Comprender la función exponencial (Ensayos minúsculos I)

moderistan
Por JRG.

«Comprender la función exponencial». Este es el título de un capítulo del libro Moderar Extremistán (Sobre el futuro del capitalismo en la crisis civilizatoria), de Jorge Riechmann.

Se trata de un pequeño libro, que recuerdo haber visto en las estanterías de una librería, una tarde en que estaba curioseando para pasar un rato agradable.

Las librerías suelen tener silencio y pocas personas, y los propietarios (cuando no son librerías de una cadena) son comprensivos con esta necesidad que tenemos.

No conocía al autor, pero el libro tenía unas proporciones muy buenas, el color de la portada era demasiado chillón, de un rosa chicle pálido mate, pero con un grabado en negro de Pieter Brueghel, concretamente Borracho empujado a una pocilga.

Eso, más el sugerente título, me llamó la atención y al hojear el índice vi este título que encabeza un capítulo: «Comprender la función exponencial».

Capitalismo y función exponencial estaban muy ligados, así que sin más reflexión decidí que eso había que leerlo.

Ustedes tranquilos, que esto no va de matemáticas o, bueno, algo sí, pero será algo relatado, no un tratado, para lo cual tampoco estoy preparado.

Pensé que el autor no podía referirse, ni creo que supiera, a la profundidad matemática de una función exponencial o una función logarítmica ni una ecuación exponencial.

Ni falta que le hace para lo que él trataba de decir con un nombre tan sugestivo, a la vez que rimbombante e incluso pedante.

El libro, de antemano les digo que no merece lectura, y que si el tema del capitalismo les interesa, pueden leer cosas de mucha más enjundia desde un lado u otro del problema.

La cuestión es que a mí sí que me movió mis neuronas el asunto, no tanto por lo que decía, que ya les digo que tampoco es para comprarse el libro, sino que como él no era capaz de dar respuestas, a mí me dejo con las ganas.

Si pudiéramos conversar con una célula cancerígena, o con una colonia de langostas, o de ratas, y les preguntásemos para que existen, nos dirían que para seguir vivas. Sin más.

Ellas no se preguntan si son buenas o malas, si agreden su medio ambiente, si su fin último no es destruir el organismo o habitat que los acoge.

Nada de eso se preguntan. Su programación es extenderse lo más posible, cómo si de un gas se tratara. Ocupar toda la superficie y volumen disponible, nutriéndose con todo lo que encuentran a su paso, hasta desaparecer por amontonamiento y por la extinción de todo su combustible vital. A una velocidad uniformemente acelerada, sin pausa, sin pensar en legados, sin pensar en la próxima generación. Todo su pensamiento lo dedican al fin último.

A ganar la batalla del crecimiento, de su expansión en monopolio, donde excluir la competencia, hasta que el único bien consumible son sus propios congéneres, y luego el final por inanición.

El librito habla en esos términos del capitalismo.

Lo que hace después, es negarlo, como solución. Cómo si fuera tan sencillo. ¿Quizás una guerra revolucionaria? ¿Un nuevo sistema? ¿Romperlo todo para volver a empezar y terminar donde habíamos empezado?

No, para nada es tan negro.

Sí es cierto que el teórico, cuando realiza una proyección, siempre elimina variables que le son molestas.

Nosotros no somos ratas, ni langostas, ni células cancerígenas. No necesitamos que nos combatan para controlarnos o eliminarnos. No somos tan nocivos como tendemos a pensar (más bien como piensan algunos catastrofistas) para el bien de algunas ideas secesionistas de nuestra condición.

Nuestro número es muy elevado para el nivel que nos ponemos pero, una vez que lo conocemos, el retroceso ya no es posible, ni deseable, ni necesario.

Somos capaces de darnos cuenta de nuestros actos y de cómo influyen en los demás y en el entorno.

El capitalismo y la democracia son sistemas buenos, sus reglas son buenas, no óptimas, pero sí buenas.

Las mayorías tienen una fuerza de marea que no encuentra canalizaciones ciertas, pero no es un problema de reglas.

Es sólo un problema de aceptarlas y cumplirlas, y cambiarlas si es necesario, pero no permanentemente.

No es posible un mundo sin competición, pero competir todo el tiempo para ganar la totalidad no es lo recomendable.

Aquí es donde está, a mi modo de entender, el lugar donde deben trabajar filósofos y teóricos, incluso los técnicos del sistema y los políticos.

No es una enmienda a la totalidad, es corregir el rumbo, manejar las derivas que nuestro sistema nos plantea.

Lo siguiente requiere otro capítulo.

212 comentarios

  • DOBLE EXILIO
    En estos días de Mayo no tengo cabeza más que para la Feria, sueño con ese aire suspendido que se respira en la Plaza a las 7 de la tarde, con esas tertulias en el Patio de Arrastre oliendo a sangre fresca, con ese rabo de toro que se degusta en Casa Toribio.
    El destino, justo pero cruel, me ha desplazado primero a Barcelona y luego a California, un exilio sobre otro que dificulta sobremanera mis estancias en Madrid o en el Zulo. Pero Dios aprieta pero no ahoga, pues si bien no he encontrado en Palo Alto un solo aficionao sí que he hallado consuelo en el “Fornaggio” donde unos camareros mexicanos adoradores de Hugo Sánchez me gritan cuando paso “¡La Orejona es nuestra!”, para irritación de los italianos que manejan el horno.

  • Muchas gracias a los editores ( Hernández y Fernández) por la magnífica ilustración “LA AVARICIA”, vista en un espejo de la portada.
    También por añadir los links necesarios.

  • JrG, al principio el artículo me ha asustado por varias razones. Lo primero por el título. En matemáticas me quedé en contar con los dedos y en la tabla del seis (“Seis por uno es seis… y asín sucesivamente”, decía Peláez en Gomaespuma). Luego he pegado un brinco al ver el nombre de Riechmann, a quien conocía desde hace años como traductor de René Char y más tarde me tropecé soltando disparates altermundistas que usted refuta bien en el atinado artículo de hoy. Me quedo con ganas de la siguiente entrega.

    El grabado de Brueghel es impactante.

  • Hay evidencia científica -sección documentación gráfica- de que el marqués de cubaslibres anda por esos pagos californianos haciendo ¿del marqués de cubaslibres? En esta ocasión, perdido en el Valle de Napa, de donde proceden los más apreciados vinos americanos, en vez de aceptar las dignísimas elaboraciones de los hermanos Gallo, ha exigido un porrón de Châteauneuf-du-Pape (Que viene a ser como pedir un “riberita” en Haro). Es de suponer que -no contento con ello- habrá mostrado su contrariedad por la temperatura de servicio, por la calidad del cristal de la copa y porque la camarera se dirigió a su persona sin atender a las exquisitas reglas del protocolo confundiendo a Su Señoría con Su Santidad.

  • Seguramente sea cosa de mi cabeza, porque habitualmente me cuesta encontrar encaje en lo abstracto, pero hay algunos enfoques de la entrada que se me escapan. A saber:

    El capitalismo y la democracia son sistemas buenos, sus reglas son buenas, no óptimas, pero sí buenas.

    Las mayorías tienen una fuerza de marea que no encuentra canalizaciones ciertas, pero no es un problema de reglas.

    Es sólo un problema de aceptarlas y cumplirlas, y cambiarlas si es necesario, pero no permanentemente.

    No es posible un mundo sin competición, pero competir todo el tiempo para ganar la totalidad no es lo recomendable.

    ¿Por qué se comparan el Capitalismo y la Democracia? ¿El qué no es un problema de reglas y, si las reglas no son el problema, por qué es necesario cambiarlas? La frase de la competición tampoco la entiendo.

    Me ha encantado, eso sí, el comienzo de la entrada. Manías como fijarse en las proporciones del libro (tengo curiosidad por saber cuáles son las adecuadas) y el hallazgo del capítulo en cuestión son serendipias al elegir lecturas que darían para una entrada. Mi manía lectora más absurda, si es que alguna no lo es, consiste en empezar los libros leyendo la última palabra. Sí, me gusta vivir al límite.

  • Bien traído, JrG.

    El capitalismo y la democracia son sistemas buenos, sus reglas son buenas, no óptimas, pero sí buenas.

    Compte-Sponville se preguntaba en un libro “El capitalismo ¿es moral?” y nos respondía que era amoral.
    Su propuesta es analizar cuidadosamente si una opción u acto es susceptible de juicio moral (bueno/malo), o bien está en el terreno de lo conveniente/inconveniente , de lo bello/desagradable.
    Saber distinguir esos campos ayuda a mantener una buena higiene mental.

  • Maxima egestas, avaritia. Discutible, seguro que la pobreza es más pobreza. El popular la avaricia rompe el saco parece buen consejo (a un ladrón, en el cuento).

    JrG, siempre disfruto mucho con tus reflexiones o ensayos o tromba de aforismos, cuando no te entiendo ni me parece bien inclusive.

  • Chino, lo de las proporciones de un libro es algo difícil de explicar, pero cuando lo tienes en las manos sabes que los son. En este caso el librito citado es 17×11 cmts. Como ves, algo con las matemáticas tiene pues los dos números son primos. Su cociente es de 1,5, lo cual sólo lo acerca a una proporción aurea, pero no está mal que una medida sea 1,5 veces la otra.
    Pero que vamos, el libro lo cojes y se te queda en la mano, la cubierta tiene un glaxofonado mate, que le da un tacto sedoso y el interior tiene una tipografía muy limpia y una maquetación bien ordenada.
    Pensaba en el siguiente capítulo, ir contestando a las preguntas que me voy haciendo yo mismo al escribir, pero trato de aclarar:
    Democracia y Capitalismo son tratados como términos antónimos por muchos analistas siempre contrarios al mismo.
    Por ello lo mento desde dentro de la democracia, y como un medio muy complementario de uso de la misma y de resolución de numerosos problemas de la sociedad, auque también cree otros.
    En las demás cuestiones, preferiría ir al siguiente capítulo, para no dar aquí un “charlón” y aburrir demasiado.

  • Ximeno de Atalaya Miércoles, 31/05/2017 a las 10:48

    Hay evidencia científica -sección documentación gráfica- de que el marqués de cubaslibres anda por esos pagos californianos haciendo ¿del marqués de cubaslibres?

    Tenemos foto (con chino) delante de una librería de postín.

  • Holmes, es como preguntarse si el poker es bueno. Si ganas te parece magnífico y si pierdes detestable, pero las reglas son buenas para un juego y por eso tiene adeptos, no sólo la suerte tiene un papel aquí, sino el saber jugar, aunque salgan los tramposos a engañar al sistema.
    El ciclismo es cruel? Con todos los que pierden, pero gana el mejor, y los demás le valoran en su justa medida. Y además ordena los esfuerzos.
    Al capitalismo le pasa lo mismo. Es un buen SISTEMA, pero da chance a los tramposos (COMO CUALQUIER OTRO SISTEMA). EL PROBLEMA NO SON LAS REGLAS DE JUEGO. La cuestión es la asunción, respeto y ejecución de las mismas tanto por ganadores como por no ganadores.
    Y no las podemos cambiar en mitad de la partida, aunque se puede llegar a acuerdos en los que minimizar alguno de los daños, y pulir los premios.

  • Procuro fijarme
    Miércoles, 31/05/2017 a las 11:20
    Maxima egestas, avaritia. Discutible, seguro que la pobreza es más pobreza. El popular la avaricia rompe el saco parece buen consejo (a un ladrón, en el cuento).

    Bien traído Procu.
    Gracias por la parte que me toca.

  • Fuentes generalmente bien informadas sostienen que el marqués ha pedido rollito de primavera, arroz tres delicias y un porrón de sangría. La galleta de la suerte traía un críptico poema milenario:

    chino
    chino
    mandarino

  • Coincido con Holmesss (y Spontville). No parece pertinente calificar al sistema de bueno/malo. Útil/inútil, equitativo/no equitativo, adaptable/inadaptable, productivo/improductivo, etc. parecen oposiciones más fáciles de medir. Lo de la bondad entra en el terreno de los sentimientos, que es jabonoso.

  • El segunda parte de la película WALL STREET un jovencito broker inversor, emparejado con la hija del Gordon Gekko, que es bastante chorra por cierto, al igual que el novio, y frente al un Goya en el despacho del tipo más poderoso del gremio le lanza esta pregunta.

    -Con qué cifra te retirarías. Todos tenemos una cifra para dejar nuestra silla y marcharnos. 1 millón, 1000 millones?
    Respuesta del banquero:
    MAS¡¡¡
    Ahí está la cosa.

  • A ver cuando me nombráis profesor interino de algo, cabrones. Si al colega le pusisteis un piso, digo un máster, de «política mediática», yo podría sentar cátedra en «lexicografía recreativa», «voladura controlada de tópicos» o «análisis estructural de la verborrea en el campo de las medicinas alternativas y la administración pública». Mis clases iban a ser igual de útiles e informadas que las del pavo y valdrían parea lo mismo, pero lo que nos íbamos a reír, o sea.

  • Procuro fijarme Miércoles, 31/05/2017 a las 11:50
    Flan chino mandarino. De Fran(cisco).
    LO HAIS PILLAO

    Como aquellas películas del cineclub, debe ser muy bueno, porque no me he enterado.

  • [0]
    “Pensé que el autor no podía referirse, ni creo que supiera, a la profundidad matemática de una funcion expenencial

    (negrita mía)

    Está bien lo del ex-pene. Lo que no lo está es la falta de acentuación de ‘función’ por partida doble.
    ¡Ay! ¿Quién nos corregía los acentos en el NJ?

  • El ser humano ha inventado hace mucho tiempo la solución a los problemas del número y los recursos, que es matarse. Eso comprende desde la pelea a navajazos por una mujer a las guerras mundiales pasando por la eutanasia, el infanticidio y el aborto. La única alternativa a solución tan cruenta es la autoextinción a base de reducir al mínimo la tasa de natalidad, asunto en el que Europa, exageradamente consciente y cínica, anda metida desde hace unas décadas.

  • Incredulidad

    No eres
    posible,
    no es posible
    que todo el calor del mundo
    haya cobrado la forma de tu cuerpo
    tendido e irradiante junto al mío,
    no es posible tu cuello
    girando sobre la almohada lentamente
    como fanal de dicha,
    tanta fructificación no es
    posible, tan alta primavera
    desbordando tus pechos y tus manos
    hasta inundar todas las alcobas de mi vida,
    no es posible el latido de tu sueño
    cuando convoca
    paisajes como caricias, dédalos susurrados
    de fraternidad y auxilio y maravilla,
    no es posible la paz de tu vientre rubio
    si te busco debajo de las sábanas.
    Desnuda no eres posible. Junto a mí, no es posible.
    Eres lo más real y no es posible.

    Jorge Riechmann

  • Procu, el flan bueno era el FLAN POTAX. De Flan el chino, era buena la grafía. El chiste yo no lo pillo. Nada, de nada.
    Tipo Material, desde que tienen a la Bellpuig en ERE, es que los escribimos mal no tenemos dónde ocultarnos.
    Ferdyduke, no tenía el placer, pero veo que conoce la poesía de Riechman. Como adelantó Alvaro, tradujo a un poeta muy apreciado en este país que era Renë Char.
    No soy muy lector de poesía, pero al poco de terminar de leer este pequeño ensayo que menciono, del autor, ya no leí nada más de él.
    Me queda tanto por leer, que no puedo darle a todo.
    Y Morgan, pues sí. Y los otros países y las otras religiones venga a pedir niños y más niños, que no podrán educar, ni instruir, y es posible que tampoco alimentar, pero que sí pueden exportar para inundar.

  • A ver ahora:
    –¿Qué quiele de postle?
    –Paco.
    — ¿Qué quiele de postle, Paco?
    –Que no me llamo Paco, que quiero fran. ¡Un FRAN!

    Puedo dejarlo o puedo seguir mejorando, vosotros veráis.

  • Marqués no sé cuánto le pudo costar esa botella allí. Aquí ya es cara.
    Pero viendo los precios que ponen por los de la Bodega Quixote, sin haberlos probado, ya renuncio a ellos si los debo pagar yo. por ese dinero en España tienes vinos de muy fuera de serie y de añadas gloriosas.
    España es un paraíso de calidades-precios, y se encuentra como en el mundo de los restaurantes, con gente que opina que son caros.
    Marqués tienes mucho mérito dejando publicar esa foto.
    Es bueno reirse de un mismo.

  • Procuro fijarme
    Miércoles, 31/05/2017 a las 13:33

    – ¿Qué quiele de entlante?
    Tolenos.

    Srta. Bellpuig
    Miércoles, 31/05/2017 a las 13:03
    Una sólo cumple órdenes, que conste.

    Óraleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Tengo una camisa idéntica, pero no venía con la oferta del gorro por el mismo precio.

  • Pero, vamos a ver: ¿Se extremaba moderistán o se moderaba extremistán? O por el contrario ¿moxtremistán se modernaba? ¿o se entremondaba? Externistán, ¿no es eso que está junto a Monderxtán?
    Miren vds. a mi las cosas despacito y claras, que los de Estudios Célticos no damos para mucho. Nephchomhtetharrachtae

  • Aquí para ese vino de garnacha, le dan 92 puntos para el 2014 y en bodega te cobran 34 euros, en el restaurante de 70,- a 100,- que es lo máximo que estaba dispuesto a pagar en un restaurante, o en mi casa. Allí será un chiste que te harán pagar caro. Imagino que el sombrero te lo regalan al pedir vino francés.
    En España de garnachas los santuarios son Rioja y Ribera.

  • Fue Isaiah Berlin, un gran liberal, quien dijo una frase prodigiosa: “Yo estoy dispuesto a sacrificar parte de mi libertad, o toda ella, para evitar que brille la desigualdad o que se extienda la miseria”.

    Berlin, a quien le preocupaba, sobre todo, el poder de las ideas, exploró como nadie los límites de la libertad. Y los encontró en una reflexión palmaria: “Si mi libertad, o la de mi clase o nación, depende de la miseria de un gran número de seres humanos, el sistema que lo promueve es injusto e inmoral”.

    Me da que no estamos con Berlin.

  • S. lo que yo planteo no es el problema que se plantea ni el libro de Riechman, ni en mi pequeño escrito.
    Mi libertad y la tuya no se edifican contra la de nadie. Se basan en unas reglas que si se cumplen, son buenas para todos los que adoptan el sistema activa o pasivamente.
    Que el sistema llega un momento en que se basa en que el beneficio se reparte mal, no tiene que ver con la libertad.
    La democracia genera un amplio panorama de libertad. Y el capitalismo es un sistema generador de bienestar y de posibilidad de desarrollo personal y social. Sólo que las reglas deben ser cumplidas y aplicadas.
    Ahí es donde entra el gobernante. En una vez decidido que el sistema es uno, velar por el cumplimiento del mismo, y adelantarse a las modificaciones y ajustes que las derivas van llevando.

  • Gracias por publicar esas fotos trucadas SIN mi permiso. Exijo que se publique la original floreada con algún comentario elogioso.

  • jrG
    Miércoles, 31/05/2017 a las 11:49

    -Con qué cifra te retirarías. Todos tenemos una cifra para dejar nuestra silla y marcharnos. 1 millón, 1000 millones?
    Respuesta del banquero:
    MAS¡¡¡
    Ahí está la cosa.

    Eso ya lo dijo el señor Burns, el de los Simpsons, cuando le entrevistaba un periodista:” Oiga joven, usted pensará que tengo mucho dinero, pero lo que no sabe es que daría todo lo que tengo por tener un poco más”.

    Efectivamente, ahí está la cosa.

  • La foto con el chino no se va a colgar no?
    Una pena, porque adornaría bien bien el relato del Marqués (marco Polo) de cubas Libres. Quedaría como un libro con fotos que siempre es más llevadero.

  • La foto con el vino gabacho, que la pongan en otro viaje. Y si viene por mi casa, ya le sacaré algo mejor de esa denominación de Chateauneuf du Pape. Eso sí, yo le invito y pongo la comida, él en justa reciprocidad se encarga de esponsorizar la bebida que yo seleccione. Le presentaré a mi suegro Georges. A mi reyna le sugeriré algún viaje (por si las moscas)
    PD. lo mismo para el resto y restas ( a los que no les exigiré desembolso)
    PD bis. El vidrio será de Riedel.

  • Y viejecita, le perdono el no salir a la plaza, ya que está cumplimentando con sus amigotes de la pérfida Albión. Pero que no se me repita.

  • A todos, pues gracias por no hacer sangre con mis comentarios. Y no dejar que me extienda en explicaciones. Sólo podía cagarla.
    Muy mal debe de estar el cajón de publicaciones, para que saquen a un tío como yo, pero así tengo mi foto, mira por donde.
    A Alvaro ya le adelanto que se prepare, que habrá más. (se va a arrepentir).

  • Jrg, era un comentario general traído por el artículo en el Confidencial. No iba por la entrada, que aún no había leído. Ahora ya sí pero no la entiendo. A ver a la noche.

    Albert, voy de cabeza al océano de Solaris, y en polaco. Te vas a enterar como no me guste.

  • JrG, le recomiendo intercalar citas de René Char cuanto más a destiempo mejor, que dan empaque, ya que la lucidité est la blessure la plus rapprochée du soleil.

  • JrG, soy muy del Chateau Rayas, espero que se pueda conseguir en su pueblo. Le aseguro que Georges estará de acuerdo conmigo y no cuestionará los vinos papales. Estamos hablando de vinos “importantes”.

  • Marqués en esta página, cuando reuno algo de plata, es donde compro.
    Veo que está enganchado con los garnachas de Chateauneuf du Pape.
    Un 1995 aquí se vende por el precio de esos vinos del QUIXOTE de las últimas añadas. Se los pueden quedar a esos precios.

  • Oiga, no querrá que bebamos Marqués de Murrieta como Satur. A Georges le debemos un respeto y habrá que estirarse.

  • Joder Alvaro, pero si no me acuerdo nunca de nada importante…
    Citaré a Chiquito de la Calzada para ser como más descontextualizado y coral…

  • Mi día comenzó casi a ritmo de comedia romántica de Matthew McConaughey; pero a medida que avanzaba la tarde fue derivando hacia Bergman, con partida de ajedrez incluida, y casi finaliza como una de Jackie Chan. Ya en casa, ahora me siento más como un personaje de Eugene O’Neil que se pone a ver la tele. Echan una de Bruce Willis. Fui a verla al cine en su momento, y no la aguanté entera. Hoy dudo que lo consiga.

  • Y además sabe polaco, Pirata. Es todo un partidazo. Te gustará Solaris, S. Me comprometo a ello.

    Voy a pasar el fin de semana entre gente encerrada y exhibida, el viernes en el Zoo y el sábado en Faunia. A falta de Perro, le pediré al pingüino o al orangután que me firmen algo. El caso es que según mi acompañante, ese orden de visitas Zoológico-Faunia es fundamental y no debe ser al contrario bajo ningún concepto. Me he mostrado en completo desacuerdo inventando sobre la marcha razones que hasta me he llegado a creer, y efectivamente ha funcionado la negociación: yo transijo resignadamente en hacerlo de esa manera y ella acepta que el sábado estemos en casa a las nueve menos cuarto. Me ha pedido explicaciones sobre esa cosa importantísima que tengo que hacer ese día y a esa hora. No le parece tan importante así en general, pero “comprende que lo sea para mí”. Tal cual. La dejaré en el jardín contando lagartijas y ahogándome las plantas mientras veo el partido.

  • A lo largo de mi vida he hecho muchas cosas, algo de teatro, algún intento fallido de escribir,he dibujado con algún acierto y he sido músico.
    Cuando llevo unas horas seguidas tocando, practicando, como ahora, së que accedo a una parte del universo (no se me ocurre un término mejor) del que la mayoría de los mortales no tiene ni idea. Matemática, emoción, lógica, intuición y ausencia de pensamiento, todo al unísono.

  • Adapts, a lo largo de la vida que llevamos vivida, todos intentamos y hemos intentado cosas, y otros intentan que la llevemos por algunos caminos que se denominan ciertos, verdaderos o buenos.
    Un camino de mirar hacia el frente, y las inevitables comparaciones fuera de contexto.
    Uno lo que intenta es fallar por sí mismo sin que otros decidan cómo. Esa forma de fallar es lo que te da la verdadera libertad.
    Y sobre todo elegir, elegir lo que puedes y lo que no puedes hacer, incluso lo que no debes.
    Incluso aprendes, o te habitúas o te acostumbras o fajas y esquivas.
    Unos eligen mucho de algo, otros poco de mucho, una mayoría elige nada o lo que la corriente sugiere.
    Buenos días tengan todos, que ya junio comienza.

  • Albert, cuando mis hijos eran pequeños, bajamos a Madrid un fin de semana, y entre las visitas a museo que tenía preparadas les enseñé el zoo.
    A mí el animal que más me gusta es el rinoceronte. Un animal primario, creo que mejor diseñado que el toro, aunque menos estético. Desde un punto de vista de la fuerza bruta y la ingeniería, tener un cuerno ariete centrado le da una potencia de ataque frontal mucho más poderosa, que además se refuerza con unas patas poderosas una masa enorme que genera unas inercias enormes y una piel blindada. El toro en este caso es más femenino o quizás más sofisticado. Es un ataque más ligero y ágil (comparando las masas de cada animal) pero más agresivo y también más dañino.
    Lo que me impresionó mucho del zoo, fué el gorila o el orangután no sé exactamente.
    Su mirada, que mantuvo con la mía, hasta que yo bajé la cabeza abrumado por mi condición de observador de la prisión de otro, era de una profundísima tristeza, de un hastío enorme.
    Salimos rápido de allí.
    Nos comimos un helado y fuimos al parque de atracciones, donde si me hubiera mirado a un espejo, me hubiera visto igual que el orangután.
    Pero los chicos se lo pasaron bien.

  • Pues las dos veces en mi vida que vi al ya desaparecido Copito de Nieve, no fui capaz de aprehender en su mirada esa melancolía de cautivo, quizá porque el gorila andaba muy ocupado cascándosela.

  • Chino, las reglas no son el problema, a mi juicio.
    Según la evolución de los acontecimientos, y los hechos inesperados que estas reglas generan y que a priori no son planteados debido a un uso no correcto de las mismas, deben evolucionar o pulirse debido a las tendencias naturales del comportamiento humano y sus mareas.
    Las reglas no son las malas en sí, pero sí que deben pulirse con la evolución del pensamiento y el conocimiento humano y el de la sociedad.
    Ejemplos:
    Los delitos evolucionan y se sofistican con la evolución tecnológica para lo cual la ley general no cambia, pero si se debe tipificar para adaptarse a nuevos supuestos imposibles de prever.
    Un modelo de convivencia en un espacio con una densidad de población 10 debe adaptarse a una situación de densidad 20 o 30 sin que la regla básica sea mala. Y deberá volver a cambiarse si la densidad sube a 100 o baja a 2.
    A eso me refiero.

  • Gómez yo no ví a un animal único en su género como copito.
    Yo ví a un gorila común. Igual es que el gorila tenía un mal día, o el que lo tenía era yo. O los dos. La forma de afrontar el cautiverio depende de muchas cosas.

  • Claro Gomez, pero Copito es que era él el que observaba a la gente que le venía a ver.
    Es comparar la celda de Al Capone o Mario Conde, con la que está encerrado un trilerillo en el talego…

  • No es lo mismo el sufrimiento de Truman Capote en sus dudas existenciales siendo reconocido como un genio en vida, que la de un negro es su despacho escribiendo discursos para un cretino que triunfa gracias a los discursos que él cobra a tanto la línea…

  • Es que ser rico da muchos más sentimientos espirituales. El pesimismo es otra cosa desde la ventanilla de atrás de un jaguar…

  • Creo que tenemos que cerrar Çhøpsuëy Fanzinë Øn Thë Røcks.

    Estamos contribuyendo a la «uberización» de la cultura. Al crear y difundir contenidos que no pasan por el canal comercial y al ofrecer una posibilidad de entretenimiento (e ilustración) al margen de los medios tradicionales, socavamos la economía real y contribuimos al empobrecimiento de los creadores, los periodistas, la prensa, los editores, los libreros, los maquetadores, los ilustradores, etc. Usamos nuestra libertad individual para obtener beneficios individuales, pero olvidamos que estamos provocando una debacle general en el sistema que nos hace a todos más pobres y más infelices. Habría que cerrar internet y regresar al sistema de la prensa del Movimiento y de la Editora Nacional para que todo el mundo volviera a tener salarios dignos.

    Creo que tenemos que cerrar Çhøpsuëy Fanzinë Øn Thë Røcks.

  • Eso que dice Perro le ocurre al movimiento Okupa, que obvia a propietarios, promotores, constructores, agentes de la propiedad inmobiliaria, gestores, abogados, notarios, registradores y demás fauna. Vamos en la dirección que sopla el viento. #Pasalo

  • Pues siguiendo la recomendación de Morgan he pagado mis tres leuros por ver el reportage y estoy más contento que unas castañuelas.
    Pongamos impuestos para contribuir a que los grandes pensadores de nuestro tiempo y sus revolucionarios líderes, puedan beber champán con nuestra colaboración. Es lo justo!!!
    Al recibir tanto a cambio de nuestra modestísima aportación.
    Que aporten ellos!!!

  • Lo de las comuniones no deja de ser anecdótico; lo lamentable es que haya que creer en el cielo de los católicos para poder ir al cielo de los católicos. ¡Por un cielo laico ya!

  • Perroantonio, pero es que realmente Çhøpsuëy Fanzinë Øn Thë Røcks ya estamos fuera del mercado, si miras los comentaristas -mejor, tertulianos- que hablamos aquí somos casi siempre los mismos veinte, al igual que los que escriben capítulos de la novela CFOTR. Mejor que fuera del mercado estamos en nuestro propio mercado, y como tenemos un mercado propio usamos la moneda que queremos, como Ada Colau, o no usamos ninguna. Somos la Sociedad de Amigos de la Capa que editamos el Boletín de Amigos de la Capa que se distribuye exclusivamente entre los socios de la Sociedad de Amigos de la Capa, así que no tenemos que regirnos por normas y corsés absurdos de gente -el pueblo llano- que no usa capa para editar nuestro Sagrado Boletín.

    Luego, si alguno de nosotros saca el pie fuera del tiesto y se va a firmar, pongamos el caso, a la Feria del Libro, ya eso lo hace dentro del mercado capitalista gubernamental y, si las cosas van bien, monta un chiringuito financiero en Panamá, madre patria del ínclito Miguel Bosé.

  • Morgan me temp que hoy todo es POST-
    Postverdad
    Postrevolucion industrial.
    Post poyas….
    Postcapitalismo.
    Postsicualismo y posponemos y post demos.

  • Gómez, creo que no se presenta carnet en el cielo católico, que ahí van todos los buenos, menos los de Alá, que esos tiene sección propia y exclusiva (VIP).

  • No, si eso lo tengo claro. Pero me refería a la paradoja de ir a un lugar que no crees que exista. Hay que explicarlo todo.

    Y carné sí piden: el de justo. De momento no se sabe si es por puntos.

  • A ver, que habéis pasado de puntillas sobre la loa al capitalismo (güeno. güeno) que ha hecho JRG; le habéis hecho caso (omiso) al bueno de S. que os ha puesto delante el caramelo (envenenado) de las protestas taxistas (porque cobran «tax») [sólo Jenny le ha declarado su amor, pero es una atracción puramente sexual, digo intelectual]; y ahora os encastilláis (o enchopsuestizáis) en la defensa de vuestros privilegios dando la espalda al Mercado y en defensa de la autarquía. Así no vamos a salir nunca del útero, o sea.

  • Yo me he comprado una paloma mensajera (para más no me llegaba, son caras de cojones) y enviaré mis comentarios por este medio sostenible y solidario.
    Por favor, cuídenmela y denle alpiste con plátano para su viaje de vuelta.

  • Me acabo de acordar del chiste del tipo del Opus que habla con un luterano. Se queja de que, un día por el opus, otro por el dei, no folla. En cambio el luterano un día por el útero, otro por el ano, se pone morado. Mi reflexión es que es todo falso, sólo hay que mirar el número promedio de hijos de los fieles de una y otra, que resulta muy favorable a los del Opus. Aún corregidos los números para tomar en consideración que sólo la mitad de los intentos de los protestantes son aptos a los fines genésicos. La gente es muy prona a al proselitismo ya sea del capitalismo, que es a lo económico lo que la lujuria al sexo, ya de cualquier otro ismo. A quienes nacen con alma de asceta los apetitos desordenados les causan pavor, en lo propio y, lo que es más extraño, en lo ajeno. El asunto es que si uno es del opus no saldrá del útero, aunque el Perro lo exhorte.

  • Hay muchísima gente que escribe osea en vez de o sea, y ahora con los autocorrectores el error muta a ósea, que me parece muchísimo mejor que decir o sea. Ósea.

  • Quinn, fabuloso hallazgo el de la «España hueca». Tengo que escribir un artículo sobre la despoblación en España y me he propuesto hacerlo sin que aparezca el sintagma «España vacía». Es difícil, muy difícil, pero creo que seré capaz de conseguirlo. También he comprado La hermana pequeña, aunque traducida por César Aira, lo que da en La hermana menor.

    A mí el capitalismo me pone cachondo.

  • Bertrand de Got Jueves, 01/06/2017 a las 12:33
    Yo creo que chopsuey es un tipo con 30 nicknames y 600 direcciones IP.

    Papa, tú quieres decir «direcciones HP». Que te columpias mucho con la ortografía ósea.

  • Oseas era un profeta, eso lo sabe todo el mundo, el profeta del amor, oído al parche. El pobre Oseas, un día que estaba pallá, recibió la orden de tomar una mujer fornicaria (sic) e hijos de fornicación y ni corto ni perezoso se casó con Gomer, que, quod erat demostrandum, se hinchó a ponerle cuernos y darle bastardos.
    Esto, que puede parecer chascarrillo menor y hasta gracioso, siempre que no seas Oseas, ha dado lugar a infinidad de interpretaciones que prefiero no contar y que os podéis imaginar y que como los mandamientos aquéllos se resumen en dos, a saber, uno, las órdenes el caso justo y dos, amarás al prójimo pero dentro de un orden.
    O así me lo contaron.

  • Dicen (entre líneas) en «La colmena feliz» que me tengo que cargar a la avispa, porque decapita a la abejas (que son las buenas porque nos dan miel y polinizan nuestros frutales). De momento la tengo bajo arresto domiciliario en un frasco, para observarla bien. Yo creo que está estresada y un tanto famélica (tiene el tórax muy delgado). Lo que me preocupa es que hayan montado un nido en la caja de la persiana, porque a veces oigo ruidos inquietantes.

  • Oiga Bertrand yo soy un tipo serio, no tengo más que una sola IP de esas, soy monógamo, no puedo con más… Tampoco escucho suavecito como el Perro, ni escribo libros (sólo los pinto). Y el vino, como el marqués se estira entre poco y nada, lo bebo con mi suegro cuando se deja.

  • No hace mucho descubrí un nido minúsculo de esos bichos. Cogí una manguera para cargármelo pero tuve que desistir, porque la familia política me hizo toda serie de advertencias. Que si no se podía hacer así, que si había que esperar a que estuviese formado y todas dentro y entonces llamar a no sé qué especialista que sabe cómo eliminarlas, un lío. Lógicamente esperé a la noche y lo hice desaparecer.

  • Se hace saber a quien sepa leer que aquí escribirán siempre los mismos, pero da la casualidad de que mañana estrenamos colaborador. Atentas y atentos a sus pantallas.

  • La señorita Bellpuig, no se yo, si atenazada por la mordaza de la tiranía anticapitalista, no ha dicho nada de su precaria situación laboral, a todas luces injusta y punible.
    Eso sí, aquí como en Pudimos, se nos hincha la boca con soflamas anticapitalistas, y por debajo del mantel, todo sucio.
    Que se retrate o calle para siempre…

  • Puag¡¡¡¡ sois unas nenazas…ahora me dejáis sólo ante el peligro inminente. Abogados…
    Defenderé a Chiquito de la Calzada yo sólo.

  • Yo conocía una versión gaylo:

    Dos amigos, uno le dice al otro, “tengo una botella de whisky en casa, ¿subimos y nos la chupamos?”. “Vale, contesta el otro, pero luego nos bebemos el whisky”.

    Pero la de Schultz es mejor y lo ha contado muy bien.

    Como experta, ¿a ti qué te parece Procuro?

  • O igual le pido uno de esos IP y nikes a Bertrand…y me quito de enmedio hasta que pase el peligro.
    Que Procu, yo te respeto mucho, y te tengo muchos cariños…pero el verbo es el verbo.

  • – ¿Cuál es su mayor defecto?
    – Me meto en las conversaciones ajenas.
    – Le estoy preguntando a él.
    – Ah, perdón.

    ¿Y, este? Procuro, sal de la pistina ya, te vas a quedar como un garbanzo.

  • sólo Jenny le ha declarado su amor, pero es una atracción puramente sexual, digo intelectual

    Era intelectual hasta que Albert dijo lo del polaco y me alborotó.

    ***

    Proclamo que estoy hasta los ovarios de trabajar. Soy capaz de morirme con tal de no seguir haciéndolo hasta los 67. Se me han ocurrido varias ideas de negocio. Por ejemplo: no existe ninguna librería aeronáutica en el país (la Aeroteca de Barcelona es una guasa) y el mercado es inmenso. Pero me da una pereza infinita ponerme a contactar proveedores, arrendadores de almacenes y diseñadores de webs. Tengo más ideas, si será por ideas.

  • El del gato viejo que se quiere escapar una noche de casa de picos pardos y el gato joven que le llora para que se lo lleve con él.

    – Que no, que me voy a follar y tú eres muy joven.
    – Yo también quiero follar, yo también quiero follar.

    Así que se van y a la vuelta de la esquina se encuentran un perro que les persigue. Vueltas y vueltas a la manzana corriendo como descosidos con el perro siguiéndoles los talones, y el gato joven ya sin aliento le dice al viejo:

    – Oye, tú, yo follo una vuelta más y me piro a casa.

  • Pirata no cuenta, ehhh…bueno y Procu tampoco…ni las demás chicas aunque no salen mucho.
    Vamos a dejar de contarnos chistes, y al turrón.
    Pirata tu relación con el capitalismo te la tienes que mirar. Una librería no es un negocio.
    Repite conmigo: UNA LIBRERIA NO ES UN NEGOCIO.
    Una librería de aviación es una afición que te va a costar un pastón+IVA +IRPF. eso sí tendrías muchos libros de esos.

  • Y puedes hacer avioncitos de papel con las hojas de los libros sobre aviones, que no sé cuál pero alguna figura literaria tiene que ser eso.

  • bremaneur
    Jueves, 01/06/2017 a las 12:39

    También se puede hablar de “la España desaprovechada” porque sus habitantes no se saben poner.

    jrG
    Jueves, 01/06/2017 a las 13:33

    Todo lo que sé del asunto lo aprendí del Moromierda de Makinavaja y hasta donde recuerdo no le parecía mal, aunque su versión del islam creo que era un tanto posconciliar. Si busca aquí seguro que aparece algo.

    Edito: Actualización.

  • NO VUELVO A DAR MÁS LA BRASA

    INAUGURACIÓN. Estreno pomposo de una obra, edificio o monumento al que se acude para adornarse por magia simpática de su lustre y novedad. O porque pasan lista. [1]

    ESCRITOR. Profesional de la literatura que gana su salario en oficios diversos o chuleando a su cónyuge. Sólo los más listos opositan a plaza en la Administración Pública, en donde mitigan su aburrimiento reverdeciendo la leña de la prosa funcionarial. Sufren, en general, de un exceso de vida interior pese a lo cual suelen cultivar prestigio de alcohólicos y disolutos nocturnos para explicar su querencia diurna por el café o el té. Como miembros de la fratría intelectual, se exhiben en Jornadas, Congresos, Semanas y Ferias [2] en busca de lectores que les halaguen o, en su defecto, editores que les paguen (los mecenas se extinguieron en la última glaciación). Los que alcanzan el éxito son inmediatamente crucificados por sus congéneres con acusaciones de comercialidad, falta de exigencia artística o sensiblería, acusación esta última que se aplica, indefectiblemente, a las mujeres; como venganza, su obra no es incluida en el Parnaso de los textos de bachillerato. Los más afortunados triunfan post mortem tras ser redescubiertos por un crítico radical que califica su vida de «fracaso» y su actitud de «insobornable».

    Perroantonio. «Te voy a hacer una autocrítica. Diccionario para entender a los humanos». Trama Editorial, 2016.
    _________

    [1] Cómo me gusta comerme mis palabras. Es mi plato favorito, junto con el bacalao al pil-pil y las ruedas de molino. Pues eso, que mañana viernes 2, desde las 19:00 horas de la tarde hasta las 20:30, estaré en la librería Latrescatorce, calle García de Paredes 25 (Madrid), dando conversación y firmando ejemplares (podéis comprar otro libro, que también os lo firmo).

    [2] Pues sí, el sábado 3 estaré en la Feria del Libro de Madrid, de 12:00 a 14:00 en la caseta de Trama editorial. Si os firmo los libros con el pseudónimo Calderón de la Barca es que me ha dado una insolación.

  • La anécdota me la contó un amigo del escritor Juan Marsé; pero, aunque siempre me ha parecido una maravilla, no puedo dar fe de su autenticidad.

    Por lo visto, el escritor estaba firmando libros en unos grandes almacenes. Llegó la hora de la comida y, durante un rato, le dejaron solo. Se trataba además de esa incómoda hora –u horas en el caso de quienes no son Juan Marsé– en la que nadie se acerca a que le firmen nada. De pronto, advirtió que una mujer de edad, situada a cierta distancia de él, no le quitaba el ojo de encima. Parecía como si dudara sobre si acercarse o no; pero, al cabo de un rato, lo hizo.

    Y le preguntó al escritor que cuánto costaba la mesa en la que estaba apoyado.

    Lo había tomado por un dependiente de la sección de muebles.

  • Dice que le preocupa que pase con los musulmanes lo mismo que con Hitler y los judíos, por la islamofobia. Home, no me jodas.

  • Para leer estas cosas Procu, y que además las premien, es que es mejor dejarse de información y lecturas nuevas.
    A leer a Plinio el joven y pasarse por Altamira…

  • Pues mira Procu a esa señora igual le preocupa mucho todo eso, pero me preocupa mucho más que la hija de la Reyna se case con un musulman y la tenga convencida, que la hostie su marido, que mis hijos se vean aplastados por no encontrar una forma de ganarse la vida, que en uno de sus viajes les pongan una bomba…
    Vamos que los señores Musulmanes están bastante abajo dentro de mis prioridades, sobre todo cuando tampoco es que se esfuercen algo en comprendernos a nosotros.

  • Hace unos meses me avisaron desde Trama editorial de que un profesor universitario, Víctor Meliá, había encargado varios ejemplares de «Te voy a hacer una autocrítica» para usarlo como material de base para un trabajo creativo en sus clases de Grado en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto de la Universidad Jaume I de Castellón. [SIGUE AQUÍ]

  • Joder Perro, los chicos son buenos, el profe es genial, pero a tí te han puesto un piso como al Pablo o no?
    Fuera de bromas, lo de dar clase a alguien que quiere aprender lo que le puedes contar, es muy satisfactorio, sobre todo ver que alguien con más talento que tú, te puede aprovechar. Es mi caso con algún becario que tuve en el atelier. Bueno era becaria, pero muy fea ehhh¡
    Ahora que el perro poniendo exámenes y eso tiene que ser para cagarse…
    En castellón en qué se habla?
    Es España?

  • Esto que nos envía Perroan me confirma que hay mucha gente inteligente ahí afuera, y que no los vemos porque son jóvenes y llevan shanclas.
    No imagino mayor satisfacción (quizás asistir a la demolición controlada del feudo colchonero del Manzanares) que recibir este feed-back de tu trabajo. Muchos no vemos nada ni parecido en toda nuestra vida.
    Mi mas sincera enhorabuena, la cual gusto dar en cuentagotas.

  • Il Marquesinno é preocupatto per il partitto dil sábatto, questa é la razzone de la sinrazzone dil suo ataqque a la entitá rossobianca. Ma io non sonno indignatto, io sonno veramente depreocupatto, ma perque il sábatto io fazzo una mangiatta notturna e non visualizzazzionaré il contenchosso. Qui venzza il meggiore.

  • Nessún madrilenni in la mia città, tutto il madrilenni in Cardiffe, riclamando tortiglia di patatti in le pubs della città, e rezzongando perquè non si trova la Mahou in questi pubs. Io sonnno veramente tranquil.lino.

  • E si il combinatto bianco é resultante vinchitore dil contenchosso, io non posso sino felichitar il tifossi merenguetti. Complimenti, fratel.li! Ma si il combinatto madrilenni é il perdettore, attenzione a la felichitá dil verborreico Saturninno!

  • Marqués, de los ocho toros que ha presentado hoy Domeq han pasado cinco (no sé de quién es el sombrero). Torean el niño Manzanares, Cayetano y un peruano al que no tengo el gusto de conocer. Empieza ahora y la puede ver en pirata directo.

  • Cuando el toro está encastado, dicen que así no hay quien toree. Cuando es soso, que no humilla, que no se viene de largo o lo que se les ocurra. La verdad es que el toro ha tenido diez muletazos que a alguno le hubiera bastado para cortar las orejas. Pero vienen con las faenas aprendidas y fotocopiadas, y así no se puede. Eso sí, la estocada inapelable. El toricantano se llama Joaquín Galdós.

    Otro colorado ojo de perdiz para el niño Manzanares. Ya lo ha recibido con el capote. El chico tiene la buena cabeza del padre, pero es demasiado amanerado para mi gusto. Prefería la imperfección del padre. Sólo espero algo de Cayetano.

  • Pirata y demás taurinos, ¿conocen este librito? Yo lo leí con gusto, queriendo decir que me gustó su forma sin tener ni idea de si su contenido es conforme a razón, porque de toros sé que tienen cuernos, como los caracoles y la luna, y ya.

  • Otro toro tontorrón y descastado. “Sin transmisión”, dice el niño Manzanares. Pero él sabe a lo que viene; si quiere otra cosa, a torear los vitorinos como Paco Ureña. No entiendo quién lleva a estos muchachos: o eres un fuera de serie/fuera de época como Morante, en cuyo caso puedes torear hasta a un extintor, o sin toro no hay emoción.

    Cayetano sabe de verdad torear con el capote, a diferencia de su hermano.

  • Corritta aburritta, Piratinna. É como una semblanzza di un Madrit-Granatta con il réferi vendutto a favore dil combinatto merenguetti, per suposatto.

  • A Galdós habrá que verle, pero ya el hecho de que escoja a los juanpedros para su confirmación no augura mucho bueno.

    Veremos el cuarto (Longanizo, se llama; esto tampoco augura mucho bueno), pero mi apuesta es que en cuanto doble las manos va a parar a chiqueros, porque la parte de la plaza que entiende algo está bostezando. Siempre me gusta ver salir a Florito.

  • LA BOTA DE FLORPOWER
    Ser español es hacer honor a nuestras cosas cuando estas son las mejores. Como tal me impongo la obligación de beber “La bota de florpower”, el mejor vino blanco jamás hecho en nuestra Patria y que no podrá ser imitado por foráneos.
    El Equipo Navazos ha encontrado la cuadratura del círculo: un Palomino criado en tabla (en bota bajo flor) sin alcohol añadido. Su color a tierra de albariza, su leve salazón atlántica con toques de almendra amarga, sus aromas a suavísima ingle, nos transportan a otro mundo donde una verónica y luego la media del gordo Morante te llevan a levitar.

  • El grillo perfecto para el amanerado Manzanares. En la retransmisión se las apañan para no decir nada del cabreo que empieza a tener el 7, y los micrófonos están dispuestos de tal modo que lo que se dice en la plaza, que es casi tan importante como lo que pasa en la arena, no se oiga. Es muy posible que Manzanares le corte una antena al grillo y que los únicos que entienden se la silben. Ay pena penita pena.

    Según el locutor, que debe haberse formado entre las plazas de Benalmádena y Marbella, el grillo es muy serio.

    Ya empieza el 7 a abuchear.

  • Silbidos y palmas de tango.

    El locutor empieza a decir que el grillo “no ha sacado el fondo de casta”. ¿Qué será el FONDO de casta y dónde se encontrará? Pero que “Jose Mari está perfecto” con el grillo.

    Empieza el cachondeo en el 7. O-LÉ, gritan cada vez que Jose Mari saca el culito, le pierde unos pasitos al grillo, le mete el pico de la muleta y pone la mano como si llevara la bandeja de cinzanos y aceitunas.

    Por Dios, que salga el sobrero. Sale, sale, es de Criado.

  • Un cinqueño con más cuajo, el sobrero.

    Al gordo Morante le sale le grillo y la lía parda, Marqués, porque él sí tiene la monedita.

  • Ayer asistí en el TNC a una representación de RicardoIII , de Shakespeare, que recomiendo a todo catalanoentendiente.
    Es asombroso constatar que cuando el autor creó al personaje debía tener en mente, cuatro siglos antes, a DT. No tardaremos en ver la representación de la tragedia, proceso de impeachment mediante, que acabe en la salida del moderno Gloucester de la Casa Blanca. Falta saber qué caballo echará en falta, y algunos papeles secundarios.

  • “Qué barbaridad esa gente que va a la plaza a protestar”, dice un locutor mientras Cayetano lo hacía todo mal.

    Y diez minutos después dice: “Si acaso lo que se puede decir es que Cayetano no ha toreado con apreturas”.

    Pues claro, es precisamente lo que andaban diciendo quienes protestaban: que ha hecho toda la faena fuera de cacho.

    Uy, ha salido otro grillo. Es más chico, debe ser hijo del anterior.

  • De nuevo palmas de tango y ¡TORO! ¡TORO! ¡TOROOO! Menos mal que existe el 7.

    Ea, me levanto del asiento, esto no hay quien lo aguante. Lo mejor de la tarde, un par de banderillas de Iván García al primero de Cayetano y su lidia al segundo. Hasta el 4 ya no hay nada que ver. Por lo menos el 4 torea Robleño a los Cuadri y el 5 Rafaelillo a los de Dolores Aguirre. El 6 el gran Ureña con los vitorinos y el 17 The Monster con quien le dé la gana. Y el año que viene todos calvos.

  • Bremaneur
    Jueves, 01/06/2017 a las 20:50

    No se confunda, Brema, quien pitaba a Curro era precisamente ese aficionado de medio pelo que encumbraba a los gladiadores de mentirijillas que toreaban, siempre fuera de sitio y sin cruzarse, toros descastados. Ese al que le gustan los toreros machos y encimistas. Curro y Paula fueron quienes fueron en Madrid gracias a la afición insobornable del 7 y de parte del 6 y el 8.

  • Suelo leer cosas de esa gente cíclicamente, gracias, quizá, a un amigo medio jipi que tuve de joven y siempre me andaba taladrando entre petardo y petardo con los Merry Pranksters, Kesey y su lisérgico viaje en autocar que retrató el taimado Tom Wolfe en La gaseosa del ácido eléctrico. Ando, pues, enfrascado estas semanas con algunas cosas, unas bastante más interesantes que otras, relacionadas con la generación beat. Varios descartes antes de las primeras veinte páginas, algunos de los cuales han ido directamente a la basura. Entre las más destacables citaría, en algunos capítulos concretos, el Off the road (veinte años con Cassady, Kerouack y Ginsberg de Carolyn Cassidy. (Y si acoto, bien a propósito, ese en algunos pasajes es porque, al igual que sucede por ejemplo en los despiadados ajustes de cuentas que editaron en forma de libro la hija y la amante de Salinger, Margaret Salinger y Joyce Maynard, en realidad lo único que nos importa de sus obras es todo aquello relacionado directamente con nuestros “héroes” literarios; mientras que su propia peripecia personal, a la que lógicamente dedican las tres un número desmedido de páginas, nos trae, lamentablemente, sin el menor cuidado).

    Más destacable, empero, es un libro de entrevistas de Jean-François Duval titulado Kerouac y la generación beat. Capítulos como “Kerouac, el running Proust“; “Un brunch en casa de Allen Ginsberg”; “Atardecer en Beberly Hills con Timoty Leary” o “Un porro en el desierto con Ken Kesey” ya dan la medida de lo que nos vamos a encontrar.

    Buen material en su mayor parte. Y de primerísima mano.

    Parte de la conversación con Ginsberg –y esto le gustará a monsieur Perro– la dedica a reivindicar, unos cuantos años antes de la polémica del Nobel, la figura de Dylan como el mejor poeta americano de la segunda mitad del siglo XX. También, como Perro, cita a Homero y a los trobadores provenzales (juglares en palabras de el autor-estrella vasco).

    Demasiada benzedrina para el cerebro del pobre Allen, supongo.

    Les recomiendo el libro, por si a alguien le interesa aquella gente tan heterogénea y trascendental, tanto vital como creativamente y que resultaría decisiva para la generación que los relevaría en los 60 y, sobre todo, para la historia con mayúsculas de la literatura norteamericana.

    Bueno, pues al terminar la entrevista he recordado esa extraña, magnética canción donde se fundieron por primera y única vez la poesía beat con el punk ingles. La verdad, hasta casi diez años después de comprar el disco no supe que el propio Ginsberg era el rapsoda que recitaba la canción.

    He corrido, claro, a rescatar el Ghetto Defendant.

    Es buenísima.

    Las imágenes del vídeo, si la memoria no me traiciona –que no me traiciona–, son de la película Rude Boy, rodada en los tiempos y el lugar en el que muchos de los adolescentes como nosotros soñábamos: ya que no con la revolución de aquellos plastas de mayo del 68, sí por lo menos con una demolición al viejo estilo de todos aquellos viejos viejos viejos valores obsoletos.

    Todo, por supuesto, quedó en nada. Un desfile de chupas negras durante tres años y poco, muy poco más.

  • Siempre digo que me gustaría escribir letras de tango y críticas taurinas. El tango lo bailo con una cierta soltura pero las letras me salen ridículas, qué le voy a hacer. De toros sólo sé decir “desecho de tienta y cerrado” que queda de puta madre, me parece a mí, pero no veo por dónde darle continuidad.
    Lo de Perro es estupendo, da para una edición ilustrada, como las de el Principito pero en cínico, uséase como el Príncipe con estampas. Voto por animar al editor a que se ponga a ello inmediatamente.
    A mí, modestamente, me pasó una cosa parecida pero más delirante. Hice una tarde aburrida un vídeo educativo sobre cómo subir una escalera con el texto de Cortázar. Lo subí al YouTube y no lo vio ni Dios. Unos meses más tarde me escribió una doctoranda de filología española de la Universidad de Pelotas, en Brasil, pidiendo permiso para usarlo en su examen. Al parecer tenía que dar una clase a unos alumnos estando presente el tribunal y quería usar mi vídeo como material. Algo de las oraciones subordinadas o el objeto directo o yo qué sé. A mí lo de Pelotas me pareció un cachondeo y el resto de la historia también, pero era todo cierto. Existe Pelotas, hay una universidad y la individua salía en la web de la universidad con el mail con el que me escribía. No se puede uno fiar de nadie. Yo estaba convencido de que era un cachondeo de algún conocido y estaba ilusionado y motivado para descubrir el engaño y devolverle la pelota con fuerza. Le di el permiso que me pedía y mis bendiciones y que me dijera si aprobaba o no, que quedaba ansioso. Me agradeció profusamente en un castellano muy bueno, lo cual dadas las circunstancias no me extrañó porque Pelotas está muy al lado de Uruguay y allí hay buen castellano si hemos de fiar en las letras de los tangos, pero nunca me devolvió el feedback de su aprobado o suspenso.

  • Pirate hace una retransmisión de la corrida de izquierdas, torista, eso está ya muy visto.
    A los que somos del bajo del 10 todo nos parece bien, gustamos aplaudirlo todo, especialmente a nuestra familia Real.

  • ¡Uy, que entra mi antiguo pretendiente Peluchín, el Milli Vanilli de los blogs y hombre valiente donde los haya. Supongo que la diferencia entre la juventud y la casi vejez es que pasas de enloquecer a bellas damas para obsesionar a viejos chochos plagiarios.

    Chochos de chochez.

    Me voy antes de que me vea.

  • Pedorrine de Morell, o Morel, ya no me recuerdo, era un tía que llegaba a casa y metía cervezas en el freezer o algo así, mas lo peor no era el freezer sino que la cerveza era Bud.

  • AMOR A CATALUÑA
    Mientras Gómez, hombre de triste existencia, visiona pelis de chinorris y lee libros de citas mil veces regurgitadas, el marqués que es hombre de acción vive la vida.
    Abandonado por las mujeres, ésas lagartas, bucea en la noche en solipsista querencia. Se desplaza a La Venta y ordena unos guisantes del Maresme con butifarra y unos caracoles a la llauna. Se obsequia con un Mas La Plana 2011, en generoso homenaje al Panadés.
    Mientras ese hombre de tan triste existencia se apreta unos Doritos con agua de Vichí.
    La Naturaleza, cruel madrastra, reparte cicatera sólo a unos elegidos.

  • Pero, paradojas de la cruel naturaleza, es el grande hombre el que lleva años obsesionado hasta el delirio, incluso mucho antes de que el otro se enterera de su mera existencia, del hombre de la vida triste.

    Es así.

    Luego: algo no me cuadra.

  • MGauss, algunos tenéis muchas lagunas en vuestra educación musical: «Pelotas es un estado de la República de Brasil; mi tío, que es argentino, pasa en Pelotas el mes de abril». He encontrado la versión gallega pero yo me la sé en imperial.

  • Gaussage, ponnos algún vídeo tuyo bailando tangos.

    Había una canción: En Pelotas yo nací, en Pelotas moriré (bis) / Pelotas es un estado que está al oeste de Brasil (bis).

  • En la calle Pelota vivían mis tíos, aquellos que venían a Madrid a putas con la disculpa del Atleti.

  • Por cierto, una cosa es citar y otra muy distinta reproducir verbatim y sin mencionar a su autor el trabajo de otro –ya sea Churchill, un autor de viñetas de tercera o los verdaderos autores de los refritos–, práctica también conocida como fusilar al amanecer o, sencillamente, saquear.

    No quisiera parecer displicente, Peluchín, pero me voy a dormir, que mañana me espera un día duro y triste.

  • Alvaroquinn
    Jueves, 01/06/2017 a las 21:07

    Tiene razón Benítez Reyes cuando dice que el público de Las Ventas (realmente, sólo una parte) hace una función de control. Por fortuna. En los toros se ha movido mucho dinero. Si no hubiese existido una afición que conocía muy bien el percal, que tenía memoria oral desde Pedro Romero hasta Lagartijo y desde los Conde de la Corte hasta los Palha, Las Ventas se hubiera convertido en una plaza de tercera hace muchos años.

    No tiene razón Benítez Reyes cuando dice que la afición protestona e irreverente de ciertos tendidos altos, gradas y andanadas de sol insulta, ni mucho menos se lía a puñetazos. En los cuarenta años que llevo viendo toros, la mayoría de ellos desde el tendido alto del 7, el mayor insulto más grueso que he oído hacia el presidente ha sido “payaso”. Más frecuente es que se le llame “individuo”. Y hay quien se limita a sacarse la entrada del bolsillo de la camisa y ondearlo con la izquierda como si fuese un pañuelo, mientras que con la derecha los dedos se mueven como si quisieran prender algo, por ejemplo el dinero de los espectadores. El comentario más habitual hacia un torero de segunda que trampea es el lapidario: “Niño, a lo negro“. Hacia una figura engreída y ventajista, silbidos, abucheos y conminaciones a torear en Mijas.

    En comparación con la afición futbolera, la afición taurina de Las Ventas es, aunque intransigente con las chotas impropias de una plaza de primera, con las figuritas que vienen a llevárselo crudo, con los picadores carniceros o con los que ponen una vara en el mundo, con la presidencia que no hace cumplir el reglamento, exquisita.

    Por otro lado, lo que Benítez Reyes llama la función policial del público es consustancial a este espectáculo. No conozco ninguno en que el público haga las veces de árbitro. Como usted sabrá, es el público quien da las orejas, quien pide la vuelta al ruedo del matador (o del toro), quien obliga a salir al tercio a los banderilleros o a saludar con el castoreño a los picadores que han hecho bien su trabajo, y quien puede solicitar el indulto de un toro.

    Los toros son, en definitiva, lo más parecido a la tragedia griega que nos queda, con su héroe, su destino y su coro. Y sí, el coro es el público, y el de Las Ventas el gran coro, el de Edipo rey.

  • Gómez, nuestra Terelu, tu incuria profesional sumada a una ignorancia paladina sobre las reglas del funcionamiento del Science Citation Index, te lleva a un ridículo espantoso.
    Eres una pantomima viviente.
    ¿Has pensado en ponerte a estudiar para salir del marasmo mental en que te encuentras?

  • Venga, las galletas, una tila y a dormir, que un día te vas a quedar tieso de un chungo. Venga, mañana más, Milli Vanilli. Será por años…

  • Pirata Jenny
    aunque sea con intermitencias.

    ¿Acaso hay otra forma? Lo demás es vicio.

    ***

    “Capa”. Tenéis unas mentes muy extrañas.

    ***
    Eso que cuenta Gómez de ver en el cine a Bruce Lee, a Stallone en Rocky, y salir corriendo al gimnasio, me hizo recordar mi decisión de estudiar ruso.

  • Si la final de la Champions es en Cardiff, ¿porqué no podría ser en el nuevo San Mamés? Es el estadio, por ubicación y arquitectura, mejor de Europa. Y a la salida, a pie, se puede ir a cenar de categoría.

  • Hoy día festivo… también lluvioso ‘invita’ a ciertos pensamientos, por ejemplo me puse a efectuar una reflexión breve sobre algunos aspectos a los que se refiere la ‘crisis individual de la persona’ que se encuentra sometida a una situación social como la que vivimos en la actualidad ¿Puede el ser humano vivir en un estado de inseguridad permanente? hasta donde pueden resignarse por unos ingresos?

    Hay otra variante de la depresión competitiva que se incorpora, ésta ha sido una fórmula indirecta para extinguir la familia de clase media tal como la hemos entendido, es decir, la familia tradicional, mediante el argumento reivindicativo del feminismo (justo ) por otra parte, la independencia de la mujer para ponerse en igualdad con el hombre a la hora de competir en el mercado laboral han sido posibles, insisto, todo ello de acuerdo con la desestructuración de la familia tradicional.

    Cabe preguntarse la confianza que se puede tener en una sociedad que niega el trabajo, una remuneración adecuada, la sanidad, educación, acceso a la vivienda, seguridad y que cada vez dificulta más una alimentación necesaria junto con la falta de información y cultura, falta de justicia, solidaridad y un largo e innumerable etc. Cabe preguntarse cuánto tiempo podrá mantener el sistema, debido al aumento del número de parados y ante el estancamiento del nivel de vida de los que en la actualidad están trabajando.

    Y si todo este proceso de globalización – por parte de las multinacionales – tuviera como finalidad sustituir los consumidores saturados de productos de los países desarrollados, por consumidores de países menos desarrollados.

    La base del capitalismo fue que el trabajador ganara suficiente y durante tiempo, para que se transformará en lo que se llamó la ‘sociedad de consumo’ las clases altas tienen un poder adquisitivo de consumo importante, aunque no representa un alto porcentaje en la facturación de las empresas. El gran mercado está formado por millones de consumidores anónimos que no son los ricos sino son operarios, administrativos, funcionarios, pequeñas empresas, pensionistas y finalmente aquellos que deben utilizar para subsistir la tarjeta de crédito. Se trataba de dar trabajo ingreso a la mayor parte de la población para que la misma consumiera todo lo que producía las empresas, si bien llegó un momento que los altos costos de la mano de obra, la interferencia de los sindicatos, la inflexibilidad laboral y la competencia de empresas instaladas • ladas en regiones de menor coste llevar a las empresas a desarmar este esquema.

    Si todas estas hipótesis son correctas el tema no tiene retorno, para los trabajadores de los países desarrollados será un drama sin final, por más que las empresas se flexibilicen no volverán a su antigua posición, estas mismas hipótesis han contribuido a que haya trabajadores baratos y consumidores ansiosos. Es cierto que la mentira en la que estamos viviendo nos la comunican poco a poco, debido a que no consiguen compaginar la idea y el pensamiento con la coherencia y honestidad

    Por muy bajo que sea el coste de producción en los países desarrollados, poco podrán exportar a los países en desarrollo, sus habitantes no tienen poder adquisitivo y de eso se trata, de trabajo con las mínimas remuneraciones a millones de nuevos consumidores, los nuevos “tontos útiles” del capitalismo a nivel (global). Se debe mencionar países como China, India y África etc. en la que hay miles de millones de habitantes que representan (nuevos consumidores).

    Visto el impacto humano de la globalización, podríamos asegurar que hay un col • lectivo importante de millones de seres humanos que se les podría considerar ‘víctimas’ de este sistema que inicialmente fue vendido como una mejora para un mundo global ya finalizado, ofreciendo una vida de precariedad pobreza y miseria para todos los seres humanos, obviamente efectos no deseados, aunque responsablemente tolerados respecto al mercado global actual.

  • MAR dice algunas cosas en su comentario de ayer que no deberían pasarse por alto :

    ¿Puede el ser humano vivir en un estado de inseguridad permanente?

    Sea o no buscado, yo tampoco creo las conspiraciones universales, es un hecho que se está produciendo. Cierto es que solo lo percibimos claramente los que lo hemos sufrido en nuestras carnes. Todavía quedan muchos, protegidos por empleos tipo funcionariales, que se resisten a pensar que también les alcanzará a ellos.

  • Zeppi no debemos preguntarnos sobre el ser humano puede vivir en inseguridad permanente, por qué ha vivido y sigue haciéndolo así. Quizás ahora con alguna incertidumbre menos y bastantes más certezas. Pero cuando los humanos vivimos en seguridad alta, muchos se aburren y tratan de encontrar riesgos suplementarios.

  • Si yo no digo que sea bueno o malo. Digo que es cierto, y que representa un cambio respecto a una situación anterior de cierta estabilidad. Y que tendrá consecuencias.