  • ¿Cuál es la que se corta normalmente en un degüello? Pues esa. O sea, la yugular externa. O sea, la yugular por antonomasia. Es decir, la yugular.

  • Albert 22 de nov de 2013 23:39
    […]

    Cosa tres. No sé si está cerrado el concurso para el imán de nevera, pero quiero luchar por el premio:

    Recuerde el alma dormida, / avive el seso e despierte / contemplando / cómo se pasa el yogur, / cómo fermenta la leche / tan callando.

  • Por cierto, todas las entradas de nuestro fanzine me están recordando mucho -y me encanta- a las cosas que leíamos antaño en revistas como La Cordorniz, Hermano Lobo o Por Favor. La de hoy de Brat Cäshø, por ejemplo, es pura Codorniz de Tono y Mihura. Y también fueron tronchantes las de Gómez, Doña Procu, Satur, Perroantonio y el Marqués (en el caso de este último, con más mérito, pues consigue hacerte reir aún yendo en la parte seria del espectáculo).

  • Puede que el relato tenga la intención de mostrar que no existe la amistad pura, que en el fondo todo el mundo busca a alguien que le dé la razón y haga todo lo que se le diga. En todo caso, creo que sería más acertado que se titulase “Cómo echarse novia” o “Cómo casarse”, pues es lo que buscan la mayoría de las mujeres. No, no soy misógino, al menos en exclusiva: los hombres también buscan mujeres que hagan y digan su voluntad. ¡A puñados!

    En fin, a raíz de los amigos que he tenido a lo largo de la vida, y aún algunos tengo, yo no creo en la amistad. Son amigos hasta que deja de convenirles. Amigo es otra palabra que se aplica a la ligera, como las que ya dije (gordo, fascista y genio). Quizás tenga dos o tres amigos, no más.

    La amistad es un sentimiento fortísimo en la juventud y un fraude en la madurez. Espero de corazón que a ustedes no les pase.

    Del amor, todo menos todavía.

  • Gachó, no ha explicado por qué la institucionalización de la muerte vendría a ser una santificación oficial del asesinato, algo peor que matar por lo privado, la forma más perversa de quitar la vida, el mundo al revés; y no, el único modo de matar civilizadamente, tal como pensamos del monopolio público de la violencia. Tampoco ha explicado por qué no es un estado de derecho uno cuyo derecho incluya la pena de muerte. A lo último contestan algunos que no basta para que un estado sea de derecho que su funcionamiento este sometido a unas reglas administradas por jueces independientes, sino que debe respetar los derechos fundamentales, y uno de ellos es el derecho a la vida. Puede que tengan razón.

  • También querría participar yo en el cine-forum. Disiento con la exégesis de penedelmetal. El fin del relato, magnífico en toda su carrera, es el de escarnecer a los que hacen lo que sea con tal de tener amigos, y por ello están dispuestos, si hace falta y si no la hace, a lamer el culo de cualquiera. Brat no critica a los que quieren que les den la razón sino a los que están dispuestos a dársela al primero que pase.

  • Ayer me encontré por la calle con Holm tocado con su borsalino. Ibamos y veníamos del mismo lugar, La Central de la calle Mallorca. Departimos brevemente sobre la actualidad chopsuey. Ya en la librería adquirí las famosas conferencias de Kojeve sobre Hegel que acaba de editar Trotta. Ojo a esta publicación en español largamente esperada. Me he puesto el reto de escribir una entrada sobre el tema que no desentone con la línea editorial desenfadada que aquí impera.

  • SOMBRERO DE ALA DELTA
    Yo es oír hablar de sombreros y acordarme de Adrede, quien dicen que en su última visita a Estocolmo, decepcionado porque no le dieran el Nobel again, se tiró desde lo alto de un edificio, con la mala fortuna de que flotó en el aire de tan liviano que es. Otros dicen, en cambio, que se precipitó al suelo, pero que no se hizo ni sangre por lo blando e inconsistente. Y otros, los más aviesos, que lo que echó a volar fue su imaginación y bla bla bla.

  • Penedelmetal (a la madrugá, o cuando s’a condíooo el só):

    “La amistad es un sentimiento fortísimo en la juventud y un fraude en la madurez”.

    Ah, la madurez. Entregados a los juegos de la decepción. (Ah, las decepciones y sus profundas satisfacciones). ¡Dios, qué buena es la cosa cuatro de Albert y qué maravillosamente estoy atando yo todas mis moscas por el rabo! Porque este lo qué me da pie a despertar a Gengis (¡Gengiis!). ¿Qué hay de los juegos del lenguaje? ¿Es el lenguaje una simple herramienta para aseverar (A es B, Quijote vive en La Mancha)? ¿Da igual quién, cómo, dónde, cuándo o para qué?

  • Dice @hyperfluo: “50 años esperando el vídeo de ‘Like A Rolling Stone’ y me vienes con estas: video.bobdylan.com/desktop.html. Vete al carajo, Bod Dylan.”

    Sin embargo el vídeo es una maravilla. Funciona a modo de una televisión en donde puedes cambiar de programa (o no), aunque siempre con la misma canción. Como la vida real, más o menos.

    Cada día soy más bobdylaniano.

  • En mi encuentro con el marqués no pude aplicar las enseñanzas de la entrada. El que tenía frío era yo, y en cambio él parece creerse que disipar calorías forma parte de la dieta. No pude sugerir la visita al corte inglés, y la entrada no proporcionaba instrucciones para ese caso. A ver si otra vez se desarrollan más adecuadamente los algoritmos operativos, Brat.

  • “Lo que provoca la irreversibilidad, siempre total, de la pena de muerte no es en esencia esa muerte, sino el hecho de que se ejecuta en un instante. Por eso es igual de irreversible cortar un pie: una vez cortado, cojo para toda la vida.”

    El enorme respeto que le tengo -no dude que mayor que el de los demás- no me impide denunciar lo confuso que es su texto.

    Lo que convierte en irreversible la amputación de un pie -lo mismo pasa con la muerte- no es el hecho de que se ejecute en un instante, sino que ese miembro queda cortado para siempre. La pena no es la amputación, que sí es instantánea y seguramente con anestesia, sino quedar mutilado; tampoco es la pena que te maten, seguramente sin sentir ningún dolor, sino quedar muerto.

    En lo que sí tiene razón es en su idea de que la instantaneidad de la ejecución distingue este tipo de castigos de los crónicos, como lo es la reclusión. Al extenderse a lo largo de cierto tiempo, siempre cabe la posibilidad de revertir el error, si lo hubiera, antes de que se acabe el cumplimiento del castigo.

  • Irreversible e irremediable:

    Que un estado sea irreversible no significa que sea irremediable, siempre que se admita como ‘remedio’ algo que no sea la simple reversión (por ejemplo, compensar satisfactoriamente a quien se encuentra en dicho estado). Estar muerto es algo que no admite ni la reversión ni la compensación; haber cumplido una pena de cárcel es compensable aunque irreversible (aclaro: lo irreversible es el cumplimiento de la pena, por más que la situación del que la cumplió sea la previa al cumplimiento; quiero decir que ya está de nuevo en la calle).

  • Sí, el universo Wittgenstein… tan claro y diáfano… protector. Me gusta cuando dice *ich will nicht sagen: en el caso de la expresión de voluntad “Voy a tomar píldoras”, la predicción es la causa y su cumplimiento el efecto… Un juego de lenguaje importante*, y casi inmediatamente después *antes te interrumpieron; ¿sabes todavía lo que querías decir?*.

    ProcuroFijarme, me gusta su blog, soy real, había participado, poco y sin gloria, en el foro de Jabois, el primer diminutivo de Eufrasina es Frosia.

    “En el otoño del setecientos
    obtuve para mi tía Eufrasina Mitiklós
    un nombramiento de cortesana.
    Pues en aquellos días de la decadencia
    sólo las cortesanas eran mujeres reverenciadas
    en Bizancio.
    (…)”

  • División de las penas:

    1. Por la reversión:

    1. 1. Son irrreversibles:

    1. 1. 1. Las que han sido cumplidas.

    1. 1. 2. Ésa que seguirá siendo cumplida por los siglos de los siglos.

    1. 2. Las demás son reversibles.

    2. Por su remedio (o compensación):

    2. 1. Son compensables:

    2. 1. 1. A la víctima, todas menos la capital.

    2. 1. 2. A otro que no sea la víctima, todas.

    3. Por la duración:

    3. 1. Son instantáneas:

    3. 1. 1. Aquéllas que duran unos instantes (latigazos).

    3. 1. 2. Crónicas, que se dividen en:

    3. 1. 2. 1. Eternamente crónica (salvo resurrección).

    3. 1. 2. 2. Que abarcan lo que le queda de vida terrestre al reo (cadena perpetua, mutilación de órganos sin capacidad de regeneración).

    3. 1. 2. 3. Que abarcan una parte de lo que le queda de esta vida.

  • Eufrasina-Frosia, cómo me ha gustado ‘me gusta su blog’ y ‘soy real’. Que para creer uno me he tenido que creer el par. Muchas gracias. Yo soy nueva de once meses, casi no conocía a Jabois cuando el blog de Jabois, no lo leía; por eso pensaba que igual era usted, no sé, a lo mejor Gómez. He buscado en google los versos que cita y son de un poeta cubano que no conozco, Gastón Baquero. ¿Quiere contar más cosas?

  • Tipo, a mí eso me ha pasado el jueves y el viernes un montón de veces. Ya se están escoñiflicando los comentarios del francín, qué pronto se ha puesto a hacer moñas de word press. Hombres.

  • Perdone usted, señorita Fijarme, pero quien se estaba haciendo pasar por el Tipo Material era una servidora, para comprobar si existía algún problema de registro con o sin avatar.

    Señor Material, puede usted intentarlo cuando quiera, pero no hay ninguna razón en nuestro servidor que impida su entrada.

    No obstante, vamos a realizar (aprovechando el sopor vespertino sabatino) para realizar algunos ajustes. Si notan algo raro, no se alarmen. Todo volverá a su ser.

  • Genghis Kant: “División de las penas…”.

    Las penas (la condena) de los niños de Rafey… ¿son momentáneas, simultáneas, pasajeras, eternas, compensables (en esta u otra vida)? Además, falta por ubicar, me parece (no insisto), el punto (espacial y temporal) desde el que se estudia el objeto de investigación. Con permiso.

    Gastón Baquero (Cuba 1914-Madrid 1997), “Magias e invenciones”, Madrid, Ediciones Cultura Hispánica Instituto de Cooperación Iberoamericana, 1984, p. 64.

  • Buenas tardes. Héme aquí. Enhorabuena por su programa. Los contertulios son simpáticos y leídos y se pasa bien el rato.

  • ¡Ya voyyy!

    Procu, ya comenté hace días que me parecía muy bien que usted nos hubiera recordado en su entrada que no todo en el lenguaje es enunciar; también preguntamos, ordenamos, insultamos, expresamos emociones… Y hablamos de todo ello. A veces, mal. Por ejemplo, cuando no distinguimos claramente en el juego de contar cuentos la vida de don Quijote de su inexistencia. Sólo si ponemos a un lado el lenguaje del cuento, y al otro el del lenguaje con el que hablamos del cuento, podremos, una vez diferenciadas, juntar honestamente la vida y la inexistencia en una frase chocante; por ejemplo, en una que diga que un caballero que nunca ha existido (a diferencia de vivir, sólo se existe metalingüísticamente) vivió en La Mancha. Es verdad que hice un poco de trampa, pero también di desde el primer momento pistas para evitarla.

  • Los niños de Rafey quedan fuera del estudio porque no han cumplen ninguna condena judicial. El punto espacial desde el que se hace el estudio es una mesa camilla; el tiempo dedicado, escaso; los recursos, mínimos; el resultado, inútil.

  • Señoritas lectoras, señores lectores:
    Me recrimina la Dirección que tardo mucho en abrir las puertas y que no doy la bienvenida a los nuevos contertulios. Como si yo fuera San Pedro.

    Pero bueno, que es verdad que suelo tardar, pero es porque nadie me avisa. Que me dicen en el Departamento de I+D que debería recibir un mensaje en mi correo, pero no es verdad. Yo creo que se los envían al señor Satur, que últimamente se pasa el día echando los tejos a las señoritas.

    Vamos, que bienvenidos y bienvenidas, pero no alboroten, que estoy haciendo punto y viendo los Estrenos TV.

  • – Caballero, ¿sabe usted si Atenea fue hija de Zeus o de Poseidón?

    – De ninguno de los dos, porque nunca existió esa tal Atenea.

    – Váyase a tomar por culo.

  • El País da una explicación de la apuesta de Ucrania por una unión aduanera con Rusia en vez de por un acuerdo con la UE: “Europa es imbatible en las negociaciones de guante de seda, pero se maneja con dificultad en el chantaje”.

  • Gengis Kant

    Estaba pensando más bien en Bergman.
    Pero también lo suyo me gusta, ¡sí! Recuerda algo asín (y me tranquiliza) como aquel “361. El sillón piensa para sus adentros… ¿Dónde? ¿En una de sus partes? ¿O bien fuera de su cuerpo; en el aire de su alrededor? ¿O *en ninguna parte* en absoluto? Pero, entonces, ¿cuál es la diferencia entre el hablar interno de este sillón y el de otro que esté a su lado?” [NOTA: creo que en el diseño de interiores tradicional el sillón alemán es el equivalente de la mesa-camilla española, ¿no?]

    Y ¿cuál es la diferencia mensurable entre penar con condena judicial y penar sin condena judicial? ¿la libertad?

    Señorita Bellpuig, si es por mí, no se preocupe, por favor. Regáleme un jersey de cachemira color rosa pálido y cuello en pico, y será mi amiga.

  • Señorita Bellpuig, si es por mí, agradezco la bienvenida, aunque sea así a contrapelo. Lo cierto es que sólo vengo a merodear, que es algo muy relajante. Antes merodeaba desde afuera, pero es divertido ser alguien.

  • Ay, por Dios, no me diga Dª Bellpuig, que me pone años. Señorita, por favor.

    Y tenga en cuenta una cosa a la hora de enviar comentarios: “Tipo Material+dirección de correo” no es lo mismo que “tipomaterial+dirección de correo”.

    La inteligencia artificial todavía no es tan inteligente como para entender que es el mismo tipo el que escribe. La informática exige ser coherentes al cien por cien. Es, como si dijéramos, lo contrario al señor Khan que puede contradecirse a sí mismo en bucle eterno.

  • Mi querido Gengis, cuando usted se aferra a un tema…mire le dedico un poema de Oliverio Girondo que viene al caso de lo que se discute usted consigo mismo.

    Escrúpulo

    Me parece que vivo
    que estoy entre los ruidos
    que miro las paredes,
    que estas manos son mías,
    pero quizás me engañe
    y paredes y manos
    sólo sean recuerdos
    de una vida pasada.
    He dicho “me parece”
    yo no aseguro nada.

  • Gengis Kant 23 de nov de 2013 17:41

    – Caballero, ¿sabe usted si Atenea fue hija de Zeus o de Poseidón?
    – De ninguno de los dos, porque nunca existió esa tal Atenea.
    – Váyase a tomar por culo.

    ¿Entonces esto es lo que llaman ordinary language philosophy?

  • Srta. Bellpuig, cuando tenga el dedo libre, ya me entiende,podría adelantarnos la programación de la setmana que viene? No me conteste que me mire el TP, me refiero a la de Chopsuey. Gracias por adelantado.

  • ProcuroFijarme, gracias por confundirme con Gómez, pero no tengo sus atributos (verbo y prosopopeya).

    Marcho a buscarme el rostro, que eso de aparecer a cuadros, como un mantel de trattoria, me coloca en desventaja estética e intelectual respecto del mundo.

  • Gracias, Tareixa, muy amable. Seguiré merodeando hasta que encuentre mi sitio, o un sitio, no sé qué es lo más apropiado…

  • Este chico, Magnus Carlsen, es la gran esperanza del ajedrez para volver a conseguir atención mediática. ¿Les interesa el ajedrez?. A mi tampoco. Era por hablar de algo…

  • Señoritas lectoras, señores lectores:

    Atendiendo a la amable sugerencia del señor de Cubaslibres [¡ordinario!] les adelanto la programación para la próxima semana.

    Dom 24/11/2013 “Antihéroes”, de Susana Blasco.
    Lun 25/11/2013 “Murakami, ¿otro petardo?”, de Fernando García.
    Mie 27/11/2013 “En la ducha con… Santiago Calatrava: ¡Que pague la posteridad!”, de Perroantonio.
    Vie 29/11/2013 “Menos gritos, Milagritos”, de Brat Cäshø.

  • He cambiado la foto del Gravatar, mas acorde y colorido para esto, sin el menor problema y sin molestar a la señorita Bellapuaj.

    No se ponga tampoco interesante Azte, ni moleste mucho 😉

  • Estaré atento el lunes. Morakami es un gran maratoniano. He leído varios libros de Murekine y no me ha pasado nada. El último libro de Maikarmen, un leño de 2 piezas, me costó, eso sí, dos cajas de omeprazol. Lo mío con Melakema es masoquismo diletante…

  • (Joder, ya la vamos a volver a tener ¡Me encanta Murakami! he leído todo Murakami. Ya verás.)
    —————————————–

    Srta. Bellpuig 23 de nov de 2013 18:46

    “La informática exige ser coherentes al cien por cien. Es, como si dijéramos, lo contrario al señor Khan que puede contradecirse a sí mismo en bucle eterno.”

    10 / 10 (Jo, perdóname Gengis, pero es que me ha hecho mucha gracia)
    —————————–
    Si lo piensan, con quien mejor nos llevamos es con quienes no hablamos nunca. Piénsenlo: nuestros perros y gatos, es amor y comprensión hasta la muerte y no hablamos, oigan, ¡incluso nos toca limpiarles las caquitas!

  • “¡Me encanta Murakami! he leído todo Murakami. “
    Dicho en este orden, tiene sentido.
    En orden contrario, no es coherente.

  • PRECRITICA
    Humildemente solicitaría que la entrada anunciada “Murakami, ¿otro petardo?” fuera titulada “Murakami, ¿otro petardo? sin duda!”

  • Tareixa 23 de nov de 2013 19:29

    He cambiado la foto del Gravatar, mas acorde y colorido para esto, sin el menor problema y sin molestar a la señorita Bellapuaj.

    ¿No me estará faltando? Porque ya le advierto que por las buenas soy muy buena, pero por las malas soy mucho mejor. O sea que ojito, pécora.

  • “1q84”, ¿qué me dicen de ese mamotreto que se le va de las manos antes de llegar a la mitad y el tipo opta por pasear el barco, cual Prestige, hasta estrellarlo de mala manera?
    Ya me tarda el lunes, amigos Procuro Y Holmesss.

  • Bien, queda claro que los petardos son los que, no entendiendo nada de lo que leen, culpan al autor.
    Preveo, -esto es, que veo antes de que suceda- una lucha sin cuartel en plan los 300 de las carótidas esas, no, de las mamónidas, no, espera, ¡de las termopilas! (bendito google), yo seré esos 300 y ustedes, arpías descerebradas, todos los demás.

  • (Es como si David Bisbal se pusiese a analizar la pastoral de Bethoven, entiéndanme, si no están preparados, no se metan, oigan, no se metan. Pero no me sean como esos alumnos poligoneros, que lláman imbécil al profesor de tecnología.)

  • Muy intenso Murakami, sí

    “En el mundo hay cosas que es mejor no saber”

    “Siempre es mejor que la gente hable cara a cara, con el corazon en la mano. De lo contrario acaban surgiendo malentendidos. Y los malentendidos, ¿Sabe?, son una fuente de infelicidad…”

    “Muy parecido. Tan distinto como desayunar tarde o almorzar temprano. Comes lo mismo, a la misma hora, sólo difiere la manera de llamarlo”

    “Lo que nos traerá el mañana sólo lo sabremos cuando llegue ese mañana

    “En una caja de galletas hay muchas clases distintas de galletas. Algunas te gustan y otras no. Al principio te comes las que te gustan y al final sólo quedan las que no te gustan. Pues yo cuando lo estoy pasando mal, siempre pienso: Tengo que acabar con esto cuanto antes y ya vendrán tiempos mejores. Porque la vida es como una caja de galletas”

    Haruki Murakami

    Bah, mejor no seguir

  • ¿A que son bonitos? Me faltan tres ejemplares que los he prestado. El maravilloso 1Q84 entre ellos. Claro que el mejor Murakami es el de “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”, y mi preferido “Kafka en la orilla”; jo, qué bueno ese.
    Los murakamis los tengo entre los borisvians, y los maevebinchy. Sí, es una preciosidad de estante.

  • Pues juro por la wiki, que la frase de las galletas es la más celebrada de Murakama y debe ser de las más profundas y originales

  • Yo la gilipollez esa donde habla de su afición por el triatlón o nosequé no se la pienso leer (con lo cual mentí al decir que había leído todo Murakami) Pero es que eso no tiene nada que ver con su creación psicodélicoliteraria. Eso es una mariconá, porque está en la edad difícil, y le da por el culto al cuerpo y por mirarse el ombligo.
    Piensen que saberse tan leído y adorado y eterno candidato al nobel no debe ser fácil de llevar. Aunque bueno, aquí deben haber muchos así, claro.

  • Srta., ya que la peña me ha quemado la entrada antes de publicarla, sugiero sea sustituida por alguna pieza metalingüística de Procuro,metafilosófica de Rebollo o metaliteraria de Gómez.

  • Las editoriales Trotta y Acantilado tienen en comun que todo lo que publican es sublime. De esta ultima leo El triunfo de la musica de Tim Blanning: alta cultura para todos los publicos. Por contraste, me causa vertigo imaginar los anaqueles de la biblioteca de Gacho repletos de noveleria barata. Poseer un plafon monografico de Murakami constituye delito de lesa humanidad. Ya voy entendiendo sus conflictos.

  • Si comes basura y lees basura, te conviertes en lo mismo. Cocido en cuatro vuelcos, pato lacado en tres servicios, lamprea a la bordolesa en dos posturas. Un magnum de Cerrogallina (bobal).

  • Nadie ha dicho nada del famoso agigantamiento de los avatares.

    ¿Qué pasa, que sólo vemos los problemas y no las soluciones?

  • Jajajajaja tienen unos problemas mas raros con los avatares. Yo los veo redonditos a un tamaño normal como en Perdidos.

  • Marqués, le ruego publique su entrada. Me descojono de pensar en la cara de pardillo que se le quedaría si pudiese tener la oportunidad de contemplar mi biblioteca (no se preocupe, no la va a tener), con el mérito añadido de que yo no poseo colecciones, cada ejemplar fue adquirido uno a uno (bueno, y no le voy ahablar de mi excelsa colección de Clásica, porque es que se le saltarían las lágrimas de envidia)
    En otro orden de cosas, yo no tengo conflictos, al menos no conmigo misma que es lo que parece se trasluce de su comentario, así es que deje de comprender, deje de comprender.
    Y para terminar, aquí en Requena, somos los reyes del bobal. “Valle del tejo”, usted no ha probado cosa igual, y vale 4 perras.
    Insisto: publique, publique, que todos menos yo, se pondrán de su parte, ¿no fue usted en una vida anterior de los que gustaban de acudir a la plaza a contemplar los linchamientos? ¿o quizá le gustaba más prender la hoguera personalmente?
    Publique esa entrada de Murakami, ni Ruiz Zafón o el hortera del Sierra consiguen tanta expectación cuando van a publicar algo nuevo.
    ¡¡QUE PUBLIII-QUE, QUE PUBLIIII-QUE!!!

  • Chicas, ayudadme: me han dejado 4 DVDs: “Cuando Harry encontró a Sally”, “Hechizo de luna”, “Esencia de mujer” y “Cumbres borrascosas”, ¿Cuál creéis que debería enchufarme para terminar el dia?

  • Son todas cursis y lacrimosas, Gacho, salvo la última, que es para abrirse las venas. Si pregunta en serio, Cumbres B. es una joya, y Lawrence Olivier en el papel de Heathcliff, de los tíos más macizos que uno se puede echar a la cama. Brando no cuenta.

    Pues yo tengo interés en la entrada del marqués sobre Tamagotchi.

  • Pirata; rubrico cada una de sus palabras sobre Cumbres Borrascosas. Sir Lawrence está en la peli de lo más apetecible.Tuve un noviete ha años que era igualito que él, pero tonto como el solo, pero me daba igual, se explicaba bien en horizontal

  • Ok, pues sea. Gracias Pirata. Yo de las 4 solo he visto la de Hechizo de luna, que a mí me encanta y es de las pocas veces que me gusta Cage.
    Vaya por delante que de “Cumbres borrascosas” tengo leída la novela (dos veces) y que ha sido, con diferencia, el libro que más exhausta me ha dejado (nota: yo no leo cosas duras; me mutilé hace tiempo), y además, he sido catalizadora para que otras lo leyeran. Espero que no me defraude la peli, pero siendo Sir Lawrence haciendo del torturado Heathcliff, no puedo resistirme.
    Allá va (vaya, mierda, no tengo tabaco)

  • Gachó, petarda, te aviso que mi dictamen sobre Murakami es que no es un petardo. Habemos algunas personas mas sutiles que otras.

  • Perroantuán 23 de nov de 2013 21:31

    Nadie ha dicho nada del famoso agigantamiento de los avatares.

    ¿Qué pasa, que sólo vemos los problemas y no las soluciones?

    Ahora que llegué se lo digo, si señol de momento se quedan ahí contenidos.
    Enhorabuena al departamento de I+D+I+O+F+V

  • Con placer, Gacho. Merle Oberon es un desastre (en principio se pensó en Vivien Leigh ; otro gallo hubiera cantado). Pero todo lo demás es tan bueno que hasta te olvidas de la ñoña Cathy.

    Por cierto, el otro día habló vd de Tiempo de penumbras. No me sonaba de nada el título, pero la busqué, la guardé en favs y la estoy viendo ahora mismo. Ahora la recuerdo vagamente. Lo que no recordaba es a la bestia de Hopkins, ¡qué actorazo, madre mía!

  • He hecho la prueba con este divertido video de un tipo con suerte descubriendo -incrédulo- al despertar de una operación que su mujer está buenísima, pero no, ha de ser desde el explorer de escritorio.
    Sigue sin funcionar Sta. Bellpuig

  • Bueno, pues ya está. Si no hubiese leído el libro, me hubiese encantado, claro (incluida Merle Oberon, by the way), pero es que el libro es muchíííííííímo mejor. En la novela ¡la desentierra!, es brutal la novela, brutal.
    Tierra de penumbras la recuerdo como una hermosa película, de esas elegantes, y Hopkins es que es enorme, puede hacer cualqiuer cosa ese hombre.
    ——————-
    (Marqués, deja de llamrme petarda, o algún día te explotaré en las manos. Avisado quedas.)
    ——————
    Buenas noches.

  • No hay en la actualidad ningún político que pueda ser considerado un estadista, alguien capaz de ir más allá del regate improvisado. Olvidados aquellos tiempos áureos en los que una contabilidad miope y ratonera no había suplantado las altas prerrogativas de la mirada larga, adivinatoria, de la gran política, ninguno de nuestros dirigentes tiene previsto qué hacer si un día se planta ante las puertas de la ciudad un dragón. Ángel María Pascual sí pensó en ello, y el resultado fue un libro -San Jorge, o la Política del Dragón- bendecido por una prosa que es puro pecado de tan sensual.

  • A Procu:

    Descartado, tal como me pide la inflexible seriedad que me caracteriza, que haya querido hacer usted una gracia sacando a relucir el sintagma ‘filosofía del lenguaje ordinario’ justo después de que yo, por boca interpuesta, hubiera recomendando a un ciudadano que se fuera a tomar por culo, le respondo que no quiero saber si lo que hago aquí se puede llamar de esa manera.