Riz (Lemánicas IV)

caminarnubesJPG
Por Pirata Jenny.

En aquellos días en que la bise negra se había enseñoreado de la ciudad acudieron a refugiarse a La Limite numerosas aves de paso, de las que sólo una, el joven Mamoru, siguió frecuentando el local cuando el viento, enloquecido al verse preso en el desfiladero que forman el Jura y los Alpes, halló al fin su salida hacia el sur en busca de reposo.

Las nubes, aquellos días, pendían tan bajas que si alguien, en un experimento hipotético, hubiese despertado a una hora cualquiera del día a uno de los habitantes de la ciudad, éste no habría podido asegurar si estaba amaneciendo o atardeciendo, si los destellos mortecinos de aquella masa lóbrega que sobrevolaba la ciudad se debían a que el sol aún no había acabado de levantarse o a que ya empezaba a retirarse. Adivinábamos el lago por el tamborileo seco que hacían los cascos de las embarcaciones amarradas al chocar entre sí, por el estruendo metálico de los obenques zarandeados por el viento, desde la ventanilla del autobús o de reojo en el apresurado trayecto a pie hacia una cita. Era en esos días el lago como si el glaciar del Ródano lo hubiera vomitado allí la misma noche anterior, un páramo de agua aún sin vida ni márgenes definidos respirando violentamente sobre su nuevo lecho, desbordando las orillas como si no se conformase con reinar absolutamente en él, como si también aspirase a conquistar la ciudad. Fue en uno de esos días cuando Mamoru entró en La Limite, se sentó en la mesa más cercana a la puerta, la que solía ocupar los viernes Guy Cancino, y requerido por Isis, respondió en su francés rudimentario y nasal que se contentaría con un sencha, a lo que Isis, ajena a todo matiz que no se refiriese al punto de la carne, reaccionó trayéndole una infusión ordinaria, lo que también pareció contentar a Mamoru.

Que se llamaba Mamoru. Que aborrecía los aviones, hasta tal punto de que evitaba los aeropuertos y hasta sus inmediaciones por no verlos maniobrar ni en aire ni en tierra, y que por ese motivo, cuando supo que tendría que viajar a Ginebra y que el viaje sería largo y posiblemente pródigo en incidentes, como en efecto lo fue, decidió no cargar más que con una mochila en la que dobló a la manera japonesa, en forma de rulos, una muda, una gabardina y un traje cruzado color basalto, a los que añadió un par de mocasines negros, un ejemplar de La disparition y un diccionario de bolsillo francés-japonés. Que así y con una cantidad no muy tranquilizadora de yenes había salido de Hikari, al oriente de la isla, hacia Sakaiminato, donde hizo tiempo en una destilería del puerto bebiendo té y subrayando en el libro de Perec las palabras que no conocía con el ánimo de buscarlas, cuando ya hubieran zarpado, en el diccionario, pero que una vez en el ferry, dijo, se había sentido atraído por el estrépito que llegaba del club de karaoke de la planta -1, donde un grupo de italianos, ya ostensiblemente ebrios, y un grupo de coreanos, todavía elegantemente sobrios, disputaba un campeonato en que cada equipo debía interpretar la pieza con que el otro le retaba, lo que explica que los italianos ganasen a esas alturas por goleada, pues mientras ellos proponían invariablemente, con evidente mala fe, oscuros temas de Gino Paoli o de Peppino di Capri perfectamente desconocidos más allá de Sicilia, los coreanos, sin perder un ápice de dignidad y fair play, les cedían éxitos de fama mundial, como el Billie Jean que los italianos estaban coreando a voz en cuello cuando Mamoru pidió el primer sake.

En el momento en que el Eastern Dream hizo escala en Donghae para desembarcar a un par de hombres de negocios y sustituirlos por una hueste de jubilosos ancianos americanos que celebraban algo, acaso su propia supervivencia, Mamoru no podía distinguir qué parte de su malestar se debía al bamboleo del transbordador a su entrada en puerto y cuál a su falta de verdadera familiaridad con el alcohol. Había decidido ya regresar a su asiento en la segunda planta cuando le distrajo la llegada del grupo de ancianos. Bajaban con melindre las escaleras que conducían al club, arrastrando tras de sí abultados petates, máscaras coreanas y sombreros de inspiración vagamente oriental y pastoreados en su reconocimiento del barco por un joven bronceado y musculado, también americano, que a base de consignas que Mamoru describió como “bélicas” les animaba a exteriorizar su renovada adolescencia. El grupo formó una cola bovina frente a la barra, ante la pétrea indiferencia de un camarero hindú que debía haber cubierto el trayecto varias docenas de veces en el último mes, en el instante preciso en que los coreanos, con estólida paciencia, proponían a un napolitano un tema de Modugno. A partir de este fotograma Mamoru decía sólo recordar cómo una octogenaria americana, envuelta en tantas capas de maquillaje que parecía que la hubieran estado embalsamando justo antes de embarcar, se había adueñado del escenario y, con su perfecto dominio de la música ligera italiana de los últimos sesenta años, había empatado el partido para los coreanos. A pesar de que las horas de travesía que aún quedaban hasta Vladivostok hubieran bastado para que un convaleciente se restableciera por completo de un trasplante multiorgánico, y por culpa de la mencionada falta de verdadera familiaridad con el alcohol, Mamoru no recuperó cabalmente sus facultades mentales hasta que ya fue demasiado tarde. Pero la peripecia rusa de Mamoru no la conocimos hasta más adelante.

Cuando Isis consideró sobradamente pasada la hora del té regresó a ocuparse de Mamoru, tanto en aquel momento de todas nuestras miradas. Commeplatdujournousavonssteakaupoivreavecgarnisondefritesmais-onlégumesourizàvotrechoix. Mamoru, después de lo que pareció un intento por identificar dentro de aquella guturalidad continua algún sentido estanco, sacó el diccionario y, tras deambular por sus páginas un minuto eterno, dijo: Riz.

Esto es lo que supimos aquella primera noche de Mamoru gracias al interrogatorio al que lo sometió Dominique, que se había invitado a acompañarle mientras el japonés daba cuenta del plato de arroz blanco huérfano de toda guarnición. Porque Mamoru, de natural observador y pausado, también era dado a ciertos delirios víricos, como lo demuestra el hecho de que escuchase sin perder un instante de concentración el minucioso inventario que Dominique le estaba haciendo de las tumbas del cementerio de los Reyes, y muy en particular de las características de la sepultura de Grisélidis Réal, sin olvidar sus medidas exactas, su orientación, su vecindad con Calvino, las especies de flores que la adornaban y su epitafio:

“Escritora. Pintora. Prostituta”.

119 comentarios

  • Bravo, Pirata. Sus últimos textos, tanto en su blog como aquí, se me hacen cada vez más cortos. Y espero que Mamoru se agarre una borrachera como un General y acabe cantando desatado algo de María Jiménez, en penitencia de lo cual se comió después ese arroz viudo.

    Me gusta muchísimo la ilustración.

  • Pirate, he leído un par de veces tu entrada.
    La cantidad de observaciones y detalles es tal, que he conseguido “ver” una película. Todo parece tan real, que debe haber sido inventado.
    No sé de dónde viene ni a dónde va, pero es un buen viaje, es una historia que sirve como aperitivo de una buena novela.
    Me cuesta sintonizarte. Creo que no lo logro.
    No importa.
    No es necesario ni para tí ni para mí.
    Pero me alegra mucho poderlo leer.
    El epitafio, que no se si es cierto, es glorioso.
    Buenos días y gracias.

  • La ilustración es un bonito montaje que me recuerda a un cuadro de Magritte. Muy Bueno¡¡¡
    Y eso que no entra en mis gustos artísticos.

  • Felicidades al cumpleañero, que medio siglo y dos años no es nada. Y qué bien tener entrada de Pirate , ya se echaba de menos

  • Hace ya un buen puñado de años, durante un jueves Santo (en el que es posible que estuviera naciendo Alvaro) paseaba por Andorra.
    En aquel tiempo todavía no tenían constitución y en ese día todo permanecía rigurosamente cerrado. Estaba prohibida la blasfemia, y la pornografía (Interviú estaba dentro de pornografía).
    Yo estaba en la calle porque no sabía donde estaba mi hotel, y quería irme a dormir o a ducharme o a algo.
    La noche del miércoles habíamos estado en un garito de allí, para los locales, bebiendo como cosacos y escuchando historias alucinantes de estraperlos, yacimientos de diamantes en el sur oeste de Africa, y cosas de estraperlo de abuelos pastores.
    Los locales debían estar cerrados hacia la una de la madrugada.
    Nos fuimos a casa de alguien, donde las borracheras ya ivan en un crescendo peligroso y algunos ya empezaban con las segundas y terceras derivadas.
    Yo estaba allí, porque mi prima estaba casada con un local y estos tenían una casa muy antigua de huéspedes y un restaurante, así como diversos negocios no muy ajustados a la ley.
    Desde después de la cena , había perdido ya el contacto con la realidad y no sabía muy bien ni dónde ni con quien estaba, ni cómo había llegado allí.
    Cuando salí de la casa al amanecer, y ví luz y dos paredes de montañas, una a derecha y otra a izquierda separadas por no más de quinientos metros, me entró un agobio enorme y hubiera cogido el coche para volver a mi casa, si hubiera sabido dónde estaba yo en aquel momento, dónde estaba mi hotel, y dónde estaba mi coche.
    Creo que solté lastre en dos o tres bocanadas, y me sentí algo mejor, pero noté frio y hambre.
    Como Andorra la Bella es una larga calle, con una vaguada donde están las viviendas la cosa era seguir la calle y terminaría llegando a no se muy bien donde, pero vería mi coche.
    Al final lo ví en el parking del hotel. Me tomé tres cafés, cogí el coche y pensé si cogía camino por Francia o por España para volver a toda hostia a mi casa.
    Baje a la Seu y pensé en el Beato de Liebana, dudé si ir a Barcelona o tirar ya para Zaragoza.
    Paré en una gasolinera a llenar, y me tomé un pincho de tortilla con una coca cola. Me sentó tan bién que empecé a acordarme de mi nombre y coordenadas, de lo feo y terrible que es Andorra, de lo bonito que era el BMW 2002 tii que tenía el marido de mi prima para los rallyes y que ya me había comprado el objetivo de 300 que tanto quería para mis fotos de carreras.
    Monté en el coche y vi la caja de una Nikon F-9, y me dije, yo no me he comprado esa cámara¡¡¡ Yo sólo he comprado el Nikkor 300 F-2…
    JODER¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ahora me acuerdo de a qué y CON QUIEN¡¡¡¡¡¡
    Ya había hecho ciento y pico kmts. cuando me acordé que había ido con Enrique para que se comprara la cámara…
    Volví¡¡¡ no le podía dejar allí.

  • De la biblioteca de mi padre, conservo los ejemplares encuadernados de “MECANICA POPULAR” desde 1952 hasta 1955.
    Los encuadernó con lomo de cuero verde y letras en oro.
    Eran la ilusión de mi infancia. Eso sí, trastornaron mi conocimiento del idioma con esa traducción a lo sudamericano del POPULAR MECHANICS original.
    Ahora los ando revisando, para ver cómo era el futuro en aquella época.
    Qué ingenuos somos…
    Me va a servir para una serie de collages que tengo en mente.

  • Muy fan de Pirata Jenny, Pirata Jenny forever.
    ***
    Muchas felicidades, MGauss, y atrasadas para el marqués y para Bari.

  • Me doy cuenta de que como soy “nueva”, ( a pesar de lo vieja), no sé quien es Bari y no le felicité ayer. Pues lo hago ahora, aunque con retraso.
    Ya siento.

  • jrG
    Viernes, 14/04/2017 a las 09:03
    MORGAN … a petarlo. El Alvaro nació en jueves, tú en miércoles.

    ¡ Cuidado JrG, no vayan a incluirle bajo algún paraguas !

  • Mis felicitaciones a todos.

    Adapts, ¿por qué una guitarra eléctrica con semicaja hueca? ¿Acaso para tocar sin amplificador?
    Mis preferencias pasan por un tocho, un bloque macizo de madera sólido y pesado, así consigo el sustain que mi técnica insuficiente me impide lograr.

    Tengo a tres sobrinos pre adolescentes a mi cargo en estos días. Sin wifi hubiera sucumbido al alcohol. Sus padres respectivos tienen una intensa vida social que apuntalar en el pueblo de sus mayores y me han cedido el usufructo y manutención de sus retoños. No sabía yo lo que es capaz de ingerir un cachorro humano en fase de crecimiento.

    Pirate envidio su habilidad para crear unos ambientes en los que los hechos se suceden de manera naturalmente irremisible.

  • Viejecita, yo nací en domingo, todos descansaban menos yo.
    No tengo paraguas. Me mojo cuando llueve¡
    Saludos.
    Tendrás que prepararles el cordero el lunes a tu tropa?
    Mi “suegra” en agradecimiento al apero del domingo pasado nos lo prepara el domingo en Saint Michel, al lado del mar.
    Pero el “agneau” de aquí no se parece en nada al de secano de por allá.
    Aquí preparan un guiso que es muy muy bueno, pero no lo asan. La debilidad de los productos exige mayores preparaciones…

  • Ximeno, yo la hija de mi mujer que tiene 16 años, la llamo la “voracité”…
    Eso sí, en horas fuera de regulación.
    El wifi es más necesario que una cartera llena y desprenderse de la necesidad de orden.

  • Por favor, una ginebra premium que se llame Griselidis Marcelle Real:

    Griselidis Real se reúne con su padre en Alejandría a los 6 años de edad y pasa su infancia en Egipto y en Grecia, dónde fallece su padre cuando ella no tiene más que 9 años. De vuelta a Lausana con su madre, Griselidis recibe una educación muy rígida contra la cual se rebela. Retoma sus estudios en la Escuela de Artes decorativos de Zurich y se gradúa en 1949. Se casa a los 20 años y tiene su primer hijo en 1952. Separada de su marido, tiene una hija en 1955 con otro hombre y un segundo hijo varón en 1956 en una tentativa de salvar su matrimonio que no evitará divorcio. Tiene un cuarto hijo en 1959, nuevamente un varón. Primero intenta ganarse la vida como artista, pintora. Se traslada a Munich con un negro-americano esquizofrénico y dos de sus hijos, frente a la violencia de su amante y a una cruel falta de recursos, decide, en 1961, prostituirse.

  • JrG : Nosotros festejamos la Pascua toda la familia el domingo, no el lunes, porque este año coincide con el 42 cumpleaños de mi hijo pequeño. El genio de la informática.
    El lunes me lo pasaré fregando, limpiando el horno, dando cera, pasando máquinas en casa, y atendiendo al dichoso teléfono , para arreglar las tonterías por las que me llaman a todas horas. Y haciendo cuentas, y números. Que el martes, en Madrid, en el trabajo, me toca movida importante y delicada . Y lo tengo que llevar en dedos .

    Afortunadamente, casi todos “mis quejicas” se han ido fuera de Madrid y hasta ahora mi móvil se está portando…

  • Una puta iconoclasta al borde del quebranto.

    Así la definió Yves Pagés, responsable de la editorial francesa Verticales, en el prólogo del libro Mémoires de l’inachevé (Memorias de lo inacabado), una recopilación que reúne sus cartas escritas entre 1954 y 1993. Un intercambio con personalidades de renombre como el escritor suizo Maurice Chappaz, un interlocutor esencial; con una de sus dos hermanas menores, con sus numerosos amantes. Una conversación literaria por momentos irascible, por momentos lírica. Una forma de autobiografía epistolar. En sus cartas pasa sin pausa del arrebato a la desesperanza, de un elogio ardiente y vivaz a la convicción de que “la vida es un asesinato permanente”.

    En Confession d’une ancienne prostituée (Confesion de una antigua prostituta), su propio elogio fúnebre escrito en 1999, se lee: “Sí, he vivido y sobre todo me desintegré demasiado pronto, por todo: por haber muerto de hambre, por la ausencia de mi padre, por la presencia de una madre demasiado severa y sin embargo muy cariñosa, reventé por mi tuberculosis, por mis fracasos escolares, por la angustia delante de la policía, por las noches en busca de dinero, reventé de amor. Sí, he tenido cuatro niños, por casualidad, porque en aquella época la píldora no existía, y he estado embarazada once veces y todas las lágrimas del mundo no resucitarán a esos pobres embriones inocentes, masacrados a golpes de abortos más o menos oficiales y sangrientos, el último en prisión”.

  • Ximeno mi forma de tocar y mis preferencias son mas bien jazzisticas. La semi hueca añade matices sin llegar a la sonoridad gorda de las guitarras de jazz con caja grande. El sustain es aceptable tirando a cortito pero no me importa demasiado, eso es para los solistas como usted. Le meto únicamente un chorus stereo y reverb arena.

  • Joder Pirate como escribís algunos. Siempre que te leo flota también la posibilidad de que sea un sueño, aunque lo descrito se ajuste al mundo real.

  • A ver, la puta mega madre de todas las bombas se lanzó al menos otra vez anterior, si no me falla la memoria, no seria pues la primera como dicen todos los periodistas.
    Se lanzo en Afganistán contra Al Qaeda y por la misma razón, para alcanzarles en los túneles y cuevas donde se escondïan en las montañas.
    Al final los periodistas no serán mas que cotorras repite memes.

  • Me escribe Holm desde Teruel donde dice estar degustando un rabo de toro. Se dirige en su motocicleta hacía el Zulo, Dios sabe cuando llegará. Espero que a tiempo de vestirse de Nazareno,
    pues esta noche saldremos en la procesión de los “Negros”.

  • Hoy hago años, que si bien se mira es cosa sin mérito. Por el paso del tiempo los chusqueros llegan a coroneles y los bedeles con trienios cobran más que los ingenieros que empiezan. El tiempo no está para eso, creo yo. Aún así hoy ha sido, está siendo, un día alegre. La pequeña ha venido de visita a casa, me duele el cuerpo de tanto pasear en moto, he soplado las velas correspondientes y, curiosamente, tengo el alma serena. Tanto que se han regalado un gato, bicho que odio, y hasta me ha parecido bien.
    Gracias a todos por las felicitaciones, me han hecho ilusión.

  • Masumito Kowayashi era hijo de soltera, además de ciclán y no saber yudo. Tenía un cabezón, más grande que el culo, que lo desequilibraba hacia la izquierda, lo cual le obligaba a escoger muy bien las aceras pues de no ser así rozaba los edificios al caminar. Cometía faltas de ortografía escribiendo en japonés, que era la única lengua en la que se le entendía algo. Cincuenta años y -puestos a dar cifras- 9 centimetros de poia. Trabajaba de ascensorista en el Sushusi Star desde los quince.
    Deprimido por bajito, ciclán y cabezón quiso tener un traje de togrrero para marcar paquete. Lo del paquete y fotografíar con despacio el Valle de los Caidos lo ponían asaz.
    Por misterios que solo los iniciados conocen acabó en Lausana con una resaca que le duraba desde Vladivostok (Gamberra, Australia). En el viaje low cost bebió agua del grifo en el váter y a los veinte minutos se iba por la patapabajo con una diarrea –vulgo rilís- que obligó al personal de bordo a maniatarlo, ponerle un tampón improvisado con un periódico y tratarlo incluso de “japonés de mierda”, si bien en esto último los testigos se contradicen. Algunos opinan que lo trataban de “chino de mierda”
    En cuanto lo expulsaron del avion en Lausana, con toda la pernera del pantalón delatando el rilís, se echó a llorar por la calle, evitando las aceras que estuvieran en el lado izquierdo cerquita de su cabezón, y llamó a mamá, la soltera, recabando consejo.
    En uno de esos establecimientos suizos en los que te cobran hasta por mear pidió té. Bueno para el rilís. Después, arroz blanco. Mejor aun.
    Alguien empezó a hablarle desde la mesa de al lado de una puta intrascendente enterrada con mucho boato. Precisamente por eso, por puta y por intrascendente. Los suizos siempre han vivido en la intrascendencia. Pero Kowayahi no se dejó embaucar: en cuanto llegara a Madrid se compraría un traje de togrrero para marcar paquete.

  • Joder Francisca, cómo escribís algunas, hasta las parodias.
    De mayor quiero escribir bien. O no, la verdad es que me la suda, pero yo soy mucho de admirar (os).

  • En los años 70, los voluntarios del Cuerpo de Paz del gobierno de los Estados Unidos destacados en el Amazonas recibían este manual donde se les explicaba qué hay que hacer en caso de que te ataque una anaconda:

    1. Si le ataca una anaconda, no corra. La serpiente es más rápida que usted.

    2. Tiéndase en el suelo. Apriete los brazos contra los costados y mantenga las piernas fuertemente apretadas.

    3. Meta la barbilla hacia adentro.

    4. La serpiente vendrá y empezará a golpear su cuerpo y trepar por encima de él.

    5. No se deje llevar por el pánico.

    6. Después de que la serpiente lo haya examinado, empezará a tragarlo desde los pies. Permita a la serpiente tragarse los pies y los tobillos. ¡No se deje llevar por el pánico!

    7. Ahora la serpiente empezará a succionar sus piernas al interior de su cuerpo. Debe usted permanecer totalmente quieto. Esto llevará mucho tiempo.

    8. Cuando la serpiente haya llegado a sus rodillas, lentamente y moviéndose lo menos posible, baje la mano, coja el cuchillo y con mucho cuidado deslícelo al interior de la boca de la serpiente, entre el borde de la boca y su pierna. Luego tire de repente hacia arriba, cortando la cabeza de la serpiente.

    9. Asegúrese de llevar encima el cuchillo.

    10. Asegúrese de que el cuchillo esté afilado.

    ***

    Bueno, sí, en realidad se trata de un fake viral de internet que corrió por Estados Unidos a finales del siglo pasado; pero, desde luego, tenía su gracia.

  • Ademàs de tonta soy la reina de la épica de lo intranscendente. Es que las nubes oscuras tienen una épica…

  • Buena Profesor. Nos vamos aviejando y les permitimos todo…)))
    La comunidad motera atenta a los datos del fanzine…
    Para costaleo el viaje en si ya tiene su penitencia a esas edades…))))

  • Está mañana haremos el parque de Cabañeros: Daimiel-Malagón-Porzuna-Retuerta de Bullaque-Horcajo de los Montes-Ciudad Real-Daimiel. 200 km de soledad sonora.
    Holm en la BMW 1200 S y servidor en la BMW 1200 R.

  • Tras causar gran mortandad entre mosquitos el peregrino halló posada, y ha dormido como si hubiera hecho el trayecto a pie.
    Los riñones bien, gracias.
    Los de los costaleros de anoche, también: el paso va sobre ruedas, uno lleva un discreto volante y los demás le acompañan.

  • Si están a tiempo de modificar la ruta y se acercan al pueblo les invito a comer. (Las pirañas están hambrientas, que diría Adapts)

  • De Luciana al pueblo son 221 km. Si se animan traigan traje de baño o tendrán que adquirir un taparrabos en Decathlon.

  • Almuerzo, sobremesa, abluciones varias en aguas termales para restañar las heridas del viaje, visita al estanque de los carpines y si sobreviven ustedes les hago un sitio en mi casa. Las motos en el garaje.

  • Les he mandado un mensaje al teléfono del marqués
    Alange, cerca de Mérida
    No hay hoteles a unos 70 km a la redonda por aquello de la Semana Santa

  • Pásenlo bien en esa ruta, que resulta de lo más apetecible. 200kms después de la panzada de llegar del tirón no es nada. Quizá una entrada con la explicación de lo de los mosquitos, y algún detalle más, no estaría mal.

  • Si prefieren comer en una dehesa rodeados de vacas retintas con D.O. también sería posible. Aunque aquí tendrían que vérselas con mi familia política.

  • Carne de Retinto¡¡¡¡
    Mérida¡¡¡
    Carreteras sin radares…
    Broummmmmmmmmmmmm
    Lágrimas como puños me caen¡¡¡ pero de alegría por vds.
    Cuando me tengan restaurada la V70 me voy a recorrer el mundo occidental europeo en mi sillón…ya no tengo brazos suficientes para comprarme la R-60, ni me dan los riñones para un “Frog eyes”.

  • Adaptaciones puede dar fe de que no soy “demasiado” peligroso y si tienen la precaución de rechazar con amabilidad y a la vez insoslayable firmeza según que invitaciones, podrán sobrevivir sin mayor problema.

  • Ximeno de Atalaya
    Sábado, 15/04/2017 a las 09:59
    . Si se animan traigan traje de baño o tendrán que adquirir un taparrabos en Decathlon.

    Ese fue mi caso.
    Recomiendo férvidamente y mucho la visita.

  • He recuperado el hilo. Me han gustado todas las entradas (Dell’ombra me recuerda ahora a Gaussage, más barroco), y las salidas de tono, y hasta las parodias por aquello de la condición humana. Esperando la foto de Bonnie para confirmar el voto, aquí héteme.
    Sigo con interés el debate de los bomberos. La verdad es que la entrevista de Assad no es asaz para salir de dudas: el gran juego de los putos machos alfa.

  • Excursión por la Mancha. Me falta Josep Pla para glosar los temblores que el viento diseña con los verde oliva de los cereales y otros cultivos entre encinas. Háganse una idea. No se la van a hacer de los placeres de la mesa donde me ha llevado el marqués: vengan.
    En el campo he visto vacas felices y toros despreocupados, o quizás era al revés.

  • Pero Holmes… seguro que puedes hacer cosas mejores que pensar en el alma por muy Semana Santa que sea…cámbiale las bujías a la moto. Abre otra botella…

  • Ayer saqué una foto de dos pasos que había aparcados al mediodía frente a la iglesia de los Santos Juanes, a la puerta de una mercería de siempre que se llama «Los Chicos». En la foto que os cuento se ven las figuras camino del Calvario con su tragedia, y el letrero «Los Chicos» justo encima haciendo de título o comentario. No lo voy a explicar más, que ya os dais cuenta solos de lo gracioso que es.

    Mañana me voy a Lisboa. El avión sale a las cuatro y solo tarda quince minutos porque en Portugal atrasan: son las cinco y ellos creen que todavía son las cuatro pero te tienes que callar porque todos los portugueses están convencidos de que son las cinco. Seguirles la corriente, fingir.

  • Nosotros estamos viajando por internet buscando casas por la costa de Huelva.
    Nos lo estamos pasando de bigotes…
    Hemos visto algunas cosas maravillosas… joder!!!
    Tictactictactictac….
    Poco nos queda… poco…

  • En todo caso, si el desgaste de los siglos se empeñase en jubilar tan ancestral creencia, habría que agradecerle los inmensos servicios prestados.

    Una vez conversando con una amiga (vamos, discutiendo a gritos), dije no sé qué del alma y me dijo que el alma no existía. ¿AH, NO? PORQUE TÚ LO DIGAS, MODERNA. De las cosas que tienen nombre es su inexistencia la que debe ser probada o como se diga.
    Al alma que la jubilen de filósofa, pero a mí que no me la toquen del diccionario.

    Me he acordado de que hace no mucho oí una conferencia de Manuel Fraijó sobre Confuchio.

  • Yo estuve una vez en Huelva. Me pasé casi un día entero viajando de autobús en autobús, del autobús al tren, del tren a otro autobús y taxis entre estación y estación, pero crucé España.

  • No me trabas en tu engañosus desengañus humanitatis, JrG. Hay almas desalmadas pero hay almas pa todos, mi alma.

  • Hago notar, para tranquilidad de todos, que ningún animal ha sufrido daño durante el canto de esa canción. “Cabritinhas” es como llaman en Portugal a las mulatas.

    Eu gosto de mamar
    Nos peitos da Cabritinha

  • Agradezco el detalle, elegante, Holmess. Lo más triste es la vida truncada que tuvo Chacón. Como Zapatero (como yo mismo), iba aprendiendo.

  • ÖHLINS
    Pocos conocen el placer de sentir esta suave amortiguación debajo de uno. Planear sobre la España vacía, deslizarte por sus suaves pendientes, negociar curvas en marchas largas y a la salida engarzar hasta sexta, gas a fondo. Nadie en el horizonte, el faro de la moto de Holm en el retrovisor. Olores y colores, la cabeza a mil por hora.

  • JrG
    Sábado, 15/04/2017 a las 21:07
    La entropía podría ser el alma de todo…que se manifieste Zeppi si no está moviendo sus músculos por ahí…

    Aquí estamos, José Ramón, con la antena puesta pese a la poca cobertura. Nos hemos llegado hasta Port Aransas, al sur de Texas, a conocer la playa. Hemos traído las bicis, pero es todo tan llano que no estamos forzando los músculos para nada. Es muy agradable pedalear con esta brisa. El último descanso antes de una batalla que lleva tiempo desarrollándose. He realizado algunos movimientos tácticos y el “enemigo” está atrapado, si decide atacar lo tiene perdido. Pero si opta por una retirada digna, tendré que aceptarlo. Intentar aniquilarlo, aún en posición de ventaja, me podría suponer cuantiosas pérdidas. Aunque es lo que me pide el cuerpo, pues no olvido que él intentó apuñalarme por la espalda, no estoy para victorias pírricas.

    En cuanto a la entropía, sostengo que es un concepto mal entendido. No tanto en su acepción como energía “no reutilizable”, que es lo que preocupa al ingeniero: cómo minimizar las pérdidas. Pero su extrapolación hasta el infinito y más allá, y su “definición” estadística me parecen una muestra más de la soberbia y el poco sentido común de los físicos de vanguardia: lo que no pueden controlar intentan gobernarlo por decreto. Y como nadie va a poder comprobar nada que tenga que ver con tiempos infinitos y números de estados mega-astronómicos, pues todos contentos. Ya mencionamos aquí lo de la cámara de bici deshinchada que terminará por hincharse sola, dado el tiempo suficiente, según las teorías modernas sobre la entropía.

    Yo soy muy de andar por casa, no solo en estos temas, y creo que para entender los conceptos de entropía, entalpía, energía libre … el ciclo de Carnot es necesario y suficiente. Y que, como en tantas otras cosas, no hay nada más “profundo” detrás.

    Disculpen el rollo y disfruten del fin de semana.

  • Aunque, para concepto mal entendido, el de pene, que hasta hace pensar a algunos. Y por encargo de la ONU, menudo chollo. JRG, a ver si dejamos de pensar en las musarañas y vamos a lo práctico, coño, que ahí hay un filón. Poco me parece, dos mil y pico leuros, para tanto talento. Creo recordar que la Cúpula de Barceló para la Sala XX de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones de la ONU (manda huevos el nombre), costó unos veinte millones. Por ahí, JRG, solo hay que estar en la onda.

  • Eres grande Zeppi, maestro! Cuanta razón albergan tus palabras en contra de los que olvidamos algunas reglas y no sujetamos los estribos de la “bestia”…
    Lo de la cúpula es un chiste decorativo de mal gusto, que al poco comenzó a tener problemas con la sagrada gravedad.

  • Los amortiguadores de depósito separado de MARZZOCHI, de sugestivo color rojo, eran lo último que probé antes de dejarme el brazo.
    Entonces empezaban los japoneses de SHOWA, y los suecos todavía no hacían esas maravillas de ahora. En líneas de escape yo le puse una DEVIL, ahora seis AKRAPOVIC.
    Si marqués, esa experiencia que citas, es solo para iniciados. Me jodi parte del cuerpo con ella, pero no por las motos, por un hombre que no se fijó en lo que hacía…
    Que grande es rodar!!!!!
    Muchos saludos a los morteros que practican. Que bien me lo estáis haciendo pasar!!!!
    Disfruten.

  • Gerardo Diego – Viacrucis.

    Pudiendo, Jesús, morir,
    ¿por qué apoyo solicitas?
    Sin duda es que necesitas
    vivir aún para sufrir.
    Yo también quise vivir,
    vivir siempre, vivir fuerte.
    Y grité: -Aléjate, muerte.
    Ven Tú, Jesús cireneo.
    Ayúdame, que en ti creo
    y aún es tiempo de ofenderte.

    *

    Al pie de la cruz María
    llora con la Magdalena,
    y aquel a quien en la Cena
    sobre todos prefería.
    Ya palmo a palmo se enfría
    el dócil torso entreabierto.
    Ya pende el cadáver yerto
    como de la rama el fruto.
    Cúbrete, cielo, de luto
    porque ya la Vida ha muerto.

  • ¡ Que envidia tan grande me dan !
    ( Pero es envidia de la buena, envidia teórica, que en pista de lanzamiento, y con el cartel de “abróchense los cinturones ” encendido y todo, no me cambiaría por nadie…)
    Y buen domingo a todos

  • El equipo de servicios mínimos de esta publicación, compuesto por Alvaro, Viejecita y un servidor, tratamos de cubrir la retaguardia de los equipos avanzados que están de exploración por otros lugares a la búsqueda permanente de experiencias y almas perdidas a las que iluminar y deleitar.
    Se promete una “rentree” post-vacacional plena de contenidos y ausente de depresiones post-parto.
    Me voy a explorar cómo tenemos el atlántico del HEXAGONE a la altura de la desembocadura de la Loire, pero estaré atento a sus necesidades.
    Viejecita en sus interminables agendas, y Alvaro en el tiempo que le permiten libre sus experiencias de porrón y de super-posición de diferentes realidades, estaremos encantados de atender sus necesidades de entretenimiento, consejo y deleite ante la ausencia de las jefaturas.
    Compañeros que ustedes lo pasen bien, que veo que sí, por activa y por pasiva.

  • Gómez, que no ha citado dónde está, se ha marcado un aperitivo de novela en su ABERRATIONS que es para mojar pan, y pedirle a gritos que saque unas novelas impresas de una vez…

  • El Morgan no sé si está cambiando el aceite a K, o acariciando a ese gatito que adora… pero seguro que nos dará alguna buena lección de las suyas.

  • El Brema ha prometido contar sus experiencias con las vampiras y los vinos de por allí, que no se si cambiará por otros líquidos…

  • La Procu, andará metida en sus trenes y autobuses. El Ximeno dándo de comer a sus devoradores. El Perro vete tú a saber qué pájaros tiene ante los ojos. A la guitarra nueva estará Adaptaciones, y S. preparando un pliego de descargo que le hace Sulztch .
    Pirate se ha marchado a Ginebra para seguir con sus Lemánicas.
    El Profesor se está poniendo unos discos nuevos,
    Francisca se estará tomando unas ostras con champán, mientras lee a los lobos de las letras o escribe alguna generosa crítica.
    El Zeppi desde los USA, ya ha dado su lección.
    desde la Arabia profundo estará nuestro Sifilis a lo suyo.
    La Bonnie y Tare, estarán dando luces por ahí, entre vinos y desmayos.
    Esto es tremendo¡¡¡
    Les quiero, jodidos míos.

  • Leo que Urdangarín y la princesa Elena han venido a pasar la Semana Santa a una finca cercana a Retuerta del Bullaque. Aunque sean famosos caídos en desgracia no nos importa, nos gusta que gente importante visite nuestra España vacía como ha sido el caso de Holm, el cual acaba de partir de regreso. 750 km le esperan.

  • Bueno, JrG, ¿ y usted ?
    ¿ Nos va a contar su festín en Saint Michel ? ¿ Se va a quedar lo suficiente para asistir a la subida al galope de la marea ? ¿ O es otro Saint Michel ?

  • Supongo, Marqués, que con Urdangarín estará Doña Cristina ¿ No ? Que sólo le faltaba a ese pobre hombre irse de vacaciones con su cuñada .

  • Tres horitas de deslome con la azada y otros aperos por la mañana, comida, siesta, tres horas de guitarra por la tarde, carreras virtuales en simulador contra desconocidos por la noche. Esta es mi rutina en estas largas vacaciones. Una semana más poe delante.

    Soy feliz.
    También cuando alguien trae a dios Jeff Beck, aunque sea acompañado de slow fingers Clapton.

  • Después de mi conversación con ustedes de ayer, hice mis ejercicios y llevé a mis sobrinos de excursión al Castillo de la Culebra. Un castillo del siglo IX que se alza sobre un roquedo. Es un bonito paseo aunque requiere un esfuerzo considerable debido a que hay que subir una escarpada pendiente. El pintoresco nombre se debe a que en el risco que corona hay varias cuevas, abrigos y refugios que utiliza un dragón para ocultarse. Nadie reconoce haber visto al dragón con sus propios ojos, pero todos conocemos a alguien que dice que, a su vez conoce a alguien que lo ha visto. Entre rocas y murallas de obra se ven jirones de piel de culebra bastarda que se toman por pruebas de su existencia.

    Tras atravesar un arco de herradura, situado en una torre de defensa, que está ubicada en la ladera en ángulo imposible para dificultar su asalto, nos topamos con el aljibe que se encuentra a los pies de un abrigo de roca desnuda. Aún retiene agua. Se filtra por entre las grietas hasta allí, pero es un misterio por qué no sigue su curso hasta el Matachel. Seguimos ascendiendo por entre rocas hasta que la aceleración del ritmo cardíaco nos aconseja bajar el ritmo. Descansamos unos segundos a la sombra de la Puerta del Sol, llamada así porque era obligatorio ¿no? Todos los castillos tenían un arco con ese nombre. Al menos todos los que conozco.

    Durante el ascenso les conté a los niños los asedios y las batallas que se desarrollaron justo allí, bajo sus pies, mil doscientos años antes de que nacieran. Las fuertes pendientes a que obligaba el camino cuando los asaltantes se encontraban a cubierto y sin embargo, cuando discurría paralelo a la muralla era plano pero sometido al fuego enemigo cuando estaban demasiado agotados para pasar corriendo. En la cumbre hemos encontrado una docena de excursionistas. también he hecho una fotografía: Una niña de unos cuatro años de edad está sentada de espaldas a la cámara, el viento desplaza su cabello cobrizo hacia la izquierda y mira una torre en ruinas que se ve muy oscura porque está a contraluz. En la torre hay una ventana que está frente a la niña. A la derecha se diluye un paisaje en el que nubes e islas se reparten el azul del cielo y el del agua. He disparado una ráfaga antes de que la familia se diera cuenta. En la última foto me mira y desaparece el momento.

  • A unos agradables 13C, vamos aproximándonos à Saint Michel Chef Chef. Playa casi virgen desde la que se observa la desembocadura de la Loire y al fondo en este día tan claro y despejado ver el perfil industrial de
    Saint Nazaire.
    En la playa se conservan todavía las famosas “p^echeries, delicados palafitos de madera en forma de casetas para hacer las mareas.
    Cerca está el delicado pueblo de Pornic con sus cuestas y la concentración dominical de su vigoroso club de automóviles anciennes, que cuenta con buenas colecciones de FacelVega, Marra, Talbot Lago.. etc.
    El dinero bien utilizado, puede generar maravillas…aunque en muchas ocasiones caiga en manos de lo más zafio y burdo…

  • Pues yo acabo de esconder, como cada año, los huevos de pascua para que los busquen los niños.
    Pero este año, con la amenaza de la víbora, no me he atrevido a meterlos entre la hiedra que cubre el suelo, en algunas zonas, ni entre el bosquecillo de los bambúes, por si se esconde allí y les ataca… Llevo un tiempo dejando comida para la bicha en el extremo contrario del jardín, y la comida desaparece, pero a la bicha no la veo. Y no me atrevo a dejar a los niños solos en el jardín, que les gusta siempre lo más salvaje. Va a ser una búsqueda del tesoro descafeínada .

  • Cuenta la leyenda que existe un pasadizo secreto que va desde el balneario hasta el castillo, un túnel de unos cuatro kilómetros que oculta un becerro de oro (otro becerro de oro). El túnel es angosto y muy peligroso pues en su interior se acumulan gases provenientes del manantial, Fluor, Radon y sales de Litio. Los más viejos del lugar cuentan que hubo muchas tentativas para hacerse con el becerro de oro, a pesar de que nadie tiene ni remota idea del posible tamaño del improbable becerro, pero que nunca salió nadie del pasadizo. Unos dicen que murieron en el intento, otros que lo encontraron pero que salieron con el botín por el otro lado. En la actualidad el llamado pasadizo -en realidad se trata de una alcantarilla romana- está cerrado con una verja de hierro la cual hay que cambiar cada pocos años porque el agua corroe los metales. El agua, que es de baja mineralización y perfectamente potable, tiene sin embargo altas concentraciones de gas disuelto. No es difícil ver emanaciones gaseosas en unas piscinas construidas sobre el lecho mismo del manantial. Sólo resiste su acción la pizarra, la cuarcita y, aparentemente, el cuerpo de algunos seres humanos que se sienten reconfortados por el efecto placebo.

  • … porque de caducas flores teje el tiempo sus guirnaldas. Que se nos va la pascua, mozas, que se nos va la pascuaaa…
    Hoy viene en la última página del EP una entrevistilla de Elvira Lindo a Salvador Sobral, el representante de Portugal en Eurovisión. YA SÉ A QUEM VOU A VOTAR

  • Procuro fijarme Sábado, 15/04/2017 a las 20:25
    … solo tarda quince minutos porque en Portugal atrasan…

    El avión de Procuro atravesando la frontera esta tarde.
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1916097891959879&set=a.1427414814161525.1073741827.100006790603740&type=3

    Procu: Los ‘pastéis de Belém’ están exquisitos pero son pura dinamita calórica, pero como Ud. puede con todo dedíquese también al ‘bacalhau à Brás’. Que le aproveche!

  • Ya en casa.
    El cordero con “mogettes” bien. Les fruits de mer, tres bien, merci.
    El café horrible, en nítida superación mi suegra, elaborando el peor zumo de calcetines que le había conocido.
    Sin embargo mi suegro, hombre de bien, nos ha obsequiado con una tabla de quesos en todo su esplendor de afinación, fallando un poco con la carta de vinos, más debido a la debilidad de los vinos los locales que a su conocimiento.
    Se sentaba a un lado la mujer del hermano de mi reyna, que trabaja en urgencias de un hospital, detallándonos los pormenores de una gravísima intoxicación etílica en un señor de mediana edad que marcó el tope de lo escrutado hasta el momento en ese hospital. 6,53.
    Le pusieron dos vías, una en cada brazo para ponerle “bidones” de suero, más un lavado, prelavado y centrifugado de estómago con carbón activo.
    En el otro lado de la mesa se sentaba el primo PILOTO. Que es uno de los 28 prácticos del puerto de Saint Nazaire, contándonos como se mete un carrier de 3000 contenedores, o se saca un destructor o el último super crucero de allí.
    Interesante y muy agradable.
    Tráfico denso todo el camino, y tremenda y tranquilizadora presencia de radares en los mejores y más comprometidos cruces y bajadas de la carretera de acceso.
    El café ahora, en casa con la maquinita de la magia encapsulada, una delicia reparadora.
    Mañana también fiesta. YIHAAA¡

  • Los ‘tontos cultos’ no detectan una ironía, una metáfora o una provocación, y así atrofian el pensamiento. Se trata de una maldición que cunde.

    Ese es el problema: que a menudo estos bárbaros obligan a perder el tiempo explicando lo evidente, que su literalidad de dómines los incapacita para detectar una ironía, distinguir una idea de una boutade o descifrar el significado de una metáfora o una provocación, atrofiando así el pensamiento hasta el límite del enanismo. Aunque, bien pensado, el problema quizá no sea la falta de inteligencia. No sé si fue Gabriel Zaid quien observó que el gran problema cultural de nuestro tiempo no lo provoca la gente que no sabe leer ni escribir, sino la que no quiere leer y no para de escribir. Puede que tenga razón.

  • Procuro fijarme Domingo, 16/04/2017 a las 12:54

    Hoy viene en la última página del EP una entrevistilla de Elvira Lindo a Salvador Sobral, el representante de Portugal en Eurovisión. YA SÉ A QUEM VOU A VOTAR

    Qué bonita.

    Amar Pelos Dois (Salvador Sobral)

    Se um dia alguém perguntar por mim
    Diz que vivi para te amar
    Antes de ti, só existi
    Cansado e sem nada para dar

    Meu bem, ouve as minhas preces
    Peço que regresses, que me voltes a querer
    Eu sei que não se ama sozinho
    Talvez devagarinho possas voltar a aprender

    Meu bem, ouve as minhas preces
    Peço que regresses, que me voltes a querer
    Eu sei que não se ama sozinho
    Talvez devagarinho possas voltar a aprender

    Se o teu coração não quiser ceder
    Não sentir paixão, não quiser sofrer
    Sem fazer planos do que virá depois
    O meu coração pode amar pelos dois

  • Heroico intento de mi santa y mío de visionalizarrrrl una película española. Aunque sea un tópico nos ha resultado imposible; tras cincuenta minutos de entender sólo el sesenta por ciento de lo que decían hemos desistido. Stop y borrado.

  • Quinn, he visto esta tarde el vídeo y me ha parecido un fake. Las ovejas se mueven, pero las dos elegidas se quedan quietas. También parecen mucho más grandes. Será algún programa de televisión.

  • Como experto visionalizador de videos de combate desde hace diez años, con flir y sin flir, lo de la cópula con cabras es bastante frecuente verlo. Quicir que este será o no fake pero he visto docenas diferentes. Le tienen afición.

  • Alvaroquinn
    Domingo, 16/04/2017 a las 23:26
    Para completar un minyan, los judíos establecían que

    Organización, coño, organización. Qué tratado del Talmud, qué sección, qué rab, qué le contestaron, cómo reaccionaron los babilónicos, cómo los jerosimilitanos, qué se opinó en Safed, qué decía el Rambam.

    PS: no me haga ni puto caso, me acabo de fumar Tánger.

    PS2: hay una película muy bonita ambientada en Safed. No he estado nunca en Safed, debe ser bastante asfixiante. Safed, ahí por la Galilea, fue cuna de varias escuelas talmúdicas, y en este siglo (o sea, el XX) se volvió a llenar de talmidim. Sólo que la historia se ha reproducido como farsa y si entonces estuvo el expulsado Josef Caro (judío español, grande entre los grandes), ahora está llena de muchachos que no superaron el horizonte del shtelt; con razón, que conste. Safed se parece a Sicilia y a Extremadura, ahí cerca de la frontera con el Líbano. La película merece la pena y miren que yo odio el cine. No porque sea una buena película, no me acuerdo, diría que no, posiblemente será bastante mala, pero retrata un mundo fascinante, una ciudad bíblica abandonada de la mano de Dios hasta que parte de los sabios españoles volvieron a ella doce siglos después. Nuevamente perdida y nuevamente repoblada con los judíos expulsados de la zona de asentamiento y setenta años más tarde por los supervivientes de la Europea asolada por los nazis. Una ciudad jasídica. Vuelvo: la película, no me acuerdo de cómo se llama ni de quién la interpreta, cuenta la historia (real) de una mujer que se decide a estudiar el Tanaj en Safed, y su recepción en la comunidad talmúdica masculina.

    PS3: ni caso, me acabo de meter Medellín.

  • Pirata Jenny
    Lunes, 17/04/2017 a las 01:04

    OÍDAS, Hablo de, Libro de Melocontaron, con comentarios de Rashi y una comidilla preliminar de Emmanuel Levinas, Lucena, Instituto de Estudios Orientales, Patchwork y Dimesydiretes, 1987. Traducción de Sefer ha-gossip.

    Otra cena sin control que se salda con una noche de poco dormir y lecturas sobre los bienes de la frugalidad. Video meliora, proboque; deteriora sequor.

  • Sebald:

    A lo largo de días y semanas uno se devana inútilmente los sesos, no sabría, si se le preguntara por ello, si se sigue escribiendo por costumbre, o por afán de prestigio, o porque no se ha aprendido otra cosa, o por sorpresa ante la vida, por amor a la verdad, por desesperación o indignación, así como tampoco sería capaz de decir si mediante la escritura uno se vuelve más inteligente o más loco.

  • Siguiendo la línea “by example” (SQL by example, Maxima by example …), los “tontos cultos by example” que nos trae S. son bastante ilustrativos del concepto que se quiere explicar. Faltan algunos, pero la muestra es acertada.