Música para hacer el amor

musica
por Fernando García.

Se dice que hasta un reloj parado marca bien la hora dos veces al día, por el mismo motivo tuve el otro día una aventurilla amorosa que no puedo decir que acabara bien. Tras las correspondientes inversiones en gastronomía y conversación vacua terminamos en mi pisito de soltero, refugio donde gusto practicar un solipisismo creativo, pero que no está debidamente preparado para recibir visitas exigentes.

«Pon música», me pidió imperativa. Tal orden me cogió con el pie cambiado, pues repasé rápidamente mi discografía y no acertaba a elegir lo más adecuado para hacer el amor. Un tanto atolondrado puse «La marcha Radestzky» pero a los primeros compases ya fui recriminado. De nada valieron mis referencias a la Viena Imperial o al concierto de Año Nuevo y nuestro llorado José Luis Pérez de Arteaga.

«Pon otra cosa», dijo con un tono en el que adiviné cierta ironía y un velado reproche a nuestra diferencia de edad. Atenazado por los nervios y apresurado por el deseo de pasar al tema lo antes posible acerté a seleccionar la «Marcha triunfal» de Aida. Me pareció que le gustaba e ilustré la audición con unos comentarios sobre el antiguo Egipto, las Pirámides y tal. Pero no, tampoco acerté; aprecié algunos signos de irritación que no auguraban nada bueno.

«Venga machote, la última oportunidad», me espetó mientras encendía un cigarro. A mí el tabaco me irrita la garganta, así que decidí de una vez por todas tocar la tecla adecuada. Imaginé que había rechazado las dos anteriores audiciones por ser unos temas demasiado conocidos; quizás era musicóloga y no me lo había contado. Me vino a la cabeza la música ideal, removí los gastados anaqueles y di con un viejo CD: la «Obertura de Caballería Ligera de Franz Von Suppé». Lo que se dice un temazo.

Entenderlas a ellas es un arcano, al menos para mí; tampoco pareció gustarle. En cualquier caso todo menos caer en un romanticismo ñoño o en la música de los Cuarenta Principales que tanto gusta en ChøpSuëy. A mi modo de ver, la música de corte militar sigue siendo la más adecuada para cabalgar. Hacer el amor, sí, pero sin que suponga menoscabo de la virilidad.

211 comentarios

  • Mucho daño han hecho Bo Derek y Ravel. Me he reído, marqués, aunque me atrevo a sugerir que el Coro y Orquesta del Ejército Rojo, las marchas procesionales de la Orquesta Municipal de Ogíjares, las obras completas de John Philip Sousa o el recopilatorio de Marchas Prusianas y Austrohúngaras son opciones un tanto extemporáneas. Pero hay que arriesgarse y, desde luego, no preguntar nunca, que hay gente que ha echado muchas horas escuchando sonido cacerola en discotecas o, peor, que le gusta el chill out. Luego también se dan aciertos a nivel nacional.

  • Pon música …
    Era una metáfora ¡¡¡¡ Ahora lo comprendo todo.
    No quería un disco.
    Quería escucharse en el trance marqués. Cantar sus músicas con tu batuta.
    No la entendiste bien.

  • ¿Puedo expresar la verdad verdadera, es decir, que el “relato” de hoy es una mierda?

    Pues lo digo: es una mierda que parece escrita por un adolescente.

    Nada que no sea cierto, por otra parte.

    Se dice, ya que estamos instruyendo, que un reloj parado acierta la hora por lo menos dos veces al día, probablemente porque la frasecita de marras es muy anterior a la era digital.

    Buenos días.

  • ¡Qué poco hablamos de Bo Derek!

    Un héroe John Derek, que se casó consecutivamente con Ursula Andress, Linda Evans y la buena de Bo.

  • Gómez, entiendo que ser “puerta” tantos años te haya dejado un poso amargo. A cambio el destino te ha dotado para escribir una “mierda” de novelas que han sido justamente descatalogadas.
    Es que soy como tú, me gusta expresar la verdad verdadera.

  • Aquí ya no se puede ni hablar.

    No nos pongamos tremendos, hombre. Por ver el vaso medio lleno, reconozco que la frase inicial, aunque equivocada, era lo que más me gustaba del “relato”.

    Ya me callo.

  • Yo con el título que has puesto Marqués no estoy muy de acuerdo.
    Música para hacer el amor, presupone que estás enamorado.
    Si estás enamorado la música ya la llevas puesta.
    Otra cosa es música para incitar a follar.
    Ahí también te diría que la música ya la llevas puesta con las ganas de las dos partes.
    Si una de las partes pide música, malo, malo.
    Lo mejor es decirle, hala, canta tú bonita, que luego ya te digo algo bonito.
    Si necesitamos música para engrasar, es que la máquina no funciona.
    Otra cosa es que quieres sublimar la cosa, con o sin amor o con mucho amor o poco.
    Y tranquilo, no voy a relatar ninguna experiencia ni dar datos ni poner míúsica.
    Yo soy un señor discreto y de estas cosas no hablo. Respeto mucho a las chicas y señoras que me aceptaron. Siempre eligieron ellas, aunque también colaboré.

  • Los cronógrafos UTC, como el que todo el mundo sabe que uso, caso de pararse sólo estarían en hora una vez al día.
    El mérito de mi relato es que es “verídico”, así se lo indiqué a los editores. Ellos han ocultado este detalle, quizás en un afán de proteger mi intimidad.

  • Por favor, por favor. Me he limitado a expresar una opinión, tan sincera como incontrovertible a mi modesto entender, sobre el “relato” verídico que se ha presentado hoy. Todo protagonismo ulterior corresponde al autor y nada más que al autor del mismo.

    Ya siento, que diría mi adorada viejecita.

  • La entrada de hoy es la número 594 que publica Chopsuey. Es la primera vez que alguien tiene la osadía de calificarla directamente como una “mierda” sin mayores explicaciones, insistiendo además que su opinión es “incontrovertible”.
    Juzguen ustedes mismos.

  • Queremos saber¡¡¡¡ que estaría ya diciendo la Milá.
    Sería buena una entrevista al Marqués en el programa del Iglesias.
    Se deberían mover ya los hilos…
    No estamos a lo que se debe¡¡¡¡

  • Ciertamente el que a mí no me guste, como pasó ayer con la de Alvaro, poco o nada significa. además de ser un golpe de ese momento concreto, o lo que entendí en una primera lectura y lo que me trajo a mi molinillo de café que tengo por sesera.
    No soy nadie para juzgar calidades literarias. Sólo sé que yo no sé. Las experiencias humanas en primera persona las juzgo interesantes, por ciertas.
    Los que no sabemos escribir, sólo podemos hablar de nosotros y lo que conocemos o desconocemos.
    Son territorios diferentes a la literatura, en la que alguien puede abstraerse con lo vivido e imaginado o deseado, para armar una historia.
    Ahí es donde salen los que han escrito novelas o ensayos.
    Otros tratamos de vivir novelas, y fracasamos en el contarlas.
    Pero puestos prefiero la novela en directo, sin desmerecer la impresa.

  • No le guardo rencor, JrG. Hablando de todo un poco, me está quedando un muñequito de vudú que es su vivo retrato.

  • La vida es una novela en marcha. El martes me invitaron a cenar en A Gaudir, un conocido restaurante de Barcelona regentado por un gallego-portugués, un tal Aníbal que presume de su bodega de vinos portugueses. Le pregunté qué tenía del Alentejo, en la esperanza de que tuviera el legendario Reynolds que en su día me obsequió Ximeno.
    “Son mejores los vinos del Douro” me contestó. Me acordé de la moralina de jrG pero decidí apretarle. “Gracias, pero prefiero los vinos del Tajo”. “Pues de esos no tengo”, se defendió. “¿Cómo se dice Tajo en portugués?”, inquirí. “Tejo”, balbució. “Pues eso, Aníbal, que me pongas un vino del Alentejo, de más allá del Tajo”, concluí.
    Resultó que era del Madrid y al final nos hicimos amigos.

  • Alvaro, ya notaba yo ciertas molestias extrañas …
    Sabes que he vendido el porrón????
    Acojonante la historia de cómo un cliente y amigo que pasó por casa hace dos días vió el boceto, y me preguntó que qué era eso de un porrón, y que si Alvaro era algún fabricante español de porrones. Que si se lo podía hacer en tamaño mayor y tal…
    Le dije que sí, que Alvaro es un amigo que además de escritor tiene un pequeño negocio de fabricación de porrones para los que utiliza un vidrio muy sofisticado y que los sopla a mano.
    También me ha pedido que le consiga uno… (Alvaro róbame por ahí un porrón, que luego ya hablaremos de cómo personalizarlo).

  • No conozco los vinos de portugal, aparte de lo evidente, y los vintages de Oporto.
    Ese Reynolds me suena a un maravillosos vino Australiano el Penfolds.

  • Nunca tuve tanta sintonía con una persona, como con aquel hombre con el que me pasé peleando casi 15 años.
    Cada uno desde nuestro lado de la mesa, nadie me enseñó tantas cosas de la negociación como él.
    Era absolutamente invulnerable a la ofensa personal, siempre estaba encima. Tenía una memoria prodigiosa y un aspecto desaliñado muy lejos de su rango, responsabilidad y valía.
    Ganaba siempre, pero nunca destrozaba a sus contrarios y les aseguro que podía de sobra por su poder.
    Soy la muestra viviente de que no me quiso destrozar.
    También la persona más discreta que he visto jamás. Un gran ejemplo y un adversario magnífico.
    Preparaba mis reuniones con gran profundidad, e incluso con la ilusión de ganarle.
    Siempre ganaba él, y salías de la reunión con la impresión de que ni se había movido, que no le habías hecho ni emplearse.
    Siempre nos respetamos.
    Sigo recibiendo algunas notas suyas, siempre valiosísimas.

  • Espero que haya aprendido la lección, JrG, y le guarde el debido respeto a ese divino artilugio. Los franceses se sienten atraídos por instinto hacia el tipismo hispánico: español torero cachondo y porrón. Si no lo he perdido o roto, debería tener uno en casa.

  • La España vacía está llena de botas, porrones, tapetes de ganchillo y flamencas sobre televisores en BN. Los tapetes de ganchillo perfectos se confeccionan usando como molde unos anillos perfectos los tapones del vino COES, esos que son como sombreros cordobeses de plástico translúcido. Se les recorta la copa y se conserva el ala que, meticulosamente, se forra de punto de arroz, aún cuando hay quien lo hace con punto garbanzo. Queda monísimo. El punto pelota, más grueso y basto, se desaconseja en todas las comarcas menos en la Axarquía, plagada de hippies, gente en general de gusto poco refinado.

  • Amigo Verle, el plan perfecto es con el cuarteto de cuerda en directo para poder indicarle con precisos movimientos de brazo el tempo adecuado. Se me antoja el “andante con moto” excesivamente enérgico para los prolegómenos, por lo que exigiríamos una ejecución lenta hasta entrar en acción.

  • Marqués, la afortunada co-protagonista de la entrada de hoy me temo que frecuenta el blog. Por favor no se haga de rogar y diga quién es…Pirata, Bellpuig, Tareixa, Francisca…

  • Buenas tardes a todos:
    Acabo de llegar de vuelta, afortunadamente he conseguido librarme de la cola de salida del puente, porque he trabajado con el Turbo puesto. He venido corriendo a leer y :
    – No comprendo que ninguna chica diga eso de “pon música”. A mí me parece que para esas situaciones, dijera lo que dijera Bo Derek, la única música propicia debe ser la que venga desde fuera, y si es un poco de lejos, mejor… como la que se oye desde los búngalos en los hoteles de playa, que les llega desde el salón, o la de las casetas de La Feria ( de cualquier feria, no sólo la de Sevilla) a través de la ventana abierta, o, para algunos, el rugido de los coches y las motos de gran cilindrada… Pero siempre desde un poco lejos, y, sobre todo, sin que dependa de uno.

    – Los libros de Gomez son magníficos. Y si están descatalogados, será porque a él le ha dado la gana y los ha abandonado a su suerte . Que ni siquiera se molesta en poner cuántos ejemplares le quedan de cada uno de los que se le pueden encargar, ( como hacen los de Amazon, para que te des prisa en pedirlos). Es posible, y no quiero ser malpensada, que esto último sea una estrategia suya para tener una lista enorme de peticiones que no haya podido satisfacer, y así animar a los editores a que reediten los anteriores y publiquen los nuevos.

    – Y hablando de libros ; ayer tarde tuve asamblea de la Comunidad de donde vivo. Y me vinieron a saludar bastantes amigos. Que me habían visto en la asamblea de noviembre, leyendo “Te voy a hacer una autocrítica”, mientras esperábamos a los impuntuales , y riéndome con el libro, y le habían echado una ojeada. Pues bien, varios me vinieron a decir que se lo habían comprado , y que lo habían disfrutado. Y que ya lo tienen en la librería del pueblo.

    Para que no se descataloguen los libros que de verdad me gustan, tengo una estrategia;
    Suelo meterme en las librerías cuando paso delante de alguna, y pido el libro . Si no lo tienen, les digo que qué pena, que es un libro estupendo. Y pregunto por otros libros del autor…
    Si me lo sacan, lo compro, y si ya lo tenía repe, regalo el peor editado de los dos. Ese truco se lo leí a John Irving en una de sus novelas, no es idea original mía, que conste, que yo, ideas originales, no tengo, que son todas de segunda mano.

  • Viejecita también debería ir al programa del Iglesias a ponerle las peras al cuarto.
    Y que se deje de hacer chorradas en el parlamento o encuentre apoyos para presidente y’a si eso…

  • Paenitentiam ägite!!!!!!

    “In fact, Twitter has never made a yearly profit, and over the past decade it has actually lost more than 2 billion dollars.
    But despite all of that, investors absolutely love Twitter stock.  As I write this article, Twitter has a market cap of 11.5 billion dollars.
    How in the world is that possible?
    How can a company that has never made a single penny be worth more than 11 billion dollars?
    Twitter is never going to be more popular than it is now.  If it can’t make a profit at the peak of its popularity, when will it ever happen?”

  • Ha habido un gran helada en la Rioja alavesa, algo trágico de lo que me informa Bonnie. Una borrasca atraviesa donde cagó Dios, la península ibérica, el frío nos limpia. En Madrid el cielo es rabiosamente azul, el ambiente invita a buscar la pureza.
    Gracias, quién seas, por hacerme nacer en Madrid, hijo de tres generaciones gatas, por ser español y católico y del Madrid. No creo merecerlo.

  • Adaps, desde que estoy en Tuíter, la empresa ha sido una máquina de perder usuarios y dinero año tras año. No digo que haya una correlación entre mi llegada y dicho declive, pero vaya. De forma paralela, esa red social se usa como termómetro con el que medir estados de opinión de forma tan irreal como fraudulenta, pues tuíter es un circuito cerrado del que los periolistos extraen “noticias” sin descanso cuyo único contenido… es el propio tuíter. Vamos, que o esto es una burbuja que reventará en algún momento o yo no entiendo nada. O ambas cosas.

  • Arístide, pordios, yo jamás pido música, ni falta que hace. Ni tengo relaciones extramatrimoniales.

    Estoy bien servida con mi macho alfa.

  • A una chica que me pidió música antes de la mandanga le puse el célebre discurso de Himmler en Posen, ahora Poznan. Se puso como una moto, así que continué con La moto, de Los Pasos.

  • Los descubrimientos nunca son memez.
    En este caso es el resultado de aplicar fuerza bruta y observar resultados en torno a en qué cifra debe ser la última para ser impar y revisar cuantas veces sale el 1, el 3, el 5 o el 7.
    Encontrar un patrón o al menos tendencias, serviría para desmontar el que sean aleatorios en la inmensidad, y sobre todo destruir los fundamentos de la encriptación actual. Con este descubrimiento y para ser seguros, cada vez se deberá trabajar con primos mucho más grandes de los que ya se utilizan. El artículo era del año pasado, yo estoy ya muy lejos de nuevas cosas descubiertas y cada vez me resultan mucho más abstractas y complejas.
    Se parece a mirar la ruleta y ver cuantas veces sale negro, y cuantas el 7…

  • Botillero, cuando compré mi primer tocadiscos -un Philips de maletín exactamente como este– me regalaron un LP de Los Pasos en el que venía “La moto”, “Anouska” y otras que no recuerdo. El primer disco que compré fue el “Octágono de los Rolin”.

  • Julián Reynolds ha sido reconocido (por fin) como un gran vino. El propio Julián me dijo hace unos meses que había tenido un gran resultado en las catas de Parker.
    Confesaba que se había visto obligado a subir el precio “un poco”. Un poco resultó ser exactamente el doble.

  • Ximeno, siempre me gustó esa canción de Los Pasos aunque nunca tuve moto, siempre coche, y hoy la Urbana de Barsalona me ha cascado dos multas correlativas.

    Volviendo a la entrada, esto de hacer el amor siempre me resultó conmovedor.

  • Estoy con JRG y Viejecita y Tareixa y no sé quién más, nada de música, mucho mejor el silencio de las esferas. Personalmente además tengo un problema añadido, no sé hacer dos cosas al mismo tiempo, de modo que podría darse el caso de que me concentrara en la música e incluso me pusiera los auriculares si lo que tengo entre manos no acapara toda mi atención. Igual creen que es coña. Por lo demás, la estupenda ilustración, cómo no, me ha traído a las mientes el soniquete: “Vestido de hombre rana el domingo te vendré a buscar, como van todos los novios a sus novias a buscar”.

  • LA MARI
    La carretera Daimiel-Malagón esta vacía, pero aquella mañana en que la hija de la Mari se hacía una foto vestida de primera comunión, pasó un camión que segó su vida.
    Cincuenta años después la Mari sigue de luto regentado ese oscuro bar de la carretera. A veces vamos, está en una de las entradas de las Tablas, pedimos un botellín y nos damos una “jartá” de cangrejos. La decoración tampoco ha cambiado en un bar que es vivienda al mismo tiempo. La televisión es a color, pero de las antiguas de culo gordo, de las que dan para sustentar la bailarina.

  • Buenos días.
    Están buenos de verdad.
    La reyna y yo nos vamos a comprar verdura al mercado de los sábados y luego a la “decheterie”, para llevar la hierba del jardín y otros restos. Tengo que revelar las fotos del paso del Tour Auto por el pueblo, hoy estarán llegando al circuito de Pau Tarnos, antes de enfilar a Biarritz.
    Ayer me ofrecieron un “Panhard 25” en muy buen estado. Es un coche muy singular y simpático con una aerodinámica más que limpia.
    Francia en su momento, creó coches muy sugestivos y elegantes, luego ya se les olvidó.
    Pueden pasarme sus donaciones, razón aquí.

  • Una de las formas de empezar bien una mañana es agarrar un croissant por los cuernos y desmembrarlo sin piedad; disfrutar de cómo se va revelando su estructura espiral y rompen, como cristales o conchas, las capas exteriores, crujientes y tostadas, dejándote perdido de migas maravillosas y los dedos agradablemente grasientos. Sobre el placer de zamparlo ya no me salen palabras, siempre que esté hecho con manteca cocida y no con aceites de automoción. Pues bien, se empeñan en untarlos en una suerte de goma transparente, pegajosa, insípida, asquerosa de tocar y que convierte ese exterior en una suerte de envoltorio indeseado que has de comerte. Ni con la distancia que proporcionan unos cubiertos, la distancia es el olvido, el desamor, la frialdad, mola comerse esas cosas.

  • JrG :
    Tengo fotos de mi abuela, ( la primera mujer con carnet de conducir en San Sebastián, lo cual me sirvió de recomendación para que a mí me lo dieran, por ser su nieta, el mismo día en que cumplí los 18 años ), tengo fotos de ella, pues, y de sus hermanos, con los coches de aquella época. Y sí, son bonitos, pero por su culpa desaparecieron los “tonneaux”, y los caballos que les hacían de motor, que eran muchísimo más bonitos ( y tengo también fotos que lo prueban ) .
    Y además, los caballos eran grandes amigos de los niños, y son una enorme ayuda para esos niños del ” paraguas de los espárragos”, como dice Procuro. Un paraguas , o más bien, un porche, que nos engloba, más o menos, a gran parte de la familia ( aunque, hasta hace poco, esas clasificaciones y esos diagnósticos no existieran, y, simplemente se les / nos considerase, como : originales, unos cencerros, o, a veces, pirados, según ).
    Si le ofrecen una calesa , o un tonneau, y una pareja de caballos, cuente conmigo para el crowdfunding.
    Pero los coches antiguos, mientras los fabricantes originales, o los que hayan heredado sus fábricas y sus patentes, no hagan recambios ni mantenimiento, ni renueven los motores, salen demasiado caros, y encima exigen un montón de espacio propio donde poderlos sacar a pasear, porque no está permitida su circulación por las carreteras, excepto para eventos especiales, rodajes de series y películas de época, etc etc.
    Ya, ni aunque me tocase un Euromillones, me compraría yo un Triumph TR4, de los de mi época de juventud, a los que recuerdo con verdadero cariño, y eso que son bastante más modernos.

    ¡ Es usted demasiado joven para englobarse entre los abuelos cebolleta nostálgicos !

  • MGaussage
    Sábado, 29/04/2017 a las 09:42

    Saussage, qué bien lo has captado. A las cocletas y el bocadillo de calamares se une el curasán pegajoso en la tríada del horror gastronómico nacional.

  • Me considero un hombre cosmopólito que salió de Lugo y ahora vive en Alemania después de haber hecho escala en Barcelona (varias horas) y os digo que en ningún lugar del mundo, salvo en la espantosa España de la fritanga, existen curasanes pegajosos.

  • El PP ha montado este espectáculo de la corrución para tapar la existencia de los curasanes pegajosos. A ver cuándo un periodista cazafachas denuncia esta cospiración.

  • M Gaussage (9 ‘ 42 )
    A mí me encantan los croissants , pero no los hechos con manteca cocida, ni con aceite, ni con margarina, sino los que están hechos con mantequilla. Con poca mantequilla, sólo la que pida la masa, entre capa y capa, como el hojaldre . Y sin casi azúcar.
    Los hacían muy bien en Mantequerías Rodriguez, o en Embassy, pero ambos han cerrado. Los Rodrígez, hace años, Embassy, hace un mes.
    Me he pasado al pan de molde ( nada de Bimbo, el hecho en mi panadería local ), tostado, y con mantequilla.

  • Buenos días, gente. Creo que hablamos aquí mucho y bien de Alicia de Larrocha. El lunes 1, a las 21h en TVE 2 (“Imprescindibles”), documental nuevo sobre ella (Las manos de Alicia de L.). Después, se podrá ver en la web de TVE a la carta (programa “Imprescindibles”). Aquí, el tráiler.

  • No es la primera ves que lo digo, ¡Éste lugar está lleno de pringosos afrancesados rousseanianos!
    O desayunamos torrijas o anglosajones guisantes con bacón.

  • Curasanes hechos con manteca cocida, toneles tirados por caballos, desayunos como para ir a segar, masas que piden cosas…

    Os habéis levantado dadaístas esta mañana.

  • Pirate buena cita. Imprescindible diría yo. Merci beaucoup¡¡¡
    DILAPIDAR. verbo sagrado que Procuro nos podrá decir si tiene vinculación con ODIAR. Digo yo, que tus hijos te tienen que odiar lo suyo, cuando comprueben que su padre les hace gestos obscenos desde el féretro y tú te tienes que ir con una sonrisa de medio lao que dé envidia y todo.
    Yo de todas formas voy a donar a mis hijos en vida. Bueno ya lo he hecho. De momento a su madre, pero todo se andará.
    Del resto no creo que quede mucho, y si soy capaz de ganar algo en lo que me queda, tengo una enciclopedia completa de en qué gastármelo junto con la reyna.
    Y como dice el profesor, estamos Dada perdidos, bueno yo casi lo que estoy es gaga, pero marqués está ya también en la senda de la culinaria PUNK.
    La descripción de Morgan, salivando me tiene.
    Les voy a preparar a las chicas un Roast Beef, con sus zanahorias torneadas, cebolletas frescas, y petit pommes de Ile de Re con mantequilla de ajos, que me van a hacer la ola y dejarme en paz toda la tarde para seguir con mi libro.
    Porque, aunque no lo parezca, yo leer leo. Eso sí, lo olvido todo de inmediato para que se monte una sopa en el cerebro, y luego pueda quedar como un saltavallas o un cierrabares en las opiniones de aquí, y dar oportunidad a la crítica constructiva y docta de los presentes.
    A la faena.
    Oído cocina¡¡¡¡¡¡

  • Juanfran Satur Sábado, 29/04/2017 a las 09:49
    Saussage, qué bien lo has captado. A las cocletas y el bocadillo de calamares se une el curasán pegajoso en la tríada del horror gastronómico nacional.

    El horror gastronómico del país tiene muchos más productos infames. Un buen chorizo o una buena morcilla pueden ser la gloria, pero cuando la materia prima es innoble causan vómitos o cosas peores. Recuerdo con pavor una morcilla rellena de no sé qué, pero en todo caso, vomitable, que me infligieron en algún lugar de Asturias. Casi muero envenenado por una empanada que me sirvieron en algún sitio, ya no recuerdo, si de Orense o Zamora.

    El pincho de tortilla de patata merece alguno de sus monumentos al horror en muchos locales en donde no sólo no saben cortar las patatas, sino que las cuecen en un aceite maloliente y cuajan el mazacote con un simulacro de huevo; la apariencia exterior suele ser digna, pero en la boca produce espanto. Tortillas infectas se encuentran por todo el territorio nacional, hasta en la muy afamada San Sebastián, donde he comido algunas de las peores.

    Qué decir de la costumbre de incrustar una masa de «chaka | txaka» (sic) en cualquier pincho. No tengo ningún problema con los alimentos sintéticos, pero hace unos días tomé inadvertidamente un bocadillito de jamón aparentemente ibérico (de Iberia, Georgia) y me topé en el primer mordisco con una loncha transparente de jamón aderezada con un emplasto del sucedáneo de carne de cangrejo con mayonesa: la nueva cochina vasca en todo su esplendor. Qué decir de las tortillas paisanas de varios pisos donde se mezclan en alegre confusión capas de tortilla de espinacas, con tortilla de chorizo, con un intermedio de amalgamante de «chaka». Uf.

  • Por razones que no vienen al caso, es la escena cinematográfica que más me ha impactado en mi vida. La vi por primera vez, siendo un adolescente, en el desparecido cine Ars; pero la revisé innnumerables veces a partir de entonces: todavía soy capaz de recordar diálogos enteros, planos e incluso movimientos de cámara de la película. Si la memoria no me traiciona, el Oscar de la Academia al mejor actor de aquel año fue para John Wayne por su interpretación en una de las películas –en realidad un burdo panfleto a favor de la guerra de Vietnam– más idiotas que se ha rodado jamás: Boinas verdes. Ésta es la melodía que acompañaba, entre otras, esa escena final, en su versión íntegra. Un vídeo para disfrutar.

  • Gernika desmesurada
    El Correo / J. M. RUIZ SOROA

    La brutal destrucción de la villa no fue un caso de terrorismo o barbarie específica de nazis, fascistas o franquistas, por mucho que disguste a nuestra sensibilidad actual.

    La brutal destrucción de la villa de Gernika en 1937 por los aviones de la Legión Cóndor alemana y la masacre de alrededor de dos centenares de sus vecinos civiles es un hecho histórico, un hecho razonablemente bien estudiado y conocido por los especialistas (véase el excelente libro de R. Muñoz Bolaños recién publicado, muy superior a mi juicio al también reciente de Xabier Irujo), por mucho que en la historia quede siempre margen para la ampliación cumulativa del saber. Sin embargo, la «construcción» o «invención» de este hecho entre nosotros por parte de la memoria hegemónica, a la que asistimos desde hace años, lleva camino de convertir el hecho histórico en uno mítico absolutamente descontextualizado y desmesurado. En una leyenda.

    Podría citarse a este respecto el intento oficial de «recalificación» del bombardeo de Gernika como un caso de genocidio, una intención subliminal patente en la visita al campo de exterminio de Auschwiz y en el hermanamiento con el municipio polaco donde se situó. Pues del hecho cierto de que fueran los nazis alemanes los autores de ambas masacres no sigue ninguna relación objetiva entre ambos fenómenos, el de un genocidio de los pueblos judíos y romaní llevado a cabo fría y metódicamente, y el de un bombardeo de población civil inerme en una guerra. Sencillamente, son cosas distintas. Incomparables. La primera es única en la experiencia humana, la otra no; bombardeos como los de Gernika hubo muchos, antes y después de 1937.

    Pero más allá de este intento de «reconversión por asociación», sucede que el hecho histórico del bombardeo en sí se reconstruye o se describe sacándolo de su peculiar contexto militar y de la historia real de ese contexto (el del uso de poder aéreo y del bombardeo como arma de guerra en el siglo XX), de forma que termina por aparecer como algo excepcional o único; algo que además se asocia con una específica forma de barbarie que sería «fascista, nazi o franquista», como decía un editorial de este diario hace días. Y nada más lejos de la realidad, la doctrina sobre el uso del arma aérea y los bombardeos de ciudades y población civil como método permitido y aconsejable en caso de guerra, usando incluso gases venenosos, no era una idea particular de la aviación alemana o italiana en los años treinta del siglo XX, sino que era la teoría o doctrina predominante en precisamente los países más democráticos, Reino Unido y Estados Unidos. En ambos se sostenía razonadamente, por militares y autoridades, el uso del bombardeo estratégico contra ciudades y población civil como forma de destruir la moral de la población y debilitar su capacidad de resistencia.

    El bombardeo de poblaciones civiles se había practicado ya en 1917 durante la Primera Guerra Mundial: el 13 de junio de 1917, por ejemplo, un enjambre de bombarderos alemanes ‘Gotha IV’ mataron en dos horas a más de 160 civiles en Londres. Y los franceses hicieron ese año lo mismo en Karlsruhe. Pero fue en los años siguientes cuando se teorizó a fondo y se puso en práctica el bombardeo indiscriminado de las ciudades o poblados como método de guerra. El mariscal Trenchard, fundador de la RAF en 1918, y Winston Churchill, a la sazón ministro de la guerra, decidieron dominar la revuelta de los afganos e iraquíes entre 1920 y 1923 mediante el método efectivo y barato del bombardeo aéreo de civiles. El 1 de octubre de 1923, por ejemplo, se llevó a cabo un bombardeo de saturación o de alfombra idéntico al de Gernika por 40 bombarderos ingleses que arrojaron 25 toneladas de bombas explosivas y 8.600 incendiarias en Samawah (Irak), ametrallando luego a los supervivientes. Datos casi iguales a los de la villa foral. Item más, Churchill (el mismo que denunció luego como inconcebible el bombardeo alemán) pidió que se usaran bombas de gas.

    La aviación española en los años veinte bombardeó poblados y kabilas del Rif marroquí, y utilizó bombas incendiarias, explosivas y ametralladoras contra combatientes, civiles y ganado. Récord mundial: el 28 de julio de 1923 los ‘Bristol F.2B’ realizaron el primer bombardeo aéreo con gas de la historia sobre el poblado de Amesauro (kabila de Rensamán).

    Estas experiencias no se suelen citar debido al racismo metodológico de la historiografía occidental (ellos eran «indígenas»), pero lo cierto es que en los años treinta casi todos los militares defendían el uso del bombardeo indiscriminado de poblaciones como método de guerra válido. Algunos, como la RAF inglesa, tenían incluso establecido el bombardeo estratégico de las ciudades enemigas como «doctrina» a seguir en la guerra que se venía venir: porque solo las ciudades eran blancos lo suficientemente grandes como para acertar, el bombardeo quirúrgico era una quimera, decían los mariscales Trenchard y Harris. Curiosamente eran la Luftwaffe y la Reggia Aeronautica las que en aquella época se inclinaban por hacer un uso solo táctico del arma aérea como apoyo al frente y no para destruir ciudades sin valor militar (aunque no desdeñaban destruir ciudades próximas al frente).

    No es de extrañar, por ello, que la Segunda Guerra Mundial fuera el marco para los más salvajes y destructores ataques aéreos contra ciudades, causando en ocasiones cientos de miles de muertos en una sola incursión (Hamburgo, Dresde, Tokio), hasta culminar en el bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki, ciudades que los mandos de la USAF ordenaron específicamente no atacar antes por los ‘B-29’ mediante bombardeos incendiarios normales para poder así observar con precisión el efecto del átomo en una ciudad intacta. Estremecedor en su frialdad.

    Madrid, Durango, Gernika, Cabra o Barcelona no fueron, en este sentido, sino aplicaciones concretas de la doctrina comúnmente aceptada en su época para la guerra aérea. No fueron casos de terrorismo o barbarie específica de nazis, fascistas o franquistas, por mucho que disguste a nuestra sensibilidad actual, a la que le gustaría que así hubiera sido. Obama se negó a pedir disculpas por los bombardeos atómicos en Japón. En Nuremberg a nadie se condenó por destruir ciudades desde el aire. Ese es el contexto histórico de un hecho que, desgraciadamente, no fue único. Y en él debería mantenerse.

  • Precisamente uno de los bombardeos más despiadados de la II Guerra Mundial lo llevaron a cabo los aliados en la ciudad de Dresde, un ataque que fue más una represalia contra la población civil que una acción de importancia estratégica. El autor Kurt Vonnegut, que era prisionero de guerra de los alemanes en la ciudad cuando el bombardeo, regresaría a ésta de manera obsesiva en su obra, especialmente en su inolvidable novela Matadero cinco.

  • marquesdecubaslibres
    Sábado, 29/04/2017 a las 10:36
    A mí me gusta el curasán con su hora larga de cocción en ollasprés.

    ¡ Menos guasa, Marqués !
    Que ayer, cuando estuve comprando los tres kilos de espárragos blancos en mi puesto habitual del mercado, donde coincidí como me suele ocurrir, con el cocinero de un restaurante estupendo de la zona, les estuve preguntando cómo debía cocerlos, y cuanto tiempo. Y las instrucciones que me dieron, tiempo a contar desde el momento de ponerlos al fuego, en agua fría con sal, etc etc, coincidía exactamente con lo que yo dije aquí.

    Me parece que aquí hay quien presume mucho, pero de oídas, o de leídas en blogs siniestros tipo “el comidista”, pero que no han frito un huevo, ni han cocido un espárrago blanco fresco en su vida. Y luego hacen como un ministro de mis tiempos. que le decía a un chico que se quejaba del mal estado de las carreteras, de los puentes, y de los retrasos de los trenes:
    “Jóven, menos viajar, y más leer los periódicos ”

  • VIVIR EN ESPAÑA
    En Mercadona se ofrece a unos imbatibles 1.79 € el “Fino Corredera” (botella de 75 CL).
    Se trata del mejor vino blanco que se puede beber a ese precio, muy superior a otros que cuestan hasta 12 €. Al provenir de Montilla (DO Moriles-Montilla) sabemos que sus 15 grados de alcohol se obtienen sin encabezamiento. Desde luego la crianza bajo velo se ha hecho en depósitos metálicos y no en barricas, no obstante el aroma alcanzado y su untuosidad son excepcionales para su bajísimo precio.
    De nada.

  • Gracias Perroantonio, por traer el texto de Ruiz Soroa.
    Y a Gomez por lo de Vonnegut.
    Estamos en una época terriblemente ñoña y políticamente correcta, y no sólo aquí en España, y sólo nos acordamos de las barbaridades que hicieron en las guerras los que nos convienen…No hay más que poner la televisión Francesa, y la ñoñería produce azaro.

    Por cierto ; y ya que viene a cuento con esto ;
    ¿ Como van de adelantados ustedes en la lectura de ” Imperiofobia y la Leyenda Negra ” de Maria Elvira Roca Barea ?
    Es que a mí ya me va quedando poco, y no quisiera ser la primera en dar mi opinión sobre el libro… Que ya me ocurrió con Patria, y esta vez, no.

  • lo de “Jernica” me hace sonreir. Solo hay que ver fotos de Oviedo para ver lo ridículo de los lloricas.

    En la IIGM, cuenta Atkinson, “Roosevelt advirtió públicamente a Berlín en el mes de agosto de una eventual «venganza en especie, completa y rápida[308]». La política de los Aliados hacía tiempo que había autorizado el establecimiento de grandes depósitos de sustancias químicas cerca de Orán y en otros lugares; cuando las reservas de gas mostaza fueron trasladadas en convoyes a África, fueron apostados agentes de la Policía Militar en los remolques de los camiones para informar de «cualquier fuga de gases venenosos que pudiera producirse, evitando así cualquier peligro para la población nativa”. Cuando la invasión aliada de Italia, los alemanes bombardearon el puerto de Bari, donde los aliados habían trasladado en varios buques el gas mostaza. Sucedió lo inesperado: “Entre los barcos incendiados estaba el John Harvey, amarrado en la dársena número 29, con su cargamento secreto. Poco después de que el Motley saltara por los aires, el Harvey explotó con mayor violencia aún, causando la muerte de su capitán y de sus setenta y siete tripulantes. Se elevó hacia el cielo nocturno un surtidor de llamas de trescientos metros, descargando sobre el puerto una lluvia de residuos ardiendo, entre otras cosas cubiertas de escotillas, casquillos de bombas, y un aguilón, que se clavó en la cubierta de otro barco como si fuera una jabalina. La explosión partió en dos al carguero Testbank, matando a sus setenta tripulantes, arrancó de sus marcos las compuertas del buque estadounidense Aroostook, cargado con mil novecientos barriles de combustible de aviones de cien octanos. Las ventanas, entre otras las del cuartel general de Alexander, se hicieron añicos y los pedazos fueron a parar a doce kilómetros de distancia; las tejas de todos los tejados de Bari se vinieron abajo. Un viento abrasador recorrió el puerto —«Tuve la sensación de que iba a estallar y de que me quemaba por dentro», recordaba George Southern, un joven oficial que se encontraba en el castillo de proa del Vulcan, de la Marina de Su Majestad—, seguido de otra ola que se extendió por todo el puerto, arrastrando restos flotantes por los malecones y empapando a los hombres de agua de mar contaminada con sulfuro de dicloretileno. Un marinero del Vulcan describía cómo «cientos de tíos nadaban y se debatían desesperadamente, gritando y pidiendo ayuda». Según otro marinero, «parecía que el mundo entero ardía»…Otros también notaron aquel olor, tan característico del gas mostaza. El buque Brindisi, de la Marina de Su Majestad, acogió a bordo a decenas de refugiados cubiertos de petróleo y a primera hora del viernes la inflamación de los ojos y los vómitos eran epidémicos en toda la enfermería y en el alcázar de popa. El Bistra recogió a treinta supervivientes y puso rumbo a Tarento; al cabo de unas horas toda la tripulación se había quedado casi ciega y sólo en medio de grandes dificultades logró amarrar después de entrar en el puerto.
    Las bajas inundaron los hospitales militares de los alrededores de Bari; entre ellas había algunos marineros que aún llevaban puestos los chalecos salvavidas, aunque les faltaban las dos piernas. «Las sirenas de las ambulancias que entraban en el hospital estuvieron sonando toda la noche», escribió en su diario una enfermera. Muchos hombres que sólo tenían heridas superficiales eran envueltos en mantas y eran desviados al Hogar del Marino, con las ropas empapadas de petróleo. Un cirujano jefe admitió sentirse «considerablemente desconcertado por la situación de shock extremo que presentaban los pacientes con lesiones quirúrgicas menores
    Al amanecer, las salas de los hospitales estaban llenas de hombres incapaces de abrir los ojos, «todos sufrían dolores y requerían tratamiento urgente». Los perplejos médicos de pronto se encontraron operando ellos también con los ojos llorosos. Muchos pacientes presentaban pulso débil, presión sanguínea muy baja y letargia; sin embargo, el plasma no lograba reanimarlos”

    El cinismo no tiene límite.

    Cuando leo o escucho a un vasco quejarse de lo de Jernika siempre pienso que es una cortina de humo para tapar su cobardia “de hierro” y la meada que se les echaron encima los navarros y burgaleses.

    Desde Asturias, siempre se vió su rendición como una traición a la República. Y la causa de su debacle. No somos en la familia de recordar guerras, pero cada vez que la saquen les recordaré que fueron unos cobardes y unos traidores. Que conste en acta.

  • La tortilla más mítica la comí frente a Capitanía de Burgos. Y en el Landa.

    En Sanse comí alguna parecida, pero no le llegaban.

    La del Myfriend de Avilés es destacable.

    Anda, que venir a Asturias a comer morcilla rellena de algo ya es delito. Seguro que fue en Gijon, un sitio que se ha hecho agradable para vivir, pero que ya lo dice el dicho: “lo mejor de Gijón es el camino de vuelta a casa…”. Si quieres apostar por comer “peor” solo tienes que ir a Gijón. Es inconcebible que no haya ninguna guía que advierta del riesgo de intentar semejante hazaña. Si el Sporting merece estar en segunda, la cocina gijonesa no merece estar ni en regional.

  • He leído que el Papa está en Egipto, donde las pirámides, que tienen un presidente que le llaman el SISI, como Romy Schneider. MARICÓN.

  • No conozco bien “El pacto de Santoña” (Traición lo llaman aquí) pero eso es cierto. Los asturianos siempre los han visto como unos meapilas traidores a la República.

  • Muchas gracias Lola.
    Me alegro mucho de lo que me dice.
    Que había oído que los trabajadores del Embassy de Ayala / Castellana , por una de esas leyes injustas, se habían encontrado en la calle, con una mano delante y una detrás.
    Espero que sigan haciendo allí los croissants , los muffins, los lemon pies, y las tartas “de bautizo” de toda la vida…

  • Aunque ya estaba en mis planes, he de reconocer que precipité mi visita al cine para ver la película sobre Zweig, involucrando para colmo a una acompañante, por la reseña que hizo el marqués.
    Craso error, ya que dicha reseña solo se puede entender dentro del infatigable espíritu bromista de su autor, o de una miopía para abordar el séptimo arte insuficientemente corregida.
    Los productores y guionistas del engendro se dirigen a quienes se preguntan sobre los meses que condujeron al autor de El mundo de ayer, y alguna novela digna de mención, al suicidio acompañado de su esposa.
    Asunto nada menor, como atinadamente señaló Camus: es la única cuestión filosófica cotidiana que el hombre digno de ese nombre debe resolver.
    Dichos guionistas resuelven el tema de forma expeditiva: le dicen al protagonista que ponga cara de elipsis, y diseñan una elipsis para que cada espectador elabore su tesis. Y así todo el rato.
    Así que, si han vibrado con El mundo de ayer y con otras obras de Zweig, les inquieta comprender a su autor más de lo que se deduce de su obra póstuma, y piensan que esa película les dará alguna clave, tengan piedad del patrimonio del marqués y sustituyan ese visionando por una tarde tomando un té leyendo este artículo de la BBC.

  • La mejor tortilla de España la hace mi hermana, según ella, un ser humano que se pasa la vida pidiendo tortilla en todos los bares del mundo para sentenciar indefequetíbilemenete qué mierdas de tortilla hacen en España. SISTER’S WAYS OF BEING, SISTER’S WAYS OF LIFE.

  • Por favor, Kenzo:
    He leído su texto de las 15′ 13, y me he ido corriendo a San Google, a buscar a su Atkinson, para intentar leer todo lo suyo que pudiera encontrar. Pero sólo he encontrado allí a Rowan Atkinson, Mr Bean.
    ¿ Sería usted tan amable , y pondría su nombre completo, y el título del libro sobre la GM II que cita usted ?. Que tengo muchos libros sobre esa guerra, pero que es la primera vez que leo lo de ese episodio. Aunque, una vez que lo tenga en la mano y lo lea, es posible que reconozca lo que dice como ya sabido, que cada vez estoy más gagá, y me ocurre con películas que me compro, pensando que me las había perdido, y no, que a veces, incluso las tenía, con el título distinto ( que ya se sabe que los títulos en español de las películas no españolas no tienen nada que ver con el original ).
    Por favor, y Gracias.
    Y sí, a muchas “chicas” nos interesan los libros de guerra.

  • Escuchar y sobre todo VER dirigiendo a Von Karajan, matiz, concreción, definición y ni media mariconada, un placer por pagar televisión.

  • Rick Atkinson. Trilogia de la Liberacion. El día de la batalla. Un ejército al amanecer y Los cañones del atardecer. Aunque tambien están interesantes los de Beevor.

    Sobre la de España, ahora estoy leyendo en digital los de Manuel Aznar: Historia Militar de la guerra de España. Había acabado de leer los de Rojo, pero me decepcionaron bastante.

    Ayer leí que uno decía que “federico” había escrito en el NJ2, pero no decía con qué nicks.

    Sobre la entrada, mira que os gusta joder. Y cobraros deudas pasadas. A mí me gustó. Y la del día anterior también. Y las anteriores. Cuánto postureo y cuántas deudas…de agravio.
    Si al menos fuera por un buen pincho de tortilla.

  • Sebald, ese sí lo leería, pero no tengo tiempo ni para morirme. Mejor dicho, el tiempo pasa de largo a velocidades insensatas, ayer era enero y mañana es otoño, FIU, FIU y PUM. Pregunta: vosotros cómo hacéis para vivir.

  • Muchas gracias Kenzo. Ya tengo la Trilogía de la Liberación en mi kindle. Tendré que mirar las fotos y los mapas en el Mac, que en el kindle se ven muy mal, pero prefiero empezar con ese sistema, y si me encantan, comprarme el box set en tapa dura. Que cada vez que añado un libro en papel, tengo que desterrar otro, y ya son pocos los libros que podría quitar de mis estantes…
    Gracias de nuevo, pues

  • Me hais de responder y, por si los equívocos: cuando digo vivir no quiero decir que leer no es vivir, leer es vivir más. La mía es solo la sencillísima pregunta de vivir, vivir, que es que no me entero. Unas pistas quiero, por favor y gracias.

  • viejecita Sábado, 29/04/2017 a las 14:06

    Por cierto ; y ya que viene a cuento con esto ;
    ¿ Como van de adelantados ustedes en la lectura de ” Imperiofobia y la Leyenda Negra ” de Maria Elvira Roca Barea ?

    Voy lento. De momento veo mucha opinión, bastante reiteración y menos chicha de la esperada, aunque bastante gracia escribiendo. Pero me queda aún mucho libro. Ya veremos.

  • Kenzo creo que y’a comente aquí lo glorioso y abundante de la tortilla de patata del Casino de Lesaca.
    Para los que somos tortilleros una bendición. Se debe ir al menos tres para dar cuenta de ella pues la hacen con 14 huevos y es toda para ti, no dan porciones.

  • Hay cosas que en su simplicidad son perfectas y por ello dificilísimas de hacer e imposibles de mejorar. La croqueta, la tortilla de patatas, el arroz con leche, el croissant. Hay mucho indocumentado que al verlas sencillas no se esmera lo más mínimo y casi tantos soberbios que pretenden innovar y provocan siempre una tragedia; no como un bombardeo, claro, pero casi. Ejemplo de lo primero son esa subespecie de humanos que hacen la tortilla con patata cocida. Estoy convencido de que hay un gen que provoca retraso mental y, por un mecanismo aún por desvelar, les incita a la restauración de carretera y zona turística. Los otros son los que rellenan cosas que no se deben rellenar, confitan todo lo que sacan de la nevera y cuando se aburren hacen tostas. Creo que son esos tipos que, de universitarios, en esos pisos compartidos, sus compañeros no les dieron una paliza cuando se ponían creativos. Gente que hizo sopa de tomate con agua caliente y un bote de ketchup y le rieron la gracia. Hoy abren gastrobares en los que sirven tostas de morcilla con calamares en trazo de frutos secos.

  • Lo de GERNICA, pues fue una canallada ni mayor ni más pequeña que la que ha sufrido cualquier pueblo con cualquier guerra.
    Mayor canallada es instrumentalizarlo de estas manera.
    No quiero contar más episodios horribles de guerra y’a que se han detallado ejemplos muy claros.
    La mierda antigua y la nueva.

  • Morgan es como si quieres una sencilla bolsa de patatas fritas.
    Que calvario!!!
    En los supermercados tienen líneas enteras de exposición con docenas de variedades. Eso sí, ninguna sabe a patatas fritas…
    Me gustaba preparar aperitivo para tomar una cervecita si llega alguien de imprevisto, con unas patatitas fritas y unas almendras saladas.
    He debido desistir. Necesito mucho tiempo para freír unas patatas cortadas con mandolina y freír y salar las almendras.

  • Jrg, seguro que hay patatas fritas sabor ranchero y almendras con gusto a barbacoa. Yo creo que es porque las patatas fritas con sabor a patata frita y las almendras con sabor a almendra, que parece una chorrada, no las saben hacer.

  • Lo raro del Guernica de Picasso es el nombre, ya que el pintor se basó en las crónicas de un corresponsal francés sobre los bombardeos indiscriminados contra la población civil de Madrid de finales de 1936 para pintar el famoso cuadro y no sólo en los de la legión Cóndor.
    Il mio marito está leyendo un libro, “El Incendio” de Jörg Friedrich en el que se recogen los bombardeos que asolaron las ciudades y pueblos alemanes durante cinco años de la 2ª Guerra Mundial.

  • Joer con la preguntita de Procuro, ¿ Qué que hacemos para vivir? no te sé ¿ respirar, comer, matrimoniar, fornicar, leer, sentir, dormir, despertar, evacuar. Acariciar seres humanos y gatos, tal vez perros o caballos. Amar a todas horas y llorar con pelis ñonas de esas en blanco y negro.

    Y PONER BANDA SONORA A LA VIDA

  • Perro, para entender de vinos hacen falta tres cosas que ameritan muchos años:
    1. Beber.
    2. Leer.
    3. Meditar sobre los dos anteriores.
    Si eres de Haro basta con la primera.

  • JrG ¡ No se queje ! Que vive usted en Francia. Donde las baguettes siguen siendo casi siempre deliciosas.
    No tiene más que poner rodajas de pan recién cortado, untado con mantequilla, o con mayonesa casera, y añadirle a cada rodaja lo que tenga más a mano ; un poco de camembert, una rodajita de tomate, un resto de cualquier cosa de la víspera… Lo que importa es el pan, y allí eso no le falla.

  • Proc, estoy a punto de tirar a dos de mis hijos por la ventana, con eso le digo todo. Y al tercero aún le doy chance porque le veo verde. Pero todo se andará. En mi caso, creo que para vivir y no arrepentirme demasiado en el momento final de haber hecho el gil debería a) dejar que los chicos que ya están crecidos se las apañen sin mí y b) recortar drásticamente gastos (para lo cual es necesario cumplir a)) y vivir con el mínimo imprescindible. La libertad es muy cara: hay que tomar decisiones muy difíciles, de esas que uno piensa irreversibles y seguramente lo sean.

    Llevo unas semanas haciéndome las mismas preguntas, desde que a un conocido le diagnosticaran un estupendo cáncer de pulmón con metástasis óseas y en el riñón (54 años). ¿De verdad tiene tanta importancia eso por lo que ahora nos estamos matando? ¿Cambiará tanto la balanza global si dejamos de hacerlo y apostamos a otra cosa? ¿Por qué me siento como si estuviera en galeras?

    Y no me tiren de la lengua, que ando metafísica.

  • Esa sensación de estar atada, como esos perros mezcla de mastín y podenco que los murcianos atan en los desguaces y los talleres los fines de semana, esos que por mucho que quieran no pueden ir más allá del metro que les concede la cadena.

  • Hola, me llamo Perroantonio, y tengo un grave problema: soy polilíbrico, o algo así. Soy incapaz de leer menos de cuatro o cinco libros simultáneamente, con lo que me hago la picha un lío considereibol. Eso sí, lo que pierdo en enfoque lo gano en panorámica, o al menos eso espero. Lo cual que acabo de empezar con la «España vacía» de Sergio del Molino y le acabo de pillar una morcilla del tamaño de un trasatlántico.

    «A comienzos del siglo XIX se comprobó que España no dominaba en realidad lo que hoy llamamos Latinoamérica. Su poder se concentraba en un puñado de ciudades, pero desaparecía unas pocas leguas tierra adentro. En la mayor parte del continente, los españoles no existían y nadie hablaba castellano. Si Alexander von Humboldt pudo explorar Venezuela fue porque los españoles no tenían interés en aquella selva, a la que no sabían sacarle partido. Si un alemán descubrió la ciudad perdida de Palenque en el centro de Chiapas fue porque los españoles no salían de San Cristóbal de las Casas o de cualquiera de los enclaves que habían construido a imagen de Valladolid o de Salamanca».

    Como diría el amigo Mercutio: No.

  • A Carlos Boyero y al marqués les ha interesado la película sobre Zweig, a Holm parece que no.
    Comparen y tomen una decisión.

  • Perroantonio
    Sábado, 29/04/2017 a las 19:13

    No vas a parar. Sobre el despoblamiento del interior de España te recomiendo Los últimos, de Paco Cerdà. Estoy ahora con él (y con siete más) y aunque no es una maravilla, está escrito con sentido del humor. Cuando Cerdà le dice a un pastor que quiere entrevistarle y que es periodista, el pastor le pregunta: «¿Del yortaim?» Al menos se lo ha currado, ha viajado y ha preguntado aquí y allá. Está bien documentado y no se trata de una paja pseudointelectual, como el libro del Molino.

  • El discurso de la izquierda y de los nacionalistas en España todavía se alimenta de la leyenda negra, en una nueva versión que atribuye al franquismo todas las aberraciones de la original.
    La deformación de nuestra guerra y de las bondades de la República, el ocultamiento del carácter revolucionario de los socialistas en los años 30, el imaginado páramo cultural de la España de Franco, la imaginada crueldad de éste, el no reconocer que le apoyaban todas las democracias que preferían su anticomunismo antes que a una República revolucionaria, en fin, una sarta de chorradas que nos sigue inundando a diario.

  • Procu, yo bebía para vivir pero llegué al punto de morir. Como debo ser un cobarde decidí seguir viviendo. Sin alcohol vivo sin saber como, cada día. Fingiendo que me interesan los afanes de los demás. Es muy cansado.
    Sólo aquí y porque son ustedes personas previamente destiladas me interesan ustedes.

  • Franco en cuanto pudo (derrota del eje) se deshizo de los falangistas y se quitó la camisa azul. Después de la visita de Ike (fin del bloqueo internacional) guardó los uniformes, se puso el traje de civil y se dedicó a la caza y la pesca. A pesar de las traiciones de don Juan restauró la monarquía y puso las bases de la Transición.
    Ni le faltaba un huevo, ni era un militarote inculto. Tenía prevención con los intelectuales y los políticos por la que habían liado en los años 30, pero nunca persiguió a ninguno excepto a los comunistas y los nacionalistas. Llevaba razón, hoy lo hemos podido comprobar.

  • La entrada de hoy, hiere en los dos ojos a feminazis, no es una mierda pero disgusta muchísimo a hombres y mujeres sensibleros. NO QUERIA DECIR, pero termina el día y me lloré todo con desmayos. UNA MIERDA .

  • Maria Elvira Roca Barea es una heterodoxa, las vagas referencias a su trabajo en el CSIC o en Harvard son una cortina de humo para ocultar que es profesora de Instituto, el cargo mas humilde del escalafón académico. Le prologa otro heterodoxo, Arcadi Espada, que no pasado nunca de la categoría de Profesor Asociado. Pública en Siruela bajo el amparo de Ignacio Gómez de Liaño, quizás junto a Antonio Escohotado, el más brillante de nuestros heterodoxos.
    Mi admiración para todos ellos, con especial énfasis hacía SCC, bibliotecario.

  • Procu, necesite 50 años acumulando y defendiendo para poderlo tirar todo por la borda y seguir por otro lado.
    Para este viaje no hacen falta alforjas…pero lo que queda es lo que hay.
    No creo que se puede y mucho menos se debe recomendar, pero yo lo prefiero así.
    Es lo que tiene quererse salir del asunto, no es barato.

  • Música para pedalear. Lo vi en el concierto que dió en la Expo´92. Fue el mejor sistema de sonido que se montó en la Isla de la Cartuja. Había unos microaltavoces Bose prácticamente en cada árbol. Habla español con mucho acento pero se le entiende.

  • marquesdecubaslibres
    Sábado, 29/04/2017 a las 20:57
    El discurso de la izquierda y de los nacionalistas en España todavía se alimenta de la leyenda negra, en una nueva versión que atribuye al franquismo todas las aberraciones de la original, etc.

    Lo patético es cómo se parecen en este país nuestro el “discurso de la izquierda” y el “discurso de la derecha”. Es exactamente el mismo discurso invertido, cerril y sin salida. En ese sentido, me ha gustado el artículo que ha enlazado Perro sobre la mitificación de Guernica (aunque le pongo algunos peros). En definitiva, Marqués, como sabe de qué pie cojeo, no le pondré un ejemplo de las mamarrachadas de “la derecha”, sino “de los míos”. Multiplique las comillas:

    Al parecer, en estos días pasados, han retirado una placa de la legión Cóndor que había en el cementerio de la Almudena. Se me ha ocurrido insinuar que, independientemente de lo que pensásemos los presentes (aquello era izquierda solid rock, sin grietas), tal vez a setenta años vista no sólo no importaba demasiado conservarla, sino que HABÍA que conservarla porque para las generaciones jóvenes podría ser ya historia. Les he puesto el ejemplo del mojón que hay enfrente de la plaza de la Mariblanca, en Aranjuez, uno de los muchos que conmemora el paso de los restos de JA Primo de Rivera desde Alicante hasta el Valle de los Caídos. Mi postura era que había que conservarlo. Me han mirado como si hubiese perdido el juicio.

    Ahora le pido que haga el ejercicio contrario.

  • YA HE CORREGIDO VUESTRAS RESPUESTAS, TRAIGO LAS NOTAS
    Aprobáis todos menos Jenny y Adaptaciones. Adaptaciones por macarra y Jenny porque yo me remango un puño y va ella y se quita toda la saya, lo cual mucho me consuela pero así no vamos a ninguna parte. La frase de JrG «lo que hay es lo que queda», entronca claramente con el existencialismo de la escuela guipuzcoana y sus no menos famosos «algo es algo» y «poco no es mucho pero mejor es bastar que no llegar». La de Perroantonio («vivir sin pensarlo») discute abiertamente con «una vida sin examen no merece ser vivida», que dijo Woody Allen o un pensador de esos. La enumeración de Tareixa me ha recordado a una chica que iba en el autobús contándole a alguien lo que había hecho por la mañana: despertarse, dar unas vueltas más en la cama, levantarse luego, poner la leche a calentar, y así un sinfín de actividades que ella iba detallando en toda su secreta complejidad («he abierto la ventana porque parecía que hacía bueno pero se ha levantado mucho aire y la he tenido que cerrar») y que me ha mantenido hechizada.
    Os agradezco mucho, en serio.

  • No es por corregir a nadie, pero la verdad es que los restos de José Antonio fueron conducidos por los suyos de Alicante a El Escorial. Años más tarde serían trasladados al Valle de Los Caídos.

  • Ximeno de Atalaya
    Sábado, 29/04/2017 a las 22:14
    J.M. Jarre en directo en la 2, en Liébana.

    Se me hace como insoportable. Donde esté el Mauricio padre: NA NIA NANÁ, NANIANA NANIÁ NANÁ (Lara’s theme).

  • ¿Saben una cosa que me da mucha pena? Buena parte de la generación que nacimos entre, digamos, el 62 y el 72 compartíamos muchas cosas, independientemente de en qué lado del espectro estuviésemos entonces y estemos ahora. La generación está marcada a fuego por el final del franquismo, la transición, la heroína, la liberación sexual, un cierto idealismo político, la misma música, ETA, los mismos fantasmas. Y toda esta vuelta de tuerca (la política y la tecnológica) la ha dejado en agua de borrajas sin que a nadie le diera tiempo de hacerla un retrato.

  • Gracias por la precisión, Gómez. El caso es que pasaron por la antigua carretera de Andalucía, dejaron a un lado la Mariblanca, cruzaron el puente del Tajo y remontaron la cuesta de la Reina (donde Manolete perdió los frenos de su Buick, como no dejaba nunca de rematar mi suegro) y llegaron a la sierra noroeste, a escasos veinte kilómetros de donde vivo ahora. Y los chavales deberían poder ver esos mojones sin necesidad de llevar camisa azul ni de que les entrase un sarpullido.

  • Alvaroquinn
    Sábado, 29/04/2017 a las 19:35
    A este libro le tengo ganas.
    Maravilla.

    ¿Has leído el de Daniel Kahneman?

    ***
    Hasta que me falle la memoria hay relatos que me acompañarán siempre. Seis líneas que me dedicó Folloneiro, mezcla de bastante admiración y una patada en los cojones; seguramente borracho. Gómez haciéndose sus propias salvas de honor al llegar a Apuntes en Sucio; Albert en La Graciosa; algunas entradas de Rabudo en las que no sabías si admirar más la prosa o sus cojones, mientras quitabas el nudo en la garganta tragando saliva; el relato gore de Ximeno que recordasteis ayer. Hallazgos de Adrede y MGauss, y, esa Maravilla que traes del amigo Josepepe.

  • Pirata jenny
    Sábado, 29/04/2017 a las 22:59
    ¿Saben una cosa que me da mucha pena?

    El medio hace al hombre. Si le digo la verdad más bien creo que el reloj de nuestra generación se está jodiendo, y las agujas, o los números, descontrolados, se han puesto a medir el tiempo a una velocidad vertiginosa. Y no nos gusta.

  • Pirate, si alguien conoce aquí el disparate del PP es el menda, que lo ha vivido en directo.
    Ignacio González cobraba 4.500 € al mes por sus artículos en La Razón. Esta es más ridícula que lo de los mojones.

  • Proc, a pesar de la edad, no acostumbrarse a la vida. Como si fuera la primera vez, con la misma angustia. Nacer todas las mañanas.

    No lo hago, claro.

  • Para procuro la máxima del “liberalismo povera”: Cueste lo que cueste, lo más barato. Que viene siendo lo de los bazares chinos, ahora militado por la multinacional del chinosueco, Tiger.

    —–

    También echo a faltar la novela de los que echamos los dientes en los 80, aunque no mucho. Quizá me iba a dar vergüenza. Creo que fue Vonnegut quien dijo que miedo de verdad lo sientes en día que adviertes que son tus compañeros de instituto quienes están dirigiendo el país. Más o menos por ahí andan y no es halagüeño lo que se ve.

  • Creo que el más joven de entre los de aquí, Alvaro, es el que da en el clavo con esa expresión de 10 que se ha marcado. S. Apunta certeramente a la velocidad que ha señalado Pírate.
    En nosotros parece que no existen y’a las generaciones que se diluyen en evoluciones a las que adaptarse sin que de tiempo a digerir. Tenemos que vivir pendientes del minuto de gloria de políticos y tecnologías cambiantes.
    Zeppi me va a dar PAL pelo con lo que quiero decir, pero no vivivimos mas que en multiversos sin concesión entre ellos. Cada uno en su casa y Dios en la de todos. Y amigos amigos, pero el burro fuera de la linde…
    La Reyna ha traído unos cruasanes para que desayunen con nosotros, mi café es expreso . A Morgan y Viejecita les van a encantar y y’a he puesto la olla exprés para el marqués a Procu se lo mando por mensajeros que no tiene tiempo y a Pírate le mando uno que si no se los comen sus hijos( como a todos).
    El café en porrón para Alvaro ( en ese libro que señalabas ayer, andan muchas claves y es que nadie quiere incertidumbres cuando todo las tiene)
    Los jefes también se pueden dar una vuelta, y a las señoras les pondré la música que quieran sin tener que pasar por el catre.
    Tengan buenos días amigos.

  • Bertrand de Got, crees que existe una verdad?
    Permíteme que lo dude.
    Los comentarios que aquí se vierten con generosidad, no son VERDAD, son nuestras verdades, con la que como componentes de una comunidad en la que la jerarquía, es el talento y la capacidad de asimilar, tratamos de construirnos y de paso construir.
    Veo que has borrado el comentario, pero también puedes tener verdad, sólo que no es necesario imponerla, sólo exponerla, y además estar convencido, para que a alguien convenza y no imponga. Que a nadie convenza, no les hace ni advenedizos ni estúpidos, sólo que ellos tienen argumentos mejores que los tuyos, pero no le quita solidez a tu verdad si esta es interiorizada al menos por tí mismo, o en su defecto por elección entre las dudas propias.

  • Muy buenos días a todos.
    Hoy tengo un día previsiblemente tranquilo, que me han trasladado la invasión dominical a mañana, ( por lo de que estará todo cerrado, y no pueden hacer compras ni nada ), así que hoy estamos mi contrario y yo solos ( a no ser que se me presente alguno sin avisar ).

    Muchas gracias a JrG por lo de los cruasanes.

    S : yo también recomiendo el libro de Kahneman ; es divertidísimo. Y eso que a mí, todas las pruebas que pone para lo del pensamiento rápido y lento, me dan que discurro al revés de como él dice que piensa la gente. ( Mi paraguas )

    Y, al Marqués : No le vale con decir admirativamente que Maria Elvira Roca Barea es una heterodoxa, ni que la amparan Arcadi Espada, Ignacio Gomez de Liaño, Escohotado…. también heterodoxos, y que los admira por ello.
    Se trata del libro. No de la autora.
    Que a mí también me gusta Fernando Arámburu, y, sin embargo, Patria, ( que está ganando premio tras premio, y vendiéndose como rosquillas ), ya dije aquí que me había indignado, y que, como novela, al necesitar una explicación previa para interpretarla, me había parecido, y me sigue pareciendo, fallida.
    Por favor, díganos como va con el libro, si se le está resistiendo como a Perroantonio, si lo ha devorado en dos noches, o qué.
    Y ya sé, ya sé, que el hecho que yo se lo pida, aunque sea por favor, no le obliga en absoluto. ¡ Que todavía hay clases !

    Por si las flais termino pidiendo mil perdones
    Ya siento.

  • La vida y todo eso

    Nos preguntaba Procurito cómo hacemos para vivir. Como si fuera algo sencillo de describir. Pues no lo es ¿Sabes? Voy a intentar una guía rápida con instrucciones y todo eso.

    En primer lugar hay que ocultar en lo posible lo bobo que uno es, porque como decía la famosa filósofa argentina Mafalda: “Nunca falta alguien que sobra”. Bueno, pues cuente con que ese que sobra escudriñará cada una de nuestras acciones y omisiones para tratar de demostrar que somos tan bobos como él. Como si no lo supiéramos. Se trata de no ponerlo fácil. Que su bondad (el que la tenga) y su altruismo no le sirvan de ayuda al otro bobo. Que trabaje. Entre otras cosas porque sólo un bobo de libro se siente satisfecho señalando a otro de su misma condición. Los bobos a quienes me refiero prefieren desenmascarar a bobos listos y -todavía mejor- a bobos más listos que él. Una ocupación interesante si no fuera por lo que implica: un trabajo inútil y fatigoso. Inútil, si ha elegido bien, quiero decir mal, bueno, lo que sea, que me estoy liando. Y fatigoso en cualquier caso.

    Una vez construida la máscara que oculte nuestra particular tontería empieza la parte más difícil de su pregunta porque cualquier simplificación me haría caer en el simplismo y alguien podría utilizarlo en mi contra: ¡Ximeno es un simple! ¡Un simple! ¡Venga reíros…!

    El secreto de una vida de provecho está en encontrar un honrado equilibrio entre deontología y consecuencialismo. Las personas humanas (las personas animales y las personas vegetales no lo se, pero me imagino que harán algo parecido, pero a su aire) nos regimos por unos principios morales y unas reglas de actuación que suelen ser muy estrictos. Aunque no siempre, porque muy a menudo encontramos la ocasión para darle entrada a nuestro favor, esto es importante: a nuestro favor, al consecuencionalicismo o como quiera que se llame, es decir, analizamos las posibles consecuencias de nuestras acciones ¿He dicho que tenemos cierta tendencia a favorecernos?¿Ha oído usted hablar de un corpus legal que tiene el rimbombante nombre “Del Embudo”?

    Para tratar de compensar una situación tan desequilibrada nuestros mayores -al menos los míos- insistían en que lo fundamental es la solidez de los principios morales. Supongo que porque es la manera de generar confianza en los demás ya que la aplicación sistemática de las leyes del embudo puede poner en duda nuestra fiabilidad en diversos aspectos de la vida.

    Sin embargo esto no quiere decir que no podamos admitir bajo ningún concepto desviarnos de la línea trazada por nuestros sólidos principios morales. Aceptamos el “pecado”, es decir apearnos -de momento y por causa justificable- de nuestros “sólidos” principios y confiamos en que los demás, acuciados por parecidas cuitas, sabrán gestionarlo.

    O eso, o esto es un sindios y nos vemos obligados a inventar una religión y a hacer todo dios mediante…

  • Cuando presumes de saber algo, los mayores te miran de arriba abajo y sentencian: “Tú sabes a tocino si te untan”. Hay que saber, pero yo no sé, canta Aznavour. La guía de perplejos de Ximeno está muy bien. Y el café en porrón de JrG. Y hazle caso a Viejecita con Kahneman, S.

    Il faut savoir encore sourire, quand le meilleur s’est retiré,
    et qu’il ne reste que le pire dans une vie bête à pleurer.
    Il faut savoir, coûte que coûte, garder toute sa dignité,
    et malgré ce qu’il nous en coûte, s’en aller sans se retourner.
    Face au destin qui nous désarme, et devant le bonheur perdu,
    il faut savoir cacher ses larmes, mais moi, mon coeur, je n’ai pas su.

    Il faut savoir quitter la table, lorsque l’amour est desservi,
    sans s’accrocher l’air pitoyable, mais partir sans faire de bruit.
    Il faut savoir cacher sa peine, sous le masque de tous les jours,
    et retenir les cris de haine. qui sont les derniers mots d’amour.
    Il faut savoir rester de glace, et taire un coeur qui meurt déjà.
    Il faut savoir garder la face, mais moi, je t’aime trop.
    Mais moi, je ne peux pas.
    Il faut savoir mais moi, je ne sais pas.

  • Sí.
    Sepa usted que me di cuenta de que no iba a convencer a nadie, me sentí impotente y eliminé el comentario.
    Un vino y un cigarro me basta.

  • jrG
    Domingo, 30/04/2017 a las 10:07
    Camel le va bien?

    ¡ Que recuerdos y cuanta añoranza me trae esto !
    Que mi madre fumaba tres cajetillas de Camel díarias. Hasta que entró en coma, dos días antes de morirse de un cancer de recto. ( que, aunque los ñoños de ahora pretendan relacionarlo con el tabaco, no tiene nada que ver, que son enfermedades que se llevan en los genes, independientemente de que uno fume o no fume ).
    Nunca he fumado, ni han fumado mi contrario ni ninguno de nuestros hijos, pero en casa estoy llena de ceniceros, para animar a las visitas a que fumen. Y el olor del humo del Camel, y el del Winston, ( no así el de las colillas frías, pero si se tienen ceniceros hondos, de cristal o de porcelana, con agua al fondo para cubrir esas colillas, no huelen ), ese olor me gusta muchísimo.

  • bertrand, están ya en la mesa.
    La impotencia es algo de todos. Poder poder, casi no podemos nada, pero la incertidumbre es peor que salir de dudas.

  • Viejecita, en mi galería, olía permanentemente a camel, y eso que está prohibido fumar en un sitio de acceso público. Creo que por eso no entraba nadie, bueno y por que mis pinturas sólo me interesaban a mí y a algunos que no venían por la galería…

  • jrG
    Domingo, 30/04/2017 a las 10:30
    Viejecita, en mi galería, olía permanentemente a camel, y eso que está prohibido fumar en un sitio de acceso público. Creo que por eso no entraba nadie, bueno y por que mis pinturas sólo me interesaban a mí y a algunos que no venían por la galería…

    A esto se le llamaba en mis tiempos
    “fishing for compliments”

    Y si hacía usted en su galería, lo mismo que en su galería virtual, o sea, si no ponía precios ni numeraba los cuadros dando a los visitantes un catálogo con los números y los precios correspondientes para que pudieran estudiarlos en casa, sin tenerle a usted delante, y poder volver a tiro hecho cuando supieran que necesitaban tener un cuadro, o una escultura determinados, y que se lo podían permitir, si hacía usted eso, no me extraña que fueran pocos a su galería…

    Estos días, estamos viendo por enésima vez la serie Brideshead Revisited, y se ve perfectamente lo mal que lo pasa Charles Ryder si tiene que defender sus cuadros, y hacerse propaganda. Y supongo que a los posibles compradores, les ocurre lo mismo. El único que disfruta es Anthony Blanche, explicándole a Charles sus propios cuadros… Y personas tan seguras de sí mismas como Anthony Blanche, no abundan.

  • Era así:
    Cada político predica, hace discursos recurrentes, siguiendo la retórica de su partido. los tópicos se utilizan para simplificar las ideas y disimular la verdad. Tanto los partidos de derechas, como los de izquierdas, como los nacionalistas son especialistas en esto, y si no lo fueran, ¿qué les justificaría? ¿la gente quiere que los políticos nos cuenten la verdad o prefieren los tópicos?
    Los tópicos.

  • Viejecita tienes toda la razón del mundo.
    Necesito alguien que lo pueda hacer por mí…
    Cada vez soy menos capaz. Sólo se pintar y hacer objetos y parece que no muy bien, pero no se venderlos.
    Nadie quiere intentarlo conmigo, se me considera muy viejo y tampoco tengo a su juicio nada nuevo que decir. Y las poquísimas respuestas que he recibido en ese sentido son una verdadera ofensa.
    No tengo ninguna gana de ponerme a pelear por vender lo que hago y de la forma que lo hago.
    Y la verdad es que necesitar, necesito vender, pero nadie tiene tiempo para estas cosas, y pienso que ganas tampoco.
    No puedo adaptarme a tantas cosas a la vez…

  • Viejecita, ¡usted sí que sabe! Los primeros capítulos de esa serie eran insuperables, me atrevería a decir que estaban incluso por encima de la novela. No he vuelto a verla desde entonces –¿el 82 tal vez?–; pero, por lo que recuerdo, sí que bajaba mucho cuando Sebastian desaparecía de escena.

  • Joder, Procuro. O sea, que lanzas preguntas profundas a tus admiradores y luego resulta que es como una especie de examen sorpresa…y yo que creía e incluso dije públicamente que eras una buena mujer. Lo digo alto y claro:

    El examen sorpresa es propio de (malos) profesores sádicos.

    Te tenía una respuesta muy cojonuda y muy buena pero, ya no.

  • Creo que ya lo dijo ayer Bonnie pero lo reitero:

    Estáis en modo culebrón. Qué os pasa?

    Vamos, como se decía en mis tiempos “cheer up!”

    (Y, por qué decís frases en inglés? Si es para fliparos, vale.)

  • Gracias Gomez
    Nosotros vemos la serie con cierta periodicidad. Como también vemos Love in a Cold Climate, Love for Lydia, Los Gozos y las sombras … Miniseries basadas en algún libro, y sin posibilidad de secuelas. Ahora deben estar muy mal de dinero las productoras, porque no hay modo de que den una serie por terminada. Ni siquiera las inglesadas, como Downton Abbey. Que da la sensación de que tienen que rentabilizar su inversión dándole a la maquinita del dinero, resucitando personajes para poder tener otra temporada, y otra, y otra.
    Y lo malo es que no ocurre sólo con las series, que con muchos escritores consagrados está ocurriendo lo mismo ; que van publicando año tras año, imitaciones de sí mismos. Y entre esos escritores están algunos de mis escritores de cabecera, ( no pienso dar nombres), cosa que me da una pena muy grande.

  • Os lo tengo que contar, especialmente a MGaussage. Parienta acaba de subir de pasear al perro y ha traído dos curasanes CON PRINGUE POR ENCIMA.

    Debería pedir el divorcio pero, pobre, ella no lee el Chopsuey.

  • Cito de memoria, pero juraría que Retorno a Brideshead fue en su momento la producción más cara de la historia de la televisión.

  • Querido Ximeno, la pregunta de cómo hacéis para vivir es la formulación más imbécil que tenía a mano y también la más fiel al estúpido estupor o estuporidad en el que suelo andar sumida (¡AAAH, AAAH!… Que me diga, no, que estupor no es gritar, que eso es el HORROR). No me refería tanto a principios y normas, o a decisiones vitales sino a técnicas elementales, el primero un pie y luego el otro de la vida cotidiana. (Claro, muy bien, pero qué significa PIE). Me sirve la imagen del buzo de la ilustración, un organismo unido por su pesadísimo traje al clima de una piscina probablemente vacía. La pregunta es idiota e imposible pero tengo la certeza de que toca en cada uno la cuerda de la sorpresa, el dolor y la estupefacción de estar vivos que en todos resuena, cariños míos. ¿Temas de borrachos? Ah, pero ¿no es esto Kurdistán?
    Aconsejan a quienes tienen problemas de distracción y memoria decir en alto «ahora dejo las llaves encima de la mesa de la cocina», «ahora guardo el cetro de rubíes en el frigorífico». Porque la concentración es fundamental y me pregunto si el procedimiento serviría también para identificar todo eso de lo que se compone la existencia justo antes de que sea engullida por la noche del fondo del mar de la piscina. El modelo es el de la chica que hablaba por teléfono en el autobús que os dije: cojo el cruasán que me ha mandado JrG, le pongo una capa de unos dos centímetros de mantequilla, una cucharada de mermelada, cuatro cucharadas de mermelada, ahora corto un cacho y voy a untarlo, este se desase y precipita a la taza, veo formarse olas de café con leche, inundación, profiero un juramento, etcétera. Adónde lleve este camino de consciencia lo ignoro, tal vez se trata de un lugar peor.

  • No era un examen, Sucundum. Era un juego graciosísimo de palabras con el examen socrático. Yo no pongo exámenes, Sucundum. Sucundum, UN PENCO.

  • Viejecita, toda película que lleve un 2 detrás se hace exclusivamente por dinero.

    Lo decía con infinita gracia el guionista William Goldman (cito otra vez de memoria): “Si las secuelas no se hacen únicamente por dinero, ¿por qué George Lucas no produce la segunda parte de Howard the Duck?

  • He salido un momento a evaluar los daños producidos por la PIEDRA que cayó ayer. La cebada está indemne, viñedos ya no tengo (pignoré el último majuelo hace tiempo), el viejo olmo ha quedado un tanto despeluchado, ha entrado agua por una chimenea, el tejado aparentemente bien. Los pájaros están alterados, no paran de saltar de un árbol a otro y de piar, parece que se acerca otra tormenta como la de ayer.
    Me pongo con María Elvira.

  • Como la tía esa del bus siga contando esos rollos insustanciales se va a quedar sin amigos e incluso sin conocidos. A eso lleva.

  • Es como esa gente que te cuenta una peli y te la cuenta en tiempo real. Pero no se dan cuenta de lo coñazo que son? Pues parece que no y viven tan felices, oye.

  • Ya, ya, ya. Los filólogos con vuestra magia de palabras. A mi no me líes, Procuro: ERA UN EXAMEN Y, ENCIMA, SORPRESA.

    PROCURO DIMISION.

  • A pesar del pringue no estaba malo del todo el curasán pero el hijoputa se ha bebido tres cuartas partes de mi café. O sea, que ni curasán ni hostias, era un bollo con cuernos.

  • el profesor sucundum Domingo, 30/04/2017 a las 11:48
    Es como esa gente que te cuenta una peli y te la cuenta en tiempo real. Pero no se dan cuenta de lo coñazo que son? Pues parece que no y viven tan felices, oye.

    ESO, ES ESO ES ESO
    EL TIEMPO REAL

  • El tiempo real es el que te pasas en la administración cuando te dicen “PATIENTEZ” S.V.P. (of course). O en las bonitas colas que tan bien hacen los naturales de aquí, y en silencio, sin dar el cognazo a aucun…

  • Os dejo esta película documental PARIS: THE LIMUNOUS YEARS.
    Luego que cojones te vas a poner a vender tu trabajo.
    Si fuera el de otro aún, pero nada más grosero e imposible que vender el tuyo. Sólo podrías conversar con alguien que se siente atraído por una de tus imágenes…poco más.

  • Gracias, jrG, pero disfrútalos tu con la reyna que se pondrán malos por el camino… además, yo conozco un sitio en Madrid donde los hacen como en Normandía; con toneladas de mantequilla buena, buena. Nada de la que pida la masa. Toma mantequilla, masa! Toma y calla que te vas a enterar de lo que es mantequilla de la buena, masa. Y así.

    Venga, os doy una pista a los del foro y para los que vengáis de visita…el lugar en cuestión está por la zona justicia-chueca.

  • Como sé que tenéis unas ganas de la hostia de saberlo pero os da vergüenza preguntar por no parecer ignorantes, os lo digo antes de irme de cañas:

    La Duquesita, calle Fernando VI.

    CANELITA.

  • Gómez
    Domingo, 30/04/2017 a las 11:45
    Viejecita, toda película que lleve un 2 detrás se hace exclusivamente por dinero.

    Entonces, ¿ Que pasa con El Padrino 2 ? Que , al menos a mí , me parece tan buena como El Padrino.
    Y, “El Retorno del Jedi” , es muchísimo mejor que “La Guerra de las Galaxias” ( hablo de la trilogía original, que las precuelas y secuelas me he negado a verlas, ni siquiera dándomelas gratis el Movistar+ )

    ¿ Y los remakes ? Ya dije que “3’10 To Yuma” que es un remake, con Russell Crowe y Christian Bale, me parece veintitreinta veces mejor que el original, con el cursi de Glenn Ford …

  • He acabado la parte de Roma que en su prolijidad bebe de las eruditas fuentes de Gómez de Liaño. Se permite sacudir sin piedad a un académico del nivel de Kamen. Le manda un guiño a Escohotado, a sabiendas de su relativa enemistad con Liaño.
    Me interesa mucho, está en la onda de mi pensamiento. No es lectura superficial, el estilo es ameno pero quizás demasiado intenso.

  • Prot, vivir es muy fácil. Por las mañanas y por las tardes hay que decirle al jefe que sí a todo y luego por las noches sales a petarlo por los discopufs.

  • Envidio a las personas que nacieron cuando Lennon&McCartney, pues estuvieron en la edad justa en Mayo del 68. En mi generación teníamos la impresión de llegar un poco tarde, de ser demasiado jóvenes para participar en los momentos mas apasionantes.
    Estos setentones son mis favoritos: Savater, Azúa, Juaristi, Gómez de Liaño o Escohotado. Todos ellos antifranquistas de salón y hoy de derechas.

  • No he hablado de calidad, Viejecita, sino de intención. Habrá algunos ejemplos de lo contrario, sin duda; pero nadie se arriesga, como es lógico por otra parte, con la segunda parte de un fracaso de taquilla.

    Nunca habrá –esperemos– Mensajero del futuro 2.

    Lo de la calidad y las segundas partes es otro cantar. Me vienen a la cabeza unas cuantas secuelas que superaron a la original.

    Mad Max sin ir más lejos.

    Y si no nos ceñimos al cine, yo mismo prefiero Veinte años después a Los tres mosqueteros, por ejemplo.

  • Ximeno, gracias por traer a El Gran Incomprendido. Vi a Jean Michel Jarre en Barcelona en 1992. El periodista Cintora le llamaba por entonces «Yan Maikel Yar». Durante el concierto se permitió tocar unas notas flamencas y parte del público le abucheó. Això no és Espanya, parecían decir los cafres. El caso es que nos robaron herramientas y documentación de la furgoneta y pasamos el resto de la noche en comisaría. Vamos, como en Espanya. Antes del concierto me compré una camiseta que tiene una historia erótica (más bien porno) posterior que no voy a contar, pero me ha hecho gracia recordarla. Viene a Berlín el 11 de julio y ya tengo mi entrada.

  • Me cuentan cómo funcionan las empresas de tours turísticos gratuitos que lo están petando en Berlín. Una empresa contrata a un empleado, un guía turístico. No le paga: es el empleado quien tiene que pagar a la empresa, a tanto por persona y tour. ¿Cuánto gana el empleado? Lo que se saque en propinas. No sorprende que haya gente que vote a los comunistas.

  • Gómez
    Domingo, 30/04/2017 a las 13:23
    No he hablado de calidad, Viejecita, sino de intención.

    Tiene razón , Gomez, ya siento. Es que, ya sabe lo literal y lo cuadriculada que soy, y lo de “exclusivamente por dinero” me había desorientado. Y pensé que esa exclusión afectaba al deseo de excelencia. Si hubiera usted dicho ” en primer lugar por dinero ” , hubiera estado de acuerdo , por supuesto, que hacer una secuela de una película que no hubiera ido a ver nadie, y hubiera perdido dinero sería masoquismo puro.
    ” My bad”

  • Brema, en Madrid funcionan igual.
    Álvaro, en la monumental autobiografía de Gómez de Liaño circunscrita a los años 70, sacude a Escohotado sin piedad. Coincidieron en la Ibiza de la época.

  • Yo también estuve viendo a Jean Michel Jarre ayer en lo de Liébana y me alucinó su aspecto. Tiene 68 tacos.. ¡y quién lo diría! ¡Ha hecho un pacto con el diablo fijo!

  • Para vivir razonablemente bien es imprescindible abandonar toda esperanza. Al final todo acaba mal. Si eso lo interiorizas lo demás viene rodado, es decir, que aprendes a apreciar las alegrías y, con suerte, la felicidad como algo sumamente extraordinario y valioso. ¡Joder! ¡Un croissant sin pringue! ¡Qué bello es vivir! Y así. Además de esto hay que tener presente que hay dos modos de usar la inteligencia, a saber, con las cosas y con las personas. Con las primeras vale la pena usarla de modo constructivo, es decir científica y racionalmente. Con las personas no, es mejor hacerla explotar en fuegos de artificio, lo que viene siendo desparramarla en ingeniosidades sin tesis. Eso, aunque nada está garantizado, debería permitir un desarrollo profesional satisfactorio y un modesto éxito social. Para qué más. Finalmente, unos consejos prácticos:
    1- Ni sirvas a quien sirvió ni pidas a quien pidió, por razones obvias.
    2- Hay que procurar que los hijos se parezcan a los padres, da estabilidad a la pareja.
    3- Pon mucha atención en evitar los golpes en la cabeza, lo poco que vales está ahí dentro.
    4- Elegancia es vestir para la ocasión, sin destacar.
    5- Elige vicios que te complementen, no que te consuman.
    6- No robes cosas feas, acabarán teniendo mala opinión de ti.
    7- Te vas a morir, pero no hagas un drama de ello.

  • Ahí lo tienes, Procuro: MGaussage a las 15:03 lo ha clavado.

    Si, además, has tenido que volver pronto a casa porque no hace día como para callejear pero en la tele echan “Cantando bajo la lluvia”, cómo no sentir que la vida merece la pena?

    Expectativas modestas, esa es la clave. Y antes de poner la chicha un buen sofrito, claro.

  • Procurito, si me pusiera por ejemplo, algo que no recomiendo a nadie, comenzaría por relatar que me levanto indecentemente temprano, quizás sea para compensar que padre nunca salió de casa antes de las 12 de la mañana. Desayuno una naranja, un yogur griego sin azúcar y tres cucharadas de avena. A la naranja le quito la piel y chupo la tapa del yogur aunque dicen que no es obligatorio. Tampoco me como la cáscara del plátano, de la chirimoya, del melón ni la sandía. No se por qué. Supongo que por costumbre. Después de un desayuno tan sano y completo me siento mejor bicho. No adquiero la condición de homínido hasta haberme afeitado y duchado. No puedo dirigirme a mi mujer bajo ningún concepto. Ella es un semoviente que se oculta tras una taza de café humeante, en consecuencia no he de intentar siquiera interactuar con ella hasta que se despeje ¿Cuándo se despeja? Cuando se dirija a mi en términos que impliquen una dicción más elaborada que: mñargghsx pff la btlla lche (Que significa que haga el favor de abrirle la botella de leche).

    Tras afeitarme y ducharme le pregunto con amabilidad y sin premuras: ¿Quieres algo cariño? ¿Te traigo algo de la calle? Independientemente de la respuesta le doy un beso y bajo andando a trabajar. Esto también me hace sentir mejor bicho. Luego, ya se trataría de buscar a personas que se dejen hacer algunos favores. Mi mujer es médico y sale de casa para resolver problemas relacionados con la salud de las personas. Yo no llego a tanto y trato de resolverles todos los demás problemas. Formamos un equipo estupendo.

  • Para vivir bien lo mejor es tener una pasión obsesiva que te nuble la vista y te impida percibir los alrededores, y aplicar el último punto de Gaussage, ligeramente modificado para que lea: “Sí, algún día te vas a morir, pero hoy no”.

  • En el concierto de ayer de J.M. Jarre, al que por cierto me habían invitado, pude ver que ya no se encienden mecheros en los conciertos. Ahora se prende la linterna del móvil. Los tiempos que avanzan una barbaridad.

  • Hay que llegar a la tercera década consciente de que durante la siguiente jugarás tu turno y de que no habrá otro. La salud en la mano, el dinero bien apostado sobre la mesa y el amor en la manga. El resto de las cartas -curiosidad, placeres, reconocimiento, libertad- son también imprescindibles para ganar o no sucumbir al aburrimiento, pero por sí mismas no te sacarán de la partida. Es un error común apostar más fuerte con cualquiera de éstas -especialmente con la libertad- que con las tres primeras. Hay que saber rendirse cuando la derrota es inminente e irreversible y hay que saber entregarse cuando la victoria está cerca. Pero nunca entregarse enteramente: dejarse ganar o jugar a favor de otros por empatía, afecto o mesianismo conduce a la catástrofe segura para todos. Y hay que atender al viejo aviso: no se preocupe demasiado por el futuro, las cosas realmente importantes suceden por sorpresa, cualquier martes a las cuatro de la tarde.

    Mi relato en La Graciosa, S. Te agradezco la mención. Creo que te gusta a ti más que a mí. No he vuelto a la isla. Me has hecho releerme, cosa inaudita, y ahora lo reharía de arriba a abajo. Formalmente sobre todo, para el contenido no había mucho margen, ya advertí dentro del propio texto de que me impusieron estrictos límites. Es cierto que tiene algunas peculiaridades dentro del conjunto: por ejemplo, es el único en que se nombra a las protagonistas por sus nombres reales. Un saludo para ellas, que me estarán escuchando.

  • Tampoco yo he vuelto a La Graciosa, Albert. Ni creo que lo haga, tendría que cruzar a grandes pasos el terreno, como un vulgar delincuente.

    Eso que cuentas de rehacer es ley de vida. Hace años me pidieron un relato para una recopilación. Dije que sí despreocupadamente, hasta que volví a leerlo y entré en pánico. –No, no, quiero ése, no el rehecho. Un amigo de los que por aquí pasa, gran escritor y mejor pensador, me decía que de solo un escrito suyo no sentía vergüenza, al releerse. Pues vaya alicientes me das, colega, pensaba yo en silencio.

    ***

    ¿Cuánto tiempo tenemos para disfrutar de una buena historia inmersos en la jodida vida cotidiana? De eso hablamos. De lo que preguntó Proc ya no me acuerdo.

  • Vaselina insípida e incolora, que lo he preguntado hoy en la panadería. ¿Insípida e incolora? ¿Y para qué la echan, para comernos el papel que se queda pegado al envolverlos?
    ***
    Me cae bien de Got.

  • Edurne de Master Chef me recuerda a Miren de “Patria”. Mira que hay mala leche en las provincias Vascongadas.