Sesenta y nueve: seis, nueve

sesentaynueve-tres
Por Gómez.

Los siguientes relatos se presentan como
una ficción y están dedicados a Marco Polo.

SESENTA Y NUEVE: SEIS, NUEVE…

Fue el verano del 90. Acababa de regresar de trabajar en la costa y decidí cambiar las discotecas por un empleo en el bingo más grande la ciudad. Hasta tuve que sacarme un carné profesional para poder ejercer en el sector. Pero resultó que se habían olvidado de despedir al tipo que había de sustituir, por lo que su contrato quedaba prolongado automáticamente. Así, pues, mi primer día de trabajo me encontré con un fulano que estaba desempeñando el puesto que, se suponía, yo debía ocupar.

Hasta íbamos vestidos con idéntico traje y corbata.

–¿Y tú quién eres? –me preguntó sorprendido al verme aparecer.
–Empiezo hoy.
–Pero si ya estoy yo.
–A mí me han dicho que empiezo hoy.

Pronto se aclaró el error, y mientras se las arreglaban para echarlo o que se fuera por su propio pie, me ofrecieron un puesto –respetándome el sueldo y las propinas ya pactadas– con carácter transitorio. Mis funciones se reducían básicamente a hacer los recados personales al director con un ciclomotor, y, comoquiera que estos recados me ocupaban tan sólo una mínima parte de una jornada laboral, arreglar también las desvencijadas taquillas de los vestuarios del personal.

Jamás me molesté en acercarme siquiera a las taquillas, aunque siempre llevaba unos alicates a mano por si a alguien se le ocurría mandarme algo en mis ratos libres, que eran casi todos.

Por lo tanto, en realidad mi trabajo consistía en esconderme lo mejor posible la mayor parte del tiempo, para lo cual llegué a desarrollar una habilidad de mimetismo con el entorno en verdad notable. En un par de ocasiones que un superior intentó encomendarme alguna tarea, le contesté con expresión compungida y mostrándole mis alicates a modo de salvoconducto real: “Lo siento, pero el señor B. me ha ordenado arreglar las taquillas”.

Y corría a esconderme de nuevo.

Las taquillas seguían (supongo) igual de destrozadas que antes de que yo llegara, pero todos le tenían demasiado miedo al director como para molestarse en comprobar mi versión.

Cada día me iba a trabajar con la seguridad de que era el último que pasaba allí. Pero no sólo no me despedían, sino que por alguna misteriosa razón parecía ir ganando crédito con la dirección, cosa que achaqué a que cuanto menos te importa un trabajo mejor sueles fingir que lo desempeñas.

Amargas experiencias laborales posteriores me demostraron, sin embargo, que esta ley no siempre funciona.

Llevaba allí apenas unos días cuando coincidí a la hora de la cena con dos chicas nuevas. Sólo estábamos los tres en el comedor. Como vestía con mi traje y corbata reglamentarios, pensaron que yo era alguien allí y me preguntaron cuál era mi trabajo. Les dije que era el subdirector del bingo.

Comenzaron a hacerme la pelota.

–Si trabajáis duro –las animé–, aquí tenéis un puesto de trabajo para muchos años.

No imaginaban que el que no tenía un puesto era yo.

Alguien les debió de explicar la verdad, porque nunca más volvieron a dirigirme la palabra desde aquella noche.

Pero había muchas más chicas. Decenas de vendedoras. Era como trabajar en una pastelería. Yo no tenía que entrar en la sala, pero cuando me aburría más de la cuenta me daba una vuelta por allá, que es donde estaban las chicas.

La jefa de las vendedoras me interceptó en una ocasión. Se trataba de una guapa mujer a la que temían todas sus subordinadas. Tenía fama de arpía. Se rumoreaba que se la ventilaba el dueño.

–De tanto verlo por aquí –me dijo con voz cortante–, al final me voy a enamorar de usted.

Lo que quería decir, claro, que yo debía estar arreglando las taquillas –o lo que fuera que tenía que hacer– y no haciendo el tonto por la sala. Pero no me di por enterado.

–Es que yo ya estoy enamorado –le contesté–. Sé que bajo esa coraza de crueldad infinita habita un corazón tierno y sensible que sólo busca afecto.

Podía ser mi despido fulminante. Debía serlo. Pero repito: me traía sin cuidado.

Sin embargo, se echó a reír.

–¡Váyase, váyase! –me dijo riendo.

Me fui. No volvió a cruzarse conmigo ni una sola vez sin que asomara una sonrisa a su rostro.

Al terminar la jornada, los camareros, las vendedoras y yo nos íbamos a gastar el dinero de las propinas a un after de la zona, y después, sobre todo los fines de semana, un grupo selecto nos desplazábamos a la playa de la Barceloneta a seguir con la juerga. Nos lo pasábamos genial. Comíamos en la misma playa, dormíamos unas horas por ahí y de vuelta al tajo. Pronto me lié con una compañera: una vendedora famosa porque cuando le tocaba cantar los números imprimía tal sensualidad a su voz que, al llegar al sesenta y nueve, la sala entera solía estallar en carcajadas.

El primero de septiembre despidieron al sujeto al que debía reemplazar y yo me incorporé por fin al puesto para el que había sido contratado.

El dos de septiembre presenté mi dimisión irrevocable.

Mientras arreglaba los papeles para el cobro del finiquito y el paro, la chica de administración me advirtió: “Cometes un error pidiendo la cuenta. Aquí podrías llegar lejos”.

–Creo que no estoy hecho para el puesto –dije.

Así era. Había dado lo mejor de mi persona aquellos meses; era el momento de partir.

SOCORRO

Cuatro de la mañana de un día laborable. Nadie a la vista. De pronto, escucho unos gritos agónicos procedentes de la ancha avenida donde se encuentra el local donde trabajo:

–¡SOCORRO, SOCORRO, SOCORRO!

Me asomo a ver qué sucede y lo que veo me hace preguntarme si no estaré soñando:

La persona que grita es un individuo, de unos cuarenta o cuarenta y cinco años, que va corriendo calle abajo como si le persiguiera un inspector hacienda. Sin embargo, no veo a nadie tras sus pasos.

Lo más curioso es que va completamente desnudo.

Lo segundo más curioso es que, al pasar por delante de mí, me doy cuenta de que se trata de un jugador, a la sazón ya retirado, de la primera división de fútbol.

–¡SOCORRO, SOCORRO! –sigue gritando.

Nunca supe qué le había sucedido. Sólo que le vi perderse en la noche sin dejar de gritar.

DOS TIROS

El otro día hablaban de amenazas de muerte en la red. Estuve a punto de intervenir en la conversación, pues, modestamente, poseo un máster en la especialidad. Quiero decir que en una época de mi vida no pasaba una semana en mi trabajo sin que recibiera varias amenazas –todas ellas, claro, presenciales– de muerte, casi muerte o por lo menos de torturas dignas de la Inquisición. Normalmente las encajaba encogiendo los hombros y dejando caer un resignado qué se le va a hacer.

Recuerdo una, especialmente imaginativa, de un veterano que me amenazó con que iba a ocultar “un kilo de costo” en algún lugar del local y luego llamaría a la policía para que lo cerraran. Parecía muy decidido.

Dicho esto, se marchó.

Pero al cabo de unos minutos regresó. Al parecer, había reflexionado sobre la cara que iba a salirle su venganza, y, refiriéndose al hachís que iba a esconder, puntualizó:

–Pero mezclao.

Le invité a una copa.

Pero las amenazas de acabar con mi vida eran, como dije, las más frecuentes. Nada hace soltar tanto la lengua como el alcohol y el saber que no vas a cumplir con lo prometido. La más destacada, empero, sucedió hace ya unos años. Era un viernes por la noche, cerca de las cinco de la mañana. Un Mercedes último modelo aparcó en la misma puerta de mi local. De él se bajaron un tipo elegantemente trajeado y dos prostitutas francesas. Yo no sabía entonces quién era aquel hombre; pero se trataba de un conocido empresario, extranjero para más señas, del mundo de la noche. En ese momento yo me encontraba solo en la puerta. Era la hora de cierre y, con la amabilidad marca de la casa que me caracterizaba, les negué la entrada. El hombre iba, por decirlo de manera coloquial, puesto de coca hasta las trancas, y no se tomó muy bien mi negativa. Intentó entrar a la brava y tuve que detenerlo de manera expeditiva. Discutimos, y la cosa se calentó como los cañones del Navarone. Se mentaron madres y antepasados. Voló alguna mano, es posible que mía… En ese momento el sujeto me amenazó con “pegarme dos tiros”. Y lo repitió varias veces. Como ya he dicho, estaba acostumbrado a fanfarronadas por el estilo, así que a cada nueva amenaza de pegarme los dos tiros de marras, yo le invitaba a hacerlo con entusiasmo digno de mejor causa. Incluso llegué a asegurarle que “me ponía cachondo que me disparasen”.

–Eres muy gallito –me dijo.

–Tuve una infancia sin amor –le respondí.

No era verdad. Mi infancia fue genial, pero solía utilizar esa frase con cierta asiduidad. Ni siquiera sé si era de mi propia cosecha o la había sacado de alguna parte.

Al final apareció gente, con algunos conocidos comunes entre ellos. La cosa se calmó y el sujeto acabó por marcharse, aunque sin dejar de amenazarme con los dos tiros. Situaciones semejantes se daban con frecuencia en mi trabajo, así que supongo que ni siquiera le concedí demasiada importancia al incidente.

Esto, como dije, sucedió un viernes. Al día siguiente el mismo tipo disparó sobre una persona en la puerta de un conocido after hours de la zona alta de la ciudad. ¿Adivinan cuántos disparos le descerrajó?

Dos.

Uno alcanzó el estómago de su víctima. La otra bala, cosas de ese azar que gobierna el universo, se desvió y le pasó rozando la cabeza a un compañero mío que había ido a tomar una copa y, en ese preciso momento, salía del local. Él me lo contó.

Jamás me he equivocado tanto con nadie como con aquel individuo. En todo momento pensé que iba de farol.

No iba a de farol.

Hoy estoy seguro de que estuvo a punto de matarme aquella noche.

Jamás supe ni quise saber los motivos de lo que le llevó a disparar sobre una persona a quemarropa; pero les doy mi palabra de que desde aquel día jamás volví a tomarme a broma una amenaza, por absurda que fuera.

Y recibí muchas, muchas más.

201 comentarios

  • Gómez, me repito pero es así: haber tenido una vida interesante y poseer talento y oficio para contarla es algo al alcance de pocos. El relato más impresionante es el último, pero me ha gustado especialmente el escaqueo del primero, con ese eterno arreglar las taquillas.

  • Imagino que es inevitable pero la ilustración de hoy me ha recordado a la portada del fantástico “69 Love Songs” de The Magnetic Fields.

    Not for all the tea in China
    Not if I could sing like a bird
    Not for all North Carolina
    Not for all my little words
    Not if I could write for you
    The sweetest song you ever heard
    It doesn’t matter what I’ll do
    Not for all my little words

    Now that you’ve made me want to die
    You tell me that you’re unboyfriendable
    And I could make you pay and pay
    But I could never make you stay

  • Buenos días.
    Sugerente el dibujo, muy “francés”.
    Existió Marco Polo?
    Gomez es como él. Si existió, desde luego que viajó, y si inventó un poco, es que el texto lo necesitaba.
    Guardo una muy antigua edición (barata, no os creais, que yo no tengo el poderío del marqués) que es genial, y lleva algunas bonitas ilustraciones de un deconocido como yo.
    Es un libro genial, no sé si histórico, pero muy cercano.
    Me gustan mucho estos relatos, ya expliqué el otro día, pero esto sí es literatura. Lo de Gomez y lo de Marco Polo.
    Literatura es conseguir dar un cierto tono trascendental, a hechos casi banales, pegándote al impreso.
    Por lo menos para los que no podemos dar explicaciones más certeras ni profesionales, osea, los lectores en general.

  • ¡ Fabuloso, Gomez !
    ¡ Y que luego vengan los que deciden cual es y debe ser “El Canon”, y ponga por delante de usted a Umbral, a Trapiello , o al mismo Calaza !
    ¡¡¡ Gomez en el Canon !!!

    PS; Más, por favor .

  • CANON = CAÑON.
    Muchos, nunca querrán entrar en ningún CANON, Viejecita. Sólo quieren hacer lo que hacen, y ganarse la vida con ello si es posible.
    Los CANONES pretendidos son sólo para advenedizos. El CANON lo dan los que compran, y los que admiran. Es imposible de pretenderlo. Sólo te lo dan, aunque no se quiera y sea un honor.

  • Leyendo los relatos de las andanzas laborales de Gómez y Brema encontramos que tienen en común el “odio al jefe” como motivación. No es extraño, hoy mismo le pregunté a mi hija por su nuevo trabajo y me contestó que su jefa era una “zorra”. El ingenuo de Jordi Cruz ha defendido que los stagers de los grandes restaurantes no cobren y se le ha echado encima toda la purrela periodística. La última moda es decir que las azafatas de las carreras ciclistas o de los torneos de tenis tienen un trabajo degradante.
    Este es nuestro ambiente laboral, no da para más.

  • Hubo un tiempo dorado en que en las profesiones se consideraba un tiempo obligado de “carencia”, es decir, médicos, abogados y sacerdotes pasaban una larga temporada aprendiendo sin cobrar. En España hasta que apareció el MIR los médicos aprendían así. Aun hoy los MIR cobran poco y sigue existiendo el Turno de Oficio para los abogados.
    En los oficios existía la categoría de aprendiz, también en el comercio, las andanzas de Céline a este respecto en “Muerte a crédito” son desternillantes.
    Vivimos en un mundo hedónico, intoxicado por series televisivas y novelas de cuerda en que el jefe siempre es el malo. Todo esto sólo se cura estudiando, trabajando y viajando, cosa que por ejemplo ha hecho Zeppi. Sin embargo recuerdo un relato suyo sobre un revés laboral en que el culpable era también un jefe malísimo.
    Resumiendo, tanta tontería sólo se cura cuando eres jefe, a lo que por cierto se llega fácilmente con un poco de talento y mucho de comer pollas, noble actividad que algunos consideran que no está a su altura moral e intelectual.

  • Pobres ciclistas, cinco horas en bici subiendo y bajando montañas para llegar a la meta antes que los demás y que en vez de darte dos besos una buena moza lo haga un ciudadano disfrazado de oso de peluche. Para eso me voy a la Puerta del Sol y le doy un abrazo al tipo vestido de Pikachu que hace espadas con globos, que está más cerca y no es tan cansado.

  • Dejé un post para Bremaneur en la entrada anterior.

    Comprendo lo que dice del CANON, JrG. Lo que pasa es que los que admiran y compran, no siempre son tan chulos como esta viejecita, que sabe perfectamente lo que le gusta, y lo que cree que tiene valor, diga lo que diga el “establishment”. Y, por culpa de ello, hay artistas como Modigliani o como Van Gogh, que no vendían en vida, y cambiaban cuadros por pintura y esas cosas, y a precio de ganga, y son los que hicieron negocio con sus obras después, sin que a ellos les aprovechase en nada, quenes se aprovecharon . Lo cual me parece injusto.
    Yo creo que lo justo sería que, al menos durante una serie de años, se tuviera que pagar derechos al autor, o a sus herederos , por cada transacción con una de sus obras.

    Marqués : yo soy La Jefa en mi trabajo, y justamente por ello, me toca hacer todo el trabajo de las azafatas esas a las que alude. Y me parece cansado, pero nada degradante. Al revés.

    Me tengo que ir. Hasta la vuelta, espero

  • He sido jefe toda mi vida.
    Nunca me he comido, ni tan siquiera mirado, una polla.
    Siempre fué por mi talento, mis huevos y mi dinero.
    Mandé a muchos.
    No creo que puedan odiarme, y si lo hicieron es porque eran idiotas.
    Ahora ya sólo soy mi propio jefe, y me trato con una dureza que hace que cualquier cosas de los “llorones” me parezca una enorme estupidez.
    Nunca tuve aprendices, siempre teníamos que pagarles, y no me parecía mal. la gente debe vivir de algo.
    Al mejor ingeniero o licenciado de empresariales que contrataba, siempre recién salidos de la universidad, había que enseñarles hasta a afilar el lapicero.
    Pero con el método que implanté en mi equipo, rápidamente estaban en marcha y nadie se marchó.
    Todos siguen trabajando en mi empresa, aunque ya no sea mía, ni yo su jefe.
    Jubilé a más de 50 a su edad y en buenas condiciones.
    No tengo cuentas en Suiza ni en ningún sitio. Eso sí.
    Ni ganas.

  • Gracias, amigos y vecinos, por su atención. Son ustedes muy gentiles. La referencia a Marco Polo la he incluido porque, como escribió él, conté sólo la mitad de lo que vi. En el último relato estas omisiones vienen dadas por razones, a pesar de los años transcurridos, de elemental prudencia.

  • Cuando quieres recordar como fuiste no puedes fiarte de la memoria, que por selectiva te acaba inventando un pasado a tu conveniencia, ni de los sueños, que sirven para desfragmentar los clusters de tu subconsciente.
    Si recurres a pretéritos papeles escritos , más exactos si sinceros, puedes llevarte sorpresas. La nostalgia ya no es lo que era.

  • Si tienes mucho talento, como refiere jrG de sí mismo, no hay que comer pollas (esto es una metáfora, aunque no siempre). Por la misma, si te das un atracón de pollas puedes progresar sin talento.
    Ocurre con frecuencia que la gente con talento no cree necesaria la actividad comedora (véase jrG y muchos otros aquí, Arcadi es el epítome de esto) y se queda a medio camino. En general el que triunfa es aquél que siendo capaz de conocer sus limitaciones se emplea a fondo en comer pollas. Marhuenda es un ejemplo de libro de esta última categoría.
    En fin, nos queda el modelo más frecuente por desgracia, aquél que no tiene talento ni come pollas. Su puesto en la sociedad es padecer penurias, sentirse agraviado si acaso es tan torpe que se cree talentoso e injustamente tratado. Para paliar esta lacra la sociedad crea empleos públicos irrelevantes que sirvan como terapia, así como permite la venta de alcohol a precios asequibles y promueve los espectáculos de masas.

  • Bremaneur Viernes, 05/05/2017 a las 00:52
    Recuerdo la visita de un jefazo madrileño. Había una reunión de personal tras la comida, y mi papel consistió en hacer de portero de discoteca. Tenía que evitar que los transeúntes entraran en el recinto donde se celebraba el encuentro. Apareció el jefazo madrileño, ahíto de codillo y Spaten, y me dio una orden terminante: «asujétame el puro, y que se conserve hasta que terminemos». Al finalizar la reunión recuperó su puro y me dio unas viriles palmadas en la espalda: «Muy bien hecho, chaval, muy bien hecho, eres un fenómeno».

    Leí en su momento, probablemente sin demasiado interés, «¿Pueden hablar los subalternos?» de Gayatri Spivak. Me interesó más —por la idea, no por el resultado— «Azotando a la doncella» de Robert Coover, que es ficción. Y leí, claro, al Divino Marqués, Donatien Alphonse François, muy explícito siempre en su reivindicación del dominio, el placer y el crimen.

    Me interesa el asunto del dominio porque siempre he tenido problemas en las estructuras jerárquicas. He sido subalterno y he sido jefe. Y he tratado con jefes y con jefazos. Coincido con el marqués en que los segundos son básicamente unos soplapollas, es decir, que acostumbrados a chupar las de sus superiores y lamerles por gusto el culo regodeándose en el orificio, pretenden igual trato de sus subordinados y se indignan si no lo consiguen. Pero discrepo firmemente de la recomendación; salvo que se goce de la propia vejación y posición subalterna, cosa no infrecuente, se debe aspirar a una relación higiénica, amable y racional tanto con los jefes como con los subalternos. Siempre habrá casos excepcionales, en ambas direcciones, de los que conviene mantenerse alejado.

    Ser jefe, como es lógico, es mucho más difícil que ser subordinado, mientras que ser jefazo es el sueño realizado del subordinado cenutrio, el que aspira a que le sostengan el puro o la chorra.

    Del duro aprendizaje del ascenso social y de su final con gloria y cuernos tras la correspondiente asunción del papel subalterno va esa extraordinaria obra que es «La vida del lazarillo de Tormes». Por cierto, el Marqués de Sade recomienda exactamente lo contrario que el Marquesdecubaslibres, manteneos libres, no aceptéis la subordinación, no aceptéis el trato.

  • Me ha encantado la entrada de hoy, toda ella, pero es cierto que la tercera historia sobresale. Enhorabuena, Gómez.

  • Marqués, poner a Marhuenda como ejemplo de «triunfador» y a Arcadi de «apocalíptico» que se queda a medio camino ha sido bastante ilustrativo. Marhuenda es el ejemplo, corazones, de lo que no hay que hacer.

  • Rechazó su arbitrismo moral, Perroantonio. Yo también siento mayor afinidad por Arcadi que por Marhuenda (que empezaron juntos en el mismo periódico), pero es obvio que uno ha llegado a director de un periódico nacional y el otro se ha quedado en columnista. Dictar el camino correcto, uno u otro, es ejercicio de soberbia intelectual que no comparto.

  • Esa portada, innecesariamente explícita, es tan grosera como el tifo colchonero que nos mostró Mercutio.
    Recuerden: vicios privados, virtudes públicas.

  • Un taxista le va diciendo a un cliente:
    –Lo mejor de mi trabajo es que no tengo jefe, hago lo que quiero, cuando quiero. Empiezo a la hora que elijo, acabo cuando me canso, paro para comer cuando tengo hambre y si hago más horas es porque yo lo decido.
    -Tuerza en la primera a la derecha.

    Algunos vivimos con la idea de que podemos ser una mezcla de Thoreau en Walden, el vaquero de Marlboro y Sam Spade. Todo el mundo tiene un jefe.

  • marquesdecubaslibres Viernes, 05/05/2017 a las 12:26

    Dictar el camino correcto, uno u otro, es ejercicio de soberbia intelectual que no comparto.

    Podría decir que sólo sigo, humildemente, el camino trazado por Nuestro Señor Jesucristo y la Santa Madre Iglesia, pero soy más de Epicuro de Samos. Todos los caminos llevan a Roma, pero no por todos se transita con la misma comodidad ni todas las elecciones que realizamos producen a nuestro alrededor los mismos resultados. Elegir es renunciar.

  • Iba sentado con la ministra en el coche oficial. Nos dirigíamos a Hacienda para explicar nuestra estrategia para limitar el crecimiento del gasto farmacéutico público. Me iba dando instrucciones de cuáles debían ser las líneas maestras de mi exposición. Argüí que quizás sería mejor insistir en esto y no hablar de aquello. Hizo un gesto desdeñoso con la mano y me advirtió: ” Oye, guapo, quién te he pedido tu opinión”.

  • En un Estado de Derecho no hay más referente que el que dicta la Ley. Pretender indicar a los demás el camino a seguir es pretensión propia de clérigos, tanto religiosos como intelectuales.

  • Vaya, he debido interpretar erróneamente la invitación a la «noble actividad» de comer pollas como un consejo a los jóvenes para medrar en el escalafon cuando sólo debe de tratarse de una recomendación gastronómica.

    marquesdecubaslibres Viernes, 05/05/2017 a las 11:10

    Resumiendo, tanta tontería sólo se cura cuando eres jefe, a lo que por cierto se llega fácilmente con un poco de talento y mucho de comer pollas, noble actividad que algunos consideran que no está a su altura moral e intelectual.

  • Oiga, a tenor literal simplemente explico cuál el camino para llegar a jefe, no lo prescribo. Que cada uno elija su camino.

  • —Mira, cariño, puedes trabajar muy duro y quizá lo consigas, o puedes llegar al mismo sitio empleándote a fondo en comer pollas.
    —¿Y tú que me recomiendas?
    —Yo nada. Sólo te invito a pensar a dónde quieres llegar y qué serás capaz de hacer para ello.
    —¿Pero te parece que los dos caminos valen lo mismo?
    —En un Estado de Derecho no hay más referente que la Ley.
    —Hombre, ya, pero al margen de la Ley, existen otras cosas como la opinión pública, los usos sociales, las costumbres… ¿Tú me valorarás igual si triunfo por mi talento que si lo hago por comer pollas?
    —Comer pollas es una noble actividad que sólo los clérigos consideran que no está a su altura moral e intelectual.
    —¿Entonces, ser clérigo es malo?
    —Ser clérigo te obceca, pues introduce en los actos consideraciones morales que pueden apartarte del camino que te has trazado.
    —O sea, que lo mejor es juzgar en función de los objetivos y olvidarme de los medios.
    —Es una forma de decirlo, pero yo no quiero condicionarte, me limito a informar.
    —De acuerdo, casi me has convencido, pero responde a mi pregunta, ¿me valorarás igual si triunfo por mi talento que si lo hago por comer pollas?
    —Nunca te juzgaré por ello.
    —Entonces, de acuerdo.
    —Muy bien, cariño, ahora sigue chupando.

  • -No comas pollas porque es pecado.
    -No, mucho peor, atenta contra dignidad humana y los valores de la Ilustración.
    – Lo que tú digas, pero pon mas vaselina y sigue.

  • —Pero vamos a ver, ¿tú que tienes en contra del noble arte de comer pollas?
    —¿Del arte en sí mismo? Nada.
    —Pero sí del arte como medio para conseguir otra cosa.
    —Ahí hay algo, sí…
    —¿Pero no te das cuenta de que eso es pura mojigatería? Si fuera un despiojamiento como en los babuinos o un servicio como pintarme la casa, no pondrías ningún problema.
    —No lo tengo yo tan claro. Mi ideal aspira a unas relaciones laborales en donde no se mezclen el plano del trabajo con el personal, donde no exista el «favor» compensatorio. Donde el carnicero no tenga que comprar el favor del «protector» regalándole chuletas.
    —Eso supone ignorar la condición humana.
    —No, supone trascenderla. El contrato ha de circunscribirse al trabajo, no a las habilidades extralaborales.
    —Pretendes ignorar que son las relaciones personales las que facilitan la vida laboral.
    —No, lo que pretendo señalar es que se establecen relaciones «personales» que no son de igual a igual, sino de dominio. Y que una de las partes siempre tiene la sartén por el mango. En realidad, las posibilidades de progresar mediante el arte de comer pollas son un simple señuelo para engañar a los incautos, una herramienta de sumisión.

  • Vuelve bajar el nivel. Es que no os enteràis. Eso de comer pollas pasò a la Historia.
    Para ascender hoy dìa -no digamos para triunfar- hay que comer coños. O culos.

  • Estoy comiendo en uno de esos restaurantes de Madrid que abomina Brema. En una mesa hay un grupo de “corrutos”, traje oscuro y cara abyecta. Estoy en la zona de Cuzco, cerca del Bernabéu. Los camareros son la mayoría “disminuidos”, a lo mejor el hijoputa del jefe no es tal.

  • Escribo esto en un restaurante de la Grande Place. Suena José Luis Perales de fondo, cosa que equivale a una premonición en toda regla.

    Hace unos días un amigo, que recientemente se ha echado una novia casi veinte años menor que él, me contaba que se puso a hablar en sueños. Por lo visto, se incorporó de la cama y comenzó a hablar tranquilamente en voz alta. En el sueño, por alguna razón no especificada el emperador de Japón requería su presencia inmediata en palacio. Y eso fue precisamente lo que dijo, a altas horas de la madrugada: “Tengo que irme a Japón porque me necesitan allí”.

    Lo mejor fue la reacción de la novia:

    –Si te has de ir, yo lo entiendo –le dijo, comprensiva.

  • Creo que ya lo conté: en una ocasión fui a hacerme unas fotos para un reportaje en el País con una periodista y escritora de ese periódico a un local donde había trabajado. Estaba haciéndome la entrevista cuando se presentaron los dueños del local: me ofrecieron reincorporarme a mi antiguo puesto, con un importante aumento de sueldo.

  • Desde aquí, en la distancia larga, si hubiera que definir a Gómez con una sola palabra me inclinaría por “elegante”. Incluso escribiendo. Las barbaridades que yo diría manipulando historias como las suyas…

    Algo me intriga de él ¿de dónde sacó tanta cultura literaria trabajando de noche? Hay casos, muy raros; un amigo mío, verbigracia, llegó a catedrático costeándose los estudios en tanto cajero nocturno en un drugstore. Toda la puta noche y después iba a clase. Pero no bebía, militaba en el PCE. Gran tipo, verdaderamente, un hombre.

    Sin embargo, desde el corazón, ya le critiqué a mi querido Gómez en alguna ocasión su uso algo excesivo de “frases hechas” si bien en el texto de hoy las ha evitado, tengo la impresión. Siempre queda un polvillo residual. Por ejemplo “y la cosa se calentó como los cañones del Navarone” es expresiòn tan manido como “la punta de una plancha”. Otra, “torturas dignas de la Inquisición”. Muy vista también, además de ser una afirmación falsa.

    En la época de la Inquisición en todos los países se torturaba. Y antes, mucho más. La Inquisición fue el primer tribunal con garantías procesales para el reo, antes de ello la justicia rendida por los señores feudales era completamente arbitraria y solo en ciertos casos cabía recurrir a la Corona. Que solía ser magnánima, en España, en aras de poner fin al feudalismo; en nuestro país desapareció antes que en el resto de Europa gracias a Isabel y Fernando.

    En cuanto a las torturas sí existieron pero menos cruentas que en otras instancias. Para obtener confesión por la fuerza, la Inquisición no podía hacer sangre ni romper huesos ni desgarrar músculo. Por otra parte, el reo, en previsión de denuncias malintencionadas, podía recusar hasta quince testigos – si se había dado alguna denuncia anónima- de los que tenía que suministrar los nombres previamente.

    Hace años hubo una exposición itinerante de instrumentos de tortura de la Inquisición. No sé quién tuvo el mal gusto de organizarla salvo para desprestigiar a España. Sucede que los instrumentos de tortura en cuestión eran italianos y jamás habían sido utilizados en España.

  • marquesdecubaslibres
    Viernes, 05/05/2017 a las 11:10
    … Todo esto sólo se cura estudiando, trabajando y viajando, cosa que por ejemplo ha hecho Zeppi. Sin embargo recuerdo un relato suyo sobre un revés laboral en que el culpable era también un jefe malísimo.

    No recuerdo haber descrito así mi “revés laboral”, pero en cualquier caso lo aclaro. Mi despido fue causado por una acusación falsa de un subalterno, que pasó a ocupar mi puesto, y que a los pocos meses fue despedido por falsificar informes, entre ellos el que causó mi despido. Lo que yo les reprocho a mis jefes es que se tragaran sin rechistar aquélla patraña, teniendo en cuenta mis antecedentes y los del fulano aquél, y que no movieran un dedo ni solicitaran un informe pericial externo. Por no hablar de la hijoputez de despedir a un empleado con un historial laboral intachable, con 50 tacos y en la situación del mercado de trabajo de entonces.

    Y para más inri, el juez de lo social consideró que la empresa actuó de buena fe, pues no tenía porqué dudar del informe, avalado por dos directivos que ni sabían de lo que hablaba. Y que también actuó de buena fe despidiendo al ínclito cuando se demostró su fechoría. A mi me concedió la improcedencia del despido y la indemnización correspondiente (hasta eso me quisieron regatear) y gracias, no la nulidad como yo reclamaba. Podíamos haber recurrido, pero el juicio supuso tanta tensión, sobre todo para Ella, que decidimos no hacerlo.

    Pasamos unos años duros, pero poco a poco nos vamos recuperando, aunque siempre con una sensación de provisionalidad, el daño causado ha sido enorme. Y esto no tiene nada que ver con ingenuidades ni chupar pollas, yo tengo muy claro que cuando mejor funcionaba la empresa es cuando estaba dirigida por auténticos hijos de puta, pero con buen olfato para el negocio. Pero creo que el trato a las personas en las empresas debería tenerse en consideración, aunque solo sea para evitar venganzas que podrían hacer mucho daño. Y créanme que podría haberlo hecho.

  • El Gran Follan, como de costumbre, lleva razón.

    Tengo cierta tendencia a las frases hechas, supongo que porque la mayor parte de estas historias ya han sido narradas oralmente y me limitó a reproducir lo que sé que funciona.

    También tengo cierta tendencia –porque me gustan, más que nada– a abusar de los adverbios terminados en mente. Cuando escribía novelas, cada cuatro o cinco páginas me detenía unos minutos, tecleaba mente en el buscador de word y eliminaba tres de cada cuatro como mínimo.

    Además de ayudarme de una buena memoria, si poseo cierta cultura literaria es, y perdón por la inmodestia, porque me considero un estalinista auténtico para todo lo relacionado con los libros. Nunca he trabajado demasiadas horas a la semana –una de las ventajas del mundo de la noche– , y desde el principió dividí el tiempo que me restaba en leer, escribir, el deporte y las mujeres. (No necesariamente por este orden) El objetivo era que me publicaran una novela en una buena editorial, y por supuesto sin tener ni un solo contacto en el mundillo literario. Mi disciplina fue absoluta hasta que conseguí mi objetivo, unos años antes de la fecha que me había fijado.

    Lo demás siempre ha sido para mí puramente circunstancial y, por lo tanto, prescindible.

    Cada uno arrastra su cruz. Ésta siempre ha sido la mía.

    Ya siento.

  • marquesdecubaslibres
    Viernes, 05/05/2017 a las 12:09
    Si tienes mucho talento, como refiere jrG de sí mismo,

    Marqués, eso lo has entendido tú, yo lo que he dicho, es que he sido jefe toda mi vida, por mi talento (poco o mucho) por mis huevos (algo más) y por el dinero que puse en ello (bastante).
    Existen grados de chupar polla. Desde el pelota, hasta el mayor de los cínicos y el cobarde que vende secretos.
    Nunca hice nada de eso para prosperar.
    Cuando tenía un adversario, prefería al auténtico cabrón, que a los pusilánimes, que nunca daban la cara o no se atrevían.
    En los concursos de adjudicación o en las ventas, sólo usé siempre las virtudes propias de mi empresa y su tecnología de máximo nivel.
    Es cierto que siempre me entendieron mejor en países como Alemania, o Francia, que en España donde casi no vendíamos nada.
    Cuando llegó el momento de que ya no era suficiente con eso, dejé los trastos y me quité de enmedio.

  • Follan d’Eiro
    Viernes, 05/05/2017 a las 01:06

    Gracias de nuevo, Follan.

    Agradezco sus consejos y tal vez le consulte algo más sobre el tema. Concuerdo en que los problemas reales primero hay plantearlos de forma analítica. Lo que quiero decir es que una vez planteados, solo existen soluciones analíticas para los casos más simples, lo más habitual es tener que recurrir a soluciones numéricas.

    También de acuerdo en que Mathematica es superior a otros programas. Pero su precio es disuasorio y creo que nos vamos a decidir por Maxima, software libre con licencia GNU que permite crear extensiones al programa, de hecho ya existen muchas disponibles para diversas áreas específicas. Hemos empezado a resolver la colección de problemas con Maxima y la cosa promete. Aunque siempre se corre el riesgo de que los alumnos se limiten a copiar/pegar el código y ver que funciona. Pero eso ya es su problema, en cualquier materia el alumno debería “descomponer” todo el material y reconstruirlo de forma que tenga sentido para él.

    El material del primer año está ya casi terminado (ayer acabé de añadir un par de problemas sobre métodos de Monte Carlo, en la parte de integración ), para el segundo estamos considerando algunos de los libros que menciona (gracias de nuevo). La serie de Springer de Undergraduate Texts in Mathematics tiene alguna joya como “A brief on tensor analisys” de J. Simmonds, que es un tratado condensado sobre mecánica de medios continuos, y tiene una de las mejores introducciones a la Relatividad General que conozco. Está el problema de que los programas no suelen tener una buena solución para la notación tensorial.

    Otra joya de la serie es “Second Year Calculus” de D. Bressoud, que propone un enfoque radical basado en formas diferenciales. Quizás sean un poco avanzados para un segundo año, creo que utilizaremos como base algo más “clásico”, como “Modern Mathematical Analisys”, de Protter & Morrey (Addison-Wesley), las explicaciones son clarísimas y motivadas con aplicaciones físicas y geométricas tratadas con un enfoque muy práctico.

    La verdad es que me está resultando muy interesante volver sobre determinados temas con una visión distinta y mucho más amplia. Espero no dejarme llevar por mis prejuicios y ayudar a mi vecino a elaborar un programa que sea útil.

  • ¿Un estalinista con los libros? ¿Los fusilabas tras un juicio ficticio?
    ¿No será stajanovista?
    Este es el verdadero problema de las frases hechas.

  • Joder, marqués, cuando espesas es que espesas de verdad. Aunque Brummel Gomez sabe defenderse muy bien solito en este caso voy a romper una lanza en su honor dado que tu mala fe es insoportable.
    En el contexto “estalinista” significa poco flexible, que no se autoriza, concesiones: un libro es bueno o malo. Y punto.
    Sigue mamando pollas si prefieres pero no te hagas la fina que sabemos que te gusta, ay, Rosa Montero.

  • ¿Un reloj de sol? Joder, ésa si que es buena.
    Lo de “estalinista de los libros” es ridículo, sin paliativos.
    A mí me parece que venir aquí a florearse es infantil. Lo digo por lo bien que han hablado hoy aquí de sí mismos tanto jrG como el propio Gómez.

  • ¡Ay, Peluchín, con lo mimoso que eras cuando admirabas mis músculos y me invitabas al Tomás, y lo avinagrado que te has vuelto al llegar al ocaso de tu intelecto!

  • marquesdecubaslibres
    Viernes, 05/05/2017 a las 18:39

    A mí me parece que venir aquí a florearse es infantil. Lo digo por lo bien que han hablado hoy aquí de sí mismos tanto jrG como el propio Gómez.

    ¡ Por los dioses, Marqués, ¿ Que le ha pasado hoy para escribir las cosas que está escribiendo ? ! Que, de Gomez, y de JrG, hemos sido los demás los que hemos hablado elogiosamente estos días…

    Y sigue sin avisar que haya terminado Imperiofobia. A mí me queda ya muy poco , y me gustaría comparar lo que me ha parecido el libro con lo que diga usted. Que fue uno de los que más lo recomendó . Y esta vez, como con lo de la exposición en la Fundación Mapfre, me gustaría darme cuenta de si me he enterado bien o no.
    Pero, ¡ Cualquiera se atreve a opinar antes que usted !

  • Viejecita gracias, pero no es necesario defenderse.
    Ni me alabo, ni me defiendo, tampoco me siento agraviado.
    Lo que digo es lo que digo, y lo firmo, no tengo por qué gustar a nadie.
    Ni soy una referencia, ni malditas las ganas.
    Los que tienen experiencia en serlo, saben lo cansado que es, y luchar para que se te escuche es todavía peor, si nadie quiere atender.
    Marqués gusta de tomar el papel de agitador, sólo que a mi no me gusta lo agitado.
    Me siento cómodo aquí con todos ustedes. Y el día que no me sienta bien, pues me marcharé. Tampoco se gana ni se pierde gran cosa.
    Algunos somos así. Ustedes también lo son.

  • jrG
    Viernes, 05/05/2017 a las 19:24
    jrG
    Me siento cómodo aquí con todos ustedes. Y el día que no me sienta bien, pues me marcharé. Tampoco se gana ni se pierde gran cosa.

    ¡ Como que no se gana ni se pierde gran cosa !

  • Las peleas internas hicieron que se separaran los Beatles y los Sex Pistols. Los grandes talentos juntos tienden a pelearse. Esperemos que en Chopsuey no pase lo mismo. ¿No tendrán ustedes por aquí unas Nancy Spungen o Yoko Ono?. Tomen ejemplo de unidad de los ACDC, ¿mejores que Beatles y que Dylan?
    Sí, ya es hora que alguien lo diga.
    Amén.

  • Alvaroquinn Viernes, 05/05/2017 a las 19:03

    Una comunidad de lectores: diez años del cierre de ‘Diarios’.

    ¿Es cosa mía o Albert de Paco mezcla y confunde el Nickjournal y el Blog de Santiago González?

  • Zeppi, creo que tienes las ideas bastante claras, de poca utilidad puedo resultarte.
    En España los ingenieros, al menos en las escuelas hace veinte años reputadas, reciben excelente formación. Y hay muy buenos textos de matemáticas escritos por autóctonos. Puig Adam, como bien sabes, era, además de matemático, ingeniero.
    El segundo tomo de análisis de Rey Pastor, Pi y Calleja y Trejo es claro y bien desarrollado.
    Last but not least, si vuestro objetivo es el manejo de distribuciones de carga, debéis, en efecto, privilegiar la integración (especialmente Riemann-Stieltjes por su utilidad en problemas que tratan distribuciones de masas, de probabilidades, en parte continuas y en parte discretas). Martínez Salas (Elementos de matemáticas) desarrolla la integral de Riemann-Stieltjes sin grandes complicaciones teóricas.

  • Follan, yo estudié con varios de esos libros en la ETSII de Madrid, pero me parece un poco pretencioso recomendar textos españoles en una universidad americana (aunque bien pensado, en Tejas no sería un problema). Dicho esto, no creo que haya mejores textos de matemáticas para ingenieros que los de Rey Pastor o Puig Adam. De hecho muchos problemas los estoy sacando de ellos.

  • Sí los mezcla PerroAntoine, yo que soy mas tímido que tú, me callë, pero lo de la bodega y la cubierta es del otro.

  • En Primero de Medicina teníamos Matemáticas y Física, hablo de antes de la muerte del Caudillo. Juraría que el libro que utilizábamos era el Rey Pastor. En aquellos tiempos estudiar era cosa seria, el SEU, las clases de “Política”, había que examinarse también de Religión, Gimnasia e Inglés. Aprobar Primero garantizaba entonces una formación sólida en disciplinas básicas tanto científicas como humanistas.

  • Eso sì, también me dijo que eres un gran profesional poniendo inyecciones. Por muy adentro que la clavases ni se enteraba.

  • marquesdecubaslibres
    Viernes, 05/05/2017 a las 10:54
    Leyendo los relatos de las andanzas laborales de Gómez y Brema encontramos que tienen en común el “odio al jefe” como motivación.

    Pues va a ser que no. Yo he hablado de unos jefazos concretos cuya característica principal es el fenotipo madrileño. Yo soy fan de los jefes, a mí me tira eso de ser subalterno, obedecer y reducir mis responsabilidades al mínimo.

    Doña Vie, efectivamente, cada uno tiene su Madrid. El que me mostró el Marqués es agradable y divertido, pero insisto en que uno tiene que regresar a la fonda, y lo que ve por el camino no es de su agrado. En general, abunda en Madrid el sujeto embrutecido, satisfecho de su propio embrutecimiento. Y el cielo de Madriz.

    Creo que lo he dicho alguna vez: el costumbrismo es una de las técnicas más entretenidas y satisfactorias de la literatura actual, quitando algunas estupideces propias de vagos y diletantes. Creo que aquí ejercen un costumbrismo de alta calidad tanto Gómez como Viejecita, cada uno acotado a su propio estilo. Yo disfrazo mi cobardía con el traje del rubor, y digo siempre que me avergüenza exhibirme y ser contumaz en la exhibición, pero lo que más me gustaría es hablar de cómo he hecho de vientre, lo que «hem menjat» o con qué escena videográfica o imaginaria se me ha puesto pina.

  • Perroantonio
    Viernes, 05/05/2017 a las 20:01
    Una comunidad de lectores: diez años del cierre de ‘Diarios’.
    ¿Es cosa mía o Albert de Paco mezcla y confunde el Nickjournal y el Blog de Santiago González?

    Los confunde. Y me parece absurdo que de toda la historia del NJ recupere la historia inane de la Paz Vega, cuando lo fabuloso, además del nivel de la conversación, fue el juego de los heterónimos y las suplantaciones.

  • Me duele que Follan se cachondee de mi novia peluquera, porque era en realidad “estilista” además de guapísima y muy cariñosa.

  • El peruviano Roca Rey ha sentado hoy cátedra en la Maestranza. Para algunos españoles esto es una gran noticia.

  • De acuerdo en la acotación Brema, fue solo una sub trama, el NickJournal fue muchas cosas y muy importante para muchos de nosotros, pero tu también te la querías follar. Apuesto.

  • Ximeno, estoy profundizando en el asunto del timbre de la guitarra eléctrica gracias a sus comentarios y la biblio facilitada. Me viene a la cabeza el timbre tan especial y reconocible que consigue Pat Metheny ¿Podría ilustrarnos sobre qué guitarras utiliza y sobre su técnica? Gracias por adelantado.

  • marquesdecubaslibres
    Sábado, 06/05/2017 a las 00:24

    ¿Se acuerda de que hablamos de él? Y: ¿vio el par que puso ayer Morante?

  • En los diarios los buenos también se pasaban por cubierta, se usaba capitán, etc. Luego ya vinieron las ondulaciones y la alegoría se desmadró donde SG.

  • Buenos días.
    Un buen chiste que me contaron ayer.
    El camarero se dirige al cliente y le pregunta
    – El señor comerá cocido?
    – compglegtamégte.

    Aludo al superior criterio de Marqués para conocer de primera mano cuál es el mejor momento para el sexo oral, pues planeo un ascenso nuevo en la cadena de mando.

  • Marqués, no quiero ofenderte, ni mucho menos, pues la verdad es que no juzgo a nadie porque condiga ganarse la vida como crea conveniente o le sea posible.
    Estoy de acuerdo contigo mucho más de lo que parece.
    Solo que cada uno tiene su forma de ver las cosas y de elegir sus caminos.
    Estoy muy de acuerdo en que es necesario un instinto determinado para el triunfo y valoro mucho a las personas que lo tienen y es determinación por conseguir su objetivo.
    Estarás de acuerdo también que aparte de talento y talante, además de cierta dosis de sexo oral bien aplicado, hace falta tentar a la suerte.
    Seguramente tengas razón en lo que dices. Vamos diré que seguro.
    No lloro porque sea así, pero como no me gusta, ejerzo mi opción aunque de antemano se que no es ganadora.

  • Buenos días a todos:

    bremaneur
    Viernes, 05/05/2017 a las 22:00

    Darle las gracias por haberme englobado anoche junto al “costumbrismo” de Gomez. ¡ Qué mas quisiera yo que llegarle a Gomez a la suela del zapato en la manera de escribir !
    Que una puede haber tenido una vida muy larga, que espero sea más larga todavía, y que pueden haberle pasado toda clase de cosas, pero que si no las sabe contar, una aburre a las piedras. Y mi supuesto costumbrismo consiste en explicar mis trucos para la cocina, y que luego resulta que lo hago todo al revés…
    Espero que Gomez no se sienta ofendido por que se me haya colocado en su compañía, que estoy segura que no fué por afán de molestarle a él, sino más bien, por deseo de animarme a mí.
    Muchas Gracias, pues.

  • Tengo en casa el Rey Pastor, y los de cálculus de Spivak, y los de física de Feynman. Pero los intenté leer y comprender ( que me rebasaron ) por mi cuenta, por pura curiosidad, que cuando yo hice primero de medicina, mucho antes que el marqués, que dejé la carrera plantada para casarme, ( como se hacía entonces ), en otoño del 65, cuando yo hice primero, pues, teníamos fisiología , pero no matemáticas. Eso sí, en fisiología el catedrático decía que éramos una vergüenza, que había que volver a instaurar el curso selectivo para que mejorase el nivel, y se dedicó a hacernos exámenes parciales sobre orbitales, funciones, etc.
    Conseguí pasar al curso siguiente, a pesar de todo, pero debió ser por una casualidad. O porque tengo una letra muy clara, y muy fácil de entender, y para alguien que llevase horas corrigiendo exámenes de difícil lectura, mis exámenes eran un descanso, y me subían la nota.

  • Viejecita, después de su época en tiempos del protomedicato se decidió instaurar un curso llamado “selectivo de ciencias”, que es el que yo cursé, precisamente para que los alumnos llegarán a la fisiología con unas mínimas bases.
    Estoy terminando lo de María Elvira, este finde me pronunció.

  • Gracias Marqués :
    Está claro que los de su época estaban mucho mejor preparados que los de la mía.
    Quitando algún caso aíslado, como el de mi contrario, que se hizo el selectivo, y el ingreso en Industriales , y con el ingreso ya aprobado , se pasó a medicina… Pero eso no es mi historia sino la de él.
    Y yo también estoy terminando lo de Maria Elvira. Espero con muchas ganas sus comentarios al respecto, a ver si coincido con usted.

  • Brema, no seas injusto. En Madrid hay unos personajes que no se encuentran en ningún lugar del mundo, como entre cabreros y enterados. Acuérdate del taxista de la gorra con la visera para atrás –sí, coño, el asesino en serie aquel- acuérdate de la jeta que puso cuando le dijimos a Brazil “Sargento Alvarez, saque las esposas del 7 que ya lo hemos trincado ¿Creías que nos ibas a engañar con la viserita para atrás , eh? ¿Cuánto llevas de caja, eh, a cuántas viejas degollaste hoy, so listo?”

  • Yo, en su día, cuando no tenía ni idea de que iba a vivir tanto, quería ser héroe en desbandada, hagiógrafo de putas y borracho a crédito y dormir como esos desgraciados que han habido en la historia de la literatura, intoxicado y con los zapatos puestos. Yo, en su día, habría dado un brazo por una prosa excesiva y una vida exagerada o viceversa, que no recuerdo ya si el plan era vivir lo escrito o escribir lo vivido. Las cosas nunca salen como uno quiere, mayormente porque en realidad los deseos más chulos son siempre un imposible, lo cual no les quita sino que les pone. A mí ciertas cosas me recuerdan que yo era un insensato que, cosas del carácter, se amansó sin que nadie se lo pidiera, por propia voluntad, que lo mismo pudo ser precaución que cobardía, detalle concreto que no recuerdo y en el que prefiero no ahondar. Contaba Don Camilo que Brégimo Faramiñás tenía rabia a los bajitos y los clasificaba taxonómicamente en dos grupos, a saber: A) aquéllos a quienes pueden picar las gallinas en el culo y B) aquellos que tienen que andar cantando para que no los pisen. Como me molesté en buscar en viejos listines telefónicos, de cuando Ourense se llamaba Orense y las criadas viejas desplumaban pollos en las Burgas, y no aparecen ni el tal Brégimo ni nadie con el apellido Faramiñás, concluyo que se trata de una invención del Sr Cela, otra más, lo cual no quiere decir que sea un embuste, que también existen la mentira piadosa y la fabulación con enseñanza moral. Me malicio por ello que el meollo, lo que aquí le decimos cerne, va por advertir a las gentes del común, tercero mediante, del detalle no menor de que todos somos en algo bajitos, cuando no enanos. Que en general, si bien se mira, todos pertenecemos bien al grupo A) y caminamos un poco de puntillas, esforzándonos en evitar que nos pique el culo la gallina de la mediocridad bien al B) de los que caminan vociferando desafinados más que cantando, por hacerse de más y evitar que les pisen. No queda explicitado si Don Brégimo Faramiñás, a lo que se ve agudo pensador y filósofo, cargaba más de un lado que del otro, uséase si la tirria gorda se le iba del lado de los vanidosos o de los soberbios. La soberbia, hay que decirlo, es pecado de mucho lucimiento y de los que tienen fases o etapas, tal que la lujuria, que empieza anhelando, continúa ejerciendo y acaba añorando. Gerósimo Fuenmayor, del comercio, padecía veleidades literarias que le apartaban periódicamente de su obsesión gluscosbalaitonfílica; la curiosidad no contenida pronto deviene en hábito que, si desbocado, precipita al pozo del vicio. Don Gerósimo, del comercio, tenía aspiraciones de dramaturgo y dejó escritas, según él, catorce tragedias y once comedias. Según la crítica más autorizada dejó en realidad catorce comedias y once tragedias. Los críticos, en ocasiones, son crueles sin necesidad, sólo por el placer de picarle el culo a alguien, por ejemplo a Don Gerósimo, ya ves tú, que nunca hizo mal a nadie. Tomaba sus cafés en bares y pedía dos azucarillos, uno para el coleto otro para la colección, y escribía en cuadernos azules tragedias de mucha risa y comedias de llorar, a lo que se ve, mientras del negocio se encargaba un fastudo. Gerósimo Fuenmayor creía muy conveniente no caer en vicios vulgares, como la gula o la avaricia, y de verse obligado a optar hacerlo por los ya mencionados, lujuria y soberbia, eligiendo el uno o el otro según salgan los días nublados o no. Los críticos, cuando afinan, pisan a los que van cantando y desafinan y dejan en paz a los canijos de culo caído que caminan de puntillas, que se van haciendo solos en su propia salsa. Las horas vacías de los días nublados, sostenía el autor, han de llenarse con tonterías sin fundamento, so pena de caer en la molicie del ocio, el negro pozo del vicio o, peor aún, el pecado en soledad. Amén.

  • Pat Metheny

    Desde sus comienzos y hasta aproximadamente el año 1994 utiliza la combinación Gibson ES-175 con cuerdas de entorchado plano bastante gruesas para mi gusto (0.11) y amplificador Acoustic 134 Model Amp.

    Configura la guitarra filtrando los agudos completamente con los correspondientes botones de tono y luego, mediante los potenciómetros de volumen, ajusta la “presencia” de cada pastilla predominando la más cercana al mástil.

    El amplificador se caracteriza por ser un “combo” (un todo en uno) generalmente despreciado por los guitarristas por tener un sonido claro, sin distorsión, con poca pegada, demasiado limpio para los gustos imperantes. La culpa la tienen cuatro altavoces de 10″ que reducen los graves e incrementan ligeramente los agudos. Como todo el mundo sabe los conos grandes reproducen mejor las bajas frecuencias y los pequeños, las altas. Es un amplificador barato, que se puede encontrar en eBay por poco más de 100$ debido a que tiene una electrónica poco fiable y hay que repararlo con cierta frecuencia.

    La combinación “quito los agudos en la guitarra y uso un amplificador que los resalta” puede parecer caprichosa pero tiene su sentido: Hace a la nota más dulce y más armoniosa al eliminar gran parte de las frecuencias correspondientes a la pulsación, a chasquidos, golpes de púa, roces con los trastes, etc.

    Posteriormente en su etapa más electrónica utilizaba una guitarra sintetizador de Roland la G-303 que también utilizó durante un tiempo R. Fripp pero era un trasto. Muchos guitarristas se dejaron embaucar por las posibilidades de tener un sintetizador real al alcance de sus dedos, pero afortunadamente fue sólo una moda.

    Después encargó a Ibanez una “versión” de la Gibson ES-175 pero con especificaciones a medida. Eliminó la pastilla del puente (más aguda) y acercó la otra más al mástil. De esta forma consigue un circuito eléctrico más sencillo, menos sensible a acoples y a ruidos eléctricos, con más volumen y tonos más cálidos. Ibanez vende este modelo bajo la denominación PM-100NT.

    A continuación utiliza un previo Digitech 2101 GSP Guitar Pre amp. Un cacharro que puede hacer que una guitarra suene como una locomotora o como una campanilla de cristal. Es cuestión de programarlo adecuadamente.

    Desde los años 70 utiliza además un Lexicon Prime Time Digital Delay model 93 que viene a ser un “eco” en el que podemos decidir la longitud de la “frase” que se repite, el número de repeticiones, el tiempo entre las mismas y la atenuación del volumen de cada repetición. Fue el primer guitarrista de jazz en utilizar “eco estéreo” en sus interpretaciones.

    Pero, como suele ocurrir con frecuencia, la excelencia se encuentra en los pequeños detalles: Divide la señal en dos canales con retardos distintos lo que incrementa la sensación de “espacialidad” y además a cada repetición le aplica una pequeña desafinación. El resultado es equivalente a que estuvieran tocando varios instrumentos a la vez. El mecanismo es el siguiente: Dos intérpretes (da igual el instrumento) nunca pueden dar exactamente la misma nota al mismo tiempo, siempre hay pequeñas diferencias de precisión. Cuantos más músicos haya con el efecto se acentúa pero, lejos de ser un problema, la “musicalidad” mejora notablemente. Parece ser que nuestro inconsciente, cuando percibimos frecuencias muy próximas que entran en resonancia de manera irregular, que no aleatoria, rellena los vacíos de modo que captamos “batidos” armónicos a los que otorga cierta cadencia, incrementando de esta forma su “sentido” musical. Es muy difícil de explicar el mecanismo con palabras, pero es un hecho: pequeñas desafinaciones y pequeñas faltas de sincronización resultan más armoniosas. Por eso en las orquestas hay varios violines, varios oboes, etc.

    Pero lo más característico de su sonido, tal como decía en el “capítulo” anterior es su personalidad, su pulsación “titubeante”, sus escalas y, según mi criterio personal, su “caprichosa” manera de acentuar unas notas y no las que que yo habría elegido. Por eso también podemos identificar a Pat cuando toca una guitarra clásica.

  • Hoy bien temprano había en la playa una pareja ya talludita sentada sobre una toalla en el talud de la duna. Él tenía una guitarra que manejaba sin mucha convicción; ella miraba desganada hacia ninguna parte. Me ha parecido una estampa siniestrísima a la que solo faltaban los acordes de Helter Skelter.

  • Confirmo que Alvarito no necesitò agacharse para lamer polla alguna -qué màs hubiera querido- en aras de ganarse su merecida fama de bajito, culòn, atiplado y relamido. Estado que alcanzò, segùn propia confesiòn, por méritos propios: releyéndose a sì mismo, al de los bastones y a Martin Vigil.

  • Tras consultarlo con el museo de cera, confirmo que el de la guitarra era Folloneiro ensayando el Ave María de Bisbal.

  • …y a Maxence Van der Meersch, también lee a Vandermeersch.
    Alvarito, prosista 8/10 y culillo de oro 10/8. Siempre con su consentimiento.

  • Ximeno, de Gómez me gusta mucho lo que escribe y, como nos conocimos, puedo decir que también me cae bien y lo considero amigo. Reconozco que le envidio en un par de cosas, a saber. Que es un tipo civilizado pero no amansado, más o menos lo que yo añoro que pudo ser y no fue. Gómez, y creo habérselo dicho en persona, ya no recuerdo, estuvo allí como Jack London, no como estuvo Hemingway, diferencia sutil pero que supone la enorme distancia entre el aventurero y el diletante y eso se nota al contarlo. Gómez, además, tiene la tenacidad de sostener un esfuerzo hasta conseguir sus metas y de la que carezco.

  • Confirmo : el de la guitarra en la playa era yo. No diré quien era la tìa que estaba conmigo -pagando, claro- para no ofender a Alvarito, ejemplo señero de tornasolada pluma, premio Chueca del mejor guiòn del festival Culo de Oro y perito mercantil.

  • También leo novelas de Follet, de Reverte, en general todo lo que recomienda Babelia y el Faro de Vigo mientras espero en la pescadería.

  • Coño ¿y a la pescadería vas con bolsita y delantal, como si anduvieras por casa?
    Ahora seriamente, te noto un poco susceptible, Alvarito, y no sé por qué. Siempre he defendido que, además de llevar con garbo delantal y bolsa para el pescado, posees la mejor prosa del blog, ex aequo con Bonnie.

  • Gracias Ximeno por su erudición en tema tan complejo.
    Gracias a Gauss por su último relato.
    Se ve que son ustedes unos stajanovistas de la lectura.

  • Yo sí lo recuerdo, Mortimer. Me lo dijo en persona. Se lo agradecí y se lo agradezco.

    Si siguen con los elogios, de aquí a nada voy a enpezar a sufrir alucinaciones de placer como un esquizofrénico cualquiera.

    A los que sufren, un cariñoso abrazo. Al final uno es capaz de adivinar si acierta o no con lo que hace, más por la rabia que despierta que por las alabanzas que recibe.

    Ya siento.

  • Hablando del NJ. Pueden confirmar si F. Peregrin está grave. Era un nick que se hacía querer. Recomendando óperas. Intercambiamos algún correo que otro con el asunto de las peritaciones de los explosivos del 11M.

  • NO IMPORTA LO QUE PASE
    Ha acabado el mach en el Vicente Calderón hace diez minutos y el público no se marcha. Siguen gritando animando a su escuadra. A nuestra escuadra. ¡Pocholo sácalos!, grita la hinchada, pero no refiriéndose a su testiculamen sino a los muchachos del equipo, que esta semana tratará de remontar un resultado adverso. No importa lo que pase. Hemos vuelto a disfrutar una temporada más del esfuerzo del once colchonista. Ha sufrido el Aleti ante un buen Eibar, posicionalizado correctamente anulando a Gricksi. Buen gol de Better Call Saul y elegante partido de Fernando Towers. En la COPET han hablado de que Diego Costa se va a jugar a China porque le pagan 30 millones netos por temporada. Petón ha desvelado que el año pasado le hicieron una oferta semejante a Towers, pero el niño decidió quedarse en el Aleti. Gracias, Kit. Cortamos la conexión y saludos cordiales desde Mendizorrona.

  • Sr. Verle
    Sábado, 06/05/2017 a las 16:42
    Hablando del NJ. Pueden confirmar si F. Peregrin está grave. Era un nick que se hacía querer.

    ¿Qué le ha ocurrido? Me hablaron de él hace unos días. Al parecer, participaba últimamente en el blog del Pochash y éste estaba hasta los huevos de él.

  • En la división de opiniones sobre la película de Zweig el marqués tiene un aliado incómodo, AMuñoz Molina en Elpais.

  • Ya he rematado el libro de María Elvira y mi juicio global es más bien negativo aunque personalmente me haya entusiasmado.
    Leer a esta mujer ha inflamado mi sentimiento español, me ha dado cien argumentos para que el marquesdecubaslibres prosiga su campaña de proselitismo en favor del mejor país del mundo. Esta mañana he visitado el castillo de Alarcos, donde se dio gran batalla entre cristianos y almohades, y les he pegado un discurso a los visitantes ante el asombro de la Guía. Les he explicado el origen francés, del císter, de la Orden de Calatrava. Por cierto que se lo expliqué a Holm y no se creyó que de controlara la Orden desde Scala Del. En fin, estoy crecido después de leer el libro.
    Entonces, ¿porqué lo considero fallido?

  • Ya dije que no es académico, es de una heterodoxia que roza el capricho, la traca final sobre las crisis económica del 2007 vinculada a la Leyenda negra está cogida por los pelos. Me temo que nadie se lo va a tomar muy en serio. Insisto que he disfrutado, que me ha enseñado cosas, pero es demasiado complejo para que se haga popular y de una heterodoxia inaceptable para la Academia o para un lector culto.
    Ya comenté mi desagrado por las citas a la wiki, pero también por sus citas a películas y programas de televisión. Hasta cita a Alatriste para darle una colleja a Reverte. Quizás lo peor es la ausencia de citas a textos princeps sobre la Leyenda negra. No cita, por ejemplo, el libro quizás más valioso que he leído sobre el asunto. Se trata de “Los libros del conquistador” de Irving A. Leonard, publicado en 1949 en Harvard (hay versión española de FCE), donde se describe la influencia literaria de la Conquista.
    Amable seguidor de Chopsuey, el marqués ha leído el libro de María Elvira por usted. No hace falta que lo lea, perderá el tiempo (el stalinista que haga lo que quiera). A cambio lea el de Leonard, me lo agradecerá.

  • Esto es una afición. Entiendo que haya otras “aficiones” que no lo puedan entender.

    Ayer decía un colchonero: “No creo en la remontada, pero somos capaces de ganar 3- 0 y palmar en los penaltis. Somos así de grandes”.

    ¡Aúpa!

  • Mañana ire en moto a tomar unas fotos a Scala Dei, cartuja durante siglos que no soportó la desamortización.
    Qué Cister.

  • 1500 – 1700. Fechas ciertas y de gloria para España.
    El final del siglo 20 tampoco ha estado mal para los Españoles.
    Tenemos un país, que sólo se debate con su corrupción, que no es patrimonio exclusivamente propio. Es patrimonio de la humanidad.
    La memoria histórica, requiere demasiado análisis de verificación, y la certeza de las fuentes queda siempre teñida de duda.
    Es posible el estar informado?
    Si, claro. Pero contra un esfuerzo tan grande que hace que no sea rentable, para lo con ello se puede conseguir.
    Una publicación como esta, hace que un grupo de personas especializadas filtren con su esfuerzo las enormes mareas de datos disponibles.
    La cuestión es para qué quieres toda esa información tan certera.
    La curiosidad y el conocimiento, son un motivo más que suficiente con el que estoy plenamente de acuerdo. Además es el único posible.
    La capacidad de influencia es muy limitada, para el esfuerzo que requiere, y la verdad no es precísamente lo que quiere la mayoría.
    La verdad como profesión? O la verdad que sea digerible, y además guste es lo que hace una profesión?.
    Este es un juego de competición en el que el fín no está nada claro.
    Hoy aquí tenemos dos papeletas.
    La tercera opción es la que contará.
    La reyna pide mi consejo, y es difícil, aunque claro.
    Yo le ofrezco mi opinión.
    Votar en blanco. No queremos ninguna de esas dos opciones. Tampoco un presidente aquí, tiene un gran poder de transformación si no está respaldado por la enorme cantidad de diputados que dan la mayoría que se elige a posteriori y ahí sí que puedes ejercer mejor tu opción.
    Leyendo los programas y sus pastiches electorales, uno encuentra mensajes que son muy fácilmente asumibles, y a los que se le ve un indudable tirón, si no tienes el suficiente conocimiento, como para darte cuenta de la imposibilidad de cumplir lo que se dice.
    Pero es que la gente que debe elegir, no tiene los conocimientos necesarios, no dispone de información limpia como para poder juzgar.
    Las personas no son tontas, pero lo que se les pide es FE.
    Y en principio este es un país laico que no cree en dioses ni monarcas.
    Seguro?

  • Buenos días a todos:
    Estoy , por una vez, y sin que sirva de precedente, muy de acuerdo con el dictamen de “mis mejores” ( en este caso, con el Marqués ), aunque no exactamente por las mismas razones.
    – A mí también me ha animado mucho el libro, que predicaba a una convencida : que siempre he dicho que me encantan los Imperios , los de verdad, en los que todo es Imperio, todos los ciudadanos tienen los mismos derechos, y aunque estén gobernados a nivel local, hay una vigilancia severa desde la metrópolis, para que los gobiernos locales no se aprovechen y no se conviertan en “caciques locales con mando absoluto en su zona de gobierno respectiva. Y que son bastante el ideal para vivir en ellos.
    – Y me ha encantado lo que contaba el libro sobre el desastre que supuso para las poblaciones de la Nueva España , la expulsión de los jesuitas. Y lo del montón de Universidades fundadas por ellos en Hispanoamérica, frente a ninguna en elNorte ( mientras no se independizó de Inglaterra ), y lo de los indios huyendo a la selva cargados de instrumentos musicales y de montones de partituras barrocas cuando se dieron cuenta del desastre que iba a ser para ellos la expulsión de los jesuitas …

    – A mí no me parece que el libro sea tan heterodoxo, seguramente porque no estoy al corriente en lo que es la ortodoxia.

    – Sí me parece que el libro ataca a los pequeños nacionalismos envidiosos, que no consiguieron formar un verdadero Imperio duradero, y que, en vista de la envidia que tienen a España, que sí fué un imperio que funcionó durante tres siglos, quieren dividirnos en cachitos pequeños… O sea, que el libro tira con bala contra los nacionalismos periféricos aprovechateguis y envidiosos,fuera, pero también dentro de España.
    Y era y soy, terreno propicio.

    Pero me parece que al libro le sobran 200 páginas, de las cerca de 500. Porque se ve que la autora cree que su libro no va a convencer a nadie que no estuviera dispuesto a ser convencido, y, multiplica las citas, unas citas larguísimas, y frecuentemente repetidas, en cada uno de los capítulos.
    Al final del libro, hay una bibliografía, que, en cambio, ocupa sólo una hoja.
    Si al libro en sí, se le hubieran quitado las frases citadas y las referencias, y se hubiera puesto un número, en negrita, y nada más, hubiera sido mucho más corto , y si, al final, en la bibliografía, que hubiera ocupado más espacio, pero no hubiera interrumpido la lectura hubiéramos encontrado, debajo de cada autor, libro, o artículo relevante para las tesis de Maria Elvira, los números, y el capítulo donde salían, se hubiera podido leer el libro de una sentada, con el mismo placer con que se lee un libro bueno de aventuras, y luego, en una segunda lectura, haberse ido a la bibliografía para apuntalar la verdad de lo que el libro contase.

    Que , por lo menos eso me ocurre a mí cuando un libro me gusta, me parece fundamental leerlo dos veces seguidas, para asentarlo , y poder analizarlo, pero que la primera lectura debería poder hacerse de un tirón, y sin interrupciones. Sólo tomando notas en un papel, de lo que para uno necesitase corroboración, o mayor explicación.
    – Y que se mete con Kamen, ( sin quitarle su categoría ), por causa de dos documentales de la BBC, esponsorizados por él, y contradictorios entre sí, precisamente respecto de la Leyenda Negra, La Inquisición , el Imperio Español, y las libertades , comparadas entre nuestro Imperio y las libertades e inquisiciones protestantes en los países protestantes, y le choca que el Gran Kamen se haya prestado…
    Y que me gusta mucho Perez Reverte, Alatriste incluido, pero que lo que escribe son novelas, no sesudos textos de historia.

    Pido mil perdones por haber escrito tanto, y me vuelvo a la cocina.
    Ya siento

  • Alvaroquinn
    Domingo, 07/05/2017 a las 09:48
    Si el Centinela contra Cipotudos está de guardia los domingos, ahí tiene hueso para un caldo.

    Sancionemos la calidad del artículo con nuestro superior criterio. Recordemos asimismo lo que dijimos en su día, pues no solo no nos cansa repetirnos, sino que consideramos la reiteración como aguda herramienta, como lezna de buen acero, para conseguir entrar en los cerebros más refractarios a nuestros dictámenes: Reverte no es cipotudo. Ampliemos la nómina: tampoco lo es el intenso Lucas. Ensanchemos la lista: Jabois, musa de cipotudos, no lo es él mismo. Las razones las dimos en su día, pero hemos de desdecirnos de lo comentado ut supra, pues no las vamos a repetir. ¿Qué nos ha parecido el artículo de Reverte? Nadie podrá decir lo contrario de lo que ahora expongamos: desternillante.

  • Me considero epítome del casticismo y madrileño número 1 de España, pero:
    -Jamas iría a Lucio motu proprio.
    -Desconozco quién es la tetuda y en todo caso no le pediría nunca hacerme una foto.
    -Jamás pediría un Luis Cañas para una cena de postín.
    – El Fray Angélico, efectivamente, que lo pida luego en el puticlú.
    -Jabois nunca debió aceptar tan ridícula petición. Que vaya don Arturo si se siente tan gracioso.

  • bremaneur Domingo, 07/05/2017 a las 09:12
    Perroan, ¿qué tal el libro de Sergio del Molino?

    Humo sostenido sobre una hermosa metáfora. Lo he aparcado. Se quejaba el Marqués de quienes citan la Wikipedia, pero manda güebos que haya gente que ni siquiera se moleste en contrastar sus intuiciones/afirmaciones consultando la Wikipedia. El crítico Sergio Campos tenía toda la razón en su reseña en Revista de Libros.

  • Marqués, la foto de la que hablan en el artículo es el «trofeo» del safari, como ocurrió con su (lesionada) majestad y el elefante. Sin trofeo, no hay pieza. Por eso en este nuestro fanzine no creemos las hazañas de quienes no muestran los trofeos.

  • Otra vez aquí, para decir
    – Que me ha parecido muy divertido lo de Perez Reverte, sobre todo ese citar a Gistau , y lo que había dicho y hecho, y decir a continuación, y cada vez, que no estaba.

    – Que a Christina Hendricks la conoce todo el mundo por Mad Men, y que estaba estupendamente en Drive, y que hay otras pelirrojas , aunque puede que “no tan bien dotadas”, pero que esa manía por “las tetas grandes”, yo creía que era un rasgo típico norteamericano ( al menos eso leí hace tiempo en una entrevista a Mickey Rooney ), y veo que no . Que todo se pega menos la hermosura.

    – Y que es mucho más atractivo físicamente Perez Reverte que Jabois. Que a Jabois le sobra tanto pelo en la cabeza. Que a los calvos agresivos, no hay tío con mata de pelo que les gane.

  • Ya recomendé la Expo “Retorno a la belleza (obras maestras del arte italiano de entreguerras)”, al menos Viejecita me hizo caso e imagino que adquirió el soberbio catálogo.
    Ahora les emplazo al próximo jueves en la Fundación Mapfre (paseo de Recoletos 23) a la hora de las conferencias en Madrid (7 y media), donde nuestro amigo Carlos García-Alix nos hablará de “Sironi en España”. Conozco las pesquisas que hay detrás de la charla y merece la pena ir.

  • Ximeno me gustaría preguntarte algo, después de la lección de ayer.
    Las herramientas que usan los artistas, la tecnología disponible en general en cada momento, no acabo de tener claro que se utilicen de una forma tan consciente por el intérprete, como relata el analista (en este caso usted).
    No refiero que no use todo lo que ha citado, y como lo ha citado. Pero la duda que planteo es que el artista fuera consciente de todas esas cosas que usted ha logrado apreciar o en casos de gente menos entendida, no apreciar, era una circunstancia previa prevista por el mismo.
    Las lecturas que los especialistas hacen de las interpretaciones, me recuerdan a la interpretación de las vidas de los otros en las biografías.
    Es cierto lo que se dice, pero no se si es real.
    Cuando he escuchado a alguien que me críticó o algún periodista, o a algún maestro, me ha contado cosas de mi trabajo, que eran ciertas, pero otras, en las que yo no lo había planeado así para conseguir lo que hice, y en alguna de sus afirmaciones no da en lo cierto ni por asomo. una parte muy grande del trabajo, no es una cuestión consciente directa.
    Es la acumulación de conocimiento e instinto, en el preciso momento de ejecutar, después de un plan. Que en ocasiones nada tiene que ver ni con lo planteado de salida ni mucho menos.

  • Adquirí el soberbo catálogo, Marqués, y un montón de libros de arte para niños ( con láminas para colorear estilo Picasso, etc etc) que a mis nietos les han encantado .
    Pena que a esa hora de la “noche”( para mí) , yo ya esté para el tinte, y preparando la cena , que cenamos a las 20h. Me hubiera encantado poder ir a la charla, aunque sólo fuera para reconocerle de lejos…
    De lejos, que eso de acercarme a alguien y darme a conocer me da un apuro horrible ( mi paraguas ).

  • La tal Maria Elvira, como el resto de la tropa, plagia a Calaza sin citarlo:
    http://www.farodevigo.es/opinion/2013/08/18/cosas-olvidan-espana/862563.html
    “Aunque hay cierta controversia, se considera la primera universidad fundada en América la Real y Pontificia Universidad de San Marcos, Lima, por Real Provisión del 12 de mayo de 1551, ratificada por bula del 25 de julio de 1571. En total se fundaron 25 universidades, la última -Universidad de Guadalajara, México- en 1792. A esto hay que sumar 16 colegios mayores (sin contar el de Granada, en España, para los nobles de América) que a veces hacían el papel de universidades.
    En este sentido ningún imperio puede compararse con el español. En el imperio francés, la Universidad de Argel data de 1909. En el portugués, la primera de Mozambique es de 1962 (Universidade de Lourenço Marques); la primera de Angola, de 1962; en Brasil, la primera, 1913, fue la Universidade do Paraná. Hubo anteriormente una Escuela de Leyes, 1827, en São Paulo pero no fue universidad hasta 1934. En el imperio británico, las universidades de Madrás, Calcuta y Bombay (en Mumbai) datan de 1857; Sídney, de 1850; la Universidad de New Brunswick, en Canadá, es de 1785; en EE UU, The College of William and Mary fue el primer “college” en constituirse en Universidad (1779). Harvard fue fundada con anterioridad por los ingleses, 1636, pero como institución de enseñanza superior, no como universidad ¿Qué decir del imperio alemán en África y holandés en Oceanía? Y la muy culta Bélgica (que tanto admiran los federastas fracasados) no abrió ni una sola universidad en el Congo.
    Incluso a Portugal le vino bien la simbiosis con España. Joaquim Veríssimo Serrão, en su monumental História de Portugal (Governo dos Reis Espanhóis, 1580-1640, Volume IV pp. 142-143) con gran corage intelectual desmonta algunos mitos : “Vai sendo tempo de destruir a imagem decadente do Portugal filipino, que a mentalidades posterior à Restauração ergueu para justificar a Dinastia Nova e que no século XIX se avolumou para barrar o caminho aos temores do Iberismo (.) Não se veja mais a Restauração como o protesto de um reino que o dominio espanhol tornara decadente. Polo contrario.”
    Sí, algo de cierto debe haber en que no hicimos las cosas tan mal cuando Hipólito Taine llegó a decir: “Hay un momento superior en la especie humana: España desde 1500 a 1700.”

  • Bien, la FNAC lo tiene y el precio es razonable.
    Seguiré la indicación , con criterio, de Marqués y Viejecita.
    Comprado¡

  • La charla de Garcia-Alix, merecerá ser escuchada (por razones obvias no asistiré) pero espero que se edite algún pdf o enlace o algo sobre tema tan interesante como el que se tratará del genial Sironi. de cuya obra soy admirador.

  • Sí, algo de cierto debe haber en que no hicimos las cosas tan mal cuando Hipólito Taine llegó a decir: “Hay un momento superior en la especie humana: España desde 1500 a 1700.”

    http://www.elmundo.es/opinion/2017/05/06/590cc198e2704e7e088b462b.html

    También sale lo de Taine en esa entrevista que he fusilado , ( espero que salga ) subida por Don Arcu en La Argos ayer. Pero, digo yo:
    Esas cosas ¿ no deberíamos alegrarnos de que se digan , y cuati más sean los que lo digan, mejor ?

  • Sólo los viejos como Aquilino Duque, Calaza, Viejecita, Arcu y yo, nos atrevemos a contar la verdad a los niños.

  • Yo no tengo derecho aquí. Soy Español, no Francés.
    Pero he recomendado votar en blanco, ya que el poder lo tienen los diputados, y eso se vota otro día.
    El presidente aquí es una especie de figura que sólo tiene derecho a elegir al Primer Ministro que es el que se pelea con los diputados.
    No se puede votar a Le Pen, pero Macron no es nada.

  • Hasta los huevos del mamapolleo de Le Monde, de EP y de Bruselas. Aragon, Regis Debray, Melenchon y Yo hemos votado à Jeanne d’Arc

    Il y a un temps pour la souffrance
    Quand Jeanne vint à Vaucouleurs
    Coupez en morceaux la France !
    Le ciel avait cette pâleur…
    Je suis roi de mes douleurs
    (Louis Aragon)

  • Yo tengo derecho hasta de veto y de bate.
    Sigue sin subir el nivel, the level, hostias TL
    Ahora, hay que llevar a Jeanne d’Arc a la presidencia para que vuelva la Autoridad al paìs y que le den por saco a la authoritas. Después, habrà que votar a Melanchon y al FN en las legislativas para que vuelva la Justicia.
    Esto no hay quien lo soporte màs: un guia turistico debe pagar por trabajar y “cobrar” solo propinas. Bien lo explicò Brema el otro dìa.
    En Europa se guillotina poco. El modelo estadounidense no sirve: lo que es bueno para Wall Street es bueno para EEUU. Y el modelo bàvaro se fue a tomar por saco por el mamapolleo de los gnomos de Bruselas.
    Francia se mantiene por los perfumes y el puto funcionariado en pantuflas, todos sociatas, que frena de cuatro fierros cualquier alternativa.
    Mamapolleo, qué logro lingüistico Anthony Dog, qué inmenso logro.

  • Juan de Tassis y Peralta, conde de Villamediana, excelente poeta muy apreciado por el marqués, de quien es lejano contrapariente, fue hijo de Juan de Tassis y Acuña, Correo Mayor del reino. El servicio de postas y correos que levantó De Tassis padre no tuvo parangón en ningún país europeo de la época y sus beneficios se extendieron a todo el Imperio.
    Cuenta Octavio Paz que, poco después de independizarse México, el odio de los criollos acomplejados a la obra de los españoles de la metropoli fue tal que el general Santa Anna mandó cerrar la academia militar, una de las más modernas del mundo, surgida del genio militar hispano. En unos años, un puñado de mercenarios venidos del norte arrebatarían a Santa Anna la mitad del país. La falta de oficiales bien preparados fue la causa.
    Pero hay más, con la independencia se desmoronó el sistema de postas y correos creado por los españoles. Hasta 1915, en México una carta tardaba más en llegar a destino, si llegaba, que cuando los españoles llevaban la organización del país.

  • Espero que a la gente que hubiera votado a Mélenchon no se le vaya la pinza. No es una cuestión de creer a Macron o no (quién en su sano juicio creería que va a arreglar nada, ni siquiera que está entre sus intenciones hacerlo). La única cuestión llegados a este punto es: Le Pen, NO. Punto. No.

  • Alvarito, el origen familair es el mismo (Lombardia, creo) -la especializacion profesional también (postas)- pero distintas ramas. Taxis es germanismo, el apellido primigenio es Tassis.

  • Por su control de postas, transportes marítimos y redes de informadores secretos Nathan Rothschild arruinó a Inglaterra al día siguiente de la batalla de Waterloo. Hizo correr el rumor de que Napoleon había ganado la batalla, que en realidad perdió bajo la carga de la caballería escocesa de Ponsomby, y puso en venta en la Bolsa de Londres enorme cantidad de libras esterlinas. De inmediato, otros especuladores vendieron millones y millones de la misma divisa. A continuación Nathan Rothschild dio una contraorden a sus agentes que recompraron por un poco de polvillo de oro –no él mismo, no, sus agentes- los millones de libras devaluadas.
    Emmanuel Macron es un agente-comisionista de los Rothschild, para quienes trabajó por recomendación de Jacques Attali quien, a su vez, cumplió su papel de agente-comisionista al lado de Mitterrand.
    Hay que ser imbécil, pantuflero o agente-comisionista para votar a Macron y no votar a Jeanne d’Arc. Si además se exponen razones morales, tócate los huevos lorito, entonces a mamarla a Parla.
    Todo el Islam integrista está en este momento votando contra Jeanne d’Arc, patrona de los mineros, todos los agentes-comisionistas también.
    ¡!!A barricadas!!!

  • Ajá, era de temer: los judíos controlan desde hace doscientos veinte años la política francesa. De ahí que haya que votar a Le Pen. Ajshav ani meviná!

  • Bolaño, llegas tarde, eso ya lo dijo Francisca Ferrol Oiga-Oiga und Taxis, hace dos semanas a estas horas, mais ou menos: Macron, ya es, si no de iure de facto, President de Francia.

  • Qué buen retrato acaba usted de (volver a) hacer de sí mismo.

    Le felicito, cada vez que pone todo su afán en desprestigiar a alguien acaba revuelto en su propia mierda.

    La prensa suiza y belga, dice El Confidencial, da vencedor por goleada a Macron. Bendita abstención de los de Mélenchon.

  • Perroantonio
    Domingo, 07/05/2017 a las 20:16

    Perro, las profecías conspiranoicas, por definición, jamás se rinden a los hechos. En realidad, los hechos nuevos no hacen sino engordarlas. Si la Paquita piensa que los Rothschild, desde Napoleón a Mitterrand, mueven las marionetas, por qué dejarse desanimar ahora con unas simples presidenciales. El triunfo anunciado de Macron no hace sino confirmarlo.

  • Joder, Perkins, como diria Belaborda, aqui ya no cabe un tonto màs. Qué profecias conspiranoicas? Hombre, hombre. Yo dije hace dos semanas, exactamente, que Macron ya era de facto Presidente. Jamàs me pasò por la cabeza, ni siquiera por la de abajo y eso que la primavera la trae loca, que Le Pen fuese a ganar o que a mì me gustase su victoria.

    Hoy estaba de coña; debiò de quedar claro, digo yo, con lo del pozo Maria Luisa. Hacer torcer el hocico a la de los horoscopos forma parte de la coña.
    Si ya ni tù te enteras…

  • Se nota que la de los horóscopos memoriza con despacio los artículos de Calaza:
    “Entre las numerosas aplicaciones de la teoría de la disonancia cognitiva al comportamiento social son destacables las que conciernen a grupúsculos políticos radicalizados y sectas. En uno y otro caso hay un coste síquico al restringirse el entorno social. Paradójicamente, como en el caso de los Seekers, la disonancia cognitiva no desemboca en autocrítica sino en fanatismo y empecinamiento en circuito cerrado. Los argumentos o hechos que prueban el error de las convicciones más que abrir la puerta a nuevas ideas retroalimentan el confinamiento en el círculo ideológico, político, identitario, esotérico o religioso.”

    http://www.farodevigo.es/opinion/2017/01/29/odian/1613454.html

    Pero hay más:
    http://www.farodevigo.es/opinion/2017/02/19/falsas-informaciones/1626347.html

    http://www.farodevigo.es/opinion/2017/03/05/chemtrails-violines-dar-gato-liebre/1634975.html

  • Follan d’Eiro Domingo, 07/05/2017 a las 20:39

    Hoy estaba de coña; debiò de quedar claro, digo yo, con lo del pozo Maria Luisa. Hacer torcer el hocico a la de los horoscopos forma parte de la coña.
    Si ya ni tù te enteras…

    Pues sí que es un problema, sí.

  • Me prepararía la cena con pipas de girasol
    Y un filete quemando en la sartén,
    Cocinaría con ardor, Marie Le Pen.

    Tomaría todas las pipas tumbado en la vía del tren.
    Los grillos y las cigarras estarían en silencio,
    Pensando en la victoria de Marie Le Pen.

    Los pájaros extranjeros saldrían espantados
    Llegaría el frío hasta los huesos.
    Yo soñaría con mi primer amor, Marie Le Pen.

  • Tranquilo Follan, que ya vengo yo a subir el nivel.

    Es acertada la comparación con Juana de Arco. Salvando las distancias, ¿quien iba a creer en una chiflada de 19 años que dice que se le aparecen la virgen y los santos? Si hay que seguir perdiendo Francia, hágase, todo antes que renunciar a nuestra vida cómoda, a fin de cuentas, invadidos no se vive tan mal. A posteriori, se preguntaba el conde de Warwick cómo era posible que un capitán experimentado como sir John Talbot, que había demostrado su valía en Agincourt, hubiera sido derrotado por una chiquilla en Orleans. ¿Casualidad? se preguntaba. Es posible, cuando el pueblo encuentra una motivación y sigue a un iluminado, todo es posible. Pero después vinieron Auxerre, Troyes, Reims …, París? Y consigue la coronación del delfín. Y el conde reconoce que aunque hayan conseguido apresarla y hacerla quemar por bruja, el objetivo de expulsar a los ingleses de Francia se ha cumplido, ya solo permanecen unas cuántas plazas (Calais) bajo su dominio.

    No creo que Francia tenga ahora la visión histórica necesaria para seguir a otra loca.

  • Falta tener datos exactos.
    Nadie puede celebrar nada, y desde luego menos este señor presidente de nadie.
    A nadie a convencido.
    Ahora es el REY de la FRANCE, como la mayoría de los presidents de esta nación republicana, a la que le gustan sus reyes.
    Los demás ya le están preparando el recibimiento caluroso en la Asamblea Nacional.
    A la Le Pen con todo el sistema apuntándole, le ha votado un grupo importante de gente.
    Menuda jaula de grillos se ha montado. Ideal para los grandes negocios, por otra parte.
    Ese es el objetivo de todas formas, claro está.
    Me gustaría muchísimo estar equivocado. Pero todavía no hemos tocado suelo del todo. Al menos las personas que trabajan a diario sin salario.

  • Bueno, una vez que ya le he soplado el vino a mi suegro, (en esta ocasión un Pomerol de banderillas…) me voy a dodos.
    Que mañana la France será plus fort, plus grand, et plus ettonant.
    Y además es fiesta.

  • Que supiéramos que ganaría Macron no quita para que haya existido temor a un margen estrecho, no por mi parte.
    Veo que can de palleiro camina a mi lado.

  • Perro no vengas con chorradas.
    Una parte importante de los votos que ha recibido no son por él, son para que no pudiera ganar LePen.
    Y que por mucho que no guste la LePen sus votos han sido muchos para alguien con semejante mensaje.
    Me dirás que este candidato se parece a JF Kennedy (por la edad) .

  • jrG: si hubiera habido dudas reales, los votantes blanquecinos y los no votantes se habrían tomado la molestia.
    Un partido por Europa (Dawkins) en UK podría tener posibilidades en junio.

  • Bolaño, que ganaba este señor era obvio, ya que había recibido un apoyo claro por parte de todos los demás que no querían a LePen en el sitio.
    Pero el último Lepen que llegó a segundas, salió contra Chirac por más de 82%, ahora el techo que se ponía a LePen era 40% es una sustancial marca para unas ideas tan peregrinas pero cercanas al hartazgo.
    Con Chirac sólo votaron blanco 1 millon, por el momentos estamos cerca de 4 millones.
    Usted me dirá.

  • Pero vamos a ver, ¿no consiste el sistema de segunda vuelta precisamente en eso, en tener que elegir entre los dos candidatos mejor situados? ¿A que viene eso de decir que los votos de Macron son prestados? Claro que le han votado «contra» Le Pen. Cualquiera con dos dedos de frente lo haría.

  • Le diré, jrG, que Le Pen jr. es más peligrosa. Pero en 2022 será una sombra.
    Por otro lado, Valls ha llamado a crear una mayoría presidencial, comm’il faut.

  • Entiendo a Perkins por su sufrida experiencia frente al ultranacionalismo en el Pais Vasco. Y lo entiendo porque yo padecí, si bien con no tanta violencia, algo parecido en Galicia. Marine Le Pen también representa un nacionalismo que, ya digo, a quienes sufrimos la experiencia nos desagrada. No obstante, creo que se trata de nacionalismos de distinta naturaleza y, sobre todo, manifestación.
    La victoria de Trump, el Brexit, el papel de finalista de Le Pen son sintomas de que el capitalismo representado por Clinton, Macron y la City ya no corresponde a nuestra época. Han ido demasiado lejos en el desprecio a las clases populares, y no solo populares, en las naciones de vieja raigambre industrial.
    Es demasiado simplón dividir a los actores, al pueblo vivo, a la gente e incluso a los políticos en nacionalistas racistas y demócratas cosmopolitas, abiertos, humanistas, internacionalistas. Demasiado simplón.
    PD Bolaño, te equivocas completamente. En 2022 Le Pen serà Presidenta porque en el 2020 en Francia se habrà iniciado ya una guerrila urbana pre-guerra civil.
    Under volcano.

  • Eso será antes que la cita de Estocolmo, con total seguridad.
    Los que tienen miedo y los que tienen esperanza, o se la inventan.

  • “Cualquiera con dos dedos de frente lo haría.”

    Hombre, con dos dedos de frente, y un centimetro de grasilla encima, seguro que sì. Con tres dedos de frente, y grasilla la minima (como las mariconadas), quizàs no.

    Los democratas a ultranza, a la par que las flores de plàstico, presentais unas credenciales tan incorruptibles que fatigan asaz. Lo bueno de los entierros, y de las flores que se marchitan, es que nos enseñan que nada es eterno.

    Quién nos iba a decir que alguien como Charlton Heston habrìa de morir. Si hubiera tenido dos dedos de frente…

  • Espero lo mismo Bolaño.
    La gente con dos dedos de frente y con tres han votado a Macron o a ninguno de los dos, que en número de votos son 4,2 millones de votos casi el 9% no han votado 25,3% dígame usted cómo va a hacer mayorías y a quien representa…si los socialistas le han votado si casi todo el partido repiblicano le ha votado. Que queda?
    Lo que dices Perro tiene razón, pero la realidad es que cuando llegue al parlamento se encontrará con una enorme oposición.
    Veremos qué hacen los republicanos. Los socialistas se aliaran con el, no les queda otra.
    Es destacable como en dos años se ha inventado este movimiento, y ojalá lo que dice sea verdad y su mensaje conciliador sea posible, pero no puedo dejar de ser escéptico aunque el objetivo de que no salga LePen se ha logrado.

  • Le Pen no representa ninguna solución, Macron tampoco.
    Lo que más me ha gustado de su discurso en La plaza del Louvre ha sido.
    “OS SERVIRE CON AMOR”
    MARMOL, el mejor de carrara…ni la virgen María lo hubiera dicho mejor¡¡¡
    “Preguntaos que podeis hacer por vuestro país, no que puede hacer vuestro país por vosotros” (eso también lo dijo un jovencito en otro país y en otro momento.)

  • jrG
    Domingo, 07/05/2017 a las 22:59
    Perro no vengas con chorradas.
    Una parte importante de los votos que ha recibido no son por él, son para que no pudiera ganar LePen.

    ¿Y? Son votos tan válidos como cualquier otro. Evitar el mal mayor, que la payasa de Le Pen no llegase al poder.

    Entiendo el dilema: votar a alguien del establishment à ton coeur défendant. Pero hay líneas rojas. Parecido al dilema que se planteó hace unos meses con Sanders. ¿Qué hacer, votar a Clinton, una víbora política que además había desangrado, ninguneado y humillado a Sanders durante la campaña, o abstenerse y favorecer a Trump? Mis preferencias eran obvias y creo que el PD perdió una oportunidad de oro al dar la espalda a Sanders. Al perder la ocasión en un mes, además, la perdió por mucho tiempo (para siempre, en lo que a nosotros nos afecta), porque los tiempos en política son muy lentos y no suelen medirse por generaciones. Pero derrotado Sanders, no me hubiera temblado la mano: Clinton.

    Me alegro de que haya ganado Macron, aunque las miles de señales que estamos recibiendo nos deberían hacer pensar sobre lo que está pasando y sobre la necesidad de que los partidos socialistas (ejem) europeos den un giro y empiecen a elaborar sus programas con el ojo en la gente que está quedándose en la cuneta y sin echar los pies por alto con las “amenazas externas”. Como ven, soy una jodida socialdemócrata, pero de las tozudas 🙂

  • Los posts de Bolaño son como él: todo se resume a dos líneas. Y a dos dedos de frente (calvicie aparte)

  • El problema en Francia, como en todo occidente, es que si no eres un asalariado no institucional (que cada vez son menos y que cada vez bajarán más) o no eres un empleado del estado, no existes.
    Sujetas el sistema pero no tienes ninguna de sus ventajas. Los Socialdemócratas hablan del sexo de los ángeles y deben olvidar la revolución industrial para mirar qué es lo que pasa. Deben olvidar modelos de estado monstruosos e impagables para fomentar una sociedad complaciente de sí misma. La igualdad debe ser ante la ley y ante el talento y el esfuerzo, lo demás son cantinelas que fomentan el color gris general y las multinacionales asfixiantes así como oligopolios.

  • Perroantonio
    Domingo, 07/05/2017 a las 23:32
    … Claro que le han votado «contra» Le Pen. Cualquiera con dos dedos de frente lo haría.

    Iba a contestar, pero veo que ya se me ha anticipado Follan. Los demócratas de toda al vida se sienten cómodos viviendo invadidos, mejor seguir como estamos. En mi humilde opinión, no está de más provocar una sacudida de vez en cuando, como ha ocurrido en USA. Con la perspectiva de que , tanto en Francia como en USA, tienen instituciones sólidas, no es fácil que un outsider acabe con ellas. Con Lepen o sin Lepen, Francia seguiría siendo una República, laica y centralista. El modelo USA, en lo fundamental, sobrevivirá a Trump sin grandes cambios. Pero en ambos países, muchos votantes se han dado el gustazo de mostrar su hartazgo y dar un corte de mangas a los representantes de lo políticamente correcto. En España, por ejemplo, no creo que estemos en las mismas condiciones de madurez democrática. Por eso aquéllo de que aquí, los experimentos, con gaseosa. Pero Francia, como bien dice JRG, aún no ha tocado fondo.

  • Al final aquì solo damos la cara los cuatro ingenuos de siempre. Si fuera capaz algùn dia deberia reconocer que solo amo a mis caines. Y a mis cainas. Pero dios, y mis tres jorobas, me han hecho asì.

  • Perroantonio
    Domingo, 07/05/2017 a las 23:58
    Quizá sea una simplificación. Pero mucho más simple es creer que Le Pen representa algún tipo de solución.

    jrG
    Lunes, 08/05/2017 a las 00:01
    Le Pen no representa ninguna solución …

    Eso mismo opinaban los grandes hombres de entonces. ¿Cómo vamos a poner nuestras fuerzas en manos de una loca que dice ver visiones, para reconducir el destino de Francia?

    Pirata Jenny
    Lunes, 08/05/2017 a las 00:03
    … Evitar el mal mayor, que la payasa de Le Pen no llegase al poder.

    Perroantonio
    Lunes, 08/05/2017 a las 00:26
    … Los votantes de Le Pen puede que tengan tres dedos de frente siempre que los midamos con los de un niño de tres años.

    Con esa finura de análisis y esa reflexiva percepción de los motivos de esos votantes, no es de extrañar que luego algunos se lleven los sofocos que se llevan.

  • Claro, hombre, es mucho más fino y sutil comparar a Le Pen con Juana de Arco.

    A ver, yo los motivos del populismo y el nacionalismo los «entiendo», pero no los compro. Entiendo fácilmente que la inmigración masiva sea un problema, pero no que sea «el» problema. Le Pen podrá ser síntoma de un descontento profundo, pero no es ninguna solución.
    Si quieren análisis finos intenten análisis finos, pero ante chorradas como la de Juana de Arco sólo responderé chorradas.

  • Perroantonio
    Lunes, 08/05/2017 a las 01:32
    Claro, hombre, es mucho más fino y sutil comparar a Le Pen con Juana de Arco.

    Si quieren análisis finos intenten análisis finos, pero ante chorradas como la de Juana de Arco sólo responderé chorradas.

    Allá usted. Yo no califico de chorradas sus argumentos. Me limito a dar una opinión, e intento hacerlo sin descalificaciones personales. Lo tienen ustedes tan claro que no pretendo convencerles. Con que nos permitan discrepar amablemente, me conformo.

  • Si no se puede mencionar a Jeanne d’Arc alegoricamente es que la poesia ha muerto. Si ademàs la asesina un poeta -con perdòn- ya no queda ni el respeto a los perdedores, que somos casi todos. También los que creen que van ganando.
    Le Pen no es la soluciòn. Y bien, lo es Macron? Creo que sì: la soluciòn para el gran estallido.
    Ni vi como ardiò Roma. Quizàs vea como arde Paris.

  • La comparación de Marine Le Pen con Juana de Arco no es follandesca, sino del Frente Nacional. Ni alegoría ni poesía ni pollas en vinagre: propaganda nacionalista vendida como patriótica. Qué nivel. Me voy a dormir, que no os entiendo.

  • En el FN nadie comparò al tuerto ni a su hija con Jeanne d’Arc. Es que les daba asì si llegan a hacerlo. Sin embargo, el FN rescatò a Jeanne d’Arc, después que el comunista Louis Aragon lo hiciera, como sìmbolo poéticamente nacional. Otros han recatado a Azaña. Y es que entre De Gaulle y Jeanne d’Arc corre un Orinoco lleno de tristeza, que dirìa otro poeta.

  • Como parece que lo de la escasa comprensión lectora es un mal muy extendido entre los perros, se lo aclaro. No se trata de comparar a los personajes, sino las situaciones. Yo me pongo en el pellejo de los principales de la Francia del siglo XV y seguramente sería reacio a admitir que la solución a la decadencia del país y la dominación inglesa pasara por confiar el ejército a una visionaria. Pero la Historia resultó como resultó.

    La historia no se repite y las circunstancias son distintas, pero si las opciones razonables políticamente correctas nos han llevado a una situación poco atractiva, por decirlo suavemente, y con perspectivas de empeorar de seguir por el mismo camino, quizás no sea irracional del todo plantearse otras soluciones.

    Usted y otros tantos, desde su atalaya moral pueden descalificar lo que les parezca. Yo opino que despreciar sin más y considerar payasos, neofascistas, nazis y todo lo que quieran añadir (Aquilino Duque les tiene bien tomada la medida a los que se expresan así) a un 35% por ciento de los votantes franceses (el FN ha doblado sus votos y es ya la segunda fuerza en Francia), es un ejercicio de ceguera voluntaria.

  • Como viene siendo habitual, lo mejor de la noticia, los comentarios:

    “Una candidata como Le Pen siempre va a tener a la prensa en contra, pero también la tenía Trump, y ganó. Le Pen debe hacer autocrítica porque las elecciones las perdió ella solita, su antieuropeismo radical dañó su candidatura, los franceses no quieren ni Frexit ni vuelta al Franco, lo que quieren es evitar la islamización del país y la invasión de inmigrantes actual, y ella no supo ver esto. Una postura de reforma profunda de la UE liderada por Francia en lugar de ruptura le hubiera dado muchos votos y opciones a la presidencia. Ahora le toca reflexionar y replantearse las cosas.”

    “Me parece un buen resultado, ¿Un 35%? Eso es mucha gente gritando que no quiere más inmigración masiva, que quiere identidad francesa, que quiere beneficiar al empresario nacional antes que al Apple o Amazon de turno, que quiere presidentes franceses y no de Berlín… ”

    “Muy bien; se pasó el susto y el canguelo. ¿Y ahora qué?¿Seremos capaces de aprender la lección y aprovechar esta nueva oportunidad, revisando de una vez el modelo de Europa que de verdad queremos para nuestros hijos? Porque si esto va a consistir como hasta ahora en un simple chalaneo de intereses económicos y financieros entre los señores del dinero, lo único que hará Macron será calentarle la silla a Le Pen, hasta las próximas elecciones.”

    Bah, chorradas neofacistas. Y algún graciosillo:

    “La Gran Mezquita de París, algo así como el vaticano musulmán en Francia pidió el voto en masa a Macron, se ve que hizo efecto.”

    “Allons Muyahidins de la Patriiieee! Le jour de gloire est arrivé!!!”