El árbol partido, 11

Por Claudio Sífilis.

daniela

DANIELA

Imitadora de furores bíblicos, pero de aspiraciones mundanas, Daniela fue prostituta en el Love Inn desde el año 2002 hasta 2008. Nacida en 1981 en Timisoara, hija de Emil y Alejandra, padres cándidos y diabólicos como todos, fue bautizada con el nombre de Valeria. Emil tenía a sus hijos encerrados en el sótano de la casa durante la cuaresma y les hacía dormir en ataúdes. Las paredes repletas de crucifijos invertidos, Jesucristos con la boca tapada con cinta aislante blanca, la mordaza estaba pintada en las cruces pequeñas. Ella era la mayor de los cuatro hermanos. Niñez de hambre sin lágrimas, aprendieron a no llorar para que su padre no les pegara, mientras escuchaban discursos que no entendían:

—No lloréis jamás, que vuestros pensamientos sean más amargos que vuestras lágrimas. No temáis a la violencia física. Los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos que forman parte de nuestra rutina nos hieren más meticulosamente. Estamos aquí para matar el tiempo y éste para matarnos a nosotros. Estamos entre asesinos. No temáis a la muerte, temed al paso del tiempo, a la sociedad, a la patria. Este vínculo de un individuo con un Estado genera derechos y deberes recíprocos. Pero nosotros no somos rumanos, somos húngaros, no somos cristianos ortodoxos, somos cristianos protestantes, no somos comunistas, somos demócratas. La nacionalidad es un sentimiento, no un país.

Pero sería durante la infancia que los niños se libraron del padre. Emil pasó el año 1989 entrando y saliendo de la cárcel de Timisoara, acusado por la Securitate de criticar al gobierno rumano de odio racial. Emil, de profesión carnicero y perteneciente a la minoría húngara en Rumanía, había sido acusado por sus clientes, por coraje, por la falta de carne en la tienda.

En la cárcel Emil tuvo tiempo de pensar mal y tramar amistades, en diciembre de 1989 participó en una violenta manifestación en apoyo de un sacerdote protestante, agredieron a varios policías, pero el ejército entró en la ciudad con tanques y helicópteros. Emil consiguió escapar y volvió a su casa acompañado por otros manifestantes anticomunistas y se encerraron dentro. En el centro de la ciudad, la Securitate agrupaba en las plazas de la Libertad y de la Opera a los manifestantes que no habían podido escapar y los ejecutaban.

—¿Habéis escuchado las noticias? —dijo Alejandra a su marido y demás gente—. Varios dirigentes del partido comunista con el apoyo de militares disidentes han creado Comité de Salvación Nacional, han detenido al matrimonio Ceaucescu.

Eran los años del final de la Unión Soviética. Ceaucescu andaba en tratos con Cuba, Corea del norte y China para crear una nueva alianza comunista. Emil respondió con un exabrupto:

—Sólo los espíritus superficiales creen que esos solucionarán los problemas. Desconfiad de quienes fundaron las bases de este desaguisado, de aquellos que con su ambición han moldeado esta sociedad. Los que ya han estado en el poder 40 años no van a cambiar las cosas, seguirán gastando el dinero que no tenemos en los desfiles patrióticos, en los palacios más grandes y lujosos jamás construidos. Es el momento de que la ciudad se levante violentamente, Hungría no permitirá que nos masacren, entrará con su ejército.

—La democracia que anhelas no es más que usura, pagar la deuda de Ceaucescu a los bancos ingleses es más importante que dar de comer a los niños. No fue la banca comunista la que le prestó el dinero, fue la banca inglesa, un sistema bancario que da el dinero a un dictador porque es avalado por el trabajo de millones de personas.

A Ceaucescu se le habían dado bien los discursos patrióticos en un país que había anhelado la independencia durante siglos, pero muy mal las inversiones, y dejó el país plagado de industrias nuevas abandonadas que habían quedado obsoletas con la subida del precio del petróleo de los años 70. Se le dieron tan bien los discursos, que aún hoy muchos rumanos piensan que estarían mejor con él, o que la culpa de todo la tuvo su malvada mujer.

Después de la ejecución del matrimonio Ceaucescu, Emil y su pandilla salieron de nuevo a manifestarse, dejando a Alejandra sola a cargo sus hijos. Alejandra era rumana ortodoxa y las ideas de su marido la importaban poco, cogió a sus cuatro hijos y marchó a casa de sus padres en Lugoj. Apenas 100 km de distancia que serían difíciles de recorrer. Pasaron varios controles del ejército, que al ver los niños no puso problema. Las carreteras heladas pusieron más dificultades a un viaje que duró un día entero.

En Lugoj, Valeria se lo pasaba mejor con los chicos que con las chicas y le gustaba ir con la pandilla de primo Marius, dos años mayores que ella. Marius y Vasile, altos, rubios y esbeltos, lideraban a unos gamberros que eran el azote para su propia ciudad. Desde el vandalismo de romper mobiliario público, con las correspondientes secuencias de carreras, sustos y empujones, hasta robos a los comerciantes de su barrio. A Valeria le divertía menospreciar a Vasile delante de los chicos, y eso le costó más de una bofetada, o ser levantada en el aire para acabar tirada en el suelo con los brazos y piernas inmovilizadas, y Vasile sentado encima de ella susurrando:

—¿Esto es lo que buscas? ¿Esto es lo que te gusta?

De la infancia violenta a la adolescencia romántica, un 8 de junio, el día del 17 cumpleaños de Vasile, hizo las paces con Valeria muy bien. Ella había nacido a las 12:45 del 9 de junio, si hubiera nacido unos minutos antes cumplirían el mismo día. Valeria no quería que la fiesta terminara y siguió desorientada a Vasile a un oscuro lugar en el que no se aburrió. Valeria y Vasile, folladores incansables, pasarían las noches dale que te pego a partir de entonces, como si fueran sesiones nocturnas de gimnasia, se sentían inmortales, jóvenes para siempre.

Un año más tarde, Valile marchó a la mili, donde pasada la instrucción, sus dotes para la violencia fueron captadas por un militar y dirigidas hacia el trabajo de mercenario en la cercana guerra de Yugoslavia, donde estuvo hasta 1999. De vuelta a Rumania buscó un apartamento en Timisoara y entró en contacto con la incipiente mafia rumana, que había puesto sus tentáculos en el Oeste de Europa. España necesitaba importar sus delincuentes y prostitutas de lejanos países. Los españoles, pistolas engatilladas y chochos atrancados, estaban muy integrados en lo políticamente correcto. Valeria pasaba algunos días en Timisoara con Vasile, pero de pronto Vasile le decía que tenía que marcharse sin dar más explicaciones. Vasile atrajo a Marius a Timisoara, juntos cumplieron una etapa de aprendizaje captando chicas con contratos falsos para enviarlas a España a practicar la prostitución, y en el año 2000 viajaron a Madrid.

Valeria llegó a España en 2001, Vasile le había buscado trabajo de interna con una anciana. Él la acompañó a casa de la vieja y estuvo con ella mientras deshacía la maleta y se acomodaba. La señora le invitó a tomar café. Vasile se quedó con la vieja mientras Valeria se duchaba y arreglaba, quería salir por Madrid con su novia. Ella entró en el salón y dijo que estaba muy cansada por el viaje, mejor al día siguiente. Vasile sonrió, la besó en la mejilla y se despidió hasta el día siguiente, en el que la llevó a un restaurante japonés de la milla de oro, la regaló un teléfono móvil y un anillo de oro enorme de marca Cartier, con muchas piedras preciosas, blancas, rojas y negras. Después fueron a una discoteca donde bailaron y tomaron copas durante horas, la acompañó a casa de la vieja donde la despidió en el portal con un beso. Ella le miró interrogando con los ojos.

—No puedo subir —dijo Vasile—, mañana te llamo.

Valeria tuvo sus encuentros sexuales con Vasile en su día libre en el piso que él compartía con Marius, pero esto le parecía poco para lo que ella estaba acostumbrada. Él prefería salir a cenar, cosa que la tenía desconcertada. Un día, él no quería ni siquiera ir al piso y empezaron a discutir, ella salió corriendo y él no la siguió. Cuatro horas más tarde ella llamó a la puerta, Marius entreabrió la puerta, con la cadena puesta.

—¿Qué haces aquí? Márchate.
—No voy a irme, estaré aquí hasta que me dejes entrar.
—Déjala pasar —dijo Vasile, desde dentro del piso.

Valeria entró, Vasile estaba tumbado en el sofá viendo la televisión, el aire estaba muy cargado, cocaína encima de la mesita. Pasó de largo dubitativamente hasta la habitación de su novio, donde vio a una chica desnuda atada a la cama, tal vez dormida, temblado, con serias marcas de violencia. Valeria se volvió hacia el salón y preguntó:

—¿Qué es esto?
—Trabajo.

Valeria salió del piso sola, tal y como había entrado, y la puerta se cerró detrás de ella.

Marius y Vasile trabajaban dentro de una banda de proxenetas en el polígono Marconi, obligatoriamente tenían que ser despiadados con las meretrices a quienes exigían entre 250-300 euros semanales. Vasile había nacido para esto, en cambio Marius no se acostumbraba a pegarlas, ni siquiera después de recibir él varias de los lugartenientes del Fantasma, como llamaban al jefe de la organización, al que nunca habían visto.

Valeria se amoldó a salir con Vasile a cenar, a que la llevara de compras a las tiendas más caras de Madrid, a bailar y hacerse notar en Ya’stá y el Palacio de Gaviria. Y a pesar de tantos agasajos, en ella se acumuló la ira, y la ira lleva al lado oscuro y allí no se ve nada. O sí se ve, porque ella lo tuvo claro. Un día llamó a su primo Marius y le dijo que quería ser prostituta. Lo de vivir de interna no la gustaba mucho, la vieja era muy guarra, siempre la estaba vigilando, acusándola de llamar a su país por teléfono, le pagaba muy poco e incluso amenazaba con no pagarla.

Hablaron largo y tendido, finalmente Marius le buscó trabajo en un puticlub, el Love Inn, porque no quería que estuviera en la calle. En la calle había violencia con las chicas y en el Love Inn no. Eso lo aseguraba Marius. Valeria tenía que firmar un contrato al 50% con la mafia. Además de pagar al dueño del puticlub, que era español, tenía que pagar al Fantasma, cuando viajara a Rumanía tenía que captar a otras chicas, luego controlar lo que ganaban, hacerlas firmar el contrato, y tendría un porcentaje de beneficio por ellas.

En Lugoj en seguida se dieron cuenta, al ver las ropas que vestía y el dinero que manejaba. Sus amigas y excompañeras de colegio la negaban el saludo. Sin embargo, cuando tenían que afrontar algún gasto extra, cambiaban de parecer y le devolvían la sonrisa. Ella les mentía, les decía que no tendrían que follar, solo acompañar a hombres. Ellas intuían que era mentira, pero el trabajo en Rumanía se pagaba 100 euros al mes, ¿quién podía vivir con eso? La mafia las metía en autobuses y las proporcionaba permisos de residencia en España.

Unas mujeres lo pasaban mal horas, a otras las costaba días o incluso semanas, pero luego se acostumbraban, habían venido a España a trabajar y se ganaba mucho dinero. Había excepciones, algunas no se acostumbraban ni pasados meses, la mafia era realmente cruel con ellas, llegando puntualmente a matar a algunas cuyo físico sucumbía al maltrato. Pero la mayoría lo asumía, se iban de vacaciones a Rumania y volvían por su propia voluntad. Valeria solo salía del Love Inn para ir de compras, a la peluquería o para viajar a Rumania a ver a los suyos. No había vuelto a ver a Vasile desde que empezó a trabajar allí.

En el Love Inn, la mayoría de las chicas no solía estar más de diez minutos con cada cliente, era un sube y baja sin parar. El dinero de la burbuja económica se gastaba aquí a raudales, una chica normalita generaba unos 12.000 euros al mes, de los que 4.000 eran para el dueño del club, 4.000 para la mafia y 4.000 para ella. Valeria ganaba bastante más dinero y podía ayudar a su familia, sus tres hermanos pequeños. Podía pagar los estudios de medicina a su hermana. Pudo comprarse una casa muy bonita en su ciudad natal, casi sin hipoteca, en cuatro años la tenía pagada. Pero ella no vivía allí, allí vivía su hermana con su novio, al que Valeria estaba deseando conocer, un minuto le bastaría, para saber si era bueno o un aprovechado, el trabajo de prostituta la había dotado con esa capacidad para juzgar a las personas de manera inmediata, sin equivocaciones.

278 comentarios

  • El Marqués o cualquier aficionado a las carreras de motos podrá recordar, dentro del motociclismo patrio, cómo a “tiriti” Carlos Cardús, también le solían llamar “gaseosa”.
    Tenía unas salidas fulgurantes si el día lo tenía iluminado, y era un duro y talentoso piloto, pero su garra no le duraba una carrera entera en la mayoría de los casos. Incluso su expresión facial le delataba en muchos casos. Tenía en su sonrisa un deje amargo, una especie de vinagre interior que le impedía ser feliz. Siempre encontraba motivos para no poder demostrar su talento.
    Tiriti, como otro de los personajes que dió el motociclismo patrio, tenía una personalidad que le impedía llegar más lejos.
    A Joan Garriga, otro de los pilotos que dieron guerra en el mundial, y que terminó como un juguete roto, no le pasaba lo mismo, pero tampoco estaba llamado a estar en el olimpo.
    Más atrás estaba el valenciano Ricardo “Ricardet” Tormo.
    A la sombra de Angel Nieto, parecía que nada más podía crecer. Era como los robles, no crece ni la hierba cerca suyo, se lo comen todo.
    Su desdicha llegó un mal día, probando una moto como se hacía en la época, en un polígono industrial con las calles abiertas, y algunos amigos parando un poco el tráfico para evitar algún susto.
    Pero no pudieron parar todos, y un coche que circulaba sin él saberlo por esa carretera, le produjo el calvario del resto de su vida, plagada de operaciones quirúrgicas y ya sin poder hacer lo que sabía.
    Algo más atrás está el caso del casi campeón del mundo Santiago Herreros, que con su Ossa, dejó las ilusiones en la Isla de Man.
    En esta vida la zoología humana, nos divide en personas AGUA y personas ACEITE. Las personas agua, siempre están debajo, hagan lo que hagan, incluso aunque se agite mucho, las personas ACEITE siempre quedan encima. Sean buenas o malas, siempre encima.
    Una minúscula capa de aceite es capaz de aislar una cantidad inmensa de agua, y hacerla inservible o cuando menos invisible.
    Somos lo que somos, y en la vida es como en el fútbol, los goles lo son todo. La posesión, una mala decisión de un árbitro, un momento de lucidez del otro, destruye una reputación y surge el aceite.

  • Una entrega absolutamente redonda, Claudio, enhorabuena. De las que más me han gustado de la serie, y ya es decir.

  • Buenos días
    Estupenda entrada, Claudio Sífilis.
    Vuelvo a mi lunes con muchas más energías.
    Muchas gracias

  • Bravo, Claudio. La Semana Santa la pasaré en una zona agreste de la Rumanía; cambiaré por unos días a las ariscas alemanas, a las enloquecidas españolas, por las dulces rumanas.

  • El árbol partido es la gran novela en marcha del fancín. Me alegro mucho de que no te rilaras con este capítulo, Claudio. Ahora, además, tengo curiosidad por tus dudas. Cuéntanoslas, venga.

  • Me gustó mucho Brasov, ciudad natal de una excelente colaboradora que me la mostró con cariño. Excelentes tanto los vinos como la gastronomía si sabes elegir. Rumanía, mucho por descubrir.

  • El otro día felicite por correo a la Srta. Bellpuig por el buen trabajo de edición de los ‘papeles’. Supongo que Claudio se merece ser recogido en serie.

  • Procu, las dudas de si esto vale la pena están en mi cabeza. Llegué a pensar que este fuera el último episodio, sin embargo ya he enviado otro más. Agradezco los comentarios de los lectores, con ellos tengo mi dosis de droga blanda de la que hablaba el otro día. Dudas de que voy por el camino que quiero no tengo, yo admiro a Baroja, Galdós, Norman Mailer, Mishima, Navokov, Jim Thopmpson, etc. Ojalá me pareciera a eso. Respeto a Cela, Borges, Joyce, etc. pero no los leo, no quiero ir por ahí.
    He leído, porque estaban vinculados en Chopsuey, a Savater, Arcadi Espada, Christian Campos, Calaza, Javois, Juaristi… Lo que hacen no me interesa, y lamentaría, de pasar al lado profesional, tener que hacer algo parecido para ganar dinero. Savater, por ejemplo, abusa de las citas, parece que hay que leer los mismos libros que él para ser culto. ¿Lo güay es que todos estemos en el mismo canon socialdemócrata? ¿se puede salir del ambito de un fanzine sin tener que escribir sobre nacionalismos?
    Ahora estoy tomándome un descanso y llevo unas semanas sin escribir. El trabajo en Riyadh se está poniendo más intenso, pero sacaré tiempo para escribir los episodios que quedan de la serie, que es algo importante para mí.
    Celebro una vez más la variedad de propuestas que cobija chopsuey, y la diversidad de opiniones y temas de los comentarios. Felicito a los editores y les doy las gracias en general por el esfuerzo que me dedican, y en particular por la ilustración de hoy.

  • Rhumquina
    Lunes, 03/04/2017 a las 10:55
    El otro día felicite por correo a la Srta. Bellpuig por el buen trabajo de edición de los ‘papeles’. Supongo que Claudio se merece ser recogido en serie.

    Claudio Sífilis
    Martes, 21/03/2017 a las 18:22
    Creo que la sita se ha metido en un lío, en mi caso, prefiero que no haya descargas en pdf de mis entradas. Creo que la página funciona muy bien y el que le interese puede encontrar fácilmente las entradas de cada autor. Yo no quiero gastar papel.

  • Hay un clásico que se cita a menudo y que para mí es el mayor ejemplo de sordera literaria y prosa achatarrada, como una pianola de concetos: Gracián.

  • Valeri Lazarov y sus famosos zoom…
    Elsa Baeza.
    Prototelevisón.
    Desde Rumanía sin tv, nos enseñó alguna cosita en la tve…

  • En mi segundo descanso :
    Ya he contado que yo no fuí al colegio, ( y a un colegio de monjas ), hasta 4º de bachilletrato con 13 años, tras la muerte de mi padre , que estudiaba en casa, y me examinaba por libre.
    Cuando empecé a ir al colegio, estaba más despistada que un elefante en un garaje, y lo apuntaba todo, para intentar integrarme.
    Pues bien : Había una compañera, muy leída, y muy escribida, que estaba todo el tiempo haciendo citas de los grandes y menos grandes.
    Y la jefa de estudios le dijo un día, delante de toda la clase, que parecía “Fray Raimundo de Campazas, Alias Zotes”. Y que desde ese momento la iba a llamar así. A no ser que dejara de ampararse en sus citados, y que dijera sus propias opiniones y con su propio vocabulario. Que las citas sólo demostraban memoria y facilidad para repetir, pero que había que ser capaz de estudiar, analizar, y tomar postura antes las frases de los demás, por grandes que fueran, en vez de esconderse tras ellas, sin siquiera haberlas digerido.
    A mí, aquello me resulta muy cómodo, que nunca me acuerdo de donde he sacado lo que pienso y digo. Que desde luego, de mis cuatro viejas neuronas no creo que sea.

  • Todavía no he leído la entrada; pero, en estos tiempos descreídos donde el respeto campa por su ausencia, del comentario del señor Sífilis me ha gustado mucho ese “respeto a Cela, Borges, Joyce, etc.”

    ***

    Modestamente y a título personal, me permito sugerir que se elimine de las entradas el tiempo de lectura, una información a todas luces innecesaria y más propia del apresurado mundo del periodismo digital que de la sosegada degustación que requieren los textos literarios.

  • 450.000 AUTISTAS
    Ayer en el Telediario la habitual ceremonia de la confusión. Titular: en España hay 450.000 autistas. En el reportaje el que habla rebaja la cifra a 350.000, y ahora los encabezados no rezan “autismo” sino “TEA” (Transtorno del espectro autista). Nadie explica la diferencia, solo vemos gente con camisetas con mensajes al respecto que exigen mas medidas por parte de la Administración.
    En realidad autistas hay del entorno de 20.000, lo que dado la gravedad de la enfermedad supone un problema muy relevante, pero entonces dónde está los 430.000 restantes, ein? Son TEA evidentemente, es decir, pacientes con un diagnóstico vago, en realidad no se sabe bien cuál es su enfermedad si es que la tienen, pues aquí hay un batiburrillo de personas con comportamientos no etiquetados que se caracterizan entre otras cosas por su deficit de atención en diverso grado (en realidad se fijan en cosas que no se fija nadie, y no atienden a lo que la mayoría de las personas)
    Les aviso que en este Fanzine hay varios TEA, quizás el propio Claudio, pero no se sientan agredidos porque en realidad solo significa que son un poquito especiales.
    Volvamos al Telediario que yo dirigiría con mano de hierro: en España hay medio millón de personas que son un poquito especiales y se les pone bajo el paraguas de TEA. Solo unas pocas en comparación, unas 20.000, tienen una patología grave que dificulta su desarrollo e integración social.

  • Untas una tostada con mantequilla y la atas al lomo de un gato. Si levantas el complejo construido y lo dejas caer al suelo, ¿qué ocurre? Debido a la sexta o a la séptima ley de la termomixdinámica, la tostada tendría que caer al suelo del lado de la mantequilla, pero por la cuadragésimoventimodoceava, el gato tendría que caer de pie. Al haber una intersección física de elementos contradiccionales, el gato empieza a dar vueltas sobre sí mismo sin decidirse a caer, liberando una energía que se calcula mediante esta fórmula: E=G*2M/D2 (energía, igual al peso del gato por el doble del peso de la mantequilla dividido entre la distancia que hay al suelo al cuadrado). Para que nos hagamos una idea, un gato de tres kilos y una tostada bien atiborrada de mantequilla puede producir durante una hora la energía suficiente para levantarse un lunes o para iluminar un pueblo de siete mil habitantes.

    Pero amigos… eso no es nada comparado con la energía que se puede liberar con un caso semejante. Tú coges a un morinyista y le pides que explique que el Madriz es el mejor combinado de las galaxias y de los tiempos inmemoriales, pero a la vez le dices que es el equipo de Franco y te explicará que cuando gobernó Franco el Madriz no ganó una mierda. Entonces empezará a dar vueltas sobre sí mismo a una velocidad inverosímil o comparación, y como le hayas preguntado a un morinyista de cien kilos de peso, estamos aviaos.

    LO DICE LA {CIENCIA}

  • Un buen amigo neurólogo de Irún, dejó su prometedora carrera para profundizar en sus estudios sobre el mundo del autismo.
    Trabaja en un centro especializado en personas afectadas por los grados más elevados de la enfermedad.
    A su juicio, las películas tipo Rain Man, sólo muestran la cara bonita de personas que son autistas en un grado que el me dibujaba como 5 ó 6.
    El trabaja con 8 para arriba.
    Su nivel de inteligencia es CERO.
    Para este neurólogo, el transtorno no dota de mayor inteligencia a ninguno de los afectados. Como mucho, centra sus desarrollos en puntos tan concretos, que parecen ser muy inteligentes, cuando en realidad sólo tienen un gran déficit general.
    Por debajo de 5, se puede hablar de inteligencias tradicionales aunque poco comunes.
    Mientras trabaja en su tesis, toca la trompa.
    Un hombre magnífico JRZ.

  • Satur. Tu experimento sería perfecto si ataras por la espalda, y bien untados con mantequilla, a un madridista y a un barcelonista. Obtendrías energía suficiente para mantener en funcionamiento periódicos deportivos y programas de radio y televisión.

    El mismo experimento podría repetirse con equipos de categoría inferior, como el Atlético de Madrid y el Sevilla, aunque en este caso la energía apenas daría para encender algunas bombillas y algunos programas de radio de ámbito local.

  • INSTRUCCIONES-EJEMPLOS SOBRE LA FORMA DE TENER MIEDO

    “El médico termina de examinarnos y nos tranquiliza. Su voz grave y cordial precede los medicamentos cuya receta escribe ahora, sentado ante su mesa. De cuando en cuando alza la cabeza y sonríe, alentándonos. No es de cuidado, en una semana estaremos bien. Nos arrellanamos en nuestro sillón, felices, y miramos distraídamente en torno. De pronto, en la penumbra debajo de la mesa vemos las piernas del médico. Se ha subido los pantalones hasta los muslos, y tiene medias de mujer”.

    (Julio Cortázar, Historias de cronopios y de famas)

  • Juanfran Satur
    Lunes, 03/04/2017 a las 12:33
    Untas una tostada con mantequilla y la atas al lomo de un gato. Si levantas el complejo construido y lo dejas caer al suelo, ¿qué ocurre? Debido a la sexta o a la séptima ley de la termomixdinámica, la tostada tendría que caer al suelo del lado de la mantequilla, pero por la cuadragésimoventimodoceava, el gato tendría que caer de pie. Al haber una intersección física de elementos contradiccionales, el gato empieza a dar vueltas sobre sí mismo sin decidirse a caer, liberando una energía que se calcula mediante esta fórmula: E=G*2M/D2 (energía, igual al peso del gato por el doble del peso de la mantequilla dividido entre la distancia que hay al suelo al cuadrado). Para que nos hagamos una idea, un gato de tres kilos y una tostada bien atiborrada de mantequilla puede producir durante una hora la energía suficiente para levantarse un lunes o para iluminar un pueblo de siete mil habitantes.

    En este último descanso, estaba con un Río Viejo y unas almendritas, y de la carcajada, se me han ido por el mal lado, y llevo un rato tosiendo. Pero desde luego, me ha compensado.

  • Hoy están supremos.
    El primero Claudio, porque me ha gustado e interesado y sobre todo porque tiempo ha dije lo contrario de otras entradas suyas.
    (Aunque mi opinión de cabrero que se esfuerza tenga poco valor respecto a lo que otros escriben).

  • ¿Cómo sabe la gente de qué lado hay que untar de mantequilla para que la tostada caiga de ese lado? Esa parte nunca se cuenta y yo tengo un truco. La tiro antes y luego la unto del lado que mira al suelo. Así acierto siempre. Es hacer trampa, ya lo sé, por eso procuro que nadie me vea y me atrevo a confesarlo aquí sólo porque escribo con seudónimo.

  • La caída de la tostada cambia mucho si la mantequilla es salada, y se transforma totalmente la estadística si es cacahuete.
    Un documentado estudio de la universidad pontificia de Venezuela, hizo una experiencia con 16 millones de tostadas que todas cayeron donde dijo el Presidente del Consejo Rector de la Cultura Popular de los Pueblos Libres,que lo harían. Bien es cierto que en la conclusión sólo aparecen después de una suma cuidadosa, 5 millones de las mismas.
    Ante la pregunta de un odioso e inculto periodista norteamericano, el sr. Presidente anotó con calma el número de su habitación en el hotel, enviándole un ramo de flores carnívoras de la selva, junto con su billete a Miami para esa noche a las 21,30.
    En la prensa científica del país, ya ha sido publicado un comentario firmado por todo el consejo asesor científico , el universitario y cuatro generales del ejercito, donde comentan los inestimables métodos que una ciencia rigurosa y veraz exige a los pueblos que no cuentan con los medios tecnológicos que el Gringo les niega.

  • Noto cierta animadversión hacia hasta para por mi persona, expresacionalizada en forma de sarcasmos, cuando no de afrenta directa, sin que los animadversores hayan constatado la evidencia de que soy un puro medium entre la {CIENCIA} y mis lectores. Se creen que opino y que por lo tanto pueden opinar acerca de mis opiniones. Yo jamás he expresado una opinión.

  • Seamos más conspiranoicos todavía, desde la muerte de Franco:

    – El Barcelona gana 15 Ligas, 12 de ellas con mayoría simple en el Congreso de PSOE o de PP. Conspiración: El Barcelona gana cuando el gobierno central necesita los votos de CIU.
    – La Real Sociedad y el Bilbao ganan dos Ligas cada uno, las dos de la Real con mayoría simple de UCD en el Congreso y las dos del Bilbao a continuación de las de la Real pero con mayoría absoluta del PSOE. Conspiración: UCD consigue los votos de PNV a cambio de dos campeonatos para cada equipo vasco, solamente da tiempo a cumplir las dos Ligas de la Real pero González en su primera absoluta respeta el trato por lo que el Bilbao gana también sus dos Ligas.
    – El Real Madrid gana 15 Ligas, destacando las cinco de la Quinta del Buitre que se consiguen en una de las mayorías absolutas de González (la última de ellas con mayoría simple pero ya jugada la mitad del campeonato). Con la mayoría absoluta de Aznar consigue otras dos. Conspiración: El Real Madrid gana cuando hay mayoría absoluta en el Congreso.

    Me cuadra.

  • Perdón por el off-topic, que aquí nunca se hace, pero desde que cerró su consultorio la Sra. Francis no se a quien acudir cuando se me presentan problemas domésticos:
    Tengo que subir un sofá-cama de matrimonio al ático. Soy el único empleado, sin sueldo, del departamento de portes.
    Qué cojones hago?

    P.S.
    El ático es un tercero sin ascensor.

    P.P.S.
    He probado a construir una máquina elevadora movida por el principio gato-tostada pero en la caja de herramientas solo tengo unas tijeras de costura e hilo dental.

    Moltes gracies.

  • Estimado P.S. el suyo es un caso difícil.
    Auto-lesionese o simule una apoplejía, su hija entenderá el mensaje.
    Caso de no funcionar, la visa puede ayudarle con profesionales.

  • “…la visa puede ayudarle con profesionales.”

    Si, hombre, estoy yo ahora para pensar en follar.

    Pero lo de la autolesión me parece buena idea, jrG. Total, ya me he jodido la espalda sólo evaluando el peso del mamotreto.

    Gracias.

  • Y tosa, tosa mucho… su hija se apiadará de usted y dejará ya de hablarle y todo. Igual tiene amigas muy fuertes allí. Las chicas ahora son otra cosa…buffff fortísimas¡¡¡¡

  • Hace unos años venía a casa un tipo a cortar la hierba, podar algún árbol y tal y era tan bruto que confundía los manzanos con los membrillos y cada poco estropeaba el cortacesped. No me decía “lo estropeé”, “se estropeó” o “no funciona”. Se acercaba y decía hablando en general, como declaración al mundo, una cosa urbi et orbe: “Un home sin ferramenta non é nada“. Luego se encogía de hombros y se marchaba.
    Dicen que hay gente que con el hilo dental y las tijeras de costura se Sucundum te arregla el vídeo, poda un roble o te monta un centro comercial con su aparcamiento subterráneo y todo, pero es mentira. Un hombre sin herramienta no es nada y no vale la pena empeñarse en trabajar si no dispone uno de la adecuada.

  • Jaja, la niña está hoy en Ibiza que es donde se hacen aquí los trámites y se ve que tenía muchos pendientes o que sabía que llegaba el sofá.

    Así que, me voy al bar a ver si se me escurre algo.

  • MGaussage, acabas de confirmar mi decisión de irme al bar. Me sentía un poco culpable por abandonar la faena pero ya no.

    (Con tu permiso imprimo el comentario para enseñárselo a la jefa).

  • el profesor sucundum
    Lunes, 03/04/2017 a las 16:51
    “…la visa puede ayudarle con profesionales.”

    Si, hombre, estoy yo ahora para pensar en follar.
    ***

    Hay que pensar en follar siempre. Aunque luego no se consume la coyunda.

  • Profesor sucundum : puesto que en Formentera hace tan bueno, yo dejaría el sofá cama fuera, en la terraza o en el porche. Y cuando llegue el matrimonio que va a usarlo de cama, si quieren intimidad, que lo suban ellos al ático.

  • En uno de los videos de los Beatles , de los que hacían de vez en cuando con dibujos, explicaban que habían encontrado la solución para el aparcamiento.
    Llevaban en el bolsillo un catalejo de esos extensibles. Cuando llegaban con su coche al sitio donde querían aparcar, sacaban el catalejo, lo ponían al revés, apuntaban al coche, y cuando éste se había quedado pequeñito, se lo metían en el bolsillo. Y cuando hubieran terminado lo que tenían que hacer, volvían a poner el coche en la calzada, dejando suficiente espacio a los lados para que pudiera crecer, y con el catalejo al derecho, lo volvían a dejar de su tamaño, se metían en el coche, y vuelta para casa.
    No estaría mal el truco para las mudanzas. Lo que pasa es que debe funcionar sólo con los catalejos ingleses. Que lo he intentado con uno de Zeiss que hay en casa, y nada de nada.

  • Los intelectuales de Nueva York fueron un brillante e influyente grupo de filósofos, sociólogos y plumíferos variados que conformaron el nervio del debate estadounidense durante muchos años. Izquierdistas convencidos, el estalinismo y la poco edificante deriva del socialismo real les hicieron cambiar buena parte de sus presupuestos, diluyendo sus radicalismos iniciales. Fundaron revistas del fuste de la Partisan Review. Pero llegaron los años 60 y con ellos una serie de movimientos poco compatibles con el raciocinio o la democracia y, de golpe, estos brillantes dinosaurios fueron adelantados por la izquierda. Sus posturas fueron tachadas de nuevo conservadurismo: ahí nació el término neocon. Me he acordado de esto leyendo este artículo.

  • He seguido la técnica de San Isidro, pero en lugar de a la siesta yo me he ido al bar. Ante el escaqueo de la totalidad de la plantilla, la jefa, que es mujer de recursos, ha acudido a un par de currelas que hacen ñapas en el edificio y se los ha camelado, no he preguntado a cambio de qué, para subir el sofá-cama.

    Para más inri, los currelas son musulmanes y sin saberlo se han comportado como ángeles.

    Gracias por sus ideas, todas muy valiosas, y la historia del jardinero de MGaussage.

    He hecho unos panfletos con la leyenda “UN HOME SIN FERRAMENTA NON É NADA” y los voy dejando en lugares estratégicos, así en plan reivindicativo.

  • La aportación de viejecita me ha hecho pensar en una idea que creo que va a revolucionar el sector turístico:

    “IKEA concept hotels”:

    Hasta los huevos de habitaciones feas, que no combinan con tu personalidad? Customiza tu estancia, monta tu propia habitación!

    (Viejecita, si el tema cuaja, que cosas más raras se han visto, están usted y su santo invitados a la inauguración)

  • Gracias, Bremaneur, pero la suerte está echada y lo acabo de comprar. Es La pantalla demoniaca de Lotte Eisner. En amazon hay dos ofertas, la más barata por 212 euros (vienen de Argentina, creo). En La casa del libro está por 55 o así. Lo he comprado por 17. Parece que el método de pago es seguro. A ver qué pasa.

  • marquesdecubaslibres

    Lunes, 03/04/2017 a las 17:10

    Hay cosas que un caballero (una dama) no dice, ni aun en el improbable caso de que fueran ciertas.

    Las mujeres, y menos aún si son putas, no son género como el bacalao o la merluza del mercado de Maravillas.

    Y no estoy de coña. Es un rubicón que no se debería cruzar.

  • Gómez
    Lunes, 03/04/2017 a las 21:33
    Gracias, Bremaneur, pero la suerte está echada

    Suerte. No quiero ser cenizo, pero, viendo el libro que es, me parece una de esas webs que han vaciado en sus bases de datos el ISBN con los precios de 1988. Es posible que te digan que está descatalogado. Lo más seguro es que no te cobren o te devuelvan el dinero sin ningún problema si lo has pagado ya. Aunque espero equivocarme. De todas formas, me gustaría saber si ha funcionado, por si resulta ser una web más donde rebuscar. En Todocolección lo tienes por 30 pavos.

  • Pues sí, Álvaro. Yo he comprado una edición más actual, pero con las traducciones nunca se sabe. A mí me sacan de Amazon y mi mundo se viene abajo.

  • La he leído con el mayor interés, después de coincidir con el titular no soy ateo porque existe Bach y porque en casa había algo de él. Pero a medida que avanzaba se ha revelado como un perfecto manipulador. Manipula el dolor, el recuerdo del amor y se mira, se mira, se mira, a pesar de que es consciente de que sólo la superación del ego permite hacer frente a la muerte (lo dice). Venga, que pase el siguiente.

  • Saturn, el Jacques Daniel es como meterse un azucarillo pasado por la lumbre en la boca, tú haz caso de lo que te digo

  • A mi colega Andrés y a mi las camareras de un garito llamado «Caballo» nos llamaban “los burbounianos”.
    Nos ponían la botella sin empezar de Jack Daniels y dos vasos conforme enträbamos por la puerta y nos la plimpläbamos mano a mano mientras hablábamos sólo de música, escuchando el blues y el jazz que ponían en aquel garito.
    El era mi batería y yo era su ventista.

  • Lo que no quita para que Pirate tenga razón, éramos jóvenes y de paladar y estomago de acero.
    Luego me aficioné al Johnny Walker como güisky de batalla.

  • Gracias, Adams. Bueno, mientras no toques la ocarina… ¿Te ponías sobre un solo pie, como el de Jetto Troll?

  • No te recomiendo ningún bourbon, Saturn, porque no me gustan. Ya te digo que es como comerse un bollicao. Yo soy de JW y tengo el paladar tan hecho que si sólo les queda JB prefiero retirarme.

  • Contaba Keith Richards que en una ocasión, en la época de Dirty Work, Mick Jagger se emborrachó en un hotel. Llamó por teléfono a Charlie Watts, que se alojaba también allí, y le preguntó: “¿Dónde está mi batería?”

    Unos minutos más tarde, Charlie Watts se presentó en la habitación, le agarró por las solapas y le pegó un puñetazo que estuvo a punto de arrojarlo por la ventana.

    –No me vuelvas a llamar “tu batería” en lo que te queda de vida –le advirtió.

  • Pirata Jenny
    Lunes, 03/04/2017 a las 23:02 Editar
    No te recomiendo ningún bourbon, Saturn, porque no me gustan.

    Hombre, esta sí que es buena. No te recomiendo los batidos de piña, Pit, porque no me gustan. Ni los discos de los Vettels. Hombre, qué cosas hay que leer. Hombre…

  • El disco, por cierto, era un horror. El vídeo tiene su gracia, y reflejaba perfectamente cómo andaban los ánimos en el grupo por aquel entonces.

  • Pirate, en la Marconi donde fui a visitar un Centro de Salud me dijeron: “Jefe, ha visto que género, de primera”.
    Estuve a punto de darles una chapa como la que usted me ha dado a mí, pero no vi ambiente, la verdad.

  • Puestos a que no me la den:

    batería

    Del fr. batterie.

    1. f. Conjunto de piezas de artillería dispuestas para hacer fuego.

    2. f. Unidad de tiro de artillería, mandada normalmente por un capitán, que se compone de un corto número de piezas y de los artilleros que las sirven.

    3. f. Obra de fortificación destinada a contener algún número de piezas de artillería reunidas y a cubierto.

    4. f. Acumulador o conjunto de acumuladores de electricidad.

    5. f. Conjunto de instrumentos de percusión en una banda u orquesta.

    6. f. Conjunto de instrumentos de percusión montados en un dispositivo único, que toca un solo ejecutante.

    7. f. Conjunto de acciones, ideas o cosas iguales u homogéneas. Una batería de análisis, de preguntas.

    8. f. En un teatro, fila de lámparas situada en el borde del proscenio.

    9. f. Mar. En los buques mayores de guerra antiguos, espacio en que están colocados los cañones.

    10. f. p. us. Cosa que hace gran impresión en el ánimo.

    11. f. p. us. Multitud o repetición de empeños e importunaciones para que alguna persona haga lo que se le pide.

    12. f. desus. Acción y efecto de batir.

    13. m. y f. Músico que toca la batería (‖ conjunto de instrumentos de percusión).

  • En Instinto Básico Douglas le daba al Jack con cocaína, no sé si para follar más, o mejor. En cualquier caso, es mejor mezcla que echarle Coca Cola. O Pepsi.

  • Por una razón que no viene al caso porque no me creeréis he buscado en el diccionario la palabra “lencería” y me encuentro esto:
    ……
    6 Ropa interior femenina
    7 Tienda de lencería femenina

    Esto (7) no es una redundancia?
    La Academia puede hacer redundancias?
    Yo puedo hacer redundancias?

    Por favor, algún filólogo o filóloga de guardia?

  • Importante visita de Al Sisi a la Casa Blanca.
    Proc, nos someternos a su superior criterio, ¿qué es más correcto?
    -Piano o pianista.
    -Trompeta o trompetista.
    -Batería o baterista

  • No sé la causa oculta pero “baterista” yo sólo se lo he oído a argentinos y músicos de jazz.

    Y, ahora, al Marqués, claro.

  • De la palabra “batería” sólo puedo decir que no es una de esas acepciones que la Academia ha recogido, por así decirlo, a modo de claudicación en estos últimos tiempos. En la edición “en papel” del DRAE que poseo, del año 92, el término “batería” ya está recogido como “individuo que toca la batería en un conjunto musical”.

    El término “baterista”, por contra, no figura en esa vigésima primera edición.

    Así, pues, envainando que es gerundio.

  • Ya que hoy se ha hablado abusar de las citas, abusemos:

    Demasiado de algo es malo, pero demasiado de un buen whisky es apenas suficiente (Mark Twain)

    ¿El amor hace girar al mundo? No, en absoluto. El Whisky lo hace girar dos veces más rápido. (Compton Mackenzie)

    “Me encanta cantar, y me encanta beber whisky. La mayoría de la gente prefiere escucharme beber whisky.” (George Burns)

    “Es divertido el Champagne. Pero estoy acostumbrado al whisky. El whisky es una palmada en la espalda, mientras que el champagne es una espesa niebla ante mis ojos.” (Jimmy Stewart)

    “Me gusta mi whisky viejo y mi mujer joven.” (Errol Flynn)

    “Siempre lleve consigo un frasco grande de whisky en caso de mordedura de serpiente. Y, además, siempre lleve una pequeña serpiente.” (Errol Flynn)

    “La música ligera del whisky cayendo en un vaso es un interludio formidable.” (James Joyce)

    “El whisky es para beber, el agua es para pelearse”. (Mark Twain)

    “La amistad es como el whisky, el más viejo, mejor”. (Probervio escoces)

    “Por una mala resaca tomar el jugo de dos litros de whisky.” (Eddie Condon)

  • MGaussage
    Lunes, 03/04/2017 a las 23:02
    Sale al mercado el Hyunday Kona. Un acierto de nombre, aquí en el noroeste.

    Hay que ponerlos en contacto con el que cambió el nombre al Mitsubishi Pajero (para España y Argentina).

  • No soy proc, que tiene más criterio que yo, pero os contesto. Los diccionarios recogen el uso del idioma y en España se dice «batería» de la misma forma que en Argentina se usa «baterista», ambas son correctas. Se supone que baterista sería la forma lógica de construir el nombre del músico que toca la batería, pero el español de España parece que ha optado por una manera más retorcida de llegar, la elipsis: el (que toca la) batería.

  • Quiero parao, S, que no he dudado ni por un segundo de que baterista sea, por lo menos tan correcta, como batería, aunque la segunda esté recogida por la Academia desde más antiguo.

    La cosa empezó con la osada aseveración por parte de un compañero de que la forma correcta era “baterista”, y me limité a refutarla con pruebas.

    En cuanto a la supercicuta Procu, confieso que eso de someterme a su superior conocimiento, y desde luego que en mi caso eso de superior lo es de aquí a Lima, no termino de verlo claro. Primero porque me suena a expresión de funcionario pelotillero de los años 50 enjabonando a un jefe. Segundo, porque me someto, para bien o para mal, a la autoridad que dimana directamente de la Academia…

    …de Operación Triunfo.

    Es todo broma.

  • Gómez, un día de éstos he de escribir unas líneas a propósito de ésa que va por ahí llamándome gordo. Sí, la genio que se pone de puntillas.

  • Respecto al Jack Daniels, Satur, yo suelo tomarlo, aunque con moderación. Los bourbons son mucho más aromáticos que los scotch, lo que no quiere decir que sean peores, sino distintos; depende del paladar, del día, del bolsillo y de lo que hayas comido. Yo no me tomaría un Knokando después de una fabada. Los bourbon saben un poco a colonia, lo que tiene sus ventajas si no tienes cepillo de dientes.
    De todos modos, nunca te fies de los consejos que sobre cosas del paladar te den los fumadores.

  • No hay paz en mí, Gómez. Me roe una desesperación refractaria al consuelo. Tendré que conocer al Maestro del I Ching y crear la asociación de seres angustiados.

  • Del I Ching sólo puedo decir, y por supuesto radicalmente en serio, que es la mejor guía que puede tener un ser humano. Aun por encima de su función oracular o adivinatoria, está su uso como Libro sapiencial, libro que te muestra cómo enfrentar los cambios que se van sucediendo: es un amigo, un compañero en la desgracia, en la alegría, o incluso un general despiadado cuando has de movilizar los ejércitos para el combate. Es, sin duda, el Libro de los Libros.

    Buenas noches.

  • Hoy llevo todo el día intentado huir, no sé de qué. Bueno, sí lo sé, de mí. Hoy he visto morir a un hombre. Lo trágico es que un futuro soñado no deja de ser una ficción. El tiempo es el lugar de lo imprevisible, de lo misterioso, de lo inédito. El futuro auténtico se independiza de las premisas iniciales asentadas. Cuando llega trae sus propias leyes. Trae las marionetas que le convienen. Y nos deja como niños viendo los títeres.

  • La primera vez que el DRAE registra baterista es en la edición de 2001 (22ª), con remisión a batería:
    baterista. (com.) batería (‖ músico).
    En la 23ª (2014) sigue igual. Es decir, la forma preferida sigue siendo batería. (La forma prefería sigue siendo batería, la forma preferida sigue siendo baterida).

  • Pero ya lo había puesto Gómez.

    el profesor sucundum
    Lunes, 03/04/2017 a las 23:48

    Por una razón que no viene al caso porque no me creeréis he buscado en el diccionario la palabra “lencería” y me encuentro esto:

    CÓMO QUE NO VIENE AL CASO. Por qué estabas buscando lencería en el diccionario como los niños pequeños.
    ……

    6 Ropa interior femenina
    7 Tienda de lencería femenina
    Esto (7) no es una redundancia?

    No querías decir «redundancia». Querías decir que es una mala definición porque utiliza la palabra que define, aunque sea en otra acepción. BIEN VISTO. Petición de principio, petitio principii.

    La Academia puede hacer redundancias?
    Yo puedo hacer redundancias?

    Todos podemos hacer cosas horribles.

  • Está a punto de inaugurarse Ferrari Land, enfrente de Port Aventura. Tiene un roller coaster con una caída de 120m, el más alto de Europa. He aquí el montaje de la extructura.

  • Buenos días.
    Veo que la noche estuvo movidita a ritmo de destilados.
    Yo me quite de todo hace bastante tiempo. Coincido en que el bourbon es como un caramelo de la Viuda de Solano.
    Solo bebo vino y champagne y con comida. Algún gin tónic.
    Me encuentro mucho menos tenso sobrio que no sobrio.
    Ningún placer encuentro en la ebriedad. Prefiero conducir a que me conduzcan.
    Claudio vi el primero de esos mamotretos dedicados a la escudería en el circuito de Abu Dabhi. En mi opinión es la megalomanía en monumento tecnológico de muy dudoso gusto aunque con una técnica muy eficaz. Más bien para fetichistas…
    Alvaro si te pasas por mi tumblr verás algo que creo te gustará…

  • A un compañero mío le encargaron diseñar la estructura del cartel de Ferrari para colocarlo allí arribota. Me estuvo contado ayer las consideraciones que tuvo que tomar respecto al viento. Una cosa apasionante. Está invitado a la inauguración, pero no puede ir. So sad.

  • A esas alturas el viento debe ser un problema enorme, y más en esa zona y con las dimensiones que tendrá el cartelito.
    Seguramente existen datos de direcciones y velocidades medias a los que aplicar coeficientes de seguridad.
    Bonito problema de ingeniería.
    Menos mal que los cálculos los hace el ordenador y los materiales han evolucionado muchísimo, así como la regulación.
    En el edificio del hotel Burj al Arab, en Dubai, no puedo ni imaginarme los dolores de cabeza con la famosa vela…
    Pero para eso se estudia ingeniería…
    En muchos edificios altos se suele recurrir a túnel de viento. En Vitoria el fracasado proyecto EPSILON EUSKADI, instaló un magnífico túnel de viento que imagino ya estará desmontado u oxidado. Creo que se usó una vez. Era un megaloproyecto del ingeniero de F1 Joan Villadeprat, que convenció al Gob.Vasco y se tiraron a una piscina sin agua con varios millones…

  • Gracias Procuro.

    Pero que conste que yo no ando por ahí buscando cochinadas en el diccionario. Lo que pasa es que os quería contar cómo un día, cuando estaba bueno, fui modelo de calzoncillos e iba a utilizar la palabra lencería masculina para hacerme el fino y no quería cometer oxímoron y que esto me vino a la cabeza por el comentario de Pirata porque para hacernos pasar al estudio la jefa del casting dijo “que pase el género”.

    Y que ya me habría gustado que me hubieran pagado, al peso, a precio de merluza del mercado de la Paz.

    Luego os lo cuento, si eso.

  • Y en el ‘Guernica’ estableció una nueva galaxia de sí mismo. Incluso una mecánica celeste.

    Pero este cuadro no se cierra en el cuadro. Va más allá, como sucede con aquello que guarda un peso de autenticidad, de luz del fondo.

    Es una ventana donde alguien mira fijamente y chilla. Rostros exaltados y fantasmas interiores van perfilando el moby dick de la tela.

    Así se cumple en este icono que tiene, sobre todo, el pulso bien definido de un desconcierto, de una querella, de una abstracción incluso.

    Y de algún modo también somos nosotros la madre. Y somos el hijo. Y somos la sangre vulnerada.

    Pero las preguntas que abre el Guernica siguen abiertas: ¿qué significa el ser humano? ¿Cómo enfrentarse a la monstruosidad de los otros? ¿Y a la de uno mismo? ¿Por qué dejar que los poetas escriban en los periódicos sobre el Guernica cuando ni siquiera se preguntan por el precio que cobró Picasso al Gobierno republicano?

  • LUCAS MIRA UN CUADRO

    Mis ojos fueron sacudidos por un desconcierto cosmogónico cuando me enfrenté por primera vez a esta tela, y en venganza patearon el óleo centímetro a centímetro para caer rendidos ante la confirmación de una epifanía cromática, acaso de una resurrección colorista. La llamada profunda de las formas, su aullido incluso, me atenazaron por unos segundos antes de regresar a las profundidades de las que surgieron, al profundo averno infernal, o quizá fuera cielo celestial, del cerebro del pintor. Se desvaneció esa magia que nos sumerge en nosotros mismos cuando contemplamos cómo un trozo de aceite de colores mezclado con aguarrás se transforma en inefable pincelada, cómo de la nada surge el todo, cómo los miles de millones de años que llevan las galaxias en expansión eterna solo cobran sentido cuando las cerdas del pincel transmutan la tela vacía en un cósmico cosmos cosmológico. Y de repente todo vuelve a la nada, todo estalla como en un Big Bang regresivo y destructor, y es que un japonés se me puso en medio para sacar una foto del puto cuadro.

  • Picasso no quería en principio nada por el cuadro, pero se embolsó el cheque que Max Aub le consiguió, de 150.000,- pesetas (de la época) para que quedara clara la propiedad.
    El Guernica es una cuadro estremecedor, tanto como los fusilamientos de Goya, o como Saturno devorando a su hijo también de este.
    En cuanto a episodios de guerra hubo unos cuantos bombardeos más importantes que este, en España, y no digamos cómo se dejó Alemania en venganza, o Sarajevo, o las selvas de Vietnam … o …
    Se habla y escribe demasiado sobre el arte.
    Es para tanto y no es para tanto. Algunos escriben cosas que me dan la risa, y que seguramente si el artista viviera podría desmentir, por que no se acercan en nada. Cuando el artista está vivo, de no ser que hablen muy mal, se deja hacer.
    Al final lo que para unos son hechos, no dejan de ser opiniones, que finalmente es lo que cuenta en la vida real y lo que genera el mercado y la influencia.

  • Digamos que la figura resultante de esta elipsis es una metonimia.

    A ver, que no me atrevo a decir que el proceso mental del hablante sea ese, que no he estudiado lo suficiente para afirmarlo, pero sí sé que es lo que ocurre habitualmente en el idioma. Primero la solución económica y luego la reelaboración culta del nombre.

    El tipo que toca la trompeta | el de la trompeta | el trompetista

  • jrG Martes, 04/04/2017 a las 08:24
    En Vitoria el fracasado proyecto EPSILON EUSKADI, instaló un magnífico túnel de viento que imagino ya estará desmontado u oxidado. Creo que se usó una vez. Era un megaloproyecto del ingeniero de F1 Joan Villadeprat, que convenció al Gob.Vasco y se tiraron a una piscina sin agua con varios millones…

    Varios, lo que se dice varios… Unos 50 millones de euros.

  • Más fácil: piensa en una orquesta (y esto es común para varias lenguas): hablamos de primer o segundo violín, aunque, obviamente, nos referimos al violinista.

  • LUCAS ESCUCHA UN DISCO

    Ondas inaprensibles acechan el silencio para saltar sobre él de repente y devorarlo como el zorro al conejo, como el tigre al ñu silvestre, acaso como el elefante la brizna cuyas raíces se hunden en la eternidad de lo vegetal. Todas las briznas la brizna. Subidos a un acorde viajamos en el tiempo. La guitarra como madalena de Proust. Retumba el bajo rellenando el vacío de un cuerpo que es caverna, desfiladero donde el eco rebota, grave, perfilándose como el tic tac genésico de la especie humana. Todos los cigotos el cigoto. Acompasa la batería que se torna por alquimia inexplicable en los tambores ancilares que marcan el ritmo de nuestros pasos desde que resurgimos de la sabana y ocupamos las hoy planicies europeas. Desandamos nuestros pasos de nuevo subidos al trémulo rasgar de las cuerdas de la guitarra; regresamos a nuestra esencia de austrolopithecus, mas el terremoto de un riff hace que nos bajemos dos estaciones antes: estamos en el momento donde la infancia rompe en juventud, donde ya no hay volcanes prehistóricos sino granos reventando en los espejos, colonia Chispas y de fondo la banda sonora de nuestra vida plena: ninoninooo de hielo samarín, de hielo samarín, de hielo samarín.

  • No obstante la única opinión que cuenta es la del espectador.
    El artista crea las cosas con su propia intención, pero una vez que la propiedad se transmite, que se libera, la única opinión que cuenta es la del que lo visualiza.
    Normalmente será muy difícil o imposible saber qué se quería decir, qué pasó por la cabeza, por qué esa pincelada. Se verá el conjunto, la masa, la línea o el color el punto a destacar. El arte es un arma, pero es decorativa también, y además tiene un valor extrínseco en dinero. la valoración de porque se compra es la que le dará ese valor, no el artista, que vive en su mundo, y es donde debe vivir.

  • Ya lo advertía Woody Allen: La obertura arranca con el alegre son de los metales, mientras, por debajo, los contrabajos parecen advertirnos: “No escuchéis a los metales. ¿Qué cuernos saben ellos?”

  • En inglés se utiliza “drummer”.
    “Charles Robert “Charlie” Watts (born 2 June 1941) is an English drummer, best known as a member of The Rolling Stones”.
    Parece evidente que el término baterista es el mas correcto, así está recogido en el diccionario de la RAE, aunque el habla vulgar guste utilizar”batería” y pueda considerarse también correcto.
    Aquí el contexto es el que dicta el término. No imagino que nadie diga de Regino Saénz de la Maza es un “guitarra”, aunque sí que Fulanito es el “guitarra” de los Pecos.

  • En una orquesta sí que se distinguen siempre los instrumentos de los instrumentistas. “Los percusionistas se sitúan en la parte alta del escenario, el metal y la madera debajo de ellos”.

  • Esa historia del túnel de viento euskaldún me trae a la cabeza los concetos “multiplicador del gasto público” y “sinergia” y me entran ganas de pegarle fuego a cosas.

  • Morta: eso que acabas de escribir es una imbecilidad hasta para ti. No voy a llamar ni a mi prima de zumosol ni me voy a molestar en desmontarlo Parafraseando otra vez a Woody Allen: “Un día, algún tipo de terapia me dará la razón”.

  • Si se trata de traducir “drummer” yo utilizaría “tamborilero” o, en plan donostiarra, “tamborrero”.

  • En mi pueblo manchego de adopción nació un trompetista muy conocido de la ONE. Ni siquiera allí nadie se atreve nadie a decir que es el “trompeta” de la ONE.

  • Los del PNV se creían que con unos millones se creaba una estructura de F1 para poner coches vascos por el mundo.
    EPSILON EUSKADI, fué un buen proyecto, que en realidad lo que trataba de hacer es crear una estructura interesante para poder ser vendida a un equipo de los grandes o para resultar atractiva a inversores.
    Se hicieron cosas de interés, pero la cantidad de dinero a invertir es monstruosa para una pequeña región que no tenía ni tradición ni una afición sólida y grande.
    Ejemplos tenemos muchos con sumas de varios cientos de millones triturados por gentes mucho más potentes, el más claro es la estructura que montó TOYOTA en Colonia.
    Sólo una pequeña región de Inglaterra, muy pequeña, alberga la mayoría de infraestructura mundial de la F1. Pero es que Inglaterra tiene una pasión por las cosas con ruedas que ningún otro país.

  • Gómez, eres incapaz de discutir sin recurrir al insulto, aunque sea por un tema tan intrascendente como este.
    Vete a tomar por culo, majo.

  • el profesor sucundum
    Martes, 04/04/2017 a las 10:10
    Esa historia del túnel de viento euskaldún me trae a la cabeza los concetos “multiplicador del gasto público” y “sinergia” y me entran ganas de pegarle fuego a cosas.

    SI¡¡¡
    El efecto multiplicador del gasto público yo lo entiendo como que efectívamente, una vez que los políticos se ponen a gastar, tienen que seguir gastando y genera enormes sinergias en sus bolsillos y los de sus amigos.

  • La hemeroteca de La Vanguardia registra «baterista» en 1256 ocasiones. Su uso comienza a crecer a partir de los 60 y hay un pico curioso (se utiliza en 104 ocasiones) el año 2015. Por su lado el Corpus del Español del Siglo XXI recoge numerosos ejemplos, la mayoría de América Latina, pero también de España. En el Corpus de Referencia del Español Actual, se registra que su uso ha decaido desde 1991. El primer país donde se registra su uso es Argentina y el segundo España. Como curiosidad, traigo un chiste de El Heraldo de Madrid del 5 de julio de 1928.

  • Te digo yo que el pico ese se corresponde con la afluencia de inmigración argentina tras el desastre kirschnerista.

    Y, mira por dónde, músicos de jazz los que usan “baterista”.

  • Y 60.000 para “batería”.

    Recuerdo, y juro que acabo ya, que la cosa fue que se me corrigió cuando empleé la palabra “batería”, palabra que, como ha quedado demostrado sobradamente a pesar de supercicutas y primos de zumosol (lo digo, de verdad, cariñosamente), no sólo es correcta, sino que fue recogida por la RAE mucho antes que la otra. No estoy especulando, se trata de Verdad Revelada. Pero nunca he dicho que “baterista” no lo fuera también. Yo no.

  • Gómez
    Martes, 04/04/2017 a las 10:35
    Y 60.000 para “batería”.

    Eso también. Mi intención no era actuar de primo de Zumosol, sino aportar algunos datos que admiten interpretación (como la que ha hecho Sucundum). Como dice el Marqués, la discusión es banal, y podría haber servido para echar unas risas. Por ejemplo, se me ocurre que a los pollones (señores de luengo miembro) les podríamos llamar pollistas, o a las tetonas (o sea, las amigas de Proc y Bonnie) tetistas.

  • Es muy habitual eso de la elipsis metonímica que dice Perro. El paleta, uno de SS que llamábamos el carnes, el científico ese al que llaman ruedas, el tuercas y, cómo no, mi amigo el nabo.

  • Yo creo en el efecto multiplicador del gasto público. En este país no habría tanta estrella Michelin sin el sacrificio de los políticos, comiendo y cenando constantemente en restaurantes estupendos cargando a las visas de ayuntamientos y diputaciones y a las de las empresas ansiosas de contratar con ellos. El boom de la cocina española se debe, innegablemente, a la clase política y al gasto público.

  • Eso también es verdad, Bremaneur, y no te lo decía de mal rollo. Pero en determinados casos, las posibilidades de echar unas risas en franca camaradería son muy inferiores a cero. Tampoco vamos a hacer una tragedia florentina por ello. Me parece que después de todo lo que se ha llegado a decir con los años (y a fe que no comencé yo la fiesta), lo de “imbecilidad” es casi un mimito.

  • Mecagontó!
    La reivindicación ha tenido éxito y se ha vuelto en mi contra:
    La jefa acaba de aparecer con un taladro que le ha prestado un malnacido y me toca poner apliques.
    Mucha mecánica cuántica pero aquí nadie inventa un método sencillo y no destructivo para colgar cosas de cierto peso (el cuelgafácil es una puta mierda) en paredes de obra.
    Saludos.

  • Gómez Martes, 04/04/2017 a las 09:51
    Más fácil: piensa en una orquesta (y esto es común para varias lenguas): hablamos de primer o segundo violín, aunque, obviamente, nos referimos al violinista.

    Hablamos de cosas distintas, Gómez.

    Ya sé qué en el lenguaje jerárquico, por pura economía, funciona la metonimia. Pero no creo que el idioma tenga reglas universales para esto. El tipo que maneja el barreno no es “el barreno” sino “el barrenero” y en la música, por seguir con tu ejemplo, no se habla de “el flauta”, “el piano”, “el arpa” o “el dulzaina”.

    En fin, vuelvo a decir que desconozco cómo funciona el cerebro lingüístico y por lo tanto no sé si se llega a la metonimia por un proceso automático de sustitución o por una elipsis, aunque mis sospechas van por el segundo camino. ¿Por qué? Porque al niño habría que explicarle primero qué es la batería para que luego entendiera quien es “el batería”; demasiado complicado.

  • ¿Esto no puede venir del hecho de transcribir el nombre del músico y al lado el del instrumento?
    Un suponer, Keith Richards, guitar.
    También solemos decir, a la guitarra, Fulanito.
    Por otro lado, nos cuesta poco decir que Paco de Lucía era guitarrista, de hecho nadie diría que era guitarra, pero si es miembro de un grupo es más fácil decir que Jimmy Page era el guitarra de los Zeppelin que el guitarrista.
    Especialmente, si lleva apellido, se suele acortar, nadie dice el guitarrista solista, sí el guitarra solista.
    Son elucubraciones que hago desde el más profundo desconocimiento, en espera de que Procuro deje de pasear por las obras (¿qué se hizo de aquellos albañiles españoles?) y venga a alumbrarnos.

  • Mi profesor de primaria, que era más perro que yo, cuando me inventaba palabras en las redacciones solía decirme “es admisible, pero no está admitido”. Me hace gracia, porque una parte importante de la actividad de la Fundación del español urgente o Fundéu (horribles nombres ambos, por cierto) consiste en generar palabros admisibles aunque no admitidos.

  • Reconozco, Perro, que el terreno musical –y más si nos metemos en el terreno orquestal, cosa que yo mismo he provocado un tanto temerariamente– es demasiado resbaladizo para mí como para defender mi postura sin titubeos.

    Llámalo metonimia o elipsis; juraría que estamos hablando de lo mismo.

    En cualquier caso, y ahí comenzó todo, sólo apunté que “batería” es un término perfectamente correcto, y me parece que tampoco admite discusión –hablo de un plano racional del discurso– que no se trata de ningún vulgarismo.

    (Escribo desde un móvil enano)

  • PS, en la galería, que me pasaba el día colgando y descolgando cosas, se soluciona con unos carriles (que sólo se ponen una vez) en la parte alta de las paredes y luego unos prácticos ganchitos con unos perretes para el asunto que se deslizan por una barrita colgador, se pueden poner a la altura que quieras. Es muy práctico y creo que IKEA los tiene.

  • A mí me gusta como lo dicen los flamencos, una parametonimia:
    Al toque: Tomatito.
    Al cante: Potito.
    Al baile: Belén Maya y El Grilo.

  • Jamás me he referido a un señor que toca la batería, como baterista, por lo menos en Rock o Jazz.
    A un hombre que tocaba el Hammond o el piano eléctrico en una banda se le llamaba teclista no organista.
    Sin embargo al saxo si le llamaba saxofonista o clarinetista o pianista.
    Al contrabajo, le llamaba contrabajo en vez de contrabajista, y no puedo decir por qué. Será por economía???
    Segúramente por costumbre, la filología estudia eso muy detenidamente y nosotros lo vamos jodiendo…

  • Con Perroantonio, desde que experimenté en mis propias carnes la enconada defensa Benoni de su traducción del monólogo de Hamlet, prefiero arrojar las armas, rendirme de entrada y confiar en su piedad.

  • METONIMIA Y ELIPSIS ME ABURROOO
    Metáfora y metonimia denominan sendas figuras retóricas pero no son mero ornato sino herramientas mentales que sirven para dar nombres a nuevas realidades a partir de nociones previas, más básicas o conocidas. La metáfora pone en relación dos espacios conceptuales independientes por un principio de semejanza. En cambio, la conexión metonímica se produce dentro de un único escenario conceptual o referencial, cuando tomamos el nombre de una cosa para designar otra que se encuentra junto a ella; aquí el vínculo no es la semejanza sino la contigüidad: violín, batería, paleta o espada en sus acepciones de agente, a partir del objeto que el agente maneja (la ferramenta). NOTA. Ese «junto a» de la metonimia es de naturaleza muy variada: agente-objeto, continente-contenido, causa-efecto, etc.
    La elipsis es un mecanismo sintáctico que produce asimismo nuevas unidades léxicas, como en (máquina) lavadora o (cigarro) puro. Ciertamente, el dispositivo de la metonimia puede ser explicitado mediante la elipsis en una construcción sintáctica que restablece la relación de contigüidad que es su fundamento. Por ejemplo, tener cojones ‘tener valor’ es una metonimia que puede ser explicada así: «Tener (la virtud moral cuya sede orgánica se considera que que son los) cojones». Pero este no ha sido el proceso histórico real (facts); en cambio, el de móvil (<— teléfono móvil), sí. Por eso, ambas, metonimia y elipsis, suelen merecer apartados propios en el estudio de la creación léxica.

  • A mí me irrita que los deportistas digan entreno en vez de entrenamiento. “Es el último entreno antes del partido”, qué asco. Creo que el culpable es Ángel Nieto, motonetista retirado.

  • JAJAJA, Schultz. La culpa de todo la tienen lo Rolin.
    Vosotros queréis una palabra para cada cosa y una cosa para cada palabra, ni que fuéramos ingenieros WHAT A BORED WORLD

  • Josénez
    Martes, 04/04/2017 a las 12:17

    A mí también, debería estar tipificado como delito o algo (junto con «descambiar»). Los romanos no fueron tan listos como nos los venden.

  • Cuando yo entrenada, decía «el entreno». Y «descambiar», de toda la vida. Ojo, porque estamos entrando en terrenos resbaladizos.

  • Sobre el «toto», que es algo que usa Boli Parker en tweeterd para no decir claramente lo que quiere decir, tengo yo unos recortes de las últimas semanas que me tienen ahí to loco. Luego los traigo para recabar vuestras opiniones al respeztive.

  • ¡Proc ha dicho toto y profundo!

    Por cierto, Josénez, ¿encontró referencias del libro de poesía de J. J. Benítez? La pregunta me dejó con el culo torcido. Como prosista es una calamidad, y no me refiero a que sea un vendeburras, que también.

  • Schultz, no quería hacerte burla. De hecho, en algunos casos bien podría tratarse, de hecho, de lo que se llama un extranjerismo de frecuencia: el procedimiento ya existía en el idioma pero se impone o arrasa arrinconando a las otras posibilidades genuinas por influjo de formas extranjeras concomitantes.

  • Gracias jrG. Mi mujer, que es hija de pintor, utiliza ese sistema en casa porque, además, cambia a menudo los cuadros.

    La cuestión es que ahora estoy con los soportes de las alcachofas de ducha y ahí no me queda otra. Es acojonante el cristo de ruidos, polvo y brocas ardientes que hay que montar para colgar una puta pieza de plástico seudometalizado. Como matar moscas a cañonazos, vamos.

  • Hoy se publica en El Diario Montañés un articulado titulado «El nombre de la ciudad de Santander», escrito por Óscar Lucas Villanueva. En él se defiende que Santander deriva del Sanctus Andreas latino, en lugar de lo que se sugirió aquí hace no mucho. (La frase anterior está en pasiva refleja por mera casualidad, no porque pretenda omitir el sujeto. Los sujetos es que son muy suyos, y ya se sabe cómo se ponen).

  • Bremaneur
    Martes, 04/04/2017 a las 12:27

    Jajajaja. He hecho pleno a ciegas y sin proponérmelo. Tiene su mérito.

  • A lo que íbamos. La terminación -ista es la más productiva para dar nombre a los instrumentistas musicales, por lo que parece lógico que, de un nuevo “instrumento” como fue en su momento la “batería”, se formara “baterista” para dar nombre al percusionista que tocaba todos los instrumentos de la batería. Puede ser que la conservación de “baterista” sea eso, una tendencia conservadora del idioma.

    Por cierto, que después de mirarlo, tengo una explicación mejor para el uso de “batería” para el nombre del instrumentista. Se tata de un simple calco del francés, que es también el origen del nombre “batería”.

  • SOLUCIONES TRAIGO
    Propongo afusilar a todos los baterías y a los bateristas, puestos en fila o en baterista.

  • DIÁLOGOS IMAGINARIOS
    -Psss, “puerta”, aparca este “buga”.
    -Bonita metonimia, jefe, pero que lo aparque el “aparca”.
    -Apárcalo tú y déjate de hostias, nen.

  • Hay días que salgo del despacho y al pasar frente al café de la esquina, que a sí mismo se llama, pura presunción, Cheese & Deli Bar, le hago un gesto a la camarera y ella entiende. Entonces espero un instante en el semáforo y cruzo con paso flexible y decidido pero no apresurado, entro en el estanco y antes de abrir la puerta la estanquera coge mi tabaco: Ducados rubio en paquete blando. Saco un billete y suenan en la caja un pííí, un tilín y el cajón que se cierra en perfecta sucesión, salgo de nuevo a la acera con un gracias y cruzo de vuelta, timing perfecto, en el mismo verde del semáforo, otra vez con mi paso perfectamente medido, evidencia de un varonil atractivo. Cuidando no pisar sólo las rayas blancas del paso de cebra, signo de neurosis y por tanto debilidad, voy quitando el plastiquito al tabaco y al entrar en la zona de fumadores sale la camarera con mi café. Esos días, que los hay, y más cuando como hoy brilla el sol de una primavera que viene en su tiempo, me siento de lo más profesional y cinematográfico, moviéndome en un mundo ideal en el que la perfección es posible, en el que, como en un atraco perfecto, todos los demás seres y objetos del universo son o bien cómplices de un plan que se va cumpliendo inexorable en todos sus detalles o meros comparsas que, inadvertidos, rellenan el escenario donde me muevo con la elegancia de un Bond. Enfrente está la sucursal de la caja de ahorros y, para rematar el asunto, sorbo lentamente el café, siempre malo, miro poniendo cara de sospechoso de guante blanco a los que entran y salen y pienso que hoy habría salido bien.

  • -Bueno, ¿y a qué te dedicas?
    -Soy segunda vuvuzuela en la sección de viento pichigoma de la Rundfunk Orchester und Chöre de Vega de Doña Fecótida.
    -Ah, ¿música contemporánea, entonces?
    -No, polifonía renacentista, ¿por?

  • Recapitulando: ahora mismo siento ese profundo vacío existencial que experimento siempre que tratan de corregirme desatinadamente y la realidad se empecina en demostrar que tengo razón; que, en efecto, “batería” es tan correcto como “baterista” aunque bastante más usado y recogido mucho antes por la RAE. En fin, sólo me resta señalar que yo sólo quise contar que en una ocasión Charlie Watts le pegó una hostia del quince a Mick Jagger por decirle “mi” batería.

    Seguiré mi camino galopando solo hacia el ocaso.

  • Servidor fue paladín contra “descambiar”, que lo decía mucho la mujer de un amigo y yo cuando estaba ella me callaba, entre otras cosas porque estaba buena, pero luego la criticaba ante mi santa.
    Luego, yo sólo conmigo mismo, caí en cuenta de que comprar no es sino cambiar algo por dinero, así que descambiar ya no me parece tan mal.
    Esa muchacha en cuestión también dice mucho “trasgirversar”, por cierto.
    De todas formas tengo aprendido que la mayoría de las veces que emprendo alguna cruzada de éstas quedo como un pedante gilipollas y encima equivocado como a cuenta del ambidextro de los cojones, que me tiré ni sé los años defendiéndolo para que viniera la academia y dijera que era plausible el ambidiestro.
    Actualmente apenas me refugio como último bastión de mi pedantez en el “motu proprio”, hasta que le quiten la segunda erre.

  • Podéis ignorarme, pero cuando me meto en harina soy como una apisonadora.

    ¿Acaso no os llama la atención la palabra “batería”? Nos llega a través del francés y derivada de batir, que es una palabra muy productiva: abatir, combatir, debatir, embestir. Una batería es un conjunto dispuesto de cañones, pero para los franchutes las baterías eran también los distintos redobles de tambor utilizados en el ejército (diana, marcha, asamblea, etc.). Quizá por relación simpática, los tambores hayan acabado dando nombre a las baterías de cocina o quizá sólo sea por su disposición, como ocurre con las baterías eléctricas, llamadas así por la disposición de ánodos, cátodos y electrolitos unos junto a otros, en batería como los cañones, y no encima unos de otros o apilados, como las pilas.

  • No entiendo lo de “descambiar”, ¿qué os suena raro? ¿Es algo del argot futbolísitico u os referís a la devolución de un producto para que os devuelvan el dinero?

  • “Entreno” se utilizaba mucho en Barcelona, por lo menos en mi colegio. La primera vez que lo dije, antes de jugar un partido de fútbol en La Mancha, me preguntaron a qué me refería. No lo habían oído jamás.

  • Por cierto, Josénez, ¿encontró referencias del libro de poesía de J. J. Benítez? La pregunta me dejó con el culo torcido. Como prosista es una calamidad, y no me refiero a que sea un vendeburras, que también.

    Me lo voy a comprar, que cuesta 6 leuros en Todocolección. En el enlace vienen un par de poemas y lo que debe ser la solapa con un texto ultracursi que dice cosas como “Benítez, a solas con el mar, no se siente un famoso escritor ni tampoco un poeta, sino sólo un hombre vulnerable”. Si me decido, me lo leo y les hago una reseña para este fanzine, que sé que es un autor valorado por todos ustedes.

  • Gracias por este análisis a fondo del término batería. Lo veníamos necesitando. ¿Quién era que se reía de la batalla campal sobre la mediana, eh? ¿¿Quién??

  • Procuro fijarme
    Martes, 04/04/2017 a las 12:44

    Que ganas de vestir y desvestir santos, sujeto Chino. ¿Qué razones da Lucas, pues?

    Defiende su hipótesis en base a motivos históricos y etimológicos. Como motivos históricos destacan:

    1.º San Andrés, patrón de los pescadores, goza de un arraigo en númeroso pueblos pesqueros del norte de la Península del que carece San Emeterio (quien, en su lugar, será patrón de los descambios, los entrenos o algún otro engendro similar).

    2.º No hay pruebas de que existiera un monasterio antiguo bajo la advocación de San Emeterio hasta que se erigió uno en honor al Santo Mártir en el siglo XI. Sin embargo, sí que se conoce la existencia de una antigua ermita hacia la bahía, en estado ruinoso, que se titulaba de San Andrés. De lo anterior concluye que el nombre del monasterio de San Emeterio fue posterior o convino solamente a la iglesia y monasterio de los Santos Mártires.

    3.º Sugiere que la apropiación de San Emeterio y San Celedonio como Santos Mártires deriva del empeño de los reyes castellanos por incentivar Calahorra para asegurarse una frontera contra los reinos de Navarra y Aragón. A continuación, sin embargo, subraya que no considera que el favor real al nuevo monasterio sea motivo suficiente para renombrar una población localizada en el entorno de Santander.

    Los motivos históricos los sustenta, a su vez, con consideraciones etimológicas, que en esencia pueden resumirse en que la explicación más simple y suficiente es la más probable (Ockham). El autor trae la siguiente evolución etimológica: Sanctus Andreae > Sancti Andreae > Sant Anderii > Sant Anderio > Sant Ander > Santander, de la que aporta documentación histórica. Respecto a la de San Emeterio, estima que la probabilidad de error es mayor que en el caso de San Andrés.

  • Perroantonio
    Martes, 04/04/2017 a las 13:21

    No entiendo lo de “descambiar”, ¿qué os suena raro? ¿Es algo del argot futbolísitico u os referís a la devolución de un producto para que os devuelvan el dinero?

    Yo me refiero a esa acepción, sí. Me suena raro porque, pudiendo decir «cambiar», «descambiar» lo encuentro redicho. No es que sea algo muy meditado, lo sé.

    Por cierto, todo el (maravilloso) tinglado con batería y baterista me recuerda al de paella y paellera. Qué cosas.

  • No voy a hacerme el listo ahora a toro pasado, pero en su momento me quedé ojiplático con lo de San Emeterio > Santander. San Andrés, por contra, me parecía mucho más natural y con tradición. También es verdad que mi visión puede estar sesgada, pues escribo esta nota, hoy 4 de abril, en la localidad de Villanueva de San Andrés.

  • Sois la polla. Os dejo caer una referencia de la mala vida, de la juventut, de las pasiones y os liais a descurrir sobre una palabra.
    ¡Inteleztuales! ¡Letraheridos!

    Marquis, siempre supe que se decía baterista pero nunca se me ocurrió llamarle otra cosa que batería. Sin en cambio el me llamaba su ventista y nunca osö llamarme su viento y ni de coña su soplista o su soplador. Hay cosas que no se le dicen a un hombre.

  • Pues no será ni contra el francés ni contra el moro, sino contra esa nación de filibusteros y corsarios. Los ahogaremos en cerveza y sangría. Lloret y Benidorm serán sus tumbas.

  • No callaré por más que con el dedo me digáis que no caiga en el asunto de la paella, tabú en esta casa. Decir paellera es totalmente lógico en castellano, puesto que para nosotros la paella es el plato de arroz, no el recipiente, para el que ya teníamos nombre: sartén. Había también, todo hay que decirlo, palabras con pie de grulla o pedigrí para adaptar la palabra paella, como paila, que utiliza mucho una amiga venezolana de Facebook, que suele empezar sus diatribas con “Hay reservada una paila del infierno para…”. O como padilla, que a este paso acabará desapareciendo del diccionario de la RAE. Adoptar paella fue una muestra de respeto del idioma ante el producto gastronómico, no un error conceptual, como los ignorantes pretenden hacernos creer.

  • He conseguido un destornillador de estrella. Por desgracia, la punta no está magnetizada (me ha dicho la jefa que eso es para pijos). Vosotros que estáis con vuestras cosas de filología, y las musas y tal no tenéis ni puta idea del infierno que esto supone cuando tienes los dedos grandes y el tornillo es pequeño y va alojado en un recoveco inaccesible.

    Los que diseñan estas mierdas no piensan en el operario montador; gentuza.

  • Uno, consciente de sus (pocas) limitaciones, en asuntos de viandas y caldos se remite al superior criterio del profesor Cubaslibres.

  • CORRIGIENDO DESATINOS
    “las posibilidades de echar unas risas en franca camaradería son muy inferiores a cero”
    Profesor Gómez
    -¿Alguien conoce algo “muy inferior a cero”?

  • Venga, Morta, no voy a insistir en lo que es una figura retórica porque sé que pronto empezará a declinar el sol y, sobre todo cuando te pones de los nervios, empiezas a desorientarte.

  • Lo cojonudo es que podemos comernos una sartenada, cocinada en una sartén, y también una paella, cocinada, cómo no, en una paellera. Pobres estudiantes de español como lengua extranjera.

  • Correcto, Jenny.
    Lástima que estamos hablando de posibilidades, es decir probabilidades, y en este caso no puede hacer nada inferior a tener cero probabilidades.
    La frase no se corresponde a una “figura retórica” sino a una “abrupta ignorancia”.

  • Chino, gracias, no quería hacerte trabajar tanto. Creía que la etimología de Santander estaba perfectamente fundada en lo histórico. En lo fonético SANCTI EMETERII es impecable (síncopa de pretónica después de la sonrización de -t- intervocálica y formación de grupo romance, más apócope de -e final), sobre todo, teniendo en cuenta el vocalismo de las documentaciones antiguas Sant Ender (1210 y 1224), las únicas que he encontrado ahora en Orígenes.
    ***
    Como solo he leído el primer tomo de las memorias de Canetti, ¡no sabía que había sido amante de Iris Murdoch!
    Félix de Azúa, «Estad alertas».

  • Si resulta que al final Santander viene de un San Ander que parece un dominico pachi, exijo que se cambie el nombre de la ciudad, se le arrebate la capitalidad, se echen abajo los edificios, se lance sal en los parques y se fumigue el descampado para mayor seguridad.

  • Para los pasionados a la meteorología, que sé que son multitud en esta casa. Y, además, para los navegantes por mar o aire, los montañeros, esquiadores o simples senderistas:

    Windytv

    Por defecto, aparecen la dirección y la intensidad (en nudos, abajo a la extrema derecha, pero se puede cambiar la unidad a km/h) del viento. Pero ojo con el menú de la derecha, donde tenéis: nubes (lo que depliega a su vez un submenú: visibilidad, base de nubes, techo, nubes altas, medias, bajas, etc.); temperatura (nuevo submenú: a qué altitud); lluvia/nieve; olas; presión. Menús adicionales pulsando sobre los tres puntos en vertical.

    A más de más, si sólo te interesa lo que esté sucediendo en el aire, como es mi caso, puedes pedirle que te incluya por defecto otros parámetros útiles para la navegación aérea (punto de rocío, punto de congelación, rachas de viento, etc.) y te oculte esa ola gigante que está a punto de arrasar Cantabria entera.

    Por supuesto, en todo el mundo.

    Una ma-ra-vi-lla.

  • Celedonio significa golondrino y Emeterio media fiera. Cosa que aprendí yo hace poco trasteando por el internet. Sobre qué es Andrés no puedo arrojar luz. San MediaFiera es poca cosa para villa tan significada e ilustre.

  • Teniendo tal palmarés de cántabros ilustres (Hormaechea, Revilla, Rubalcaba, Bustamante, Felisuco, Poti, Resines, Míriam Díaz Aroca), que daría para varias series plutarquianas, nos sobran nombres para ciudades, polideportivos, boleras, cuadras o villas olímpicas.

  • Álvaro: una de las señoras que ha citado –no sé si es la única mujer de la lista– estaba rodando una película dirigida por un amigo mío. Éste decidió gastarme una broma telefónica con su ayuda, así que cuando respondí a una llamada procedente del extranjero, ella me preguntó algo así como: “¿Es el gran novelista Gómez…?”

    Pensé que era alguna graciosilla con ganas de quedarse conmigo y le respondí: “¿Y usted es la gran mamapo…?

    La broma se fue a la porra. Hay que decir que la pobre chica mantuvo el tipo admirablemente.

    Siempre que la veo por la tele me avergüenzo de mí mismo.

  • A más de más, si sólo te interesa lo que esté sucediendo en el aire, como es mi caso, puedes pedirle que te incluya por defecto otros parámetros útiles para la navegación aérea (punto de rocío, punto de congelación, rachas de viento, etc.) y te oculte esa ola gigante que está a punto de arrasar Cantabria entera.

    JAJAJAAAGAJAAGLUGLUGLUJAGLU
    Qué malisma es la Jenny. Es por la edad 😀

  • Juanfran Satur
    Martes, 04/04/2017 a las 14:32
    Lo que ha contado Mortimert Saussage podría ser un cortometraje.

    Así como está es un botín literario perfecto.

  • La verdad: siempre me cayó bien, aunque jamás la he conocido en persona. Por lo poco que hw oído, además, se ve que era encantadora.

  • Si siguen tan intensos, tan chulos y sabiondos, no tengo nada que comentar ni añadir. ¡QUÉ TROPA!

    (¡hostias!) 😀

  • Por Dios, Tare, se escribe “sabihondo”. Cuánta ignorancia por corregir, hercúlea tarea tengo por delante.

  • MIS PRETENDIENTES SENILES (Vol. 2.)
    EL EMBRUJO DE LA CAMISETA NEGRA

    En el capítulo anterior…

    16/07/2014 a las 15:43 marquesdecubaslibres A ver si va a resultar que Gómez ha follado mas que yo, hasta ahí podíamos llegar. Claro que me lo imagino bronceado y con las gafas de sol embutido en una camiseta negra entrando a todo lo que se mueve…

    .

    En otro lugar de chosuey…

    marquesdecubaslibres
    Miércoles, 30/04/2014 a las 21:07
    Gómez ha quitado su foto, pero en ella se veía a un hombre de pelo ralo y entrecano vestido con una camiseta negra que dejaba ver unos brazos trabajados en el saco. Afecta un aire displicente, la imagen de un tipo duro, como dije

    .

    Próximo capítulo: Reloj, no marques las horas…

  • S.
    Martes, 04/04/2017 a las 15:44
    A veces os leo y me hago preguntas.

    ¿para qué son tan inteligentes? Lo ignoramos.

    Yo me quedo con:

    Elefante, lobo, orca. ¿Por qué esos tres animales y no, no sé, un pollo? ¿Por qué son guais?

    ¿Qué clase de preguntas son esas? Me parece raro que no le hiciera un Jusntino.

  • Una modesta proposición sobre los términos musicales en entredicho. Casi todo el mundo tiene razón, como casi siempre.
    En un conjunto pop, el batería tocaba la batería.
    En un grupo de jazz, el baterista toca la batería.
    En los grupos indies, la batería la toca el batera.
    En un tablao flamenco, no la toca nadie, para eso están las palmas.

  • En mi cocina la sartén sólo la toco yo. Pero no soy sartenista.
    Eso era Sartre cuando jugaba los domingos al tenis.

  • Pesadiños son algunos . Menos mal que me río aspirando la hache y guardando la jota, así fuera una hiena cantando a la luna un día de sombras nublosas.

  • Gómez
    Martes, 04/04/2017 a las 18:18
    Bremaneur, tenías razón con lo del libro. Está agotado. Acabo de recibir el mensaje.

    Es que son unos capullos. En Todocolección lo tenías a 30 euros. Si no te corre prisa, date de alta en Todocolección y en Vialibri.net, y creas una alerta. Cuando se ponga a la venta recibirás un correo. A veces hay suerte y encuentras chollos.

  • Gracias por el enlace, Arístide, lo veré un rato pero me temo que un debate a 11 es una gilipoyuá, que dirían Tip o Coll.

  • O sea que cuando Arana se inventó Ander para Andrés sabía lo que se hacía.
    A mi la verdad que lo de Emeterio me cuesta lo que es un argumento importante a su favor.
    También es cierto que si Santa Cecilia dio en Santecilla o Santa Eulalia en Santolaja todo parece posible.

  • Hoy he comprado a bajo precio en FNAC “Empty rooms” y “USA Union”, que al igual que “Turning point” son Lps de John Mayall grabados sin percusión alguna. A ciertas edades los drums y los drummers resultan cansinos.

  • Procuro fijarme
    Martes, 04/04/2017 a las 15:42
    Como solo he leído el primer tomo de las memorias de Canetti, ¡no sabía que había sido amante de Iris Murdoch!
    Félix de Azúa, «Estad alertas».

    He leído el artículo de Félix Ganzúa a las 13:15, exactamente. Interesante, pero esto me ha dejado patidifuso: «Sólo un hombre mezquino puede escribir caricaturas de la mujer que le amó». Qué coño dice el Padre Ganzúa. Por qué sermonea el Padre Ganzúa. Por qué diablos estamos rodeados de curas que nos conminan a que nos comportemos como perfectos cristianos.

  • S.
    Martes, 04/04/2017 a las 15:44
    A veces os leo y me hago preguntas.
    ¿para qué son tan inteligentes? Lo ignoramos.

    Desde que algunos vanidosos especistas os empeñasteis aquí en discutir que un pulpo pueda tratar de tú a tú con una filóloga o un científico, primero The Guardian y ahora El País han terciado en la apasionante polémica. No descarto en los próximos días algún reportaje del más alto nivel sobre el asunto batería. Tened cuidado de lo que habláis, en serio.

  • He visto bateras ahí to wapos en directo. El Piedra, de los Extremo; a Nit Meison, de los Pint Flock; a Marc Ayza. Pero el que más me ha impresionado ha sido Carlos Dalelane, que en una jack sessions se puso a tocar el bajo y la batería a la vez.

  • Eso sí, la actuación live más espectacular que he visto nunca fue en un bareto de Berlín cuyo nombre no recuerdo ahora. Tocaba un grupo pepsicodélico y hubo un solo de zambomba absolutamente espectacular. Os lo juro de Ringorrango Star, que diría masai.

  • Bajo la red, de Irish Murdock, es uno de mis libros favoritos, sin embargo, una de las cosas que me llamó la atención del libro es que hablaba mucho de amor y nada de sexo.
    Irish tuvo de alzeimer, tuvo un marido que la cuidaba y al que no le molan los comentarios del tal Canetti. Canetti ha descrito unas escenas de sexo que no sé como hubieran encajado en Bajo la Red.
    http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/1490979/John-Bayley-defends-Iris-Murdoch-against-memoir-by-former-lover.html
    Siempre he pensado que debería leer algo más de Irish Murdoch. Así que el tal Canetti es premio Nobel. Algo bueno le daría ella.

  • En una novela muy buena, de la que la gente habla pero no ha leído, una loca llamada Madeleine acusa mediante anónimos a Robinson y Ferdinand de estar liados en el frenopático donde conviven.
    Ferdinand explica lo absurdo de acusarle de ser invertido, espero que nuestra histérica Madeleine también se entere y deje de hacer el ridículo.

  • Querido Morta:

    Aquí, el único que sabe de anónimos, eres tú. Y probablemente habrás batido algún récord mundial de la especialidad.

    Obviamente, no te acuso de una tener condición sexual determinada, cosa que, como puedes comprender, me la trae floja. Sólo me faltaría, en el año 2017, cuestionar las apetencias sexuales de la gente.

    Otra cosa es que me escribieras cosas tan curiosas como las que cuelgo y, como es lógico, las pongo a título puramente humorístico. Estarás conmigo que si un tipo que pasó algunos meses insultándote desde el anonimato –los insultos más salvajes y despiadados que se le ocurrían– sin que jamás te hubieras dirigido a él, ni por activa ni por pasiva, de pronto te habla de tus músculos, de si llevas gafas de sol, entras a las tías en chiringuitos de la playa o cosas así, como mínimo te llame la atención. Y además, acompañado, en su momento, de algunas invitaciones para quedar, no sé muy bien para qué. Tiene su gracia. Pero, repito, tus preferencias sexuales me la traen floja. Palabra.

    Que te atraen las camisetas negras, creo que es otro hecho probado. A mí también me gustan. Por eso me las pongo. Tampoco pasa nada, ¿no?

    Venga, a relajarse. O no.

  • jrG

    Martes, 04/04/2017 a las 09:46

    […] En cuanto a episodios de guerra hubo unos cuantos bombardeos más importantes que este, en España {…]

    Los que sufrieron distintos pueblos del sur de la provincia de Córdoba, como Baena y Cabra, en el otoño de 1938 no estuvieron nada mal. Especialmente cruento fue el del 7 de noviembre en Cabra, que causó 111 muertos y cuantiosos heridos, como ha documentado mi antiguo compañero en el internado salesiano Julio Fernández García, en sendos artículos en la revista Ares. Quien tenga interés en bajárselos los tiene aquí.

  • Soy fan de la 2, la peli de hoy basada en una novela de Emilio Romero es sensacional.
    Gómez, muérete, eres una plasta de cojones y estás mal de la chola.

  • Gómez
    Martes, 04/04/2017 a las 22:20
    Pedido el libro en el enlace que me facilitó Álvaro, Bremaneur. 18 euros. A ver qué pasa.

    Si era el de Todocolección, no habrá problema.

  • Ya lo decían en Whiplash, si no tienes técnica dedícate al rock. Nunca olvidaré el mejor solo de batería que he visto en un concierto, en el que la técnica, por supuesto, nada tuvo que ver. Después de una hora de música y movimientos espasmódicos de cervicales nos quedamos todos flipaos con el Hermes Calabria, el baterista (era uruguayo) de Barón Rojo. Estuve por lo menos diez minutos contemplando al pobre Calabria sudar la gota gorda en su esfuerzo de golpear una y otra vez, una y otra vez. Pero lo mejor era el juego de luces y efectos especiales que acompañaba ese momento. Unos rayos de luz salían continuamente de sus manos y se perdían entre un público flipado. Joder, parecía Thor. Desperté cuando uno de los rayos que salían de sus manos casi me saca un ojo. El hijoputa había estado tirando baquetas al público.

  • Pues sin ser un tipo que hiciera solos espectaculares ni alardes individuales, yo recuerdo al batería de los Wings (sí los Wings, qué pasa eh, eh?), un negro enorme de cuyo nombre nunca supe, que lo bordaba en un concierto que vi hace años.

    Voy a buscarlo en la web para concretizar.

  • S.
    Martes, 04/04/2017 a las 23:44
    La baterista de Chopsuey.

    Perdona, chato, pero eso lo hago yo con dos lápices Staedler cuando ataca el Aleti, bien es cierto que cubro mis piernas con sucedáneo de cuero y no las dejo al aire como esa pelantrusca con ínfulas.

  • Pues puede parecer curioso, pero servidor –y 200.000 almas más con él– vio en un mismo concierto a Mike Olfield y Los Ramones. Y Manzanita. Casi na.

    Gracias a los comunistas, todo hay que decirlo.

  • Digo muchas cosas de cachondeo, pero nunca sobre el I Ching. Confucio, que no era taoísta, dijo en una ocasión que desearía ser capaz de vivir más años sólo para poder dedicarse a su estudio. Incluso despojando al libro de sus innegables cualidades “mágicas”, creo modestamente que es una de las mayores conquistas del saber humano. Jung opinaba algo similar. El problema principal, a pesar del grandísimo sinólogo Wilhelm, es por supuesto la casi imposible traducción del original a las lenguas occidentales, cosa que nos permite apreciar solamente los rescoldos de su sagrado fuego.